Fanfic En busca de la mega evolución [Advance+Marisson] Capitulo 26 parte 2

Registrado
16 Mar 2015
Mensajes
5
Offline
Me ha gustado mucho el capitulo. me ha parecido muy original londel terremoto sin olvidar la aparición de tristana
Respecto a la mega yo le daría a mega-gardevoir me parece que le va bastante en mi opinión
Espero la continuación que me he quedado con ganas de ver que pasa con ash y may después de que la salve.
 

charizardmaister

Alola form
Registrado
8 Oct 2014
Mensajes
504
Ubicación
España
Offline
Muy buen capítulo, tengo una ligera sospecha de quien es el causante de los terremotos y la aparición de Tristana fue inesperada.
Estaría genial que cuando Lem volviese a Hoenn tuviera ya a Luxray, me encanta ese pokémon, en los juegos me ha salvado más de una vez xddd.
Espero el siguiente, sin prisas ;)
 
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
Me encanto el capitulo, espero que no le haya pasado nada grave a May, me gustan los momentos advance que le pones, ojala pronto digan lo que sienten :D , esperar dos semanas es demasiado D: que la continuación no se demore en llegar, este fic tiene para rato , ojala nunca acabe
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
haber si la proxima no comienzo dislculpandome por la tardanza -.-.... eeeen fin, vamos a lo que bine,
Sip, nuevamente no entrege en plazo, nuevamente estoy atrasada y nuevamente tengo trabajos y pruebas hasta el cuello, ¡Gracias universidad! :'D Gracia sprofe d eproyecto cristiano y profe de habilidades y competencias :D -muerance todos c:- ok, ok, ya... es suficiente, igual es mi culpa, por no escribirlo antes y bla bla bla..... PERO! tiene su lado bueno, como hay "mas tiempo" para escribir los capitulos son más largos, 12 paginas! escucharon bien! 12!!! paguinas completas de Advance y Marisson!!! y MÁS MISTERIOS! si por que esto fic no tiene solo romance barato(? tambien tiene batallas conflictos y misterios 7w7 así que les dejo el capitulo laaaaaargo.

Me amarán al final, yo lo sé, yo lo sé (?


Capítulo 20: Flamas azules: ¡Rival de Mega evolución!

El viaje a Hoenn había sido más lento y tenso que la primera vez, y eran pocos los que iban hacia la región, pues muchos vuelos fueron cancelados por el incidente de ayer. Clemont estaba preocupado y no era para menos, había dejado a su hermana pequeña en una región desconocida, junto a sus amigos, donde había pasado un terremoto. Y no podía comunicarse con el grupo pues las líneas estaban cortadas. Horrible.

Enzima la persona a la cual había dejado a cargo a su hermana no estaba con ella en ese momento.

No es que le echara la culpa a la chica, o que ahora la odiara ni nada parecido. Solo, no dejaría a Bonnie a cargo de nadie más que él.

A su lado el profesor Ciprés ojeaba un par de gráficos que le habían mandado después del terremoto en Hoenn.

—Ese terremoto solo fue un aviso—susurro en conclusión cerrando los ojos preocupado. El líder de gimnasio volteo a verlo.

— ¿Profesor?

—Lo siento Clemont, pero yo... no debí haberlos enviado a Hoenn—sentencio el hombre apretando sus puños.

.........................

El ver al imponente estadio, orgullo de verdegal y lo que los representaba completamente destruido y en el suelo como un montón de escombros hacia parecer que el pueblo era solo eso... un pueblo. Los habitantes, generosos como siempre, se ayudaban entre sí con tristes sonrisas, ese terremoto había derrumbado mucho más que su estadio, su moral.

En el centro pokémon estaba repleto de heridos tanto pokémon como humanos afectados por ese desastre, los reporteros rondaban el lugar preguntando y grabando lo sucedido. Las enfermeras corrían de aquí para allá junto a sus Chansey.

— ¿Las líneas están cortadas?—pregunto Mairin una vez su compañero de viaje colgó el teléfono.

—Colapsadas, al parecer toda la región trata de comunicarse—comento Alain. La joven bajo la mirada y camino hasta Bonnie que esperaba a un lado del pasillo de teléfonos junto a Serena.

—Lo siento, las líneas están colapsadas—se lamentó la pelirroja.

—No te preocupes Bonnie, cuando se calme un poco el ambiente seguro podremos...—pero Serena no alcanzo a terminar.

—Si...—le interrumpió la pequeña y comenzó a caminar directo a la sala donde descansaba May.

La castaña clara le miro preocupada, ella no era así, el incidente le había afectado mucho.

—Si tan solo me hubiese quedado con ella...—susurro Serena sintiéndose culpable. Mairin escucho eso y le toco el hombro en apoyo.

—En cuanto pueda hablar con su hermano se recuperará, no te preocupes—le animo sonriendo dulcemente, la chica asintió, unos minutos después apareció Alain y los tres se fueron directo a la habitación de May.

En aquella habitación se respiraba un aire a rosas y globos. Pues el lugar tenía una esquina completa con aquellos presentes para la princesa de Hoenn. La castaña yacía acostada en la cama con vendas en sus piernas y sus brazos cerca de ella estaba Pikachu hecho un ovillo durmiendo. En la silla a su lado se encontraba su hermano leyendo una revista sobre entrenadores y el las.sillas que estaban frente a la camilla estaba Ash a medio dormir.

Bonnie entro en la habitación despertando al adormecido entrenador de Kanto que parpadeo. La pequeña se sentó en una de las sillas y suspiro.

—Supongo que las líneas están cortadas—hablo Max cerrando la revista que leía y mirando a la pequeña, que solo asintió.

La puerta volvió a abrirse dejando pasar a Serena, Mairin y Alain.

— ¿Aun no despierta?—pregunto la entrenadora recibiendo un no por respuesta de Max.

—Solo está cansada, la enfermera dijo que estaba bien—Animo Ash ante el ambiente pesimista, sacando una sonrisa colectiva por el grupo.

<< ¿Siempre es así de optimista?>> pensó Alain afirmado en el marco de la pared.

La castaña comenzó a quejarse, abrió los ojos resintiéndose del dolor se su cuerpo. Y lo primero que vio fue a todos sus amigos expectantes.

—Blaziken...—Susurro.

—Él está bien, está descansando —le contesto Max con una sonrisa.

—Más importante, ¿Cómo estás tú?—Pregunto Ash acercándose a la camilla.

—Bien, supongo, estoy algo mareada— contesto la castaña sentándose cuidadosamente sobre la cama, respiro profundamente y miro al azabache— Pero... ¿Quién eres tú?

................................

—A qué se refiere, ¿Profesor?— pregunto realmente preocupado el chico apretando sus puños. De inmediato vino la imagen del estadio derrumbarse y saber que su hermana estaba dentro de él.

—Ese terremoto es solo el principio—dijo finalmente el hombre. Bajo la atenta mirada del chico

— ¿Van a haber más?— pregunto exaltado.

— A Hoenn le esperan más desastres...—susurro el profesor arrugando el borde de la hoja.

— ¿Mas terremotos?

—Te aseguro que ese terremoto no es lo único que viene— aseguro el hombre mirando por la ventana del avión.

—No entiendo—hablo el chico, pero comenzó a pensar lo que el profesor había dicho, de pronto se acordó del pequeño poema que había dicho Amanda hace unos días.

Rayquaza, dragón celestial... debía ser un pokémon que venga del cielo pues era reconocido como el defensor de estos. Protegenos... eso quería decir que era un guardián, entonces ¿Es bueno?... De los devastadores poderes... ¿Devastadores? Debe ser un pokémon antiguo y muy fuerte… De los creadores del Mar y la tierra... eso quiere decir que son dos pokémon creadores, dos pokémon que son legendariamente destructivos… Groudon y Kyogre... estaba seguro de haberlo escuchado antes, esos nombres.

—Dragón...—susurro Clemont a lo que el profesor le miro confundido— Cielos... Guardián... Desastres... Hoenn—continuo aun metido en sus reflexiones.

— ¿Descubriste algo?—pregunto el mayor, pero al no recibir respuesta solo se limitó a meditar las palabras del chico, pero... no encontraba el hilo realmente.

Clemont repentinamente levanto el rostro alejando su mano de su mentón y la deja en su pierna. Al parecer algo había pasado por su mente.

—Kalos...—Susurro finalmente— ¿Que tiene que ver Kalos en todo esto?—dijo fastidiado, se tapó la boca con la palma de su mano frunciendo el ceño, sentía que le faltaba información…

El profesor Ciprés analizo cada palabra que había dicho el chico, y se le vino a la cabeza algo. La conexión entre todas esas palabras, estaba pero faltaban conectores.

—Clemont, iremos primero a Malvalona, debo hablar con el hijo de Birch—sentencio el profesor atrayendo la atención del líder de gimnasio.

—Muy bien—asintió Clemont recargándose en la silla relajando los músculos.

........................................

— ¡Eso no fue divertido!—Grito Ash increíblemente molesto y algo avergonzado, mientras May se partía de la risa en la camilla.

—Lo siento... pero... ¡No lo pude evitar! —Seguía riendo ella.

—Hermana, eso fue de mal gusto—Le regaño Max cruzándose de brazos.

—Todos tenían una cara taaan seria que se me ocurrió eso—May seguía riendo esta vez más moderado.

—Realmente nos asustaste, May—Dijo Mairin.

—Por un momento pensé que tenías alguna herida en la cabeza—Suspiro Serena aliviada.

Alain simplemente quedo en silencio. <Son todos unos niños>

—Bueno, bueno, ya me disculpe—la castaña paro de reír y miro a la rubia que había estado en silencio más de lo normal—Bonnie, ¿Crees que me pase?

La pequeña alzo la vista sorprendida por la pregunta, miro atentamente la suave y maternal sonrisa de la castaña de ojos zafiro. Lo pensó un momento y miro a Ash, se le escapo una risa algo contagiosa seguida de una carcajada de aquellas que la caracterizaban tanto.

La risa de la pequeña se contagió con quienes la escucharon dando un alivio por parte del grupo, Serena feliz por escuchar aquellas carcajadas miro ahora a la castaña, estaba tranquila, fue cuando comprendió por qué lo había hecho.

<Trato de animar a Bonnie> pensó ella sorprendida pues recién había despertado y noto el ambiente algo tenso, la tristeza de Bonnie y supo cómo calmar al grupo.

Y ella solo había estado contribuyendo a ese ambiente.

—Por cierto, Ash te debo la vida—Dijo finalmente May mirando al azabache directamente a los ojos—Si no hubieras llegado tú, seguramente yo...

—Ah... Si, De nada—Hablo rápidamente Ash— No permitiría que nada te pasara May.

—Gracias Ash.

—Awww que tiernos, ¿Los dejamos solos?—Interrumpió Iris que estaba en el marco de la ventana mirando con cierta burla la escena de Ash y May, la castaña al darse cuenta de lo sucedido bajo el rostro reprimiendo el calor que se subió a sus mejillas.

—I-Iris no empieces—Le reto Ash.

—Calmate, yo solo digo lo que muchos están pensando— se hiso la ofendida señalando al resto del grupo.

Serena, que había bajado la mirada para no ver los rostros de Ash y May cuando hablaban, le agradeció a Iris con una leve sonrisa. La peli-morada negó comunicándole que no lo haría de nuevo.

—Saldré un momento—dijo Alain antes de salir de la habitación. Él no tenía tiempo para novelas juveniles, pero antes de que pudiera cerrar la puerta una mano le detuvo.

—te acompaño—Le dijo Mairin.

—Prefiero que te quedes aquí—se negó el.

—Iras a hablar con el Sr. Lysson, ¿Cierto?—Aseguro ella.

—Mairin, quedate—Suspiro el ante la terquedad de la chica, ella le soltó la manga para que pudiera cerrar la puerta.

— ¿Por qué me trata como una niña?—Susurro molesta la pelirroja.

—Mairin, ¿Puedo pedirte un favor?—pregunto May. La nombrada volteo a verla dispuesta a ayudarle— ¿Podrías ir a ver cómo sigue Blaziken por mí?

— ¡Claro! Dalo por hecho May—contesto ella entusiasmada, saliendo de inmediato de la habitación.

Mairin corrió por el pasillo muy alegre por ser de ayuda para su idol en los concursos, hasta que se encontró a Alain caminando tranquilamente por ese mismo corredor.

— ¡Alain!—el chico volteo a verla.

—No te dije que me esperaras allá—le medio regaño el pero a la vez se lo esperaba.

— No vine aquí para acompañarte—Contesto divertida—voy a ver cómo sigue el Blaziken de May.

—Ya veo—le restó importancia mirando el pasillo. Aunque había algo que le decepcionó mínimamente de esa respuesta.

—No pongas esa cara—Rio Mairin a lo que el peli-negro le miro de reojo—Es una excusa para acompañarte, tonto.

— Umm...—contesto Alain mirando nuevamente al pasillo. Poso su mano en la cabeza de ella desordenándole la boina que siempre llevaba puesta, solo esconder esa mínima sonrisa tonta que se asomó por su rostro.

— Me despeinas—se quejó ella alejando su mano—No me trates como una niña.

— Habla la que solo tiene 10 años—contesto el volviendo a bajar la boina de la pelirroja ensanchando su sonrisa ante el esfuerzo de ella por parecer mayor.

— Ya... No tengo 10 años—Mairin tomo la mano del chico para que este le escuchara, y con eso atrajo su atención—tengo 14 años.

— ¿Que?

...............................................

—Creen que... Oh no importa—dijo May divertida por la situacion de Mairin y Alain.

— ¿No es el un poco mayor para ella?— pregunto Max captando el hilo de pensamiento de su hermana.

—Max, no será que tu...—insinuó la castaña preocupándose.

—No me malinterpretes, Hermana—corrigió el.

—No entiendo—comento Ash sin captar la idea.

— ¿Tu?, ¿Qué raro?—se burló Iris, aun sentada en el marco de la ventana.

—Pika pi...—suspiro pikachu mirando a su entrenador.

—pikachu, no te pongas de su parte—se molestó Ash, el pokémon rio por lo bajo.

—Volviendo al tema—Suspiro May— Max, ¿Por qué te parece que es muy mayor?

—Creo que entiendo un poco el punto de Max—Intervino Serena —Alain se ve muy serio, algo apático y muy reservado para sus asuntos, no parece un adolecente, sino un… adulto.

—Y parece que ocultara algo—finalizó Max recalcando lo último, afirmando su espalda en el respaldo de su silla.

