Fanfic El nuevo escuadrón de porristas

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
702
Buenas yo sombrero loco y mi compañero Blackcignus presentamos este pequeño relato sobre mi tema favorito. Cualquier consulta estamos para servirle, sugerencias más que bien recibidas si está tematite no es de tu agrado ¿Qué estás haciendo por aquí?. Sin más que agregar esperamos lo disfruten.

El Nuevo Escuadrón de Porristas

Prólogo. La Perversa Fantasía de un Investigador Pokémon.

El podía escuchar el rugir de un estadio lleno de espectadores, la emoción del enfrentamiento entre sus pokemons y los de su contendiente, pero sin duda para el lo mejor era...

“Gary, Gary.ra ra ra” escuchar el alegre y armonioso coro de su escuadrón privado de porristas, pero no era cualquier escuadrón, ya que sus miembros eran nada más y nada menos las compañeras de viaje de su antiguo rival.

Misty, May, Dawn, Iris y Serena estaban usando unos diminutos y reveladores uniformes de porristas, los cuales incluso dejaban ver un sutil toque de su ropa interior cuando hacían su rutina.

La mayor victoria de su vida estaba a un paso cuando...

El despertador sonó anunciando el inicio de una nueva jornada de trabajo en el Centro de Investigación Avanzada Pokémon de la región Sinnoh.

— ¡Maldición, siempre en la mejor parte! —se dijo a sí mismo Gary Oak, el joven investigador del mismo lugar

El se levantó como lo hacía cada mañana, se daba una ducha rápida y hacia una muda de ropa, esa era su rutina antes de dirigirse a los comedores para desayunar antes de ir a los laboratorios.

“¡Otro día, otro fastidio!” pensó con desdén el joven investigador mientras se dirigía hacia el comedor del lugar.

Cuando inicio en el mundo de la investigación siempre se imaginó viajando de región en región realizando increíbles descubrimientos científicos, encontrando antiguas ruinas de increíble valor e investigando a los raros y poderosos pokémon legendarios. Pero su realidad era que estaba encerrado en una aburrida instalación tomando notas inútiles y poco relevantes.

Incluso ser parte del selecto grupo que trabajaba junto a los Rangers no era lo que él esperaba, ya que desde el lejano incidente con la nave de la Cazadora J en el Lago Valor no había pasado nada más interesante, solo había una interminable sensación de monotonía y aburrimiento, día tras día y después de un igualmente monótono desayuno se dirigió a su laboratorio.

—Buenos días Gary —lo saludo uno de los investigadores encuando entro al lugar.

—Si, buenos días —respondió con la mayor cortesía del mundo, aunque él no lo considerase así.

—¿Y qué hay para hoy? —preguntó sin mucho interés, intuyendo cúal seria la respuesta de su colega.

—Lo usual, datos de una redada en una base del Team Rocket —respondió uno de los investigadores.

— ¡El Team Rocket, que emoción! —soltó con una falsa emoción

— ¡Vamos Oak no te quejes tanto! —acotó otro investigador —Ya sabes que sólo son datos de rutina y terminaremos para el almuerzo.

A últimas fechas el Team Rocket había pasado de una importante organización criminal a sólo a ser una molestia menor. Con las caídas de los Team Aqua, Magma, Galáctico, Plasma y recientemente el fin del Team Flare cualquiera pensaría que el Team Rocket se fortalecería al perder a sus competidores, pero en lugar de eso aquellas experiencias habían fortalecido a las fuerzas de la ley, haciendo cada vez más difícil la tarea de los Rocket.

Y escuchar sobre el declive de aquellas peligrosas organizaciones era un tema que lo molestaba mucho, ya que aunque las autoridades jamás lo decían para poder ponerse la medalla, el sabía que todas ellas tenían algo en común: Ash Ketchum.

Quien iba a pensar que el entrenador más hiperactivo, tonto y despistado de todo el mundo ahora era el mayor orgullo de Pueblo Paleta. A pesar de que aún no habia logrado conquistar una Liga Pokémon oficial, en todas sus participaciones siempre estaba entre los 16 mejores lugares, y actualmente era el Subcampeón de Kalos. Eso sin contar que su amigo había ido a lugares impresionantes e incluso conocido a los más raros pokémon legendarios.

Y la mejor parte de todas era que de alguna manera su atolondrado amigo siempre se las ingeniaba para viajar en compañía de alguna chica preciosa.

“¡¡¡Maldito Ash suertudo!!! ¡¿Como demonios lo hace?!” pensó mientras reflexionaba en algo que vez años atrás hubiera considerado ridículo pero ahora no: Estaba celoso de Ash Ketchum.

"Terminemos con esto rápido"pensó Gary para si y volver al trabajo, ya no quería pensar en lo afortunado que era su amigo de la infancia.

Después de pasar un largo rato revisando un montón de datos poco prometedores, bosquejos de algunos artículos virtuales, planos inconclusos para bases y refugios entre otras cosas.

— ¡Esto es en serio! Son una basura, solo charlatanes buscando dinero ¡Su gran plan era un tutorial para como piratear películas de estreno, eso sí es caer bajo! —se dijo Gary para sí mismo con fastidio.

“Si hubiese sabido que esto era todo lo que haría en lainvestigación pokémon mejor me hubiera quedado como entrenador” pensó con fastidio el castaño.

En esos días el chico en verdad extrañaba aquella época de juventud donde las batallas y los viajes eran su mundo, pero sobre todo extrañaba a su leal escuadrón de porristas, el cual se disolvió cuando anunció que se volvería investigador.

“Pero todas eran unas zorras interesadas” pensó al recordar la confesión que sus amadas porristas le hicieron el día de su despedida. La única razón que tenían para acompañarlo fue por orden su abuelo materno, el alcalde de Pueblo Paleta, y no porque creyeran en él.

El chico se encontraba sólo en su sección del laboratorio, se suponía que estaba analizando esos inútiles datos, pero en realidad su mente se encontraba muy muy lejos de ahí.

Él se encontraba en su casa en Kanto y subió lentamente a su habitación, para llevarse la sorpresa de que una hermosa chica de cabello y ojos color zafiro lo esperaba sentada en su cama, se trataba de Dawn, la coordinadora con la que Ash viajó en Sinnoh y a la que el conoció brevemente.

—Finalmente llegas Gary, yo pensé que tendría que venir mañana, pero me alegra mucho que al fin estés aquí, ya que hay algo que siempre quise decirte: ¡Tu me gustas!

El quedó bastante sorprendido por la revelación de Dawn, y la chica lo notó poniendo una expresión triste.

—Parece que tu no me correspondes ¿Verdad?

—No es eso Dawn, sólo es que no lo puedo creer, tu eres una hermosa coordinadora y yo... además creí que tú y Ash... —intentó decir, pero fue interrumpido por la fuerte y dulce risa de la chica.

— ¿En serio? ¿Ash y yo? Ni pensarlo, el solo es mi amigo. Pero que chica en su sano juicio elegiría a un tonto sin modales y que no tiene nada más que batallas Pokémon en la cabeza, cuando tiene a su lado a un guapo investigador que si sabe tratar a una mujer como se lo merece.

—Pero como veo que no me crees, necesitaré demostrártelo —comento al ver mi expresión de absoluta incredulidad y sin tardanza se acostó en la cama y levantó sus preciosas piernas dejándome ver sus pantis de color blanco.

No podía creer lo que pasaba y menos aún cuando ella comenzó a quitarse la prenda dejando al descubierto su depilada parte intima, ella tenía un suave rubor en sus mejillas y me sonreía seductoramente.

—Soy vírgen Gary, y tu eres la única persona que quiero que me haga dejar de serlo —dicho eso se volteó y se puso en 4 patas sobre la cama dejando su bien formado trasero a la vista del investigador, sin duda ese era el mejor atributo de la chica y ella lo sabía muy bien porque no dejaba de sonreír mientras se daba algunas nalgadas, al mismo tiempo que alzaba su falda para que el pudiera ver su ano.

—Elige el que más te agrade, aunque pensándolo mejor solo elige con el que quieras empezar primero, porque los 2 te pertenecen sólo a tí.

Gary ya no pudo seguir conteniendose y rápidamente desabrochó su pantalón dejando libre su pene, el cual ya estaba erecto por la hermosa vista frente a sus ojos, al verlo ella abrió la boca al parecer sorprendida de su tamaño pero volvió a sonreír, mientras el se acercaba a su coño para tomar su virginidad fue cuando la puerta se abrió...

— ¡¡¡Dawn, eres una maldita zorra, mentirosa y traicionera!!! ¡¡¡Dijimos que lo haríamos todas juntas!!! —replicaron 4 voces femeninas y al voltear en esa dirección Gary no creía lo que veia, ya que se trataban de Misty, May, Iris y Serena. Las 4 hermosas chicas estaban completamente desnudas y a punto de matar a su amante cuando el decidió intervenir.

—Tranquilas chicas, hay suficiente Gary Oak para todas, solo esperen su turno y las complacere a las 5 —exclamó con suficiencia.

Sí sólo con ver el coño de Dawn ya se sentía en las nubes el ver cómo esas 4 preciosas chicas, completamente desnudas, le sonreían al parecer complacidas con su declaración sin duda se sintió como si fuera el propio Arceus.

Ellas se acercaron con lentitud y de alguna manera los 6 estaban en la cama, Dawn estaba montando su pene, mientras que Misty estaba de rodillas lamiendo el coño de la coordinadora de Sinnoh y su pene al mismo tiempo, Iris estaba sentada sobre su abdomen mientras besaba a Dawn y dándole una vista privilegiada de su bien formado trasero, por su parte May y Serena estaban acostadas a su lado besando sus labios por turnos y presumiendo de sus bien desarrollados y suculentos pechos antes de ponerlos sobre su rostro.

Aquella era una orgía en todo el sentido de la palabra y en donde él era el actor principal, fue entonces…

Cuando uno de los supervisores sacudió su hombro con fuerza para devolverlo a su triste realidad.

—Escúchame muy bien chico, no porque seas el nieto del Profesor Oak significa que tendremos consideraciones especiales contigo, concéntrate en el trabajo o te despediremos ¿De acuerdo?

—Si, señor —contestó el chico con desilusión y así fue como regreso a su aburrida rutina.

—Ni siquiera se porque me tomo la molestia de salvar estos archivos, solo deben de ser más tonterías como discursos grabados o inútiles bases de datos. Pero como seguramente serán una mierda al igual que todo en este trabajo lo haré, solo porque el proceso de desencriptar es lo más divertido que puedo hacer aquí —comentó irritado el joven investigador.

Después de unas 4 horas el joven Oak finalmente pudo deshacer la seguridad de los archivos, la cual era muy superior a la de otros archivos del Team Rocket, al principio Gary solo encuentro algunas fotos de apariencia simple pero que guardaban un carácter oculto y al combinar esos carácteres obtuvo la clave para abrir la única carpeta a la que no había podido acceder.

En ella se mostraba una serie de vídeos y planos para un proyecto denominado como “Control Maestro”, el cual estaba basado en un fallido intento de control mental realizado por una unidad de élite del Team Rocket en una isla del Archipiélago Naranja hace unos 5 años.

Según con aquellos documentos después de algunos años de investigación finalmente se pudo crear un prototipo funcional que era capaz de controlar en su totalidad a varios pokémon almismo tiempo, inclusive a los del tipo fantasma y siniestro, en esa carpeta también encontró varias investigaciones y artículos referentes a la complejidad de la mente de los pokémon del tipo Psíquico.

Junto con todos esos archivos también se encontraba el reporte de una investigación realizada por varios investigadores de Kalos después de una serie de extraños incidentes con algunos Malamar salvajes, que finalmente fue capturados y usados para investigar, en la cuál de manera experimental se registro y evaluó la resistencia que la mente humana podía tener ante la influencia de los ataques de pokémon psíquicos.

Cómo resultado se obtuvo que la resistencia de una persona era muy variable de un individuo a otro, pero que de manera general las personas eran susceptibles ante ese tipo de ataques y una vez bajo su efecto sólo fuertes factores del tipo sentimental o emocional eran capaces de romper dicha influencia.

También se llegó a la conclusión de que en todo el mundo existía una mínima cantidad de personas, generalmente entrenadores que se especializaban en los pokémon tipo Psíquico, Fantasma o Siniestro, que tras varios años de duro entrenamiento habían sido capaces de desarrollar un nivel de resistencia ante esos ataques muy similar a la presente en pokémon del tipo Fantasma o Siniestro.

Cuando Gary leyó esa investigación pudo atar los cabos sueltos, porque aquella información tenía una seguridad mucho mayor que los demás archivos. El Team Rocket sabía que podía usar ese dispositivo para controlar a varios pokémon e incluso a sus entrenadores a la vez y usarlos como reclutas para cumplir sus objetivos: ¡Sin duda este era un descubrimiento monumental! El investigador de Kanto se levantó de su lugar con la intención de reportarselo a sus superiores, pero algo lo detuvo.

El recuerdo de su sueño y la fantasía sexual que tuvo hace unas horas con las ex-compañeras de Ash volvió a su mente con mayor nitidez que antes y una sonrisa triunfante se formó en su rostro mientras guardaba aquella información en su memoria personal y eliminaba todo rastro de su existencia en la base de datos del Laboratorio.

Para su buena suerte en aquellos archivos también se encontraba la ubicación de dicho prototipo y el modo de usarlo.

El chico no pudo ocultar su alegría, ya que pronto su mayor fantasía dejaría de serlo para convertirse en una excitante realidad.

Continuará...

Este es solo el inicio.
 

Registrado
9 Jul 2018
Mensajes
2
Je, me encantan esta clase de historias y espero que gary les lave el cerebro para ser sus enamoradas no como todas esas historias donde el tipo se las folla mientras están en trance, dios eso no tiene emocion es como tirarse un robot.
Pero joder, esa clase de poder donde cambias a la persona a tus gustos, es lo que yo creo deberían ser esta clase de fics, sigue así y no te rindas.
 

Capturo a Sakura Kinomoto
Registrado
11 May 2014
Mensajes
83
Ubicación
Tomoeda
Me gusto, mas por que las chicas que acompañaban a Ash participan al mismo tiempo.:64:
En lo personal, Misty y Dawn son las mejores del grupo:*-*:
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
702
Buenos días lectores de estas locuras salidas de la cooperación entre Sombrero loco y Blackcignus presentamos esta nueva entrega para su disfrute.

El nuevo escuadrón de porristas

El maravilloso anillo Umbreom

Unos días después de aquel descubrimiento y tras mucho esfuerzo, negociaciones con algunos de sus compañeros de trabajo para reemplazarlos en sus guardias nocturnas y unos cuantos sobornos, al fin tenía en su poder el único prototipo funcional del Proyecto "Control Maestro" del Team Rocket, o por lo menos el componente más importante y difícil de hallar de este, el cual era un extraño cristal volcánico, que se encontraba incrustado en un aro plateado.

"¡Párese que alguien dentro del Team Rocket finalmente uso el cerebro!" pensó el arrogante investigador mientras estudiaba cuidadosamente cada detalle del dispositivo.

El funcionamiento del Anillo de Control, en realidad era bastante sencillo. Ya que sólo se necesitaba utilizar un ataque del tipo psíquico en la víctima para que el cristal sirviera como un potente amplificador de las ondas psíquicas, aunque ese efecto aún no estaba del todo probado.

"Admito que siempre me ha dado curiosidad utilizar la ciencia en mi propio beneficio" pensó para sí mismo el joven investigador antes de seguir trabajando en aquel mecanismo.

- ¡Finalmente lo he logrado! -exclamo Gary eufórico al ver que sus sueños más pervertidos por fin estaban a punto de hacerse realidad, el Anillo de Control finalmente estaba terminado y no sólo eso, ya que gracias a la Señora Delia y a un estúpido logro de Ash todos sus objetivos estaban en el mismo lugar, por lo que el no perdió la oportunidad para atraparlas.

En ese mismo momento Misty, May, Dawn, Iris y Serena estaban atadas de brazos, piernas y boca en su Laboratorio frente a él, las chicas lo veían con temor y algunas lágrimas caían por sus mejillas, pero ver a esas preciosas chicas tan indefensas en lugar de apelar a su piedad lo excitó de inmediato.

El momento de pasar a la acción por fin había llegado y sin dudarlo accionó su artilugio, aunque en ese momento él no lo noto la cámara que instaló en el Laboratorio inmortalizó para siempre el momento en que las lágrimas dejaron de caer de los rostros de las chicas y en que el miedo en sus miradas fue sustituido por amor y deseo.

- ¿Gary? ¿Eres tú? -preguntaron con ilusión las 5 hipnotizadas chicas al mismo tiempo mientras se ponían de rodillas en el suelo, ya que el ataque psíquico había hecho desaparecer sus ataduras.

-Lo soy, preciosas. Soy su Amo y de ahora en adelante vivirán para adorarme y obedecer mis órdenes -anuncio el chico muy contento por el resultado obtenido.

-Servirle y adorarle es nuestro único deseo, Amo Gary ¿Qué desea que hagamos, Amo? -se ofrecieron amablemente las chicas.

-Por ahora sólo cambiense de ropa por la que está sobre la mesa -al oír aquella orden las chicas rápidamente se pusieron de pie para cambiarse de ropa y sin ningún pudor comenzaron a desnudarse de manera sensual.

Una vez cumplida aquella indicación el chico se tomó unos breves momentos para admirar la provocativa indumentaria de sus nuevas esclavas: Una ajustada minifalda de cuero y un diminuto top con un impresionante escote, las chicas no usaban ningún tipo de prenda íntima y por el momento permanecían descalzas.

Ese era el momento de triunfo que tanto había soñado y que finalmente se había hecho real, mientras que en su casa en Pueblo Paleta un abatido Ash se entristecía porque sus amigas y Gary jamás llegaron a la fiesta, el castaño disfrutaba el ver como esas preciosas 5 chicas estaban de rodillas a sus pies esperando con ansias su turno para ser atendidas por el pene de su nuevo Amo.

Después de aquella estimulante fantasía el deseo de Gary por ejecutar su plan y esclavizar a las ex compañeras de Ash aumentó aún más. Aunque su lado más racional salió a su rescate, ya que aquel sueño no era tan sencillo de hacer realidad.

Ya que suponiendo que el Anillo de Control funcionará a la perfección, aún quedaba el hecho de que llamaría demasiado la atención sí de la noche a la mañana unas chicas que apenas lo conocian, y que en el mejor de los casos lo considerarían como un amigo, de pronto decidieran dedicar el resto de su vida para vitorearlo y adorarlo.

De alguna manera tendría que solventar esa molesta dificultad y la opción más viable era disfrazarlas ¿Pero cual seria el sentido de apoderarse de aquellas hermosas chicas si tendría que ocultarlas en lugar de poder presumirlas al mundo?

Mientras pensaba en ello se encontró con otro par de "inútiles" investigaciones del Team Rocket, las cuales parecían ser su salvación enviada por el mismo Arceus.

Se trataba de un tinte nano-molecular que era capaz de cambiar el color del pelo de las personas y pokémon haciéndolos pasar por sus formas shinny, además de unos lentes de contacto muy especiales porque no sólo permitían cambiar el color de los ojos, también eran capaces de cambiar por completo el mapa retinal, lo cuál volvía prácticamente imposible un reconocimiento de ese tipo.

Aunque esos artilugios teóricamente eran su salvación también le daban otro problema, probar todos estos inventos dentro del Laboratorio en donde trabajaba era demasiado arriesgado y complicado.

"Si alguien detecta mis actividades sin duda iré a parar a la prisión" pensó Gary con calma, era imperativo encontrar un lugar donde pudiera experimentar sin riesgo de ser descubierto.

-Veamos tiene que haber algún sitio que pueda usar como mi laboratorio privado -se dijo a si mismo el chico mientras buscaba lugares en renta en su computadora. Lo que necesitaba era un sitio privado, sin vecinos molestos y entrometidos, que de preferencia contará con un sótano y con los servicios básicos para un investigador pokémon.

Después de algunas horas de intensa búsqueda Gary por fin encontró lo que necesitaba, el sitio lucía prometedor y la renta era muy accesible. Incluso el dueño anterior había acondicionado un mini laboratorio en su sótano.

Ahora el último problema que Gary debía afrontar era el de encontrar a un sujeto de prueba para comprobar que el "Aro Umbreon", como había rebautizado al proyecto, realmente funcionara.

- ¿Y si pongo un anuncio en el periódico? "Se busca un sujeto de prueba para un controvertido y nada ético experimento que tiene el riesgo de dejarlo como si fuera una zanahoria. Interesados favor de comunicarse con Gary Oak" pensó con ironía al saber que aquello no funcionaría, sería muy difícil encontrar a un papel tapiz viviente, alguien a quién nadie fuera a extrañar en caso de que desapareciera.

Sin darse cuenta ya era de noche y le correspondía quedarse de guardia en el Laboratorio para cumplir con los acuerdos que hizo con sus colegas, el se encontraba pensando en su dilema cuando se activó la alarma silenciosa del lugar, al principio vio la pantalla molesto por ser interrumpido, pero de inmediato sonrió, parecía que Arceus de nuevo le acababa de enviar la solución a todos sus problemas y envuelta para regalo, ya que 3 integrantes del Team Rocket que el conocía a la perfección acababan de activar la alarma.

No le costo mucho trabajo dejar fuera de combate a los intrusos y después de atar a su presa de pies y manos, colocarle una mordaza en la boca y llevarla a la cajuela de su auto, el cual era el único vestigio de sus buenos tiempos como entrenador, volvió al Laboratorio donde edito los vídeos de la cámara de vigilancia para no delatar la presencia de su víctima y llamo a la Policía, quien en cuestión de minutos llego al lugar en compañía de su jefe.

Lo que en un principio parecía ser un problema terminó siendo una oportuna bendición, ya que después del procedimiento de rutina, el investigador a cargo del Laboratorio quedo tan sorprendido de la hazaña de su empleado que decidió darle al joven Oak unas vacaciones pagadas durante un mes, ademas de que la Oficial Jenny le comunico que unos días se depositaria a su cuenta de banco el monto de la recompensa que correspondía a los reclutas arrestados.

Alegando estar cansado Gary solicito permiso para retirarse a descansar, el cual tanto su jefe como Jenny le concedieron sin ningún problema. Una vez que subió a su auto y empezó a conducir en dirección a su Laboratorio no pudo evitar sonreír de la emoción, por fin tenía al conejillo de Indias perfecto y si todo salia bien dentro de poco todos sus sueños se harían realidad.

Algunas horas después, una aturdida Jessie comenzó a despertar y de inmediato notó que estaba encerrada en la sala de un pequeño laboratorio, al tratar de mover sus manos se percató de que estaban atadas con cuerdas, además de que estaba empapada de pies a cabeza.

- ¡Ahora lo recuerdo! -exclamo la mujer una vez que su mente se aclaró.

Su equipo había sido encomendado por Giovanni en persona como el encargado de recuperar algunos datos perdidos durante la última redada en contra del Team Rocket, al llegar al lugar que se les asignó se separaron para abarcar más terreno y encontrar una entrada al Laboratorio de Ingeniería Avanzada Pokémon.

Ella estaba caminando por un oscuro corredor cuando de un momento a otro una sorpresiva Hidrobomba la impacto por la espalda dejándola inconsciente.

- ¿En dónde diablos estoy? -dijo al mirar más detenidamente su prisión y darse cuenta de que estaba atrapada en una especie de jaula transparente.

-Veo que finalmente despiertas preciosa -comento divertido la voz de un joven castaño que la veía con deseo y soltó una risa de felicidad -No puedo esperar para que empecemos a divertirnos.

