+18 En cuerpo y alma (Adaptación) SasuSaku

Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Naruto se quedó en calzoncillos y sonrió mientras se sentaba en el suelo.
-"No tienes que quedarte aquí de niñera. "Susuke se sentó junto a su amigo.
Naruto le miró a los ojos y se puso serio- "Los amigos sufren con sus amigos. ¿A los humanos les gusta sudar en una habitación? ¿Están locos? "
-"No tengo idea." El calor era insoportable. Estudió el rostro de su amigo.- "¿Me has echado de menos?"
-"Lo sabes." Naruto se aclaró la garganta y señaló hacia arriba. -"Hay una cámara."
Susuke miró a la cámara. -"¿Quién está ahí?"
-"Tsunade, Karin, Itachi, Shikamaru, Yahiko y Neji. Todos estamos preocupados por ti ".
Susuke miró a Naruto.- "¿Piensan que esto funcionara?"
-"Tenemos la esperanza."
-"¿Agarraron al que me hizo esto?"
-"Todavía estamos buscándole."
-"Entonces ¿A qué prisionero de Fuller se refería Itachi?"Susuke se frotó el pecho, detestando el sudor que cubría su cuerpo.
Fuller es la prisión donde están encarcelados los humanos que trabajaron para Mercile Fuller se había creado para albergarlos y para mantenerlos alejados de las especies. Todos los guardias que controlan la prisión son humanos.
-"A uno de esos idiotas que nos utilizaba en las pruebas de medicamentos."
-"¿Esta droga es nueva?"
-"Eso pensamos. No recordamos haber sido sometidos a un fármaco como éste. Probablemente es algo que Mercile creó antes de cerrar ".
-"Es peor que la droga de la cría. Por lo menos sabemos que los efectos de la otra son temporales. "Se frotó los brazos para secarse el sudor en su piel. "Háblame de ella."
Naruto le frunció el ceño.
-"De Sakura," Susuke dijo en voz baja.- "¿Quién la llamó? ¿Cómo reaccionó? "casi le daba miedo escuchar la respuesta. -"¿Cuánto ha cobrado por venir?"
-"No sé quién la llamó. Volé a la Reserva para estar contigo y ella ya estaba en el Homeland cuando regresé. Me quedé en la Reserva unos días para asegurar el muro tras la violación ".
-"¿Hubo muertos ?"
-"Ninguno de los nuestros."
-"Bien. ¿Cuánto dinero? No esquives la pregunta. "Le molestaba que su mejor amigo evitara responder, pero entendía que Naruto lo hacía para proteger sus sentimientos. -"Se honesto. Lo necesito ".
-"Ella dejó claro que no quería que se le pagara por venir ".
Parte de su ira se alivió. También le confundía.- "¿Entonces por qué está aquí?"
-"Eso es lo que yo quería saber. Fui muy duro con ella cuando nos conocimos. La pillé enseñándote sus pechos ".
Susuke se asombró.- "¿Qué?"
Naruto sonrió.- "Si. Eso es lo que me pasó por la mente. Estaba dispuesto a echármela al hombro y a llevarla a la salida. Pensé que era una pervertida y que se estaba burlando de ti. Ella me dijo que sólo respondías al sexo y que por eso te mostraba sus productos, Susuke. Al principio me preocupó su razonamiento, pero funcionó y consiguió que hablaras. Al parecer, la sexy humana sabe como domar a la bestia. ", Se rió.
Imágenes nebulosas de Sakura y su escote surgieron en su mente.- "Puedo recordar algo, pero no mucho. "
-"Estabas muy fuera de ti ese día." Naruto levantó la mano y apartó su pelo de su cuello.
-"Puedo sentir los kilos corriendo por mi piel en estos momentos. ¿Sólo lo noto yo? "
-"No.¿Los humanos pagan por esto? ¿No saben abrir los poros de su piel sin esta mierda? "
-"Mis poros están demasiado abiertos. Siento como se me derrite la piel."
-"Diez minutos más",dijo Tsunade. -"¿Necesitas agua?"
-"Estoy sentado en un charco", respondió Susuke.- "Estamos bien." Bajó la voz y se limpió el sudor de su pecho.- "Hazme un favor, Naruto."
-"Lo que sea."
-"Asegúrate de que no tengo la oportunidad de hacerle daño si pierdo la mente otra vez." Naruto vaciló.- "No sentía el impulso de matarla pero tenía la idea de golpear mi cabeza contra el puente de su nariz cuando se acercó demasiado a mí. Eso la habría matado al instante ".
Naruto extendió la mano y agarró su muñeca. -"Ella conoce los riesgos y firmó un documento absolviendo a la ONE de su muerte o lesiones ".
Susuke se alegró de estar sentado. ¿Era eso posible ? Le asombró que Sakura estuviera dispuesta hacer algo de esa magnitud o a permanecer en el Homeland.
-"Ella es consciente del daño que podemos hacer. Esta mañana leí sus informes sobre algunos de los nuestros. Itachi me dejó leerlos después de que discutiéramos un poco. Quería velar por ti. Todas sus notas eran de antes de que nos trasladaran al Homeland. Un macho le contó como le había arrancado la garganta a un técnico cuando se acercó demasiado a él mientras estaba atado a una mesa. Lo mató con sus dientes. Otra especie le contó cómo le rompió el cuello a un guardia antes de que el humano pudiera reaccionar ". Naruto tragó y apartó su pelo húmedo a un lado para mantenerlo fuera de la cara.- "Esa mujer sabe lo peligrosos que podemos ser y aún así corrió ayudarte. ¿Qué te dice eso? " La frustración aumentó en Susuke. Estaba caliente, irritable y enojado. -"Está dispuesta a morir por ti. Al principio no confiaba en ella o en sus motivos, pero tiene verdaderos sentimientos por ti, Susuke. Ella lamenta haberte abandonado en Siet Four. ".
-"Ella ni siquiera intentó ponerse en contacto conmigo cuando vinimos al Homeland. O cuando compramos la Reserva ".
-"Deberías hablar con ella."
-"Estoy hablando contigo."
-"Está bien." Naruto lanzó una mirada vacilante en su dirección.- "Creo que ella te ama."
-"¿Amor?"
Susuke se frotó los brazos de nuevo, esta vez más fuerte, tratando de limpiar el sudor y la incómoda sensación de estar un poco mareado. Sus dedos encontraron algo extraño y frotó el lugar mientras reflexionaba sobre las palabras de Naruto. Él se había obsesionado con Sakura cuando estaban en Siet Four. La deseaba más que a cualquier otra mujer. Su marcha le había deprimido y enojado durante mucho tiempo, incluso, cada vez que pensaba en ella, era como si hubiese comido algo en mal estado y el dolor le roía sus entrañas. ¿Era amor? No estaba seguro ya que nunca lo había experimentado.
-"Amor", repitió Naruto.- "No puedo pensar en otra razón por la que se enfrentara a ti cuando estabas salvaje. Diablos, me asustaste y no soy un débil y pequeño humano ".
Susuke frunció el ceño, distraído. Su dedo exploró el lugar de nuevo. El pequeño bulto se movió contra su hueso, realmente dolía.
-"¿Qué te pasa?"
-"Hay algo debajo de mi piel."
Naruto miró hacia abajo. -"¿Ahí es donde te dispararon?"
-"Sí".
-"Fue un dardo, no una bala."
-"¿Qué has dicho?" era Tsunade, gritando desde la otra habitación.
-"He encontrado algo en mi brazo." dijo Susuke en voz alta y miró a Naruto.- "Es pequeño y me duele cuando lo empujo."
-"Sal de ahí", ordenó Tsunade.- "Le echare un vistazo."
Susuke se puso de pie, se tambaleó y la sala empezó a girar un poco. Naruto no tenía ese problema, ya que él lo agarró de los codos para estabilizarlo.
-"¿Estás bien?"
-"Creo que es por el calor."
-"Está muy caliente, pero no me tambaleo. Vamos a salir de aquí. "
Neji entró en la habitación, se acercó y pasó su brazo alrededor de él para ayudarle. A Susuke le humilló un poco el necesitar ayuda para caminar, pero los dos hombres mantuvieron un firme control sobre él y lo sacaron del cuarto de baño. Tsunade señaló la cama, al otro lado de la sala de examen.
-"Ponlo ahí." Miró a Shikamaru.- "Busca a Asura. Dile que el tiempo de juego ha terminado y que nuestro paciente no intentara matarlo. Necesito el ecógrafo. Asura está más familiarizado que tu pueblo con esa maquina ".
-"Estoy en ello", anunció Shikamaru, se giró y corrió por el pasillo.
-"¿Qué piensas que es?"Susuke casi se derrumbó sobre el colchón. Su cuerpo estaba mojado y había pasado de sudor a tener frío. -"¿ Podría ser que una parte del dardo se desprendiera y se quedara en mi brazo?"
-"¿Dónde lo sientes?"
Susuke se lo mostró al médico, colocando el dedo índice del humano sobre la zona. -"Ahí mismo."
Asura llamó la atención de todos mientras empujaba una máquina con ruedas dentro de la habitación. Sonrió cuando Susuke se encontró con su mirada.
-"Ahí está el Susuke que conozco." Asura se acercó. -"He oído que regresaste con nosotros. Estoy tan contento. En serio. La última vez intentaste morderme el brazo ".
-"Lo siento."
Asura se detuvo y se inclinó para conectar un cable.- "No hay problema. Es todo diversión y juegos hasta que alguien pierde un ojo ... o un brazo, en mi caso ".
-"Ya basta", espetó Tsunade. -"Deja las bromas para después. Ese es el problema con los jóvenes. Están más preocupados por el trato a los pacientes que por el tratamiento. "
-"Nadie puede acusarte de eso" murmuró Asura mientras encendía la máquina y la preparaba.- "¿Qué es lo que buscamos? ¿Se lesionó? ¿Le duele el pecho? Les dije que no apretaran las correas demasiado y que se aseguraran de que podía respirar sin dificultad. Deberíamos llevarle a rayos X si piensas que se ha fracturado algunas costillas ".
Tsunade agarró algo parecido a un marcador y dibujó un círculo en el brazo de Susuke.
-"Busca por aquí."
-"Eso lo hace más fácil." Asura sacó una botella de gel de ecografias y vaciló. -"¿Quieres que caliente esto?"
-"No. Ya he tenido suficiente calor por hoy "Susuke no quería volver a entrar en una sauna. Nunca más.
Asura asintió y unto la sustancia transparente sobre un instrumento de mano conectado a la máquina. Lo presionó contra el brazo de Susuke y observó la pantalla, que Susuke no podía ver. Lo movió lentamente sobre su piel, pero luego se detuvo. Asura apretó un poco más, ajustó la cosa y maldijo en voz baja.
-"¿Qué demonios es eso?"
-"Maldita sea. Necesito un bisturí. Ahora vamos a ver que coño es y después lo examinaremos ".
-"¿Es la punta del dardo?" a Susuke no le gustaba la idea de tener una parte del dardo dentro de él.
-"No, estoy seguro de que no es la punta del dardo. No comprobamos si tenias objetos extraños, porque el dardo estaba intacto, "dijo Tsunade entre dientes y con voz airada. Parecía inusualmente preocupado.-"Es un objeto rectangular y muy pequeño. No puede ser la punta de un dardo ".
-"Uh-huh", coincidió Asura. -"Mierda. Se parece al chip que mi esposa implanto en nuestro perro por si alguna vez se pierde, pero un poco más grande ".
-"¿Podría ser un chip de rastreo?" Itachi había regresado. Llevaba el mismo tipo de ropa que el enfermero, pero más grande.
-"No sé lo que es", reconoció Tsunade. -"No lo sabremos hasta que lo saques".
-"Hazlo", exigió Neji.
Susuke asintió.- "Si. Sácalo de mí. No sé por qué querrían ser capaces de realizar un seguimiento. Nuestros enemigos saben exactamente dónde estamos. Aquí o en la reserva ".
Naruto gruñó.- "¿Y si tienen algún tipo de arma que pueden apuntar a un lugar determinado? Un misil de algún tipo. Esa cosa podría estar enviándoles una señal ".
-"Sacalo. Ahora", ordenó Itachi.
-"Voy a llamar a Kakashi y a conseguir que venga. Él conoce todas las armas de grado militar ".
El primer pensamiento de Susuke fue para Sakura mientras miraba a Naruto. -"Saca a Sakura de aquí. Llévala a la vivienda humana y quedate con ella. "
No quería que se acercara a él hasta que estuviera seguro de qué estaba pasando. Tampoco quería perder a Naruto si atacaban al centro Medico.
-"No te dejare"
Maldito cabezota.- "¿Eres realmente mi hermano?"
Los ojos azules de Naruto se estrecharon y él gruñó en voz baja. -"¿Me estás sacando de aquí con esa mierda?"
-"Sí. Llévala a un lugar seguro y quedate con ella. "
-"Joder" Naruto se dio la vuelta y se dirigió hacia la puerta.- "No juegas limpio."
-"Ponte unos pantalones primero,"Susuke gritó.
La idea de que Sakura viera a Naruto en ropa interior no le sentaba muy bien. ¿Y si lo encontraba sexualmente más atractivo? Le entraron ganas de llamar a Naruto y decirle que regresara, pero no dijo nada y se quedó inmóvil.
...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Sakura se paseó por la sala de estar de la casa y se mordió el labio inferior. Naruto la observaba desde el sofá, con los brazos cruzados sobre el pecho.

-"¿Eso te está ayudando de alguna forma? ¿Es una especie de ejercicio de los tuyos? "

Ella resistió el impulso de detenerse y darse la vuelta. El macho era molesto, pero sabía que él estaba preocupado por lo que estaba pasando con Susuke en el centro Medico. Como ella. Naruto le había hablado sobre el objeto en el brazo de Susuke.

-"Deberías haberme dicho lo de su brazo antes de dejar del centro médico."

-"¿Habrías salido de allí?"

Ella dejó de caminar. -"No."

-"Por eso no te lo dije."

-"¿La ONE tiene sistemas antimisiles o algo similar por si alguien lanza un ataque?"

-"Hemos armado a los oficiales con armas para hacer frente a cualquier amenaza. No sabemos por qué alguien asociado con Mercile puso un rastreador en el interior de Susuke, pero esa es la peor situación que podemos imaginarnos y estamos preparados para hacerle frente. Puede que lo hicieran para ver nuestros planes de vuelo desde el Homeland a la Reserva. Solemos cambiarlos a menudo después de que derribaran uno de nuestros helicópteros. Se me ocurren una docena de razones por las que podrían haberlo hecho".

-"No sé cómo poden vivir así." Sakura se paseó de nuevo.- "Hay demasiados idiotas con los que tratar y son muy peligrosos. ¿Por qué no pueden dejar en paz a las especies? "

-"También nos gustaría que dejaran de acosarnos, pero eso no va a pasar. "Cruzó los tobillos y movió los dedos de sus pies descalzos. -"Tu mundo tampoco es muy seguro. Vemos las noticias en nuestros televisores. No hay atracos, violaciones o robos de vehículos en tierras de la ONE ". Sakura continuó paseando.- "Nosotros no le robamos a los demás. Nosotros no-"

-"¡Ya lo tengo!" Ella gruñó. -"Estoy exagerando y no soy razonable. Vuestra tasa de criminalidad es mucho menor aquí. Estoy un poco asustada por lo del rastreador de misiles. Tienes que admitir que es un poco siniestro ".

-"El término enemigo implica que no son agradables."

Sakura apoyó las manos en su cintura y le disparó una mirada de irritación.- "Estoy desvariando, Naruto. Es una forma de expresar mi frustración. Estoy preocupada por lo que le está pasando a Susuke. "

-"Oh. ¿Es una cosa humana? "arqueó una ceja.

-"Sí." Ella se encogió de hombros y se relajó. -"Más específicamente, una cosa de mujeres. Se supone que tienes que asentir y no iniciar una discusión conmigo ".

-"Lo tengo."

Ella lo estudió.- "Estás muy tanquilo para estar bajo una situación de estrés."

-"Hemos recorrido un largo camino desde que fuimos liberados, doc. No esperes que me tumbe en este sofá y empiece a hablar de cómo me siento. No va a pasar. Tampoco voy a liarme a puñetazos con tus bonitas paredes. Es tentador pero no lo haré a menos que quieras un toque más abierto entre la cocina y sala de estar ".

Sakura sonrió. Le gustaba la especie cuando no le estaba amenazando o acusándola de hacer cosas viles a Susuke.- "Dudo que la ONE te agradezca la remodelación de una de las casas de huéspedes."

-"Probablemente no". Miró su muñeca y luego suspiró. -"Siempre me olvido de que ya no tengo reloj."

-"¿Qué le pasó?"

Sentía curiosidad por cómo las especies se habían vuelto tan dependientes de la tecnología. Había pasado mucho tiempo desde que había estado a su alrededor. Aprendieron a manejar los electrodomésticos y los demás aparatos tras ser liberados de Mercile.

-"Lo dejé muy cerca de ese horno. Mi reloj y botas se arruinaron. "Miró el pantalón de chándal y su camiseta con el logotipo del NSO e hizo una mueca.- "Echo de menos mis vaqueros, pero le prometí a Susuke que me aseguraría de que llegabas y te quedabas aquí."

-"No voy a tratar de regresar al centro médico. Sé que necesitaría una escolta o cualquier especie que me viera caminar sin él se alarmaría. Eso es lo último que quiero hacer ".

-"Mantengo mi palabra, loquera ".

Su buen humor huyó. -"Tu pueblo y el mío aceptaron la terapia. ¿Sabes lo irritante que es que nos llamen así? "La locura" es algo horrible y doloroso. Sólo queríamos ayudaros a adaptaros a la vida fuera Mercile. Necesitaban alguien con quien hablar después de lo que les habían hecho pasar. Es de sentido común ayudar a quien que lo necesita. Tampoco fue fácil para nosotros".él arqueo las cejas otra vez mientras la miraba.- "Al principio no eran exactamente muy amables. Me aterrorizaba que uno de vosotros sufriera una crisis postraumática en mi oficina y no creas ni por un momento que no sabía que los guardias varones no estaban preparados para manejar esa situación. Incluso sus mujeres podían haberles pateado el culo y las pelotas. Hembras. " se corrigió, sabia que preferían ese término. Naruto sonrió.- "¿Sabes cuánto dolor cause a mis padres y amigos cuando hice las maletas y les dije que había conseguido un trabajo del que no podía hablarles? No tenían ni idea de dónde estaba y mi madre pensó que era muy cruel al no decirle donde iba. No podíamos salir del Siet Four y era muy aburrido. Habría dado lo que fuera por salir a dar una vuelta o por tomar un café en cualquier cafetería".

-"Estás desvariando otra vez, ¿verdad? ¿Debo asentir ahora? "

-"Lo siento. ¿Por qué tardan tanto? ¿No puedes llamarlos o hacer algo para obtener información ? Anko hizo eso "

-"He olvidado mi teléfono en el bolsillo trasero de mis vaqueros. Tenía miedo de encenderlo antes de que se enfriara ".

-"Maldita sea". Ella se quedó mirando el teléfono sobre la mesa que estaba junto a la puerta. -"¿Puedes llamar a alguien?"

-"Ellos nos informaran cuando sepan lo que está pasando. Sólo conseguiré que pateen mi culo si les interrumpo en este momento ".

-"La impaciencia era un rasgo común de las especies."

-"¿No es un maravilloso progreso?" Él se rió entre dientes.- "Veo por qué le gustas a Susuke. Eres muy linda cuando no estás en modo terapeuta".

-"Estás soltero, ¿verdad?"

-"Sí".

-"!Que gran sorpresa¡", resopló y cruzó los brazos sobre el pecho.- "Nosotros también usamos el sarcasmo."

Se puso de pie. -"¿Quieres algo de comer? Deberías mantener tu boca ocupada antes de que llegues a ser demasiado insultante ".

Sakura sabía que estaba siendo una perra, pero no podía evitarlo. Ya deberían saber si había ido bien o no. Se estaba volviendo loca. No dejaba de preguntarse si Susuke seguía conservando su memoria o había caído de nuevo en su niebla mental. El timbre sonó y ella se giró en su dirección .Naruto se acercó a la puerta y la abrió. Su gran cuerpo bloqueaba su vista, pero estaba lo suficientemente cerca como para oír su jadeo de sorpresa.

-"¡Susuke!"

-"Y Seguridad", contestó una voz familiar, ronca.-"Tienen que vigilarme para asegurarse de que sigo siendo yo mismo."

-"¿Estás fuera del centro médico?"

Sakura acercó un poco más, un poco aturdida porque le hubieran dejado salir del centro. La alegría fue lo siguiente. Eso significaba que ya no tenía esa droga en su sistema. Su corazón se aceleró y se abrazó a su cintura mientras trataba de verle por un lado de su gran amigo.

-"Hablaremos más tarde. Vine a hablar con Sakura. Hazme un favor y ve a mi casa. Mataría por unos filetes y un poco de café. Estaré allí antes de que hayas terminado de hacerlos."Susuke se rió.-"Supongo que no te importará."

-"No." Naruto se adelantó y abrazó a la otra especie. -"Maldición. Me alegro de que hayas vuelto. "

Susuke miró a Sakura por encima del hombro de su amigo mientras le devolvía el abrazo.

-"Yo también. Estaré pronto allí. Tenemos que ponernos al día ".

Sakura apenas se dio cuenta de la partida de Naruto, ya que no podía apartar la mirada del hombre que amaba. Susuke, obviamente, se había duchado. Llevaba una camiseta sin mangas negra y un pantalón de chándal. Su oscura mirada se quedó fija en ella mientras entraba en la casa, luego se volvió y se dirigió a una especie que le acompañaba.

-"Espera ahí. Esto es privado. Si surge algún problema lo oirás ya que no voy a cerrar la puerta para que puedas entrar ".

No esperó una respuesta mientras cerraba la puerta con firmeza entre él y el equipo de seguridad en su porche. Él se apoyó en ella y la miró.

-"Funcionó".

Era lo único que podía decir. Susuke estaba en su sala de estar. Su hermoso rostro mantenía una expresión sombría, un duro recordatorio de que no era la misma persona que había conocido. La cautela brillaba en sus ojos y un poco de ira también. Los nervios apretaron su estómago. O bien venia a darle las gracias por estar a su lado o venia a pedirle que de marchara del Homeland.

-"Encontramos un implante en mi brazo. Me estaba dosificando esa droga para mantenerla en mi sistema. Al principio pensamos que era un dispositivo de rastreo pero nos dimos cuenta de la verdad una vez que lo examinamos bajo un microscopio y le hicimos algunas pruebas. Contenía la misma sustancia química que encontraron en mi".

Ella estaba demasiado aturdida para hablar. Estaba curado, pero no a causa de su sugerencia de utilizar la sauna, aunque eso no le importaba.

-"Tsunade piensa que me habría mantenido drogado durante unos días más, pero que al final me habría recuperado."

-"Me alegro de que te hayas recuperado." Su voz sonó temblorosa. Intentó recomponerse y enderezó los hombros mientras bajaba los brazos a sus costados. Quería parecer tranquila y serena.- "¿Cómo te sientes? ¿Tienes dolor de cabeza ?¿Sientes esa neblina? "

Susuke ladeó la cabeza. La ira sin duda brilló en sus ojos oscuros- "¿Eso es todo lo que tienes que decirme, doctora Haruno?"

Ella renunció a ser profesional. Era una mierda incluso pretender que podía serlo y ambos lo sabían, a juzgar por su forma de dirigirse a ella.

-"No."

Ella dio un paso vacilante hacia adelante, las ganas de tocarle eran tan fuertes que tuvo que cerrar las manos. Probablemente no sería inteligente intentarlo, así que se detuvo a menos de dos metros de él.

-"¿Qué quieres que diga? Ya no soy tu terapeuta, pero ese papel hace que me sienta más cómoda ante tu forma de mirarme y mientras intento averiguar por qué ".

Se apartó de la puerta y lentamente se acercó a ella. Sakura observó que se movía con agilidad. Una alarma sonó en el fondo de su mente. No era un hombre el que se acercaba a ella, era un depredador, uno cabreado y muy peligroso.

...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Ella dio un paso atrás antes de que pudiera tocarla. Él se quedó inmóvil y gruñó suavemente.

-"Tú deberías saber mejor que nadie cual es mi estado de animo actual. Si das la vuelta y corres, te cazare "Él miró a la alfombra y de vuelta a ella.- "La alfombra parece espesa pero dudo que impida que te hagas daño si te tiro al suelo."

Le resultaba difícil pensar mientras luchaba contra el miedo y la lógica. Él no le haría daño intencionadamente, a pesar de que sabía que su amenaza era real. Ella lo miró a la cara y su exótica belleza le golpeó una vez más. Se veía feroz y sexy al mismo tiempo.

