Fanfic En busca de la mega evolución [Advance+Marisson] Capitulo 26 parte 2

Registrado
19 Jul 2014
Mensajes
40
Offline
Excelentes estos dos últimos capítulos, al parecer la rivalidad entre Ash y Alain es cada vez mas fuerte, creo que Amanda será clave de lo que esta pasando en Hoenn, por fin hicieron su aparición tanto el Team Aqua y Magma habrá que esperar a ver que están tramando, Mairin ya recibió su Mega-Aro y piedra activadora, ya solo faltara Ash en conseguir su piedra activadora y la Charizardita Y para la batalla entre Mega-Charizards.
1- Era de esparse su aparición.
2- Creo que es un Altaria.
3- Esperemos que si, ya que al parecer Clemont se dio cuenta que no era su culpa.
4- Peligro.
Saludos y hasta el próximo capítulo.
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
HOLA!!! Ah que no me esperaban (?, pues se joden por que estoy aquí(???? ya me callo xD, si, lo sé, me atraso pero os juro que valdrá la pena, los dejaré mal con este capitulo(? aparecerá alguien que hace rato no estaba, habrán algunas cosillas lindas por ahí, pero también habrá cosas malas y otras peores, un poco de todo realmente.

d
e todas formas, aun están mi bloqueo de escritora, (ojo esto si existe, búsquenlo en google u.ú) pero pude sacar este capitulo a tiempo -cofcofhorastardescofcof-

Una de lar razones por las que pude sacarlo fue que por ahí en algún lugar de Internet me pillé con una historia similar a esta, y no me gusto nada que se parecieran tanto, en cualquier caso solo son similares los argumentos base, los personajes y sus acciones son diferentes. pero bueno, esas cosas me obligan a replantearme mi propio argumento y hacer que no se paresa a esa historia, cambiaré algunas cosas que tenia pensado.

eso, otra cosa, estuve todo este día viendo unos disfraces por que tengo una fiesta mañana por eso la revisión final se tardó tanto D: lo siento!

Sin más disfruten el capitulo <3

Otro buen capitulo , Ash parece haber madurado un poco por lo menos sabe aceptar las pequeñas derrotas jeje aunque de Charizard no me lo esperaba. por otra parte ya andan los equipos aqua y magma haciendo de las suyas , aunque creo que a los aquas les va a ir muy mal contra Alain... en cuanto a mairlyn que bien que recibiera su piedra activadora ahora falta ver quién obtiene primero la mega piedra, si ella o Ash. Me alegro que parece ser que Clem por fin perdonó a Serena, y es que de verdad que ella no tenía culpa. en fin me gustó mucho el capitulo y el anterior también , la verdad pesé que habia dejado comentario :( lo siento por eso. bueno nos leemos pronto
* Charizard es más terco que su entrenador y más orgulloso, pero quería que se viera una diferencia entre un charizard que mega-evoluciona y el impulsivo charizard de Ash, Pues si no estan los del Team Aqua y Magma, no es Hoenn señores xD, si en teoria deberían pero son malechores y tienen sus trampas por ahí. una nueva competencia(? Ash o Mairin ¿quien obtiene priemro su mega piedra? (?? es broma, auqne sería interesante xD. Clemont esun chico sensato, solo esta preocupado por su hermana y piensa que haberla dejado sola en esa region fue una terrible idea, pero tambien piensa que Serena no tendria que haberse separado de su hermana, fuera donde fuese, en realidad esta más nervioso por que se ha enterado de ciertas cosas, ahí lo dejo. Habeces pasa, no te preocupes xD, y mucha sgracias por leer y comentar *-*

Hola Nathy :D , estaba esperando mucho la actualización, por un momento pensé que habías dejado el fic, ojala esos bloqueos de escritora no se repitan porque nos dejan con las ganas de seguir leyendo más. Me gusta tu forma de escribir, eres una de mis escritoras preferidas ;^0^; con respecto a las preguntas: no me esperaba la participación del equipo aqua y magma, ahora las cosas se pondrán mas interesantes. Mairin...uhm... un ampharos? pero lo bueno es que ya tiene su piedra activadora. Al parecer Clemont ya la perdonó, al menos eso es lo que intuyo xD, además Serena no tenia la culpa, ya mucho esta sufriendo con saber que hay algo entre Ash y May. Steven ya ve venir más problemas, tal vez ya sabe que el equipo aqua y magma están en el monte cenizo además de que este puede hacer erupción. Ash ya esta muy cerca de conseguir su mega piedra y pronto la gran pelea entre mega-charizards. Espero que no te demores mucho en subir el otro capitulo, tuvimos que esperar casi un mes para la actualización, no es que te presionemos pero tu fic te está quedando tan bien que queremos seguir leyendo más y más. Ya te escribiré en tu perfil para hacerte recordar del fic :p y empezaré a seguirte en watppad, veo que ahí también esta el fic, ya comentare por ahí también ...se me hizo un poco largo el comentario... en fin te deseo suerte y no te demores en actualizar ;)
*¡NO!, ¡Jamas! en primer lugar avisaría, y en segundo amo mucho este fic como para dejarlo así no mas(?, no es mi culpa :c mira busca en google sobre ellos y verás lo feos que son. Muchas gracias *-* aune me falta mucho para alcanzar a escritoras que admiro, pero ya tengo fans así que voy por buen camino~ Jo~¿No los extrañabas? xD okya, ellos debian hacer de las suyas por aquí. de interesantes si, te daran unos...!!! mejor lo dejo ahí, tal vez si, tal vez no... la verdad me pensé mucho la mega de Mairin, pero creo que quedé conforme con la que le dí. ya la verás!. jajaja supongo que sí, enserio ponte en los zapatos de Clemont, el tiene algo de derecho a estar enfadado con Serena, jaja tal vez estoy siendo algo cruel con Serena, pero es para un buen fin, aun así sigue siendo un fic Advanceshipping (?, Steven sabe muchas cosas, pero en muy*** no cuenta nada xD ya verás las sorpresas que nos dará, seguramente. Pronto, pronto~ lo prometo, auqneu Ash deberá pasar ciertas cosas antes de tocas su mega piedra, pero a el le gustan los retos ¿no?, gracias u///u, la verdad si me esta quedando mejor d elo ue tenia planeado, espeor no defraudar con lo que continua... y si en wattpad esta tambien publicado y pronto pondré al día en FF-Net que ahí tambien lo tengo publicado pero considerablemente más atrás xD. no te escribo más que s eme hace largo D: bye!
Bueno cabe resaltarque ya tienes una nueva lector de tus fics
sin duda la trama me ha encantado considerablemente,y saber que dentro de esta historia se encuentra may mucho mejor.
Seguire al pendiente de esté gran fic.
* ¡Wiiii! bienenida a este rincón de FDZ~ tenemos galletitas y megas~ muchas gracias u.u Pos supuesto! ¡La princesa de Hoenn no puede faltar! <3 muchas gracias espero que te agrade el capitulo~

Excelentes estos dos últimos capítulos, al parecer la rivalidad entre Ash y Alain es cada vez mas fuerte, creo que Amanda será clave de lo que esta pasando en Hoenn, por fin hicieron su aparición tanto el Team Aqua y Magma habrá que esperar a ver que están tramando, Mairin ya recibió su Mega-Aro y piedra activadora, ya solo faltara Ash en conseguir su piedra activadora y la Charizardita Y para la batalla entre Mega-Charizards.
1- Era de esparse su aparición.
2- Creo que es un Altaria.
3- Esperemos que si, ya que al parecer Clemont se dio cuenta que no era su culpa.
4- Peligro.
Saludos y hasta el próximo capítulo.
* Y crecerá aun más! te lo aseguro! Tal vez, auqneu no ha dado luces de aparecer ultimamente, Cosas malas, como siempre(? okno xD espera y lo verás!, Ustedes solo quieren una batalla titanica entre Mega-Charizard X y Mega-charizard Y :c piensen en los niños(?? Ellos son aprte de Hoen debian aparecer(?, Altaria, interensnate~, Clemont solo está peocupado por su hermana u.u entiendanlo. y es la unica palabra que estaa en la cabeza de cierto personaje ¡Peligro! saludos <3
Amo sus comentarios largos *w*

Capítulo 24: Lo que hay detrás de una cara bonita: ¡Renacer!

— ¿Sabes?, sería buena idea que Bonnie e Iris se fueran a Petalia con Max, estoy segura que mis padres los recibirán— Dijo May a Clemont mientras caminaban hacia el helicóptero.

— Le diré a Iris— Paro de caminar el chico dispuesto a volver y decirle a la entrenadora tipo dragón.

—No te preocupes— Le detuvo May, — Le mandé un mensaje por el MultiNav— guiño un ojo.

— Pues bien— sonrió Clemont agradecido.

……………………………

Mairin miraba por una de las ventanas del helicóptero ensimismada en sus pensamientos mientras sostenía celosamente aquella caja donde yacía el pokémon que le había regalado el señor Lyssandre, apoyo la frente en el frio vidrio y cerró los ojos dejando escapar un suspiro. Chespy a su lado mantenía una actitud parecida a la de su entrenadora, desanimada.

May le miro de reojo un poco preocupada, en su cabeza no dejaban de rondar lo que Clemont le había contado hace unos minutos, mucho menos el estado del monte cenizo y como si fuese poco Ash había ido ahí de imprudente, ¿No podía esperarle?, seguro que si el chico se lo pedía ella le hubiera acompañado, ¿No son amigos?

Serena presionaba ambas manos en su regazo, manteniendo la cabeza observando el suelo, nervios, aunque no entendía el porqué de ellos, no tenía sentido, por fin iría a buscar a Ash, le vería nuevamente, ¿Cuál era el problema?

<< A quien engaño –pensó- Él seguramente espere ver más a May que a mí… >> presiono fuertemente sus labios ante ese molesto pensamiento. Tensa, nerviosa y algo asustada por el rumbo de su propio inconsciente sobre la relación entre May y Ash Paseó su mirada por el interior del helicóptero.

¿Cuándo el ambiente se había vuelto tan deprimente?

May estaba preocupada y su mirada no se despegaba del suelo o de Mairin, que por cierto estaba con los ojos cerrados y una mueca de disgusto estaba ella. Poso su mirada en Clemont que estaba a su lado con las manos fuertemente entrelazadas sobre sus rodillas, ejercían presión una sobre otra, y su rostro estaba ensombrecido, no podía ver sus ojos azules a través de sus lentes, pero por su presencia podía intuir que se carcomía el cerebro pensando en algo.

Serena movió su cabeza despejando la mente –en vano- no podía permitir que el ambiente se fuera abajo, a Ash no le gustaría ver así a sus amigos, ¿cierto?

— Estoy segura de que ambos están bien— Dijo de pronto Serena que estaba sentada al frente de las chicas, una sonrisa adornaba su rostro.

— Por supuesto que lo están —Apoyo Clemont — Ash tiene a sus pokémon y conoce esta región ¿no?

—Es cierto—susurró May cerrando sus ojos y respirando más tranquila.

— Y Alain sabe cómo arreglárselas con su Charizard—Acotó Steven mirando a la peli-roja que elevo la vista con preocupación.

— Supongo que si—Mairin curvó los labios en una sonrisa dulce— Pero… —La joven rodeo con sus brazos la caja y su estómago colocando una mueca de disgusto—… Tengo un mal presentimiento…

El ánimo volvió a ponerse tenso, por un segundo casi podían ver las cosas mejor. May poso su mano sobre la cabeza de Mairin acariciándola, la joven le miro enseguida y tras ver la maternal sonrisa que le regalaba la castaña relajo los músculos del rostro.

Un remesón azoto el helicóptero en el que viajaban, el susto asomo por los ojos del grupo que se miraron entre sé esperando alguna razón para ese brusco movimiento, la caja que Mairin tenía entre sus brazos fue a parar a los pies de Serena con otro azote a la máquina, Steven se sacó el cinturón y corrió hacia la cabina del piloto.

— Estamos perdiendo altura— señalo Clemont mirando por una de las ventanas. En efecto, descendían a una velocidad preocupante.

