Original Fic FREE LOVE CHAMPIONSHIP (FINAL 30/30)

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Offline
Empezamos con la segunda temporada de Grand Love Slam. nwn Fiu, ya más de 140 capítulos (contando los bonus) de este fic de yuri y tenis, :3 gracias por estar acompañándome desde el año pasado con la historia de Kaam y ahora, la historia de Shirayuki, su hija. nwn.


Antes de leer este fic, :3 si eres nuevo en este universo ficticio, pasa por este fic antes:

+18 - Original Fic - GRAND LOVE SLAM -FINAL + BONUS 10 - Fanfics y Roles Yuri | Foros Dz La primera temporada de la segunda etapa de Grand Love Tour, :3 un fic lleno de amor yuri y tenis.


En una playa privada, unas chicas se divertían disfrutando de sus vacaciones antes del regreso a clases. Todas eran familia a excepción de una que acompañaba a su novia, que era una de las integrantes de las hijas de Keitaro Noihara, reconocido líder de la familia más poderosa de Asia. Habían pasado dos años desde que él reveló a la más pequeña de sus hijas qué él era su padre, a los meses, junto a Cecilia, abogaron y lograron cambiar el código marcial y familiar de los Noihara, dándole el lugar que merecían a todas sus hijas. Angeline, Rose, Rosetta y Shirayuki no tenían por qué seguir ocultando que todas eran hermanas.


-¡Scott, Scott, juguemos con la pelota!-




-Estoy cansada, ya jugamos mucho. –


-¡Yo, yo juego, yo juego!
-Dijo Rose parándose, dejando ver su bello cuerpo con un traje de baño verde limón, del mismo estilo que él de Rosetta que era color verde lima.

-Rose y Yuki se llevan muy bien, ¿O no, Scott?-


-Creo que es por qué Rose adora la falta de malicia en ella, nunca le critica nada, ni le reclama nada, por qué acepta todo lo que haga o diga Rose.
– Sonrió Rosetta sonriéndole a Megami quien vestía un traje de baño de dos piezas color blanco que resaltaba sus atributos. – pero es bueno eso, así no me molesta tanto. –

-¡Yo saco primero!-



En cuanto Shirayuki iba a sacar la pelota, escucharon un pitido proveniente de su muñeca, pues una de sus tantas pulseras tenía una alarma, haciendo que la jovencita de quince años escondiera su rostro con la pelota, pues sabía quién le llamaría la atención. Angeline y Aurora, con trajes de baño blanco y rosa de espalda escotada, voltearon al ver como una joven daba pequeños aplausos detrás de ellas, llamando la atención de la menor.



-Yuki, ya pasaron dos horas, ven a descansar.
–Dijo una pelirroja con ropas de verano que escondían su figura casi perfecta.

-Pero… cinco minutitos, ¿Si?-


-Yukiiii…-


-Yei-
Susurró Shirayuki dejando la pelota para acercarse a su novia y tía, Shannon, quien tendía unas toallas bajo una gran sombrilla, esperando a que ella se sentara para recostarse entre sus brazos. - ¿Cinco minutitos?-

-Me encantaría, Yuki, pero se lo prometimos a mi prima, te dejarían venir con nosotras si respetabas el límite de ejercicio. –


-Yei… jeje… son tan blanditos-
Rio Yuki recostándose en los pechos de Shannon quien se sonrojada por la mención, tapándola con una toalla. – yaum…-

-Dulces sueños, Yuki. –


-¿Son solo dos horas las que puede jugar?-


-Sí, mi tía Thames nos contó que solo le podemos permitir dos horas de actividad física y una hora de ejercicio físico. –
Contestó Angeline a su novia, abrazándola mientras miraban a su hermana menor dormida. – No quieren que pase lo de hace dos años. –

-No me lo recuerden por favor, fue horrible. –


-Para todas, Shannon, no pude dormir de pensar que a Shirayuki le pasara eso seguido. –


-No debemos de preocuparnos, mientras la cuidemos, todo estará bien. –


-Así es, nuestra Yuki es muy fuerte, seguro pronto andará como si nada, después de todo, miren que linda se puso, ¿O no, Scott? Tu que decías que seguiría luciendo como una niña y ahora es una preciosa jovencita. –


-Sí, me sorprende como se desarrolló, aunque sigue siendo una enana, es una enana linda. –


-Oye, tengo una duda, tía. –


-¿Si, Rose?-


-Sí mi hermanita no puede soportar tanto tiempo haciendo algún tipo de ejercicio extenuante, ¿Cómo le han hecho con el sexo?-



Todas se quedaron pensativas y voltearon a ver a Shannon, quien se ruborizó y evitó mirarlas, teniendo aún en sus brazos a Shirayuki que estaba profundamente dormida. Angeline soltó una sonrisa de vagancia y pellizcó la mejilla de su tía suavemente para hacerla reaccionar.


-Tía, tú y Yuki… ¿Lo han hecho?-


-¿Hacer qué?-


-Lo que dijo Rose, S..E..X..O..-
Dijo la rubia haciendo que Shannon diera un brinco.

-No sé a qué se refieren jeje, eso solo lo hacen las parejas casadas, jiji. –


-Espera, tía, nosotras sabemos que pasan muchas noches juntas, ¿En verdad no hacen nada?-


-Bue…bueno, tenemos nuestros ratos de pareja. –


-¿En serio? Cuenta, cuenta
- Dijo emocionada Megami, mientras todas rodeaban a las pelirrojas- nunca pensé que tú y Yuki se animaran. –

-Es normal entre parejas, ¿O no? Solo no le digan a Mitsuki… por las noches… Yuki entra a mi cuarto y… y…-


-¿Y?-


-Nos llenamos de besitos y abrazos
-Contestó Shannon tapando sus mejillas y riéndose nerviosa por el comentario.

-Olvídenlo, estás dos ni en su sano juicio llegarán a eso. –


-No seas así de cruel, Angie, sabes que Yuki y Shannon tienen una relación muy dulce y sana. –


-Lo sé Aurora, pero, pensábamos todas que, si nuestra hermanita llegaba a intimar, quizá maduraría un poco su cabecita. –
Habló Angeline suspirando, para luego, abrazar a su novia y sonreírle. – tal vez, está mal que nosotras queramos apresurar la madurez de ella, deberíamos de estar contenta que logró crecer un poco más y que ya no es tan infantil. –

-La única molesta con eso fue mi mamá Lily, por qué mi tía Kaam le regaló toda la ropa de Shirayuki diciéndole que como mi hermanita ya no era una niña, a ella le quedaría bien todavía. –


Todo el grupito se rio del comentario de Rosetta, mientras Shannon acomodaba en sus brazos a su pequeña novia, cuyo peso y cuerpo ligero le facilitaba poder tenerla recostada entre su cuerpo.


-Mi Yuki, te ves tan linda durmiendo. –


-Sí, se ve tan linda, lástima que ya no sonríe como antes. –


-¿Cómo que no sonríe como antes? Siempre anda feliz la pequeñita, ¿O no?-


-Lo dice por el tenis, Rose.
– Mencionó Rosetta acomodando sus lentes- ya viene la fecha que tanto tememos. –

-El torneo regional, ¿Cierto?-


-Sí, seguro va a querer participar otra vez, el año pasado lloró mucho cuando mi tía Mitsuki no le dejó entrar, pero seguro insistirá cuando se entere que Rosetta y yo nos animaremos también al torneo individual. –


-Sí… se pondrá triste al saber que ustedes y yo participaremos, ella va a querer formar parte del equipo-
Habló con cierta tristeza Shannon viendo la carita de su amada sobrina y novia. – he platicado con mi prima y ella dice que depende de que diga su esposa, pero, últimamente Mitsuki se ha comportado extraña conmigo, hace unas semanas que nos prohibió bañarnos juntas a mí y a Yuki, tampoco nos deja dormir juntas y por eso se mete a escondidas ¿Ustedes no saben si le hice algo?-


Las chicas se miraron y empezaron a susurrar entre ellas para luego volver a mirar a Shannon, regresando a los murmullos entre el grupo. Angeline se colocó delante de ellas, tomando las manos de su joven tía de dieciocho años y suspiró antes de platicar.


