Fanfic En busca de la mega evolución [Advance+Marisson] Capitulo 26 parte 2

Chris_Redfield

Professional by killing zombies
Registrado
28 Nov 2009
Mensajes
96
Offline
Interesante capítulo, esa Pikachu si que era salvaje en cierto punto, aunque lo que me sorprendió fue la actitud de May, no me esperaba que se enojara tanto, ni entendiera a tal punto lo que le pasaba a la pokemon amarilla, fue un capítulo bueno, y tranquilo en cierto punto.

De la conversación de Ash y Max no hay mucho que pueda decir por ahora, ya que seguramente más adelante será el tema principal.

Pero bueno, no hay mucho más para decir, la narración fue buena, y note algunos errores ortográficos pero menores, por ahora es todo, esperaré el próximo capítulo para ver que pasa con esa Pikachu y compañía, sigue así, mucha suerte.
 
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
Esta muy interesante esta historia, leí los 14 capítulos y me ha encantado, espero el próximo capitulo con ansias, te has ganado un lector más :D
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
Lo sé, lo sé, prometí a alguien que publicara el viernes, pero estuve en la universidad hasta las 21:00 de la noche, pero, ya estoy aquí, y el capitulo explicara algo sobre May aunque creo que más bien plantará más dudas, o eso espero... ¡Sospechen!(?

Capítulo 15: ¿El túnel Ferdegal?; ¡Más bien laberinto!

El grupo había llegado ya a la casa de Brendan a descansar y poner las cosas claras con todo lo que estaba pasando entre Hoenn y Kalos. Brendan había estado todo el día metido en la computadora revisando documentos y hablando con los investigadores que trabajaban con su padre, el cual aun seguía sin ubicar.

—Brendan...—dijo May preocupada por el chico.

— Nada aun, espero que este bien—dijo con la cabeza gacha.

—Lo está, él fue antes entrenador, ¿lo recuerdas?—Le animo la chica. A lo que Brendan sonrió y asintió.

— Bien chicos, es tarde, deben estar cansados y... ¿Quién es ella?—pregunto mirando que había una chica de más en el grupo.

—Eyline, soy criadora, y estoy aquí porque mi Liz no quiere separarse de la señorita May—contesto muy tranquila.

—Vale... pero esto es privado, ¿Puedes esperarnos afuera?—Pregunto incomodo el chico.

—Claro—y la chica salió de la casa.

Brendan miro a May con reproche y esta desvió la mirada riendo. De cierta forma había sido su culpa.

— ¿Cómo paso esto? —Pregunto confundido.

—No es tan difícil cuando lo explico…Cuando nosotros llegamos a Malvalona Max dijo algo que me dejo pensando. “Qué raro, antes podías ver a los pokémon corriendo por la ciudad, ahora no veo a ninguno” y olvide ese comentario una vez comenzamos a hablar de Rayquaza, pero cuando vi lo que hacía Liz con los ciudadanos me vino a la cabeza ese comentario. Así que asumí que la pikachu estaba molesta por que la gente ya no convivía con los pokémon de los alrededores como antes. Fue cuando busque a pikachu para que me ayudara a transmitirle que entendía eso a Liz. Pero para que funcionara necesitaba que Liz no se sintiera amenazada. —Dijo la castaña sonriendo, dejando a muchos sorprendidos, sobre todo a Ash, que aun creía que el despiste de May seguiría presente. Sin duda la chica había madurado como entrenadora.

—Linda historia, me sorprende que venga de ti— Comentó Brendan en un intento de animarse a sí mismo bromeando con May.

— Opino lo mismo—Comento Max alzando la mano. A lo que May inflo sus mejillas en un puchero y Liz lanzó chispas por sus mejillas demostrando que no le gustaba que fuesen malos con su nueva amiga.

— Cállense— Dijo May cruzándose de brazos, provocando una risa colectiva en el grupo.

—Me alegra que Pikachu te haya ayudado, —Ash se acercó a la castaña y del hombro de la chica saltó Pikachu pasa estar con su entrenador.

—Muchas gracias Ash—Sonrió la joven, provocando un nerviosismo disimulado por parte del azabache.

— ¡Dejen de coquetear, hay que ponerse serios! —Les grito Iris en burla haciendo que tanto Ash como May se sonrojaran.

— ¡Iris! —Le retó Ash, la peli morada se rio por su rostro típico de él.

—No seas tan infantil, solo fue una broma—Seguía riendo la entrenadora de dragones.

Serena miró la reacción de Ash ante el comentario preocupándose, ella misma había notado su confianza, y sabía perfectamente que Ash no se separaba de su pikachu con facilidad, cuando vio a May con ese pokémon en su hombro como si se conocieran desde hace mucho sintió algo que le molesto el estómago, pero trato de ignorarlo. Ahora con el comentario de Iris se sentía lejos de Ash, el chico tenia a muchas amigas, que habían pasado muchas cosas con él, seguramente ella no era la única con ese sentimiento hacia Ash.

¿Acaso estaba admitiendo que le gustaba el entrenador?

—Céntrense— Dijo Max, aburrido de la peleíta que tenían Ash e Iris, se sentó en el sofá al lado de Bonnie que jugaba tranquilamente con Dedennde.

..............................

A la entrada del túnel fervegal un grupo de tres estaban repasando lo que debían hacer.

—Primero, no hagan mucho ruido al entrar por la cueva, segundo, si encuentran un whismur no se le acerquen y si ven a un loured o exploudon, corren, ¿entendido?

—Fuerte y claro Steven—hablo la novata pelirroja sonriendo muy animada.

— Muy bien entonces todo en orden—Steven entro a la cueva. Detrás le siguió Mairin y Alain. La cueva no se veía demasiado extensa, pero era bastante oscura y eso que se no era muy tarde.

El camino se notaba transitado, pues la tierra que era su sendero estaba bastante aplastada y dura. En cambio, en las orillas del sendero se notaba tierra suelta y removida, posiblemente por los pokémon que habitaban ahí.

Mairin como siempre, iba a la cabeza del grupo. Junto a Chespy, aunque la joven no sabía perfectamente donde ir, así que cada cuanto miraba hacia atrás para que Steven le indicara, y ella muy alegre continuaba.

— ¿Sé lo pasaron bien en su salida? —Pregunto Steven mirando sonriente a la chica.

—Supongo, a ella le gusta mirar el paisaje y Ciudad Férrica es linda para los turistas—Contestó Alain pasando del doble sentido de la pregunta del campeón de Hoenn.

El campeón suspiro riendo suavemente, era difícil sacarle información a ese chico. Así que trato con algo menos personal. Y una duda que tenía desde hace un tiempo.

—Por cierto Alain, ¿Qué edad tienes?

— 15 años.

—Wow, parecer de 17, con lo serio que eres—Se asombró el hombre.

— Me lo dicen a menudo—Comentó con la seriedad que lo caracteriza.

— ¿Enserio?

—No, nadie pregunta eso en estos días, además solo tengo batallas pokémon con los entrenadores, pocas veces tenemos conversaciones personales—Y esa fue la oración más larga que dijo en todo el día, asombrando a Steven, pero más asombro le dio que en ningún momento el chico le había dirigido la mirada, más bien miraba muy atento a Mairin por si la alocada e infantil jovencita se caía como era su costumbre.

Steven dirigió su mirada a Mairin, que conversaba alegremente con Chespy de alguna cosa, por su sonrisa seguramente era algo que le llenaba de ilusión.

— Ella parece una compañía ideal para ti, cuídala mucho—Comento finalmente el campeón después de un silencio algo prolongado. Y Alain por primera vez le miro algo asombrado y confundido por ese cometario, a su parecer, de mal gusto.

Recordó que la jovencita Mairin se había auto proclamado compañera de viaje, y que sin su consentimiento estaba viajando junto a él, cambiando su panorama de viaje completamente. Y con la astucia de una mujer le hacía ir por lugares completamente innecesarios para su tarea.

Esa chica le había desordenado todo.

Pero sin pensarlo realmente Alain sonrió levemente ante ese pensamiento y el comentario de Steven vino a su mente de manera fugaz, “Ella parece una compañía ideal para ti”, posiblemente ya era costumbre de su parte que ella le siguiera, pero no podía negarse a que esa misma molesta e infantil compañía le agradaba.

“Cuídala mucho”

— Por supuesto que la cuidaré, es mi compañera de viaje—Contestó Alain sonriendo de lado, pero mirando una nueva caída de Mairin. Por primera vez había admitido que Mairin viajaba con él.

Más adelante y levantándose del suelo estaba la pelirroja que era tema entre los chicos de atrás, pero ella sin saberlo, claramente. Chespy a su lado le espera para que la joven se saque el polvo de la ropa y vuelva a caminar, después de un par de segundos la joven estaba de pie. Y delante de ella otros túneles oscuros, La chica miró hacia atrás esperando indicaciones de Steven.

—Espera un momento que reviso el mapa—Le dijo el campeón de Hoenn sacando su MultiNav y mirar el mapa del túnel.

—No te adelantes tanto, te puedes perder—Le regaño Alain. Serio como siempre. Mairin se cruzó de brazos.

— No soy una niña—Su tono parecía molesto.

—La señal…—Dijo Steven y golpeo levemente el MultiNav con la palma de la mano—El túnel interfiere—Y casi por instinto elevó el aparato para ver si así encontraba la señal satelital.

Mairin con la paciencia que poseía decidió dar vueltas por el sector, ella no comprendía de aparaos electrónicos, apenas y sabia usar la PokéDex, junto a su Chespy recorrieron las paredes del túnel con tranquilidad, hasta que por un hueco que había en la pared muy escondido vio algo pequeño y rosado. Se acercó cuidadosamente y con su mano le tocó.

Y como si fuese casualidad Alain volteo a ver dónde estaba metida la ruidosa Mairin, al verla agachada metiendo la mano en un hueco de la pared.

— ¡Oye! —Le dijo para que le escuchara. Pero era tarde, la joven ya había molestado a la cosa rosada.

La cosa pequeña y rosada corrió dentro del hueco ocultándose de la vista de Mairin que infló sus mejillas en forma de puchero, se levantó del suelo y caminó al lado del chico.

—Asustaste al pokémon—Le regaño la menor cruzándose de brazos.

—Te dije que no te alejaras—Alain le restó importancia a lo que sea que fuese esa cosa.

— Pero…—Trato de excusarse Mairin.

—Parece que ya—Interrumpió Steven mirando el MultiNav— Tenemos que ir por ese túnel de ahí y al cabo de una hora estaremos en Verdegal, que por cierto celebran un Concurso Pokémon.

— ¿Concurso Pokémon? —Preguntó ella.

— Son muy lindos, es donde los coordinadores…—Pero fue interrumpido por un temblor que movió las paredes del túnel.

— ¿Qué fue eso? —Preguntó Mairin alarmada.

—En Hoenn no son comunes los temblores—Habló extrañado Steven.

—Eso no fue un temblor—Dijo Alain tratando de escuchar— Es el rugido de un pokémon.

— ¿Qué? —Se alarmó aún más Mairin e inconscientemente tomo el brazo de Alain.

Otro temblor azotó el túnel pero este fue más fuerte y casi se podía escuchar el rugir del pokémon.

“Exploud provoca terremotos con el temblor que causa al levantar la voz. Cuando inhala aire por los tubos, hay que prestar atención, ya que está a punto de soltar un buen bramido” Dijo la PokéDex de Mairin que sonaba desde su bolsillo.

Por la pared por donde se había ido corriendo el pequeño rosado se rompió en miles de pedazos de tierra y por ahí el rugido de Exploud que hiso caer al suelo al trio de viajeros.

— ¡Qué fuerza de rugido tiene! —Dijo Mairin aferrándose más al brazo de Alain.

— ¡CORRAN! —Gritó Steven y los chicos se pararon del suelo para seguir por el túnel. Detrás de ellos el Exploud un par de Loured y muchos Whishmurs les perseguían molestos.

— ¡Así que era ese el pokémon que toqué! —Dijo Mairin mirando hacia atrás mientras cargaba a Chespy en sus brazos, pero en un descuido y muy propio de la chica, calló al suelo.

— ¡Mairin! —Exclamo Alain y regreso sobre sus pasos para recoger en brazos a la chica y seguir corriendo fuera del alcance de los pokémon enfurecidos.

— ¡Alain, ve por ese túnel, este de acá se conecta con ese más adelante, hay que perderlos!

— ¡Entendido!

Tanto Alain como Steven corrieron por Túneles diferentes para poder despistar a los pokémon pero no contaron con que había más de un Exploud persiguiéndolos. Y bastante furiosos.

—Nos va a alcanzar—Dijo preocupada Mairin que aún era cargada por el chico que ya se estaba cansando de correr, paró en seco y giro sobre sus talones para encarar al pokémon. Bajo a Mairin y se puso delante de ella.

—Mairin, quedate atrás es peligroso—El rostro de Alain estaba más serio de lo normal pero tenía un toque de querer proteger a la novata, ella sólo asintió abrazando a Chespy, sus piernas seguían temblando pues esos pokémon le daba miedo. — ¡Charizard!

De la pokéball del chico salió su Charizard listo para el combate. Hace tiempo que no salía así que estaba emocionado por una batalla.

—Charizard, ¡Garra dragón!—le ordeno el chico y al segundo su Charizard ataco a Exploud con sus garras, el enorme pokémon retrocedió, pero un rugido de su parte remeció todo el suelo.

Mairin observo que con lo estrecho del túnel para Charizard sería más complicado luchar, su tamaño no lo ayudaba, en cambio Exploud había crecido ahí, por tanto sabia usar sus ataques dentro de ese estrecho espacio.

—Chespy, usa toxico—ordeno la novata y de sus brazos salto su pokémon, lanzo un ácido que hiso retroceder al enorme pokémon.

— ¿Qué haces?— pregunto Alain mirándola asombrado.

—Yo también soy una entrenadora—le respondió la chica sonriendo.

El entrenador sonrió levemente y continuaron con la batalla.

—Necesito que lo inmovilices con el látigo cepa, ¿Puedes?

—Dalo por hecho— aseguro la pelirroja—Chespy, ¡Látigo cepa!

Un látigo verde salió de los extremos del pokémon tipo hierva que atrapo las piernas del Exploud haciéndolo caer y remeciendo la tierra, detrás de él, las rocosas paredes cayeron dejando de lado a los Loured y Whismur que estaban acompañándolo.

— ¡Llamarada!—ordeno Alain y de la boca del Charizard una enorme llama le dio directo al enorme pokémon dejándolo fuera de combate.

—Estupendo, Chespy—se alegró Mairin abrazando a su pokémon—Somos fuertes.

El chico les miro sonriendo y se acercó a ver a Charizard. El cual parecía bastante feliz de haber visto la pelea de la novata. Alain acaricio la cabeza de su pokémon el cual negó y apunto a Mairin.

—Bien trabajo, Mairin—dijo el chico sonriendo levemente. La joven dejo de saltar y le miro sorprendida por el alago.

—Gracias.

Pero un temblor mucho más fuerte que los anteriores remeció todo el lugar. Los chicos no pudieron mantenerse en pie, se preocuparon. A pesar de que ellos estaban bien, Steven estaría -tal vez- aun peleando contra el Exploud y sus compañeros. El temblor fue prolongado, más de lo normal.

—Alain...—dijo la novata regresando a su pokéball a Chespy.

—Todo estará bien—le tranquilizo el chico imitando la acción de Mairin y regresando a su Charizard—eso se sintió más como un derrumbe.

Los chicos se pusieron en marcha al final de esa túnel deberían juntarse con Steven y por fin llegar a Verdegal.

Al final del trayecto vieron la entrada del otro túnel interno pero estaba lleno de rocas.

— ¡Steven!—grito Mairin y ver si así le encontraban.

Alain por su parte observo el terreno. Las marcas de las paredes habían sido hechas por alguna batalla, de pokémon grandes, ¿Habrá, Steven luchado contra Exploud?

— ¡Ma…iri…n!— se escuchó al otro lado de la pared de roca.

La chica se acercó a la pared y volvió a gritar.

— ¿Steven?

