+18 ¿Ese caballo es mi felicidad? [Comedia] [Romance] (AVISO)

Registrado
15 Mar 2016
Mensajes
5
Offline
Hey hey hola soy nuevo por aquí, llevo 3 dias leyendo las historias y alv


Siempre que una historia tiene ese toque de una relación adolecente, y amor y cosas trágicas, por lo general me hace sentir raro jaja

Este fue el caso y alv, quedé asombrado con la historia que uff rayos. Yo espero ya llegue un capítulo mas que me muero por saber que pasaaaaaa y que se arregle mi corazón ahh, éstoy realmente preocupado y es por una historia rayos jaja
 
Registrado
11 Jul 2016
Mensajes
113
Offline
Holis, se preguntarán por que estoy publicando a las 4am. JAJAJAJA, inspiración que llega únicamente a estas horas XDD. Espero les guste le nuevo cap. Ya quedan muy pocos caps, para terminar este fic ;u;. Da nostalgia, pero les cerraré con un final chido ;)
Cuidence y quedensé en casa plisss! El virus anda peor que Aika, cuidado jajajaja
Nos vemos, en el siguiente cap! los Tkm mucho! uwu

Capitulo 39: La pareja hipócrita.
Dos semanas… dos semanas han pasado y sin rastro de Andrés.
No he dormido bien, no he podido comer, no he podido dejar de pensar en él… y lo peor de todo… no he ido al colegio desde entonces. Jamás en mi vida he sido irresponsable… en los años que llevo como un alumno ejemplar, nunca he faltado a mi vida escolar… extrañamente eso ya no importa…
-¿D-Donde estas?- dije sollozando mientras miraba una foto de Andrés que nos tomó aquel elefante en el parque de atracciones -Lo… Lo lamento mucho…- me disculpaba torpemente con la foto como si pudiera escucharme.
…Ya no importa… quién quiere regresar a esa estúpida escuela… se burlarán de mi… me verán con ojos de asco, como un animal salvaje, como un nacimiento fallido para la especie gatuna. furries basura… animales basura… todos ellos que lograron manipularme para que le contestara a Andrés, mi novio, el caballo que me ama más que a nadie… como pude… como pude decir tal cosa.
-Maldita sea… me odio…- dije llorando iracundo. Odio tener este recuerdo de la puerta del baño siendo destruida por el odio de Andrés. Odio tener que haber dicho eso. Odio estar así. Odio mis errores. Odio esta maldita vida con que no me deja librarme del maldito miedo.
-Oh no- dije comenzando a respirar agitadamente. He tenido ataques de ansiedad desde que no sé del paradero de Andrés.
La vista comenzaba a nublarse, mi respiración estaba a mil por hora, me imaginaba situaciones absurdas donde Andrés se iba para siempre, donde jamás lo volvería a ver, donde estuviera con otro gato que si lo amara.
Los rostros… los rostros de los estudiantes viéndome… riéndose... mostrando su odio y celos… diciendo cosas vulgares sobre mi relación.
Ayuda… ayuda… Andrés… perdóname… por favor.
De pronto sentí una bofetada que me revolvió la cabeza.
-¡¿Estas loca?!- escuché la voz de Alitza
-¡¿Querías que le hablara con cariño?! ¡Estaba teniendo un ataque!- Ekaitza reclamó.
Poco a poco mi vista fue enfocando a los tres caballos que estaban en mi habitación discutiendo y viéndome con preocupación.
-Chicas… Félix esta pálido- dijo Pablo señalándome.
Me levanté de la cama para correr deprisa al baño y vomitar.
-¿E-Estas bien, Félix?- preguntó Alitza preocupada.
-¡¿Estas ciega?! ¿YA VISTE CÓMO ESTA? LLEVA SEMANAS SIN COMER Y ¿QUE CARAJOS ES LO QUE VOMITA? - Ekaitza comenzó a exaltarse -¡¿SIQUIERA YA VISTE TUS OJERAS?! ¿FÉLIX? ¡Estas hecho un desastre!- Me gritó.
Yo no contesté y solo me limpié la boca para luego mirar el piso cabizbajo.
-Tranquilízate- dijo Pablo.
-¡¿Qué?! ¡No puedes decir algo menos estúpido! ¡Félix no ha hablado en una semana! ¡No come bien, no duerme bien! ¡El idiota de nuestro hermano lleva desaparecido mas de dos semanas! ¡No podemos decir nada a mamá, sólo sería una carga muy pesada para ella estando al otro lado del mundo!- Ekaitza les gritaba con una voz que daba mucho miedo.
Es verdad… desde que Andrés no está dejé de hablar… ya no tenía ganas de nada…
-¡MALDITA SEA!- dijo Ekaitza para luego golpear con una fuerza increíble la puerta de la habitación. Entonces recordé por un segundo el mismo golpe de Andrés de aquella vez en el baño de la escuela.