Sus labios entreabiertos le dejaban ver sus colmillos afilados. La mordedura en su hombro ya no dolía, pero le recordaba el momento en que él la mordió.

-"Casi me siento tentada a presionarte", admitió, arrojando a un lado la precaución.

Sus hermosos ojos se abrieron con sorpresa. -"¿Qué me harías?"

Su mirada se movió lentamente por su cuerpo, disfrutando de cada centímetro y sus fosas nasales se dilataron mientras inhalaba. Ella bajó la mirada a la delantera de sus pantalones y encontró su respuesta. El contorno duro de su polla gruesa y alargada era demasiado visible.

-"Follarte", le susurró en voz baja.

Ella apartó la mirada de su ingle para mirarle a los ojos. Él la miró. Ella dio otro pequeño paso hacia atrás, sabiendo que eso iba a provocaría a su instinto a cazarla.

-"No lo hagas, Sakura. He venido a hablar ".

Eso era lo que temía. Tenía miedo de que le pidiera que dejara el Homeland. Él se arrepentía de lo que había pasado entre ellos y probablemente le culparía de que hubieran tenido sexo. Su necesidad de hablar con ella implicaba que deseaba que nada de eso hubiera ocurrido. Trató de ocultar su dolor.

-"Está bien."

Cerró los ojos. -"No uses ese tono."

-"¿Qué tono?", Susurró, no confiaba en que su voz ocultara el dolor de su corazón.

Sus ojos se abrieron.- "Maldita seas. No tienes derecho a sentirte herida. ¡Me dejaste! Fuiste tú la que se fue. "Su voz se elevó en un gruñido. -"No esperes regresar a mi vida como si no hubiera pasado todo este tiempo. Ya no soy el mismo hombre ".

-"Lo sé."

La puerta principal se abrió y Shikamaru miró dentro- "¿Está todo bien?"

-"Vete," ordenó Susuke. -"Estamos teniendo una discusión. Ella gritará si necesita tu ayuda. Estoy plenamente consciente de lo que soy y no me he perdido de nuevo. Quedate fuera, en tu puesto y deja de intervenir ".

Shikamaru miró a Sakura, para asegurarse de que estaba bien. Ella asintió con la cabeza para que les diera privacidad.

-"Um, entendido."

Él se retiró, cerrando la puerta con firmeza. Sakura estudió a Susuke. Él levantó una mano para apartar el pelo de su cara hacia atrás. La ira aún ardía en sus ojos negros mientras la miraba con seriedad. Su estómago se retorció. Este iba a ser un final doloroso.

Susuke reprimió su rabia. Sakura siempre había sido delicada con él. Había vivido un verdadero infierno cuando ella desapareció, pero no le quedó más remedio que aceptar que no volvería a verla. Ciento de veces se le había pasado por la cabeza seguir su rastro en el mundo exterior, pero al final su orgullo se lo había impedido, aparte de que habría sido una estupidez arriesgar su vida por perseguir a una mujer que le había rechazado definitivamente.

Ahora estaba frente a él, seguía siendo frágil y sus emociones eran claras en su rostro. Eso no había cambiado en ella. Sus ojos siempre habían sido muy expresivos. Incluso ahora quería calmarla y hacer que el dolor se desvaneciera de su mirada. El hecho de que ella todavía le afectaba fuertemente sólo fortalecía su amargura.

-"Te agradezco que dejaras por un tiempo tu ocupada vida para venir al Homeland."

Mantuvo su tono neutral.

Sakura bajó la vista para mirar su pecho. Ella asintió con la cabeza cuando sus hombros se tensaron y reprimió un gruñido. Feliz de haberse pasado toda la vida ocultando sus sentimientos. Después de todo lo que le había hecho pasar, no le permitiría volver a su vida como si no hubiera pasado el tiempo. Había cambiado con los años, aprendió a superar su obsesión por ella y lo había conseguido. El riesgo de que ella se alejara de él otra vez era demasiado alto. No iba a permitir que ella se metiera en su corazón de nuevo.

-"¿Qué quieres de mí?" Se negó a disculparse por el tono duro de su voz pero necesitaba respuestas. -"¿Por qué has venido aquí?"

Ella levantó la mirada hacia él. La tristeza en su mirada debilitó un poco su decisión de enviarla devuelta a su mundo. Pero sólo por un momento. No tenía derecho a su compasión. Él había sido el lastimado.

-"Me alegro de que estés bien, Susuke." Él gruñó bajo para mostrarle que su paciencia había llegado a su límite. Ella no se inmutó o retrocedió.- "Te extrañé."

-"Mentira",la acusó. -"Siempre hay opciones. Eras demasiado débil para enfrentarte a los demás y descubrir lo que había entre nosotros. "

-"No sé cuánto recuerdas de nuestras conversaciones mientras estabas bajo la influencia de la droga, pero quiero que sepas que lamento haberme ido. Tuve que hacerlo ".

-"No me creo eso."

-"Entonces sigues siendo un ingenuo." ella alzó su barbilla sobresalía y una mirada desafiante apareció en su rostro.- "¿Sabes cuanto dinero invirtieron en protegerlos de la la prensa y de las posibles amenazas?. Me habrían considerado un riesgo a su seguridad. Mantener su ubicación oculta era la principal prioridad. Mis supervisores me habrían sacado de allí por la fuerza. Me habrían encerrado en una celda y habrían tirado la llave hasta que considerasen que ya no era un peligro para vosotros. Habrían hecho cualquier cosa para impedir que hablara con alguien que no fuera parte del programa ".

Su temperamento estalló y tomó su cara antes de darse cuenta de su intención. Su agarre era suave, pero sabía que era un error tocar a Sakura. No era suficiente y quería más. Envolvió su otro brazo alrededor de su cintura para evitar que se alejara de él.

-"Ellos no te habrían enviado lejos porque me permitieras acercarme"

Se dejó caer un poco contra él, pero no apartó la mirada. -"Sí, lo habrían echo. Yo no era militar, 466. Las reglas eran muy estrictas en mi trabajo con las especies. Sólo se me permitía tocarlos si me atacaban y tenia que defenderme hasta que uno de los guardias llegara. "

El uso de su número asignado por Mercile era un insulto, pero que no creía que lo usara como tal. -"Susuke", la corrigió.

-"Lo siento."

-"Te fuiste antes de que eligiera un nombre."

Ella le miró fijamente a los ojos. -"Tienes que creerme. ¿Sabías que en el Siet encerraron a una de las terapeutas en su habitación durante seis días como castigo por sostener la mano de una de vuestras mujeres? "

-"¿Por qué la encerraron en su habitación? ¿Por qué iba a sostener la mano de una hembra y ser castigada por eso? ¿Se quejó la hembra? "

-"La hembra había sufrido un terrible trauma. La terapeuta le tomó la mano para mostrarle su apoyo emocional. A la paciente no le importó pero el guardia que estaba en su oficina informó del contacto físico. "Ella dejó escapar un suspiro y él identificó la frustración en su expresión. -"Fue una estupidez, pero así es como los supervisores respondieron al gesto. Suspendieron a siquiatra durante seis días y la aislaron para que sirviera de ejemplo a las demás. Era una señora muy agradable y muy compasiva. Hablé con ella a menudo porque ambas estábamos en desacuerdo con el tratamiento que Konan daba a las especies ".

Susuke creía a Sakura. Los humanos reaccionaban exageradamente y recordaba la causa de la fricción entre ella y Konan.

-"Quería tocarte mucho más que tu mano", admitió en voz baja cuando él se inclinó más y sus pechos casi se rozaron.- "Quería sentarme en tu regazo, dejarte hacer lo que quisieras hacerme y sabía que no podía seguir diciendo 'no' por mucho más tiempo." Ella se humedeció los labios, atrayendo su atención allí y su pene se endureció hasta el punto del dolor. Le dolía por la necesidad de poseerla. -"Dijiste que no era sólo por curiosidad. Una vez no habría sido suficiente para nosotros y alguien se habría dado cuenta. "

Él cerró los ojos y luchó contra el fuerte deseo de tumbarla en el suelo. Sus manos desgarrarían fácilmente su ropa y entonces nada más estaría en su camino. Podría explorar y lamer cada centímetro de su cuerpo. Siempre había deseado memorizar el sabor y el tacto de su cuerpo.

Una de sus manos tímidamente se asentó en su pecho. Su palma descansaba contra su camiseta, pero sus dedos encontraron su piel. Eso rompió su control. Susuke dejó de luchar contra su hambre por Sakura. Ella estaba justo delante de él y casi desafiándole a que la tomara. Esta vez no había drogas en su sistema que lo hiciera parecer surrealista.

No había recuerdos oníricos que le perseguían o le harían dudar sobre lo bueno que se sentía estando juntos. Deslizó la mano desde su cintura a su culo y apretó su mejilla mientras la empujaba firmemente contra su cuerpo y la levantaba. El jadeó de Sakura fue tan leve que apenas lo habría notado si no estuviera tan cerca de él. Caminó hacia adelante, en busca de la habitación más cercana. No quería tomarla sobre la alfombra. Le soltó la cara para envolver su otro brazo debajo de su culo y evitar que se deslizara hacia abajo.

-"Agarrate", le exigió.

Casi esperaba que protestara pero sus dedos se aferraron a sus hombros. Ella no dijo ni una palabra mientras atravesaba la sala de estar, la llevaba por el pasillo y entraba en el primer dormitorio. Se detuvo para enganchar su pie en la puerta y cerrarla. No había cerrojos. En silencio, se prometió patear el culo de Shikamaru si el macho entraba a ver por qué tardaba tanto. Las viviendas humana tenían camas más pequeñas y más bajas, pero no importaba. Se detuvo a los pies de la cama y se encontró con su mirada mientras aflojaba su agarre y sus pies tocaron la alfombra.

-"Quítate la ropa".

Sus blancos dientes blancos mordieron su labio inferior y él estudio sus ojos en busca de signos de miedo. No había ninguno. Ella agarró su camiseta. Le asombró que empezara a desnudarse. Su polla se sacudió en respuesta, con ganas de endurecerse aún más ante su rendición. Iba a follar a Sakura y esta vez no cabía duda de que los dos sabían lo que querían.

Él odiaba la forma en que sus manos temblaban cuando se sacó la camiseta por la cabeza y la arrojó a un lado. No le importó donde cayó. No había abandonado el centro medico con zapatos, por lo que no tuvo que molestarse en quitárselos. Enganchó los en la cintura de su pantalón, pero se detuvo unos segundos. Temía que cambiara de opinión al ver la evidencia desnuda de lo mucho que la deseaba. Algunas personas tenían miedo cuando veían a un macho de las especies totalmente desnudo.

Imágenes tenues de él y Sakura dentro de la celda aparecieron en su mente. Ya había reclamado su cuerpo antes y ella no se había estremecido cuando había visto la longitud y el grosor de su pene. Sólo deseaba poder recordar más claramente esos detalles.

Quizás los recuerdos surgieran, pero estaba a punto de crear otros nuevos que podía recordar muy bien. Empujó los pantalones hasta sus tobillos mientras se inclinaba y los sacó por sus pies. Ella lo deseaba y le iba a tener. Se enderezó y le dedicó toda su atención.

Sus rodillas casi se doblaron al ver su cremosa piel. El cuerpo desnudo de Sakura era toda una visión. Era muy diferente a las hembras de las especies. No tenía músculos alineados en su vientre, sólo carne lisa y suave. Sus senos eran más llenos y redondeados, sus pezones más grandes. Tragó saliva, deseaba envolver sus labios alrededor de cada uno para ver cómo encajaban en su boca.

Sus ojos verdes llamaron su atención cuando ella se sentó en el borde de la cama. La indecisión que reconoció en ellos no le impidió dar un paso adelante y luego otro. Se inclinó sobre ella cuando ella se recostó sobre su espalda, pero soportó todo su peso para no caer sobre ella.

-"Abre las piernas para mí, dulzura."

Ella lo hizo, sus piernas le rozaron mientras maniobraba en la cama. Él inclino la cabeza hacia abajo para ver su sexo. Se había afeitado el pubis. Inhaló los maravillosos aromas de Sakura. Un indicio de excitación se burló de su nariz. Todavía no estaba lista para tomarlo, pero lo estaría para el momento que uniera sus cuerpos. Sakura era adictiva y le volvía loco. Las cosas que le hacia sentir le inquietaban un poco y de pronto comprendió por qué los machos querían aparearse con las hembras. La idea de envolverla en una manta y echársela al hombro cruzó por su mente. Él nunca permitiría que abandonara su casa si la llevaba allí. Su mirada se levantó a la cabecera de la cama y decidió que seguramente la ataría si con eso conseguía mantenerla.

-"¿Susuke?"

Su voz atrajo su atención. Un indicio de incertidumbre le hizo darse cuenta de que se había quedado inmóvil mientras pensaba en la mejor forma de llevarla a su casa sin que los machos de seguridad supieran que la había sacado de la vivienda humana. Podrían pensar que había recaído y que no actuaba cuerdo. No era racional querer hacer eso, pero no tenía nada que ver con todo lo que había soportado recientemente. Ella le volvía loco. Ella se incorporó y se agarró a sus hombros mientras le miraba profundamente a los ojos, su preocupación era aparente.

-"¿Estás bien?"

Echó un vistazo a los suaves montículos de sus pechos y gruñó. Imágenes de todas las cosas que quería hacer con ella inundaron sus sentidos y su polla se endureció hasta el punto del dolor. Menos mal que ya estaba de rodillas o podría haber colapsado en ese momento.

-"Estoy bien," se las arregló para hablar, pero ella no parecía convencida.

-"¿Te duele la cabeza?"

Agarró sus caderas y la acercó a él, hasta que la cabeza de su polla rozó la entrada de su cuerpo. Detestaba la forma en que su mano temblaba cuando él la deslizo entre ellos para pasar su pulgar sobre su clítoris. Sakura jadeó, sus ojos se abrieron como platos, pero no se apartó. Lo frotó en círculos lentos.

-"No hay dolor de cabeza. No puedo esperar a estar dentro de ti. "Su control fue desvaneciéndose cuando el aroma de su excitación creció. -"Dime que vaya despacio."

Ella hizo algo inesperado, metió la mano entre ellos y envolvió sus dedos alrededor de su eje. Era su turno para jadear cuando comenzó a explorar lentamente la longitud de su polla.

-"Mierda." Él no podía esperar más. -"Dime si voy demasiado rápido."

...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Sakura gimió de placer cuando Susuke se abalanzó repentinamente y sus cálidos labios se envolvieron alrededor de su pezón. Su boca se sentía caliente y húmeda mientras lo chupaba con fuerza, era como si estuviera muriéndose de hambre por ella. Sus fuertes tirones enviaron oleadas de placer a través de su cuerpo. Su mano se cerró en su pelo para mantenerlo en su lugar mientras abría más los muslos, para que le fuera más fácil jugar con su coño. Rodó las caderas y arqueó la espalda en señal de protesta cuando soltó su pecho, pero él sólo volteó la cabeza para dar la misma atención al otro.
-"Susuke ... No te detengas." Tendría que matarlo si lo hacía. Sería demasiado cruel si la excitaba para después detenerse. No es que lo culpara por querer castigarla por lo que hizo en el pasado. -"Por favor."
Sí, suplicare, ella admitió en silencio. Haré cualquier cosa maldita por él. Por tener al hombre que amaba tan cerca, por disfrutar de su toque y por mantener los dedos enredados en su pelo. Por él pagaría cualquier precio. Ella se echó hacia atrás, pero se negó a dejarlo ir y siguió acariciando la rígida longitud de su pene. Era dura como el acero, pero suave y aterciopelada al mismo tiempo. Su pulgar hizo círculos sobre su clítoris con más fuerza y su vientre se apretó. Estaba cerca del orgasmo.
-"¿Por favor?" Le necesitaba en su interior más de lo que necesitaba respirar. El clímax parecía menos satisfactorio sin sus cuerpos unidos. El vacío que sentía se había convertido en un tormento que sólo él podía llenar. -"Te necesito dentro de mí."
Susuke mordió su pecho y ella gritó por el dolor agudo, pero su lengua alivio el dolor antes de que él la soltara. Alzó la cara y sus sexys ojos la miraron. Se estrecharon mientras sus fosas nasales se dilataban al inhalar profundamente. Un gruñido surgió de él antes de que tirara de ella y su culo quedara justo en el borde de la cama. Ella miró hacia abajo y movió sus caderas. Le resultó fácil situar la corona de su eje donde la quería. Su deseo la humedeció cuando se colocó contra su apertura.
Susuke cerró los ojos y ella vio su vacilación en su hermoso rostro. Sakura envolvió sus piernas alrededor de sus muslos y le empujo hacia ella, animándole a entrar.
-"Maldita seas," Susuke gruñó. Sus ojos oscuros se abrieron y la miró a los ojos mientras empujaba sus caderas hacia delante. -"Malditos seamos los dos, dulzura."
Era un golpe emocional, pero antes de que pudiera asimilar que los había maldecido a ambos, su gruesa polla se enterró en su interior, estirándola. Ella gimió al sentir su ajustada invasión. Él la agarró por las muñecas, le estiró los brazos hacia arriba, por encima de su cabeza y su peso cayó sobre ella, casi aplastándola contra el colchón suave.
Susuke ajustó su cuerpo, se apoyó en los codos para levantar un poco su pecho y facilitar su respiración. Su boca se apoderó de la suya y un gruñido vibró contra su pecho, haciéndola muy consciente de que estaban piel contra piel. La pasión salvaje de su beso y los sonidos salvajes que hacia aumentaron su deseo. Se condujo en su interior más profundo, llenándola hasta estar segura de que no podía tomar más. Ella movió sus piernas y las envolvió alrededor de su cintura para aferrarse a él, ya que él se negó a liberar sus muñecas cuando trató de mover sus brazos.
Se retiró un poco y sus músculos vaginales se apretaron a su alrededor, tratando de impedir que la dejara. Se detuvo y su lengua ralentizó la exploración de su boca, antes de penetrarla de nuevo. Ella gritó de éxtasis y giró la cabeza, rompió el beso para evitar morderlo. Su nariz rozó su garganta mientras él gruñía en voz baja.
-"¿Estás bien?"
-"Sí. Se siente tan bien. "
-"Estás tan apretada y caliente. Mojada. "Su aliento le hizo cosquillas y la punta de su lengua trazó su oreja.- "Seré más suave."
-"No." Ella quería a Susuke, todo él, tal y como era. -"No te detengas".
Sus dedos liberaron sus muñecas y ella agarró su rostro al segundo que sus manos eran libres, amaba acariciar sus mejillas mientras miraba sus hermosos ojos. Podría mirarlos para siempre.
-"Soy muy agresivo."
-"Puedo soportarlo." Sus caderas se movieron lo suficiente para que ambos gimieran de placer ante el roce de sus sexos.- "Te deseo." la indecisión brilló en su mirada.- "Eres una especie y no quiero que finjas lo que no eres."
Una esquina de su boca se torció con diversión. -"¿Quieres que te folle como un animal?"
Se lamió los labios.- "Te deseo" repitió, enfatizando el punto.- "No me atormentes".
La duda de que pudiera estar jugando con ella surgió en su interior. Una emoción desconocida retorció su rostro antes de que él enterrara la cara en su cuello.
-"Agárrate a mí, dulzura."
Sus manos se deslizaron de sus mejillas a sus hombros y se aferró a él cuando empezó a moverse. El lento deslizamiento de su eje grueso entrando y saliendo de ella renovó su lujuria por Susuke. Cada envestida la llevaba más cerca del orgasmo. Gemidos salieron de sus labios mientras clavaba un poco las uñas en su espalda.
-"Sí", le instó.
Susuke mordisqueó ligeramente la piel sensible bajo su oreja. Cada mordisco era una auténtica delicia y todo su cuerpo terminó tensándose. Él golpeó más duro y la cabecera se estrelló contra la pared con cada potente embestida. Sakura echó la cabeza hacia atrás y gimió su nombre. Una neblina de éxtasis robó su capacidad de pensar. Susuke alcanzó su propia liberación. Él echó hacia atrás la cabeza y gruñó.
-"Mierda".
Amaba la sensación de él corriéndose en su interior, de cada temblor de su cuerpo y de cómo su semilla la llenaba. La hinchazón en la base de su pene era incluso mejor, porque los bloqueaba juntos. Ambos yacieron jadeando. Susuke se recuperó primero y levantó la cabeza. Ella abrió los ojos para mirar sus rasgos sonrojados. Susuke era hermoso y la forma en que su cabello caía sobre su rostro, le hacia parecer salvaje e increíblemente sexy.
Él se aclaró la garganta antes de lamer sus labios. De repente volvió la cabeza hacia la puerta del dormitorio.
-"No te atrevas a entrar aquí", gritó. -"¡Fuera!"
Sakura miró hacia la puerta cerrada. La audiencia de Susuke explicaba cómo sabía que habían entrado en la casa. Él la miró con una expresión sombría.
-"Tú y yo vamos a tener una larga conversación en otro momento. Tengo que irme. Naruto está esperándome y odiaría golpear a Shikamaru porque este preocupado por ti ".
Él se iba. No era una sorpresa, ya que le había oído hacer planes con Naruto, pero aún así dolía. Quería quedarse en la cama con él. Tenían muchas cosas de las que hablar y realmente quería saber si para él lo que habían compartido era sólo sexo ... o algo más.
-"¿Volveré mañana para encontrar que te has ido otra vez Sakura?" sus ojos se entrecerraron con ira y su voz sonó más grave.
-"No iré a ninguna parte." Quería decirle cien cosas. -"¿Vendrás a verme?"
-"Mañana", confirmó. -"Tsunade quiere que regrese al centro esta noche para otro chequeo pero dejaran que me vaya a casa con una escolta. Sólo seguridad y Naruto pueden estar allí. La doctora quiere asegurarse de que estoy limpio de esa droga. Ya sabes cómo son los médicos ".
-"Están preocupados." Ella podía entender eso.
El silencio se prolongó mientras se miraban el uno al otro. Susuke rompió el contacto visual primero mientras se levantaba de encima de ella y se retiraba de su cuerpo ahora que la hinchazón había disminuido. Se deslizó al final de la cama y se sentó. Ella agarró la sábana para cubrir su cuerpo desnudo. De repente le resultó un poco incómodo estar tan expuesta. Susuke se mantuvo de espaldas a ella mientras se vestía.
Le dolía su comportamiento. Le recordaba la amarga historia con su último novio. Solía hacer que se sintiera usada después del sexo. Nunca pasó la noche con ella o incluso se molestó en abrazarla después del acto sexual. Era imposible no comparar el pasado con el presente cuando Susuke cruzó la habitación. Por orgullo se mantuvo en silencio cuando abrió la puerta.
Su parte racional sabía que no habían previsto tener sexo en el cuarto de invitados y que Naruto le estaba esperando en su casa. Tenía que irse. Su otra parte quería llorar porque podría haberle llamado por teléfono para decirle que llegaría tarde, podría haberse quedado con ella un rato y hablar de algunas cosas.
Dio un paso en el pasillo, pero se detuvo. No miró atrás, pero su lenguaje corporal indicaba que se debatía entre irse o quedarse. Ella esperaba que se diera la vuelta y regresara a su lado.
-"No te vayas." Él no se movió, como si estuviera esperando una respuesta.
-"No lo haré", respondió ella.
Fue entonces cuando su mirada se encontró con la de ella. -"Te veré mañana. Y ¿ Sakura?"
El corazón le martilleaba ante esa mirada intensa.-"¿Qué?"
-"Sigue aquí".
Era una orden. Pura y simple. Ella asintió con la cabeza. -"Lo prometo, Susuke."
Él cerró la puerta al salir. Sus hombros se hundieron cuando soltó la sabana y descubrió sus pechos. Miró hacia abajo y sus dedos temblaron un poco mientras trazaba el mordisco que había dejado allí. La piel no estaba rota, pero tenía otra marca. Se sentía sensible, pero no dolía.
-"Maldita sea," susurró.
Estaba locamente enamorada de alguien que podría no ser capaz de perdonarla. El hecho de que se hubiera ido a la cama con ella después de recuperar su lucidez no significaba que quisiera un futuro con ella. No era tan ingenua. A veces, el sexo era sólo sexo. Su salvación era que quería volver a verla. Puede que para decirle que se fuera al infierno, pero tendría que esperar hasta que volviera para descubrirlo.
La sensación pegajosa entre sus muslos se hizo más evidente. Una ducha y algo de comida le vendrían bien en este momento. Tenía la sensación de que iba a ser una noche muy larga. De ninguna manera iba a dejar de preocuparse por su próxima conversación hasta que la tuvieran. Se envolvió la sábana alrededor de su cuerpo cuando se puso de pie, no sabía si Susuke había pensado en bloquear la puerta principal.
Lo último que quería era caminar por el pasillo desnuda y encontrarse con los miembros de Seguridad, si habían entrado para comprobar si estaba bien. Nadie la detuvo mientras recorría la corta distancia a la habitación principal y cerró la puerta. La sábana cayó a sus pies y se dirigió hacia el baño, debatiéndose entre si tomar un largo baño o una ducha corta.
Un ligero zumbido sonó y ella hizo se detuvo, mirando a su alrededor. Venía de su bolso, que descansaba sobre la mesita de noche. Ella cambió de dirección y metió los dedos en el bolsillo exterior. Comprobó el identificador de llamadas de su teléfono.
-"Muy bien. Justo lo que necesito. " Ella deslizó su pulgar sobre la pantalla y lo acercó a su oído.- "Hola, Minato."
Su jefe le había dejado seis mensajes y probablemente estaba molesto con ella, ya que había faltado a su trabajo sin avisarle y no le había devuelto las llamadas. Él era bastante agradable, pero sabía que tenía un negocio que atender.
-"Siento mucho no haberte llamado, pero tuve una emergencia y estuve muy ocupada". Recordó su último correo de voz.- "Las cosas están un poco mejor, pero todavía necesito un par de días."
-"Me alegro de oír eso." Él vaciló. -"Nosotros, eh, tenemos un grave problema."
El temor le golpeó. ¿Iba a despedirla? Era una posibilidad. Por mucho que esperaba que las cosas salieran bien con Susuke, prefería renunciar a ser despedida.
-"Alguien entró en nuestra oficina hace un rato."
Eso era lo último que esperaba oír.- "¿Alguien resultó herido?"
-"No. Es el cumpleaños de una compañera de trabajo y celebramos una fiesta en la hamburguesería que está al final de la calle. Nuestra ala estaba cerrada, así que no había nadie allí cuando sucedió. "
Ella se encogió. La recepcionista era un amor. Hizo una nota mental de llamar a una floristería en cuanto colgara para enviarle una cesta de regalo. Tenía la dirección de la mujer almacenada en su teléfono.
-"Eso es horrible. ¿Robaron los ordenadores? "También había una televisión en recepción, pero nada más que a un ladrón podría interesar.- "¿Cómo pasaron a la seguridad del hospital o bajaron por el ascensor sin ser atrapados?"
-"No robaron ningún aparato electrónico."
-"Déjame adivinar. ¿Un adicto cree que almacenamos drogas arriba? "
Minato volvió a dudar. -"Necesito que vengas aquí inmediatamente."
-"No puedo." Bajó la voz.
-"Tienes que venir, Sakura. Fueran quienes fueran, violaron los archivos. Todos estamos revisándolos para ver lo que falta o si los manipulado, pero tú eres la única que puede ver los tuyos. Sólo tu puedes decir si te falta alguno o si ha sido modificado "
-"Guardamos todas las notas de las sesiones de este país."
-"Exactamente. La información es de carácter personal y privada ".
-"¿Crees que ellos estaban interesados en los archivos? Tal vez creyeron que ahí es donde almacenamos los medicamentos. Una persona drogada podría pensar que los armarios estaban cerradas porque tenían narcóticos ".
-"Tengo tres pacientes con acosadores. Uno de ellos tiene una adicción sexual que podría poner en riesgo su trabajo. "Su voz bajó tanto que ella tuvo que esforzarse para oírlo. -"Algunos mantienen relaciones extra-maritales. Seremos los responsables si esa información confidencial sale a la luz y no les advertimos. ¿Y si era el acosador de uno de ellos? ¿Y si estaban buscando información para chantajear a alguien? ¿Y si se la dan a sus respectivas parejas?"
-"Entiendo".
-"Bien." Habló con voz más normal. -"La policía ha llegado. ¿Cuánto tiempo te llevara llegar hasta aquí? Ellos te están esperando para ver si el robo afecta a alguno de nuestros pacientes. ¿Tienes algún caso de alto riesgo? "
-"Cuatro."
Hanabi, que vivía con su novio abusivo y demasiado celoso. Había alentado a la pobre mujer a que lo dejara, pero era un proceso lento. Ese idiota probablemente la mataría si alguna vez ponía sus manos en esas notas y leía sus conversaciones. Shino era gay, pero no estaba dispuesto a reconocerlo públicamente por miedo a que afectara a su carrera. Él era un atleta profesional con un montón de fans. La prensa le destrozaría la vida si se enteraran de su secreto. Kaguya era nueva y aún era demasiado pronto para saber si alguien la estaba observando como ella afirmaba. Podría ser un acosador o un posible caso de paranoia. Kurenai era una víctima de violación que había llegado después de que su atacante saliera de prisión. Él la amenazaba y el miedo constante que experimentaba la llevó a buscar ayuda.
-"¿Sakura?"
-"Aún sigo aquí. Estaba pensando ". Miró el reloj sobre la mesilla de noche y calculo mentalmente.- "Puedo estar allí en un par de horas."
-"Te quiero aquí ahora."
-"No estoy en la ciudad." Ella no mencionó que debía ducharse antes de irse.- "Me llevara ese tiempo conducir hasta allí y probablemente conseguiré una o dos multas por exceso de velocidad."
-"Ven lo antes posible."
-"Estoy de camino."
Terminó la llamada y se dirigió al cuarto de baño. No tenía otra opción. Era la responsable de sus pacientes y tenía que ir. Susuke no volvería hasta mañana. Podía llegar fácilmente en coche al hospital, abordar el problema actual y volver al Homeland antes de que él llegara. Como no tenía ninguna forma de ponerse en contacto con él, le dejaría una nota en la puerta. No iba a arriesgarse a que hubiera más malentendidos entre ellos. Si se retrasaba por alguna razón y él no la encontraba ... Bueno, ni siquiera quería pensar en lo que podría suceder. No esperó a que el agua se calentara antes de entrar en la ducha. Tenía que darse prisa.
...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
-"Estaba genial. Gracias. "Susuke sonrió y se apartó de la barra para inclinarse hacia atrás en su silla. -"Siempre haces los bistecs mejor que yo."

