Oneshot El Enigma de tus Ojos [Taiora]

Registrado
29 Sep 2008
Mensajes
328
Hola a todos, un gran gusto para mi estar de vuelta en mi amado DZ. Hace mucho que no actualizo mis fics y quería volver por lo menos con este tema que extrañamente nació de una mezcla entre una vivencia personal e ideas acumuladas, sensibilidad filosófica y sobre todo, un sueño, una chica y un hermoso paisaje plasmado en una fotografía. Bueno sin mas sermón, los dejo con mi historia, espero sea de su agrado.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


<<Las grisáceas nubes presagiaban no solo una gran tormenta -era algo más-, presagiaban una noche melancólica; tal vez más burda que melancólica o por lo menos así era mi perspectiva cuando contemplaba aquel "bello" paisaje desde el piso 20 donde se encuentra mi oficina, y me aísla por lapsos cortos de tiempo de las grandes masas de ignorancia envueltas y dominadas por el tedio; aquí, en este edificio de 30 pisos me siento seguro, me siento fuerte... tomo un sorbo a mi taza de café. Es curioso saber que el café me gusta sin azúcar cuando de chico era más azúcar que café- tres cucharadas de azúcar y una de café para ser más específico-, ahora me gusta el sabor amargo del café, tal vez sea porque así es mi vida actualmente, bastante amarga... ¿a quién engaño?, no me siento protegido en este edificio a la altura a la que está ubicada mi oficina... desde que rompieron mi corazón tanto mi mejor amigo como "la mujer de mi vida", el amor de mi vida… solo… solo he estado huyendo de mis problemas y no he tenido el suficiente VALOR para enfrentarlos como diría mi hermosa secretaria, mi gran amiga.>>




En ese instante entra una hermosa mujer, con una falda color negro que rebasa ligeramente sus bellas rodillas, no usaba medias ya que su piel joven era perfecta; traía puestos un par de tacones bastante altos, una blusa blanca, un hermoso collar de joyas artificiales que la hacían lucir preciosa y que entre sus brazos cargaba algunos documentos.





- Jefe Yagami ¿Puedo pasar?- Taichi Yagami asintió con un gesto.


-Adelante. ¿Más documentos que firmar?


-Lo normal, Tai- la chica notó el rostro de seriedad que mostraba en ese momento su jefe, sabía que no la estaba pasando bien, sobre todo por estar con su taza de café admirando la tormenta que se avecinaba- Tai, es viernes, sal a divertirte -su rostro se mostró más serio ante el comentario de su secretaria.


-Mimi, tu mejor que nadie sabe la situación en la que estoy- interrumpió bruscamente su amiga.


-Por eso mismo te lo estoy mencionando. No puedes seguir en ese hoyo, tienes que buscar la manera de ser feliz nuevamente. No dejes que las personas que fueron cercanas a ti destruyan la persona exitosa que eres- Tai fijó su mirada seria en los ojos de Mimi, firmó los documentos y se volvió hacia la ventana, ella simplemente lo observaba, decepcionada al ver su terquedad dominarlo.


-Tai, nunca pensé que llegases a ser tan patético. De las personas que más he admirado en mi vida por la filosofía con la que enfrenta cada día, por la manera en que ayuda al ser ínfimo de las injusticias de los “superiores”. Eres una persona que tiene un honor respetable el cual usas para dirigir hacia un bien a las personas que están a tu servicio y que por encima de muchas cosas, te quieren. Por alcanzar glorias que ninguna otra persona ha hecho de tu posición y más por la edad que posees. A esa persona que tanto admiro, es a ti, Taichi Yagami- hubo un silencio incomodo en la habitación que carcomía el alma de ambos.


-¿¡De qué me sirve el honor, el respeto y la gloria si cuando ayude a mis seres queridos fui traicionado de la manera más cruel y vil!? -otro silencio inundó la habitación. Mimi se encaminó hacia Tai y éste mostró sus ojos nublados. Las nubes no solo avecinaban una gran tormenta en el exterior, sino también en el interior del joven Yagami-. ¿¡Sabes lo que es entrar a tu casa y escuchar a lo lejos los gemidos de placer del acto sagrado y sobre todo, que al acercarte sigilosamente te des cuenta que el origen de aquellas ondas mecánicas provenga de tu habitación!? ¿¡sabes lo que es encontrar a tu mejor amigo y al amor de tu vida… en la cama!?- Mimi se encogía ante los reproches de Taichi, le era muy difícil ganarle en un duelo verbal a su mejor amigo y más porque sabía que él tenía razón. Lo única idea que tenia dando vueltas sobre su cabeza era la de sacar a su amigo del gran agujero en el que había caído, llamado depresión. Su gran motivación para intentar lo que fuese necesario, era la de regresarle el favor a su amigo, la pregunta del millón era cómo hacerlo.




Solo cerró los ojos y con un esfuerzo sobre humano, no dejó que ninguna lagrima escapara de sus ojos claros, y más porque Taichi se arrodillaba y comenzaba a dar golpes en el suelo blasfemando hacia las personas que le habían hecho daño.


-Perdón por rebajarme a estas actitudes pero solo han pasado tres meses, solo han pasado tres malditos y jodidos meses. No me sirve de nada tener el respeto de terceras personas si mi alma y mi felicidad están fracturadas en este momento- Mimi se agachó para abrazarlo y envolverlo entre sus brazos.


-Tienes mucha razón, no sé cómo te sientes porque jamás he estado en una situación así y sinceramente espero no estarlo como tú, amigo mío -ambos esbozaron una sonrisa por el sarcasmo de Mimi-. Recuerdo cuando yo termine mi amistad con Yuriko, mi amiga de la infancia. Nos conocimos desde el kínder, todo era tan mágico y hermoso en esa época, pero cuando me traicionó... cuando supe que nuestro proyecto en la universidad ella se nombró “única” en haberlo realizado y que ganó el primer lugar en el concurso de contaduría, sin conocerte, fuiste en mi ayuda. Yo te comenté lo sucedido y tu solo escuchabas atentamente, para solo decirme: <<La frase “nada es para siempre”, abarca incluso a las amistades y seres más cercanos a nosotros>>. Recuerdo que te cuestioné acerca de esto y sencillamente respondiste:




“Dale poder a una persona y/o ten una verdadera pelea con ella y realmente la conocerás. Estas son las dos maneras más rápidas de conocer a alguien; por más cercana que sea a nosotros, jamás la conoceremos en todo su ser, incluso esa persona puede no conocerse del todo.”




