+18 Fanfic DRAGONMAID WELCOME (SEGUNDA TEMPORADA-PARTE 4)

Bendy~ ♥
Moderador
Ahora sí que cayó Tilroo y sólo le llevó 6 capítulos jaja. ¿Qué edad tiene? (digo por su primer celo).
Y Husky (me gusta ese nombre) va con todo contra todas~
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
4,281
Ahora sí que cayó Tilroo y sólo le llevó 6 capítulos jaja. ¿Qué edad tiene? (digo por su primer celo).
Y Husky (me gusta ese nombre) va con todo contra todas~
O-O- Tilroo tiene 120 años que en edad dragona apenas entró a la adolescencia, más adelante te enterarás que Laudry es más grande que ella en edad jaja, pero las dragonas de fuego maduran físicamente más rápido.
-O-O Strahl es su nombre real pero Husky es como su nombre artístico jaja.
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
4,281
Leí el capítulo 8 y ya casi, ya casi jajaja. Por cierto, va a tener guardería Husky =P
-O-O Ella encantada siempre y cuando pueda culear tener más chicas a su disposición, jaja, es una loquilla.
PD: Recuerda que aunque ya terminó este reto, wolfito si tiene planeado contar algunos bonus de estas chicas más adelante (Sabes que dice, ya no voy a escribir tantas cosas al mismo tiempo para no estresarme y zas, 3 o 4 activos, 3 o 4 en producción y otros 3 o 4 en su cabeza jaja).
 

Bendy~ ♥
Moderador
PD: Recuerda que aunque ya terminó este reto, wolfito si tiene planeado contar algunos bonus de estas chicas más adelante (Sabes que dice, ya no voy a escribir tantas cosas al mismo tiempo para no estresarme y zas, 3 o 4 activos, 3 o 4 en producción y otros 3 o 4 en su cabeza jaja).
¡Gobiérnalo, Rosy!

Van a ser bonus llenos de crías de dragón, por cierto xD
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
4,281
¡Gobiérnalo, Rosy!

Van a ser bonus llenos de crías de dragón, por cierto xD
-O-O Las dragoncillas corriendo por todos lados con sus madres felices, excepto Tilroo que lo de ella no fue consentido, pero quien sabe jaja, capaz de que la maternidad la cambia, pobre, pobre.
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
4,281
Ya jaja. Como que no pensó las cosas, pero nada de nada xD
-O-O Luego wolfito pensará en los bonus de estas niñas, jaja.
PD: Wolfito te mandó cosas por whats, anda viendo todavía lo de hacerse un control jaja y quiere tus consejos ( femeninos no creo que tanto jajaja porque es más de gustos de niña que nosotras, jaja -O-O).
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
4,281


O-O- VOLVEMOS CON MÁS DRAGONAS LESBIANAS Y CON ALGO DE FUTA!




- Han pasado cinco años humanos desde que mi sobrina buscó a Strahl para entrenar y no hemos sabido nada de ella más que las cartas que nos manda, mi hermana podrá estar tranquila pero no soy una tonta, algo pasó. - Dijo una hermosa pelirroja de exuberante cuerpo que caminaba acercándose hacía el hotel más reconocido de esas tierras. - Lo puedo sentir en mis escamas, su última carta lo decía en código, algo anda mal… Si Strahl le hizo algo, juro que no importa que sea mi amiga o que sea la más fuerte de este continente, la voy a matar… !Pero es imposible en esta forma! -


1595826569748-png.192737


La mujer dragón caminaba con cautela al adentrarse al bosque que daba hacía el hotel, su nombre era Blaster, conocida como la señora dragón de los infiernos, la dragón de fuego más poderosa y tía de Tilroo, a quien insistió no ir detrás de Strahl porque sabía bien que clase de mujer era. Ambas se conocían de años atrás, la dragón de luz era unos años mayor que Blaster pero congeniaron bien como amigas por el nivel de poder que tenían, no obstante, supo pronto que la forma en que ella la veía era más que como amiga y fue directa, le dijo que quería montarla y hacerla su concubina, como dragona de fuego, su orgullo no iba a permitir que alguien intentara tal atrevimiento, pero nunca contó que Strahl pudiera llegar a ser tan seductora y atractiva cuando se lo proponía que la hizo flaquear y la mejor forma de proteger la decencia de su cuerpo fue mantenerse alejada.



- Esa maldita, construyó ese edificio dentro de la formación de la luz reveladora, no podré manifestar todo mi poder si se necesita. - Pensaba Blaster mirando sus manos humanas y suspirando al ver sus senos. - Este cuerpo es tan lascivo y odio como se sacuden estas cosas al caminar, me duelen mis pies… Debí de haberlo pensado y entrenar un poco para volver a acostumbrarme a esta forma. -



- !Hola, bienvenida a Dragon´s Shrine! ¿Busca una habitación para descansar? -



Blaster levantó su mirada al ver a un dragón de viento volando sobre ella, podía sentir su magia, no era muy fuerte así que se trataba de una adolescente más grande en edad que su sobrina, pero que pudiera usar esa forma significaba que estaba muy acostumbrada a la presión dentro de esa región o que su transformación no requería tanta magia como en su caso, siendo la opción más lógica.