Naruto se rió entre dientes.- "Todo está en los condimentos. Ya te he dicho que les eches sal y pimienta antes de dorarlos ".

-"Podrías dejar a seguridad y trabajar en la cafetería."

-"Por supuesto que no." Naruto tomó un sorbo de soda. -"No podría soportar estar atrapado en una cocina todo el día."

Era un problema común en las especies y por esa razón que tenían a humanos trabajando en el Homeland. A los humanos no les importaba estar encerrados dentro de los edificios.- "El aire fresco es maravilloso."

Ellos intercambiaron una mirada de complicidad, recordando todos los años que habían pasado encerrados en celdas y a merced de Mercile.

-"Así que ..." Naruto arqueó una ceja.-"¿Vamos a seguir evitando el tema? Hemos comido y te informado sobre la mujer regalo y su compañero. Son felices y están muy enamorados. Mirai está completamente recuperada y sigue en la Reserva. Yo he hablado. Tú no ". Susuke suspiró.- "Llegaste oliendo a sexo. Ella sigue estando sobre ti, ya que no te has duchado antes de cenar. ¿Qué estás haciendo? "

-"Pasar el tiempo con mi mejor amigo." Naruto gruñó en lo profundo de su garganta para reflejar su disgusto.-"No lo sé." era difícil admitirlo. -"Sakura siempre ha sido una complicación."

-"¿Se va?"

-"No inmediatamente," no estaba seguro.

-"Maldita sea. Deja de hacer eso. ¿Qué va a pasar entre ustedes? "

-"No lo sé." eso le frustraba. Se miró las piernas y resistió el impulso para golpear la barra de la cocina. Sería bueno hacer un agujero en algo.

-"Hay que darle un poco de crédito por intentar ayudarte cuando estabas drogado y salvaje."

Levantó la vista y sostuvo la mirada de Naruto. -"No debieron permitírselo. Podría haberla matado. "

-"Eso es lo que dije al principio, pero no fue apoyada por los demás. Cambié de opinión cuando me di cuenta de que ella era la única que podía alcanzarte Es adulta y conocía los riesgos. "

Su temperamento se encendió.- "Yo era peligroso."

-"Cierto." Naruto se encogió de hombros. -"Pero querías follarla más que cualquier otra cosa. Ella podría haber conseguido que ladraras como un perro con sólo mostrarte sus tetas ".

Tuvo que controlarse para no golpear a su amigo. Sería satisfactorio derribar el taburete bajo su culo.

-"Deja de presionar mis botones." Él lo conocía demasiado bien.

-"Tenía la esperanza de que después de un par de rondas de lucha me confesarías que todavía sientes algo por ella."

La rápida sonrisa de Naruto hizo que se arrepintiera de no patear si su culo-"No tienes que presionarme para que hable. Ella me fija con nudos. Fui a la vivienda humana porque no podía estar lejos. Que estuvieras allí fue mi excusa para verla. "

-"Ouch. Yo también te extrañé. "

-"No lo hagas." Susuke no estaba de humor para juegos. -"Sabes que eres mi hermano. Sólo puedo pensar en ella cuando estoy solo. "

-"Material porno ¿eh? Es a la hembra que imaginas cuando-"

Susuke gruñó y mostró sus colmillos. -"Te has echado a perder sin mí o te has vuelto tonto mientras estaba drogado. Quería decir que su recuerdo me atormenta cuando me siento solo. No es sólo sexual ".

Todo rastro de humor desapareció del rostro de Naruto y sus ojos se estrecharon. -"¿Vas a permitir que se vaya del Homeland o no? Eso es lo que quiero saber ".

-"No depende de mí. Lo hablaremos mañana ".

-"Ella es pequeña y sería fácil mantearla contigo si lo deseas. No la dejes ir. Me gustaría ver como intenta salir por la puerta si dices lo contrario. No eres un macho que necesite encontrar el equilibrio en su vida. Ahora tienes el control y no al revés. Ella no tiene autoridad aquí ".

-"No puedo obligarla a quedarse si quiere volver a su mundo."

Naruto resopló.- "Yo lo haría si alguna vez deseara tanto a una mujer ."

-"Todavía estoy enojado con ella por lo que me hizo en el pasado. Nunca intento verme hasta que pasó esto."

-"Ah".

-"¿Qué significa eso?"

Naruto se acercó más y le miró con el ceño fruncido.- "La hembra es tuya. Acéptalo. Nunca has comido apestando a sudor después de una jornada de trabajo. Siempre te duchas antes de cenar para eliminar el olor y nunca te importó lo que ponía en tu plato o cuánta hambre tenias. La estoy oliendo porque estás teniendo una de esas extrañas reacciones que experimentamos cuando una mujer nos coge por las pelotas. Probablemente necesitas su olor en ti mientras estás sentado aquí. "Una sonrisa curvó sus labios. -"Niégatelo a ti mismo, pero yo te conozco muy bien. Tienes esa expresión abatida que ambos hemos visto en los machos que se han apareado. "Él se echó a reír. -"Tienes esa mirada de "oh-mierda"cuando te das cuenta de que es verdad ".

Susuke sabía que el color había desaparecido de su rostro. Su mejor amigo estaba en lo cierto. No le mentiría a Naruto.

-"Ve a la vivienda humana y revuélcate con tu mujer. Asegúrate de decirle que espero pasar un poco de tiempo contigo. Cometió un error. Supéralo. Me niego a verte de mal humor o luchando contra los miembros del equipo humano para descargar tu ira. Ellos no son lindos y follables. Ella lo es. No permitas que se vaya porque sigues resentido por el pasado".

-"A veces pienso que te has vuelto demasiado humano".

Le divertía y aún así Naruto tenía razón. Podría odiar lo que ella había hecho, pero había vuelto. Tenían cosas que resolver y quería probar. Eso significaba que tenía que preguntarle si quería quedarse con él. No quería vivir en el pasado cuando Sakura podía convertirse en una parte su futuro.

-"Paso demasiado tiempo con Sai y los chicos. Ellos son una mala influencia. "Señaló con el pulgar hacia la puerta. -"Ve por ella." Susuke se bajó del taburete cuando sonó el timbre. Echó un vistazo a Naruto, quien se encogió de hombros. -"No estoy esperando a nadie."

Susuke cruzó rápidamente la habitación. No era Sakura. Su escolta le habría llamado antes de llevarla a su casa para obtener su permiso.

-"Todo el mundo estaba preocupado por ti. Las noticias se propagan rápidamente. Es probable que sea alguien que quiere asegurarse de que realmente has vuelto a la normalidad y que estás en casa. "Naruto le siguió.- "Esperemos que no sea una mujer ofreciéndote un polvo. Ellas no sabrán que estás pillado hasta que la huelan sobre ti ".

Susuke abrió la puerta y le enseñó los dientes al humano en su porche. No era uno al que deseara ver.

-"Tú".

-"Hola, Susuke. ¿Vas a preguntarme si quiero entrar? "

Dio un paso al centro de la puerta, abrió los brazos y se aferró al marco para bloquear la entrada con su cuerpo.-"No."

-"Estás siendo muy desagradable."

-"Vete, Danzō."

-"He venido a evaluarte."

-"Tú no eres mi psiquiatra. No necesito uno ".

El humano molesto le dedicó una sonrisa fría.- "Has sufrido un trauma y todavía puede estar experimentando los efectos secundarios. Por favor invitame a entrar y hablaremos de todo lo que te ha sucedido y de cómo te sientes al respecto. "

-"Piensa que es una mierda que ese imbécil le disparara." Naruto se detuvo detrás de él. -"Está bien ahora que los medicamentos han salido de su sistema. Evaluación finalizada".

Susuke se resistió a reír. Itachi les había pedido que toleraran al loquero, pero eso no significaba que tuvieran que invitarle a entrar en su casa o que perdieran el tiempo respondiendo a sus estúpidas preguntas. Las respuestas de su amigo no fueron del agrado del humano, ya que este le frunció el ceño.

-"Vine a hablar con Susuke. Puedo darte una cita si deseas hablar sobre tus sentimientos, Naruto. Tengo un par de horas libres por la mañana. Sé que tienes un montón de problemas graves y que deben ser abordados. Me ahorraras tener que pedirle a Neji o a Itachi que te envíen a mi consulta. "

El pecho de Naruto se presionó contra el brazo de Susuke y él se agarró al marco con más fuerza para evitar que su amigo llegara al loquero. Susuke le dio a Naruto una mirada que esperaba que le transmitiera que tenía que mantener la calma. Danzō tenía la costumbre de enfurecer a las especies y creía que todos ellos necesitaban desesperadamente su ayuda. Por mucho que el psiquiatra mereciera que le patearan el culo, no se les permitía tocarlo. Naruto gruñó, pero se echó hacia atrás.

-"Tengo cosas que hacer." Tengo mejores cosas que hacer que perder el tiempo con un loquero, modifico silenciosamente y forzó una sonrisa.- "Fue muy amable de tu parte venir a mi casa, pero ya me iba."

-"En otras palabras, que te largues." Naruto lo fulminó con la mirada.-"¿No tienes una pareja esperándote en casa ? Estoy seguro de que te echa de menos. Eres tan agradable."

Susuke casi se estremeció ante el claro sarcasmo. No se perdió como al loquero se le enrojeció el rostro o apretó las manos a sus costados. Tenía que arreglar las cosas.

-"Tengo que volver esta noche al centro Medico para una evaluación y estoy seguro de que no quieres que llegue tarde. "No era exactamente una mentira. Iría allí después de visitar a Sakura.

-"Esto es parte de tu evaluación." los pequeños ojos de Danzō brillaron de satisfacción. -"Es necesario que obtengas un certificado de buena salud mental. Eso significa que necesitas hablar con un profesional sobre el trauma que has sufrido. Itachi estuvo de acuerdo".

Susuke se tragó una maldición. Nadie le había dicho eso.

-"Él no hablara contigo." Naruto se inclinó de nuevo y gruño al humano.- "Tú no eres el único psiquiatra en el Homeland. Él vera a la Dra. Haruno ".

Eso era genial. Susuke sonrió. -"Buena idea. Iré a verla ahora mismo. "

-"¿A esa mujer?" Danzō negó con la cabeza.- "Ella no está cualificada."

-"Ella se ocupo de mí cuando me liberaron de Mercile." Susuke soltó el marco de la puerta, ya no le importaba si Naruto quería intimidar al humano. Nadie tenia permitido rebajar a Sakura. -"Sabe sobre las especies más de lo que tú sabrás en toda tu vida."

-"Ella no quiere matarnos y es lo suficientemente inteligente como para no acosar verbalmente a un compañero."gruñó Naruto

El rostro de Danzō enrojeció mientras lanzaba una mirada furiosa a Naruto.- " Eso fue una circunstancia especial ".

-"No me gustas." Naruto gruñó de nuevo, más profundo y más amenazador.

El hombre palideció y retrocedió. Se dirigió a Susuke. -"Me doy cuenta que no soy bienvenido, pero necesito evaluarte".

-"Sakura lo hará."

-"La Dra. Sakura Haruno no está ", dijo con aire de suficiencia. -"Cuando me estaban revisando en la puerta principal para entrar, los oficiales estaban revisando su vehículo para salir."

Su corazón le dio un vuelco.- "Te equivocas. Está en la vivienda humana ".

-"Ella tiene el pelo largo de color rosa y conduce un sedán azul de cuatro puertas. Me dijeron que era la Dra. Sakura Haruno. "sacó su móvil y lo agitó. -"¿Quieres llamar a la puerta principal? Me resultó extraño ver a una desconocida salir del Homeland a esta hora. La mayor parte del personal sale a las cinco ".

La rabia llenó a Susuke. Se dio la vuelta y chocó con Naruto. Corrió hacia el teléfono de su casa y marcó el numero de Seguridad. Respondieron al segundo tono de llamada.

-"¿Dónde está la loquera humana?" Supuso que el macho al otro lado del teléfono la identificaría más fácilmente con esa descripción.

-"Ella se fue, Susuke. Su coche fue registrado para asegurarnos de que no se llevaba nada de la oficina nacional de estadística. ¿Quieres que busque al oficial que habló con la hembra?"

-"No." Él tiró el teléfono contra la pared y este se rompió.

-"Maldita sea." Suspiró Naruto.

Se dio la vuelta para mirar a su amigo. Naruto le sostuvo la mirada con una expresión igual de dura. Danzō había cruzado su puerta mientras los dos estaban distraídos. Eso le convirtió en el peor de los blancos. Susuke se abalanzó antes de pensar en lo que estaba a punto de hacer, pero Naruto lo agarró antes de que llegara al humano y lo sacara volando de su casa.

-"Respira", ordenó Naruto.- "Eso es. Deja que me ocupe de esto y luego nos ocuparemos de tu mujer ". Él asintió con la cabeza, su control pendía de un delgado hilo. Fuertes emociones oprimían su pecho. Sakura le había prometido que se quedaría, pero el pasado volvía a repetirse. Las ganas de aullar su dolor eran tan grandes que le estaban ahogando. Naruto lo soltó y se dirigió al loquero.

-"Te daré cinco segundos de ventaja. Si todavía estás aquí, no le impediré que te convierta en su saco de boxeo. Lección número uno sobre las especies "No jodas a una que está a punto de romperse". Echale un vistazo. "Señaló con el pulgar a Susuke.- "¿Ves ese brillo asesino en sus ojos? Recuerda lo que somos. Corre, humano. "

Danzō se dio la vuelta y salió corriendo. Naruto cerró la puerta con llave.

-"Tranquilo, hombre." Se volvió lentamente y sus ojos oscuros se estrecharon. -"No estropees tu casa o mi cara. Me gustan las dos. Nos ocuparemos de solucionar esto en cuanto te calmes".

...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Sakura abrió la puerta principal de su apartamento poco después de las diez de la noche. El problema en el trabajo había resultado ser una autentica pesadilla. Había conseguido llegar al hospital a las dos horas, pero no se esperaba el circo que se encontró allí. Su jefe había llamado a un equipo jurídico para proteger los derechos de sus pacientes. El abogado le había dicho lo que tenia que responder a las preguntas de la policía y después había estado horas hablando directamente con ellos.

El proceso había sido muy lento y demasiado molesto. Se quitó los zapatos en la puerta y la cerró. Pulsó el interruptor y la luz iluminó el espacio abierto que combinaba la cocina con la sala de estar y que a su vez estaban separadas por una larga barra de bar, que solía usar como mesa de comedor. El único taburete era un claro recordatorio de su solitaria vida. La casa no era grande, pero era asequible.

Echaba de menos a Susuke. Se dirigió rápidamente a su dormitorio. La cama doble con muebles a juego era más adecuado para una adolescente, pero ocupaba poco espacio y le permitía usar un lado de la habitación como oficina. Se acercó a su ordenador para revisar su correo electrónico y se dio cuenta de que la luz del contestador parpadeaba. Pulsó el botón para comprobar los mensajes.

-"Hola, Sakura. Soy mamá. No te olvides de llamar a tu tia el martes. Tienen que operarla de nuevo y ya sabes cómo se pone. Asegúrate de que no vuelve a reescribir su testamento. El pobre tu primo está harto de escucharla decir que va a morir. Dale a tu primo un descanso y calmala. Te quiero. "

Sakura hizo una mueca al escuchar los siguientes cuatro mensajes escuetos de su jefe. Él los había dejado antes de que hablaran por teléfono. El último mensaje era otro recordatorio de que había desconectado totalmente de su propia vida cuando fue ayudar a Susuke.

-"¿Estás bien?" Era la voz de Ino.- "Sé que estás estresada con la avalancha de pacientes que te han pasado al retirarse tu compañero, pero podrás con ello. Estoy preocupada. Llámame ".

Cogió el teléfono y marcó su número. Ino respondió al primer timbrazo.- "Lo siento mucho. Espero que no sea demasiado tarde ".

-"Nunca. Estoy haciéndome un bocadillo que ira derechito de mis labios y mis caderas, pero estoy aconsejando a alguien con un trastorno de alimentación y de pronto no me importa ganar unos kilos. Tener el peso ideal está sobre-valorado. Basta de hablar de mí. ¿Cómo estás? "

Sakura sonrió y se sentó en su escritorio.- "Estoy bien."

-"Siempre me llamas si no puedes venir a nuestra noche de cine."

-"Lo siento. Mi vida ha dado un giro sorprendente ".

-"¿Me necesitas en el modo profesional?"

-"No." Sakura se rió. -"Sólo relájate y sé mi amiga."

-"Lo dices para no tener que pagarme." Era una broma entre ellas.

- "Tiene dos caras. Yo no te cobro cuando divagas sobre tu ex-novio. "

-"Es cierto. ¿Qué está pasando? ¿Te están matando a trabajar en el hospital? Te sigo diciendo que la clínica privada te paga más y que el horario es mucho más estable ".

-"No." Sakura se debatió sobre qué decir. -"Mi pasado regresó y me mordió". Ella se frotó inconscientemente el mordisco de Susuke, todavía se sentía un poco sensible. -"Me he tomado un poco de tiempo libre para ocuparme de eso. Sabía que te asustarías si no tenias noticias mías y no quiero que te preocupes. Estoy viva y bien. No volveré hasta que lo resuelva".

Ino se quedó en silencio durante largos segundos. -"¿Qué está pasando? No puedo pensar en nada que pueda distraerte hasta el punto de que dejes de llamarme y le quites tiempo a tus pacientes. "

-"¿Recuerdas cuando me fui a vivir contigo un par de semanas? Se trata de él ".

-"Mierda. ¿Ese hombre apareció en tu oficina para que lo trates otra vez? "

-"No. Digamos que nos reencontramos y he pasado un tiempo con él ".

-"¿Sigue siendo masivamente caliente?"

-"Más aún".

-"Y ya no es tu paciente".

"Nop".

Ino maldijo en voz baja. -"Fuiste allí, ¿no? Me acuerdo de lo deprimida que estabas. Nunca te he visto tan colgada por un chico. Incluso te negaste a hablar de él ".

Sakura sabía lo que Ino quería saber.- "Yo fui allí y tuvimos sexo ".

-"¡Oh, Dios mío!" Ino parecía asombrada.- "Está bien. Ya han pasado unos pocos años y nadie puede decir que es poco ético. Por lo menos en teoría. "Ella hizo una pausa. -"¿Cómo fue? Por favor, dime que no es uno de esos tipos que es todo miradas, pero luego no tiene ni idea de sexo. Pasaste un infierno por ese tipo. ¿Valió la pena? "

El calor calentó el vientre de Sakura al recordar los momentos íntimos compartidos con Susuke.- "Es cien veces mejor que cualquier fantasía."

-"Me alegro y me siento un poco celosa."

-"Gracias. Sólo vine a recoger algo de ropa y luego volveré con él. No quiero que te preocupes si no tienes noticias mías ".