…………………………………………………………………………………………….

— ¡Profesor Cosmo! — Grito una vez entro a la casa que extrañamente tenía la puerta abierta.

Brendan, hijo del profesor Birch, había viajado a pueblo pardal luego de la partida de Clemont, habían llegado a una conclusión sobre cierto doble equipo de malhechores que antes rondaban Hoenn, y asumieron que ellos tendrían mucho que ver con todo lo que estaba pasando.

O eso decía el profesor Ciprés cuando Brendan apuntaba a Kalos como la responsable. Ahora él y el profesor estaban en ese pequeño pueblo a las faldas del monte cenizo para hablar con uno de los mejores investigadores de Hoenn, además de pertenecer a la elite de la federación científica de Hoenn.

— Tal parece que no se encuentra — Apunto el profesor Ciprés entrando a la casa.

—《Gracias, Capitán obvio》— Pensó Brendan ante el comentario de su acompañante, se sacó su gorra para despeinar su cabello y pasear la mirada por el lugar, podía sentir el olor a investigación dentro; las pilas de papeles en todos lados, las cajas con archivos y estudios en las esquinas, su cama a medio hacer, las tazas de café en el escritorio.

— Igual a su padre... — Sonrió el profesor al ver aquella acción, la manera en que Brendan despeinaba su cabello era idéntica a esa manía que tenía el profesor Birch.

— Tristana, ¿Estás aquí? —pregunto abriendo paso a través de la habitación central de la pequeña casa.

— Iré a revisar fuera — Dijo el profesor al notar la puerta del patio al fondo del cuarto.

— Espere iré yo — se apresuró a decir Brendan colocándose nuevamente su gorra, — sabe que si le ven llamara la atención.

— Ah... lo siento — Rio el profesor ante el regaño de ese niño.

— Solo revise los otros cuartos — Continuo el entrenador saliendo por la puerta, al ver el patio lo primero en que se fijo fue en el césped que tenía un extraño todo de gris sobre si, paso su mano sobre la hierba y al observarla olio el hollín.

— ¿Ceniza? — Se preguntó, elevo su mirada hacia el volcán notando que el humo que sobresalía por él era oscuro y se esparcía hacia el pueblo llenándolo de ceniza. — Esto es malo.

Se dio media vuelta para entrar en la casa. Por lo visto el profesor Cosmo no estaba por ahí y es desde unas semanas como mínimo, enzima su asistente tampoco daba luces de aparecer.

— Profesor, las cosas están pasando más rápido…—Miro en la sala de estar pero no encontró rastro del hombre— ¿Profesor Ciprés?

— Brendan—El profesor Ciprés apareció de detrás de una de las habitaciones— ¿Encontraste algo interesante?

— Ceniza, al parecer la actividad del volcán es más rápida de lo que calculamos—Continuo hablando enseñándole sus dedos manchados de hollín— Estamos cortos de tiempo.

—Eso parece, pero mira, seguramente Clemont ya le haya contado a Ash— Aseguró el hombre con aire desinteresado— Ya, volvamos a Malvalona tengo que hacer unas investigaciones.

— Muy bien— Contestó Brendan saliendo de la casa.

El profesor Ciprés se quedó unos segundos dentro metiendo un archivo entre sus ropas ocultándolo del chico, en cuando lo doblo y dejo escondido entre su camisa y pantalón salió cerrando la puerta de la pequeña casa.

………………..

— Max, Bonnie, Vayan ustedes adelantándose a Petalia—Les dijo Iris, a puertas del recinto público, ambos se le quedaron mirando confundidos.

— ¿A dónde vas a ir? — Se atrevió a preguntar Bonnie.

— Solo quiero asegurarme de algo— evadió Iris alejándose del par— No me esperen— y hecho a correr a toda prisa. Max observó como la chica se iba directo al bosque, ¿Qué tendría que hacer allí?, sin duda ante sus ojos Iris era sospechosa.

— ¿Entonces? —Suspiró Bonnie cruzándose de brazos, luego miro de reojo a Max— ¿Nos vamos o investigamos que rayos está pasando aquí?

— Pues… — El chico se rascó detrás de la cabeza dudando— ¿Hacemos ambos? —Sonrió con eso último provocando una sonrisa cómplice de la joven.

— ¡Si! — Celebro Bonnie dando un salto y estirando sus brazos hacia el cielo. Max rio con eso y ambos comenzaron a caminar por el pueblo y hacer un par de preguntas.

…………………………………….

Corría con todas sus fuerzas por el bosque que rodeaba a Verdegal, las cosas se estaban agravando demasiado, necesitaba contactar con ella, ¿Qué estaba pasando? ¿Por qué volvía a su cabeza ese poema?, o peor… ¿Por qué tenía este mal presentimiento?

— Esto va de mal en peor… —Susurró una vez se cansó de correr, posó su cuerpo en un árbol cercano, suspiro cansada.

De su pokéball salió su Fraxure, había sentido lo acelerado del corazón, su preocupación, su angustia… Las lágrimas.

— Deberías estar dentro de tu pokéball— Sollozó mordiendo su labio inferior, su pokémon se acercó a ella apoyando su cabeza para consolarla.

El no entendía que pasaba, pero no le gustaba verla así.

— Lo siento Fraxure— Susurró cayendo de rodillas, abrazando a su amigo.

Seguía sin entender, así que solo le correspondió el abrazo. Los sollozos de Iris fueron ahogados en su garganta con amargura.

………………………………………

— Y... sobre los rumores —Pregunto Iris algo nerviosa, Cilan le miro con una pequeña sonrisa en su rostro.

— Son ciertos — respondió cerrando sus ojos manteniendo su expresión calmada. Ella frunció el ceño disgustada.

— ¿Por qué? — se limitó a preguntar.

— Queremos viajar, conocer las otras regiones, cumplir sueños personales — respondió con aires poéticos y expresivos.

—No entiendo — comento Iris mirando el tenedor que tenía entre sus dedos balanceándolo entre ellos.

— Es sencillo Iris — dijo para calmar a la joven — Dejaremos el puesto de gimnasio y nos iremos de Teselia.

— No es eso —Se atrevió a decir a regañadientes — ¿No te gusta ser líder?, ¿No te gusta Teselia?

Él le miro algo sorprendido, trataba de leer entre líneas pero ella siempre le era difícil de comprender con tan solo un vistazo superficial.

— Ya no importa nada de eso — hablo acomodándose en la silla — Ahora hay algo que me llama a viajar...

— Es por Ash — Interrumpió ella dejando el tenedor sobre la mesa y fijando sus ojos castaño-Ámbar sobre los del otro — Cuando nos contó sobre sus aventuras tu parecías muy emocionado y curioso por esos lugares.

— Tal vez — Rio ante la perspicacia de ella.

— Mucha suerte — Soltó Iris entristeciendo su tono de voz.

—No creo que sea pronto— rio de nuevo, pero el semblante sombrío de ella le disgustó— No me iré sin avisarte — Hablo guiñándole un ojo a la chica — I promise you

— Como si me interesara— Contesto reprimiendo un sonrojo por la voz y la insinuación del muchacho. Cilan soltó una risa ante aquella actitud tan propia.

……………………………………………………….

El hidro bomba se estrelló a solo unos metros de su posición, por suerte su agilidad le salvó de ese daño, giro el rostro hacia la entrenadora que lo había ordenado. Una sonrisa coqueta adornaba el rostro de ella, ¿Acaso estaba loca?, Alain frunció el ceño.

— Garra dragón — Ordeno a su Charizard, sus garras se iluminaron atacando hacia ese molesto Azumarril, pero el placaje de dos Marril desvió el ataque estrellando al pokémon de fuego contra los árboles.

— Vamos, ya ríndete ♡ — Rio la comandante, avanzo unos pasos hacia el chico que de inmediato corrió hacia su pokémon

Esto era ridículo, eran muchos reclutas con pokémon tipo agua que solo le hacían fallar sus ataques, Charizard estaba cansándose más de lo habitual, ¿Que debía hacer? No tenía más pokémon a su disposición, y ellos parecían multiplicarse cada vez que vencía a uno.

Sin duda era ridículo, y más ridículo aún era ese extraño alivio que sentía de haber dejado a Mairin en ese pueblo, aquí ella solo correría peligro.

— Vamos amigo — Dijo Alain a su pokémon para animarle — Si no volvemos preocuparemos a Mairin

El Charizard gruño en respuesta y se levantó a duras penas, tomo una bocarada de aire dispuesto a continuar combatiendo. No se permitiría ver el rostro de ella preocupado o triste, y Alain tampoco. Por eso ambos retomaron sus posiciones de combate.

— Esto ya no es divertido — Gruño la mujer apretando los puños.

— ¡Lo destrozare! —Grito el otro ordenando un torbellino a su sharpedo.

— súper sónico — dijeron un grupo de reclutas con Zubats y golbat de pokémon.

El torbellino fue impulsado y acelerado por los súper sónicos agravando su poder, apuntaba directamente a Alain y su pokémon, pero una sonrisa permaneció en los labios del chico.

— Yo no vine a entretenerlos — Musito con tranquilidad — ¡Ala de acero! — Grito en el momento en que los ataques estaban a solo metros de él.

Las alas de Charizard se iluminaron de inmediato y cubrieron el cuerpo de su entrenador bloqueando el ataque, al abrir las alas hicieron un efecto rebosante y el Súper torbellino sónico se devolvió hacia el grupo provocando una explosión que cegó y derribo a gran parte de los reclutas.

— Muy listo~ ♡— susurro la comandante de larga cabellera, que en el último segundo se había resguardado del contra ataque, giro su rostro hacia donde el joven entrenador estaba — Vaya... ya se fue~ ♡

Se cruzó de brazos, afirmándose de un árbol cercano, sin poder evitar reír ante la lamentable y patética escena de su compañero derrotado.

— Un chico interesante como pocos ♡ — Dijo al aire recordando la Key Stone y la Mega Piedra que poseían, Entrenador y pokémon — Al jefe le gustara saber sobre esto ♡

..............................................

— Mira Charizard — hablo una vocecita dulce y alegre —Prueba que tal estos pokepuffs

— Mairin— Le regaño el entrenador

— Solo serán unos pocos — rogo ella haciendo un mohín.

— Muy bien — Suspiro resignado.

Charizard abrió su boca aceptando el bocadillo de la entrenadora; un sabor amargo inundo sus papilas gustativas seguido de un escalofrío en su espina dorsal, sus facciones se arrugaron y sus ojos brillaron

— ¿Quedo bien? — pregunto la entrenadora dudosa.

— Chaar~ — Gruño de felicidad el pokémon tipo fuego desde la ventana.

— Oh~ Me alegra tanto — Sonrió Mairin acariciándolo en la cabeza.

— Mairin — Gruño Alain desde el sillón que convenientemente estaba ahí, ella le miro al instante— No cocines con el cabello suelto — Continuo parándose de su puesto acercándose a la nombrada.

Se puso detrás de ella tomando la liga que estaba en la punta del pelo de la joven, rodeó con sus dedos su cabello alzándolo en una coleta alta, lo amarro y ajusto de manera cómoda. Luego bajo la vista hasta el moño que del delantal que estaba amarrado de cualquier forma, suspiro resignado, ella era un desastre a veces; desarmó el nudo volviendo a amarrarlo en un moño ajustándolo a la figura.

— Listo — dijo él retirándose hacia su sillón, al pasar por la ventana sintió como su Charizard le miraba sospechoso, por el rabillo del ojo le observó ¿Qué clase de mirada era esa?

Continuo hasta el sofá ignorando aquella mirada de su pokémon, desplomó su cuerpo en los cojines mirando el suelo.

— Gracias Alain — Agradeció Mairin atrayendo la mirada sería del chico.

— de nada... —Logró decir el en cuanto la observó a cuerpo completo.

