Fanfic Digimon Nueva Génesis Parte 2

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Registrado
14 Feb 2014
Mensajes
0
4.DE TAL PALO, TAL DEMONIO

El sudor corría como un río por mi cuerpo. Llevaba más de tres horas bajo el llameante sol que incendiaba el suelo y me enterraba en esa fulminante lava amarilla. Maldito desierto.

-Llegamos- dijo Daemon

-Wuarr- bramó Guilmon X

-¿Aquí? me hiciste caminar más tres horas en el desierto para llegar a un lugar exactamente igual a donde partimos.

Mis piernas temblaban de cansancio, soy deportista, he entrenado por años mi resistencia pero caminar entre el mar de sequedad desértico mientras te succiona los pies, sin agua ni comida con un circulo luminoso fulminando tu piel en cada segundo, cambia todo lo que creías.

-Calla. Empecemos el entrenamiento.- dijo mi aparente mentor.

-¿Qué debo hacer ahora? ¿me enseñarás a pelear junto a mi digimon?- dije jadeando.

-Todo a su debido tiempo- me dijo con una voz serena (si es que eso es posible)- si te entrego ahora a este digimon de naturaleza destructiva ahora, acabará contigo en cosa de segundos y te necesitamos vivo.

Tragué saliva. Esto será más difícil de lo que creí.

-Por eso necesito despertar parte de tu poder oculto para que entienda que existe un lazo entre él y tú y así poder pelear juntos.

Una fuerte onda de aire se genero en su ubicación, levantando la arena y con ella una fuerte tormenta me comenzó a desplazar, pero una mano en mi hombro me afirmó. Era Daemon.

-Veo tu miedo, humano. Debes desecharlo para liberar tu poder. Desecharlo y cambiarlo por odio.

La tormenta cesó y Daemon se colocó delante mío. Estaba indiferente. En sus ojos podía leer esa sensación de poder.

Guilmon estaba atrás, como si no hubiera sentido la tormenta.

-Ahora haremos una cosa- dijo el demonio levantando la mano hacia el horizonte.

El aire pareció doblarse, escurrirse como el agua entre los dedos. La imagen empezó a distorsionarse y de esa distorsión surgió una gran roca (¿¡Cómo hizo eso!?).

-Parte esa roca- me ordenó mi maestro con una voz tan recta como la de un veterano de guerra.

Lo miré incrédulo-¿Cómo quieres que rompa esa roca tan grande?

-Con tu poder- me dijo con un tono grave y poderoso-si concentras tu poder en tus puños, podrás destruir fácilmente esa roca. Sólo tienes que sentir el poder de la destrucción fluye en tu cuerpo.

-¿Sentir el poder de la destrucción?- miré esa roca- okey, la romperé.

Comencé a concentrarme, imaginé que si hacía lo mismo que Goku cuando de transforma en super saiyajin lograría desatar mi poder.

-Eso es, elegido, eso es. Concentra tu odio, libera tu poder.

Mire la roca, de vista parecía una fortaleza infranqueable tan dura como el diamante. Esto va a doler.

-¡Aaaah!- grité, mientras lanzaba un potente golpe con toda mi fuerza contra esa piedra.

Al chocar mi puño contra esa roca se escuchó un crujido. La roca estaba intacta pero con pequeñas manchas de sangre.

-¡AAAAH! ¡CONCHESUMADRE! ¡MI MANO!- grité con todas mis fuerzas, mi mano goteando sangre desde los nudillos parecía haberse roto. Dolía como miles de cuchilladas clavando y desgarrando mi muñeca. Un dolor inigualable y trágicamente cálido.

-Estúpido, fallaste porque tenías miedo. Justo antes de golpear la roca pensaste en que te lastimarías y así sucedió, libérate de ese pensamiento tan humano. Ahora, golpéala de nuevo.

-¿Qué? No lo haré ¿Estás loco? A penas puedo mover mi mano, no me dañaré la otra.

Pareció enojarse. Al pestañear ya no estaba ahí, ahora estaba a 10 centímetros de mí. Lo único que alcancé a ver fue una mano empuñada y luego escuché crujir mis costillas. Caí en un abrazo de dolor. No recuerdo nada más.



5.ENSEÑANZAS POCO CONVENCIONALES

-¿Dónde estoy?- estaba en una cueva, en la entrada podía ver el horrible desierto y en él, esa roca. No recuerdo que cerca de la roca hubiese una cueva.

Realmente esto no era un sueño- ya recuerdo, mis costillas -dirigí mi mano derecha a la zona torácica y... Nada, no tenía ninguna costilla rota y mi mano derecha parecía no tener daño alguno -Pero... ¿Cómo?