-"¿Te vas a mudar temporalmente a su casa?"

-"Um, no exactamente. Me quedaré en el mismo lugar que él ".

-"Eso suena misterioso y vago. ¿Quieres ampliar la información? "

No podía hablarle a Ino sobre el Homeland sin revelar que Susuke era una nueva especie. -"En realidad no. Aún estaría con él, pero tuve que encargarme de una emergencia en el trabajo. Me detuve en casa para hacer las maletas ya que estoy cerca del hospital ".

-"¿Está todo bien?"

Ella no le pidió mas información, sabia que no podía dar detalles precisos sobre las personas que trataba.

-"Alguien entró en las oficinas cuando todo el mundo estaba fuera."

-"¿Un adicto a las drogas en busca de medicamentos?"

Era un problema común en su línea de trabajo. -"No. Fueran quienes fuesen, abrieron mis archivos y miraron los informes ".

-"¿Estás segura?"

-"Las páginas estaban desordenadas en algunos archivos y soy muy meticulosa con eso. No faltaba nada y sabemos que no hicieron duplicados porque la copiadora que usamos lleva el registro de todo lo que imprimimos. Por supuesto que eso no quiere decir que no usaron otra tecnología para hacerlo. Por lo que sabemos, podrían haberles echo fotos con un teléfono ".

-"¡Mierda!"

-"Lo sé. La policía seguía buscando huellas cuando me fui. Esperemos que averigüen quién lo hizo. Tuve que llamar a todos mis pacientes para decirles que habían violado su privacidad. El abogado dijo que no lo hiciera, pero ¿qué otra cosa se supone que debía hacer? "

-"Es tu deber informarles".

-"Eso mismo le dije, pero al idiota le preocupa más las demandas."

-"Es imbécil".

-"Si." Sakura miró el reloj. -"Mira, tengo que irme. Tengo que volver a, um, con él. Prefiero que él no se entere de que me he ido. Nos reuniremos por la mañana y tengo que recoger la ropa suficiente para una semana, por si acaso me quedo allí. También me iría bien dormir un poco esta noche. "

-"Ni siquiera vas a decirme su nombre, ¿eh?"

-"No." Esperaba arreglar las cosas con Susuke y algún día, presentarle a las personas más importantes de su vida.

-"¿Qué dice tu jefe sobre tu ausencia ?"

-"Él no está contento, pero me debía unos días de vacaciones y los estoy usando. Aún tengo nueve días para ver si debo volver al trabajo o dejarlo ". Ino no dijo nada.-"¿Estás ahí?"

-"¿Debo entender que él vive muy lejos del hospital como para ir a trabajar todos los días si las cosas se ponen serias entre los dos?"

Ya lo eran. Amaba a Susuke y no hay nada más serio que eso.- "Sí".

-"¿No crees que podrías estar actuando impulsivamente? Estamos hablando de tu carrera, Sakura. Siento la necesidad indicarte que sería un error tomar una decisión precipitada. Pasa con él un tiempo antes de modificar tu vida".

No era como si Susuke pudiera dejar el Homeland para vivir con ella. Tendría que sacrificar su carrera, pero no le importaba. Puede que él estuviera dispuesto a tener una relación a distancia, pero ella no. Sólo habían pasado seis horas desde que le había visto y lo extrañaba demasiado. No sólo quería pasar con él sus días de descanso...quería más.

-"Tienes que pensar en tu trabajo y en tu piso. Sé que no eres rica "Ino la empujó suavemente. -"No puedes permitirte el lujo de dejar de trabajar. Tienes que pagar la hipoteca. Ten todo esto en cuenta antes de tomar una decisión ".

-"Tomó nota, terapeuta," bromeó. -"Agradezco que me cuides, pero te impresionarías si pudieras echarle un vistazo a mis pensamientos. Tengo que irme ".

-"Muy bien."

-"No te preocupes por mí. Tengo la esperanza de que esto va a funcionar y de que me hará feliz. "Colgó y se centró en el equipo.

...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Sakura maldijo mientras se chupaba el dedo sangrante.- "Maldita sea." La pequeña lesión tenía que ver con que su maleta estaba a rebosar. Había apoyado su peso sobre la misma mientras luchaba con la cremallera para cerrarla.

Dio un paso atrás y observó las dos maletas. Al principio había pensado en llevarse ropa para siete días, pero no se había dado cuenta de lo difícil que era escoger sus trajes. El vestido de cóctel negro era un poco exagerado, pero muy sexy. El vestido verde hacía juego con sus ojos. No pudo decidirse entre ellos por lo que metió ambos en la maleta.

Los Jeans eran necesarios ya que Susuke podría querer enseñarle el Homeland. Esperaba que quisiera pasar tiempo con ella. Llevaba camisas de manga larga y de manga corta, por si decidían dar un paseo, de día o de noche.

El verdadero problema había surgido cuando había pensado en invitarlo a cenar, con la idea de seducirle en mente y abrió los cajones de su ropa interior. ¿Qué le resultaría atractivo a una especie? ¿Un camisón? ¿Unas bragas a juego con el sujetador? ¿Unas medias hasta medio muslo y un liguero?. Cuando le conoció le gustaba ver videos porno. Ahí fue cuando se volvió loca y decidió llevárselo todo. Era muy importante que la encontrara tan atractiva como las mujeres con las que, obviamente, se había masturbado.

-"Me estoy portando como una niña", murmuró, sentándose al lado de su cama.- "Lo sé."

Le había dicho a sus pacientes, una y mil veces, que era importante que la gente los aceptara como eran y que no debían cambiar su apariencia. Por supuesto, que antes no le había preocupado parecer atractiva a los hombres.

-"Es un poco triste", decidió.

El timbre sonó y ella frunció el ceño, levantándose. Miró el reloj cerca de la televisión, era un poco después de la medianoche. Se detuvo y vaciló frente a la puerta. Llevaba tiempo queriendo poner una mirilla en la puerta, pero nunca había encontrado el momento. Su trabajo la mantenía demasiado ocupada durante la semana y su tiempo libre lo dedicaba a su familia o amigos.

-"El señor Sarutobi. "dijo una voz ahogada.

No abrió la puerta. El administrador del edificio no tenía ninguna razón para estar allí tan tarde. Él vivía en el primer piso y apenas veía al hombre mayor. Siempre se quedaba dentro de su casa, a menos que alguien rompiera las normas, pero ella había aparcado en su propio espacio.

-"¿Qué necesitas?"

-"Hay una fuga de agua arriba," murmuró tan bajo que apenas escuchó las palabras.

Ella gimió y abrió los cerrojos. Unos meses antes se habían roto las tuberías de agua en el cuarto piso. El camión de la basura tuvo que acarrear monstruosos paneles de yeso. El suceso fue más desagradable para los inquilinos que vivieron ese desastre dentro de sus casas. Las paredes de dos plantas tuvieron que ser arrancadas y reemplazadas después de arreglar la tubería. Ella abrió la puerta para dejarlo entrar.

-"No he visto agu-"

No era un cuerpo frágil el que se estrelló contra ella, pero si uno sólido y grande. Ocurrió tan rápido que casi no registró lo que estaba pasando antes de que cayera de espaldas contra el suelo de la entrada. La puerta se cerró de golpe y el sonido distintivo de un clic le hizo ignorar el dolor que sentía para mirar con miedo al hombre plantado entre sus pies descalzos. Llevaba una sudadera con capucha gris que mantenía a la sombra sus rasgos.

Sus finos labios estaban haciendo una mueca y mostraba sus dientes. Se inclinó antes de que pudiera recuperarse y envolvió sus fríos dedos alrededor de su garganta. Apretó lo suficiente para que no fuera capaz de gritar. Y realmente quería hacerlo.

-"¿Dónde has estado Sakura?"

Su voz le era familiar. Luchó contra el pánico y su mente registró que el intruso le había dicho su nombre. El Sr. Sarutobi. Esto no era un crimen al azar. Su otra mano la agarró de la camisa y él la levantó sobre sus pies. Estaba estrangulándola, le dolía, pero al final pudo llenar de aire sus pulmones cuando sus dedos se aflojaron ligeramente alrededor de su garganta. Era nueve centímetros más alto que ella y pesaba unos ochenta y dos kilos. Realmente esperaba que sólo fuera un robo. No quería considerar las demás opciones.

Todo lo que había leído o escuchado sobre los criminales vino a su mente mientras mantenía la mirada en su pecho. Puede que no la matara si evitaba mirarle a la cara, eso le aseguraba que no podría identificarle. Su instinto le decía que luchara, pero se resistió. Según las estadísticas, sus posibilidades de sobrevivir eran mayores si no la consideraba una amenaza. Claro que eso dependía de sus motivos. El hecho de que la atacara en un lugar privado aumentaba drásticamente las posibilidades de violación o asesinato.

Debía intentar hablar con él, pero seguía agarrando con fuerza su cuello. Ya le era difícil respirar. Formar frases... era imposible. Cerró las manos para no agarrar sus muñecas, algo que realmente quería hacer. Ella sabía que era importante prestarle atención. Cada interacción con él le daría pistas sobre la forma de proceder.

-"¿Dónde has estado?"

Su tono alto implicaba que estaba agitado y le llamó la atención que hablara con esa familiaridad. Ella había oído esa voz antes en alguna parte, pero no podía ubicarla.

-"Desapareciste."

Era muy difícil no mirar su cara. Cerró los ojos para resistir la tentación. ¿Qué quiere decir? No es racional. Eso no es bueno.

-"Fui a tu oficina", confesó.- "Pensé que allí podría averiguar donde estabas. Pasé junto a casa de todos tus amigos y de tus padres ".

Sakura obligó a sus rodillas a mantener su peso cuando amenazaron con doblarse. La situación era mucho peor de lo que sospechaba y el tipo sabía demasiado sobre su vida.

Ella era el objetivo, pero seguía sin saber sus motivos. ¿Estaba vinculado a uno de sus pacientes y pensaba que podía usarla para encontrar la forma de obtener lo que quería de ellos? Tal vez la culpaba por la decisión que uno de sus pacientes había tomado. Quizás era un novio despreciado o quizás temía que tuviera demasiada influencia sobre un miembro de su familia. Peor aún, podría ser un antiguo paciente. Había veces que los derivaba a otros médicos, al último lo derivó a otro profesional porque tenía problemas con las mujeres en general. Tal vez se sentía ofendido por algo que había dicho y quería vengarse. Ella sabía que verle por segunda vez era una perdida de tiempo, así que le había dado la tarjeta de otro terapeuta masculino. Tal vez viera eso como un rechazo en vez de comprender que lo hizo por su comodidad.

Él la giró tan bruscamente que casi la tiró. Su mano le soltó la camisa, pero mantuvo un firme control sobre su garganta. Enganchó el brazo libre en su cintura y la levantó contra su cuerpo. El tipo atravesó la sala de estar y se dirigió hacia la habitación. La posibilidad de una violación cobro más fuerza.

Lucharía. En el momento en que la dejara iba a luchar con todas sus fuerzas. El edificio era viejo, las paredes eran lo suficientemente gruesas como para amortiguar el ruido de los vecinos, pero escucharían sus gritos. Porque iba a gritar un montón y muy fuerte, al segundo que apartara la mano de su garganta. Él obviamente se sentía menospreciado de alguna forma por ella y le había acechado sin que se diera cuenta.

Una violación no era como el sexo compartido y las maletas impedían que pudiera arrojarla sobre la cama. Tenía que quitarlas o empujarlas fuera, pero no podía hacerlo sin soltarla. La lampara era una buena arma, pero también lo era la pesada estatua de un dios griego sobre su mesita de noche. La poderosa estructura de la figura masculina era un triste recordatorio del 466 y aún seguía sin saber por qué había comprado esa cosa.

-"¿Vas a alguna parte?" Su enojo era evidente al escupir las palabras.-"La cámara no me mostró que estabas llevándote tus cosas ."

¿La observaba? ¿Cómo? Una docena de preguntas pasaron por su cabeza, pero ninguna respuesta. De todos modos, era demasiado preocupante.

Él se quedó quieto, jadeando un poco por cargar con su peso muerto. Era una buena cosa. Eso significaba que no estaba en buena forma, lo que aumentaba sus posibilidades de hacerle daño cuando le diera una oportunidad. Su mirada se precipitó a la puerta del baño. Era hueca, todas las puertas interiores lo eran, pero tenía un cerrojo. La laca sería una gran arma o mejor aún, las tijeras que guardaba en el cajón superior del tocador.

Era horrible la idea de clavarlas en un ser vivo humano, pero estaba segura de que no dudaría en hacerlo. Le apuñalaría en el cuello para terminar con él más rápido. Era inquietante descubrir lo que había en su mente en ese momento, pero empujó la consternación a distancia. Haría lo que fuera para sobrevivir.

-"Yo sabía que irrumpir en la oficina te traería de vuelta." Dio otro paso, llevándola más cerca de la cama.-"Sabía que vendrías aquí. Hay mucha seguridad en el estacionamiento del hospital. Lo tenía todo planeado ".

Su voz salió en un tono normal, ahora que él ya no estaba en guardia y tenía la situación bajo control. Dedos helados agarraron su corazón al recordar esa voz. Akasuna no Sasori era su paciente desde hace cuatro meses, antes había estado tratándose con su compañero, pero este se había retirado y se lo asignaron a ella.

Le habían acosado durante toda su vida. Todo empezó cuando era un niño y en el colegio los demás se burlaban de su apellido. La cosa siguió en su adolescencia y él intento suicidarse varias veces. La crueldad de los demás no terminó hasta que se hizo adulto. Ella había tratado de ayudarle a liberarse de su amargura, pero tendía a dejar que la ira hirviera bajo la superficie. Con el tiempo habían conseguido avanzar en su recuperación, pero hace tres semanas su novia le dejo cuando le propuso matrimonio. A Sakura le destrozó ver cómo se derrumbó en su oficina. Le confesó que su novia se había negado a casarse con él porque no quería verse atrapada con su apellido. Le habían pateado duro toda su vida.

¿Por qué viene a por mí? Le había dado simpatía y comprensión, pero había sido un poco dura con él cuando su terapeuta se retiró y se lo reasignaron. ¿Había faltado a su cita mientras estaba en el Homeland? ¿Ese había sido el golpe final? Sus siguientes palabras confirmaron sus sospechas.

-"Soy una mierda para todos."

Esperaba poder razonar con él, pero para eso debía dejarla en el suelo y liberar su garganta. Ella hizo un sonido suave para indicarle que quería hablar. Él se tensó contra su cuerpo, pero antes de que pudiera decir o hacer algo, alguien llamó a la puerta principal. Sasori entró en pánico y la soltó. Abrió la boca para hablarle, pero el arma que sacó de detrás de sus pantalones la silenció al instante.

-"¿Sakura? Sé que estás dentro. Abre ".

¡Susuke! No tenia dudas de a quién pertenecía esa voz profunda y ronca .

-"Te mataré", juró Sasori.- "Deshazte de quienquiera que sea."

Retrocedió, pero siguió apuntándole con el arma. Temblaba de la cabeza a los pies mientras seguía al hombre inestable hacia su sala de estar. La fuente de su miedo cambió de su propia seguridad a la de Susuke. De ninguna manera iba a arriesgar su vida.

Susuke llamo de nuevo a la puerta de Sakura. Sabia que estaba dentro porque había encontrado su coche azul estacionado detrás del edificio. La verificación de sus antecedentes le había proporcionado su matricula, por lo que estaba seguro. El motor estaba frio y eso significaba que llevaba un rato en casa.

-"¿Sakura?"

Odiaba levantar la voz porque vivía muy cerca de otros humanos, pero no iba a permitir que se escondiera. Echaría la puerta abajo si era necesario, aunque no era su primera opción, ya que alguien podría llamar a la policía.

-"No me iré hasta que hablemos."

Escuchó mientras respiraba por la boca. El hedor del pasillo le molestaba. El que limpiaba el suelo utilizaba productos químicos muy fuertes y se mezclaba con el apestoso olor de la basura. Volvió la cabeza para mirar la bolsa en el pasillo. ¿Los humanos no sacaban fuera sus porquerías y las depositaban dentro de los contenedores de plástico? Levantó el puño otra vez y dio varios golpes en la puerta.

-"¿Sakura?"

Retrocedió unos metros para ver donde iba a plantar su bota. La puerta no parecía demasiado fuerte. Una fuerte patada debería derribarla. Un cerrojo hizo clic y la puerta se abrió unos centímetros. La cara de Sakura apareció por la apertura.

-"¿Qué estás haciendo aquí, Susuke?"

Él se estremeció. Había un rastro de miedo en su voz y su rostro se veía inusualmente pálido. No era su intención asustarla. Se quedó quieto en vez de empujar la puerta para entrar en su casa, como que quería hacer. Otro problema era que ella se presionaba contra la puerta y podía hacerle daño.

-"¿Por qué te fuiste?"

Su corazón latía con fuerza mientras la sangre se precipitó a sus oídos. No estaba seguro de lo que haría si ella le decía que se fuera. No lo haría, no hasta que la convenciera de volver al Homeland. Era difícil mantener mantener su voz neutral cuando quería gruñir.

-"Por una emergencia en el trabajo." Ella se humedeció los labios y se aclaró la garganta.- "Te llamaré mañana. Es tarde y tengo que dormir un poco. "

Su respuesta le derribó. No era lo que esperaba y le enfurecía, pero la dejaría descansar.

-"¿Me llamarás?"

-"Sí." ella presionó su mejilla contra el borde de la puerta.- "Te amo."

Esas dos palabras hicieron que se tambaleara sobre sus pies. ¿Le amaba?. Ella cerró la puerta y la cerradura hizo clic. Él parpadeó un par de veces mientras sus palabras se hundían en su mente. ¿Elle le amaba?. No estaba seguro de qué hacer. ¿Cómo podía decirle eso y cerrar una puerta entre ellos?. Se sentía un poco confuso. No era el único con sentimientos fuertes. El amor lo era todo para él, pero ¿Y para ella? Le cabreó que se lo hubiera soltado sin previo aviso.

Y me cerró la puerta en las narices. Retrocedió, se detuvo y dio un paso adelante. Sus manos se movieron a los costados, con ganas de tocarla. Necesitaba saber cómo le amaba. Los humanos eran demasiado confusos. Amaban a sus amigos, a sus coches y a sus posesiones. Él se abalanzó, sin importarle si la asustaba o sus vecinos se alarmaban.

No iba a marcharse sin estar seguro de cómo le amaba y de lo que él significaba para ella. Su bota se clavó a pulgadas del pomo y la madera crujió mucho más fuerte de lo que pretendía, pero la puerta se abrió de golpe.

Esperaba que Sakura saltara o que gritara cuando entró, pero la visión de un humano mirándole al otro lado de la pequeña habitación, con Sakura entre ellos, le detuvo bruscamente. El rostro del humano estaba casi oculto por una capucha, pero el arma apuntando directamente a su cabeza le llamó la atención.

El tiempo parecía haberse detenido, mientras se esforzaba por darle sentido a la situación. El brazo que sostenía el arma se movió en su dirección. Sakura gritó y se dio la vuelta para mirarlo. Su cabello se giró tan rápido que sus largos mechones se engancharon en el metal. Ella corrió hacia él, pero sus reflejos eran lentos y su cuerpo se estrelló contra su pecho. Una fuerte explosión ensordeció la pequeña habitación.

Perdió el equilibrio cuando el peso total de Sakura lo impulsó hacia atrás. Sentirla le sacó del shock. Su espalda chocó contra la pared junto a la puerta y eso impidió que ambos cayeran al suelo. Su instinto se hizo cargo y la arrojó a la cocina. No tenía tiempo de ver si ella caía detrás de la barra que la separaba de la sala de estar. Lo único que importaba era que estaba fuera de la línea de fuego.

Aulló de rabia y se apartó de la puerta. El humano había disparado contra ellos. El hombre se tambaleó hacia atrás cuando Susuke saltó sobre él y tropezó contra la mesa de café. El brazo del hombre se alzó hacia arriba cuando perdió el equilibrio y disparó al techo. Susuke cayó sobre las piernas del humano. Apenas registró su gruñido de dolor cuando le arrancó el arma. El humano apenas cogió una bocanada de aire y gritó como si fuera una mujer. Eso no evito que Susuke le diera un puñetazo con toda sus fuerzas en su pálida cara, ahora expuesta.

Los ojos del humano se dieron la vuelta y su mandíbula crujió por el golpe. Ya no volvió a moverse, pero estaba vivo, puesto que aún respiraba.

Susuke gruñó, dispuesto arrancarle la garganta.

-"No lo mates," jadeó Sakura.- "Está enfermo."

A Susuke le importaba un comino. El hombre estaba dentro de la casa de Sakura y les había disparado. Estaba furioso. ¿Por qué el hombre estaba en su casa? ¿Era él la razón por la ella había dejado el Homeland? ¿Era alguien que le importaba? ¿Le amaba? Él gruñó y sus dedos se curvaron en garras mientras miraba la garganta expuesta.

-"Susuke" Sakura sonaba un poco más cerca.- "Por favor, no lo mates. Átalo. "Ella le tiró algo que aterrizó en el suelo, a su lado. Miró el paño de cocina. Era negro y grueso. -"Hazlo tiras y atalo. Llama al 9-1-1. Por favor, Susuke. Es mi paciente. Es un enfermo mental. "Ella respiró entrecortadamente.- "Sufrió abusos durante su crecimiento. Él estaba delirando y ahora es peligroso".

Quiero romperle el cuello, gruñó para sí mismo y luchó contra el impulso de matar al hijo de puta. Eso alteraría más Sakura. Se agachó y cogió el paño. Uso sus dientes para romperlo en tres tiras largas. No fue amable cuando rodó al humano sobre su estómago.

La satisfacción le llenó cuando el bastardo se quejó. El humano tenia la pierna rota. Le dolería como el infierno cuando recuperara el conocimiento. Le ató las muñecas, un poco demasiado apretado. Bien. No iba a ser amable con el paciente de Sakura después de lo que había echo. Estaba atando sus tobillos cuando algo le llamó la atención.

Echó un vistazo a su pulgar manchado sangre. Terminó de atarlo y se miró las manos para ver donde se había sido cortado. No tenia heridas. Acercó el pulgar a su nariz para memorizar la esencia de su enemigo. El hedor de la pólvora había embotado un poco sus sentidos, pero el olor que recogió le calmó. Lo conocía muy bien. Volvió la cabeza para mirar a Sakura.

Ella estaba en la cocina, al otro lado de la barra y se apoyaba contra ella. Con una mano sostenía su brazo y la sangre se filtraba entre sus dedos. Él la había herido. Debió pasar cuando la arrojo hacia la cocina. Su brazo debió golpearse contra algo y cortó su piel. Los remordimientos le golpearon duro mientras la miraba. Estaba demasiado pálida. Echó un vistazo a su mano de nuevo y se levantó de un salto.

-"Lo siento."

...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Las lágrimas llenaron los ojos de Sakura y cayeron por sus mejillas-. "Mi teléfono está en el dormitorio. Llama al 9-1- 1. Mi inalámbrico está en el soporte". Se debatió entre acercarse a ella o hacer lo que le pedía.- "Diles que necesitamos una ambulancia y que llamen a la policía."

Él gruñó y lanzó una mirada llena de odio al humano en el suelo.

-"Les diré que vengan para arrestarlo, pero no pediré asistencia médica. Quiero que sufra durante más tiempo. "Él la miró, esperando que ella supiera lo que le había costado no matar al hijo de puta.

-"No es para él." Su voz se quebró.- "Es para mí."

El corazón de Susuke se tambaleó. -"¿Te lastimé mucho? ¿Tienes el brazo roto? "

Ella frunció el ceño.- "No fuiste tú. Yo fui quien saltó delante de la bala. Me alegro de que no te alcanzara a ti "

Miró su brazo y noto que estaba sangrando mucho más. Ahora la sangre había manchado la camisa hasta su codo. ¡Le ha disparado! La escena en la puerta se repitió en su mente. El hombre estaba al otro lado de la habitación, pero Sakura estaba alejándose de la puerta cuando la derribó. Ella estaba mucho más cerca de él que del humano. Ella estaba mirando al hombre y vio cómo apuntaba hacia él. La siguiente parte casi lo puso de rodillas.

-"Lo hiciste a propósito. Sabías que él iba a dispararme ".

-"Llama al 9-1-1. Intento mantener la calma. Nunca me han disparado. Me duele mucho y no llevo bien esto de la sangre. Estoy intentando no desmayarme ".

Corrió hacia ella y la cogió en sus brazos. Ella abrió la boca, pero no protestó cuando casi corrió hacia su dormitorio. Encontró su baño fácilmente. Los hogares humanos eran como los hogares de las especies. La luz ya estaba encendida cuando la colocó sobre el mostrador.

