Rol Digimon Dimension FINAL COMPLETO

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

mimi_sakura

Dama Oscura
Registrado
19 Mar 2007
Mensajes
885
Calificación de reacciones
489
Puntos
700


Le había fallado y el más que nadie lo sabia, en tan solo breves minutos, cuando pensó que todo había acabado por completo en un final feliz, en un abrir y cerrar de ojos le habían vuelto a quitar lo que más preciado en su vida, aprieta con fuerza sus puños se sentía tan impotente al no haber podido detener a Ladydevimon al llevársela a Ella y a su hermano. Incluso no había ningún rastro, ni Wizardmon, ni Sorcerymon, habían podido dar con el escondite de Phelesmon pareciera como si hubiesen desaparecido de su mundo o si la tierra se los hubiera tragado.

Su mirada puesta fuera de la ventana en sus jardines se encontraban reunidos Impmon, Hawkmon y Wizardmon, que conversaban entre ellos, incluso los digimon no había tomado represaría contra él, ante la decisión que había tomado ya que estaba seguro que les había fallado inclusive a ellos ante la protección de su princesa.

Da un golpe a la pared con fuerza para sentir el ardor en sus nudillos tampoco se iba dejar vencer tarde o temprano tenía la idea que Phelesmon iba dar la cara, aunque no sabia cuando o en que momento, ya que había pasado más de una semana que no había ataques de digimons por la ciudad. Ninguno sabia cual era el plan de Phelesmon, sus tres grandes generales habían sido vencidos por ellos, solo esperaban al enfrentamiento final, pero sabía que las consecuencias podía ser mayores.

- Janick...

El joven nombrado gira sobre sus talones para enfocar toda su atención en su hermana que lentamente se adentra a la habitación con un semblante algo apagado, incluso ella estaba triste al haber tenido que ceder en entregar a su amiga

- Luis me llamo dice que viene en camino con Rosemary y Shini -dice la joven fijando su mirada hacia otro punto- también vendrán Alex y Madison, vaya aun no asimilo volver a tenerlos en el grupo -dice la chica con una media sonrisa en sus labios- Wizardmon dice que necesita que todos estemos juntos

- de acuerdo...-dice el joven de cabellos oscuros para volver su mirada hacia la ventana- esperemos a los demás


...

El chico de cabellos vino mantenía sus manos detrás de su nuca mientras caminaba junto con la chica de cabellos blancos y el rubio, ambos permanecían sin siquiera querer comenzar una amena conversación algo que lograba aburrir a Shini, este deja escapar un suspiro para atreverse en tomar la iniciativa de romper el silencio en ellos.

- oigan... por cierto... no es genial saber que al menos tenemos más ayuda -agrega este- ahora han aparecido dos elegidos anteriores

- tienes razón -agrega Rosemary con una sonrisa- pero parece siento que esos dos chicos son algo reservados

- Alex y Madison han pasado por mucho -habla el rubio con vista al frente- les costará un poco acoplarse después de haberse separado del grupo, pero lo importante es que han vuelto para terminar con la misión que es derrotar a Phelesmon

- supongo que eso nos da ventaja para poder derrotar a Phelesmon -agrega Shini despreocupadamente

- no se confíen -habla desde el digivice Agumon- Phelesmon no es igual que los tres generales

- es cierto -habla esta vez Gabumon- nuestra primera batalla pensamos que todo lo teníamos ganado, pero al final nos equivocamos y al final el sacrificio de nuestros elegidos fue en vano, el tuvo el poder de regresar para poder usar el templo del tiempo para atravesar las dimensiones y venir a este mundo

- como ya saben, nuestro mundo fue destruido por completo a causa de la ambición que ha tenido Phelesmon -esta vez habla Commandramon- las bestias sagradas enviaron a los últimos digimons que quedaban al mundo humano, por tal nosotros hemos convivido por tiempo en el mundo humano, el reino de la princesa fue quienes nos acogieron sin pensarlo, así fue que poco a poco los humanos nos empezaron aceptarnos, pero a causa de que Phelesmon quería el dominio por completo de nuestro segundo hogar decidió iniciar una larga guerra, en el cual se perdió muchas vidas inocentes tanto de seres humanos como de digimons

Silencio por parte de los tres elegidos, que permanecían escuchando la historia de los digimons, comprendiendo por la cual ellos (digimons- celes) se encontraban en su mundo, no querían que otro mundo desapareciera y personas inocentes perdieran su vida por la ambición de aquel digimon que no tenía misericordia ante nadie.


...

Reconocía que se había equivocado, pero aun no tenía nada de confianza contra aquellos que estaban acompañando a su hermanita -los elegidos- sus ojos azulados permanecen serios para alzar su mirada hacia el sitio donde observa un pequeño hoyo en donde había poca luz que atravesaba aquel sitio. Coloca una mano sobre su rostro esbozando una leve sonrisa sobre ellos para apretar con fuerza sus puños

- perdoname... hermana.

Sus ojos verdes se clavan hacia el callado chico para esboza una sonrisa en sus labios comprendiendo lo muy arrepentido que se encontraba su hermano mayor sobre todo porque reconocía que había hecho mal, pero en realidad no era culpa de él, sino más bien del mismo Phelesmon que lo había capturado de pequeño e implantarles memorias falsas para así retenerlo lo posible para su beneficio

- no tienes porque pedir perdón -responde la chica de cabellos cortos castaños para levantarse por completo y acercársele al chico- no tienes la culpa de nada

El peliplateado alza su mirada para ver la sonrisa y la mirada llena de amor de su hermana hacia él para sentirse mucho más arrepentido de muchas cosas que al final pensaba que estaba haciendo bien, pero sin duda todo estaba siendo manejado por Phelesmon, quién ahora los retenía a ambos. Baja su mirada cubriendo su rostro bajo sus flecos

- le prometí a mamá que te iba a cuidar y proteger, pero le falle.

Los ojos de la joven se abren por completo para dedicarse en mantener silencio dejando que su hermano se sincera por completo con ella, hacia mucho tiempo que él, ni ella estaban juntos y ese tiempo perdido, quería al menos recuperarlo.

- claro que no! lo estás haciendo ahora mismo -dice ella con tono suave y delicado.

- vaya hermano mayor -dice con sorna de sarcasmo con mirada a otro punto- fui manejado como una marioneta, por el mismo Phelesmon

- hermano...

- incluso hubiera preferido haber muerto en esa estúpida batalla -agrega este con tono seco- entonces... no hubieras estado aquí... y...

La castaña por su parte se arrodilla para encarar a su hermano mayor y darle un fuerte golpe en la mejilla al chico para llevarse sus manos a su boca, ella no era de ese tipo de persona que hacia las cosas impulsivamente. El chico abre sus ojos con tal sorpresa para lentamente fijar su atención en la castaña que nota como bajan levemente lagrimas de los ojos de ella.


...

- un último elegido! -exclama Nancy que estaba sentada junto con Rosemary- que no se supone que el hermano de Celes es el elegido que nos faltaba

Negación por parte de Wizardmon.

- recorde que hay un emblema entre ustedes no ha despertado -agrega el digimon seriamente- este emblema es al que Phelesmon teme por completo ya que es el centro de todos los emblemas para poder vencerlo

- ¿de que emblemas hablas? -cuestiona Shini

- el emblema de la luz

Es la respuesta de Wizardmon seriamente que fija toda su atención en los elegidos principalmente de los digimons que estaban consciente a cual emblema se refería el hechicero.



Ojo:

Commandramon les explico la historia del mundo de ellos y como este desapareció, por tal no existe digimundo en el mundo de los elegidos, así que, para que lo tengan bien entendido, ellos luchan para que el mundo de los elegidos no sea destruido y gobernado por Phelesmon, espero estén claro en esto.


[MENTION=295724]Kyo de Geminis[/MENTION]
[MENTION=374652]Luigi Yagami[/MENTION]
[MENTION=1000998]Rozenkristall[/MENTION]
[MENTION=1026382]Makoto Ayame[/MENTION]

Bienvenidos de nuevo al rol muchachos:
[MENTION=502959]Fayette[/MENTION]
[MENTION=367807]Dark Alexyz[/MENTION]
 
  • Me gusta
Reacciones: Nancy wilson
Registrado
3 Oct 2011
Mensajes
270
Calificación de reacciones
119
Puntos
50
Edad
29
:v separo post
porque no quiero que el pasado de verga arruine el momento cursimeloso(?)-
 

Fenix oscuro
Registrado
14 Jul 2008
Mensajes
486
Calificación de reacciones
3
Puntos
200
permanecía recostado, su vista hacia el techo,

mientras tanto Nancy, con la mirada baja, estaba en la cocina preparando algo, al terminar de cocinar se dirige a la mesa, una de las sillas estaba desacomodada, en un breve instante imagina a la chica en ese asiento, sonríendole, suelta una lagrima inclinando la vista,

Era observada por HAwkmon, quien permanece triste, en la sala, Wizadmon se mostraba deprimido, cando oye el toque del timbre, Nancy asoma la cabeza fuera de la cocina - Wizardmon, deben ser los chicos, ve abrirles por favor

el digimon asiente, levantándose y se dirige a la puerta, al abrir esta, se trata de Luis y Rosy, de igual manera permanecen tristes

- los demás? - pregunta Luis apagado

- ellos vendrán, ustedes tranquilos - les da paso hacia la sala, los 2 se sientan en el sillón doble,

de la cocina Sale Nancy - chicos - se acerca, los 2 se ponen de pié y la saludan, la chica saca un banquito y toma asiento, de igual manera ellos

- dónde están los otros - pregunta Rosemary viendo de lado a lado la sala

- llamé a Madison y a Alex, ellos vienen para aquí, Shini tambien

- y tu hermano... - sigue la chica

- bueno... - mira triste hacia otro punto - el no ha querido salir de su cuarto - responde

- debió ser muy duro para el entregar a la princesa - dice la chica de cabello blanco no queriendo recordar los ucedido, entonces tocan a la puerta, Nancy se levanta y se dirige a la entrada, se trata de Shini, quien entra y saluda a todos, toma asiento en el sillón triple

Nancy toma la palabra - en lo que esperamos a los otros...- mira a cada uno - escuchen bien ... creo que mi hermano piensa que debemos dar el golpe final en la siguiente batalla - dice llamando la atención de cada uno, los 3 chicos la miran confundidos, y suena el timbre, dando la llegada de los 2 ultimos, quienes toman asiento en el sillón doble

Wizardmon también está presente - como ya oyeron, parece que pronto daremos el ultimo golpe, ya no queda ninguno de los 3 generales de Phellesmon, aunque a decir verdad, presiento que Ladydevimon tiene algo preparado - comienza a sospechar

- debemos estar listos para entonces, no creen? - pregunta Alex tomando la iniciativa

Luis lo mira fijamente - pero no sabemos donde se esconde Phellesmon, así como vamos a dar con él? - pregunta

- el vendrá a atacarnos - responde Janick bajando las escaleras lentamente o nos buscará - toma asiento en el sillón de una persona

- vaya, miren quien decidió bajar las escaleras - sonríe Alex al ver a su amigo, -

Janick se pone serio - ya lo oyeron todo, debemos dar el último golpe cuanto antes

( poniendolos en circulo están acomodados ( Janick-nancy- Luis, Rosemary, Shini, Madison, y Alex)

todos ellos unan sus manos en el centro, cada uno afirma con la cabeza, es hora de dar el golpe final,

- será en este momento? - pregunta Alex

- no - Janick sonríe - y se levanta - escuchen -va mirando a cada uno - por ahora diviertanse - seda la media vuelta

- espera.... como que diviertanse? - Luis se sobresalta al escuchar las palabras tan directas de Janick

- estas alturas de la batalla, debemos estar dispuestos a pagar cualquier costo - son las frias palabras del chic, epro esa reunión entre lso amigos seguía

Phellesmon solo los observaba - muero por cobrar ese precio - ríe maleficamente
______________________________________________
solo diviertanse antes de la batallla final [MENTION=130440]mimi_sakura[/MENTION] [MENTION=374652]Luigi Yagami[/MENTION] [MENTION=367807]Dark Alexyz[/MENTION] [MENTION=502959]Fayette[/MENTION] [MENTION=1000998]Rozenkristall[/MENTION] [MENTION=1026382]Makoto Ayame[/MENTION] alguien
 

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi
Registrado
28 Mar 2009
Mensajes
10,612
Calificación de reacciones
2,795
Puntos
1,550
- espera.... como que diviertanse? - Luis se sobresalta al escuchar las palabras tan directas de Janick

- estas alturas de la batalla, debemos estar dispuestos a pagar cualquier costo - son las frias palabras del chic, epro esa reunión entre lso amigos seguía
-“¿Divertirse eh?”-pensó Luis soltando un enorme suspiro en aquel banquillo de aquel festival que estaba siendo celebrado, sus ojos examinaban a los trausentes que caminaban por aquel nocturno festival clásico, una mirada llena de calma se posaba en el cielo estrellado mientras esperaba a su acompañante.

-¿Estas seguro de lo que haras?-pregunto Agumon curioso dentro del digivice del rubio-recuerda que lo que quieres hacer es algo serio-termino de hablar el reptil amarillo con una ligera sonrisa en su cara.

-Janick tiene razón…no sabemos que pasara en esta última batalla…al menos quiero dejar las cosas en claro-contesto el rubio cerraba los ojos: iba vestido con un pantalón azul oscuro y una camisa de vestir de manga larga en color negro, por comodidad llevaba las faldas afuera y sacaba su teléfono revisando sus mensajes.

-No te estreses “Romeo”-se burlo el lagarto digital de su elegido el cual solo empezaba a girar su digivice de la corra que le habia colocado-¡PU-….TO!-grito a duras penas el digimon mientras que el Yagami se levantaba de su asiento y fruncia el seño.
-Le dije que nos viéramos aquí-comento suspirandp y masajeandoce las sienes-no creo que tenga tan mala suerte de que la pasara algo camino aquí…o que aun no este lista-hablo con un tic nervioso el Yagami que por alguna razón estaba un poco paranoico.

-Tu prima si que sabe jugar con tu mente-se burlo el digimon recién recuperado recordando la charla antes de salir del hogar del Yagami.

Flash back

-Entonces….¿tendras una cita?-pregunto la rubia de forma inocente e introduciendo una rebanada de pizza en su boca.

-No es una cita, solo iremos al festival…es todo-contesto el rubio que se lavaba los dientes a lo cual Agumon y Hikari reian-¿Qué?

-Sabes…cuando un chico sale con una chica que le gusta…se llama cita-hablo burlona Hikari que reia al ver la cara de “procesando palabras” que colocaba su primo.

-Oh-contesto el rubio que de pronto ponía una expresión de terror-¡POR QUE MIERDADIJIERON ESO!-grito palido y corriendo en círculos-¡COMO PUTAS SE SUPONE QUE DEBO ACUTAR AHORA!

Fin flash back

-Urusai-callo Luis con molestia al digital monster mientras esperaba Rosemary

Meh… [MENTION=367807]Dark Alexyz[/MENTION] perdón, pero ya habis durado mucho para editar =/ [MENTION=1000998]Rozenkristall[/MENTION]….manda a Rosy y no me jodas en un buen rato ahora(¿)
 

Dark Alexyz

El Príncipe de la Dulce Pena
Registrado
3 Mar 2009
Mensajes
1,284
Calificación de reacciones
126
Puntos
400
Perdonen mi tardanza pero digamos que le fin de semana no tuve mucho tiempo para postear y bueno en fin, aqui cuelgo mi conti
*************************************************************

El Pelinegro se encontraba serio ante lo que había dicho Janick, era cierto que todos necesitaban un tiempo de descansó pero él sabía que no era momento para eso, Janick noto lo pensativo que se encontraba este, Alex siempre había sido alguien muy serio pero ahora era diferente.

- ¿Ocurre algo amargado? – pregunto ante la rara actitud del mexicano
- No es nada Janick, pienso que es una excelente idea para despejar nuestras mentes – comento con una semi sonrisa pero Janick no estaba totalmente convencido del todo.

Poco después Alex se encontraba en el patio tomando algo de aire fresco aun pensativo sin darse cuenta que Janick va donde se encontraba

- Dime Alex ¿Qué sucede? – comento en un tono serio
- Ya te lo dije, no es nada
- Alex te conozco a la perfección, estuviste ausente mucho tiempo en no sé dónde mientras nosotros no enfrentábamos a los generales de caos y ahora que al fin vuelves de la nada estando a punto de librar la batalla más grande y peligrosa dices que no pasa nada – replico el peliblanco sin quitarle el ojo de encima al mexicano – te conozco a la perfección Alex, ¿Qué está sucediendo?

Alex sabía que no podía ocultarlo por más tiempo, la verdad no quería echar a perder la diversión de los demás pero si no le contaba a Janick lo que vio era probable que esos fueran sus últimos días.

- Escúchame Janick lo que voy a contarte nadie más lo sabe- comento mientras miraba a su amigo a los ojos – ocurrió después de la batalla con Astamon, encontré un portal el cual me llevaba a un lugar que ni siquiera en mis pesadillas había podido imaginar, era arriesgado pero logre ver como madison entraba a aquel lugar y no tuve otra opción más que seguirla

===========Flash Back===========
El Pelinegro miraba como la portadora de la bondad caminaba directo hacia aquel portal, por más que el intentaba llamarle ella no prestaba la mínima atención, estaba en trance. Finalmente ella entro en aquel portal, tenía que pensar rápido y hacerlo ahora cuando noto que el portal se estaba cerrando poco a poco.

- ¡Maldición! – grito el pelinegro corriendo hacia el portal pero es detenido por el dinosaurio que tenía al lado
- ¡NO vallas Alex!, ese portal te llevara a la Zona Oscura y una vez ahí dentro no hay forma de salir – comento el dinosaurio preocupado por lo que iría a hacer su compañero

Alex miro por unos momentos a su amigo para luego mirar nuevamente el portal el cual estaba a punto de cerrarse, finalmente tomo una decisión

- Lo siento Agumon pero Madison ahora me necesita, no te preocupes por mí ya luego encontraremos la forma de escapar, ahora por el momento hazme el favor de quedarte aquí a ayudar al resto, ellos te necesitaran más a ti.
- Alex no sigas
- Hasta luego amigo – fue lo último que dijo Alex con una semi sonrisa en el rostro para luego abrirse carrera hacia aquel portal entrando en el último segundo.