A pesar de ser pequeña de estatura con la ropa que traía ahora le daba un aire muy juvenil y extrañamente coqueto, el delantal se le ajustaba a su delgada cintura, el cabello amarrado en una coleta alta le hacía lucir como adolecen te, las manchas de harina y otros ingredientes entre su rostro y ropa le daban ese toque de torpeza extrañamente encantador. Acompañado de esa risa juguetona que resonaba en su cabeza, mientras acariciaba la cabeza de Charizard.

Repentinamente comenzó a toser.

— Eh, ¿Alain? — Pregunto Mairin mirándole extrañada.

Limpio la comisura de sus labios por la saliva que había soltado, respiro para tranquilizar su respiración y poder hablar.

— N-No es nada, solo me trapique con mi propia saliva—Contesto veloz, para calmar sospechar, aunque Mairin pareció convencida, su Charizard y Chespy se miraban como cómplices.

A esos dos no podía engañarlos tan fácil, seguro que pensaban en alguna tontería sobre su exagerada reacción. Pero debía admitir que no estaban tan alejados de la realidad. Solo en el caso de que el par de pokémon pensara que se había embobado mirando a Mairin cocinar tan concentrada. Pero eso no era posible, por lo menos Alain no se permitía aceptar aquello.

………………………………………………………………………..

— ¡Alain!

Escuchó a lo lejos, era su voz…

¿Qué hacía aquí?, era imposible porque la había dejado en Verdegal, además no se llegaba al monte cenizo muy fácil. A duras penas abrió sus ojos, solo podía ver árboles y arbustos cubiertos de ceniza, ¿Por qué estaba tirado en el suelo?, ah, claro, un ataque los alcanzó, al parecer no se había librado de todos esos locos del Team Aqua, unos se habían salvado.

Charizard permanecía desmayado, había sido un potente ataque tipo agua, y él estaba cansado, demasiado como para usar la mega-evolución, o como para permanecer más tiempo en combate. La retirada estratégica había sido una buena idea.

¡Alain!

Volvió a escuchar, su mente le estaba engañando, era imposible que ella estuviera por aquí, además, no sabría dónde encontrarlo, y ella no sería tan temeraria como para ir hacia un volcán con peligro de erupción solo para ver si estaba él aquí, ¿Cierto?

¡Alain, responde!

Otra vez, pero más claro que antes, movió como pudo su rostro rozándolo contra la tierra y el hollín del suelo, Charizard parecía estar bien, su flama estaba normal, solo estaba cansado. Apoyó sus codos en el suelo y tomo una gran bocarada de aire.

— ¡Mairin! —Gritó soltando todo el aire de sus pulmones, si ella efectivamente estaba por ahí acudiría a él.

Claro, si es que el golpe y la caída no habían alterado sus sentidos junto con su cordura, y solo era una mala pasada por culpa, culpa de haberla dejado allá y venir solo por su sentido de ser más fuerte y no dejarse vencer por un simple aspirante a entrenador como lo era ese Ash.

¿Era idiota?, la razón más infantil que había formulado en su cabeza, no había meditado su abrupta partida, sin pistas exactas, sin un mapa mental del terreno, solo intuición y un sentido de la competencia.

Sus brazos cedieron, su rostro estuvo a centímetros de estrellarse contra el suelo, le dolía todo el cuerpo, el dolor en su hombro volvió a palpitar como un tambor en marcha. Los arbustos a su alrededor se agitaron, giró su rostro esperando que no fuesen los del Team Aqua, o alguien peor.

Su cuerpo cedió ante el dolor, se desplomó en el suelo a cuerpo muerto, los arbustos se apartaron y una figura se asomó entre ellos, no distinguió sus facciones, ni su altura, ni su figura, ni si quiera pudo escuchar el tono de su voz antes de que todo se volviera negro.

— ¿Alain? ¡ALAIN!

…………………………………………………

— Alain— escuchó de pronto, tan claro, tan cerca, abrió sus ojos de golpe encontrándose con los ojos color miel de la dueña— Oye, que ya debemos ir marchando.

— ¿Mairin? —Preguntó solo para confirmar sus alucinaciones ella asintió sin entender— ¡Por qué viniste aquí! —Le regaño alzando la voz preocupado.

— ¿Ah? — Se quejó ella cruzándose de brazos enojada— Pero si viajo contigo.

— No tenías que venir al monte cenizo, ¿Sabes lo peligroso que es?

— ¿Monte cenizo? —Se cuestionó arrugando su frente, — Alain no sé dónde queda eso

El chico le miró unos segundos, en verdad ella no sabía de qué demonios estaba hablando, miro a su alrededor y no parecía algún lugar de Hoenn, ¿Dónde estaba?

— Creo que deberías dormir más— Rio ella ante la mirada de desconcierto que tenia él— mucho entrenar te cansa mucho la cabeza, duerme.

— No— contesto y fijó su mirada en la joven que le miraba preocupada— Estoy bien.

— Ya… —Mairin no se creyó esa afirmación, era como si tratara de convencerse a sí mismo con eso, y no estaba como siempre. — Enserio, duérmete

— ¿Dónde estamos? —Preguntó, preocupando aún más a Mairin.

— Me estas asustando— contestó colocando su mano en la frente el chico, aunque todo estaba normal. — En Kalos, Alain vamos en dirección a…

— Gracias— Alain cerró sus ojos, ella le miró confundida, ese gracias no iba dirigido a ella, sonó más como una plegaria.

Alain retiró la mano de la joven de su frente y se levantó de la cama, no parecía haber dormido mucho, más era como una siesta de la tarde, se colocó su chaqueta y acomodó su bufanda alrededor de su cuello, era extraño que tomaran una siesta, pero ahora ultimo estaban viajando grandes distancias sin parar a acampar.

Avanzaron por el pasillo, se despidieron de la enfermera de turno, y emprendieron su viaje como siempre, el Chespy de Mairin gruño algo a su entrenadora como si fuese un secreto, algo que no quería decircdlo a Alain.

— Ah— expresó parando de caminar, el chico se giro para preguntar pero en cuanto vio a la joven enmudeció. — Lo siento Alain

Mairin parecía extraña, el color de su piel, cabello y ropa estaba opaco, Chespy a su lado con un rostro sombrío le miraba.

— ¿Mairin? —logró decir acercándose a la chica, pero sus rodillas cedieron frente a ella. El cielo se volvió gris y un manto de ceniza volcánica comenzó a caer s su alrededor, volviendo más opaca a Mairin.

Esto no es real…—Dijo su voz con tristeza, Chespy a no estaba a su lado, y ella estaba afligida, dolida.

Trato de gritar su nombre, pero fue en vano, no salía sonido de su boca, ni aire de sus pulmones, sus rodillas no parecían responderle y el cuerpo comenzó a enfriarse, la ceniza se volvió más pesada obstaculizando su vista de ella.

Lo siento Alain, pero… — Indicó, ahogando un sollozo— No nos veremos en un tiempo…

……………………….

Lo único que pudo escuchar eran los zapatos resonando en el frio piso de metal, el cuerpo de un hombre seguramente, pues la distancia del sonido de sus zapatos le daba a entender que eran pasos largos y pesados, además del carraspeo que hiso al entrar, grave y robusto sonido.

Los pasos se detuvieron frente a él, la presencia y el calor de ese sujeto se acercó demasiado para su gusto, el aliento a menta y tabaco inundo sus fosas nasales y termino por arrugar su nariz.

— Bien— dijo la voz con malicia— ¿Ya está listo para hablar, Profesor?

La risa instantánea y cansada salió de sus labios como respuesta. El hombre se alejó de pronto, disgustado seguramente, los pasos volvieron a resonar en la sala, un carro de metal con implementos fue empujado con rabia estrellando contra la pared de metal.

— ¡Deja de hacerte el valiente! —Gruño la voz, sus pasos se detuvieron a su derecha y su aliento se estrelló contra su rostro, otra vez muy cerca.

Una sonrisa se asomó por sus labios, no estaba dispuesto a contar nada de su investigación, ni de sus ayudantes. Nada de lo que le preguntaban les respondería, aunque le mataran.

— ¡Birch! —Grito con rabia el sujeto sacando de un jalón la venda de sus ojos junto a una buena cachetada en su cien.

— Pierdes tu tiempo—Susurró levantando la vista con gracia, las facciones del sujeto se endurecieron.

— ¡Mierda!, deberíamos matarlo e ir por su maldito hijo—Gruño gritándole a una pared, seguramente el resto de cabecillas estaba detrás de ese espejo.

Miro a su alrededor examinando salidas, otros dos enorme hombres estaban en las esquinas solo mirando, sin expresión en sus rostros.

— Oye, oye— Rio el profesor, — Mi hijo no sabe nada, es otra pérdida de tiempo.

— ¡Cierra tu boca! — Aulló como perro con malas pulgas.

Una luz roja se alumbró en una esquina de la habitación y el sujeto, maldiciendo, se fue. ¿Había acabado su tiempo?, la puerta de la derecha se había abierto dejando pasar a una figura delgada y curvilínea, balanceaba su cintura con elegancia y su cabello de un negro azabache estaba amarrado en una coleta baja.

— Profesor—Saludo curvando sus labios rojos en una sonrisa extraña— Juguemos.

.....................................................................................
Esa no la veian venir(?? okya xD
uff, que cosas estan pasando, ¿Y Ash? que habra pasado con ese.... Pero bueno aquí esta el capitulo de esta semana~!
nos leemos en dos semanas más o si tienen suerte y mi bloqueos e larga de mi cabeza en una semana xD

Preguntas:
¿Quienes serán los que tienen secuestrado al profesor birch?
¿qué ocultaba el profesor Ciprés de Brendan?
¿Que debia contarle Clemont a Ash?
¿Donde irán a parar Bonnie y Max?
¿Iris sabe algo que no le ha dicho ni a su pokémon? ¿que le tiene tan angustiada?
¿que habra pasado con Cilan?
¿Que se fumó Alain?(???

Capítulo 25: ¡Nueva compañera se nos une!: ¿Precedente del desastre?
 

Darkdan

Aura Warrior
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
456
Ubicación
montaña plateada entre kanto y johto...
Offline
Hola Nathy que bien que actulizaste, ojala tu bloqueo se vaya para nunca volver.
Bien esta ocación no salio Ash, pero si vimos a Alain, que por cierto creo se se paso por un matorral de hierbas y no precisamente revivir jejeje, creo que recibió mas daño del que pensó.
por otro lado Max y Bonie andan jugando a los detectives ya que Iris salió mas irresposable que Serena y los dejo solos, mmmm ¿ habrá max x bonie ;p ok no, pero debe haber una muy biena razón para que Iris se fuera asi.
lo de Cylan... bueno no se pero se me ocurrio una loca idea que fuera él que... bien mejor espero a leer mas porque creo que pense de mas.
En cuanto al profesor Birtch creo que no fueron los magma ni aquas sino alguien talvez de Kalos.

en fin me despido nos leemos luego
 
Última edición:
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
Creo q me olvide de comentar ups , muy buena continuación, cada vez hay más misterios y menos respuestas D: lo que me intriga es quien tendrá secuestrado al profesor Birch, pobre lo harán sufrir. Mega-charizard Y ya esta cerca, lo huelo. Por otro lado Alain se ha fumado una de las buenas xD
Espero que tu bloqueo de escritora ya no siga, fuerzas, eres una buena escritora y muchos de nosotros esperamos mas de tus escritos. Espero la actualización y no olvides que tus seguidores siempre te están apoyando, así que a seguir escribiendo :D
 

mimi_sakura🌸

Dama Oscura
Registrado
19 Mar 2007
Mensajes
895
Offline
Oh my God cada capitulo se pone mas buenisimo. Y no me esperaba que en verdad me encantara el marison como pareja y sabes sin duda me has dejado como una fiel fan de esa pareja como el advance q le soy fiel hasta la muerte :-D
(bueno ya tengo dos parejas de pokemon favoritas)


me pregunto ¿que paso con ash? ya espero con ansias que may se encuentre con el

te comprendo con lps bloqueos suele sucederme, algun día espero escribir un advance o.marison juntos o separados como lo haces tu.


vale. me despido esperando el proximo capítulo :-P :-D
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
Renaciendo de las cenizas aparece un ser repugnantemente atrasado, adormecido como si un zombi se levantara de su tumba para cobrar algo que no completo en vida y trata de hacerlo ahora que es un burdo y simple cadáver errante en la tierra de escritores puntuales y con inspiración suficiente para escribir un buen capitulo para sus lectores; ella, la que se atrasada aun mes para un capitulo; ella, la que no ve XY pero está escribiendo desde su generación(?; ella, la que está haciendo esta introducción tan estúpida por que quiere tipear palabras de más en algún lado y se ha comido un montón de tildes que le da flojera revisar aunque lo meta a un word y este los corrija en segundos; ella,... okya.