Ella me traicionó de esa manera y no es muy diferente a la tuya ¿Oh, no? -Tai se zafó de sus brazos reincorporándose poco a poco. Se secó las lágrimas con el pañuelo que le ofreció Mimi para después decir.


-Es más fácil dar tu opinión como espectador que como protagonista de la obra, ¿verdad? -Mimi afirmó con un gesto y ambos rieron- Has aprendido bien alumna mía -Mimi golpeó su hombro, éste solo sonrío y de su boca salieron estas palabras- Gracias Mimí. Sé que a veces los consuelos no sirven en el momento y aunque aún duele mucho esa enorme herida, cicatrizará poco a poco, tiene que.


-Eres muy sabio, y eso que tienes treinta años apenas pero… -Taichi interrumpió con una sonrisa.


-A veces nos hace falta un empujoncito.


-¡Exacto! -Tai se puso de pie y ayudo a Mimi a levantarse del suelo. Ambos se dieron un abrazo de amistad y sobre todo de lealtad.- Entonces, acerca de la propuesta de salir…


-Te haré caso, pero no tengo planeado a salir a algún lado- Taichi se encogió de hombros.


-Ven con nosotros.


-¿Nosotros?- cuestionó.


-Jou vendrá por mí, iremos a cenar con unos amigos de su trabajo. Creo que invitó a su viejo amigo, Izzy. La última vez que lo conociste ambos se cayeron bien, así que no te aburrirás, además tenemos que darles una noticia importante…


-¿Se van a casar?- más que cuestión, era afirmación.


-¿¡Alguna vez te dije que tu “lógica” es bastante molesta!?


-Creo que sí, la verdad no recuerdo- Mimi lo golpeo en su espalda con una carpeta.


-Entonces te lo recordaré todos los días sí es necesario- Taichi sencillamente sonrió-. Pero la noticia no será en cualquier lugar, de hecho será en un lugar que te agrada mucho.


-En un Bar donde tocan música Jazz...- tuvo que alejarse de inmediato deMimí al observar su rostro molesto, suponiendo que había acertado nuevamente-. ¡Oye!, yo no tengo la culpa de que seas tan predecible.


-Mejor ya vámonos antes de que me hagas enojar más. Veremos allá a los chicos. Solo me da gusto que estés de mejor humor a costa de que me hagas enojar.


-Sabes que te quiero y que sin ti, no sé qué haría. Nuevamente gracias -ambos se dieron un fuerte abrazo. Descendieron en el ascensor hasta el estacionamiento, subieron a la camioneta de Taichi y se dirigieron hacia el bar de Jazz que estaba en el centro de la ciudad.




La lluvia comenzó a precipitarse poco a poco, el estado anímico de Tai no había mejorado como él hubiese querido pero, por lo menos su actitud “mustia” había regresado, molestaba a Mimi como de costumbre, ella le pegaba y en algunas ocasiones no media su fuerza y Taichi sufría las consecuencias. Debido a la lluvia el tráfico era más lento que de costumbre por lo que Mimi se quedó dormida y Taichi no pensaba despertarla hasta haber llegado a su destino.




Las gotas que se estaban precipitando comenzaron a cobrar más y más fuerza hasta que del cielo, el agua se manifestó también en su estado sólido; el granizo poco a poco decoraba el paisaje de la ciudad con ese bello color blanco el cual, reflejaba las luces de colores de los edificios, anuncios y postes de luz y pintaba de bellos matices las calles de la ciudad y los automóviles que transitaban en ella. Taichi al admirar el paisaje sonrió para sí mismo, aquellas imágenes provocaron que recordara ciertos fragmentos de imágenes de su vida, una mezcla entre alegría y sufrimiento, donde admiraba el perfecto y a la vez frágil equilibrio entre la felicidad y el dolor, entonces pudo verse a sí mismo, al “yo mismo” que hacia tanto tiempo que no se reencontraba con él.




Recordó cuando los motivos personales– como las últimas discusiones que tuvo con su padre antes de que se separara de su madre- que atravesaba en ese momento, inspiraron en él el tomar la decisión de estudiar una ingeniería al salir de la prepa y no ciencias políticas. La carrera la concluyo en seis años- siendo que esta dura cuatro años y medio-, ya que tuvo que recursar algunas materias porque su carrera contenía muchas matemáticas y le era muy complicado en un principio, pero con dedicación y disciplina, pudo terminar su carrera titulándose como Ingeniero en Comunicaciones y Electrónica.




Poco después de haber egresado, entró a trabajar a una importante empresa de telefonía; la empresa KDDI (una de las empresas telefónicas más importantes de Japón) lo contrató por su interesante proyecto con el que se había titulado, su proyecto consistió en el uso de las Ondas ELF (Ondas de Extrema Baja Frecuencia) para poder comunicarse a mayores profundidades debajo del agua. A su corta edad comenzó a dar grandes pasos teniendo importantes puestos y con ello atrajo más enemigos y envidias en vez de amigos y altruismo. Sin embargo había madurado mucho y sabia la cautela con la que tenia actuar y sobre todo se decía así mismo “mantén cerca a tus amigos, pero más cerca a tus enemigos”.




Por parte de uno de los proveedores de la empresa conoció a una interesante chica, llamada Akari Matsuda. Era hermosa en todo su esplendor, con su cabello rubio, sus grandes ojos color miel, su tez blanca, sus labios delgados color coral, toda esta combinación hacían que cualquiera se enamorase de ella a primera vista. Era de baja estatura y delgada y sus lindas curvas la hacían parecer un ángel caído del cielo. Sin embargo, para Taichi su curva más atractiva era su sonrisa. Tenía miedo de caer en el juego del amor ya que amaba con locura y pasión. Era muy detallista con ella pero comenzó esta relación con mucha precaución no obstante, no pudo evitar el caer en el profundo mar del amor. Había inspirado muchas cosas en él como el acercamiento a empezar a escribir poesía; no lo hacía tan bien como un Pablo Neruda o un Mario Benedetti pero su corazón había encontrado su musa para plasmar en letras todos los sentimientos que produce el amor en ese mundo abstracto de cada ser, y qué mejor que con poesía.




En los momentos importantes en su etapa elaboral, Akari siempre estuvo ahí para apoyarlo. Su madre y su hermana Hikari, incluso su padre, junto con todos sus mejores amigos como Mimi y su amado Jou estuvieron como pilar allí para él y justo a final de año, la empresa había realizado la correspondiente fiesta en la cuál anunciarían su ascenso como director de operaciones de telecomunicaciones de la KDDI. Taichi estaba gozando los momentos más exquisitos que la gloria puede dar, estaba cumpliendo sus objetivos, en su carrera y sobre todo, las personas más cercanas estaban con él como su mejor amigo de la preparatoria, Ishida Yamato que vivía en los EEUU estaba presente en la fiesta de fin de año. Todos esos acontecimientos no podían ser descritos ya que la dicha era infinita.




