Oneshot En contra de la suerte

Registrado
2 Jul 2015
Mensajes
33
Offline
—Y la ganadora del concurso es... ¡Úrsula!—

Sí, esa soy yo, simplemente la mejor. Quizás no debía de haber dudado de mi misma en ningún momento de mi vida, pero lamentablemente lo hice...

Todo comenzó con la Copa Wallace, un evento en el cual gente de varios sitios e incluso de otras regiones estuvieron ahí con el objetivo de llevarse a casa el preciado Listón Aqua.

Durante el mismo concurso, o para ser más precisa, en la etapa de presentación, todos mostraron lo mejor que sabían hacer, muchos realmente habían sido sorprendentes con sus Pokémon al igual que yo, mientras que otros... bueno, al menos debía de reconocer que lo intentaron.

Luego de terminar con esa parte, esperamos un poco más de tiempo hasta que finalmente se nos fuera anunciado los resultados.

Sobre la pantalla grande del escenario iba apareciendo la imagen de todo aquel que había sido elegido por los jueces, uno por uno, hasta que finalmente se acabó y sin mostrar la mía, dándome a entender que no había sido una electa para continuar con los demás clasificados del momento.

A pesar de eso, y de estar molesta con la situación, decidí quedarme hasta el final del concurso, algo que lamenté en su momento, pues la indignación que sentía solo fue en aumento cuando vi que la ganadora del concurso había sido una chica llena de inseguridades, esa misma a la que casi se le cae al suelo su propia Pokébola al comienzo de todo esto.

''Dawn Berlitz'' Ese era el nombre de quien me enseñó ese día... que no solo se puede ganar con gran habilidad, si no con mucha suerte de por medio.

...

Pasado ya un tiempo desde que todo eso sucedió, me encontraba en otra ciudad registrándome para el siguiente concurso Pokémon.

Al terminar con eso noté que mi Gabite el cual siempre me hacía compañía ya no estaba a mi lado, entonces, preocupada yo con él salí a buscarlo por los alrededores.

—Ah, ahí estás— Dije tras finalmente hallarlo, pero al acercarme noté que un Pokémon se preparaba para atacarlo.

—¡Pachirisu, detente!— Le ordenaba una chica mientras lo apartaba de mi Gabite e intentaba calmarlo.

—¿Pero qué le pasa?— Pregunté ante tal lío.

—Ese Gabite acaba de pisar por accidente el Poffin que era de Pachirisu— Me contestó un moreno alto que estaba entre ellos.

—Ya veo— Dije comprensivamente, pero al volver a verla un poco más y detenidamente, recordé enseguida de quien se trataba. —Oye, creo que se quien eres, competiste en la Copa Wallace, ¿cierto?—

—Sí, eso mismo, y dime, ¿tu también estabas ahí?—

—Por supuesto que sí, si no no hubiera visto a alguien como tu ganar con tanta suerte y de esa forma.—

—Mira... Dawn ganó el concurso gracias a sus propias habilidades, ¿cómo te atreves a decir eso?— Salió en su defensa el chico de la gorra roja.

Ciertamente tenía algo de razón, durante la competencia se notaba el alto nivel de los participantes que habían pasado a la segunda ronda, pero no podía soportar el hecho de que aprobaran a alguien como ella por su torpe presentación.

—Eso ya lo se... ya que gracias a ella comencé a trabajar el doble de duro para mejorarme a mi misma y vencer a los de su tipo. — Contesté dandole en parte la razón, pero luego continué hablándole a ella. —Y dime, ¿cuántos listones tienes?—

—Tengo tres.— Me respondió con seriedad.

—Bueno, en eso ya te supero, porque mañana obtendré mi quinto y último listón.—

—Ni creas que te será tan fácil, porque también estaré ahí—

—Sí, sí, lo que tu digas... Solo espero que no pretendas contar con la misma suerte de antes— Mencioné al final para luego retirarme.

Y ese fue nuestro primer encuentro, algo inesperado para mí supongo, pero creo que lo fue aún más para ella.

...

Un día después de todo eso, me encontraba ya en el escenario del concurso porque mi presencia había sido solicitada para ese momento.

Y para abreviar un poco la historia, solo diré que mi presentación la había hecho justo como deseaba que fuese, siendo ese el caso me retiré del escenario para darle lugar a la siguiente persona... Dawn.

Ya también dada por hecha su presentación salió del escenario con una sonrisa en su rostro, y era entendible, después de todo no hubo fallos que criticar en esa ocasión.

Luego de que todo eso pasara, esperamos un poco hasta que salieron los resultados... mostrándonos que ella y yo habíamos sido elegidas para continuar compitiendo.

Cada una de nosotras tuvimos nuestras luchas por separadas, y como ambas vencimos a todos pues eso dio como resultado nuestro encuentro en la final.