— ¿Es...tas... b...ien...?—se escuchó débil pues la pared que se los separaba era bastante gruesa.

— ¡Si, Alain está conmigo!—grito la joven alegre.

— Si… gan—se escuchó débil —Lo..s… ve…ré… en… ver…de…gal...

Al rato ya no se escuchó nada más. Mairin miro a su compañero con angustia en los ojos. El chico se acercó a ella.

—Recuerda que es el campeón de Hoenn—dijo para calmarle, ella asintió.

— Continuemos—susurro forzando una sonrisa.

……………………………………………………………………………………………………………….

Al otro lado de la pared rocosa estaba Steven corriendo hacia la salida. Por un comunicador trato de hablar con su padre pero la señal se interrumpía.

—Esto es extraño...—Susurro para sí mismo—Se supone que en el túnel ya habíamos arreglado la señal...

El campeón de Hoenn continuó hasta salir del túnel y estar nuevamente en férrica. Miro su MultiNav y la señal estaba como siempre. Se extrañó, ese túnel no debía tener interferencia de ningún tipo y hubo un temblor dentro de este que no había sido producido por el rugido de Exploud. De eso estaba seguro.

Miro nuevamente al túnel frunciendo el ceño ¿Qué demonios estaba pasando en Hoenn?

...............................

Bueno espero que le haya gutado.
¿Vieron el Acto III de SME?!!!
¿Vieron los momentos Marissonshipping?
KYAAAAAAAAAAAA!
Estoy gritando desde que lo vi!!
Nos leemos más tarde!
y los del acto III tal vez influya en la historia!! ;)

Proximo capitulo: ¡Nuevo rumbo!: buen viaje, amigos

Edit: olvide publicar esta imagen que es cuando Allan carca a Mairin <3
 
Última edición:
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
estuvo bueno el capitulo, me encanta la personalidad de iris xD , algo me dice que may se quedara con Liz (la pikachu) o al menos es lo que sospecho :D
y si vi el acto III, mega rayquaza se las partió a groudon y kyogre xD y la parte cuando marin se acerca a alan para ver si estaba bien :3
pero prefiero el advance :D
espero la continuación, por un momento pensé que te habías olvidado de tu promesa :D
 
Última edición:

charizardmaister

Alola form
Registrado
8 Oct 2014
Mensajes
504
Ubicación
España
Offline
Muy buen capítulo, parece que los dos grupos están cerca de encontrarse, será muy bueno, lo presiento.

El SME 3 fue la epicidad en capítulo la fuerza de Mega-Rayquaza fue...dios y lo de Alan y Manon ha avanzado más en tres capítulos que Ash con cualquiera de sus compañeras encasi 900 xdd

Espero el siguiente ;)
 

Chris_Redfield

Professional by killing zombies
Registrado
28 Nov 2009
Mensajes
96
Offline
Buen capitulo, me parece raro que aún no sepan nada del profesor Birch, me pregunto que estará pasando, y también la actitud misteriosa de Steven, pero creo que se irá sabiendo con el tiempo que ocurre con ellos, sobre lo de May y la Pikachu es probable que se la quedé, pero por el momento es un pequeño extra.
Que habrá provocado ese derrumbe, es extraño que pasen esas cosas en Hoenn, pero bueno, se irá resolviendo próximamente.
Sobre el Acto III no lo vi, la verdad no vi ninguno de esos episodios, algun día los veré cuanto pueda, probablemente cuando tenga pc ja
Pero bueno, la narración, sigue siendo muy buena, la ortografía, no te varios errores mínimos, pero se entiende bien la historia por el momento, sólo ten cuidado con ciertas palabras, sigue así, va poniéndose muy interesante la historia, pero bueno, no tengo mucho más que decir por ahora, sólo que espero el siguiente capitulo.
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
A una semana del capitulo anterior, hoy viernes vengo con un nuevo episodio del fanfic: "En busca de la mega-evolución" ya son 16 capítulos, ¡Por Arceus! y en los siguientes veremos como avanza la historia centrándonos en ciertas cosas. pero por ahora internense en los sentimientos de los personajes.

Disfruten el capitulo :D

Agradecimientos a quienes comentaron en el capitulo anterior:
-dgx04
-charizardmaister
-Chris_Redfield

Capítulo 16: ¡Nuevo rumbo!, Buen viaje, amigos.

Al día siguiente, el sol resplandecía con toda su fuerza y como el concreto reinaba en la ciudad la temperatura era peor, como si fuese verano. Por suerte para nuestros héroes la casa donde estaban hospedándose daba a un lado con mucha sombra, el calor del sol no les afectaría en esa mañana, mientras permanecieran en la casa.

— ¡Es hora de despertar! —Grito Brendan con un par de tapas de ollas en las manos tocándolas como si fuesen platillos. El ruido alertó al grupo y varios cayeron de la cama. —Buenos días.

— ¡Brendan! —Gritó May y su cabello estaba completamente despeinado.

— Vamos que son las 12:00, es hora—Se defendió el chico y se fue a la cocina.

— Yo aún tengo sueño—Gruño Ash refregándose la cara.

— ¡5 minutos más! —Exclamo Iris abrasada a la almohada.

Al rato de gruñidos y caídas por el sueño el grupo ya estaba desayunando todos juntos en la cocina de la casa de Brendan. Serena había cocinado para la mayoría con ayuda de Clemont. Despues de esto se juntaron nuevamente en el living para terminar de trazar el plan.

—Bien, como dijimos ayer, tienen que ir a Verdegal, ahí habrá un asistente del profesor Cipres con un paquete muy importante para ustedes. —Les dijo Brendan muy serio, repasando unos papeles que tenía en la mano.

— ¿Nos acompañaras? —Preguntó May.

—Lo siento, pero debo quedarme, hay cosas que aún no calzan y prefiero el trabajo de escritorio—Contestó Brendan sonriéndole a la chica. Ella bajo la mirada.

— Espero tengas suerte—Le dijo ella sonriendo.

—Gracias May.

Ash estaba sumido en sus pensamientos, las batallas que tuvo ayer le habían distraído lo suficiente como para aclarar su mente, esto de Rayquaza y lo que pasaba en Hoenn sí que era raro, incluso llego a pensar que el profesor Ciprés lo había mandado a Hoenn por algo más que esa mega-piedra.

— Hey, Ash—Dijo Serena sacándolo de sus pensamientos.

— ¿Qué pasa? —Pregunto cayendo en la realidad.

—Ya nos vamos, iremos a Verdegal lo antes posible—continuó May que ya estaba en la puerta con su banano abrochado y lista para partir.

—Bien—Ash se levantó del sillón y con su sonrisa característica miró a sus compañeros.

El grupo salió de la casa de Brendan, listos para continuar con su aventura por la hermosa región de Hoenn, El chico el despide desde la puerta. Al rato después ellos se encuentran en la ruta que los sacaría de Malvalona y May no puede evitar mirar hacia atrás algo preocupada.

— Hermana, ¿Pasa algo? —Pregunta Max quien es el primero en darse cuenta, la castaña se gira a verle.

—Amm… Nada realmente, es solo que…—Trata de decir ella pero es que ni ella sabe por qué mira hacia atrás.

— ¿Es por Brendan?, Te aseguro que estará bien—Le dice Amanda sonriendo.

—No es por eso…

— ¡Pika! ¡Pi~!—Se escucha el gruñido de un pokémon amarillo.

May se voltea nuevamente y en la calle de la ciudad remodelada de Malvalona ve a Liz la pequeña pikachu “Salvaje” que ayer había salvado, ella sonríe y corre a su encuentro. La abraza con fuerza.

— ¡Liz! —Grita con felicidad estrechándola entre sus brazos. La pikachu se arrulla en su pecho sin querer soltar a la chica.

— ¡Señorita May! —Grita a unos pasos más atrás la criadora de la pikachu salvaje— ¡Espere un momento!

La criadora novata llega al lado del grupo que tan solo miraba la conmovedora escena entre la coordinadora y la pikachu. La castaña se levanta y mira a la chica.

— Liz… Ella no quiere que te vayas—Dice exhausta— Ella…

—Lo sé—Responde rápidamente pero deja a Liz en el suelo— Escucha Liz, Eyline es tu criadora, debes quedarte con ella.

Pero la pikachu niega rotundamente y se acerca a la castaña.

— ¡No! —Le grita May aparentando estar molesta— Debes quedarte con ella, yo ya tengo mi equipo definitivo y no puedo, a esta altura, estar con una inexperta Pikachu en los concursos—Le dice aparentando frialdad.

— Pi… ¡PIKACHU! —Gruñe con las mejillas electrizadas, molesta como antes pero esta vez no con los ciudadanos, sino con la que creía su amiga.

— ¡Eyline es tu criadora! —Le grita May por ultima vez, luego mira a la chica— Cuidala… Sé que puedes.

May dando una última sonrisa le da la espalda a Malvalona y camina hacia la salida.

— ¡Señorita May! —Grita con decisión la criadora— yo… ¡Yo criare a Liz para que sea una pikachu de concurso para usted!

Y por primera vez Liz mira a su criadora como tal, aun con lágrimas en sus ojos pero viendo una esperanza en volver con la coordinadora. La castaña no se da vuelta para ver a sus amigas, pero sonríe.

El grupo sigue a May sin emitir palabra, pues ellos estaban en segundo plano, y este momento era de ella y Liz. La criadora toma en brazos a Liz y con una sonrisa algo triste le dice:

—Trabajemos juntas para que puedas ir con May y darle un listón como premio.

……………………………………………………………………………….

El silencio que se había formado después de la despedida de May y Liz era algo incómodo, a pesar de que trataban de alegrar el ambiente, era en vano. Pero como la astucia o ingenio de algunos, perecía que May ya no pensaba en lo dura que había sido con la pikachu. En medio de la ruta que iba hacia Verdegal una enfermera alcanza a los chicos.

— ¿Alguno de ustedes es Clemont? —Le dice una vez está cerca de ellos. El nombrado da un paso al frente.

— Si, yo soy Clemont, ¿Sucede algo? —Pregunta preocupado.

—Pues, me acaban de llamar de la liga pokémon de Kalos y el presidente de la liga exige que vayas a Kalos a hacerte cargo del gimnasio como líder—Le contesta la enfermera Joy, recuperando el aliento.

— ¿Pasó algo en el gimnasio? —Pregunta Bonnie algo asustada.

—Dicen que hay un gran grupo de entrenadores enfadados pues el robot del gimnasio está descompuesto—Informa la mujer.

— ¿Qué? ¡¿Clembot descompuesto?! —Se exaspera el rubio tomando su cabeza con ambas manos.

—De hecho viene un trabajador de la liga de Kalos a buscarte, dice que te encontrará mañana en Portual—Informa la enfermera.

Clemont baja las manos de su cabeza y mira al suelo pensativo, pero la voz de Ash le hace mirar al grupo y fija su mirada en Ash.

—Ve a Kalos, no te preocupes, tu gimnasio es más importante—Le sonrió el chico.

—Manténganme informado sobre todo esto—Dijo el rubio sonriendo y se acercó a su hermanita—Bonnie, Te quedaras aquí y serás mi informante, ¿de acuerdo? —Le sonrió al ver que de a poco el rostro de la pequeña cambiaba a uno de tristeza.

— C-Claro—contestó la pequeña rubia, con los ojos llorosos, le dio un abrazo a su hermano con toda su fuerza. Serena se acercó a la pequeña y la tomo de los hombros.

—Serena—Hablo Clemont mirando a la castaña clara, sonriendo— Cuida a Bonnie por mí.

Serena le miro algo sorprendida, pero al instante le correspondió la sonrisa.

—Déjamelo a mí—Le contesto cerrando el puño.

Ash se acercó a Clemont y le extendió la mano, este al instante le correspondió con un apretón.

—Este no es un adiós—Dijo Ash.

—Es un hasta pronto—Continuó Clemont.

—Fue un gusto conocerte Clemont—May se acercó al chico con una sonrisa.

—Lo mismo digo May.

Max se acercó a él y levanto su puño mostrando la parte de atrás de este—Algún día tenemos que tener una batalla, Líder—Le dijo como despedida.

Clemont levanto su puño chocándolo con el del entrenador—Es una promesa.

— Suerte con todos esos entrenadores—Hablo Iris riendo levemente.

—La necesitaré—Rio Clemont.

—Yo te acompañaré a Portual—Dijo Amanda llevándose todas las miradas de sorpresa.

— ¿Amanda? —Se cuestionó May.

—Hay un concurso ahí, así que pensé que debía ir a participar por mi cuenta, ya que si continuo al lado de May terminare copiando su estilo—Contestó rápidamente la joven bajando la mirada. —El estilo de May es muy hermoso, pero es solo de ella…

—Mi estilo…—Susurró la castaña, —Esta bien, Amanda puedes continuar tu sola, estoy segura de qué estarás bien.

—Lo siento May.

—No te disculpes—Le regaño May y le dio una palmadita en la cabeza— sigue tus sueños hasta el final.

Amanda levanto la vista y le sonrió a su maestra.

— Entonces Amanda, ¿Nos vamos? —Le ofreció Clemont con una sonrisa.

—Claro—Contestó ella.

Ambos comenzaron a caminar junto a la enfermera Joy de antes. El grupo levantó las manos despidiéndose de sus amigos.

— ¡Nos veremos! —Gritaron Clemont y Amanda al unísono.

— ¡Buen viaje, amigos! —Gritaron todo el grupo con energía. Bonnie corrió un poco más adelante y con todas sus fuerzas grito:

— ¡Buen viaje hermano, Les ganaras a todos esos entrenadores, lo sé! —Entre lágrimas la pequeña se despidió de su hermano, el cual le sonrió a la lejanía. — Sé que puedes…—Susurro lo último aguantándose las lágrimas que querían salir de sus ojos.

Serena se acercó a la pequeña y con un abrazo sobre protector la atrajo a sí misma.

—Él también lo sabe—Le susurro mirando como Clemont se alejaba cada vez más de ellos.

..................................................................................................................................

Gracias por leer :D
Espero que les gustara el capítulo 16
Ya 16 capitulos wow!
Preguntas! porque hace tiempo que no les pregunto algo xD
1) ¿Donde creen que este el profesor Birch?
2) ¿May fue muy dura con Liz?
3) ¿Amanda volverá en los siguientes capitulos?
4) ¿Qué habran sido esos extraños terremotos en el túnel ferrvegal?

para que usen las neuronas! xD

Proximo capitulo: Capítulo 17: ¿Un Drew en el camino? ¡Verdegal celebra un concurso!

Bye~!
 
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
Sentí que el capitulo fue muy corto, pero igual me gusto mucho, me hubiera gustado que may se llevara a Liz, nunca pensé que may fuera tan dura. Será que Amanda sienta algo por el rubio ? los terremotos significaran que Groudon esta cerca? y la verdad no se donde estará el profesor Birch xD ... no quiero esperar hasta el otro viernes para leer el próximo capitulo D:
 

Chris_Redfield

Professional by killing zombies
Registrado
28 Nov 2009
Mensajes
96
Offline
Buen capítulo, aunque da la impresión de que fue el más corto que leí hasta el momento, pero no menos interesante, la verdad me esperaba que Clemont se tuviera que ir a su gimnasio, necesitará mucha suerte para ganar a tantos entrenadores, pero eso creo que es otra historia.