Desgraciadamente para Tai, todo era color rosa y por ello el mundo abstracto rompió el equilibrio que tiene con el mundo objetivo, dominando así el corazón a la razón y por tanto elevando y cegándolo de la oscura y vil realidad que se avecinaba para el ingenuo Tai.




Tanto Yamato como Akari tenían un gran secreto.




Taichi trabajaba con gran esfuerzo para poder independizarse en absoluto y poder tener todos los bienes materiales necesarios para ser feliz, sobre todo porque ya vivía en unión libre con Akari. Había decidido por fin el concluir su noviazgo con ella y hacerlo formal en el altar, como es la costumbre. Pobre e ingenuo Taichi, no sabias el oscuro secreto que ocultaban para ti tú mejor amigo y sobre todo, a quien asegurabas, era el amor de tu vida.




Aquella noche gris que opacaban el resplandor de las estrellas y como tal a la luna, no sabías que te estaban presagiando un gran mal para tu corazón y tu alma... el haber encontrado al amor de tu vida junto con tu mejor amigo… en tu propio hogar, ¡que terrible noticia! y sin embargo, ya tenía contemplado tu filosofía él no dejarte dominar o mejor dicho, dejarte embriagar por aquel mundo abstracto porque sabias que la caída dolería. ¿Qué fue lo que hiciste? Solo golpeaste a tu mejor amigo el cual salió huyendo de tu hogar y a su vez, corriste a Akari de tu casa y como buen caballero que eres, no hiciste más que decirle “vete de mi vida amor mío y nunca más regreses” y en efecto, jamás volviste a saber de ella, cumplió su palabra.




Conociste en su totalidad el dolor, mas no por ello te refugiaste en el alcohol. Pocos días después tu ingenuo espíritu te hizo que buscaras a tu amigo, ¡a tu hermano! y ¿qué conseguiste? Solo creció el dolor y el odio, él mismo se encargó de ello y tuvo el descaro de enterrar más el puñal del dolor en tu corazón:





-¿¡¡¡Por qué lo hiciste!!!?


-Lo siento Tai, no pude controlarme a esa bella persona que una vez fue parte de mi corazón.


-Pero sabías que estaba conmigo, y aún así fuiste tan temerario para satisfacer tus deseos a cambio de nuestra amistad.


-Lo siento pero no tengo que esconderme de la verdad. La amo y sé que no estará conmigo después de ello por vergüenza a su traición.


-No la juzgues de sus acciones, no tengas la osadía de hacerlo porque tanto tu como ella, son… la gran decepción de mi vida. Fue un gusto conocerte y gracias por haber formado parte de mi existencia… hermano mío.


Fue la última vez que supiste de Yamato.




No pudiste aguantar el llanto de ese crudo recuerdo que tu mente trajo para ti, te aferraste con mayor braveza al volante como lo hace un león después de haber obtenido su presa. Suspiraste lenta y profundamente pero al final sonreíste, porque te habías dado cuenta de una cosa: el mal está alrededor de todo ser y por más que tú quieras ver el mundo color rosa, no se puede, es sencillamente imposible y como especie dominante, como es el ser humano, debes adaptarte a tu medio, debes adaptarte al mal que te rodea para no salir herido la próxima vez. Porque te diste cuenta que al no ser un alma con maldad en tu corazón, debes aprender a su vez de ella; saborear y excitarte al experimentar este oscuro abismo del que todos gozan estar y usan para aprovechar en tu propia conveniencia pero sin dejar que te domine, porque lo que prevalece en ti es la luz, no la oscuridad. Y como mayor éxito que has conseguido en esta pequeña visita que has tenido conmigo, con tu “yo mismo”, es que aunque en su mayoría haya gente con esta oscura y vil maldad- se volteó para observar a Mimi- puedes ser feliz en esta vida porque hay gente que es un ángel y prevalece en su interior la luz como pasa contigo. Su alma es bella como cuando la luz del alba ilumina a las flores que se adaptan y se aferran a la vida, porque saben que se puede ser feliz en esta vida. Como tal la felicidad es difícil de alcanzar en su totalidad y no es eterna- y qué bueno que no lo es porque sí fuese eterna, seria aburrida- pero no es imposible. No serás hoy el Taichi Yagami, respetado por sus subordinados y amado por sus seres conocidos porque para ello se necesitan dos cosas, el gran amigo y la gran virtud del sabio. El tiempo y paciencia.




Taichi secó sus lagrimas, su yo mismo se fusionó nuevamente con él y sonrió. Esta sonrisa era más fuerte y no era fingida, Taichi sabia que necesitaba tiempo para volver a ser el mismo pero ya no sería demasiado tiempo porque el VALOR, la seguridad y la confianza, regresaban poco a poco.




Tomó su iPod y eligió escuchar la lista de canciones que el nombró “Leisure Songs” que él había selecciado para esos momentos de meditación, eligió que se reprodujera al azar y la primer canción que escucho fue la de “Runaway Train” de Avantasia; posteriormente la siguiente canción fue “Send Me An Angel” de Scorpions. “Cuando uno está feliz disfruta la música, pero entendemos la letra cuando estamos tristes”, decían por ahí. Así fue como escucho repetitivamente estas dos hermosas creaciones de estas dos bandas. Reflexionó mucho y agradeció al ser máximo por haberle bendecido con las actitudes y aptitudes de las cuales está hecho su ser tanto en alma como físicamente. Cuando Klaus canta el inicio del coro “Will you send me an Angel”, solo cerró los ojos y dijo para si mismo y alzando la cabeza en busca de una respuesta divina "tu sabrás cuando sea el momento para mi".


La lluvia no cesaba pero por fin llegaron al bar donde se encontrarían con Jou y los demás. Era un gran día para Mimi y Tai sabía que tenía que apoyarla y qué mejor que hacerlo con su mejor estado anímico que estaba recuperando poco a poco.