Ambas habíamos sido llamadas al frente, y con un limite de tiempo se nos ordenó comenzar con nuestros Pokémon, mi Gabite contra su Pachirizu.

La batalla duró más que los minutos asignados, y por esa razón la vencedora por tiempo fue nombrada ante todos.

—Damas y caballeros, ya tenemos a una ganadora, y su nombre es... Dawn.— Anunció la presentadora, alegrandole el día a mi rival y provocando mi silencioso retiro de ese lugar.

''Festeja todo lo que puedas Dawn, porque no permitiré que este momento se vuelva a repetir, y mucho menos de esta forma.'' Y con ese pensamiento me retiré de ahí, dejando atrás mi derrota, en base a un insignificante punto de diferencia en el marcador.

...

Varias semanas se pasaron, y en el transcurso de las mismas no había hecho más que entrenar, ya que estaba dispuesta a mostrarle la gran diferencia que en realidad había entre nosotras en base a mis esfuerzos...

Pero aun así, a pesar de toda esa obsesión por mejorar jamás descuidé la salud de mis Pokémon a causa de mis propios problemas, después de todo los quería más que a nada en este mundo.

Siendo esto tal cual, siempre que podía los llevaba a que la enfermera los examinara, dándoles el mismo trato como cuando un concurso estaba por venir, como en ese día...

Había ido yo a un Centro Pokémon con las intenciones ya mencionadas previamente, pero al ingresar a ese lugar me encuentro a dos personas hablando entre sí, a lo que sonriendo decidí acercarme a ellos.

—Bien, dentro de poco será el concurso, ganaré esta cinta y entraré al Gran Festival de Sinnoh— Mencionó una chica a su amigo de igual estatura, a lo que este solo asintió positivamente.

—No estés tan segura de eso.— Dije llamándoles a ambos la atención.

—Úrsula...— Fui nombrada por ella, Dawn.

—Lamento tener que decirte esto, pero ya no seré tan suave contigo como antes.—

—¿''Como antes''? Hablas de tu derrota a causa mía, ¿cierto?— Me sonreía desafiantemente.

—Tal vez, la cuestión es... que no suelo tener muy en cuenta si soy vencida a causa de la suerte de alguien más, ¿sabes?— Contesté con aire de grandeza.

—¿Aún sigues con lo mismo?— Me preguntaba ella, mientras que su amigo solo nos oía sin intervenir.

—No te preocupes por eso, porque pronto dejarás de oírlo de mi cuando te venza en el concurso.—

—Eso ya lo veremos... Vámonos Ash, que Brock nos está esperando.— Le habló a su amigo, el cual le siguió el paso.

''Bueno... entonces supongo que seguiré con lo mio'' Pensé en ese momento para luego continuar yendo hacia donde estaba Joy.

...

Varias horas después de todo eso el concurso había comenzado, y como toda competencia de estas empezaba por la fase de presentación, pues debía de esperar a que mi turno llegara como los demás.

Haciendo una breve mención de ''los demás'', Dawn era quien acababa de subir al escenario, para acto seguido lucir a su Pokémon ante todos y retirarse de ahí, dando lugar al hecho de fuera la próxima en ser llamada.

Y ahí estaba yo; precisión y elegancia, esas eran las bases más claras sobre mis presentaciones, después de todo si también sacáramos el tema de la confianza, sin discusión alguna me proclamaría la mejor en el asunto.

En fin... regresando a lo mio, solo diré que lo había hecho mejor que nadie por mis ya mencionadas cualidades, siendo este el caso me retiré de donde estaba, para posteriormente tener que esperar a los que aún no se habían presentado.

Terminando ya con todo esto, los resultados no tardaron en hacerse presentes, mostrando nuestras clasificaciones, nuestro encuentro por adelantado, y haciendo que ocupáramos el escenario.

—¿Nerviosa?— Le pregunté sonriendo.

—Algo emocionada diría— Contestó con el mismo gesto.

Y tras este intercambio de palabras la presentadora pasó a ordenar que comenzáramos, haciéndome sacar a Plusle y Minum, seguido de su Cyndaquil y Mamoswine.

La batalla había comenzado y ningún lado cedía ante el otro, ambas no parábamos de mostrar nuestras mejores combinaciones de ataques y estrategias de combate para la situación.

Y bueno, de esa forma el tiempo así se nos iba, pero antes de que este se terminara, la presentadora intervino a causa de los debilitados.

—Al parecer ya tenemos a una ganadora, y su nombre es... Dawn— Anunció ante todos la victoria de mi rivál. —Concursantes ya pueden retirarse, y que pasen los siguientes participantes—

Tras escuchar sus palabras ambas tomamos rumbos distintos, ella de camino a la sala de espera para su siguiente batalla y yo hacia la salida de ese lugar.