-¡NO! ¡NO!- tapé mis orejas -¡NO QUICE DECIR ESO! ¡PERDONAME ANDRÉS! ¡POR FAVOR!- Gritaba mientras agarraba mis orejas y miraba al suelo con arrepentimiento -¡LO PROMETO!- miré a los tres caballos con los ojos en lágrimas y sin esperanza.
Alitza me abrazó -Shhh… Shhh… tranquilo todo está bien- dijo preocupada mientras acariciaba mi cabeza.
-Lo siento… Lo siento…- dije bajando la voz poco a poco.
-Chicas, esto es mucho peor desde la vez que Andrés se fue de viaje- dijo Pablo preocupado
-Félix está desgastándose terriblemente ¿Qué vamos a hacer?- dijo Alitza preocupada.
Poco a poco comencé a perder la conciencia y dejar de escuchar. El hambre y la falta de sueño me estaban noqueando.
-Ella sabrá que hacer…- escuché a Ekaitza por última vez y de pronto…
Nada.
NARRA EKAITZA.
-Dice que viene en camino- terminaba de llamarle a Akemi.
Félix se durmió en los brazos de Alitza -Pobre- dijo ella acariciando su cabeza.
-No podemos tener lastima solo de Félix- dije molesta -Andrés está vagando por ahí también sintiéndose igual o peor que Félix. La diferencia es que solo estamos viendo el sufrimiento de Félix-
-Tienes razón…- dijo Alitza cabizbaja.
-¡Los dos son tan estúpidos!- froté mis ojos con mis dedos en señal de enojo -Ya estaba todo perfecto en sus vidas, solo tenían que mandar a la mierda a todos y los prejuicios estúpidos- dije molesta.
-Cuida tu lenguaje, mamá no le gustan las malas palabras- dijo Pablo un poco nervioso.
-¡Pues mamá no está aquí! Y qué bueno que ella está lejos. Imagínate si ve que su hijo desapareció y tiene a un gato dañado física y psicológicamente- grité
-¡Ya cállate! no es culpa de nadie que este así- contestó.
-Claro que sí, tu estúpida amiga y la otra perra que curiosamente manejan el periódico escolar- dije sarcásticamente.
-¡Alisa no tuvo nada que ver fue Amy la culpable!- dijo defendiéndola. En ese instante, Alitza abrió los ojos sorprendida y desvió la mirada con culpa.
-Espera… un maldito minuto- me acerqué a ella con colera -¡¿Tu sabías que esto iba a pasar?! ¡¿Tu sabías que ellas iban a publicar esa foto?!- le grité, ella seguía sin verme -¡Mirame a los ojos!- exclamé.
-Alitza como pudiste…- dijo Pablo mirándola desesperanzado.
Los ojos de Alitza comenzaron a aguarse -¡Ahora no vengas con tus lagrimas de arrepentimiento! ¡¿Por qué no hiciste nada?!- la tomé del cuello de su uniforme e hice que me mirara a la fuerza.
-Me… me amenazaron- dijo entrecortada.
-¡¿CON QUÉ?! ¡PARA PARTIRLE LA CARA A ESE PAR DE RAMERAS!- la zarandeé.
-Tranquila, Ekaitza- dijo Pablo tomándome la mano para soltarla.
-¡Dijeron que si decía alguna palabra de que fueron ellas me iban a odiar y a hacer que todos en mi salón igual me odiaran!- gritó.

Estoy harta…
Solté a Alitza y me sacudí mi uniforme -Me voy a la escuela, ya es tarde- dije seria.
-¿Qué? Que vamos a hacer con Fél…-
-No me importa- lo interrumpí. Los dos me miraron un poco asustados -Les voy a decir una última cosa a los dos y cuando Félix despierte también- suspire una ultima vez tratando de tranqulizarme.
‘’Ekaiza no son tus problemas… no son tus relaciones… ya no te metas’’ pensé una y otra vez.
-A partir de ahora ustedes van a resolver sus estúpidos problemas. Yo tengo que preocuparme por mis asuntos, no los de un maldito gato que no sabe lidiar con sexualidad- Miré a Félix -No los de una estúpida yegua que no sabe tener el carácter para poner un límite- Miré a Alitza -No de un caballo que no le pagaron un psicólogo para arreglar su vida social- miré a Pablo -Ni mucho menos de un caballo inútil e inmaduro que prefiere huir de sus problemas y sus responsabilidades dejando un caos a sus espaldas- volví a suspirar -No moveré ni un solo dedo por ustedes hasta que me plazca- caminé hacia la salida -Ah… Felicidades por no hacer absolutamente nada por Félix y ser cómplice de que este postrado en cama moribundo. Tanto te quejabas de que él mentía y ocultaba cosas, pero tú no eres nada diferente yegua hipócrita- le dije por última vez a Alitza. Cerré la puerta con un último tirón de ira.

