Quest C El Topo [Quillan Roghnaithe & Light]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Esposo Canon de Hoppie
Registrado
20 Jul 2006
Mensajes
7,548
Offline
"El Topo”

a) NPC que la solicita: -
b) Descripción de la misión: Uno de nuestros infiltrados en el "Bajo mundo" de la ciudad ha empezado a exhibir conductas extrañas. Últimamente tiende a faltar a las reuniones con la policía y la información que nos brinda ha resultado ser o errónea o poco útil para las investigaciones. ¿Será posible que nos esté traicionando o, peor, fue descubierto? Necesitamos a alguien que vigile a nuestro informante discretamente, y averigüe que ha estado ocurriendo
c) Descripción del campo de juego: Ciudad
d) Objetivos a cumplir:
  • Seguir al infiltrado en sus actividades por la ciudad
  • Reportar cualquier actividad sospechosa
  • [Opcional] De haber traicionado a la Central, capturarlo
e) Notas
  • Al ser un experto en la infiltración y el espionaje, el topo es increíblemente perspicaz y hábil para descubrir que alguien lo sigue. Atentos a no ser descubiertos
  • De acuerdo con sus órdenes, hoy debería reunirse a las afueras de la ciudad con unos miembros de una Rogue Guild
~~~

Mínimo de posts: 3 por persona.
Plazo: 14 días.
Digivice: iC [ambos]

Erushi Tsuki22 [Ficha]
Claire. Claire. [Ficha]

Cualquier duda, vía PM por favor.
 

Erushi

I'm a top magician
Registrado
1 Dic 2010
Mensajes
2,095
Offline
Para Quillan e Impmon los últimos días desde que habían decidido volver a File City no habían sido muy buenos; de hecho aunque el diablillo había pasado por unas cuantas cosas duras en su vida antes de conocer al moreno, no podía si quiera compararlo a lo sucedido unas semanas atrás y que había logrado afectar feamente a ambos aunque pegando mucho más fuerte al muchacho, al cual le volvieron ciertas dudas que había mantenido enterradas mientras se había ocupado de entrenar y cuidar al pequeño dragón, pero que precisamente por el final del digimon habían vuelto con más fuerza que antes.

El muchacho no podía parar de darle vueltas y revivir todo una y otra vez. Se planteaba que quizá si hubiese sido más fuerte, si de alguna manera hubiera tenido otra opción que tomar no habría acabado todo como acabó.
Él inconscientemente había elegido siempre la vía fácil y sencilla, tratando de evitar conflictos y todo tipo de desafíos si podía hacerlo, ahora se daba cuenta y le hacía sentir aún peor y como si se hubiera traicionado a si mismo y a su compañero, ahora más que nada temía que la pesadilla de año nuevo no fuera una simple ilusión sino una advertencia para que lograra cambiar a tiempo antes de lamentarlo aún más.

Quizá llegados a este punto era mejor confiar en los demás y pedir ayuda.

[…]​

Un nuevo día comenzaba en la bati-cueva en la que únicamente se encontraban dos de sus miembros más serios, en comparación con los demás, acompañados por sus digimon.

Para cuando el moreno decidió abandonar al fin la cama y salir a tomar algo, su compañero ya estaba desayunando junto a Monodramon y su tamer, la cual parecía estar un tanto al margen de la conversación que estaban manteniendo animadamente los digimon, más concentrada al parecer en un mensaje que le acababa de llegar al D-Terminal. El muchacho únicamente la interrumpió para saludar antes de sentarse al lado de Impmon y tomar una de las tostadas que, seguramente, había preparado la pelirosa al levantarse primero.

Monodramon acaba rápido el desayuno, tenemos trabajo― interrumpió de pronto la chica al acabar de revisar el mensaje.

¿Puedo llevarme una para el camino?― dijo tomando una tostada a la que iba a untarle mermelada.

La americana tan solo asintió y se levantó de la mesa para irse a preparar. El muchacho miró a su compañero y luego una de las tostadas que apenas había tocado, dudó unos segundos antes de levantarse decidido e ir en dirección a la puerta de Light, a la cual llamó y esperó tras esta por una respuesta.
Sin abrir aún le respondió desde dentro mientras continuaba preparando todo lo necesario para la misión.

¿Podríamos Impmon y yo acompañarte?―, pensaba que un cambio de aires podría irle bien y, aparte, quería aprovechar y pedirle algo a la pelirosa.

Light se mantuvo en silencio unos minutos sopesando la pregunta. El encargo que había llegado directamente de la Digital Segurity era uno de bastante serio e importante que podía ser no muy conveniente para alguien que no estuviera acostumbrado a tales trabajos, pero el poder contar con ayuda extra si la situación se torcía siempre era bueno, aparte contaba con que el chico no era tan conocido como ella y podía pasar más desapercibido a ojos ajenos.



Claire. Claire.
 

Claire.

Lightning
Offline

Light y Quillan, junto con sus compañeros - que ahora estaban resguardados dentro del iC-, se encontraban ahora en la plaza cercana a uno de los edificios de Digital Security, donde habían recibido los detalles de la misión a realizar: uno de los miembros infiltrados de DS estaba actuando de modo sospechoso y tenían razones para pensar que probablemente estaba pasándose al lado infame y traicionándolos. La tarea era seguirlo y averiguar qué estaba pasando, pues existía la posibilidad de que hubiera sido descubierto y estuviera siendo amenazado por los renegados; de modo que DS proporcionó a la pareja de Ávalon toda la información necesaria del que llamaban "Topo" y ellos ahora estaban verificando todo.

—Miroslav Schenck, originario de Alemania, alias "el Topo". Tiene 27 años de edad y su compañero es un Bearmon —indicó Light mientras leía el documento y veía una fotografía del aludido. Quillan estaba a su lado y pidió ver la foto: se trataba de un sujeto de cuerpo delgado y bastante alto, cabello grisáceo desordenado y algo largo, barba y ojos carmín. El moreno alzó una ceja al ver al Topo.

—Cielos, para ser de Digital Security tiene muy mal aspecto —expresó y alzó sus orbes para ver a su compañera.

—Tiene que aparentar ser un delincuente, su apariencia es su primer disfraz —contestó ella y entonces tomó la fotografía para guardarla.

—Tienes razón —dijo él frunciendo el ceño. Quillan estaba un poco emocionado de acompañar a la estadounidense a sus misiones y estaba dispuesto a mostrarse confiado y valiente. De cierto modo había desarrollado admiración por sus compañeras de guild, específicamente por Katsukagi y Farron, incluso en ocasiones pensaba que de alguna manera lo habían dejado atrás, por lo que mostrarse ante ellas como alguien capaz era sumamente importante para él—. Bueno, ya es el tiempo , ¿no? —expresó el moreno sacando su D-Terminal para verificar la hora—. El Topo se reunirá con los miembros de esa guild de renegados a las once a las afueras de la ciudad —dijo bajando el objeto y entonces lo guardó—. ¿Algún plan a seguir?

La chica a su lado terminó de guardar las cosas en su Keychain, asintió y se levantó; Roghnaithe hizo lo mismo y la siguió. Ambos caminaron por el medio de la plaza hacia el DigiPuente que conectaba con la Selva Tropical, pues la información que les habían dado indicaba que el lugar de encuentro sería allí. También les habían dicho que no podían creer 100% en la información del Topo, puesto que anteriormente había estado dando datos falsos.

—Esperemos cerca del DigiPuente e intentamos no llamar la atención —dijo Light mientras continuaba caminando—. También hay que estar atento a los alrededores para poder verlo —Quillan asintió.

—De acuerdo —respondió y continuaron con su marcha.

Al cabo de poco tiempo finalmente llegaron al límite de la ciudad y, para no parecer sospechosos esperando justo en la entrada del DigiPuente, entonces tomaron asiento en las sillas de afuera de un local de bebidas cercano. Desde donde estaban tenían una vista bastante buena de la zona y solo tendrían que mantener los ojos bien abiertos para dar con el Topo.

Impmon y Monodramon salieron de sus dispositivos y se reunieron con sus Tamers, el varón del grupo pidió bebidas para todos y un trozo de pastel para ambos Digimon: intentaban mantener el perfil de que solo estaban allí pasando un rato. Después de todo, el Topo era un infiltrado con experiencia y podría fácilmente descubrir si lo estaban siguiendo si no eran cuidadosos. Aún así, el grupo completo mantenía los orbes mirando en todas las direcciones, pero simulaban simplemente estar bebiendo y comiendo; el par de Child incluso hizo un excelente trabajo de "actuación" cuando comenzaron una breve discusión por el trozo de pastel.

Quillan se llevó la bebida a los labios mientras examinaba con sus ojos verdes la zona, no lograba ver algo sospechoso. Light, luego de dar un sorbo también, entonces extrajo el Keychain de su cinturón y sacó de este el Radar. El moreno vio el aparato y acercó un poco su rostro para examinarlo, la americana lo encendió y se lo acercó, mientras este mostraba varios puntos regados por toda la zona.

—Mira Quillan, este Radar es un objeto muy útil que conseguí en Metal Empire. Muestra las señales de Digivice cercanas y a un kilómetro a la redonda, también puede guardar la marca de los Digivice que yo quiera— explicó mientras señalaba las marcas de los Digivices de ellos dos y guardaba en la memoria del dispositivo la de Quillan.

—Wow, es genial —respondió el noruego, viendo todas las señales que mostraba la pantalla del objeto; algunas estaban cerca y otras lejos—. Pero... no podemos saber cuál de todas esas señales es la del Topo, ¿cierto? —la chica negó.

—Así es, pero nos será de utilidad cuando demos con él. Podremos ver desde el Radar a dónde se dirige y evitar que nos vea siguiéndole —expresó—. Ahora solo debemos estar muy atentos a cuando aparezca —todos concordaron y siguieron esperando.

Ya eran casi las once de la mañana y aun no había señales del alemán por ningún lado, tampoco de un Bearmon; pasaron casi veinte minutos y el sujeto de cabello gris no parecía estar por ningún lado. Fue cerca de las once treinta cuando finalmente Miroslav Schenck se presentó en el lugar, los chicos no supieron en qué momento apareció; pero estaba allí, justo al borde del puente junto con Bearmon.

—Es él —dijo la americana y todos voltearon su vista disimuladamente y volvieron a mirar al frente—. No lo miren demasiado, hagan como que siguen conversando —dijo la chica a los Digimon y estos siguieron la orden. Quillan dejó la vista sobre el sujeto, pues era él quien estaba de frente; Light, por su parte, bajó la mirada hacia el Radar, buscó la marca más cercana al DigiPuente y la guardó en la memoria del dispositivo bajo el nombre "Topo". Con esa información en el Radar ya no lo perderían.

Pasaron unos diez minutos en los que el Topo y su compañero permanecieron parados allí sin hacer nada y entonces comenzaron a marchar hacia adentro de la ciudad. No era necesario seguirlo por el momento pues él aún estaba en el alcance del Radar, fue en ese instante que un mensaje llegó al Terminal de la estadounidense.

— ¿Qué es? —preguntó el muchacho del grupo luego de perder de vista al alemán, pero siguiendo su ruta en el Radar.

—Es de DS —informó la peligrosa haciendo que las miradas se posaran sobre ella—. Dicen que el Topo acaba de enviar un informe alegando que los renegados no se presentaron —guardó el aparato rápido y observó el Radar. Para su sorpresa, la señal del Digivice del hombre en el dispositivo mostraba que se dirigía a las faldas del Monte Infinito que colindaban con File City.

— ¿A dónde va entonces? —preguntó el diablillo morado viendo desde un lado la pantalla. Nadie respondió.

—Será mejor que lo sigamos antes de que lo perdamos —musitó Quillan y miró a la estadounidense, quien parecía pensar algo al ver el camino del sujeto.

—Tengo una idea, vamos —pagaron las bebidas y se marcharon.



Erushi Tsuki22 owo/
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie