Crossover El legado del Dragón

Registrado
15 Mar 2017
Mensajes
63
Un crossover de la serie animada basada en el videojuego de Dragon Quest, me refiero a las Aventuras de Fly y de nuestra serie preferida Naruto. Un nuevo proyecto que espero sea de su agrado como mi historia del Caballero Dorado.

El despertar de un legendario poder
La historia comienza dentro de la segunda etapa del examen de ascenso Chunin, el cómo había llegado a esta etapa se podría decir que había sido todo un milagro, sobre todo teniendo en cuenta que la primera parte del examen consistió en una prueba escrita que por un momento estuvo a punto de suspender, pero gracias a su espíritu inquebrantable logro lo inesperado.

Después de ese punto todo había comenzado a ir de mal en peor en ese momento, primero una psicópata le cortaba el rostro y lamia su sangre, algo demasiado extraño para él, en segundo casi inmediatamente después de entrar son emboscados por un miembro de la aldea de la niebla, bueno realmente solo el cuándo había separado solo para poder regar las flores, lo que más le molesto de este hecho no fue haber sido emboscado por dicho shinobi, sino tener que ser rescatado por Sasuke, eso sí que había golpeado su orgullo.

Y como si eso fuera poco ahora habían sido atacados por un…por un…bueno digamos que por alguien de dudosa sexualidad. Al parecer estaba interesado en Sasuke, ante eso no podía mas que agradecer a Kami Sama en esta ocasión que nuevamente el azabache fuera el centro de atención de los demás, aunque no era momento de pensar en eso, ya que el extraño ser, hizo aparecer una enorme serpiente.

Al aparecer la enorme serpiente, Naruto recibió un golpe con la cola de esta, lo cual lo mando a volar por varios metros adentrándose más en el bosque mientras con su cuerpo destruía algunos árboles. Al chocar con uno de los árboles de mayor tamaño fue que al fin se detuvo.

El dolor de dicho golpe era enorme, primeramente, su pecho dolía enormemente por el golpe que le había dado la serpiente y ahora su espalda se encontraba destrozada por el impacto del árbol, llego a cruzar por su mente que este sería su final, pero aun con todo esto, el rubio tan solo tenía en su mente el ayudar a sus amigos de aquel enemigo que los había atacado.

El rubio trataba de ponerse de pie, pero para su desgracia su cuerpo no respondía como él deseaba por lo que nuevamente se deslizaba en el árbol para estar en el suelo. – Maldición no puedo dejar esto así, debo ayudar a Sakura Chan y a Sasuke, por favor Kami, dame fuerzas – haciendo esta última plegaria el rubio nuevamente intento ponerse de pie, aún existía el dolor al tratar de incorporarse, pero como si su plegaria hubiera sido escuchada el dolor había disminuido un poco.

Obviamente el chico desconocía que esto se debía al enorme poder curativo que poseía el ser mítico que poseía en su interior. Naruto conocía y era consciente de la existencia del zorro en su interior mas no sabía de qué sería capaz el chacra de este o los dones que le brindaba a él.

Al fin había logrado ponerse en pie y sí que había sido un enorme esfuerzo, dado que ahora respiraba agitadamente tomando enormes bocanadas de aire que, aunque dolía como el demonio, poco a poco el dolor disminuía, no en su totalidad, pero era un avance.

- Por favor amigos resistan, ya voy – con la nueva convicción de salvar a sus amigos el rubio comenzó a avanzar lentamente, había logrado dar dos pasos cuando a su detrás suyo sintió una presencia, al girar observo como salía nuevamente la enorme serpiente dispuesta a devorarlo – “Esto debe ser una broma” – pensó el chico al ver a dicho animal.

La enorme serpiente no tardo nada en tratar de devorar a nuestro amigo rubio, quien por pura suerte logro esquivar dicho ataque, aunque en su estado era consciente de que esto no podría repetirlo fácilmente. Un segundo ataque se dirigió hacia él y con todas las fuerzas que le quedaban en sus piernas logro dar un salto para caer sobre la cabeza de este ser clavándole un par de kunais en su escamosa piel para sostenerse fuertemente de ellos – ¡NI CREAS QUE TE SERÁ TAN FÁCIL DEVORARME MALDITA Y TE ADVIERTO QUE APRENDERÁS A NO VOLVERTE A METER CON UZUMAKI NARUTO FUTURO HOKAGE DE LA ALDEA DE KONOHA DEBERÁS! – grito aferrándose lo mejor que podía.