-¿De que estás hablando? ¡Admito que tienes muy buen gusto, pero estoy fuera de tu liga niño! -aclaro la recluta del Equipo Rocket con una ligera nota de satisfacción en su voz antes de recuperar su habitual tono de desafío - ¡Pero veamos cuanto te ríes cuando vengan a mi rescate!

Sin embargo en lugar de mostrarse sorprendido Gary se limitó a activar un monitor en donde se podía ver la imagen de un golpeado James y un congelado Meowth siendo subidos a la parte trasera de una patrulla.

- ¿Quienes decías que iban a salvarte? ¿No me digas que te referías a tu patético compañero de los comentarios divertidos? ¿O estabas pensando en el débil Meowth parlante? -comentó Gary con sorna

-Seamos honestos cariño, aparte de ellos 2 a nadie más le importa lo que suceda contigo ¡Estas completamente sola y lo sabes!

- ¿Entonces por que no me entregaste a mi también, maldito mocoso? -pregunto Jessie tratando de contener sin éxito la ira que le causaron las duras palabras de su captor, nadie a excepción de ella insultaba a sus compañeros.

-La respuesta a tu pregunta es muy sencilla, a diferencia de los inútiles a quienes llamas "tus compañeros" a ti te necesito para probar los resultados del nuevo experimento en el cual estoy trabajando. Necesitaba de una hermosa y rebelde mujer y tu eres la candidata perfecta.

- ¿Y que pretendes hacerme? -preguntó la mujer, quién ya no podía disimular una nota de temor en su voz tras oír aquella inquietante declaración.

-Podría aburrirte con largo discurso sobre mi plan justo como tú y tus compañeros lo hacían, pero le quitaría lo divertido y ese no es mi estilo, por eso dejare que seas tu misma quién descubra lo que haré contigo.

Gary acariciaba la cabeza de su Umbreon con tranquilidad y ajustaba un 25 en el medidor de poder del accesorio de su pokémon favorito, por su parte el pokémon oscuro miro a su dueño cuando este habló y entendió cual era su tarea, en ese momento sus ojos comenzaron a brillar mientras miraba a su objetivo y el aro plateado que tenía en su cuello comenzó a emitir un aura blanca que era prácticamente imperceptible

Jessie se disponía a protestar pero una poderosa fuerza de color morado con toques blancos inmovilizo por completo su cuerpo y le impidió emitir algún sonido. Ella trato de luchar, pero una agradable y embriagante sensación comenzaba a invadir su mente y poco a poco le hacia perder el control sobre sus acciones.

Gary veía atentamente a la mujer hasta que su pokémon lo llamo, el proceso había terminado y era tiempo de ver comenzar a experimentar. Y con mucha cautela Gary se acerco hacia donde se encontraba la mujer.

-Jessie ¿Puedes escucharme? -preguntó con duda y su pokémon estaba a su lado en caso de que tuviera que pelear.

Cuando Gary hablo la mujer abrió sus ojos azules, mostrando una mezcla de emociones en su mirada: furia, molestia, confusión y una pizca de paz y tranquilidad.

- ¡Claro, que puedo oírte niño! ¡¡¡Asi que mas te vale soltarme de una buena vez!!! -grito furiosa la integrante del Equipo Rocket, aún tratando de soltarse de sus ataduras.

Escuchar que la actitud de la mujer no había cambiado en nada Gary se desilusiono un poco, pero como todo un científico sabia que aún era muy pronto para sacar alguna conclusión fehaciente, así que trataba de decidir cual seria su plan de acción. Sin embargo dicha tarea era un tanto complicada ya que las constantes patadas que Jessie le daba al cristal intentando romperlo no le permitían pensar con claridad.

- ¡Podrías quedarte quieta! ¡Intento pensar! -exclamó con fuerza y volteo a ver a su prisionera, su mirada de furia rápidamente se convirtió en una de sorpresa, ya que no creía lo que sucedía: Jessie dejo de moverse.

Si la sorpresa de Gary era enorme, la de Jessie era inmensa, ya que cuando escucho esa orden su cuerpo se detuvo de inmediato y por más que lo intentaba no era capaz de moverse ni un milímetro.

" ¡Por Arceus! ¡No puedo creerlo! ¡Está cosa en verdad funciona! Sin embargo aún es muy pronto para confiarme tanto" pensó el castaño quien recupero el ánimo para continuar con el experimento.

-Muy bien, ahora arrodíllate ante mí -ordeno el investigador con firmeza mientras recibía una mirada de odio de la pelirroja, en definitiva ella no haría eso ante nadie y menos ante un mocoso engreído, pero antes de darse cuenta ya estaba de rodillas en el suelo.

Gary no pudo evitar sonreír y su sensación de triunfo se hizo mayor al ver como aquella hermosa y orgullosa mujer se encontraba de rodillas a sus pies, en una posición tan sugerente, en donde sus enormes pechos resaltaban aun más.

Sin duda debía seguir investigando, pero la excitante visión que tenía frente a el empezaba a nublar su juicio. El solo quería divertirse con esa preciosa mujer y abrió la jaula transparente que la contenía.

-Ahora te desatare, pero te quedaras quieta en tu lugar y obviamente a partir de ahora tienes totalmente prohibido intentar huir o hacerme daño -ordenó con firmeza mientras se acercaba al cuerpo de su prisionera y retiraba sus ataduras, aprovechando la oportunidad para sentir el contacto de sus cuerpos.

La recluta del Equipo Rocket no contesto, pero no por sumisión sino porque esperaba el momento en que su captor se acercara a ella, ese niño probaría el fruto del entrenamiento que para ella había sido perseguir al Pikachu del bobo por 6 regiones distintas, decidió empezar con una fuerte patada en su entrepierna, pero su cuerpo no respondía en absoluto.

-Excelente, ahora quiero que me hagas un striptease muy sexy, tienes que excitarme ¿Lo entiendes Jessie? -ordenó Gary después de soltar una carcajada de felicidad al ver que por más que lo intento la mujer era incapaz de desobedecerlo

-¡Ni lo sueñes niño! ¡YO JAMÁS HARÉ ESO! -contestó la mujer haciendo una mueca, mientras que una furia inconmensurable se reflejaba en sus ojos, pero su cuerpo se levanto del suelo y sin que ella pudiera controlarlo sus caderas comenzaron a moverse de manera muy sensual.

"¡¿Que clase de horrible pesadilla es esta?!" pensó la mujer, quien comenzó a estirar sus brazos al igual que una bailarina y se quitaba sus guantes para jugar un poco con los delicados hilos de color carmesí de su mojado cabello.

-¡NO SE QUE ES LO QUE ME HAS HECHO NIÑO! ¡¡¡PERO TE JURO POR ARCEUS QUE TE MATARÉ!!! -grito Jessie con la vana esperanza de que alguien pudiera escucharla, mientras que sus manos, que ignoraban por completo sus órdenes, bajando hacia sus suculentos pechos y los recorría lentamente, apretándolos entre ellos y levantándolos mientras se quitaba su camisa blanca.

-¡YA BASTA! ¡DETENTE DE UNA BUENA VEZ! -ella continuo gritando con desesperación, pero no solo para detener aquella tortura, también para ocultar la creciente excitación que sentía al tocar sus perfectos pechos, después de todo cualquiera que conociera un poco a la mujer sabia lo orgullosa que se sentía de su cuerpo.

Unas lágrimas de furia comenzaron a surcar su bello rostro mientras se despojaba de la prenda, y sus manos se dirigieron hacia sus bien torneadas piernas, acariandolas de manera muy lenta y sensual.

Muy a su pesar terminó volteándose un poco para mostrarle su redondo y bien formado trasero a su captor, mientras se desabrochaba sus botas lentamente hasta quedar descalza.

Al darse la vuelta de nuevo una mirada de odio puro y un ceño fruncido era la expresión del rostro de la pelirroja, mientras sus manos, que desobedecian todas sus órdenes, volvían a recorrer sus piernas hasta llegar a su abdomen, en dónde levantaron su camisilla negra dejando libres unos espectaculares y redondos pechos talla 95, cuyos pezones ya se encontraban totalmente erectos.

La furia ahora convivía con la vergüenza de mostrarse desnuda ante la persona más despreciable había conocido y con la ligera sensación de morbo que le daba que aquel chico no pudiera quitarle los ojos de encima. Mientras tanto sus brazos volvieron hacia su diminuta cintura para quitarse su minifalda y sus bragas de color negro con suma sensualidad y en un inesperado brote de excitación las arrojó en dirección al joven investigador.

-¡ME DAS ASCO MALDITO PERVERTIDO! ¡CUANDO SE DESHAGA LO QUE SEA QUE ME HAGAS HECHO SIN DUDA ALGUNA ACABARÉ CONTIGO! -bramó Jessie intentando en vano de ocultar su desnudez, pero sus manos seguían sin obedecer sus órdenes y al terminar su sexy danza volvieron a una posición firme.

Gary quedó momentáneamente hipnotizado admirando el bello cuerpo desnudo de la mujer, el ya sabía que ella era hermosa pero hasta ese momento se dió cuenta de lo sexy que era.

Después de permitirse admirar el fruto de su trabajo durante algunos minutos, su lado de frío y calculador investigador volvió a tomar el control, tomando una pluma y su bitácora personal en la que anotó en los resultados de su investigación.

Prueba 1. Aro Umbreon. Capacidad 25%

Resultados: Los resultados de las primeras pruebas son muy prometedores. Está confirmado que al usar el 25% del poder del Aro Umbreon la sujeto de prueba Jessie es incapaz de resistirse a cualquier orden que le dé. Aunque cabe destacar que ella permanece consciente. Es muy aburrido y un poco extraño ver a una sensual mujer realizar un striptease mientras que te maldice y se queja.

El investigador anotó esos datos en una libreta de bolsillo que siempre llevaba con el, y que además estaba escrita en código, por lo que en caso de caer en otras manos no sería sencillo descifrar la información.

Después de anotar los resultados decidió seguir experimentando y en esta ocasion aumentó el poder del Aro a un 30%. En el momento en que la mujer recibió el ataque se quedó totalmente estática, justo como un maniquí.

Prueba 2. Aro Umbreon. Capacidad 30%

Al usar el 30% del poder del Aro, Jessie se convirtió en una zombie sin voluntad. La sujeto obedece sin dudar ni quejarse cualquier orden que se le dé, pero ver ese rostro inexpresivo de muñeca no me resulta para nada atractivo

Aunque algo muy curioso ocurrió mientras ella estaba inmóvil bajo la influencia del 30%. Para distraerme un poco reproducí un archivo de video que tenía guardado, en el cual aparecía mi antiguo escuadrón de porristas y Jessie estaba totalmente inmóvil mirando la pantalla.

Después de que el vídeo terminó decidí realizar otras pruebas. En cuanto le mencione que ella sería la porrista perfecta me lleve una sorpresa mayúscula al ver que la sexy pelirroja era capaz de repetir la coreografía que usaba mi antiguo escuadrón sin equivocarse una sola vez.

Incrédulo, repetí varias veces el experimento usando los vídeos de diversas rutinas de espectáculos de animadoras. Al parecer mientras está bajo el influjo del 30% la sujeto de prueba es capaz de absorber y asimilar cualquier tipo de información, ya que fue de realizar todas las rutinas que le mostré a la perfección, con solo ver los vídeos una vez.

-Veo que el estado zombie tiene su utilidad y creo que también se como puedo controlarla y hacer que deje ser un maniquí viviente -dijo el investigador con una sonrisa triunfante, ya mientras revisaba los archivos adjuntos en la carpeta del "Control Maestro" descubrió que la manera de ejercer el control que tanto deseaba.

-Dentro de poco nacerá una nueva Jessie.

Continuará...
 

Capturo a Sakura Kinomoto
Registrado
11 May 2014
Mensajes
83
Ubicación
Tomoeda
Jessie se une a la diversión, Gary quiere aumentar su colección.
¿pensara ir de vista la región Alola?
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
702
Buenos días lectores de esta historia me complace entregar está nueva edición para su deleite idea surgida de las mentes de sombrero loco y Blackcignus sin más preámbulo empezamos.

Una lucha de identidades ¡Jessie vs Mushasi!.

Después de una agitada y fructífera noche de experimentación Gary decidió tomar un merecido descanso, después de todo estaba de vacaciones pagadas, lo cual era un agradable cambio en su rutina.

Y para asegurarse de que podría dormir dejó a Jessie viendo varios vídeos pornográfico bajo el influjo del 30% del poder del Anillo Umbreon después de todo si la mujer se convertiría en su esclava personal no había ningún problema en que aprendiera a satisfacerlo como una profesional.

Unas horas después el muchacho volvió a la experimentación, hasta el momento el poder del Aro le había dado el control total sobre su sujeto de pruebas. Sin embargo el verdadero problema era que la personalidad de Jessie parecía que solo podía ser anulada pero no controlada, por lo que intento probar con un poder del 27 y 28% esperando que el temperamento de Jessie fuera más manipulable pero fue en vano.

"Esto será mucho más complicado de lo que creí" pensó el investigador un poco molesto, aunque no podía negar que para ser las primeras horas los resultados obtenidos ya eran muy prometedores.

Mientras le daba una vuelta a aquel asunto, decidió que no era una mala idea probar primero los demás experimentos de los Rocket, así que comenzó con el tinte nano-molecular, el cual para su grata sorpresa en verdad parecía funcionar, ya que despues de algunos minutos el cabello de Jessie quedó completamente albino, lo cuál desencadenó una ráfaga de amenazas e insultos que sólo empeoraron cuando gracias a un programa empezó a cambiar el color del mismo, confirmando que era posible cambiar el aspecto de sus objetivos para pasar desapercibido.

Prueba 1. Tinte nano-molecular y lentes de contacto.

Debo decir que me sorprende mucho que tanto el tinte como los lentes de contacto funcionen a tan bien, imaginé que tendría que mejorarlos yo mismo, pero alguien bastante listo dentro del Team Rocket hizo muy bien su trabajo y me ahorró mucho tiempo.

Después de unas horas en las que estuve probando diversas combinaciones. Me decidi por un color morado para el cabello de Jessie, el cual a partir de ahora dejara liso, y un muy enigmático color rojo para sus ojos.

Se mantendrá al sujeto de prueba en observación para monitorear el tiempo de funcionamiento de cada uno de los productos.

Una vez solucionado el problema de su aspecto físico de Jessie ahora debía tratar con el de su personalidad, decidido a buscar una respuesta el joven Oak volvió a revisar las investigaciones presentes en la carpeta del "Control Maestro" en busca de un detalle que le parecía haber leído la noche anterior.

Después de unos minutos de búsqueda el joven Oak encontró una investigación en la que se mencionaba que algunas personas que habían sido secuestradas o sometidas al influjo de ataques psíquicos por un tiempo prolongado tendían a crear una nueva personalidad, una que era totalmente manipulable y que de forma gradual iba sustituyendo a la personalidad original de la persona.

-¿Una nueva personalidad? Esto es justo lo que necesito -exclamó convencido, aunque había un problema, el no tenía el tiempo para esperar a que la nueva personalidad se formará, aunque una idea arriesgada vino a su mente y decidió intentarla.

Con el fin de implementar de inmediato la nueva personalidad Gary aumentó el poder del Aro al 40%, corriendo el riesgo de que el cerebro de Jessie no soportará la tensión y la mujer se quedará en un estado vegetativo.

Prueba 3. Aro Umbreon. Capacidad 40%

Resultados: El poder de 40% es perfecto para grabar instrucciones en el subconsciente, así que comenzó a crear la nueva personalidad de Jessie a la que decidí nombrar como Musashi, para diferenciarla de su contraparte, y procedí a darle las instrucciones básicas que guiarán su conducta.

Musashi es una chica sumisa y obediente.

Musashi sólo obedecerá a Gary Oak.

Musashi adora obedecer a Gary Oak.

Musashi siempre buscará verse sexy para Gary

Musashi sólo usará lencería sexy y ropa provocativa.

Musashi adora ser la esclava personal de Gary y hacer todo lo que el ordené.

Tras la inducción el sujeto de prueba cayó profundamente dormida, los aparatos indican que todos sus signos vitales son normales, por lo que se esperara hasta que despierte para evaluar los resultados.

4 horas después la mujer comenzó a despertar y Gary se acerco a ella lentamente, totalmente a la expectativa, esperando ver los resultados de su nuevo experimento, aunque estaba seguro de que sin importar que personalidad despertara su sujeto de prueba no intentaría dañarlo ni huir.

-¿Puedes escucharme? -preguntó con duda, sin embargo cuando Gary hablo la mujer abrió sus ojos, buscando al dueño de aquella voz y una vez que visualizo al castaño, se formo una gran sonrisa en su rostro antes de contestar.

-Sí, Amo Gary -contestó la mujer con una voz muy emocionada.

Al escuchar esa expresión de boca de la mujer, Gary se sorprendió ya que no lo podía creer, su experimento parecía haber sido un absoluto éxito: Su fiel y obediente Musashi estaba frente a el, totalmente lista para cumplir todos sus deseos.

-Musashi, mi Musashi ¿Verdad? -preguntó de nuevo solo para estar seguro

-Si, Amo Gary -contestó de nuevo la mujer con el mismo tono emocionado y de inmediato se puso de rodillas mientras contestaba -Usted es mi Amo, Señor Gary. Y yo Musashi, soy su fiel y eterna esclava, estoy ansiosa por comenzar a servirle.

-Muy bien Musashi, ya que estás tan ansiosa por servirme, quiero que te acerques y pongas en practica todo lo que aprendiste anoche, tienes que complacerme ¿Lo entiendes?

-Sí, Amo Gary, lo usted ordené -respondió con una sonrisa provocativa, mientras que el deseo y la lujuria comenzaban a reflejarse en sus ojos y lentamente comenzaba a acercarse a su adorado dueño cuando se detuvo de repente.

-No lo haré ¡NO LO HARÉ! No se que me hayas hecho pero sal de mi cabeza -exclamó Jessie con furia.

-Quiero de vuelta a Musashi, para siempre -ordenó con firmeza y la mujer se llevo las manos a la cabeza.

-Amo... Ga-gary -contestó Musashi tartamudeando e intentando mantener el control -Aun no es posible quedarme, Jessie aún tiene el control, por el momento yo solo soy su personalidad oculta.

-¿A que te refieres Musashi?

-A mi también me encantaría quedarme en su cuerpo para siempre, pero Jessie aún es muy fuerte y también es muy orgullosa. Primero tenemos que reducir su resistencia, hasta que ella y yo seamos la misma -menciono y después de esa declaración la mujer se desmayo nuevamente, lo cual asusto al chico quien se acerco para tomar sus signos vitales y después cargarla para depositarla en la cama con suavidad.

Las palabras de Musashi sin duda causaron una gran impresión en el chico, quién ahora entendía que debía encontrar la manera de ayudar a su Musashi a tomar el control total.

Cuando la mujer despertó probó usando el poder del Aro al 30% para reforzar las sugestiones, y aunque después de varios días logró que la mujer accediera a usar lencería y un uniforme de porrista, los avances eran mínimos. Musashi poco a poco ganaba terreno, pero no era capaz de conservarlo ya que Jessie seguía siendo la personalidad dominante.

-¿Que puedo hacer? -se preguntó el castaño bastante frustrado al no encontrar la manera de doblegar la voluntad de Jessie. Si al menos pudiera ver el subconsciente de la mujer y descubrir que hacía la diferencia entre ambas mujeres. Pensando en ello recordó una frase bastante común "Los sueños son una ventana al subconsciente" y se le ocurrió una idea.

En la carpeta del proyecto "Control Maestro" había una copia de un programa de visión de sueños desarrollado por científicos de Sinnoh con el propósito de monitorear las pesadillas causadas por el pokémon singular Darkrai y de intentar romperlas sin la necesidad de recurrir a la Pluma Lunar de Cresselia.

No fue muy complicado sincronizarlo con el software de su laboratorio y añadirlo como una función más del Aro Umbreon, lo cual le permitió adentrarse dentro de la mente de la mujer y lo que vio sencillamente lo sorprendio.

Dentro de la psique pudo ver tanto a Jessie como a Musashi enfrascadas en una continua batalla mental para ver decidir quien seria la personalidad dominante, eso era algo que esperaba, pero lo que no esperaba es que la batalla fuera la típica batalla pokémon de uno contra uno.

De inmediato Gary se dio cuenta de que una regla implícita era que las contrincantes solo podían usar pokémon que hayan tenido y Musashi al no tener ninguno perdía de inmediato, pero el estaba decidido a ayudar a su Musashi y ahora ya sabía la forma de hacerlo.

Unas horas más tarde y después de haber salido del Laborotario, Gary puso a la mujer bajo la influencia del 30% del poder del Aro Umbreon y aprovecho para entregarle 4 pokebolas, dentro de las cuales había un Purrloin hembra, un Granbull, un Wigglytuff y un Mr. Mime además de aprovechar ese estado para enseñarle a Musashi cuales eran los ataques que conocía cada uno de sus nuevos pokémon y también como combatir.

A pesar de que ahora era un Investigador y de que en sus primeros años descuido bastante el entrenamiento con sus pokémon, después del incidente del Lago Valor decidió reanudar sus entrenamientos logrando alcanzar un nivel superior al que tenía cuando compitió en Jotho, razón por la que fue asignado a la división de los Ranger.

Después del entrenamiento Gary dejo a la mujer dormir, todo estaba listo para una nueva batalla mental en la que el tomaría partido.

-Otra vez tu, ¿Tanto deseas quedarte con mi cuerpo para que lo use ese mequetrefe? -preguntó Jessie con hastío.

-Por supuesto, mi único propósito es servir al Amo Gary y ya que tú te interpones en mi camino tendré que acabar contigo -respondió Musashi, pero a diferencia de sus anteriores combates ella estaba confiada -Es más que te parece si lo hacemos aun más divertido, un 3 vs 3. La ganadora se libra de la otra para siempre ¿O acaso tienes miedo?

-Muy bien chica ruda, no se como pretendes ganarme en una batalla 3 vs 3 sino tienes ningún pokémon, pero no me importa ya que así me librare para siempre de tí -contesto molesta tras aquel comentario.

-¡Ve Gourgeist! -creando una pokébola de cristal imaginaria y liberando al pokémon que capturo en Kalos.

"Así que un Gourgeist extra grande, debo admitir que es muy inusual"

-Escúchame muy bien Musashi, Jessie esta usando a un tipo Fantasma/Planta, su pokémon en particular tiene más salud y ataque físico que otros de su especie, pero también es mucho más lento. Si usas ataques de tipo fantasma, fuego o volador la vencerás -le aconsejo Gary, quien gracias al Aro Umbreon podía comunicarse con ella.

"Se hará como usted lo ordené Amo Gary" pensó Musashi antes de imaginar su primera pokebola -Ve Purrloin y usa Garra Umbría -ordenó de inmediato al felino nativo de Unova, quién haciendo gala de su gran velocidad asestó sin problemas varios golpes del eficaz ataque.

Jessie por su parte se quedo totalmente sorprendida al parecer su contraparte no solo había conseguido a un pokémon, también sabia como usarlo y al parecer era bastante fuerte, pero eso no la detendría -Usa Drenadoras Gourgeist -ella ejecuto el ataque que se le ordenó, pero su oponente lo esquivo con facilidad y uso de nuevo Garra Umbría para acabar con el pokémon de Kalos.

Cuando Jessie regreso a su debilitado pokémon un breve resplandor cubrió su cuerpo haciendo desaparecer su uniforme, haciéndola quedar en ropa interior -¿Que demonios te pasa? - pregunto furiosa.

-Tranquilízate, es un pequeño detalle que se aplica a ambas y que se me ocurrió para hacer más divertida nuestra batalla. Veo que eres sexy pero sinceramente tus gustos en ropa intima pueden mejorar -comentó Musashi con tranquilidad refiriéndose a las sencillas bragas y sujetador negros que usaba su otra personalidad.

-Muy bien. Ahora no sera tan sencillo ¡Ve Arbok! - la pokémon cobra de inmediato ataco a su oponente usando Picotazos Venenosos, que Purrloin esquivo con facilidad para usar un Pulso Umbrío que dio en el blanco y acercarse para usar Garra Umbría, aunque la cobra la atrapó usando Constricción y usando Picotazos Venenosos a poca distancia y arrojando al felino, quién uso Bola Sombra antes de caer debilitada.

Musashi regreso a su pokémon mientras que el atuendo de porrista que usaba desaparecía para revelar un insinuante juego de lencería negra compuesto de un revelador sostén de encaje negro con una tanga y liguero a juego, pero a diferencia de Jessie ella no se encontraba incómoda en lo absoluto.

"Diablos, a pesar de que la odio no puedo negarlo, ¡Ella se ve tan sexy! ¡Pero como no va a verse sexy si está usando mi cuerpo!" pensó Jessie fascinada por la forma en que aquella indumentaria se ajustaba al cuerpo de su rival, estaba tan absorta en sus pensamientos que no alcanzo a reaccionar hasta el ataque Psíquico que el recién elegido Mr. Mime de su oponente venció a su pokémon preferido.

-Veo que alguien no esta muy atenta el día de hoy -se burlo Musashi dando una vuelta, la cual dejaba ver sus impresionantes nalgas con el delgado hilo de su tanga entre ellas, que junto con la desaparición de su ropa interior dejo a Jessie visiblemente excitada.

"¡Que diablos me pasa, estoy perdiendo ante ella!" pensó antes de elegir a Woobbuffet como su pokémon final.

-Así que un pokémon defensivo. Usa Bola Sombra y luego Copión, mi leal Musashi y nos libraremos de Jessie de una vez por todas- aconsejo Gary con una sonrisa triunfante notando el efecto que la apariencia de su sumisa porrista tenía en su rival.

-Así lo haré, mi Amo -contesto la mujer antes de ordenar el ataque indicado, Jessie ordeno usar Manto Espejo para reflejar el ataque fantasma en contra de su rival con el doble de fuerza, ella creía haber ganado, pero la siguiente indicación de Musashi la tomo totalmente por sorpresa, Copión se convirtió en Manto Espejo el cual reflejo el ataque redirigido y duplicó su poder de vuelta hacia Woobbuffet quien al no poder reaccionar a tiempo recibió el impacto multiplicado por 4 de un ataque muy efectivo y que lo venció de inmediato.

-He perdido -murmuró Jessie quién cayó de rodillas al suelo mientras devolvía a su último pokémon, pero no duro mucho en ese estado ya que una suave mano tomo su rostro y lo levanto con delicadeza.

Al levantar la mirada, se encontró a Musashi vestida con aquel sensual conjunto de lencería, pero desde que la conocía por primera vez su rostro denotaba un aire de firmeza, seguridad y superioridad que la hizo sentir intimidada de un modo en que jamás lo había estado en su vida.

Al verla sintió su cuerpo estremecerse, pero no era solo por la excitación, también comenzó a sentir la imperiosa necesidad de obedecer todas sus órdenes. Veía a Musashi con desprecio y el estar desnuda y de rodillas en su presencia le resultaba completamente humillante, pero también se sentía incapaz de desobedecer cualquier orden que saliera de su boca.

Musashi por su parte dio un par de vueltas alrededor de Jessie, acariciando su indefenso cuerpo, hasta que se detuvo a la altura de su culo, para acariciarlo, amasando sus nalgas suavemente para acto seguido meter el dedo índice de su mano derecha en su culo, haciendo que su contraparte soltara un gran gemido de molestia.

-Eres mía ¿Verdad que si putita? - pregunto Musashi recibiendo una cabezada de negación de parte de Jessie. Ella complacida por la respuesta saco su dedo del culo de la chica, y se dirigió a la altura de su cabeza.

Por su parte Jessie se sentía obligada a no decir nada, no quería darle ninguna satisfacción a Musashi, quien la veía a los ojos con aquella mirada penetrante y una sonrisa de satisfacción. Y sin previo aviso introdujo el dedo, que hace unos segundos se encontraba en el culo de su presa, en la boca de Jessie.

-Límpialo de tu jugo anal, zorra -ordenó y de inmediato la mujer comenzó a chuparlo reflejando importancia en su rostro.

-Muy bien zorra, muy bien... -dijo Musashi sacándole el dedo de la boca -Ahora dime que eres.

-Soy una zorra debilucha que perdió su cuerpo Ama -respondió Jessie sintiéndose humillada de una forma que no imagino antes, ya que sin importar lo mucho que quisiera resistirse su cuerpo y su mente solo sentían esa imperiosa necesidad de obedecer.

-Excelente respuesta putita, así agachada como estas, gatea hacia mí y chúpame el coño -ordenó Musashi a su esclava, quien empezó a gatear hacia ella hasta llegar a sus hermosas piernas, ligeramente abiertas.

Jessie dudo un momento ya que no deseaba hacerlo pero Musashi tomó su cabeza para enterrarle el rostro en su coño húmedo así que no tuvo opción y lentamente comenzó a lamer el coño de su contraparte sintiendo el delicado aroma que este manaba, al igual su fuerte y delicioso sabor

Musashi hacia diversas muecas de placer, su contraparte en verdad usaba muy bien su lengua, lamiendo delicadamente su vulva, poco a poco y de manera circular, para de vez en cuando penetrar ligeramente su coño, sacar nuevamente su lengua y relamer toda la vulva de nuevo, pasando por el clítoris, el cual chupo con fuerza.

Los gemidos de Musashi se hacían cada vez más intensos y los ruidos que su esclava hacia al comerle la concha eran realmente excitantes. Ella dio un par de pasos hacia atrás, haciendo que Jessie cambiara su postura, ahora quedando a 4 patas y bastante erguida para no despegar su rostro del mojado coño de su Ama.

Musashi hizo aparecer de la nada un largo y grueso consolador negro en forma de pene el cual ató a su entrepierna -Imagino que ya sabes que hacer ¿No, puta?

Jessie miró con ojos desorbitados el tamaño y grosor del falo plástico negándose rotundamente a las órdenes de Musashi, causando que esta la tomara con firmeza del cabello y le pusiera el consolador en los labios obligandola a abrirlos.

-¡Obedece gran puta! -recalcó Musashi con autoridad -¡Sabes que no puedes resistirte a mí!

Jessie comenzó a besar el consolador, que después de unos segundos fueron sustituidos por cortas lamidas, las cuales poco a poco se fueron haciendo cada vez más largas, hasta el punto en que la mujer ya tenía el juguete sexual metido de lleno en su boca.

-Jajajaja ¡Mucho mejor!... -contestó Musashi, sacándole el consolador a la chica de la boca y colocando su pie derecho sobre el canalillo de sus tetas, para posteriormente empujarla hacia atrás y hacerla caer.

-¡Ponte en cuatro patas como la gran puta que eres! -reclamo molesta Musashi a su víctima, quien lentamente adoptó esa posición, con lo que su culo quedaba totalmente expuesto, sus nalgas estaban ligeramente abiertas mostrando su precioso agujero anal que invitaba a ser corrompido.

Musashi no tardo mucho en colocarse de rodillas y comenzar a penetrar el culo de su esclava con el consolador, sin miramiento alguno y sin lubricación siquiera. De inmediato Jessie solto un fuerte grito de dolor, a pesar de todo el placer que sentía no era ajena al dolor.

- ¡Al menos ponme lubricante grandísima puta! -grito Jessie con desesperación.

Por su parte, Musashi se hallaba inmóvil con una gran sonrisa, sintiendo el apretado culo de su contraparte rodeándo y presionando el consolador.

-Puta, yo soy quien da las órdenes aquí -respondió Musashi quien comenzó a mover sus caderas de una manera increíblemente deliciosa. La porrista sentía la presión ejercida a lo largo del consolador, entrando y saliendo del movedizo culo de su esclava, por lo que se movía cada vez con mayor intensidad.

-Puta, si quieres llegar al orgasmo tendrás que moverte -ordenó ella pícaramente y Jessie de inmediato comenzó a mover sus caderas de una manera increíblemente deliciosa, a pesar de odiar a Musashi ya no podía negar que lo estaba disfrutando mucho. La porrista sentía la presión ejercida a lo largo del consolador, entrando y saliendo del movedizo culo de su esclava, quien a su vez, se movía cada vez con mayor intensidad.

Luego de varios minutos de intensos y salvajes movimientos, Jessie finalmente obtuvo su recompensa Wee al orgasmo, lo que la hizo caer al suelo aún con el consolador dentro de su culo, al verlo Musashi saco el juguete con brusquedad y aprovecho la oportunidad para crear una pokebola de color negro con bordes rojos, la cual presiono contra la cabeza de la debilitada mujer atrapándola de inmediato.

Ya con su rival atrapada ella tomó una caja negra, en donde puso la pokebola y la cerró con un candado, ella no podía estar más feliz, su mayor obstáculo finalmente había desaparecido y ella era libre para tomar el control total de ese bello cuerpo y hacer realidad su único deseo: Ser la eterna esclava de Gary Oak.

Después de unos cuantos minutos, la mujer finalmente abrió los ojos, estaba un poco desorientada ya que nunca había tenido el control total de ese cuerpo, pero se acostumbraria rápidamente.

-Amo Gary, gracias a usted finalmente soy libre para servirle -respondió Musashi levantándose de la cama y acercándose al castaño como un seductor caminar moviendo sus caderas hasta llegar en frente del joven y unir sus labios en un suave beso que de inmediato se volvió lujurioso y apasionado.

-Por favor disculpe mi atrevimiento, Amo, pero deseaba tanto hacer esto que al verlo frente a mi no fui capaz de contenerme -contestó apenada tras separarse, esperando un castigo pero el tomó su rostro para comenzar a besarla de la misma manera que antes y aprovechando para despojarla de su jersey.

Pero ella no se quedaba atrás ya que empezo desabrochar los botones de su camisa para deshacerse de la prenda, acariciando el pecho del investigador con lentitud y suavidad, deslizando sus manos en dirección hacia su entrepierna. Por su parte el pasaba sus manos por su espalda desabrochando hábilmente su provocativo sostén, el cual cayó al suelo en el momento en que sus bocas se separaron para recuperar el aliento, dejando un hilo de saliva que las unía.

Una vez que las manos de ella llegaron a su destino desabrochó el cinturón de su adorado dueño con desesperación haciendo que sus pantalones cayeran al suelo. Gary decidió ayudarla un poco y se agacho para quitarse sus zapatos y deshacerse de su pantalón, mientras aprovechaba para comenzar a saborear los sabrosos pechos desnudos de Musashi.

Cuando la mujer le quito los bóxer, quedo muy asombrada por el tamaño del pene de su Amo y de inmediato comenzó a masturbarlo, con gran dedicación y delicadeza, como si tratara de un objeto sagrado. Después de todo ella estaba cumpliendo con gusto el único propósito de su existencia: servir a Gary Oak.

Musashi continuaba masajeando el miembro del chico, y sus labios volvían a unirse en un apasionado beso lleno de lujuria, continuando con la frenética batalla de lenguas que interrumpieron hace unos momentos, mientras que Gary manoseaba descaradamente el delicioso trasero de su esclava, dándole algunas nalgadas, las cuales la excitaban aún más, haciendo que la velocidad de su mano fuera en aumento.

Después de unos cuantos minutos la sumisa porrista soltó el pene del chico, y ambos separaron sus labios nuevamente para poder recuperar el aliento, dejando un hilo de saliva que unía ambas bocas. El investigador estaba a punto de reclamarle a su esclava por detenerse cuando ella se arrodilló ante el y lentamente acercó su nariz a su erecto miembro, oliendo con adoración antes de comenzar a darle pequeñas lamidas hasta que metio aquella ardiente polla por completo en su boca, chupándolo de arriba hacia abajo, haciendo estremecer al joven Oak.

La boca de Musashi subía y bajaba, tratando el pene de su Amo con mucha ternura, pero al mismo tiempo con una gran pasión, hasta que el chico ya no aguanto más y se corrió dentro su boca. Para su sorpresa la mujer no dudo ni un solo segundo para empezar a tomarse hasta la última gota del semen que cayó en su boca, pero no lo hacía con rapidez, sino todo lo contrario, se tomaba su tiempo para saborear lo que para ella era el manjar más exquisito del mundo para terminar pasando su lengua por sus finos labios de una forma coqueta para provocar al chico.

Gary sonrió mientras ayudaba a Musashi a ponerse de pie y rápidamente la arrincono en contra de la pared de la habitación, pasando una de sus manos por esos grandes pechos que le pedían a gritos ser lamidos, bajando la vista para ver la cintura de su esclava, la cual hacia un erótico contraste con el resto de su cuerpo y comenzó a acariciar la zona intima de la mujer haciéndola gemir de placer, pero su intención no era que ella alcanzara el orgasmo sino la de lubricarla lo suficiente para que pudieran pasar al acto principal.

- ¿No crees, que ya es tiempo de pasar a la verdadera diversión y darte el premio que te has ganado, mi obediente Musashi?

- ¡¡¡SÍ, YA NO PUEDO MÁS, AMO!!! ¡¡¡HÁZME TUYA POR FAVOR!!! -imploró la mujer con desesperación, estaba totalmente dominada por la excitación y el deseo.

Gary no le respondió con palabras ya que se acerco a ella y hundió su cabeza en ese par de deliciosos melones para lamerlos y morderlos con pasión, con sus manos levanto las piernas de su esclava mientras acariciaba su firme trasero, dejando al descubierto su depilado coño el cual comenzó a penetrar con fuerza haciéndola gemir de placer y embestirla con fuerza, el constante mete y saca del pene del chico era lo suficientemente excitante para que ambos amantes sacaran fuertes gemidos de placer.

- ¡¡¡MAS... AHHH... DÉME MUCHO MÁS!!! POR FAVOR AMO ¡¡¡ME CORRÓ!!! -gritó ella al igual que Gary, quién estaba a punto de llegar a su límite, hasta que de una última embestida el chico se corrió dentro de la mujer, llenando su coño con su espeso semen y llegando los 2 al tan ansiado orgasmo.

Una vez que se separaron el tomó a su nueva esclava de la mano y la llevo a la cama para que ambos descansaran un poco, ella recostó su cabeza en su pecho desnudo y el la envolvió en sus brazos.

Gary Oak jamás había experimentado un placer tan grande, pero el sabía que su esclava Musashi era sólo el comienzo. El aún no perdía de vista cual era su verdadero objetivo, uno que hasta hace unos minutos era sólo un agradable sueño erótico y que ahora estaba a punto de volverse una hermosa realidad: Dentro de poco Misty, May, Dawn, Iris y Serena, las bellas acompañantes de Ash y sus verdaderos objetivos no sólo serían sus más fieles admiradoras también serían sus obedientes esclavas sexuales para siempre.

Continuará...
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
702
Buenas madrugadas lectores trasnochadores aquí una nueva publicación por parte de Sombrero loco y Blackcignus.

Un glorioso regreso: La última misión en busca de la bella durmiente.

Dentro de una propiedad cerca de Ciudad Veilstone una hermosa mujer de largo cabello violeta y ojos rojos caminaba alegremente con una bandeja de desayuno en las manos, la cual colocó en un estante a lado de la cama en donde plácidamente duerme un joven de cabello castaño.

—Despierte Amo Gary, el desayuno está servido —llamo tocando su hombro con suavidad y el aludido lentamente comenzó a despertar para encontrarse con la imagen de Musashi usando un sensual baby doll de color rojo que dejaba ver a la perfección sus enormes pechos.

—Buenos días Musashi ¿Como despertó mi hermosa esclava? —pregunto mientras se incorporaba en la cama.

—Muy bien Amo, gracias por preguntar. Como siempre estoy lista para servirlo en todo lo que deseé —afirmo la mujer poniéndose de rodillas —Pero ahora es la hora de su desayuno, mi Señor —Gary Oak tomo la charola del desayuno y comenzó a comer rápidamente ya que tenía bastantes cosas que hacer.

Su mes de vacaciones pagadas tristemente había llegado a su fin, por lo que debería volver al Laboratorio, pero en esta ocasión no para volver a encadenarse al tedioso y monótono trabajo de oficina, sino para presentar su renuncia y partir hacia su verdadero sueño.

Durante ese mes el investigador proveniente de Kanto había avanzado demasiado en su verdadero propósito, durante su primera semana fue capaz de comprender por completo el funcionamiento del Aro Umbreon, el tinte nano-molecular y los lentes de contacto desarrollados por el Team Rocket y usarlos para convertir a Jessie, la fiera y explosiva recluta de la organización criminal, en la sensual, sumisa y eficiente mujer que estaba arrodillada a sus pies.

Durante las siguientes semanas se dedicó a recaudar la mayor información posible acerca de sus siguientes objetivos y prepararse lo mejor posible para su captura. Al no tener problemas para acceder a todas las memorias y experiencias vividas por su alter ego, Musashi le fue de mucha ayuda a Gary otorgándole una gran cantidad de valiosa información sobre las ex-acompañantes de Ash, la cual iba desde los pokémon qué habían capturado y sus formas de combatir, hasta sus hábitos, aficiones y costumbres.

El perverso investigador también aprovechó el tiempo para diseñar varios juegos de sensuales atuendos para su nuevo escuadrón de porristas, su uniforme común consistiría en tenis de plataforma de color blanco y de 6 cm de alto, calcetas a media rodilla también blancas, pantys con una G estampada en el trasero, una falda a medio muslo de color azul con líneas rojas y blancas, una diminuta ombligera a juego con la falda y con un pronunciado escote en forma de corazón para resaltar sus pechos, junto a los clásicos pompones.

Los atuendos de playa consistían en un par de finas sandalias, un pequeño y sugestivo bikini de dos piezas y una banda con la leyenda "Gary Chearleader Team", cuyas iniciales estaban grabadas en la parte superior del bikini; Mientras que el atuendo que usarían en climas fríos se componía de botines blancos con un tacón de 4 cm, medias térmicas, una falda invernal, un saco de lana sin mangas, guantes a la altura del codo y gorros invernales a juego.

También preparó varios archivos que contenían pistas de audio subliminal, diversas escenas pornográficas, algunos ejemplos de elaboradas y sensuales rutinas de porristas y vídeos personalizados de entrenamiento que servirían a modo de tutorial y que tenían el propósito de que sus víctimas rápidamente comprendieran y aceptarán el nuevo propósito de sus vidas; Además de añadir vídeos de varias clases de cocina y limpieza del hogar, estos últimos archivos se debían a que Gary no estaba dispuesto a cometer los mismos errores que tuvo con su primer escuadrón de porristas y para economizar lo más posible.

"Aun no puedo creer todo el dinero que gaste en restaurantes y servicios de limpieza durante mi primer viaje" recordó el joven antes de tomar un vaso de agua "Y en verdad espero que alguna de ellas de verdad sepa cocinar", aunque el chico adoraba a Musashi debía reconocer que a pesar de todos los programas de cocina que la mujer viera su sazón no era muy bueno.

Al estar consciente del tipo de batallas mentales que sus víctimas librarían antes de someterse, Gary comenzó a preparar varios equipos pokémon diferentes, los cuales estaban compuesto de los pokémon que capturó a lo largo de sus viajes por Kanto, Johto y Sinnoh, los cuales estaban perfectamente creados para derrotar a los equipos de sus futuras porristas y reemplazarlos.

Con esos felices pensamientos en su cabeza Gary Oak dejo su laboratorio personal al cuidado de Musashi y se dirigió al Centro de Investigación Avanzada Pokémon.

Al llegar al prestigioso lugar todos sus compañeros de trabajo lo saludaron alegremente a lo que el respondió con una sonrisa y finalmente llegó a la cabecera del centro de investigación en donde lo esperaba su jefe.

Después de unos cuantos minutos en los que el chico le explicó a su superior que renunciaría a su puesto para emprender de nueva cuenta su viaje como entrenador, este accedió a la solicitud del joven aunque con una condición, despues desearle buena suerte a su ahora ex-empleado, y decirle que si llegaba a cambiar de opinión siempre sería bienvenido, dejo marchar a Gary.

3 días después de aquel evento las instalaciones que el nieto del Profesor Oak alquiló como su laboratorio personal estaban totalmente vacías e impecables, listas para ser entregadas, todo rastro que indicará el tipo de experimentos se realizaron en ese lugar había desaparecido por completo y el joven salió de ahí por última vez en compañía de Musashi, ambos debían abandonar la región de Sinnoh y dirigirse a cumplir con una última misión para ser libres por completo.

Región de Hoenn: Una semana después

Bitácora de Viaje. Día 6.

Mi hermosa asistente Musashi y yo acabamos de dejar Ciudad Fortree, en donde conseguimos provisiones, antes de dirigirnos a una parte poco explorada dentro de los bosques de Hoenn. Nuestro propósito es resolver el misterio de un antiguo castillo, el cual fue recientemente descubierto por una fotografía satélital, y encontrar algún rastro de la "Bella Durmiente".

Bitácora de Viaje. Día 9

Tras 3 días de viaje dentro del escarpado e inexplorado bosque finalmente hemos podido llegar a las coordenadas indicadas por el satélite y mi sorpresa fue enorme al encontrar una derruida estructura, que aún conservaba un poco de su antiguo esplendor, y que sólo podría ser descrita como un castillo, ...

—Parece que aqui no hay nada Musashi —comento el chico algunas horas después de haber entrado a las ruinas del castillo y explorarlas con cuidado —Bueno pensaba que está misión sería una pérdida de tiempo o una burla, pero el castillo existe.

"Si tan solo me hubieran dado más misiones de campo, tal vez aún seguiría con la investigación" pensó el chico, pero rápidamente movió su cabeza en señal de negación "Eso no importa ya. Mi verdadero sueño está a esperándome, aunque debo admitir que no todo es malo, me ahorraron los gastos de venir a Hoenn..." reflexionaba el castaño cuando un fuerte grito lo saco de sus pensamientos.

Gary de inmediato volteó hacia todos lados de la habitación, pero se encontraba totalmente solo, de inmediato saco a Umbreon de su pokebola y se puso a revisar la habitación con cuidado en busca de su hermosa asistente.

Rápidamente la evolución tipo Siniestro de Eevee encontró una especie de trampilla que conducía a un túnel, al parecer Mushasi en un descuido debió de haberla activado, y al no tener más opción Gary y su pokémon también activaron la trampilla cayendo por el túnel hasta llegar a una especie de sótano.

—Auch, eso dolió mucho —mencionó una adolorida Musashi mientras tocaba su precioso trasero con sus manos y su Purrloin estaba junto a ella, al parecer había caído de senton en el duro suelo, pero Gary no había sufrido ningún daño gracias al ataque Psíquico de Umbreon, una vez reunidos ambos examinaron el lugar en donde se encontraban en busca de alguna manera de salir.

El sótano era una fría habitación de piedra sin ningún tipo de puertas o ventanas, lo único que había en aquella estancia era un pedestal de piedra en el centro de la misma, encima del cual se encontraba un hermoso cristal de color azul atado al suelo mediante gruesas cadenas, cuando ambos se acercaron al misterioso objeto pudieron ver que en su interior se encontraba una pequeña figura de color negro de apariencia humana, aparentemente dormida en posición fetal; su cabello era verde, sus piernas blancas y en su cabeza tenia un adorno con forma de clave de sol.

— ¡¡¡Meloetta!!! —menciono la mujer al reconocer al pokémon legendario que su alter ego ayudo a capturar en la región de Unova para liberar el poder del Trío de las Nubes, dejando completamente sorprendido al chico al estar frente a uno de los pokémon más raros del mundo y de inmediato uso el programa de sueño para ver dentro de la mente de la pokémon.

"¿Quien eres? Y lo más importante ¿Como es que estas hablando conmigo?" pregunto la pokémon melodía confundida al sentir la presencia del chico dentro de su mente.

—Mi nombre es Gary Oak, mi asistente Musashi y yo nos encontrábamos investigando este castillo cuando caímos en un túnel que nos trajo aquí, estoy hablándote gracias al poder de mi amigo Umbreon —respondió el joven.

"Mucho gusto Gary Oak y disculpa mi rudeza inicial, pero imaginarás que no estoy muy acostumbrada a las visitas y menos aún cuando son tan personales y repentinas" se disculpo la pokémon dejando salir un suspiro de melancolía.

—Espero no ser irrespetuoso, pero me gustaría saber ¿Por que te encerraron aquí en primer lugar? —pregunto Gary intrigado y con genuina curiosidad.

"En realidad fue por una tontería. Sólo hice que la reina de este castillo bailará desnuda frente a su corte ¿Acaso eso tenía algo de malo?" dijo la Meloetta ante la pregunta de Gary "Después de eso el Rey se enfureció y de inmediato mando a llamar a un guardián del aura para que me capturara, un tal Sir Aaron vino en su ayuda y usando sus poderes aura me encerró en este cristal, en el cual he estado desde entonces".

— ¡Eso suena muy injusto pequeña! —respondió Gary muy interesado en la conversación.

"Verdad que si, yo sólo estaba jugando un poco" respondió Meloetta bastante triste.

—Dime algo preciosa ¿Te gustaría ser libre una vez más? —preguntó Gary recibiendo una sonrisa llena de felicidad de la pokémon.

— ¡Umbreon usa Bola Sombra en los grilletes! —ordenó Gary a su pokémon siniestro, quien de inmediato arrojó el ataque a la base de las cadenas que cubrían el cristal destruyéndolas por completo, de pronto este empezó a resquebrajarse hasta romperse en mil pedazos y dejando libre a la pokémon Normal/Psíquico.

"¡Libre soy, libre soy!" clamó alegre mientras bailaba en el aire.

— ¿Debes estar feliz, no? —pregunto Gary ante el espectáculo que era ver a tan singular pokémon con sus propios ojos.

"¡Por supuesto que lo estoy! ¡Estoy tan feliz que creo que cantaré!" respondió la pokémon y de pronto una dulce melodía resonó en las paredes del viejo castillo.

Gary estaba absolutamente impresionado por lo que tenía enfrente, después de todo escuchar cantar a uno de los pokémon más raros que existían no era algo que se veía todos los días, pero en ese momento vio algo que llamó su atención: Musashi y su Purrloin empezaron a bailar felizmente siguiendo el ritmo de la melodía y por más que Gary las llamaba ninguna de las 2 le respondía. No fue hasta que la pokémon melodía termino su canción cuando ambas féminas volvieron en si.

— ¿Sucede algo, Amo? —preguntó Musashi confundida al ver la expresiones de sus acompañantes, desconcertada en el caso de Gary y alegre en Meloetta, y el felino hacia lo mismo que su entrenadora.

"Tranquilízate Gary ¿Recuerdas que te comente que hice bailar a la Reina desnuda?" le pregunto la pokémon mediante telepatía y el chico asintió "Mis canciones pueden influir en las emociones de quienes las escuchan, pero mi poder siempre ha funcionado mucho mejor con las chicas"

El escuchar aquella información de inmediato despertó el interés de Gary, quien no pudo evitar imaginarse a todos sus futuros objetivos bailando sensualmente para él mientras estaban bajo el influjo de Meloetta, esa breve fantasía lo hizo sonreír de felicidad, pero debía volver a la realidad.

—Algo me dice que el asunto de la reina no es la única "travesura" que has hecho —afirmo Gary de manera mordaz, lo cual hizo sonrojar ligeramente a la pokémon.

"Bueno, bueno tal vez en el pasado fui un poco traviesa, pero no es nada del otro mundo" respondió Meloetta bastante nerviosa.

—Amo, tal vez debería de ver esto —dijo Musashi mientras le señalaba unas placas hechas de bronce que se encontraban justo en donde habían estado los grilletes de las cadenas que retenían el cristal.

Gary observo cuidadosamente el descubrimiento que había hecho su asistente, en cada una placas se encontraban escritos en bajorelieve que describían varios sucesos relacionados con Meloetta.

En la primera placa se podía ver el dibujo de varias personas que bailaban de manera frenética y los símbolos tallados en la base indicaban que aquellas personas bailaron por 30 días y noches sin descanso, la gran mayoría hasta morir.

"¡En ese pueblo fueron muy malos conmigo! ¡Además de que intentaron capturarme!" alegó Meloetta en su defensa.

En otra placa se veía como un grupo de mujeres parecían estar atando a hombres a unos árboles y saqueando una cosecha de frutas y los símbolos indicaban que la cosecha fue completamente saqueada.

"¡Esos egoístas no querían compartir su fruta conmigo! Yo tenía hambre y solo quería un poco" respondió con tristeza, pero la pokémon acababa de darse cuenta de un pequeño detalle que hasta el momento había pasado por alto.

"¿Espera esa chica te ha estado llamando Amo? ¿Acaso eres un miembro de la realeza?" preguntó la pokémon intrigada por el modo en que Musashi trataba a Gary.

—Por increíble que parezca no soy de realeza, pero eso no implica que no haya encontrado el modo para obtener los beneficios que merezco —respondió el chico altaneramente y la pokémon la vio interesada.

"Algo me dice que tú y yo nos llevaremos muy bien ¿Pero que fue lo que hiciste?" comentó la pokémon melodía con interés y se acercó más al humano.

—Digamos que antes Musashi era muy diferente, era una mujer terca y desobediente que siempre se metía en problemas hasta que le enseñe el buen camino y la convertí en mi hermosa y obediente esclava personal.

"¡Y dicen que la traviesa soy yo! Sin duda eres un chico muy malo Gary Oak ¿Pero sabes algo?" comentó la pokémon singular ganándose la atención del castaño. "¡Me encantan los chicos malos! Y algo me dice que ella no será tu única travesura ¿O sí?" dijo con una sonrisa señalando a Musashi.

—En efecto, aún me faltan algunas "travesuras" más, pero dejando eso de lado ¿No te gustaría conocer el mundo y divertirte un poco mientras me ayudas? Imagino que no querrás aquí para siempre, los alrededores del castillo están desiertos y mucho más afuera hay demasiados cazadores que sin duda irían tras de ti para venderte al mejor postor.

"Muchas gracias por la oferta y sobre todo por liberarme, pero déjame dejarte algo muy en claro humano ¿Que te hace pensar que debería ir contigo? Imagino que con lo que te he contando ya deberías saber de lo que soy capaz si me hacen enfadar" respondió la pokémon de manera altanera y soberbia, pero para su sorpresa el chico no hacía más que sonreír.

—Eso lo sé a la perfección, preciosa. Es precisamente por eso que me gustaría que vinieras, pero si te niegas yo no te obligare —dijo el investigador de forma bastante segura y convincente.

—Aunque si me gustaría advertirte que el mundo ya no es como tú lo recuerdas, preciosa, y a menos que quieras terminar encerrada de nuevo tendrías que ser menos notoria. Así que te pido que consideres de nuevo mi propuesta, te estoy ofreciendo libertad y protección, además de la oportunidad de divertirte —dijo Gary con calma, pero la pokémon sólo se río.

"No me hagas reír humano ¡Los únicos de tu clase que podrían llegar a atraparme son los guardianes aura!"

—Veo que no conoces las pokébolas —respondió Gary con una inusitada calma que desconcertó a la pokémon melodía.

"¿Poké que?" preguntó intrigada y el chico tomo una pokebola de su cinturón y la lanzó al suelo.

— ¡Ve Blastoise! —y para sorpresa de Meloetta la poderosa evolución final del inicial tipo Agua de la región de Kanto salió de esta.

—Esto es una pokébola, linda. Y sin importar que tan grande o poderoso sea un pokémon puedo capturarlo con ella —respondió antes de devolver a su primer pokémon y dar por terminada la demostración, dejando helada a la "bella durmiente".

"¡¡¡Eres un hechicero!!!" dijo Meloetta totalmente impresionada y ligeramente asustada "Por favor perdóneme señor, yo sólo estaba jugando, con gusto me pondré a sus servicios" respondió la pokémon al inclinar suavemente la cabeza.

—Asi me gusta preciosa —respondió el joven Oak con una sonrisa triunfante, después de todo no todos los días pones a uno de los pokémon legendarios más raros a tu servicio —Te prometo que te divertirás mucho.

—Amo Gary ¿Qué haremos con el informe para el Centro de Investigación Avanzada Pokémon? —pregunto Musashi mientras se acercaba a donde estaba el chico.

—Es cierto, por poco lo olvido. Lo primero que haremos es tomar fotos del castillo y de sus alrededores, pero obviamente no les diremos nada acerca de nuestro hallazgo más importante —respondió el chico mientras veía a Meloetta.

De esa manera salieron de aquel calabozo y empezaron a tomar fotografías del castillo, lo cuál dejó aún más impresionada a la pokémon legendario.

— ¿Amo Gary. Nos llevaremos las placas de bronce? —preguntó Musashi señalando las placas que contaban la historia de Meloetta.

—No, hay tomarles fotos que conservaremos para nosotros y luego las destruiremos. No quiero que nadie se enteré de lo que nuestra nueva y preciosa acompañante es capaz hasta que sea el momento adecuado —ordenó Gary y Musashi de inmediato comenzó a obedecer.

"¿Y qué planes tienes para mí, hechicero Gary?" preguntó intrigada la pokémon melodía.

—Tú me ayudarás a que unas hermosas chicas descubran cual es su verdadero destino al igual que como yo lo hice con Musashi.

"Ahora veo ¡Con lo mucho que me gustan las canciones de amor!" respondió la pokémon melodía emocionada antes de comenzar a entonar una dulce canción y para sorpresa del jóven investigador en cuanto la melodía salió de los labios de Meloetta, el cuerpo de Mushasi empezó a ondular con la música mientras empezaba a desprenderse de sus prendas hasta quedar totalmente desnuda realizando una sensual danza en el proceso.

—Eso fue maravilloso, preciosa —respondió el chico asombrado al ver como la fantasía que había tenido hace unos momentos se volvía realidad frente a sus ojos.

Unos horas después en el campamento que hicieron en el bosque mientras que Gary estaba un poco alejado hablando mediante su Holomisor.

— Así que "La Bella Durmiente" es una estatua hecha en plata de una Meloetta recostada como si durmiera —dijo el investigador en jefe al ver las fotos que Gary le había enviado.

—Eso significa que los antiguos pobladores de Hoenn en verdad conocían a Meloetta. Esto es un hallazgo sin precedentes, dentro de poco enviaremos a un equipo para recuperar la estatua.

—Le deseo que tenga mucha suerte en su nuevo viaje joven Oak y le pido que este atento para que pueda ver su nombre en las noticias cuando anunciemos este gran descubrimiento —menciono el investigador a cargo del Laboratorio de Investigación Avanzada Pokémon.

— ¡Muchas gracias Señor! —respondió amablemente el investigador proveniente de Kanto antes de terminar la comunicación.

—Pensé que nunca terminaría —comentó al volver al campamento en donde Musashi, por instrucción suya, tomaba nota de las bayas preferidas de Meloetta. Mantener a la pokémon contenta era vital en sus nuevos planes.

—Bueno ahora somos libres ¡Y es hora de ir a lo que realmente me importa! Musashi ¿Ya investigaste acerca de lo que te pedí? —le preguntó Gary a su leal asistente quien asintió de inmediato.

—Por supuesto mi Amo, al parecer algunas de las bobas se encuentran en esta región, pero la más fácil de encontrar es ella —respondió la mujer mientras sacaba una tableta y le mostraba que estaban transmitiendo una entrevista en vivo a la ganadora de un Concurso Pokémon.

"Esa chica es muy bonita. Ahora entiendo por que quieres que use mi música en ella" mencionó Meloetta, quién se acercó curiosa para ver el extraño dispositivo.

"Vaya esto si que es una agradable sorpresa. Quien pensaría que la primera en convertirse en mi hermosa y fiel porrista serías tú: Serena" pensó Gary viendo con lujuria las bellas facciones de la chica de cabellos color miel.

Continuará...
 

Capturo a Sakura Kinomoto
Registrado
11 May 2014
Mensajes
83
Ubicación
Tomoeda
ahora gary tiene una ayudante muy poderosa, eso da mas al ambiente de pokemon ahora que Meloetta tiene que ayudarlo y Serena sera la siguiente
un buen relato da curiosidad lo que viene
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
702
Tanto tiempo sin vernos saben mientras el foro estuvo cerrado mi socio y yo probamos suerte en Wattpad con resultados un poco bueno inusuales ganamos seguidores y eso pero parece que somos muy "fuertes" para su gusto es bueno estar de regreso.

Ahora sin más por el momento la continuación de esta historia.

Capturando una estrella.

En una hermosa y estrellada noche en la región de Hoenn podemos ver cómo una joven y su pokémon estaban alistando su campamento en un agradable prado de flores junto a un riachuelo.

—Buen trabajo Slyveon, pero ya es hora de ir a dormir —le agradeció la joven a su pokémon tipo Hada después de haber terminado su trabajo, la misteriosa chica se trataba nada más y nada menos que de Serena, la hermosa y talentosa performer originaria de Kalos la cual acompañó a Ash en su viaje por su región natal y quien ahora estaba emprendiendo su propio viaje.

Tras verificar que todo estaba en orden y ponerse la pijama la performer y coordinadora se preparaba para ir a dormir y estaba por regresar a su pokémon, pero en ese momento un sonido proveniente de unos matorrales cercanos llamó su atención por lo que ella y su pokémon se acercaron lentamente, listas para pelear en caso de ser necesario, cuando un pokémon de pelaje oscuro y con anillos de color dorado rodeándo sus orejas, sus patas y su cola salió de entre los matorrales.

— ¿Un Umbreon? —se preguntó con curiosidad la intrigada chica al reconocer a la evolución del tipo Siniestro de Eevee mientras sacaba su Pokédex para buscar más información, cuando se percato de un alarmante detalle.

—Parece que esta lastimado ¡Sylveon quédate con el en lo que traigo algo con que curarlo! —fue la indicación que la chica le dio a su amiga en cuando notó que el pokémon siniestro no podía caminar bien, la evolución tipo Hada de Eevee asintió inmediato y se acercó a su contraparte del tipo Siniestro, mientras Serena corrio de vuelta a su campamento

Fue después de unos instantes cuando la chica volvió con un botiquín en sus manos y se acercó al pokémon con una Superpoción en sus manos —Tal vez te arda un poco, pero necesito curarte —pidio la performer con una sonrisa antes de tomar su pata con cuidado y aplicar la medicina.

— ¿Te sientes mejor Umbreon? —preguntó Serena preocupada recibiendo una cabezada de asentimiento del pokémon luz de luna —Muy bien, ahora sólo hace falta ponerte una venda para cubrir la herida— comentó alegre, pero cuando se acercó para ponerle la tela notó que el pokémon un extraño collar en su cuello, del cual empezó a surgir una extraña energía.

— ¿Que esta...pasando? —se preguntó Serena confundida al sentir que su cuerpo no respondía y comenzar a sentirse muy adormilada, ella le dio una rápida vista a su Sylveon sólo para comprobar que a su amiga le estaba pasando lo mismo, antes de que ambas cayeran en un profundo trance.

Fue entonces cuando una figura oculta por fin hizo su aparición: Meloetta salió de su forma invisible y comenzó a flotar alrededor de la hipnotizada chica y su pokémon, y tras confirmar que ambas féminas estaban en trance hizo contacto con Gary a través del intercomunicador que el chico le dió.

“Hechicero Gary ¡La estrellita ya cayó!” reportó la pokémon melodía muy impresionada ante el efecto que sus ojos veían.

— ¡Perfecto! ¡Ahora traela ante mi! —ordenó Gary alegremente.

“Enseguida” respondió Meloetta antes de ponerse frente a sus presas y comenzar a entonar una suave melodía que hizo que la chica y su pokémon comenzarán a seguirla.

No muy lejos de ahí se encontraba Gary, quién al escuchar la maravillosa noticia no pudo evitar dejar volar su imaginación.

Serena, aquella linda y tímida niña que conoció en el Campamento de Verano de su abuelo hace varios años había crecido para convertirse en una hermosa mujer. Y ella estaba bailando para él tal y como lo hacía en sus performance, pero con la diferencia de que estaba usando un atrevido conjunto de lencería de color azul en lugar de su vestido, mientras que le suplicaba que la hiciera suya con esa voz tan dulce y encantadora...

—Amo Gary — dijo “Serena”
... antes de que el chico volviera a la realidad y se diera cuenta de que era Musashi quién le hablaba.

—Amo, Meloetta se acerca a la orilla del precipicio junto a la chica —repitió la mujer de largo cabello morado mientras le señalaba el como Serena y su Sylveon se acercaban siguiendo a Meloetta.

—Muy bien, ahora usa a tu Mr. Mime como lo practicamos —pidió amablemente el joven entrenador.

—Como tu digas, Amo —respondió la mujer antes conocida como Jessie mientras sacaba una de sus pokebolas para liberar al pokémon barrera.

“Aún no entiendo porque necesitamos de un plan tan complicado si fue muy fácil traerla hacia nosotros” comentó Meloetta una vez que llegó junto a Gary mientras que veía como Serena y su pokémon eran elevada en pleno aire gracias el poder psíquico del pokémon Psíquico/Hada de Musashi.

—Por de esa manera me aseguró de que nadie sospeche que ella fue secuestrada y asi tengo a mi disposición todo el tiempo necesario para realizar cualquier tipo de cambio que deseé, mi querida Meloetta —respondió el chico con una sonrisa mientras sacaba una baya Lantano para dársela a la pokémon singular, quién la aceptó con gusto.

Unas horas después la hermosa chica de cabellera color miel comenzó a despertar completamente confundida, ya que lo último que recordaba era haber ayudado a aquél Umbreon.

— ¿En donde estoy? —se preguntó intrigada, y ligeramente asustada mientras que veía a su alrededor con interés en busca de alguna pista que le indicará su ubicación o en donde estaban sus queridos pokémon, pero era inútil ella se encontraba en una amplia habitación de color blanco, sin ningún tipo de decorados ni ventanas, dónde solo había una cama y un par de puertas, una de las cuales conducía a un baño y la otra a un amplio pasillo.

—Es mejor que busque una salida —dijo Serena cuando salió de aquella habitación y comenzó a caminar por el largo pasillo, el cual al poco tiempo se conectó con otro corredor.

— ¿Que clase de lugar es este? —se preguntó la chica algo asustada al notar la falta de ventanas y que todas las puertas que encontraba parecían estar cerradas con llave, Además de que al igual que la habitación todo era de un inmaculado color blanco, pero su sorpresa creció aún más cuando pasó por un espejo de aspecto antiguo que estaba empotrado en la pared.

— ¡Por Yveltal! ¡¿Que demonios estoy usando?! —exclamó en el momento en que vio la imagen que el espejo le devolvía. Todo ese tiempo la chica dio por hecho que aún estaba usando su pijama, pero en lugar de eso tenía puesto el conjunto mas atrevido que jamás había usado en su vida y el cual consistia de una panty de encaje azul, casi transparente, y de un sostén de media copa a juego, casi traslúcido.

— ¡No puedo salir viéndome así! —gritó Serena aún más asustada, cuando casi por instinto jalo una cortina que estaba cerca para cubrirse un poco.

— ¿Pero que clase de lugar es este? —se preguntó aún más confundida que antes al ver que el lugar de donde tomo la cortina era una ventana que estaba sellada con ladrillos de color blanco — ¡Debe existir una forma de salir de aquí! —dijo la chica, quién ya estaba perdiendo la calma, mientras empezaba a recorrer el lugar.

“Lo veo y no lo creo ¡Ese hechizo en verdad funcionó!” se dijo Meloetta, quién estaba oculta para no ser descubierta por la chica, y no podía ocultar lo impresionada que estaba por la escena que ocurría frente a ella mientras recordaba lo que había pasado en cuanto llegaron a esa mansión abandonada.

—Las ventanas están bloqueadas y no encuentras la salida, sientes que estás atrapada en un enorme laberinto —fue lo que Gary le recitó a una indefensa Serena.

— Las ventanas están bloqueadas y no encuentro la salida, siento que estoy en un enorme laberinto —respondió la chica de manera mecánica y con la mirada perdida

“¿Esta seguro de esto, hechicero Gary?” preguntó la pokémon melodía con intriga, pero sin admitir que encontraba un poco tonto todo aquello.

— ¿Acaso estas dudando del Amo Gary, muñequita de trapo? —le dijo Musashi de manera desafiante mientras le sacaba la lengua, sin duda aquella mujer era un idiota al atreverse al faltarle el respeto


¡Vuelve a decirme así maldita humana y te juro por la llama parlante de Arceus que te pondré a bailar sobre carbones encendidos hasta que no quede nada de tí!” respondió Meloetta totalmente furiosa.

— ¡Si no guardan silencio voy a castigarlas a ambas! —las reprendió Gary molesto por haber sido interrumpido.


Lo siento mucho, hechicero Gary. Pero aún me cuesta entender tu poder, aunque estoy segura de que este debe de tener un límite ¿No?” si bien sabía que aquel chico era un hechicero, debía averiguar primero cual era el verdadero alcance de sus poderes ya que no se mantendría al servicio de un debilucho o un mago amateur.

—Lo siento mucho mi Amo, no volverá a suceder —respondió la chica mientras se ponía de rodillas ante el chico y agachaba la cabeza en señal de sumisión, antes de mirar con furia a la pokémon —Y en cuanto a ti no te atrevas a cuestionar de nuevo el poder del Amo Gary o sino...

—Basta Musashi, no necesito que se estén peleando —intervino el joven colocando un dedo en los labios de su asistente. —Recuerden que el objetivo de ambas es ayudarme a que mi sueño se convierta en realidad y para conseguirlo deberán de trabajar en equipo ¿Lo entienden?

—Si, Amo/Hechicero Gary, no volverá a suceder —respondieron ambas féminas al unísono, aunque sin dejar de mirarse con furia la una a la otra.

—Muy bien preciosas, aunque debo reconocer que Meloetta tiene razones muy válidas para dudar. Al principio ni yo mismo creía que este poder pudiera ser real, es por eso que creo que necesitamos de una demostración que le quite todas sus dudas a nuestra nueva ayudante ¿No lo crees, Musashi?

— Por supuesto, mi Amo —respondió Musashi alegre y rápidamente tomó su tableta para buscar un archivo de video con su mismo nombre y la conecto a la televisión del lugar.

Para la sorpresa de Meloetta unas imágenes comenzaron a aparecer en aquella enorme pantalla que hasta el momento estaba en blanco. Lo primero que se veía era como la chica de cabello morado estaba en cuatro patas diciendo varias cosas sin sentido.

—Puta...lubricante...Yo...ordenó...

Después de unos minutos se arrodilló y comenzó a simular que le hacia una felación a alguien que no estaba ahí, alternando eróticos sonidos de succión con más palabras sin sentido

—No... resistas... yo... ordenó...

Tiempo después el cuerpo de la mujer comenzó a convulsionarse con fuerza mientras más y más palabras sin sentido salían de su boca y tras un último ataque de convulsiones Musashi abrio los ojos.

—Señor Gary, gracias a usted finalmente soy libre para servirle —respondió la Musashi del vídeo mientras se levantaba de la cama.

—Y eso es lo que muy pronto le pasará a esa hermosa chica —comento Gary en un tono mordaz mientras la escena de su primera vez con Musashi se reproducía en la pantalla para beneplácito de la chica, quién comenzó a tocarse al recordar el momento más feliz de su vida, y para la gran sorpresa de la pokémon.


Bueno, creo que me divertire un poco con esta chica antes de que se vuelva igual de santurrona que la otra” pensó Meloetta al terminar de recordar y comenzar seguir a la joven performer.

Por su parte Serena aún caminaba por los pasillos del lugar sin poder encontrar una salida, solo había puertas y ventanas cerradas junto con pasillos sin final y para empeorar la cosas sentia una horrible sensación, como si estuviera siendo vigilada por alguien.

— ¿Ahora hacia donde voy? —se preguntó la chica asustada mientras se aferraba con fuerza a la cortina que cubría su cuerpo, ya que al llegar al final de aquel camino se encontró con que este ahora se dividía en 2 nuevos e interminables pasillos, pero pronto algo llamó su atención, eran sonidos de pasos y pequeñas risas.

— ¿Hola? ¿Hay alguien ahí? —preguntó titubeante y tratando en vano de ocultar el miedo que sentía, pero no hubo ninguna respuesta y solo alcanzó a ver como una sombra pequeña se escabullia hacia el corredor izquierdo

— ¡Espera! ¡Por favor, ayúdame! —suplico Serena antes de comenzar a seguir a la sombra por los pasillos.

Aunque el color del pasillo seguía siendo blanco, para la joven performer tenía un aire aún más siniestro que antes y al llegar a una nueva intersección sintió como algo venía rápidamente detrás de ella y al pasar a su lado tomo con fuerza la cortina que llevaba puesta y se la arrebató.

— ¡Espera! ¡Por favor devuélveme eso! —pidio la chica mientras usaba sus manos para cubrirse y veía como aquella sombra se reía de ella antes de dar vuelta hacia la derecha.

Sin tener más opciones decidió perseguir a aquella misteriosa figura, parecía que la habia perdido de vista cuando vio como lentamente una puerta se cerraba.

— ¡Esa debe ser la salida! —dijo emocionada mientras se encaminaba a la puerta y la abría con decisión para darse cuenta que detrás de ella sólo había un enorme y oscuro precipicio.

— ¡AHHHH! —grito Serena mientras su hermoso rostro se tornaba totalmente azul del miedo y sus ojos se quedaron en blanco antes desmayarse.

Que decepción ¡Yo quería jugar un poco más! Pero ya no me caben dudas de que ese tal Gary realmente es un hechicero muy poderoso y más me vale no hacerlo enojar o podría encerrarme de nuevo” admitió Meloetta impresionada, mientras observaba el enorme y hermoso jardín frontal de la mansión antes de cerrar la puerta.

La pokémon melodía rápidamente fue a la estancia principal, en donde tomó un reproductor de música, y regreso a donde había dejado a la inconsciente Serena activando el dispositivo mientras comenzaba a entonar una melodía un poco siniestra.

¡Esto será muy divertido!” pensó la pokémon singular de Unova con malicia mientras miraba como Serena se retorcía en el suelo, ya que gracias a su canción la chica estaba recordando sus peores experiencias una tras otra, como si se tratara de una pesadilla, pero sin ser capaz de despertar

Unas horas más tarde la performer despertó de una manera muy abrupta, cortesía del ataque Hipervoz de Meloetta — ¿Que pasa aquí? — preguntó Serena muy asustada mientras que unas cuantas lágrimas surcaban su rostro.

— ¿Dormiste bien, mi bella durmiente? —preguntó una voz masculina que no conocía, aunque tampoco podía negar que había algo muy familiar en ella, y al levantar la mirada vio que un joven alto de cabello y ojos castaños frente a ella.

— ¿Gary Oak? —se preguntó la oriunda de Kalos muy confundida y sorprendida de ver al chico que no dejaba de molestarla a ella y a Ash en aquel lejano campamento de verano, fue entonces cuando intentó inútilmente ponerse de pie.

— ¡Cuanto tiempo sin vernos y me reconoces a la primera, estar en los recuerdos de una chica tan hermosa como tú me hace sentir halagado! —respondió amablemente el joven investigador, aunque rápidamente se dió cuenta de que ella no le tomó mucha importancia a su cumplido.

— ¿Oye Gary tú sabes lo que me esta pasando? ¿Sabes por qué no puedo moverme? —preguntó asustada la performer y coordinadora, esperando que aquel viejo conocido pudiera ayudarla.

—Claro que lo sé preciosa, tú no puedes moverte por qué yo te lo ordené antes de que despertarás y sólo podrás moverte hasta que yo te lo ordené —respondió Gary sintiendo gran satisfacción por el poder que tenía sobre la joven.

— ¿Que has dicho? —preguntó sin darle crédito a lo que acababa de escuchar y cuando se disponía a hablar de nuevo una melodiosa voz respondió a la pregunta que no pudo formular.

“¡El hechicero Gary te ha embrujado!” canturreo Meloetta antes de aparecer detras de Gary y posarse en su hombro.

— ¡Y a partir de ahora no puedes desobedecer ninguna orden que te de nuestro sexy Amo! —respondió una mujer de larga cabellera color morada, quien apareció a un lado de Gary y que por alguna razón a Serena le parecía un poco familiar, como si ya la hubiera visto en otro lugar.

—En resumen ¡Si te digo levántate y salta en un pie! Obtendrás la respuesta que tanto buscas —dijo Gary de forma mordaz mientras que la chica entraba en pánico al ver que su cuerpo se movía en contra de su voluntad y comenzaba a realizar aquella ridícula orden

— ¡Que alguien me ayude por favor! —gritó Serena totalmente asustada intentando llamar la atención de alguien o al menos detenerse para intentar escapar.

— ¡Grita todo lo que quieras, pero nadie te escuchara! —dijo Musashi burlonamente.

“Y tampoco podrás escapar de aquí estrellita. Asi de simple” continuó la pokémon melodía, emocionada por el espectáculo que tenía enfrente.

— ¿Pero que vas a hacer conmigo? —preguntó asustada aún intentando detenerse.

—Me alegro de que finalmente lo preguntarás —admitió el chico con una radiante sonrisa de triunfo que no lo dió una buena espina a Serena, y el sé percató de ello —Nada malo, preciosa, te lo aseguro. Es sólo que tendrás el gran honor de ser una de mis nuevas porristas.

— ¿Que? ¡Estas loco! ¡¡¡Eso jamás pasará!!! —respondió Serena furiosa, pero su respuesta en lugar de enfurecer al chico lo hizo reír.

—Serena, en verdad creí que eras más lista, pero veo que pasar tanto tiempo con Ash te contagio un poco de su estupidez —comentó Gary de manera casual causando que el rostro de la chica se tornará totalmente furico, si había algo que no soportaría de nadie es que insultaran al valiente chico cuyos recuerdos guardaba en su corazón como un invaluable tesoro.

—Escúchame muy bien imbécil ¡Aquí el único estúpido eres tú! ¡Y por nada del mundo te atrevas a insultar a Ash! ¡¡¡TÚ NO ERES NADIE COMPARADO CON ÉL!!! —gritó la chica con una furia que jamás había sentido en su vida.

En un principio el chico estaba disfrutando de la actitud desafiante de su nueva víctima, pero en el momento en que ese comentario salio de sus labios perdió por completo la paciencia.

— ¡¿Como te atreves a compararme con ese patético pierde Ligas?! ¡¡¡Yo soy Gary Oak, el entrenador pokémon más grande de la historia!!! —gritó el castaño liberando su furia, mientras que Musashi y Meloetta intentaban tranquilizarlo.

—Escúchame muy bien Serena, en muy poco tiempo tú estarás vitoreando mi nombre, pero no solo eso también podré hacer lo que quiera con tu sexy cuerpo y la mejor parte es que lo vas a disfrutar mucho! ¡Recuerda que dentro de muy poco tiempo el único propósito de tu existencia va a ser adorarme y cumplir todas y cada una de mis órdenes! —respondió el chico con una voz fría y tranquila antes de abandonar la habitación junto a Musashi y Meloetta, dejando a Serena saltando sin control alguno.

Continuará...
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
702
Buenas amigos aquí este equipo de escritores presentando un nuevo capitulo de está historia esperando que sea de su agrado esperando sus comentarios críticas y propuestas para nuevas historias.

Corrompiendo con lujuria un corazón puro parte 1

Durante cuanto tiempo estuvo Serena saltando en un pie después de que Gary se fuera, ni ella misma lo sabia, sólo supo que de un momento a otro dejo de pasar y fue entonces cuando se desplomó en la cama y se quedó dormida enseguida.

A pesar de la bizarra situación en la que se encontraba ella podía dormir muy bien, sin embargo sus sueños estaban repletos de voces masculinas y femeninas que le repetían frases que apenas era capaz de entender: Sumisa... Obediente... Sensual... eran las palabras más frecuentes en su mente y se entrecruzaban con un sinnúmero frases que no era capaz de comprender.

De la misma manera podía sentir claramente como unas hábiles y delicadas manos recorrían su cuerpo, desde sus pequeños y cuidados pies hasta sus generosos y deliciosos pechos, bastante desarrollados para su edad, haciendo que tuviera un ataque de placer culposo.

— ¡Paren de hacer eso, por favor! —pidio Serena con la voz excitada, a la que cada vez le era más difícil respirar gracias a sus constantes gemidos, pero en lugar de escuchar sus súplicas aquellas manos comenzaron a atacar sus zonas erógenas con mayor intensidad y cuidado que antes.

— ¡Por favor, no! —suplico la chica en vano, mientras el placer que recorría su cuerpo era cada vez mayor, comenzando a lubricarse hasta que...

— ¡Despierta ya, tonta durmiente! —ordenó la voz de una misteriosa mujer, la cual despertó abruptamente a la chica. Y frente a ella estaba la mujer de rosada cabellera que acompañaba a Gary la noche anterior y que estaba usando el conjunto más atrevido que ella jamás había visto.

Unas ajustadas medias gises y zapatillas de tacón a juego cubrian sus hermosas piernas, una diminuta tanga gris platino, que solo alcanzaba a cubrir lo apropiado, y un sostén de encaje, a juego con el resto de su atuendo, y que apenas era capaz de contener las tremendas esferas de carne que la mujer ostentaba con orgullo en el pecho.

Serena, quién se habia quedado muda y muy avergonzada ante la sensual escena que estaba frente a sus ojos — ¿Que significa tu apariencia? —se atrevió a preguntar con una mezcla de intriga y vergüenza, temiendo que aquella mujer tuviera un atuendo similar para ella.

— ¡Tranquilízate puritana! En este lugar no hay nadie más aparte del Amo Gary, aquella Meloetta insolente y nosotras dos —respondió la mujer sin complejos y adivinando el temor de la chica.

— ¿Y cómo puedes vestir de esa manera? — preguntó la chica, intentando comprender a aquella mujer.

— ¡Porque las órdenes del Amo son sagradas! Si el Amo me lo ordenará con gusto sería capaz de caminar por una transitada calle únicamente cubierta por el aire a mi alrededor —respondió la mujer de cabello rosa con orgullo.

— ¡Pero el esta enfermo! ¡Es solo un idiota, egocéntrico y pervertido...! —respondió Serena, aunque fue interrumpida por la sorpresa de sentir un fuerte y veloz azote en su desarrollado y firme trasero, el cual sorprendió a Serena no solo por su fuerza sino por la velocidad casi sobrehumana del movimiento, aunque ella ya esperaba una reacción similar, después de todo ya había comprendido que su captora era una torcida fanática.

— ¡Vulgar e irrespetuosa mocosa! ¡No entiendo en lo más mínimo que es lo que Amo Gary ve en ti, pero yo te haré que aprendas a respetarlo! —dijo Musashi completamente furiosa y remarcando cada palabra con un azote, mientras que Serena intentaba por todos los medios posibles mantener la compostura, pero le fue imposible seguir resistiendo la eficaz y placentera tortura que aquella mujer le estaba dando.

— ¡Para por favor! —pidió Serena suplicante, mientras trataba de ocultar la excitación que aquel tratamiento le estaba dando.

— ¡Tu no me das órdenes mocosa! ¡No voy a parar hasta dejarte bien en claro quien es el que manda aquí! —respondió Musashi mientras continuaba su labor y no fue hasta después de unos dolorosos y placenteros minutos para Serena, que la de cabello rosa detuvo su tarea dejando el trasero de la performer totalmente rojo.

— ¡Eso te pasará cada vez que se te ocurra hablar mal del Amo! ¿Entendiste niña estúpida? —exclamo Musashi.

— ¡Si! —respondió Serena, quién nunca se había sentido tan humillada, y trataba con dificultad de contener las lágrimas de impotencia y dolor. La performer no quería darle ninguna satisfacción a esa mujer ni al retorcido sujeto que ella llamaba Amo.

— ¡Entonces, muévete de una buena vez! ¡Tengo que asearte! —ordenó Musashi con firmeza sin darle otra opción a Serena más que seguirla a través de los laberintoriosos pasillos hasta que llegaron a un amplio pasillo que las condujo a un enorme baño y al ver que en esa habitación no había una sola ventila Serena desecho la idea de que intentar escapar.

— ¿Que estas haciendo? —pregunto la chica de cabello color miel al ver como Musashi comenzaba a quitarse sus pocas prendas enfrente a ella.

— ¡Tu que crees que estoy haciendo, boba! ¡Ten por seguro que no estoy aquí porque quiera chiquilla tonta! ¡Yo solo estoy siguiendo las órdenes de mi amado Amo! —respondió la mujer de forma tajante mientras se inclinaba para desabrochar sus zapatillas y dándole a Serena una impresionante vista de sus aún cubiertos pechos

— ¡No sabes cómo preferiría estar bañandome al lado del Amo Gary y sentir sus manos sobre mi piel mientras acaricio su gran polla con mi cuerpo desnudo, tal y como a él le gusta! — respondió Musashi mientras un sonrojo de exitacion invadía su rostro — ¡Pero en cambio tengo que ducharme en compañía de una chiquilla irrespetuosa! —mencionó con algo de tristeza mientras le indicaba a Serena que se desvistiera.

— ¡Nunca! ¡Maldita sea! —respondió Serena con firmeza, ella era demasiado educada para decir malas palabras, pero aquella situación ya estaba superando sus límites.

Si había algo que no estaba dispuesta a hacer era desvestirse y tomar un baño con esa maníaca, pero cuanto la exhuberante mujer se despojo de la última de sus prendas y se quedó completamente desnuda una onda de calor sacudió su cuerpo, nublando por completo el azul de sus ojos mientras que una ligera e insinuante sonrisa se dibujó en su hermoso rostro.

—En verdad lamento que por mi culpa no puedas disfrutar del cuerpo de tu Amo —respondió la performer con fingida tristeza y haciendo una reverencia de disculpa.

— ¿Pero que te parece si hacemos un acuerdo? Yo me encargo de lavar tu precioso y sensual cuerpo con la condición de que al terminar tu hagas lo mismo con el mío ¿Que te parece? —preguntó la de Kalos con un tono de voz ligeramente erotizado y sus ojos aún nublados, mientras comenzaba a desnudarse bajo la mirada atenta de Musashi.

“Ahora entiendo por qué la escogió el Amo Gary, sin ropa me doy cuenta de que en verdad es muy atractiva, a su edad yo hubiera deseado verme así” pensó la orgullosa mujer dándole una mirada apreciativa a la chica antes de contestar —Tu ganas niña, pero si te atreves a dañar mi cuerpo no te lo perdonaré.

—No te preocupes por eso, jamás me atrevería a dañar esta sensual obra de arte —comentó Serena antes de desvestirse por completo y aceptar la mano de la mujer para entrar juntas en la amplia ducha.

Sin perder tiempo ambas chicas empezaron a enjabonarse mutuamente teniendo especial cuidado con las zonas más “delicadas” de su anatomía.

— ¡De verdad tienes unos pechos lindos para tu edad, si te soy sincera! —dijo Musashi mientras pasaba el jabón en forma de círculos por los pechos de la chica, haciendo que estos se pusieran firmes y sus pezones despertarán.

— ¡Muchas gracias! ¡Y que puedo decir de los tuyos, son igual de preciosos! —respondió amablemente Serena mientras que enjabonaba esas lindas esferas de carne con el mayor cuidado del mundo, mientras que Musashi le correspondía pasando lentamente sus manos a través de la espalda de la joven hasta que llegaron a su generoso trasero.

— ¡Es una verdadera pena maltratar este trasero tan hermoso! ¡Tu y yo podríamos divertirnos tanto juntas! —dijo Musashi con ternura mientras sus manos recorrían aquellas suculentas nalgas.

— ¡Mmmmm! —gimió Serena mientras empezaba a limpiar el generoso trasero de Musashi, quién a su vez posó delicadamente una de sus manos en la intimidad de Serena, provocándole un ligero gemido y un sobresalto.
— ¡No fingas que es la primera vez que otra chica te toca aquí! —le susurró Mushasi al oído de manera sensual mientras que sus dedos acariciaban delicadamente la vulva de Serena, quien sólo le devolvió un sonoro y sexy gemido en respuesta antes de contestar

—Solo mi mamá cuando me bañaba de pequeña —dijo mientras un sonrojo de pena teñía su rostro de un suave color carmín que la hacia ver en extremo adorable y sensual.

—Entonces yo seré tu nueva mami —respondió Musashi comenzando a meter sus dedos dentro del coño de la chica mientras depositaba un tierno beso en su mejilla.

Mientras tanto Gary Oak intentaba respirar y mantener el control ante la erótica escena que ocurría frente a él, ya que el podía ver todo lo que ocurría a través de una cámara oculta en el baño.

—Parece que el primer gatillo funciona de maravilla ¡Ahora veamos como reaccionan las demás sugerencias post-hipnóticas que le implante! —comento Gary, quién estaba intentando con todas sus escribir notas coherentes en lugar de masturbarse, mientras los gemidos lascivos de ambas mujeres llenaban aquel baño.

— ¡Si, tocame así cariño! —pidió Musashi mientras Serena acariciaba su sexo con suavidad.

Después de aquel excitante baño Serena se encontraba en la cocina preparando el almuerzo para Gary, siendo vigilada por la atenta mirada de Meloetta, quién le advirtió de una manera no muy amable que si intentaba hacer cualquier cosa que pudiera atentar contra el chico ella haría estallar su cabeza usando su Hiper voz.

Serena, quién ya había vuelto a la normalidad, no sabía que era más humillante. Si estar preparando un almuerzo para la persona mas detestable que había conocido; hacerlo en el estado el que lo hacía.

Ya que después del baño Musashi le había hecho usar un diminuto y sensual disfraz de odalisca que consistía de un sujetador blanco con adornos de color dorado y de una tanga a juego a la que estaban unidos una especie de velos transparentes, uno el la parte de adelante y otro en la de atrás, y que resaltaba sus juveniles formas. Sobre aquella provocativa sólo usaba un delantal blanco que tenía un insinuante escote en forma de corazón.

O el hecho de que muy en contra de su voluntad todo lo anterior estaba comenzando a resultarle muy excitante, al grado de que ya estaba completamente mojada y hacia hasta lo imposible para ocultarlo

Y para empeorarlo todo Serena no podia concentrarse en la cocina ya que trataba de ignorar la melodía que tarareaba Meloetta, intencionalmente, y la cual le provocaba un extraño nerviosismo y que algunos espasmos recorrieran su cuerpo aumentando su excitación.

— ¡Está terminado! —dijo Serena mientras le mostraba a la pokémon el platillo preparado, y quién después de examinarlo y tomar un poco le dió el visto bueno.

“¡Muy bien, entonces sigueme estrellita! Es hora de llevarte ante el hechicero” respondió la pokémon melodía quien comenzó a levitar alegremente y Serena no tuvo otra opción que seguirla de cerca para no perderse en los intrincados pasillos de aquel extraño lugar.

Hasta que llegaron a una lujosa y amplia habitación que sólo podía ser el comedor principal. Y justo en el centro de la mesa es en donde Gary estaba sentado, usando solo una bata que dejaba su fuerte pecho al descubierto, y a su derecha estaba Musashi, quién estaba usando un sensual conjunto de piel negra compuesto por un apretado corsé que daba a su cuerpo una genuina forma de reloj de arena, junto con una minúscula pantaleta en la cual se veía la clara insinuación de un hueco en forma de corazón en el nacimiento de sus pliegues vaginales, unas botas de cuero negro que le llegaban a la altura de la rodilla y unos guantes de seda, a juego con el resto del conjunto, y que terminaban a la altura del codo, resaltando el hecho de que los pechos de la mujer estaban totalmente al descubierto.

En silencio Serena se acercó a la mesa en donde colocó con cuidado la charola del almuerzo, con la ligera e ingenua esperanza de que aquella fuera la única cosa que tuviera que hacer para él.

— ¡Oye preciosa, estoy un poco aburrido! ¿Que tal si bailas para entretenerme? —preguntó Gary de forma mordaz apreciando el joven y sensual cuerpo de su víctima, mientras que el rostro de Serena se tornaba de color carmesí de furia, indicando que no estaba dispuesta a obedecer esa orden por su voluntad.

— ¡Meloetta linda, ya sabes que hacer! —dijo Gary intentando contener la risa ante lo que iba a suceder.

“A la orden hechicero” respondió alegre la pokémon melodía, quién se encontraba frente a un equipo de Karaoke, antes de empezar a cantar siguiendo el ritmo de una melodía de moda, tras lo cual Serena no resistió mucho antes de caer ante el influjo de la música y rápidamente se quitó su delantal antes de subir a la mesa de un salto y empezar a bailar al ritmo de la melodía.

En un principio los movimientos de la chica eran lentos y sensuales, siguiendo el tranquilo ritmo de la canción, pero cuando el ritmo de la música se volvió más rápido el cuerpo de la performer empezó a contornearse de lado a lado mientras sus manos acariciaban todo su cuerpo con movimientos muy seductores.

Por su parte Gary no podía creer lo que estaba viendo, el sabía a la perfección que Serena era sensual pero nunca se imagino que tanto, sus movimientos estaban perfectamente coordinados y junto a su impresionante belleza daban lugar a un espectáculo memorable, digno de dioses.

Aunque lo único que le desgradaba a Gary era que la única razón que la atractiva chica bailara así para él era gracias al poder de Meloetta, cuando lo que él más deseaba era que Serena se le entregará por su propia voluntad, aunque si todo funcionaba como debía entonces sólo debía esperar.

Sin embargo todo lo demás era perfecto, Gary tenía a una preciosa y vistosa mujer bailando para el, mientras sus manos desabrochaban su elegante sujetador, mientras se movía con toda sensualidad y una vez que tuvo los brazos liberados, lo dejó caer hasta el piso.

Los ojos de Gary, e incluso los de Musashi, se llenaron de lujuria cuando vio esos preciosos pechos desnudos y en la entrepierna del chico su verga crecía cada vez más, como si quisiera perforar sus pantalones y finalmente ser libre para penetrar cada rincón de esa sensual diosa danzarina.

Por su parte Serena soltó un excitante gemido de satisfacción al sentir toda la excitación que le estaba causando a sus espectadores mientras sus manos comenzaron a bajar hacia su prenda inferior, pero no quitarlas, sino para deslizar sus manos por debajo de su cadera y recorrer lentamente sus torneadas piernas.

Sin pudor alguna la hipnotizada joven continuaba bailando, haciendo movimientos cada vez más provocativos y descontrolados, únicamente cubierta con su diminuta tanga y lentamente se acercó al chico para comenzat a menear sus pechos frente a la cara, quién no podía estar más feliz.

Sin embargo sus manos rápidamente volvieron a su espalda en un sensual movimiento, antes de llevarlas hacia adelante una vez más y sostener sus pechos en una pose digna de la bailarina de cabaret más experimentada mientras bailaba y se contorneaba de forma cada vez más sensual, mientras pasaba su lengua sobre sus carnosos labios.

Tras esos movimientos la chica se quedo de pie de nuevo frente al chico exponiendo sus adorables pechos y continuación se dio la vuelta y se arqueó hacia adelante, con las piernas abiertas y mirando a sus espectadores en medio de ellas, con una mano sosteniendo su muslo y la otra acariciando la parte posterior del mismo.

Gary estaba observando fijamente aquella danza, como si el hipnotizado fuera el, antes de que ella alcanzara el borde se tanga y de un tirón rápido y sincronizado con el baile, la hizo caer a la mesa y nuevamente se dio vuelta, quedando otra vez de frente al investigador y siguió su baile, aunque ahora estaba completamente desnuda.

—Es suficiente Meloetta —pidió el chico abrumado, Serena con aquella danza había logrado excitarlo de un modo en que nadie lo había logrado antes y si seguía observando a la chica por más tiempo ya no sería capaz de contener sus instintos mas primarios.

La pokémon de inmediato obedeció la orden y apago el karaoke tras lo cual Serena despertó de su trance totalmente confundida, ya que lo último que recordaba era que había entregado el desayuno, y ahora estaba completamente desnuda y sobre la mesa.

Minutos despues de aquella escena la chica se encontraba en el pasillo afuera del comedor “¡Nunca me sentí tan humillada!” pensó con molestia, ya que a diferencia de los demás gatillos que Gary le puso, ella podía recordar a la perfección la sensual danza que acababa de hacer además de que se encontraba a 4 patas sobre el suelo del pasillo limpiando por tercera vez consecutiva unas misteriosas manchas que no dejaban de aparecer.

Todo porque después del desayuno Gary le ordenó realizar el aseo de tan extraño lugar, el cual parecía no solo estar hecho para que fuera imposible escapar sino para que su labor no tuviera fin, y para su desgracia se le ordeno realizar aquella labor usando únicamente el mismo delantal blanco que usaba antes junto a unas medias a medio muslo del mismo color y unas zapatillas de piso color blanco. Salvo de eso estaba completamente desnuda.

— ¡¿Que rayos pasa aquí?! —preguntó furiosa al ver aparecer una serie de aquellas extrañas manchas en el pasillo que acababa de limpiar, así que sin más opción nuevamente se inclino en esa incómoda y sugerente posición, donde su trasero y su parte más íntima estaban al descubierto.

“Espero que con esto sea suficiente” pensó la agotada chica mientras continuaba limpiando el piso, pero lo que Serena ignoraba es que Meloetta estaba en el pasillo usando su forma invisible para dejar nuevamente aquel molesto rastro.

“Esto me recuerda a cuando volvía locas a las mucamas del palacio ¡Ahh, que recuerdos!” pensó la pokémon con nostalgia mientras se colocaba nuevamente polvo de carbón en sus minúsculas piernas para dejar un nuevo rastro en dirección a la habitación de Gary, que la furiosa y frustrada performer no tuvo más remedio que seguir.

La pokémon tenía una instrucción que debía cumplir, fue en ese momento cuando de repente oyó los insinuantes sonidos del placer y supo que el momento había llegado “¡Esto será muy divertido! ¿Me pregunto cómo actuaras tras esto estrellita?” pensó Meloetta mientras tiraba un puñado de polvo de carbón para dejar un nuevo rastro de huellas en el piso.

— ¡¿Por Xerneas que esta pasando!? —se preguntó intrigada la furiosa chica, siguiendo el rastro de polvo hasta que este término al lado de una puerta que estaba semi abierta, de donde surgían unos sonidos más que comprometedores.

Frente a sus ojos Gary estaba teniendo sexo con la bella Musashi, ella hizo el ademán de querer irse, pero en realidad no quería hacerlo y miraba impactada el como aquella mujer recibía sumisamente las constantes embestidas del chico castaño y lo disfrutaba por completo.

“¿Que esta pasando conmigo?” se preguntó en el momento en que se imagino que ella a quien estaban penetrando con tanta fuerza y pasión, mientras oía como los lascivos gemidos de Musashi se mezclaban con todas las obscenidades dictadas por el castaño.

Y no paso mucho tiempo antes que ella llevará una de sus manos hacia su intimidad y comenzará a masturbarse de un modo en que nunca antes lo había hecho.

— ¡No debería estar haciendo esto, pero... no puedo... evitarlo! ¡¡¡Estoy muy caliente!!! —dijo la joven mientras se mastrubaba cada vez más y más rápido y empezaba a recorrer su cuerpo con su otra mano.

Los ojos azules de Serena se habían nublado debido al placer que sentía y tras unos momentos sus gemidos y los de Musashi se habían sincronizado casi a la perfección.

— ¡Me voy a correr dentro de ti! —exclamó Gary

— ¡Si hágalo! ¡Amo, por favor corrase dentro de su humilde esclava! ¡Lléname con su semen, Amo Gary! —exclamaron al unísono Musashi y Serena, aunque de golpe la originaria de Kalos reaccionó y sin saber como salió a toda prisa hacia la habitación que ocupaba en la mansión.

“Parece que la estrellita disfruto mucho del espectáculo, hechicero Gary” dijo Meloetta viendo con desdén a la pareja que recuperaba el aliento en el interior de la habitación y se cubrían con las sábanas.

—Eso está muy bien, ella muy pronto aprenderá a quien pertenece y espero que se adapté rápido a sus nuevas obligaciones —dijo Gary confiado, mientras que la chica se había arrodillado para limpiar el generoso miembro del chico usando su boca — ¿No es así mi leal Musashi?

Al no poder hablar ella le dio una respuesta afirmativa con la cabeza, sin dejar en ningún momento de ejecutar su labor y sin dejar de saborear la semilla del chico con absoluta devoción, aquel sabor que ahora era su favorito y que necesitaba tanto como respirar.

Esa noche la performer a pesar de estar profundamente dormida no dejaba de retorcerse y gemir al ritmo de una melodía marcada por el estilo sugerente de un saxofón, mientras recitaba entre sueños:

—Blue es una chica obediente, Blue es una chica sumisa y sexy, Blue solo desea servir al su amo Gary, Blue adora usar prendas reveladoras y sexys...

Mientras que en otra habitación Gary disfrutaba del espectáculo que la coordinadora le estaba dando, esperando el momento apropiado para despertar a su nueva creación.

—Blue, tu serás la primera de mis leales y sexys porristas —dijo Gary viendo la sensual sesión de masturbación que Serena se estaba dando.

Continuará...
 

Registrado
9 Jul 2018
Mensajes
2
Estoy deseando ver la continuación por fin dado que ya leyera este capítulo en wattpad
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
702
Bienvenidos sean todos a esta nueva entrega de el nuevo escuadrón de porristas, historia creada por el equipo formado por Sombrero loco y Blackcygnus esperemos que este número sea de su completo agrado recordando que toda crítica será bien recibida y que como siempre si no les agrada este tema no se que estén haciendo aquí.

Corrompiendo con lujuria un corazón puro segunda parte.
Después de aquel sensacional día Gary, quién aún se estaba recuperando de la ardiente y placentera sesión de sexo que tuvo con Musashi, estaba acostado en su cama viendo en la pantalla las imágenes que la cámara oculta en la habitación de Serena le estaban mostrando.


En dichas imágenes se podía observar claramente como la hermosa performer se encontraba en su cama tocando su cuerpo de manera frenética, una de sus delicadas manos se encargaba de recorrer de manera extremadamente cuidadosa y sensual sus considerables pechos, mientras que la otra se ocupaba de acariciar con avidez su ya húmedo coño e incluso comenzó a meterse un par de dedos dentro de su aún virgen vagina, lo cual le sacada obscenos gemidos de placer a la muchacha.


Por su parte el investigador no podía estar más complacido con lo que veía, en tan sólo 2 días ya había logrado sacar a flote el lado más sensual y pervertido de la chica y averiguar que detrás de esa apariencia dulce e inocente se ocultaba una ardiente y salvaje tigresa.


Todo parecía funcionar a la perfección cuando lo que la pantalla le mostro lo saco por completo de balance ¡Esto no podía estar pasando!


— ¡Ash así! ¡Dame más... rico... más fuerte! ¡¡¡Usa mi coño Ash y lléname con tu leche!!! —exclamó Serena entre gemidos totalmente dominada por el placer, mientras sus manos se movían cada vez con más rapidez y fuerza hasta que la joven llegó al tan ansiado clímax


—Gra-gracias... Ash... es-estuviste... magnífico... te... am... —susurro la chica de Kalos, sin embargo Gary apago la pantalla de inmediato, el creía saber lo que la chica estaba a punto de decir, y eso era algo que el no quería escuchar.


De inmediato salió de su cuarto en compañía de Umbreon, mientras caminaba por los pasillos de la mansión el investigador no dejaba de pensar en la chica de Kalos.


La mente de Serena había estado bajo la influencia del 30 % del Aro Umbreon desde que llegaron a ese lugar y sin embargo el avance en su control sobre la chica era mínimo, sobretodo si lo comparaba con Jessie/Musashi quién en el mismo tiempo expuesta al 30% ya había olvidado por completo que había tenido compañeros de viaje.


Al llegar a la habitación que ocupaba la joven de cabellos miel, Gary la encontró profundamente dormida y con una linda sonrisa en su rostro, lo cual aprovecho para accionar el Visor de Sueños y comunicarse con su creación.


—¡¿Que diablos sucede Blue?! ¡Se supone que tú tendrías que dominarla para que estuviera de rodillas pidiéndome que le haga el amor! ¡¡¡No para que esté pensando en que lo hace con el idiota de Ash!!!


—En verdad lo siento mucho Amo, pero ella lo ama demasiado y eso la hace muy fuerte —respondió la personalidad de Serena que el investigador creo.


— ¡Pues espero que tengas un avance pronto Blue, o voy a tener que reemplazarte! —dijo Gary con un tono amenazante.


—¡Si Amo, me esforzaré mucho más en mi misión! —respondió Blue verdaderamente asustada.


— ¡Vayan a dormir! ¡Por ahora quiero estar sólo! —ordeno Gary al llegar nuevamente a su habitación, en donde lo esperaban Musashi y Meloetta.


—Sí, Amo —respondió la mujer de manera amable, aunque sin ocultar una nota de decepción antes de salir de la habitación.


"Como ordene hechicero" respondió Meloetta con indiferencia antes de seguir a la mujer.


Una vez que se encontró sólo Gary encendió de nuevo la pantalla y no pudo evitar mirar la imagen de la chica en el aparato, ella estaba totalmente desnuda, salvo por unas seductoras medias de seda de color negro que cubrían sus torneadas piernas, que tenía una tierna sonrisa en su rostro, una sonrisa que odiaba por que el motivo de esta no era él.


“Aún si no estás aquí siempre tengo que lidiar contigo Ash, ¡Al igual que cuando éramos niños siempre te estás interponiendo entre Serena y yo!” pensó el investigador con molestia antes de recordar el Campamento de Verano realizado por su abuelo en Pueblo Paleta hace varios años.


“Para el Gary Oak, el nieto del famoso Profesor Samuel Oak, este campamento serviría para demostrar que el era el único candidato a ser Maestro Pokémon que había en Pueblo Paleta


— ¡Todos reúnanse para la cacería del tesoro y formen parejas para poder comenzar! —dijo alegre uno de los auxiliares del campamento.


Al momento de escuchar la instrucción Gary de inmediato fue abordado por diferentes chicos y chicas que deseaban que el fuera su compañero, pero el los ignoro a todos mientras se dirigía hacia una linda niña de cabello color miel.


—Bien Serena ¡Seré tu compañero en la cacería del tesoro! —dijo Gary sonriéndole con confianza, sin embargo ella lo miró extrañada.


—Lo siento mucho, pero mi compañero sera Ash —respondió la chica y rápidamente se dirigió hacia donde estaba el pelinegro y tomó su brazo"



—Y esa fue la primera vez que fui rechazado —menciono Gary en voz baja mientras volvía al presente y apago de nuevo la pantalla para intentar dormir.


El investigador decidió que era el tiempo de dejar de jugar y hacer las cosas en serio, cualquiera pensaría que Gary se habría dado por vencido gracias al descubrimiento de la noche anterior, pero en lugar de eso estaba más decidido que nunca: No importaba el costo o que fuera lo que tuviera que hacer, pero definitivamente haría que Serena fuera toda suya.


Pero el chico no era el único que estaba decidido a doblegar a Serena de una vez por todas, ya que una parte de la chica se había decidido finalmente a actuar, ya no le importaba en lo más mínimo ser discreta, lo único que deseaba era cumplir su objetivo: servir a su Amo.


Unas horas más tarde, un poco después de la medianoche, Serena se estaba masturbando de nuevo, sin embargo esta vez era muy diferente a todas sus sesiones previas ya que lo que comenzó siendo un sueño húmedo con su amado Ash rápidamente cambio.


Ella ya no era capaz de percibir al chico y eso al principio la asustó, pero en su lugar podía sentir a la perfección cono una pequeña y delicada mano tocaba su sexo, esa no era la mano de Ash, de hecho no era la mano de ningún hombre, así que lentamente abrió sus hermosos ojos azules y se encontró con que la persona que la estaba tocando era una hermosa chica de reluciente cabello negro y de ojos grises, y a pesar de que nunca la había visto había algo familiar en ella, demasiado familiar, hasta que se dio cuenta de que tenía el mismo peinado que ella, la misma cara, el mismo cuerpo. ¡Ella era! con las únicas diferencias de que el color de su cabello y los ojos eran diferentes,


—Si Serena, yo soy tú. Bueno si soy más específica soy una parte de ti —trato de explicar la chica mientras recibía una mirada de furia de la performer.


—¿Gary te creo no es así?


—Linda no le eches la culpa de todo, yo siempre he sido parte de ti. Sin embargo es cierto que gracias a todo lo que has vivido en este lugar es que puedo estar más en contacto contigo —mintió Blue convenciendo un poco a Serena.


—¿Y cual es tu propósito...? —pregunto confundida sobre cómo referirse a su misterioso alter ego.


—Pues yo soy tú, pero como todo esto debe sonar muy complicado puedes llamarme Blue para evitar malentendidos. Y mi propósito es muy claro: Yo quiero quitarte todos tus prejuicios hacia el sexo.


—¡¿Como?! —pregunto Serena muy sorprendida por esa respuesta, sin embargo Blue no le respondió con palabras ya que reanudó el contacto de su mano con su zona intima.


—Tranquila no te haré daño Serena, pero quiero que seas honesta contigo misma —afirmo aquella misteriosa personalidad sin detener su labor —¿Te gusta como se siente? ¿Te gusta que te toque? —preguntó mientras Serena trataba de negarse, pero de su boca se negaba a dejar salir algo que no fuera un gemido de satisfacción, además de que había algo en aquellos ojos grises que la atraía y la dominaba.


—Muy bien pequeña, quiero que sientas como te gusta que esto ocurra, que sientas como poco a poco nuestra concha se va humedeciendo e hinchando —continuo diciendo Blue, mientras que el Serena poco a poco comenzaba a ceder ante el placer que aquellas caricias le producían.


—Solo se honesta contigo misma, tú no puedes engañarme ni a mí ni a nuestro cuerpo, sólo admítelo Serena, solo admite que te gusta tocarte —menciono Blue sosteniendo su mentón y haciendo que el gris y el azul de ambas miradas se encontrarán.


—Me... gu-gusta tocarme —contesto la performer de forma titubeante, mientras Blue sonreía al ver que su plan estaba funcionando de maravilla.


—Muy bien Serena, se siente muy bien ser honesta, a ti no sólo te gusta tocarte también te encanta que yo lo haga ¿Verdad? Sabes que ya no hay ninguna necesidad de mentir más, tu sientes todo lo que sucede y te encanta ¡Serena, tu deseas todo lo que está sucediendo!


—Si, yo deseo todo lo que está sucediendo.


—Muy bien preciosa, por fin admites lo que tu cuerpo desea y el por qué reacciona así, ¿Dime Serena es lo que te pasa? Se honesta, cariño.


—¡Estoy muy caliente! ¡¡¡No pares de tocarme, por favor!!! —suplico ardientemente en un tono monocorde, pero visiblemente erotizado


—¡Excelente! Me gusta tanto que seas tan honesta, tanto como a ti te gusta que te toque. Pero ahora quiero enseñarte algo muy importante, algo que nunca debes olvidar Serena: ¡El sexo no es malo! puedes disfrutar de el sin problemas y eso te hace sentir muy bien ¡El sexo no es malo, repitelo para mí!


—El sexo no es malo... —respondió la performer de forma monótona, aunque notablemente sumisa y excitada, su rostro estaba muy sonrojado y el azul de sus ojos había sido nublado por el placer y el deseo.


—Muy bien Serena eres una chica muy buena. ¿Te gusta mucho que te vaya acariciando así, verdad? Cada vez más fuerte y más rápido, no puedes engañarme ya que siento tus caderas ofreciéndose a mi mano


—El sexo no es malo, el sexo no es malo... —continuo respondiendo la chica, como si quisiera que aquellas palabras se grabarán en su mente.


—Eso es preciosa al fin admites que el sexo no es malo y nuestro cuerpo me dice que te encanta, sin embargo esto todavía puede mejorar


—El sexo no es malo —Serena no paraba de repetir esa frase continuamente, como si de un mantra se tratara, lo cual hacia que Blue no sólo se sintiera muy excitada también se sentía poderosa y tenía muchas más ganas de seguir, de averiguar hasta donde podría llegar.


Así que comenzó a recorrer su coño, que ya estaba empapado, y suavemente tocó los pelos de su zona intima antes de empezar a masturbarla con uno de sus dedos. Su pared vaginal era muy estrecha, pues nunca había sido penetrada y se apretaba con fuerza a su índice. La influenciada Serena repetía la frase cada vez más rápido y ya lo hacía entre jadeos y gemidos, fue cuando Blue detuvo su mano, manteniendo el dedo dentro de ella.


—Sigue por favor —pidió la chica


—No Serena, no es tan fácil —contesto entre risas


—Por favor —suplico de nuevo antes de empezar a mover sus caderas rápidamente, literalmente estaba haciéndole el amor a la mano de Blue —No pares —comento de nuevo, pero ya no como una suplica sino con excitación.


—Muy bien Serena, pero primero tienes que aprender a hacerlo pequeña —murmuro Blue sumamente excitada por el progreso que estaba teniendo.


—El sexo no es malo, el sexo no es malo... —la chica seguia repitiendo obsesivamente esa frase, lo cual excitaba demasiado a su contraparte.


—Claro que no lo es, tener sexo es delicioso y tienes que disfrutarlo, no debes de preocuparte por tus prejuicios e ideas. ¡A ti te encanta el sexo y para disfrutarlo no debes preocuparte por nada!


—El sexo... no es malo, el sexo... no es malo...


—Tienes que olvidarte tus anticuadas y tontas inhibiciones Serena, solo así podrás disfrutar del sexo como lo mereces. Por ejemplo ya no debes de tener ningún problema en vestirte con lencería y ropa reveladora sino todo lo contrario, a ti te encanta sentir el como aquellas prendas se amoldan a tu cuerpo y hacen te hacen ver aún más deseable y sensual de lo que ya eres. ¡Serena desde ahora lucirás con gusto los conjuntos más sexys y reveladores, ya no te preocuparas más por cosas tontas y anticuadas: Entre más atrevido y sensual sea tu vestimenta más desearas usarla! ¡Repitelo!


—Usaré lencería y ropa reveladora y provocativa, no me importa lo atrevida o sensual que sea, sino todo lo contrario ¡Entre más atrevida y sensual sea la vestimenta más deseo usarla! —exclamo la excitada Serena obedientemente.


—Muy bien mi niña, así es como debe ser. Tienes un cuerpo muy sensual y debes disfrutarlo –dijo Blue mientras empezaba a masturbarla de nuevo, metiendo y sacando su dedo rápidamente – ¿Estas muy caliente, verdad? ¿Deseas llegar al orgasmo?


—Si, muy... caliente... deseo... orgasmo.


—Pero no lo harás hasta que yo no lo consiga Serena —le informó Blue e inmediatamente Serena levantó su mano buscando la intimidad de la chica pero en su lugar agarro un pene, lo cual la sorprendió un poco. Ella pensaba que sería el erecto miembro de Ash sin embargo al abrir sus ojos no vio el rostro de su amigo sino el Gary.


—Tranquila Serena, ahora que has abandonado tus inhibiciones y tus prejuicios puedes ver con claridad lo que antes no veías, puedes ser honesta contigo misma y ver que ¡Esto es lo que en verdad deseabas! —recitó Blue.


—Es lo que en verdad deseaba —repitió Serena con voz monocorde, pero excitada, antes de tomar aquel miembro con firmeza empezar a masturbarlo.


Era algo que ella nunca había hecho antes, pero tenía tantas ganas de correrse que no le importaba en lo absoluto, sólo lo hacia lo mejor y lo más rápido que podía para poder acabar lo antes posible mientras seguía repitiendo su frase, aunque ya era casi inaudible debido a sus constantes gemidos.


A pesar de su inocente apariencia Serena era realmente fogosa, incluso algo escandalosa. Y a pesar de que la mano que estaba en su coño la masturbaba a gran velocidad sus caderas ya estaban fuera de sí, intentando ir cada vez más rápido.


— ¿Dime como te sentiste mientras me veías teniendo sexo con Musashi? Se honesta, preciosa—pregunto la voz de Gary, la cual había sustituido a la Blue, pero la performer estaba tan excitada que no lo notó.


—Me sentí sucia, caliente y excitada, sentía que era una puta —contesto Serena entre gemidos, incluso parecía que pronunciar estas palabras la excitaba aún más —Deseaba ser yo, deseaba ser yo quien estaba en la cama y a quien penetrabas...


Pero de repente un chorro de semen salto hacia la cara de la chica y acto seguido un grito de placer salió de la garganta de Serena interrumpiendo su declaración, fue un grito prolongado seguido de varios más, mezclándose con el grito de satisfacción del chico que por primera vez había logrado ser el causante del orgasmo de la chica.


Inmediatamente su respiración se aceleró y sus ojos llegaron incluso a abrirse, sintiendo que la corrida en su cara era real y por un momento fue consciente de que había sido manipulada, sin embargo la voz de Blue de inmediato la tranquilizó.


—Solo fue un sueño Serena, un excitante y maravilloso sueño que deseas volver realidad muy pronto.


—Solo un sueño —repitió Serena dócilmente antes de caer profundamente dormida mientras de manera inconsciente se llevaba los dedos de la mano con la que masturbo al chico y comenzó a chuparlos.


—Eso fue excelente Blue, sigue así —declaro el castaño, quién gracias a la incomodidad que había sentido desde que oyó a Serena masturbarse mientras pensaba en Ash no pudo conciliar el sueño y comenzó a deambular por la mansión en compañía de Umbreon, fue entonces cuando oyó a la chica recitando con fervor "El sexo no es malo" y decidió entrar en la habitación para ver qué sucedía.


—Muchas gracias Amo, me estoy esforzando mucho, mi Señor —comento Blue aún con una nota de temor en su voz debido a la amenaza previa del chico y este lo notó.


—Lo siento Blue, se que estás haciendo todo lo que puedes y yo no debí tratarte así —se disculpó sorprendiendo a su creación.


—Usted no tiene nada por que disculparse, mi Amo, como usted lo dijo someter a Serena es mi obligación y es eso lo que haré.


—Muy bien, iré de vuelta a la cama. Gracias a ti estoy seguro de que ahora si podré dormir y no sabes cómo espero que muy pronto tu estés en la cama conmigo —menciono el chico antes de salir de la habitación, causándole mucha alegría a Blue y dándole una nueva motivación.


A la mañana siguiente Musashi nuevamente fue a despertar a Serena para bañarse juntas, aunque ahora la mujer de cabello rosa no fue tan agresiva con la chica.


—Cada vez que te veo desnuda me pareces más hermosa niña —confesó Musashi mientras estaban las 2 en la ducha antes de darle un suave beso en los labios que para su sorpresa Serena no sólo correspondió, también lo hizo mucho más intenso y duradero.


—Me engañaste princesa, yo creí que solo eras una novata puritana, pero resulta que eres bastante buena —comento en cuanto se separaron para recuperar el aliento dejando un hilo de saliva que unía sus bocas.


—Se que no me creerás, pero nunca había hecho algo así. No fue hasta que desperté está mañana en qué por fin pude disfrutar el como se siente besar a otra mujer —confesó la chica ante la mirada de la mujer.


"Entonces finalmente está pasando" pensó Musashi antes de responder —Te entiendo mejor de lo crees, yo también despertaba en las mañanas sabiendo hacer cosas que en mi vida jamás había hecho, pero no te asustes es algo normal que irás sintiendo mientras vayas tomando el control no es así compañera Serena.


—Asi parece, pero llámame Blue, compañera Musashi. Ese es el nombre que el Amo Gary me dió —respondió la chica mientras le guiñaba un ojo.


—Es un placer conocerte al fin Blue y en verdad estoy admirada por el control que tienes sobre la niña, recuerdo que en mis primeros días apenas podía obligar a la perra de Jessie a vestirse correctamente, pero tú ya puedes controlarla a la perfección, Serena en verdad debe ser muy débil —dijo Musashi antes de besar su cuello.


—Gracias por el halago Musashi, pero te equivocas. Serena es demasiado fuerte y es por eso que aún no puedo controlarla por completo, solo soy capaz de manifestarme cuando ella está muy excitada o cuando esta bajo el efecto de alguna de las sugerencias post-hipnóticas del Amo —aclaro la chica.


—Entonces eso te hace aún más admirable querida Blue, ya que yo no era capaz de imponerme a Jessie hasta después de la batalla ¿Pero no te parece que deberías avanzar un poco más? Ya sabes hacer ese sensual cuerpo un poco más tuyo —comento la mujer envolviéndola en sus brazos y comenzando a caminar hacia el mueble en donde estaban los productos de belleza que usaban para bañarse, de donde saco un bote gris y se lo mostró a la chica, quien lo miro extrañada.


—Pronto veras las maravillas que hace esto, pero primero hay que aplicarlo en ese bonito cabello —respondió la mujer antes de apretar el recipiente y del cual salio una especie de shampoo transparente y sin aroma, el cual unto en sus manos antes de comenzar a aplicarlo sobre el cabello color miel de la joven, quien aprovechando la cercanía que tenia con Musahi en ese momento comenzó a besar las magnificas tetas de la mujer, mientras sus manos se encargaban de tocar con muchas delicadeza la intimidad de la mujer antes de comenzar a meter un par de dedos.


Mientras las chicas terminaban de asearse Gary se encontraba en la cocina de la mansión, lo cual era algo extremadamente raro, pero lo que hacía que la escena fuera sin más inusual era que el chico estaba usando un mandil mientras veía varios ingredientes y de que estaba en compañía de Meloetta.


— ¿Estas segura de esto? —preguntó intrigado el investigador, quien aún no estaba del todo convencido de lo que estaba a punto de hacer.


"¡Por supuesto! Lo vi funcionar muchas veces en el pasado ¡Así que lo garantizó hechicero!" respondió la pokémon melodía con convicción.
Gary se encontraba mezclando Jalea Real de Vespiqueen con algunos otros ingredientes, que de acuerdo con Meloetta eran una forma simple, pero muy efectiva en la cual ponían muchos nobles hacían que las mujeres fueran mucho más "cooperativas" durante sus noches de bodas.


— ¡Así que de aquí viene la famosa luna de miel! ¿Quien lo hubiera pensado? —comento Gary impresionado, mientras mezclaba los últimos ingredientes obteniendo una crema de apariencia inofensiva.


“Ahora solo rellenamos unos pastelillos con esta delicia ¡Y en cuestion de minutos cualquier chica que coma uno de de estos suplicará por ser poseída del modo en que usted decida” dijo Meloetta recordando las fiestas populares en donde ella robaba algunos de esos pastelillos de la alcoba nupcial y los mezclaba entre los que consumían las personas comunes.


Unos minutos después de aquel excitante baño ambas mujeres estaban almorzando solas en el comedor ya que Gary había vuelto a su habitación por algo, Musashi estaba usando el mismo conjunto de cuero negro del día anterior y Serena, quién ahora tenía el cabello de un brillante color negro y usaba un baby doll de encaje color morado con una tanga y medias a juego.


Sin embargo era un momento un tanto incómodo para la chica de Kalos debido que Musashi no dejaba alardear de sus apasionados y constantes encuentros sexuales con su Amo, a pesar de que gracias a la influencia que Blue ejercía sobre ella ya no tenía ninguna objeción ante la idea de tener relaciones o cualquier otra actividad sexual con Gary, incluso podría decirse que lo estaba deseando.


Por esa razón tanto Serena y Blue escuchaban a la mujer mientras intentaban mantener la calma, lo cual era bastante difícil y en especial cuando Musashi les mencionó el intenso orgasmo que Gary le dio esa mañana cuando fue a despertarlo antes del desayuno.


— ¡Y entonces me cubrió el rostro con su deliciosa corrida! —dijo Musashi sonriendo mientras señalaba su rostro.


—Eso es fabuloso —respondió Serena tratando de no mirar a Musashi ya que siempre terminaba fijándose en los pechos en lugar de en su rostro.


— Por cierto, el Amo nos dio un postre— dijo Musashi mientras señalaba una charola en la que se veían unos pastelillos de crema.


— ¡El es muy bueno con nosotras! ¿No lo crees? — dijo Musashi mientras le acercaba la bandeja de postres a su compañera, quién miraba con desconfianza los postres.


“¿Acaso Gary pondría algo en los postres?” penso Serena preocupada mientras veía como Musashi se comía uno con mucho gusto.


“El no pondría algo que fuera capaz de lastimar a sus juguetes” razono Blue lo cual fue suficiente para convencer a Serena de comer uno.


— ¡Están deliciosos! —dijo Musashi mientras comía con ánimo.


— ¡Es verdad, son exquisitos! —respondió Serena eufórica mientras se llevaba su mano a la boca y en pocos minutos la bandeja estaba vacía.


— ¿Porque siento tanto calor? —se preguntó intrigada Musashi mientras se retiraba las pocas prendas que usaba en ese momento.


—Es verdad, de repente me dio mucho calor — respondió Serena, quién empezaba a excitarse al ver de nuevo el cuerpo desnudo de Musashi, y siguió su ejemplo al comenzar a quitarse su sexy conjunto de lencería.


Ambas empezaron a jadear ya que el aire parecía saturado de un almizcle muy pesado, mientras que sus zonas erógenas mandaban señales a sus aturdidos sentidos clamando atención.


En contra de su voluntad ambas chicas empezaron a responder las órdenes de sus febriles cuerpos e hicieron lo primero que se les ocurrió para satisfacer aquella necesidad: tocarse ellas mismas.


De inmediato ambas comenzaron a masajear sus sensuales cuerpos con frenesí, tocándose de la manera más ardiente e intensa posible, pero aquel tratamiento no había sido de utilidad para mejorar la situación ya que estaban aún más calientes que antes.


— ¡Amo, por favor folleme! —grito Musashi ansiosa mientras tocaba su precioso cuerpo —¡Por Arceus sagrado! ¡¡¡Amo, sólo usted puede saciar mi ardiente deseo!!!


— ¡Ayúdenme, me quemo por dentro! —suplico Serena mientras que su cuerpo liberaba una copiosa cantidad de fluidos íntimos.


Mientras tanto Gary, quién estaba observando todo a través de la pantalla de su habitación, estaba absolutamente impresionado por lo que tenía enfrente ambas chicas le estaban suplicando por ser poseídas.


“Alguien me debe muchas bayas Lantano” dijo Meloetta de manera presuntosa, pero Gary sólo le sonrió.


—Tienes razón preciosa, pero antes de eso es hora de reclamar mi premio.


Unos instantes después ambas chicas vieron como un desnudo Gary entraba a la habitación mostrándoles su erecto miembro — ¿Puedo ayudarlas en algo señoritas? —preguntó presuntuoso y al instante ambas féminas se lanzaron hacia él con una inusitada pasión, casi derribandolo en el proceso, así que tuvo que sujetarlas con fuerza del cabello para controlarlas.


— ¡Tranquilas mis hermosas putas hay suficiente Gary Oak para que compartan! —dijo mientras las acercaba a su firme miembro y lentamente las guió para que le realizarán una felación cada una turnando su erecta polla entre ambas bocas.


— ¡Rico, Amo! —era la única frase que salía de ambas bocas.


—¡Tengo algo que se que disfrutarán, par de putas! —exclamo Gary entre gemidos al momento de liberar su semen sobre ambos rostros, aunque se recuperó de inmediato y tomo a Serena mientras la colocaba sobre la mesa — ¡Ahora voy a follarte!


Sin embargo casi por instinto la chica cubrió su intimidad con sus manos — ¡No, no te daré mi virginidad! —respondió Serena con dificultad, sorprendiendo al chico y a su contraparte por su resistencia y cuando se disponía a penetrar a Musashi.


— ¡Amo culo, tome mi culo! —pidió la joven de manera espontánea mientras tomaba sus deliciosas nalgas entre sus manos para abrirlas y dejar al descubierto su pequeño y dedicado agujero, el cual Gary no dudó en penetrar.


— ¡No dudes en que dentro de poco serás mía Serena, mía y de nadie más! —comento Gary con una sonrisa burlona antes de comenzar a penetrarla.


Continuará...

Esperando que está entrega sea de su completo agrado
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
702
Buenas noches honorables miembros de está comunidad después de mucho tiempo tenemos el placer de informar que tenemos listo el nuevo episodio de está historia agradeciendo su paciente espera. Sin más está nueva entrega creación de Sombrero loco y Blackcygnus.

Amor vs Lujuria: Resistiendo hasta el final.

Había soñado todo eso o realmente había pasado, eran los pensamientos de Blue y de Serena mientras que despertaban.


“¡Realmente lo hice!” pensó desesperada mientras se acariciaba su voluptuoso trasero, el cual aún resentía su sesión amorosa del día anterior y le dolía un poco.


Unos minutos después la joven entró al baño y como se había vuelto costumbre se encontraba inmersa en una sesión de masturbacion con Musashi bajo la regadera de baño, con el añadido de que Gary esta vez era participe personal del evento y Meloetta los veía desde la puerta.


El entrenador sonrió de manera pervertida y saco un dildo de dos puntas de su bolsillo antes de mostrarselos —¿Creo que ya saben que hacer, no es así queridas?


Musashi asintió y con delicadeza colocó una de las cabezas del consolador en el delicado ano de Blue y colocó la otra punta en el suyo propio, sin embargo la chica de cabello negro no mostró ninguna clase de emoción o placer.


Blue/Serena tras su ardiente encuentro con Gary se encontraba en un estado semejante al catatónico, obedecía las órdenes que se le dieran pero se movía de forma lenta y robótica y su bello rostro estaba ausente.


Gary estaba absolutamente impresionado por lo que tenía enfrente, ahora comprendía que tras su ardiente encuentro de hace unos minutos la mente de Serena había bloqueado su cuerpo.


— ¡Llevenla a mi habitación! —ordeno Gary molesto al ver que nada de lo que intento lograba que esa expresión ausente y vacía desapareciera.


—Sí, Amo —respondió Musashi levantando el inerte cuerpo de Blue antes de que el ataque Psíquico de la pokémon la hiciera levitar hacia la habitación del chico, en donde la depositaron sobre la cama.


Gary llamó a su Umbreon y le pidió usar su Visor de Sueños para examinar la mente de la joven, la cual a diferencia de su inerte cuerpo era el escenario de una acalorada discusión.


-----------------------------------------------------------------


—Me engañaste Blue, me dijiste que no eras una creación de Gary —replico Serena muy molesta y quién estaba usando su vestimenta habitual


—Yo no te engañe preciosa, te dije que era parte de tí pero no recuerdo haberte dicho que no estaba a favor del Amo Gary —contesto la pelinegra, quién al contrario que su alter ego estaba completamente desnuda, encogiéndose de hombros ante la mirada furica de la chica.


—Pero si te importa tanto, entonces no te importará que tengamos una batalla pokémon, un 3 vs 3. Quien gané se queda con nuestro cuerpo y la perdedora desaparece para siempre ¿Que opinas Serenita?


—Las reglas son muy simples, la primera que pierda a todos sus pokémon pierde la batalla y solo somos capaces de usar a los pokémon con los que hayamos combatido antes ¿Entendido?


—Muy bien ¡Ve Braixen! —exclamó Serena creando una pokebola de cristal y liberando a su pokémon inicial.


“Tal vez no sea
una experta en las batallas, pero estoy casi segura de que sólo debe haber sexo en su cabeza y tiene que tener a los mismos pokémon que yo” pensó la performer y coordinadora un poco alegre, sin embargo su sonrisa se fue al ver que su contraparte había elegido a un gigantesco pokémon de color morado.


— ¡Drapion usa Aqua Cola! —ordeno Blue mientras que una rápida ola de agua surgía de la cola del pokémon ogroescorpión y que tomó totalmente por sorpresa a la zorra de fuego.


—Si ese es todo tu poder Serena entonces ganarte será mucho más sencillo que convencerte de que eres una puta —se burló Blue mientras que Braixen se ponía de pie y usaba Lanzallamas.


— ¡Cortala con Veneno X y usa Aqua Cola de nuevo! —el ataque veneno chocó en contra de la corriente de fuego causando una lluvia de estrellas moradas y naranjas que la inicial de Kalos aprovechó para golpear a su rival con una potente Llamarada.


—Es nuestra oportunidad Braixen ¡Terminalo con Psícocarga! —Drapion recibió el ataque de lleno, pero para sorpresa de Serena y de Braixen este no le hizo el más mínimo daño.


— ¿Como es esto posible? Se supone que los ataques psíquicos son muy efectivos contra los tipo Veneno, pero él esta ileso —pregunto Serena mientras el pokémon de su rival aprovechaba la distracción de
Braixen y la atrapó entre sus garras.


—Tienes razón en que el tipo Veneno es débil contra el tipo Psíquico, preciosa. Pero mi Drapion es tipo Veneno/Siniestro, por lo que tus ataques psíquicos son inútiles en él —comentó Blue mientras su pokemon zarandeaba a Braixen de un lado a otro, quién en vano trataba de liberarse.


—Terminemos con esto Drapion ¡Arrojala hacia arriba y usa Púas Tóxicas! —tras esa orden Braixen cayó bruscamente al suelo, recibiendo en efecto tóxico del ataque de campo y debilitandose enseguida.


—Lo hiciste bien amiga, ahora descansa —comento Serena tras devolver a su inicial, cuando un breve resplandor cubrió su cuerpo y la dejo usando solo una braga y un sujetador de encaje morado, sin embargo la performer decidió ignorar aquella circunstancia y concentrarse en la batalla.


—Ve Pancham —dijo un tanto molesta mientras enviaba a su pequeño panda, quién se envenenó al momento de entrar al campo de batalla gracias a las Púas Tóxicas.


“Me sorprende lo impasible que estás el día de hoy y veo que intentas aprovechar los movimientos de Pancham para sacar ventaja, pero me temo que no te dejaré hacer eso” pensó Blue antes de ordenar su último ataque —¡Drapion no dejes que se te acerque y usa Terremoto!


Al recibir aquella orden el tipo Veneno/Siniestro golpeó el suelo con sus brazos y una poderosa onda de choque sacudió el suelo y golpeó con fuerza al pequeño panda de Kalos, quién voló por los aires y cayó con fuerza al suelo, para débilmente ponerse de pie y que el veneno que corria por su cuerpo consumiera sus últimas fuerzas.


—Pancham vuelve —dijo la performer sosteniendo a su pequeño y herido pokémon en sus brazos antes de regresarlo a su pokebola, mientras que un nuevo destello de luz hacia desaparecer el resto de su ropa. No era la primera vez que ella perdía una batalla pero nunca lo había hecho de esa forma.


—Imagino que sigue Sylveon ¿No es así Serena? —pregunto Blue —Tu mejor que nadie deberías saber que un tipo Hada no tiene oportunidad contra mis pokémon tipo Veneno, así que para que hacer sufrir más a tus compañeros en una pelea inútil. ¡Ríndete linda, es lo mejor para todos!


Rendirse, eso parecía ser una buena opción ya que no sólo tenía en contra la desventaja de tipo también la abrumadora diferencia de poder, Blue ya tenía la batalla ganada e incluso había logrado manipularla, sin embargo un recuerdo vino a su mente: “¡Nunca te rindas hasta el final!” le decía la voz de la persona que amaba.


Pero la voz de Ash no era lo único que resonaba en su mente “Las reglas son muy simples, la primera que pierda a todos sus pokémon pierde la batalla y solo somos capaces de usar a los pokémon con los que hayamos combatido antes ¿Entendido?” si lo que Blue decía era cierto ella aún tenía una oportunidad de ganar.


“Mi amor, por favor préstame tu poder” pensó Serena antes de crear una pokebola en sus manos —Yo nunca me rindo hasta el final ¡Pikachu yo te elijo!


— ¿Es enserio Serena, ahora me enfrentaras
con un lindo ratoncito? ¡Pensé que tenías algo mejor! —se burló Blue al ver como el efecto de Púas Tóxicas afectaba al tipo Eléctrico.


Sin embargo Gary y Musashi, quienes observaban la batalla en compañía de Meloetta gracias al Visor de Sueños, no estaban tan tranquilos. La aparición de un pokémon que Serena no tenía los desconcertó por completo.


—Parece que tendremos que deshacernos de esas molestas Púas Tóxicas primero ¡Pikachu usa Cola de Hierro en el suelo! —ordeno la performer mientras que el pokémon ejecutaba el ataque indicado destrozando por completo el campo de batalla e incluso afectando al pokémon de su oponente.


“No, no puede ser”
pensó Musashi desconcertada al ver el poder destructivo de aquel ataque, era un poder que ella conocía muy bien y si era lo que pensaba entonces su compañera no tendría ninguna oportunidad de ganar.


— ¡Detenlo con Veneno X Drapion! —ordeno Blue mientras el otro escorpión usaba el ataque que se le pidió y Pikachu lo esquivaba fácilmente usando su Ataque Rápido para asestar un golpe seco.


—Hay que terminarlo ¡Pikachu Atactrueno! —al oir la indicación de Serena una poderosa corriente electrica salió del cuerpo del roedor y golpeó al pokémon de Blue, derrotándolo al instante.


-----------------------------------------------------------------



— ¡El bobo! ¡¡¡Amo, ese pokémon es el Pikachu del bobo!!! —exclamo Musashi asustada al confirmar que sus sospechas eran ciertas.


“¡¿Que?! ¿Como es posible que Serena pueda utilizar al Pikachu de Ash?” se preguntó Gary alarmado.


Gracias a Musashi el conocía la fuerza que su rival de la infancia había acumulado a lo largo de sus viajes y estaba conciente de que incluso sus pokémon más poderosos apenas y serían rivales en contra del pokémon inicial de Ash, y obviamente ninguno de los pokémon con los que Blue disponía estaba ni remotamente cerca de ese nivel.


Sin perder tiempo el investigador le pidió a su Umbreon acceder a los recuerdos de Serena, quería saber el porqué su víctima estaba usando a ese pokémon.


Una serie de recuerdos pasaron por la pantalla del visor, se trataba de todos los recuerdos que la chica tenía sobre Ash, lo cual lleno de rabia a Gary. El sabía que ellos 2 eran muy unidos pero no sabía que tanto y si furia creció aún mas al llegar al momento en que le chica beso a Ash en aquel aeropuerto.


Pero Gary no era el único que miraba con atención el aparato, ya que Meloetta se había quedado paralizada al ver el rostro de aquel entrenador y a pesar de que sólo eran recuerdos ellas era capaz de sentir el aura que emanaba de aquel chico.


“ ¡No, no puede ser! ¡Su aura y su rostro son idénticos a los de él! ¡Ese chico debe ser pariente de Sir Aarón! ¡¡¡El es un Guardián Aura y puede encerrarme de nuevo!!!” pensó la legendario de Unova al ver en el rostro de Ash al hombre que la encerró durante siglos, mientras la rabia y el deseo de venganza invadían su corazón.


—Amo Gary ¿Puede enviar a alguno de sus pokémon a la batalla para ayudar a Blue? —pregunto Musashi preocupada mientras veía como su compañera enviaba a Nidoqueen a la batalla.


—Puedo hacerlo, pero sólo serán capaces de mostrar su verdadero poder si Blue sabe como usarlos y este no es el caso —respondió el castaño al ver como el Hiperrayo de su pokémon no era capaz de competir en contra del Atactrueno de Pikachu.


“¿Y si envía a un pokémon que no necesite seguir órdenes de un humano para atacar, hechicero Gary. Uno que este decidido a aplastar a esa rata a cualquier costo?” preguntó la pokémon melodía mientras Gary la veía sorprendido.


—¿Me estás pidiendo que te envié a tí? No pensé que te importará tanto el que logré mi sueño.


“No se confunda hechicero, esto va mucho más allá de que usted domine a la estrellita. Esto es algo personal entre el descendiente de Sir Aarón y yo” afirmó la pokémon causando que Musashi se molestara, pero el investigador la detuvo al reconocer el nombre que está mencionaba.


—Ve Meloetta y más te vale no perder o sino me encargaré de encerrarme para siempre —contesto el chico al ver un violento choque de la Cola de Hierro de Pikachu contra la Puya Nociva de su pokémon, donde esté último se llevó la peor parte.


Al oír la aprobación del chico la pokémon cayó dormida, mientras entraba al subconsciente de Serena para participar en aquella lucha.


— ¿Amo, esta seguro de que podemos confiar en ella? —pregunto Musashi señalando el inerte cuerpo de Meloetta que reposaba en los brazos del chico.


—No lo sé, sin embargo ella es nuestra mejor alternativa. Y a pesar de su frágil e inofensiva apariencia no te olvides de que Meloetta es un pokémon singular y es más fuerte de lo que aparenta. De hecho está es una excelente oportunidad para medir su poder y averiguar qué es lo que puede hacer


-----------------------------------------------------------------


Mientras tanto Meloetta fue capaz de llegar al lugar de la batalla justo cuando una Cola de Hierro de Pikachu vencía por completo a Nidoqueen.


“Tu me robaste mi libertad Sir Aarón y ahora yo me vengare de tu descendiente destruyendo a su pokémon favorito y convirtiendo a la mujer que ama en la esclava de otro hombre”
fue el malicioso pensamiento de la pokémon antes de revelar su presencia en el campo de batalla.


—Muy bien Pikachu sólo falta uno más —exclamo Serena alegre a lo que el tipo eléctrico respondió levantando su puño con confianza hasta que la aparición de unas burbujas moradas que salieron de su cuerpo le recordaron a la chica que el pokémon de su amado había sido envenenado por las Púas Tóxicas, tenía que acabar la batalla rápido.


Por su parte Blue veía el suelo abatida, ella estaba perdida ya que sus pokémon más poderosos ya habían sido vencidos, pero lo que más le frustraba era la idea de que le falló a Gary, le falló a su Amo, y gracias a ese fallo todo el progreso que el chico había tenido con Serena se perdería para siempre.


—Si no elijes a ningún pokémon lo interpretare como que te rendiste —comento la performer con la intención de apresurar el desenlace ya que temía por el estado de Pikachu.


—Tienes razón, yo ... —trato de decir Blue cuando fue interrumpida por una pequeña y dulce voz.


“No cantes victoria estrellita, su tercer y último pokémon soy yo” mencionó una pequeña figura que acababa de aparecer en el campo y sorprendió tanto a Serena como a Blue: Era Meloetta.


Combatir en contra de pokémon fuertes y bien entrenados era una cosa, pero combatir en contra de un legendario era algo muy diferente aún para el Pikachu de Ash y más en el estado en que se encontraba, aunque al igual que su caballero ella no iba a rendirse.


— ¡Pikachu usa Atactrueno! —ordeno Serena tomando por sorpresa a la pokémon melodía, quién recibió directamente la descarga electrica para caer al suelo después de ser golpeada por el Ataque Rápido de su adversario.


— ¿Meloetta estás bien? —pregunto Blue con preocupación al ver a la pokémon en el suelo, sin embargo esta se puso nuevamente de pie rechazando la ayuda de la chica.


“Estoy bien niña y no se te ocurra darme órdenes ya que pelearé sola” aclaro molesta antes de dirigirse a Serena “Y en cuanto a ti, te demostraré que no son los únicos que pelean sucio y les juró que los aplastare”


De inmediato la legendario de Unova soltó un fuerte grito que resonó en todo el campo, era su ataque Hipervoz, obligando a todos a taparse las orejas. Lo cual ella no desaprovechó, sus ojos adquirieron un brillo azul que también envolvia a Pikachu para empezar a azotarlo contra el suelo una y otra vez.


— ¡No te rindas Pikachu y usa Atactrueno! —pidió Serena asustada al ver el daño que sufría el roedor, quién obedeció su orden y una nueva descarga electrica golpeó a la pokémon anulando su ataque Psíquico, seguida de un Electrobola.


— ¡Bien Pikachu acércate con Ataque Rápido y terminala con Cola de Hierro! —pidió Serena cuando la burbujas de veneno aparecieron de nuevo en el cuerpo de Pikachu robando un poco de su energía.


“Muy bien, ya que ustedes lo pidieron les mostrare mi verdadero poder” anuncio Meloetta antes de comenzar a entonar una canción mientras su cuerpo se rodeaba de luz, la fuerza del ataque fue capaz de hacer retroceder a Pikachu, pero lo más sorprendente era el cambio que había sufrido la pokémon.


El color verde de su cabello cambio a un tono rojizo, al igual que sus ojos y la joya de su frente, el adorno de su pelo se convirtió en un pasador que recogía su pelo enrollado alrededor de la cabeza y su vestido de cola larga pasó a simular un tutú en forma de flor.


Gracias a su movimiento Canto Arcaico Meloetta había cambiado a su forma Danza, la cual incrementaba su ataque físico y velocidad, lo cual aprovechó para acercarse a Pikachu y golpearlo de manera consecutiva con Combate Cercano.


Parecia que el era el fin para el pokémon de Ash cuando la ahora tipo Normal/Lucha se detuvo repentinamente mientras una corriente electrica recorría su cuerpo, sus golpes anteriores habían activado la habilidad de Pikachu y ahora ella estaba paralizada.


Serena de inmediato se dió cuenta de lo que sucedía y le pidió a Pikachu usar Electrobola, la cual causó muchísimo daño gracias a que la parálisis disminuyó la velocidad de su rival y a que su transformación a su forma Danza y el efecto adicional de Combate Cercano habían reducido la defensa de Meloetta; en ese momento la estrategia de la chica era muy simple: Mantenerse a distancia para evitar que el roedor recibiera más daño.


“Eso me dolió ¡Me dolió mucho!” gritó Meloetta bastante molesta usando de nueva cuenta su Hipervoz antes de acercarse con la intención de usar Puño Hielo y aunque Pikachu logró bloquearlo con Cola de Hierro fue golpeado por el devastador Puño Drenaje que la legendario uso con su otra mano.


El efecto de aquel golpe se activó de manera simultánea al del veneno drenando toda la energía de Pikachu, quién utilizo un último Atactrueno con la esperanza de debilitar a su rival y forzar a un empate.


Meloetta recibió aquel ataque, el cual la dejo tirada en el suelo y la hizo perder su forma Danza, sin embargo aún era capaz de ponerse precariamente en pie haciéndola la ganadora de la batalla.


“Esa rata en verdad era fuerte” comentó la pokémon melodía viendo a su derrotado oponente, sin embargo ella apenas podía seguir de pie debido al daño recibido al cual se sumaba la corriente electrica que recorría su cuerpo y alentaba sus movimientos.


“Es una vergüenza que un simple pokémon haya logrado que una singular como yo peleará en serio. Aunque ahora que ya capture a la estrellita imagino que el hechicero estará feliz y espero me deje descansar un poco, en verdad necesito descansar”
pensó agotada antes de caer al campo y volver a su cuerpo.


Mientras tanto Serena estaba de rodillas en el suelo, sus lágrimas caían sobre el rostro del inicial de Ash tratando de hacerlo reaccionar pero era inútil, el roedor eléctrico se cristalizó y le dedicó una expresión triste y culpable antes de desaparecer al igual que las pokebolas de Braixen y Pancham. Al mismo tiempo que una mezcla de furia y tristeza invadía su corazón mientras apretaba sus puños con fuerza, pero fue cuando ella oyó el sonido de algo acercándose.


Apenas levantó la mirada para ver cómo Blue se encontraba frente a ella, sin embargo su alter ego ahora estaba usando un apretado corsé de cuero negro que resaltaba de manera asombrosa sus bellos pechos, junto con un liguero y una tanga a juego, unas medias negras de malla cubrian sus torneadas piernas y unas zapatillas negras con un tacón de 7 centímetros remataban el sensual conjunto.


—Tenías razón Blue, la boba es mucho más fuerte de lo que creí —dijo una voz femenina y para sorpresa de la aludida y de su derrotada contraparte ahí se encontraba Musashi totalmente desnuda.


—Como vimos todos los problemas que Serena te ocasionó en la batalla, el Amo Gary me envió para asegurarme de que no vuelva a suceder lo mismo y que la domines de una buena vez —mencionó la mujer con calma respondiendo la pregunta que Blue aún no formulaba.


—Se supone que este bello momento sería mucho más personal —respondió Blue haciendo un adorable puchero y acercándose a la mujer de cabello rosa —Aunque si es una orden del Amo con gusto aceptaré tu sensual ayuda —antes de unir sus labios en un lujurioso beso.


—Ahora yo estoy al mando Serena y harás todo lo que ordené sin dudar —mencionó Blue triunfante recibiendo una mirada de odio de la chica, pero eso no molesto ni un poco a la pelinegra, quién sonrió dulcemente —Veo que lo primero que tengo que hacer es enseñarte buenos modales, preciosa ¡Levántate ahora!


Y para su sorpresa al escuchar esa orden Serena no pudo evitar ponerse rápidamente de pie y cuando se colocó en la posición indicada cada una de sus captoras se poso tanto detrás como delante de ella. Musashi, sin ninguna vergüenza, comenzó a masajearle las tetas con morbo, mientras que Blue comenzó a tocar su delicioso culo con su mano, apretando y pellizcando sus nalgas a su antojo.


—Las tenemos muy ricas y carnosas, Serena, por eso es que al Amo Gary le encantan —dijo Blue remarcando cada palabra con una sonora nalgada —Y ahora te las voy chupar hasta que grites de placer —antes de comenzar.


Por su parte, Musashi seguía ocupada jugando con las tetas de la chica y había comenzado a coger sus pezones dándoles vueltitas yalegrandose al comprobar que sin importar la resistencia que aún tenía la performer, estos se pusieron totalmente duros y salidos.


En esos momentos Serena odiaba a ambas mujeres con toda su alma, pero muy a su pesar no podía negar que estaba excitándose mucho con sus juegos, ya que su coño había comenzado a soltar una considerable cantidad de tibios y brillantes fluidos, mientras sentía una agradable calidez invadiendo cada centímetro su cuerpo.


Aprovechando esa circunstancia Blue hizo aparecer un largo consolador y sin pensarlo dos veces comenzó a repegarlo sobre el ano de su contraparte, mientras le susurraba al oído —A ver putita, pórtate bien como debes de hacerlo y abre un poco más tus piernas —de inmediato la chica obedeció, lo cual Musashi aprovechó para hincarse a la altura de su coño, mientras que Blue aprovechó para meter sus dedos en la raja de su culo y poder separárselas.


—Que culo tan encantador tenemos —se burló la chica de brillante cabello negro antes de ordenar —Abre un poco más tus piernas, mi dulce putita. Vamos a hacer que te mojes aún más —comentó con dulzura mientras que la mujer de cabello rosa pasaba sus dedos por el coño de la chica, el cuál ya estaba empapado y listo para correrse.


A continuación Musashi se arrodilló frente a ella sin dejar de agarrarle las tetas, pero después utilizó sus manos para tomar los muslos de Serena por adentro y separarlos lo más que pudo.


Blue ya habia comenzado a pasar el consolador por el culo de su víctima, así que sin pensarlo mucho la mujer de cabello rosa comenzó a chupar el coño de la chica, con la lengua bien sacada, desde abajo y hasta el clítoris, recordándole en momentos.


—Así putita, lo estás haciéndolo muy bien. Ahora mueve esas nalgotas para darnos más placer —pidió la pelinegra al notar la expresión de placer que su contraparte tenía.


Y como movida por una fuerza extraña, Serena comenzó a menearse con movimientos casi rítmicos, gimiendo sin parar y apretando su coño contra la cara de la mujer que lo lamía, mientras esta le metía la lengua hasta donde llegaba y sintiendo como el consolador de Blue quería meterse en su culo, un culo que ya estaba abierto después de tanto trabajo de ambas.


El placer era demasiado para seguir resistiendo, a Serena ya no le importaba nada más, lo único que deseaba era tener aquel juguete hasta el centro de ella rompiéndole el culo a gusto, lo cual Blue en un solo instante hizo sin dejarla ni respirar, mientras Musashi la lamía mientras se metía un par de dedos a gran velocidad.


Ambas sintieron como la excitada performer se corría al sentir su culo lleno y su coño lamido y mojado, llenando el rostro de la mujer de cabello rosa con sus jugos y de pronto se paró, mientras que Blue la empujaba para que quedará a 4 patas.


Fue entonces cuando Musashi hizo aparecer un enorme consolador negro, lo sujeto con un arnés antes de acercarlo a la boca de la chica —A mamar preciosa, que las putas buenas les encanta.


Serena solo esbozo una sonrisa y con muchas ansias tomo el nuevo consolador y se lo introdujo rápidamente en su boca, en donde no dejo de succionarlo agresivamente mientras tenía a Blue enculándola sabroso.


Ambas compañeras continuaron por varios placenteros minutos hasta que no pudieron más y se corrieron dentro de ella, cada una en su lugar, mientras que la momentáneamente dominada Serena seguía succionando los consoladores con gusto por el culo y por la boca, como si fuera una puta de verdad.


—Es la hora, Blue —dijo Musashi haciendo aparecer una especie de brazalete de color gris y se lo tendió a la pelinegra, quién la tomó y lo miró con curiosidad.


— ¿Que se supone que haga con esto, Musashi? —pregunto la chica poniendo el extraño artefacto en su brazo y viéndolo en busca de algo que le indicará cómo usarlo o cual era su función.


—Es lo que finalmente te dará el control de este sexy cuerpo —mencionó la mujer de cabello rosa mientras sacaba sus juguetes del interior de Serena, quién soltó un último suspiro de placer que la hizo caer pesadamente al suelo, aunque de inmediato ella trató de ponerse de pie.


—Date prisa y apunta a Serena con esto antes de presionar el botón —mencionó Musashi acercándose a Blue, mientras que la chica de Kalos pesadamente se ponía de pie y trataba de avanzar hacia ellas
, cuando un brillante rayo de color amarillo golpeó la pierna derecha de Serena, la cuál poco a poco iba adquiriendo un color gris cemento, al mismo tiempo que una aplastante sensación de endurecimiento se apoderaba de ella.


— ¿Que Giratina es esto? —se preguntó una aterrada Serena al ver que su pierna no sólo se había quedado completamente inmóvil, sino que esta ni siquiera le respondía, ya que por más que lo intentará no podía moverse ni un milímetro. Y esa expresión de sorpresa era compartida por Blue.


— ¡Date prisa y hazlo de una vez, Blue! ¡Ya podrás preguntárselo al Amo Gary después! —exigió Musashi al ver que a Serena cada vez le costaba más mantener aquella postura, pero ya que la pelinegra aún estaba demasiado impresionada para reaccionar, ella misma tuvo que apuntar a la otra pierna y a la cintura de la contraparte de su compañera para estabilizar su postura.


De forma que mientras la pierna derecha de Serena había sido fijada en el suelo, su pierna izquierda estaba un poco levantada, lo cual selló por completo la movilidad de la chica, quien veía atónita como la parte inferior de su cuerpo ya no era diferente a una estatua carente de vida.


Aún sin poder de procesar lo que estaba ocurriendo una atónita Blue se acerco a su contraparte y comenzó a rodearla antes de tocar sus piernas, únicamente para comprobar lo que sus ojos veían: Ya que la mitad inferior del cuerpo de Serena ahora está hecha de roca.


—De está forma el Amo Gary va a asegurarse de que nunca vuelvas a entrometerte en sus planes —exclamó Musashi con una sonrisa cruel mientras que Blue se alejaba un poco de su contraparte.


—Blue... No hagas esto, por favor —le imploró Serena a su contraparte, de una forma tan desgarradora que resultaba casi imposible no compadecerte de ella, mientras unas cristalinas lágrimas recorrían su rostro y extendía uno de sus brazos para alcanzar a la chica que era una parte de ella.


Cuando la mano de Blue acarició con suavidad el rostro de Serena para enjugar sus lágrimas y de darle un tierno beso en los labios, antes de sonreír y dirigirse a ella por última vez


—Lo lamentó, linda. Pero yo solo existo para complacer al Amo Gary y este es mi deber. Sin embargo te prometo que cuidaré mucho nuestro hermoso cuerpo y voy a asegurarme de que tu belleza sea preservada por la eternidad —dijo la pelinegra antes de disparar ese rayo contra el resto del cuerpo de su contraparte.


—Eso fue algo dramático para mi gusto —mencionó Musashi mirando con desdén la hermosa estatua de roca que alguna vez fue Serena, mientras que el artefacto que Blue aún tenía en su muñeca desaparecía, antes de dirigirse hacia la pelinegra.


—Sin embargo nuestro objetivo está cumplido. Así que ahora sólo debes de tomarte tu tiempo para dominar tu sensual cuerpo y te veré de nuevo muy pronto, el Amo te espera ansioso —antes de desaparecer de la mente de Blue y volver a su cuerpo.


“Adiós Serena” pensó Blue cerrando sus ojos por un momento, antes de darse la vuelta y abrir los ojos mientras una sonrisa de satisfacción se formaba en su rostro. Ya que finalmente era libre para cumplir su más grande sueño y propósito: Servir en cuerpo y alma a Gary Oak, su amado Amo.


Mientras que en medio de un desértico páramo la joven que soñaba con darle felicidad a la gente y con experimentar el dulce sabor del amor a lado de su amigo de la infancia derramaba su última lágrima...



​

---------------------------------------------------------------


Mientras tanto Gary observaba impaciente el como Blue se convulsionaba delicadamente sobre la cama, el investigador estaba en posición defensiva a lado de la cama y atento ante cualquier posible eventualidad, tal y como lo estuvo cuando Musashi surgió del capullo que fuera Jessie.


—Continua así, mi querida Blue ¡Ven a tu creador! —dijo Gary intentando contener el deseo de arrojarse sobre la chica y poseerla a la fuerza, fue entonces cuando lentamente el cuerpo de la chica fue quedando quieto y el solo espero.


La chica abrió sus ojos grises y comenzó a mirar a su alrededor, al parecer en busca de algo, mientras se ponía de pie sobre la cama y estiraba sus brazos y piernas para desentumirlos, fue cuando posó su mirada en el castaño que una radiante sonrisa apareció en su rostro.


—Amo Gary, finalmente soy Blue, su humilde y más fiel esclava ¡Estoy ansiosa por comenzar a obedecer sus órdenes, mi Señor! —dijo la joven con la mayor alegría del mundo mientras se colocaba de rodillas sobre la cama e inclinaba la cabeza de forma sumisa


— En verdad fue muy divertido jugar con la boba, es una lástima que no podamos repetirlo —dijo Musashi, quién también acababa de despertar, y se colocaba en la misma posición de Blue.


En ese momento Gary supo que la victoria había sido toda suya, Serena ahora convertida en Blue era suya para siempre —Este hermoso momento merece una celebración ¿No lo creen chicas? —dijo el castaño sonriendo y con voz confiada mientras sus esclavas asentían.


— ¡Blue baila para tu creador! —ordenó mientras señalaba una mesa enorme que estaba en medio de la habitación.


— ¡Como usted ordene, mi Amo! —respondió la chica anteriormente conocida como Serena, mientras que Gary se sentó sobre la cama e inmediatamente reprodujo una sensual canción con la cual Blue empezó a bailar feliz sobre aquella mesa.


La pelinegra movía sus caderas con sensualidad, haciendo pequeños círculos, mientras sus manos acariciaban cada centímetro de su sensual cuerpo.


Gary disfrutaba del espectáculo sin ningún tipo de reparo dejando incluso que su erecto miembro se mostrará ante las mujeres, disfrutando el hecho de que Musashi estuviera intercalando miradas entre el sensual baile y su erecto miembro, así que delicadamente tomó una de las manos de Musashi y la colocó sobre su erecto miembro.


—Que amable es usted, Amo —dijo Musashi feliz mientras empezaba a masturbar a Gary con dedicación.


— ¡Eso no es justo Amo Gary! ¡¡¡Yo también quiero acariciar su pene!!! —dijo Blue inflando sus mejillas a modo de un lindo puchero mientras continuaba con su danza, ahora agitando delicadamente sus pechos.


—Bueno linda, tendrás que ganarte ese derecho — respondió amablemente mientras señalaba su entrepierna — ¡Has que deseé poseerte!


Al escuchar eso Blue empezó a moverse con más fuerza y firmeza, pero sin dejar de ser elegante y sensual, mostrándole al chico cada centímetro de su cuerpo.


—Amo Gary, acaso no ve como deseó ser suya —imploro mientras se exhibía frente a Gary.


—Tendrás que hacerlo mucho mejor, querida —respondió él, disfrutando de la dulce agonía que le estaba dando a su más reciente adquisición.


Delicadamente Blue se dio media vuelta para que el chico pudiera admirar su trasero en toda su gloria, mientras que con una inusitada habilidad le mostró sus íntimos orificios.


—Amo Gary, por favor observe mis lugares más íntimos, ambos son solo suyos ¡Son mi humilde ofrenda para usted que me acepte como su leal esclava para siempre! —suplico la chica sin dejar de moverse sensualmente de un lado a otro.


— ¡¿Acaso me entregaras tu humilde virginidad?! —preguntó Gary expectante ante la respuesta y de un salto casi acrobático Blue quedó enfrente de la mesa mientras continuaba balanceando su sensual trasero.


—Tómela, mi Amo ¡Tómela, por favor! ¡¡¡MI VIRGINIDAD LE PERTENECE SOLO A USTED AMO GARY!!! —dijo Blue mientras una de sus manos abría delicadamente su vulva.


Gary con un ademán le ordenó a Musashi detener su labor, quién obedeció de inmediato aunque un poco de mala gana, y lentamente se acercó a la chica poniendo la punta de su pene en la entrada de su vagina.


El momento que Gary tanto había esperado al fin había llegado y sin duda alguna el chico introdujo su miembro lentamente en la intimidad de Blue, quien se retorcía debido al placer y al parecer un poco al dolor de perder su virginidad.


— ¡Estas realmente estrecha linda! —dijo Gary antes de comenzar a penetrar salvajemente a Blue.


— ¡Y su ardiente polla es tan grande que siento que me partirá en dos, Amo!— respondió de forma entrecortada la chica anteriormente conocida como Serena, quién empezaba a lubricar.


Toda la escena era vista por Musashi, quién había empezado a masturbarse mientras contemplaba como su adorado Amo penetraba con una lujuria inusitada a la chica nueva.


Gary no tardó en darse cuenta de la situación actual y ávido de nuevas formas de perversos placeres invito a Musashi a unirse a ellos, quién ni lerda ni perezosa se acercó a la pareja y empezó a acariciar el torso desnudo de su Amo y lo besaba apasionadamente, mientras que Blue lamió y besó los impresionantes pechos de Musashi mientras era penetrada por Gary.


La unión de Musashi hizo que el castaño disminuyera la fuerza con la que penetraba a Blue, pero al acostumbrarse a la presencia de la mujer retomó el ritmo y esta vez le daba un maravilloso azote con cada penetración, cada golpe aturdía y estimulaba a la excitada chica cada vez más.


— ¡Siii... Aaayyy... Ohhh... Amo... Házme... Tuya... Aaaahhh... Tómameee...! —empezó a gritar la joven a punto de liberar de forma explosiva dias de tensión y lujuria insatisfechas — ¡Siii... Soy tu... Putitaaa...!


—Aaahh... Pero eres... algo más... y lo sabes... Así que... Dilo... ¡Diloooo! —gruñó el chico al darle un último azote/embestida y venirse profundamente dentro de ella llenándola de su cálido semen- ¡Nnnggggaaaahh!


Al mismo instante la vulnerable y sometida joven alcanzó al fin su largamente esperado y anhelado orgasmo, haciéndola sentir un placer indescriptible que jamás sólo en recibir.


— ¡SOY... LO QUE... USTED DESEÉ... QUE SEA... MI AMO! ¡¡¡YO SOY SU... ESCLAVAAAA... SOY SU... ESCLAVAAAAAAAA... PARA SIEMPRE!!! —gritó Blue antes de desplomarse sobre la mesa cansada y sonriente.


Tras darle unos breves minutos de descanso a la chica nueva el trío de amantes se dirigió a la enorme cama en donde continuaron con las caricias y perversos actos y en donde las mujeres intercambiaron papeles, ahora Musashi lamía el húmedo coño de Blue mientras que era penetrada por Gary.


Durante varios, lentos y placenteros minutos ambas chicas se intercalaron entre recibir sexo oral y ser penetradas por quien consideraban su único dueño, hasta que finalmente, Gary sintió que llegaba a su límite y le pidió a sus esclavas estar preparadas para recibir su semen sobre ellas, lo cual ambas aceptaron gustosas.



Continuará...


Los autores de esta historia esperan que sea de su completo agrado recordando que toda crítica será bien recibida y que cualquier sugerencia será bien recibida también.
 
Arriba Pie