Agumon se encontraba atónito de lo que había sucedido, no podía creer que en verdad lo haya hecho, lo más importante ¿Cómo iba a comentárselo a los demás?
Unos momentos después el pelinegro yacía inconsciente en lo que parecía ser la orilla de un gigantesco mar. Alex fue abriendo sus ojos poco a poco recuperando la conciencia, hecho un vistazo alrededor si saber dónde demonios se encontraba en esos momentos.
El cielo se encontraba cubierto totalmente de nubes negras y había una espesa niebla cubriendo la mayor parte de la atmosfera, era un lugar frio y oscuro sin ningún rastro de luz, con el simple hecho de mirar aquel lugar provocaba que cualquier persona sacara sus más oscuros sentimientos.
Miro por unos momentos el lugar cuando logra ver algo brillante tirado en el suelo; al acercarse a ver de qué se trataba descubrió que era la medalla que le había regalado a madison, era probable que ella no se encontrara lejos, la guardo en su bolsillo junto a su emblema para empezar su búsqueda.
La búsqueda de Alex se estaba haciendo demasiado larga, llevaba meses en aquel mundo los recursos eran muy escasos, afortunadamente gracias al ingenio del pelinegro logro salir adelante, pero aun no lograba dar con madison, prácticamente ya comenzaba a darse por vencido, cuando entonces lo vio; a lo lejos se encontraba una gran estructura parecida a un castillo. No sabía que pero algo lo impulso a seguir adelante, el castillo estaba custodiado por todas partes de digimon oscuros, prácticamente era imposible entrar sin ser detectado, pero nada impediría que Alex prosiguiera con su camino.
Después de pensar un rato al fin logro entrar sin ser detectado, pero aún tenía que burlar a varios de los guardias que se encontraban en los pasillos, de pronto escucho llegar a alguien, sin Agumon con él una batalla directa resultaría ser inútil por lo que decidió ocultarse de los guardias que venían.

- Nunca pasa nada en este lugar, no sé por qué el señor Phelesmon insiste en que hagamos guardia – comento uno de los bakemon siendo callado inmediatamente por su compañero
- Cierra la boca si quieres conservar tu vida, recuerda que jamás hay que cuestionar sus órdenes. Por cierto ¿ya fuiste a alimentar al prisionero que tenemos en el calabozo?
- Aun no, en unos momentos iré con él, no entiendo por qué el amo insiste en mantenerlo con vida
- Porque él tiene una gran fuerza, y el amo lo quiere de nuestro lado, imagínate si llegara a aliarse con esos mocosos de la tierra sería una gran obstáculo para el amo
- Bueno, bueno, mejor iré a ver como se encuentra.

Alex había escuchado todo de lo que hablaban, pensó que probablemente tuvieran a Madison prisionera en este lugar, pero lo que realmente le sorprendió era saber a quién le pertenecía este castillo, ahora sabía que tenía que ser más cauteloso y tratar de no llamar la atención o de lo contrario sus días estarían contados.
Logro seguir con éxito al par de bakemon hasta el subsuelo del castillo

- Excelente lugar para un calabozo – se dijo a si mismo mientras miraba aquella oscura mazmorra

Empezó a caminar tratando de no ser descubierto cuando llego donde se encontraban los bakemon, trato de no hacer ruido y espero a que ambos se marcharan. No paso mucho tiempo cuando ambos al fin se marcharon, Alex no perdió tiempo y se dirigió hacia aquella celda esperando encontrar a Madison en ella, pero en cuanto llego se encontró con otra persona

- ¡Wizardmon! – comento el pelinegro sorprendido al ver quien se encontraba en la celda
- Parece que me confundes, mi nombre es Sorcerimon y soy uno de los caballeros de la corte real - comento el hechicero el cual se encontraba débil
- Celes me conto un poco de eso, los caballeros reales son los digimon más fuertes que hay y son los encargados de protegerlos
- A si lo era, hasta que Phelesmon acabo con cada uno de nosotros – lo dicho por el hechicero dejo perplejo al mexicano – yo fui el único sobreviviente
- No puedo creerlo, como es posible que Phelesmon haya podido acabar tan fácil con los caballeros reales
- Créeme portador del destino, la fuerza de ese demonio es tan inmensa, solamente ustedes pueden lograr detenerlo
- ¿Cómo demonios sabes quién soy? – pregunto el pelinegro sorprendido
- Puedo leer la mente de los demás al igual que Wizardmon, por cierto perdón por no ser quien esperabas, pero si tu amiga está aquí solamente ella misma puede tener la fuerza para salir de este lugar
- Ya veo, bueno será mejor que escapemos de aquí antes de que algo suceda – comento el pelinegro mientras inspeccionaba la celda en la que se encontraba el hechicero

Noto que era una celda muy antigua, incluso si Sorcerimon no estuviera tan débil él podría escapar sin problemas. Tomo una tabla para usarla de palanca y así lograr liberar a Sorcerimon, este se encontraba agradecido con el pelinegro

- Te has ganado mi eterna gratitud, para demostrarle te acompañare en todo lo que necesites y te ayudare a salir de este lugar
- ¿entonces sabes cómo puedo regresar con mis amigos?
- De la misma forma que entraste aquí, en algún lugar del castillo hay un portal el cual te llevara de nuevo a la tierra, así es como Phelesmon ha estado enviado a su ejército a atacar tu mundo
- Ya veo, ¿tienes idea de donde se encuentra?
- No he estado encerrado en esta celda en vano, conozco a la perfección todos los planes de Phelesmon, incluso cada ubicación de este castillo
- Vale, entonces vámonos

Ambos salieron de aquellas mazmorras, tenían que encontrar aquel portal y gracias a la magia de Sorcerimon ahora podían pasar desapercibidos de los guardias, de pronto escucharon algo dentro de una de las habitaciones, Alex intento echar un vistazo para saber de qué se trataba encontrando dentro de ella al mismo Phelesmon, no sabía por qué pero en esos momentos Alex sintió un escalofrió dentro de sí, sentía como la piel se le erizaba, era la primera vez que el mexicano sentía terror de esa forma, no podía imaginarse la tremenda fuerza que podría llegar a tener aquel demonio, pero por lo que dijo Sorcerimon sabía que tenía el suficiente poder como para acabar con cada uno de ellos sin ningún esfuerzo, Alex sabía que necesitaba hacerse más fuerte de alguna forma o de lo contrario será incapaz de detenerlo.

- Así que esos mocosos lograron derrotar a dos de mis generales – comento aquel digimon en un tono furioso – más vale que Chaos Greymon no me falle, o de lo contrario yo mismo tendré que encargarme de ellos
- Pero señor – comento la lilithmon que se encontraba con el – usted aun no recupera por completo sus fuerzas, además no creo que necesite manchar sus manos con la sangre de esos mortales
- No necesito de todas mis fuerzas para poder derrotarlos, recuerda lo que le paso a los Caballeros Reales, a comparación de ellos los elegidos no son más que simples cucarachas – se levantó de su asiento dirigiéndose al centro del cuarto donde se abrió un portal del cual observaba cada movimiento de los elegidos – tal vez puedan acabar con mis generales, pero si piensan que tienen alguna oportunidad conmigo, en verdad no saben lo que les espera

Alex miraba atentamente todo lo que estaba ocurriendo, aun sentía aquel escalofrió con la simple presencia de Phelesmon, lo más importante, había encontrado el portal que lo llevaría de vuelta con los demás, pero aun no podía marcharse del lugar, aún tenía que encontrar a Madison y era seguro que no se iría sin ella.

- Ese es el portal, tendremos que elegir el momento en que Phelesmon no se encuentre en el lugar para poder regresar a tu mundo
- Lo siento Sorcerimon, pero no me marchare de aquí sin antes encontrar a Madison
- Se lo que sientes Alex- comento el hechicero – pero por más que quieras ayudarla ella tiene que salir de aquí por su propia cuenta, ahora el resto de los elegidos necesitan de tu ayuda

En el fondo Alex sabía que madison necesitaba hacer esto por su cuenta, lanzo un suspiro para esperar pacientes el momento en el cual Podrían llegar al portal sin ser detectados por Phelesmon
=========Fin de flash Back ==========

Cuando Alex termino de contar su relato en la zona oscura Janick se puso muy pensativo, estaba realmente sorprendido de que su compañero haya logrado ver al enemigo y haber salido ileso, jamás imagino que algo lograra atemorizar a Alex, uno de los chicos más frio que lograba conocer. Tal vez el verdadero poder de Phelesmon era más de lo que él podía imaginarse

- Créeme Janick, Phelesmon hará su último golpe pronto, no sé con exactitud cuándo pero tenemos que actuar antes de que recupere por completo sus fuerzas
- ¿entonces que sugieres que hagamos?
- Ustedes han peleado demasiado, en verdad se merecen un pequeño descansó, en cambio yo aún tengo que compensarles con algo todo el tiempo que estuve ausente, es obvio que la fuerza de Dynasmon no es suficiente para poder enfrentar a Phelesmon, así que estaré con el tratando de que aumente su poder
- Entonces mientras nosotros nos divertimos tu estarás llevándote la mejor diversión – comento el peliblanco con una sonrisa
- Si así es como lo vez, por el momento solo descansare un poco antes de iniciar con el entrenamiento, pero no le vendría mal a Dynasmon un compañero con quien entrenar, – comento igualmente con una sonrisa en el rostro
- Tendré que pensarlo, pero no dudes que yo me quedare con los brazos cruzados
- En la situación en las que estamos creo que nadie lo haría – comento el pelinegro marchándose del lugar

Alex ya había tomado una decisión, se disponía a marcharse de ahí cuando logra toparse con madison la cual había escuchado todo lo dicho por el pelinegro, se miraron fijamente el uno al otro sin saber que decir.

- Emm Hola – dijo al fin la chica tratando de no cruzar la mirada con el mexicano – ¿entonces qué es lo que harás? – pregunto curiosa
- Creo que ya lo has escuchado todo – comento el pelinegro para luego buscar algo de su bolsillo y entregárselo a madi – encontré esto mientras me encontraba buscándote – dijo mostrándole la medalla – yo te la di para que te cuidara en todo momento

Madison miro por unos momentos a Alex para luego tomar la medalla, le era imposible creer como después de todo lo que le hizo pasar aun pueda preocuparse por ella.

- ¿Por qué Alex?, desde que te conocí solamente te he traído problemas, los traicione a todos ustedes y aun así aun te sigue preocupando por mi
- Madison no importa lo que haya pasado entre nosotros antes, tú eres muy importante para mí, y no soportaría que algo te sucediera de nuevo

Madison no dijo ni una sola palabra, solamente se quedaba pensativa mientras miraba aquella medalla que tenía en las manos.

- Veo que aun necesitas tiempo para pensar las cosas, será mejor que me marche de una vez

No dijo ni una sola palabra cuando lo vio marcharse, tenía ganas de ir tras él y abrazarlo para desahogarse por completo, pero no podía, lo único que puedo hacer fue soltar una lágrima mientras miraba como el mexicano se alejaba poco a poco.
Mientras tanto el pelinegro caminaba tratando de no mirar atrás, él también tenía deseos de volver con ella, pero sabía a la perfección como se sentía ella por todo lo ocurrido con ellos, de pronto la voz del hechicero sale del digibice del mexicano.

- Estuviste como loco buscándola tanto tiempo y ahora que al fin la encontraste ¿no le dices nada más?
- Es algo complicado Sorcerimon, por ahora será mejor que la deje para que pueda despejar su mente
- Ella te ama Alex – comento el hechicero – pero su propia culpa no deja que se dé cuenta por si misma
- Hablas como si fuera un experto en esto – comento con una semi sonrisa en el rostro para luego cambiarla por una seria - en fin, recuerda que tenemos trabajo que hacer antes de dar el golpe final
****************************************************** [MENTION=502959]Fayette[/MENTION] ya tienes la primera conversacion d emadi y alex despues de tanto tiempo, confio que sepas que postear,, y bueno perdonenme si puse un poco de Phelesmon y el primer contacto, pero como saben tenia que poner algo sobre tanto tiempoq ue alex estubo ausente, espero no les afecte en nada
 

Claire.

Lightning
Registrado
20 Dic 2010
Mensajes
3,659
Calificación de reacciones
976
Puntos
1,750
Se mantuvo de pie y escucho cada paso que él dio alejándose. Apretó la medalla entre su mano y cerró los ojos con fuerza. Escucho el silencio y supo que el se había marchado. Entonces dio la vuelta para observar por donde el sé había ido. No podía creer que después de todo el mexicano aún le dijera que ella era muy importante para él. ¿Por qué tenía que ser tan perfecto y tonto? Se preguntó para sus adentros. Inmediatamente Madison movió su cabeza de un lado al otro. No podía volver a pensar en lo mismo. No podía.

Un digimon se había aprovechado de esa debilidad y no estaba dispuesta a permitirlo de nuevo. Se le había dado una segunda oportunidad para redimirse de sus pecados y haría lo que tenia que hacer. Ella Cumpliría con su misión como elegida. No le faltaría de nuevo al emblema. No le faltaría de nuevo a Lunamon. Y también estaba la princesa Celes, ahora estaba en manos del enemigo y esa chica simplemente no se lo merecía, aunque Madison sabia que había actuado mal, estaba totalmente decidida a traer de vuelta a la princesa y pedirle disculpas por lo que había hecho.

-Madi - la pelivino volteo y observó a su compañera digimon - se que es un momento difícil, pero... Creo que tenemos que hacer lo mismo que Alex y entrenar - la conejita fruncio el ceño- estuvimos mucho tiempo fuera de combate.

-Lo sé - Madison guardo la pequeña medalla en uno de los bolsillos de su pantaloncillo de mezclilla - debemos alcanzar la etapa mega Lunamon - miro hacia la puerta del lugar y escucho la voz de Nancy y de otro chico, ambos reían, pensó en ir y decirles que se marchaba, pero luego lo dudó, a pesar de lo que había dicho Janick ella no tenía nada por lo cual divertirse, se volvió y sacó su digivice- Vámonos Lunamon.

La pequeña inmediatamente se envolvió en luz y se transformó en Lekismon, la Inoue estaba lista para marcharse cuando una voz la detuvo.

-¡Espera! - la portadora del emblema del amor hablo antes de que Madison se marchará. - ¿Tan pronto te vas? - Madison observó a la rubia con algo de vergüenza pero no respondió a la pregunta, después de unos segundos de silencio la chica volvió a hablar - ¿Volverás, verdad? Te necesitamos Madison - eso sonó como una súplica para la Inoue que solo se volteo a verla para darse cuenta que la rubia lloraba - Celes, hay que rescatarla, ese digimon, le hará daño - la chica bajo el rostro para ocultar su angustia, Madison se acercó a ella y le colocó una mano en el hombro, cuando la rubia alzó la mirada Madison la tranquilizó.

-Volveré - le dijo con una media sonrisa - Celes estará a salvo, te lo aseguro. Por ahora, debo entrenar, si no, no seré de ninguna ayuda. Cuida a todos por favor - la rubia la miro notando que había cambiado algo en la pelivino, eso la hizo sentir más serena. Solo observó como la Inoue se alejo, Lekismon la tomó y dando un salto desapareció.

Había encontrado un lugar solitario cerca de allí y Lekismon no tardó en saltar de un lado al otro buscando hacerse más rápida y ágil, de un momento a otro se transformó en Crescemon, elegante y hermosa la luz de la luna la envolvió, Madison la contempló y sonrió, pero rápidamente su rostro cambio a uno más serio, entonces miro su etiqueta y recordó aquella conversación con su propio emblema, le había dicho que dentro de ella había bondad pura, y Madison comprendió que para llegar a la etapa mega debia sacar aquella bondad, entonces suspiró ¿como haría eso? Se dirigió a un árbol cercano y se sentó debajo mientras Crescemon continuaba su entrenamiento.

Inclinó sus rodillos y las envolvió con sus brazos mientras escondía su rostro entre ellas. Se sintió como una pequeña niña, sola, desprotegida, y confundida. No sabía cómo sacar su propia bondad. Y es que no tenía cabeza para pensar en nada. Todo se le había juntado y se le había puesto en frente. Los elegidos, la pelea final, Alex, su propia bondad. Eran demasiadas cosas en las cuales pensar y simplemente no había tiempo. Levanto el rostro levemente.

-Ojala estuvieras aquí - dijo en voz baja, recordó que en las peleas anteriores, Alex siempre estaba allí y ella de algún modo se sentía tranquila, muchas veces había pasado por peligros de parte de digimons que venían al mundo real y el mexicano siempre estaba allí para simplemente lanzarse en frente de ella, y si era necesario sufrir el los daños para salvarla de cualquier cosa que pudiera sucederle. Medio sonrió al recordarlo y hundió su rostro de nuevo entre sus rodillas. Se preguntó por qué tenía que ser tan dura con ella misma y con él también. Él ya había dejado claro que ella era importante para él . ¿Por qué ella no podía ser igual de sincera con lo que ella sentía? Porque él sí era importante para ella, mucho más de lo que alguna vez quiso. Pero ahora empezaba a preguntarse si tenía caso seguir negándolo. ChaosPiedmon se había aprovechado de eso. Y en ese momento Madison comprendió que si no era sincera con ella misma nunca podría encontrar esa bondad que había dentro de ella, simplemente por el hecho de que no estaba siendo bondadosa con ella misma. Irónico pero de algún modo lógico.

Pero tampoco podía ser egoísta, y pensar que Alex siempre iba a estar allí para ella. Según ella lo veía, ella había perdido su oportunidad con el mexicano, no, no la había perdido, ella misma había estropeado aquella oportunidad. Y Alex no se merecía aquello, ella lo había usado, lo había traicionado, lo había engañado. Recordó todo lo que sucedió aquella noche antes del ataque de ChaosPiedmon, aquella conversación con él, aquel beso... Madison suspiró, él no la perdonaría, pero luego lo meditó, ella se disculparia y él si la perdonaría, tal vez lo siguiera viendo en la escuela o quien sabe donde, tal vez cruzarán alguna palabra de vez en cuando, pero eso sería todo. No habría más finales para ellos dos. Y ella simplemente tendría que aceptarlo. Era lo que se ganaba. Era lo justo. Pensó que esa era la bondad, no sólo pensar en ella, si no pensar en lo que era mejor para los demás, en lo mejor para Alex. Y de cierto modo estaba llegando a la conclusión correcta, porque su pequeña etiqueta en ese momento emitió un leve brillo violeta, ella tomó la etiqueta entre sus manos y medio sonrió, al fin lo comprendía. Ya nunca más buscaría su ventaja, siempre pensaría primero en los demás. Aunque eso implicará olvidar sus sentimientos y alejarse de Alex. Él era demasiado bueno para ella, ella no se merecía alguien como él, y él podría encontrar algo mucho mejor que ella.

