Fanfic Digimon Revenge

Dark Alexyz

El Príncipe de la Dulce Pena
Registrado
3 Mar 2009
Mensajes
1,285
Ubicación
Mexico
Offline
bien hace tiempo que no subia nada nuevo y bien aprovechando que tengo un par de dias libres empece con un nuevo proyecto antes del retiro total y bien espero que este fic sea de su agrado y espero sus comentarios

Capítulo I: Es Hora de Marchar

Ya hacía una semana que salió del hospital, había estado internado por tres meses pero desgraciadamente no a todos les había ido tan bien como a él. Taichi Yagami se encontraba en el cementerio frente a la tumba de su amigo, la última batalla había dejado una gran marca en todos los elegidos, él no podía dejar de culparse por lo que paso aquel día.
Miro su reloj notando que se le hacía tarde, iba vestido muy elegante con un traje negro. Simplemente dio media vuelta saliendo así del cementerio, no podía permitirse llegar tarde esa ocasión.
Mientras el castaño iba en camino hacia su destino no pudo evitar recordar lo que sucedió aquel fatídico día, había fallado como líder del equipo y juraría que jamás permitirá que a nadie más le sucediera algo sin importar lo que pasara; el castaño se encontraba tan sumido en sus pensamientos que no se dio cuenta que había comenzado a llover, el castaño simplemente lanzo una semisonrisa en su rostro y se apresuró a llegar a su destino.
Momentos después al fin había llegado a una capilla, parecía que todos ya habían llegado, bajo del auto de su padre y camino directo hacia la capilla donde afuera de ella cierto chico rubio lo estaba esperando.

- ¿Dónde demonios estabas Tai? Ya todos han llegado solo faltabas tu – replico el rubio al ver llegar a Tai
- Tranquilízate matt tenemos todo el tiempo del mundo – le contesto a su amigo mientras se acomodaba la corbata del traje - ¿Qué tal me veo?
- Te ves bien romeo, ahora apresúrate

Se dirigió a las puertas de la iglesia pero antes de entrar se detuvo por unos momentos, probablemente 18 años aún era muy pronto pero ya no había marcha atrás, soltó u suspiro abrió los ojos y con aquella mirada decisiva se dispuso a entrar a la capilla. Exactamente como había dicho matt ya todos sus amigos se encontraban ahí al igual que sus padres, y justo en el altar se encontraba Sora vistiendo un hermoso vestido de novia, parecía un ángel o amenos eso veía Tai. Este camino hasta donde se encontraba ella comenzando así la ceremonia

- Llegas tarde – le susurro la pelirroja a Tai – creí que por una vez en tu vida podrías ser puntual en algo
- Perdóname, pero tuve otra cosa que hacer y se me fue el tiempo – se excusó el castaño, sora simplemente lanzo un suspiro
- Aun te sigues culpando por lo que le sucedió a Izzi ¿cierto? – el castaño no contesto, simplemente prefirió guardar silencio con la mirada baja – Deja ya de martirizarte sabes que no fue tu culpa. Además recuerda que yo siempre estaré ahí para apoyarte en todo

Tai miro a su prometida dedicándole una sonrisa, era verdad que ella siempre tenía la forma de animarlo, de pronto el sacerdote da las palabras finales de su sermón

- Taichi Yagami, ¿aceptas a Sora Takenouchi como tu esposa en la salud y en la enfermedad?
- Acepto – dijeron ambos al unísono
- Entonces por el poder se me confiere los declaro marido y mujer, ahora puedes besar a la novia.

Sora abrazo a Tai para darle así darle un beso largo y apasionado mientras todos sus amigos comenzaban a aplaudir de la felicidad.

- En las buenas y en las malas hasta que la muerte nos separe – dijo la pelirroja sin dejar de abrazar al que ahora era su esposo.

Momentos después todos se encontraban celebrando la unión de Tai y Sora, todos estaban felices de que esos dos al fin se hallan casado, bueno todos a excepción de cierta chica castaña, Mimi siempre había sido alguien muy alegre pero desde aquel día ella no era igual, Sora noto esto de su amiga y se acercó para saber que le sucedía.

- ¿Qué te pasa mimi? – pregunto sentándose a su lado
- No es nada Sora, no quiero molestarte con mis problemas
- ¿es por izzi cierto? – pregunto la pelirroja, mimi simplemente asintió con la cabeza
- Aun no puedo creer lo que sucedió, quiero decir si las cosas de ahora en adelante se pondrán así no estoy segura de continuar – comento la castaña mientras acariciaba su vientre con su mano cuando algunas lágrimas comienzan a salir de sus ojos – izzi iba a ser padre y jamás tuve la oportunidad de decirle
- Mimi ¿no me digas que… - dijo sora sorprendida de lo que le había dicho su amiga
- Ya son tres meses

Ahora sora entendía por qué mimi había estado actuando muy raro desde hace tiempo, Sora simplemente abrazo a su amiga y le dijo que trataría de apoyarla en todo lo que pudiera y aunque eso animaba un poco a mimi ni podía quitarse de la cabeza la idea de que Izzi ya no estubiera. En ese momento Matt tomo la copa que tenía en frente y se puso de pie dispuesto a hacer un brindis. Tai se acercó a Sora para escuchar lo que el rubio tenía que decir.