Despertó a su bella amiga, dejó a Mimi en la entrada del Bar para que se adelantase con los demás que ya les esperaban dentro. De ahí se dirigió hacia el estacionamiento. Tomó su chaqueta y corrió hacia la entrada para evitar mojarse lo menos que se pudiese. Ya en la entrada lo dirigieron hacia la mesa donde se encontraban sus acompañantes. Tai admiraba el lugar y se había dado cuenta que tenía mucho que no asistía al bar. Era uno de sus lugares favoritos, tocaban todo lo que involucra al Jazz y por ello le agradaba el lugar, sin olvidar la buena comida que se degusta.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Sin embargo al observar el lugar y poco antes de llegar a donde estaban los demás, su atención se concentro sin la menor intención en una mesa alejada de la suya, cerca de la barra, a una chica; no podía distinguirla en su totalidad pero se podía deducir que era muy hermosa, de cabello color fuego, vestía con un pantalón, entallado de la cadera a los muslos y más flojo de las rodillas hacia los tobillos. Encima tenía un saco del mismo color, y una blusa que parecía ser blanca. Sus bellos tobillos estaban descubiertos por las zapatillas que portaba, de tacón medio. Tai permaneció de pie unos segundos al admirar tan hermoso ángel. Mimí tuvo que sacarle de sus pensamientos.

Tai por fin llego con los demás y saludo a todos, el gran saludo y afectuoso que se dio con Jou le trajo mucha alegría a su alma. Este se sentó entre Mimí e Izzy, el viejo amigo de la universidad de Jou. Charló un poco de su vida, rieron y disfrutaban las bromas que Tai le hacía a Mimí, y más rieron ante los desquites de ella. Por fin llego la comida y con ella el exquisito tequila “100 años” que tanto le gusta a Tai, sobre todo a Mimí. Jou sabía que era el momento de hacer el gran anuncio. Sin embargo este estaba siendo dominado por los nervios; Tai le ayudo un poco haciendo que todos los presentes pudieran prestar su atención. Pararon la música y todos estaban atentos ante el aviso que Jou estaba temeroso de hacer. Se limpio un momento el frio sudor y se coloco de nuevo sus lentes, miro a Mimí y simplemente su mente lo traicionaba, mientras hablaba no era conciso y sus palabras mucho menos eran claras, sin embargo Tai con señas llamo su atención e hizo una figura en su corazón.

Una vez Jou estaba con Tai en el parque que este primero lo había citado para consultarlo de algo: cuando este tenía en mente pedirle matrimonio a Mimí:

-¿Cómo lo harás?
-El lugar y la manera de cómo decirlo ya están listos, incluso la fecha, el unico problema es… es que no se si pueda decirlo con la confianza y fluidez con la que estoy hablando contigo- Jou se encogió de hombros.
-¿Qué es Mimí para ti?- lo cuestiono con seriedad Taichi.
-Es mi todo. Mi gran compañera, la chica con la cual he experimentado cosas que por mi mismo jamás me hubiese atrevido a hacer. Es mi confianza y sobre todo, mi valor en mi vida.
-Acabas de decir algo muy importante- señalo Taichi- es tu Valor. Esta figura representa el valor- Tai le mostro una circunferencia que representaba al sol, y alrededor de este, unos triángulos que rodeaban al sol, representando los rayos de luz que emite el hermoso astro solar- tu sabes el motivo por el que la amas y si ella representa y te transmite esos valores, cuando estés a punto de dar tu discurso o mejor dicho, tu mensaje hacia los demás, solo mira a Mimí a los ojos, mira en su alma y encontraras la confianza y seguridad que necesitas para dar tu mensaje con claridad.
Jou recordó este pasaje y se volteo hacia Mimí, ella le observaba con una hermosa sonrisa que le caracteriza y la cual Jou sabía que en su sonrisa, estaba el mensaje de “tú puedes”. Jou fijo su mirada hacia los ojos de Mimí y poco a poco el mensaje de Jou era claro y conciso, era más fluido y se notaba una gran seguridad en su persona. Después de su corto discurso, se acerco a Mimí, se inclino hacia ella con una rodilla en el suelo como apoyo y por fin pronuncio las palabras “¿Quieres ser mi esposa?”. Todos explotaron de alegría, Mimí acepto y abrazo intensamente con lágrimas en los ojos a Jou porque, aun ya sabiendo lo que iba a pasar, estaba muy feliz por la manera en que todos se enterasen. Este correspondió al gesto de Mimí e hizo una señal de agradecimiento hacia Taichi por haberle recordado su dibujo del Valor.

Todo era felicidad y alegría en el Bar, la música ponía a bailar a todos los presentes, incluso Taichi bailaba con Mimí y con los acompañantes, sin embargo buscaba con la mirada a aquella chica que había llamado su atención desde que entro en el bar. En un momento de descanso, se dirigió hacia la barra porque su curiosidad no lo dejaba en paz y lo torturaba.

Se acerco a la barra donde estaba cerca la chica y no pudo observar nada. Por un lapso muy corto de tiempo busco con la mirada pero no encontró a la bella chica. Perdiendo esperanza alguna se giro para regresar con sus amigos, sin embargo mientras giro, chocó con una persona, la cual cargaba su bolso y por culpa del choque con Tai, cayó al suelo y algunas cosas salieron de su lugar regándose por la superficie. Tai muy apenado le ayudo a esta chica a recoger sus cosas, sin embargo noto que cargaba un libro, lo recogió y observo de qué tema trataba el libro; era uno de sus libros favoritos “El Retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde. Una sonriso se dibujo en su rostro, con ello su mente no lo dejaba poner atención ante los gritos de la chica; cuando por fin reaccionó y su mente volvió al presente y este se volvió para ver el rostro de con quien había chocado, quedo hipnotizado al ver la hermosa imagen que estaba frente a él, era la hermosa chica que estaba buscando.

No se había equivocado respecto a ella, tenía una hermosa figura pero lo que más provoco esa adrenalina que recorre nuestro cuerpo cuando contemplamos alguna hermosa obra de arte de Van Goh, fue el hermoso rostro de esta bella chica, ya que su cabello que desde lejos había confundido con un color rojo fuego, este era naranja que de largo apenas rebasaba su nuca, sus hermosos labios rojo carmín que dibujaba su gesto serio, pero la sensación más extraña que cautivo a Taichi, lo que más torturaba el alma del joven Yagami eran sus ojos, sus hermosos ojos color rubí y el bello enigma que ocultaban en su interior.