- Buenos días. - Dijo Tarla al descender y tomar una forma humanoide, al quedar desnuda sacó una mochila con ropa que parecía cargar a todo momento con el que se cubría. - Bienvenida al Dragon´s Shrine, el primer hotel exclusivo para seres femeninos de todo Duel World !Su cola, es una dragón de fuego! !Y su magia! !Por el dragón alado de Ra, debe de ser de la realeza! -



- Disculpa ¿Podrías evitar decir que me vistes? Yo sólo … -


- !Esto tiene que saberlo la jefa, no habíamos tenido otro dragón en el hotel desde que nacieron las niñas! -


- ¿Las niñas? -


- No… !No, por favor! !No mi sobrina! -



Blaster corrió siguiendo a la dragón verde sintiéndose algo cansada por el peso de sus senos al rebotar, sin dudas debió haberse ejercitado para acostumbrarse a ese cuerpo tan femenino humanamente hablando, le sería imposible detenerla antes de que revelara su posición, pero ahora ya no podía ocultarse, esa chica habló de niñas lo que significaba que habían nacido crías de dragón y no había ninguna alfa que hiciera presente su esencia en los alrededores más que el aroma de Strahl.




- !Chicas, chicas, estamos de manteles largos, Laudry ve por las mejores cortinas! - Gritaba Tarla en la entrada del hotel, estando desnuda mientras empezaba a vestirse.



- ¿Qué pasa? -


- Parla, te he dicho que no andes desnuda por el hotel, las niñas van a agarrar un mal ejemplo de ti. - Dijo Nursery que estaba sentada en las escaleras de la entrada, acompañada de una joven dragón con rasgos parecidos a ella de cabello pelirrosa intenso.

1595826687592-png.192738


- Yo solo aprendo de papá como tú me dijiste, mami. -


- Niña lista, así debe de ser. -


- Hablo en serio, viene una dragón de fuego. -


- ¿Una dragón de fuego? -


- !Si! Y pude sentirlo, es muy poderosa, debe de ser de la realeza. - Hablaba la peliverde emocionada.


- !Esto tiene que saberlo la jefa! -


- Mira que casualidad, justo pensé que pronto tendríamos una nueva invitada, ve a avisarle en cuanto antes, vamos Urgency, hay que ayudar a Laudry a tener todo listo para la bienvenida. -


- Si, mami. -


- Mmm… Esto se pondrá interesante, mejor de lo planeado. - Pensó Nursery al sentir la esencia de la dragón acercándose. - Huele parecido a Tilroo, sin dudas será un lindo regalo para la jefa… -



En una habitación, Tilroo buscaba una carta que iba a enviar a su tía pero al final había decidido no hacerlo, no quería meter a su familia en problemas hasta que descubriera como volver a su tierra natal, pero la dejó en su escritorio y había desaparecido. La pelirroja suspiró y trató de concentrarse para pensar bien las cosas, pero los pucheros y el golpeo de la cola de una niña dragón en la pared la empezaban a desesperar más y más.

1595826774617-png.192739



- Flamme ¿Podrías ser una niña buena y ayudarme a buscar una carta de color roja? -


- No, no quiero. -


- Hija, te lo estoy pidiendo de favor. - Dijo Tilroo acercándose a su hija quien se mantenía con una cara molesta.


- Estoy enojada, no me dejas ir a jugar con papá como todas las demás, irán hoy a pasear al bosque y soy la única que no irá de ellas. -


- Porque ni loca te dejaría a solas con esa mujer. - Pensó la pelirroja apretando sus puños para luego sonreír al sentarse al lado de su hija y hablar de manera gentil. - Ya te dije, solamente puedes ir si voy yo. -


- No soy una niña, soy la más grande de mis hermanas y soy la única que la tratan así. -


- Eso es porque sus madres son unas estú… Son demasiado despreocupadas sobre como cuidarlas. -


- Si me la paso encerrada jamás voy a poder entrenar y crecer, mira a Duality, es la más chica de todas y se ve tan grande. -


- Tan grande que esa maldita no disimula lo que quiere hacerle, bendito sea el sello… ¿Qué estoy diciendo? !Por culpa de ese sello no puedo irme y salvar a mi hija de esa maldita! - Pensaba Tilroo mientras mantenía su sonrisa a su hija hasta que su cara cambió por la esencia que sintió en el ambiente. - No… -


- ¿Mami? ¿Te pasa algo? -


- Ella no debería de estar aquí… !La carta! !Fue ella! - Dijo la pelirroja parándose de golpe al recordar a quien era la más traidora y doble cara de las que trabajaban ahí. - !Te voy a matar Nursery! -



En la habitación de la líder, Strahl se deleitaba con ver a Chame dormida en su cama, estaba más que agradecida con ella por la belleza de cría que le dio, misma que estaba al lado de sus madres tratando de dormir un poco.