-"¿Qué estás haciendo?"

El dolor en sus ojos le desgarró. Él agarró su mano y la apartó suavemente de la herida. La sangre emanaba más rápido. Era demasiado grave como para tratarla con el kit de primeros auxilios que seguramente guardaba en el baño. Le soltó la mano.

-"Presiona la herida." Ella necesitaba un médico, no a él.

Ella gimió.- "Creo que voy a desmayarme. No puedo soportar ver la sangre ", pero hizo lo que él le pidió.

Susuke entró corriendo en su habitación y se golpeó la rodilla con la esquina de la cama en sus prisas por llegar al teléfono sobre la mesilla de noche. Su pequeña habitación tenia demasiados muebles y no podía maniobrar con facilidad. Se dio cuenta de que su mano estaba manchada de su sangre cuando agarró el teléfono y marcó el numero de emergencias.

-"9-1-1. Por favor, indique su emergencia ",contestó tranquilamente una hembra humana.

-"Un macho humano ha disparado a mi mujer." Hubo unos segundos de silencio. -"¿Me has oído? Envía una ambulancia. Le ha disparado en el brazo y está sangrando mucho. "

-"De acuerdo." La mujer no parecía alarmada por las noticias.-"¿has dicho que un macho humano ha disparado a tu mujer ?"

-"Sí".

-"¿Ella también es humana?"

-"Sí".

Se llevó el teléfono inalámbrico al baño para comprobar a Sakura. Estaba sentada donde la había dejado y seguía presionando la herida de su brazo. Le daba miedo que se cayera, así que se acercó y envolvió un brazo alrededor de su cintura. Ella se apoyó en él.

-"Envía ayuda."

-"Señor" la mujer al teléfono suspiró.- "El 9-1 -1 es para emergencias reales."

-"Esta es una. Un macho humano disparó a mi mujer y necesita asistencia médica ".

-"Está bien. Acabo de enviar un coche patrulla a tu domicilio. Los oficiales te ayudaran."

-"Necesito una ambulancia."

-"Estoy segura de que ellos la solicitaran si realmente la necesitas." Ella hizo una pausa. -"¿Tomas medicamentos?"

Él gruñó.- "¿Crees que estoy loco? Mi mujer está sangrando. El macho humano está inconsciente y atado en la sala de estar ".

Sakura lo miró. Susuke odió como sus parpados bajaron. Esperaba que el mareo fuera causado por su aversión a la sangre. Ajustó su brazo detrás de ella y apartó sus dedos a un lado para presionar con fuerza la herida. Odiaba hacerle daño, pero estaba perdiendo mucha sangre y no correría ningún riesgo con su vida. Ella apoyó la cara contra su pecho y gimió. El no alivió la presión.

-"No estoy insinuando nada, señor. Los oficiales llegaran en unos minutos. ¿Tienes un arma? ¿Dijiste que ella ha recibido un disparo? "

-"No fui yo. ¡Fue el macho humano! "¿Pensaba que él había herido a Sakura? Eso le cabreo.

-"Muy bien. ¿Por qué hablas de esa forma?¿Eres un Alien? "

De repente tenía sentido. -"Soy una nueva especie", gruñó.-"Llamare al Homeland y me enviarán un helicóptero ya que tú no ayudas ".

Colgó y marcó el numero de la oficina nacional de estadística.

-"Ha llamado a la oficina nacional de estadística. ¿En qué puedo ayudarle? "

Reconoció la voz del hombre.-"Jūgo, soy Susuke. Necesito ayuda de inmediato. "Recitó la dirección de Sakura. -"Envíanos un equipo y a un médico. Han disparado a mi mujer. La policía humana está de camino. "el infierno iba a desencadenarse en el Homeland, pero no le importaba. Enfrentaría cualquier castigo que le impusieran- "Me escapé para buscar a Sakura. Dile a Itachi y a todos que lo siento. Llama también a Naruto. Le quiero en ese helicóptero ".

-"¡Mierda!" Gruñó Jūgo.- "Esto no es una broma, ¿verdad? Estás llamando desde una línea externa ".

-"No." Él apoyó la barbilla en la parte cabeza de Sakura y la presionó más fuerte contra él. Odiaba sentirse impotente. -"¿Apuntaste la dirección? Date prisa. Ella está sangrando. Un humano le disparó en el brazo ".

-"No cuelgues", exigió Jūgo. -"Estoy en ello. Ya vamos ".

Puso su mano sobre el auricular, pero apenas amortiguó el sonido de él gritando órdenes a las demás especies. Finalmente habló por el teléfono.

-"Escúchame. ¿Estás listo? Tengo a Itachi en una línea y a Karin en otra. Neji acaba de conseguir otra línea. Puedo oírlos, pero tú no. Voy a ponerte en el altavoz para que ellos puedan oírte ".

-"Entiendo".

-"Dile a los humanos que lleguen a la escena que eres una nueva especie. Estoy seguro de que lo verán, pero afirmarlo alto y claro para que no haya errores. Ellos no tienen jurisdicción sobre la ONE. No pueden arrestarte pero podrían dispararte primero desde lejos si no saben lo que eres. "Hizo una pausa.- "Neji dice que está contactando con la policía local para asegurarse de que saben que eres una especie y de que sus leyes no te afectan. Podríamos ser capaces de evitar que entren en su casa ".

-"He traído un arma conmigo, pero no la he usado."

Jūgo vaciló. -"No apuntes a nadie. ¿Dónde está? "

-"Está en mi espalda."

Jūgo vaciló de nuevo.- "Se te permite llevarla. Sus leyes no se aplican a nosotros. Dile a los humanos que la tienes y dónde la llevas. No la toques. Podrían entrar en pánico ".

-"Entendido." el agudo oído de Susuke recogió el sonido de unos pasos. -"Están aquí. Ellos simplemente entraron en casa de Sakura. "

-" Grita que eres una nueva especie ", Jūgo hizo una pausa. -"Ahora".

Susuke cerró los ojos y se mantuvo de espaldas a la puerta. No quería soltar a Sakura- "Soy una nueva especie", afirmó en voz alta.- "Estoy armado pero mi pistola está escondida en la parte trasera de mi cintura. No la voy a utilizar. Estoy hablando por teléfono con el Homeland ".

-"Pon el altavoz," exigió Jūgo. -"No creo que su teléfono tenga esa opción." Susuke le echó un vistazo.-"No tiene."

Levantó el mentón y su sentido del olfato le confirmó lo que su audiencia le dijo. Poco a poco volvió la cabeza y se encontró con la mirada de un oficial humano. El hombre le apuntaba con su pistola, pero la bajó. Agarró la radio atada a su hombro.

-"No es una broma", dijo el hombre por la radio. Él ladeó la cabeza mientras escuchaba la respuesta por el dispositivo en su oreja.- "Confirmado. Le estoy viendo y es una nueva especie. "Soltó la radio y enfundó su arma.-"Tranquilo". Levantó una mano hacia Susuke.

-"No soy un peligro para ti."

El hombre tragó saliva.- "Lo siento. No estamos entrenados, um, nunca conocí antes a uno de ustedes. "

Miró el espejo de detrás Susuke y su boca se apretó en una línea sombría.- "¿Ella está herida?"

-"Recibió un disparo en el brazo. El hombre que lo hizo está en la sala de estar. Sakura es psiquiatra y él era su paciente ".

No volvería a serlo de nuevo si él podía decir algo al respecto. Cazaría y mataría al humano antes de que se acercara de nuevo a su mujer. -"La Oficina Nacional de Estadística ha enviado un helicóptero para ayudarnos." Le tendió el teléfono. -"Ellos quieren hablar contigo."

El oficial vaciló, pero se acercó más y lo acepto. No se puso el auricular a la oreja de inmediato.

-"¿Podemos ayudarla cuando lleguen los paramédicos?"

-"Por favor."

El policía agarró la radio de nuevo. -"Envía a los paramédicos cuando lleguen. La mujer está en el interior del cuarto de baño. Evacuen al hombre que esta en la sala. "la soltó y acercó el teléfono a su oreja.- "habla el oficial a cargo. ¿Con quién estoy hablando?"

Escuchó la respuesta y cortó la llamada. Él oficial observó con recelo a Susuke. Eso le irritó, pero entendía su miedo. Al menos no intentaba matarlo o arrebatar a Sakura de sus brazos. Se dio la vuelta, apoyó la barbilla en su cabeza y cerró los ojos. Ella respiraba, pero tan despacio que no sabía si había perdido la conciencia.

-"Por favor, dígale a la ambulancia que se de prisa."

-"Sí, señor", respondió el oficial.- "Quizás este más cómoda en la cama" Él salió del cuarto de baño. -"Voy a despejarla."

Susuke levantó suavemente a Sakura, pero mantuvo la mano contra su herida. Su cabeza rodó sobre su pecho. Él la miró y supo que se volvería loco si ella moría. El oficial estaba a unos dos metros de la cama cuando él entró en el dormitorio. Susuke le vio arrastrando dos maletas por el suelo.

Susuke se sentó con ella en su regazo. Ignoró la mirada del oficial, apenas prestó atención a los ruidos que venían de la otra habitación o a los dos agentes que entraron para llevarse al hijo de puta que había disparado a Sakura. Ni siquiera tenia ganas de sonreír al escuchar sus protestas de agonía cuando recobró la conciencia. Él sostuvo a Sakura, aliviado porque aún respiraba.

-"¿Hay algo que pueda hacer, señor?"

Susuke abrió los ojos y miró al humano. La compasión se reflejaba en los ojos del humano. Susuke miró la mano izquierda del hombre. Llevaba un anillo de oro.

-"¿Tienes una compañera?"

-"Estoy casado. Sí ".

-"Mi nombre es Susuke. No puedo perder a Sakura. ¿Hay alguna forma de conseguir que la ayuda médica llegue más rápido? " Escuchó el sonido de una sirena acercándose.

-"Despejaran la entrada del edificio y otro oficial mantendrá las puertas del ascensor abiertas para que puedan subir rápidamente. Otro oficial los guiara hasta la puerta principal. " Agarró una manta, se acercó y se agachó.- "Deja que te ayude. Ha perdido mucha sangre. La mantendremos caliente para que no entre en shock. "

A Susuke le conmovió vero como el humano cubría a Sakura con la manta. La remetió alrededor de su cuerpo, como un padre haría con su hijo.

-"Soy Jiraiya". Dijo el oficial.- "¿Puedes decirme que ha pasado aquí, Susuke?"

-"Vine a ver a Sakura, pero su paciente estaba aquí antes de que yo llegara. Tenía una pistola y di una patada en la puerta. "Hizo una pausa, no menciono que él no lo sabia en ese momento.- "Él trató de dispararme pero Sakura se interpuso entre nosotros." era inaceptable mostrar debilidad frente a los humanos, pero las lágrimas brotaron de sus ojos cuando la realidad le golpeó con toda su fuerza.- "Ella lo hizo a propósito." Se quedó mirando su hermoso rostro. -"Ella puede morir porque arriesgó su vida por mí."

-"Ella debe amarte mucho y puedo ver lo mucho que la amas." su mano palmeó su rodilla en un intento de darle consuelo.- "creo que la herida no es mortal, ¿de acuerdo? He visto víctimas en peor estado que ella. Estoy seguro de que saldrá adelante ".

Susuke sabía que iba a perder la cabeza si no lo hacía. Un hombre con un uniforme diferente se acercó a la puerta de la habitación y Susuke le miró fijamente. El miedo se mostraba en su rostro.

-"Soy un paramédico. ¿Puedo entrar? "Su atención se desplazó de Susuke a Sakura. -"Queremos ayudarla."

Una hembra humana empujó al macho pero él alargo un brazo para mantenerla a su espalda. Ella encontró con la mirada de Susuke y palideció, su miedo era aparente.

-"Ayúdala", dijo con voz ronca. -"No soy una amenaza."

Ellos entraron en la habitación con su equipo médico. Era frustrante ver su miedo, cómo si fuera a morderles o atacarles. Como era evidente que no iban a a acercarse, se levantó y depositó a Sakura en la cama, pero mantuvo la mano en su herida.

-"He estado aplicando presión."

La mujer se acercó y se apretó contra su costado.- "Por favor, aparta la mano. Ya la tengo. "

Detestó ver los guantes cuanto ella se hizo cargo de Sakura. Le recordaba a Mercile. Retrocedió para darles más espacio cuando abrieron sus kits médicos y se detuvo cuando su culo golpeó la mesa. Jiraiya se puso al lado de Susuke.

-"Se pondrá bien. Están empezando a ponerle fluidos y la trasladaran tan pronto como la estabilicen ".

-"¿A dónde?"

El humano era lo suficientemente alto como para mantener sus ojos al mismo nivel.

-"Ella necesita ir al hospital. El hombre del teléfono me ordenó que los mantuviera aquí. Sé que la ONE ha enviado un helicóptero, pero si esa fuera mi esposa, yo querría que la trataran lo más pronto posible. Yo iré con ustedes si dejas que se la lleven. Podemos ir con ella en la ambulancia ".

Tenia sentido y no quería que Sakura sufriera por más tiempo.- "Me quedare con ella en todo momento."

-"Nadie quiere que esto vaya mal, ¿de acuerdo?" Bajó la voz. -"Si intentan tirar de rango en el hospital, recuerdales que eres una nueva especie. Yo te apoyaré. Diremos que su seguridad está en peligro si intentan prohibirnos la entrada en la sala de traumatismo".

Susuke lo miró. Jiraiya le guiñó un ojo y levantó su mano izquierda, mostrando su anillo.

-"Te entiendo."

-"Gracias. Dejare que la lleven al hospital ".

Jiraiya agarró la radio.- "Estamos saliendo con ella." Él miró a los paramédicos.- "Ya lo has oído. Consigue que se estabilice y la llevamos al hospital. "

...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Sakura quería abrir los ojos, pero le resultaba difícil. Su lengua se sentía hinchada. Trató de rodar, pero una gran mano se presiono contra su pecho para mantenerla en su lugar. Finalmente pudo abrir los ojos y miró la luz tenue sobre ella. Una forma difusa se inclinó sobre ella, parpadeó y se encontró con unos oscuros y hermosos ojos.

Había sobrevivido al disparo de Sasori. Su lado profesional se preguntaba qué habría pasado con él, pero no era tan ingenua como para preguntarle a Susuke. Era un milagro que Sasuke no lo hubiera matado después de que el hombre intentara asesinarlo. Eso demostraba que las nuevas especies habían avanzado un montón desde su puesta en libertad. Habían aprendido a mantener bajo control sus instintos y a usar la razón.

-"Sakura", Susuke gruñó.- "Te pondrás bien. Ellos dijeron que la bala atravesó tu brazo, pero perdiste mucha sangre. No toco el hueso. "Su voz se volvió ronca. -"El doctor dijo que tuviste suerte, pero yo no estoy de acuerdo. Te dispararon. Habrías tenido suerte si ese bastardo hubiera fallado ".

No sentía ningún tipo de dolor, pero lo atribuyó a los analgésicos. Le resultó gracioso ver a Susuke casi histérico. Ella se echó a reír y Susuke le frunció el ceño.

-"¿Qué te parece tan gracioso?"

-"Tu".

-"Te han disparado. ¿Lo entiendes? "

-"Sí. Lo recuerdo ". Ella trató de ponerse seria, pero su expresión le recordaba a un pez atónito. Se echó a reír de nuevo. -"Eres muy lindo."

Susuke levantó la mirada y gruñó a algo. -"¿Qué le pasa?"

-"Está bajo los efectos de los sedantes", respondió una voz masculina.- "Ellos le dieron mucha mierda. Es normal. Estará tonta por un tiempo. Mi mujer se echó a reír como una loca cuando se rompió la pierna y le pusieron analgésicos para el dolor después de la cirugía. Habrías pensado que estaba borracha ".

Sakura volvió la cabeza para mirar al policía apoyado en la pared y a una lado de su cama. Le guiñó un ojo. Ella pensó que estaba allí para tomarle declaración. Eso no parecía tan gracioso. Pobre Sasori. Ella ya no podía ayudarle y se sentía culpable. Debería haberse dado cuenta de lo inestable que era. De hecho, había pensado que él estaba empezando a ser una persona normal. Susuke apartó el pelo de su mejilla y ella lo miró.

Susuke se acercó más para mirarla a los ojos.- "Me alegro de que te sientas lo suficientemente bien como para ver esto con sentido del humor. Yo no puedo ".

Ella extendió la mano y acarició su rostro. Sabía que sus dedos se sentían fríos contra su piel caliente. Esperaba que no le importara. -"Te ves como el infierno." Tenía el pelo desordenado, como si llevara un tiempo sin peinarse y sus ojos estaban un poco rojos.- "¿Qué estás haciendo aquí?"

-"¿Crees que habría permitido que te trajeran al hospital sin mi? No me he apartado de tu lado."

Ella no lo dudó. Susuke era honorable y protegía a las mujeres. Dos de los muchos rasgos que admiraba de él. -"Quiero decir ¿Por qué saliste del Homeland? "

-"Me abandonaste de nuevo, pero esta vez si podía hacer algo al respecto. Conseguí tu dirección y sé como leer un mapa ".

O salió a buscarla o estaba tan enfadado porque le había dejado que no le importó dejar la seguridad del Homeland para gritarle.

-"Fui a mi casa para recoger mi ropa. Iba a volver. No tenía un número de teléfono para llamarte. ¿No leíste la nota? "

-"¿Qué nota?"

-"La dejé pegada en la puerta por si volvías esta noche. ¿No es así como te enteraste que salí del Homeland? "

-"No. No volví a la vivienda humana.¿Pensabas volver?"

-"Yo diría que sí. Las maletas que estaban en la cama eran muy pesadas".dijo el policía.

Ambos lo miraron y él sonrió.

-"También pensaba dejarte un mensaje en las puertas, pero me encontré con uno de los médicos y me dijo que iba a tu casa. Hablé con él mientras revisaban mi coche. Él me aseguro que te daría mi mensaje ".

-"Danzō," murmuró Susuke y luego gruñó. Tuvo que reprimir las ganas de cazar y golpear al loquero.

Sakura volvió la cara de Susuke hacia ella para ver sus ojos.- "Pensaste que me había marchado otra vez, ¿no? ¿Has venido a gritarme o a pedirme que vuelva contigo? " Él se lamió los labios y dudó. Decidió que la buscó porque estaba enfadado. Dolía.- "Ya veo. Sé que tienes motivos para no confiar en mí, pero mi jefe me llamó por teléfono y tuve que salir. Alguien entró en nuestras oficinas y registraron los archivos. Fue Sasori, pero en ese momento no lo sabíamos ".

-"¿Por qué lo hizo? ¿te lo dijo? ¿Por qué estaba en tu apartamento con un arma? "

Ella giró la cabeza para responder a las preguntas del policía.- "Es uno de mis pacientes y tiene problemas emocionales. No puedo decirte mucho más. Es confidencialidad. Les recomiendo encarecidamente que le mantengan en observación durante setenta y dos horas. ¿Está ingresado en el hospital? "

-"Si. Supongo que tiene suerte de estar vivo ".

-"La suerte no tuvo nada que ver." Susuke gruñó las palabras. -"Ella no quería que le hiciera daño y me rogó que lo atara. El hijo de puta está aquí, Sakura. La policía lo tiene inmovilizado con esposas en la sala de emergencias. Están vigilandole. Me prometieron que le llevaran a la cárcel cuando los médicos le den el alta. "

El policía dio una mirada de complicidad a Susuke.- "El asesino aún respira. No estoy seguro de la gravedad de su lesión, pero parecía muy dolorosa cuando le vi tirado en el suelo. El-"Se detuvo y se centró en el dispositivo en su oído. -"Entendido". Él se apartó de la pared. -"La ONE ha llegado. Acaban de aterrizar ".

-"Maldita sea," Susuke gruñó.

-"¿Qué pasa?"

Sakura odió que él se apartara de su toque. Dio un paso hacia atrás, fuera de su alcance.

-"¿Me haces un favor, Jiraiya? Quédate con ella ".

-"Por supuesto. No me apartare de su lado hasta que vuelvas".

Susuke salió rápidamente de la habitación y cerró la puerta tras de sí. Ella trató de incorporarse. El oficial deslizó suavemente una mano detrás de su espalda para ayudarla y utilizó el control de la cama para levantar el respaldar.

-"¿Qué está pasando?", Le preguntó.

Se sentó en la silla.- "Creo que la ONE no sabía que Susuke había salido hasta que te dispararon. Escuche sus conversaciones. "Señaló su oreja. -"Susuke salió solo. Un pez gordo de allí llamó a nuestra comisaria después de que Susuke llamara al 911 desde tu casa y nos exigió que protegiéramos a su nueva especie. Ellos estaban desesperados y se aseguraron de que todos los oficiales disponibles se dirigieran inmediatamente a la escena". Se inclinó un poco y bajó la voz.- "Nos pidieron que desalojáramos el edificio entero. Si querían asegurarse de que estaba a salvo, entonces no le habrían dejado salir sin la seguridad adecuada, ¿no? Tardaron casi una hora en llegar".

La mente de Sakura aún estaba un poco lenta por las drogas. -"¿Una hora?"

-"Sí". Miró su reloj.- "Han venido en helicóptero. Supongo que no les llevó mucho tiempo formar un equipo y ponerlos en el aire. Estuve seis años en el ejército y sé que una operación de este tipo lleva mucho más tiempo. El Homeland está muy lejos y aún así han llegado muy rápido ".

-"No puede salir sin permiso. Deberías ver la seguridad que tienen en el Homeland. Revisaron mi coche y me cachearon cuando me fui. Revisan a todas las personas y coches que entran o salen. Hay guardias en los muros y en las puertas ".

El oficial se encogió de hombros.- "No parecían muy contentos. Él lastimó a tu paciente, pero fue en defensa propia. ¿La ONE estara en contra de eso? "

-"No."

Él se echó hacia atrás. -"También me di cuenta de que ustedes estan un poco tensos. Escuché lo suficiente como para creer que hay algo entre los dos. Te fuiste y él pensaba que no ibas a volver. Obviamente son pareja ".

Ella no dijo nada. No era asunto suyo y no quería que su relación con Susuke saliera en las noticias si el policía se lo contaba a los periodistas.

-"Desconozco lo que ha pasado entre ustedes, pero dejame decirte que Susuke está loco por ti. Llevo doce años en este trabajo y he visto un montón de mierda. Disculpa mi lenguaje. Él se ve muy duro, pero se rompió cuando te desmayaste. Quizás no sabe expresar o demostrar sus sentimientos con facilidad. "Hizo una pausa.- "Significas mucho para él. ¿de acuerdo?. Dale un respiro y no revientes sus pelotas por una discusión. Casi hizo que el personal de aquí se meara en los pantalones cuando les amenazó con tirarlos por la ventana si intentaban apartarle de tu lado mientras te cosían el brazo. Les exigió que te trataran lo mejor posible. "

-"Gracias por decírmelo. No me acuerdo de casi nada. "Miró el vendaje blanco en su brazo.- "Creo que me desmayé."

-"Te sentirás muy débil durante unos días. Él médico dijo que debes guardar reposo y tomar mucho liquido. Quieren que te quedes esta noche aquí. Tampoco puedes moverte sin ayuda. Dijo algo sobre los mareos y posibles desmayos. El médico quería darte otros medicamentos aparte de algo para el dolor, pero Susuke se negó a permitirlo. "Él se rió entre dientes.- "Él dijo que los doctores de la ONE te pondrían un tratamiento. Él no confía en nadie ".

-"No puede hacerlo."

El policía asintió con gravedad.- "Cierto. Apuesto a que los médicos y las enfermeras no son sus personas favoritas ".

-"Es difícil para las especies confiar en nosotros. Han tenido una vida muy difícil ".

-"Es comprensible".

Sakura miró el teléfono sobre la mesilla y dudo sobre pedirle al oficial que se lo diera. Debería llamar a su familia y decirles que estaba en el hospital. Tendré que hablarles sobre Susuke. Desechó la idea. Era mejor esperar a ver si tenían un futuro juntos antes de involucrarlos en su vida personal. Iba a herir sus sentimientos cuando se enteraran de que le había mantenido en secreto durante todo este tiempo. Lo había echo para proteger la privacidad de Susuke, pero ellos no lo entenderían.

-"¿Quieres jugo?"

Ella forzó una sonrisa. -"Me encantaría. Gracias ".

Contempló la puerta mientras se preguntaba qué estaba pasando ahí fuera. ¿Susuke había salido del Homeland sin permiso? Descartó esa idea. No había forma de pasar atravesar esos muros sin que alguien le hubiera visto. El 466 habría disfrutado de ese desafío. Siempre eludía a los guardias en el Siet Four y entraba donde no se le permitía. Por mucho que deseara volver atrás y arreglar el pasado, no podía. Las cosas habían cambiado mucho y él también.