Sobre las preguntas
1 - No hay suficientes datos como para idear donde está, o no los note hasta ahora.
2 - May fue dura con Liz, pero por mi parte creo que dos pikachus es mucho, así que por el momento, creo que hizo bien.
3 - Seguramente si, pero de que vuelva a viajar con ellos todos los capítulos, no estoy seguro, ya que desde hace tiempo pensaba en viajar por ella sola, así que no creo que vuelva para quedarse, pero que volverá aleatoriamente probablemente creo que si.
4 - Puede ser Graudon que se va despertando para volverse más joven(?) ok no ja

Pero bueno, es todo por ahora, la ortografía la note bien, no note error está ves, y la narración muy buena como siempre, no tengo más que decir, sólo que espero el siguiente capítulo.
 

charizardmaister

Alola form
Registrado
8 Oct 2014
Mensajes
504
Ubicación
España
Offline
Me ha gustado mucho el nuevo capitulo (aunque lo leo un poco tarde xd)

1. El paradero del profesor todavía resulta desconocido, puede que tenga algo que ver con Lysson/ Fleur de lis y el Team Flare.
2. Un poquito sí, pero ya se arreglarán en el futuro creo yo.
3. Volverá, puede que se la crucen en el futuro pero no para viajar con ellos, tiene que buscar su estilo como su maestra hizo en su día.
4. Puede que estemos ante otro combate Groudon VS Kyogre VS Rayquaza

Espero el siguiente, un saludo ;)
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
Espero que no sea muy tarde, debo leer tres libros para el lunes por prueba en la Universidad, así que no tengo mucho tiempo de descanzo de hecho eh comido y ahora me voy a seguir estudiando, más tarde publicaré el mini fic advance y el one-shot Marisson, hasta entonces les dejo la primera parte.
Se que algunos desean que sean más largos los capitulo, y bueno en vista de eso, escrbi este pero quedó considerablemente más largo, lo partí en dos partes, por que se me alargo con la batalla.... ¡Ya dije demaciado! xD


Capítulo 17: ¿Un Drew en el camino?

Con la despedida de Clemont y Amanda el actual grupo caminaba tranquilamente por la ruta, delante iban May, Serena, Bonnie e Iris, conversando de lo que harían una vez estuvieran en verdegal. Detrás de ellas Max y Ash conversaban a gusto sobre alguna batalla que tuvieron en el tiempo que no se encontraron.

Al cabo de un rato el grupo paro a comer algo y descansar.

—Iré por algunas frutas—dijo iris y en un segundo ya estaba entre los arboles buscando comida.

— ¡Iris yo voy contigo!—Grito la pequeña rubia y le persiguió por el bosque.

—Que rápidas—rio May.

—Entonces yo cocinare—dijo Serena y preparo las cosas—Max y Ash vayan a buscar agua para lavar las frutas—Ordeno la castaña clara.

—Bien—dijeron los entrenadores internándose en el bosque en busca de un lago o un rio.

—Serena, ¿Necesitas ayuda? —Le pregunto May.

—Gracias pero quiero hacerlo yo misma—dijo la chica y se amarro el delantal rosa.

Serena estaba particularmente emocionada, pues como Clemont no estaría para cocinarles ella debería hacerlo y que mejor manera de demostrar sus dotes en la cocina que haciendo una rica merienda para el grupo.

May por su parte simplemente extendió el mantel para que comieran en el suelo. Solo le tomo unos segundos y al rato llego Iris cargando un montón de manzanas y naranjas con ayuda de Altaria y Bonnie.

—Sera una rica merienda— acoto Iris pues se vanagloriaba en su ojo para seleccionar fruta de primera calidad.

— Claro, Serena es una gran cocinera— comento Bonnie.

—Muchas gracias— se sonrojo la chica mientras preparaba las cosas para comenzar a cocinar.

—Aquí el agua—Dijeron Max y Ash que cargaban una gran hoja con agua en su interior.

Serena puso manos a la obra, lavo y pelo las frutas con rapidez, bajo la atenta mirada de Ash, May e Iris, quienes esperaban ansiosos la comida.

Y con la gracia de una cocinera la chica termino de hacer unos sándwiches con la fruta que le había traído la peli-morada, se veían deliciosos y el grupo se sentó a merendar.

—Serena, tienes una mano increíble para la cocina— le elogio al primer bocado May.

—Mucha razón, están deliciosos— esta vez fue Iris.

—M-Muchas gracias—Contestó Serena sonrojándose ante los halagos, pero su mirada viajo hacia Ash.

— shi ed-tha buhno—Dijo Ash cuando notó que la castaña clara le miraba esperando su opinión, pero su boca estaba repleta de comida. Serena asintió sonrojándose más.

—Traga antes de hablar—Le regaño May, el azabache le miro frunciendo el ceño y ambos terminaron riendo.

— Vamos hermana, si tú tienes pedazos de pan en la boca aún—Comento Max que se reía internamente.

May se sonrojo y tapo su boca con las manos pasándolas por sus labios para sacar todo rastro de comida que quedara. Provocando la risa colectiva en el grupo. Pero Serena no se reía realmente, ¿Qué había sido eso? ¿Un regaño y luego risas como aquí-nada-paso?

Despues de una rápida merienda el grupo se puso en marcha, Verdegal estaría solo a la vuelta de la esquina. Y el próximo concurso de May también.

— ¡Estoy emocionada por ver otro de esos concursos! —Chilló Bonnie tomando de la mano a Serena y a May.

— ¿Qué clase de traje usaras? —Preguntó la castaña clara.

—Umm… no lo sé, creo que veré en las tiendas, o llamaré a mi madre para ver si me compro algo ella—Contestó May sonriendo.

— ¿Concursos?, ¿Puede que Lisia se encuentre allí? —Preguntó Iris curiosa.

— ¿Lisia? —Preguntaron Serena y Bonnie.

— Lisia es una de las mejores coordinadoras de Todo Hoenn, no se presenta en concursos pequeños como este ella prefiere las sedes como Calagua, Arecípolis, Portual o Petalia—Dijo Max mientras leía su libreta sabrá Arceus de donde la sacó.

May rio nerviosa— Te falto decir que me ha ganado ya dos veces—comentó May deprimiéndose levemente. —Espero que no esté en este.

— Ya saben lo que dicen May, la tercera es la vencida—Dijo una voz muy conocida para May, Max y Ash aunque no para el gusto del último.

— ¿Drew? —Dijo sorprendida la castaña y un poco más lejos de donde estaba el grupo, apareció un peliverde de ojos esmeralda.

—Hace tiempo que no te veía, May— Dijo el chico acercándose al grupo.

— A eso se le llama suerte— comento Max sonriendo.

— ¡Max!—le regaño May, —lamento eso Drew.

—Descuida, sé que no le agrado mucho— Aclaro el peliverde, restándole importancia— Un gusto verte nuevamente Ash.

—lo mismo digo Drew—Saludo el chico.

—Drew, te presento a Serena y Bonnie, son de la región de Kalos—les presento la castaña.

—Soy serena, un gusto.

—Bonnie—Sonrió la pequeña— Y este es Dedennde.

—Y a Iris de Unnova—continúo ella.

—Hola.

—Es un gusto conocerlas, señoritas.

— ¿Y qué haces por aquí?—pregunta May.

—Vengo de Verdegal, iba a Férrica por un concurso pero el túnel colapso en la mañana por unos Exploud, Así que iré al de Portual— Aclaro moviendo el fleco de su cabello como siempre.

— Espera, ¿No participaras en el concurso de verdegal?—le pregunto May sorprendida.

—No, busco enfrentarme con Lisia, y ella solo aparece en concursos grandes—Dijo Drew.

—Ya veo.

— ¿Y tú, sigues evitándola?

—Claro que no, teníamos que venir a Verdegal, por algo privado—dijo May en tono de misterio.

—Es cierto, deberíamos adelantarnos—hablo Max comenzando a caminar.

—Max—le regaño la castaña.

—Entiendo, pero estoy algo curioso, ¿Y Amanda?—

—Fue a Portual por su cuenta—contesto May. Mirando como su hermano avanzaba junto a Bonnie, Iris y Serena —Bien Drew, Nos veremos—se despidió ella.

—Drew—hablo Ash que aun seguía cerca— ¿Una batalla rápida?—Ofreció el azabache.

—Me ofendería si no lo pidieras—Contesto el peliverde, sacando una pokéball de su cinturón— ¿Uno a uno?

—Muy bien—contesto Ash y sacó una de sus pokéball.

— ¿Es enserio?—Dijo Iris cruzándose de brazos pero termino suspirando—El no cambia...

—Wow, ¡una batalla!—Se alegró Bonnie.

—Seré el árbitro—Ofreció Max, —Quiero ver esta batalla de cerca.

Serena y May se miraron y rieron pensando ambas que esa parte de Ash era muy divertida.

—Roserade, Al escenario—dijo Drew arrojando su pokéball y de ella una Roserade salió lista para la batalla.

—Pikachu, ¿Quieres?—le pregunto Ash y el pokémon aceptó gustoso—Muy bien amigo, ¡Comencemos!

Tanto pikachu como Roserade estaba frente a frente, a pesar de que la batalla había comenzado ninguno ordenaba un ataque. Sabían perfectamente que los años no pasaban en vano y que ambos eran muy buenos entrenadores, las estrategias de ambos habían cambiado y/o perfeccionado en este tiempo. Pero no hay victoria sin riesgo, uno de ellos debía dar una orden.

—Roserade hoja mágica—Ordeno Drew. Y el pokémon con una elegancia propia de su entrenamiento lanzo el ataque, de sus rosas que tiene por manos un tornado de hojas relucientes fueron directo hacia Pikachu que esperaba la orden de su entrenador.

Ash con la tranquilidad y seguridad en su estrategia espero a que las hojas se acercaran lo suficiente, una vez que lo supo dio la orden:

—Impactrueno— a un centímetro de que el ataque le diera a pikachu este lanzo un poderoso impactrueno que atravesó y desvió las hojas mágicas de Roserade y ataco muy cerca del pokémon tipo hierba que salto justo a tiempo.

—Vamos a ponernos serios, ¡Hierva lazo!—aprovechando la lejanía entre los pokémon Roserade fijo su mirada en las hiervas que cubrían el campo de batalla —de esta no escapas...—susurro.

—Mantente atento pikachu—le dijo Ash extrañamente tranquilo. Pikachu asintió y moviendo sus orejas trató predecir donde atacaría.

A los segundos los látigos del ataque aparecieron justo debajo de Pikachu.

—Salta—ordeno Ash y al instante el pokémon amarillo dio un salto esquivando el ataque— Impactrueno.

Una carga eléctrica fue desde pikachu directo al Roserade que aún estaba concentrado fijándose en las hierbas.

— ¡Roserade, apartate!—Grito Drew. Pero fue tarde, el ataque ya había colisionado sobre el pokémon tipo Hierba. —Muy inteligente...—Susurro, sonriendo de lado.

Mirando la batalla se encontraban May, Serena, Iris y Bonnie. Siendo May y serena las más atentas.

—Eso ha sido genial—susurro May, mirando la cara de aflicción de Drew y como la nube de polvo levantado por el ataque de pikachu dificultaba la visión de Roserade.

—Roserade, Hoja mágica—Ordeno el peliverde, y de las rosas volvieron a salir unas hojas de muchos colores—Y ¡Danza de petalos!—mientras de una rosa salían las hojas mágicas de la otra miles de petalos revoloteaban, los ataques se juntaron a medio camino, transformando el ataque en un tornado de petalos y hojas directo a pikachu.

Ash que conservaba su tranquilidad, solo embozo una sonrisa y gracias a la fuerza del ataque tuvo que afirmar su gorro para que no se volase fuera de su cabeza.

—Pikachu, ¡Defensa eléctrica!—Ordeno al azabache, Pikachu con la rapidez y agilidad que posee se lanzó al suelo y dejando ir una carga eléctrica comenzó a dar vueltas sobre su espalda formando a su alrededor descargas.

Cuando el tornado de rosas y hojas ataco a pikachu este las re direccionó partiendo el ataque nuevamente, separando la hoja mágica de la danza de petalos. Mientras los rayos que salían del cuerpo de pikachu dejaban sin efecto al ataque, después de unos segundos los ataques explotaron por la fuerza que estaban ejerciendo, levantando más que polvo, una nube de humo tapo la visión quedo obstruida para ambos entrenadores.

—Buena defensa—Le alago Drew, guardando compostura.

—Gracias—Rio Ash.

—Ese ataque...—Susurro May, —esa combinación de ataques de Drew fue la que casi me vence en el Gran festival de Jhoto...—Sonrió la castaña, era la combinación definitiva del Roserade de Drew, de sus ataques más fuertes pero, incluso para Ash no había denotado mucha dificultad.

La nube de humo se estaba disipando, pero entre el espesor de esa oscura neblina un rayo de luz se estaba concentrando.

—Roserade—Dijo Drew con su mano en su bolsillo y una sonrisa arrogante—Rayo solar.

Roserade, que tenía sus brazos extendidos hacia el cielo, los bajo apuntando donde estaría Pikachu, y con la energía recargada lo lanzo atravesando la neblina de humo oscuro, apartándola con la fuerza de su ataque.

—Oh, no, Ash va a perder—Se preocupó Serena juntando sus manos sobre su pecho, desvió la mirada un segundo hacia May, la cual tenía sus manos apretadas a la altura de su estómago, pero su rostro parecía sereno. ¿Por qué May aparenta tanta tranquilidad? pensó la castaña clara.

Cuando el rayo solar aparto todo el humo antes ocasionado, termino dando contra el suelo de tierra frente a Ash. El cual sonreía victorioso.

—Casi...—Susurro el azabache afirmándose el gorro—Pikachu, ¡Cola de hierro!

El pokémon amarillo apareció a un lado del Roserade, y con la cola brillando golpeo directamente a un costado lanzándolo lejos, el pokémon tipo Hierva termino chocando contra un árbol y cayo.

Max comenzó a contar esperando que el Roserade no se levantara. Pero, con dificultad, el pokémon tipo hierba se puso de pie, y notablemente molesto lanzó un grito.

— ¡ROSEEEE! — Gruño, y con rapidez Drew le ordeno su siguiente ataque.

— ¡Roserade, Mega agotar! —El pokémon con la furia, apunto ambos brazos-rosas hacia donde estaba pikachu y el mega agotar alcanzo rápidamente a Pikachu.

— Pii — se quejó pikachu al sentir como su energía era succionada por el ataque de Roserade.

— ¡No te confíes Ash! —Le grito May. El chico desvió su mirada algo confundida hacia la castaña. Pero un nuevo quejido de pikachu le hiso concentrarse nuevamente en la batalla.

— ¡Piii! —Chilló el pokémon amarillo.

— ¿Qué pasa pikachu? —Le preguntó Ash preocupado.

— Roserade tiene la habilidad punto tóxico, aprovecho cuando pikachu le ataco con cola de hierro para rosarle y así envenenarle— Explicó Iris, impresionada por la rapidez de los ataque de Ash y de Drew.

— Ya veo—Susurró Serena, miro ahora a May, ella lo sabía por eso le gritó a Ash.

— Vamos pikachu, esto casi termina, ¡Impactrueno! —Ordenó el azabache, al segundó pikachu, algo resentido por el envenenamiento y con pocas energías lanzó un poderoso atack trueno hacia Roserade, que igual estaba algo cansado y el golpe contra el árbol aun le dolía.

—Roserade, Hoja mágica—Ordeno Drew, y el pokémon tipo hierba apunto ambos brazos hacia pikachu.

En una milésima de segundo ambos ataques colisionaron formando nuevamente aquella pantalla de humo y polvo tapando la visión de los pokémon, la nube de humo avanzó hasta cubrir a los entrenadores.

Max fijó la vista en un punto entre el humo y retrocedió rápidamente. De entre la nube salieron varias descargas eléctricas que apartaron completamente lo que cubría la vista.

Y ahí en medio del campo de batalla estaba pikachu de pie aun, con rasguños pero frente a él, Roserade desmayada, ya sin fuerzas para luchar. Y para sorpresa de todos pikachu cayó al suelo sentado, estaba agotado.

— ¡Roserade está fuera de combate, pikachu gana! —Grito Max sorprendido y alzando el brazo en dirección al azabache— ¡La victoria es para Ash!

El azabache suspiro aliviado y miró con una sonrisa a Drew, el peli-verde sonrió de lado y asintió cerrando los ojos, se acercó a Ash y le tendió la mano.

— Fantástica batalla, Ash—Le dijo.

— Igualmente, Drew—contestó correspondiendo el apretón de manos.

— ¡Como se esperaba de ti! —Grito Max acercándose a Ash para felicitarle.

— ¡Fantástico! —Chilló Bonnie.

— Eres increíble, Ash— le alagó Serena acercándose a él sonrojada.

