Película Fantasías animadas de ayer y hoy: Un jefe en pañales / El bebé jefazo

Soichiro

Yukino's boyfriend

Registrado
11 Dic 2005
Mensajes
7,653
Ubicación
España
Offline
FANTASÍAS ANIMADAS DE AYER Y HOY

UN JEFE EN PAÑALES / EL BEBÉ JEFAZO



Tim Templeton, de siete años, se siente feliz ya que durante toda su vida ha recibido todo el amor y el afecto de sus cariñosos padres. Sin embargo, tras la llegada de Bebé Jefazo, un inesperado nuevo hermano vestido con un traje negro completo con corbata y un maletín, Tim ya no será el centro de atención, ya que el poderoso hermano se apodera de la casa, robándole poco a poco todo el amor. Pero, pronto, Tim y el nuevo jefe en pañales tendrán que dejar de lado sus diferencias y unir fuerzas, ya que un engañoso plan que involucra al jefe de Puppy Co. amenaza con inclinar el equilibrio de poder hacia los insidiosamente adorables antagonistas peludos de los bebés, sin mencionar que la próxima Convención de Mascotas es solo en dos días...

En primer lugar, hay que decir que esta es una película para niños, por lo que una trama completamente coherente ni siquiera es la guinda del pastel. Lo que estoy diciendo es que no todas las películas infantiles tienen sentido, así que no nos molestemos demasiado con Boss Baby por no tener sentido del todo. La película estándar de este tipo está plagada de inconsistencias y fallas lógicas pasadas por alto. En ese sentido, Boss Baby es una película estándar. Pero en un sentido muy diferente, Boss Baby está lejos, lejos de ser estándar. Rebosa creatividad y atrevidas opciones estilísticas. No todo funciona, pero lo suficiente para justificar los intentos.

La dinámica creativa proviene de la naturaleza de la narración. La película se desarrolla a través de los ojos tremendamente inventivos de Tim, de siete años. Su imaginación ilimitada lo convierte en un narrador cuestionable, como Amy Dunne en Perdida (Gone girl, David Fincher, 2014), exceptuando que no es un asesino psicótico. En cualquier momento, Tim puede transformarse repentinamente en un ninja -por dar un ejemplo- y su mundo percibido se transforma en consecuencia para adaptarse a su fantasía actual. Esto crea una serie de caprichosas y contundentes secuencias de acción que hipnotizarán a los niños y deberían mantener a los adultos al menos levemente divertidos.

Profundizando un poco más, la película realmente trata sobre el amor entre hermanos. Bueno, eso y la metáfora obvia pero divertida de que en realidad son los bebés quienes mandan. Los momentos fraternales funcionan sorprendentemente bien en su mayor parte. Incluso provocan las emociones deseadas durante algunas escenas clave cuando el bebé se da cuenta de que Tim se preocupa por él y viceversa. A pesar de ser completamente predecibles, estos momentos siguen siendo conmovedores. Tal vez sea la ternura de los dibujos animados o tal vez los cineastas lograron algo con tacto aquí. De cualquier manera, funciona.

En general, una película más satisfactoria de lo esperado, en parte si aceptas Boss Baby por lo que es. Los niños la disfrutarán, y si relajas tu análisis crítico y, lo más importante, si cedes a la ternura, es posible que también la disfrutes.

EEUU, 2017. Título original: The boss baby. Director: Tom McGrath. Autora (novela original): Marla Frazee. Guionista: Michael McCullers. Productor: Ramsey Naito. Música: Steve Mazzaro, Hans Zimmer. Dibujos animados. 97 minutos.
 
Arriba Pie