—Pues, yo no note nada—Interrumpió Ash. A Max le resbalo una gota por la cien—Parece una buena persona.

—Sigues siendo un niño— susurro Iris divertida.

—Hey, seguramente yo tenga más edad que tu—se quejó el Azabache.

—Pero no la demuestras—contra ataco ella.

—Yo creo que Ash si ha madurado—Interrumpió Serena, llevándose la atención de todo el grupo— A pesar de que no lo conozco muy bien, yo creo que como es esta bien para su edad...—trato de continuar pero tener la mirada fija del chico le puso nerviosa.

Ash finalmente sonrío. Pero fue May quien hablo primero.

—Serena tiene razón—Aseguro May.

—Gracias Serena—agradeció el chico sonrojando a la nombrada empeorando su nerviosismo.

—Ah... no, yo solo decía...—titubeo Serena.

....................................................

— ¿Me podrías repetir eso?—Dijo Alain sin creerlo.

—Que tengo 14 años— comento Mairin haciendo un puchero, ¿Por qué no le creía?

—Se supone que salen de su viaje a los 10 años.

—Tú tampoco saliste a los 10— reprocho ella.

—No sabes qué edad tengo.

—Sé qué no tienes 10.

Alain no podría creerlo, la chica definitivamente no parecía de 14, no con esa ropa ni esa torpe y algo adorable personalidad suya. Remeció sus pensamientos con lo último, su cabeza no estaba del todo bien.

—Alain—interrumpió la chica—yo me voy por aquí.

—Sí, nos vemos después—se despidió el chico, caminando por un pasillo diferente.

A la vuelta había un pasillo hasta los teléfonos donde Alain se detuvo, saco su holomisor para proyectar el mensaje hacia su jefe.

—Señor, soy Alain, lamento la falta de reporte de los últimos días, han pasado muchas cosas.

—Descuida, supe lo del terremoto, ¿Tu y Mairin están bien?—pregunto a través del aparato.

—Así es, salimos ilesos aunque el estadio quedo destruido— contesto manteniendo un tono formal.

—lamento eso.

—Le tengo buenas noticias.

—te escucho.

— Hay dos personas aquí con keys Stone, en los próximos días tendré una batalla contra ellas—Aseguro el chico.

—Esa es una excelente noticia, pero pasado mañana necesito que te reúnas con el campeón—Ordeno Lysson.

—Como usted quiera—Acepto.

—Y...—Agrego el hombre cambiando su tono a uno más divertido— ¿Cómo esta Mairin? ¿La estas cuidando?

—Ella está bien—Respondió rápidamente el chico.

—seguro que sí, dile que le mande un pequeño regalo junto a Steven.

— ¿Un regalo?

—Estoy seguro que le encantará~

Alain alzo una ceja ante eso último, ¿regalo para Mairin? No era su cumpleaños o algo así, de eso estaba seguro, ella estaría diciéndole directamente sobre eso. Le restó importancia y volvió a la conversación.

—Señor, le llamare cuando tenga novedades— Se despidió Alain.

—Muy bien.

La llamada se cortó, el chico guardo el Holomisor en su bolso, esa nueva configuración para hacer llamadas que estaban probando en las industrias Lysson era muy buena, seguramente pronto estaría disponible para los entrenadores.

Se dio la vuelta para caminar a la enfermería, donde seguramente estaría Mairin, ese grupo aun no le inspiraba mucha confianza pero ella parecía alegre por ver a May.

A la vuelta del pasillo vio a la chica que buscaba pero en cuanto se dio cuenta de con quien estaba hablando se escondió detrás de la pared.

Esa mujer era asistente del profesor Ciprés. Estaba seguro de que había trabajado con ella antes.

— ¿Conoces a Ash ketcum?— pregunto la mujer que llevaba un maletín y una bata blanca.

—Sip, él está aquí—contesto la joven fijándose en el pasillo del fondo.

— ¿Me podrías llevar con él?—pregunto la asistente amable.

—Um... Claro—dijo dando un último vistazo hacia el pasillo por donde el chico se había ido antes.

Tenía pensado regresar con él, pero por lo visto se tardaría un poco más hablando con su jefe. Camino junto a la mujer de bata, guiándola hacia la habitación donde estaban May y los demás.

Alain miro de reojo como ambas se iban, suspiro aliviado de no ser visto. Pero ahora no podría volver a esa habitación. No sin que esa mujer le reconociera. Lo peor de todo esto es que ese Ash estaba relacionado con el profesor Ciprés, ¿y si había venido a buscar esa mega piedra? O, tal vez, el profesor estaba aquí...

.................................................

La puerta de la habitación de May se abrió, era la enfermera Joy que con su radiante sonrisa y un informe en sus manos.

—Veo que ya despertaste— saludo acercándose a la camilla— ¿Cómo te sientes?

—Muy bien.

—Es un alivio, pasaste la noche complicada pero gracias a tu novio, lograste salir con los menores rasguños—Dijo la enfermera leyendo la ficha médica.

La castaña miro de reojo al azabache y no pude evitar sonreír pues sabía que le debía la vida a su amigo.

— No es mi novio, pero si es un gran amigo—Respondió rápidamente May.

— Oh, ya veo, lo siento—Rio nerviosa la mujer— c-como pasó la noche esperando a que despertaras… ¡M-mañana podrás salir de aquí! —Dijo rápidamente cambiando el tema.

La castaña comenzó a jugar con sus manos entre las sabanas de la camilla, pensar que el chico además de haberla salvado, se había desvelado esperando que ella despertara, una sonrisa se formó en su rostro.

— ¡Eso es genial! —Dijo Ash, que al parecer no había captado la directa, May rio.

— Entonces tenemos hasta mañana para ayudar—Dijo Iris saliendo por la ventana— Aún hay muchas cosas que hacer, los que no están haciendo nada deberían venir también. —Señaló apuntando a Max, y Serena.

—Ash te encargo a mi hermana—Max se paró de su asiento dejando de lado la revista para entrenadores que hasta hace unos minutos estaba leyendo.

— ah, ok—Contestó el Azabache.

— Iris yo quiero ir contigo—Grito Bonnie acercándose a la ventana, pero fue detenida por Serena.

—E-Espera, hay puertas—Le regaño levemente.

— Los espero en la entrada—habló Iris, a lo que Bonnie corrió rápidamente, estaba emocionada por ayudar y seguro que conocía a pokémon increíbles en el proceso, Serena le siguió, segura de no dejar sola a la pequeña más, después de lo del estadio, prefería cuidarla personalmente, Max suspiro, se sentía como el único “maduro” en el grupo, salió detrás de las chicas. La enfermera se despidió, dejando a Ash y May casi solos.

— Iris, tengo una duda, —Preguntó Ash llamando la atención de la peli-morada que se acercó a la ventana nuevamente— ¿Cilan no vino contigo?

El semblante de la chica se ensombreció, bajo la mirada como si recordara algo que no le agradaba, se alejó de la ventana no sin antes contestar la pregunta con enfado.

—Volvió a Teselia.

……………………………………………………………………..

Mairin caminaba junto a la asistente del profesor Ciprés en silencio, cuestionándose por qué Alain se había escondido de ella antes. ¿Dijo algo malo? O… El señor Lysson lo mando a una misión solo… No, seguramente solo estaba haciéndose el gracioso.

Aunque no sabía en qué momento el comenzó a hacer esas bromas raras.

Por el pasillo vio como Bonnie corría divertida siendo perseguida por Serena y más atrás Max.

— ¡Mairin, nos vamos a ayudar! —Grito la rubia dandi un salto.

—Bonnie esperame—Dijo Serena, al ver a Mairin le dio una sonrisa y continuo corriendo.

Max pasó junto a ellas minutos después.

— Ash y May aún están en la habitación, ve a hacerles compañía—Sugirió el caminando tranquilamente.

—Vale…—Contestó la peli-roja.

Al cabo de unos minutos llegaron a la habitación de May, quien permanecía sentada en su cama y a su lado Ash que le conversaba sobre algunas cosas triviales.

— May, Blaziken está recuperado, solo necesita una noche de sueño y estará como nuevo—Le dijo la chica apenas entró a la habitación— Ah, y ella estaba buscando a Ash.

—Hola, soy asistente del profesor Ciprés, me enviaron a entregarle un paquete señor Ash—habló la mujer presentándose, se acercó al chico y extendió una caja forrada en cuero que sacó de su maletín.

—Ah… ¿Qué es? —Preguntó Ash mirando la caja de arriba hacia abajo.

— Una Key Stone—dijo con simpleza la mujer.

—Ah… —susurró a penas el azabache— ¿Qué? ¡U-Una Key Stone! —Grito al segundo.

—Así es, el profesor quiere que la tengas en tu viaje por Hoenn, supo de tu Charizard y decidió que probaras tú la Charizardita Y cuando la encontraras.

Ash abrió la caja rápidamente y dentro había un aro Gris con la Key Stone puesta en ella, al lado de ella había un collar seguramente para Charizard donde había un espacio; claro ahí debería ir la Mega piedra.

— ¿El profesor está seguro?

—Claro, él sabe sobre tus lazos con tus pokémon, lo comprobó con tu Frogadier cuando se lo dejaste.

—Con que para eso era—Susurró expectante, sacó el brazalete y se lo puso en la muñeca. — ¿Cómo me queda? —Comenzó a lucir el objeto delante de las chicas.

—Se vería mejor con la mega-piedra incluida—Rio May bajándole el ego.

—Que linda…—Se quejó Ash quitándose el brazalete y dejando de hacerse el payaso.

—Muy bien, mi trabajo está terminado, que tengan un buen día—Se despidió la mujer haciendo una reverencia y saliendo de la habitación.

Mairin se sentó en la silla que antes usaba Max, comenzando a platicar con May sobre su concurso.

— ¿Qué pasará con el listón de este concurso? —Preguntó inocente la pelirroja.

—La verdad no lo sé, desde ayer no eh visto a ninguno de los organizadores del concurso— respondió May pensativa.

— ¿Recuerdas cómo iba el marcador? —Esta vez fue Ash

—Ni idea.

—Estabas tan concentrada con la batalla que no lo viste—Dijo Mairin riendo levemente.

— ¡Tú y Mega-Blaziken, estuvieron geniales! —Alagó el azabache.

—Tienes razón, ¡May!, ¿Te puedo pedir un favor? —Preguntó repentinamente Mairin acercándose demasiado al rostro de la castaña.

—C-Claro.

—Una batalla —Dijo rápidamente.

— ¿Contigo?

—No, conmigo no, contra Alain—Se corrigió Mairin dándose cuenta que estaba hablando demasiado rápido.

—Amm… supongo que sí.

—Pero debe ser contra tu Mega-Blaziken—La castaña se confundió, a lo que Mairin explico—Él quiere ser el entrenador con la mega-evolución más poderosa, y para eso necesita luchar contra otros entrenadores con mega… y como tú tienes un mega-Blaziken.

—Oh, ya entiendo, pero debo decirte que no soy muy de batallas—Dijo May.

—No lo creo, vi tu batalla en el concurso y él estaba interesado en ti—Aseguró Mairin decidida, la castaña solo pudo reír.

— ¿Yo podré tener una batalla contra Alain? —Dijo Ash entusiasmado con la seguridad con que Mairin hablaba sobre el chico.

— ¿Tienes una Mega? —Preguntó devuelta la chica sonriendo, tal vez le había conseguido dos enfrentamientos a Alain.

—No—Contesto Ash sin cambiar su tono de voz.

—Entonces no—Respondió la entrenadora manteniendo su sonrisa.

Lo que provocó una fría brisa en Ash.

— ¿Por qué no? —gruño él cruzándose de brazos.

— Alain lucha contra entrenadores que tengan Mega, no contra entrenadores corrientes—Le dijo Mairin inflando sus cachetes.

— Estoy seguro que puedo vencerle—Se excusó Ash sin mirarla.

— No, él es muy fuerte—Respondió Mairin parándose de la silla.

—Entonces que me enfrente—Recriminó el azabache parándose de su silla también.

—Chicos…

La puerta de la habitación se abrió dejando pasar a Alain, quien se aseguró de que la asistente saliera de la habitación sin verle. En cuanto enfocó su mirada en la pelirroja, vio que ella y Ash corrían en su dirección.

— ¡Ten una batalla conmigo! —Gritó Ash.

— ¡Demuéstrale que eres más fuerte! —Gritó Mairin tomando su brazo.

El chico no comprendió la petición de ambos y miró extrañado a la castaña que permanecía en la cama riendo levemente mientras una gota de sudor resbalaba por su frente.

— Supongo que tienes admiradores…—Atinó a contestar simplemente.

..............................................................................................................

Fin!(?
xD
carajo
(?
Amm... ¿Qué les pareció?
¿Preguntas preguntonas? yup.

¿Serena se sentirá culpable por dejar sola a Bonnie?
¿Que creen que le dirá Clemont al verla?
¿Por qué Alain se esconde del profesor Ciprés?
¿Por que Mairin es tan linda?(?
¿Ash de verdad no se dio cuenta de la directa que lanzó la enfermera Joy?
¿Quien tendra la batalla contra Alain, May o Ash?
¿qué habrá pasado con el profesor Birch?
¿Habrá algo escondido detras de ese poema?

Suficiente, respondanlas todas antes del siguiente capitulo, tres puntos cada pregunta,(??
ok
suficiente nathy.
xD
Espero les guste el capitulo!!
Bye!!