Eso era...

Eso era ser bondadosa....

Con él y con ella.

-Creo que, estoy lista. - se levantó y miró al frente decidida.
 

mimi_sakura

Dama Oscura
Registrado
19 Mar 2007
Mensajes
885
Calificación de reacciones
489
Puntos
700



Ninguno de los dos decía nada, ambos se encontraban recargados de espaldas, sin motivo alguno de mirarse, la joven castaña se sentía arrepentida por el hecho de haber tenido que darle una cachetada a su hermano, en cambio el joven permanecía callado, reservado y sin motivo al menos de darle la cara a la castaña.

- perdón...

Se disculpa arrepentida ante su actitud para bajar su rostro hacia el frío suelo... le dolía en como su hermano se había expresado, estaba segura que el no tenía para nada de culpa por todo lo que Phelesmon había logrado engañar a hermano. Si tan solo hubiese recordado aquel incidente, pero sobre todo el saber que él aun seguía con vida, sin dudar hubiera incluso luchado por completo para liberarlo de las ataduras de su enemigo

- no tienes porque pedirlo, era necesario.

El se merecía más que eso, merecía muchas cosas 1) por lastimarla. 2) por haber olvidado la promesa, pero sobre todo. 3) por el haber dado la espalda a su mundo, lentamente baja su rostro ocultándolo bajo sus flecos blancos de adelante

- hermano... la verdad... yo le jure a mamá que iba a cuidar de papá y de ti –dice la joven achicando levemente sus ojos- cuando ella murió me propuse siempre en esforzarme en seguir hacia delante, porque sabía que si mostraba tristeza o dolor al frente de ustedes, se preocuparían y era lo que menos quería, por eso intente ser muy fuerte

- y lo eres...-agrega el ojiazul con una media sonrisa- te atreviste dejar nuestro mundo, para poder luchar contra Phelesmon

- siento que no fue mucho –agrega con tono bajo la joven bajando su mirada.

- tonterías –escapa de los labios del joven- has cambiado mucho desde la última vez que estábamos juntos y he visto como has logrado incluso querer sacrificarte por otros, a costa de tu vida...

La joven castaña por su parte se queda en silencio mirando hacia sus pies para mirar de reojo hacia atrás a su hermano que seguía dándole la espalda.

- hermano... estoy segura que nada de esto hubiera ocurrido, si Phelesmon me hubiese tenido desde el principio

- Tenma y los demás lucharon hasta el final... yo también quería incluso luchar como ellos lo hacían, por eso me dispuse a luchar para poder proteger nuestro mundo y a los que amo... eso incluía tener que sacrificarme por ti... pero al final...-dice el joven con media sonrisa colocando una mano sobre su rostro- Phelesmon sabía lo que hacía, hemos caído en su juego desde el principio.

- yo aun sigo confiando... –esas palabras sinceras llaman la atención del muchacho-... que aunque nosotros no podamos continuar con está lucha, al menos ellos lo harán y finalizarán está misión, he dejado por completo a ciegas la esperanza de este mundo en sus manos de los elegidos de este mundo. Por que quiero creer que ellos lucharan hasta el final.

Silencio por parte del joven que permanece meditando las palabras de su hermana para alzar su rostro hacia el techo.

- desde niña siempre resplandecías aun en un lugar oscuro

- heh...? –inmediatamente fija toda su atención en su hermano

- tu eres Luz ante los ojos de Phelesmon, es por ello que el no te quiere con los elegidos. –dice con sinceridad el joven

- hermano...-susurra la jovencita

- existe la posibilidad que haya un último elegido que aun no ha sido encontrado aún...

- un elegido... pero se supone que contigo ya son todos –agrega la castaña con sorpresa mirando al joven

Negación por parte del peliblanco.

- no hace días atrás, pude observar que Phelesmon tiene custodiado un emblema... el digivice por razones extrañas desapareció –agrega el joven pensativamente- por alguna razón ese emblema no ha despertado por completo, es como si lo estuviese alimentado de oscuridad, pero aunque lo hace, este se vuelve a purificar

- entonces deberíamos avisarle a los chicos de eso –dice la joven con un brillo intenso en sus ojos muy emocionada al saber que por completo podría haber un último elegido divagando sin que los demás, lo supiera, entonces sus dudas se habían resuelto por completo acerca del último elegido.

...

Ciudad de Tokyo... Torre de Tokyo

Sus profundos ojos azulados estaba viendo fijamente la enorme ciudad en sus manos yacía un dispositivo por completo de color neutro se había movido por completo en diferentes puntos de la enorme ciudad sin ningún rastro de que aquel aparato emitiera algún brillo o sonar alguno. Había optado por completo tomar la iniciativa de ayudar a los elegidos en la búsqueda de su último compañero, debido a muchas emociones causadas por los generales, estaba seguro que al menos quería ayudar en lo que fuera, pero al parecer... el elegido que buscaba no se centraba en la zona de la ciudad llamada Tokyo. Posiblemente era de otra ciudad y la única alternativa era poder encontrarlo cuanto antes.



 

Fenix oscuro
Registrado
14 Jul 2008
Mensajes
486
Calificación de reacciones
3
Puntos
200
esa noche, se encontraba la chica de cabello rubio terminando de preparar la cena, al salir hacia la sala, se encuentra a su digimon preocupado - qué tienes Hawkmon - le acaricia la cabeza sonriendo

- un mal presentimiento - responde el ave preocupada , para luego sentir el abrazo de ella - todo va a salir bien, te lo aseguro, ahora solo tenemos que esperar - responde desviando la mirada, ni siquiera ella estaba segura de sus palabras, entonces sube a las escaleras, y se dirige al cuarto de su hermano, frente a la puerta, toca, y se abre, su vista se fija en el chico, sentado frente a la ventana, con su guitarra en mano
impmon dormía apacible, mientras el chico practicaba una canción http://www.youtube.com/watch?v=2R0Q5YE-JMw

la chica suelta una media sonrisa de ironía, entonces se acerca a él - tu nunca tocas esa canción - dice un tanto sorprendida

- recuerdas los viejos tiempos? - pregunta nostálgico sin voltear a verla mientras toca lentamente la canción

en el cuarto estaba la guitarra y el amplificador de la chica,
los conecta y se sienta a un lado de su hermano para tocar aquella canción hasta que se apaga la noche, en la cabeza del chico solo estaba aquella castaña, se había llenado de decisión en ir a rescatarla, cada vez que pensaba en ella pensaba en el momento en el que la conoció

al dia siguiente, en un bosque cerca de la ciudad, a muy temprana hora los chicos se encontraban entrenando, Beelzemon modo explosivo lanza un disparo hacia Wargreymon, pero este pone su escudo,

- eso Wargreymon - dice Luis

entonces Dynasmon se le avienta a una pelea cuerpo a cuerpo con el dragón guerrero,

los chicos veian todo, los digimons de las chicas estaban en etapa infantil

Darkdramon avienta su lanza contra Beelzemon, quien nla toma y se la regresa,

el dragíon oscuro detiene su lanza y aterriza - es lo mejor que puedes hacer Beelzemon? - sonríe

los 4 digimnons se colocan en dorma de un cuadrado, y cada uno toma altura

- rayo mortal

- aliento de dragón

- rugido de oscuridad

- terra force

los ataques de los 4 chocan en el centro, los digimons caen agotados al suelo y desevolucionan

Shini se acerca a su comandramon - salió mejor que el jueves - señala contento

Luis le da un zape a Agumon - bien hecho tonto . dice sonriendo

Impmon luce cansado y mira a su amigo que permanece serio - yo creo que sí, ya estamos listos

Janick se sienta en el piso de manera rápida - escuchen amigos - baja su mirada, para leugo, al igual que todos, presenciar la aparición de Wizardmon - ya tengo ubicada la zona de Phellesmon... si quieren cruzar, debe ser hoy mismo

la mirad de todos se llena de determinación, algunos de angustia, pero por fin llegó el momnento de librar la ultima batalla

- debemos estar dispuestos a correr el riesgo - dice Luis llenando de valor a los otros

la mayoria espera una respuesta de Janick , quien aprieta los puños e inclina la cabeza - no sé ustedes, pero yo... estoy dispuesto a pagar el precio que sea... con tal de salvar a Celes,- al mirar a los demás, tanto digimons como humanos afirman con la cabeza, todos estaban en circulo, estiran sus manos una sobre la otra, confiando en cada uno de ellos para la batalla final
_________________________ [MENTION=374652]Luigi Yagami[/MENTION] [MENTION=1000998]Rozenkristall[/MENTION] [MENTION=130440]mimi_sakura[/MENTION] [MENTION=367807]Dark Alexyz[/MENTION] [MENTION=502959]Fayette[/MENTION] [MENTION=1026382]Makoto Ayame[/MENTION] pongan lo que quieran, ya despues imagino que mimi dará comienzo a la batalla
 

Dark Alexyz

El Príncipe de la Dulce Pena
Registrado
3 Mar 2009
Mensajes
1,284
Calificación de reacciones
126
Puntos
400
momento, lo siento por no postear antes pero tube unos problemas tecnicos en mi pc y pues practicamente estuve un rato desconectado pero apenas ayer al fin pude cambiar la pieza que se daño pero por desgracia tube que reinstalar sistema y a pesar de que me conectaba algunas veces de la casa de mi primo carecia del tiempo para poder continuar pero en fin prometo que ahora mismo cuelgo mi conti solo denme unos minutos porfavor
******************************************
Habían entrenado duro pero aun no lograban los resultados deseados, Madison y Lunamon se tomaban un pequeño descanso de su entrenamiento, Janick les había invitado a estar con todos pero ella prefería hacerlo sola, además lo último que necesitaba es ver nuevamente a Alex, ya se había tomado la idea de olvidarle, pero por alguna razón no podía, él había sido el único chico que en verdad se ha preocupado por ella. Se encontraba pensando en eso cuando de pronto escucha un ruido, no le tomo mucha atención cuando comenzó a escuchar las voces de Janick y Alex

- ¿Qué hacen ellos aquí? – pregunto la peli vino sorprendida de ver a ambos chicos

Trato de no hacer ruido para que no se percataran de su presencia pero le intrigaba porque ambos habían venido, ella sabía que este lugar era el último en donde querrían aparecerse, trato de guardar silencio para poder escuchar de lo que hablaban.

- ¿no deberíamos estar entrenando con los demás? – pregunto Janick el cual solamente estaba siguiendo al pelinegro
- Es cierto, pero créeme si en verdad queremos tener una oportunidad contra Phelesmon necesitamos dar el primer golpe antes que el
- ¿y cómo piensas hacer eso? – pregunto el peliblanco sin entender lo que pretendía Alex
- Ya veras

Ambos continuaron caminando sin percatarse de la presencia de madison, por su parte ella estaba muy intrigada de lo que estaba planeando Alex, no supo que fue lo que impulso si la mera curiosidad o el simple hecho de ir tras el mexicano pero fue tras ambos chicos tratando de que ellos no se dieran cuenta.
Minutos después al fin habían llegado, aquel lugar donde tuvo la primera batalla en contra de Astamon, ahora estaba completamente en ruinas después de la batalla, Madison se sentía completamente incomoda al estar nuevamente en aquel lugar donde traiciono a cada uno de los elegidos y más aún donde pensó que había perdido por completo a Alex. Era la razón por la cual había decidido entrenar no muy lejos de allí.

- ¿Qué hacemos de nuevo aquí madison? – pregunto curiosa Lunamon
- Guarda silencio o nos descubrirán

Ambos chicos siguieron caminando hasta cierto punto, Madison reconocía a la perfección aquel lugar, era el mismo lugar donde ella había abierto el portal hacia la zona oscura aunque ahora la puerta estaba cerrado pero ¿Por qué Alex esta tan interesado en aquel lugar?, trato de guardar silencio y simplemente se limitó a ver lo que hacían los chicos.

- Definitivamente es aquí – comento el pelinegro mientras miraba aquella pared con inscripciones
- ¿hablas del portal hacia la zona oscura? – pregunto Janick, Alex simplemente asintió con la cabeza
- Ya comprendo lo que planeas
- Mientras estuve en aquel lugar trate de averiguar todo sobre Phelesmon, tal parece que la puerta que me trajo de regreso aquí no era la única que había, de hecho hay varias de ellas, solamente hay que descubrir la forma de poder acceder a ellas
- ¿entonces como planeas abrirla? – Alex simplemente le dedico una sonrisa mientras le enseñaba el digibice
- Nuestro digibice es algo muy especial, con el tenemos la capacidad de abrir la puerta no solo de la zona oscura sino que también a varias dimensiones, claro mientras encontremos la puerta adecuada.
- Vaya, en verdad que no perdiste el tiempo
- Me la pase la mayor parte del tiempo buscando a madison, en mi búsqueda aprendí muchas cosas – comento con seriedad el pelinegro

Ambos se quedaron mirando aquella piedra por unos momentos aun sin percatarse de la presencia de madison, Alex sabía que con los digibice podrían ser capaces de abrir la puerta, el problema era una vez dentro, afortunadamente conocía a la perfección aquel mundo lleno de oscuridad al igual que cada metro cuadrado del castillo de Phelesmon. La primera vez corrió con mucha suerte pero si entraba ahí era seguro que Phelesmon los estuviera esperando con todo lo que tenía.
Finalmente dejo aquella piedra, efectivamente él tenía toda la razón, si todos ellos unían el poder de sus digibice podrían ser capaces de abrir la puerta, ahora lo único que tenían que hacer era aumentar la fuerza de sus digimon.

- Bien será mejor que regresemos con los demás
- A propósito ¿no sabes nada de madison? – pregunto Janick llamando la atención del mexicano – le comente que podía entrenar con nosotros, pero hasta ahora no he vista rastro de ella, creo que después de todo lo que ha sucedido aún seguimos sin caerle bien
- Todavía se siente culpable, eso es todo
- Ciertamente no comprendo que es lo que sucede por la mente de esa chica, primero trata de ser amable con nosotros y luego nos evita por completo, ciertamente aun no comprendo cómo es que puedes preocuparte tanto por ella
- es algo complicado – comento el mexicano con seriedad pero Janick ya sabía que pasaba entre ellos dos
- vamos amargado, te conozco a la perfección, desde que conociste a Madison tu actitud cambio por completo y también la de ella, o al menos eso creo

El mexicano miro a su amigo para después lanzar un suspiro

- Es cierto Janick, la verdad no se el por qué pero hay algo en ella que logró cautivar mi corazón – el peliblanco simplemente rio
- Jamás creí que una chica lograra ablandar a Alejandro García
- Ríete todo lo que quieras Janick pero así es, por eso juro que tratare de protegerla de todo sin importarme el precio que haya que pagar

Madison lo escuchaba todo, ella aun no podía creer que Alex aun siguiera pensando de esa manera en ella, mil cosas pasaron por su cabeza en esos momentos desde que conoció a Alex, Madison quería alejarse de Alex y así no hacerle más daño del que ya hizo pero el destino tenía otra cosa preparado para ella.

- Bien la verdad te veo muy lento con ella, serás alguien muy astuto pero para estas cosas de relaciones creo que eres terrible
- Solamente quiero que todo pase a su tiempo, ahora tenemos una prioridad y esa es derrotar a Phelesmon – comento el mexicano mientras miraba nuevamente aquella puerta para luego mirar su digibice – es hora de regresar con los demás, se deben de estar preguntando donde fuimos
- Es cierto

Ambos chicos se alejaron nuevamente de ahí aun sin percatarse de que Madison estuvo escondida todo el tiempo, La peli vino miro alejarse a ambos chicos para luego pesar en todo lo que había escuchado, era cierto que ella sentía algo por Alex pero no quería admitirlo pero Alex tenía razón en algo, antes que nada tenían que acabar con Phelesmon y para eso debía continuar con su entrenamiento.
Momentos después Janick y Alex regresaban con los demás los cuales aún seguían con el duro entrenamiento

- ¿Dónde estaban? – pregunto Luis al verlos llegar
- Investigando la forma de como entrar a los dominios de Phelesmon, parece que la puerta que me llevo en un principio aún podemos usarla, simplemente hay que saber activarla
- Perfecto, abrimos el portal, entramos a la zona oscura y le pateamos el trasero a Phelesmon, tiene sentido – comento Luis con entusiasmo
- No es tan sencillo – comento Janick
- La zona oscura es un lugar repleto de peligros, ahí encontraremos gran cantidad de digimon oscuros al servicio de Phelesmon, además de que su fortaleza está repleta completamente de guardias, es probable que ahora hayan duplicado la seguridad

Alex les explicaba con detalle todo lo que conocía de la zona oscura cuando de pronto Madison llega de la nada sorprendiendo a todos los elegidos, ella parecía estar un poco nerviosa, de hecho no estaba segura si ya la habían perdonado

- Em… hola chicos – dijo al fin la peli vino
- Miren quien decidió aparecerse – comento Janick con sarcasmo
- ¿Puedo entrenar con ustedes?

Alex miro a madison con una sonrisa, sabía que tarde o temprano entraría en razón el resto de los elegidos también sonrieron felices de ver a madison

- Adelante madison, se supone que todos somos un equipo
- Gracias – dijo mientras se acercaba lentamente hacia todos
- Bien, ahora que todos estamos completos debemos de llevar este entrenamiento a otro nivel, es probable que Phelesmon intente dar un golpe más antes de que el mismo interfiera en esto, pero entonces estaremos más que listos
- Entonces que así sea

Mientras tanto en aquella dimensión gobernada completamente por oscuridad Phelesmon simplemente reía en su trono mientras lilithmon se encontraba a su lado.