-¿Podrías darme mi libro?- Tai entrego su libro y se encogió de hombros, apenado por lo ocurrido.
-Lamento lo sucedido.
-No te preocupes, ya estoy acostumbrado a los idiotas en esta vida- Mas que molestarse por el comentario, Tai esbozo una sonrisa que no pudo ocultar. Sabía que algo le sucedía a esta chica y como tal la risa le molesto.
-Es cierto que no soy perfecto pero no creo llegar a tal privilegio.
-¿Te parece muy gracioso el haber tirado mis cosas y aparte burlarte de mí?
-Lo siento, mi intención no es molestar. Soy Taichi Yagami.
-Mucho gusto Yagami. Ahora si me lo permites debo irme.
-Tan siquiera puedo saber tú nombre mi querida amiga.
-Sora Takenouchi.
-¿Y piensas irte con esta tremenda precipitación? Si yo fuese tu me esperaría un poco a que mengüe un poco la tormenta… aunque si traes carro, pues, mucho gusto señorita Takenouchi- la hermosa chica miro con enfado a Tai, este no sabía por qué lo hacía, su única conclusión era de que había tenido en algo de razón como suele pasar con Mimí.- no traes contigo auto, ¿No es así?
-Gracias señor sabelotodo por burlarte de mi suerte. Tienes razón, esperare a que la lluvia se tranquilice y después me iré.
-¿Algo te sucede, verdad?-
-¿Te han dicho que tu lógica es estresante y molesta?
-Desgraciadamente… si- Tai no pudo reír ante el comentario de Sora- si quieres te puedo invitar algo de tomar y…
-¿Me intentas cortejar? Para que lo sepas no estoy disponible. Estoy comprometida y quiero estar sola…
-¿Sola por qué tu prometido no ha llegado?- la chica lanzo una mirada asesina al pobre Tai que había acertado nuevamente.- Lo siento, soy psicólogo y… solo no quiero molestarte, quería ver si te podía ayudar en algo, tan siquiera pagarte por haberte chocado contigo, pero… ya no te interrumpiré mas. Y que quede algo en claro, no quiero cortejarte, ni mucho menos ser un estorbo.- Tai se encamino hacia su mesa hasta que la chica lo detuvo.
-Espera. Lo siento, si estoy molesta porque… parece que me han plantado otra vez. ¿Te gusta el Whisky?- Taichi sonrió ante el gesto de la chica.
-Me encanta.
Ambos se acercaron a la barra y comenzaron a charlar. Sora se dio cuenta muy rápido de la persona que era Tai, por lo tanto de alguna manera se intereso por saber más de él. Tenían muchos temas de conversación, desde filosofía, matemáticas, física, ambos coincidían en que no les gustaba la química, Tai porque sus profesores le hicieron odiarla y Sora porque nunca tuvo facilidad para ello, incluso agrego que se le hacía más fácil resolver los problemas de física que los de química. Hablaron un poco de su vida, Tai le dijo que aparte de ser psicólogo era ingeniero, Sora se sorprendió al oir eso pero quedo impresionada, ella le dijo que era contadora. Ambos hablaron de sus éxitos obtenidos; tanto Sora como Tai se ganaron el respeto del uno por el otro haciendo que esa conversación los separara del mundo exterior transportándose a un universo lejano y nada paralelo en el que estaban, al contrario su mundo era perpendicular en todos los sentidos.

-Jamás creí hablar con un chico y mucho menos en un Bar de temas “nerdos”.
-Mucho menos yo, pensé que al inicio de la conversación te hartaría en definitiva y por fin te irías, sin importar la lluvia- ambos rieron, jugaban con sus miradas y en ocasiones se miraban fijamente a los ojos, Tai para intentar ese secreto que tanto le cortejo su curiosidad y Sora porque estaba experimentando ciertos sentimientos que había olvidado su sabor; bebieron de su copa del exquisito Whisky hasta que en el Bar, la hermosa música que estaban a punto de tocar llamo la atención de los dos, era un clásico del Jazz, Miles Davis y su delicioso tema “Flamenco Sketches”.
-¿Te gusta Miles Davis?- cuestiono la chica.
-Me encanta, de lo mejor del Jazz- Tai miro fijamente a Sora, hasta que una idea lo despertó.
-Me concedería el honor mi hermosa acompañante de bellos ojos rubís a bailar conmigo esta bella y exquisita pieza- Sora se sonrojo ante el gesto de Tai.
-Sera todo un placer mi querido Yagami.
Taichi sosteniendo delicadamente la mano de Sora la condujo a la pista de baile. Puso su mano derecha sobre su cintura y con su mano izquierda sostuvo su mano y comenzaron a moverse al ritmo de la exquisita y mágica pieza de Miles Davis. Taichi llevaba cuidadosamente a Sora mientras baila, lo que hacía hermoso el momento, es que esta pieza dura aproximadamente 10 minutos y por ello podían bailar por más tiempo. Poco antes de terminar la pieza de baile, Sora envolvió con sus brazos el cuello de Taichi. Sora estaba experimentando una enigmática sensación que hace mucho no contemplaba, al ver a los ojos a Taichi sentía una enorme energía de seguridad, de armonía, lo mismo que Tai sentía por ella, sobre todo miraba más claramente los ojos de Sora sin descifrar aun el enigma que tanto le torturaba. La pieza término y el siguiente tema fue “Blue in Green”.

-¿Me concedería nuevamente bailar conmigo esta hermosa pieza mi hermosa señorita?
-Si es posible, toda la noche mi apuesto caballero- Taichi se sonrojo ante el comentario de Sora, sin embargo notó cierta seriedad y a la vez la cálida aura que emanaba de Sora al decir estas palabras.
Siguieron bailando, cada vez más se acercaba Sora a Taichi. A lo lejos los observaban y sin interrumpirles, Jou y Mimí quienes se sentían muy alegres por su amigo. A pocos segundos de que terminase la pieza, Sora fijo nuevamente su mirada en Tai, ambos sintieron que la adrenalina aceleraba mas y mas sus pulsaciones hasta que cerraron sus ojos y fulminaron el desenfreno de sus corazones con un beso.

Cuando termino la pieza, ambos se separaron poco a poco, Sora abrió sus ojos al igual que Taichi y lo observo con infinita felicidad como a la vez con gran confusión, el remordimiento corrompió la paz en la que estaba, se soltó de los brazos de Taichi, salió corriendo por sus cosas y se fue del Bar. Corrió lo mas que pudo ya que era difícil porque traía tacones, observo una banca que estaba debajo de un árbol, no estaba tan mojada por la lluvia y mas porque la lluvia había cesado pero prevalecía un frio de los mil demonios. Sora estaba llorando y a la vez confundida, aquel chico despertó en ella muchos sentimientos que su prometido había opacado, ya no sabía si realmente amaba a su prometido o no, porque las peleas y los insultos con el que cada uno se atacaba, era prácticamente del diario, y de repente conoce a un chico que es lindo, inteligente, apuesto, culto… tenía miedo de enamorarse de él y salir herida nuevamente. De pronto sintió como alguien la envolvía con una chaqueta, ella reconoció los zapatos del chico y se volvió para mirarlo.