- De acuerdo chicos, quisiera proponer un brindis por la feliz pareja los cuales conozco mejor que nadie, ambos son mis mejores amigos y bien con ambos viví varios momentos, no es mentira que siempre tuve discusiones con Tai que la mayor parte del tiempo terminaban en golpes, pero bueno al final siempre terminábamos reconciliándonos después del largo y aburrido sermón que Sora nos daba a ambos, aunque abecés no puedo entender como un chico tan problemático y cabezota como lo es Tai pudo terminar con una chica tan dulce y amorosa como lo es Sora y yo lo sé ya que estuve saliendo con ella . Pero bueno creo que debo de ser un buen perdedor Tai ya que al final gano el mejor de los dos, pero claro si desde el principio tu hubieras tenido el valor para declarártele desde que teníamos 12 años hubieran estado juntos pero bueno dicen que mejor tarde que nunca – todos se echaron a reír ante el comentario de matt mientras el castaño se sonrojaba – en fin el pasado atrás quedo; ahora que los dos al fin están juntos no me queda más que desearles que sean felices juntos, ¡Salud por la feliz pareja¡
- ¡Salud¡ - gritaron todos al unísono

Mientras todos brindaban Tai pudo ver entre las sombras la silueta de un extraño hombre, al principio no lo reconoció bien pero al final pudo reconocer a aquel hombre de la larga túnica. Trato de no inquietar a nadie de sus amigos y con toda discreción se dirigió hacia aquel hombre el cual alguna vez fue el consejero de todos los elegidos.

- Muchas felicidades Tai, me alegra saber que tú y Sora al fin puedan estar juntos – comento aquel hombre
- ¿Qué haces aquí Gennai? – pregunto el castaño en un tono serio
- Tienes que reunirlos a todos, aún les queda una última misión que cumplir
- Pensé que ya te había dicho que jamás volvería al digimundo, no dejare que nadie más de mis amigos resulte herido o peor, lo siento Gennai pero creo que es momento de que busques a alguien más, nosotros ya estamos retirados
- Creo que esa no es una decisión que puedan tomar, ahora los necesitamos más que nunca es probable que las fuerzas de las tinieblas regresen pronto
- ¡Acaso no me escuchaste Gennai!, yo fui el responsable de lo que le sucedió a Izzi y que pasara si la próxima vez pierdo a otro de mis amigos, lo siento Gennai, pero ninguno de nosotros volverá otra vez a tocar el digimundo – replico el castaño dejándolo muy claro, Gennai lo miro a los ojos para finalmente dejarlo en paz
- Si esa es su decisión entonces que así sea, pero ten en cuenta esto Tai, su destino es ser los protectores del digimundo y nadie puede escapar a su destino

Fue lo último que dijo Gennai antes de marcharse de él lugar, Tai se detuvo unos momentos a pensar mientras recordaba cada uno de los momentos que sucedió aquel día, le fue difícil pero finalmente llego a una decisión, tal vez no todos estuvieran de acuerdo con el pero no habría otra opción, en esos momentos el rubio se acerca a su amigo

- ¿Qué te pasa Tai? Ven a divertirte con los demás se supone que es tu boda – comento el rubio pero el castaño mantenía aquella mirada seria
- Matt, mañana nos reuniremos todos para darle un último adiós a nuestros amigos, siento que ya es hora de dejar de combatir
- ¿de que estas hablando Tai? – pregunto el rubio sin entender
- Mañana cerraremos todas las puertas que conecten con el digimundo, será difícil pero es tiempo de dejarlo todo atrás, es muy seguro que de ahora en adelante todo se ponga más peligroso de lo normal y no quiero que ninguno de ustedes salga perjudicado

Matt miro a Tai por unos instantes pensando que se trataba de una broma, pero finalmente pensó que la decisión de su amigo sería lo mejor y decidió apoyarlo

- Entonces está decidido matt, a partir de mañana no quiero enterarme nuevamente sobre los digimon o cualquier cosa relacionada con el digimundo



[div]
[/div]​
 
Última edición por un moderador:

Dark Alexyz

El Príncipe de la Dulce Pena
Registrado
3 Mar 2009
Mensajes
1,285
Ubicación
Mexico
Offline
mmmmmmmmmmm juraria que deberia haber ams accion por aqui ¬¬ en fin la verdad como se que el subforo esta decallendo o mejor dicho mis historias estan decallendo estaba subiendo esta por fanfiction pero la verdad no tengo ahorita nad que haer y andaba revisando todos mis post del foro y bueno decidi darle una oportunidad a este de aqui para ver que pasa asi que subire el capitulo dos
*************************************************

Capitulo II: Una nueva generación aparece

Trece años después
Las clases recién terminaban y todos los chicos salían del instituto listos para regresar a sus casas, un chico rubio ojiazul se encontraba parado en la entrada esperando a alguien, de pronto una chica castaña se acercó sigilosamente al rubio desde atrás tapándole los ojos.