1595826884529-png.192740


- Papi… ¿Es cierto lo que mami me dijo? - Habló tiernamente una chica dragón de escamadas plateadas y ojos heterocrómaticos.


- ¿Qué te dijo mamá? -


- Que nací para que tú me dieras amor. -


- Claro que si. - Sonrió Husky frotando la mejilla y el vientre de su hija que se sonrojaba por los mimos de su padre. - Papá solamente necesita romper un truco mágico que le causa molestias y cuando lo haga, sin dudas papá te dará mucho amor. -


- ¿Mucho? -


- Mucho, a ti y a tus hermanas. - Susurró la dragona besando en la boca a su cría quien cerró los ojos por la pena y luego se apartó de ella lentamente. - Se buena niña y cuida de mami, Duality. -


- Si, papi. -



Husky se levantó de la cama y tomó sus gafas del buró y acomodó sus ropas frente al espejo para verse impecable, tras besar en la boca a Chame para dejarla descansar, salió de la habitación y mostró una gran sonrisa en su rostro al sentir en sus escamas una fuerza mágica que le excitaba, esa esencia la recordaba bastante bien porque era alguien a quien deseaba desde hacía un siglo y ahora se presentaba ahí.


- Vaya, vaya… Blaster… Parece que tengo más motivos para romper esta maldita marca. - Pensó Husky mordiendo su dedo índice al sentirse excitada al saber que su amiga acababa de llegar. - Hora de darle una calurosa bienvenida. -











chanchanCHAAAAAAAAN!! -O-O ¿Podrá escapar Tilroo ahora que tiene a su hijita? ¿Cual será el destino de Blaster? ¿Le dieron purina a la hija de Chame para estar tan buenota siendo la más chica de las niñas? -O-O Descúbranlo en el mismo canal jaja.
 
Última edición:

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
4,281

-O-O SIGAMOS!!!


PARTE 2



- Blaster, querida. -


- !Tú! ¿Donde esta mi so… !Uiugh, este lugar apesta a tu semen! -


Blaster acababa de entrar al hotel y era recibida en persona por Husky, que sonreía y mantenía su cola tranquila pero sin dudas estaba emocionada por volver a ver a su amiga, sobretodo por poder ver nuevamente su figura humanoide que siempre deseó hacer suyo. Era tal el deseo y manía de Husky por marcarla que Blaster empezó a sentir vergüenza de esa forma y se puso como mantra mantenerse en su forma dracónica para no levantar emociones indecorosas en los demás.


- Sigues tan hermosa como siempre, tan exquisita. - Dijo Husky llevando unos dedos a sus labios mientras Blaster trataba de ocultar sus senos con su saco.

- !Deja de verme los pechos! -


- Lo lamento, no puedo evitarlo cuando tus senos son tan atractivos. -


- !Jefa, jefa! ¿Usted es amiga de ella? - Preguntó Laudry al acercarse a Husky.

- Así es, esta encantadora y bella dama es tía de Tilroo, amiga y rival en algunos torneos, Blaster. -


- ¿Blaster? ¿La señora de los infiernos? -


- !Tía! -


- !Tilroo! -



La cara de Blaster fue de alegría al ver a su sobrina, corrió hacía ella para abrazarla al verla bajar de las escaleras pero al momento en que se acercó y olió su aroma fue bajando su velocidad hasta quedar parada frente a Tilroo, empezando a llorar.


- !Ay no, llegué tarde! -


- !Tía! -


- ¿Cómo pudiste Husky? - Lloraba Blaster al arrodillarse frente a su sobrina abrazando sus piernas. - !Era una niña! -

- ¿Qué clase de dragón crees que soy? Esperé a que tuviera su primer periodo. -

- Tilroo, perdóname, no debí dejarte venir. -

- No tía… No es tu culpa, fui yo quien cometí el error. - decía Tilroo ayudando a su tía a ponerse de pie.

- No … No importa que ella te haya mancillado, nos iremos de aquí y te olvidarás de todo. -


- Amiga. -


- !No me llames amiga! - Gritó furiosa la dragona de fuego volteando hacía la ama de llaves. - !Sabías que era mi sobrina, la he cuidado como a una hija! -

- Y por eso la he tratado muy bien. -


- !Nos vamos de aquí! -


- No puedes llevártela, ya la he marcado. - Sonrió Husky asustando a la dragona que rápidamente sujetó el cuello de su sobrina para ver la mordida en su cuello.

- !Eres una maldita! -


- Para ser la líder de los dragones de fuego pareces olvidar las reglas que nos rigen, como la más poderosa tengo derecho de marcar a mis hembras, si quieres liberarla tendrás que quitarme ese derecho venciéndome. -


- Tía, escúchame. - Dijo Tilroo tomando las manos de su tía. - Necesito que sepas que… -

- Mamá ¿Quién es esa dragona que se parece a nosotras? -



Los ojos de Blaster se dilataron al ver a esa pequeña cría de dragón, por su aroma y aspecto debía ser una niña de diez años dragones, pero que llamara a Tilroo mamá no tenía lógica porque no habían pasado tantos años desde que salió del reino, a menos que tuviera los genes de un poderoso dragón, que reforzara el desarrollo de esa niña y la única que conocía que era capaz de eso, estaba detrás de ella.