-Shannon, ¿Ya viste a Shirayuki muy bien? Nos acabas de decir que aún te bañabas con ella hace poco y seguro la has visto cambiarse. –


-Siii..-


-¿Has notado cambios en ella?-


-Sí, su cuerpo se hizo más delgado con su crecimiento, su busto, aunque no es grande, tiene un tamaño muy bonito, sus piernas se pusieron muy bonitas también…mm… mi madre Gabrielle dice que si mi tía Mitsuki le permite, quiere que ella sea una modelo exclusiva, jeje. -


-No olvides ese traserito en forma de corazón que tiene. –


-Rose. –


-Solo decía
-Rio la ojiverde sacando su lengua mientras veían a Shannon quien ladeaba su cabeza pensando en que era cierto, Yuki había pasado de una pequeña niña a una linda jovencita en dos años.

-Sí, Yuki se ha convertido en una chica muy bonita, le ha sentado muy bien el tiempo, ¿Verdad?-


-A eso nos referimos, Shirayuki se ha hecho una señorita, llama mucho la atención con su cabello y ojos como los tuyos y esa inocente belleza que tiene, si supieras cuantas chicas se mueren por ella y cuantas más se quedan sorprendidas que ella sea la misma que hace dos años veíamos como una niñita entre la academia, y es claro que… pues siendo tú una joven entrada en la mayoría de edad… pues… quieras enseñarle a nuestra hermanita cosas que ya puede hacer con un cuerpecito así. –


-Oo… ya veo-
Respondió Shannon tapando su boca con sus manos tiernamente, sonrojándose- entonces, la esposa de mi prima, ya no ve a Shirayuki como una niña. –

-Así es, Shirayuki ya no es la niña con la que salías hace años, como ella ya lo notó, piensa que tú ya lo notaste y de seguro buscarás en algún momento intimar con ella. –


-Pero.. yo no haría eso, aunque Yuki haya crecido, no significa que por eso debamos de tener… eso, ya sabes… Aún es una menor de edad y no es lo debido. –


-Que lindas son las dos, ¿No crees, Angie?-


-Sí, pero algo ñoñas, ¿Cuántos años teníamos en nuestra primera noche, Aurora? Tú trece y yo doce, ¿Recuerdas?-


-Angie… no digas esas cosas frente a las demás-
Respondió la italiana tapando su cara con una mascara.

-Scott y yo teníamos catorce, ¿Lo recuerdas, Scott?-


-Sí, recuerda que no me agrada pensar en esa noche. –


-Mi primera vez fue a los dieciseís, jaja
. –

-Ni se te ocurra decir con quien-
Exclamó Rosetta tapándole la cara a su hermana mayor con la palma de su mano.

-¿Por qué no? No tiene nada de malo. –


-¿Qué tan malo puede ser? Además, no sé mucho de mi segunda hermana Rose ¿Fue con un chico o con una chica, Rose?
-Preguntó curiosa Angeline mientras Rosetta se daba una palmada en la cara.

-Fue con mi mamá Cecilia. –




Hubo un rotundo silencio entre todas, Angeline se quedó congelada y volteó lentamente hacia Rose quien por la manera en como agachaba su rostro, demostraba que era cierto lo que había dicho.


-¿Qué coño le pasa a tus madres? –


-¡Angeline, no digas malas palabras!-


-¿No escuchaste Aurora? Mi tía se folló a su propia hija, ¡A mi hermana!-


-Oigan oigan, no hagan un escándalo, de una vez aclaro, yo la busqué, mi madre es la mujer más cariñosa y sexy que conozco y la única que me ama incondicionalmente y me ve como una mujer. –


-Angeline, no le cuentes a papá, por favor, si lo sabe, él…-


-Sí, sí, lo sé, se moriría del coraje-
Dijo Angeline mirando con coraje a su hermana- pero tú… ¡Rose Noihara! ¿Cómo se te ocurre permitir esa bajeza? ¡Es tu propia madre! !Voy a tener pesadillas con esto! ¿Sabes?-

-Genéticamente, es más mi madre Rosemary que ella, pero no deja de ser mi madre desde el fondo de mi corazón. –


-Me van a hacer explotar, no sé cómo mi tía Thames siendo tan amable ha soportado vivir en esa casa infernal, ¿Cómo se les ocurre? Tener una relación incestuosa es de lo más repul….-
Iba a hablar más Angeline cuando todas le miraban fijamente con desaprobación, pues frente a ellas estaba Shannon quien abrazaba a Yuki- aa… bueno, con algunas excepciones. –

-Bien dicho, bueno, ¿Quién quiere cerveza?-


-Rose, prometimos no beber nada. –


-¿Y quién lo va a saber? Jajaja
-Respondió la ojiverde quien sacó un oso de peluche grande y le arrancó la cabeza sacando unas latas que había escondido- solo falta el hielo. –

-¡Rose! ¿Por qué lo hiciste?-


-¿Hacer qué? Ay vamos, también te gusta la cerveza ¿O no, tía? Oh sí, tu eres de tomar algo de vino, pero no te preocupes, me robé una botella también, jaja. -


-Ese era Bobo, ese oso era de Shirayuki… -


-¿En serio?
-Preguntó Rose mientras era observada por todas, cambió su mirada al peluche sin cabeza y empezó a llorar abrazándolo con fuerza- ¡Buaaaah! ¡Bobooo… has muertoooo! !Te maté!-

-Ay dios mío, hubiera aceptado que mi tía Mitsuki viniera a cuidarnos, parezco una niñera... ahora entiendo a mi padre y por qué se altera... ser hermana mayor no es para nada fácil –


-Jeje, trata de calmarte Angie...Anda Rose, dame a Bobo, déjame coserlo antes de que Yuki despierte. –



Mientras las chicas seguían con sus últimos días de vacaciones. Mitsuki y Kaam salían de su casa en dirección a la escuela, para una reunión previa al inicio de clases, viajando lentamente en el Cadillac que su esposa le había regalado.


-Mitsu, Shannon me dice que la están pasando muy bien, que Yuki ha estado tranquila. –


-Qué bueno, recuerda que es una prueba para las dos
- Dijo Mitsuki con una sonrisa mientras salía de la zona privada de su casa, mirando a lo lejos a una jovencita que le pareció inusualmente conocida. – oye, mi princesa ¿Qué no dijeron que estaban en la playa? ¿No es esa Shirayuki?-

-Creo… ¡Shirayuki! ¿Qué haces aquí?-


-Espera… no lo es, se parece mucho a ella y a ti… -



Mitsuki detuvo el coche y se bajó, mirando a esa joven de cabello de un rojo algo más oscuro al de su esposa e hija, similar al de Shannon y su suegra, Leyte, pero tenía unos ojos cobrizos similares a los de su hija y un rostro que le recordaba a Kaam y Shirayuki. Temió preguntar, pues su mente le estaba dando una respuesta obvia, le había pasado a Rosemary y Cecilia, por lo que no era extraño pensar que era la misma situación.


-Buenos días, dime, ¿Quién eres y que haces en la entrada de mi casa?-




La joven miró detenidamente a la pareja, con sus brazos cruzados, para después tomar una pequeña maleta blanca que traía y pararse frente a ellas, cambiando su rostro serio por una sonrisa similar a la de Kaam.

-Hola, mi nombre es Saori Noihara Mannes, mucho gusto, vine a conocerlas a ustedes, madres. –


-Mitsu… ella… ¿Ella es?..Ella...-
Hablaba nerviosa Kaam con ganas de llorar, pues mirar a esa chica a los ojos le llamaba como madre, podía sentir que era cierto lo que le decía.