NARRA FÉLIX
Abrí los ojos y para mi sorpresa no estaba en una cama…
Sentí el piso como un frio metal oxidado y sin ninguna luz más que la de mi cuerpo que extrañamente emanaba…
‘’¿Qué es esto?’’ Me miraba asombrado.
De pronto, escuché unas barras metálicas caer. Cuando alcé la mirada, me sorprendí al ver que estaba dentro de una jaula.
Traté de buscar una salida, pero no existía… estaba atrapado. Sin embargo, recordé como era el mundo… lleno de odio, celos y burlas. Nunca se puede ser feliz fuera de esta jaula.
‘’Estoy bien aquí’’ abracé mi cuerpo.
Sin sufrimientos, sin etiquetas, sin llorar… esta jaula se siente muy bien…
‘’Yo te protegeré’’
Pero… hay alguien esperándome… Andrés, él me espera. Necesito verlo.
Agarré las barras de metal y comencé a sacudirlas con fuerza para romperlas, pero era inútil.
--------------- traté de gritar por ayuda, pero no escuchaba el sonido de mi voz.
------------------------------------- seguí gritando… pero estaba insonoro.
Escuché unas pisadas acercándose. Miré hacia el sonido de ellas y… era él… Andrés…
Pude identificarlo por el tono de su pelaje y el tamaño de su cuerpo… pero… su rostro. No lo podía ver. Era como si mi cerebro olvidara como lucía Andrés. Veía un rostro sin vida y sin reconocer, pero sabía que era él, algo dentro de mí me lo decía.
------------------ Traté de gritar su nombre, pero nuevamente no salía ni un solo sonido de mi boca.
Entonces él me miró y se acercó a mí. Mi corazón se llenaba de felicidad por cada paso que daba hacia mí.
‘’Al fín, mi hermoso corcel viene a rescatarme’’
Cuando estuvo lo suficientemente cerca, se agachó en cuclillas y me miró. En ese instante pude reconocer por un segundo su cara y antes de poder tocarla agarró mi brazo con fuerza. Lo miré y noté que estaba lagrimando con una sonrisa forzada y llena de dolor.
-ME ABANDONASTE-