—Muchas gracias chicos.

—Supongo que ya no eres un niño—Le dijo Iris cruzándose de brazos.

— ¿Lo dudabas? —Le contesto en un tono similar Ash, Iris rio suavemente y asintió.

— Ya no más— comentó guiñándole un ojo, a lo que Ash rio.

La castaña suspiro aliviada al ver que la victoria era para Ash y no dudo en acercarse al igual que sus compañeros a felicitarle, el progreso que había tenido el chico en este tiempo era increíble, se estaba convirtiendo en un entrenador de primera.

— Gran batalla, Drew—Hablo May que estaba cerca de Drew.

— Supongo que gracias, pero la derrota fue mía— Contestó el peli-verde, acariciando a su Roserade que ya se estaba recuperando.

— Roserade, lo hiciste genial, como siempre—Le alagó May sonriéndole.

— Ve a felicitar a tu amigo— Sugirió Drew devolviendo a la pokéball a su Roserade— Él está esperando tú reconocimiento— susurró lo último mientras le regalaba una rosa a la castaña.

— ¿Eh? — Dijo May recibiendo la rosa como siempre pero dirigió su mirada donde estaba su grupo, que casualmente estaban mirándole. — Espera, no entiendo…—susurro volteando a mirar a Drew.

— Nos vemos en algún concurso, May— Se despidió el chico caminando en dirección a Malvalona.

— Nos vemos—Se despidió May sosteniendo la rosa, aun confundida.

— Aún le regala rosas—Susurró Ash frunciendo levemente el ceño.

— ¡Te regala rosas! — Gritaron Bonnie, Iris y Serena acercándose a May.

La castaña quedó sin palabras mientras era rodeada por las chicas, que le hacían preguntas sobre muchas cosas pero no se les entendía absolutamente nada. Más atrás estaban Max y Ash.

— Si, aun le regala rosas—Contestó Max ante el susurró del azabache. El chico le miro, creyendo que había pensado aquello.

— Max, yo…

— Otro día tendremos esta conversación Ash— le interrumpió Max cruzándose de brazos.

Las cucas se calmaron, para que May pudiera comprender siquiera una pregunta de ellas, Serena fe la primera en preguntar.

— ¿Te gusta? — dijo notablemente interesada e ilusionada.

— No…

— ¿Le gustas? —Preguntó esta vez Iris.

— No lo creo…

— ¿Por qué le recibes las rosas? —Preguntó Bonnie, que a pesar de su edad captaba las cosas perfectamente.

La castaña enmudeció nuevamente, y un sonrojo apareció en su rostro, mientras su mirada se desviaba hacia el azabache que al parecer también le miraba esperando la respuesta. ¿Por qué aceptaba esas rosas?

--------------------------------------------------------
-------------------------------------

y hasta aquí la primera parte.
Espero les haya gustado~
Preguntas!:
¿Les gusto la batalla entre Drew y Ash?
¿Que resultado esperaban?
¿Esos eran celos de Ash?
¿Por qué a Max no le agradará Drew?

eso para que maquinen en sus cabecitas, ahora una preguntas para que me ayuden con el fic.
¿Con quien debería quedarse Serena? (no sé con quien debiera emparejarla o la dejo así solita?)
Si Mairin tuviera un mega ¿Qué pokémon seria y por qué?

Eso bye!! <3

----Edit-----
Para quienes les interese como está drew más o menos
 
Última edición:
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
Un buen capítulo, se nota que May conoce muy bien Ash, cosa que le falta aún a Serena, la batalla estuvo genial no me lo esperaba, aunque pensé que quedaría en empate, una victoria es mucho mejor. Eso si son celos xD algo que Ash recién esta sintiendo, ojalá ya deje de ser tan despistado y se de cuenta de sus sentimientos. Y creo que Max si se dio cuenta de ese detalle. Con respecto a Drew, él varias veces ha tratado mal a May y a quién le va agradar eso? además creo que Max prefiere a Ash, ya que es un buen entrenador y le cae muy bien al pequeño, no digo que Drew no lo sea, pero Ash es mejor :D
Uhm... Serena.. uhm.. que se quede sola xD no es competencia para May, que se busque a alguien parecido a Ash, uhm.. no sé .. Ritchie? xD
Un mega? podría ser un mega- ampharos , se le ve bien para un chica o si quiere algo más agresivo un mega-gallede :S
La peor parte es esperar una semana para la segunda parte, el fic se pone emocionante, cada vez más, siempre me dejas con las ganas de seguir leyendo. Como siempre tus escritos son de calidad n_n a esperar la actualización n_n
 

Chris_Redfield

Professional by killing zombies
Registrado
28 Nov 2009
Mensajes
96
Offline
Gran capítulo, me gustó mucho como se desarrolló, y la actitud de Ash, me agradó mucho durante el combate y que gran comida la de Serena, se mató para prepararla *sarcasmo* y Drew tan creido como siempre y también afeminado, pero bueno... y Serena desea que a May le gustará Drew para quitarla del camino seguramente, y Máx creo que ya se está dando cuenta de lo que siente Ash por su hermana, antes que el propio Ash se de cuenta.

Bueno, ahora las preguntas
1 - La batalla estuvo genial, muy bien desarrollada y me gustó mucho la actitud tranquila y relajada, no confiada de Ash, muy bien desarrollada, y también los ataques de Drew y la forma de contrarestarlos de Ash, gran combate.
2 - La victoria de Ash, aunque más sencilla de lo que fue, que lo hizo más interesante aunque sin mucho suspenso a mi parecer.
3 - Pues, diría que si, era un malestar típico que provocan los celos.
4 - Seguramente no le agrada por su actitud arrogante, ni a mi me agrada.

Sobre lo de con quien se queda Serena:
Sería bueno que se quede sola, para darle más drama a la historia, que luche por Ash y que cuando vea que no puede hacer nada, ya que Ash y May se quieren, que se vaya para dejarlos ser felices, preferiblemente en el final(lo sé mucho drama pero quiero que sufra xD), sino, si se tiene que quedar con alguien, sería que aparezca Calem, aunque prefiero la primera opción, pero queda a criterio de la autora.
Y sobre Mairin, no puedo opinar, no la conozco aún, así que no se que Pokémon le quedaría.

En fin, es todo por ahora, espero el siguiente capítulo.
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
¡Lo siento! -empezar así no es bueno para nadie u.ú- estaba en exámenes y trabajos, no se alivien, que esta semana estaré igual de ocupada, pero trataré de organizar mi tiempo de mejor manera. aunque de excusas no se vive ni se mejora, tengo el deber de exlicarles, son mis queridos lectores. y cómo compensación les dejo un capitulo Laargo, con lindas cosas y cosas tristes (depende de quien lo lea xD) además de ciertas sutilesas para lo que viene más adelante, ¡Disfruten!


Capítulo 18: ¡Verdegal celebra un concurso!: ¿Sentimientos encontrados?

La castaña enmudeció nuevamente, y un sonrojo apareció en su rostro, mientras su mirada se desviaba hacia el azabache que al parecer también le miraba esperando la respuesta. ¿Por qué aceptaba esas rosas?

Ni ella misma lo sabía con exactitud, así que titubeó un poco, miro la rosa y nuevamente miró a Ash.

— Se supone que son para mi beautifly, ¿Cómo me puedo negar? —Rio May lo que hiso que a todos les callera una gota por la cien.

— ¡Por Arceus hermana! —Le gritoneó Max golpeándose un lado de la cara— ¿Se puede ser más despistada?

— ¿Qué, Por qué? —Se cuestionó May inflando sus mejillas.

Bonnie parecía decepcionada, pues con lo pequeña esperaba algún romance de algo entre May y Drew, pero su imaginación le había ganado, cruzó sus brazos en forma de puchero, Iris sintió un alivio increíble pero lo disimulo, mientras que Serena tan solo quedó en silencio.

Hasta que Ash estalló en risa llevándose todas las miradas.

— ¿Y a ti qué te pasa? —Preguntó Iris levantando una ceja.

— No, no es nada, Es que May… — y continuó riendo.

— ¿Yo?, ¡Ash, ya dilo! —Le regaño la castaña acercándose al azabache.

— Tú no cambias, May—Contestó el entrenador parando de reír y sonriéndole a la castaña.

May le miró unos segundos mientras sus mejillas se sonrojaban. ¿Hace cuanto no se cruzaban sus miradas?

— Mira quien lo dice—Le contestó la castaña parándose derecha.

— ustedes, no comiencen a coquetear delante mío, por favor— Les molestó Iris riendo de lado.

Ash y May le miraron frunciendo el ceño sonrojándose fuertemente.

— ¿Les parece si continuamos? — siguió Max riendo internamente por las caras que habían puesto Ash y su hermana.

— Me parece bien— sonrió Serena comenzando a caminar delante del grupo rápidamente.

Detrás de ella le siguió Bonnie, notando la sonrisa fingida que puso la castaña clara. Iris de igual forma lo notó. Aunque como siempre May y Ash eran los últimos en enterarse de las cosas.

………………………………………………………………………………………………….

Pueblo verdegal siempre había sido muy rustico pintoresco pero rico en vegetación, como lo indica su nombre, y esa fue la primera impresión que se había llevado la joven Mairin al salir por túnel fervegal. Aunque también maldijo al sol por ser tan brillante.

— ¡Mira Alain! —Apuntó la joven hacia todo el pueblo.

— ¿Es necesario que gritones como si fuera una dulcería? —se quejó Alain cruzándose de brazos y maldiciendo internamente al sol por su brillo, o bien era culpa simplemente de lo oscuro del túnel.

— ¡Pero es qué mira! —Gritó la joven y dio unos pasos delante del chico extendiendo sus brazos— ¿No te parece un pueblo lindo y romántico?

El chico le miró frunciendo el ceño levemente pero al ver como se le iluminaba el rostro al admirar el pueblo solo pudo sonreír levemente.

— ¿Quieres pasear un poco por el pueblo? —Le sugirió Alain.

— ¿Enserio? ¡Eso sería genial! — se ilusionó la joven.

Ambos comenzaron a caminar para admirar un poco más el pueblo, hasta que el rugido poderoso de un Exploud hiso que ambos chicos se girasen sorprendidos.

— ¿Es que hay tantos de esos? —Se enojó Mairin al ser interrumpido su paseo con Alain. El grito de una mujer cerca del par de entrenadores de Kalos hiso que Alain girara su vista.

— ¡Se supone que esas cosas están en el fondo del túnel! ¿Quién los molesto? — grito un hombre que pasaba por ahí, seguramente del pueblo.

Alain y Mairin cruzaron miradas cómplices, claro ellos habían molestado a un whismur por casualidad –más bien Mairin-

— Mairin quedate detrás de mí —Le dijo el entrenador caminando delante de ella y sacando a su Charizard a combate. — ¡Vamos Charizard!

— Pero… —Susurró la joven, pero retrocedió al instante.

— ¡Absol! —Gritó otro entrenador acercándose al combate.

— No necesito ayuda, puedo con él solo— dijo Alain sin mirar al muchacho que se había invitado solo a la batalla.

— Tranquilo, dejaré que te luzcas con tu novia— Rio el muchacho. Eso hiso que el chico se volteara, su sonrisa altanera y su cabello verde le hiso fruncir el ceño.

— ¿Que?

— Nada, nada—Contestó apuntando con la mirada hacia Mairin. Alain le miró y por primera vez sintió un leve calor sobre sus mejillas.

Pero el rugido de Exploud hiso que ambos volvieran su vista a lo importante, ¡el pokémon enfurecido del túnel!

— ¿Qué están haciendo ustedes? ¡Concéntrense! —Le gritó Mairin.

— Y tiene carácter— Exclama el peli-verde sonriendo, ahora volvió su vista hacia el Exploud— ¡Absol, Viento cortante!

Absol con una rapidez impresionante agitó su cabeza y del cuerno que poseía salió aire potente que empujó al gran Exploud hacia la entrada del túnel.

— ¡Charizard, Garra dragón! — Ordenó rápidamente Alain para no quedarse atrás.

El Charizard puso sus garras en posición y cuando el Exploud se estaba levantando, este con su garra le golpeo tan duro que el Exploud cayó desmallado en el acto, provocando que volviera a chocar contra la entrada y un montón de rocas cayeran cubriendo la entrada del túnel.

Alain puso su brazo en su cintura y miró de reojo al peli-verde y sonrió de lado por su victoria. Charizard miró de la misma forma a Absol el cual gruño.

— Buen trabajo Absol— Dijo el peli-verde regresándolo a su pokéball.

— ¡Increíble Alain, como siempre! —Le felicitó Mairin seguido de los aplausos del pueblo y de los curiosos de por ahí.

— Vuelve Charizard— Ordenó Alain regresando a su pokémon a la pokéball. — ¿Te parece ahora ese paseo?

— ¡Claro! —Aceptó la joven, tomando el brazo del entrenador.

El peli-verde miró como la pareja se iba por el pueblo y dejó escapar un suspiro cuando el entrenador le miró de reojo con recelo. Los celos siempre eran buenos para apresurar las cosas en una relación, aunque, seguramente ellos les costarán un tiempo más aceptar cualquier cosa.

……………………………………………………………………………………………………………………..

Como se lo habían imaginado, Verdegal no quedaba muy lejos de Malvalona y al cabo de unos minutos de caminata grata ya estaban a las puertas de próximo concurso de May y de completar la primera parte de la misión de Ash.

El grupo rápidamente se dirigió al centro pokémon, al entrar en los instalaciones de salud, las chicas pudieron admirar como el lugar estaba repleto de entrenadores o más bien coordinadores junto a sus pokémon, charlando entre ellos.

—Esto es igual que en Calagua—Dijo Bonnie maravillada.

— ¿Y May? —Preguntó Ash al no verla cerca.

— Esta por ahí—Apuntó Max pues su hermana estaba con un grupo de coordinadores.

— ¿Cuándo fue que ella…?—Se asombró Serena.

— Nosotrso tenemos cosas que hacer—Interrumpió Iris se puso detrás de Ash y comenzó a empujarlo por la espalda para que este avanzara.

— E-Espera, Irirs…—Trató de decir el azabache pero la chica lo cayo.

—Guarda silencio— dijo ella mientras le empujaba— Max, ¿Por qué no le haces un tour a las chicas por Verdegal? — Sugirió ella, a lo que la pequeña rubia se emocionó.

— ¡Eso suena genial!, Serena vamos—La pequeña tomo la mano de la castaña clara.

—Bueno… yo quería…—Trato de decir ella pero cuando elevó la vista hacia Ash, él ya se había alejado junto a Iris.

— Entonces, es un hecho, vamos a ver verdegal— Continuó Max.

Serena sonrió aceptando la invitación de la pequeña y de Max, pero no pudo evitar sentirse un tanto frustrada, ella quería acompañar a Ash.

May por su parte había terminado de hablar con el grupo de coordinadores sobre los posibles participantes y cuando volteó a ver dónde estaría su grupo no vio a nadie.

— No puede ser, ¿Lo volví a hacer? —Se cuestionó la castaña, ya casi no se daba cuenta cuando corría a preguntar por información sobre los concursos y dejaba a su grupo sin avisar.

— ¡May~!—Se escuchó a lo lejos, la voz de Iris la calmó. — ¡Por aquí!

—Creí que se habían ido—Dijo May una vez estaba al lado de Iris y Ash.

— De hecho, Max fue con Serena y Bonnie a recorrer Verdegal—Contestó Ash.

—Ya veo.

—Ven tenemos que encontrar al asistente del profesor para que nos de ese mensaje, ¿Lo recuerdan? —Obvio Iris.

—Yo debo ir a inscribirme al concurso—Comentó May retrocediendo.

—Vale—Dijeron Ash e Iris, y se separaron.

Regresando al centro pokémon, estaban Mairin y Alain, pues el último mensaje que había recibido el chico sobre su jefe había sido hace algún tiempo.

— Mairin, ¿Por qué no te quedas aquí mientras y hablo? —Le sugirió Alain.

— Pero también quiero saludarle—Se opuso la joven.