- Esos mocosos creen que pueden detenerme, pero no se imaginan lo que puedo ser capaz de hacer
- ¿Qué es lo que hará señor?
- No te preocupes lilithmon, recuerda que ellos aún no están completos, destruí a los caballeros reales y aún carecen del ultimo elegido, prácticamente ellos están solos y aprovechare eso para exterminarlos y a su pobre e inútil mundo
********************************************
bueno como prometi ahi esta y espero que ya no me cause problemas mi equipo pero pues lo dudo XD y abuno a la proximaque me suceda algo asi creo que mejor les aviso bueno continuen
[MENTION=130440]mimi_sakura[/MENTION] [MENTION=295724]Kyo de Geminis[/MENTION] [MENTION=374652]Luigi Yagami[/MENTION] [MENTION=502959]Fayette[/MENTION] [MENTION=1026382]Makoto Ayame[/MENTION] [MENTION=1000998]Rozenkristall[/MENTION]
 
Última edición:

Fenix oscuro
Registrado
14 Jul 2008
Mensajes
486
Calificación de reacciones
3
Puntos
200
Janick meditaba las palabras de Alex, sin duda falta muy poco, su atención se había ido, solo pensaba en si ella está bien o no, los digimons parecían estar listos ahora, pero por si a caso, continuaban, entrenaban muy duro, ahora Dianamon luchaba contra Valkyrimon

- veamos que trucos nuevos aprendiste - reta el guerrero emplumado chocando su espada contra la enorme hacha del digimon místico,

- aprendi muchas cosas mientras estaba fuer querida Nancy - advierte la chica mientras estira su mano,- dianamon, ahora, muestrale tu poder

Nancy sonrié - valkirymon, - hondea su brazo derecho - atacaa

los 2 digimons se dirigen a gran velocida el uno contra el otro, pero son interrumpidos por Wizardmon quien aparece de repente, sobresaltando a los demás, quienes se acercan rápidamente al notar la preocupación de su compañero

- que sucede Wizardmon? - pregunta Luis tomando la palabra

el hehchicero se pone serio - phellesmon mando a sus guerreros a destruir la ciudad,- asegura este en tono serio - son 4 diferentes digimons en nivel mega, Lilithmon junto a Lordknightmon, y otros 2 de los caballeros reales, sleipmon y cranniumon

- cielos, los caballeros reales? - pregunta Gabumon entusasmado

- ahora ya no son las figuras de justicia que eran Gabumon - explica sorcerymon recordando la amsacre contra sus antiguos amigos, su mirada se llena de rabia - hay que detenerlos ahora

Janick analiza detenidamente las situación - escuchen, Alex encontró la manera de entrar al reino de Phellesmon, - mira al mencionado - seguramente el se dio cuenta y por eso mandó a sus subditos

- sabe que entraremos - recalca Rosemary

- exacto, - mira a su hermana - debemos dividirnos en 3 grupos, Alex, tú vendrás conmigo, Impmon y Sorcerymon seguro le harán frente a lilithmon y Lordknighmon, chicas, ustedes 3 y sus digimons irán por Craniumon, Luis y Shini, ustedes vayan por sleipmon, - voltea a ver a Wizardmon - tú tambien ve con ellos - dice al hechicero, qien asiente la orden,

- todos tenemos un digimon magico en el equipo, nosotros a Lunamon - Rosemary observa a los otros 2 equipos - Luis y Shini tienen a Wizardmon y ustedes a sorcerymon

- así es - interrumpe Luis - de esa manera será sencillo reencontrarnos para llegar aqui

- exacto - sigue Shini - debemos entrar todos juntos al reino de Phellesmon

- nos veremos de nuevo aqui amigos - asegura Janick

- mucha suerte a todos - finalizan diciendose entre sí


- esperen - recuerda Janick sobresaltandose - Impmon, digievoluciona - pide mientras el digimon pasa su nivel mega

- para que querías que lo hiciera en este momento? - pregunta Luis

cierra los ojos con sonrisa templada - recuerden que esos 2 digimons son muy fuertes, y beelzemon no puede pasar a nivel explosivo si no estamos juntos todos

todos los chicos juntan su mano transfiriendole su poder a Beelzemon para que este pase al modo explosivo

- bien, en marcha - dice Beelzemon

dicho eso, por acto de magia de el digimon mágico de cada equipo, aparecen frente a sus respectivos rivales, Lilithmon y Lordknightmon se encuentran en Shibuya, Craniummon en Nerima y Sleipmon en Shinjuku

en Shibuya, cerca de la estación de metro, Lordknightmon destruye un carro estacionado en las cercanías

Lilithmon mira a sus alrededores - como no aparecen los niños elegidos, destruiremos todo - con poderes de levitación, aproxima a una pequeña niña hacia ellos, y preoara sus afiladas garras - pequeña niña, si los niños elegidos no aparecen, morirás - sonríe de una manera frívola mientras ve como la niña llora espantada

en ese momento, Lordknightmon es derribado por un ataque de Dynasmon desde atrás,

aún con la niña en su poder, Lilithmon voltea furiosa, los 4 han llegado al campo de batalla - suelta a esa niña - ordena Janick, pero entonces Lilithmon se eleva 3 metros, - si la quiere ven por ella - reta meintras la niña llora - ayudeme señor

- Beelzemon, tú encargate de ella, dejame a Lordknightmon - pide furioso Dynasmon llamando la atención del demonio - estás seguro??

- ese ya no es Lordknightmon - aclara con tristeza en su alma

- bien - dice Beelzemon, mientras Dynasmon se dirige a toda velocidad contra Lordknighrmon para asertarle un golpe, pero este se cubre con su escudo y con la otra amno golpea en el abdomen al digimon de Alex, los 2 se elevan

Alexmira preocupado las escena para ver a su amigo - tengo que :firefox:seguirlos, estarás bien si mi??

- los 2 nos preguntamos eso - sonríe Janick para ver como se alejja su amigo hacia un edificio, aparentemente vería todo desde arriba

Beelzemon mira con furia a Lilithmon - bien tendrás que morir, prepárate

los ojos del digimon demonio brillan de morado, entonces 3 carros flotan en el aire y se dirigen hacia beelzemon, quien esquiva 1 y los otros 4 los destruye con su blaster

- Beelzemon, cuidado - advierte Janick, y Beelzemon logrra detener un auto con la amno, tan solo siendo movido un poco, pero del otro lado, una camioneta lo embiste contra la pared, la camioneta estaba siendo manejada por el poder de lilithmon, arrancaba como si hubiese alguien adentro, aplastando a Beelzemon

Janick intenta ir, pero Lilitmon lo arroja al suelo con sus poderes, lo mira de manera despreciativa - mi amo no merece desperdiciar su tiempo con ustedes

Beelzemon destruye ese auto y lanza un ataque contra Lilithmon, quien lo esquiva, pero suelta a la niña quien cae lentamente, siendo atrapada por Janick - muchas gracias - dice llorando, mientras janick la suelta - vete a tu casa - sonríe mientras lilithmon gruñe y la niña se aleja mirando a Beelzemon, aparentemente le agrada

- continuemos - dice Beelzemon animado y valiente
______________________________________________
aver que tal sale jajajajaja [MENTION=130440]mimi_sakura[/MENTION]
 
Última edición:

mimi_sakura

Dama Oscura
Registrado
19 Mar 2007
Mensajes
885
Calificación de reacciones
489
Puntos
700



La sonrisa engrandecida de Phelesmon se hacia notar, claramente podía ver en su esfera de cristal a sus guerreros empezando a una lucha contra los elegidos, más que nadie le había costado corromper a todos esos digimons, por tal sabía que no iban ser tarea fácil para los elegidos en derrotarlos.


Su plan apenas empezaba y esos mocoso no tenía ni la menor idea que tanto les esperaba a ellos. Empieza avanzar para ver claramente muchos Gazimon trataban de controlar con las enormes cadenas a un imponente digimon que al parecer rugía y se movía de vez en cuando elevándolos por los aires, esquiva a uno de los Gazimon, que estaba por chocarse contra él, esboza una gran sonrisa para caminar hasta donde yace aquel imponente digimon nombrado SkullGreymon. Coloca con facilidad su mano sobre aquel digimon que simplemente gruñe ante su presencia

- tranquilo... -agrega el ser de ojos rojizos- ya te enviaré a que hagas lo tuyo -una sonrisa aparece en los labios de este- escuchen! -su voz se escucha por todo la zona

El ejército de Gazimon, Bakemon y Phantomon, inmediatamente corren para colocarse en filas horizontales esperando las ordenes de Phelesmon, quién camina miraba a todo su ejercito para dedicarse en sonreír.

- abran las puertas y envíen a los últimos digimons que he dejado para destruir las ciudades, el día de hoy una batalla comenzará, aquella dimensión al cual venimos a gobernar será destruido y a la vez gobernado por mí -sonríe con lleno de malicia- ¡nuestro nuevo mundo empezará desde hoy! han entendido!!!

- si!!! -gritan a coro los Gazimon, Bakemon y Phatomon

...

El joven de cabellos blancos coloca sus manos sobre unos barrotes que impedían sin duda escaparse, rechina sus dientes para observar como el ejercito de los digimons abrían las puerta de unas guaridas escondidos donde yacían unos tres SkullGreymon y dos Quimeramon, tipo de digimons descontrolables, que estaba seguro que iban a formar un caso en aquella dimensión, aprieta sus puños con tal fuerza.

- Phelesmon hasta jugando muy sucio, al enviar a los guerreros y ahora a los digimons, no les será nada fácil para los elegidos, van a necesitar de más ayuda -agrega el ojiazul- ¡diablos! ellos solos no podrán con todo ese ejercito

- yo... confío en ellos hermano...


El joven de cabellos blancos voltea hacia donde yace su hermana sentada con la mirada perdida hacia donde yace el ejercito, más sus ojos se abren por completo al verla respirar levemente por la boca inmediatamente corre rápidamente para agacharse y ver el semblante pálido de su hermana menor

- ¿que te sucede?

La joven de cabellos castaños desvía su atención para sonreírle al joven de manera tranquila dedicándose en negar con la cabeza como respuesta a la pregunta empleada por su hermano, para sentir un fuerte dolor en su pecho y sin poder evitarlo se retuerce quedando de rodillas

- ¡hermana!

- estoy bien...-intenta apaciguar el tono de preocupación del joven- debemos confiar en los digimons... -agrega ella recordando a cada uno de sus amigos digimons- ...y en los elegidos. estoy segura que la unión de ellos se han fortalecido por completo. Aun sin importar que desaparezca -agrega la chica cambiando aun semblante triste- al menos... sé que pude conocer a los salvadores de otra dimensión en luchar hasta el final -agrega serenamente bajando su mirada hacia su mano derecha notando como poco a poco esta empezaba a ponerse levemente invisible

- pero... ¿que rayos?!!! -se exalta el joven toma las manos de su hermana- acaso... wizardmon y sorcerymon, ellos...

Negación por parte de la chica de ojos verde que sonríe de medio lado.

- yo soy quién tiene la culpa -agrega la chica- yo lo sabía, al venir hasta acá puse mi propia existencia en juego, wizardmon estuvo todo este tiempo advirtiendome las consecuencias de haber tenido que pasar las dimensiones hasta aquel mundo y al parecer...-agrega ella colocando sus manos sobre su pecho- estoy empezando a desaparecer de esta dimensión poco a poco...

El chico por su parte aprieta levemente los brazos de su hermana bajando levemente su rostro se levanta impulsivamente ante la mirada de su hermana.

- yo te sacará de aquí...-dice este- sea como sea volveremos a nuestra dimensión

- hermano...

- por eso resiste un poco más -pide el chico intentando buscar una solución de como escapar de la prisión, lamentablemente, sus poderes habían sido sellados en la zona oscura, para poder emplearlos era en el otro mundo, por tanto tenía que salir de la forma más difícil, sus ojos se cruzan en una esquina de su celda para ver una piedra, tal vez aquello le serviría para quitar el candado que los encerraba se acerca a está para tomarla en sus manos, debido al peso de la piedra, se le iba ser algo difícil tener que emplear más fuerza para tratar de destruirlo. Pero dabas gracias a los dioses, que los soldados de Phelesmon se encontraba al menos entretenidos en ir a causar caos en el otro mundo.

La chica de cabellos castaños observa el esfuerzo de su hermano de sacarla de aquel lugar para recostarse y mirar hacia otro lado donde estaba el ejercito de Phelesmon, cierra sus ojos levemente, se seguía preguntando como se encontraban todos sus amigos, especialmente Janick

- Janick...-murmura el nombre del joven pelioscuro- lamento... el no haber podido despedirme de ti y de todos...

______________________________________________________________________________

Bueno siganle!!!!!
[MENTION=295724]Kyo de Geminis[/MENTION]
[MENTION=374652]Luigi Yagami[/MENTION]
[MENTION=1000998]Rozenkristall[/MENTION]
[MENTION=1026382]Makoto Ayame[/MENTION]
[MENTION=502959]Fayette[/MENTION]
[MENTION=367807]Dark Alexyz[/MENTION]
 

Fenix oscuro
Registrado
14 Jul 2008
Mensajes
486
Calificación de reacciones
3
Puntos
200
La ciudad continuaba presenciando las batallas de los elegidos contra los caballeros reales, quienes eran controlados por Phellesmon, por un lado, Janick y Alex fueron con sus respectivos digimons a hacerle frente a Lilithmon y Lordknightmon, una vez que Alex y su digimon llevaron su pelea a otro lado, Beelzemon continuaba contra Lilithmon, quien por más cosas que le arroje a Beelzemon, este las esquiva o las destruye, afortunadamente la zona estaba libre de civiles, Janick continúa observando los alrededores para buscar una solución

En ese momento reacciona – Beelzemon – llama al digimon, el cual se distrae, y es golpeado y azotado en el suelo por un buzón – rayos – piensa el chico mientras corre a ayudar a Beelzemon, pero al darse cuenta, es levantado por los poderes de Lilithmon quien lo acerca a ella – así que tú eres el que mi amo quiere muerto? – Se pregunta así misma con repudio mirando al chico – ustedes los humanos fueron muy tontos al mantener a la princesa de celes en su mundo… - frente a los 2 aparece un pequeño agujero enfocado en la princesa, cuyo cuerpo desaparece lentamente o por ratos

- Ya nada puedes hacer niño elegido, mi señor ganará, y ustedes 2 morirán de frente… si es que sobrevive a esto – ríe malvadamente mientras su mano saca sus poderosas uñas nazar – te dejaré inconsciente hasta que te reúnas con mi gran amo, pero antes – sus ojos comienzan a brillar de verde, Janick comienza a sentir como una extraña fuerza aprieta su cuerpo

- este es tu fin niño, nunca debiste meterte en esto, serás el primero en morir, para que los demás sepan a lo que se enfrentan – advierte ella viendo como Janick grita del dolor al sentir todo su cuerpo ser apretado por el poder de Lilithmon
Después de unos cuantos minutos, la fuerza de Janick se iba, su vista comenzaba a apagarse, - este no puede ser el fin… no puedo morir… - su vista se nubla por completo, cuando de repente, del cielo se abre un agujero enorme dando paso a cientos de gazimon, Phantomons, y Vaquemos

- están acorralados – recalca Lilithmon con una sonrisa, pero entonces Beelzemon la golpea en la espalda, ella suelta a Janick, y antes de que caiga al suelo, es detenido por Beelzemon – por favor resiste – pide débil pero entonces, mientras Lilithmon se recupera, los digimons de Phellesmon acorralan a los 2
Para sorpresa de los 2, también aparece uno de los Skullgreymon

Beelzemon se eleva – muere maldito – lo ataca con su rayo mortal, pero este no le hace ningún daño, entonces este es quien lanza su cañón Zero, derribando a Beelzemon, junto a su elegido, el pobre digimon regresa a ser Impmon, mientras los 2 son seriamente acorralados por el ejército de Phellesmon
En eso, una de las flechas de Valkirymon le perfora el hombro, de Lilithmon, llamando la atención de esta, quien voltea, pero no hay nadie, en eso, Valkirymon aparece de la nada y se lleva a sus 2 amigos, a la azotea de un edificio, donde Nancy los esperaba, entonces su digimon recuesta a los 2 malheridos en el suelo

- vi a ese enorme digimon donde ustedes estaban y Me preocupé – asegura ella mientras su hermano se levanta lentamente – tenemos que usar ese enorme agujero
- no podemos – sonríe ella tratando de calmar a su hermano, escucha, Valkyrimon te llevará hasta ese hoyo, una vez ahí – su mirada se torna seria – están solos, los demás nos quedaremos a defender la ciudad y cuando terminemos, iremos con ustedes

Él la mira confundido – estás segura??

- tienes que rescatar el emblema además – recuerda ella, la chica asiente a su digimon quien toma a Janick e Impmon, y volando los lleva mientras la chica sonríe – te deseo suerte hermano – pero al voltear se da cuenta de que los malos se dirigen a donde está ella

Valkyrimon avienta a los 2 hacia la zona oscura, una vez ahí, como su nombre lo decía, se trataba de un lugar lúgubre

Phellesmon sonreía desde su castillo – el plan resultó como lo esperaba – se hace a un lado para que la chica y su hermano vean que él estaba aquí, el chico se sobresalta en silencio, a ella no le quedaba mucha fuerza – vino… – medio sonríe

Sin siquiera haberle preguntado, el sentía la alegría en su hermana, pero esto le preocupaba – espero logre

El chico y el digimon se levantan por completo – entonces todos los soldados de Phellesmon se encuentran en nuestro mundo… espero que los chicos estén bien

Comienzan a caminar, y después de unos 5 minutos…

El digimon reacciona – yo estuve aquí, falta muy poco para el castillo

Después de subir una colina, desde la punta, se podía ver, enseguida, el escenario de la batalla final

- el castillo – susurra mientras el viento sopla - ya voy por ti, resiste
__________________________________________________
 

Dark Alexyz

El Príncipe de la Dulce Pena
Registrado
3 Mar 2009
Mensajes
1,284
Calificación de reacciones
126
Puntos
400
aparto post les aviso de una vez que tardare un poco por que tengo varias ideas en mi cabezapero debo saber que combiene y que no ademas de que tambien hay ideas que ando discutiendo con falette pero prometo que no tardo demasiado

****************************************************
Dynasmon y Lordknightmon habían llevado su batalla a otro lugar, era una batalla entre dos caballeros reales por lo cual ambos tenían el nivel de poder igualado, cualquiera podía ganar en aquella lucha, Alex simplemente miraba la batalla de ambos titanes sin perder ni un momento de la batalla

- Dime Lordknightmon ¿Cómo es posible que ustedes tres, los que alguna vez darían sus vidas por la justicia se convirtieron en perritos falderos de Lordknightmon?
- No lo tomes personal Dynasmon, simplemente vimos la verdad, Phelesmon también quiere justicia y cambiar este mundo lleno de maldad absoluta y si la única forma de conseguirlo e destruirlo entonces que así sea, tú fuiste un idiota al haber escogido el lado equivocado
- ¿crees que me rebajaría tanto al nivel que ustedes lo hicieron? Mi deber siempre será el combatir a las fuerzas de las tinieblas no importa si soy el único que quede con vida, ese siempre será el deber de los caballeros reales, Phelesmon no es ninguna autoridad de justicia simplemente es la encarnación de la maldad y la verdad me entristece tanto que ustedes hayan decidido unirse con él. Desgraciadamente ya eligieron su camino y no me queda otra opción, es hora de hacerlos pagar por sus pecados…”Dragones del caos”