- Tilroo… Esa niña… -


- Flamme ¿Por qué no saludas a tu tía? Ella es tía de tu mami. - Dijo Husky dando un golpe bajo a Blaster. - Es una gran amiga mía y vino desde lejos para conocerte. -

- ¿Es mi tía? -


- Tilroo… Ella… -


- Si, es mi hija. - Contestó Tilroo tomando de los hombros a Flamme que la miraba confundida por la reacción de ambas dragonas.

- Nuestra hija. -

- Por eso no te ibas… -


- Tía, puedo explicarlo. -


- No importa el honor que perdiste, sabes que te recibiríamos junto a tu hija. - Hablaba la dragona escuchando la risa elegante y sensual de su amiga. - ¿De qué te ríes? -

- Al contrario, querida Blaster, tu sobrina me hizo una jugarreta y terminó sellando su destino, literalmente. -


- ¿De qué hablas? -


- De. - Susurró la dragona sirvienta a su tía dejándola sorprendida.

- ¿Hiciste que? ¿Cómo pudiste confiar en una traptrix? En su nombre lo dice, son tramposas. -


- Estaba desesperada. -


- Como escuchaste querida amiga, estamos atadas, si llega a intentar irse de aquí, mis demás hembras la detendrán ya que ellas son las únicas que pueden satisfacerme, pero no te preocupes, hago el esfuerzo por romper el hechizo y con todo gusto te ofrezco un lugar a mi lado ¿No es lo mejor? Así cuidarás de Tilroo. -


- Eres una… -


- Mamá, no entiendo ¿Mi tía es amiga de mi papá pero están peleando? -


- Es algo complicado. -


- Papá, si ella está tan molesta contigo ¿Por qué no lo resuelven como las dragonas? Peleando. -



Blaster volteó al escuchar la voz dulce de otra niña, una pelirrosa que se mostraba tomada de la mano de una dragona de tierra con uniforme de enfermera, por su aroma lo supo rápido, era una de las amantes de Husky y esa niña era una hija más.



- La belleza está en sus genes, Tilroo, ahora entiendo porque la jefa hablaba tanto de tu tía. -


- !Tú, maldita traidora! - Gritó Tilroo soltando a su hija para caminar hacía Nursery quien se reía amigablemente. - ¿Cómo pudiste meterte a mi cuarto y tomar esa carta? -

- Strahl me pidió revisar tu cuarto para asegurar que no estuvieras planeando algo, no debes de guardarle ningún secreto a quien es dueña de tu vida. -


- Eres una… -


- Bien dicho, Calamity. - Aplaudió Husky a su hija pelirrosa que hizo una reverencia al ser reconocida. - ¿Qué dices Blaster? ¿Por qué no demuestras que eres más que quejas y amenazas y tenemos un encuentro afuera? Si logras ponerme de rodillas o en el suelo, dejaré libre a Tilroo. -

- !No lo hagas tía! -


- Una dragona de fuego nunca rechaza un reto, lo sabes bien. -


- Pero… -


- La derrotaré, cueste lo que me cueste. -


- Esto es mejor que las dragonovelas. - Pensaba Parla emocionada por todo lo que ocurría alrededor de la jefa del hotel.



En uno de los tantos puntos exteriores del gran hotel, las dragonas se concentraban en un terreno lleno de arenisca, sitio de entrenamiento favorito de Husky donde educaba a sus hijas y enseñaba magia a Tilroo y Winda. Al momento de ver el alboroto, una peliverde de cuernos blancos y ojos dorados se asomó de entre los árboles.

1596261036378-png.194891


- !Papá! ¿Es día de entrenamiento? -


- No Sphreeze, háblale a tu mamá, vamos a tener un evento especial. - Dijo Husky a esa niña que corrió en busca de su madre.

- !Tía Parla! ¿Me ayudas? -


- !Voy! Que lindo se siente que me digan tía. -

- Es normal, me sorprende que Winda me diera una linda draconiana de viento, siendo cercana a lo que es un dragón de viento como tú, claro que te ve como su tía. - Rio la dueña del hotel animando a Parla que corrió detrás de esa niña, dejándola pensando. - Y eres una buena compañía de juegos, sin dudas eres una niñera ideal. -

- ¿Cuantas mujeres has metido a tu depravación? -


- No seas celosa, querida amiga, yo te ofrecí ser la número uno en mi lista y te negaste. -


- Una dragona de fuego nunca va a ser un trofeo para alguien como tú. -


- ¿Qué cosas dices? Sabes que siempre me has tenido miedo, nunca te atreviste a darme la cara y preferiste huir a tus tierras. - Habló la dragón de luz provocando el coraje de su amiga. - Que tu sobrina me buscara para aprender a ser alguien fuerte es señal de tu propia debilidad, amiga. -

- Te haré tragarte tus palabras. -


- Ya veremos. -



Husky levantó su vestido para que Nursery le quitara sus zapatillas como si se tratara de una delicada dama mientras que Blaster se quitaba el saco y se lo daba a su sobrina, para luego ponerse a hacer ejercicios de calentamiento.