Eh vuelto, finalmente estoy aquí con un capitulo donde ¡Aparecerá Ash! wiii(?

Hola Nathy que bien que actulizaste, ojala tu bloqueo se vaya para nunca volver.
Bien esta ocación no salio Ash, pero si vimos a Alain, que por cierto creo se se paso por un matorral de hierbas y no precisamente revivir jejeje, creo que recibió mas daño del que pensó.
por otro lado Max y Bonie andan jugando a los detectives ya que Iris salió mas irresposable que Serena y los dejo solos, mmmm ¿ habrá max x bonie ;p ok no, pero debe haber una muy biena razón para que Iris se fuera asi.
lo de Cylan... bueno no se pero se me ocurrio una loca idea que fuera él que... bien mejor espero a leer mas porque creo que pense de mas.
En cuanto al profesor Birtch creo que no fueron los magma ni aquas sino alguien talvez de Kalos.

en fin me despido nos leemos luego
Ojalá se vaya luego, pero parece que se acomodó en mi casa u.u
No sé que clase de hierbas hay en el monte cenizo, en cualquier caso yo quiero un poco xD veremos que pasa y que onda ese sueño... tal vez xDD
Son un par de adolecentes en el mundo pokémon ¿Qué malo les puede pasar?, ten cuidado que estas haciendo una comparación desde un punto de vista bastante superficial, mira bien el por qué Serena dejó a Bonnie y el por qué Iris dejo a Bonnie y Max, ojo~ y lo de MaxBonnie depende de como se vaya dando su relación ahora que estan de detectives por ahí, en cualquier caso no aseguro nada...
Oye que quiero saber sus teorias sobre estas cosas, Cilan tiene relevancia, así que mantenganlo en mente y esa connversación que tubo con Iris bueno me cayo ya que no me cuantas tu yo no diré nada (?
Tal vez, puede que sí sean de Magma o aqua, o puede que sean de otro lado, ya sabes Kalos, Unnova, Johto, Kanto... ¿Me falta alguna?
Gracias por comentar~! y espero que te guste este capítulo!


Creo q me olvide de comentar ups , muy buena continuación, cada vez hay más misterios y menos respuestas D: lo que me intriga es quien tendrá secuestrado al profesor Birch, pobre lo harán sufrir. Mega-charizard Y ya esta cerca, lo huelo. Por otro lado Alain se ha fumado una de las buenas xD
Espero que tu bloqueo de escritora ya no siga, fuerzas, eres una buena escritora y muchos de nosotros esperamos mas de tus escritos. Espero la actualización y no olvides que tus seguidores siempre te están apoyando, así que a seguir escribiendo :D
Oh descuida mientras comentes de vez en cuando yo seré feliz <3
Siento eso prometo responder algo... no, mejor no prometo nada xD
Insisto que Alain guarde un poco para mi xD imagina que cosas escribiría con una de esas!
M-M-Muchas gracias, yo tambien quiero que se vaya muy lejos de mi vida~

Oh my God cada capitulo se pone mas buenisimo. Y no me esperaba que en verdad me encantara el marison como pareja y sabes sin duda me has dejado como una fiel fan de esa pareja como el advance q le soy fiel hasta la muerte :-D
(bueno ya tengo dos parejas de pokemon favoritas)


me pregunto ¿que paso con ash? ya espero con ansias que may se encuentre con el

te comprendo con los bloqueos suele sucederme, algun día espero escribir un advance o.marison juntos o separados como lo haces tu.


vale. me despido esperando el próximo capítulo :p :-D
¡Que seas fan del MArissonshipping me hace muy feliz! significa que estoy cumpliendo con mi cometido en este foro, ¡MArissonshipping cannon y gobernando el mundo! (? (Eso es bueno, mas variedad a la hora de fangirlear y de leer xD)

Si será un encuentro memorable para este par, te lo aseguro.

Yo estaré gustosa de leer si lo escribes juntos o separados, espero que sea en un futuro cercano! tendrás ahí mi comentario y un me gusta ademas de compartirlo en todos lados(? okya xDD




Capítulo 25: ¡Nueva compañera se nos une!: ¿Precedente del desastre?

Sentía un manto de ceniza sobre su rostro, tibio, cálido, solitario, removió su cuerpo provocando que el dolor de su hombro comenzara a palpitar de nuevo, se quejó en un gruñido bajo, solo para abrir los ojos y encontrarse con el cielo cubierto por un manto de humo negro, además de las copas grises de los árboles a su alrededor, giro su vista para recordar donde estaba. Trato de levantarse del suelo, pero una mano le detuvo obligándole a recostarse completo, su cabeza cayó sobre una mochila que mantenía un poco del aroma de Mairin.

Giro su rostro solo para encontrarse con un Kirlia que permanecía quieta y expectante a su persona, sus hipnotizates ojos rojos le obligaron a quedarse quiero y recostado en el suelo. ¿Dé donde había salido ese Kirlia?

Volvió a mirar al cielo, el dolor de su hombro se iba calmando mientras escuchaba la respiración tranquila de ese pokémon, era extrañamente familiar, puso su brazo sobre su frente notando la venda sobre esta. Así que de verdad estaba herido y el golpe en la cabeza explicaba ese extraño sueño.

Tal vez el recuerdo de los tranquilos días en que viajaba con Mairin por Kalos antes de su viaje a esta región había ayudado mucho a esa alucinación. Se refregó el rostro con su brazo bueno solo para despejar su cabeza.

¿Había sido débil mentalmente? ¿Su inconsciente estaba tan preocupado por ella?

Los rojizos ojos de Kirlia se posaron sobre él, pestañearon un par de veces hasta que Alain le devolvió la mirada, una mueca se mostró en el rostro del entrenador al notar que por loco que le pareciera ese Kirlia entendía su pensamiento, es más parecía ella la causante de tal alucinación.

¿Había sido una premonición?

Los arbustos se movieron muy cerca de él, tensó su rostro y músculos, podía ser uno de esos reclutas, o un pokémon salvaje, se sentó esperando que fuese un enemigo dispuesto a atacarle, pero Kirlia no se movió de su posición y con su mano volvió a tumbar al chico en el suelo. Estaba seguro que escucho un gruñido de cansancio por lo mismo.

¿Un pokémon le estaba tratando como un niño?

De entre los arbustos apareció una joven de cabello largo y castaño claro, tenía hojas y cenizas en gran parte de su ropa y traía un balde con agua, en cuanto cruzo su mirada con la de Alain se tensó de inmediato, no había notado lo afilada que podía ser su mirada.

¿Cómo es que Mairin viajaba con un chico así?

— Veo que ya despertaste— Dijo animada Serena, simulando su nerviosismo, se acercó con el balde en mano dejándolo al lado de Kirlia, — ¿Cómo te sientes?

Alain le miro unos segundos ahí recostado en el suelo, frunció el ceño entrecerrando los ojos, al final los cerró suspirando.

— ¿Quién eres tú? —Preguntó volviendo a mirarle, el rostro de Serena se tensó, no sabía bien que contestar, ¿Podría ser ese golpe en la cabeza más grave de lo que pensaron?

— Yo… S-soy Serena— Respondió a duras penas, él movió su rostro tratando de recordar.

— ¿Eres algo de Ash? — trato de recordarla, pero solo se le venía a la mente May, pues contra ella había combatido, excelente batalla por cierto. La joven asintió sonrojándose un poco por la denominación.

A-amiga… —Susurró como respuesta, moviendo sus rodillas por el nerviosismo.

— ¿Dónde está Mairin? —Preguntó dejando escapar un suspiro, sin tomarle real importancia a su actitud.

— Fue a buscar ayuda junto a Charizard— Contestó tratando de olvidar su nerviosismo, la mirada afilada de Alain le hiso temblar de nuevo— E-ella insistió en ir y dejarme a mí a cargo, trate de que se quedara…

—Esa chiquilla… —Susurró Alain ocultando una sonrisa, casi podía imaginar a Mairin ordenando que se quedara, montando a Charizard e ir en busca de ayuda, estaba casi seguro que cuando volviera ella le regañaría, estaría tan preocupada.

— ¿Desde cuándo se conocen? — Preguntó Serena, recordando la reacción de la joven al ver a Alain ahí desmayado y con esas heridas, parecía preocuparse mucho por el entrenador a pesar de la personalidad distante que emanaba ese chico, Alain le miro unos segundos.

— Desde hace un tiempo, meses tal vez, no estoy seguro— contestó recordando el momento en que hablaron por primera vez. — Pero no es como si viajáramos juntos desde el principio, ella me siguió y me tuve que acostumbrar a su ruidosa presencia.

— Ya veo— hablo serena, una débil sonrisa se formó en su rostro.

Mairin había perseguido a Alain, eso le recordaba un poco a ella, pues había perseguido a Ash por haberlo visto en la televisión y reconocerlo como aquel chico que conoció en el campamento Oak.

……………………………………

La tarde se estaba haciendo presente, el sol ya no estaba en su máximo punto, aun así sus rayos molestaban en aquel claro del bosque, ella reunía algunas frutas y objetos que seguramente necesitaría para su viaje.

Miro al cielo esperando ver algo que le indicara que su viaje sería innecesario, pero el humo del monte cenizo solo le reafirmaba lo importante que era. Soltó un suspiro para dejar todas sus dudas fuera de su cabeza, Miro a su compañero Fraxure que le esperaba tranquilo, le sonrió.

— Será un largo viaje amigo—Le dijo con ternura, acariciando su cabeza— Espero hacer lo correcto…—susurró para sí misma.

Sacó a Altaria de su pokéball para darle una última orden como su entrenadora, le amarró un bolso alrededor de su cuello con una carta en él y su pokéball.

— Perdóname Altaria—Le susurró abrazándola— Pero este es el final para nosotras— Se separó de su pokémon para mirarle a los ojos.

<< Yo ya lo sabía >> Escuchó desde el corazón de aquel pokémon, restregó su rostro en el cuello emplumado del ave como despedida.

Se separó de nuevo manteniendo la distancia y la compostura, dio una última mirada al pokémon tipo dragón, antes de que este desplegara sus alas para alzarle al vuelo lejos del bosque, las hojas a su alrededor se remecieron. Altaria se elevó hacia el cielo dando una última mirada a su antigua entrenadora hasta perderla por la distancia y los árboles que cubrían ese lado del bosque cerca de verdegal, tenía una misión, un objetivo preparado como orden final por parte de Iris; ahora era cumplir con lo cometido.

En cuanto Iris dejó de ver al Altaria fue cuando se permitió dejar escapar una lagrima, esperaba que no fuese la última vez que viera a ese pokémon, al igual que esperaba que su mensaje llegara a destino y que no tuviera que recurrir a la última instancia sobre aquel asunto…

¡No! Debía pensar positivo, debía mantener las esperanzas, ser fuerte por todos, golpeo su rostro con ambas palmas para despejar su mente de esas inseguridades, ¡Ella era Iris! ¡Futura Maestra dragón de Teselia! Y posiblemente ¡La mejor de todo el mundo!

— ¡Listo! — Exclamo animándose a si misma — ¿Estás listo Fraxure?

Puso al hombro su mochila y miró a su compañero pokémon con decisión, ¡Definitivamente completaría esto! El pokémon brincó con ánimos al ver así a Iris, las dudas y las inseguridades que antes atormentaban el corazón de la joven entrenadora se habían esfumado, se sentí un palpitar seguro, bondadoso y, sobre todo, fuerte.