Próximo capítulo: Capitulo 21: ¡Triple R! ¡Robo, Reaparición y Rabia! (a que molan mis títulos :D (? )

PD: estube pensando seriamente sobre algo y es qué, ¡Quiero dar publicidad! así que a quienes escriban les digo esto, cada que publique un capitulo nuevo dejaré debajo el link de una historia de quienes leen este fic, mande sus fic por mensaje privado :D y seleccionaré uno al azar! probemos suerte chicos(?? -si nadie me manda ni madres pues dejare de pedir c':
 
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
Valió la pena esperar unos días más. Por un momento pensé que May perdió la memoria D: lo dejaste en suspenso, casi me da un ataque xD No lo vuelvas a hacer. Es obvio que Serena se sienta culpable después de haberla dejado sola en el estadio, ahora estará más al pendiente de la pequeña rubia. No creo que Clemont llegue al extremo de regañar a Serena, el terremoto los agarro desprevenidos, pero ya no tendrá la misma confianza hacia ella, al menos eso creo. Lo de Alain puede deberse a que el profesor Ciprés no quiere que él trabaje para Lysson y para no entrar en problemas prefiere evitar todo lo que tenga que ver con el profesor. Mairin es linda a su estilo :3 Ash es un despistado y lo seguirá siendo hasta que May le diga lo que siente, o eso es lo que espero. Me gustaría ver que Ash tome el lugar de May ya que ella aun no esta en un buen estado, pero ver una batalla de diferentes estilos, tanto entrenador como coordinadora, seria realmente interesante. Me olvide por completo del profesor Birch xD No veo el momento para poder ver a los dos mega-charizard en acción.
Tu fic esta quedando cada vez mejor, se ve el empeño que le pones. Suerte en la universidad, primero son los estudios pero aun así date un tiempo para escribir.
pdta: Fueron muchas preguntas preguntonas :v
 
Registrado
19 Jul 2014
Mensajes
40
Offline
Bueno, por fin me decidí a comentar sobre este grandioso fic. El capitulo estuvo bastante bueno después de lo del terremoto en Pueblo Verdegal, pobre Serena ahora se sentirá culpable por no cuidar de Bonnie, muy buena la broma de May al fingir que había perdido la memoria (casi me da un infarto al leer esa parte xD), al parecer Serena no quiere darse por vencida con Ash ya que lo defendió de Iris y hablando de Iris que habrá pasado entre ella y Cilan para que este molesta con el. Ahora contestare a tus preguntas:
1.- Obvio que si sentirá culpable y ahora ya no se le va a querer separar de nuevo.
2.- Pues yo creo que si le va a reclamar pero Ash y Bonnie la van a defender, aun así dudo que vuelva a confiar mucho en ella.
3.- Creo que Alain se esconde del profesor por estar involucrado con Lysson y el tema de la mega-evolución.
4.- Mairin es linda por su forma de ser.
5.- Ash es demasiado despistado así que lo dudo.
6.- Supongo que los dos tendrán una batalla contra Alain, primero May con su Mega-Blaziken y cuando Ash consiga la Charizardita Y podrá pelear con su Mega-Charizard.
7.- Para mi que al profesor Birch lo secuestraron para sacarle información.
8.- Yo creo el poema es la clave de todo lo que esta pasando en Hoenn y cuando logren descifrar su mensaje podrán solucionar el problema.
Saludos y hasta el próximo capitulo.
 
Registrado
15 May 2015
Mensajes
233
Offline
Bueno primero decir que es una de los fanfics más elaborados e interesantes de los he leído en mucho tiempo, además de llevar unos tiempos de desarrollo bastante bueno (me encanta como consigues transmitir cada acción, sentimiento, reflexión, etc.)sin prisas, haces que los tiempos de la historia fluyan de manera muy natural y nos dejas con ganas de más cuando acabas de leer el capítulo. Enserio muy buen fic te felicitó y te doy las gracias que haberlo hecho :D. (Además amo el advance *-*)

P.D : Me gustaría (si no es mucha molestia) que me dieras tu opinión (más crítica) sobre mi primer fic (Oneshot - Memorias de un viaje en tren - Poké Fics | Foros Dz ya que eres (en mi opinión) una de las mejores escritoras de este foro.
Nada más que decir, seguiré tu historia hasta el final, un cordial saludo y hasta otra!! :D
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
Me sorprende la lentitud con la que escribo últimamente, creo que tengo demasiadas cosas en la cabeza xD salí finalmente de un par de exámenes pero no de mi trabajo/informe/monografía que se entrega mañana por correo, -Matenme pliz(?- aún así en recompensa, no les pude traer un dibujo xD pero sí un buen capitulo con sus buenas dos batallas, ¿De quienes? ¡Descúbranlo!

Por cierto, estoy llegando a finales de semestre así que posiblemente me vean mucho menos por aquí, (no es que me aparezca mucho de todas formas xD) pero por si me atraso más de lo normal, solo es un aviso.

¡Al capítulo!
El reto de hoy(?: es descubrir a qué personaje(s) representa(n) las palabras del titulo. para que usen la cabeza mientras leer :)


Capítulo 21: ¡Triple R!; ¡Robo, Reencuentro y Rabia!

Al segundo día después del terremoto que ataco a Hoenn, en ciudad Malvalona el profesor ciprés y Clemont habían llegado por fin a la casa de Brendan el hijo del profesor Birch.

—Profesor, sabe lo peligroso que es su presencia en Hoenn—le regaño el muchacho una vez lo vio en el umbral de su puerta.

—Vine en cubierto—Aseguró el hombre levantando su sombrero, vestia ropa muy normal, incluso se le podría confundir con algún trabajador de clase media baja.

—No entiendo cómo se atrevió a venir—Suspiro el chico dejándoles pasar finalmente.

Clemont reconoció la cada de inmediato pero no recordaba tanto desorden hace un par de días tan solo había dormido aquí, habían cajas llenas de papeles, carpetas repartidas aleatoriamente por el lugar, las ventanas estaban cerradas o abierta mínimamente.

— ¿Que sucedió aquí?—pregunto al aire mirando el lugar.

—Es mi investigación—contesto Brendan caminando hacia su escritorio pisando los papeles— se supone que ya debería tener una pista sobre mi padre...

Clemont miro el estado del chico, parecía no haber dormido en días, o comido como se debe, su semblante sombrío y afligido se mezclaba perfectamente con la casa.

—Brendan... —Se lamentó el profesor— Creo que se por qué se llevaron a tu padre...

El chico subió la vista, en todo el tiempo que estuvo buscando no había conseguido nada y viene el profesor por primera vez a Hoenn con más respuestas.

— ¿Te acuerdas del poema a Rayquaza que está escrito en la cima del pilar celeste?—comenzó a contar paseándose por la sala.

—Ese poema esta resguardado por la Federación científica de Hoenn—Contesto el chico sin comprender la relación.

—Pero tú ya conoces el poema.

—Dragón celestial...—comenzó a recitar Clemont.

Y Brendan abrió los ojos por la sorpresa, ese poema era el que había recitado Amanda tiempo atrás. Pero solo lo conocían...

—Solo es conocido por la Federación Científica de Hoenn...—dijo alarmado—Como?

—No son los únicos... tu padre sabía quiénes eran los otros—contesto el profesor— Hay un antiguo Clan, el Clan Dragón... ellos escribieron ese poema a Rayquaza.

—El clan dragón—Dijo Brendan levantándose rápidamente del sofá y lleno hacia una caja que estaba cerrada, saco muchos documentos de ella, hasta que al final salió una foto, la miro detenidamente frunciendo el ceño, se levantó del suelo con foto en mano para entregársela al Profesor.

— ¿Y esto?—Pregunto el hombre.

—El poema completo—Respondió Brendan, sentándose nuevamente en el sofá.—Hace una semana, me contacte con Steven, el campeón de Hoenn, él estaba investigando cerca del pilar celeste un pedazo de piedra donde había unos dibujos...

—Son los que están en la imagen, Kyogre, Groudon y Rayquaza—susurro el profesor.

—Pero tienen un extraño aspecto—Interrumpió Clemont, a lo que Brendan sonrió— ¿Alfa, Omega y Delta?

—Steven me dijo que se encontró con un hombre que venía de Kalos, el cual parecía muy interesado en lo que decía esa tabla de roca—Continuo Brendan— esas formas que ven en la tabla son las formas primigenias de Groudon y Kyogre, además de Mega-Rayquaza.

— ¿Formas primigenias?—Pregunto Clemont.

—Son las formas iniciales de ellos—hablo el profesor, concentrándose esta vez en Mega-Rayquaza— Pero...

—Eso no es todo, al parecer Rayquaza puede mega evolucionar sin piedra activadora.

— ¿Enserio?—el profesor abrió los ojos de par en par, ¡Era la primera vez que escuchaba aquello!

—Eso me dijo Steven—aseguro el chico cruzándose de brazos.

—Impresionante...—susurro apenas el hombre.

—Bueno, en realidad se lo dijo a mi padre, él lo escribió en sus informes— comento el chico mostrando una carpeta que estaba en un mesón— Eso se lo enseñaría a Ash y luego se lo enviaría a usted.

—Eso quiere decir que hay terceros involucrados en todo esto—acoto Clemont, —Y que Amanda no es quien dice ser...

—Es cierto, era imposible que ella supiera ese poema, no sin ser parte de esos terceros que secuestraron a mi padre—Aseguro Brendan frunciendo el ceño, —esa maldita sabe algo.

..........................................


—Entiendo, le mantendré al tanto de la situación—Dijo la oficial Jenny anotando en su libreta la denuncia— ¿Sabes? No es el primer robo de Key Stone.

—Es decir que yo no era su único objetivo, va directamente por quienes tienen una de esas—Susurro Steven.

—Así es, hay informes de todas partes de Hoenn.

—Muy bien investigare un poco sobre eso, Gracias oficial—Agradeció el hombre, ella elevo su mano a su frente y se despidió.

Steven quedo mirando hacia el volcán de Lavacalda, si el terremoto de hace unos días había sido tan fuerte, seguro tendría repercusiones en el volcán, la gente estaba en peligro, y para empeorar las cosas, había un ladrón de Key Stone. Fantástico.

—Señor, el helicóptero está listo para partir—dijo su secretaria con un paquete en mano y una carta.

—Gracias Anna—Agradeció el tomando ambos objetos, entro a su edificio, hasta el último piso.

—No entiendo algo—Interrumpió la mujer— ¿No debería estar más preocupado por el robo de su Key Stone?

—No puedo hacer nada si no tengo pistas.

— ¿Confía en que la policía se hará cargo?—pregunto ella confundida.

—No, —contesto el campeón— Pero me darán información sobre a quienes les han robado, Así podre buscar a la responsable

—Entiendo, usted... ya conoce su rostro—dijo ella sonriendo, el ascensor se detuvo en la azotea, abrió sus puertas dejando ver la pista de aterrizaje de la compañía Devon.

—La atrapare yo mismo—Continuo el Campeón, ensombreciendo su rostro, salió del ascensor directo al helicóptero.

Anna se quedó dentro del ascensor mirando inexpresiva como el hombre se marchaba. Una vez el helicóptero despego, ella bajo hasta la oficina de Steven, aun habían vidrios en la alfombra rojiza, por suerte la ventana estaba reparada, ella cerró la puerta del lugar yendo a su oficina para continuar su trabajo.

La computadora de su oficina comenzó a mostrar unos gráficos sobre el volcán de Lavacalda, estaban reaccionando a la temperatura de la lava.

—Estupendo, se activó el volcán—dijo ella con sarcasmo.

.........................................................

Dentro del centro pokémon la castaña ya estaba recuperada de su accidente en el estadio verdegal, ya vestida y lista para salir, a su lado estaba su maestro gruñendo por lo bajo por lo que había pasado en la tarde de ayer.

— ¿Estás seguro?—Le pregunto May a Ash.

—Por supuesto que si—dijo el frunciendo el ceño, salió finalmente del centro pokémon y se dirigió hacia donde Alan y Mairin estaban— ¡Alan! Quiero una batalla.

—Ya te dije que no—sentencio el chico.

— ¡Vamos! ¿Lucharas contra May y no conmigo?—se quejó el chico.

—Así es.

—Ya deja de insistir, él dijo que no—Hablo Mairin.

— ¡No, quiero una batalla!—Grito Ash decidido.

La castaña le miro compasiva, el realmente quería luchar contra Alain, pero él había sido claro en sus condiciones y claramente Ash no calificaba.

¿La condición? Solo una, poseer una mega evolución. Y Ash, simplemente no cumplía esa condición.

—Comencemos la batalla—Dijo Alain al ver a May, ella asintió.

—Con una condición—dijo ella alzando el dedo hacia el chico—Si gano, debes luchar contra Ash—sonrió con eso. Mairin se sorprendió al igual que Ash por la petición, Alain suspiro cansado de lo mismo.

—May no tienes...—Susurro el azabache hasta que escucho lo que dijo Alain

—Que fastidio—Susurro un poco molesto.

— ¿Que dijiste?—le grito.

—Está bien, solo si me ganas—acepto Alain colocándose en posición de combate—Mairin, retrocede.

—Sip—asintió ella alejándose.

—Ash, deberías alejarte un poco—sonrió May colocándose su mega-aro en la muñeca. Ash frunció levemente el ceño.

— ¿Estas segura que puedes luchar?, hace poco estabas lastimada—se preocupó el chico, recordando las heridas de sus piernas.

—Estoy bien—le aseguro ella.

El chico se alejó, pero estaría atento a cualquier cosa que le pasara a la chica. Había algo que no había cambiado en ella, esa terquedad y decir que todo estaba bien.

—Tu puedes Alain—Le animo Mairin con Chespy a su lado saltando. Ash llego a su lado para mirar la batalla.

— ¿Por qué tan lejos?—pregunto creyendo que era exagerada esa distancia.

—Las batallas de Alain son muy intensas, y peligrosas ¡Él es muy fuerte! —Respondió Mairin entusiasmada.

— ¡Ah, eso suena genial!—Dijo Ash — ¡Rayos! Yo también quiero una batalla contra él—Se quejó pateando el suelo, Mairin comenzó a reír por la pataleta del chico.

La brisa tenue que se respiraba en verdegal meció suavemente el cabello de May que concentrada se decía a sí misma, "debo ganar por Ash" la misma brisa meció el cabello de Alain que se trataba de concentrar, no entendía por qué insistían tanto en que luchara contra ese chiquillo, incluso Mairin le había dicho que lo hiciera.

A penas entro a la habitación Ash y Mairin lo acorralaron exigiéndole una batalla para el azabache. Alain miro confundido a la castaña que simplemente reía.

—Basta no les entiendo—les regaño apartándolos a ambos.

— ¡Lucha contra mí!—Ash fue el primero en hablar, el más alto le examino buscando alguna Key Stone.

—Pero él no tiene una mega piedra... ¡Aun así debes demostrarle que eres más fuerte!—siguió Mairin.

—No—sentencio Alain apartándose de los chicos.

— ¿Por qué no?—Se quejó el azabache.

—Yo lucho contra los que tienen mega-piedras, no con entrenadores normales— contesto el encarando a Ash.

—No soy un entrenador normal—contradijo el chico—Eh viajado de Kanto hasta Kalos, tengo experiencia ¡Puedo vencerte!—exclamo enojado.

— ¡Ash!—grito May el chico le miro— Están asustando a Mairin...