-¡Ah!- me levanté bruscamente de la almohada chocando con algo que lastimó mi frente.
-¡Auch!- grité junto con la presencia bastante familiar. Era Akemi.
-Ahhhh….- gemía de dolor sobándose la frente -Buenas tardes… supongo- dijo sarcásticamente mientras seguía frotando su frente.
‘’¿Tardes? ¿Cuánto tiempo dormí?’’ pensé.
Ella me miró con una sonrisa -¿Cómo estás?- preguntó.
Yo no contesté y miré a otra parte. Llevo estas dos semanas evadiéndola y no contestando sus llamadas o mensajes. De hecho, las de nadie. Solo espero el momento a que Andrés me llame o me dé una señal, a pesar de que me bloqueo de cualquier red social y forma de contactarlo.
-Muy bien, Akemi. Que guapa te vez hoy, por cierto- dijo imitando mi voz torpemente.
La miré con una sonrisa muy leve y sin ganas.
-Se que has estado mal y entiendo tus razones de por qué has estado evitándome. Por eso, no quise venir para darte tu espacio- me miró cruzando los brazos y suspiró -En la escuela me preguntan mucho por ti, incluso la maestra. Eres muy popular- dijo bromeando -Bueno, basta de bromas- suspiró una última vez como si fuera a decir algo que no quiere -No te voy a mentir, sigues estando en boca de todos. En dos semanas han pasado cosas que hasta a mí me sorprenden, ya que en los 2 años que he estado jamás había pasado algo interesante o impactante en esa aburrida escuela- dijo molesta, pero luego miró al piso un poco triste -Axel y Enrique se separaron, al ver tanto rechazo y burlas, no quisieron ya frecuentarse para no levantar sospechas- dijo apretando sus brazos molesta.
Me entristecí más al escuchar eso… al menos ellos están intactos de la sociedad y pudieron alejarse a tiempo antes de… antes de terminar como yo.
-El periódico está suspendido por el director, debido a la falta de cultura que manejó con la foto de ustedes dos. Obvio, están buscando a los culpables, pero; como es un club en el que trabajan muchos, nadie quiere dar la cara y no se ha hecho justicia- dijo pensativa e irritada por el tema.
Tengo mis grandes sospechas con la perrita poodle, pero sin evidencias y con la escuela encima de mí, soy un cero a la izquierda
-Ekaitza me habló groseramente diciendo que está harta de ustedes y que ya no quiere involucrarse con nadie. Luego se sentó lejos de mí y de todos- me miró algo confundida.
Es válido… ella ya está cansada de mis estupideces.
-Extrañamente, me llamó en medio de la clase para que viniera a verte. Así que esperé a que ella llegará al salón. La vi con un rostro serio y macabro, lo cual es muy normal en ella, pero esta vez sentía que iba enserio. En el receso hablé con ella, me contestó groseramente…- Akemi tomó aire pues parecía que dijo un trabalenguas-…Pedí retirarme temprano, lo cual la maestra accedió y me dijo que te mandara saludos…. Y heme aquí- rio levemente.
Yo seguía sin decir nada y solo la miré con mi moribundo ser.
-Pero, Akemi, por qué viniste a verme y perdiste clases. Además, como es que hueles tan bien para haber corrido desde la escuela hasta aquí. ¡Wow! Eres la mejor- imitó mi voz nuevamente -Porque me preocupas, tonto. Aquí estoy para ti, no lo olvides- me dijo tomándome del hombro.
La miré triste comenzando a darme esos espasmos en el rostro antes de soltar en llanto, pero…
-¡Ughh!- apreté mi estomagó fuertemente por el dolor del hambre.
-Si, tenía razón. Estas muriéndote de hambre. Por suerte…- giro su cuerpo hacia la mesita que tenía a un lado y abrió una caja que contenía comida recién preparada -Come, lo preparé con todas las ganas que tengo de matarte por no comer nada en dos semanas- dijo un poco molesta -Bueno digamos que Wendy me ayudó en el 99% de la preparación- rio apenada -Ella igual está preocupada por ti- dijo con una pequeña sonrisa.
Yo no tenía ganas de comer a pesar de que mi estomago rugiera horriblemente. La presión de lo que está ocurriendo en la escuela… Ekaitza… Andrés… Enrique y Axel… el periódico…
-¡hey hey!- Akemi chaqueó sus dedos en mi cara -Relajate… y respira…- dijo tratando de tranquilizarme -Toma… di ‘’Ahhhh’’- dijo dándome de comer.
Tragué fuerte y abrí mi boca avergonzado. Metí la cuchara en mi boca saboreando el rico estofado.
Parecía un bebé inútil... Inútil… muy inútil…
-Muy bien, Fél…- la interrumpí con el sonido de mi pecho a punto de estallar en llanto.
Teniendo la cuchara aun en la boca, las lágrimas salían sin control de mis ojos.
-Shh, tranquilo. Todo está bien- dijo sacando la cuchara y dándome otro bocado que recibí hambriento.
-S-Soy e-el peor… peor novio del mundo- dije con la boca llena y con el dolor en mi garganta.
Akemi solo me miro un poco triste y negó con su cabeza -Come un poco más- dijo dándome de comer.
-Soy un asco… no merezco a Andrés… ni a na… mmmgh…- me interrumpió la cuchara que Akemi metió en mi boca rápidamente.
-Deja de culparte y come- dijo terca a que terminara de comer.
-E-Esta muy rico- dije aun decaído en llanto.
-Lo sé, lo sé. Lo preparé yo- dijo muy orgullosa.