-Sí…
-Respondió Mitsuki mirando fijamente a esa jovencita, sacando su celular y marcando un número que tenía de emergencia. – Thames… ¿Estás ocupada? Si… llama a Kei y Ceci, una emergencia… no, no es mi princesa o nuestra hijita… es… una segunda hija que nos acaba de aparecer. -





Shirayuki se puso preciosa, :3 Al parecer, tiene límite para esforzarse físicamente, ¿Le permitirán jugar esta ocasión?
Dos años de novias, Yuki de 15 y Shannon de 18, :d y sus ratos de pareja no han pasado de besos y abrazos (Por ahí escucho a Ely gritando: Ñoñaaaas)
OAO APARECE SAORI, ¿Quién es esta misteriosa chica? ¿En verdad es hija de Kaam y Mitsuki? OAO CHANCHANCHAN
¿Keitaro descubrirá que Rose le gusta que su madre Cecilia le da alegría macarena? OAO
 
Última edición:

Dani :v

FLY ME TO THE STAR~

Registrado
29 Sep 2016
Mensajes
488
Offline
¡OH MY GATO! :v (Es un maldito perezoso por cierto).

Sin duda Rose es una más que digna sucesora de Rosemary. WoW, como que son muy pocas horas de actividad física (ya me recuerda a los gatos).
Saori creo que hasta me parece madura.

P.D. ¿Como se pondrían si supieran que también lo hizo con Rosemary? Jajaja.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Offline
¡OH MY GATO! :v (Es un maldito perezoso por cierto).

Sin duda Rose es una más que digna sucesora de Rosemary. WoW, como que son muy pocas horas de actividad física (ya me recuerda a los gatos).
Saori creo que hasta me parece madura.

P.D. ¿Como se pondrían si supieran que también lo hizo con Rosemary? Jajaja.
:d Rose es una Rosemary con algo menos de inteligencia y valentía, Rosemary hacía lo que quería, Rose sigue mucho los patrones de conducta no por qué piense que así deban de ser, lo hace solo por qué los demás lo hacen. Además, trata de quedar bien con Ceci, igual que Rosemary.
Saori en realidad es madura de pensamiento y algo alta para su edad (cosa sacada de la genética de Mitsuki), owo adelanto un poco y te diré, también tiene 15 años, es melliza de Shirayuki, owo no gemelas, no diré más.
Pues las actividades físicas se refieren a las actividades que exigen un poco más de energía, como correr, caminar mucho, nadar, cosas así, y esfuerzo físico, owo los ejercicios físicos son actividades físicas planeadas. A mi me recomiendan mínimo media hora de actividad física owo y máximo de hora y medía, casi siempre hago puro caminar y trotar por qué luego :v ando valiendo barriga señor verga.
 
Última edición:

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Offline
OAO Y EMPIEZAN LOS PROBLEMAS!!!




POINT 2



En la casa de Mitsuki, Kaam, Thames, Lily, Rosemary, Cecilia y Keitaro estaban en la sala, mientras la doctora de la familia hacía análisis usando los últimos aditamentos médicos para averiguar la procedencia de Saori, a quien la pelirroja no dejaba de mirarle con mucha ternura, en su corazón, no había duda, Saori era su hija, tan hija de ella como Shirayuki.


-Rosetta me dice que ya entraron a la ciudad, no tardarán en llegar. –

-Mm… sin duda, es tu hija, su sangre es idéntica a la de Shirayuki, podría decirse que son mellizas. – Mencionó Thames mientras Saori abrochaba su blusa y miraba fijamente a su tía. – ¿Fuiste concebida antes?-

-Sí, unos días antes de que ella naciera, nací yo. –

-¿Ven? ¿Qué les dije? Ahola lesulta que tengo otla hija, ¡Les dije que el clona ela malo! Un ejelcito de lojitas y ojitos de jade van a tomal a la familia.-Exclamó alterado Keitaro sorprendido por su nueva hija.

-Espera, Saori, ¿Cierto? Rose dijo que ella era la única que nació. –

-De la señora Rosemary Blunt. – Contestó la joven de ojos cobrizos mientras todas la escuchaban atentas. – Yo soy el experimento red 03, fui la única de los embriones que crearon de mi madre, Kaam Goheid, que sobrevivió al desarrollo natal, Rose es el experimento Green 07, ¿O no?-

-Así es, eso nos dijo ella. –

-La compañía que nos creó, hizo varios experimentos, pero solo Red 03 y Green 07 sobrevivimos, Rose fue enviada a Italia y yo a Holanda. –

-Entonces, fueron los mismos. –

-Si, es solo una compañía, traje todos los documentos que encontré para entregárselos, para demostrarlo. –

-Hija… ¿Es mi hija, Thames?-Hablaba emocionada Kaam acercándose a Saori.

-Sí, prima, es tu hija, cada célula de ella comparte los mismos genes que Shirayuki, es hija tuya, Mitsuki y de Keitaro. –

-¿Cómo le voy a decil a Olivia que tuve otla hija?-

-¡Hija!-Habló emocionada Kaam abrazando con fuerza a Saori quien le respondió abrazándola de la misma forma.

-¡Mami!-

-¡Mitsu, tenemos otra hija, Shirayuki tiene una hermana mayor!-

-Sí. – Contestó Mitsuki quien no sabía cómo reaccionar, pues no podía negarle el afecto a esa chica, pero había algo en ella que le parecía extraño.- ¿Por qué veniste, Saori?-

-¿Cómo que por qué, Mitsu? Es claro que quiere estar con nosotras, ¿Verdad, hijita?-

-Como saben, nosotras fuimos creadas para buscar tomar parte de sus fortunas, seguro Rose pensó lo mismo que yo y escapó de ellos, no quiero ser una muñeca para ellos.. pero, no olvido que por quién soy, puedo tener una vida digna, ¿Cierto?-

-¡Claro que sí, vas a tener todo como tu hermanita! ¿Verdad, Mitsu?-

Kaam estaba tan emocionada con Saori sin notar que las demás lo notaban, la otra hija de ellas tenía cierta malicia, lo que le sobraba en inocencia a Shirayuki, lo tenía ella en inteligencia, sabía que podía sacar más provecho yendo directo a ellas que salir a la luz y revelar su origen, pues así, quedaba bien ante Kaam, quien era conocida en todo el mundo por su dulce corazón.


-Saori, ¿Qué tan segura estás de que solo son Rose y tú las que sobrevivieron?-

-Pueden revisar los expedientes, ya no siguieron con los experimentos pues hubo un incendio en el laboratorio y no lograron rescatar nada, lo mejor que se les ocurrió fue criarnos separadas y esperar el momento indicado para presentarnos, incluso les traje la información de dónde encontrar a los que estuvieron involucrados, quiero que confíen en mí, que vean que estoy de su lado. –

-Mmm…-Murmuró solamente Cecilia.


La abogada revisó los documentos, sin dejar de mirar a su recién conocida sobrina, deteniéndose en una hoja, al ver una foto de una joven de largo cabello castaño, ojos chocolate y gafas, que lucía exactamente como ella. Pensó que podía ser una foto que le tomaron, pero le era raro, no recordaba usar un uniforme escolar así, fue cuando se le vino a la mente la pesadilla que tuvo, esa chica, Cecil, sin duda se parecía a ella.


-Cecil…-

-Mira, Rosemary, es una foto de Cecilia cuando estaba en la preparatoria. -

-Woah, ¿De mi tesoro?-Preguntó curiosa Rosemary al ver la foto de esa chica. -¡Eres tú de joven!-

-No es así… ¿Quién es ella?-Cuestionó Cecilia mostrándose algo molesta, enseñándole a Saori la foto de esa chica.

-¿Qué dices Ceci? Eres tú. –

-No, no soy yo, ella es una de ustedes, ¿Cierto?-

-Ella es Cinnamon 27, es un experimento fallido. –

-¿Qué? ¿Se murió?-

-No… ella sigue con vida, puede decirse que es la primera de nosotras, pero se considera fallido su experimento, ella no es como nosotras, Cinnamon 27 alias Cecil Mannes, nació de un ovulo de Cecilia Mannes, en el documento dice que fecundado con un esperma artificial, querían ver si era posible crearnos sin necesidad de la sangre de Keitaro Noihara y alzar a la familia Mannes, pero, solo ella pudo nacer y su desarrollo fue inesperado y en los otros registros confirman que en realidad si hay sangre de él corriendo en sus venas. –


Cecilia empezó a leer todo el historial de Cecil, sorprendiéndose por cada detalle registrado, desde niña, no solo mostró una enorme inteligencia, sino, varios problemas de agresividad, esquizofrenia, falta de empatía, violencia, siendo desechada del programa a sus diez años. Le siguieron la pista hasta que fue detenida como sospechosa de varios asesinatos, violación y desaparición. Cecil, era un demonio.


-Cecil… mi hija… está en prisión en Okinawa, lleva dos años ahí sospechosa de varias cosas, ella no lo aceptó, pero tampoco lo negó. –


Todas las chicas se quedaron serias al escuchar a Cecilia, notando el rostro abrumado de la abogada, quien quería llorar al imaginarse que tipo de persona crearon a partir de su sangre, Cecil era su responsabilidad, así lo veía ella, lo que hiciera esa chica, ella tenía que hacerse responsable.


-Mi tesoro…-

-Rosemary, quédense aquí. –Dijo Cecilia arrancando la hoja donde venían los datos de dicha prisión. – No tardaré, Keitaro, Mitsuki, les encargo todo. –

-Está bien. –

-Ve con cuidado, y tlanquila, Cecilia... Dios mío, otla hija y esta es peol. –

-Mi tesoro, yo te acompaño. – Habló Rosemary abrazando a Cecilia, quien le tomó de los hombros y besó su frente dulcemente.

-No mi loquita, las niñas no tardan en llegar y ustedes deben de explicarles la situación de Saori, debo de encargarme de esto, tengo que saber si es cierto, si ella es como dicen esos documentos. –

-Prima. –

-Ceci…-

-Volveré cuanto antes. – Respondió Ceci a sus primas, saliendo de prisa de la casa y subiéndose a su coche, para ir a la pista privada de la familia y dirigirse cuanto antes por Cecil.


Las mujeres trataron de calmar las cosas, platicando más con Saori respecto a su origen, sus cuidados, siendo lo mismo que Rose había relatado. Las palabras de esa pelirroja eran totalmente sinceras, pues Thames la tenía todo el tiempo con un polígrafo y demostraba que no mentía, pero eso no importaba mucho, ya que Kaam no dejaba de abrazarla y mimarla que era claro que ella estaría dispuesta a defenderla.

Las mujeres escucharon unos pasos por el pasillo principal, volteando a ver que las jovencitas llegaban detrás de la hermana mayor, que parecía molesta por sus vacaciones interrumpidas.


-Debe de haber un buen motivo para regresar, papá. –Exclamó molesta Angeline guardando sus gafas mientras Shannon sujetaba a Shirayuki que recién se despertaba.

-¿Ya estamos en casa?-

-Sí, ya estamos en…-Murmuró Shannon quedándose congelada como todas las demás al ver a una joven pelirroja al lado de las mujeres, cuyo aspecto físico le recordaba a ella y a Shirayuki.

-Niñas… ella es Saori Noihara Mannes… aam… ¡Es mi hija! Es tu hermanita, Shirayuki, ¡Ven y abraza a tu hermana mayor! Bueno, es mayor que tú por unos días, jeje.-

-¿Hermana?-

-Esperen, ¿Ella es hermana de Shirayuki? Significa que… ¿También es nuestra hermana?-

-Rose, dijiste que no había más como tú. –

-Y no mentí, solo hay una Rose, ¿Cierto?-

-Vengan, tenemos que explicárselos. – Dijo Thames pidiéndole a todas que tomaran haciendo, mirando como las hermanas se quedaban detrás de ellas y se miraban fijamente, pero su concentración estaba más en saber que estaba pasando que ver que hacían.


Shirayuki caminó lentamente hacia Saori quien hizo lo mismo, quedando ambos frente a frente. Saori aun con la misma edad de Yuki, era más alta, con una altura adecuada a su edad, un físico algo más maduro y una mirada con menos inocencia que su hermanita. Saori se acercó más a la pequeña, y la abrazó con fuerza, haciendo que su hermanita cerrara los ojos sintiendo la calidez del cuerpo de su hermana.


-Recuerda, yo soy la mayor, ¿Entendido?-

-¿Eh?-Preguntó Shirayuki mirando tiernamente a Saori quien le sujetó de su mentón delicadamente, observando con ciertos ojos de dominio a su hermanita.

-En pocas palabras, soy mejor que tú, superior a ti, soy la alfa al haber nacido primero, no tengo errores como tú. –

-¿Alfa? Mmm… Es primero en latín, ¿Cierto?-

-Así es…-Hablaba Saori sin soltar el mentón de su hermanita quien estaba concentrada en los ojos cobrizos de ella, más oscuros que los de ella, pero muy brillantes. – todo lo que tengas, me pertenece, incluyéndote a ti, tú me perteneces, eres mía, hermanita. –

-¿Ah?-

-Creo que debo de dejártelo más claro. – Susurró Saori quien jugaba con su dedo pulgar con los labios de Shirayuki, pasando su mano a la nuca de su hermanita, le envolvió la cintura con su otro brazo y sin pensarlo más, empezó a besar de una manera caliente a su hermana menor.

-¿PERO QUE RAYOS? ¡TIAS, SAORI ESTÁ BESANDO A YUKI!-

-¿Eh? Aa…!Mitsu, nuestras hijas se están besando!-

-¡Oh dios mío, ¿Qué layos te hice? ¿Pol qué todas mis hijas quielen cogelse y besalse entle ellas?-

-¡Oye, yo soy la única normal de tus hijas!-

-¿Qué está pasando?-Exclamó Mitsuki parándose y separando a Saori de Shirayuki quien tembló de miedo y pena, escondiéndose detrás de su mamá.

-Ma…ma…mami…-

-Yuki, ven, ven aquí. – Dijo Shannon acercándose a Yuki quien corrió a sus brazos, asomando sus ojos cobrizos hacia su hermana quien sonreía triunfante pues había logrado asustar y marcar territorio.

-Shannon..ella…ella… me besó. -

-¿Puedes explicar por qué la besaste?-

-Solo demostraba mi amor de hermana mayor. –

-Esta hermana si me cae mejor, ¡Ey, Angie, jódete, ya tengo una hermana que me cae mejor que tú! Jajaja. –

-¡Papá! ¿Vas a dejar que Rose me insulte?-

-Oh Dios mío, soy una desglacia pala los Noihara, todas mis hijas son lalas- Decía Keitaro aun pensando en que había hecho mal.

-Angie, esa chica no actúa bien. –

-Sí, mira que besar a su propia hermanita, a nuestra Yuki. –

-¡Contesta!-

-Fue por cariño, quince años sin conocernos y no pude evitarlo, ¿Es malo que le muestre amor a mi hermanita, mamá?-Preguntó Saori sonriendo inocentemente, haciendo que Kaam se acercara a Mitsuki abrazándola.

-Vamos Mitsu, no es malo que se muestren afecto, ¿O sí? Hay que explicarle solo que esos besos no se le deben dar entre ellas, ¿O no?-

-Mi princesa…-Suspiró Kaam sonriendo al verla tan emocionada con Saori, volteando a mirar a su hija. – No vuelvas a hacer eso, ¿Entendido?-

-Sí, mamá. – Dijo educamente Saori reverenciando sin soltar su falda.