- Adivina quién soy – comento aquella chica castaña tratando de sorprender al rubio
- Vamos Aiko sé que eres tú, si ya dejaste de jugar vámonos de una vez- comento el rubio con seriedad
- Que aburrido eres Jake, deberías mínimo seguirme el juego
- En primer lugar ¿podrías decirme dónde estabas? Después del receso no entraste a clases ¿no me digas que te volviste a escapar?
- Lo siento Jake pero tú sabes que las clases de historia del profesor Wataru me aburren – comento la castaña con fastidio
- Deberías tratar de ser un poco más discreta Aiko, si tus padres se entera te meterías en un gran problema
- Despreocúpate lo tengo todo controlado –contesto con una sonrisa, Jake simplemente lanzo un suspiro ante la actitud de su amiga
- En fin, démonos prisa que me estoy muriendo de hambre

Ambos chicos caminaron en dirección a la casa de Aiko, aunque por alguna razón algo perturbaba a la castaña, por lo general ella siempre había sido una chica muy despreocupada algo heredado de parte de su padre, pero en esos momentos ella tenía el presentimiento de que algo pasaría.
Mientras tantos en otro lugar un hombre rubio se encontraba en la mesa de un bar comiendo un corte de filete con verduras mientras esperaba a su amigo. Corto un trozo de aquel filete cuando justo en esos momentos logra ver a su amigo entrando al bar, su retardo no era de sorprenderse ya que siempre había sido así desde los 11 años pero Matt ya estaba más que acostumbrado a la impuntualidad de Tai.

- Perdona la tardanza viejo, pero había un tráfico tremendo – se excusó el castaño pero el rubio simplemente siguió comiendo sin prestarle atención
- Ahórrate las escusas Tai ya sabía que te atrasarías, por eso preferí pedir algo de comer mientras te esperaba – comento el rubio mientras cortaba otro bocado del filete
- Deben de tener un muy buen filete aquí para que siempre pides eso – comento el castaño mientras tomaba asiento – tal vez algún día pida uno
- Llevas diciendo eso los últimos 5 años – comento el rubio mientras le daba un sorbo a su vaso
- De acuerdo matt sabemos que no estamos aquí solo por la comida – comento Tai poniéndose un poco serio – tú también has notado que está pasando algo raro ¿no es cierto?

Matt no contesto, simplemente término de comerse el último bocado de su filete mientras su amigo simplemente lo observaba esperando una respuesta, cuando este término coloco sus cubiertos sobre el plato y miro al castaño con aquella seriedad que lo caracterizaba.

- Es cierto Tai, varios extraños fenómenos han estado pasando en varias partes del mundo y no creo que sean una coincidencia, además en los últimos meses han reportado varios ataques terroristas. Creo que tú y yo sabemos cuál puede ser la posible causa

Tai se quedó por un momento callado con los ojos cerrados mientras pensaba en aquellas palabras que Gennai le dijo por última vez hace trece años “Nadie puede escapar de su destino”
La verdad aún se cuestionaba aquella decisión que tomo aquel día, el remordimiento de la muerte de Izzi siempre lo perseguiría y no se permitiría perder a otro de sus amigos. Finalmente logro apartar aquellos pensamientos de su cabeza y volvió a mirar hacia donde se encontraba Matt.

- ¿Has hablado con Ken y Yolei sobre esto? –
- Me dijeron que tratarían de investigar y si descubren algo nos informarían lo antes posible, si Izzi aun estuviera ya sabríamos lo que está pasando – comento ojiazul cuando noto la mueca que hizo su amigo al mencionar a Izzi - lo siento Tai…
- No te preocupes no fue tu intención - respondió el castaño sin quitar aquella expresión en su rostro – solo espero que todo esto sea solo mi imaginación.

Regresando con Jake y Aiko estos llegaban al hogar de la castaña, al entrar por la puerta lo primero que lograron percibir fue el olor de la comida haciendo que a ambos se les abriera el apetito, en la sala de su casa se encontraba una mujer pelirroja tomando café con su amiga una mujer castaña de actitud muy agradable, con ella se encontraba su hija; una chica de pelo carmín y ojos color avellana, su nombre era Junko Tashikawa, una chica muy cerrada y callada por lo regular, pero con Aiko y Jake era un poco más abierta aunque aún era un poco tímida.
Sora y Mimi solo platicaban cuando se percatan de la presencia de ambos chicos.