- Tía, no tienes que hacer esto. -


- Esto es personal. - Dijo la dragona suspirando para luego mirar a su sobrina. - Tilroo, ella se hizo de ti no sólo por ser tan hermosa como eres, la maldita lo hizo para vengarse de mí, mi sangre de dragón lo dice. -

- ¿Vengarse? ¿Por qué papá quisiera vengarse de ti? Tía. -


- Por favor tía, no se lo digas. - Susurró Tilroo a la dragona mayor. - Flamme no sabe mucho de las reglas y leyes de las dragonas, no quiero que sepa que… Ella me hizo eso. -

- Está bien… Flamme, tu pa...Pa...Pa…. Ella y yo éramos rivales, cuando me venció se supone que debía de darle un premio pero no sé lo di porque era injusto. -


- ¿Eh? -


- Así como dice tu tía, es sólo eso. -


- ¿Me estás diciendo que eres una mala perdedora? - Dijo la niña haciendo que el ánimo de Blaster cayera un poco por el comentario.

- No, claro que no, pero yo no iba a permitir perder la decencia de mi cuer… De mi te acuerdas que llegará un momento que lo entiendas. -


- Pierdes tu tiempo tía, esa mujer se ha asegurado de hacer una necia a mi hija. -


- Cambiará ya que nos vayamos de aquí. -


- ¿En verdad crees que podrás vencerla? -


- Siendo sinceras, no lo sé… Nunca peleamos en serio pero sé que todos le temen… Y este cuerpo no es el óptimo para pelear. -


- No te preocupes por eso, querida amiga, también pelearé así. -



Blaster tenía un mal presentimiento de todo eso, sabía que Husky era reconocida por pelear en su forma humanoide y aún así ser capaz de pelear a la par de dragones legendarios, sumado a eso, en ese estado no se sentía del todo cómoda, tenía que hacer un ataque rápido y sorpresivo contra ella para al menos lograr que se agachara un poco, sabía que si algo tenía Husky en común era el honor en el combate. Era todo o nada, un solo golpe tenía que bastar, las demás estaban a punto de ver una pelea entre dos de las dragonas más poderosas de aquel mundo.








-O-O PELEA, PELEA, PELEA!!
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
4,281

-O-O SIGAMOS!!!


PARTE 3


La pelea estaba a punto de comenzar siguiendo las reglas de los torneos entre dragones, ganaba quien obligaba a la otra a rendirse o la inmovilizaba, no se permitían ataques mágicos que no fueran los de su propia raza y elemento y si se salían del área de contención se consideraba una derrota.


- Nursery ¿Me haces el favor de poner la contención? -



- Claro. - Contestó la dragona rosa que extendió sus manos para levantar un límite de rocas de no más de 50 centímetros de alto. - Levanté una contención de un kilómetro de cada lado, quien salga de ese territorio será declarado la perdedora. -


- No necesitaremos tanto espacio ¿Cierto? Tanto tú como yo preferimos la pelea cuerpo a cuerpo. -


- Te has vuelto más arrogante que antes. -



- Para nada, solamente tú te has ablandado. - Sonrió Husky mientras se quitaba el gorro y el mandil de trabajo para dárselo a una de sus hijas. - Tanto que te negaste a tener a mis crías y cuidas de Tilroo como si lo fuera. -


- Nunca iba a entregarme a ti, porque sabía la clase de mujer que eres. -



- Vamos Blaster ¿Por qué no eres sincera contigo misma? Tú no aceptaste mi oferta porque eres una celosa, me querías para ti sola. -



- !Maldita! -


Las chicas se sorprendieron por el ataque rápido que hizo esa dragona de fuego, su puñetazo llameante fue detenido por la mano de Husky siendo arrastrada unos cientos de metros, se notaba que era un Señor, el mayor título que podía tener un dragón de los elementos. Las explosiones y chorros de fuego que salían golpe tras golpe dejaban a todas sin aliento, aunque no podían ver bien que pasaba eran testigos de la fuerza abrumadora de Blaster, era tal la hazaña que Tilroo no pudo evitar sonreír al ver que su tía era más fuerte de lo que creía y que podría vencer a su captora.



- Mi tía !Es genial! - Dijo Flamme alzando las manos de la emoción. - !Es tan fuerte, mamá! -


- Si, ella podrá vencerla, no hay duda. -


- ¿Segura? -



- No te digo nada porque siempre estás de su lado. -



- No lo digo por eso, hablo de que la jefa se está divirtiendo. - Sonrió Nursery provocando dudas en Tilroo, mismas que se aclararon al ver como se despejaba el humo.



Blaster respiraba agitada al haber lanzado tantos ataques con toda esa magia cargada, cada uno de sus golpes fue detenido por las manos o la cola de Husky como si nada, la diferencia de fuerza era abrumadora, pero era imposible, cuando pelearon un siglo atrás no había tanta distancia en fuerzas, era de las pocas que pudo haber competido contra ella, por eso mismo no dudó en usar todo su poder.