-Lo siento Tai, perdón por irme de esta manera…
-No te preocupes, creo que todo paso muy rápido y… lo siento no pensé en las consecuencias y mas porque estas comprometida. Admito que me gustó mucho lo que acaba de suceder porque, de alguna manera me deje llevar por tan mágico momento, y lo más extraño de esto, es que no me arrepiento en absoluto Sora.- no pudo evitar el sonreír por tan bellas palabras. Sora se puso la chaqueta de Tai porque su saco no la cubría del todo del frio abrumador de esa noche estrellada. Tai la abrazo y le dijo al oído- no quiero molestarte más de lo que ya he hecho pero, por ultimo honor si es que ya piensas dirigirte hacia tu casa ¿Me dejas acompañarte?- Sora sonrió y abrazo nuevamente a Tai.
-Nunca me molestaste y a decir verdad, agradezco a esta hermosa noche el haberte conocido, es solo que… ya no se que quiero, no estoy segura de casarme pero tampoco me arrepiento mi lindo Yagami de esto, en nada me arrepiento.
-Entonces voy por mi camioneta…
-Podemos ir caminando, si no te molesta. No vivo lejos, aparte ya salió la luna y me gustaría prolongar esta hermosa noche- ¿Cómo decirle no a tal hermosa petición? Tai beso su frente y se encamino con Sora hacia su casa. Sora le conto lo que ha pasado con su prometido últimamente y Taichi también le comento lo que sucedió entre su ex novia y su mejor amigo. Después hicieron caso al proverbio de un profesor de matemáticas que tuvo Taichi “dejemos de hablar de cosas tristes”.
Mientras se acercaban mas y mas hacia la casa de Sora, observaron a lo lejos un parque lleno de arboles de Jacarandas, en el suelo que rodeaba el tronco de cada árbol, surgía una hermosa luz, era una lámpara de Leds que cambiaba periódicamente de tonalidad, empezaba por el rojo, luego al anaranjado, posteriormente al amarillo, verde, azul y así sucesivamente, Taichi quedo maravillado por ver un hermoso paisaje.

-¿Te gustaría cruzarlo?- cuestiono la chica de ojos rubís.
-Por supuesto, será más hermosa la noche con este bello paisaje y sobre todo, por la gran compañía que tengo en estos momentos.
Sora se sonrojo y abrazo con fuerza a Taichi, lo sujeto del brazo y así fueron caminando lentamente, recorriendo y admirando las hermosas flores y los matices que cambiaban constantemente de color, Taichi no pudo evitar sentir nostalgia de tan bello paisaje y sobre todo, de que esta hermosa chica lo había flechado, no estaba seguro del todo de ello pero sabía que la quería y sobre todo, sabía que tenía que actuar con precaución, pero pudo ver en sora mucha sinceridad en sus actos. Hacía tiempo que no disfrutaba de una noche tan apasionada, que no sonreía y reía en compañía de una chica y sobre todo, que no sentía la calidez de un beso, la llama de la mezcla de sentimientos que producía Sora en Taichi ardía mucho esa noche.

Esa noche de luna llena, donde se admiraba en su totalidad el resplandor de las estrellas porque las nubes se habían despejado, Taichi no sentía el abrumador frio ya que la compañía de Sora le era muy cálida y hacia tolerable sus nervios al frio, sin embargo después de esa meditación, se detuvo unos momentos, Sora se extraño, sabía que algo le sucedía a Taichi, y cómo no iba a estarlo, había conocido a un hermoso ángel cuya figura no puede describirla con exactitud cualquier función matemática; ni siquiera el artista más talentoso podía plasmar en un lienzo su encantador rostro. Sabía que no podía dejarla ir, que tenía que hacer el intento para jamás arrepentirse, sin importar el resultado de Sora, tenía que intentarlo. Era un pensamiento un poco egoísta pero ella correspondía a los sentimientos de Taichi, eso le dio más fuerzas para intentar lo que su corazón anhelaba y hasta su razón apoyaba a los hechos subjetivos de tan anhelado amor.

-¿Estas bien Tai?- Tai no respondía, Sora tomo su rostro con sus manos y miro a los ojos a Taichi.
-No lo estoy.
-¿Por qué? Tal vez puede hacer algo por ti.
-¿Sabes por qué accidentalmente chocaste conmigo?- Sora quedo en silencio y lo miro con cierta confusión.
-No lo sé Tai, tal vez para molestarme, supongo- esbozo una pequeña pero tierna sonrisa juguetona.
-Lo hice porque fui a buscarte. Cuando llegue al Bar admiraba todos los cambios que había sufrido desde mi última visita. Y mientras observaba por todos lados mi mirada se detuvo cuando te encontré cerca de la barra. No sé que tuviste en mí que excitaste mi curiosidad, por eso te fui a buscar, el chocar contigo si fue un accidente o tal vez fue la casualidad, sin embargo mi curiosidad aumento al observar detenidamente tus bellos ojos. Ese bello enigma, el cual pase toda la noche tratando de averiguarlo y al parecer se está revelando, pero no sé cómo explicarlo y esa idea me tiene dando vueltas la cabeza toda la noche y a su vez, me tiene atado a ti.

-Es esa extraña sensación pero a la vez agradable que transmiten tus ojos que no se puede explicar de manera objetiva, como en la física; no existe dios como tal porque no se ha demostrado o comprobado sus existencia con teorías o leyes, ni siquiera existe una hipótesis concisa de ello pero el físico que hace sus investigaciones y se sorprende al experimentar y comprobar las leyes que rigen los fenómenos de la existencia de la naturaleza y de nuestra vida como tal, hace que la respuesta este mas allá de lo objetivo, siendo la respuesta de manera abstracta y subjetiva, es por eso que nace y se fortalece la existencia de lo divino, de un dios; de la misma manera es como puedo descifrar ese enigma que yace en tus bellos ojos, no se puede dar la respuesta de manera objetiva, creo que ni siquiera puedo darte la respuesta con palabras, la única manera de explicarlo es la manera en como mi alma lo está experimentando.- Sora observaba confundida a Taichi pero entendía lo que trataba de decirle, porque ella de alguna manera sintió lo mismo por él.