NARRA ALITZA
Me siento tan mal…
‘’Yegua hipocrita’’ las palabras de mi hermana sonaban en mi cabeza torturándome. Ekaitza tiene razón, no soy diferente a mis amigas… soy igual de culpable por no haber hecho nada. Si Félix llegará a enterarse no me lo perdonaría.
Les rogué que no subieran esa foto y aun así lo hicieron… y me amenazaron de no decir nada…
Odio estar sola, me siento vulnerable sin ellas. Hago todo para que se sientan bien conmigo; favores, prestamos, incluso regalarle los cosméticos más caros de la empresa de mi madre.
Siquiera… ¿Son amigas de verdad? No creo, pero son todo lo que tengo. En mi salón todos son muy indiferentes… muy selectivos… muy competitivos… siento que no pertenezco aquí, desde que iniciaron las clases siempre tuve un mal presentimiento de este lugar. Sin embargo, logre encajar (o tratar de encajar) con Alisa y las demás.
*RING*
Sonó el timbre del inicio del receso. Salí del salón escuchando las risas de Alisa con las otras chicas.
-¿Vienes con nosotros, cariño?- dijo tocándome el hombro con sus uñas recién hechas.
-Pasare esta vez, Alisa. Tengo algo que hacer, disculpa-
-Oh, bebe. No te preocupes, sé que es difícil saber que tu hermano batea para el otro lado- dijo un poco burlona. Las demás se rieron y se fueron junto con Alisa.
Me sentí muy mal de solo seguirles la corriente sin defender a Andrés.
Lleva dos semanas sin aparecer, pero aun así no pierdo la esperanza de que regrese aquí a la escuela, por eso voy a verlo a su salón a ver si hay alguna señal de él. Corrí hacia él salón de mi hermano sin antes ver a Akemi corriendo en dirección a la salida del instituto.
‘’Que bien que va a ver a Félix’’ pensé aliviada.
Una vez que llegué al salón pregunté por Andrés, pero los que había dentro del salón solo se quedaron viendo entre ellos sin responderme y solo se dignaban a murmurar/burlarse de que soy la hermana de Andrés el etiquetado ‘’caballo homosexual’’
-No llegó hoy, Alitza- dijo Brenda quien me hizo un gesto desanimado -Disculpa a mis compañeros, la estupidez les impide contestarte- dijo en voz alta molestando a los que estaban dentro.
-Gracias, Brenda- suspiré triste -Me alegra que mi hermano te tenga a ti y a Bruno de amigos- dije un poco aliviada -¿Por cierto donde esta él?- pregunté buscándolo por el salón.
-Ahhh, él. Si no me equivoco está pretendiendo leer algo para verse interesante en esa pared que dice ‘’Pintura fresca’’- dijo señalándolo.
-¡ahhh!- gritó Bruno que estaba a unos pasos de mí, él comenzó a quitarse rápidamente la mancha del uniforme.
Reí ligeramente por su reacción.
-A estado haciendo ese tipo de cosas ‘’impresionantes’’ desde que vienes a ver si esta Andrés. Míralo, es patético- dijo negando en desaprobación.
-¡Ejem! Hola, A-Alitza- dijo Bruno recuperando su dignidad con una sonrisa galán -¿Qué te trae por aquí?- dijo sin perder su sonrisa.
-Eres una vaca lamentable- dijo Brenda cruzando los brazos en desaprobación. Bruno la miro enojado.
Volví a reír sin que Bruno se sintiera ofendido. Me agradan estos dos, son un pequeño respiro de todo el estrés.
-Tengo hambre. Te dejo en tu lamentable intento de coqueteo- le dijo a Bruno casi susurrando lo último.
-Cállate- dijo entre dientes
-Espero que encuentres a Andrés- me dijo dándome buenos deseos -Te avisaré si me lo llego a topar. No sin antes darle una paliza por desaparecer- dijo un poco molesta -¡Oh! Y dile a Pablo que lo quiero mucho- dijo juguetona -Nos vemos, cuñada- dijo un poco burlona para luego desaparecer de nuestra vista.
-¿Sigues sin saber nada de Andrés?- pregunté a Bruno un poco desanimada.
-L-Lo siento. No…- dijo un poco nervioso.
-No te preocupes- le sonreí.
Él se sonrojo un poco y se rascó a cabeza con pena.
Bruno es muy lindo, me siento muy a gusto a su lado. Ojalá él sintiera lo mismo pues solo lo veo nervioso cuando me le acerco. Curioso puesto que cuando mensajeo con él es muy hablador y cariñoso.
Para tener el mismo cuerpo de acero que mi hermano, es muy vulnerable con las chicas.
Casi se parece a mí, solo que él no busca refugio en otros furries.
‘’Yegua hipócrita’’ escuche su voz de Ekaitza nuevamente. No pude evitar entristecerme.
-¿T-Te sucede algo?- me preguntó preocupado.
Suspiré y lo tomé de la mano -Ven conmigo- dije caminando.
-Aaghhhahhggah- balbuceaba Bruno pues lo tomé por sorpresa.