—Sólo quedate—Le ordenó esta vez más serio y ella no tuvo más que sentarse y esperar.

—Esperar es aburrido…—Susurró la joven mientras el chico se iba a los teléfonos.

— ¡Chespie! —gruñó en el mismo tono su pokémon cruzandoce de brazos al igual que su entrenadora.

— ¿De dónde es ese pokémon? —Pregunto una joven de cabello castaño acercandoce a Mairin.

—Es de Kalos—Contesto ella mirando a la joven.

— ¿Kalos?, ¿Vienes de tan lejos, tú sola? —Pregunta la castaña sentándose al lado de la pelirroja.

—No vengo sola, vengo con un compañero, juntos descubriremos los secretos de la mega-evolución—Contesto entusiasmada Mairin.

— dime, ¿Conoces al profesor Ciprés?

— ¡Claro!, el me entregó a Chespie—Dijo Mairin abrazando a su pokémon.

La castaña sonrió a la joven, pero en su mente recordó las palabras que había dicho cierto chico “Hay algo que está pasando en Hoenn, y seguramente venga de Kalos” Si lo que decía Brendan era cierto, esta pequeña sería sospechosa, aunque por su comportamiento no parecía ni un solo peligro.

—Disculpa, pero ¿Tu nombre es May? —Preguntó la pequeña mirando más detenidamente a la castaña.

—Así es—Contestó ella.

— WOW, no puedo creerlo, ¡Eres la princesa de Hoenn!, y soy Mairin y desde que vi tu concurso en Arecípolis soy tu admiradora—Comentó totalmente emocionada Mairin, sus ojos brillaban como estrellas al ver a su Idol.

—G-Gracias—Se sonrojó la castaña al sentirse como una celebridad— oye, ya que eres de Kalos, ¿Te parece que me ayudes en mi concurso que es hoy? —Preguntó ella.

— ¿E-Enserio? —Se asombró Mairin— ¡Me encantaría!

— Entonces es un hecho, serás mi ayudante.

— Pero en los concursos se necesita un traje especial, ¿No? —el ánimo de la pelirroja bajó un poco.

—Descuida de eso me encargo yo— May se apuntó a su misma y giño un ojo a la pequeña, que sonrió encantada.

……………………………………………………………………………………………………………………………

En otra sala, más bien la de los teléfonos estaba Ash e Iris, charlando con el profesor Ciprés.

—Entonces era verdad, El profesor Birch desapareció—Habló el profesor frunciendo el ceño.

—Lo siento profesor, pero, ¿En verdad me envió aquí sólo a buscar una mega-piedra? —Preguntó Ash con un tono realmente serio no propio de su común actuar. El profesor le miro a través de la pantalla asombrándose del tono que ocupó el chico.

—En un principio necesitaba que alguien fuera a buscar esa mega-piedra pero luego… por informes del profesor Birch supe que estaba pasando algo en Hoenn, era como matar dos pájaros de un tiro—Contestó el profesor.

— Además Ash ya había viajado por Hoenn, conocería la región mejor que cualquier otro asistente—Interrumpió Iris.

—Ya veo.

—Lo siento Ash, si quieres rechazar ahora la misión, yo…—Dijo el profesor, pero fue interrumpido por el entrenador.

—No, gracias por haberme encomendado esto profesor, solo, no me oculte información pro favor—Respondió Ash manteniendo ese tono serio.

—Muy bien, te mandé un paquete, y en él se presentan varias otras cosas, la siguiente ciudad a la cual tienes que ir es a Lavacalda—Contestó el profesor aliviado.

—Gracias profesor, manténgame informado por favor— Se despidió Ash.

—Tú también chico—De despidió el profesor, pero segundos antes de que la señal se apagara vio a alguien conocido.

El grupo volvió a reunirse después de una hora de estar paseando por ahí, pero la única que faltaba era May.

— Seguramente estará comprando su traje para este concurso—Comento finalmente Max al ver como Ash buscaba con la mirada a la castaña desde hace un rato.

— ¿Deberíamos ir a buscarla? —Preguntó Bonnie.

—No lo creo—contestó Serena.

—Mi hermana conoce verdegal, y el concurso empieza en unas horas—Dijo Max mirando su reloj, — Estará entrenando.

— ¡Ya llegue! —Gritó la castaña que venía con un par de bolsas de compras.

— ¡May!, ¿Dónde estabas? —Preguntó Ash mirando las bolsas de compras.

—Lo siento, me encontré con una admiradora, y fuimos de compras, —Contesto con una sonrisa, se reincorporó y procedió a presentar a su admiradora— chicos les presento a… ¿Dónde está? —Se preguntó la castaña al no ver a su acompañante.

— May, cuando entraste no te acompañaba nadie—Dijo Iris. La castaña volteo hacia atrás.

—Como sea, nos vemos en el concurso, Max compra las entradas—Se apresuró a salir la castaña, — ¡Debo ir a entrenar un poco antes del concurso, nos vemos!

Y como vino se fue May, dejando algo descolocado al grupo que no entendió mucho de lo que pasaba. Pero fue Max el que finalmente suspiró con pesadez.

— Me estoy replanteando seriamente esto de acompañar a mi hermana.

……………………………………………………………………………………………………………………..

— ¡Por favor, Alain! —Rogó la pelirroja.

— Este no es mi problema—Contestó el chico cruzándose de brazos.

— Es que no me gusta que esté dentro de su pokéball, y no puedo llevarlo a la presentación—Se excusó la joven inflando sus mejillas. — Alain…

—Está bien—Suspiro el chico mirando a otro lado. La joven volvió a sonreír y dio un salto de felicidad.

—Muchas gracias Alain—Le dijo entregándole a Chespie. — Ahora debo irme, tengo que ayudar a May— y dicho esto Mairin se despidió corriendo en dirección al centro pokémon.

Alain sonrió levemente al ver como se iluminaba nuevamente el rostro de la joven, seguramente estaba emocionada por ayudar a esa coordinadora y era realmente importante lo que debía hacer.

—Ches, Ches~—Gruño Chespie alzando sus cejas ante el rostro de Alain.

— Ni se te ocurra—Gruño Alain cambiando su semblante al común. El pokémon se rio y miró hacia otro lado.

………………………………………………………………………………………………………………………………..

Las luces del escenario se encendieron de pronto, dejando iluminado completamente el estadio en diferente direcciones, luego las luces apuntaron todas a la vez a la presentadora: Miriam que estaba con su sonrisa y el micrófono en lamo.

— ¡Bienvenidos! —Grito y el público ovacionó en coro su nombre entre aplausos— ¡Al concurso pokémon de Verdegal! —Ahora elevó su brazo apuntando a la pantalla donde se mostraba el listón del concurso. — Tenemos grandes competidores en esta versión y esperamos que sean unas grandes presentaciones y batallas de concurso.

En las gradas, primera fila estaban Ash, pikachu, Serena, Max, Bonnie e Iris, esperando ver la presentación de May emocionados. No muy lejos de ellos estaba Alain con cara de pocos amigos, pues todos a su alrededor estaban gritoneando y coreando nombre que él no conocía. Y cómodamente sentado en sus piernas estaba Chespie.

— No los quiero entretener demasiado, así que pasemos a ver las presentaciones—Dicho esto Miriam se apartó del escenario dejando pasar a un coordinador.

El coordinador y su Swellow habían hecho una gran presentación de vuelo y precisión, el segundo coordinador había dado una demostración de poderes psíquicos con varios objetos pesados. Pero por fin era la hora de May.

— Ya por su cuarto listón, ¡Nos deleita con su presentación; La princesa de Hoenn: May! —Gritó Miriam y del fondo del escenario apareció May junto a Mairin su ayudante que lleva una caja con pelotas dentro, ambas con vestidos muy lindos y colores acordes.

May usaba un vestido que le llegaba sobre las rodillas de color azul, ceñido al cuerpo hasta la cintura y holgado bajo esta, de bordes dorados al igual que sus zapatos de tacón alto. En sus muñecas tenía unos brazaletes que tienen amarrados un velo que se unen al vestido por detrás. El traje de Mairin era similar pero de color celeste claro y de bordes plateados, sil el velo y dos coletas bajas que amarraban su cabello.

De las butacas grito Bonnie con sus ojos brillando apuntando a la castaña:

— ¡Miren, May se ve hermosa!

— ¿Quién es la que acompaña a May? —Preguntó Iris alzando una ceja.

— No tengo idea, no la conozco—Respondió Max cruzando e de brazos y pensando que seguramente ella sería la admiradora de la que habló May antes. Max se rio un poco ante eso y volteo a ver a Ash.

El azabache estaba con los ojos abiertos de par en par mirando a May.

— ¡Chesp! ¡ches-ches! —Gruñó Chespie parándose en el borde de las butacas animando a su nerviosa entrenadora.

—Ya la vi, Chespie, no hagas tanto escándalo—Se quejó Alain, pero su mirada viajaba independientemente al vestido que llevaba Mairin. Linda.

— ¡Venusaur! ¡Deleitanos en el escenario! —Gritó May arrojando una pokéball y de ella salió el enorme Venusaur que de un rugido hiso acto de presencia— ¡Danza pétalo!

De la flor del enorme pokémon tipo hierba salieron miles de petalos rosados de flor que iban ascendiendo en un tornado hacia los reflectores.

—Ahora Mairin—Dijo May girando a ver a la pelirroja que se notaba nerviosa. — Tranquila solo avanza y lanza las pelotas como ensayamos—Le calmó la castaña con una sonrisa. La joven asintió y suspiro para darse valor.

Mairin corrió hasta el centro del escenario con la caja en sus manos, tomo una de las pelotas y la arrojó con fuerza hacia el techo, tomó una segunda y tercera y repitió la acción.

— ¡Venusaur, Hoja afilada! —Ordenó May apuntando hacia las pelotas lanzadas por Mairin, y de las hojas que tiene Venusaur en su espalda salieron hojas a gran velocidad, directamente hacia las pelotas que fueron partidas en dos, y de ellas salieron papelitos de colores, que al pasar por las hojas afiladas que salieron después volvieron a cortarse pareciendo confeti sobre el enorme pokémon.

En el aire quedó solamente una pelota que no había sido cortada pero que había sido lanzada con más fuerza que las otras por parte de Mairin.

— ¡Látigo cepa, Venusaur! — ordenó la castaña.

Un par de látigos salió de Venusaur que con agilidad lo alzó hasta llegar a la pelota.

Mairin por su parte lanzó con fuerza las tres pelotas restantes de la caja y los látigos de Venusaur comenzaron a hacer malabares de gran precisión.

Mairin miraba muy emocionada la gran dominación de los látigos cepa de Venusaur, lo había visto en el entrenamiento pero verlo en una presentación era cien veces mejor. Y entre los aplausos y los vitoreo de la gente escucho un ¡Chesp, Chesp, Chespi! Volteó a mirar a la primera grada y ahí estaba Alain mirándola con una leve sonrisa y Chespie haciéndole barra. Ella sonrió y saludo a su grupo, Chespie en su alegría se resbaló de la orilla de la grada y cayó al escenario. Alain se paró de su asiento para atrapar al pokémon pero no alcanzó a cogerlo.

— ¡Chespy! —Gritó Mairin soltando la caja que antes traía, para atrapar a Chespie antes de caer al suelo. Pero en la caja aún quedaban pelotas y una de estas rodó hasta los pies de Mairin haciendo que tropezara.

May al ver que el acto no estaba saliendo como habían practicado corrió al escenario para tomar la caja del suelo y ordenó a su pokémon usar los látigos cepas para ayudar a Mairin, la castaña tenía un plan de emergencia.

El látigo de Venusaur dejó las pelotas en el aire y atrapó a Mairin antes de que cayera al suelo elevándola justo a tiempo para que tomara a Chespie antes de que se hiciera daño. Por su parte May tomó la caja y fue elevada con el otro látigo para tomar en el aire las pelotas que antes estaban en el malabarismo del pokémon.

Ambas chicas fueron alzadas sobre la cabeza de Venusaur, May miró a Mairin y asintió sonriendo, comenzó a saludar al público mientras su pokémon avanzaba en el escenario meciendo a las chicas. La pelirroja sonrió de igual manera con Chespie en sus brazos.

— ¡Wow! —Se impresionó Ash.

—Creí que era un accidente, pero parece que fuera parte del acto—Susurró Serena aliviada de que no pasara a mayores.

—Ese fue un milagro—Acotó Max aliviado de igual forma.

— ¡Danza pétalo, querido! —Ordenó May y de la flor volvieron a salir miles de petalos que volaban en forma de tornado hacia el techo, hasta llegar a cierta altura los petalos comenzaron a descender cayendo sobre las jóvenes. —Finalicemos esto Venusaur.

EL pokémon tipo planta avanzó hasta las filas de adelante y acercó a Mairin hasta Alain para que ella le entregara a Chespie. La joven estiró sus brazos para que el chico tomara a su pokémon.

—No dejes que caiga ¿eh? —Le advirtió ella guiñándole un ojo al chico. Mientras May era acercada a su grupo, aunque esto no era parte del plan.

— ¡May! ¡May! —Chilló Bonnie como fangirl.

—Cuídenme esto ¿Vale? —Dijo May entregándole la caja a Bonnie con una sonrisa— Pero a cambio…—Susurró mirando de reojo a Ash que estaba al lado de Serena ambos asombrados— Tú me prestas esto—Continuó May quitándole la gorra a Ash y colocándose sobre la cabeza.

— ¡M-May! —Dijo Ash levantándose de su asiento pero su rostro se sonrojo mientras veía a la chica alejarse riendo suavemente de él.

Serena tenía más que los ojos abiertos, ¡Qué había pasado!, ¿Acaso May? … ¿Ella y Ash?

Las chicas volvieron al escenario y se quedaron al lado de Venusaur. El cual guardó sus látigos y dejo escapar un gruñido potente. Los miles te petalos que estaban en el suelo habían quedado de tal forma alrededor de Venusaur como si estuvieran enmarcándolo al igual que una alfombra.

— ¡Cómo siempre, las presentaciones de la princesa de Hoenn, son increíbles e inimaginables! —Grito Miriam asombrada y eufórica al igual que el grito del público que además de vociferar el nombre de May gritaban cosas sobre la gorra que le había quitado al chico. La castaña regreso a los camarines junto a Mairin. Ya más relajada y riendo internamente

— ¡Lo siento mucho May! —Le dijo Mairin agachando la cabeza apenada—Por mi culpa el acto no salió como ensayamos…

—No te preocupes, Mairin ¡Salió mejor! —Le dijo la castaña sonriendo y acomodando la gorra de Ash en su cabeza.

— oye, ¿Y ese chico era tu novio? —Pregunto la joven.

—No, no, él es mi amigo, me enseño todo lo que sé sobre pokémon y volvió a Hoenn hace un par de días, solamente eso—Contesto May rápidamente negando con las manos.

—Me parecía que lo vi antes, pero no recuerdo—Susurró la joven más para sí que para May.

— ¿Y qué me dices tú? Ese chico se veía bastante interesado en ti—Comenzó a molestarle May picándole un brazo con el dedo.

— ¡E-Eh!, No, Alain es… ¡No es mi novio ni nada! —Gritoneo Mairin cerrando sus ojos.

—No te pongas así, que solo era una pregunta—Rio May.

— ¿Y cuándo me devolverás mi gorra? —Preguntó Ash que estaba entrando a los camerinos y en su cabeza Pikachu riendo.

…………………………………………………………………………………………………….

Mientras que en las gradas de la primera fila, se habían quedado Serena, Iris-muy feliz por cierto- Max y Bonnie, presenciando el resto de las presentaciones de los coordinadores.

— ¿Por qué tuvo que ir solo Ash a ver a May? —Preguntó Bonnie inflando sus mejillas.

—Porque si—Le contestó Iris riendo.

—Pero yo quería felicitarle también—Volvió a decir Bonnie.

— Ya aguanta un rato después de que terminen las presentaciones iremos a ver a mi hermana, ¿Vale? —Dijo Max dando una palmadita en la cabeza a Bonnie para que se tranquilizara un poco.

— Vale~—Acepto la rubia concentrándose en las presentaciones.