-Lo que quiero decir es… no quiero que te vayas, quiero que te quedes a mi lado…- Sora no lo dejo terminar, su alma la quemaba por dentro porque quería corresponder a los sentimientos de Taichi; sin pensarlo y por puro impulso junto sus labios con los de Tai, el correspondió de la misma manera; el primer beso de la noche fue ternura y desconcierto, pero este beso era fuego y pasión, se necesitaban y se anhelaban de tal manera como el polo positivo de un imán necesita del polo negativo para efectuar el hermoso efecto del magnetismo, de la misma manera ambos se necesitaban para poder hacer realidad todos esos sentimientos que se resumen a una sola oración, “hacer realidad su amor”. La noche se hizo eterna al ser espectador principal la luna y las estrellas de tan intenso momento, porque estas dos almas, estaban experimentando el dolor que corrompe e inhibe los grandes placeres, enmudece los gritos del corazón y apaga la llama de la felicidad del alma; ambos se necesitaban el uno del otro y de manera reciproca, su fuerza abstracta para reparar y secar el mar del dolor en el que ambos yacían; la noche se prolongo hasta la madrugada en la alcoba de Sora y eran resguardados tanto por la noche como por los astros del espacio y los seres vivos como son las flores y arboles; vigilaban y defendían el acto sagrado del amor, fulminando la noche con ese beso eterno que volvió a iluminar la luz del alba y con ello por fin descubriendo Taichi “el enigma” que yacía en los ojos de Sora.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Espero que haya sido de su agrado. Sin querer la historia se me extendio un poco mas de lo planeado ya que en promedio fueron 15 hojas de word xD pero espero que les haya gustado. Pronto regresare con mi Fic "Ragnarök". Cuidense y nos estamos leyendo.

PD: si les interesa escuchar las canciones que mencione en mi fic y a la vez me inspiraron para su creacion, aqui les dejo los links en los siguientes Spoilers:








[div]
[/div]​
 
Última edición:

El Príncipe de la Dulce Pena
Registrado
3 Mar 2009
Mensajes
1,284
Ubicación
Mexico
Ok, como decian en lso viejos teimpos Leo y comento....
 

Registrado
18 Sep 2009
Mensajes
1,781
leo y comento ;)

hacia mucho que no leia un OS tan asi, bien escrito, bien narrado, te aseguro que me mantuviste pegado al pc hasta poder terminar de leerlo jajajajja de verdad la forma es que se da el encuentro con Sora, su tiempo juntos y el final te quedo de una forma excelente, asi como la escena de Tai y Jou ... indudablemente lo del jazz fue un toque muy bueno y que da para mucho, no sere un gran conocedor de jazz pero si te digo que queda excelente para escenas u ocasiones asi

Bueno me despido, espero volver a ver tu ff ragnarok y alguna otra obra por aca, nos vemos compa
 
Última edición:

Registrado
17 Jun 2009
Mensajes
127
Bienvenido amigo... antes de nada decirte de que me alegro mucho de que hayas vuelto. Veo que poco a poco estamos regresando los "viejos" jejeje. En cuando al OS he de admitir que te quedo chapo!!! ahora estoy muy ocupado por de culpa del trabajo, pero he logrado sacar tiempo para leerlo :). El sentimiento de culpabilidad de Sora me parecio correctisimo para describir la situacion inicial entre ella y Tao. Despues, el estilo narrati me parecio correcto, sin faltas, buenas expresiones, los sentimientos de TAI NARRADOS DE UNA FORMA EXTRAORDINARIA...!!! Bueno amigo cuando resubas Ragnarok avisa!!! quiero volver A leer aquel magnifico fic... saludos!!!
 

Moderador
Registrado
4 May 2011
Mensajes
9,444
Veamos por donde puedo comenzar.
La forma de narrar que tienes no la había visto nunca. Una mezcla de todas las personas juntas (primera, segunda, tercera...) lo más extraño es que queda bien en este tipo de narración. Debo confesar que se me hizo bastante empalagoso, pero reconozco que es bonito; claro está no estoy acostumbrada a leer cosas de romance tan directas, pero me gustó, en el fondo me agradó :)

Son pocas las personas que se ponen a escribir con los personajes de digimon cuando ya son tan mayores. Yo más o menos igual, ya que mis fics son todos adolescentes, pero no tienen ninguna carrera o han tenido un mal amor de jóvenes. La verdad es que me dio bastante lástima Tai y me cayó genial Mimi intentando animarle de esa manera tan amigable.

Y lo que me resultó curioso, es que Tai estuviera triste por una chica que no era Sora. Pues en casi todos los One-Shots tiende a ser la misma chica (Sora) la que está con Matt y le rompe el corazón a Taichi, ocurren algunos acontecimientos y al final renace el Taiora. Por eso desde que leí el nombre de la novia de Tai ya comencé a leerlo con más emoción.

Bueno. No dudes en avisarme si tienes algún fic o vas a comenzarlo para que lo lea.

Un beso. Adiós.
 

Registrado
6 May 2010
Mensajes
1,013
Ya casi no queda ningún OS de este tipo actualmente.

Bueno, lo que si puedo alabar es el tipo de narración que se nota que te esforzaste en escribir. El estilo romántico (me refiero a la narración romántica, no al romance, muchos lo confunden) sin duda fue lo mejor de este fic. Es una trama quizá algo forzada pero no te culpo pues no tuviste más opción que apretarla en un solo capítulo. El argumento y la historia misma son comunes pero lo que lo hace especial es que el autor si se esmeró en adornar la escritura de una modo atrayente, y eso es algo que muchos incluso los usuarios más antiguos no les da la gana de hacer. Se ve que querías detallar todo lo posible cada parte del fic. Sin menciona que el Jazz es mi música favorita.XD

Si te ezfuerzas tanto en la narración como aquí, no deberías tener problemas en resaltar tus otros fics.

Saludos
 

Registrado
15 Jun 2012
Mensajes
104
Bueno primero que nada hola.

Tu fic me gusto mucho con lo que me gusta el TAIORA.

Tu estilo de narración se me hizo bastante interesante y te quedo de Maravilla, al igual que la trama.

Bueno un saludo y nos vemos.
 

Serendipity~ ♥
Registrado
2 Nov 2006
Mensajes
2,166
Ubicación
Calle Wallaby 42 Sidney
Me encantó! Realmente bello este fic. Ésa manera tan romántica de escribir es atrayente. No me agrada la música jazz, ni el Taiora xD Pero Dios! Es tan bello que me gustó mucho!:')
Todo fue claro, conciso y preciso, sin nada de más, sin nada de menos.

Como dicen aquí arriba, me agradó eso que Sora no fuese la chica que lo engañó con su mejor amigo, lo hizo no predecible~

Sabes? conforme lo iba leyendo recordé a uno de mis mejores amigos. Es tranquilo, romántico, gusta de ésa música, es psicólogo y no se le da muy bien eso con las chicas. Pero hay cada quien para cada cual en esta vida, y siempre llega en el momento menos indicado.