Dynasmon lanzo el más poderoso de sus ataques al que alguna vez fue su compañero, pero a pesar de que alguna vez lucharon lado a lado Dynasmon no dejo que sus sentimientos nublaran su juicio, Lordknightmon, Craniumon y sleipmon ahora eran unos traidores y era su deber acabar con ellos, era probable que los otros dos estuvieran luchando con el resto de los elegidos y esperaba los demás tuvieran la fuerza suficiente para poder hacer frente a sus otros dos compañeros, de pronto en un momento de descuido Lordknightmon aprovecha para lanzarle un ataque de lleno que impacto directo con el caballero

- Maldita sea – murmuro el mexicano al ver aquella escena ¿estás bien Dynasmon?
- Tranquilo, su ataque no tuvo mucho efecto, recuerda que mi armadura está hecha 100 % de Chrome Digizoid, si quisiera hacerme daño deberá hacer más que eso
- Es cierto olvide lo de tu armadura – comento Lordknightmon – pero no olvides esto, cualquier armadura tiene su debilidad

Lordknightmon intenta tacar nuevamente a Dynasmon pero este simplemente bloquea el ataque usando sus alas, no parecía que la balanza se inclinara ante ninguno de los dos puesto que ambos contaban con la misma fuerza además de que ambos caballeros conocían los movimientos del otro, Alex seguía mirando aquella batalla tratando de pensar en algún plan rápido, desgraciadamente no lograba ocúrrasele nada, lo único que podía hacer era rezar por que Dynasmon saliera victorioso

- No hay duda, es más que obvio el por qué eras miembro de los caballeros reales
- Lo mismo digo Dynasmon, nuestra fuerza simplemente es igual, no tiene sentido que sigamos peleando entre nosotros, mejor ven y únete con nosotros y el señor Phelesmon para así cambiar al mundo
- Ya te lo dije, jamás me rebajare a servir a un tirano como lo es Phelesmon
- Bien, entonces muere - Lordknightmon aprovechó el momento y ataco a traición a Dynasmon – te dije que toda armadura tenía una debilidad

Dynasmon cayó herido al suelo, Alex corre hacia donde esta esté preocupado por el estado de su amigo

- Te encuentras bien amigo
- Perdona Alex me descuide, comento mientras se levantaba pero la herida era profunda
- ¿estás seguro que puedes seguir?
- así es, a toda costa hare pagar a ese traidor por sus pecados
- no digas tonterías, será mejor huir de aquí y encontrar a los demás, ya luego encontraremos la forma de vencerlo
- NO – dijo mientras hacía a un lado a Alex y se levantaba – huir no es una opción Alex y tampoco lo es rendirse, en esta batalla solo uno de nosotros saldrá victorioso y sea quien sea te puedo asegurar que disfrutare mucho esto

Ales miro a su compañero y lo comprendió, Dynasmon no solo estaba luchando para derrotar a Lordknightmon, estaba luchando por su honor de caballero, era obvio que no sedería tan fácilmente sin antes dar todo de él, no le agradaba mucho la idea pero esa era una pelea en el cual ni él ni nadie más podía interferir.

- Adelante – comento mientras le dedicaba una sonrisa a su compañero – si eso es lo que quieres entonces no puedo detenerte

Justo en esos momentos su emblema junto con su digibice comienza a brillar envolviendo a Dynasmon

- ¿pero qué demonios? – comento el pelinegro sin entender lo que sucedía
- No, imposible – comento el caballero rosado al ver lo que sucedía

La apariencia de Dynasmon había cambiado completamente, su poder también se había incrementado, Alex no sabía muy bien lo que sucedió pero ocurrió en buen momento, ahora la balanza estaba inclinada a su favor
- ¿Cómo lograste activar el anticuerpo X maldito?
- Alphamon antes de morir me dijo que la voluntad de los caballeros reales ahora estaba en mis manos, no comprendía lo que quiso decir hasta ahora
- ¡No creas que eso cambiara algo!

Lordknightmon se acercó a toda velocidad a tacando a Dynasmon pero este simplemente logro detener con una sola mano.

- Te equivocas – dijo soltando un golpe hacia Lordknightmon que logro causarle un gran daño – esto lo cambia todo

Sin pensarlo dos veces Dynasmon comenzó a atacar repetidas veces a Lordknightmon con sus Ráfagas de dragón, al ver la gran desventaja que tenía intento escapar rápidamente pero Dynasmon no lo dejo ir a ningún lado

- Por favor déjame ir, recuerda que alguna vez fuimos compañeros y luchamos lado a lado – suplicaba el caballero rosado esperando poder escapar
- Lo siento, pero tú ya no eres aquel Lordknightmon que conocí ahora tu mente y tu alama esta corrompida por la voluntad de Phelesmon y esos es imperdonable, ahora es momento de que pagues por tus pecados

Dynasmon concentro todas sus fuerzas y utilizo su aliento de Wyern que dio directamente hacia Lordknightmon convirtiéndolo completamente en datos, lo había logrado pero aun gran costo, No quería terminar con la vida de su antiguo compañero pero no le quedaba remedio

- Espero que la próxima vez que renazcas nuevamente vuelvas a ser aquel digimon que peleaba por la justicia – comento el caballero dragón mientras miraba los datos de su compañero desaparecer

Dynasmon estaba exhausto, a pesar de haber logrado aumentar drásticamente su poder la batalla en verdad que lo canso, necesitaba descansar unos momentos antes de continuar con la lucha, justo en esos momentos madison llega con Crescemon

- ¿Qué paso aquí? ¿ambos se encuentran bien?
- Tranquila madison todo está bien ¿no deberías estar con Nancy y con rose?
- Nancy fue a ayudar a Janick y rose dijo que estaría bien, así que vine a ver si te podría ser de ayuda

De pronto ambos chicos notaron el enorme portal que se abría en el cielo de Tokio, sabían que no era momento de descansar pero lo que llamo la atención del mexicano es al ver que su amigo se encontraba en dirección hacia el portal

- Maldita sea, ¿Qué pretende ese idiota?
- Creo que planea ir a la zona oscura solo
- Hay que detenerle antes de que haga algo estúpido

Dynasmon tomo a Alex e intento alcanzar a Janick a toda velocidad pero desgraciadamente llegaron tarde, el portal se cerró antes de que lograran llegar, Alex simplemente regreso con madison

- Es una trampa – comento el pelinegro – Phelesmon quería provocar a Janick para que el mismo entre a buscar a Celes, no puedo creer que el idiota haya caído
- Vamos Alex no te preocupes, podemos alcanzarlo y ayudarle
- Creo que primero que nada deberían preocuparse por ustedes mismos

Ambos chicos voltearon a ver a la lilithmon que había llegado frente a ellos, Dynasmon aún se encontraba débil por la batalla contra Lordknightmon y Crescemon no era rival en contra de ella.

- Madison corre y ve con Nancy, yo y Dynasmon nos encargaremos de esto
- No – replico la pelivino – ya estoy cansada de que siempre hagas lo mismo, me tratas como si fuera una chica indefensa y yo también puedo defenderme, me quedare y te ayudare a combatirla
- Detesto cuando te pones en ese plan – Alex miro los ojos de madison y sabía que hablaba en serio – de acuerdo, entonces hay que apresurarnos en acabar con ella, necesitamos abrir el portal lo antes posible
- ¿acaso creen que pueden ir a ayudar a su compañero? No sean estúpidos mocosos es muy probable que mi señor ahora mismo este acabando con su vida, pero no se preocupen ahora mismo los reuniré con el

Lilithmon ignoró a ambos digimon para atacar directamente a madison, Alex noto es al instante y justo cuando lilithmon lanzo su ataque el mexicano corrió hacia la dirección de madison quitándola del rango de ataque pero recibiéndolo en su lugar dejándolo herido

- maldita sea no - exclamo el caballero al ver a su amigo herido por el ataque de la sucubo
- ¡Alex!
 
Última edición:

Claire.

Lightning
Registrado
20 Dic 2010
Mensajes
3,659
Calificación de reacciones
976
Puntos
1,750
Janick había decidido los equipos de combate y cada uno de los digimon mágico se dedicaría a llevar a los elegidos al lugar de la pelea. Justo al momento de juntarse con Nancy y la otra chica, de la cual no recordaba muy bien el nombre en ese momento, Madison miro al frente. Se encontró con la mirada de Alex, examinandola, rápidamente desvío la mirada, no tenía la voluntad para mantener aquella mirada, un segundo antes de desaparecer se atrevió a mirar e inmediatamente después se marcharon. Las dos otras chicas llegaron al lugar donde se enfrentarán con Craniumon. Pero Madison, ya no estaba con ellas.

-¿Dónde está Madison? - preguntó Nancy. Las dos chicas se miraron, pero no había tiempo. El digimon ya había empezado a causar destrozos.

Janick y Alex se enfrentarian uno a cada monstruo digital, ninguno se dio cuanta como cerca de allí estaba la pelivino. Detrás de un árbol.

-Te lo agradezco Lunamon. - se dirigió a la pequeña conejita que solo le sonrió y le asintió. La Inoue miro a los dos chicos que se desplegaban y pensó en las dos chicas que dejó ir solas - Lo siento chicas, pero... Tengo cosas que resolver, aquí. Ahora. - finalizó aquella frase y se movió del lugar.


Llego justo a tiempo para ver como Dynasmon recibía un fuente contraataque del enemigo y Alex corría hacia él, menos de un minuto después, Dynasmon había cambiado su forma, Madison no supo que sucedió, así que corrió al lugar. Al llegar, Dynasmon acababa con aquel rival.

-¿Qué sucedió? - preguntó cuando llegó con Alex, el mexicano volteo a verla con algo de sorpresa.

-Madison ¿qué haces aquí? ¿Y las chicas?

-Nancy con Janick y Rose está bien. Yo vine a - dudó, no iba a decir que estaba allí por él... Movió la cabeza rápido y dijo lo primero que se le ocurrió. - vine a ayudar. - No hubo tiempo de que el pelinegro le respondiera porque rápidamente algo sucedió en el cielo oscuro.

-Es Janick. - dijo Crescemon.

-¿Qué pretende ese idiota? - preguntó Alex algo alterado y dando unos pasos apresurados al frente.

-Es un portal a la zona oscura. - dijo Dynasmon.

-Rápido Dynasmon - ordenó Alex y rápidamente el digimon lo tomo para intentar alcanzar aquel portal. Pero no fue suficiente, cuando llegaron cerca, el Takahashi ya había entrado y el portal se había cerrado. Alex maldijo, aquel era un lugar peligroso y Janick jamás había estado ahí. No podía dejarlo solo. Descendió para buscar un modo de abrir de nuevo ese portal, algo se le ocurriria.

-Es una trampa - comentó con furia, Madison observó en silencio y con una extraña tranquilidad aquello, luego vio a Alex.

-Tranquilizate - le dijo - podemos alcanzarlo - aseguró. Pero no pudo continuar. Una voz detrás de ellos los sorprendió.

-Jajajaja tal vez deban preocuparse por ustedes mismos. - Era Lilithmon. Alex se fue al frente, listo para acabar con ella. Y tanto Dynasmon como Crescemon no dudaron en saltar al ataque.

-Madison, vete con los demás. - ordenó de modo tajante el mexicano y Inoue lo miro algo molesta.

-¿De que hablas?

-Dynasmon y yo nos encargaremos de esto - nisiquiera la miro, y Madison no lo podía creer ¿Quien creía él que era ella? ¿Acaso una tonta que no podía valerse por ella misma? ¿Una carga? ¿Una pobre niña indefensa?

-¡No! - replicó con fuerza, y sintió a la antigua Madison y su orgullo volver, jamás sería de esas niñas que tenían que ser rescatadas, y Alex lo sabía , le molesto que la tratará de ese modo. - Estoy cansada de que me veas como una niña indefensa, porque no lo soy, yo puedo defenderme - Alex la miro directamente a los ojos y esta vez ella no evadió la mirada. - Me quedaré y te ayudare a combatirla - sentenció y Alex pudo ver la decisión de la chica en esto. Era en serio.

-Detesto cuando te pones en este plan-Madison fruncio el ceño y le sostuvo la vista, el muchacho suspiro agobiado y no tuvo más opción que aceptar. - Está bien, pero - desvío la mirada rápido y vio como Lilithmon acertada un golpe a su compañero. - No Dynasmon. - se distrajo, no vio cuando la mujer se acercó a ellos, y justo allí en frente su diabolica sonrisa se ensancho. Madison era su siguiente objetivo. La japonesa la vio justo en frente, y se sintió diminuta, pero no se apartó, demostraría que seguía siendo la misma, la fuerte, la que no necesitaba salvadores, pero como siempre esto se repetía, Alejandro Garcia estaba dispuesto a mostrarle una vez más que ella si necesitaba ser salvada, y él estaba allí para eso. La quitó del camino de un empujón y recibió el ataque.

-¡No! - el primero en reaccionar fue Dynasmon.

-Ese tonto se puso en mi camino - exclamó Lilithmon furiosa.

-¡Alex! - grito Madison tan pronto se levantó del suelo y corrió hacia el. - ¿Por qué siempre tienes que hacer eso? ¿Por qué? - Alex trato de levantarse, pero un intenso dolor no lo dejo, aún así no lo demostró, calló , y sólo se quedo sentado sobre el suelo. Dynasmon y Crescemon no dudaron en atacar a Lilithmon quien al parecer después de ese ataque había quedado algo débil.

-¿Estas bien? - preguntó el pelinegro a la chica con cierta dificultad.

-¿Qué si estoy bien? - aquella preguntó la devastó. - ¿Pero que rayos pasa contigo? - una lágrima corrió por su mejilla - ¿Acaso quieres morir? - Alex se sintió algo culpable, sabía a lo que ella se refería.

-Madison.

-¡No Alex! - el tono de su voz lo sorprendio- ¡Ya basta! - vio como la chica se ponía las manos sobre sus oidos y la angustia con la que ella lloro lo preocupó - Ya deja de hacer eso, ya deja de ser el héroe, ya deja de seguir preocupandote por mi - lloro porque su culpa la carcomia, porque al parecer estar cerca de él solo significaba que el saldría lastimado, de una u otra manera, y siempre por culpa de ella. Y no podía soportarlo ya. Alex no pudo más que preguntarse qué pasaba. Él solo quería que ella estuviera bien. ¿Ser el héroe? ¿Dejar de preocuparse por ella? No entendió como ella podía pedirle eso, si él hasta la vida la daría por ella, por qué ella estuviera bien. Miro al piso con tristeza y solo escucho el llanto de la Inoue, que permanecía de pie a su lado.

Pero repentinamente el llanto de la chica cesó, la Inoue levemente tembló, ya era suficiente para ella, miro a un lado con el rostro mojado, las mejillas coloradas y la mirada molesta, Dynasmon y Crescemon seguían luchando con aquella digimon que solo se mofaba de ellos. La sangre le hirvio y rápidamente y sin escuchar lo que Alex le decía tomó un trozo de metal que estaba tirado por el suelo y que tenía un pronunciado filo en la punta y corrió hacia la digimon malvada aprovechando que estaba de espaldas.

-¡Madison no lo hagas! - grito Alex al ver las intenciones de la pelivino de atacar a Lilithmon con sus propias manos. Los gritos de Alex llegaron a los oídos de Crescemon que vio como la joven se acercaba corriendo al enemigo con el objeto afilado en las manos.

-¡Madison aléjate! - pero aquello solo hizo que Lilithmon logrará voltearse para esquivar el ataque, pero no fue suficiente para que no saliera lastimada, Madison había logrado rozar parte de su abdomen con aquel objeto. Y ahora la digimon sangraba. La joven respiraba con dificultad mientras soltaba el objeto y este caía al suelo, unas cuantas gotas de sangre de Lilithmon también cayeron, haciendo airar a la Demon.

-¡Maldita! Esta vez nadie te salvará. - Y se abalanzó sobre ella. Todo se detuvo para Madison, de nuevo la tenía en frente, de nuevo se sintió diminuta, pero esta vez estaba segura de que Alex no recibiría el daño por ella. Nadie sufriría por lo que ella había hecho, sería ella la que recibiría las consecuencias de sus actos. Y así debía ser. Así lo había decidido ella misma. Pensar más en los demás y no sólo en ella.

-Eso es - pudo repasarlo en su mente - ¡ES LA BONDAD! - gritó. Y aquel grito junto con la determinación que ahora llevaba en su corazón hicieron brillar el emblema, hicieron brillar el digivice, ambos objetos la protegieron del ataque de aquella digimon y hicieron posible la última digievolucion de Crescemon, sí, finalmente el brillo de la evolución mega cubría a la elegante mujer liebre.

Crescemon

WarpDigievolves a

Dianamon.

El brillo se fue y Madison observó con la boca abierta el aparecer de la diosa de la Luna, de los Olímpic Twelve; Dianamon.

Lilithmon gruño. Y Alex finalmente pudo respirar cuando vio a Madison con vida. Y a pesar de estar lastimado ya se había levantado para ir por la chica.

-Este será tu fin, Lilithmon.-Fue lo primero que la suave y femenina voz de la diosa lunar pronunció, y Lilithmon tembló, estaba herida por un costado, ya había peleado con Beelzemon, y se había enfrentado a Dynasmon, no creía tener fuerza para enfrentarse a un tercer mega. Se alejo rápidamente levitando hacia atrás pretendiendo escapar pero Dianamon pudo ver sus intenciones, antes de que pudiera hacer algo lanzó uno de sus ataques. Con las lanzas que portaba en sus manos lanzó unos poderosos rayos de hielo combinados con un fulgor oscuro. Por nada era de la familia de los Nightmare Soldiers. Para cualquier digimon esos ataques ciertamente eran una pesadilla.

El ataque golpeó de lleno a la Demon haciéndola caer al suelo. Herida. Rápidamente Dianamon descendió y se puso de pie justo en frente de ella, la digimon volvió a temblar. Dynasmon también descendió a un lado de Dianamon y Lilithmon supo que si no escapaba ya. Moriría. El mismísimo Phelesmon que observaba furioso desde el área oscura la nueva digievolucion interfirio para traerla de vuelta con el. Salvandola de morir a manos de los elegidos.

Madison solo observó como la digimon desapareció y se acercó a donde estaban Dynasmon y Dianamon.

-Huyó - acotó el Royal Knight.

-Ya me encargare de desaparecerla. - contesto la diosa.