En el escenario se mostró a una coordinadora que se presentaba con un tropius, deleitaba al público con la danza de petalos y el vuelo del pokémon rodeando el estadio. Serena tenía la cabeza gacha, trataba inútilmente de concentrarse en la presentación de la joven pero no podía, simplemente no podía ignorar el hecho de que May le había quitado la gorra a Ash y el sonrojo involuntario del azabache. Con ella nunca se había sonrojado, era obvio que veía a May de forma diferente, diferente de como la miraba a ella.

— Serena—Susurró Iris colocando su mano en su hombro para llamar su atención. La castaña clara le miro pero sonrió forzadamente. — ¿Quieres salir un momento?

— V-Vale…—Contestó serena, y sus ojos se cristalizaron en contra de su voluntad. Ambas chicas se pararon de sus asientos para salir del estadio.

— ¿Serena? — Preguntó con inocencia la rubia.

— Seguro fueron a pasear o algo, No te preocupes— Le contestó compasivo Max.

A pesar de ser de los menores del grupo, extrañamente sabía que pasaba con todos, no era tonto y siempre le gustó observar el comportamiento de la gente, después de todo quería ser buen entrenador. El chico se había dado cuenta de los sentimientos de Serena hacia Ash. Pero a su vez él quería que Ash y May terminasen juntos.

— No soy tonta Max—Expreso Bonnie mirándolo seriamente — Sé lo que está pasando, y no me gusta ver a Serena así, ella es mi amiga.

— Escucha, este es problema de Serena, Ash y May, nosotros no debemos involucrarnos—Le dijo Max.

—Pero…—Susurró ella.

—Debes apoyar a Serena—Continuó Max.

— Lo sé…—Volvió a susurrar acongojada.

Max al verla así paso su brazo por sus hombros y la atrajo contra su cuerpo para que se calmase la pequeña, ella solo apoyo su cabeza en su cuerpo y sollozó por lo bajo.

—Mira al escenario, ¡El espectáculo esta maravilloso, y estamos en primera fila! —Le animó Max sacudiendo un poco su cuerpo y que la rubia riera un poco. Lo cual consiguió.

— Es cierto… ¡Gracias Max! —Rio la joven abrazando a su Dedennde que había salido para consolar a la chica.

……………………………………………………………………..

—Yo los dejo solos~—Canturreo Mairin retirándose lentamente de la escena mientras le giña un ojo a May, quien había entrado en un estado de leve pánico.

— Ash—Dijo la castaña cohibida. Recordar el espectáculo que montó frente al azabache se le había subido directo a la cara encendiéndola repentinamente.

— Fue un gran espectáculo, May—Hablo el chico sonriendo ampliamente felicitando a la chica, colocó la mano en su gorra bajándola— Te veías muy linda y feliz mientras te presentabas—Continuo Ash, sonrojándose levemente y tensando los músculos, por suerte ella no podía verlo.

—G-Gracias…—Contestó ella asombrándose de aquello, posó sus manos sobre la gorra del chico y una sonrisa involuntaria surcó su rostro, se sacó la gorra y miró al azabache— Quería que notaras cuanto eh mejorado.

— No tenías que hacerlo—Dijo rápidamente el chico, — Yo… eh estado al tanto de tus concursos, me gustaría verlos todos pero… bueno ya sabes—Ash se rascó la cabeza algo apenado. La castaña abrió sus ojos, sorprendida y algo enternecida por la forma en que se lo dijo.

—Me alegra escucharlo—Susurró, tomo la gorra de Ash y la puso en su cabeza mientras pikachu bajaba al hombre de su entrenador— Ya tengo el reconocimiento de mi Maestro.

— No necesitas mi reconocimiento, solo el apoyo y el esfuerzo de ti y tus pokémon—Le contestó Ash empuñando una de sus manos, justo como ella recordaba.

May tan solo sonrió mientras sus ojos se cristalizaban levemente. Ash siempre será Ash. La castaña dio un paso hacia el azabache relajó sus hombros y dejó escapar una lágrima. Preocupando al chico.

— ¿May? ¿Dije algo malo? —Se alarmó y acercó una de sus manos a la mejilla por donde bajaba la lágrima de la castaña. Ella negó mientras sonreía, apoyó su cabeza en el hombro del entrenador cerrando sus ojos.

—Cierra la boca un rato ¿Vale? —Susurró, a lo que el chico no comprendió, pero hiso caso. Pikachu miro a la castaña preocupado y con la cola golpeo la cabeza del chico regañándolo, aunque este no tenía ni idea de que rayos había hecho, ante el regaño de Pikachu se sintió más incómodo, y como la chica no parecía querer explicarle lo que pasaba, optó por una sola cosa: Los abrazos son poderosos.

Rodeo la espalda de la castaña con sus brazos, lleno de nervios, pues este tipo de contacto con alguna chica no lo había tenido antes, y acercó un poco su cuerpo, posó su mano sobre la cabeza de ella acariciando para que se calmara.

Mairin miraba de lejos como el no-novio de May le abrazaba, se reía internamente pues May había nombrado al chico varias veces cuando ensayaba para la presentación, así que la chica con esas pocas pistas se imaginaba que había algo más que amistad o relación Maestro-alumna con la que May trataba de ocultar sus sentimientos. Quiso darles más privacidad y retrocedió lentamente sobre sus pasos, pero no contó con que su manía de caerse en el lugar menos indicado cobró fuerza en este momento, sus talones tropezaron, precipitándose de espalda directo a la baldosa fría de la sala, pero antes de que siquiera pensara en el golpe que seguramente se hubiese dado contra el suelo, fue sostenida por un par de brazos que reconoció al instante.

— A-Alain—Se sorprendió la chica mirando hacia atrás y reconociendo además su rostro de ya-volviste-a-caer.

— No entiendo cómo es que tropiezas siempre con el aire—Le regaño el chico levantándola finalmente.

—Por suerte tú siempre estás ahí para levantarme—Rio la chica restándole importancia y sin medir sus propias palabras. Alain se mordió internamente el labio inferior. ¡Es que ella no se da cuenta de lo que dice!

— Cómo digas—Dijo finalmente reconociendo que ella era así, hablaba por hablar, sin embargo, lo que había dicho era en cierta manera cierto. Alain debía reconocerlo, desde que viajaba con esta novata estaba la mayor parte del tiempo preocupado de que ella no se cayera o bien, cuando pasase el estuviera cerca para que no se lastimara.

— Oye, Alain—Dijo de pronto ella llamando la atención del chico— ¿Podemos quedarnos hasta el final del concurso? —Pregunto cómo rogando ante el mal humor del entrenador, sabiendo que estaba ahí prácticamente obligado. El chico la miro alzando una ceja, se cruzó de brazos esperando algún buen argumento de parte de Mairin. Vaya tontería— Por favooo~r

— Si te dijera que no, te quedarías de todas formas—Cedió él ante la mirada de súplica.

— ¡Eres el mejor! —Chilló la pelirroja extendiendo sus brazos— ¿Escuchaste eso Chespy? ¡Veré un concurso en vivo! —Se alegró ella y abrazo a su queridísimo pokémon.

— Pero te cambias de atuendo antes de salir de esta sala— Sentenció el chico volviendo a su rostro serio, sin contar con que habían varios que los estaban observando con rostros extraños.

— ¿Eh? ¿Por qué? Me gusta cómo se me ve este vestido—Refunfuñó la joven moviendo la cintura mirando como ondeaban los huelos del traje ante ese tierno movimiento.

— Ese no es el punto, no quiero verte con este tipo de vestidos— Dijo Alain frunciendo el ceño ante el delicado y femenino movimiento del vestido de Mairin. La chica le miró confundida e inflo sus mejillas.

— ¿S-Se me ve tan mal? —Susurró bajando la mirada, Chespy vio el rostro de tristeza de su entrenadora y regaño muy a su manera al chico. Alain se comenzó a sentir algo mal por lo que había dicho.

—No es que se te vea mal—Trató de decir para arreglar las cosas, ella elevó su mirada aguantando unas lágrimas rebeldes que amenazaban con salir, frunciendo el ceño, esperando una respuesta satisfactoria por su parte—

— ¿Entonces? —Amenazó Mairin molesta.

— ¿Tú estilo? —Se cuestionó a sí mismo la respuesta.

— ¿Mi estilo no es femenino? —Ella alzó ambas cejas amenazando más molesta aún. A lo que Alain notó que lo había empeorado. Mairin suspiró rindiéndose ante la idea de que él dijera lo que realmente pensaba, le tomó del brazo y lo guio hacia unas sillas, lo empujo para que se sentara y callara su boca antes de que lo arruinara más. — Iré a cambiarme, tú espera aquí con Chespy

Mairin sonó algo decepcionada, caminó hasta los camerinos para cambiarse por su ropa habitual e irse a la primera fila y seguir mirando el concurso, pero como no hay primera sin segunda, ni segunda sin tercera la joven resbaló con el aire y cayó finalmente al suelo raspándose la rodilla.

— No, no, no—Susurró molesta, había evitado caerse tos veces, demasiada suerte para ella.

— ¿Estás bien? —Dijo una voz masculida que le extendió la mano para pararle.

—Si, siempre me pasa—Rio la joven restándole importancia, enfocó su mirada en quien tenia adelante y abrió sus ojos al ver que era el No-novio de May, además de eso recordar donde lo había visto antes— Tu… ¡El chico de la torre prisma!

— ¿Torre prisma? —Dijo May al lado de Ash.

— ¿Eres de Kalos? —Preguntó Ash sin soltarle la mano.

— ¡Así es!, te vi cuando te lanzaste de la torre para salvar a pikachu, ¡Fue increíble! —Elogió Mairin al chico, sin soltarle la mano, de igual forma.

— Muchas gracias—Se apenó Ash.

Alain al ver que ella se había caído corrió a ver como estaba, pero grande fue su sorpresa al verla de pie riendo y hablando con un chico que no le soltaba la mano. Se acercó al par con esa cara de pocos amigos que tiene y atrajo a Mairin hacia él, un reflejo que ni siquiera pensó.

Ante el repentino gesto de alejate, que emitió Alain, el chico finalmente soltó la mano de la joven. Ella en cambio puso su mano libre sobre el brazo de él sonrojándose.

— Mairin—habló el más alto— ¿Quieres ver el resto de las presentaciones? —Preguntó con un tono de molestia.

— Si, si, ya lo sé— Contestó ella riendo, dio un par de palmadas en el brazo para que le soltara, cuando estuvo libre se fue rápidamente al camerino a cambiarse de ropa, y calmar los exagerados latidos de su corazón.

……………………………………………………………………………………………………………………………….

En la pantalla del escenario aparecieron los rostros de quienes habían sido seleccionados para la segunda ronda del concurso, siendo el rostro de May el primero en la lista. Los aplausos del público y sus gritos alegraron el ambiente y Miriam apareció en medio del escenario.

— ¡Grandes presentaciones! ¡Grandes coordinadores! Esperemos que sean unas ¡Grandes batallas! —Grito ella con la emoción que la caracterizaba, animando al estadio completo. — ¡La primera batalla será…!— Comenzó a narrar, mientras los coordinadores pasaban para completar la segunda ronda. Muchos combates maravillosos, derrotas increíbles, May había pasado la segunda ronda con facilidad, la experiencia estaba de su parte, los siguientes combates habían sido más complicados hasta la final. Donde May había pasado.

— Cómo sabrán, desde hace poco se implementó una nueva forma para las finales de los concursos, siendo verdegal el pionero en esto, —Comenzó a contar la presentadora— ¡Los pokémon en batalla deben poder Mega-evolucionar! —Anunció ella sorprendiendo a más de alguno del grupo.

Alain repentinamente se acercó a la baranda de la primera fila sorprendido, Mairin miraba emocionada, ¡Siempre quiso ver más mega evoluciones! Ash y Bonnie se miraron entre sí y todos a la vez miraron a Max esperando explicaciones.

— Es cierto, ustedes no saben—Rio el chico ajustando sus gafas— Desde que las mega evoluciones aparecieron se vio la manera de integrarlas en los concursos, pero sólo hay ciertos establecimientos que se les permite, y sólo en cierto nivel de coordinador—Aclaró.

— ¿Cierto nivel? —Preguntó Bonnie.

— Hay niveles que se les asigna a los coordinadores, por listones y veces que participan en los grandes festivales—Contestó Max.

— ¿En qué nivel está May? —Preguntó ésta vez Mairin.

— Avanzado— Contestó Max orgulloso de su hermana. Ash se alegró por el nivel que tenía May.

Mairin de igual manera se alegró pues May es su idol, miró a Alain que extrañamente estaba mirando interesado a la castaña.

— ¡Esta es la batalla final por el listón verdegal!, ¡Entre La princesa de Hoenn: May y la Hechicera del Mtt. Moon: Leticia! —Gritó Miriam llamando la atención del grupo.

— ¡Suerte May! — Gritó Mairin junto a Bonnie desde la primera fila.

— Desde aquí no te escucha—Dijo Max.

— Si gritamos todos juntos seguro nos oye—Animó Ash acercándose al par de chicas dispuesto a gritar junto a ellas. Max se sumó a la causa.

— ¡MAY SUERTE! —Grito el grupo con todas sus fuerzas en primera fila, atrayendo demasiado la atención de muchos, pero sobre todo de la castaña que estaba en el estadio, el marcador aún no comenzaba.

La castaña miró al grupo y sonrió encantada ante su barra personal, eso le dio la seguridad necesaria para ganar este combate.

— ¡Wow! Al parecer tenemos unos mega-fans de la princesa de Hoenn —Elogió Miriam al grupo, — ¡Comiencen la batalla! —anunció la presentadora, el marcador comenzó su cuenta regresiva, ambas coordinadoras lanzaron a sus pokémon a la batalla.

............................................................................................

En el próximo capitulo sabremos como se desenvuelve esta batalla.
¿Por qué? pues para dejarles con la intriga muahahahaha!(?
¿Por qué pokécarajo ahora es capítulo 18 si antes era la segunda parte del 17? por que se me ocurrio y queda mejor.
Espero les guste!

Próximo capitulo: ¡Alarmante noticia!: ¿Terremotos en Hoenn?
Regalo por la tardanza:
 
Última edición:

charizardmaister

Alola form
Registrado
8 Oct 2014
Mensajes
504
Ubicación
España
Offline
Muy buen capítulo, han pasado muchas cosas importantes, me gusta que por fin se hallan conocido Ash y Alan (más o menos).
Lo de el futuro combate con Megas me sorprendió bastante, lo esperaré gustosamente ;)
 
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
Excelente capitulo, creo que es el más largo hasta ahora, pero aún así nos debes uno xD espero que te vaya bien con tus estudios, pero tampoco te olvides del fic ya que te está quedando genial. El concurso con megas no me lo esperaba, y que mega tendrá May? o no tiene ni una? aun así la batalla será interesante. Me encanto tu dibujo, te quedo muy bien, si que sabes dibujar. Espero la actualización, y no te olvides poner como se llama el próximo capitulo :D me olvidaba, el dibujo era el regalo por la tardanza? o habrá otro regalo por ahí xD
 

Chris_Redfield

Professional by killing zombies
Registrado
28 Nov 2009
Mensajes
96
Offline
Capítulo interesante, el más largo hasta el momento, muy bien desarrollado.

¿A Iris le gusta Drew? No me lo esperaba, pero porque se tranquilizó cuando May explico porque Drew le daba rosas, pero bueno, interesante, pero por ahora no muy importarte.
Buena forma de salvar la presentación May, Mairin si que es algo torpe en el buen sentido.
Serena sufre:troll: ok no, no me cae bien pero no hay que ser malos ja
Me pregunto a donde se fueron Iris y ella, se fueron de la presentación y nada que volvieron.

Ash y May, cada ves esta más unidos, aunque aún no reconocen nada, veamos que tal va creciendo su relación, Alan vaya que es celoso, pero bueno, también hay que ver como crece esa relación y como se relacionan Ash y Alan, arrancaron mal, hay que ver si se vuelven amigos y como.
Tanto Pikachu y Chespin si que nunca entero que están, si no los mencionas, ni aparecen.