Se pusieron en marcha al fin, el viaje era largo, el tiempo era poco, y lo que se avecinaba de una u otra manera era peligroso para todos…

…………………………………………………………………

Queridos Max y Bonnie:

Lamento con el alma haberlos dejado, pero sé que ustedes irán a Petalia por su cuenta, de todas formas y para asegurarme a mí y a sus hermanos esto, les dejo a cargo a mi Altaria que adora viajar a esa ciudad. Vayan a Petalia.

Yo debo irme urgente a cumplir con algo importante, pero no los llevaré por que puede ser arriesgado, y no, no me encontraran porque me aseguré de eso. Vayan a Petalia ahora.

¡Ah! Se me olvidaba algo muy importante, Vayan a Petalia AHORA.

Iris.

— ¡Esto es tan injusto! — Exclamó Bonnie moviendo sus brazos exageradamente para liberar tensión, casi una rabieta. Dedennde, enojado de igual manera, expulsaba chispas de sus mejillas.

— Supongo que nos quieren al margen de todo— Dijo Max terminando de leer la carta, miro al Altaria que estaba frente a ellos esperando cualquier orden, luego observo a la chica con un puchero clavado en el rostro.

— ¡Injusto! —Repitió ella con desgano, un gruñido de su Dedennde le hiso saber que le apoyaba al cien por ciento.

— Pues se tendrán que tragar sus palabras— Max arrugo la carta de Iris y la guardó en su bolsillo, también estaba molesto, ¡Él ya no era un niño! Es un entrenador pokémon, tiene su equipo y ha perdido como ha ganado batallas al igual que muchos entrenadores. — ¡Porqué estos niños ya no acataran ordenes!

Bonnie le miro expectante, y al cruzar miradas se conectaron, habían sido subestimados de la peor forma, no se dejarían vencer por sus hermanos mayores, ¡Ellos podían luchar! Sonrieron cómplices por las ideas que les venían a la cabeza, les demostrarían a todos que no eran niños que cuidar sino ¡Aliados para a batalla!

Aunque ellos no se enteraran ni de la mitad de lo que realmente estaba pasando.

— ¿Dónde creen que van ustedes dos? —Escucharon una voz masculina bastante grave y que solo Bonnie reconoció.

— ¿P-Profesor Ciprés? —Pregunto temerosa por el tono de regaño que había usado el hombre, ambos se giraron para ver exactamente al nombrado, el profesor ciprés estaba parado detrás de ellos junto al Altaria con su rostro serio y sus brazos bruzados sobre su pecho.

— Ahh… —ambos se miraron con duda en responder. Altaria graznó antes de sacar la carta de Iris del bolsillo de Max y entregárselo al profesor, el entrenador trató de alcanzar el trozo de papel antes de que llegara a las manos del hombre.

— ¡E-Espera!

Demasiado tarde.

El profesor le hecho una leía rápida a la carta y pudo distinguir la clara orden que se les daba al par de jóvenes, alzo una ceja antes de mirarles con intensión de regaño. Ellos bajaron la cabeza esperando un discurso sobre “Qué pasaría si les pasaba esto… y aquello” los típicos que se mandaban los adultos cuando se hacían con la verdad, pero no se esperaron lo que en realidad vino.

Una risa espontanea salió de los labios del profesor Ciprés que relajo sus hombros y el semblante antes de mirar divertido al par de muchachos.

— Se nota que serán grandes entrenadores en un futuro cercano—Dijo al final, ellos no comprendieron aquello, ¿dónde estaba el regaño?

— ¿Qué hace usted aquí profesor? —Se atrevió a preguntar Bonnie quien conocía mejor al hombre.

— Investigaciones— Respondió con simpleza para alzar la mirada hacia el cielo, más de medio día, seguramente ya sería las 6:00 de la tarde, un día agotador que pronto terminaría— ¿Y ustedes?

— Investigaciones— Respondieron al instante ambos con sonrisas inocentes, el profesor volvió a reír.

— Pues bien— dijo después de unos segundos alzando la carta de la entrenadora dragón— Supongo que será una investigación sobre cómo llegar a Petalia ¿No?

Ellos negaron y Bonnie hiso un puchero, volvió a susurrar un “es injusto”, que solo alcanzó a escuchar Max.

— Queremos saber que está pasando— Reclamó el entrenador, sorprendiendo tanto a Bonnie como el profesor.

— Yo también — Contestó con simpleza y melancolía.

El par de menores no supo cómo contestar o reclamar ante eso, ¿Había sido una forma de evadir el tema? O, realmente el profesor ¿No sabía lo que estaba pasando?

…………………………………………………………………………………………………..

Para cuando recobró la conciencia no podía sentir ni la mitad de su cuerpo, sentía un gran peso sobre su espalda y un punzante dolor en la cien, como si le hubiesen golpeado con una barra de metal.

Trato de recordar donde estaba, la oscura tela que había sobre sus ojos se lo impidió. Ah, claro, lo habían secuestrado hace unos días en Calagua. ¿Qué habría pasado con los chicos? Tal vez lo están buscando, o tal vez crean que estaba en una de sus expediciones a campo abierto.

Movió sus manos para verificar si estaban atadas, en efecto lo estaban al igual que sus piernas a las patas de la silla, sentía todo su cuerpo adolorido, sus músculos contraídos, y la comisura de sus labios hinchados.

Aquella bonita mujer era una sádica, estaba loca pero no había logrado sacarle información.

Aunque lo que había dicho antes de que perdiera el conocimiento lo des colocó un poco... ¿Era ese el fragmento del poema al dragón celestial?

.........................

— Debiste quedarte escondido niño —hablo coqueta la comandante del Team Magma, afilando la mirada hacia el chico.

— Lo que están haciendo está mal — contestó Ash, con el ceño fruncido y rechinando los dientes.

— ¿Eres la policía? ¿O un héroe acaso? — se burló ella sonriendo a la vez que sacaba su pokéball de su bolsillo.

— No, pero soy un entrenador pokémon y cualquier idiota se daría cuenta de que esto está mal — gruñó tomando de igual manera su pokéball.

— Oh, pequeño gusano, acabas de cometer tu segundo error — hablo amenazadora la mujer torciendo su sonrisa.

Ash retrocedió al instante, ajustando el agarre de su pokéball y respirando hondo. Si, se había metido donde no le llamaban, donde no debía, ¡Hubiera sido mejor quedarse oculto detrás de esa roca!, pero sería un cobarde si tratara de huir de aquello. Tenía un sentido de justicia y ese mismo sentido de justicia le habían impulsado a salir de ahí y enfrentar a esta organización que creía extinta.

— ¡Ya intentaron esto hace años! — Gritó furioso, a su lado pikachu gruño todo lo amenazador que puede ser un ratón eléctrico con ese tamaño. — ¡No les resultó, fracasaron! ¿Por qué lo hacen de nuevo? ¿Están dementes?

— ¡Calla! — Escupió la mujer, casi como un ladrido— ¡Mocoso, tú qué sabes!

— Esto no funcionará— Dio un paso adelante tratando de doblegarla, completamente inútil, pues ella parecía cegada por una orden.

— Nunca entenderás esto— Su actitud pareció cambiar de un segundo a otro, aquella sonrisa enmarcada en su rostro asustaba. — Eres un niño con sueños imposibles

Y en cuanto terminó de decir aquello Ash retrocedió, algo en esa voz le decía peligro. La mujer lanzó un Ninetales a batalla, sin esperar que el otro sacara a su pokémon le ordeno un lanzallamas. Un torrente de fuego emano del hocico del zorro viajando a gran velocidad hacia el entrenador que pasmado en su lugar veía venir aquel ataque hacia sí.

Un segundo más y quedaría carbonizado por ese lanzallamas, pero como buenos reflejos que tenía por tantas experiencias iguales, lo esquivo, quedando con el susto y el calor sofocante de ese casi golpe.

— ¡Estas loca! —Logró decir de la impresión, la risa instantánea de la comandante lo confirmó. ¡Era una maldita desquiciada!

— Un error tras otro niño— contestó ella cerrando los ojos. — Doble equipo

Varios Ninetales rodearon por completo a Ash y a Pikachu, con sus ojos brillando de tal manera que el mismísimo Giratina estaría asustado. El entrenador abrazó a Pikachu para protegerlo de cualquier ataque que pudiera lanzar ese zorro.

— ¡Vamos! —Grito ella dando un zapateo en el suelo ansiosa— ¡Saca a tu pokémon a la batalla!

Ash se lo pensó un segundo-raro en él- la mayoría de su equipo estaba cansado por enfrentarse antes a esos reclutas, aunque débiles, eran muchos. Otra opción era salir volando con Pidgeott pero si un ataque de fuego lo alcanzaba a pleno vuelo los tres saldrían heridos.

Era arriesgar o perder.

— ¿No vas a atacar? — Pregunto ofendida ella, el chico volteo a mirarle dudoso, molesto como si no tuviera salida— ¡Ra~yo confuso!

Los ojos de todos los Ninetales brillaron tétricos y atacaron a Pikachu que se ocultaba entre los brazos de Ash, salió a flote de manera brusca y su entrenador trato de alcanzarlo en vano, su mirada se dirigió hacia la comandante que mantenía una torcida sonrisa.

— ¡Suelta a Pikachu! —Le gritó, pero ella lanzó una carcajada, Pikachu gruñía y pataleaba tratando de zafarse del ataque psíquico pero fue inútil.

Parecía que de esta no saldría a menos que luchara.

Si tan solo no hubiera sido tan estúpido como para seguir a Alain hasta aquí solo, si estuviera con sus amigos habrían salido de ésta juntos, trabajando en equipo, como siempre lo hacía. Sin embargo ahora solo estaba él y su equipo pokémon dañado.

¿Debía pelear arriesgando a sus pokémon por su imprudencia?

……………………………………………………………………………………..

El teleférico estaba custodiado por unos reclutas del nuevo Team Magma, parecían fuertes aunque eran solo tres, pero no era tiempo de subestimar a ningún oponente.

May observó un poco más el volcán, humeante y amenazador, luego miro a los tres reclutas, apretó sus dientes impaciente.

Clemont, que estaba más atrás, tenía en mente el daño que recibió el helicóptero, ese golpe que los había desestabilizados hace rato no era accidental, ni una mala maniobra. ¡Definitivamente lo habían provocado!, pero ¿Quién? Y ¿Por qué?

— Tengo un plan— Dijo por fin Steven sonriendo de lado, ambos chicos se acercaron a él dispuestos a escucharlo— es simple, yo puedo detener a esos tres, ustedes subirán al teleférico y buscarán a Ash.

— Ya habíamos hablado de esto— Interrumpió May seria— si allá hay más reclutas que acá estaríamos en problemas o en defecto, si aparecen más reclutas acá estarías en problemas.

—Es cierto, está bien que seas el campeón de Hoenn pero eso no quiere decir que seas invencible— Acotó Clemont apoyando a la Coordinadora, la mirada con cierta molestia del hombre le hiso replantearse lo que había dicho— No, yo… me refiero a los números, si son muchos pues…

— Lo sé, y lo entiendo, pero tampoco podemos dejar a Ash ahí arriba ¿Cierto? —Les contra-argumentó con una cálida sonrisa.

El hecho de que fuese guapo no le daba el derecho a ser tan relajado con estas cosas.

— Esta bien— Suspiró May no muy convencida pero no veía otra forma— Pero, en cuanto acabes con ellos subes, te esperaremos unos minutos—Ordenó sin más.

— Me parece estupendo— Aceptó satisfecho con eso, Clemont no estaba seguro pero no le quedaba de otra.

A parte sabía que contradecir a una mujer en estas circunstancias era malo para cualquiera, sobre todo su esa mujer era tan terca como podía ser Ash y estaba seguro de que así era.

Contaron hasta tres mentalmente y se acercaron como turistas para no llamar la atención de muchos reclutas que seguro estarían por ahí, haciendo el tonto o algo peor. Los tres hombres que custodiaban la entrada al Teleférico los miraron alertas, uno de ellos les paró el paso con un grito:

—Alto ahí— y fue la señal de Steven para que sacara a su Metagross al ataque, el psíquico que ordeno segundos después lanzó al recluta lejos de la entrada.

Los dos retrocedieron asustados, pero no se retiraron pues sacaron a sus Golbat a batalla, además de llamar la atención de otros reclutas que rodeaban la zona.

Los pokémon lanzaron un tornado hacia el grupo, pero la protección de Metagross fue oportuno para rechazar el ataque doble, el campeón miro hacia los lados y un grupo de soldados del Team Magma se acercaba a ellos con intenciones de luchar.

— Se los dije— comentó May sacando a la batalla a Delcaty— ¡Ventisca!

Una fuerte ráfaga de viento frio frenó el avance de más pokémon y hombre a su posición. Clemont de igual forma sacó a Luxray ordenándole un Chispazo que dejo a rallá al otro par de reclutas que pretendían atacarles

El psíquico de Metagross sacó del camino al par de reclutas y sus Golbat para que ellos pudieran avanzar hasta a casetilla del Teleférico, Steven se quedó en la entrada dándole la espalda al escuchar como la pared de hielo formada por el Delcaty de May era destruida por un lanzallamas de un Slugma.

— ¿Steven? — cuestionó Clemont antes de entrar al edificio pequeño.

— Prosigan, yo los alcanzaré— Respondió antes de volver a ordenar un protección a su pokémon. El inventor asintió y seguido de Luxray, May y Delcaty entraron al teleférico al fin.

Una vez dentro, presionaron el botón para subir hacia el monte cenizo, un suspiro salió de ambos hermanos mayores que rieron un poco, algo de tranquilidad después de esa caída en helicóptero, el ataque de esos scarmorys salvajes y la separación del grupo.

— ¿Esa es Mairin? — Preguntó Clemont a la vez que se asomaba por la ventana del teleférico, May le siguió enfocando su mirada.

— Pero… está arriba de un Charizard… —Dudó ella, Delcaty y Luxray se asomaron de igual forma hacia la ventana.

— Alain tiene uno, ¿cierto? —Acotó Clemont después de unos segundos, la coordinadora asintió.

Tantas explosiones los tenían más… mucho más lentos de lo usual.

Un nya por parte del Delcaty hiso que ambos cayeran en cierto punto.

— ¿Y Serena? —Preguntó Clemont fijando mejor su mirada en ese Charizard.

Mairin se perdió entre los árboles y el humo del volcán, dejando con la pregunta sin respuesta que calmara esa ansiedad en el pecho de ambos hermanos mayores, por la situación en la que estaban, temían lo peor. El teleférico término de subir a paso lento y turístico el monte cenizo, casi podían ver otros reclutas en la cima, algunos de sus pokémon pero ni rastro del entrenador y su pikachu.

— Es extraño… —Comentó Clemont en un susurro— siento unas grandes ganas de… golpear a Ash una vez le vea sano y salvo…

May esbozó una sonrisa pequeña, el chico lo había dicho más para sí que para ella, aun así entendía el porqué de esa sensación.

— No eres el único…

Ambos se pusieron en cuclillas ocultando sus cuerpos en la puerta junto a sus pokémon, no tenían el factor sorpresa pero podían improvisar algo mientras esos reclutas estuviesen confundidos por ver el teleférico funcionando. Suspiraron para mantener la mente fría y en calma, se miraron segundos antes de que uno de los reclutas abriera la puerta y ellos ordenaran un simultáneo ataque rapidez.

Las estrellas empujaron al recluta y varios más curiosos muy lejos de los entrenadores quienes salieron rápido del teleférico, montaron a Delcaty y Luxray para ir en busca de Ash y regañarle cuando salieran del monte cenizo.

....................................................................................................

Las cosas no se ven lindas para nadie y pronto terminará este día, ¿Será que saldrán de ese monte antes de que oscurezca?

ha! otra cosa, ¿Cuanto creen que me demore esta en en actualizar? vamos, el que le atine le haré un one-shot de la pareja que quiera(?
 

Darkdan

Aura Warrior
Registrado
25 Mar 2008
Mensajes
456
Ubicación
montaña plateada entre kanto y johto...
Offline
ok Alain ya se despertó y lo esta cuidando Serena mientras mairyn anda paseando en charizard ok no, supongo buscará ayuda en lavacalda . por otro lado Ash podria quedar peor con su equipo ya cansado y el , bueni pues no es el elegido mas inteligente del mundo... a ver como sale de esta.
pasando con a Iris no se porque creo que anda mas fatalista de lo normal, si suele tener mas confianza en si misma, aunque claro con dejar ir a su altaria supongo que le bajo la depre. afortunadamente Cipres llegó justo a tiempo para detener a los chibi detectives, aunque creo que les dejara ir..
en fin Nathy me gustó el capitulo aunque no hubo mucha acción, estare esperando el próximo capirulo que me aventuro a adivinar, con la esoeranza de ganarme un OS jeje, sera dentro de dos semas mad o menos. por lo pronto me depido y espero que tengas unos agradables dias que te ayuda a auyentar el bloqueo. nos leemos pronto /(
 
Última edición:

mimi_sakura🌸

Dama Oscura
Registrado
19 Mar 2007
Mensajes
895
Offline
Mi opinión.

Me causo cierta gracia saber q Alain no reconociera a Serena. Sin duda Alain es un amor y aunq no lo demuestre se preocupa por Mairin.

Rayos! Asi Ash se metio enserios problemas, pobre pikachu tiene q pagar. Ojala q alguien aparezca y pueda ayudarlo. Solo espero que Clemont y May encuentren cuanto antes al ceniza.

Por alguna razón en especial Bonnie y Max me han cautivado el <3 ante la persistencia de querer saber q ocurre.

Ok. yo si pienso q tardaras 3 semanas para actualizar XD si es q no fallo, mas q nadie sabes cual es mi pareja favorita.
 
Registrado
14 Mar 2015
Mensajes
39
Offline
Me gusto la continuación, espero que encuentren rápido a Ash y acaben con los planes del equipo Magma, y viendo en la situación que se encuentran creo que se van a quedar atrapados en la fría noche xD Esos niños, toda la vida tratando de hacer lo que quieren, espero que no hagan nada arriesgado ya que generarían más problemas para sus hermanos.
Creo que ya toca una escena shippera :3 xD
Si no me equivoco, diría que dentro de 2 a 3 semanas aprox. todos queremos un OS D:
 

Maka.

¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping
Moderador
Registrado
29 Mar 2009
Mensajes
4,683
Ubicación
Wonderland
Offline
Oh, God...

Vengo siguiendo este Fic desde Fanfiction ;_; y la verdad, poder leerlo todo fue una gran alegría.
Me gusta mucho como va todo. De hecho, lo que mas me gusta es ver a Alan y Manon (que por cierto me muero por ver a Manon con un mega)
Por otra parte. Ash siempre haciendo amigos (y metiéndose en líos) Esperaré con ansias el siguiente capítulo... <33​
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
El largo del capítulo no justifica para nada el tiempo que me eh tardado, pero bueno, se aguantan por que estoy e finales de exámenes >:c (?) okno lo siento, enserio xD pero ¡Al fin pude terminar este capítulo!
ok Alain ya se despertó y lo esta cuidando Serena mientras mairyn anda paseando en charizard ok no, supongo buscará ayuda en lavacalda . por otro lado Ash podria quedar peor con su equipo ya cansado y el , bueni pues no es el elegido mas inteligente del mundo... a ver como sale de esta.
pasando con a Iris no se porque creo que anda mas fatalista de lo normal, si suele tener mas confianza en si misma, aunque claro con dejar ir a su altaria supongo que le bajo la depre. afortunadamente Cipres llegó justo a tiempo para detener a los chibi detectives, aunque creo que les dejara ir..
en fin Nathy me gustó el capitulo aunque no hubo mucha acción, estare esperando el próximo capirulo que me aventuro a adivinar, con la esoeranza de ganarme un OS jeje, sera dentro de dos semas mad o menos. por lo pronto me depido y espero que tengas unos agradables dias que te ayuda a auyentar el bloqueo. nos leemos pronto /(
Mairin busca ayuda, ella no anda paseando por qué si u.ú(?) casi... pero otra persona le dará algo más que ayuda. Definitivamente no es el más inteligente, pero solo no ha hecho todo, verás como lo ayudan y regañan esta vez xD
La ida de Altaría no es solo la razón de que ella esté así, te lo aseguro. El problema es que Iris sabe más de lo que ha contado incluso d elo que sabe Brendan y el profesor Cipres, tiene sus buenas razones para estar en ese estado, ¡Pero volverá a ser la misma chica que conocemos! Ese par de hermanos hace de las suyas xD
Trato de tener equilibrio entre los "Hits" de las parejas que manejo, el desarrollo de personaje, la historia y las batallas, jaja así que verás como sale la cosa.

Mi opinión.

Me causo cierta gracia saber q Alain no reconociera a Serena. Sin duda Alain es un amor y aunq no lo demuestre se preocupa por Mairin.

Rayos! Asi Ash se metio enserios problemas, pobre pikachu tiene q pagar. Ojala q alguien aparezca y pueda ayudarlo. Solo espero que Clemont y May encuentren cuanto antes al ceniza.

Por alguna razón en especial Bonnie y Max me han cautivado el <3 ante la persistencia de querer saber q ocurre.

Ok. yo si pienso q tardaras 3 semanas para actualizar XD si es q no fallo, mas q nadie sabes cual es mi pareja favorita.
Es Alain, Serena no fue relevante en ese momento, seguro no recuerda ni a Bonnie, Max, Iris, creo que a ella no la vio xD jaja es un punto de comedia que no la manejo bien xD
Ya verás que sí, ellos estan muy preocupados por el pobre chico ¡No adivinarás que es lo que causa eso! xD
Son niños su curiosidad puede más, y son el punto por el cual trataré de integrar los misterios o enigmas que presente para que se desarrolle la historia.

Me gusto la continuación, espero que encuentren rápido a Ash y acaben con los planes del equipo Magma, y viendo en la situación que se encuentran creo que se van a quedar atrapados en la fría noche xD Esos niños, toda la vida tratando de hacer lo que quieren, espero que no hagan nada arriesgado ya que generarían más problemas para sus hermanos.
Creo que ya toca una escena shippera :3 xD
Si no me equivoco, diría que dentro de 2 a 3 semanas aprox. todos queremos un OS D:
Los planes de este Team tiene para rato, pero no son el principal problema ya te aviso xD
Los peques quieren saber u.u pero a costa de qué? uhhhh~
Yo creo que sí xD pero no es como que sea así de "Hits" pero va a provocar algo más adelante.

Oh, God...

Vengo siguiendo este Fic desde Fanfiction ;_; y la verdad, poder leerlo todo fue una gran alegría.
Me gusta mucho como va todo. De hecho, lo que mas me gusta es ver a Alan y Manon (que por cierto me muero por ver a Manon con un mega)
Por otra parte. Ash siempre haciendo amigos (y metiéndose en líos) Esperaré con ansias el siguiente capítulo... <33
¡Desde allá! Wow~ si que ha pasado tiempo desde que publique capitulo ahí xD lo siento~
Tendrás que esperar un poco más por la mega de Mairin xD hay que darle tiempo al tiempo~ pero si, ella tendrá una <3 adivina cual es~
No hay quien detenga al entrenador! xD pero el pobre se metió en una muy grande, veamos como sale de esta.

Nadie adivinó xD así que nadie gana nada. Fin.

ok no, es broma, pero en verdad como nadie pudo adivinar sería injusto que yo elijiera a alguno de ustedes, así no funcionan las probavilidades, por eso sortearé vuestros nombres en un gorro con papeles y veremos quien sale premiado, ¿Están de acuerdo?




Capítulo 26: ¡Propuesta de poder!

El viento y la ceniza se mesclaban con el olor a quemado y pinos que le rodeaba, las copas de los árboles se miraban plateadas por el hollín del volcán, y al pasar sobre ellas un manto de ceniza gris danzaba con el viento.

A pesar de que nunca antes había montado a Charizard no se sentía en absoluto nerviosa, después de todo había viajado junto a él durante mucho tiempo y a pesar de que no mantenían una relación directa se llevaban bastante bien, sobre todo cuando ella le daba por cocinar alguna cosa y Charizard era quien lo probaba.

—Por aquí, bajemos— Charizard descendió hasta las faldas del MT. Cenizo, ella bajó de un salto para mirar alrededor.

El helicóptero donde antes viajaba con el resto de entrenadores yacía con la cola rota cerca de los árboles que fueron derrumbados por su caída, pero ella no buscaba al helicóptero, más bien buscaba al grupo.

— ¡Chicos! — grito ella mirando a su alrededor.

El eco de su voz traspaso los árboles pero no recibió respuesta, volvió a mirar a su alrededor, nada se movía. ¿Dónde se habían metido?

Unos arbustos se movieron cerca de donde estaba la joven, Charizard gruño al igual que Chespy, unos rugidos en respuesta se materializaron en un grupo de Migthyena que Mairin reconoció.

— Ustedes son los de antes—susurró mientras retrocedía.

Charizard fue el que optó por proteger a la joven, preparando un lanzallamas para espantar a los pokémon salvajes, pero antes de que cualquiera de ellos comenzara a atacar un rugido ahuyentó a los migthyena rápidamente.

Mairin miro a todos lados buscando al responsable, y por uno de los caminos entre la naturaleza cubierta de cenizas un hombre muy alto se acercaba a paso lento y calmado junto a un pyroar.

— ¡Sr. Lyssandre! — Grita ella feliz de ver a alguien conocido entre tanto árbol, corre de inmediato a su encuentro— ¡Necesito ayuda!, ¡Alain está herido!

— Calma Mairin— Afirma una de sus manos en el hombro de ella— Primero; ¿estás bien?

—Sí, pero Alain

— Tranquila, hace un rato que llame ya debieron de ir a buscarlo, el insistió en que te encontraran a ti primero—La sonrisa aparentemente sincera de Lyssandre calmó de sobre manera a Mairin que relajó los músculos del cuerpo.

— Gracias—Susurró colocando su mano en su pecho mientras cerraba los ojos.

— Mairin, viendo toda la situación quisiera conversarte de algo muy importante y que a ti te puede interesar—Hablo con suma elocuencia la joven no comprendió todo lo que dijo pero aceptó escuchar su petición. — Tu, ¿Te preocupas mucho por Alain, no?

— Así es, viajamos juntos y me ha enseñado muchas cosas—La sonrisa fue instantánea en ella— Y siempre está enfrentando cosas peligrosas, como enfrentarse a un legendario si es necesario…

Allí fue cuando su mirada fue hacia el suelo y una mueca de preocupación se volvió a formar en ella, no pudo reprimir el recuerdo de Rayquaza y el hombro dañado de Alain por protegerla.

— Te propongo algo para que Alain no tenga que arriesgarse tanto— Él enderezó su espalda mirando desde arriba a la joven.

— ¿Qué cosa? — Preguntó interesada.

— Poder.

……………………………………..

Miles de estrellas fueron las que aterrizaron cerca de la comandante, su grito de sorpresa llamó la atención del entrenador de Kanto. Otra oleada de estrellas rodearon a Ash para atacar a los clones del Ninetales, que por el daño soltó a pikachu cayendo al instante siendo atrapado por Ash.

La comandante volteo buscando embravecido al responsable de atacarla, un rayo hielo hiso que retrocediera al instante.

—Ash— gritaron Clemont y May montando a Delcaty y Luxray.

—Chicos— susurro él sonriendo, miro a su compañero y mejor amigo que estaba respirando entre cortado pero bien— lo siento Pikachu...

—Pi...

— ¡Malditos mocosos!— exclamó la comandante con el semblante sombrío. Al levantar la cabeza volvió a gritar— ¡Lanzallamas, quemalos!

Ninetales se reincorporó del ataque y aun con el daño recibido abrió su hocico para atacar con un potente Lanzallamas. Las flamas ardientes se acercaban hacia los recién llegados hasta que un rayo de parte de Luxray lo forzó a detenerse explotando ante el contacto.

— ¡Clemont! —May rodeó el espacio donde se llevaba a cabo la batalla montada en Delcaty—Ocupate de ella.

— ¡Dalo por hecho! —Asintió el líder de gimnasio bajando de Luxray.

May sonrió antes de continuar hacia Ash que también se había alejado del combate.

La comandante del Team Magma miro lo que estaban tratando de hacer y de inmediato saco a otro pokémon, esta vez un Torkoal fue el que apareció en el campo de batalla, lanzó humo por sus focas nasales antes de gruñir y atraer la atención de May y Ash.

—No tan rápido —dijo pausado y amenazante -Creen que yo… ¿Soy tonta?

La sonrisa que mostro frente al grupo estaba cargada de confianza, como si acabará de sacar su carta ganadora. Torkoal lanzó una pantalla de humo entre Ash y May obstaculizando su visión.

— ¡Ash! —Grito ella segundos antes de perderle de vista.

El entrenador de Kanto trato de escapar del humo pero este se esparció demasiado rápido y él ya estaba cansado de correr por casi toda la cima del monte cenizo, Pikachu comenzó a toser y eso lo alertó más, ¡tenía que alejarse de esto ahora!

—Colmillo rayo— Ordenó Clemont al ver que atacaba a sus amigos.

Luxray corrió hasta la Ninetales clavándose una certera mordida eléctrica en su cuello. Provocando una corriente eléctrica que remecido los músculos del zorro, el ataque hiso estragos en el cansado cuerpo del pokémon.

Un gemido de dolor provino de Ninetales y en respuesta mando un Mordisco en la pata de otro pokémon para alejarlo de ella.

—Ninetales encárgate de esos— la comandante, presto atención a la coordinadora y al entrenador—Torkoal, asegúrate de separarlos más.

Torkoal intensificó la pantalla humo volviéndola micho más tóxica, oscura y espesa. Ash y May retrocedieron ya sin poder verse.

—Demonios, tendremos que derrotar a ese Torkoal— susurro May alejándose del humo junto a Delcaty.

La coordinadora dirigió su mirada hasta Clemont quien seguía combatiendo contra la Ninetales.

—Delcaty, vamos por el dueño de este humo —May ordenó a su pokémon que usará rayo hielo, la Delcaty corrió hasta la Ninetales para congelarle las patas.

— ¡Muy bien, Luxray rayo! — El pokémon se paró frente a Ninetales y junto a su rugido lanzó el ataque eléctrico paralizando al zorro ante el contacto y dejándolo en el suelo debilitado. — ¡Uno menos!

— ¡Excelente Clemont! — Le felicitó May, el líder de gimnasio le devolvió una sonrisa y comenzaron a buscar a la comandante.

Ash por su parte no podía ver la batalla de Clemont, solo lograba ver apenas a la comandante y hasta hace unos segundos el Torkoal.

Podía escuchar los gritos de los pokémon que luchaban, las órdenes de Clemont, a May dirigiendo a Delcaty, pero no a la comandante.

¿Dónde estaba esa mujer?

— ¡Ash vamos por ti! — Esa fue la voz de May, en algún punto al otro lado de ese humo estaba ella. El entrenador miró a Pikachu, que ya desmayado estaba en sus brazos, herido y cansado.

— Dame lo que me robaste— fue la sentencia de la comandante que apareció junto a Torkoal entre el humo que permanecía en el lugar.

— ¿Qué clase de humo es este? —Le preguntó el entrenador de Kanto retrocediendo.

— Uno especial, pero no vine a eso mocoso, ¡Devuelve lo que me robaste! —Le grito colocando tenso a Ash.

— Estás loca— dijo tentando la suerte, comenzó a correr hacia el humo para perder de vista a la extraña mujer.

Torkoal fue extrañamente más rápido que Ash, un simple tacleo fue suficiente para alejarlo del humo que se negaba a esparcirse, el cuerpo del entrenador rodó por el suelo quedando enterrado en la superficie de tierra. Tosió como pudo antes de levantar la vista, pikachu había gruñido por la caída y ahora estaba a un par de metros de él.

— ¡Sabes, esto sólo reafirma lo que dije! —Le gritó Ash levantándose del suelo y corriendo hacia pikachu, — ¿Estás bien amigo?

— Pii…

— ¡Torkoal! Dale otro a ver si se le pasa lo héroe— La comandante chasqueó la lengua dando la orden a su pokémon el cual dio un paso sobre la tierra antes de saltar hacía Ash y darle un buen golpe en un costado.

El entrenador volvió a caer al suelo, exhausto.

— ¿Aún no comprendes?

Un rayo fue lo que llegó a los pies de aquella mujer seguido de un grito doble.

— ¡Alejate de Ash! — Gritaron la coordinadora y el líder de gimnasio, el traje de ella estaba rasgado y sucio detrás, Clemont junto a su Luxray que seguramente era el dueño de ese ataque.

— ¿Qué crees que le haces a nuestro amigo? — Gruño el líder de gimnasio dando un paso al lado de May.

Al igual que ella, su ropa estaba estropeada y sucia, pero en un estado peor que el de la coordinadora.

— Estos mocosos…— susurró molesta la mujer mirándolos por sobre el hombro— dejen de multiplicarse, ¡Ninetales, lanzallamas!

Una columna de fuego atravesó el humo yendo directamente hacia May y Clemont que en el último segundo lograron evadirlo. El líder de gimnasio había tomado por la cintura a May para lanzarse al suelo junto a ella y que el ataque pasara sobre sus cabezas, Luxray y Delcaty habían esquivado el ataque saltando lejos de campo de tiro. Ninetales apareció entre el humo con los ojos brillantes de un rojo fuego intenso y amenazador.

— ¡May, Clemont!— Grito preocupado Ash levantándose apenas del suelo.

— Escucha niño, si no quieres que ellos sean carbonizados, será mejor que me devuelvas eso— La comandante avanzó hasta quedar al frente del chico, mirándole como si fuera un insecto— ¿Y?

Ash esbozó una sonrisa burlona— Cierra la boca.

La comandante abrió sus ojos furiosa por lo dicho, ¡era una soberana falta de respeto para ella! Dispuso a levantar su pie y propinarle ella misma una patada en el rostro al entrenador pero no contó con que un polvo extraño cayera sobre ella. Al segundo se desplomo dormida cara al suelo frente a Ash y pikachu.

El entrenador miro a sus amigos que se levantaban del suelo, los tres sonrieron con alivio.

—Ninetales, lo hiciste bien, volvamos— La voz vino del otro lado del humo que extrañamente seguía ahí como una barrera. El pokémon retrocedió sobre sus pasos desapareciendo entre el humo.

May se levantó del suelo como pudo, en su mirada solo estaba el entrenador que yacía arrodillado en el suelo, corrió hasta él y al llegar al frente se arrodillo a su altura, lo miro unos segundos a los ojos. Ash levantó la vista del cuerpo de la comandante al sentir la presencia de May, levantó la vista encontrándose con un rostro de preocupación.

— Gracias May— dijo apenas miró esos ojos azules zafiro.

— ¡No vuelvas a hacer eso, Ash Ketchum! —Le grito la coordinadora furiosa. — ¿Tienes la más mínima idea de la tontería que hiciste?

Ash se quedó sin palabras, Clemont fue el que interrumpió la escena antes de que May golpeara al chico.

— Hey, ¿Alguien sabe de quién era ese Ninetales? — La pregunta hiso que el trio de chicos mirara hacia el humo, que poco a poco se iba desvaneciendo y detrás de él miles de pisadas y rastros de la batalla, un
Ninetales debilitado y el Torkoal que antes había atacado a Ash estaba acorralado entre Luxray y Delcaty.

— Si no era el de esta mujer… entonces— Ash miro hacia todos lados buscando a alguien, a lo lejos una silueta femenina se encontraba acariciando a un ninetales algo más pequeño que el de la comandante, pero ocultaba su rostro por una capucha grisácea.

— Debemos irnos— Clemont puso sus manos en el hombro de May y Ash, levantándose del suelo seguido de los chicos. Al parecer no tenía interés en descubrir quién era aquella muchacha.

— Un momento— susurró May mirando más concentrada a la silueta.

— May— le regaño Clemont para que ella perdiera el interés.

La coordinadora le miró unos segundos hasta que desistió de ella, Ash no comprendía por qué tanto secretismo y mucho menos la causa de que ninguno se acercara a esa persona.

— Yo me ocuparé del resto, ustedes reúnanse con sus amigos y salgan de este lugar— La silueta apenas y miró al trio de chicos, se notaba que trataba de evitar todo contacto visual entre ellos, pero fue Ash el primero en decir su nombre al reconocer la voz femenina.

— ¿Amanda?

................................................................

¡Eso por ahora! espero que pasen unas lindas navidades y prospero año nuevo *3*
 

Maka.

¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping
Moderador
Registrado
29 Mar 2009
Mensajes
4,683
Ubicación
Wonderland
Offline
¿¡Qué!?

¿Ya tan rápido terminó el escrito? MADRE MÍA. Me zampé el escrito de un golpe, lo cierto es que no duré casi nada leyendo y se me hizo que estuvo cortito ;O;
Me muero por saber que pasará :*0*: De verdad que las ansias me carcomen u3u
 

Nathy Marisson

Soy la Marissonshipper más feliz del mundo <3
Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
241
Ubicación
Chile-Temuco
Offline
Muy bien, *Le lanzan rocas* ¡Hey, hey! se que me tarde, pero perdonen D: sólo estaba ocupada en otras cosas, abrí varios proyectos este verano y este fic quedó un poco aparte pero prometo terminarlo :D *Le apuntan con un arma* ¡A-Aquí la segunda parte!

Pero no sin responder comentarios...
¿¡Qué!?

¿Ya tan rápido terminó el escrito? MADRE MÍA. Me zampé el escrito de un golpe, lo cierto es que no duré casi nada leyendo y se me hizo que estuvo cortito ;O;
Me muero por saber que pasará :*0*: De verdad que las ansias me carcomen u3u
Es que era muy cortito lo siento u.u, por eso mejor dos partes y así parece capitulo más largo :D (?? Espero que sigas con esas ansias~ y espero no tardarme tanto la proxima.



Capítulo 26 parte 2 "Propuesta de poder"

Brisa, una tranquila y relajante brisa marina que no combinaba para nada con su mente en estos momentos. Miró al cielo para ver si significaba algo, una tormenta, más sol.

No. Lo que ella necesitaba era cambiar el rumbo de su conciencia para calmarse, se estaba echando encima más carga de la que le correspondía y haber dejado a ese par por el pueblo solos le daba un extra de culpa.

El PokéNav volvía a sonar, ya ni se molestó en mirar quién era, lo tomo entre sus manos para dejar que cayera al suelo desde la copa del árbol en que esperaba.

Crack se escuchó cuando el dichoso aparato toco fondo, entre unas rocas que estaban bajo el árbol, los trozos rodaron por el peñasco, y cayeron.

Soltó un suspiro y volvió a mirar el cielo. Solo unos días más y tal vez esto comenzaría.

……………………………………………………………………..

El nombre quedó en el aire, la mirada de May viajo desde Ash hasta el suelo frunciendo el ceño como si en su mente negara algo, Clemont se adelantó un paso del lado del entrenador y de la coordinadora, para mirar hacia la figura femenina.

—Ella no es Amanda —Susurró May, el entrenador de Kanto le miro confundido por todo lo que estaba pasando.

—Tienes razón—Hablo ella, pero no movió un solo musculo— No la que tu conociste, May.

—No tenemos tiempo para esto— Clemont volteo a encarar a la coordinadora— Dejemos el tema hasta aquí, May— esto había sonado más como un regaño que como una sugerencia, algo extraño en Clemont.

Y eso encendió una alarma en Ash, el no entendía ni la mitad de lo que estaba pasando. Esa extraña cercanía entre Clemont y May, ese secretismo entre ambos le molestaba.

—Pi…

El quejido de pikachu atrajo la atención de los tres de inmediato, estaba abriendo sus ojos y su respiración se notaba más relajada, miro a su entrenador regalándole una sonrisa.

—Pikachu, ¿Cómo estás amigo?

—Pika… chu… —Gruño como pudo para tranquilizar a Ash.

—Tranquilo, pronto saldremos de aquí —Acarició su cabeza en señal de apoyo.

La desconocida muchacha se acercó hasta el Torkoal que estaba paralizado ante las miradas de furia de Delcaty y Luxray por los ataques a sus entrenadores, acarició la cabeza de la tortuga de fuego para calmarla y este cedió ante la caricia.

Clemont tomó el brazo de Ash para levantarlo del suelo y poder largarse de ese monte de una buena vez.

………………………………………………………………………………………

— ¿Gente extraña? —Preguntó Bonnie repitiendo lo último que había dicho la señora.

Le habían rogado al profesor Ciprés que les permitieran investigar por su cuenta ya que habían sido excluidos por completo de lo que pasaba en el monte cenizo, el humo seguía saliendo de su cima y la gente estaba comenzando a sospechar que ese tipo de humo no era usual.

—Sí, sí chica. Verás, han estado pasando por el túnel fervegal aunque este fue bloqueado por unas rocas hace poco, y está clausurado—Comentó la mujer mirando a todos lados sospechando— y usan unos trajes muy extraños.

—Gente extraña… Trajes extraños… y el bloqueo del túnel—Max repetía las cosas importantes anotándolas en una libreta.

—Sí, sí chico. Verás que extraño esta todo.

—Muchas gracias Anna— Se despidió Bonnie.

La señora tomo sus bolsas de la compra y se retiró despidiéndose de los chicos.

—Lo mismo de siempre—Susurró ella cruzándose de brazos.

—Es como si solo pasaran por aquí, su objetivo debe ser otro lugar—Susurró Max, pasó la hoja hasta un mapa improvisado de Hoenn marcando una ruta con un marcador rojo— Pero ¿Dónde está ese objetivo?

—Chicos, ya es hora—El profesor se acercaba al par de curiosos— si sus hermanos se enteran que los dejé más tiempo aquí me regañaran.

—Clemont no lo hará—Dijo descuidada Bonnie.

—Yo creo que sí—Rio Max, — Mi hermana igual.

—Bueno, tal vez si—Ella se encogió de hombros.

—Tenemos que irnos—Repitió el profesor— hay un bus que va directo a Petalia y sale en media hora.

—Además, tiene un Luxray, ¿Te imaginas que carbonice de un rayo al profesor?

— ¡Oh! Eso podía pasar, si está realmente enojado—Ella examinó muy bien la situación. Aunque al profesor no le hacía ni una sola gracia.

— Hey…

— ¿Y May? ¿Qué pokémon usaría ella?

—Pues…—Max se pensó un momento la pregunta— Blaziken o Venusaur

—Ya veo, ya veo.

El profesor suspiró, ese par no le oía para nada, eran peor que los regaños pseudo-adultos de Brendan. Soltó otro suspiro al ver que la conversación sobre su posible muerte por los hermanos de estos niños tendría para un rato más.

¿Cuándo había perdido respeto frente a los niños de hoy en día?

Refregó su rostro con ambas manos tratando de que las arrugas co salieran por los disgustos que estaba pasando ahora, por si no fuera suficiente con lo que se había enterado antes. Sacó las manos de su rostro cuando ya no escuchó las voces de ellos.

Oh demonios. Esos niños ya no estaban.

— ¿Dónde…?—Miró a su alrededor, pero ni rastro de alguno de ellos.

— ¡Profesor, iremos a ver que dicen los que viven cerca de túnel! —Gritó desde muy lejos Bonnie.

— ¡Nos vemos después! —Secundó Max a su lado.

Ambos le dieron la espalda y corrieron por la calle principal como niños pequeños sin tomas en cuenta los reclamos del profesor.

—Ese par no tiene respeto por nada…—Susurró el profesor admirando el entusiasmo de ellos.

Al segundo se dio un pequeño golpe mental por estar olvidando su objetivo ¡Tenia que sacarlos de ahí antes de que la noche llegara! Miro al cielo seguramente en una hora estaría por completo oscuro.

¿Ash y Alain estaría bien? Con la suerte de ambos, ahora mismo estarían enfrente de algún villano o en una batalla.

…………………………………..

Ash ketchum no recordaba que las noches fueran tan heladas en Hoenn, ni su cuerpo tan adolorido después de enfrentar a uno de los malos aunque ninguno de esos anteriores habían intentado matarlo de esa manera.

Corrección, esta era la segunda, la primera fue una cazadora llamada J, esa mujer sí que estaba demente, vender a los pokémon como si fueran objetos, era despreciable.

—Pi… —El gruñido de dolor de su mejor amigo hiso que sus pensamientos se disolvieran, miro a sus brazos y entre sueños pikachu se movía un poco.

Lo había hecho luchar de más y ahora era el más herido de sus pokémon. ¡Maldita sea! No entendía nada.

— ¿Cómo sigues Ash? —Preguntó May, ella caminaba a su lado y se escuchaba preocupada, bajo la mirada hasta pikachu y cerró los ojos— Lo siento…

—Descuida, esto no fue tu culpa—Contestó Ash abrigando más a pikachu con su chaqueta.

—Deberíamos acampar aquí—Sugirió Clemont después de mucho rato sin hablar.

Ash bajó de Luxray con cuidado de no despertar a su mejor amigo, se sentó cerca del tronco de un árbol caído y volvió a arropar a Pikachu. May por su parte miró a su alrededor para reconocer el lugar, habían muchos arboles dañados y no era por la tala de árboles ni por pokémon salvajes, habían rastros de una batalla.

Clemont acomodó las pocas cosas que llevaba y comenzó a hacer una fogata con mucha paciencia, la coordinadora buscó un poco de leña y sacó a Blaziken para que encendiera el fuego más rápido.

—Gracias.

—De nada Clemont—Le contestó ella con una sonrisa, pero él negó.

—Por lo que hiciste por mi hermana, llevarla a tu casa, ahí estará más segura de todo lo que está pasando aquí.

—De nada—Reiteró ella un poco avergonzada. — ¡Ah! Como quiero un baño y una buena cama.

Ella se paró del lado de la fogata para iniciar una conversación más tranquila con el grupo improvisado. El inventor de Kalos se quedó mirando la fogata.

— ¿Uh? Ash está dormido—Comentó ella sorprendida, el líder de gimnasio volteo hacia donde Ash se había ido a sentar hace un rato.

—Fue un día duro para él.

—Lo fue para todos.

Luxray se había echado detrás de Clemont a dormir así que su entrenador vio conveniente que el también durmiera a su lado, se quedó mirando las estrellas pensando en todo lo que había investigado junto al profesor.

Las cosas se pondrían feas y el no estaría con Bonnie en Hoenn esperando eso.

May por su parte se acomodó cerca de la fogata junto a Blaziken, miró las estrellas pensando en todo lo que estaba pasando, se preguntaba su hermano estaría bien, si Serena y Mairin estaría bien después de separarse con la caída del helicóptero. Mañana a primera hora las buscarían…

¿Mairin habría encontrado a Alain?



------------------------

Capítulo 27: Mega piedra
 
Última edición:
Registrado
21 Nov 2015
Mensajes
21
Offline
imoresionante capitulo, creo que ash está un poco celoso y eso le ayudará a darse cuenta de lo que siente, espero el siguiente cap
 
Registrado
2 May 2016
Mensajes
17
Offline
Ya casi un año desde la última actualización, parece que ya fue abandonado y tan interesante que es el fic, bueno ni modo que lastima
 
Registrado
7 May 2020
Mensajes
1
Offline
Llegué aquí con la esperanza de que este fic hubiera sido acualizado, pero parece que no...
 
Arriba Pie