Mientras caminaba, no podía parar de pensar en ese reciente suceso y en qué pude haberme equivocado como para perder de esa forma, pero dadas las circunstancias mi realidad de ese entonces no me permitía pensar con claridad, trayendo como resultado la desaparición de aquel desborde de confianza que tanto me caracterizaba como coordinadora.

Luego cuando al fin ya casi iba saliendo de ese pasillo, solo una cosa más me faltaba para terminar de arruinarme el día y justo eso ocurrió, me había topado con el amigo de Dawn, algo que me molestó en su momento, ya que lo último que quería saber era de algo o alguien referente a ella en ese tiempo.

—Oye...— Se detuvo mientras me dirigía la palabra.

—No me hables, mejor ve con tu amiga y únete a su tonto festejo, me da igual— Entonces crucé por él pero aún de espalda continué hablando. —Después de todo, solo me venció por un simple descuido de mi parte.—

—Aunque eso sea cierto, no puedes negar que esa fue una increíble batalla.— Sus palabras tenían algo de sentido desde el punto de vista de un cualquiera del público, pero no del mío por el resultado.

—El número de concursos a partir de ahora es de apenas uno— Presionaba mis puños con algo de fuerza. —¿Acaso no es esto algo bueno?— Pregunté apenas volteándome a verlo con seriedad. —Solo tengo que perder el siguiente, y Dawn tendrá el camino más fácil que nunca, ¿o me equivoco?—

—Puede ser, pero no creo que eso vayas a pasar— Su sonrisa se hacía presente mientras hablaba.

>>En cada ocasión que te presentas pienso que es de dudar que haya alguien que cuestione tus habilidades, después de todo tu misma haz dicho que comenzaste a trabajar el doble de duro para ser la mejor en esto, ¿lo recuerdas?—

Sus palabras me tenían entre sorprendida y callada.

>>Y si en determinado momento el doble de esfuerzo ya no es suficiente... ¿qué te parece si trabajas el triple o más de ser necesario?—

Debía admitirlo, no importaba que tan obvia o sencillas eran sus palabras, por alguna extraña razón sentía que traía mis ánimos de regreso.

—Oye, ¿y no crees tu que cometes un error al decirme todo eso? Recuerda que continúo siendo un obstáculo para tu amiga— Pregunté aún dudosa de él.

—Sigo apoyando a Dawn por encima de todo, nada mas pienso que a ella le hubiese gustado tener otra batalla de éstas, y supongo que tu tampoco quieres volver a quedarte para atrás ¿o me equivoco?—

En ese momento me di cuenta del tipo de persona que tenía en frente de mí, la posible fuente de confianza de Dawn que ni él sabe que es para ella, quizás... y solo quizás... podría llegar a envidiarla un poco por eso.

—Bueno... entonces ya está decidido— Iba diciéndole mientras sonreía maliciosamente. —Intensificaré mis entrenamientos aún más de lo habitual, solo espero que cuando me veas con la copa en la mano no te arrepientas de todo esto—

Y sin contestación alguna me sonrió por última vez y siguió su camino, el mismo acto que tuve yo posteriormente pero con mi viaje por mejorar en esto.

...

Transcurrido ya varios días desde el último concurso en el que participé, me encontraba ya cerca del próximo, y a pesar de que mi participación en el Gran Festival dependía de mi victoria en este, pues a decir verdad eso ya no era algo que me presionara, después de todo estaba más preparada que antes, y por esa razón iba tan tranquila.

Llegado el momento, me ubicaba en la sala de los concursantes viendo que ya había superado la primera parte, porque los resultados así lo decían.

Y continuando con la segunda etapa, varias batallas fueron las que tuve que superar hasta poder alcanzar la decisiva.

—Damas y caballeros, este será el último encuentro del día.— Iba diciendo la presentadora. —Concursantes, espero que estén listos porque ya es hora de comenzar—

Y con ese aviso comenzó el fin de todo esto, una batalla bastante intensa que prometía superar el limite del tiempo, o al menos eso parecía, hasta que el vencedor se mostró ante el público...

—Y la ganadora del concurso es... ¡Úrsula!—

Sí, esa soy yo, simplemente la mejor. Sabía que no debía de haber dudado de mi misma en ningún momento de mi vida, pero lamentablemente lo hice, y todo por su culpa.

—Ahora pasaremos a recompensarla por su victoria— Añadió la presentadora, anunciando la entrega de mi quinto y último Listón de Sinnoh.

Bueno... supongo que de ahora en adelante me tocará esperar de forma impaciente por el día del Gran Festival de ésta región, tanto por el premio y el titulo que ofrece... como mi revancha sobre esa chica con suerte, creo... que eso sería todo por ahora, o al menos hasta que vuelva a concursar.
 
Arriba Pie