- Hija que bueno que llegas – comento la mujer pelirroja para luego ver al rubio que estaba al lado de Aiko – Hola Jake
- Buenas tardes señora Yagami, buenas tardes señora Tashikawa– saludo cortésmente para luego voltear a la chica que estaba sentada al lado de la mujer castaña– Hola Jun
- Hola Jake – dijo tímidamente sonrojándose un poco
- La comida esta lista, solo esperamos a que llegue tu padre – comento la pelirroja mientras le daba un sorbo a su taza de café
- No hay problema mamá – comento la castaña para luego tomar a Jun y a Jake del brazo – chicos vamos tengo algo que mostrarles
- Espera Aiko, no tan fuerte – decía Jun mientras era arrastrada del brazo por Aiko
- Se ve que saco toda la personalidad de su padre – comento mimi con una sonrisa en el rostro
- Desgraciadamente así es – comento Sora con fastidio

Aiko llevo a ambos chicos a dentro de su habitación, tenía hecho un gran desastre ya que había ropa tirada por todas partes y además de que tenía varios libros y uno que otro papel, la habitación reflejaba un poco de la personalidad de su dueño aunque eso no era de sorprender para Jake y Jun. Aiko se agacho para buscar algo debajo de su cama hasta que saco una caja un poco polvorienta. Sus amigos solo la miraban sin entender que era esa caja.

- El otro día que fui a la casa de mi abuela ella se encontraba haciendo limpieza y encontró esto en la vieja habitación de mi padre
- ¿entonces estas son cosas de tu papá? – pregunto Jun, Aiko solo asintió
- Así es, todavía no sé por completo lo que hay aquí pero encontré varios álbumes de fotos – comento la castaña mientras tomaba uno soplando el polvo que llevaba encima haciendo que todos en la habitación comenzaran a toser
- ¿Cuánto tiempo tiene que tu padre guardo eso? – comento Jake mientras agitaba el brazo frente a su rostro para poder esparcir el polvo

Aiko abrió aquel álbum encontrando varias fotos de su padre cuando era más joven y entrenaba en el equipo de soccer del instituto.

- Wow, ¿eses es tu papá? – pregunto Jun sorprendida
- Si, la verdad papá no cuenta mucho de su pasado cuando iba en el instituto pero mi mamá me dijo que el siempre hacia que el equipo se llevara la copa – comento en tono de orgullo
- Mira esto – señalo el rubio la foto de al lado – ese de ahí es mi Padre – comento sorprendido mirando al rubio que estaba al lado de Tai
- Mi mamá me dijo que nuestros padres eran los más populares y problemáticos en el instituto, y mira esto – saco un disco de música de la caja para entregárselo a Jake – era de la banda que tu papá había hecho
- Cierto mi padre me comento sobre eso pero nunca he escuchado nada de lo que tocaba – comento el rubio mientras miraba la portada de aquel disco

Los tres se encontraban riendo de todas las fotos que veían aprendiendo un poco más del pasado de sus padres cuando de pronto Aiko ve algo que llama su atención al fondo de la caja. Se trataba de una foto enmarcada donde pareciera que salían todos los amigos de sus padres; pero lo que realmente le atrajo fue un pequeño aparato escondido debajo de aquella foto.

- ¿Qué será esto? – pregunto Aiko curiosa tomando aquel objeto
- No lo sé, parece un reloj o algún tipo de localizador – comento la pelirroja también con curiosidad
- Ahora que lo veo mi padre tiene uno igual, nunca me ha dicho que es pero parece importante – comento Jake sin quitarle los ojos
- Bueno solo hay una forma de averiguar que es – comento la castaña presionando varias teclas al azar
- Déjalo ya Aiko, lo vas a descomponer y puede ser importante – replico el rubio pero su amiga hizo caso omiso a sus advertencias

La castaña continuo una tecla tras otra esperando a que alfo sucediera pero nada, ella estaba a punto de darse por vencida cuando de pronto aquel dispositivo comenzó a emanar un extraño brillo naranja para luego generar una gran luz cegadora que logro hacer que los tres chicos se cubrieran el rostro para taparse de aquella luz.
La luz no duro mucho tiempo y aquel dispositivo había regresado nuevamente a la normalidad, los tres simplemente si miraron entre sí sin entender lo que había sucedido, en ese momento Sora toco a la habitación de su hija preocupada por el alboroto que había escuchado.