NARRA BRUNO
‘’AAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH… ¡¿ESTOY SOÑANDO?! AHHHHHHHHH’’ pensé con el corazón a mil por hora.

NARRA ALITZA
Lo llevé conmigo a la azotea donde solíamos reunirnos todos… solíamos…
Cuando llegué, abrí la puerta solo para observar a Axel a punto de abrirla con lágrimas en los ojos.
-Emmm…- dije un poco sorprendida.
-Disculpa, voy a salir- dijo con la voz un poco quebrantada y limpiando sus lágrimas con enojo.
Me aparté de la puerta. Mirando a Bruno quien seguía balbuceando cosas y rojo hasta los cuernos.
Miré hacia afuera y vi a Enrique un poco triste conteniendo su sentir con los puños cerrados. Notó mi presencia y la de Bruno y rápidamente paso a un lado mío sin decir ni una sola palabra.
‘’Al parecer no somos los únicos que estamos pasando un mal momento’’ Pensé triste.
Salí a la azotea y solté a Bruno. Quien miró su mano como si le quitaran un dulce a un cachorro.
Necesito desahogarme, pero no sé cómo empezar. No lo conozco del todo bien, pero siento que puedo confiar en él… Esta culpa me esta matando y no se como detenerla.
-Necesito que me ayudes a buscar a Andrés- mentí sobre la verdadera razón por la que lo traje aquí.
-Ammm… ¿Ok? Eso hago desde el día que me lo pediste- dijo un poco confundido.
-¿No tienes idea de donde puede estar?- dije un poco paranoica -¿Y si se fue a otro estado? ¿O lo raptaron? ¿O se perdió?- comencé a tener una fea paranoia -O ¿Esta muerto?- comencé a desesperarme más.
-¡Hey hey! Tranquila- dijo acercándose.
Lo mire y él tenía una cara de preocupación. Como si realmente le importara lo que me pasa. Me sentí tan aliviada que se preocupara y mi primera reacción fue abrazarlo.

NARRA BRUNO
‘’AAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH’’

NARRA ALITZA
-Ahh! D-Disculpa- dije apartándome un poco. Bruno parecía muerto internamente, pero… ¿Feliz?
Yo solo comencé a llorar.
-Hey… hey. No te pongas así- dijo llevándome a sus brazos nuevamente. Ahora entiendo a Félix, sus tipos de cuerpos robustos y fuertes dan mucha seguridad y calma.
-Siento que Andrés no es lo único que te atormenta- dijo un poco nervioso… pero feliz, nuevamente -¿Q-Qué sucede?- me pregunto.
-E-Es mi culpa…- dije limpiándome las lagrimas -…Genial. Adiós maquillaje- dije viendo mi maquillaje en mis manos.
-¿Qué?- dijo confundido.
En resumidas palabras, expliqué lo sucedido con mis amigas respecto a la foto de Félix y Andrés. La parte de Ekaitza fue la más difícil de digerir.
-…Ellas me amenazaron- dije cabizbaja -¡Pero te prometo que les rogué! Pero… eso no importa- dije comenzando a lagrimear -… Mi hermano está desaparecido, Ekaitza nos odia, Mamá no esta y Félix esta postrado en cama casi muriendo…- dije limpiando mi cara ya sin importar el maquillaje.
-¿Tan mal esta Félix?- preguntó preocupado.
-No ha comido bien desde que Andrés desapareció, además que tiene ataques de ansiedad- comenté triste.
-Ese idiota…- murmuró Bruno.
-Lamento que tengas que escuchar mis quejidos y lloriqueos estúpidos- suspiré.
-No te preocupes. Yo siempre estaré aquí para ayudarte- me sonrió.
-Gracias, eres un buen amigo- dije con un pequeño alivio.

NARRA BRUNO
‘’ughh… ¿Amigo?’’ pensé con una sonrisa y el corazón destruido.