Le había dicho "Te amo". Esas palabras salieron de sus labios cuando se dio cuenta de que nunca podría tener la oportunidad de decirlas si las cosas iban mal. De repente necesitó que él supiera lo que se sentía. Nunca olvidaría su reacción. Él dio un paso atrás.

Cerró los ojos. Más despacio. Sin prisas. Nunca dejé de amarle pero él seguro que intentó olvidarme.

...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Susuke sabía que estaba de mierda hasta el cuello cuando vio a Kakashi caminando por el pasillo con seis miembros del equipo antidisturbios detrás de él. El macho no ocultó su molestia. -"Susuke".
-"Hola, Kakashi".
Él miró a Sai. El macho no mostraba señales de su normal sentido del humor. Tenia los labios apretados mientras miraba la espalda del líder del equipo humano.
-"¿Dónde está Naruto?" Susuke estaba bastante seguro de que le había pedido, aunque no recordaba bien los detalles. En ese momento estaba muy estresado.
-"Tiene la orden de permanecer en el interior del helicóptero, fuera de la vista. No queríamos llamar demasiado la atención. Hay cuatro periodistas en recepción. "El tono de Kakashi implicaba su disgusto. Susuke ahogó un gemido.- "Deberíamos irnos antes de que lleguen más. Tienes que ir directamente a la oficina de Itachi cuando aterricemos. "Kakashi hizo un gesto con la cabeza para indicarle que empezara andar.- "Vamos".
-"No me voy sin Sakura."
El rostro de Kakashi se enrojeció y bajó la voz mientras echaba un vistazo alrededor para asegurarse de que no podían escucharle.- "Su orden fue que regreses de inmediato al Homeland"
Susuke gruñó y dio un paso atrás. Lucharía contra cualquiera que intentara evitar que volviera a la habitación de Sakura.
-"No sin Sakura."
Sai se acercó a Kakashi.- "No deberíamos dejar a la Dra. Haruno. Los periodistas se le echaran encima si lo hacemos. Intentaran esquivar la seguridad y saben cómo hacerlo. Diablos, sólo tienen que comprar unas flores en la tienda de regalos o un osito de peluche y llegaran hasta su habitación antes de que se den cuenta. "
-"Ella no es mi problema. Él si lo es ". Kakashi señaló a Susuke.
Sai suspiró. -"Piensa, Kakashi. Sé que todos estamos de mal humor porque nos han sacado de la cama para volar hasta aquí, pero ella es importante para Susuke. Dejó el Homeland para verla. Está herida. ¿Cómo crees que va a reaccionar cuando mañana la vea en las noticias? ¿De verdad crees que no encontrará otra forma de salir del Homeland para llegar a ella? "
-"Mierda." Kakashi miró a Susuke - "Está bien. Agarrala y vámonos. Y quiero decir exactamente eso. Cogela ya. No pienso encargarme del papeleo para que la dejen a nuestro cuidado. Estamos volando en cuatro minutos. No quiero excusas ".
Susuke se dio la vuelta y corrió por el pasillo. El sonido de otros pasos le siguieron a la habitación de Sakura. Echó un vistazo a las cosas enganchadas a ella y comenzó por la cosa en su dedo que media el nivel de oxígeno. Continuó por los en su pecho que controlaban su ritmo cardíaco. Las máquinas protestaron ruidosamente, pero Sai pulso los botones para silenciarlos.
-"Tengo un poco de experiencia en esto", le explicó, cuando Susuke lo miró.
-"¿Qué estás haciendo?" Jiraiya no intentó detenerlos.
Susuke hizo una pausa para estudiar al ser humano- "Nos vamos y ella se viene conmigo. Estará más segura en el Homeland ".
El oficial se volvió y cogió la bolsa de líquido que estaba enganchada al brazo de Sakura.
-"No le quites la vía. Coge la bolsa y mantenla en alto".
-"Gracias por todo, Jiraiya. Te lo agradezco profundamente. "
-"No hay problema. Me alegro de haber conocido a una nueva especie ".
Sakura levantó sus brazos cuando Susuke empujó hacia abajo la baranda para poder cogerla. Ella calentaba su corazón al no discutir. La ropa de la cama se iba con ella porque no quería que pasara frío. Ella envolvió el brazo sano alrededor de su cuello y acunó el herido contra su estómago.
-"Ojalá tuviera algo de mi ropa", murmuró.- "Ahora he perdido mi único traje por culpa de la sangre y mi coche está en mi apartamento. Ni siquiera tengo el bolso o las llaves ".
Sai aceptó la bolsa de solución salina de Jiraiya. -"Tenemos algunos hombres en tu casa, Dra. Haruno. Dime lo que quieres y haré que lo agarren antes de que abandonen la escena."
-"¿Por qué están allí?" Susuke le frunció el ceño, no le gustaba la idea de que los miembros del equipo estuvieran en casa de Sakura.
-"Para limpiar el desorden y para hacerle frente a los problemas que han surgido. Ellos están respondiendo a las preguntas de la policía y manejando a la prensa ".
-"Llámame Sakura." Ella ofreció a Sai una sonrisa que envió una oleada de celos a través de Susuke. -"Me gustaría recuperar el bolso y las dos maletas que están en mi habitación. También el neceser que está en el baño. Es azul. "Volvió la cabeza y miró a Susuke. -"¿Peso demasiado? Puedo caminar ".
Él gruñó y rodeó la cama de hospital con ella en sus brazos para llegar a la puerta. ¿De verdad esperaba que la dejara sobre sus pies estando herida? Era irritante y ofensivo.
Sai tuvo que aligerarse para mantener cerca de Sakura la bolsa que llevaba en la mano.
-"No puedo esperar a que los medicamentos abandonen tu sistema."
Su sonrisa se desvaneció y bajo la mirada. -"Lo siento."
-"No lo sientas. Estoy de mal humor ", admitió. Ni siquiera había tenido la satisfacción de matar al hijo de puta que le había disparado. Ella tenia un corazón demasiado bueno. -"Manejas las situaciones estresantes de una forma que me resulta difícil de entender."
-"Me siento muy bien." ella miró su boca. -"Apuesto a que puedo pensar en algo que te levante el ánimo." Ella usó la mano apoyada en su hombro para amasar sus músculos. -"Don Gruñón necesita relajarse y recuperar su sentido del humor ".
Sai se echó a reír. -"¿Morfina?"
-"No sé que le dieron, pero está muy contenta".
-"Disfrutalo", se rió Sai.- "Es mejor que la alternativa."
Era un recordatorio a Susuke de que Sakura podría haber muerto. Ellos dos iban a tener una larga conversación una vez cuando el medicamento para el dolor saliera de su sistema. Nunca debería haber recibido una bala destinada a él. Su cuerpo podía soportar más daño y sanar más rápido que el suyo.
Sai le miró mientras recorrían el pasillo lateral. -"Quiero decir que ella podría ser una perra o peor, podría estar gimiendo de dolor. No era mi intención, infiernos ... ya sabes. Vi toda la sangre en su casa. Apuesto a que fue aterrador esperar a que llegaran los médicos ".
Susuke no quería hablar de lo impotente que se había sentido, aunque le gustaba el humano. Kakashi y su equipo estaban esperando al final del pasillo. Kakashi le miró.
-"Bajaremos por las escaleras y evitaremos el vestíbulo. Nadie nos detendrá. "Ordenó al equipo que rodeara a Susuke y a Sai.- "El piloto está listo para llevarnos al Homeland. Salimos por la puerta de atrás y al helicóptero ".
Susuke no tenía ganas de enfrentar a las especies que estarían esperándole. Su rápido viaje al mundo exterior se había convertido en una posible tormenta de fuego. Había sido egoísta al no seguir el protocolo que mantenía la atención de los humanos lejos de todas las especies. Debió hacerlo de la manera correcta. Debió solicitar una escolta antes de abandonar el Homeland, pero no quiso admitir que Sakura le había abandonado otra vez o parecer débil ante todos al reconocer que ella le importaba mucho. Las bromas de Naruto habían herido su orgullo y le habían hecho actuar de manera irresponsable, pero no podía culpar a su amigo. Naruto se reía de su obsesión por Sakura y él habría hecho lo mismo.
Muchas especies le verían como un ejemplo a seguir, pero en realidad les había fallado con su acto impulsivo. No había considerado todos los riesgos, pero tampoco se esperaba que las cosas se pondrían tan violentas o que un loco humano iba a presentarse en casa de Sakura con un arma. Una docena de situaciones horribles inundaron su cabeza ahora que tenía una visión retrospectiva. La peor de todas era que ahora relacionarían a Sakura con él. Se había convertido en el objetivo para cualquier persona que odiara a las especies.
La hembra suave en sus brazos aliviaba parte de su vergüenza. Lo único que realmente lamentaba era que Kiba le había echo un favor y ahora no podía ocultar que le había dejado salir, pero tenía que ser honesto para que los otros no utilizaran el mismo camino para salir del Homeland. Su salida sería considerada una debilidad en la seguridad, pero él conseguiría que no reprendieran al macho.
Exigiría tomar toda la responsabilidad. Itachi y los miembros del consejo seguramente se sentirían decepcionados. No es que fueran a encerrarlo por lo que había hecho, pero todos querrían escuchar la historia. Subió al helicóptero que lo esperaba y se sentó con Sakura en su regazo. Sai se sentó al lado de ellos y mantuvo la bolsa de solución salina por encima de sus cabezas. Susuke sostuvo la mirada de Naruto. No dijo ni una palabra, pero lo conocía demasiado bien.
Iban a discutir cuando estuvieran a solas y no sería agradable. Haré lo correcto, no importa lo que me cueste.
...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Susuke no se sentó ya que no había ningún asiento libre en la sala. Suigetsu, Neji, Itachi, Nagato, Madara y Yahiko estaban entre los presentes. Observó que Mirai seguía ausente y le apenó. Ella podría haber dado un toque de humor a la sombría situación. Él se situó en el centro de la oficina en vez de apoyarse contra una pared. Naruto le seguía de cerca, como si le estuviera protegiendo la espalda.

Itachi esperó hasta que la puerta se cerró antes de hablar desde su asiento detrás del escritorio, se dirigió a Suigetsu en vez de su líder. -"¿Karin está tratando a la psiquiatra?"

-"Sí. Ella habló con el hospital y le han enviado por correo electrónico su historial medico. Sakura se recuperará completamente. El macho humano no era un experto y sólo logró perforar la carne de su brazo. La bala no toco el hueso o las arterias. Mi compañera la está examinando ahora para asegurarse de que no se pierde nada. Ella está en buenas manos ".

Itachi se inclinó, apoyó los codos sobre la mesa y apoyó la barbilla en sus manos mientras le miraba.- "Yo ni siquiera sé qué decir, excepto que estoy contento de todo el mundo este vivo."

Madara gruñó.- "¿Eso es todo?" sus ojos casi negros miraron a Susuke. -"¿Cómo te va? He pasado los últimos noventa minutos revisando la filmación de las cámaras a lo largo del muro y las puertas. No aparecías en ninguna".

-"Tranquilo", le advirtió la Neji.- "Ya llegaremos a eso."

-"Si él pudo salir, alguien podría colarse por el mismo lugar", protestó Madara.

-"Podrían atacarnos en cualquier momento. Mi equipo tiene que saber cómo lo hizo ".

-"Salí por la puerta oculta que construimos hace poco. Sabía que allí no se habían instalado las cámaras aún. "Susuke tomó una respiración profunda.- "No es culpa de Kiba. Es nuevo y mi rango es más alto. Le dije que iba de patrulla con mi moto y usé mi autoridad para que no cuestionara mi afirmación de que era algo que hacia de vez en cuando. "Cerró la boca, no iba a decirles que Kiba le dejo salir por compasión.

-"¿Le mentiste?" Yahiko hizo ese profundo sonido en su pecho que hizo que todos en la sala se tensaran. No era exactamente un gruñido, pero era demasiado inquietante.- "¿Por qué? ¿Sigues sufriendo los efectos de las drogas? Deberías regresar al centro medico de inmediato si no controlas completamente tus acciones. Te deshiciste de los machos asignados a vigilarte. Ellos ni siquiera eran conscientes de que te fuiste hasta que llamaste a Jūgo.".

-"No fueron las drogas." Él sostuvo la mirada de Itachi.- "Sakura me dejó de nuevo. Lo hizo antes en Siet Four y sólo pude aceptarlo. En aquel momento sabíamos muy poco sobre el mundo humano. No sabíamos cómo encontrar a las personas que vivían fuera. Esta vez no podía permitir que huyera, por eso salí a buscarla. Sé que debí solicitar una escolta, pero mi orgullo no me lo permitió. Pensé que podría volver antes de que alguien me echara de menos ".

-"¿Orgullo?" los brillantes ojos de Nagato brillaron con ira. -"¿De eso se trata? ¿Saliste de caza porque una mujer se alejó de ti? "Lanzó una mirada frustrada a Itachi. -"Creo que debería regresar al centro médico. Creo que sigue siendo un poco primitivo por culpa de las drogas. Quedó en libertad prematuramente. "

-"Ella es mía," Susuke dijo, se negaba a justificar su acciona con la escusa de la droga.- " He tenido fuertes sentimientos por Sakura desde que la conozco y su regreso a mi vida sólo me ha servido para darme cuenta del por qué me siento tan atraído por ella." Miró a Itachi.- "Ella es mía, Itachi y cuando me dejó otra vez me volví loco." Él miró a su alrededor. -"Me burlé de los machos cuando encontraron a sus compañeras. Me parecía divertido ver como se volvían un poco locos, pero no es tan divertido cuando te pasa a ti. Es humillante sentir tanto por una mujer que me ha rechazado, no una sino dos veces. No quería que nadie sintiera lástima por mí. Por eso no pedí ayuda. Sólo quería hablar con ella y conseguir que volviera conmigo ".

-"Maldita sea," murmuró Naruto.- "Lo siento".

Miró hacia atrás. -"No lo hagas. Yo soy el que tiene una debilidad ".

Itachi se puso de pie, atrayendo su atención. El hombre le frunció el ceño. -"Se llama amor. Es más aterrador que enfrentarte a tu miedo más profundo y mucho más doloroso que una herida física. "Puso una mano sobre su corazón.- "Puede que parezca una debilidad, pero es la prueba de que somos más que números, más que experimentos o cualquier otra cosa que Mercile quería que fuéramos. Se necesita valentía y fuerza para sentir emociones tan fuertes por una persona cuando se nos negó desde el nacimiento la oportunidad de cuidar de alguien o de poseer algo. No estoy diciendo que sea fácil o que no duela, probablemente es una de las cosas más complejas que he experimentado. Izumi es mi vida. Mi corazón late por ella y puedo admitir que no quiero seguir adelante si la pierdo. "Itachi echo un vistazo a la habitación antes de sonreír a Susuke. -"Los sin pareja no lo entienden y actualmente están confundidos o aterrorizados".Él se rió entre dientes.- "Tengo la esperanza de que lleguen a enamorarse algún día. Es un don y a veces una maldición, pero todo el mundo debería experimentarlo. Es parte de la vida y nosotros somos sobrevivientes ".

Susuke habría hablado, pero la emoción cerró su garganta. Quería dar las gracias a Itachi por entender exactamente lo que estaba pasando. De repente no se sentía como si se hubiera convertido en un horrible ejemplo para las otras especies.

-"No tuvimos padres que nos hablaran sobre el amor y no es algo que hayamos visto antes, por lo que no pudimos observar y aprender." Itachi dejó caer la mano a su lado. -"Al principio lie las cosas con Izumi mientras intentaba entender lo que me estaba pasando. No tenía ni idea de cómo lidiar con los celos y la posesividad me volvía loco. Hubo momentos en los que pensaba que había perdido la cordura. Que sea humana sólo me confundió más. Debiste hablar con uno de los machos apareados cuando te diste cuenta de lo mucho que amas a Sakura. Te habríamos asignado una escolta para ir tras ella si lo hubieras pedido. No debiste poner tu vida en peligro. "

-"Lo siento."

Itachi asintió. -"Lo sé, Susuke. Eres un buen hombre. Te encuentras bien, ¿no? "

-"Sí".

-"En pocas palabras, estás sano, a salvo en el Homeland y con tu mujer." Miró a Yahiko y Madara. -"Encargaos de que se instalen las cámaras en esa puerta y aseguraos de que el que oficial de guardia sabe que nadie puede salir, a menos que tenga permiso." Se volvió hacia Neji.- "Nos reuniremos mañana para buscar los mejores libros sobre el amor. Nuestra gente debe saber lo que implica para que puedan manejarlo mejor. No queremos que más de nuestros hombres salgan de aquí para buscar a sus hembras ".

-"Lo siento", murmuró Susuke.

-"Debes," Yahiko gruñó de nuevo. Sus ojos se estrecharon. -"Creo que no deberíamos tomarnos esto a la ligera, Itachi. Susuke hirió a un macho humano. Eso nos causara problemas con el mundo exterior ".

-"Él disparó a mi mujer" Susuke gruñó, su mal genio estalló. Una cosa era saber que se había equivocado al salir del Homeland sin permiso, pero no sentía ni una pizca de remordimientos por lo de Sasori.

Nagato se interpuso entre ellos. -"Sin luchas. Yahiko no quería decir que el humano no se lo mereciera. Sólo está constatando el hecho de que eso llamó la atención sobre nosotros. Siempre estamos evolucionando y aprendiendo de nuestros errores. Estoy de acuerdo con Itachi. Nuestra gente debe aprender más sobre el fenómeno del amor. No me preocupa que los humanos puedan enojarse porque una especie golpeó a uno de los suyos, cuando es evidente que el hombre era una amenaza para la sociedad. Deberían darle las gracias a Susuke ".

-"¿Fenómeno?" Suigetsu se rió. -"No puedo esperar a que una hembra se cruce en tu camino, Nagato. Voy a recordarte el término que acabas de utilizar cuando empieces hacer cosas irracionales en nombre del amor ".

-"No más bromas," ordenó Neji, tratando de parecer severo, pero el humor curvó sus labios en una sonrisa. Miro a Yahiko.- "¿El prisionero de Fuller dijo algo sobre la droga?."

-"Él no sabe nada. La droga que le dieron a Susuke es nueva, una que no habían desarrollado en Mercile ".

-"¿Estás seguro?"Itachi era sombría.

-"Sí".

-"Maldita sea." El líder de las especies negó con la cabeza.- "Estos humanos son buenos en ocultarse de nosotros en otros países. Apuesto a que el que disparó a Susuke ya está de vuelta con la persona que contrató a los mercenarios para secuestrar a la regalo. Le diré a Izumi que llame a su hermano para ver que novedades tiene. Él está convencido de que encontrara a los responsables y yo creo que cada vez está más cerca de descubrir su ubicación ".

-"Quiero que paguen por lo que nos hicieron en la Reserva", dijo Susuke.

-"Todos queremos eso." Itachi se pasó los dedos por el pelo, frustrado.- "Parece que debemos tener un poco más de paciencia. Nuestros enemigos son astutos, pero nunca nos rendiremos. Hemos terminado. Levantó la sesión ".

Susuke vaciló.- "¿Eso es todo? ¿No vas a confinarme en mi casa o sermonearme? "

Itachi volvió a sentarse.- "¿Quieres que lo haga?"

-"No. Me gustaría volver con Sakura ".

-"Eso es lo que pensé. Sé que te arrepientes de lo que has echo y que no sucederá de nuevo. Tienes que averiguar lo que siente por ti, pero no permitas que tu orgullo te impida ser honesto con ella. Ese es mi mejor consejo. Ella no lo verá como una debilidad si admites que la necesitas en tu vida. Ven a hablar conmigo o con otro macho acoplado si necesitas asesoramiento o si te sientes obligado a hacer algo que sabes que está mal. "Su mirada se estrechó.- "Eso es una orden ".

-"Lo haré. Gracias ".

Susuke huyó de la oficina, agradecido por la comprensión de la mayoría. Naruto se quedó a su lado hasta que llegaron a uno de los jeeps aparcados fuera. Agarró el brazo de Susuke, deteniéndolo.

-"Me habría gustado que me hubieras dicho que planeabas salir del Homeland."

-"Habrías intentado detenerme y tenía que verla."

-"Me hubiera ido contigo como respaldo en caso de que te hubieras metido en problemas. Lo hiciste y no estaba allí para ayudarte. Me atormenta. Somos hermanos. Me dejaste bromear cuando podías haberme dicho que te sentías mal por dentro. No habría soltado esa mierda de haberlo sabido".

Era una buena descripción sobre sus emociones. Le resultó muy duro mantener la mirada de su amigo.- "Necesito tu respeto. Eres muy importante para mí ".

Naruto lo abrazó repentinamente.- "Siempre." Dio un paso atrás.- "Puedes llorar como una niña humana y aún seguiré respetándote, hombre." Sonrió.- "Seguramente me volveré loco, pero somos hermanos. Te daré pañuelos y te compraré un osito de peluche".

Susuke comenzó a reír.- "Hablas como Sai. A veces eres un idiota, pero no te cambiaría por nadie. "

-"Bien." Naruto se puso serio.- "¿Cuál es tu próximo paso? ¿Cómo vas a conseguir que Sakura acepte convertirse en tu compañera? Estoy aquí para ti. Di lo que quieres y lo haré. ¿La esposamos y la encadenamos a ti? Seguro que no llega a las puertas si tiene que arrastrar tu cuerpo detrás de ella ".

-"¿Mi cuerpo?"

-"Si. En el caso de que te deje inconsciente e intente huir. Ella es un poco escurridiza, ¿verdad? Es una cosa de humanas, pero son lindas. Puedo ver el empate ".

Susuke se volvió y se subió al Jeep. -"Estás haciendo maravillas con mi confianza."

Naruto saltó al asiento del pasajero.- "¿Quieres un consejo? Sexo. Mucho. Mantenla demasiado cansada para que no pueda correr ".

Susuke puso en marcha el motor.- "No estás siendo de útil."

-"Lo soy. Estoy pensando en lo que podemos hacer si el hablar no funciona con ella. No sé qué decirle a una mujer para convencerla de que se mude a mi casa.¿Y tú?"

Susuke estaba perdido. -"No."

-"Lo averiguaras. Eres inteligente. Además, los miembros del equipo especial traerán sus pertenencias dentro de unas horas. Escuche a Sai dándole el listado por el auricular cuando estaba en el helicóptero. Eso significa que ella quiere quedarse aquí por un tiempo. Ya tienes media batalla ganada ".

Se había olvidado de eso.- "Jiraiya dijo que sus dos maletas eran muy pesadas. Espero que eso signifique que pensaba traer un montón de ropa. "

-"¿Quién sabe lo qué embalan las humanas? Podrían ser sus pesas favoritas ".

-"No creo que Sakura levante pesas." Estaba muy familiarizado con su cuerpo y apreciaba que no fuera musculosa.

-"A todo el mundo le gusta mantenerse en buena forma física."

-"No a todos los humanos."

-"Cierto. No lo entiendo. "Naruto volvió la cabeza y frunció el ceño.- "¿Quién es Jiraiya?"

-"Te lo contare mientras vamos al centro Médico".
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
-"Me quedara una fea cicatriz, ¿no es así?" Sakura tuvo que apartar la mirada de su brazo cuando Karin comenzó a cambiarle el vendaje. No lo soportaba.

-"No. Hicieron un buen trabajo. Las puntadas son de primera clase. Tienes que tomártelo con calma y no mover el brazo durante unos días. Ponte un plástico encima de la venda cuando te duches para que no te mojes los puntos de sutura. Tengo algo que podría utilizar para eso. Te será difícil lavarte el cabello con una mano, pero la herida necesita tiempo para curarse. Te pondré un cabestrillo para limitar sus movimientos. Debes descansar y beber mucho liquido. Has perdido mucha sangre. No la suficiente como para necesitar una transfusión, pero si la suficiente como para que te sientas débil durante varios días. Los analgésicos harán que te sientas más cansada. Sobre todo porque no has comido lo suficiente y no has dormido mucho. Has estado tan concentrada en Susuke que has ignorado tu propia salud. Te estoy ordenando que te quedes en la cama y que comas más. Comer y dormir, en ese orden ".

-"Está bien."

La doctora terminó y dio un paso atrás.-"Ahora que hemos tratado con la parte física de esto, tenemos que discutir algunas cosas."

Sakura tenia curiosidad. -"¿Sobre qué quieres que hablemos?"

Karin arrastró una silla junto a su cama y se sentó. -"Quiero que estés preparada para lo que está por venir."

-"¿Qué quieres decir?"