-Thames, esa niña no me agrada. –

-No es mala, pero… creo que la educaron como a una Mannes, su mentalidad es algo elitista y sabe bien que tiene a mi prima de su lado. –Susurraba Thames acercándose a Mitsuki para hablarle al oído- mantenla lejos de Yuki, Saori la mira con lasciva. –

-Espera… te refieres a…-

-Sí, no estoy del todo segura, pero, ella ve a Yuki con morbo, creo… que siente deseo sexual por ella. –

-Dios santo. – Suspiró Mitsuki susurrándole a Thames mientras Kaam trataba de acercar a Yuki a Saori para hacer las paces. - ¿Qué haré, Thames? Mi princesa está emocionada con ella, ¿Cómo le explico que esa niña siente deseo por su hermana menor? –

-Será difícil, Ceci y Rosemary pasaron por lo mismo entre Rosetta y Rose, pero… esto es distinto, Rose sentía atracción física y emocional por su hermana, pero, la mirada de Saori a Shirayuki es como la de los animales macho al ver a una hembra. –

-¿Qué quieres decir?-

-Creo que educaron y modificaron a Saori para eso. – Explicaba Thames a susurros mirando a sus sobrinas pelirrojas. – la crearon con la intención de superar a Shirayuki desde su concepción, y actuar como un animal alfa, procura observarla todo este tiempo y llévala mañana para seguir valorándola mejor en mi clínica, dudo que mi primita nos permita llevarla ahorita. –

-Está bien. –


Todas parecían emocionadas por la presencia de Saori, menos Shannon, Yuki y Mitsuki. Shannon sentía algo en su corazón, no le agrada del todo su nueva sobrina, había cierto aire de malicia en ella, Shirayuki sentía algo de miedo hacia Saori, que su madre Kaam le insistiera en confiar en su hermana pelirroja la calmaba, pero recordar ese beso robado la ponía nerviosa, y en el caso de Mitsuki, quedaba con la sospecha de que Saori tuviera esa actitud que Thames sospechaba, que viera a su hermana como una pareja a someter.

Una hora y media después de estos sucesos, Cecilia llegaba a una prisión femenina, siendo guiada por los pasillos hasta una sala especial donde había varias celdas y fuera de ellas, hojas clínicas donde explicaban la atención que llevaban esas mujeres, llegando hasta la última, donde se leía el nombre de Cecil Mannes.

Cecilia pidió que abrieran la puerta, cuando la guardia quiso entrar con ella, con su mano pidió que se detuviera, entrando a la celda, mirando a una joven con un traje gris de prisionera leía tranquilamente un libro, ajustando sus gafas y deteniendo su lectura al ver frente a ella a una mujer entrada en cuarenta y seis años, cuya belleza y sensualidad le hacía lucir muy joven para esa edad, pero lo que le captaba la atención era el gran parecido, por no decir, similitudes en el rostro, la única diferencia era un tono de cabello ligeramente más oscuro en esa chica, pero en cada detalle, parecía una estampa de Cecilia.


-Cecil…-

-Madre…-Respondió la joven castaña quitándose las gafas y mordiendo eróticamente una de las patas. – Vaya casualidad, justo estaba leyendo un libro de tu esposa, dicen que ella es un ejemplo a seguir para todas las pacientes que parecen algún trastorno mental. –

-Cecil, vine por ti. –

-¿Por mí?-Preguntó Cecil dilatando por un segundo sus ojos para volver a mirar tranquilamente a su madre, lamiendo la punta de sus gafas al verla de arriba abajo. - ¿Puedo saber que buscaría la gran abogada y empresaria, Cecilia Mannes en una reclusa como yo?-

-Vine por mi hija. –

-Ya veo…-

-Vámonos. –

-Lo que tú digas, madre. –Sonrió tenuemente Cecil, colocando sus lentes en su rostro y parándose, y con cierta elegancia y modales, empezó a tender su cama. – Sería una grosera irme dejando la cama así, dirían que soy una desordenada, ¿O no?-

-Cecil… -

-Gracias por venir por mí, madre. –Respondió la joven acercándose a Cecilia, abrazándola con una ternura y al mismo tiempo erotismo, como un abrazo que le daría una persona a su pareja.


Cecilia correspondió el abrazo de su hija, notando que su aroma, la sensación de su piel, su cuerpo, era tan parecida a ella, cada fibra de ella era parte de si, aunque no la tuvo en su vientre, esa joven era su hija, su pecado, su culpa.






OAO ¿Qué problemas traerán estas dos chicas a la familia?
:3 Por cierto, Cecil viene del fic MANTIS, owo resultó ser que Cecilia vio algo que su hija había hecho, o se sospecha que hizo o3o.
:d Mmm... Doble Ceci, así como Kissu Kissu tiene su gusto por Rosemary, a mi me aloca Cecilia :d, es el modelo de chica que me gusta XD.

:d Una fotito de ella al lado de cierta mujer que sabemos que la adora :d.

Uff, :d lo que se come Rosemary y se pone mejor con el tiempo.

Y la preciosa y peligrosa Cecil, :3 es una linda loquita (Esta si es loca)
PD: Bendita dibujante :3 que tiene material suficiente de ella, x3 !Yei! Diría Yuki.
 
Última edición:

Merry Yuri X-mas~
Moderador

Offline
¡Empezaste con todo! Desde el primer capítulo sale Saori y en el segundo Cecil, qué fuerte es esto.

-Pueden revisar los expedientes, ya no siguieron con los experimentos pues hubo un incendio en el laboratorio y no lograron rescatar nada, lo mejor que se les ocurrió fue criarnos separadas y esperar el momento indicado para presentarnos, incluso les traje la información de dónde encontrar a los que estuvieron involucrados, quiero que confíen en mí, que vean que estoy de su lado.
En la saga de la sombra (El juego de la sombra, que es la contraparte de El juego de Ender), justamente algo así pasa con el protagonista (Bean). En ese caso, sólo Bean sobrevive porque estaban llegando a los "culpables" y destruyeron todas las pruebas.

-¡Oh dios mío, ¿Qué layos te hice? ¿Pol qué todas mis hijas quielen cogelse y besalse entle ellas?-
Jajajaja, pobre Kei, pobre.


El personaje que más curiosidad me da es Cecil =P
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Offline
¡Empezaste con todo! Desde el primer capítulo sale Saori y en el segundo Cecil, qué fuerte es esto.

En la saga de la sombra (El juego de la sombra, que es la contraparte de El juego de Ender), justamente algo así pasa con el protagonista (Bean). En ese caso, sólo Bean sobrevive porque estaban llegando a los "culpables" y destruyeron todas las pruebas.
Jajajaja, pobre Kei, pobre.
El personaje que más curiosidad me da es Cecil =P
Justo ahorita ando escribiendo la continuación, Saori simplemente quiere tomar su lugar como hija, y pues, ya lo dijo Thames, uwu es una alfa y como alfa marca su territorio uwur entre eso, quiere dejarle claro a Yuki que ella manda.
Keitaro,XD con todas sus hijas enamoradas de otra chica, Rose con gusto por su hermana y Saori obviamente quiere darle amorcito a Shirayuki Xd.
Cecil, creo que es el personaje que más se me ha complicado escribir sus diálogos, he estado repasando el indice de maldad de Michael Stone para poder desarrollar bien la personalidad y manera de actuar de ella.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Offline
Sigamos :3



POINT 3



En la casa Noihara Goheid, una japonesa y cuatro pelirrojas llegaban a su hogar, trayendo a quien sería la nueva inquilina de la casa, Saori. Kaam, con la emoción de tener una nueva hija, tomaba del brazo a Saori y la paseaba por toda la casa, mientras Shannon y Shirayuki se mostraban algo preocupadas pues les tomó por sorpresa la actitud tan extraña de la otra pelirroja.


-Ven, te mostraré tu cuarto, vas a dormir junto a tu hermanita, jeje. –


-Está bien, mami.
–Sonrió Saori mientras seguía a Kaam y Shirayuki volteaba a ver a Mitsuki con sus manitas en el pecho como un animal temeroso.