Muy bonito fic! te felicito! Un gusto para mí leerlo! C:
Un beso! :*
 

Registrado
25 Dic 2009
Mensajes
437
Te felicito, tu one shot es increíble, has mejorado un monton en tu escritura y la historia es perfecta... no puedes dejar de leer hasta el final...
me encantaría escribir como tu
 

Yo soy solo un Mic
Moderador
Registrado
18 Nov 2009
Mensajes
1,868
Ubicación
México DF
comento, me agrado el detalle de los tiempos aunque algunas veces me perdía un poco en los cambios, pero fue un buen recurso. Igual noté unos errores mínimos que no fueron tan molestos, pero si hay que tener cuidado jejeje.

En cuanto a la historia es realmente buena y te hace seguir leyendo, me agrado el detalle de las citas y los últimos párrafos, realmente muy buen contenido :)
 

× Little Star ×
Registrado
11 Jul 2009
Mensajes
1,416
Ubicación
México
Lo había leído antes y no sé porque siempre se me ha pasado dejarte un comentario xD Actualmente lo volví a leer y me dejó ese asdfgh interno. ¿Qué te puedo decir? Eres realmente bueno con los tiempos, siempre he admirado eso de ti, poder usar la primera, segunda y tercera persona sin revolver, aún más que a ti mismo, al lector, o al menos a mi no sé me hizo para nada difícil.

El romanticismo es de mis generos favoritos a la hora de leer y el tuyo entró rápidamente en mis favoritos, además por la trama para nada cliché. Además, me dejó un sentimiento de nostalgia.

Saludos, Oni. ❤
 

Cerca de terminar mi carrera.
Registrado
26 Jul 2009
Mensajes
918
Ubicación
Mi casa
Hi

Me pediste el favor que leyera tus fics y aquí estoy con el OS.

Pues para empezar… si bien ya me he leído fics románticos, hacia bastante que no leía uno que estuviera tan… adornado en la escritura. Muchos de los que he leído el autor sabe comprimir todos los sentimientos y las situaciones en pocas palabras y aun así hace sentir todo (como los fics de Lady Beelze), pero tú si lo adornaste y detallaste bastante, y francamente quedo excelente. La historia no es para nada original, pero como se manejan los personajes, se describen sus vidas y sus sentimientos es lo que hace el fic entretenido y bien manejado.

Creo que el detalle más interesantes es que está claro que los personajes como tal no son los mismos de la serie, solo el hecho de que Sora y Tai no se conozcan lo demuestra. Y hablando de eso, un buen cambio eso de que Tai tuviera interés en otra chica antes de conocer a Sora, pues muchos ponen que por quien Tai (o Matt) siempre sufre es por Sora.

En general un buen OS, bien escrito, manejado y debo decir emotivo, y espero ver que más escribirás. Lo único es que por mi internet no pude escuchar ninguna de las canciones, espero después escucharlo. En general tienes un buen estilo pero… solo como opinión personal, deberías intentar hacer algo como esto, pero aplicado a los digimons (sin humanos).

Cuando pueda leeré tu fic. Nos vemos.
 

Moderador
Registrado
15 Abr 2010
Mensajes
5,124
Bueno ya lei el one shot y vamos por partes

Puntos positivos: esta bien narrado y fluido, los pensamientos maduros del Tai adulto se muestran bien narrados y las situaciones ocurrian con fluidez, no con trabas ni nada forzado y ademas Mimi y Jou no se sienten como simples extras sino como un buen complemento a la historia

Punto Negativo: muy rapida la historia, senti al menos en la parte en que Tai conoce a Sora que el enamorarse y el beso fueron exageradamente rapidos pese a lo fluido de la narrativa

en fin nada mal, me gusto el one shot y a leer el otro
 

Mi teclado no tiene la tecla "ñ" sorry
Registrado
9 Nov 2014
Mensajes
66
su escrito es una verdadera obra maestra, espero leer mas fanfics como este y sin duda me vuelvo fan del Taiora aunque no sea canon, yo al leer esta pieza senti la verdadera hermosura de su escrito...sin nada mas que decir, le doy una calificacion excelente.
 

just atz
Registrado
22 Oct 2015
Mensajes
20
Ubicación
CDMX
me agrado mucho tu one he leído muchos fics o one-shots de taiora pero el tuyo es realmente una joya tienes un talento increíble yo igual, soy fan de esta pareja y cuando termine de leer tu historia hizo que amara mas esta pareja sigue asi tienes un gran futuro como escritor <3
 

Registrado
29 Sep 2008
Mensajes
328
Hola J jUst aTz digamos que tu comentario va a provocar que te deteste un poquito, ¿sabes por qué? Es muy simple por dos razones: la primera porque haces que derrame lagrimas de cocodrilo, la segunda porque como apenas voy leyendo tu comentario, me has robado una sonrisa y has hecho que cierre la semana de buena forma (que se ha juntado con otros factores buenos ñ_ñ) y eso te lo agradezco, sobre todo porque dada mi inactividad en el foro (por muchas otras tareas) que se ha extendido demasiado, me da mucho gusto que este OS siga agradando a quienes lo leen. Y por eso te lo agradezco mucho ñ_ñ
 

just atz
Registrado
22 Oct 2015
Mensajes
20
Ubicación
CDMX
me alegra que pueda subir tu animo ^^ espero que aunque tengas inactividad por un tiempo puedas seguir con los fic de taiora amo tu formato de escritura y tu narrativa espero mas dosis de taiora :3 <3
 

Registrado
29 Sep 2008
Mensajes
328
amo tu formato de escritura y tu narrativa espero mas dosis de taiora :3 <3
Estas palabras me pusieron la cara de jitomate y a su vez roban más sonrisas =D de verdad, creéme que no abandonaré esto, casi todas las noches sueño con la continuación de cada capítulo, de cuál es la mejor forma de seguir la historia sin perder el hilo, etc. Pero este Fic prometí hace mucho que lo seguiría y no lo abandonaría ñ_ñ
 

just atz
Registrado
22 Oct 2015
Mensajes
20
Ubicación
CDMX
:^//^: :<33:entonces no tengo de que preocuparme de que no vaya a tener mi dosis regular de taiora :3 hablando de eso yo también ya tengo unos cuantos capítulos de un fic que hace tiempo hice muy pronto lo subiré y quisiera que seas tu el primero en leerlo ;<3;
 

Registrado
29 Sep 2008
Mensajes
328
Yo encantado de ser el primero en leerlo ñ.ñ y hablando del Taiora, tengo un Song Fic que vino a ser mi primera historia y como me di a conocer en DZ. Solo que lo ando "remasterizando", cuando quede listo igual te aviso ñ.ñ
 
Arriba Pie