-Dianamon. - Madison la llamó y la digimon volteo para quedar frente a frente con su compañera, quien la observó maravillada. Unos segundos de silencio hubo hasta que la digimon hablo.

-Madison, lo logramos. Esta es tu Bondad - La pelivino escucho a su digimon hablar y recordó las palabras del emblema. Sonrió. Al fin había conseguido la bondad dentro de ella. Y no planeaba perderla. No de nuevo.

-¡Madison! - Alex se acercó gritando su nombre mientras caminaba con dificultad hasta llegar lo suficiente cerca como para colocar una mano sobre el hombro de la chica. Madison noto su dificultad para caminar y como se sostenía por un costado.

-¿Estas bien? - le preguntó preocupada. El se angustio con aquella pregunta.

-Pero ¿que dices? ¿En qué rayos estabas pensando al lanzarte a atacar a esa digimon? ¿Acaso quieres morir? - Abrió los ojos con sorpresa y le quito la mano del hombro al recordar que ella le había hecho esas mismas preguntas hacía rato cuando el sé había interpuesto en el ataque de Lilithmon. Madison no respondío nada, pero lo miro con atención, pasaron unos segundos y ninguno dijo nada. Alex entendió un poco como se había sentido ella, y la japonesa entendió que había sentido Alex al pensar en sacrificarse y recibir el ataque por ella. Poco a poco sonrió. Y hablo despacio.

-Se siente bien -musito la japonesa, el mexicano la miro esperando que ella terminará la frase- Se siente bien... ser el héroe. - Alex le detuvo la mirada y estuvo a punto de decirle que estaba loca, que se había preocupado mucho por ella, que no podría imaginar que algo le pasara, que no podría vivir tranquilo nunca más sabiendo que a ella podría pasarle algo. Por primera vez los ojos de Alex mostraron un brillo que Madison no había visto antes, el mexicano hizo lo posible por contener aquello, y lo único que pudo hacer fue acercarse a ella y jalarla contra si hasta hundirla entre sus brazos. La apego a su cuerpo con todas sus fuerzas, y por primera vez en mucho tiempo recordó la razón por la cual había ido al mismísimo fondo de la zona oscura por esta chica, porque desde el principio el no pudo nunca simplemente ignorarla, y aunque al el solo la veía como otra elegida, desde ese mismo principio el sintió la necesidad de protegerla, de cuidarla, de verla sonreír. Madison se sonrojo de inmediato, y un sentimiento de calidez la envolvió, volvió a sentirse pequeña, diminuta entre sus brazos, pero se sintió feliz, aún así, unos segundos después se despegó de el, y ambos se miraron.

-No vuelvas a ser el héroe nunca más.Eso dejamelo a mi. - Fue lo único que él pudo decirle antes que los gritos proveyentes de los demás elegidos que ya regresaban de sus peleas los obligarán a separarse.

-Oigan ¿están bien? - preguntó Luis.

-¿Y lilithmon? - fue Nancy.

-Estamos bien, pero Lilithmon escapó. - contesto Dynasmon.

-Alex estas herido - volvió a decir Nancy. Todos lo miraron, pero el mexicano no quería distraerlos con cosas sin importancia, aunque sentía dolor, había que buscar a Janick y a la Princesa Celes.

-No importa, estoy bien.- Fue lo único que dijo- debemos ir ya mismo a la zona oscura, Janick está solo.

-Vimos cuando entró a ese portal - comentó Rose Mary con cierta preocupación en la voz - Pero, ¿como haremos para ir a ese lugar?

-El portal se cerró, pero debe haber un modo de abrirlo de nuevo - dijo el Yagami.

-Debemos ayudar a mi hermano - músito la Wilson.

Madison que escuchaba los comentarios de los chicos, miro al suelo con algo de pesar y entonces saco su digivice y lo observó en silencio. Recordó que en varias ocasiones ella pudo acceder a la base de los Generales para encontrarse con ChaosPiedmon. Y su digivice era la llave. ¿Sería posible volver a ir a ese lugar? Pero... Cierto frío le recorrió la espalda de sólo recordar a ChaosPiedmon. No quería admitir que tenia miedo, ¿o si tenía? Miró al cielo, tendría que averiguarlo.

-Chicos - hablo en voz fuerte y todos la miraron - creo que yo puedo abrir ese portal-seguía mirando su dispositivo.

-¿De que hablas? - Alex se acercó a ella.

-Cuando ChaosPiedmon me llevo a ese lugar mi digivice era el que me permitía ir y venir desde allá al mundo real.

-¿Puedes abrirlo de nuevo Madison? - Nancy se acercó a ella y la tomó de las manos - Por favor, hazlo, mi hermano puede estar en peligro.

-Espera, espera, - está vez volvió a hablar Alex - ¿no correras peligro de nada o si?

-No lo sé. Pero debo hacerlo de todos modos. Hay que ir por la princesa. Debo hacerlo Alex - lo miro a los ojos y el dudó en dejarla hacerlo.

-Creo que es la única opción que tenemos. - respondió Shini.

Todos animaron a Madison de que ella podía hacerlo, el único que se sentía inseguro era Alex. Aún así decidió permanecer cerca de la Inoue solo por si sucedía algo.

La pelivino se separó de sus amigos y dio unos paso al frente, entonces miro el oscuro cielo de la ciudad. No se veían estrellas, solo oscuridad. Volvió a mirar su digivice e inmediatamente lo apuntó al cielo. Todos miraron al cielo a ver si algo ocurría. Unos segundos después nada pasaba, no mucho luego Madison comenzó a sentir cierta inquietud, mientras observaba en cielo oscuro, un movimiento sospechoso la hizo dudar, los recuerdos del área oscura vinieron a su mente, la bufóna y escalofriante sonrisa de ChaosPiedmon también apareció en su cabeza de nuevo volvió a sentir aquello que sentía cada vez que fue a aquel lugar. Un extraño temblor desde sus piernas y escalofríos que la recorrían hasta su último cabello. Cerro los ojos con miedo, no quería ir de nuevo allá. No quería.

-¡Chicos, miren! - la voz de uno de los elegidos la hizo mirar arriba de nuevo. Y un extraño hueco comenzaba a formarse en el cielo. Una inmensa bruma negra comenzó a salir del lugar, y el corazón de Madison se disparó, conocía esa bruma, conocía la sensación que le causaba, no supo en que momento su mano comenzó a temblar. Estaba paralizada mientras el portal seguía abriéndose pero la carga se estaba haciendo fuerte para ella. Comenzó a preguntarse por qué. La desesperación comenzó a invadirla.

Alex que era quien se encontraba más cerca nota que su mano temblaba e inmediatamente miro su rostro.

-Tiene miedo - dijo para si mismo- Madison tiene miedo. - miro fugazmente al cielo y noto algo más.

-¿Qué pasa? - dijo Rose Mary - Parece que se está cerrando. - la situación se agravo en ese momento. Madison sintió un dolor en su pecho y no tardó en escucharse un grito de ella, seguido de una leve falla de piernas que la hizo desvanecerse. Por suerte Alex estaba cerca y pudo sostenerla para que no cayera. Seguidamente agarro sus manos y las elevó de nuevo al cielo.

-Resiste Madison ¡Tú puedes hacerlo! - le dijo y la chica tomó aire para recobrar fuerzas y seguir de pie. - ¡Vamos! Ya no tienes que temer.

Los elegidos restantes se dieron cuenta de lo que pasaba. Para poder abrir ese portal Madison tenía que luchar con sus temores internos, con sus debilidades y le estaba costando hacerlo sola. Debían ayudarla. La primera en hacerlo fue Nancy que corrió al lado de Madison y sostuvo sus manos junto con las de Alex.

-Tu puedes ¡No te rindas Madison!

Rose Mary y Shini y Luis no tardaron en hacer lo mismo y alentarla, y estaba funcionando, porque el portal parecía abrirse de nuevo.

-Solo un poco más - grito el Yagami. - ¡Por la princesa y por los DIGIMON Madison! - Madison se sintió protegida en ese momento.,rodeada de personas que confiaban en ella, sintió como el miedo desaparecía.

-¿Lo ves Madison? Todos tus amigos están contigo. Ya no debes temer. ¡No estas sola! - las palabras de Alex resonaron en la mente de la Inoue, el digivice brillo intensamente y dirigio un haz fugaz de luz al cielo que inmediatamente término de abrir el portal por completo.

Todos gritaron de alegría, por fin podrían ir en busca de la princesa y de su compañero. Madison suspiro aliviada, Alex aún sostenía sus manos.

-¡Lo hiciste! - Le dijo el con orgullo, ella sólo alcanzó a sonreír levemente comprendiendo que ya no le temía a la oscuridad. Había logrado muchas cosas ese día y después de mucho tiempo se sintió como una verdadera elegida.

¡Vamos! - dijo Luis con su característico entusiasmo - ¡VAMOS POR LA PRINCESA!

Y no tardaron en atravesar el portal con la ayuda de sus compañeros digimon; una ardua pelea les esperaba del otro lado.
..................




Cielos pase todo el día escribiendo esto xP Bueno se que obvie algunas cosas pero asdfghjkl continuemos con la última pelea. Gracias a Alexyz por sus ideas <3

PD. I LOVE KEN ICHIJOJI *-*
 
Última edición:

Fenix oscuro
Registrado
14 Jul 2008
Mensajes
486
Calificación de reacciones
3
Puntos
200
Finalmente había llegado a la zona oscura, se encontraba bastante herido, de igual manera Impmon, jadeaban mientras bajaban hacia el castillo, no había nadie en sus alrededores, se deciden a avanzar lentamente

- ahora es cuando, entremos rápidamente, antes de que lleguen los otros - anima Janick, pero mira a su exhausto compañero, pero lo toma en brazos - no te puedes desvanecer Impmon, te necesito - suplicaba el joven, pero decidido, lo lleva hasta una puerta secreta del castillo, pero ya una vez adentro, se detiene - demonios, esta puerta era una trampa - se esconde junto a una pared mirando los pasillos vacíos, su mirada se torna seria al oír unos ruidos provenientes del subterráneo del castillo,

Mientras bajaba las escaleras oscuras, el ruido se hacía cada vez más fuerte -- debe ser ahí donde Phellesmon tiene a la princesa - meditaba mientras, más al avanzar, justo en el fondo de esas escaleras, se puede notar una puerta - lo logré - abre la puerta con mucho cuidado, dando paso a las mazmorras,

Él mismo se sorprende de la cantidad de cadáveres que hay en estas celdas, por un minuto se entristeció de tan solo pensar en lo peor, cuando un golpe más al fondo llama su atención, rápidamente corre al lugar, donde Lannister intentaba romper los barrotes de su celda, pues la chica se encontraba bastante débil, afortunadamente Impmon despierta

- princesa – Janick se acerca junto a Impmon, Janick se acerca lo suficiente y empieza a golpear los barrotes – no se preocupen, yo los sacaré de aquí – comienza a desesperarse al notar que ninguno de sus golpes surte efecto, al mismo tiempo se distrae al notar que la chica no está despierta

- dónde está Salamon? – pregunta Impmon notando la ausencia del digimon

Phellesmon sabe que es el digimon elegido, se lo llevó, y tiene en su poder el emblema – responde desesperado Lannister

Impmon se aleja unos cuantos pasos – cúbranse – ordena preparando sus poderes de hielo y fuego, mientras Janick y Lannister se cubren para no recibir ningún daño, al momento de que Impmon avienta su ataque, deja un pequeño agujero, por el cual, Lannister primero saca su hermana, para luego él salir de ahí – creí que no llegarían aquí – dice él aliviado – tenemos que salir de aquí

- no podemos irnos sin el emblema de tu hermana – responde jadeando – tenemos que terminar la batalla ahora, confió en que mis amigos ya vienen para aquí – mira a la chica – también tenemos que buscar a Salamon

Espera – lo jala del brazo antes de que este comience a caminar, él lo mira confundido – yo quiero disculparme por todo lo que hice… por mi culpa mi hermana sufrió demasiado... Eso no es justo… yo… te pido disculpas

El chico suelta una carcajada ligera

– que te parece tan gracioso? – pregunta Lannister un poco molesto

Lo mira un tanto divertido – es un poco tarde pero acepto – sonríe este tomando a la princesa en sus brazos – tenemos poco tiempo para alejar a Celes de aquí, hay que derrotar a Phellesmon… para que…. – su mirada se llena de vacío – para que puedan volver a su mundo – mira hacia otro punto tratando de ocultar la tristeza que eso conllevaba, en eso siente la mano del chico en su hombro – sabían que este día llegaría – dice con la mayor sutileza posible – tú… cometiste un error al haberte enamorado de ella

Resienten las palabras del chico

- y yo cometí un error al no haberlos matado yo mismo – frente a Janick por primera vez aparece Phellesmon – niño elegido, yo Soy Phellesmon – se presenta con una reverencia – es un honor conocer a quien hizo todo esto posible – sonríe con malicia

Janick e Impmon se sobresaltan, Lannister tan solo cierra los ojos

El chico aprieta los puños – a que te refieres???

Da unos cuantos pasos tranquilamente alrededor de los chicos – si no fuera por ti nada de esto hubiera sido posible – desvía la mirada hacia Lannister – verdad príncipe??

El nombrado aparta su mirada avergonzado, y es observado por Janick con inseguridad, regresa furioso su mirada a Phellesmon – explícame –
Se mofa de la desesperación del chico – verás, tu amada princesa, no se suponía que ella fuera a su dimensión, sin embargo, ella terminó siendo la elegida, desde un principio supo que al venir aquí su vida corría peligro, por fortuna para ella, duró más tiempo del que esperaba por eso era importante que ustedes se apresuraran, sin embargo ya pasó demasiado tiempo, y eso no es todo, su debilidad siempre han sido sus sentimientos, algo que todos los de tu dimensión, sobre todo tú – lo señala con malicia – han pasado por menos, si no fuera por ti ella hubiera podido permanecer más tiempo aquí, ya que, si no es devuelta a su dimensión pronto, desaparecerá para siempre – sonríe al mirar el rostro del chico, permanecía neutral mirando a la chica, para luego gruñir

-ya no me importa nada con tal de salvar a todos – apunta su digivice a Impmon ahora

Impmon Warp Digievolves a Beelzemon – el poderoso digimon se prepara para hacerle frente a Phellesmon, mira a su elegido – acabemos con Phellesmon de una buena vez por todas

Janick mira con seriedad a Lannister, le da a su hermana aún inconsciente – llévatela de aquí, yo recuperaré a Salamon y al emblema – afirma decidido mientras Phellesmon parece aburrido – en serio crees que puedes derrotarme tú solo Beelzemon??

El digimon demonio medita las palabras del enemigo – no me das miedo

- Lannister, lárgate de aquí, llévate a la princesa, ahora – ordena Janick furioso

- no puedo hacer eso, no los podemos dejar aquí, veremos las pelea, y tenemos que ayudarte
Mientras se distraían Phellesmon golpea a Beelzemon con un gancho, derribándolo, y lo toma del cuello, levantándolo por completo- esto es lo que puedes hacer? Y pensar que te quería en mi ejército, baah, - le suelta un golpe en el abdomen con la otra mano, los chicos solo se veían obligados a observar

Phellesmon suelta una terrible lluvia de golpes y patadas sobre Beelzemon, este a penas y podía bloquear uno que otro golpe

- tienes que ayudar a tu digimon – dice Eliot al chico que permanece nervioso
- si tan solo, ellos estuvieran aquí – aprieta los puños en señal de desesperación, su garganta se inmuta cuando observa a Beelzemon caer derrotado por los poderes de Phellesmon

Finalmente ella despierta, abre sus ojos lentamente, lo primero que observa es a su hermano – E...Eliot… - pronuncia levemente comenzando a ponerse de pie

- despertaste – se alegra el al ver a su hermana, aunque al parecer sus energías aún continúan yéndose, al momento de voltear, se encuentra de espaldas al chico – Janick se exalta al mirarlo, no sabía cómo reaccionar,

El chico voltea, su semblante de preocupación desaparece por solo verla – princesa – se acerca para ayudarla a volver en sí, pero aun así su cuerpo permanecía desapareciendo por momentos, los 2 reaccionan preocupados entre sí

Phellesmon ríe – como soy generoso, les concederé una última oportunidad de estar juntos

Estas palabras aterran a la chica mientras veía a Phellesmon caminar hacia ella

Beelzemon que estaba detrás de todos se levanta con sus berenjena guns en mano – muere – las dispara, pero antes de que impactaran contra Phellesmon, las 2 balas desaparecen, el poderoso demonio sonríe mientras vuelve su mirada hacia los chicos, tanto ellos como Beelzemon se sorprenden – qué pasa Beelzemon?? Acaso te da miedo mi poder?? - sonríe, y antes de que cualquiera pudiera hacer algo, Beelzemon es convertido en piedra

- Beelzemon – susurra perplejo al mirar la facilidad con la que su digimon fue derrotado

Eliot se llena de valor y se lanza contra Phellesmon, pero este tan solo lo golpea tirándolo a un lado, tan solo estaba él para protegerla

Phellesmon patea a Janick y lo deja en el suelo, tenía pase directo hacia la princesa – haré esto rápido – estira su mano, de la cual sale la bala de Beelzemon que había desaparecido – Hermana – dice Eliot

Al no tener otra opción, la única manera de salvar a la chica, fue, interponerse en el disparo, el chico permanecía de espaldas a la chica, con los brazos abiertos, su pecho había sido atravesado, de su boca escurría sangre, cae hacia atrás, la chica se acerca a él llorando – por... por qué hiciste eso? – preguntaba sin dejar de llorar, tan solo unos minutos de haberse rencontrado, y todo estaba perdido, su cuerpo desaparecía en mayor medida,

- hermana – Eliot se acerca a los 2 y con un movimiento raro los 3 desparecen,

- a dónde demonios se fueron? – pregunta Phellesmon furioso

Reaparecen en otro cuarto, con el chico aún herido – no debiste hacerlo – dice la chica llevando su mano a su rostro para secar sus lágrimas

- esto es mejor que algo que hubiera lamentado toda mi vida – asegura con dolor debido a su herida, para luego mirar al chico – Eliot, ve a buscar a los chicos, ve tú también – mira a la chica – yo estaré bien

Yo iré solo – se levanta y mira a su hermana – tú estás muy débil también, quédense aquí los 2

- pero – dice ella, su hermano le sonríe con seriedad, algo que la llena de plena confianza en él, una vez que este parte a buscar a los otros, los 2 se quedan solos, el problema era que la chica desaparecía más rápido

- princesa – reacciona alarmado al sentir como está a punto de perderla, la chica se llena de aún más lágrimas, comienza a desparecer de los pies hacia arriba, Janick, con su mano sangrada le toma la suya a ella

-- a los digimons no le pasará nada, derroten a Phellesmon, por favor – cierra los ojos rompiendo en llanto mientras él se reniega a soltar su mano

- princesa, no te puedes ir – responde alarmado sin saber qué hacer. Tan solo faltaban su mano y su cabeza por desaparecer

La ultima lagrima de ambos cae sobre sus manos llenas de sangre que se reusaban a soltarse, emitiendo un brillo por completo extraño, pero finalmente, primero desparece su mano y luego su cara, una sonrisa fue lo que quedó de la chica, el chico golpea el suelo con fuerza repetidas veces invadido por la rabia de haber perdido a la chica, la herida aún no sanaba, al contrario, perdía más sangre que antes, suelta una sonrisa sarcástica, pero llena de culpa – amigos, perdónenme – pide con sus últimos alientos – confío en ustedes para salvar a las 2 dimensiones, princesa… algún día, nos volveremos a ver…

El chico también se ha ido, pero sus latidos aún siguen, un extraño brillo dorado ilumina la habitación, vuelve a abrir los ojos, ahora frente a ellos vuelve a aparecer la chica, los 2 se miran confundidos – qué fue lo que pasó? – pregunta él lentamente, ella toma su mano con una sonrisa – solo tenemos una oportunidad para acabar con Phellesmon – asegura ella incluso llena de dudas el joven se levanta con ayuda de ella – tenemos que encontrar a los otros, a Salamon, a Beelzemon,

Así es – asegura ella, tan solo para que los 2 salgan de ahí en busca de los demás, para en serio, la batalla final
____________________________________________________________________________________
[MENTION=130440]mimi_sakura[/MENTION] [MENTION=367807]Dark Alexyz[/MENTION] [MENTION=502959]Fayette[/MENTION] [MENTION=374652]Luigi Yagami[/MENTION] [MENTION=1026382]Makoto Ayame[/MENTION] [MENTION=1000998]Rozenkristall[/MENTION] ya es la batalla final, pongan algo
 
Última edición:

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi
Registrado
28 Mar 2009
Mensajes
10,612
Calificación de reacciones
2,795
Puntos
1,550
aparto post




El silencio reinaba en la zona oscura, el grupo de elegidos había llegado al territorio enemigo atravesando aquel portal y sabían que las cosas se iban a poner difíciles a partir de ese instante, solo podían ver el paisaje de aquella zona donde habían ido a caer: una especie de llanura de tierra color gris y un cielo color purpura, en el aire se podía sentir el aura de muerte y destrucción del aquel putrefacto lugar.