Ambos miraron a la pelirroja que estaba algo afligida, ella había comenzado a alardear sobre Alain, y encima había provocado una pelea entre ambos.

—Ah... lo siento Mairin—se disculpó Ash.

Alain se acercó a ella, coloco su mano sobre su cabeza para darle unas palmadas acompañadas de una leve sonrisa que tranquilizo a la chica.

—De todas formas, vine por una batalla contra May—continuo Alain más calmado.

—Mairin ya me la pidió—comentó la castaña.

— ¿Tú y ella?

— No, ¡Tú y May! —Corrigió Mairin.

—Mairin me pidió hace rato que tuviese una batalla contra ti—Terminó de contar May, corriendo las sabanas para levantarse, llevaba puesta una bata blanca y sus vendas.

—Pero debes esperar hasta mañana para la batalla, May debe descansar hoy—Interrumpió Ash.

—Es cierto, May debes descansar, Alain puede esperar— Apoyó Mairin colocando su mano sobre el hombro de la chica para que volviera a la cama. Todos terminaron mirando a Alain.

—Puedo esperar—Contesto rápidamente.

—Muy bien— Sonrió la castaña volviendo a la cama.

Los gritos de la pequeña Bonnie sacaron de sus pensamientos a Alain, ella venía corriendo junto a Serena y Max, agotados y algo polvorientos por los trabajos que hicieron en Verdegal, al llegar comenzaron a jadear por la carrera que seguramente se habían mandado al enterarse de que ellos tendrían una batalla.

— No… comiencen… aún…—Jadeo Max.

—Ni si quiera han sacado a sus pokémon— Obvió Ash.

— Creí que tu querías luchar contra él—Comentó Serena acercándose al azabache.

— Se negó—Contesto a secas él.

— Alain no combate contra quienes no tienen mega piedras—Explicó Mairin.

— ¿Megas? ¡Eso quiere decir que será de esas batallas geniales! — se alegró Bonnie.

La castaña rio por el ánimo de la pequeña, le recordaba ligeramente a su hermano cuando era más joven, enfocó su vista en Alain que parecía algo incómodo con tanta gente.

— ¿Comencemos? — Preguntó Alain enseñando su pokéball donde esta Charizard.

— Claro— contestó la castaña enseñando a su vez su pokéball donde está su Blaziken.

— ¡Charizard, adelante!/ ¡Blaziken a escena! —Gritaron a la vez. Ambos entrenadores lanzaron los objetos al terreno de donde salieron los pokémon iniciales del tipo fuego listos para la batalla, ambos se miraron encontrando llamas en sus pupilas.

— ¡Llamarada! — Volvieron a gritar ambos apuntando hacia el pokémon rival, Blaziken encendió sus muñecas concentrando el calor en su boca a la vez que Charizard abría la suya para soltar el ataque. Dos columnas de fuego salieron de los pokémon que a gran velocidad se acercaron para colisionar en medio provocando una explosión cubriendo de humo el campo. Ambos pokémon se vieron arrastrados por la potencia su sus ataques.

—Garra dragón—Ordenó Alain estirando su mano hacia el campo, el humo aún no se disipaba pero él estaba decidido a seguir atacando.

— ¡Patada ígnea! —ordenó a la vez May empuñando su mano hacia adelante, el pokémon corrió al centro del campo siendo cubierto por el humo.

Aquella nube se disipo solo ante la nueva colisión de los pokémon que provocaron una onda de choque cuando las garras de Charizard y la patada de Blaziken interactuaron, ambos fueron expulsados por la fuerza quedando frente a frente.

Ash parecía muy atento a los movimientos de Alain, y deseaba más luchar contra él, se notaba un dominio sobre su pokémon y sus ataques, demostraba su experiencia como entrenador, Max admiraba más la batalla, le fascinaban estos enfrentamientos, las batallas de su hermana contra otras mega-evoluciones siempre eran impresionantes, a Bonnie le brillaban los ojos por el espectáculo.

Mairin mantenía su vista en la batalla apretando sus manos en su pecho, sabía que May era muy fuerte, le había visto en sus concursos anteriores, a diferencia de Alain que solo le había visto una sola vez, sabía que el chico era fuerte y muy hábil cuando se trataba de batallas, pero aun así no podía evitar preocuparse, más por el hecho de que no sabía bien a quien apoyar ¿May o Alain? Admiraba a ambos.

Serena estaba impresionada por el enfrentamiento, el choque entre los pokémon tipo fuego que estaba presenciando le hacía pensar que le faltaba mucho camino por recorrer junto a su Fennekin, pero no podía evitar cierta incomodidad al ver el estilo de May, era parecido al de Ash, muy parecido, se notaba que habían viajado mucho tiempo y que a pesar del tiempo que se habían separado, ella aún conservaba algo de la esencia del chico, o bien había algo del estilo de May en Ash que él nunca quiso sacar.

Era una o la otra, pero ninguna le agradaba.

— ¡Blaziken! —Se angustio May al ver cómo su pokémon era interceptado en su ataque por el ala de acero del Charizard, le vio caer al suelo de espalda— ¡Llamarada!

Desde el suelo el pokémon lanzó el ataque golpeando al otro en el estómago alejándolo, dándole el tiempo suficiente como para reincorporarse a la batalla, una vez estuvo en pie rugió emocionado por el combate. Charizard le miró con la misma intensidad, se levantó del suelo rugiendo en respuesta al pokémon.

Alain y May se miraron a los ojos dispuestos a pasar a la segunda fase y la más importante de la batalla, elevaron sus mega-aros y con la otra mano tocaron las Key Stone que estaban incrustadas en ellas.

— ¡Charizard/Blaziken sobrepasa los límites de la mega evolución! —Gritaron a la vez que las piedras activadoras comenzaban a emitir un brillo algo cegador y las mega-piedras en sus pokémon brillaban de la misma manera, unos rayos de energía salieron de las piedras y de los mega aros uniéndose en medio del camino y cubriendo a ambos pokémon tipo fuego en su totalidad— ¡Escucha a mi corazón!, ¡Mega-evoluciona!

No importaba cuantas veces viera el proceso de la mega evolución, Mairin siempre se impresionaba por la fuerza de los lazos de amistad entre los pokémon y como esos lazos sobrepasaban la misma evolución natural de los pokémon.

— ¡Ahora sí! —Exclamó May alzando el puño, — ¡Cuchillada!

Mega Blaziken puso en posición su brazo para efectuar el ataque y al segundo después estaba al lado de Mega Charizard que de una cuchillada lo mandó a volar el otro lado del campo arrastrando su oscuro cuerpo por la tierra.

— ¡Garra dragón! — ordenó Alain de inmediato, su mega Charizard se levantó del suelo y con sus garras brillando alcanzó rápidamente al otro pokémon de fuego, de un zarpazo lo estrelló contra el suelo de tierra quedando sobre él. — ¡Alejate y llamarada!

El pokémon levantó el vuelo y le lanzó una poderosa llamarada sin darle oportunidad de correr.

— ¡Sal de ahí! —Le grito May a su mal herido pokémon, el cual parecía no poder moverse, la llamarada dio de lleno en su lastimado cuerpo cubriéndolo de llamas poderosas— ¡Blaziken, patada ígnea!

De entre las llamas se levantó mega Blaziken envuelto es fuego, asombrando a todos los presentes, y a los curiosos que se acercaron a ver la batalla. El pokémon golpeó en el rostro al mega Charizard mandándolo directamente al suelo remeciéndolo completamente, segundos después mega Blaziken cayó resintiéndose por el daño provocado por los ataques de antes

Ambos entrenadores se quedaron en silencio esperando que la polvareda que formo por la caída de sus pokémon se disipara, el silencio de los espectadores y sus susurros ayudaban a la tensión, una luz se coló entre el polvo, uno de los pokémon había perdido su mega forma, seguramente se había debilitado.

—No veo nada—Susurró Mairin.

Alain y May dieron un paso hacia delante, pues no escuchaban nada de sus compañeros pokémon, comenzaron a preocuparse, finalmente el polvo se disipó por completo mostrando el resultado de la batalla entre el entrenador y la coordinadora.

Ambos pokémon estaban arrodillados uno frente al otro jadeantes, malheridos pero satisfechos por su desempeño como contrincantes en este enfrentamiento, pero Blaziken había perdido su mega forma mientras que Charizard aún la conservaba.

El aplauso colectivo de los curiosos residentes y turistas de verdegal fue lo que rompió el silencio tenso formado por la batalla, gritaron el nombre de May y felicitaron al otro chico que obviamente no conocían.

May relajó sus hombros y embozó una suave sonrisa, había sido difícil, pero finalmente no consiguió la victoria para Ash, comenzó a caminar en dirección a su agotado Blaziken le acarició la cabeza sonriéndole algo maternal.

—Lo hiciste excelente, como siempre Blaziken—Le felicitó, el pokémon se recargó sobre su entrenadora dejando escapar un suspiro.

Alain se acercó a su Charizard para felicitarle acariciando bajo su mandíbula, el pokémon sonrió cansado, la batalla había sido muy dura. Mairin fue la primera del grupo en correr a felicitar a su compañero de viaje, los demás se quedaron ahí un poco tristes por la derrota de su amiga May.

Ash mantenía su mirada seria y concentrado en el chico, ¿De verdad podría enfrentarme a él? Se notaba muy fuerte y más ahora que le vio en una batalla a tiempo real contra May, tal vez había sido lo mejor, ver primero su poder, seguramente si se hubieran enfrentado antes de esto él hubiera perdido contra Alain.

Serena miro preocupada al azabache, seguramente pensaba sobre la derrota de May, ¿Estaría preocupado por ella? O tal vez ¿Estaba molesto por verla perder?

— ¡Felicidades Alain! —Le felicitó Mairin una vez llego a su lado, Chespy que le acompaño se acercó a Charizard para decirle lo mismo, en idioma pokémon claro, Alain le sonrió a la chica, miró a la castaña que regresaba a Blaziken a su pokéball, él la imitó Charizard estaba cansado, Mairin y Alain se acercaron a la princesa de Hoenn. — ¡May, eres increíblemente fuerte!

—Gracias Mairin, aunque eso no impidió que Alain me derrotara—Rio la nombrada suspirando— Escucha, sé que no gané pero quería pedirte que lucharas contra Ash de todas formas…

—Eso no será necesario May—Interrumpió Ash acercándose a ella junto a los demás.

— ¿Ya cambiaste de opinión? —Se asombró Serena.

— Me di cuenta que no puedo enfrentarme a Alain—Contestó cerrando sus ojos, pikachu le miro sorprendido al igual que el resto, eso saliendo de la boca de Ash era extraño, el nombrado le miro esperando que continuara— ¡Así que entrenaré para lograr que aceptes una batalla contra mí!

Eso provocó un alivio en May y el resto, por un momento creyó que se había rendido.

— Necesitas una mega piedra para enfrentártele—Le dijo Mairin obviando lo que cruzo por la mente de Alain.

— ¡Eso ya lo sé!, estoy en camino a conseguir una—Aseguró el azabache, llamando la atención de Alain— cuando la tenga no podrás negarte a una batalla.

—Cuando la tengas yo mismo te retaré a una—Le dijo Alain sonriendo levemente.

Pero el gruñido de la barriga de Ash rompió el momento, el grupo le miro con cara de “es enserio”, el comenzó a reír a carcajadas contagiando a los demás.

—Supongo que ya me dio hambre.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………

La futura maestra dragón estaba en la copa de un árbol mirando una pequeña piedra redondeada que colgaba de su cuello, el brillo del sol se reflejó en la joya, ella cerró los ojos elevando su rostro hacia el despejado cielo que cubría a Verdegal, el pueblo afectado por el terremoto, un suave suspiro salió de sus labios susurrando un nombre que no fue audible para nadie. Guardó la joya debajo de su ropa ocultándola de cualquiera que osara preguntar por ella, bajo del árbol de un solo salto remarcando sus habilidades. Al tocar suelo oyó una risa detrás de los demás árboles que habían alrededor miró sorprendida creyendo que reconocía la voz.

— ¿Quién eres? —Preguntó al ver la sombra de una persona.

— Es una lástima que no me reconozcas, Iris, pero es mejor para mí—Dijo la voz con un timbre diferente al que usaba usualmente— Vengo por ese lindo collar que tienes en el cuello

Iris puso su mano directamente donde estaba su collar cubriéndolo, se puso en diagonal frunciendo el ceño.

— No— Sentenció sacando una pokéball — Es mío.

—No seas egoísta~—Canturreo con voz divertida ella sin salir de los árboles, sacó de igual manera una pokéball de la cual salió Salamance.

La entrenadora dragón lanzó la pokéball en fin de defender su collar, de ella salió su Fraxure con cara de pocos amigos pues sintió los sentimientos de desconfianza de su entrenadora.

— Te lo advierto, seré una Maestra dragón pronto—Advirtió Iris frunciendo el ceño mientras sonreía para darse confianza.

— Tomaré ese riesgo— contesto la voz misteriosa— ¡Llamarada!

De la boca del salamance salió una poderosa llamarada que más que atacar al pokémon de Iris iba dirigido a ella, de un salto lo esquivó junto a su pokémon, mirando como el ataque colacionaba contra el suelo donde antes estaba parada, miró sorprendida a la figura que se ocultaba.

— ¡Garra dragón! —Gritó Iris, su fraxure comenzó a correr mientras ambas garras se iluminaban y aumentaban su tamaño el salamance parecía subestimar su fuerza pues ni se movió de su lugar. Fraxure finalmente atacó directamente al rostro de su enemigo pero la orden de la misteriosa persona le impidió efectuar su ataque.

— ¡Vozarrón! — una fuerza de ondas alejó rápidamente al pokémon de Iris derribándolo— ¿Maestra dragón? Querida, demuéstrame tu experiencia~

— ¡Fraxure! — se asustó Iris al verlo caer.

— Llamarada.

Una columna de fuego volvió a salir de la boca del dragón que parecía divertirse con la situación, Iris vio una oportunidad en el ataque, ese pokémon no se había movido de su lugar, los arboles alrededor le agotaban el territorio para volar así que debía permanecer en tierra, y su tamaño no ayudaba en lo absoluto.

Tengo una idea

— ¡Fraxure!, corre y ¡Protección! —Ordeno llenándose de confianza para que resultara la estrategia, estaba bajo presión y tal vez lo de hace unos momentos no le ayudaba a su estado anímico.