-"Estás involucrada con una nueva especie. No conozco los detalles de tu relación con Susuke, pero lo que pasó en tu casa va a - "

Sakura la detuvo ahí. -"Agradezco que te tomes el tiempo para explicarme su alto nivel de agresión, pero no tengo miedo de Susuke. ¿Te preocupa cómo me siento después de verle atacar a mi paciente? Fue en defensa propia. Me impresiono que no lo matara. Demostró mucha mesura ".

-"No era sobre eso, aunque me alegra saberlo ".

-"Oh." Sakura se sentía un poco tonta. -"Está bien. Lo siento ".

-"No hay necesidad de eso. Susuke llamó al 911 cuando te dispararon y eso significa que la noticia llegó a los medios en cuanto la policía y la ambulancia respondieron a la llamada. Esos bastardos parecen tener escáneres pegados a sus oídos y escuchan todas las comunicaciones de los servicios de emergencia. Quiero que estés preparada para lo que va a pasar. "Ella hizo una pausa.- "No lo endulzare porque sé lo que haces para ganarte la vida. Los periodistas seguramente ya han hablado con todos sus vecinos, excavado en tu basura y están tratando de localizar a tus amigos o familiares para entrevistarles "

Una bola de ansiedad se formó en su estómago. -"¿Estás segura de que lo saben?"

-"Ya ha llegado a Internet. Los principales canales de televisión emitirán mañana la historia en sus primeras emisiones y puedes estar segura de saldrá en algunos periódicos. Los periodistas tenían la dirección del tiroteo, por lo que también descubrieron tu nombre. Susuke le dijo a la operadora de emergencias que era una nueva especie porque pensaba que era una broma. Dijo que un macho humano te había disparado, por lo que la mujer supuso que estaba ... "Ella buscó la forma de decirlo sin que sonara mal, pero Sakura se adelanto. -"Ella pensó que estaba loco."

Sakura suspiró. -"Una persona común no describe a otra persona como humano."

-"Exactamente. Me enviaron una copia de la llamada al 911 y la escuché. Tengo la impresión de que ella creía que estaba tratando con alguien que creía en los ovnis ".

Las ramificaciones de lo Karin le decía hizo que entrara en pánico por un momento. Lo ocurrido en su apartamento saldría en las noticias. Respira. Cien pensamientos fluyeron a la vez en su cabeza. Ella los apartó y se concentró en su principal prioridad.

-"¿Puedes por favor darme acceso a un teléfono? Prefiero que mis padres se enteren de que me han disparado y de Susuke por mi a que lo vean por la televisión mientras están desayunando. Tengo que llamarlos. "

-"¿Ellos no sabían que trabajaste con las nuevas especies o que estabas viendo a uno?"

-"No."

Karin levantó. -"Te conseguiré uno de esos teléfonos desechables que guardamos en recepción. Necesitas permanecer en la cama y esta habitación no tiene teléfono fijo ".

-"¿Por qué tenen móviles desechables?" Se alegró por la distracción.

Karin esbozó una sonrisa. -"Digamos que las especies juegan y trabajan duro. Vienen aquí cuando se lastiman. Sus teléfonos personales no siempre sobreviven por lo que mantenemos un lote de repuesto para que puedan usarlos. Es así cómo se mantienen en contacto con seguridad en caso de que los necesiten en alguna parte ".

Sakura se quedó sola e hizo una lista mental de a quien tenía que llamar después de hablar con sus padres. Ino era la siguiente y dejaría que sus padres se encargaran de ponerse en contacto con los demás miembros de su familia. A su madre le encantaban los chismes y era la principal arteria de información que mantenía a todos unidos.

Karin volvió.- "Aquí tienes. Te daré un poco de intimidad y veré si puedo hacer que ellos te traigan rápido la comida. Comer algo disminuirá las náuseas causadas por los analgésicos ".

-"Gracias." Aceptó el teléfono.- "¿Dónde está Susuke?"

-"Está en una reunión."

-"¿Está en problemas por lo que pasó en mi apartamento? Se vio obligado a lastimar a mi paciente ".

-"Estoy segura de que está bien. Esto demuestra mi punto. Él es un gran hombre y puede cuidar de sí mismo. En este momento debes centrarte en ti misma. "Se fue antes de que Sakura hiciera más preguntas.

Marcó, a pesar de que era muy tarde y su madre contestó al tercer timbrazo.-"Hola, mamá. Estoy bien. Siento haberte despertado, pero hay algunas cosas importantes que debo decirte y no puede esperar ".

-"¿Quién es? ¿Qué quieren? "escucho a su padre de fondo, parecía aturdido y molesto.

-"¿Qué pasa?" La voz de su madre se agudizó. -"¿Qué quieres decir con que estás bien? ¿Por qué no ibas a estarlo? "

Ella respiró hondo-. "Un paciente tuvo una crisis y me hirió, pero estoy bien ".

-"Oh, Dios mío, Sakura. Sabía que esto iba a suceder. ¿Te ha pegado? ¿Ta ha apuñalado?"

Se mordió el labio. No podía tratar de quitarle importancia porque verían los detalles en las noticias.

-"¿Qué le pasó a nuestra chica? ¿Está bien? "

Su padre sonó mucho más cerca, como si estuviera pegado al teléfono. Podía imaginarlos acurrucados en medio de la cama con el teléfono colocado entre los dos.

Nunca se les ocurriría pulsar el botón del altavoz. Ellos nunca lo utilizaban a pesar de que en Navidad se compraron uno más actualizado.

-"Estoy bien. Sólo necesite unos pocos puntos de sutura, ¿de acuerdo? Esto se vera mucho peor de lo que realmente fue ".

-"¿Qué te hizo ese imbécil?" Su padre protestó- "Te dije que fueras Chef. La cocina es mucho más segura. Te advertí de lo peligroso que es trabajar con gente loca ".

¡Madre mía!, otra vez no. Siempre piensa que todos mis pacientes son asesinos en serie. Ella suspiró.

-"Basta", le ordenó su madre a su padre. -"¿Qué pasó?"

-"Estoy bien", repitió ella, sabía como iban a reaccionar cuando les diera el resto de los detalles. Ella era su única hija y eran muy protectores.- "Una bala me rozó el brazo." Eso sonaba mejor que afirmar que había recibido un disparo. Silencio. Ella hizo una mueca. -"Es sólo un rasguño." Otra mentira pero podía vivir con ello.

-"¿En qué hospital estás? Cariño, vístete ".

-"¿Papá? No estoy en un hospital. " el centro medico del Homeland no era técnicamente uno o eso pensaba.- "No es necesario que salgan de la cama para correr a mi lado. Quería decirte que estoy bien antes de verlo en las noticias ".

-"¡¿En las noticias?!"

Sakura alejó el teléfono de su oreja.- "No grites, mamá. Hay una cosa más que tengo que decirte. He estado viendo a alguien que no conoces. Llevamos poco tiempo juntos y pensé que era mejor esperar a ver como nos iba antes de presentártelo ".

Sakura odiaba sentirse como si tuviera quince años otra vez, pero era así cómo se sentía. Su trabajo era asesorar a las personas sobre la mejor forma de relacionarse con los demás, pero sus padres ….bueno, eran sus padres.

-"¿Cuanto tiempo?"preguntó su padre.

¡Mierda! -"Bueno, llevamos unos días juntos, pero lo conocía de antes" hizo una pausa. -"Él estaba conmigo cuando me dispararon." Eligió sus palabras con más cuidado. -"Su nombre es Susuke y me salvó la vida."

Estaba bastante segura de que Sasori habría seguido disparando contra ellos si no hubiera terminado inconsciente sobre la alfombra de su sala.

-"¿Susuke? ¿Qué clase de nombre es ese? ¿Sus padres son hippies? "Su padre no parecía feliz.

-"Dime que no es una estrella de rock o un actor", declaró su madre.- "Siempre escogen nombres artísticos extraños y leo que siempre están divorciándose. Tu padre y yo queremos que tengas lo que nosotros tenemos ".

Se mordió los labios y ahogo un gemido. Parecía que se habían olvidado que había recibido un disparo, pero eso no es necesariamente una buena cosa. Ella los conocía demasiado bien.

-"El matrimonio es un compromiso serio, así que asegúrate de que el chico te va a tratar bien", dijo su padre.- "¿Tiene un buen trabajo? ¿Sus padres siguen casados? "

-"Él no me ha pedido matrimonio. ¿Por qué estás hablando de esto? "Sakura mantuvo su tono tranquilo.- "Les llame para decirles que me han herido, pero que estoy bien. También quería hablaros sobre Susuke. Él-"

-"¿Estás teniendo relaciones sexuales con él?" Su madre le susurró las palabras.-"¿Estás siendo cuidadosa? ¿Estás utilizando condones? y ¿Sabes se hizo las pruebas de esas enfermedades que los jóvenes trasmiten en estos días? "

-"Oh, Dios mío." Sakura quería golpear su cabeza contra la baranda.- "No estoy embarazada, si esa es la siguiente pregunta. Soy una persona responsable y mi vida sexual no es objeto de debate. ¿Me dejas hablar? ¿Por favor? "Su silencio indicó que lo harían. -"Gracias. Me salvó la vida ", repitió ella, con la esperanza que iban a centrarse en eso. -"Es muy agradable", se apresuró.- "Creo que les gustara si seguimos viéndonos y llegan a conocerlo." Ella hizo una pausa. -"Es una nueva especie."

Su padre respondió primero, sonando aturdido. -"¿Qué?"

-"Susuke es una nueva especie", explicó Sakura.- "Él es muy dulce y no da miedo." Trató de imaginar lo que podría preocuparles antes de hablar de nuevo.- "Hemos estado viéndonos y espero que lo acepten porque voy en serio con él. Sé que no saben mucho sobre ellos, pero yo sí. Son muy buena gente. Le amo. "Esperó a ver cómo se tomaban la noticia.

Su madre la sorprendió. -"Ellos me gustan. ¿Es guapo? "

-"Mucho. Para mi lo es. "

-"¿Qué es?"Su padre no parecía molesto.

-"¿Tiene los ojos de un gato?" Su madre sonaba emocionada.-"Son bonitos."

-"Es canino", dijo Sakura. -"Así que no, no tiene ojos de gato." se lo estaban tomando mucho mejor de lo que esperaba y estaba agradecida por eso.

-"Los perros son muy leales. Eso es muy bueno. "

-"¡Papá!"le horrorizó escuchar eso.

-"No pretendía decir nada malo con eso, cariño. Es un cumplido ".

-"Lo sé. Por favor, no lo digas delante de él ", suplicó.

-"Queremos conocerlo. ¿No es esto maravilloso? "Su madre se echó a reír. -"Nuestra bebé está saliendo con una nueva especie."

-"No puedo esperar a contárselo a los chicos de mi equipo de bolos. Estoy harto de oír que la hija de Haru esta saliendo con un actor. Esto es mucho mejor ".

Sakura gimió.- "Vamos, papá. ¿En serio? ¿Vas a utilizar a Susuke para impresionar a tus compañeros de bolos? "

Un gruñido profundo conocido provino del pasillo del centro Medico.

-"¡Te dije que no! ¡Fuera de mi camino! "

A Sakura casi se le cae el teléfono cuando el sonido de un golpe siguió a las palabras. Susuke estaba cerca y sonaba furioso. Recordó que sus padres estaban al teléfono.

-"Luego te llamo. Te quiero ".

Colgó antes de que pudiera protestar y apartó la sabana un lado para descubrir sus piernas.

-"No me vas a ignorar, Susuke." Conocía es voz y sonaba igual de enojado, pero sin gruñido. -"Te ordeno que vayas a mi oficina."

-"No. Deja de bloquear el pasillo o tú serás lo siguiente que lance ".

-"El único lugar al que iras será a mi oficina. Llamare a los oficiales. Puedes ir caminando por tu cuenta o ellos te llevaran a rastras".

-"Ahora no." Susuke gruñó.- "No quiero hacerte daño, pero lo haré. ¡Fuera de mi camino!. "

-"¡Ayuda!" Gritó el hombre.- "¡Necesito ayuda!"

-"¿Qué está pasando?" Esa era la voz de Karin.

-"Quiero ver a Sakura," declaró Susuke.

-"Él no ira otra parte que no sea mi oficina." El tipo tenía un tono quejica ahora. -"¿Enfermero? Trae un sedante. Está teniendo un brote psicótico ".

Sakura se deslizó de la cama y sus pies desnudos tocaron el frío suelo. Un breve mareo le recordó que todavía no había comido, pero quería llegar hasta Susuke. Ella usó la cama y la pared para mantener el equilibrio. Se detuvo en la puerta y miró por el pasillo.

Un hombre mediano estaba en medio del pasillo a unos tres metros de distancia y de espaldas a ella. Tenia los dos brazos extendidos y sus dedos casi tocaban las paredes para evitar que Susuke pasara. Un carrito yacía de costado entre ellos, esa era la fuente del fuerte sonido que había escuchado antes. Susuke miraba fijamente al tipo, con las manos apretadas en puños a los costados. Sus labios se curvaron y un profundo gruñido salio de ellos. Karin estaba a su lado y miraba al tipo con el mismo enojo que Susuke, pero sin el espectáculo de los dientes.

-"¿Qué haces aquí, Danzō? Nadie te llamó para que vinieras y no estás de servicio."Karin no ocultó su enfado mientras hablaba.

-"Me llamaron para informarme de lo que pasó. Él se escapó del Homeland y atacó a unos hombres. Tuvieron que traerlo por la fuerza. "

Karin le frunció el ceño. -"Eso no es lo que pasó. ¿Alguien del Homeland te llamó? ¿Quién fue? Quiero un nombre. "

-"Un amigo mío lo leyó en Internet y sabe que trabajo con las nuevas especies. Él me lo dijo. Aquí nadie se molestó en informarme. Hablare de esto y de Itachi con mis supervisores. Estoy seguro que al presidente no le gustara enterarse de que una especie ha formado un alboroto en una ciudad importante y que el líder intento encubrirlo. Este es mi paciente y necesita tratamiento. Estoy cansado de que impidanque haga mi trabajo ".

-"Tu información es errónea." Karin cambió al modo profesional para calmar la situación.- "Susuke está muy bien. Él-"

-"Esto no es asunto tuyo. No estás cualificada para hablarme de mi paciente. Está fuera de tu competencia, doctora. Te lo enviaré si se rompe una pierna o se corta, pero en este momento estás fuera de línea ".

Asura salió corriendo de la recepción y los miró como si acabara de despertarse. -"¿Qué pasa?"

-"Necesito un sedante y restricciones", exigió Danzō. -"Llama a más oficiales por si se defiende. Mi paciente está teniendo una crisis ".

Sakura se resistió moverse, a pesar de que quería. Ya era bastante difícil mantenerse en pie cuando sus rodillas querían colapsar, pero se negaba a regresar a la cama. Tenía que evaluar la situación antes de proceder. Era difícil incluso pretender separar su parte profesional de su parte emocional cuando el imbécil que bloqueaba el pasillo estaba amenazando al hombre que amaba. Sabía que el Dr. Danzō era el psiquiatra oficial del Homeland, pero que era un idiota si de verdad creía que Susuke había echo las cosas que estaba imputándole.

-"¡Fuera de mi camino!," gruñó Susuke.

Karin le agarró del brazo para llamar su atención. -"No vale la pena, Susuke. Lo entiendo. Confía en mí. Es un imbécil, pero ¿De verdad vas a hacerme remendarlo? "

-"Enfermero, te dije que me consigas un sedante y ayuda para contener mi paciente. Haz tu trabajo ", le espetó Danzō.

Asura negó con la cabeza mientras daba unos pasos hacia atrás.- "Yo no recibo órdenes de ti."

-"Estás despedido".

Karin soltó a Susuke.- "No puedes despedir a mi enfermero. Tú eres el que está fuera de lugar aquí, Danzō. Estás cometiendo un gran error si crees esa mierda que acabas de decir.¿ Tu amigo te informó de lo que vio en Internet? ¿Hablas en serio? Susuke no huyó o atacó a los humanos o formó un alboroto. Deberías ser más razonable y pen-"

-"Llamare a mis supervisores." Metió la mano en el bolsillo y sacó un teléfono móvil. -"Ustedes estan protegiendo a una especie peligrosa para la sociedad. Tenían razón cuando me enviaron aquí para mantener un ojo sobre todos. Llamaré a la prensa si es necesario para que os obliguen a permitirme tratar a estas desgraciadas almas. No son aceptables para nuestra sociedad. Él podría haber matado a alguien y estás tratando de encubrirlo "

Sakura ya tenia suficiente. Mantuvo la mano en la pared para mantener el equilibrio mientras se acercaba al hijo de puta. Él estaba presionando los botones cuando ella extendió la mano y le arrebató el teléfono. El tipo se volvió y la miró fijamente. Ella canceló la llamada con el pulgar y tiró el teléfono a Susuke, suponiendo que lo cogería, pero se estrelló contra el suelo. No le importaba de todas formas.

-"¿Qué diablos crees que estás haciendo?"

-"Hola, Dr. Danzō. Nos conocimos en la puerta principal, ¿recuerdas? Supongo que ya sabes que ambos compartimos el mismo sector en medicina. "Ella alzó la barbilla y le dio una mirada fría. No le ofreció la mano a forma de saludo. -"Tú vas a cerrar la boca y a comportarte como un adulto racional o voy a pedir amablemente al enfermero que me traiga un sedante para ti."

-"¿Cómo te atreves!"

Ella se acercó más.-"¿Cómo te atreves tú!" Su temperamento estalló y apenas pudo mantener la compostura.-"He estado evaluando la situación. Admitiste que has venido con ideas preconcebidas, que conseguiste la información de una fuente poco fiable y que estás dispuesto a actuar en consecuencia. Ni siquiera te has tomado la molestia de hablar tranquilamente con el paciente para determinar su estado mental antes de proceder a un tratamiento. " Ella tuvo que apoyar las caderas contra la pared para mantenerse estable. Todavía estaba débil por los medicamentos que le habían dado.- "El hecho de que estés utilizando tu autoridad para amenazar a un paciente con drogarle y restringirlo justifica mi evaluación sobre ti. Estás agitado, estás montando una escena y estás provocandole a propósito a cometer un acto de violencia. "

-"¿Sabes quién soy yo?" Él sacó pecho y sus ojos brillando con indignación.

Ella no se sentía bien y estaba cansada de tratar con él. -"Te puedo decir lo que eres. Eres un incompetente y estoy dispuesta a hablar con tus supervisores para que también lo sepan."Ella señaló el techo con el dedo. -"Te olvidaste de las cámaras. Estoy segura de que la oficina de seguridad del Homeland estará encantada de enviarle a tu jefe una copia de tu asalto a este edificio para acusar a alguien de sufrir un brote psicótico sin fundamentos para ese diagnóstico. Ambos sabemos que la negligencia y el abuso de poder es una falta muy grave. También estoy segura de que estarías encantando de pasar el material a los miembros de la prensa. Acabas de romper el contrato de confidencialidad que firmaste con la ONE. Piensa en lo que te pasara profesionalmente". Bajó la voz.- "Te veras como un idiota total."

Danzō alzó la cabeza para mirar a las cámaras. En su furor, se había olvidado de ellas. Había cámaras por todo el edificio y eran fáciles de detectar. Todo el que entraba en el Homeland era informado sobre las medidas de seguridad. El imbécil palideció y la miró de nuevo.

-"Eres una puta", susurró, probablemente con la esperanza de que el audio de las cámaras no recogiera sus palabras.- "¿Quién diablos te crees que eres para amenazarme? Destruiré tu carrera antes de que tengas la oportunidad de difamarme ".

Susuke de pronto se abalanzó hacia adelante. No golpeó a Danzō pero su pecho empujó al hombre, alejándolo de Sakura.

Él gruñó.- "Ella es mi compañera. No vuelvas a hablarle así otra vez. "

Sakura envolvió los brazos alrededor de su cintura y lo abrazó. Al instante uno de sus brazos se curvó alrededor de su espalda para empujarla con más fuerza contra su costado. Ella no quería que agrediera físicamente al idiota. Ya había visto suficiente violencia en una noche. Le llevó un segundo darse cuenta de lo que Susuke le había dicho a Danzō. ¿Su compañera? Ella levantó la cabeza y le miró desconcertada.

Él gruñó de nuevo, sus fosas nasales se dilataron y mostró abiertamente sus colmillos mientras miraba fijamente al otro hombre con hostilidad. Susuke había dicho claramente que ella era su compañera. Las nuevas especies no utilizaban esa palabra a menos que ... Su mano se deslizó hasta su estómago y sintió sus abdominales firmes a través de su camisa. Ella agarró el material cerca de sus costillas cuando se mareo un poco, pero esta vez, no estaba tan segura de que la causa era por la pérdida de sangre o por los analgésicos. Su ritmo cardíaco se aceleró considerablemente.

-"¿Susuke?"

Él no miró hacia abajo, seguía empeñado en intimidar a Danzō. Debía funcionar porque el imbécil no dijo una palabra.

-"¿Susuke?" dijo con un poco más de firmeza.

Él gruñó, pero desvió la mirada a su cara.- "No lo voy a matar. Me conformo con romperle unos cuantos huesos. Nadie te insulta o amenaza. " él volvió a mirar al imbécil.

-"¿Susuke?"

Realmente necesitaba saber si quieria decir lo que había dicho. ¿Fue un lapsus? Tal vez lo había dicho para asustar a Danzō. ¿Y si lo dice en serio? Necesito saberlo. ¿Me ama también? Cualquier persona inteligente sabía que una especie protegería a su compañera a cualquier extremo. Había seguido sus progresos a través de las noticias. La mayor parte fueron especulaciones de los periodistas, pero nunca olvidaría las imágenes del video que había visto varias veces. Neji recibió dos disparos destinados a su compañera durante una conferencia de prensa. Él la protegió con su cuerpo y siguió corriendo a pesar de estar herido para ponerla a salvo. El mundo entero sabia que una especie era capaz de ir al infiero por su compañera.

-"Por favor, no le hagas caso. Mírame, Susuke. "No parecía contento cuando se reunió con su mirada. -"¿Compañera ?" Esperaba que no le llamara eso a menos que fuera cierto. Su expresión se congeló, sus ojos se abrieron como platos y se sonrojó un poco, pero no lo negó. Ella respiró profundo.- "¿Soy tu compañera?"

Respóndeme, maldita sea. Por favor.

-"Eres mía." El evidente miedo en su mirada desgarró su corazón.-"¿Soy tuyo también o me vas a rechazar otra vez?"

Se olvidó de las cámaras y de las personas que estaban mirándolos, porque lo demás no le importaba, excepto Susuke. Vendería su apartamento y renunciaría a su trabajo, haría cualquier cosa por estar con él.

-"Eres mío. Nunca te dejaré de nuevo. Te lo juro ". Las lágrimas la cegaron, pero trató de parpadearlas.- "Te amo."

La cara de Susuke reflejaba su alegría al escuchar sus palabras.-"Nunca voy a dejar que te vayas."

-"No tendrás que hacerlo." Otro mareo y sus piernas se derrumbaron.

-"¡Sakura!" Susuke impidió que cayera al suelo y la levantó en sus brazos. -"¿Karin?"

-"Está débil y necesita comer. Llevala a la cama "dijo la doctora antes de mirar al enfermero.- "¿Asura? Acompaña a Danzō hasta la puerta ".

-"Nosotros nos ocupamos de esto." Naruto se había unido a ellos.- "Se marcha del Homeland y yo mismo destruiré su pase de visitante. Seguridad nos llamó. Dijo que nos necesitabais en el interior del edificio y el por qué ".

Sakura miró por encima del hombro de Susuke mientras la acunaba en sus brazos y la llevaba de vuelta a su habitación. Naruto y otras dos especies rodearon a un Danzō muy nervioso y casi sintió lástima por él.

Karin caminó detrás de ellos y le dio una sonrisa forzada. -"Te pondrás bien. Cuando te dije que te lo tomaras con calma, me refería a que permanecieras en la cama durante los próximos días ".

-"Lo siento." Sakura se lamió sus labios, su mente continuo trabajando mientras pasaba un brazo alrededor del cuello de Susuke .- "¿Crees que la ONE reemplazará a Danzō? De repente estoy buscando un trabajo en el Homeland".

Susuke la colocó cuidadosamente en la cama, tomó la cara y se inclinó sobre ella.-"Ya tienes un trabajo. Ser mi compañera. "

-"Estoy deseando comenzar con eso. Tú trabajas y me gustaría hacer lo mismo. Quiero hacer algo bueno. Conozco a las especies mejor que ese imbécil ".
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Sakura miró Susuke, aún estaba aturdida por oírle decir que era su compañera. Estaba sentando en el borde de la cama mientras sostenía su mano. Tenían que resolver un montón de problemas. Las relaciones son complicadas, pero le amaba. Ellos tenían una base sobre la que construir su relación.