-No es un lugar en el cual me gustaría poner mi casa de verano-trató de bromear Shini con una sonrisa nerviosa al ver la clase de lugar donde habían ido a parar.

-No es buen momentos para chistes Shini-interrumpio el Yagami de cabellos rubios con una mirada llena de serieda, giro un momento su rostro para ayudar a levantarse a Rosy extendiéndole la mano-¿estas bien?-pregunto un poco preocupado Luis que simplemente dejaba que la peliblanca tomara su mano y se levantara.

-Si-afirmo la joven que luego de ponerse de pie se sacudía un poco sus ropas-¿gabumon?-llamo la joven buscando rápidamente al lupino y suspirando con calma al verlo.

-Deberiamos avanzar-hablo Alex de forma seria y ayudando a Madison a levantarse y sostenerse.
De repente, corrientes de viento se agitaron fuertemente en el lugar y levantando una enorme cantidad de polvo causando que todos los humanos y digimon se cubrieran.

-Nada mal humanos-fue una voz que a pesar de sonar serena y llena de calma era amenazante.


-MI nombre es Shakamon, el digimon mas cercano a Dios y por el bien de mi amo los detendré aquí-afirmo el digimon sagrado sin dejar su postura.

-¿Shaka de virgo?-no pudo evitar comentar Luis al comparar al digimon con el famoso santo dorado de Virgo de Saint Seiya-¿a poco Kurumada sabe que te volviste digimon?

-¡QUE SOY SHAKAMON MOCOSO!-bramo de forma comica digimon que dejaba salir un aura de enojo grande-¡SOLO POR ESO ME ENCARGARE DE QUE SUFRAN!

-Bien hecho niño genio-no pudo evitar comentar Agumon mirando con molestia a su elegido.

-¿Qué? No es mi culpa que se llame asi y se parezca a otro personaje-se defendió el rubio que sacaba su digivice junto a los demás elegidos


Corto y fail

pd: Tenia que hacer el chiste de shakamon...¡ERA OBLIGATORIO HACERLO(?)!
[MENTION=130440]mimi_sakura[/MENTION] [MENTION=367807]Dark Alexyz[/MENTION] [MENTION=502959]Fayette[/MENTION] [MENTION=374652]Luigi Yagami[/MENTION] [MENTION=1026382]Makoto Ayame[/MENTION] [MENTION=1000998]Rozenkristall[/MENTION] [MENTION=295724]Kyo de Geminis[/MENTION]​


[/Justificar]
 
Última edición:

Dark Alexyz

El Príncipe de la Dulce Pena
Registrado
3 Mar 2009
Mensajes
1,284
Calificación de reacciones
126
Puntos
400
No tenían tiempo para luchar, era probable que Janick necesitara ayuda pero Shakamon les impedía el paso, Alex miro por unos momentos al digimon para luego voltear hacia los demás. Era probable que todos tengan debilitadas sus fuerzas y si se enfrentaban a Shakamon era probable que agotarían por completo sus fuerzas, de pronto Luis dio un paso al frente con una sonrisa determinada.

- Ustedes vayan y busquen a Janick y a Celes – comento el rubio – Wargreymon y yo nos quedaremos a luchar
- ¿estás seguro que podrás con él?
- La batalla que tuvimos hace unos momentos no fue nada más que un simple calentamiento
- Me quedare a luchar contigo – comento rose
- En ese caso yo también les ayudare – esta vez fue shini quien hablo
- No es necesario chicos, wargreymon y yo somos más que suficientes para acabar con el
- No sean estúpidos – hablo el digimon – mi poder es más grande del que puedan imaginar, es imposible que ustedes puedan ganarme
- Vallase ahora, yo lo distraigo

Todos a excepción de Luis pasaron de largo a shakamon este intento bloquearles el paso pero fue atacado por wargreymon haciendo que todos lograran escapar.

- Tu pelea es conmigo shakamon

Todos se apresuraron para llegar lo antes posible a aquel castillo, Afortunadamente Alex conocía de pies a cabeza aquel lugar por lo que no sería gran problema llegar

- Oye Alex – lo menciono Nancy - ¿Cómo planeas que entremos al catillo?
- Es una gran fortaleza será difícil entrar pero no imposible – hay cuatro entradas en el castillo cada una custodiada por un digimon, afortunadamente logramos acabar con tres de los guardianes y el cuarto ahora mismo está enfrentándose con Luis, existe otra entrada, en uno de los muros hay una entrada secreta, cuando yo estuve ahí no había mucha seguridad pero es probable que ahora la tengan custodiada pero no creo que sea problema enfrentar a los guardias, una vez adentro está el verdadero problema, cada pasillo de aquel castillo es un completo laberinto, además de que está lleno por completo de trampas, si logramos burlar cada una llegaremos a los calabozos
- ¿crees que ahí encontremos a celes? – pregunto curiosa Nancy
- Es muy probable pero si es así es seguro que estén más que vigilados. Si logramos pasar por los calabozos llegaremos más rápido a lo que realmente nos importa la habitación principal del castillo, ahí es donde Phelesmon se encuentra

En un abrir y cerrar de ojos habían llegado al fin a aquel castillo, Alex miro con desdén aquel lugar nunca pensó que regresaría ahí una vez más, pero ahora él estaba más que preparado, miraba atentamente cada esquina de aquella fortaleza sorprendido de lo que veía

- Entonces que, ¿tocamos la puerta y fingimos que somos niñas exploradoras? – bromeo shini pero Alex simplemente se quedó mirando el lugar
- Hay 5 guardias en la torre este, 7 en la oeste, la puerta norte encargada por shakamon está custodiada por dos Neo Devimon, parece que el resto de las puertas están sin seguridad – comento Dynasmon confundiendo a los demás.
- ¿Qué significa eso? – pregunto Nancy
- Significa que Phelesmon quiere que vallamos hacia el – comento Alex finalmente
- Genial, eso nos facilitara todo
- No estoy segura shini – comento la peli vino mirando también aquel castillo – es muy probable que se trate de una trampa
- Así es madison – comento el mexicano este intento acercarse a los demás pero le comenzó a doler un poco el costado, era obvio que aun tenia aquella herida pero trato de disimular
- ¿te encuentras bien Alex? – pregunto madison preocupada por el estado en que se encontraba el mexicano este simplemente asintió con la cabeza pero ella sabía que aún se encontraba mal.
- De acuerdo es ahora o nunca

Entraron al castillo, tal y como había dicho Dynasmon los guardias no ofrecieron mucha resistencia ante la llegada de los elegidos, ya estaban dentro del castillo y afortunadamente lograron burlar cada trampa que había en cada rincón, ahora estaban a punto de dirigirse hacia las mazmorras del castillo cuando logran escuchar que alguien se acercaba, los digimon se prepararon para atacar al enemigo pero bajaron la guardia al ver que se trataba de Eliot.

- Al fin logro encontrarlos – comento el chico exaltado
- ¿Qué ha pasado? ¿Dónde están la princesa y mi hermano? – preguntaba Nancy preocupada, solo tuvo que mirar los ojos de Eliot para saber lo que sucedió
- Tuvimos una pela contra Phelesmon, afortunadamente logramos escapar pero lamentablemente fue muy tarde para ambos

Todos quedaron perplejos al escuchar la noticia, Nancy no pudo evitar soltarse a llorar mientras que el mexicano simplemente apretaba fuertemente su puño en señal de ira, Madison intento calmar a Nancy aunque ella también estaba demasiado triste por la noticia, Eliot bajo la mirada incapaz de mirarlos, igualmente lamentaba la pérdida de su hermana y ahora solo tenía una cosa en la cabeza… Venganza.

- Escuchen ustedes son los únicos capaces de detener a Phelesmon, él tiene una fuerza incomparable pero si todos ustedes unen sus fuerzas serán capaz de detenerle – comento Lanister
- Necesitaremos de la fuerza de todos- comento Dynamon – no se preocupen por la princesa y Janick, ellos se encuentran bien – todos miraron al caballero sin entender lo que decía
- Dynasmon tiene razón – ahora fue Dianamon la que hablo – no estoy segura pero en algún lugar puedo sentir la presencia de esos dos
- ¿significa que siguen con vida? – pregunta Nancy esperanzada
- no exactamente, ahora se encuentran en otro plano o mejor dicho en otra dimensión, si ellos quieren regresar deberán encontrar una puerta que los traiga de regreso pero creo que eso sería imposible

Alex se quedó callado por unos momentos mientras analizaba todo lo sucedido, si era cierto lo que comentaba Dynasmon entonces el portal que Phelesmon tenía en su habitación serviría para traerlos nuevamente de regreso. Pero sabía que no era cosa fácil, antes que nada tenían que pasar por Phelesmon y él no lo sedería fácilmente, por lo menos ya sabía qué hacer, los riesgos eran seguros pero si era la única forma de traer de vuelta a Janick y a la Princesa entonces estaba dispuestos a correrlos así que la decisión ya estaba tomada.

- Imposible no – comento al fin – solo tenemos una oportunidad para traer de regreso a Janick y a Celes y para eso tendremos que llegar con Phelesmon
- ¿a qué te refieres Alex? Pregunto Nancy un poco confundida
- Phelesmon tiene en su poder un portal que le ayuda a ir de dimensión en dimensión, así fue como logre salir de aquí la primera vez. No será tarea sencilla pero si queremos traerlos de vuela entonces tendremos que acabar con ese demonio de una vez por todas

Todos quedaron impresionados por el plan del mexicano, ahora tenían una pequeña esperanza, pero aún tenían que lidiar con un problema mayor y ese problema era Phelesmon.

- La fuerza de Phelesmon es insuperable – dijo el caballero – si queremos derrotarlo habrá que mantenernos unidos
- Ahora mismo Luis debe de haber terminado su batalla con Shakamon, la verdad no creo que le haya causado problemas
- Es cierto pero aún tiene que llegar conos otros y no tenemos el tiempo para esperarlo
- yo regresare por Luis – menciono rose – si ya termino con Shakamon necesitara de alguien que lo guie
- De acuerdo Rose entonces nosotros cinco nos adelantaremos con Phelesmon
- ¿acaso crees que podemos enfrentarnos a ese demonio nosotros solos? – pregunto shini pero el mexicano simplemente esbozo una semisonrisa
- Hemos llegado hasta aquí solos, vencimos a los tres generales de caos, yo y madison sobrevivimos a los peligros de la zona oscura y además de que logramos derrotar a tres de los Caballeros reales y a su mano derecha
- Es cierto – dijo madison apoyando a Alex – hemos podido superar cada obstáculo que Phelesmon nos ponía en el camino, creo que si pudimos con todo eso entonces podremos con Phelesmon porque somos un equipo

Madison extendió su mano hacia los demás, Alex hizo lo mismo, todos se quedaron mirando a ambos chicos para luego esbozar una sonrisa e imitar a ambos

- Tienes razón Alex – comento Nancy – si logramos llegar hasta aquí entonces somos capaces de darle la cara
- Bien creo que tienes razón – esta vez fue shini quien hablo - acabemos con esto
- Como un equipo – termino rose
- Recuerden muchachos, a partir de ahora no habrá marcha atrás así que vallamos a patearle el trasero a ese demonio por Janick y Celes – comento Alex con una cara de determinación los demás simplemente asistieron – entonces vamos allá
- Conozco un atajo – menciono Eliot – es probable que Phelesmon ya no esté esperando
- Tu guíanos Elliot, confiamos en ti

Habría escuchado bien, no lo podía creer después de todos los problemas que causo los elegidos confiaban en él, este se arrodillo frente a todos dispuesto a enmendar sus errores

- Espero que todos sean capaces de perdonarme – comento el chico con la cabeza baja - todo esto es por mi culpa, de no ser por mí, mi hermana estaría a salvo y ustedes no tendrían que estar arriesgando sus vidas

Nancy se acercó a Elliot para extenderle la mano mientras le dedicaba una sonrisa

- No tenemos nada que perdonarte, todo quedo en el pasado, lo que importa es que ahora nos estas ayudando
- Es cierto – comento madison – todos cometemos errores a veces, pero gracias a esos errores logramos aprender

Elliot también sonrió y se levantó con ayuda de Nancy, ahora el entendía porque su hermana tenía tanta fe en los elegidos y por ella les ayudaría en todo lo que pudiera.
- Bien, entonces apresurémonos

Nancy y Shini siguieron a Eliot mientras que Rose regreso con Luis, pero Madison se quedó atrás por unos momentos y Alex noto eso por lo cual regreso por ella.

- ¿sucede algo?
- ¿Por qué lo ocultas? – pregunto madison un poco furiosa – no tienes que seguir disimulando sé que la herida que tienes te sigue molestando, con trabajo puedes caminar
- No es nada, ahora lo más importante es acabar con Phelesmon
- ¡no es nada! – exclamo la peli vino – es probable que arriesguemos nuestras vidas y la verdad no me importa, pero tú no puedes enfrentarte a Phelesmon en esa condición, por favor quédate aquí no tienes que esforzarte más de lo que debes
- ¿así que ahora tú te preocupas por mí? – comento el pelinegro en un tono de sarcasmo, madison no pudo evitar ruborizarse – tranquilízate Madi, te aseguro que estaré bien
- No, no lo estas Alex – dijo con unas cuantas lágrimas en los ojos - Tú también me importas Alex y no quiero que nada malo te suceda, tu eres el único que hasta ahora se ha preocupado tanto por mí, ni si quiera mis padres lo habían hecho, es por eso que tampoco yo quiero perderte

Al fin lo había dicho, algo que mantenía callado desde que conoció al mexicano pero al fin lo había dicho, no sabía si era por la tensión que había o simplemente fue un impulso pero era cierta, Alex simplemente la tomo por la cintura para acercarla lentamente hacia él. Madison se quedó sorprendida al principio pero enseguida modulo su cuerpo para adaptarlo al de él y entre abrió el labio de modo que casi podía sentir el aliento que salía por su boca, de pronto los labios de ambos al lograron rozarse; no sabía cuánto tiempo había pasado desde aquella vez pero extrañaba los suaves y peligrosos labios de madison, por su parte ella lo rodeo con sus brazos acariciando sus cabellos, aquellos que hace tiempo termino perdiendo por culpa de ella pero el tiempo los hizo crecer de nuevo, en esos momentos lograron olvidarlo todo, solo existía para ellos el rose de sus labios. Finalmente Alex logro apartarse de ella, miro entonces la medalla de la virgen que ella tenía en el cuello y la tomo por unos momentos.

- Cuando te conocí la primera vez eras una chica muy caprichosa, no te importaban los demás solamente pensabas en ti. Y lo comprendo a la perfección tu siempre te sentiste sola, sin nadie con quien pudieras confiar o hablar, pero todo ha cambiado ya que yo siempre estaré ahí cuando más lo necesites, de la misma forma yo era alguien muy cerrado, prácticamente Janick y Nancy eran mis únicos amigos, pero te conocí a ti y me enamore y eso logro cambiarme por completo
- ¿Por qué Alex? Lo único que he logrado traerte son problemas, no deberías estar a mi lado o saldrá lastimado
- Podre renunciar a muchas cosas madison pero no a irme de tu lado, ambos iremos haya y juntos acabaremos con esto
- Alex – murmuro la peli vino mirando al mexicano
- Bien hemos perdido mucho tiempo apresurémonos a alcanzar a los demás – tomo a madison de la mano – entonces ¿Qué dices?
- Vamos a hacerlo – comento la peli vino con la misma cara de determinación que tenía puesta el mexicano

Lograron alcanzar a los demás, estaban fuera de la habitación donde se encontraba Phelesmon, dudaron por unos momentos pero como habían dicho antes no había vuelta atrás, lentamente abrieron aquella puerta donde detrás de ella se encontraba aquel maligno digimon esperándolos, ese simplemente aplaudía sin dejar de soltar unas cuantas rizas.