- ¿Terminaste? -



- ES… Es…. Imposi… - Hablaba agitada la dragona tomando distancia de Husky, manteniendo sus puños listos para defenderse.


- Sin dudas sigues siendo tan fuerte como siempre, pero hay un detalle y lo sabes, no estás acostumbrada a usar tu fuerza en esa forma. -



- Pero eso no explica por que hay tanta diferencia. -



- Fácil, querida amiga. - Sonrió la dragona al empezar a subirse las mangas de su vestido lentamente. - Durante estos siglos, pulí mi fuerza y magia para adoptar esta forma como mi aspecto real. -


- Eso… No puede ser. -



- Comprendí que la energía pura entre más comprimida esté, al liberarse está será potenciada a niveles increíbles, incluso aunque estuvieras en tu forma natural, jamás podrías ganarme. -



Blaster parpadeó un segundo y al abrir los ojos vio a Husky frente a ella, un puñetazo en su vientre le hizo escupir sangre y quedar colgando sobre el puño de la rival. Con cuidado la dragón líder atrapó a la pelirroja con uno de sus brazos, los ojos de Blaster estaban apagándose al estar perdiendo la consciencia, pero aún era capaz de ver la sonrisa de su amiga que llevó su mano libre sobre uno de sus senos amasándolo lentamente.


- Tu estúpido orgullo de mostrarse con tu forma bestial no te hizo ver tu verdadero potencial, querer retarme con esta forma sin acostumbrarte a regular tu fuerza y con este cuerpo tan lascivo que tienes, es el problema con las dragones de fuego, son temperamentales. - Hablaba Husky deslizando la blusa de su amiga para pellizcarle su pezón, aprovechando que estaba sofocada. - Pero sin dudas, sigues siendo tan exquisita, tan bella…. Y el aroma de tu sangre… Mi linda Blaster, eres una virgen ¿Guardaste tu castidad por mí? Que linda eres. -


- !Tía! -



Tillroo quiso salir corriendo para ayudar a su tía, pero Nursery se cruzó en su camino con la mano levantada, dispuesta a pelear, causando mayor coraje en la pelirroja por su atrevimiento.



- !Quítate del camino! -


- Sabes que si te entrometes, no sólo será una derrota para tu tía, la deshonrarás. -



- !Eres una! -


- !Mamá, mi tía aún se mueve! -


Todas veían como la cola de Blaster mostraba señales de vida, aún estaba con algo de energía. Husky sonreía al ver como los ojos de la dragona volvían a brillar y una mirada de coraje se mostraba mientras recorría su rostro y su cuello.



- Agradece a tu sobrina que no he roto ese sello que me puso, sino fuera así, en este momento mordería este precioso cuello que tienes. - Susurró Husky en la oreja de su amiga mientras la seguía atrapando entre sus brazos.


- Esto no aca…. Aca… -


- Esto acabó desde que me retaste… -



- ¿Cómo pu… Pudiste? - Empezaba a llorar Blaster mientras Husky lamía sus lágrimas aprovechando que la tenía inmovilizada.


- Tú lo sabes… Ella es hermosa, orgullosa, tan delicada como tú. -



- ¿Sólo porque me negué a ser tuya lo hiciste? -



- Si… Pero eso no significa que me olvide de ti. -



Los ojos de Husky empezaban a marear a Blaster, estaba tratando de seducirla, así como lo intentó hace tantos años, en esas condiciones podría caer así que hizo algo inesperado para la dominante, la dragón de fuego se golpeó con su propia cola en la cara para reaccionar.



- Acepto mi derrota, ya no tienes porque sujetarme. -


- Bien pensado. -



Husky soltó a la pelirroja cayendo al suelo como si fuera un trapo, ella solamente escondía su rostro, la dragón de fuego más poderosa derrotada en cuestión de minutos sin haber causado daño en ella, su orgullo estaba devastado y no podía justificarse diciendo que peleó usando una forma humana, fue ella quien aceptó el reto.


- Nursery ¿Atiendes a mi amiga? Por favor. -


- Claro jefa. - Dijo la pelirrosa volteando hacía su hija. - Calamity ¿Vas por mi botiquín? -


- !Si, mamá! -



- No te preocupes, no soy una salvaje como para intentar hacerte algo viendo que apenas puedes respirar. -



- Una ...Oportu… - Hablaba Blaster sujetando el tobillo de Husky que actuaba tranquila al acomodarse sus mangas.


- ¿Una oportunidad más? ¿Qué me ofrecerás a cambio? El trato era que si ganaba me quedaba con tu sobrina y si ganabas te la llevabas, es regla de dragones no hacer el mismo trato dos veces. -



- Si… Si me derrotas… Te … Te entregaré mi castidad. -



- !Tía, no! -



Los ojos de Husky brillaron por ese comentario, por un instante su mirada fue de una bestia hambrienta por devorarse a Blaster pero cambió a la mirada gentil y seductora de siempre, sabía que ella no mentiría sobre eso, era demasiado orgullosa como para retractarse de sus palabras. No le gustaba pelear contra una hembra tan bella y lastimarla, pero si así lograba de hacerse de la dragón que siempre quiso poseer, valdría la pena quebrar su voluntad hasta que aceptara su destino.