- ¿está todo bien cariño? – pregunto Sora abriendo la puerta
- Si mamá no te preocupes – comento la castaña a su madre, Sora noto enseguida la caja de las pertenencias de su esposo
- ¿Cómo llego eso aquí? – pregunto señalando la caja
- Mi abuela me lo dio

Sora se acercó para ojear el álbum que los chicos estaban mirando recordando buenos tiempo que paso con todos sus amigos, ella deseaba con toda el alma que las cosas volvieran a ser tal cual como lo eran en ese entonces, desgraciadamente ella sabía que eso era imposible. Despejo aquellas ideas de su mente para dejar el álbum nuevamente en su lugar.

- Más vale que tu padre no vea esto cariño – comento la pelirroja cerrando aquella caja para llevársela
- ¿pero por qué? Si él la tenía abandonada en la casa de los abuelos – replico la castaña ante la actitud de su madre
- Lo siento Aiko pero no sabes cómo se pone tu padre cuando tocan sus cosas


Sora salió de la habitación con aquella caja sin notar que Aiko había tomado aquel dispositivo de la caja; Aiko no entendía por qué su madre actuó de esa manera pero más importante aún ella al igual que Jake y Junko estaban preguntándose que era aquella extraña luz que salió de ese dispositivo.

- ¡Eso no es justo!, quería ver que más había dentro – refunfuño Aiko como un niña pequeña
- Bueno, en primer lugar no creo que debas de estar esculcando las pertenencias de tus padres – comento Jake
- Que aguafiestas eres – dijo la castaña cuando recuerda el aparato que tenía en las manos – bueno, al menos aún nos queda esto
- ¿acaso no te extraña lo que le sucedió hace unos segundos?
- Así es Jun – contesto Aiko – la verdad no creo que se trate de un reloj común y corriente y mucho menos de un localizador
- Mejor déjalo ya Aiko, solo te meterás en problemas
- Vamos Jake ¿acaso no tienen curiosidad de lo que pueda ser esto? Creo que deberíamos examinarlo más a fondo; dijiste que tu papá tiene uno igual ¿no?
- si así es – afirmo el rubio
- Entonces pregúntale lo que puede ser
- ¿y por qué no le preguntas tú a tu papá? – pregunto Jun
- Tu viste lo que acaba de pasar, si digo algo sobre esto lo más seguro es que mi mamá también me lo quite
- Te estas metiendo en una camisa de once varas Aiko, pero supongo que no tengo opción así que te ayudare – respondió el rubio rascándose la cabeza


Los tres aun estuvieron hablando un rato hasta que Jake y Jun tuvieron que irse, aún estaba pensando que fue lo que había sucedido hace unos momentos, parecía una de esas locas historias que su tía Hikari le contaba de pequeña, de pronto escucho que la puerta de la entrada comenzó a abrirse, sabía que su padre había llegado ya.

Aiko salió de su habitación y corrió hacia donde estaba aquel hombre castaño para darle un fuerte abrazo de bienvenida.

- Qué bueno que llegas papi
- Hola cariño, ¿Cómo te fue hoy en la escuela?
- Ya sabes, tarea, libros lo de siempre
- ¿Enserio? Porque la señora Ishikawa me dijo que te vio en el centro comercial jugando videojuegos – comento Tai mientras miraba a su hija seriamente, esta solo lo miro nerviosa – tranquila no le diremos nada a mamá, pero ya luego hablaremos de tu castigo – comento guiñándole un ojo

Camino hacia la cocina donde se encontraba Sora saludándola con un tierno beso

- Hueles a alcohol ¿estuviste bebiendo?
- Estaba con Matt, solamente nos tomamos un par de copas lo juro
- Tai ya llevas más de 6 meses sin una gota de alcohol, no quiero que te descontroles como antes
- Tranquila eso no volverá a pasar – comento mientras abrazaba a Sora por detrás pero aquellas caricias tuvieron que esperar por otra noticia que tenía el castaño – Matt hablo con Ken y Yolei, parece que todos esos ataques terroristas no son solo coincidencia – comento con un tono serio
- ¿crees que de algún modo se haya abierto algún portal?
- No estoy seguro Sora, pero si ese es el caso lo mejor será dejar que Gennai se haga cargo
- Estás pensando que… - Sora miro a los ojos de su esposo sabiendo que hablaba enserio - Tai ya han pasado trece años deberías ya dejar de pensar en eso
- Ya te lo dije, no quiero involucrarlos nuevamente, la última vez yo estuve hospitalizado 3 meses junto con Matt, además Izzi… - Tai antes de continuar empezó apretar el puño fuertemente recordando cada detalle de aquel día – no quiero perder a nadie más. Por el momento es mejor no decirle nada a nadie hasta estar seguros, y más importante seguir ocultando esto de los niños, no quiero que ellos también queden involucrados