El enorme reptil comenzó a tratar de quitarse de encima al rubio al grado de enterrarse en la tierra buscando golpear con las mismas rocas al chico quien recibió varios de los proyectiles, pero aun así se negaba a soltarse.

- “Maldición, no puedo seguir mucho tiempo con esto debe de haber alguna forma de poder detenerla” – se decía así mismo el rubio quien comenzaba a sentir una corriente que recorría por todo su brazo. – “Aghh siento que mis brazos van a explotar en cualquier momento” – volvió a decir para sí mismo y como un rayo una idea golpeo en su mente – “explosión eso es” – ahora solo esperaba tener los elementos necesarios para poder llevar acabo su idea.

Aferrándose con uno de sus brazos rápidamente busco en su armamento ninja con su brazo libre encontrando lo que buscaba, uno hilo de con varios, alrededor de 100, sellos explosivos amarrados al alambre – “Perfecto” – pensó para sí mismo y reflejando una sonrisa zorruna supo cuál sería su siguiente movimiento.

La enorme serpiente continuo con su labor de retirar de su cabeza al humano rubio por lo que sacudiéndose una vez más, sintiendo una pequeña explosión vio como lograba su objetivo deteniendo así su movimiento al fin, el rubio había salido volando nuevamente cayendo al suelo cerca del mismo árbol donde había sido impactado desde el principio. Al parecer su plan no había salido como esperaba. La serpiente quien con movimientos cautelosos comenzó a arrastrarse se ocultó nuevamente de la vista del rubio.

Naruto tan solo alcanzo a sentarse recargado en el árbol mientras decía demasiado cansado – Je de vuelta al principio - ya no poseía fuerza alguna para moverse, se quedó esperando lo que seguro seria su final, se sentía como una vil presa esperando a ser devorado. Al final observo como la serpiente se acercaba dispuesta a acabarlo. Observo como esta se detuvo a una cierta distancia y levantando parte de su cuerpo se disponía a devorarlo. Una pequeña sonrisa se formó en el rostro del rubio quien tan solo se apuró a decir – Parece que es todo – esta lo miro un segundo y este solo completo – Para ti, Boom – acto seguido una serie de explosiones comenzó a suceder sobre la cabeza del enorme reptil quien comenzó a sacudirse del dolor. Una enorme nube de humo cubrió la zona, el rubio tan solo había alcanzado a cubrirse su rostro con su brazo ante la enorme humareda que se producía.

Unos momentos después las explosiones habían acabado pero la nube de humo y polvo se mantenía haciendo imposible ver algo. Naruto estaba a la espera de saber si su plan había funcionado o no.

Al fin la nube parecía disiparse la nube y fue cuando comenzó a vislumbrar algo, lo que vio fue la figura del reptil aun en el mismo lugar – Demonios no funciono – se dijo el mismo pensando en el fracaso de su plan. La serpiente aun sin mostrar el rostro seguía en el mismo lugar inerte. Hasta que la nube se disipo por completo se podía observar a la serpiente sin un gran tajo de su cabeza por lo que esta estaba muerta.

Poco a poco la serpiente fue sucumbiendo hacia el costado cayendo al fin al suelo causando más gritas en este. Naruto suspiro de alivio al ver que su plan había tenido éxito.

Su plan consistía en poder amarrar sus papeles bomba con el alambre en los kunais que había logrado encajar en la serpiente de tal manera que todas las explosiones se repitieran en el mismo punto, algo similar a un proceso continuo de explosiones, pero para lograrlo necesitaba hacer que serpiente se detuviera lo suficiente para poder amarrarlos perfectamente. Lo primero que hiso fue hacer un clon de el que se quedara en la cabeza mientras que él servía de distracción para que el animal no se percatara de su clon, tuvo que esperar el momento preciso para realizar la técnica y viendo su oportunidad con la explosión del clon y la sacudida de la serpiente se lanzó para aparentar haber perdido el agarre debido a los movimientos de la serpiente.

Para su desgracia no tenía mucho tiempo para relajarse y admirar su plan ya que aún estaba el problema de sus compañeros de equipo, de quien no sabía cómo podrían estar.

Nuevamente con dificultad comenzó a levantarse para emprender el camino de regreso y ayudar tanto a Sasuke como a Sakura. – Espero poder llegar a tiempo - con esto comenzó a avanzar cuando un tronido proveniente del suelo llego a sus oídos.

Al dirigir su mirada vio como una grieta comenzaba a moverse hasta el cuerpo de la serpiente muerta, en seguida más grietas comenzaron a formarse a su alrededor lo que provoco que el suelo comenzara a temblar.

Antes de que Naruto pudiera reaccionar todo el suelo a sus pies se terminó de romperse – ¡NOOOOOOOOOOOO! - fue el grito del rubio al caer en ese abismo.

Por un buen tiempo todo fue oscuridad, tan solo el goteo continuo se lograba escuchar, poco a poco el rubio comenzó a abrir con dificultad sus ojos, todo el cuerpo le dolía tremendamente - ah demonios eso sí que dolió – decía a nadie en particular, pero no conto con que alguien le respondiera en ese momento – Fue una gran caída después de todo, así que es muy normal que te duela ¿no crees?

Al escuchar la voz desconocida el rubio reacciono observando hacia donde había provenido la voz, topándose con un joven algunos años mayor que él. – Pero que ¿quién demonios eres tú? –cuestiono algo alarmado el rubio.

- Descuida, no pienso hacerte daño – fue lo único que dijo el joven al ver la reacción de preocupación del rubio.

- ¿Y crees que voy a creerte así de fácil, quien me asegura que no planeas arrebatarme mi pergamino? He – El joven al ver la negativa del rubio, tan solo suspiro y negó un poco con su cabeza antes de dirigirse nuevamente a Naruto

- Mira en primer lugar no tengo la menor idea de que pergamino hablas y en segunda ¿No crees que pude robarte lo que sea mientras estuviera inconsciente o peor asesinarte? – Naruto debía reconocer que el chico tenía un punto en su lógica. - Supongo que tienes razón en eso -

Al poner un poco más de atención, Naruto noto que el joven frente a él llevaba una indumentaria algo extraña, ya que no tenía la apariencia de ser de algún shinobi ni de Konoha ni de otras aldeas. – Tú no eres de la aldea ¿verdad?

- Jeje se podría decir que no, yo vengo de otro lado – menciono riendo algo nervioso por la pregunta del rubio.

- Si lo imaginaba tu aspecto no parece de por aquí –con esto dicho el rubio volvió su vista hacia el techo contemplando el vacío hasta que de repente se volvió a sobresaltar - ¡Ah demonios casi lo olvidaba debo de regresar, mis amigos deben estar en problemas! – dijo golpeándose la frente con la palma de su mano al recordar la situación en la que estaban la peli rosa y el Uchiha.

Comenzando a levantarse Naruto se dio cuenta de que su cuerpo aún seguía débil por lo que se veía en la necesidad de apoyarse contra la pared, aun así, no podía esperar debía de hacer algo por su equipo.

El extraño frente al rubio miraba el esfuerzo que le costaba ponerse de pie – No creo que debas ponerte de pie, sigues estando muy débil todavía – fue la advertencia hacia Naruto, quien se negó hacer caso en su lugar busco la ayuda del pelinegro frente a el – No puedo quedarme aquí necito llegar con mi equipo, mejor dime si hay alguna manera de salir de aquí…. – fue hasta ese momento que Naruto se dio cuenta que aún no sabía el nombre de aquel chico.

- Puedes llamarme Fly – menciono el chico a Naruto.

- Fly muchas gracias, yo soy Naruto Uzumaki, futuro Hokage de Konoha – contesto el rubio mientras esboza una enorme sonrisa antes de continuar con su intento de irse – Bueno Fly, a sido un placer, pero como dije debo ayudar a mis amigos y de verdad me ayudaría mucho un poco de dirección de cómo salir de aquí – mencionando lo último como una súplica de ayuda al pelinegro.

- Lo lamento mucho Naruto, pero la única salía de aquí es en esa dirección – mientras apuntaba hacia arriba haciendo que el mencionado dirigiera su vista observando el agujero que se encontraba sobre ellos. – Me lo temía, solo espero tener la fuerza suficiente para poder subir – dijo el rubio algo fastidiado y resignado a la vez que comenzaba a caminar.

Fly observo al rubio dirigirse a una de las paredes y sacaba un par de Kunais - Perdona que te interrumpa, pero ¿que estas planeando hacer? – pregunto este intrigado por las acciones de Naruto.

- ¿Dijiste que el agujero del techo es la única salida no es así? – recibiendo asentimiento por parte del pelinegro – Bueno y como yo te dije tengo que salvar a mis amigos por lo que no tengo tiempo que perder buscando una salida distinta escalare utilizando mis kunais – Con esto dicho el rubio se disponía a realizar dicha acción, pero antes de comenzar se detuvo un momento volviendo su mirada una vez más hacia el pelinegro.

- ¿Sucede algo? – cuestiono el pelinegro no obteniendo respuesta alguna por parte de él rubio quien dirigiendo su vista un momento hacia el agujero sobre ellos menciono - si dices que esta es la única salida eso quiere decir que también es la única entrada – a la vez que Fly también dirigía su vista el mismo punto. – Entonces – continúo hablando Naruto bajando su vista nuevamente hacia el pelinegro frente a el - ¿Cómo es que llegaste tú aquí? -.

Fly quien seguía observando hacia el gran agujero comenzó a descender poco a poco su mirada hasta quedar mirando directamente a los ojos del rubio quien mostraba un rostro de total desconfianza, ante esto el pelinegro tan solo sonrió ladinamente.

FUERA DEL BOSQUE DE LA MUERTE

Por afuera del bosque donde se aplicaba el examen chunin 3 de los examinadores evaluaban una de las zonas alrededor de la aldea en donde por desgracia encontraron 3 cuerpos sin vida de algunos ninjas de otra aldea.

- Esto es horrible – mencionaba Kotetsu quien se encontraba revisando uno de los cuerpos mientras tras él se encontraban Aoba e Izumo quien tan solo preguntaba - ¿Qué clase de técnica será esta? – al estar observando el mismo rasgo en los tres cuerpos.

- Esto es un problema, rápido ¡Hay que avisarle a Anko!

- ¡Si! - contesto Aoba para inmediatamente desaparecer del lugar.

Por su parte Anko se encontraba sentada disfrutando su tiempo libre comiendo unos dangos acompañados de un poco de jugo, la mejor combinación a su parecer, al terminar se disponía a salir en dirección de la torre donde continuaría con el examen, pero justo al momento de terminar su jugo apareció Aoba frente a ella – Estamos en problemas señorita Anko – declaro el recién aparecido.

- Mmm ¿Qué sucede?

- Encontramos 3 cadáveres que se ven muy raros ¡venga por favor!

Algo extrañada por lo dicho por su compañero de gafas se dirigió junto a este hasta al sitio donde se encontraban los cuerpos, en donde tan solo al llegar ordeno que le reportaran rápidamente que había sucedido a lo que Kotetsu contesto. – Como puede ver, no tienen rostro. Están en blanco como si los hubieran derretido

En la mente de Anko solo se un sujeto podía ser el responsable – “No puedo equivocarme esta técnica es de él …. ¿Por qué esta aquí?” –

- ¿Lograron identificarlos? – pregunto Anko a los tres.

- Si, estos son sus registros – dijo Izumo pasándole los papeles a la peli morada quien comenzó a revisarlos mientras él continuaba hablando - son provenientes de Kusagakure- Al estar revisando los papeles identifico el rostro de uno de ellos, estaba segura lo había visto antes de empezar el examen cuando lanzo el kunai al chico rubio – “¿Como pude ser tan estúpida y no me di cuenta?” – se decía así misma.

Preocupada por lo que esto significaba dio órdenes a los tres hombres a su cargo - ¡Estamos en problemas, repórtenle al Hokage y envíen capitanes Anbus al bosque de la muerte yo ire inmediatamente hacia allá!

- Hai - fue le grito de los tres shinobis antes de dirigirse a cumplir con las indicaciones comprendiendo que el asunto era de prioridad máxima.

Anko por su lado comenzó a moverse lo más rápido que podía hacia el bosque mientras pensaba para si misma – “Esta vez no te podrás escapar Orochimaru” -
 
Arriba Pie