El pokémon obedeció confiando en su querida entrenadora, se levantó del suelo para comenzar a correr directamente hacia la llamarada dio un salto y utilizó protección, la sonrisa de iris apareció al instante, mientras que la misteriosa sombra no comprendía lo que pasaba, su vista estaba algo limitada por esconderse.

La llamarada era completamente partida en cuatro mini columnas de fuego que ni tocaban al pokémon de Iris, Buena estrategia pensó la entrenadora del salamance sonriendo impresionada por eso, jamás lo había visto.

— ¡Salamance!, ¡Aleja a ese Fraxure con vozarrón! —Ordenó de inmediato. El pokémon volvió a abrir su boca dando un paso adelante para alejarle de inmediato.

— ¡Pulso dragón! —Dijo Iris apuntando directamente a la barriga del salamance, Fraxure concentró su poder en segundos donde emanó una fuerza que golpeo bajo el cuello del Salamance arrastrándolo muy cerca de los arboles— Es demasiado grande…

— ¡Buen intento! —Felicitó la sombra aplaudiendo— Iris, digna de ser llamada parte del legendario Clan dragón, o mejor conocido como el Clan Meteoro.

— ¿Clan meteoro? ¿Cómo sabes sobre eso? —Preguntó Iris lista para atacar en caso de que se pasara de lista.

—Fácil…—la sombra mostró parte de su rostro y una de sus piernas donde traía una mega tobillera, que tenía la forma de Rayquaza con una mega piedra incrustada— Soy la cronista.

— ¿C-Cronista?... Eso quiere decir que cuando vi a…—Susurró alarmada.

—Ciertamente—Apuntó la sombra a la chica— Debes entregarme esa piedra activadora—Ordenó con voz demandante.

— No, Rayquaza ya fue liberado, no necesitas las---

— ¿Liberado? —Rio ella girando levemente la cabeza— No necesito liberarlo, necesito que venga a mí

— Por algo él no quiere aparecer ante ti—Le recriminó Iris.

— Está tratando de evitar una catástrofe pero hay una mucho más importante que amenaza a Hoenn, y Rayquaza no debe gastar sus fuerzas en un enfrentamiento menor entre el mar y la tierra— Contó tranquila la sombra.

— ¿Enfrentamiento?, ¿El mar y la tierra? —Cuestionó Iris retrocediendo unos pasos, recordó ese poema del clan dragón que había citado Amanda tiempo atrás, recordó las noticias sobre dos bestias se enfrentaban en una catástrofe hace tiempo atrás antes de que ella saliera de viaje, un escalofrío le recorrió el cuerpo, bajo sus hombros. — acaso tu…

—Necesito la piedra activadora Iris, es mi responsabilidad detener esta catástrofe—Suplicó con voz más dulce extendiendo la mano dando unos pasos acercándose a Iris, fraxure gruño dispuesto a lanzar una garra dragón si esa persona se acercaba a su entrenadora, pero los latidos del corazón de Iris le hicieron calmarse.

Ella confía en esa extraña persona pensó el pokémon colocándose a un lado.

Iris sacó la piedra de su cuello, se acercó hacia la sombra entregándole el objeto, le miró directamente a los ojos con seriedad.

— ¿Cuántas te faltan? — Preguntó colocando su mano sobre la piedra que recién había entregado.

— Mientras menos sepas mejor—Le contesto con una sonrisa, tomó la piedra y subió a su salamance de un salto. — dentro de unos días recibirás una carta donde te contaré algo muy importante Iris

La sombra se despidió de la chica con una sonrisa, guardó la piedra activadora en su bolso. Iris miró al cielo preocupada, debía contárselo a los demás, aunque cabía la posibilidad de que ellos no le creyeran, o que entraran en pánico, además si… si la cronista lograba unir lazos con Rayquaza, seguramente evitaría la catástrofe que se avecinaba en Hoenn.

……………………………………………………………………………………………………………………..

En la madrugada del siguiente día en el centro pokémon, muy temprano comenzaron las obras de reconstrucción del estadio, con ayuda de los voluntarios lograron levantas los escombros en ese tiempo y ya podía comenzar a levantar el pueblo y su antigua gloria en los hermosos concursos pokémon. El grupo se preparaba para desayunar mientras Mairin buscaba a Alain que había desaparecido desde hace un rato.

— ¡Iré a ver si está afuera en alguna batalla! —Dijo la joven corriendo a la salida cuando sus pies se enredaron y cayó al suelo.

—Mairin te acompaño, si está en una batalla yo quiero verla— comentó Ash acercándose a la joven para ayudar a que se levantara, ambos chicos salieron del centro pokémon.

Serena estaba en uno de los sillones del recinto peinando a Bonnie con calma como si fuese si hermana, la chica estaba sentada tranquilamente jugando con dedenne, May hablaba con Max sobre su batalla de ayer.

Por la puerta del centro pokémon apareció un enorme Luxray que junto a su entrenador atrajeron las miradas del grupo, Bonnie abrió sus ojos y contrajo sus músculos levemente, al igual que serena solo que la última con un pequeño toque de preocupación, la pequeña se levantó se su asiento y corrió con todas sus fuerzas hacia la persona.

— ¡Hermano! — grito con todas sus fuerzas, abrazo por el cuello al chico comenzando a sollozar sobre su hombro.

—Bonnie—contestó el chico correspondiendo el abrazo levantando a su pequeña hermanita.

— Clemont…—Susurró serena juntando sus manos y bajando algo la mirada el chico le miro un poco serio hasta que los demás interrumpieron.

— Bienvenido—Dijo May acercándose al rubio con una de sus sonrisas a su lado su hermano.

— ¿Viniste por la batalla? —Dijo a manera de salud Max alzando el puño para que el otro chocara el suyo.

Clemont rio con eso ultimo—Un descansó por favor, en el gimnasio casi me asesinan—chocó su puño con Max.

— ¿Cómo te fue ahí? —Preguntó Bonnie separándose de su hermano.

—No gané todas, pero si la mayoría, todo porque mi linda hermanita me apoyaba desde lejos—Contestó Clemont acariciando la cabeza de la pequeña.

—Y-Yo no estaba preocupada ni nada—Comentó ella aguantándose las ganas de llorar por verle de vuelta junto a ella, desde ese incidente en el estadio de verdegal, se sentía algo paranoica y deseaba ver a su hermano a su lado como siempre había sido, volvió a abrazarle sin intención de despegarse pronto.

—Vamos Bonnie, no me iré más, me aseguré de dejar bien arreglado a Clembot—Le aseguró riendo por el comportamiento tan tierno de la pequeña.

—Te digo que no estoy preocupada—Le regaño ella secándose las lágrimas con la ropa de su hermano.

—Claro, Claro—Volvió a reír él.

— ¿Cuándo llegaste? —Preguntó May.

—Ayer, en avión y me vine directamente hacia aquí con Luxray—Apuntó a su pokémon que permanecía sentado, todos giraron a mirarle y él gruño en saludo.

— ¡Ya evolucionó! — comentó Serena sonriendo para parecer calmada, pero no recibió una mirada del rubio.

— ¡Increíble! —Esta vez fue Max que se acercó al pokémon para acariciarlo— tiene un pelaje magnifico, digno de un líder de gimnasio.

—Gracias Max, es un muy buen amigo mío—Agradeció el chico. — ¿Y Ash?

—Salió junto con Mairin—Contestó Serena para que le mirara siquiera.

—Fueron a buscar a Alain que desapareció como siempre—Rio May.

— ¿Alain?

—Es un chico que viaja junto a Mairin y ella es una admiradora de mi hermana—Contestó Max acariciando a Luxray.

— ¡Iris! —Dijo Serena notando que la chica entraba al centro pokémon junto a su fraxure, se notaba con el ánimo bajo y reflexivo, cuando oyó su nombre levanto la vista.

— ¿Clemont? ¿Cuándo llegaste? —Preguntó en cuanto vio al chico junto a su hermana y a los demás.

—acabo de llegar

— ¿Dónde estuviste toda la noche? —Le regaño May como si fuese su madre, Iris ebozó una sonrisa triste y negó con la cabeza.

—Afuera, prefiero dormir bajo las estrellas—Contestó bajando los hombros.

La castaña le miro unos segundos sin creerle realmente, estaba bien que le gustara pero esa no era la razón por la que no había aparecido desde ayer, el grupo se acercó a ella y comenzaron a contarle lo de la batalla de May y Alain a los recién llegados, pero la princesa de Hoenn se quedó pensativa, Iris normalmente era muy energética e hiperactiva, y su rostro no era el de siempre, algo le había pasado a la pobre chica, ¿Pudo haber comenzado cuando Ash le preguntó por ese tal Cilan?

..............................................................................................................................................

Son 15 paginas (creo) de word, está considerablemente más largo que el anterior y creo/espero que sigan de esa extención (yo sé que ustedes también xD)
vamos a las preguntas(le agarré manía a la cosa):

¿Qué será el paquete que Lysson le dio a Steven para Mairin?
¿Steven encontrará a la ladrona de las Key Stone?
¿Qué sabe Iris sobre el Clan Dragón/Meteoro?
¿Por qué a Alain le gusta ser tan misterioso?

Son pocas por que tengo el cerebro algo seco e.e así que nos leemos pronto!!! ;) ;) ;)
Besos y abrazos de oso panda~ :4949:

PD: Respuestas muy acertadas con las anteriores preguntas, van bien y me alegra saber que se notan las pistas que dejo en el fic n.n

Proximo capitulo: Capitulo 22: ¡Carrera a Lavacalda!
 
Última edición:

charizardmaister

Alola form
Registrado
8 Oct 2014
Mensajes
504
Ubicación
España
Offline
Me ha gustado mucho el nuevo capítulo, un buen par de combates las R corresponden a:
-Robo: Tristana e Iris
-Reencuentro: Clamont/Lem
-Rabia: Ash por sentirse impotente ante Alan

Supongo que el paquete para Manon es una piedra llave o una megapiedra.
Steven/Máximo encontrará la suya, por algo es el campeón.
Los clanes dragón de diferentes regiones estarán conectados.
Alan es así porque tiene swag (fue lo único que se me ocurrio xddd).
 
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
Un muy buen capitulo, cada vez son más largos y hace que valga la pena esperar dos semanas :D Buena batalla la de May, por un momento pensé que ganaría, pero era obvio que no. Pobre Serena, cada vez descubre que hay más cosas en común entre Ash y May. Espero que Ash encuentre pronto la Charizidita Y y le cierre la boca a Alan.
Respondiendo a tus preguntas :
- Es obvio que será una key Stone, como que en los anteriores capítulos nos preguntabas que mega querías que ella tenga xD
-Steven es el campeón y encontrara su piedra en un cerrar de ojos.
- Ni yo sé sobre el clan dragon, no miré la serie BW , pero supongo que mas adelante se revelarán más pistas sobre ellos :D
-De repente tuvo una mala experiencia en el pasado y por ello su actitud sea así, como también pueda ser que Lysson tenga que ver en algo con la actitud del chico.

Esta vez fueron pocas preguntas preguntonas :v sigue con el fic porque lo estas haciendo muy bien. Suerte en tus tareas, nos vemos ;^0^;
 

Darkdan

Aura Warrior
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
456
Ubicación
montaña plateada entre kanto y johto...
Offline
buen capitulo,aunque era de esperarse que may no ppdria ganarle a Alain . por otro lsdo pobre serena, Ve como hay slgo entre ash y msy y encima se gsna el enpjo de clem por algo que no pudo evitar, debe sentirse fatal. en fin buen capitulo, nos leemos lluego
 
Registrado
19 Jul 2014
Mensajes
40
Offline
Gran capitulo, valió la pena esperarse las dos semanas para leer nuevo capitulo. Que gran detalle el de May al querer derrotar a Alain para que Ash pudiera combatir contra el, aunque se retracto y prefirió esperarse. Pobre Serena va de mal en peor, primero se da cuenta de los entre Ash y May y luego llega Clemont, habrá que ver que le dice y mi pregunta es ¿Que tendrá que ver Amanda con lo que esta pasando?
Ahora respondiendo al Titulo y las Preguntas:
Robo: Iris
Reencuentro: Clemont y Bonnie
Rabia: Steven
1.- Creo que sera un Mega-Aro, una piedra activadora y un collar para el pokemon que vaya a Mega-Evolucionar.
2.- Por supuesto que si, no por nada es el Campeón de Hoenn.
3.- No tengo ni la menor idea.
4.- Por que esta involucrado con Lysson y el tema de la Mega-Evolución.
Saludos y hasta el próximo capitulo.
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
Ahora si que me retrasé con la entrega de este capitulo, no tengo perdón de Arceus TTwTT
Dejaré mis disculpas para despues, le straico el capitulo 22 de este fanfic <3 ¡A poner las cartas sobre la mesa!

Capítulo 22: ¡Carrera a Lavacalda!

El grupo se sentó a tomar desayuno en el centro pokémon todos juntos, Iris aparentaba ser la chica hiperactiva y alegre aunque se notaba ausente de las conversaciones, Clemont conversaba sobre sus batallas en el gimnasio y el caos que había en la ciudad Luminalia por ese pequeño problema, Bonnie le contaba a su hermano sobre los pokémon que había visto en la reconstrucción del estadio mientras ayudaba a sacar los escombros, de igual manera Max le preguntaba sobre sus batallas de un momento a otro se notó la ausencia del azabache.

— ¿Y Ash que no llega? —Preguntó finalmente Clemont mirando a su alrededor, estaba bien que el chico fuera algo disperso, pero necesitaba hablar algo muy importante con él.

— Cierto, ya es hora de que le dé hambre—Dijo May tragando el enorme bocado de comida que se había echado a la boca.

—Deberíamos ir a buscarlo—Comentó Serena terminando su desayuno.

— Debe de estar con Mairin mirando una batalla—Dijo Max restándole importancia.

— Típico de Ash—continuó May riendo por lo bajo. El resto rio y continuaron desayunando tranquilos, pero Serena parecía algo inquieta.

<< ¿Ash y Mairin? >> Pensó ella parpadeando para aclarar su mente. No, definitivamente estaba imaginando de más.

……………………………………………………………………………………………………………

El lanzallamas de mega-Charizard había enviado al otro extremo al mega-Gengar vario color de la hechicera del Mt. Moon, admitía que era fuerte, pero estaba segura que su próximo movimiento seria alguno tipo dragón, y por cómo estaba de delicado ahora su pokémon no resistiría ese ataque, opto por lo que creyó mejor para su pokémon.