Y tengo una duda, no se si mi memoria me falla o no, pero, ¿May no se había sorprendido cuando Ash le habló de la mega evolución porque no la conocía y ahora está por tener una batalla con mega evoluciones cuando siquiera vio una? Quizás me equivoco y mi memoria me falla, cualquier cosa avísenme.

Y bueno, hoy deje un mensaje algo largo creo xD Pero bueno, no tengo más que decir por ahora, a esperar el interesante combate que se viene, suerte con los estudios de la U, espero el siguiente capítulo.
 
Registrado
16 Mar 2015
Mensajes
5
Offline
Buenas,solo decirte que me esta gustando mucho tu fic. Por ponerle un pero podría decirte que no me gusta mucho como has caracterizado a brendam, me parece que lo podrías hacer mucho mas interesante, en mi opinión.Por otro lado me gusta mucho los personajes de bonnie y may, la primera por darle un toque de humor que le viene muy bien y la segunda por que me parece que la forma que la retratas es increíble, se nota que ha madurado mucho (como cuando tira de la liana) pero a la vez conserva parte de su encanto anterior (su gran apetito) entre otros rasgos
Espero que subas pronto la continuación que la espero con muchas ansias
 
Registrado
5 Ene 2008
Mensajes
3,147
Ubicación
Buenos Aires
Offline
Lamento mucho ausentarme TANTO.........pero lo he estado siguiendo capitulo por capitulo........y debo decir........ME ENCANTA.........me encanta el rumbo que va la historia.........de verdad me fascina como se lleva los personajes...............y gracias a dios es una de las poquísimas historia que el personaje de Serena no queda como "villana"........me parece fascinante como se lleva las cosas entre Ash y May......y que decir de Manon y Alan........la verdad vi facetas que ni me imaginaba de ellos.

Estoy atento al Próximo Cap.........y de nuevo......MIL DISCULPA POR LA AUSENCIA......!!!
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
HOLAAA! ¿Cómo están?, ¿Bien,Mal? ¿quieren golpearme por el retraso del capitulo? ¿no? (? -basta nathy- aqui les dejo el capitulo 19 de este fanfic! OMFA!! (OhMYFUCKINGARCEUS xD) ya son 19, es el fic más largo hasta ahora que eh publicado! bueno el segundo el ultimo que escribi tenia 22 pero bueno xD este pronto será el primero tan largo, pues esta historia no se terminara en 20 capitulos, de hecho quedan muchas cosas! y verémos la integración de nuevos personajes! más bien uno, bueno casi nuevo personaje, como sea! al fic! ;D

Lamento la tardanza, pero estoy con trabajos hasta el cuello y mi celular -donde escribia el fic en la U- se hecho a perder (cayo en agua :c) así que me eh atrasado bastante, lo que sí, les aviso que dado esto será semana por medio que se actualizará este fic. gomen, pero es necesario. ya tendre vacaciones de invierno y les traeré capitulos lunes y viernes pero hasta entonces.


Capítulo 19: ¡Alarmante noticia!: ¿Terremotos en Hoenn?

Las dos celebridades de Hoenn lanzaron sus pokéball al escenario de parte de May apareció Blaziken que en cuanto salió del objeto dio unas patadas en el aire y cuando cayó, empuño sus manos dejando salir fuego de sus muñecas. Por parte de Leticia salió un Gengar vario color, aunque esto no se notaba a simple vista, que con su enorme sonrisa saco escalofríos de muchos.

—La princesa y la Hechicera nos presentan a sus pokémon campeones, ¿Sera que ambas nos darán una de sus mejores batallas de concurso?, ¡No puedo esperar!—narro Miriam emocionada al igual que muchos, en el mundo de los concursos ambas chicas eran reconocidas.

—Gengar querido—Hablo primero Leticia sonriendo tétricamente— Que comienza el Show~, ¡Movimiento n° 1!— Ordeno la coordinadora confundiendo a varios pues ese no era un ataque.

El Gengar vario color ensancho su siniestra sonrisa dio un paso atrás y comenzó el ataque.

Una especie de niebla oscura comenzó a salir de su cuerpo, que cambio a varios colores conforme avanzaba inundando por completo el estadio a paso rápido, May observo el comportamiento de esa neblina y trato de recordar la manera de batallar de la Hechicera, ella no ordenaba ataques sino que unía a estos llamándolos movimiento n° x y sus pokémon los ejecutaban, los coordinadores casi no sabían que se les venia encima. Todo era una tetra para confundir a sus oponentes, pero May le agradaban las sorpresas y había entrenado ante su inminente batalla contra esta chica.

—Blaziken, aparta esas tiniebla con un lanzallamas—ordeno la chica antes de que el movimiento-combinación se completara, el lanzallamas del ave aparto de manera brusca pero sin alcanzar a Gengar que seguía sonriendo.

—Movimiento n° 37—dijo la Hechicera. Su Gengar avanzo hasta el centro del escenario y lanzo nuevamente un tinieblas esta vez solo directamente hacia Blaziken seguido de un Cara susto, la combinación del ataque transformo el show en una enorme sombra con un rostro parecido al de Gengar pero con la sonrisa dada vuelta, asustando al público en general.

—Blaziken patada de fuego—dijo con calma la castaña, el pokémon corrió cerca de la enorme sombra y dando un salto con sus fuertes patas se puso sobre la sombra y con una de ellas cubierta de fuego dio vueltas sobre su eje deshaciendo la sombra a medida que el humo del ataque formaba unas ondas por donde giraba enmarcando la fuerza y rapidez de su ataque, en cuanto toco el suelo miro al Gengar tronando sus puños.

—Leticia, —hablo May entusiasmada—démosle al público lo que quieren ver—dijo confiada y retando a su contrincante.

—Esperaba que me lo dijeras princesa—Contesto ella cerrando sus ojos y sonriendo. Saco de su traje un collar con forma de calavera donde tenía una Key Stone. —Gengar querido...

May le imito sacando un brazalete blanco donde también poseía una Key Stone—Blaziken!—le dijo ella.

— ¡Mega evoluciona!—gritaron ambas alzando sus mega-accesorios de los cuales salió una luz encandecete que segó a muchos, de las Key Stone salieron rayos que se juntaron con los rayos de energía que salían de sus pokémon.

La luz que emanaba de ambos pokémon término por desaparecer dando a conocer las magníficas nuevas apariencias que poseían gracias a los lazos que tenían con sus entrenadoras.

Mega-Blaziken posee unas largas llamaradas saliendo de sus muñecas. El pelaje claro de su cabeza que caía hacia sus hombros ahora crece para arriba en punta, despejándole la espalda, y ese mismo pelaje que le rodeaba el cuello ahora es más poblado por debajo de los brazos. Los picos que salían de su nariz se han transformado en un cuerno que crece desde su frente. El tono amarillo del plumaje de sus patas pasa a ser rojo, como el de su estómago, y la parte superior de las patas adquiere un color negro, igual que la parte alta de su pecho

Mega-Gengar al mega evolucionar, su cuerpo es de color blanco en la parte superior y rosa en la parte inferior. Sus brazos ahora son más grandes y están apoyados en el suelo, al igual que su cola, mientras que sus patas permanecen ocultas bajo el suelo. Le aparece un tercer ojo en la frente de color amarillo, que no parpadea. Ahora se notó mucho más que era un pokémon vario color.

— ¡Blaziken, Lanzallamas!— Gritó May apenas Blaziken mega-evolucionó, la rapidez del pokémon tipo fuego había aumentado al igual que la fuerza en sus patas, en un solo segundo ya estaba al frente del pokémon sonriente. De su boca soltó un potente ataque de fuego atacando directamente a su blanquecino cuerpo.

Los puntos de Leticia bajaron abruptamente, pero la sonrisa de ella y su pokémon se mantuvieron a pesar del daño que recibió. Lo que bajo los puntos de May.

—No me gustan los tipos fantasmas…—Susurró la castaña.

— ¿Terminaste? —Pregunto la hechicera ensanchando su sonrisa al igual que su Gengar blanco— ¡Movimiento n° 15!

El Gengar blanco comenzó a reír tétricamente, abrió su boca y de ella salió una bola sombra directamente hacia Blaziken, el cual la esquivo con facilidad, pero no fue la única bola sombra, detrás de esa venían dos más y de menor tamaño, a mayor velocidad, Blaziken hacia uso de su agilidad y de sus fuertes patas para esquivarlas. Sin darse cuenta que era guiado por ese ataque a un punto en específico.

Ahora Mega-Blaziken algo cansado por esquivar esperaba la siguiente orden de su entrenadora que trataba de descifrar la estrategia o el siguiente movimiento de su oponente, aunque le era difícil.

— Mega-Blaziken, nitro carga— Ordenó May, debía descubrir la estrategia mediante combatía, el tiempo era poco.

El pokémon tipo fuego pateo el suelo con sus patas a medida que avanzaba corriendo directamente hacia Mega-Gengar.

Pikachu y Chespy estaban en la baranda haciendo porras, saltando y gritando en apoyo a May, a su lado estaban Mairin y Ash apoyando animadamente la batalla al igual que Bonnie y Max. Alain concentrado analizaba la estrategia de la castaña y su Mega-Blaziken.

—Pero nitro carga es…— Susurró Max sin comprender la estrategia de su hermana.

— No afecta a Mega-Gengar, pero no creo que sea para atacarlo—Comentó Alain.

— ¿enserio? —Preguntó Max.

—Creele, él sabe mucho sobre la mega-evolución, algún día será el más fuerte—Apoyó Mairin alagando a su compañero de viaje.

— Yo sé que May tiene un plan—Habló Ash mirando la batalla.

— ¡Tú puedes May!/ ¡Pika piiii~!/ ¡Chesss~!—Gritó Bonnie junto a Pikachu y Chespy.

Mega-Blaziken ya estaba cerca del pokémon fantasma aun esquivando las rapidez bola sombra que arrojaba el pokémon, en cuanto estuvo cara a cara, Mega-Gengar abrió su boca pero esta vez no salieron más bolas sombras, sino que unas ondas oscurecidas pararon la carrera del tipo fuego.

Las llamas que lo envolvían se veían apartadas por las ondas negras que arrojaba el otro, y Leticia sonreía notando el cansancio del otro pokémon, su estrategia estaba por culminar y el tiempo era reducido.

Dos minutos.

Los puntos de ambas bajaron, pero los de May se redujeron a la mitad quedando por debajo de Leticia.

— ¡Evite Ígneo! —Gritó May, ya era hora de sacar la artillería pesada.

Mega-Blaziken juntó sus puños delante del ataque del fantasma y soltando un gruñido de batalla, las llamas que antes eran apartadas por el ataque se volvieron salvajes, apartaron a las ondas oscuras y cubriendo el cuerpo del pokémon con llamas potentes. El pokémon tipo fuego corrió hacia Mega-Gengar dispuesto a atacarle.

— ¡Vendetta! —Gritó Leticia al ver la rapidez de aquel pokémon, Mega-Gengar sorprendido por la orden procedió a atacar, juntando su energía de color morado brillante y se acercó a Mega-Blaziken.

59 segundos, Los marcadores estaban casi iguales siendo Leticia la que estaba sobre May por una milésima de puntos.

45 segundos, los ataques colisionarían en cualquier momento. Incluso un silencio provocado por la batalla de las celebridades de Hoenn pasaba por el público, expectante por el resultado.

30 segundos, nadie se esperaba lo que pasaría, la conclusión de esta batalla no podría ser predicha por nada ni nadie.

—Todo fue muy repentino…—Susurró Serena con un nudo en la garganta. Iris a su lado solo escuchaba. Ambas chicas estaban fuera del estadio, y hacía rato que no pretendían entrar a ver la final del concurso— No sé en qué momento, pero yo…

—Lo siento Serena, no me di cuenta hasta que Bonnie me lo señalo—Le contesto la entrenadora dragón.

— No es tu culpa… —Susurró nuevamente Serena. Iris se acercó a la castaña clara y le abrazó para reconfortarla.

— Gracias Iris…—Sollozó la preformer correspondiendo el abrazo.

Bajo sus pies sintieron como si la tierra comenzara a separarse de su lugar, pronto ya no pudieron mantenerse en pie, al segundo escucharon el grito alarmante de las personas que estaban cerca, cayeron ambas al suelo sin poder mantenerse en pie o levantarse, se miraron asustadas, pero Iris miró rápidamente hacia el estadio, en la gran pantalla donde se dejaban ver a los participantes vieron como el techo del estadio comenzaba a derrumbarse sobre las cabezas de May y su contrincante, la cámara que grababa cayó al suelo enfocando solo los miles de pies corriendo con pánico hasta que uno de esos pies pateo la cámara interrumpiendo la transmisión.

— ¡Ellos aún están dentro! —Gritó Iris tratando de pararse pero el terremoto aún seguía.

— ¡Bonnie! —Gritó Serena imitando a Iris pero en vano, cayendo al suelo.

— ¡Dragonite! —Grito Iris sacando a su pokémon estrella — ¡Llevanos dentro! —Ordenó montándolo y subiendo a Serena detrás de ella.

Dentro del estadio, la gente trataba de salir con prisa y miedo del lugar que se derrumbaba a pedazos sobre ellos, los jueces habían sido retirados pero las salidas se habían bloqueado por los escombros dejando a May y Leticia con batalla inconclusa y rodeada de desastre. Y aún en medio del movimiento telúrico.

— ¡Leticia, ayuda a los civiles! ¡Yo trataré de quitar los escombros de las salidas! — Gritó May corriendo junto a su Mega-Blaziken.

— ¡Ten cuidado! —Gritó de vuelta la Hechicera, junto a su Mega-Gengar comenzó a guiar a quienes se habían quedado atrapados en el escenario.

Iris y Serena trataron de visualizar donde estaría el grupo, peor la cantidad de personas corriendo desesperadas por salir se los impedía, Serena buscaba desesperadamente a Bonnie entre tanta gente, le había prometido a Clemont que la cuidaría, ¿Y si le pasaba algo? ¿Qué le diría a su hermano? ¿Qué por estar lloriqueando dejó a la pequeña sola? No, no podía decirle eso, debía encontrar a la joven.

—Serena, esto es peligroso, seguramente salieron con las otras personas, nosotras corremos peligro aquí—Dijo Iris ordenando a su Dragonite salir del estadio que se derrumbaba a cada segundo.

— Espera, espera— Se angustió Serena— Debo encontrar a Bonnie, le prometí a él que la cuidaría.

Iris se lamentó, pero no podía hacer mucho, ¡El estadio caería en cualquier momento!, Dragonite continuó su camino y salió rápidamente del lugar, encontrándose con la desesperación de las personas ante el movimiento telúrico, Serena le gritaba que volvieran pero la pelo-morada se negó. Confiaba en Ash y sabía que él los sacaría de allí.

…………………………………………………………………………………………………………………….

En otra parte de Hoenn, más bien en Ciudad Férrica, en el esplendoroso edificio de la corporación Devon, en una de las oficinas principales se encontraba Steven el campeón de Hoenn, revisando unos papeles importantes y de paso vio la primera plana del periódico, donde se anunciaba la desaparición del profesor Birch, frunció el ceño, no se había enterado de aquello. Sin duda algo extraño pasaba en Hoenn y no le gustaba como estaba afectando su región. La pantalla que tenía frente a él se encendió, mostrando una transmisión de Lyssandre en su laboratorio.

— Buenas tardes—Saludó cordialmente el campeón.

—Buenas tardes, campeón—saludó de vuelta Lyssandre— Veo que lo del túnel no se ha arreglado aún—

—Así es, envié a destaparlo en cuanto salí de él pero las obras tardarán un par de días en completarse, no se preocupe, en cuanto lo destapen me reuniré con Alain y Mairin—Contestó Steven acercándose a la pantalla.

— Muy bien, cuando te reúnas quisiera hablar con Mairin personalmente. —Dijo tranquilamente el mayor, extrañando al campeón pues nunca pedía hablar con la chica personalmente.