- Una semana, tendrás una semana para entrenar y acostumbrarte a usar ese cuerpo, si quieres intentarlo con tu forma de dragón, adelante, pero sentirás una presión enorme por la Luz Reveladora que lo tomará como un intento de matar. - Dijo Husky dándole la espalda a su amiga que empezaba a ser atendida por Nursery y Tilroo. - Nos vemos Blaster, tengo que volver al hotel. -


- !Deja fuera de mi tía en esto! -



- Tilroo, querida, deja de ser tan infantil. -



- !Si quieres pelear yo! - Iba a hablar Tilroo pero la mano de su tía sosteniendo la suya cambió su atención.


- No te metas… -



- Pero tía. -



- Soy yo quien la derrotará. -


Tilroo quedó petrificada por la mirada de Husky, ahora comprendía porque era tan temida y respetada por todas, había escuchado leyendas sobre ella pero nunca esperó que humillara de esa forma a quien era la dragón más fuerte de los infiernos, si su tía no podía vencerla ¿Quién?









-O-O A QUE DRAGONAS TAN ORGULLOSAS JAJA
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
4,281

-O-O CONTINUAMOS


PARTE 4



Blaster estaba trotando en las afueras del hotel, tenía pocos días para ponerse en forma y desde que salió de la enfermería se puso en el plan de acostumbrarse pronto a su cuerpo humanoide, su orgullo fue herido y ahora era más personal que antes. El mayor problema para la pelirroja no era concentrar su poder en un cuerpo tan pequeño, sino habituarse a su figura y al peso desbalanceado en sus senos, detalle que siempre la incomodó al ser tan grande incluso para las de su raza. Cerca del camino donde entrenaba la señor dragón, Tilroo, Flamme y Tarla iban en busca de ella, viendo el rastro de magia que dejó en su trote.


- La señora Blaster es genial, no duró ni una hora en la enfermería y ya se puso a entrenar. -



- Una dragón de fuego no puede rendirse y menos cuando te retan así. -


- Mamá ¿Crees que mi tía pueda ganarle a papá? - Preguntó Flamme que cargaba una cesta de comida. - No le hizo ni cosquillas. -


- Eso sí, la jefa demostró porque es temida en todo el mundo. -


- Tarla ¿Qué haces aquí? -



- Me encanta el chisme. - Contestó la dragona de viento riendo un poco. - La verdad, quiero el autógrafo de tu tía, no todo el tiempo conoces a una señora dragón, la señora dragón de las tempestades es muy temperamental y no le gusta tratar mucho a los demás, se la pasa escondida así que es mi oportunidad de tener algo que contar a las futuras generaciones. -


- Su trabajo como señoras es muy importante, deben de asegurarse que las leyes de cada raza se cumplan y no haya guerras entre nosotras. -



- ¿Y si es tan importante porque vino ella? -


- Porque si algo tenemos en común las señoras dragón es que nuestra sangre es primero que todo. - Dijo Blaster al llegar a escena deteniéndose frente a las chicas.


- Tía, debiste descansar más. -


- No puedo, no con esa mujer en ese edificio, un paso en falso y perderé de nuevo. -


- Papá nunca haría trampa. - Reclamó Flamme mirando molesta a su tía quien soltó un suspiro y le dio una palmada a la niña.


- No hablo de que haga trampa en la pelea, hablo de otras cosas para las que no estás preparada. -


- ¿Qué? ¿Por qué no? -


- Porque son cosas de dragonas adultas. -


- Que gracioso, Tilroo apenas había tenido su primer periodo cuando la jefa la fo… - Iba a hablar Tarla cuando su compañera le tapó la boca.


- ¿Puedes evitar hablar de eso frente a mi hija? -



- Le dije a tu madre que te hablara de eso, pero insistió en que era una exagerada… - Suspiró Blaster con las manos en la cintura. - Nos desarrollamos más rápido que las demás y te vuelves activa sexualmente desde muy temprano, eras una niña cuando ella…. No quiero ni pensar como te enredó. -



- Ella no me enredó… Ella… -



Tilroo movió sus labios para que su hija y su compañera no escucharan, ese detalle hizo que Blaster apretara sus puños por sentirse impotente al no haberla protegido, pero estaba un hecho de por medio, bajo las normas de la especie, no podía juzgar a Strahl por lo que hizo, tomó su derecho como la primera en verla y en ser la más fuerte, la única forma de evitar que tomara a Tilroo como su hembra sería una pelea por ella.


- Tengo que vencerla si queremos irnos de aquí. -


- ¿Por qué nos iríamos? Aquí vivimos felices. - Dijo la niña mientras Blaster estiraba sus brazos al tener aún molestias en su espalda.


- Porque no serás criada como una dragón de fuego, sino como una futura… Como algo más. -


- ¿Cómo algo más? -



- Ni se te ocurra hablar. - Señaló Tilroo a Tarla que solamente tapó su boca por su cuenta y luego sonrió.


- No diré nada, yo solamente soy una sirvienta. -



- Rayos. -


- ¿Qué pasa tía? -



- Estas cosas, por eso detesto este cuerpo. - Decía Blaster al sujetar sus senos y soltar de nuevo un largo suspiro. - Son blandos, grandes, suaves y se mueven mucho, no son más que peso muerto en el combate. -


- Tía. -



- ¿Si? -



- ¿No usas sostén? -



- Uso la última ropa que usé cuando entrenaba de joven, no pensé que ya no me quedaría. - Contestó la dragona mientras Tarla la miraba de arriba a abajo. - Nunca usé un sostén, me parecen algo estúpidos, no tienen ninguna clase de armadura o protección ¿Qué tanto miras? -


- Sus pechos son tan grandes como los de Chame y su hija, podría pedirles algo de ropa interior que le pueda servir. -


- Mmm… -


- Es verdad que es incómodo al principio, pero si quieres sostenerlos en su lugar, es la mejor opción.-



- Está bien, usaré un sostén. -



A los minutos, las chicas estaban reunidas en la casa de las trabajadoras, Tarla, Tilroo y su hija miraban las distintas prendas que la peliverde consiguió para la señora dragón que se sorprendió con tantos estilos de prenda que había, una más atrevida que otra y no dejaba de pensar que para ese caso mejor andaba desnuda. Entre las ropas vio un conjunto de encaje de tonos tintos y negros que pensó que lucirían bien y le recordaba un poco a sus escamas, era perfecto.



- Me pregunto si al crecer tendré el cuerpo de mi tía. - Dijo Flamme poniendo su cara dentro de una de las copas de uno de los sostenes.


- !No! -



- ¿No? -


- Vamos Tilroo, tienes un cuerpo muy bonito y a este paso crecerás como tu tía. - Habló Tarla mientras la pelirroja apretaba sus puños y volteaba a verla con coraje. - ¿Dije algo malo? -


- Lo peor que podría pasarle a mi hija es tener un cuerpo así. -



- Es cierto, me estorbaría si quiero pelear tan bien como mi papá. -



- Si creces igual que Duality, esa enferma no va a dudar en querer montarte aún siendo su hija. - Pensó Tilroo, sintiendo escalofríos al imaginarlo. - Esa maldita, de alguna u otra forma la venceremos. -


- Mmm… Esto … -



- Oh, meta su pecho en el sostén y con la mano ajústelo al contorno. -



- Es más fácil de lo que pensé. - Hablaba Blaster mirándose al espejo para ayudarse, sin saber que ese cristal reflejaba su imagen en un espejo del hotel.


1597034399606-png.199396



Husky estaba en su habitación viendo en pantalla a su amiga, disfrutando de verla desnuda y vistiéndose, luciendo su exuberante cuerpo virginal que tarde o temprano poseería. Mientras la jefa estaba desnuda y se tocaba al estar mirando a Blaster, Nursery revisaba distintos libros y papeles y luego se acercaba a ella para tocarle los labios intentando ver si lograba detener el sello de la rosa.



- He logrado reducir parte de los efectos del sello. -



- Lo sé, he podido tocar y besar a Duality más que antes. - Sonrió Husky mientras Nursery empezaba a desvestirse. - Y que empezara a sentir excitación por Blaster al verla significa que tarde o temprano podré romper el sello y marcarla como mía. -


- Me encantaría que cuando logre hacerse de su amiga, se lo restriegue en la cara a Tilroo. -


- Parece que disfrutas de molestarla. -


- Es porque no valora ser una de sus mujeres. - Dijo la dragona pelirrosa sentándose en las piernas de Husky, sonriéndole ruborizada al estar ambas desnudas. - Lo que darían muchas por estar en nuestro lugar. -


- Es una niña aún, le falta conocer más de como funcionan las cosas y se supone que por eso tú ibas a estar al tanto de ello. -


- Sabe lo orgullosa que es y por algún motivo me tiene coraje. -


- Me pregunto el porqué. - Sonrió Husky abrazando a Nursery para morderle los labios suavemente. - Has sido más útil de lo que esperaba y has demostrado ser una gran concubina y te llevas muy bien con las demás. -


- Mi deseo es complacerla, en todo lo posible, creo que Chame y Winda pensamos lo mismo y por eso nos llevamos tan bien… Y se que cuando Calamity esté en edad, sabrá ser una buena mujer para ti. -



- Sé que lo será. -



Husky acostó a Nursery en la cama para empezar el acto amatorio, sabía que esa dragona lograría ayudarle a encontrar una manera de romper ese sello, en cuanto lo lograra, no habría forma en que dejara escapar a Blaster ahora que la había sacado de su zona de confort y esta vez, se aseguraría de que no saliera de esas tierras.

 
Arriba Pie