—Me rindo—Hablo ella bajando los hombros, la mega evolución de su Gengar se esfumó en cuanto termino de pronunciar esas palabras, el otro le miro confundido.

—La batalla aún no termina—se exalto un poco dando un paso adelante pero al ver como ella guardaba a Gengar en su pokéball relajo sus músculos.

—Sé que no puedo ganar—Dijo ella guardando la pokéball en un bolso de lana— Además, tienes visitas—La mujer apuntó a un lado con la cabeza, él le siguió con la mirada encontrándose con Ash y Mairin acercándose a ellos.

— ¿Qué hacen ustedes aquí? —Preguntó volteando a verles.

— ¡No desaparezcas sin avisarme!—Le regaño Mairin moviendo los brazos exageradamente, Chespy a su lado le gruñía de igual manera.

— ¡Alain, ten una batalla conmigo! —Grito Ash llamando la atención del nombrado.

— No comiences—suspiro Alain comenzando a caminar al centro pokémon— Mairin te quedaras a esperar en el centro pokémon yo debo ir a Lavacalda.

— ¿Esperar? —Preguntó ella adelantándose con un signo de interrogación pegado en la cara.

—Steven vendrá hoy a buscarnos, —Comenzó a aclarar él—pero yo debo ir lo antes posible a esa ciudad, además él debe entregarte algo a ti—Enfatizó en lo último interesado en si ella sabría algo.

— Pero, pero…—trato de debatir Mairin aunque no encontró argumento, finalmente se rindió— está bien.

— ¿Steven? —Preguntó Ash— ¿Hablas del campeón de Hoenn?

—Sip, ¿Le conoces? —Hablo interesada Mairin cambiando rápidamente su expresión de desánimo a uno de sorpresa.

—Claro—Respondió Ash de inmediato—Cuando viajaba por Hoenn hace algún tiempo, me lo encontré.

— Ah, así que ya viajaste a Hoenn—Mairin repentinamente se interesó en Ash— ¿Por qué regresaste?

— Por una misión del profesor Ciprés—Contestó con simpleza el azabache tan descuidado como siempre.

— ¡El profesor Ciprés! —Se alarmó la peli roja tomando entre sus brazos a su pokémon inicial— El me entrego a Chespy.

— ¡Ches~! —Gruño el pokémon tipo hierba alzando sus patas, Pikachu que estaba en los hombros de Ash chocó su pata contra la suya.

— Pika pii~—Gruño pikachu saludando al pokémon.

— ¿Enserio?, ¿son de Kalos? —Se asombró Ash apuntando a ambos entrenadores, aunque fue Mairin quien contesto.

—Sip, —Respondió ella acariciando la cabeza de Pikachu— y venimos aquí por una misión muy importante, —Continuo contando con tono de misterio infantil— ¡Descubrir los secretos de la mega evolución!

— Mairin, estás hablando mucho—Le regaño Alain con la voz.

—Ah, lo siento—Se disculpó acariciando la cabeza de Chespy.

—Tranquilo, es solo una charla, —Intervino Ash— ni que ocultaran algo.

Alain le miro repentinamente, frunció el ceño y desvió la mirada al segundo después, Mairin noto eso y trato de cambiar el tema de inmediato.

— B-bueno, Ash, y ahora ¿Dónde se dirigen? —Pregunto pareciendo tranquila.

— A Lavacalda, —Contesto Ash perdiendo importancia a lo anterior— debemos buscar una mega piedra ahí para el profesor.

— Oh… que coincidencia, —Apunto Mairin— nosotros también.

— Podríamos ir todos juntos—Propuso Ash con las prisas, Mairin iba a responder con una sonrisa pero fue interrumpida por su compañero de viaje.

—No—y eso basto para que ella volviera a mirarle confundida.

—Alain…—Susurro, no comprendía porque era tan esquivo con el grupo de Ash, a lo mejor no le agradaban del todo.

— ¿Cuál es tu problema?, —Gruño el azabache un poco harto de su actitud— está bien que no quieras una batalla contra mí, pero no deberías comportarte de esa forma.

— No es de tu incumbencia— le restó importancia Alain estableciendo una distancia de conversación entre ambos.

— ¡Hey! —Volvió a gruñir Ash alzando el puño.

—Vale, ya basta… dejemos el tema de lado—Mairin parecía mediadora entre ambos entrenadores varones.

—Mairin regresa al centro pokémon y espera a Steven—Suspiro el peli azul deteniendo la caminata en seco— yo iré de inmediato a Lavacalda—Continuo dando media vuelta alejándose de ellos.

— Pero…—Mairin bajo sus hombros.

— Oye—Le detuvo el entrenador— ¿Iras tras esa piedra?

—Tu qué crees—Respondió a secas Alain sin mirarle.

— ¡Yo también voy! —Clamó dando un paso adelante.

— ¡Pika! —gruño de igual manera pikachu.

—Será mejor que no intervengas en mis asuntos—Decretó Alain mirándole de reojo en reproche y desaprobación.

—Deja de hacerte el interesante —Rio Ash dando otro paso—ya dije que iré, con o sin tu consentimiento.

—Has lo que quieras—Sentenció el entrenador apuntando con su dedo al suelo como si fuera una orden, él le dio la espalda y sacó a su Charizard para montarse sobre el— Vamos.

— ¡Espera un momento! —Vociferó Ash corriendo detrás de él inútilmente para detenerlo— ¡Charizard sal! —Lanzó su pokéball para sacar a su fiel compañero tipo fuego el cual rugió y soltó llamas por la boca una vez estuvo fuera— ¡haber quien consigue primero esa piedra!

Ash montó a su Charizard de igual manera que Alain, el pokémon alzó el vuelo para igualar la velocidad del otro tipo fuego una vez quedo a la misma altura. Ambos, entrenador y pokémon, sonrieron al mismo tiempo.

—No me dejarás atrás—Le desafió dispuesto a manifestar sus deseos de rivalidad.

Alain sonrió de igual manera, aceleró el vuelo de su Charizard expresando que aceptaba el reto del chico. Mairin quedo a pasos del centro pokémon observando como ambos entrenadores de Charizard se iban sin avisar a los demás.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

— ¡¿Qué Ash y Alain se fueron a Lavacalda?! —Exclamó Clemont atónito ante el aviso de Mairin quien por cierto acababa de conocer. Iris que estaba lo suficientemente cerca quede de igual manera, ¿Es que podía ser más…?

—Idiota—Susurró Iris para sí misma sonriendo medianamente.

— Parecían con mucha prisa—Reanudó Mairin lo más tranquila.

—Debemos ir tras Ash—dijo Serena dispuesta a salir de inmediato hacia la ciudad de la que no sabía cómo llegar.

—Pero dijeron que volverían ¿No? —Le restó importancia Max.

—Es cierto, creo que debemos esperar—Apoyo May.

— ¿No estas preocupada por Ash? —Pregunto algo alterada Serena acercándose a May.

—Solo irá por una piedra, no le pasará nada—Contesto extrañada la castaña por la pregunta y a su parecer el exceso de preocupación por el azabache, Serena miro al suelo encontrándole la razón a la coordinadora.

— Bien, ya que tenemos tiempo…—Comenzó a decir Max— ¡Clemont!, ahora si la batalla.

—Supongo que no tengo escusa— Rio el rubio, sacando su pokéball.

—Vayan afuera, afuera—Le hecho Iris moviendo sus manos.

—Bonnie ven conmigo—Le invitó Clemont tomándola de la mano, la pequeña asintió de inmediato y junto a Max salieron del centro pokémon.

—Iris quisiera hablar un poco contigo—sugirió May con un tono maternal, la peli morada desconfió por unos segundos pero acepto ir con la castaña. Ambas chicas se alejaron del grupo.

Y solo quedaron Mairin y Serena en la recepción del centro pokémon, al notar eso ambas chicas se miraron esperando a que la otra hablara sobre algo, la verdad casi ni habían interactuado entre sí, pues siempre estaban acompañadas por el resto del grupo.

— ¿Quieres ir a buscar a Ash? —Pregunto de pronto Mairin colocando sus manos detrás de su cabeza.

— ¡¿Eh?! —emitió Serena ante la sorpresiva pregunta, la peli roja sonrió despacio y camino hasta los sillones que estaban cerca de los ventanales del lugar, la castaña clara le siguió a paso lento—N-No es eso…

—Parecías bastante preocupada por él—Continuo Mairin sentándose por fin en los cómodos almohadones del sofá, Chespy salto sobre sus piernas para acomodarse—Pero no conoces esta región.

Serena bajo la mirada, enfocó sus ojos en sus manos cerradas en un puño y finalmente negó con la cabeza, se sentía inútil en esa región, no conocía a nadie ni nada de lo que había en ese lugar, no había espacio para ella aquí, además veía a diario como la relación de Ash y May avanzaba de la amistad que se profesaban mutuamente a algo más, algo más allá de ella.

Estorbo” Pensó frunciendo el ceño, no tenía el apoyo de Iris pues ella no quería meterse en esas cosas y no le conocía tanto como a Ash o a May, el apoyo de Bonnie se alejaba de ella ya que con lo del terremoto había perdido la confianza que Clemont le tenía, había notado como ignoraba mirarle cuando llego esta mañana, como ni siquiera quería entablar una conversación con ella, tampoco podía encontrar apoyo en May, por la sencilla razón de que eran rivales aunque ella no se diera cuenta, y finamente Ash; él estaba tan metido en la misión que casi no le veía lo suficiente. Serena estaba en un lugar desconocido, rodeada de extraños, fuera de su zona de confort.

—Sé que regresará—Susurro finalmente levantando la mirada para observar a la pelirroja que acariciaba la cabeza de su pokémon. —Aquí estamos sus amigos

—Ojalá yo pudiera decir lo mismo de Alain—Hablo Mairin bajando ahora ella la mirada, Serena se sentó a su lado.

— Estoy segura que también volverá aquí—Le dijo para animarle, Mairin asintió.

……………………………………………………………………………………………………………………………………..

Max y Clemont junto a Bonnie salieron del centro pokémon por la batalla de los primeros, Max estaba ansioso, había esperado días para ese enfrentamiento así que salió prácticamente corriendo del lugar, pero en cuanto alzó la vista hacia el cielo una extraña nube de humo se asomaba por los árboles, paró en seco de correr para guiar su vista al origen del humo.

— ¿Pasa algo Max? —Preguntó Clemont acercándose al chico.

—Hermano, ¡Mira! —Señaló Bonnie con el dedo a la nube de humo. El rubio fijo la vista en la humareda que había en el cielo y las palabras del profesor Ciprés repercutieron dentro de su cabeza.

A Hoenn le esperan más desastres

—Mierda—Susurró llamando la atención de Bonnie que jamás le había escuchado decir algo así a su hermano, Max por su parte enfocó la vista en una montaña que se alzaba entre otras a lo lejos.

— ¡Lavacalda! ¡El volcán de Lavacalda…! —Gritó de pronto pensando lo peor— ¡…S-Se ha activado!

—Pero Ash y Alain fueron para allá—Se angustio Bonnie apretando la mano de su hermano. El grito de Max no solo había alertado a los hermanos de Kalos, sino, que también llamó la atención de Serena y Mairin que salieron rápidamente del centro pokémon al oír sobre el volcán.

— ¡Clemont, Max! —Gritó Serena corriendo hacia los chicos— ¿Qué pasó?

— ¿Qué volcán? —Exclamó de igual manera Mairin mirando al rubio que no quitaba la vista de la columna de humo ni de su origen, ella le siguió con la mirada— Ellos…

—Max, por favor cuida de Bonnie— Impuso el rubio soltando la mano de su hermana que no paraba de mirarle.

— Hermano, ¿Qué haces? —cuestionó preocupándose la pequeña, pero su hermano no respondió, solo corrió al centro pokémon con mucha prisa y con un rostro serio, Mairin rápidamente le siguió, la actitud de ese chico solo le decía una cosa: Él sabía algo que no los demás no, y era importante.

— ¿Mairin? — Preguntó Serena al verla correr.

—Serena, ¿Qué le pasa a mi hermano? —Bonnie tomo el brazo de serena realmente preocupada por la actitud ligeramente cambiada de Clemont, la castaña clara le miro con una sonrisa para tranquilizarle un poco.

—Descuida, todo estará bien—le acaricio la cabeza con la mano suavemente, la pequeña relajo sus hombros un poco.

Max por su parte miraba el volcán con el ceño fruncido, no había mostrado actividad desde hace muchos años, esto era extraño.

Clemont entro al centro pokémon con el ceño fruncido, no podía creer que el tiempo se le estaba acabando, encima Ash se había ido solo para quien sabe dónde, con lo impulsivo que era debió de haberlo previsto, el profesor le había advertido que no perdiera tiempo en contarle sobre eso. ¡Ya daba igual! Parte del plan se había ido al retrete por esa variación de tiempo.

………………………………………………..

May tenía la mirada baja, en realidad no se sentía con la suficiente confianza como para interrogar a la entrenadora de dragones, pero estaba preocupada por ella, a pesar del poco tiempo que se conocían ella parecía confiar en Ash y eso era suficiente para May.

Aunque no era suficiente para Iris.

—No sé para qué me llamaste aquí—Comenzó a hablar Iris que miraba a un lado de brazos cruzados, luego miró directamente al rostro de May.

—Iris, sobre lo que Ash te preguntó—Habló rápidamente May siendo interrumpida por la entrenadora.

—Escucha, May—trató de decir Iris con sutileza— No tengo confianza suficiente contigo, lo siento.

La castaña se quedó enmudecida, y por un momento se sintió realmente ofendida por eso, pero había cierta verdad en esas palabras, se venían conociendo hace unos días, e Iris solo había ido a ayudar a Ash con la misión.

—Iris, yo…

La entrenadora elevó su mano para que May dejara de hablar, negó con la cabeza le dio la espalda para irse de ahí, no era porque despreciara a la castaña de ojos zafiro simplemente no confiaba en ella, al igual que no confiaba en el resto del grupo excepto Ash.

— ¡Iris! —Dijo Clemont que había llegado recién— May… Tengo que decirles algo muy importante.

Ambas chicas se miraron confusas y fue May quien desvió su mirada primero. El rubio no quitaba su serio rostro a lo que ambas pusieron atención.

—Escúchenme atentamente—Comenzó a relatar cerrando sus puños con fuerza— Esto debía decírselo a Ash antes que a ustedes, pero la situación cambió radicalmente.