- Los felicito elegidos, me sorprende que hayan podido llegar hasta aquí, desgraciadamente este es el fin del camino
- Phelesmon – exclamo Alex – no te perdonaremos todo lo que has hecho, varias vidas inocentes han caído por culpa tuya y ahora es tiempo de ajustar cuentas
- ¿enserio? – Phelesmon solo rio – ya me he encargado del estúpido de su amigo, yo mismo logre exterminar a cada uno de los caballeros reales y cada enemigo que ha intentado hacerme frente ¿creen que en verdad ustedes puedan hacer algo?

De pronto el emblema de cada uno comenzó a emitir un brillo, Phelesmon solo miraba atónito al ver lo que sucedía

- No creemos… vamos a hacerlo.

*************************************************************
Hay venditos aires exporadicos de inspiracion, bueno al fin logre poner mi conti y al fin estamos frente a frente contra phelesmon, bueno hora de continuar
[MENTION=502959]Fayette[/MENTION] [MENTION=295724]Kyo de Geminis[/MENTION] [MENTION=130440]mimi_sakura[/MENTION] [MENTION=374652]Luigi Yagami[/MENTION] [MENTION=517684]Nancy wilson[/MENTION] [MENTION=1000998]Rozenkristall[/MENTION] [MENTION=1026382]Makoto Ayame[/MENTION]
 

mimi_sakura

Dama Oscura
Registrado
19 Mar 2007
Mensajes
885
Calificación de reacciones
489
Puntos
700


Ok, algo corto y de relleno.

Sus ojos verdes ya no tenía vida propia vacíos e inexpresivos, como si no tuviera un alma consigo, el cuerpo de aquella jovencita era lo único que se podía ver en la dimensión desconocida, mientras viajaba sin rumbo fijo.

Princesa... no te rindas

Una voz, una voz es lo que se escucha claramente en aquel vacío lugar.

Prometiste volver a tu mundo... con los digimons... ¿lo olvidaste?... Tampoco olvides a tu pueblo... ellos te necesitan... nuestro mundo... te necesita.

La joven castaña cierra sus ojos lentamente dejando flotar su propio cuerpo en aquella dimensión.

Los elegidos... no podrán vencer por completo a Phelesmon... ellos necesitarán del último elemento importante...

...La Luz

La joven abre por completo sus ojos, enfocando toda su mirada verdosa que empezaba a tener vida una vez más en aquel misterioso lugar para abrazarse asimisma, sintiéndose por completo sola en un lugar remontamente desconocido. El precio había sido pagado con su desaparición

No estás sola... alguien más está contigo

Los ojos verdes de la chica levemente se abren para voltear a mirar hacia atrás tratando de localizar aquella voz que desde que se había sumergido en la dimensión le hablaba tratando de ayudarla.... sin embargo la joven enfoca en su vista una esfera de luz que hace presencia al frente suyo para destellar levemente logrando crear asi una silueta, inmediatamente la joven tapa su boca con sus dos manos reconociendo por completo, quién yacía inconsciente al frente suyo, de sus ojos brotan lágrimas de felicidad.

- Janick...

Los elegidos ya están al frente de Phelesmon

- ¿quién eres? –cuestiona la joven que se encontraba refugiando al chico en sus brazos ya que aun seguía inconsciente

Muy pronto, lo sabrás... ahora es cuando necesitan unir fuerzas, ambos para poder reunirse con los elegidos


...Zona Oscura...

Con pasos lentos bajas las escaleras para observar fijamente a cada elegido con una sonrisa en sus labios. Lentamente alza su mano derecha mostrándoles al grupo un conocido colgante.

- ¡es un emblema! –exclama Dianamon

- es el emblema del último elegido –agrega el digimon de Nancy mirando aquel colgante

- pero sin duda el último elegido ha desaparecido. Por tanto ya no es necesario esto –agrega Phelesmon tirando aquel colgante al aire para colocar su mano al frente con las mayores intenciones de desaparecerlo, pero inmediatamente un silueta se aproxima recogiendo por completo el emblema- ¡eres tú, maldito hechicero! –agrega Phelesmon reconociendo al digimon imponente que había logrado dar presencia

- wizardmon... ¡no! mejor dicho... mystimon...-reconoce Dynasmon al digimon que se había colocado al lado de ellos

- ese es wizardmon! –exclama Shini mirando al imponente digimon

- corrección es ahora mystimon -corrige a su elegido.

- este emblema es muy importante –agrega mystimon- y no dejaré que lo destruyas –agrega seriamente mirando al enemigo- porque de ello, depende que te destruyamos por completo.

- de acuerdo! –agrega con sorna de diversión Phelesmon- lilithmon

Ante un aparecimiento cierta digimon hace presencia mirando fijamente a los digimons de los elegidos.

- un momento –habla Mystimon notando la expresión del resto de los digimons- no podems acabar contra aquel digimon

- pero que dices! –habla madison mirando fijamente a la digimon- ese digimon ataco a Alex y...
- escucha –habla Mystimon seriamente enfocando toda su atención en la portadora de la bondad- esa es la digimon de la princesa


...Dimension desconocido...

No sabían como poder salir de la dimensión en la que se hallaban, por tanto ambos estaban confusos debido a que la chica debería haber desaparecido por completo, mientras que el pelioscuro seguramente estaba en el otro mundo descansando en paz. Pero estos se encontraban juntos en una dimensión desconocida y salir de ella era incluso indescifrable para ellos.

- Janick...
Gira su rostro hacia el joven que se notaba que estaba algo fatigado de seguro aun aquel ataque por parte de Phelesmon aun seguía haciéndole mal al chico

- estoy bien –agrega el de ojos oscuros mirando a la chica para sonreírle y volver su mirada al frente- estoy seguro que los chicos deben estar ya en batalla con Phelesmon, cuanto antes debemos volver allá

La joven de ojos verde afirma con la cabeza para buscar un tipo de hoyo dimensional para salir de aquel sitio más solo detallaba solo un vació oscuro a su alrededor coloca una mano sobre su pecho sintiendo algo en su interior.

- princesa...-llama el chico notando la expresión en el rostro de la chica- ¿qué ocurre?

La castaña por su parte fija su atención en el chico para negar con la cabeza intentando esconder aquel expresión en el muchacho más sus ojos se abren levemente al sentir la mano del chico rozar su mejilla con delicadeza

- sé que algo te sucede...

-Suspiro por parte de la joven que simplemente mira hacia abajo por momentos para luego alzar su mirada hacia el joven para colocar su mano encima de la del chico

- confío plenamente en los chicos... pero...

- ¿pero?
- quién me preocupa es Salamon –oculta su rostro bajo su fleco, mordiendo su labio inferior- Phelesmon ha podido corromperla de cierta manera, haciéndola digievolucionar en Lilithmon

Abre levemente los ojos el chico mirando el semblante triste de la castaña desvía su mirada no queriendo informarle, que hace horas atrás Impmon se había atrevido a dar lucha contra el digimon de ella, solo esperaba que el resto de sus amigos buscará una solución al problema de recuperar a Salamon de las manos de Phelesmon.

- pase lo que pase ya verás que Salamon volverá a ti –agrega decisivo el chico colocando ambas manos en los hombros de la castaña, quién alza la mirada hacia él- te lo aseguro

- Janick...

Sin saber la razón simplemente se lanza abrazando al chico, quién en el instante queda un tanto sorprendido para luego responderle refugiándola en sus brazos.

- lo siento... yo...

- no digas nada... te prometo que saldremos de este lugar

La castaña por su parte afirma levemente con la cabeza sin dejar de abrazar al chico, confiaba plenamente en las palabras positivas del pelioscuro.




Tu turno: [MENTION=1000998]Rozenkristall[/MENTION]

 

Claire.

Lightning
Registrado
20 Dic 2010
Mensajes
3,659
Calificación de reacciones
976
Puntos
1,750
-¿Qué rayos dices? ¿Cómo que esa digimon es el Salamón que acompañaba a la princesa? - preguntó Madison. La digimon solo levitaba frente a ellos mientras sonreía.

-Así es. - contestó Mystimon. La seriedad de las palabras del digimon no dejó dudas a ninguno de los elegidos. Madison entornó la mirada.

-¿Te das cuenta que hace rato casi acababamos con ella? - dijo Dianamon con ironía. Sentía que tenia cuentas que saldar con la demon, pero el hecho de que fuera un compañero corrompido lo cambiaba todo.

-¿Qué hay que hacer entonces? - preguntó Shini.

No paso mucho para que Lilithmon comenzará a atacar y los digimon elegidos no pudieron hacer más que sólo protegerse de aquellos ataques. No podían atacar, no para dañarla ¿que harían? Phelesmon noto los rostros confundidos de los elegidos y soltó una carcajada.

-Jajaja creían que sería tan fácil... Lilithmon acaba con ellos, no tengas compasión - ordenó.

La digimon no tardó en obedecer y lanzar una onda oscura de poder en forma de corazón, era uno de sus ataques. Los digimon de los elegidos, solo protegieron a sus compañeros he inmediatamente Dianamon, la diosa lunar fue la que se lanzó al ataque de la demon.

-Dejennosla a Dianamon y a mí - dijo Madison - Ustedes encargense de Phelesmon. - Alex, Nancy y Shini se miraron entre ellos. Y asistieron. Inmediatamente ordenaron a sus digimon atacar al principal enemigo.

Alex miro a Madison y esta le asintió con seguridad. La pelivino miro a Dianamon lanzar un ataque y levitar para encontrarse con la demon en las alturas. Sus ataques estaban parejos. Sabía que no podia acabar con aquella digimon. Debía haber una forma de traer de vuelta a Salamon . Pero Madison no sabía exactamente como lo haría. Miro de reojo a un lado y vio la pelea de los otros tres chicos. Valkirimon, Darkdramon y Dynasmon lanzaban ataques que Phelesmon solo esquivaba con naturalidad. Se notaba que solo jugaba con ellos, los chicos miraban con preocupación aquello. Madison se tomó un segundo para observar a Alex. Por el costado de la camisa del pelinegro se asomaba una mancha roja. ¡Estaba sangrando! Ella sabía que el ataque de Lilithmon no había sido simplemente nada como él había dicho, y lo confirmó aún más cuando vio al chico ponerse la mano por el costado y hace una mueca de dolor.

Mystimon, el digimon mago, se acercó a la portadora del emblema de la bondad en ese momento, sacándola de sus pensamientos.

-Hay que purificar a Salamon. - dijo.

-Lo sé ¿pero como lo hacemos? - respondió Madison.

-Elegida, podrás hacerlo con tu dispositivo sagrado.

-¿Te refieres al digivice? - Madison sacó el aparato y lo observó mientras el digimon proseguía.

-Así es, pero debemos debilitarla primero y luego llevarte muy cerca de ella. Cuando estés frente a ella, la apuntaras con tu digivice. - Madison miro al digimon mientras decía la solución al problema pero no sería tan fácil hacerlo así - Ayúdare a Dianamon en la pelea, cuando te dé la orden, deberás hace lo que te dije, de acuerdo? - El mago la miro y ella asintió.

-Muy bien - contestó la pelivino y Apretó su digivice mientras observaba a Mystimon integrarse a la pelea de Dianamon y Lilithmon. Con su cetro lanzó un rayo magico que se fundió con el rayo gélido de Dianamon y lograron impactar en la demon. La mujer gruño llena de ira y llamó rápidamente otro de sus ataques.

-Suspiro Perverso - habló la lúgubre con voz gutural y rápidamente una neblina oscura comenzó a emanar de ella. Dianamon y Mystimon rápidamente se vieron cubiertos por aquella neblina, ese ataque los debilitó haciendo que fueran a dar al suelo.

-¿Dianamon que pasa? - preguntó la japonesa asustada.

-Esto se está poniendo difícil Madison. - dijo la digimon mientras Lilithmon descendía al frente de ellos y reía. Mystimon no tardó en moverse con rapidez lanzando un ataque paralizador a la demon. Esta se sorprendió pues había caído en la trampa de los dos digimon. Dianamon se lanzó a ella y la sujeto por detrás fuertemente.

-¡Ahora Elegida! - grito Mystimon - No podré detenerla por mucho tiempo! - la demon se llenó de furia e intentaba zafarse ya. Pero Madison se acercó corriendo y se detuvo frente a la mujer de la lujuria. Rápidamente apuntó su digivice al frente y este comenzó a emitir un brillante fulgor. Los dos digimon que sujetabán a Lilithmon dieron un salto hacia atrás para ver como Lilithmon caía de rodillas frente a ese brillante luz. Todos pudieron observar lo sucedido. Hasta Phelesmon detuvo sus ataques a los otros digimon solo para observar cómo su fiel sirviente era purificada por una simple joven humana. De inmediato la digimon comenzó a cambiar de forma. Sus ropas negras se fueron esfumando y su cabello Negro y atado detrás de su cabeza dio paso a mechones amarillos que caían sueltos al suelo. La armadura de tonos azul metálico y dorado y la coraza y voluminosas hombreras en forma de rueda también se materialización seguido de guantes y brazales también metálicos, botas azules y puntiagudas. Las alas negras de Lilithmon mutaron a 5 pares de alas angulosa de forma metálica y un brillante casco con una cruz dorada al frente. Finalmente, Lilithmon había vuelto a ser lo que era: Ophanimon, el ángel sagrado del digimundo. Y la luz cesó. Madison tomó aire, lo había logrado. Mystimon y Dianamon se aliviaron de que todo hubiera salido bien. Unos instantes luego la digimon Ángel comenzó a levitar lentamente. Se sentía renovada y libre de la oscuridad al fin. Miro al frente y se acercó despacio a Madison.

-Muchas gracias, - dijo con suavidad- por haberme devuelto, Madison. - la joven solo sonrió y de inmediato Dianamon y Mystimon se acercaron al ángel.

-¿Estas bien Ophanimon? - preguntó el mago. La digimon asintió.

-Perdona todo, por favor Ophanimon. - se disculpo Dianamon. La digimon solo negó dando a entender que no había nada que disculpar y sonrió. Todo parecía bien hasta el momento, hasta que un grito se escuchó.

-¡Alex! - esa era la voz de Nancy. Mystimon, Dianamon, Ophanimon y Madison rápidamente miraron hacia donde se encontraba la chica. Vieron como Alex era sostenido por la rubia y Shini y posteriormente caía al suelo. Madison rápidamente reaccionó y corrió a ver que pasaba.

-¿Qué sucede? - preguntó cuando llegó a ellos mientras se inclinaba para sostener al pelinegro y verlo con una expresión de agonía en su rostro. Rápidamente se alarmó - Alex ¿que pasa?

-No sabemos - respondió Shini - desde hace rato no podia mantenerse en pie y se quejaba de un dolor.

-Estas herido, no debiste haber venido aquí Alex. - la chica escondió el rostro sobre el pecho del chico que alcanzó a decir unas palabras.

-Estaré bien - dijo con dificultad. - No... Te... Pre... O... Cu.. - Pero no pudo terminar la frase porque su cuerpo comenzaba a desvanecerse. Todos se alarmaron. Sabían que estaba herido pero no pensaban que fueran tan grave. Rápidamente la recién purificada digimon recordó algo, el joven había recibido un ataque de ella misma cuando estaba corrompida.

-Oh no - pronunció Ophanimon - el recibió el ataque Uña Nazar de Lilithmon, ese ataque envenena al que lo recibe haciendo que sus datos desaparezcan.

-¿Qué? No puede ser - dijo la Inoue sin poder creerlo.

-¿Quiere decir que Alex morirá? - dijo Nancy mientras comenzaban a brotarle algunas lágrimas por su amigo.

-Debe haber algo que se pueda hacer - dijo Shini, Madison observó incrédula al mexicano, su rostro se veía inmerso en dolor y algunas partes del cuerpo del Garcia comenzaban a desaparecer. No podía creer que él fuera a desaparecer de su vista asi de simple.

-Pero ¿Cómo es posible? ¿Porque ahora? - los ojos ya se mostraban húmedos, no podía perderlo, no quería.

-Su fuerza de voluntad ayudó a que aguantara mucho más de lo normal - pronunció Ophanimon - pero hay una solución aunque es un poco arriesgada. - todos la miraron.

-Di qué es Ophanimon cualquier cosa que sea - se escuchó la voz de Dynasmon, el compañero digital del mexicano.

La digimon tenía un plan. Usar su poder sagrado para impedir que el elegido muriera. Pero eso la dejaría sin energía y probablemente sin posibilidades de pelear contra Phelesmon, pero no tenía otra opción. Así que no lo dudo.

-Háganse a un lado. - ordenó la Ángel y rápidamente comenzó a reunir de ese poder sagrado. Un brillante arco iris de colores comenzó a emanar de ella y a cubrir al mexicano, unos segundos después, el cuerpo de Alex comenzó a volver a la normalidad, mientras su cuerpo se recuperaba el de Ophanimon cesaba, poco a poco la Ángel digimon fue desvaneciendose al igual que el arco iris, en su lugar, solo quedó un pequeño Salamón. Cansado y agotado, pero había logrado salvar a Alex que permanecía inconsciente. Mystimon tomó en brazos a Salamon y este solo respiro suavemente buscando descansar.

-Salamon , estas bien? -el pequeño cachorro asintió.

-Él estará bien. Pronto despertará. - todos se aliviaron y se acercaron al mexicano. No contaban con lo que sucedería a continuación.

Lo habían olvidado. Que estaban en medio de la pelea con su principal enemigo, Phelesmon que ahora hervía en odio al ver como habían purificado a su querida Lilithmon. Se vengaria. Y el mejor momento era ahora, los elegidos estaban cansados, sus digimon también y además estaban distraídos, nadie vio cuando apuntó su mortal ataque, solo se escuchó su voz.

-No vivirán para contar esto elegidos - gruño con todas sus fuerzas- ¡Onda de choque! - una chispa se encendió en su cetro y un rayo de energía oscura fue disparado. Nadie lo vio , nadie se movió, nadie lo esquivo. Solo unas decididas e inquietas piernas se movieron rápidamente para interceptar el ataque. Dándole de lleno, la joven solo sintió como el rayo traspasaba su cuerpo. No sintió dolor. Solo un intenso calor y el posterior golpe que su cuerpo dio al llegar al suelo. Todo sucedió de una manera muy lenta para los que estaban presentes. Solo se escuchó un grito sordo que se perdió entre las carcajadas de Phelesmon.

-¡¡¡Nancy!!!


-----------------------

Disculpen la tardanza pero estuve ocupada y de paso tuvo que incluir muchas cosas en este post. [MENTION=100649]Nan[/MENTION]cywilson allí está lo que me pediste. Espero allá quedado bien. Y para los demás por si no les queda claro. Nancy muere aquí.
 
Última edición:
Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Comentarios por Facebook