NARRA ALITZA
-Bruno…- dije sacándolo de sus pensamientos –¿Tú crees que sea patética al no poder defenderme?- pregunté recargando mi cuerpo en la reja que esta al borde de la azotea.
-¡No! Para nada- dijo casi al instante.
-Mmm…- rezongué triste.
-Oye, yo se lo difícil que es encajar- dijo un poco nostálgico y triste, lo que hizo que lo mirará con cierto asombro -Antes de ser la masa musculosa que soy. Yo era un toro muy obseso- rió un poco nostálgico -A los 15 años sufría bullying. Era llamado ‘’vaca’’ ‘’globitoro’’ y otros nombres que eran muy estúpidos- dijo mientras se sentaba a un lado mío -Lo peor de todo es que esas burlas provenían de mis ‘’amigos’’ los cuales permitía usarme de chiste andante para que estuvieran cómodos conmigo y poder ‘’encajar’’- suspiró cansado -Sin embargo, me hacían mucho daño- de pronto sonrió y me miró -Y luego apareció tu estúpido hermano. El caballo que entró a mi grupo de amigos por su ‘’popularidad’’- dijo rodeando los ojos -Aun recuerdo cómo les dio una paliza a todos…-

Flashback
‘’¿No crees que son muy crueles contigo?’’
‘’Jajaja ¿De qué hablas?’’
Todos estaban listos para un partido amistoso de futbol.
‘’¿Andrés qué haces con la vaca parlante? ¿Vendrás a jugar o qué?’’
‘’¡Si yo quiero!’’
‘’¡Agh! Bien, pero serás portero, así serás más útil, vaca’’
‘’¡Oye! Él tiene nombre’’
‘’Jajaja y ¿Qué?’’
‘’¿Acaso te tiraron tus padres de cachorro? ¿O no vez bien que es un toro?’’
Todos comenzaron a reírse.
‘’Andrés, no sigas, está bien no me molesta’’
Bruno le sonrió
‘’¿Acaso quieres problemas? No creas que por ser de buen parecido eres intocable, caballo imbécil’’
El tigre se acercó a Andrés con un trío más de furries para golpearlo.
‘’No los necesitas, aprende a dejar de ser el chiste de todos’’ dijo el caballo a Bruno antes de ir hacia los cuatro animales furiosos.
Fin del flashback


-Desde ese día Andrés comenzó a ser mi mejor amigo y, gracias a él, tome el valor para defenderme de todos los que quisieran hacerme daño- me miró con una ligera sonrisa -Además el idiota no paraba de sacarme a correr todos los malditos días para que bajara de peso. Así que esto…- flexionó sus brazos para resaltar su musculatura -…por desgracia también es gracias a él- dijo una ligera risa.
Reí por su expresión de Bruno -No sabía su historia tuya y de mi hermano, fue muy inspirador- dije burlándome de lo último.
Bruno rodeó los ojos y rió conmigo -Yo se que puedes tomar el valor para enfrentarte a quien sea que te haga daño- me miró muy seguro de sí -Eres su hermana, después de todo- reafirmó.
Eso me conmovió mucho y no pude evitar sonreírle.
-¿Qué esperas? Ve a darles una paliza- dijo burlón.
Suspiré profundo y me hinqué para quedar a un lado de Bruno -¡Haré lo mejor que pueda!- dije para luego darle un beso en la mejilla -Muchas gracias- dije para luego levantarme e irme feliz.
-NARRA BRUNO-
‘’SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII’’ pensé casi desmayándome.
Pero… no puedo hacerle esto a ella…
-¡Alitza!- dije extendiendo mi brazo antes de que se fuera.
-¿Sí?- me miró desde la puerta de la entrada de la azotea.
''Lo prometiste… Bruno, toro malagradecido… lo prometiste…''
-M-Muy buena suerte- le sonreí nervioso.
-Gracias- me sonrió y me envió un beso coqueto.
Cuando se fue, quedé embobado y me acosté completamente en el piso.
-No me lavaré mi mejilla jamás- dije con una sonrisa estúpida en mi rostro.
Sin embargo…
-Soy una maldita vaca hipócrita- dije a mi mismo con un suspiró derrotado -No… mejor, maldito caballo imbécil- cerré los ojos con enojo.
TIEMPO DÉSPUES…
Una vez terminadas las clases aburridas, llenas de chismes y dramas horribles, este toro necesita un respiro.
-Pero que lindo día fue- dije bobamente recordando el beso de Alitza mientras abría la puerta de mi mansión.
Mis padres no están de costumbre y la casa esta vacia, solo para mí… aunque…
-Maldito caballo, imbécil… desaparecido mi trasero… inútil, inútil…- balbuceaba maldiciendo a Andrés.
Ojalá hubiera…
-¡¿Qué?!- exclamé al ver un pedazo de pizza embarrada en la pared.
Desaparecido…
-Idiota- dije abriendo la puerta de mi habitación
‘’Respira Bruno, él te necesita’’ dije tranquilizándome.
En otro lado…
-Llegué perdedor…- abrí mi puerta completamente para observar a Andrés en boxers, una sport verde (obviamente mía) acostado semi ebrio en mi cama -¿Cómo sigues?- pregunté lanzándole unos boxers suyos tirados en el piso.
Él me miró en ese estado lamentable y con el boxer en la cabeza.
-De la mierda- bebió un ultimo trago y lanzó la lata de cerveza al piso.
CONTINUARÁ…
 
Última edición:
Registrado
15 Mar 2016
Mensajes
5
Offline
Lol lol lol!! Sii yeey por fin un capítulo mas!! Y sii sabía que estaba por terminar y me encantaría ver como terminaaa aaa ne encanta la historia!!