Iris abrió sus ojos, pensando que tal vez él podría saber sobre el Clan Meteoro, May por su parte suspiro.

—Debemos hallar a Amanda—sentenció atrayendo la atención de May.

— ¿A Amanda?, ¿Por qué ella? —Cuestionó algo agresiva, sobre todo por el tono de voz que había usado Clemont.

— Ella no es quien dice ser, y sabe algo sobre el paradero del profesor Birch—Aclaró el líder de gimnasio cruzándose de brazos.

—No puede ser—Susurró la castaña en negación.

—No creo que la encontremos—Interrumpió Iris cruzándose de brazos— Ni si quiera sabemos si nos dijo su verdadera identidad

—Pero que dices, —Hablo May atropelladamente— ella fue mi alumna durante mucho tiempo—Aseguró apretando sus puños sin lograr convencer a ninguno de ellos, termino bajando los hombros y susurrado: — la conozco.

—May—Llamó Clemont tomando aire—, creo que Iris tiene razón.

— Pero—trato de decir recordando a su alumna— Amanda…

—Otra cosa, —Continuó el líder de gimnasio para cambiar un poco de tema— Necesitamos decirle a Ash que tenga mucho cuidado con el equipo Magma y Aqua.

— ¿Cómo sabes de ellos? — cuestionó la castaña alzando la mirada.

—Es decir que los conoces—Articuló Iris dirigiendo su mirada tensando a la coordinadora.

—Algo así, —Contesto May acomodando su cabello detrás de su oreja para comenzar a contar— Se supone que se rindieron años atrás tras ver lo que casi causaban por sus planes—Frunció el ceño mordiendo internamente su labio inferior. << ¿Qué estaba pasando? >>

—Bueno, —Interrumpió Clemont—volvieron a las andanzas—propuso, pero pensando mejor las palabras de May dijo— Aunque de esto último no estoy muy seguro, —puso su mano en su barbilla—, pues solo los han visto vaguear por algunos lares de Hoenn.

—A esos yo no les eh visto—Dijo Iris colocando sus brazos detrás de su espalda para relajar los músculos, de inmediato se le vino a la mente a la cronista.

— ¿Desde hace cuánto estas en Hoenn, Iris? —Atrajo su atención May intrigada por la respuesta, pues Iris parecía conocer mucho de Hoenn como ara estar ahí un par de días como eran sus sospechas.

—Umm —Lo pensó un poco Iris calculando los días— Un par de semanas, en cuanto vi a Rayquaza me contacté con Débora y ella me envió a Hoenn.

—Como sea—Agrego el rubio alzando una ceja— volviendo al tema—Carraspeo al tener ambas miradas sobre el— Tenemos que sacar a Ash y a Alain de Lavacalda, están en peligro.

— ¿Qué clase de peligro? —Interrumpió Mairin parando la carrera que se había mandado desde la entrada del centro pokémon.

— Mairin—Dijo May acercándose a la joven.

—Hay un peligro en Lavacalda y ese par no lo sabe—Contestó Clemont girando a ver a la joven que puso cara de preocupación.

— y ¿Qué estamos esperando? —Dijo Iris cruzándose de brazos, —Tengo pokémon que nos pueden llevar hasta ahí.

—Con suerte, ellos aún no han llegado a los pies del volcán—Sonrió May con decisión, cerrando sus puños.

—Conozco a alguien que nos puede llevar ahí en unos minutos—Aportó la entrenadora, atrayendo todas las miradas a ella— ¿Quién quiere viajar en helicóptero?

…………………………………………………………………………………………………………………………………….

Miró su mano para contar las Key Stone que poseía hasta ahora, solo dos sin contar la suya, no eran suficientes para llamar la atención de Rayquaza, mucho menos para tratar de controlarlo, necesitaba más de esas piedras activadoras pronto sino la cuenta regresiva le pillaría desprevenida y con la guardia baja, eso no se lo podía permitir.

Empuño la mano junto a las Key Stone guardándolas en su bolsillo y continuar con su recolección, el tiempo no estaba de su parte, no debía perder el tiempo meditando. Mientras volaba sobre su salamance divisó a lo lejos una nueva Key Stone que se paseaba sobre el pantalón de un entrenador.

— ¡Desciende, ahí hay alguien! —Ordeno levantando su cuello y ver la distancia aproximada para alertar al entrenador— Vozarrón

El ataque fue directo a los pies del entrenador que por pocos segundos se salvó de él, salto un segundo antes de que tocara suelo levantó la vista y sacó de inmediato una pokéball de la cual salió un Absol.

— ¿Quién está ahí? — Grito el entrenador mirando hacia todos lados.

Del cielo aterrizó la atacante sonriendo de lado y saludando con una tierna sonrisa al chico que quedo sorprendido al reconocer a la mujer.

— ¿T-Tú? —Preguntó enfocando su mirada desconcertado por la figura que se presentaba delante de él trago antes de volver a gritar— ¡Desde cuando tienes ese salamance!

—No vengo a hacer vida social contigo—Contesto ella bajando de su salamance— Entregame esa Key Stone, Drew.

........................................................................................................................
Lamento la extención del capitulo, prometo que dentro de poco tendrán el siguiente <3 os lo juro!!
Sin preguntas por ahora.
bye!

Proximo capitulo: Capitulo 23: ¡La mega evolución a la vuelta de la esquina!
 
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
me gusto el capitulo, aunque haya sido corto a comparación de los demás, espero la actualización, no lo dejes porfa :D
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
Nope, no tengo escusa alguna que justifique esto, simplemente tuve un bloqueo de escritora, y no sabía como plantear las ideas de mi cabeza en el capitulo, me hubiera gustado contar mucho más pero solo estaría alargando lo innecesario, en cualquier caso les dejaré el capitulo :D

¡Nuevos personajes hacen su aparición!, pero esto no es nada bueno para nuestros héroes.
¿Disputa entre hermanos? ¡Entiende que quiero protegerte!
¿Perdón en sus ojos? Dame una oportunidad

are you? are you? come on! to perdition, walk with me to hell, baby~

mmmm nose pero intuyo que amanda es tristana xD
Puede que tengas razón, oh puede que haya sido mi intención que creyeras eso, en cualquier caso ¡No lo sabrás en este capitulo! :D pero si te enteraras d eotras cosas igual de importantes ;) espero que te guste y ¡Gracias por comentar!

me gusto el capitulo, aunque haya sido corto a comparación de los demás, espero la actualización, no lo dejes porfa :D
Lamento mucho la espera -extrañetuscomentariosenmiperfil(?- y espero que mi bloqueo de escritora se pase luego, no me gusta tardarme tanto en escribir un capitulo siquiera, espero que lo disfrutes y ¡Gracias por tu comentario!


Capítulo 23: ¡La mega evolución a la vuelta de la esquina!

El humo que emergía del monumental Monte Cenizo estaba cubriendo gran parte del cielo del pueblo Lavacalda alertando a los turistas y residentes por igual, los oficiales mantenían la calma de todos al no recibir informes ni alertas de las autoridades. Aunque las alertas sobre actividad volcánica habían subido de verde a amarillo, eso no denotaba un gran peligro para los habitantes.

En cuanto el par de Charizard’s, aterrizaron a los pies del pueblo, Alain fue el primero en bajar de su compañero dándole un bocadillo como premio por haber ganado aquella carrera si bien no tenía idea de cuando había comenzado o aceptado aquello, pero un triunfo era un triunfo.

Ash descendió de igual manera de su Charizard dándole palmadas en su hombro riendo por la cara de descontento que se traía. El Charizard miro despectivamente al Charizard de Alain, al segundo chasqueo la lengua soltando un poco de fuego y cruzándose de brazos aceptando su derrota por esta vez.

El Charizard de Alain río por lo bajo a manera de gruñido.

—Pues— río Ash por la escena—mira quienes se llevan bien para variar— señaló mirando al otro entrenador.

—Supongo — contestó Alain sin tomar le real importancia.

Ash elevó su vista hacia el volcán asombrándose por la columna de humo que emanaba.

—Woo... —exclamó afirmando su gorra— hace tanto que no estaba por aquí — susurro recordando su batalla contra Candela y el tema del equipo Magma en la cima del monte cenizo.

—Aquí nos separamos — dijo finalmente Alain guardando a Charizard dentro de su pokéball.

—Ah si —contestó Ash, seguido de una sonrisa— Quien obtenga primero la mega piedra gana.

Alain asintió sin más marchándose hacia el pueblo mientras que el azabache se cruzaba de brazos.

<< Corro con ventaja aquí, Alain >> pensó el chico subiendo nuevamente a Charizard para ir directo a la cima del monte cenizo. Había leído los informes del profesor Ciprés tantas veces en la noche que con las pistas podía deducir más o menos donde estaría ese objeto.

— ¿Estás listo pikachu? — Pregunto el entrenador a su pokémon el cual asintió sin más, siempre estaba listo para una aventura, más ahora que Ash se veía tan emocionado. — ¡Vamos amigos!

Charizard extendió sus alas comenzando a volar hasta la cima del monte cenizo.

……………………………………………………………………………………………………………………..

En la cima del monte cenizo se encontraba una mujer de cabello lila, vestida con un traje completamente rojo, cruzada de brazos miraba hacia el volcán con una retorcida pero encantadora sonrisa. Miro hacia un lado donde estaban sus reclutas esperando sus órdenes, asintió y ellos rápidamente se dispersaron para bloquear las entradas al lugar.

— El jefe se pondrá tan feliz— Chillones sonrojándose al recordar al hombre.

—Comandante— hablo uno de los reclutas ella inmediatamente le miro frunciendo el ceño— En con tramos esta mega piedra en los alrededores, ¿Qué hacemos con ella?

La mujer miro la roca intrigada, se la arrebato para admirarla mejor

—Yo me la quedaré— Contestó luego miro al hombre- Bueno, larga te a hacer tu trabajo.

El hombre hizo una reverencia y se fue corriendo de la presencia de la comandante, conocía su carácter. La mujer guardo la roca y se dispuso a irse del lugar para darle las buenas nuevas a su jefe.

...............................................................................................................

Apartó su cabellera hacia un lado después de escuchar el grito de su compañero, soltó un suspiro de molestia pura, no soportaba a su compañero. Miro a su alrededor esperando encontrarse con alguno de los reclutas de ese Tema Magma, pero nada, no aparecía ni un solo de esos amantes de la tierra.

—Oye— dijo con fastidio volteando a verle— ¿Podrías cerrar tu sucia boca de una buena vez?

— ¡AHHH! — Grito en respuesta— ¡Esos malditos no aparecen! —Con su puño golpeó la corteza de un árbol cercano a él.

— ¿Siquiera me escuchas? —pregunto la mujer cruzándose de brazos bajo su pecho.

— ¡Aparezcan malditos! —Exclamó nuevamente elevando sus brazos y meciéndolos de un lado para otro.

— Tomare eso como un no— volvió a suspirar afirmándose del tronco ladeó su rostro hacia el camino que estaban vigilando y la figura de un chico se le cruzó, alzó ambas cejas observado el paso del muchacho, se dirigía hacia la cima del mote cenizo.

— ¡Oye, tú! — vocifero el enorme hombre saliendo de detrás de los arboles — ¿Quién demonios eres?

—Soy Alain — contestó el chico sin quitar la seriedad de su rostro, parando en seco de caminar.

— ¿Eres del Team Magma? —pregunto la mujer asomándose de detrás del árbol sonriendo le al chico.

—No sé quiénes son esos —respondió Alain encarando a ambos sujetos de extraños trajes azules.

—Ah~ — chilló ella apretando sus labios en una fina línea —Entonces querido — hizo una pausa, su rostro se ennegreció — ¿Qué haces por aquí?~

Alain retrocedió un paso colocando su mano sobre su pokéball, la tomó entre sus dedos cuando vio al enorme hombre acercarse más a él.

—Un trabajo — dijo con tranquilidad.

— ¡No puedes pasar por aquí! —grito el hombre arrojando una pokéball de la cual salió un migthyena.

—No sin nuestro permiso baby —hablo la mujer endulzado su tono de voz.

— ¡MORDISCO! — ordenó alzando un puño dispuesto a que su pokémon atacará a Alain.

— ¡Lanzallamas! — Orden o Alain sacando a Charizard al combate, las flamas que salieron de la boca de su pokémon prácticamente carbonizaron al otro y de paso hizo retroceder al hombre.

— ¡AH! —Se quejó al ver a su pokémon tirado en el suelo — ¡Maldito!

—La culpa es tuya— le regaño la mujer colocando su brazo a la altura del pecho del otro y caminando hacia Alain con una sonrisa coqueta-Alain, mi vida descuida, no buscamos pelea contigo~

—El empezó— Contestó Alain frunciendo el ceño en rechazo hacia el "Mi vida".

—Lo sé, lo sé— Continuo ella hasta estar a unos metros del muchacho. — Sólo esperamos a unos amigos, espero le perdones.

—No se preocupe, tengo prisa— Evadir a la mujer comenzando a caminar para salir de ese lugar.

— ¡Espera! — Grito con furia el hombre dando un paso hacia adelante.

—Cariño— Hablo ella mirando de reojo a Alain, —Yo no dije que te pudieras ir~

Alain giro sobre sus talones para encarar a ambos sujetos, las pokéball de los dos fueron lanzadas al aire dejando salir a un Azumarril y un Poliwrath listos para el combate, pero por si no fuera suficiente de detrás de ambos entrenadores aparecieron paulatinamente más de sus reclutas que sacaban a sus poochyena.

— Charizard—Susurró el chico y su pokémon escupió un poco de su flama sonriendo socarronamente, Alain elevo su brazo en dirección a esas molestas personas y dando una orden a su pokémon dijo— ¡Garra Dragón!



…………………………………………………………………………………………………………………………….

Las hélices del helicóptero apartaron a cuanto curioso pokémon y persona se encontrara cerca, además de remecer las copas de los árboles, en cuanto toco suelo las hélices dejaron de moverse lentamente, el piloto dio el visto bueno y fue ahí cuando se abrió la puerta. Descendió un hombre alto de cabello grisáceo pero no por eso de edad, aparentaba estar en sus buenos 20-30 años de edad, de traje formal y en sus brazos un paquete. Bajó del helicóptero de un salto y le señalo al piloto que se quedara un rato más, lo primero que pensó fue en ir al centro pokémon para buscar al par de chicos de Kalos.

Dos sombras pasaron sobre su cabeza y solo logró ver un par de Charizard alejándose del lugar, dejo eso pasar sin más, al cabo de unos minutos llego frente al, antes, imponente estadio de Mega-concursos de Verdegal, paso a saludar a algunos de los residentes y darles el apoyo de la corporación Devon para que resurja el pueblo.

— ¿Mairin? — oyó que decía una joven cerca del centro pokémon y giro su cabeza, solo vio a la pelirroja correr de vuelta al centro pokémon con mucha prisa.

Steven no alcanzo a decir el nombre de la entrenadora pues ella ya estaba dentro del recinto de salud, se acercó al grupo de jóvenes que parecían conocerla hasta que reconoció a uno de ellos.

— Disculpen, pero, ¿Eres Max? —Pregunto acercándose al grupo con una de esas encantadoras sonrisas.

— ¿S-Steven Stone? —Pregunto de vuelta el entrenador asombrándose por verlo— Si, No puedo creer que estés aquí.

—Un gusto volver a verte—el hombre inclino la cabeza un poco en saludo— Tu pareces conocer a Mairin ¿No?

—Así es, ayudo a mi hermana con una de sus presentaciones durante el terremoto—Contestó Max, al segundo volvió a acordarse del volcán— Steven, ¿Tu sabes algo de lo que está pasando con el Monte Cenizo?

El rostro del campeón se volvió rígido con la pregunta, y eso solo contestaba la pregunta de Max, él sabía sobre ese incidente, y si el campeón de Hoenn conocía del caso tenía que ser a fuerzas algo peligroso y muy importante.

— Ash y un chico llamado Alain fueron hacia allá solos— Comentó Serena sin presentaciones ni etiquetas. Steven le miro unos segundos seguido de ver el rostro preocupado de la pequeña rubia.

— ¿Alain?, ¿Él se fue de aquí? —Preguntó el Campeón.

—Así es, pero junto con Ash se fueron al volcán— Respondió Max.

<<Mierda>> Pensó Steven cruzándose de brazos mirando de inmediato al suelo, llamando la atención del grupo.

— ¿Steven…? —Escucho una vocecita detrás de él, giro de inmediato encontrándose con Mairin y un grupo de personas que le seguían— ¡Steven, Alain se-!

—Lo sé—Interrumpió el campeón, acercándose a la joven regalándole una sonrisa, le extendió el paquete que traía consigo bajo la sorpresiva mirada de la novata— Regalo del Sr. Lyssandre

Mairin movió sus pestañas en un parpadeo de sorpresa, se dispuso a abrir el paquete encontrándose con una caja de cuero con una cerradura, la abrió y dentro del regalo estaba una pokéball junto a dos objetos que iluminaron sus ojos como si el sol se escondiera en ellos.

— ¡Woa! —Exclamo admirando la piedra que se encontraba en aquel broche en forma de cinta de concurso, y a su lado una especie de collar grande muy parecido al que Alain tenía en su Charizard solo que en este no había una mega-piedra, solo un espacio vacío, al lado de estos objetos una nota que no tardó el leer.

Querida Mairin:

Eh escuchado de Alain tu fascinación hacia los concursos de la región de Hoenn, y pude ver el concurso donde participaste como asistente de aquella Idol tuya -esto también me lo dijo Alain-, así que me tomé la molestia de darte esta piedra activadora para que tú al igual que mi subordinado descubran secretos sobre la mega evolución, pero tendrás que encontrar tu misma la mega-piedra como prueba final de tu esfuerzo como entrenadora. La compañera que está en esa pokéball tiene un gusto por los concursos y me recuerda algo a ti, por eso te la entrego, sé que le cuidarás.

Se despide Sr. L

Mairin termina de leer la nota y mira atentamente la pokéball de la caja, es una linda pokéball rosa, sonríe a penas al recordar que le hubiera gustado mostrarle a Alain que ella también le ayudaría a el señor Lyssandre, fue cuando cerró la caja algo brusca y la guardó en su mochila, Steven le miro perplejo, pero fue May quien apoyo su mano en el hombro de la entrenadora.

—Iremos por ese par de idiotas y se lo restregarás en la cara—Le dijo para animarle el brillo de los ojos de Mairin aumentó de nuevo y asintió al instante.

—Entonces vamos—Hablo Steven caminando a su helicóptero, el grupo comenzó a caminar detrás del campeón de Hoenn dispuestos a ir hacia el volcán; El Monte Cenizo.

…………………………………………………..

Aterrizó a un lado del teleférico y regreso a su Charizard a su pokéball para que descansará después de aquella carrera y ser casi un medio de transporte por gran parte del día, ajustó su gorra y su mochila comenzando a caminar hacia la cima del volcán. Pero unas voces detuvieron su paso de golpe.

— ¡Hey! —grito un hombre de un extraño traje rojo Ash volteo y abrió sus ojos del asombro, de inmediato reconoció aquella insignia en los trajes del grupo.

—No deberías estar aquí —hablo otro hombre sacando una pokéball de su bolsillo.

— lo siento, me eh perdido— río Ash rascándose detrás de la cabeza y riendo despreocupado aunque en realidad estaba mirando si tenía alguna escapatoria.

— No importa, tienes que irte — esta vez hablo una recluta acercándose al muchacho para sacarlo del monte, Ash por instinto dio un paso atrás alertando al grupo. — ¿Te vas a resistir?

— Yo no diría eso —Contestó el azabache retrocediendo un par de pasos — Más bien, ¡Los enfrentare!

Y dicho esto arrojó una pokéball al aire de la cual salió su pidgeott que con sus potentes alas creo unas ráfagas de viento alejando al grupo de su entrenador.

—Bien hecho amigo — le felicito Ash su pokémon grazno en respuesta.

— Pikaachu — gruñó apuntando hacia el grupo que se reponía del ataque.

— Es hora de irse —Dijo Ash regresando a Pidgeott a su pokéball y echando a correr.

....................................

—No deberíamos ir todos ahí— Aclaro iris atrayendo la atención del grupo— Ese monte cenizo me da un mal presentimiento.

—Tiene razón —apoyo Clemont, sus ojos viajaron hacia su hermana que sostenía con fuerza la mano de Serena.

—Ese lugar es peligroso— susurro May, miró fijamente a su hermano y sintió algo dentro de ella encogerse—Max…

—No— negó el chico frunciendo el ceño, ella y su sobre protección siempre le molestaba —No me dejaras fuera de esto.

La castaña tenso su rostro, le sostuvo la mirada lo suficiente como para que el ambiente se tensara.

— además no alcanzamos todos en ese helicóptero — Aclaro el campeón de Hoenn.

—Yo voy si o si — interrumpió Mairin adelantándose hacia el helicóptero sin esperar a nadie en su mente solo figuraba Alain y el la noticia que Clemont había hablado antes, estaba preocupada, y la imprudencia del chico no ayudaba en nada a ese estado.

—Max —hablo de nuevo May esta vez con un tono más severo, — Quiero que vuelvas a Petalia.

— ¿Qué?— Se molestó dando un paso para encarar a la coordinadora, — No, me niego

— No te estoy preguntando — sentenció ella pasando del chico sin mirarle si quiera —Ya le dije a papá y mamá.

La castaña comenzó a caminar en dirección al helicóptero dejando a su hermano con las palabras en la boca y con una impotencia que hace mucho no sentía.

Tanto Iris como Serena miraban a May con cierta confusión, por lo que recordaban ella no era así de estricta; o severa. Pero en la situación que estaba solo Clemont podía comprender lo que pasaba por la cabeza de May. El rubio se acercó a su hermana que miraba el suelo pensativo.

—Bonnie… — Le dijo para atraer su atención ella elevo la vista encontrándose con sus ojos azules.

—Lo sé… —Contestó ella simulando una pequeña sonrisa aunque por dentro quería gritarle a su hermano que no fuera, que ambos volvieran a Kalos de inmediato, pero el valor que Clemont demostraba con toda esta situación le llenaba de orgullo, -y a la vez le hacía sentir miedo por su hermano- deslizó su mano apartándose de la de la castaña clara para aferrarse al pecho de su hermano en un abrazo— Me quedaré aquí esperándote.

—No esperaba menos de mi linda hermana—Contesto Clemont acariciando su cabeza y correspondiendo el abrazo con fuerza, ¿Por qué esto parecía un adiós?

— May—habló Max deteniendo el paso de su hermana, ni si quiera voltearon a mirarse— S-Será mejor que no te tardes o preocuparas a mamá y papá

— Esperame en casa—Contesto ella simplemente sonriendo un suave para seguir su camino.

—Yo me quedaré a cuidar a Bonnie, vayan tranquilos—Pronunció Iris estirando su mano hacia la rubia que la tomo en seguida con fuerza.

—Muchas gracias Iris—Le agradeció Clemont asintiendo con una sonrisa en su rostro para calmar la ansiedad que veía en su hermana.

Steven finalmente se dirigió hacia su helicóptero con una extraña sensación en el estómago, aquella May no era la chica inmadura que recordaba cuando vio al grupo de Ash por primera vez, Max tampoco era el mismo chiquillo sabiendo que hablaba por hablar, ¿Ash habría madurado de la misma forma?

Serena se quedó tan ajena a la escena, era una pequeña disputa entre hermanos ella no tenía absolutamente nada que ver entre ellos, aun así sentía y comprendía el por qué habían actuado de aquella forma Clemont y May, poso sus manos sobre su pecho sin evitar pensar en Ash, ¿Estaría bien? Eso esperaba. Pero la extraña mirada del rubio la saco por completo de sus pensamientos, y la pequeña sonrisa que vio en su rostro dirigido por fin a ella hiso que acercara sus brazos a su cuerpo de la pura impresión.

Nunca había visto ese lado de Clemont.

— ¿Ash? —Preguntó el deshaciendo la sonrisa a penas la chica le miró.

— ah…

—Entonces apresurate o te dejaremos aquí—Continuo hablando el chico dejando de verle, el rostro que había puesto serena tenia escrito su preocupación por el azabache.

Siempre tan fácil de leer

La castaña clara parpadeo un par de veces y sin saber cuándo comenzó a sonreír, se apresuró a caminar al lado del rubio con aquella minúscula sonrisa.

……………………………………………………………………………………………………………

En cuanto perdió de vista al grupo de malhechores se sentó a descansar, recuperar el aliento y procesar lo sucedido.

¿Que hacían ellos nuevamente aquí?

Las orejas de pikachu se movieron detectando movimiento cerca de ellos, su cuerpo se tensó de inmediato e inconsciente agudizó el oído para ver si debía correr o pelear -Aunque prefería quedarse escondido otro rato más- los pasos de aquella persona se acercaban a su posición de manera lenta y pausada, sintió los latidos de su corazón acelerarse, había sostenido unas batallas contra ese grupo que le perseguía antes y sus pokémon estaban cansados.

La voz que salió del sujeto cercano a su posición hiso que ahogara un grito en su garganta.

— Jefe — escucho demasiado cerca de él — estamos listos las cosas están completas solo debe dar la orden y este volcán hará erupción.

— pero que... — Susurro Ash apretando la mandíbula de rabia, << ¡¿Es que están locos?! >>

.........................................................................................................................................................

y hasta aquí se los dejo.
¿Se esperaban la aparición del Team aqua y el team Magma?
¡Adivinen el pokémon que le regalo Lyssandre a Mairin!
¿Clemont por fin perdonará a Serena?
¿Qué será esa extraña sensación de Steven?

Besos besitos aplastantes con mucho lov~
Espero que les guste este capitulo.
Y para lo que sigue en la historia... Solo espero que me tengan paciencia, estos bloqueos de escritores que me dan son algo complicados.

Bien sin mucho más que decir me largo~

Bye!


Siguiente capitulo: Capítulo 24: Lo que hay detrás de una cara bonita: ¡Renacer!


PD: la frasesita en ingles del inicio no significa nada para el fic, solo se me ocurrio me ocurrio mientras escuchaba una cancion xD así que no se asusten e.e
 
Última edición:

Darkdan

Aura Warrior
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
456
Ubicación
montaña plateada entre kanto y johto...
Offline
Otro buen capitulo , Ash parece haber madurado un poco por lo menos sabe aceptar las pequeñas derrotas jeje aunque de Charizard no me lo esperaba. por otra parte ya andan los equipos aqua y magma haciendo de las suyas , aunque creo que a los aquas les va a ir muy mal contra Alain... en cuanto a mairlyn que bien que recibiera su piedra activadora ahora falta ver quién obtiene primero la mega piedra, si ella o Ash. Me alegro que parece ser que Clem por fin perdonó a Serena, y es que de verdad que ella no tenía culpa. en fin me gustó mucho el capitulo y el anterior también , la verdad pesé que habia dejado comentario :( lo siento por eso. bueno nos leemos pronto
 
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
Hola Nathy :D , estaba esperando mucho la actualización, por un momento pensé que habías dejado el fic, ojala esos bloqueos de escritora no se repitan porque nos dejan con las ganas de seguir leyendo más. Me gusta tu forma de escribir, eres una de mis escritoras preferidas ;^0^; con respecto a las preguntas: no me esperaba la participación del equipo aqua y magma, ahora las cosas se pondrán mas interesantes. Mairin...uhm... un ampharos? pero lo bueno es que ya tiene su piedra activadora. Al parecer Clemont ya la perdonó, al menos eso es lo que intuyo xD, además Serena no tenia la culpa, ya mucho esta sufriendo con saber que hay algo entre Ash y May. Steven ya ve venir más problemas, tal vez ya sabe que el equipo aqua y magma están en el monte cenizo además de que este puede hacer erupción. Ash ya esta muy cerca de conseguir su mega piedra y pronto la gran pelea entre mega-charizards. Espero que no te demores mucho en subir el otro capitulo, tuvimos que esperar casi un mes para la actualización, no es que te presionemos pero tu fic te está quedando tan bien que queremos seguir leyendo más y más. Ya te escribiré en tu perfil para hacerte recordar del fic :p y empezaré a seguirte en watppad, veo que ahí también esta el fic, ya comentare por ahí también ...se me hizo un poco largo el comentario... en fin te deseo suerte y no te demores en actualizar ;)
 

mimi_sakura🌸

Dama Oscura
Registrado
19 Mar 2007
Mensajes
895
Offline
Bueno cabe resaltarque ya tienes una nueva lector de tus fics
sin duda la trama me ha encantado considerablemente,y saber que dentro de esta historia se encuentra may mucho mejor.
Seguire al pendiente de esté gran fic.
 
Arriba Pie