-"No debiste levantarte de la cama."

-"Me alegro de haberlo hecho." No estaba segura de por dónde empezar, así que se decidió por lo que más le preocupaba. -"¿Podrás perdonarme alguna vez por dejarte en Siet Four? Es el mayor arrepentimiento de mi vida ".

-"Sakura-"

-"Por favor, déjame terminar." Él asintió con la cabeza. -"No podía quedarme. Pensé que iba a causarte más daño que bien si dormíamos juntos. No sabes cuántas noches pase despierta deseando tener el coraje de venir a verte al Homeland. Tenía demasiado miedo de que te negaras a verme o peor, que me preguntaras por qué me molestaba en venir. Me enamoré de ti, pero no estaba segura de si tú sentías lo mismo. "

Él le frunció el ceño. -"Tú sabías que estaba obsesionado contigo."

-"El sexo y el amor no siempre van unidos. Me deseabas, pero estabas experimentado una transición importante en tu vida. Sabía que era posible que me vieras como una distracción para así no enfrentarte a los problemas que venían con tu reciente libertad. Pasé muchas noches preguntándome si te habías olvidado de mi cuando dejaste el desierto ".

Su dedo pulgar acarició el dorso de su mano mientras sus dedos se tensaron en su rostro.- "Siempre estabas en mis pensamientos. ¿Cómo no ibas a estarlo? Estaba furioso porque te fuiste y te alejaste de mí. Te busqué en Internet una vez, cuando mi orgullo herido lo permitió ".

Ella recordó que Shikamaru le había dicho eso mismo en el jeep.

-"Ojala me hubieras llamado."

Él se encogió de hombros. -"Pensé que no responderías a mi llamada. Ya me habías rechazado ".

-"Siento mucho que lo vieras así."

-"Ahora lo entiendo, pero descubrir que te habías ido me dolió profundamente." Se inclinó tan cerca que ella pensó que iba a besarla pero él no posó sus labios sobre los de ella.- "Lo único que me importa ahora es que estás aquí conmigo y que te quedas, Sakura. El pasado ha quedado atrás. Estoy más preocupado por nuestro futuro ".

Ella dejó escapar un suspiro. -"Me he sentido tan sola y desgraciada sin ti."

-"Yo también. Nunca más, dulzura. Eres mi compañera. Pasaremos el resto de nuestras vidas juntos. Te sostendré cada noche y despertare contigo en mis brazos ".

-"No sera fácil", advirtió.- "Estábamos acostumbrados a estar muy cerca y ahora hay un gran margen de tiempo entre nosotros. Necesitaremos aprender a conocernos el uno al otro. Hemos cambiado. "Él más que ella.- "Ahora juegas a la pelota y haces deporte."Su ceja se arqueó.- "Naruto me mostró un video." Una racha de celos subió por su cuerpo pero la empujó hacia abajo. Era completamente irracional pensar en todas las mujeres con las que podría haber intimado. -"Ahora eres mucho más social."

-"Es todo culpa de Naruto." Sonrió.- "Es realmente molesto y se negó a permitir que estuviera de mal humor. Él me retó a competir con él en los juegos y descubrí que los disfruto. "

-"Él me gusta."

Él gruñó bajo. "¿Cómo te gusta?" Estaba celoso.

-"Me gusta como amigo y porque sé que te quiere mucho." Ella deslizó sus manos hasta su cabello y empezó a jugar con las hebras.- "Tú sabes que eres el único hombre que quiero. Entiendo lo que es ser compañeros y el nivel de compromiso que lo acompaña. Eres mío. Nadie es más sexy que tú. Él no me gusta de esa manera, ¿de acuerdo? Todo el mundo palidece en comparación contigo. "

Se relajó. -"Lo siento."

-"Sé que no puedes evitarlo. Es una de las muchas cosas que me gustan de ti. No espero o quiero que suavices lo que eres. Sólo se tu mismo. ¿Esta claro? "

-"A veces no sera fácil convivir conmigo. Los compañeros están locos. "La expresión de su rostro era casi cómica.

-"Ellos ¿eh? Dime por qué piensas eso ".

-"Ellos siempre están hambrientos de sexo por sus compañeras. Los machos están dispuestos a golpear a otros machos si miran a sus hembras. Necesitan el aroma de sus compañeras sobre ellos y no puede soportar que se desvanezca. La mayoría de los machos apareados dejan su trabajo una vez al día para ir a frotarse con su mujer. "Él suspiró ruidosamente.- "Sé que voy a hacer eso. Ya soy adicto a tu olor ".

Le resultó difícil sofocar una carcajada. Su corazón se derritió.- "Mucho sexo y contacto no suena tan mal para mí."

-"Eso es cierto." Su mirada se iluminó y su mano empezó a bajar la bata del hospital que llevaba puesta -"Eso no es muy atractivo. Debería quitártelo ".

Ella agarró su mano. -"No aquí. Quiero esperar hasta que estemos solos para que nadie pueda irrumpirnos. Nunca hay privacidad en estos lugares ".

Se movió rápido, con esa agilidad de las especies y la levanto en sus brazos de la cama.

-"Te llevare a casa."

-"¿A tu casa?"Ella enganchó su brazo sano alrededor de su cuello.

-"A nuestra casa. Eres mi compañera, dulzura. "Su tono se profundizó en un gruñido sexy.- "Ahora vives conmigo y duermes mi cama."

Su vientre se estremeció y no pudo esperar a ver su casa. Nuestra casa, se corrigió. La llevó por el pasillo hacia la recepción. Asura estaba jugando a un juego en uno de los ordenadores de la recepción Karin estaba sentada en una de las mesas, hojeando una carpeta. Naruto estaba apoyado contra el mostrador. Tres pares de ojos se posaron en ellos.

-"Me estoy llevando a mi compañera a casa. La mantendré en la cama, Karin. "

La doctora suspiró y soltó la carpeta. -"Ella ha perdido mucha sangre, pero sé que es inútil decir que no tengan sexo durante unos días. Sé que cuidaras bien de ella. Asegúrate de que duerme lo suficiente, de que come y de que bebe mucho líquido, cuando no la mantengas ocupada en otra cosa. Y dale primero de comer. Todavía no ha comido y parece que necesitará su fuerza. No debería dolerle mucho, sobre todo después de los analgésicos que le he dado, pero te daré uno suave por si acaso. "Ella levantó el auricular del teléfono.- "Llamare a Suigetsu y le diré que quieres la documentación de compañeros de inmediato."

-"Puede esperar unos días. No quiero que nadie nos moleste ".

Naruto saltó. -"¿Ni siquiera yo? Somos hermanos y ¿vas a prohibirme la entrada a tu casa?" Susuke le frunció el ceño.-"Estoy bromeando". Naruto sonrió.- "Disfruta de tu pareja. Me aseguraré de que tus turnos de trabajo están cubiertos y no te preocupes por nada. Incluso les haré la cena y la dejare a las seis en tu porche todas las noches, así no tendrás que cocinar. "

-"Gracias."

-"Considéralo un regalo de apareamiento." Naruto hizo un guiño a Sakura.- "Sé buena con él."

-"Te lo prometo. Lo seré ".

Naruto se acercó a la puerta doble y el sensor las abrió. Susuke la llevó a un Jeep, la sentó en el asiento del pasajero, colocó la sabana alrededor de sus piernas y le puso el cinturón.

-"Yo podía hacer eso."

-"Ahora tienes un compañero. Me gusta hacer cosas por ti. Eres mía para cuidar. "

Ella agradeció el trato especial.- "Se me ocurren algunas cosas que me gustaría hacer por ti."

Él rodeó el jeep, sonriendo. -"¿Cosas buenas?"

-"Sí, pero tendrás que desnudarte. ¿Será eso un problema? "

Él se echó a reír.- "No. Estoy deseando llegar a casa. "aunque condujo lentamente, era casi como si tuviera miedo de lastimarla.- "¿Sakura?"

-"¿Sí?"

-"¿Y tu trabajo? ¿Tu casa? ¿Te molesta renunciar a ellos por mí? "Su tono era tenso. -"Casi tengo miedo de preguntarte sobre tu familia. ¿Odiaran que vivas aquí conmigo? "

-"Espero conseguir el trabajo de Danzō. Tiemblo al pensar en las especies que tuvieron que tratar con él. El hospital podrá reemplazarme bastante rápido. Tengo algunos días más de vacaciones, pero mañana llamare a mi jefe para decirle que renuncio. Sé que debería avisarles con quince días de antelación, pero sé que encontraran una sustituta rápidamente. No conseguiré una buena recomendación de mi jefe, pero no me importa. Me gusta mi apartamento, pero no estaba realmente enamorada de él. Lo compre porque era asequible y estaba cerca de mi trabajo. Estoy segura de que se venderá en cuanto saque mis cosas y vuelva a colocar la puerta y la alfombra ".

-"Estás muy tranquila a pesar de que tienes que cambiar tu estilo de vida." bajó una mano para agarrar la de ella, manteniendo la otra en el volante. -"Siento el no poder vivir contigo. No es justo que tú tengas que renunciar a tanto. Haría lo mismo por ti ".

Amaba que él fuera tan considerado.

-"Estaré contigo. Eso es lo único que me importa. Me he centrado totalmente en mi carrera desde que nos separamos, pero confía en mí, no es más importante para mí que tú. Lo habría dejado todo por estar contigo otra vez, en un instante. "

Aparcó en el camino de entrada de una casa y apagó el motor. En vez de bajarse del jeep se volvió en su asiento para mirarla.- "¿Qué pasa con tu familia y la gente que quieres? ¿Cómo se sienten sobre las especies? ¿Creerán que soy peligroso para ti o que soy abusivo? "

Era difícil ver su cara en las sombras. -"Mis padres van a amarte. Estoy más preocupada por lo que tú puedas pensar en ellos ".

-"¿Por qué?"

Ella suspiró. -"Me encantan pero son un poco raros, Susuke. Ellos siempre dicen lo que piensan y es vergonzoso. Nunca dicen las cosas con la intensión de ofender, pero a veces puede parecerlo. Me vuelven loca. " Él se rió entre dientes.- "¿Qué es tan gracioso?"

-"Tú eres la psiquiatra." Ella se encogió de hombros y sonrió. Susuke le soltó la mano, se apeó, rodeo el Jeep y se detuvo a su lado del vehículo. -"No voy a gruñirles, ¿de acuerdo? Incluso esconderé mis dientes ". Él la cogió en brazos.- "¿Puedes girar el pomo de la puerta cuando llegamos a ella? No está cerrada. No tenemos que preocuparnos por los robos aquí ".

-"Naruto me dijo que es mucho más seguro vivir en el Homeland. Tengo que darte una justa advertencia sobre mis padres. No serás capaz de ocultar tus dientes. Mi madre querrá verlos y probablemente mi padre también. No te lo tomes a mal si te hacen preguntas extrañas como si alguna vez tienes la tentación de perseguir coches o roer los huesos, ¿de acuerdo? Son inofensivas, pero puedo verles haciendo precisamente eso. A veces me pregunto si elegí mi profesión sólo como una forma de ahorrar dinero. Mi mejor amiga Ino y yo decidimos convertirnos en terapeutas en la escuela secundaria. Nunca nos cobramos por las sesiones cuando hablamos ".

Se echó a reír, sacudiéndola un poco en sus brazos.- "Estoy seguro de que me gustaran, dulzura. Ellos te hicieron para mí. "Hizo una pausa.- "Abre la puerta y da la bienvenida a tu nuevo hogar. Voy a hacerte muy feliz aquí ".

No tenía ninguna duda.- "Es una calle de dos vías, Susuke. Estoy totalmente decidida a hacer lo mismo contigo. No quiero vivir mi vida sin ti. "

...
 
Registrado
21 Oct 2021
Mensajes
308
Offline
Susuke pateó la puerta y se cerró detrás de él. Miró alrededor de la habitación, agradecido porque Naruto le hubiera impedido hacer agujeros en las paredes cuando descubrió que Sakura le había dejado de nuevo. Estaba limpia y ordenada. Trabajaba muchas horas pero eso iba a cambiar. Ahora tenía una compañera con la que pasar su tiempo. Estudió su casa con una nueva perspectiva.

-"Puedo cambiar el color de las paredes y comprar muebles nuevos para que estés más a su gusto. Quiero que seas feliz ".

Sakura levantó la cara hacia él y le sonrió. -"Lo único que me importa es la cama. ¿Dónde está? "

Ella era su tipo de mujer. No, ella es mi mujer. Mi compañera. Una sensación de calor fluyó a través de él. Todas sus preocupaciones se desvanecieron ante el entusiasmo de reclamarla para siempre.

La cama no estaba hecha, pero las sábanas estaban limpias. Sólo había dormido una noche en ellas. Aspiró el aroma del jabón que usaban para lavar la ropa. Los humanos habían puesto en la botella que olía como un cálido día de primavera. Se equivocaron, pero era un olor agradable. La dejó en el extremo de la cama y se agachó. Ella se movió cuando él le quitó la sabana. Abrió su bata y la deslizo con cuidado por encima de la venda, le recordó la forma en que podría haberla perdido.

-"¿Te duele?"

-"Karin me dio algo, porque el otro analgésico ya no funcionaba, pero no te preocupes," sonrió, -"Me dio uno suave. No tendré otro ataque de risa ".

Él se quedó quieto. -"¿Aún estás bajo el efecto de las drogas?"

Le quitó el resto de la bata y la arrojó al suelo. Su mirada se extendió por su cuerpo desnudo, su pene se endureció al instante. La deseaba tanto que le dolía, pero lo que había dicho podía cambiarlo todo.

-"¿Qué pasa?"

-"Dijiste que quieres ser mi compañera pero ¿Y si mañana cambias de opinión? Tú-"

Ella presiono un dedo contra su boca para callarlo.-"Mi mente funciona correctamente, Susuke. Sé lo que estoy haciendo y lo que quiero. "deslizo su dedo por sus labios, bajo por su barbilla, por su garganta y se detuvo cuando llegó al cuello de su camiseta. -"Yo también dude sobre hacer el amor contigo cuando te drogaron, tenía miedo de que lo lamentaras más tarde. Me dijiste algo que te voy a decir yo ahora. "

-"¿Qué te dije?"

-"Sin excusas. Te quiero. "Ella hizo una pausa. -"Estoy segura de eso."

Susuke agarró el bajo de su camiseta y tiró de ella hacia arriba lentamente. La tiro por encima de su hombro y se llenó de satisfacción cuando su mirada exploró su pecho desnudo. Se quitó sus zapatos, sin molestarse en ponerse de pie. Los cierres de su pantalón se abrieron cuando les dio un fuerte tirón. Él los bajó por sus caderas y quedaron agrupados alrededor de sus muslos. Su polla quedó en libertad.

-"Túmbate".

-"Levántate."

¿Le estaba poniendo a prueba? Él no quería fracasar como compañero. Los machos de las especies eran naturalmente muy dominantes, pero cedían a la voluntad de sus compañeras.

-"¿Por qué? ¿Quieres ver si haré ciegamente lo que me pides como prueba de mi amor?"

Se humedeció los labios.- "Creo que me amas." Se quedó mirando su regazo. -"Te dije de camino aquí que quiero hacerte cosas. Por favor. ¿Puedes levantarte? "

La sangre corrió a su ingle y su polla se endureció dolorosamente. Ya no le importaba si era una prueba. Para él era una victoria que ella quisiera sus caderas al nivel de su cara.

Estuvo a punto de tropezar cuando se levantó, se había olvidado de que no se había quitado del todo los pantalones. Él los empujó hacia abajo y terminó de quitárselos. Su atención se quedó fija en Sakura cuando pasó la yema del pulgar por la corona de su pene.

Ella se lamió los labios otra vez y él supo lo que iba a hacerle. Su cálido aliento abanicó la punta de su eje y le obligó a apretar los dientes. Ella se merecía un compañero que podía controlar los ruidos que él quería hacer al ver que una de sus más profundas fantasías estaba a punto de hacerse realidad.

Ella curvo una de sus manos en la curva de su cadera y clavó ligeramente las uñas en la mejilla de su culo. Su otra mano se cerró alrededor de su eje y él tuvo que obligarse a permanecer de pie cuando lo llevó dentro de su boca. Sus pelotas se apretaron. Ella se movió despacio, deslizándose hacia arriba y hacia abajo, pero apretando su agarre en él.

¡Joder! Se sentía mucho mejor de lo que había imaginado. Él quería enredar los dedos en su cabello, pero tenía miedo de que parara, así que cerró las manos con fuerza porque no sabia qué otra cosa hacer con ellas. El placer rodó a través de él y sus músculos se tensaron mientras ella lo chupaba y lamía y le tomaba más profundo. Era una tortura cuando subía hacia arriba, pero era el cielo cuando bajaba.

-"Sakura", dijo con voz ronca y la miró.

Ella alzó la mirada y sus hermosos ojos verdes se encontraron con los suyos. Entonces él la agarró suavemente del hombro sano, para que no se moviera y echo sus caderas hacia atrás. Tenia demasiado miedo de ahogarla si eyaculaba en su boca.

-"¿Por qué me detienes?" Ella parecía un poco confundida.

-"No voy a durar, Sakura. Soy nuevo en esto ".

-"¿Qué?"

Él se puso de rodillas.- "Esa fue mi primera vez. Deberías impresionarte con mi control. Confía en mí en eso. "

Ella le miró boquiabierta. Era un poco vergonzoso admitir eso, pero habría sido peor si hubiera derramado su semilla.

-"Maldita sea. Esta cosa del apareamiento es un poco difícil, ¿no es así? Nunca antes me habían echo eso. Se siente muy bien, ¿me entiendes? .Realmente espero que quieras volver a hacerlo, a menudo, pero esperaremos a que no me este muriendo por estar dentro de ti. Tengo un poco de orgullo. "

-"¿Nunca has realizado el sexo oral?"

-"Nunca he sido el receptor. No "

-"Pero ..."

-"¿No tienes palabras?" Ella seguía sin decir nada. Él se rió entre dientes. -"Por fin he conseguido dejarte sin palabras "Él invadió su espacio y la empujó de espaldas sobre la cama.- "Te extrañé. Abre esos bonitos muslos para mí. Me toca poner mi lengua en ti. Veamos cuánto tiempo duras, dulzura ".

-"No mucho." Ella abrió las piernas y a él le encantó la vista.- "Y no me da vergüenza admitirlo." Ella extendió la mano para tocarle la mejilla mientras se inclinaba para dar un beso en la cara interna del muslo y siguió besando el camino hasta su clítoris.

-"¿Nunca nadie te hizo eso? ¿En serio? "

Se detuvo y la miró. -"¿Por qué te sorprende?"

-"Pensé que habías tenido un montón de, um, experiencias desde que abandonaste el desierto."dijo con voz entrecortada.

Había dolor en su voz. ¿Esta celosa? No le gustaba que se sintiera así. Su compañera se sentía herida y él quería aliviar su dolor.

-"No voy a mentirte. He estado con mujeres pero jamás me tocaron como tú lo haces, Sakura, ni por dentro ni por fuera. Ninguna quiso amarme. Tú me das ese regalo. "Itachi tenía razón. Nunca antes se había sentido tan vivo como lo estaba ahora con la mujer que se había convertido en su corazón.- "Voy a cuidar de ti y a valorar lo que me das"

-"Yo también te quiero." Ella deslizó los dedos en su pelo y masajeo su cuero cabelludo.

-"Hablemos de esto más tarde." Ella se retorció debajo de él. -"Quizás deberíamos esperar. Sigues débil. "

-"Estoy acostada. Tendremos cuidado. Te deseo demasiado como para esperar ".

Su pulgar rozó su clítoris y ella se estremeció bajo él. Inhaló y el olor de su excitación llenó su nariz. Dibujó círculos lentos alrededor de su brote sensible y ella arqueó la espalda

-"Tú me vuelves loco".

Ella gimió suavemente mientras balanceaba las caderas contra su mano.- "Bien, estás acoplado con una psiquiatra. Eso es perfecto, ¿no es así? "

Mojó su dedo pulgar en la humedad de su deseo, para burlarse del manojo de nervios de nuevo. Dos dedos sondearon suavemente la abertura de su coño, su polla sintió envidia mientras se hundían en su interior y extendía su canal ajustado para asegurarse de que estaba preparada para su gruesa polla.

Él curvó sus dedos hacia arriba para presionar fuertemente contra el punto que provoco un gemido en Sakura y empezó a follarla lentamente. Ella agarro un puñado de su pelo y él sonrió e ignoró el leve dolor. Observó como sus caderas se movían frenéticamente en intento de alcanzar el clímax. Era tan hermosa para él.

-"Susuke", suplicó.

Ella estaba cerca. Se levantó y sacó los dedos de su sexo. Él la agarró por las caderas y la arrastró hasta el borde del colchón, con cuidado de no dañar su brazo. Cerró los ojos mientras su polla se hundía dentro de su coño. Sus músculos apretaron su eje cuando ella gritó. Puso su mano cerca de su brazo herido, dispuesto a protegerlo si mostraba alguna señal de dolor y la montó duro. Bombeó sus caderas con furia y la llenó con su semilla mientras una nube roja de puro éxtasis se envolvía a su alrededor.

Se desplomó sobre ella, pero se apoyó en los codos para asegurarse de que no presionaba su herida. Su compañera levantó la mano y acaricio suavemente su bíceps.

Él volvió la cabeza y besó su cuello.

-"¿Cómo está tu brazo?"

-"¿Qué brazo?" Ella se echó a reír.- "Ah, eso. Está perfecto ".Él se rió echo a reír.-"Todo mi cuerpo está perfecto ¿Tu estás bien?"

Casi. Ahora tenía una compañera que proteger. Las nuevas especies tenían enemigos que aún podían hacerles daño. El ataque contra él había traído a Sakura de vuelta y casi podía perdonar lo que le hicieron por eso. Otra especie podría no tener tanta suerte en el siguiente ataque contra su gente.

Sakura se movió bajo él. -"Deja de preocuparte." Levantó la cabeza para mirarla y se preguntó cómo lo sabia. Ella sonrió -"Es tu naturaleza. Sólo quiero que me ames y seas exactamente quién eres. Todo ira bien. Nos tenemos el uno al otro para apoyarnos y hacerle frente a cualquier cosa. Lo haremos juntos. "

-"Te amo." Él quería que ella supiera cuánto.

-"Yo también te amo. No puedes librarte de mí. " Miró hacia abajo, entre sus cuerpos. -"Estoy prácticamente pegada a ti." Ella le miró a los ojos.- "Tú me haces feliz. Eso nunca cambiara y vamos a tener toda la vida para estar juntos. No te preocupes por las pequeñeces ".

Su pene flexionó en su interior.- "Ahora estoy pensando en cosas más grandes."

Ella se echó a reír.- "Lo siento". Apretó sus muslos alrededor de él.

-"Karin dijo que debía alimentarte."

-"Ahora no. Bésame".

Apartó todos los demás pensamientos y se centró en ella. La diversión ilumino su rostro. -"¿Dónde?"

Ella se rió.-"Dónde tú quieras, compañero"

-"Es un placer." Su lengua trazó el contorno de su oreja.

-"¿Susuke?"

-"¿Sí, dulzura?"

-"Gruñe para mí. No te contengas. ¿He mencionado cuanto me excita? "

Un murmullo se inició en su pecho.- "¿Te gusta?"

Clavó las uñas en su piel. -"Sí".

-"También aúllo."

-"Mmmmm". Ella le mordisqueó suavemente el cuello.- "Muéstrame."

-"Cualquier cosa por mi compañera." rozó levemente sus labios contra los de ella y se apartó para mirarla a los ojos.- "Te voy a morder. Perdón por la cicatriz ".

Ella sonrió.- "Te molesta hacerme daño pero no sientes realmente el marcarme. Es la prueba de que te pertenezco, ¿verdad? Lo entiendo." Se humedeció los labios.-"Puedes morderme todo lo que quieras. Simplemente evita la extracción de sangre. Los mordiscos sexuales son muy sexys y me gustan. Me ponen tan caliente ".

Vio la sinceridad en sus palabras.- "Puedes marcarme y no me importa si me haces sangre. Me encanta cuando clavas las uñas en mi espalda ".

-"Entonces deja de hablar y haz algo para animarme." Ella se arqueó debajo de él.-"Puede que hayas aprendido a tener paciencia, pero yo carezco de ella. El analgésico para el dolor aún está funcionando y te quiero demasiado. "

-"Me tienes, dulzura."

.

.

.

.

.

.

.

.

.: = FIN = :.

.

.

.

.

.

.

.
 

22 Aniversario de Foros Dz

Arriba Pie