Y por suerte estoy aquí jugando tanquecitos tarde xd y puedo leerlo antes!!

Y por cierto me gustaría hacer un fan art de Andrés y Félix, puedo? Xb
 

Registrado
21 Oct 2017
Mensajes
166
Offline
Ok... Gran capítulo, pero OMEGA SAD!!!!
Por eso me gustó mas (?
Muy buen capitulo, estos largos años de espera rindieron fruto, me entristece saber que quedan pocos capítulos para que llegue a su fin, este es el primer fic que leí al entrar al foro y lo amo, ojala luego pienses en hacer una segunda temporada, o quizás narrar la historia de Alex y Enrique... No quiero quedarme sin algo de esta historia
 

Lian wolf 16

Let's play a funny game!

Registrado
9 Oct 2017
Mensajes
1,356
Ubicación
Paradise island~
Offline
HA VUELTO!!!!!!!
SIIIII CONCHETUMADRE!!!!!!! ECHABA DE MENOS ESTE FIC!

veo que con el tiempo sigues siendo igual de buen escritor Blue peanut Blue peanut ,este sigue siendo a dia de hoy mi fanfic favorito de todos los que e leído (y eso que yo me leo hasta el diccionario).

Pinche bruno que es todo sumiso para hablar con alitza jajaja, pero me gusta mucho que esté con Andrés ya que al menos sabemos que está en buenas manos.


Espero con ansias el siguiente capitulo de esto! Sigue asi!!
 
Registrado
11 Jul 2016
Mensajes
113
Offline
Lol lol lol!! Sii yeey por fin un capítulo mas!! Y sii sabía que estaba por terminar y me encantaría ver como terminaaa aaa ne encanta la historia!!

Y por suerte estoy aquí jugando tanquecitos tarde xd y puedo leerlo antes!!

Y por cierto me gustaría hacer un fan art de Andrés y Félix, puedo? Xb
Adelante mi peludo lector y gracias por tu comentario uwu
 
Registrado
16 Feb 2018
Mensajes
10
Offline
Siiii finalmente otro capítulo ❤ En verdad esta historia es de mis favoritas de esta pagina y me encanta como la desarrollas amor, drama, alegria, xxx 😏, pero siento qué hay cierto realismo por el tema de la homofobia en el mundo pero con cierta esperanza ejemplo la mamá de Andrés tan comprensiva y es pro LGBT Y qué deje que el novio viva con ellos ❤ Ojalá eso pasara mas seguido en el mundo.
Soy un gran fan de esta historia desde hace casi 4 años y me alegra que aún siga la historia. Por favor síguele 🙏🏻
 
Registrado
11 Jul 2016
Mensajes
113
Offline
Hola chicos peludos! :D.
Ando super triste por que mi lap murio y toda la informacion la tratan de recuperar pero aun no tengo noticias, ya iba por la mitad del capitulo y pues surgio esa cuestion :(
PERO, les traigo una sorpresa...
Mi idea era subir la imagen con el capitulo para que haya contexto y aparte se den una idea de que tan demacrado esta Andres. Tambien tenia una de Félix llorando pero se quedo en la informacion :( (de todos modos tengo screen de lo que habia avanzado) XD
Empecé a dibujar hace un mes y sigo en practica! espero les guste y me compartan los dibujos y la historia!!
Aqui dejo la imagen del andres demacrado
109242240_3056190424417023_433367607481513592_o.jpg
Le faltó un poco mas de musculatura y detalle pero voy a prendiendo!! :3
Cuidense mucho y mantenganse en casa seguros y libre de viruses! ;3
Pd: En cuanto me regresen mi informacion continuaré el cap!
 

Cucco

un cambio de look ramdom :u

Registrado
28 Mar 2017
Mensajes
808
Ubicación
Colombia
Offline
oh siento oir eso blue .... espero se pueda recuperar la informacion improtante de tu pc

sobre la imagen para llevar 1 mes no esta nada mal , me gusta
 
Arriba Pie