Pero cuando Steven quiso preguntar un extraño y repentino movimiento le hiso caer de rodillas al suelo, las alarmas de los miles de autos y los gritos colectivos de la gente inundaron los pasillos y calles de Férrica, sentía como si el mismísimo gran edificio Devon fuera solo el tronco de un Bellsprout meciéndose ante una ráfaga de viento. Como si no fuera nada para la fuerza de la naturaleza.

La transmisión comenzó a interferir, y las luces parpadearon frenéticamente, la televisión cayó al suelo rompiéndose toda la pantalla y derramando un extraño liquido de ella. Steven trato de alejarse lo más que pudo de las ventanas y de la pantalla que yacía en el suelo, abrió la puerta de su oficina quedándose bajo el marco de la misma. Aunque si el edificio se derrumbara no serviría de nada esta medida.

Tres minutos después de pánico y terror en la ciudad, el movimiento paró, dejando leves replicas poderosas y seguidas que mecían salvajemente la tierra. Steven recogió los papeles del suelo mirando una de las gráficas en específico que señalaba movimiento en un volcán cercano.

Tocó su bolsillo y se alarmó al no sentir su Key Stone en él, miro hacia todos lados buscándola, peor cuando la visualizó algo o alguien rompió la ventana junto a su Salamance.

— ¡Hola! Campeón de Hoenn~—Canturreó con voz misteriosa quien había irrumpido en el edificio, comenzó a avanzar hacia el centro de la habitación parándose justo a un lado de la Key Stone de Steven.

— ¿Quién eres tú? —Se extrañó el campeón pero fijo su vista en su Key Stone que ahora era sostenido por un Whismur.

— Vengo de la antigua tribu Dragón, y tengo una misión muy importante, así que por favor, no interfieras— Contestó con calma y riendo suavemente, volvió a montar a su Salamance junto al Whismur— Vamos querida, ¡Nos vemos Campeón!

La misteriosa persona volvió a atravesar la ventana con su enorme pokémon tipo dragón lanzándole un beso mientras se perdía en el cielo de Hoenn, Steven corrió rápidamente hacia la ventana.

— ¡Espera! ¡Eso es mío! —Grito molesto pero la persona estaba ya muy lejos para escucharle— ¿Quién demonios era? ¿La tribu Dragón?...

……………………………………………………………………………………………………………………………………

En las gradas había tal miedo ante el movimiento que había parado hace unos segundos pero se sentían replicas con una fuerza extraña, que duraban sólo segundos pero eran muy seguidas. Y el techo desmoronándose no ayudaba en lo absoluto, los gritos de las mujeres, niños y hombres aterrados por quedar enterrados en ese lugar alteraban el ambiente que de por sí era denso.

— ¡Chespy, Pikachu, cuidado! — Gritó Mairin al ver cómo la barandilla de la primera fila se desmoronaba y con pokémon sobre ella, se precipito hacia los pokémon tomándolos entre sus brazos pero de paso cayendo con ellos.

— ¡Mairin! —Grito Alain al verla caer hacia el escenario de cabeza, estiró sus brazos tratando de alcanzar a la joven pero un cuerpo se lanzó frente a él e instintivamente trato de atraparlo.

— ¿Estás bien?—Escucho la joven sintiendo un brazo alrededor de su cintura, la joven elevó su mirada y vio un par de ojos cafés oscuros y una sonrisa, asintió rápidamente.—Me alegro, gracias por atrapar a Pikachu.

— Ellos están bien—sonrió la joven sintiendo entre sus brazos a Chespy y Pikachu.

— Mairin—Dijo Alain sosteniendo el brazo de Ash con ayuda de Max.

— Los subiremos ahora— esta vez fue Max, y ambos chicos jalaron para que Ash y Mairin estuvieran nuevamente en altura.

Ya ambos estaban sobre las gradas nuevamente, las réplicas habían acabado para su suerte, aunque la estructura no estaba estable y eso era para preocuparse.

Pikachu en cuanto pisó el suelo corrió a los brazos de su entrenador emitiendo un gruñido de felicidad por estar nuevamente con él, Ash por su parte abrazó fuertemente a su amigo. El susto que había pasado al verlo caer y él sin alcanzar a atraparlo.

Mairin por su parte abrazaba de igual manera a Chespy, sus ojos estaban cristalinos por el simple pensamiento de que su queridísimo amigo cayera desde tal altura y ella por una milésima de segundo no le alcanzara, pero las cosas no eran así y sentirlo entre sus brazos era aliviador.

Sintió rápidamente las manos de Alain sobre sus hombros obligándola a mirarle directamente al rostro, estaba frunciendo el ceño y demostraba preocupación junto a algo de tristeza, ¿Tristeza?

— Mairin, por favor, no vuelva a hacer eso—Le regaño el chico afligido. Ella le miro algo sorprendida pero sonriendo para calmarle.

— Estoy bien, estoy bien—Dijo ella tan tranquila como siempre a pesar que aún había rastro de las lágrimas que no salieron.

Una de las manos de Alain fueron hacia la cabeza de la joven atrayéndola repentinamente hacia su pecho, dejándola completamente sorprendida, pero no se alejó del chico, sino que se aferró a su pecho aun abrazando a Chespy que sonreía tristemente, su entrenadora trató de hacerse la fuerte, de estar calmada como siempre, pero estaba aterrada por todo esto.

— Salgamos de aquí— Dijo Ash parándose finalmente y llevando su mirada hacia el escenario.

Mairin dejó de sollozar separándose un poco de Alain, este sacó de su bolsillo una pokéball, de la cual salió su Charizard.

— Vamos—Dijo el chico subiendo a Mairin a su pokémon— No creo que Charizard pueda con todos nosotros.

—No te preocupes, tú y Mairin salgan en él, yo tengo a otros dos para salir de aquí—Hablo Ash sonriendo para asegurarle lo que decía.

Ash sacó a Pitdgeott y a su Charizard para salir del estadio.

— Max, tú y Bonnie suban a Pidtgeott, yo buscaré a May— ordenó el azabache subiendo rápidamente a su pokémon tipo fuego— Nos vemos afuera, ¡No se separen! — gritó lo último alejándose.

— Tiene prisa— susurró Mairin ya arriba del Charizard de Alain.

Max y Bonnie subieron sobre el pokémon volador y todos salieron del enorme estadio, afuera había un montón de gente herida, ambulancias de los hospitales y policías controlando la situación, en el cielo, Helicópteros con reporteros narrando lo que había pasado hace tan solo unos minutos en Hoenn.

Bonnie instintivamente se aferraba a Max, estaba atemorizada, nunca en su vida había estado en un terremoto y menso en un estadio derrumbándose sobre su cabeza, su cuerpo temblaba y no podía detenerlo.

— Todo estará bien—Dijo de pronto Max, el pokémon volador descendió lentamente a tierra, cuando aterrizó el chico fue el primero en bajar, le ofreció la mano a la rubia manteniendo su sonrisa para calmarla— No dejaré que nada malo te pase, Bonnie.

La pequeña le miró unos segundos y esbozó una suave sonrisa, pero no aceptó la mano, Dedennde que permanecía en su bolso salió repentinamente saltando a sus brazos, el pobre estaba aterrado y no paraba de tiritar.

— Gracias Max, pero yo también debo ser valiente— Contestó descendiendo sola del Pitdgeott de Ash, — Por Dedennde… por mí.

…………………………………………………………………………………………….

La castaña abrió sus ojos cuando el palpitante dolor en una de sus piernas se hiso presente, el frío contando con el cemento del escenario comenzó a darle escalofrío, subió la mirada notando que estaba todo muy oscuro, ¿Dónde estaba?, lo único que recordaba era estar en una batalla contra Leticia y su mega-gengar blanco.

—MAY— escuchó a lo lejos, miró aún mareada el lugar y a lo lejos vio asustada como su Blaziken estaba bajo un montón de escombros sin moverse.

— ¡B-Bla…ziken! —Gritó apenas, estiró inútilmente su mano para alcanzarlo, estaba muy herido. —Blai…

— ¡May! —volvió a escuchar, pero no reconocía esa voz, con dificultad se removió en el suelo y el dolor de su pierna se intensificó con eso, estaba atorada bajo una viga de metal doblada, y para empeorar comenzaba a hacer calor. Entre su ropa y con dificultad sacó la pokéball de su pokémon, apuntó y lo regreso para que descansara.

—Uno de nosotros debe salvarse—Susurró, comenzó a toser ante el humo que se juntaba cerca de ella, un incendio seguramente. ¿Moriría quemada? Irónico, su inicial era tipo fuego.

Su mente no razonaba como debiera.

— ¡May! —Escuchó ahora muy cerca de ella, reconociendo la voz de inmediato y de golpe vinieron los últimos acontecimientos.

Su batalla con Leticia, los puntos, el terremoto, la gente corriendo, ella sacando los escombros de las salidas, los gritos, ella corriendo de vuelta para sacar a sus amigos de allí, Pikachu y Chespy cayendo, Mairin lanzándose a salvarles, Ash siguiéndola para alcanzarla antes de terminar en el suelo del escenario de concreto, ella corriendo junto a Blaziken para atraparlos, una de las torres del escenario cayendo, separándola de sus amigos, otra viga cayendo, el impacto lanzándola lejos, todo se volvió negro.

— ¡Ash! — Gritó ella con todas sus fuerzas. Y por fin vio al chico descender junto a su Charizard, el primero en llegar a su lado fue pikachu angustiado por verla en el suelo.

— May… ¡Te sacaré de aquí! —El azabache corrió hacia la viga que atrapaba las piernas de la castaña, con todas sus fuerzas trató en vano de levantarla. Un segundo, un tercer intento dando el primer resultado. — Charizard vamos, ayudame—Ordenó afligido el chico, su pokémon con todas sus fuerzas trató de levantar la viga, aunque sólo unos centímetros. — Mantenla ahí amigo.

El chico corrió hasta la castaña y tomó sus manos.

— ¿Qué harás? —preguntó algo asustada.

— Confía en mí— contestó el chico sonriendo para calmarla, apretó sus manos temblando levemente, y comenzó a tirar de ellas con fuerza.

Instantáneamente la chica grito del dolor pero se calló, no quería quedarse ahí atrapada, enzima el humo se acercaba más a ellos, Ash tosió pero continuó tirando de sus manos. Un nuevo grito de May provocó que el azabache dejara de jalar.

— No te detengas… ya, casi salgo—Le sonrió ella.

El chico frunció el ceño, ¿estaba fingiendo una sonrisa cuando estaba atrapada bajo una viga enorme después de un terremoto? ¿Por qué lo hacía? ¿No estaba asustada?, Ash le soltó las manos y la tomó de la cintura, no saldría de allí hasta sacar a May. Saldrían juntos de este estadio.

Charizard acumuló todas sus fuerzas y pudo alzar la enorme viga torcida que atrapaba a la coordinadora, y con un último tirón May pudo ser liberada, Ash cayó al suelo con la castaña sobre él, respiraron agitadamente, y miró las piernas de ella, estaban lastimadas, se veían muy mal.

— ¿Estás bien? —Preguntó agotado.

Ella le miro sonriendo, llena de rasguños y aun con dolor en sus piernas.

— Gracias, Ash— La castaña trato de moverse un poco pero el dolor volvió palpitante.

— Estás herida —Susurró el chico, la tomo de un brazo para pasarlo por sus hombros, tomándola de la cintura y recargando el cuerpo de la chica en el suyo— Salgamos juntos de aquí.

May trató de caminar a penas, hasta Charizard, pikachu subió antes que ellos a la cabeza del pokémon tipo fuego, en cuanto lo alcanzaron Ash ayudó a May a sentarse en la espalda. Una vez ambos estaban sobre el pokémon, este emprendió el vuelo para salir definitivamente de ahí.

………………………………………………………………………………………………….

En la región de Kalos, en ciudad luminalia, laboratorio del profesor Ciprés.

El profesor estaba junto a su garchomp en el patio de su laboratorio, observaba muy tranquilo como todos sus pokémon jugaban entre sí correteándose unos con otros.

— Profesor, tiene una visita—Dijo su asistente llamando su atención. El profesor se dirigió hacia el laboratorio para ver quién era.

— Clemont—Saludó extendiendo sus brazos.

— Hola, profesor— Saludó de vuelta el chico.

— ¿Qué te trae por aquí?

— Un descansó de tantas batallas— contestó bajando los hombros agotado— son demasiados entrenadores, todos muy buenos, pero al fin pude arreglar el Clembot, así que vine a saludar.

— Ya veo, tu ausencia en el gimnasio y ese problema, no sabes cuantos atrasaron su viaje, pero la economía de la ciudad creció—Comentó el profesor riendo.

Clemont suspiró pasando una mano por su cuello, estaba preocupado.

— ¿Y Bonnie?

— No eh podido llamarles, creo que está bien—Contestó sin convencerse a sí mismo.

— Las malas noticias viajan rápido—Le dijo el profesor para calmarle. El chico asintió. La asistente del profesor entró a la habitación corriendo y alterada, asustando a ambos.

— Profesor, tiene que ver esto, algo está pasando en Hoenn—Dijo ella, el profesor y Clemont corrieron detrás de ella hacia la otra habitación, la televisión estaba encendida mostraba a una reportera hablando bastante alarmada.

—Estamos en Pueblo Verdegal, a unos minutos después del gran terremoto que duro nada más ni nada menos que ¡tres minutos! Algo insólito puesto que estos movimientos no pasan del minuto en promedio, además de estar catalogado como un terremoto de gran magnitud que alteró al pueblo entero interrumpido el concurso que se llevaba a cabo en su última ronda, tenemos imágenes del suceso.

La pantalla comenzó a enfocar el enfrentamiento de May y Leticia junto a sus mega-evoluciones, pero en medio de eso comenzó a moverse la cámara frenéticamente, cayó al suelo enfocando a los miles de pies de la gente entrando en pánico.

Clemont se asustó, si May estaba ahí, eso significaba que… — ¡Bonnie! —Gritó alarmado, preocupando al profesor y su asistente por eso.

La pantalla mostro ahora la cámara desde un helicóptero el cual mostraba el estadio remeciéndose como gelatina, pronto ya no solo se movía sino que estaba desplomándose, y la gente aún salía del lugar. La cámara cambió a una casera, seguramente de algún civil que grababa como la gente corría, sobre su cabeza pasó volando un Dragonite que enfocó directamente.

Clemont pudo reconocer a ambas chicas que viajaban sobre el pokémon, Serena e Iris, pero no veía a su hermana, ¿Dónde estaba Bonnie?

La TV mostró el edificio cayendo y a pokémon voladores con personas sobre él escapando de las paredes que se derrumbaban sobre sus cabezas, fue entonces que enfocó a un enorme pitdegeott donde al fin vio a su hermana, estaba abrazando por la espalda a Max.

El alivio de verla a salvo lo calmó y dejó escapar un suspiro, -Bonnie está bien-Pensó.

La pantalla volvió a mostrar a la reportera que a su espalda tenía el enorme estadio con humo saliendo de él.

—El estadio de Verdegal quedó completamente destruido, y en breve llegaran los bomberos para apagar el incendio, no sabemos de cuanto fue el terremoto, y los científicos están como locos investigando sus posibles replicas, los mantendremos informados—Dijo y la cámara enfocó a las ambulancias y paramédicos atendiendo a las personas y pokémon heridos.

Clemont bajo la mirada, serio, había dejado a su hermana en una región desconocida, y ¡¿Pasaba esto?!, tenía que volver y sacar a Bonnie de allí, ese lugar era peligroso.

—Profesor—Dijo con un tono serio no propio del líder. El hombre asintió.

—Irás de inmediato a Hoenn—Respondió al instante, comprendiendo la preocupación del chico.
-......................................................................................................................................................................................

¿y? ¿qué tal?
El capitulo está mucho más largo o bien más aportativo a la historia. y les tengo u regalito!

Espero les guste.
por cierto aún no sé bien que pokémon cn mega deba darle a Mairin u.u por si tienen alguna sugerencia!
BYE!!

siguiente capítulo: Flamas azules: ¡Rival de Mega evolución!
 
Arriba Pie