Tai salió de la cocina dirigiéndose a la sala si percatarse de que Aiko había escuchado todo de lo que hablaban, ella no estaba segura de que se trataba pero por la actitud de su padre sabía que era algo serio, pensó que tal vez tenía que ver con aquel extraño dispositivo que había encontrado entre las pertenencias de su padre, pero después de lo que escucho sabía que no era buena idea preguntarle a su padre sobre aquel aparato, decidió guardarlo en secreto hasta saber de qué se trataba.
Horas después ya todos se encontraban en cama durmiendo, pero el castaño parecía que no podía conciliar el sueño, nuevamente tenia aquel sueño que le recordaba detalle a detalle aquel catastrófico día:

===========================================
Se encontraban en un enorme castillo a punto de derrumbarse, Omegamon se encontraba tratando de darle tiempo a los tres chicos que huían desesperados antes de que colisione por completo el lugar, Tai estaba gravemente herido y apenas se podía mantener en pie, Matt e Izzi lo ayudaban a caminar, se encontraban a escasos metros de la salida donde Megakabuterimon los estaba esperando para escapar de ahí pero justo en esos momentos aquel enemigo aparece frente a ellos con dos inconscientes Agumon y Gabumon.
Izzi sabía que no había mucho tiempo por lo cual le dice al rubio que escapen de ahí con Tai mientras él logra darle tiempo pero el castaño se niega por completo, en un intento desesperado izzi empujo a ambos chicos a la espalda del escarabajo junto con ambos digimon, Tai aparto a Matt y trato de ir donde su amigo pero sus heridas le impedían moverse.
Antes de que pudieran hacer algo para ayudar al portador del conocimiento una gran explosión destruye por completo aquel enorme castillo sepultando al enemigo y a Izzi con él, Tai solo gritaba desesperado tratando de moverse para ir a ayudar a su amigo pero el rubio se lo impedía, lo único que podía ver era aquella gran columna de humo saliendo de las ruinas.

==========================================

De pronto el castaño despierta de aquella pesadilla muy agitado, el aun no podía olvidar aquel día, ese día en el cual perdió a uno de sus grandes amigos, Sora la cual estaba a su lado también despierta tratando de tranquilizar al castaño.

- ¿otra vez el mismo sueño? – pregunto, el castaño solo asintió con la cabeza
- Cada vez son más frecuentes – dijo mientras se levantaba de la cama – llámame loco si quieres pero lo que comenzó hace 13 años aún no ha terminado – de pronto se colocó frente al espejo mientras observaba aquella cicatriz en su pecho-. Me temo que nuevamente ambos mundos corren peligro

Mientras tanto Aiko dormía en su habitación sin saber lo que estaba sucediendo, de pronto aquel extraño dispositivo comenzó a pitar despertando a la castaña, lo tomo tratando de apagarlo y poder regresar a la cama cuando de pronto el sonido comienza a ser más fuerte de lo normal, comenzó a apretar todos los botones cuando nuevamente aquella extraña luz aparece segando por unos momentos a la castaña. Cuando logro recuperar la vista el pitido al fin había cesado, pero cuando miro en frente suyo se sorprendió al ver un enorme huevo purpura frente a ella.


 
Última edición por un moderador:

Dark Alexyz

El Príncipe de la Dulce Pena
Registrado
3 Mar 2009
Mensajes
1,285
Ubicación
Mexico
Offline
Regrese desde los muertos con la continuación de este proyecto, no se el por que me ausente demasiado tiempo pero de pronto me dieron ganas poder volver a regresar a retomar todos mis proyectos que tengo aquí olvidados comenzando con este que recién actualice en Fanfiction,

***************************************************************************

Capítulo 3: Una Sorpresa Impactante

Se despertó temprano como era de costumbre de él, pudo percibir un aroma que logro despertar el apetito del rubio, era probable que su padre ya se encontrara haciendo el desayuno de ambos; se levantó de su cama para dirigirse directo a la cocina donde efectivamente su padre ya tenía el desayuno servido.



- Qué bueno que despiertas Jake – comento aquel hombre rubio mientras serbia el desayuno del chico
- Pensaba que hoy me tocaba prepararlo a mi
- Me dieron ganas de cocinar hoy – comento Matt - por cierto, llamo Aiko
- ¿en serio? – respondió el rubio sorprendido, era demasiado temprano para que su amiga estuviera despierta en sábado – seguro que tuvo alguna pesadilla – Exclamo Jake
- La verdad no estoy seguro, pero me dijo que era algo muy importante que tenía que hablar contigo


Jake tomo su móvil notando las 32 llamadas perdidas que tenia de la castaña, le parecía muy extraño la actitud de su amiga, pero suponía que tenía que ver con lo sucedido ayer, tomo el teléfono e inmediatamente marco a la casa Yagami



- ¿Si buenos días? – contesto la voz de una mujer, se trataba de Sora
- Buenos días Sra. Yagami ¿se encontrará Aiko?
- Hola Jake, espera un momento veré si ya despertó


Espero unos momentos en la línea cuando al fin logro escuchar la voz de la castaña



- ¿eres tu Jake?
- Así es – comento con seriedad - ¿Qué sucede? Te escuchas muy inquieta
- No sé qué creer, pensé primero que se trataba de un sueño, pero no es así, no sé si me estaré volviendo loca – comento la castaña, pero Jake no entendía lo que sucedía
- Aiko tranquilízate – comento el rubio – dime lentamente que te está pasando
- Sera mejor que lo veas tú mismo Jake, te veré en una hora en el parque que está cerca del instituto – comento la castaña para colgar el teléfono
- ¡Aiko Espera! – exclamo el rubio pero su amiga ya había colgado – Demonios, ¿Qué le estará pasando? – se dijo a si mismo sin saber lo que realmente estaba sucediendo




Mientras tanto en otro lugar desconocido un hombre se encontraba realizando varios experimentos, una extraña mascara cubría la mayor parte de su rostro, no se sabía en que se encontraba trabajando, pero tenía varias computadoras frente a él, de pronto alguien entra interrumpiendo el trabajo de aquel hombre



- ¿Cómo vas con la investigación? – pregunto aquella sombra acercándose lentamente al enmascarado
- No te apures, ya tengo los resultados que querían – comento mientras sacaba un pendrive de aquel enorme ordenador
- Hemos estado trabajando por esto durante los últimos años, espero que esta vez no haya fallas


Aquella sombra se acercó para tomar el disco, parecía muy impaciente de que el enmascarado terminara con aquella investigación. Y pareciera que tanta espera al fin había dado sus frutos.



- Excelente, el jefe estará muy complacido con esto
- ¿Qué hay de los elegidos? – comento curioso aquel enmascarado, aquella sombra se acercó rebelando su identidad, un elegante ser luciendo un traje de gánster y una máscara de Oso en el rostro, el mismo demonio Astamon
- Ese cobarde de Yagami hace tiempo que abandono la lucha, no creo que esta vez sean molestia para los planes, pero en caso de ser así… estoy más que preparado para ellos – fue lo último que dijo antes de salir de aquella habitación dejando solo con su trabajo al enmascarado

Regresando con Jake en Odaiba, este ya se encontraba en el lugar acordado por la castaña, no sabía cómo lograba convencerle siempre, pero ahí estaba. Después de un rato esperándola pudo ver a lo lejos que al fin llegaba, inmediatamente pudo notar que Aiko se encontraba demasiado consternada, una actitud que no era propia de ella. No sabía con certeza lo que sucedía, pero se acercó a ella sin prestarle mucha importancia.



- La puntualidad no es una de tus virtudes Aiko – comento regañando a la castaña cuando noto la expresión que tenía esta – de acuerdo ¿Qué sucede?
- ¿recuerdas aquel extraño dispositivo de ayer?
- déjame adivinar, te la pasaste toda la noche jugando con él y lograste averiarlo – comento con seriedad, pero Aiko negó con su cabeza
- Veras Jake, yo solamente dormía cuando un extraño sonido salió de este dispositivo, aquella luz salió nuevamente y esto apareció de la nada


Aiko inmediatamente le mostro aquel huevo a su amigo, este al principio pensó que se trataba de una broma de su amiga. Pero conocía perfectamente a Aiko como para que se tratara de una simple broma, realmente se veía alterada.



- ¿Qué demonios es esto? – pregunto mientras lo examinaba poco a poco
- No lo sé, pensé que estaba comenzando a perder la cabeza, pero se ve demasiado real para ser una alucinación
- Bien tranquilízate – comento para calmar a su amiga – antes que nada, debemos investigar que es este extraño huevo, bastara con una visita rápida a la Biblioteca
- ¿La Biblioteca? – exclamo la castaña con fastidio
- Bueno, si quieres podemos ir con tus padres y contarles lo sucedido, lo cual sería la cosa más sensata que podríamos hacer – argumento el rubio provocando un puchero por parte de su amiga
- De acuerdo, tu ganas – replico resignada


Después de un rato ambos chicos se encontraban en los ordenadores de la Biblioteca tratando de buscar información sobre aquel huevo, pero por más que se adentraban por la red simplemente no lograban nada, simplemente no parecía ser de ninguna especia animal existente.



- Bueno, llevamos hora y media y no encontramos información alguna – comento el rubio con fastidio – Supongo que lo mejor olvidarnos de esto y entregar el huevo con algún experto, ellos sabrán qué hacer con el
- ¿estas bromeando? – exclamo la castaña – no puedo entregar a este pequeñín a cualquier persona, además ¿no te da curiosidad de ver que es lo que saldrá de él?
- No me digas que estás pensando en conservarlo
- Vamos Jake, será como aquel experimento que hicimos en la escuela – dijo Aiko con entusiasmo
- En primer lugar, esos eran huevos de gallina, dudo mucho que sea un pequeño pollo lo que salga de este huevo, y en segundo lugar prácticamente yo cuide del huevo mientras tu solo te la pasaste holgazaneando – replico el rubio
- Vamos Jake, te prometo que esta vez yo me encargare de cuidar al pequeñín, solo necesito que me apoyes en esto
- No sabes lo que saldrá de esa cosa, podría tratarse de algo peligroso Aiko, lo mejor será que le digamos a nuestros padres de esto


El rubio trato de convencer a su amiga, pero Aiko simplemente no lo escuchaba y seguía insistiendo mirándolo con ojos de perrito. Momentos después no supo cómo demonios pasó, pero ambos se dirigían hacia la casa del rubio para buscar algunas cosas para empollar el huevo, por más que siempre trataba de no involucrarse en las ideas locas de su amiga, al final siempre termina siendo manipulado por ella, al llegar a la residencia Ishida lo primero que logra notar el rubio era la ausencia de su padre. Le parecía extraño que haya salido un sábado, pero logro ver una nota escrita por él pegada en la nevera.



“Tuve que salir para arreglar unos asuntos pendientes y llegare tarde, la comida está en la nevera solo debes de calentarla.

Te quiere papá”



- Bueno, tal parece que mi papá tuvo que salir – comento el rubio
- Así que estamos solos – comento la castaña con una mirada coqueta provocando que el rubio se sonrojara, la castaña solo rio al ver la expresión de su amigo – Tranquilízate Jake, es demasiado fácil molestarte
- Por favor Aiko, evita ese tipo de comentarios – comento con seriedad, pero aun tenia ruborizado su rostro, la castaña simplemente sonrió -. Bien, me parece que necesitaremos algunas mantas para mantener caliente el huevo – comento tratando de cambiar el tema


Mientras el rubio fue a buscar las mantas Aiko se quedó esperando en su sala, de la nada le entro curiosidad y se acercó a ver algunas fotos que tenían expuestas, la mayoría eran fotos de Jake cuando era más pequeño, lo cual hizo que pensara que se veía demasiado lindo. Inmediatamente logro ver una foto de la difunta madre de Jake, ella siempre admiro a su amigo por haber superado un suceso tan trágico para un niño, aunque sabía que Matt siempre estuvo junto a su hijo para apoyarlo en todo.

Tras unos segundo logro desviar la mirada hacia otra foto, era una foto donde logro reconocer a sus padres, pero más jóvenes. De la misma forma reconoció al padre de Jake, la madre de Jun y a sus tíos Takeru y Hikari. No lograba reconocer al resto de los que se encontraban en la foto, pero probablemente eran amigos también de sus padres. La atención de la castaña cambio drásticamente hacia un pequeño pitido, rápidamente saco de su mochila aquel extraño dispositivo que había recogido de su padre. Se le había olvidado por completo que lo traía. Aunque inmediatamente logro escuchar que aquel dispositivo no era el único, lograba escuchar otro pitido similar en algún lugar de la casa. El otro pitido provenía dentro del estudio de Yamato, dentro del cajón del escritorio para ser más exactos. Sin pensarlo dos veces se dispuso a entrar para investigar de que se trataba, abrió el cajón quedando sorprendida inmediatamente. Se trataba de otro dispositivo igual al de su padre.



- ¡Jake! – exclamo la castaña para llamar a su amigo
- ¿Qué haces en el estudio de papá Aiko? Te dije que esperaras en la sala – replico el rubio cuando vio a su amiga sosteniendo el dispositivo de su padre y el de ella – ¿Qué haces con eso? Será mejor que lo dejes en su lugar antes de que lo rompas


Antes de que el rubio siguiera regañando a su amiga ambos dispositivos emitieron aquella extraña luz que antes habían visto en casa de la castaña sorprendiendo a ambos. En cuanto aquella extraña luz se disipo la cara de ambos quedaron en shock al ver que había aparecido otro extraño huevo.



- Dime que esto es un sueño – comento el rubio sin creer lo que había visto
- Eso es lo que quisiera saber


Las sorpresas de ambos aún no habían terminado, ya que ambos huevos comenzaron a eclosionar saliendo dos pequeñas criaturas de ambos las cuales se lanzaron inmediatamente a los brazos de ambos chicos.



- ¡Qué demonios es lo que esta sucediendo!
 

THIS IS DZETAAAAA!!!
Registrado
29 Ene 2007
Mensajes
762
Offline
Me encanto!! una especie de universo alterno en donde Izzi muere (nooooo!!), y nuevos digielegidos tengan que enfrentarse al asunto "inconcluso" que dejaron Tai y los demas..
 
Arriba Pie