-Es el poder del que te hablo- era daemon que estaba parado frente a mí (¿cuando apareció ahí?) -me lanzó unas latas de atún y unas cuantas verduras- Come y luego vamos a entrenar, rápido.

Este loco me puede romper todos los huesos que quiera y repararme cuantas veces quiera. Será mejor que le haga caso. El demonio hizo un gesto con los ojos, como si sonriera.

Terminé de comer y caminamos hasta afuera.

-Por lo visto, aún no estás listo para romper esa roca (que gran genio, no me había dado cuenta ¿cómo lo supo?). Tu sarcasmo no te servirá de nada (mierda, verdad que este ser lee mi mente)- Lo que harás será sentarte en el suelo- lo miré- Ahora.

-Okay, okay- me senté.

-Al igual que tu digimon, tú puedes generar fuego con tus manos. Quiero que te concentres y crees una llama.

-¿Qué?

-¿O quieres volver a esa roca?

-Eeh... No gracias, aquí estoy bien jajaja.

-Entonces, ¡HAZLO!

-Tranquilo, lo haré-

Me senté y concentré toda mi energía en mis manos. Nada pasó. Lo intenté nuevamente y nuevamente falle. Con cada día fallido, era azotado por daemon, me rompía algún hueso. Primero fueron las costillas, luego la columna vertebral, luego se entretuvo con mi húmero y pasó a la rodilla, después de todo al día siguiente estaría como nuevo, pero el dolor en el momento era insoportable.

Al principio me desmayaba, luego dejé de hacerlo pero sentía por más tiempo ese horrible dolor rasgandome la piel y Daemon no me ayudaba hasta que perdía todas mis fuerzas. Disfrutaba con mi agonía, se reía cada vez que intentaba arrastrarme con lo último de mis fuerzas con el único fin de detener el dolor. Decía que no lograría nada siendo tan débil, que no entendía como podía ser yo el poderoso elegido. Lo odiaba con toda mi alma. Hubiera sido mejor quedarme en la roca.

No tuve logro alguno hasta la segunda semana, logré crear una llama aunque su tamaño no superaba el porte de una moneda, estaba feliz. Daemon me regañó por ser un inútil que sólo logró algo en la segunda semana de entrenamiento, por ser un estúpido al estar feliz con algo tan pequeño. Esa noche no fui castigado y comí como rey.

Luego cumplí un mes entrenando, ya podía crear llamas del porte de un balón de basket pero su duración no superaba los 15 segundos. Extrañaba a mis padres, a mi hermana pequeña, a mis amigos, a mi novia, a mi equipo de basketball, a mis mascotas.

Al llegar al mes y medio podía crear potentes llamas y lanzarlas, hasta hacer que el fuego rodeara mis puños y golpear con ellos. Daemon vio mi logro y volvimos a la roca.

-Ya llevas un mes y medio aquí, haz logrado despertar parte de tu poder y estás listo para romper la roca, elegido.

-Lo sé Daemon, lo haré.

Concentré todo mi poder en mis brazos, las llamas empezaron a surgir y recorrer mis brazos como serpientes, enroscándose hasta llegar a mi puño. Preparé mi puño para el golpe, apunté y con toda mi fuerza golpee. La roca entró en un remolino de fuego, todo a 5 metros a su alrededor estaba en llamas, la arena estaba negra por el calor. Pero la roca no se rompió.

-Pero... ¿Cómo? Debió romperse- dije prácticamente pálido.

-Como supuse- dijo Daemon

Golpee una y otra y otra y otra y otra y otra vez la roca. Estuve 3 horas golpeando esa estructura rocosa, quemando todo, tenía los puños empapados en sangre, el suelo estaba lleno de gotas rojas, mis fuerzas se habían reducido a 0 pero la roca seguía intacta.

Caí de rodillas al suelo, no lo podía creer- un mes y medio ¡UN MALDITO MES Y MEDIO! y no puedo romper esta roca, ¿por qué?

-Haz liberado tu llama interna, pero aún no liberas tu odio, sin odio no liberarás tu poder. Sospeché que esto pasaría -le vi fruncir el seño, sus ojos estaban llenos de furia- ve a descansar elegido, mañana seguiremos.

¿Daemon me estaba entregando un descanso? ¿Era eso posible? ¿Qué plan tiene? Será mejor ir a descansar, mañana lo sabré.

Continuará...
 

スパークル
Registrado
27 Jul 2009
Mensajes
6,864
Ubicación
México
[MENTION=1041342]dracoimperial[/MENTION] bueno, ya hiciste el tema, pero debes poner las dos partes en uno mismo para no hacer multi-temas... cierro éste y de preferencia edita tu primer tema para que agregues la segunda parte.

Si tienes dudas avísame, saludos
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie