el ultimo rayo de esperanza

meisonrenamonignited

soy la pesadilla viviente de todos mis enemigos

Registrado
29 Ago 2015
Mensajes
160
Ubicación
en el reino de la muerte
Offline
(….. el cielo se ve muy… oscuro…. ¿Mas que de costumbre que sucede…? Es mi imaginación, o enserio estoy loco… juraría que hace al menos unos. 13 minutos, el cielo tenía un bello color azulado… y ahora se ve como si la mismísima oscuridad abrazara la tierra y impidiera la iluminación de la luna… e incluso. del sol en el otro extremo del mundo…)

-los pensamiento de aquel joven de cabello color blanco y ojos rojos como la sangre, teniendo un brillo intenso a pesar de la zona, provocaba nervios en las personas que pasaran cerca, pero este lejos de prestarles atención, solo se fijaba en el cielo, teniendo unas que otras dudas en su cabeza sobre tal acontecimiento, esto… seria interrumpido por como repentinamente el cielo volvió a iluminarse de forma casi inmediata, haciendo que el chico se tape los ojos ligeramente para acostumbrar sus ojos a la iluminación tan repentina-



Mínimo, ¿podías haberte vuelto a iluminar sin que sea tan rápido? alguien quedara ciego si lo veía directo..

-el joven solo se destapo los ojos, poniendo su mano en su pecho palpando en los bolsillos, para así introducir su mano, y sacar una caja de cigarrillos, abriendo esta, para así girarse cuidando de tropezarse con cualquiera, habiendo logrado tomar uno de estos y ponerlo en su boca, guardando la caja de nuevo para así, volver a revisar sus bolsillos siendo más rápido esta vez, sacando el pequeño mechero, girando la rueda algo rápido notando las chispas que salina, encendiendo este, acerco el cigarrillo que estaba en su boca a la llama de aquel mechero, logrando encender el cigarrillos sin mostrar mucha expresión, apagando este, y volviendo a esconderlo mientras camina, poniendo dos dedos en los bordes del cigarrillo, mientras ve el cielo estrellado con algo de gozo-

si no mal… recuerdo.. cerca… había algo que tenía que buscar o… alguien, pero no recuerdo a quien…. Supongo que no importa

-diría esto último mientras se encoje de hombros hablando consigo mismo, perdiéndose ocasionalmente en sus pensamientos luego notando un pequeño objeto brillante, escondido de forma muy (torpe) entre unos arbustos, lo cual llamo la atención del chico, haciendo que detenga su caminar, viendo a todos lados, intentando encontrar con la mirada al dueño de aquel objeto para devolvérselo, pero al darse cuenta que no habría nadie alrededor, solo se acero, inclinándose para tomar el objeto logrando sacarlo sin problemas, notándose como sus ojos brillaban ligeramente, estando muy (interesado) en aquel objeto-

……. Bien…. No hay nadie cerca, básicamente puedo aplicar la regla de…. “quien se lo queda, se lo lleva”


-comento para si mismo ahora escondiendo aquel objeto en su chaleco negro, haciendo difícil que la luz se escape de esta, ahora dirigiéndose a su casa-



-mientras este caminaba, se notaba como detrás de el. desde unos arbustos habría una figura alta, la cual desde el momento en el cual tomo aquel objeto, se dedicó a perseguirlo lentamente cuidando las distancias para evitar que el se diese cuenta, pasaron alrededor de 13 minutos antes de que el chico volviese a su hogar… un departamento de dos pisos bastante asegurado, tenía la reputación de “tener objetos valiosos” en su hogar, lo cual hizo que aquel chico asegurase su casa-



Perfecto… ahora… que debía… mph…. No recuerdo que debía hacer…

- aquel chico notaba como desde el reflejo de uno de los espejos, una sombra negra la cual tomaba forma física siendo el doble del tamaño de aquel chico, se expandía a una velocidad muy alarmante, cubriendo toda la habitación de una oscuridad que ni las luces de su casa podían “eliminar”, lo cual hacia que este viera con algo de sorpresa y nerviosismo aquella situación ya que no le pasaban cosas así muy seguidas, aquel chico tomaba la piedra con fuerza apretándola notando como era lo único que iluminaba entre aquella bruma oscura la cual parecía “devorar” la luz de sus alrededores-

….. bien… veamos que demonios sucede…. Y, tal vez. Consiga. mmhhh.. me cuesta… respirar…. Y, si…..

-rápidamente el chico vio hacia abajo notándose como habría un corte algo profundo en su estómago, habiendo perforado varios puntos vitales, tosiendo bastante sangre desplomándose en el suelo mientras su vista se vería borrosa lentamente, aquella sombra negra, dejo de absorber la luz en todo el hogar ahora acercándose viéndose una forma extraña “femenina, 1.90 mts de altura, no tenia rasgos humanos, lejos de ser humanos parecían mas animales, que estos pero no era fácil identificarlo, luego de esto se acercaba a el, gritando con fuerza haciendo que los alrededores tiemblen”-

[MARCUS DESPIERTA!!]

-tan rápido como se escucho aquello, el chico se despertaba de forma inmediata tomándose fuertemente del estomago donde se supone estaría la herida, tosiendo un poco, le había costado respirar dentro y fuera del sueño por alguna razón, observaba de un lado a otro, de adelante hacia atrás y arriba abajo, viendo que estaba en casa soltando un suspiro ligero riéndose-

demonios….. ese… sueño…. Mi vida… antes de…

-este giro suspirando pesadamente notando como entraba un águila la cual apenas se posaba en uno de los laterales de la cama adoptaba una forma humanoide, estirándose un poco riendo ligeramente al ver el estado tan “curioso” en su compañero-


-hey Marcus… todo bien?:.. parece como si… de nuevo volviste a tener ese sueño……. No?

--comentaría esto mientras que su rostro se reflejó una gran preocupación ya que era la vez numero 30 lo cual ya era un muy mal presagio ya que siempre este Moria en cada uno de los sueños, la chica solo se puso a pensar suspirando pesadamente para así levantarse de la cama y verle de reojo-

Tienes que ir a ver a el dueño de esa cosa…. Mas aun como encontrarlo… ya que… ya sabes…. cuando te encontramos, básicamente estabas en un estado de…. “sueño” en una base abandonada…


-silencio….. ya lo sé…. Laura… no tienes porque venir a verme todos los días…. Me ayudaste a recuperarme y todo…. Pero no quiero que te termines enrollando en esto…-

comentaría notándosele algo molesto para así ir a una porta chaquetas, poniéndose una de color rojo carmesí, aquel chico siempre dormía con casi toda su ropa puesta a excepción de su chaqueta por lo cual, tomaría una espada del modelo katana tradicional, la cual tenia una hoja rojiza

-algún día te lo compensare si es que eso es lo que quieres… pero hasta entonces…. No te involucres…-

diría esto sin volver a verle, yéndose de el hogar, al fin y al cabo Vivian juntos, y sabia que ella no se iría a otro lugar, observaba el cielo notando la enorme ciudad, donde ya se supone eran las 4:´pm (hora en la que ya era de noche)

-sinceramente…. No… extraño… estar en lugares con mucha luz a pesar…. De eso….


múltiples recuerdos iban a su mente, una criatura de gran tamaño la cual se camuflaba dentro de la oscuridad, la mínima sombra de cualquier animal, maquina era “consumida” sin dejar rastro alguno

-tch…… esa vida…. Ya no es mía……….



soltaría un suspiro pesado, ahora yendo hacia las afueras de aquella ciudad algo “enorme” cuidando de no crearse algún problema debido a que era el último humano… “en un mundo nada común”




/no lo dividire en capitulos, ya que seran mas bien partes.. "muy largas" lo cual esto va a dar para meses o años de escritura/
 
Arriba Pie