-Mami, Saori… -


-Lo sé, sé que le tienes miedo, pero, no tienes que temer, yo te estaré cuidando, así como tu mami Kaam
-Dijo Mitsuki abrazándola y buscando calmarla. – ella no creció junto a ti, su comportamiento y educación es muy distinta, yo estaré sobre ella para explicarle algunas cosas sobre que debe y no debe hacer, pero también tú, muéstrale que la quieres mucho y que quieres que se sienta como de la familia. –

-¡Yei!-


-Mitsuki, ¿Podemos confiar en esa chica? Me preocupa mucho que le cause problemas a Yuki. –


-Tenemos que darle el beneficio de la duda, igual Thames piensa valorarla mejor en estos días, para confirmar que no tenga algún tipo de problema, así como pasó con Rose. –


-Mami, ¿Crees que si me llevó bien con Saori se va a portar bien conmigo?-


-Yo creo que sí, es solo mostrarle la manera correcta de quererse entre hermanas. –


-¡Yei!-
Gritó Shirayuki corriendo hacia Kaam y Saori, dejando a Shannon con quien veía como su suegra.

-Shannon, confió en que estés cuidando a mi hija, no es del todo mi agrado, pero… Shirayuki dormirá en tu habitación por unos días, hasta que me sienta segura de que Saori tiene un comportamiento aceptable. –


-Está bien… Mitsuki, tú… no habías dejado que Yuki y yo durmiéramos juntas por
- Hablaba nerviosa la joven tía mientras Mitsuki le miraba fijamente- ya sabes… pensar que ella y yo… eso que hacen las parejas. –

-Así es, me alegro que lo entiendas, pero en este momento, confió en que cuidarás de Yuki y no intentaras nada más. –


-Yo no intentaría hacer eso con Yuki-
Respondió Shannon ruborizada evitando mirar a Mitsuki riéndose tímidamente. – eso solo lo deben de hacer las parejas casadas, ¿O no?. –

-Eso me deja más tranquila. –



Kaam mostraba a Saori su cuarto cuando Yuki llegó con una enorme sonrisa y abrazó a su hermana, quien se sorprendió por esa reacción. Shirayuki pensó en las palabras de su madre, tal vez, si mostraba todo ese cariño que su hermana recién llegada necesitaba, se comportaría mejor.


-Hermana, mami me dijo que nos lleváramos bien, ¡Yei!-


-Claro que nos llevaremos bien, siempre y cuando recuerdes lo que te dije. –
Sonrió Saori rodeando la cintura de Shirayuki al abrazarla, haciendo que Kaam se emocionara.

-¡Que lindas! Me hacen tan feliz, ahora tengo dos hijitas, jeje...
Saori, te compraré mañana ropa nueva, tendrás tu propio closet y… ay, no sé qué más ocupes, jeje. –

-Ya lo veremos mañana, mamá… ¿Nos puedes dejar un rato a solas? Quiero platicar con mi hermanita. –


-¡Claro! Jeje, iré a buscar algo de ropa por mientras, eres un poco más alta que Yuki así que mi ropa te quedará bien. –
Contestó emocionada Kaam corriendo a su cuarto mientras dejaba a sus hijas a solas.


Saori miró fijamente a Yuki quien sonreía tiernamente, la más pequeña abrazó a la hermana mayor, tratando que con su afecto pudiese hacer que se comportara mejor. Saori correspondió al abrazo de Yuki, besando su frente, haciendo que ella soltara risitas.


-Te quiero, hermana, jeje. –


-Y yo a ti
-Dijo Saori levantando el rostro de Yuki quien le miró fijamente a sus ojos cobrizos. – Recuerda lo que te dije, soy tu hermana mayor, tú me perteneces. –

-¿Qué significa eso?-


-Pronto lo irás sabiendo... eres tan frágil, tan débil... y tan bonita, eres como una muñeca… Mi muñeca. –
Sonrió Saori acariciando el labio inferior de Shirayuki con su pulgar mientras ella le seguía mirando fijamente con una curiosidad por ver a su hermana. – tienes que entender que por ser mejor que tú, tengo derecho a todo antes que tú, y que debes de obedecerme. –

-No soy débil, jeje, tal vez un poco enfermiza, jeje. –


-Detesto y adoro esa torpeza que veo en ti, debes de comportarte como se debe, eres hija de Mitsuki y Kaam, leyendas del deporte, pero no te preocupes, te enseñaré muy bien como debes de ser, hermanita. –


-¡Ya volví!
-Dijo Kaam llegando con una bolsa enorme llena de ropa, mientras Saori se separaba de Shirayuki quien se quedaba pensativa por sus palabras.

-¿Y esta bolsa, mi princesa?-


-Jeje, había tanta ropa bonita que no supe que traerle a Saori, así que me traje toda la que pude, jeje, ella tiene un cuerpo más parecido al mío así que la ropita de Yuki no le quedaría, jeje. –
Hablaba algo agitada Kaam mientras Mitsuki le bajaba la bolsa de los brazos.

-No debes cargar tanto, te vas a lastimar. –

-jeje, es que estoy feliz Mitsu, tenemos otra hijita. –


-Sí.
–Sonrió Mitsuki para voltear a ver a sus hijas. – Saori, este será tu cuarto, Shirayuki va a dormir con Shannon. –

-¿Qué? Pero Mitsu, ellas son hermanitas, sería lindo que compartan cuarto. –


-Por favor, mi princesa.
– Dijo Mitsuki sin dejar de sonreírle, acariciando sus brazos mientras ella le miraba dulcemente. – lo platicamos en la noche, ¿Si? Solo por hoy, deja que sea como lo pido. –

-Está bien… ya escucharon a mamá, niñas. –


-¡Yei! ¡Voy a dormir con Shannon!-


-Mi princesa, lleva a Yuki con Shannon, deben de darle su medicamento. –


-¡Es cierto, vamos hijita!-



Kaam llevó a Shirayuki tomada de la mano, quedando Mitsuki con su hija mayor, mirándose frente a frente. La japonesa miró cada detalle de su hija, sin duda era hija de Kaam, su altura era mayor al de su hija menor y su desarrollo era acorde a su edad, en su corazón, sabía que era su hija, y la quería como tal, aunque no se mostrara con la misma emoción que su esposa, pues, esos ojos llenos de orgullo eran algo que no le gustaban.


-Saori, siéntate.
– ordenó la madre mientras la pelirroja se sentó en el borde de la cama. – No sé qué tipo de crianza tuviste, pero, lo que hiciste estuvo muy mal, no puedes tratar así a tu hermana menor. –

-Disculpa, madre, pero es lo correcto, pude ver que mi hermanita tiene una condición física deplorable, solamente le quise mostrar que, como hermana mayor, la cuidaré y protegeré, el fuerte debe de proteger al débil. –


-¿Qué tiene que ver eso con besarla? –


-Es simple, madre, ella no puede valerse por sí misma, tiene que estar bajo cuidados de alguien fuerte, es claro que soy más fuerte que ella, así que no te preocupes, cuidaré bien de mi hermana, te lo prometo. –


-Ya tiene una protectora para eso. –
Respondió Mitsuki mirando a su hija quien solo le sonrió. – mañana vendrás conmigo al dojo, has estado lejos de mí por quince años y necesitaré educarte en el código que tiene la familia. –

-Está bien, mamá… mamá ¿Tú me odias? Mi madre Kaam está muy contenta conmigo y no ha dejado de abrazarme, pero tú, no me has dado ni un abrazo. –


-No te odio, solo quiero que entiendas. –
Dijo la japonesa sentándose al lado de Saori, abrazándola. – de la nada apareces, te dices ser mi hija y besas a tu hermana menor, ¿Qué pensaría de ti?-

-Seguro que estoy loca, ¿O no?-


-No se usa esa palabra aquí, por respeto a tu mamá. –
Habló Mitsuki acariciando el cabello rojo de su hija quien mostraba un rostro curioso, al parecer, la mirada de Kaam también la tenía ella. – solo te pido, respeta a tu hermana, y trata de aprender los códigos de conducta que nosotras te inculcaremos. –

-Está bien, mamá. –


-Te dejo un rato, puedes probarte la ropa que trajo tu mamá, un rato más te llamaremos a comer. –


-Ok. –



Mitsuki dejó a su hija, quien se quedó pensativa en la cama, acostándose de golpe. Kaam y Mitsuki Noihara, sus madres, eran buenas personas, lo sentía, la pelirroja era muy cariñosa, fue la primera vez que sintió a alguien quererla tanto y sintió eso que le llamaban felicidad, cuando la abrazó y aceptó sin preguntar su origen, su madre Mitsuki, era más precavida, pero, sentía que no la rechazaba, sino, dudaba de sus intenciones, tendría que convencerla que era una persona digna de ser su hija. Después de pensar en sus madres, pensó en su hermana menor, no podía creer que ella había sido concebida como su hija siendo tan pequeña y débil, eso sí, sin duda, era una chica muy bonita, su piel era suave y su aroma a frutas le hizo sentir el aroma más delicioso jamás, no era mala idea, la mejor forma de mostrarle a sus madres que era una hija digna era superando a la pequeña, y al mismo tiempo, mostrar que ella era una hermana perfecta, cuidándola como nadie más podría, y que mejor manera de hacerlo que siendo la pareja ideal para su pequeña y adorable hermanita. Shirayuki no era digna de ser la hija principal de la pareja, esa era ella, y se los demostraría, tanto en el hogar como en la cancha.





LADO B-1



En la casa de Ceci, Keitaro, Rosemary, Thames, Lily y las dos hijas veían como Cecilia paseaba de un lado a otro llevando cosas a un cuarto especial que tenían, una habitación de muros acojinados semejante a una habitación de salud mental, pero con closet, televisión y diversas cosas incluidas, ese cuarto lo había construido Cecilia para Rosemary cuando estaba muy estresada y tenía arranques de furia y cuadros de ansiedad grave, y había dejado de ser usado desde que su condición había sido estabilizada. Mientras ella hacía todo esto, Cecil se mantuvo parada frente a la familia, con una sonrisa tenue similar a la sonrisa que Cecilia regalaba a todas, dejando pensando a todas las demás sobre quien era ella. Era claro que la primera que rompería el silencio, sería Rosemary.


-Hola, Cecil, ¿Verdad? Amm..hemos estado paradas frente a frente por diez minutos y no hemos intercambiado ninguna palabra, no tienes que ser tan tímida, después de todo, soy tu mamá, jaja. –


-Disculpe si soy algo tímida, solo, todo esto es muy extraño, es la primera vez que estoy en una casa con tantas personas diciendo ser mi familia. –


-aay… Sniff..sniff… pobrecita-
Dijo con lágrimas Rosemary abrazando a Cecil cuyo rostro no mostraba ningún cambio- eres como yo cuando conocí a mi tesoro, sniff, pero..sniff, tranquila, vas a sentirte como en casa, tus hermanitas y nosotras te cuidaremos y te daremos mucho amor. –

-Gracias, pero solo me interesa el amor de Cecilia Mannes. –


-Jajaja, ay, no seas así, todas te queremos aquí, no sientas que no es así, tal vez estas algo nerviosa por lo que dicen de ti, pero. –
Susurró Rosemary al oído de su hija mientras la abrazaba- yo también tengo un historial criminal muuuuuuy largo, y aun así, me adoran, jaja. –

-Suena interesante, luego podría compartirme todo lo que ha hecho, mamá. –


-¿Escuchaste Lily? ¡Me dijo mamá!-
Gritó emocionada la ojiverde abrazando a Cecil quien solo sonreía suavemente, sintiendo los olfateos y lamidas de Rosemary a su mejilla- eres tan suavecita, hueles y sabes como a tu madre, ¡Ay, tengo una Ceci jovencita como hija!-

-Rosemary, no hagas eso, seguro le incomodas. –


-No se preocupe, doctora Thames, no pasa nada. –


-Oye, como que nuestra hermanita le falta un tornillo ¿O no?
-Susurró Rose a Rosetta quien suspiraba por sus palabras.

-Mira quien lo dice, debemos de respetarla Rose, ella es nuestra hermana mayor. –


-Listo, Cecil, por acá, te mostraré tu cuarto. –
Dijo Cecilia limpiando su sudor mientras su hija solo dio media vuelta y caminó lentamente hacia donde le señaló su hija.

-¿Necesitas ayuda?-


-Gracias Lily, pero, les pido que por ahora me dejen a mí, no estoy segura como actúe ella, mañana la revisará Thames con más paciencia, mientras, yo platicaré con ella y le explicaré las normas que tenemos en la casa. –


-¡Ceci, ven aquí!
-Exclamó Keitaro acercándose a la mujer sujetándole de la camisa- ¡Tlajiste a una convicta a la casa de nuestlas hijas! ¿Qué layos te pasa? Eles abogada, sabes que no está bien sacal a una plisionela usando tus influencias. –

-Kei, tranquilo, no te alteres. –


-No Thames, no me voy a calmal, Ceci puso en peliglo a mis hijas, y …-


-¿Puedes callarte?
-Gritó Cecilia bajando de un manotazo la mano de Kei- Es mi hija, Keitaro… no dirías lo mismo si tuviera algo de tu sangre como las demás, ¿Cierto? Cecil es mi hija, mi sangre, no sé qué tan ciertos sean los cargos que tenga, ni que tan mala persona puede ser, pero como su madre, tengo que darle el derecho de la duda, si tanto crees que peligran Rose y Rosetta, llévalas contigo por un tiempo, pero si no confías en mí, dímelo de una vez. –

-Peldón… solo, ten cuidado, Ceci, esa chica tiene una milada de asesina, Thames lo sabe también, su milada es la de una pelsona sin alma. –


-Yo seré quien juzgue eso, no tú. –


-Mi tesoro… -


-Tranquila, Rosy. –
Suspiró Cecilia calmándose, para después, acercarse a Rosemary y abrazarla- solo, apóyenme en esto, ¿Si?-

-¿Cómo no apoyarte mi tesoro? Además, Cecil es mi hija también, yo soy tu esposa, así como es hija de Thames y Lily, todas queremos ayudarte y si quieres que tengan tiempo para conocerse lo tendrás… además, ¿Cómo no voy a estar feliz? Adoro a Rose y Rosetta, pero siempre soñé en tener una hija tan preciosa como tú y mira, hasta parece tu clon, jajaja. –


-Mamá, ella es su clon. -


-Bueno, técnicamente también yo vengo siendo clon de nuestras madres, así como tú también. –


-Niñas, nadie duda que sean clones de Rosemary. –



Cecil miraba detenidamente el cuarto que le había otorgado su madre, quien entró detrás de ella y cerró la puerta, así como la ventanilla de servicio que tenía y con un control remoto en su mano se aseguró de apagar las cámaras que había en la habitación, cualquier cosa que ocurriera, sería solo entre ellas dos.


-Espero no te moleste pasar unos días aquí, mientras preparo una mejor habitación para ti. –


-Es cálida, y me gusta el color blanco.
–Dijo Cecil mirando el cuarto moviendo su cabeza lentamente hacia cada ángulo. – es mucho mejor a las habitaciones que me han dado antes, y así, estarás segura que no haga nada malo, ¿Cierto, madre?-

-No quiero que pienses mal de mí, solo es por precaución, tu historial, digamos que no es el más correcto para una joven de tu edad. –


-Lo sé, pero, también leíste que son solo sospechas, ¿O no?
-Sonrió por su hombro la hija, mientras Cecilia la miraba, sin dudas, era su hija, hasta su voz era la misma.

-Pasarás unos días aquí mientras tu madre Thames te hace una valoración… Te explicaré poco a poco las reglas que tengo en la casa, lo primero que debes de entender, no saldrás a menos que yo te lo permita, no estarás lejos de mí mientras yo lo decida, y no harás algo que no te ordene o te permita. –


-Entendido… madre.
–Respondió Cecil mirando por su hombro a su mamá con una mirada seductora. – me hace feliz ver lo dominante que eres, apenas voy llegando a la casa y estás dejando en claro que soy tuya. –

-Solo quiero asegurarme que seas una chica de bien, Cecil. –


-Haré lo que me digas, madre. –


-Puedes ponerte algo de ropa, no tarda en estar la comida y comerás junto a nosotras. –


-Está bien. –



Cecilia vio cómo su hija empezó a quitarse la camisa de la prisión, dejando ver su delgada cintura y unos pechos grandes y redondos, por la imagen bien logró notar que su medida era similar a la de ella. Cecil miró por su hombro y mostraba esa mirada seductora que empezaba a perturbar a su madre, y se inclinó un poco parando sus caderas, bajando lentamente el pantalón, dejando ver su vagina blanca y depilada y sus perfectos glúteos, dándose la vuelta para quedar desnuda frente a su madre.


-¿Por qué no usas ropa interior?-


-No tengo buen gusto para ella, y me siento cómoda al no usarla, pero si insistes ¿Puedes elegir algo para mí, madre?
-Preguntó Cecil mirando fijamente a Cecilia, que parecía que veía a una espejo por su idéntica figura.


Con mucha cautela, Cecilia tomó una braga colaless de color negra, y se agachó para colocársela a su hija, tratando de no mirar su zona intima, para después, colocarle el sostén, mientras Cecil solo le miraba fijamente todo el tiempo. Cuando terminó de abrochar el sostén, ambas se quedaron mirando a sus ojos castaños, la hija solo sonreía a la madre pensativa, y tomó las manos de Cecilia bajándola hasta su bien formado trasero, el cual fue apretado por Ceci como reacción por su suavidad.

-¿Cómo me veo?-


-Eres muy hermosa.
–Respondió Cecilia mientras Cecil le sonreía de manera sensual, abrazándola de la cintura y recostando su cabeza en el pecho de ella.

-Soy hermosa por qué soy tu hija… se siente tan bien abrazarte, madre… ansiaba hacerlo, saber que se siente tenerte cerca. –


-Todo estará bien, te lo prometo, estarás conmigo desde hoy.
–Dijo Ceci tratando de soltar el trasero de su hija, pero sus manos parecían desear lo contrario. – Solo te pido que seas sincera conmigo, que me digas quien eres y que has hecho de tu vida estos años que no has estado conmigo. -

-Haré todo lo que tú digas. –


-¿Todo?-


-Todo
-Le susurró Cecil en los labios a su madre, soltando una sonrisa pecaminosa mientras paraba su trasero y lo meneaba lentamente. – incluso, entregarme a ti, tienes ese derecho, pues yo te pertenezco, madre. –

-Cecil…Antes de que te valore Thames, quiero saber… ¿Eres culpable de lo que dicen?-


-No me comprobaron nada, así que creo que eso lo dice todo, ¿O no? –


-No lo comprobaron, pero tampoco lo negaste. –


-Así es…
-Sonreía Cecil mientras Cecilia apretaba más fuerte sus blancos glúteos, queriendo castigar a su hija por creer que le mentía. – incluso me acosaron de violación, ¿Cómo puede ser cierto eso si soy virgen? No tengo pensamientos lascivos,si gustas, puedes comprobarlo, madre… guardé mi virginidad para ti, solo para ti. –

-Luego lo comprobaré. –


-¿Por qué no ahora mismo?-
Preguntó la hija, mordiendo el labio inferior de su madre quien pasó un dedo entre los glúteos de Cecil, quien reaccionó separándose de ella al sentir que su hija estaba guiando la situación.

-Termina de cambiarte. –


-Lo que digas, mamá. –
Respondió Cecil mirando por su hombro a su madre, tomando una falda tableada negra y una blusa blanca de botones sin mangas, vistiéndose lentamente, como si esas ropas acariciaran su piel.


Cecilia lo sabía, Cecil no era una chica como Rosemary o Rose, había en ella un aire negro, una esencia de peligro y seducción, como madre, tenía que enderezar el camino de esa chica, aunque no sabía en verdad que pasaba por la mente de ella, y lo más incómodo de la situación, su propia hija, sangre de su sangre, era una joven muy atractiva a su mirada, y Cecil lo sabía bien, era una batalla de fuego contra fuego, en la que una de las dos sometería a la otra, un juego de seducción entre ellas.







:3 Y así llegan estas chicas a sus hogares!!!
Siguiente capítulo, de regreso a la escuela!!! :3
 

Merry Yuri X-mas~
Moderador

Offline
Es mi hija, Keitaro… no dirías lo mismo si tuviera algo de tu sangre como las demás, ¿Cierto? Cecil es mi hija, mi sangre, no sé qué tan ciertos sean los cargos que tenga, ni que tan mala persona puede ser, pero como su madre, tengo que darle el derecho de la duda, si tanto crees que peligran Rose y Rosetta, llévalas contigo por un tiempo, pero si no confías en mí, dímelo de una vez
No entiendo eso de que la gente utilice el pretexto "es mi hijo/a" porque los parentescos en realidad no tienen nada que ver con el tipo de personas que son. Se me hace muy poco lógico eso jaja (será que me criaron diferente, no lo sé).

Y definitvamente me gusta Cecil.
A Saori como que aún no le agarro el gusto.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Offline
No entiendo eso de que la gente utilice el pretexto "es mi hijo/a" porque los parentescos en realidad no tienen nada que ver con el tipo de personas que son. Se me hace muy poco lógico eso jaja (será que me criaron diferente, no lo sé).

Y definitvamente me gusta Cecil.
A Saori como que aún no le agarro el gusto.
A mi tampoco, siempre he dicho que de los padres y la familia queda el educar y cuidar de una persona, pero sus actos son responsabilidad propia. XD Entiende a Cecilia, era el calor del momento, por eso actuó algo desesperada.
uwu ¿Por qué te gusta Cecil? 7w7 ¿Por sexy?
Saori aún le falta más participación, además, creo que fue un error XD el introducirlas tan seguido, Cecil la opacó por completo.
 

Merry Yuri X-mas~
Moderador

Offline

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Offline
Continuamos nwn


POINT 4





Una van de color plata llegaba a la academia, estacionándose en una de las áreas de entrada de la Step Fast School. Angeline suspiraba al lograr estacionar el vehículo, siendo apenas unos días que había conseguido el permiso para conducir, así como el permiso de su padre para poder tener su propio coche.


-Cuando dijo mi papá que sería un auto familiar, pensé que hablaba de que lo compartiría con mamá o él, no esto.
–Murmuró molesta Angeline al ver por el retrovisor a tres pelirrojas y dos ojiverdes, suspirando mientras una linda rubia le tomaba la mano.

-Vamos Angie, el coche es lindo. –


-¿Lindo? Manejo una ballena y traigo a mis hermanas, van a pensar que soy una niñera…Bueno, hermanitas, las reglas, Rosetta, baja tu maleta y regresa a tu cuarto, recuerda avisar a tus mamás si Megami sigue siendo tu compañera de cuarto o se hizo algún cambio. –


-No creo que hayan movido el sistema de compañeras, por si las dudas, le preguntaré a mi tía Eloise.-


-Shirayuki y Saori, ustedes no se quedarán en los dormitorios, ya escucharon a mi tía, las quiero aquí diario a las dos de la tarde ¡Dos de la tarde, ni un minuto más ni un minuto menos!-


-¡Yei!-


-Lo que digan nuestras madres. –


-Yuki, si te sientes mal, llama a Shannon, ella también se irá con nosotras. –


-¿Y yo?-
Preguntó curiosa Rose mirando a su hermana mayor.

-Mi tía Thames dijo que ya has mejorado un poco y que podrás quedarte en una habitación, estarás sola mientras deciden a tu pareja. –


-¡Yahoo! Tendré mi dormitorio ¿No puedo quedarme sola? Preferiría eso a tener a una compañera enfadosa. –


-No lo sé, mis tías quieren que empieces a interactuar más, entonces, vayan a clases, y ya escucharon Yuki, Saori, dos de la tarde. –


-¡Yei! Vamos Saori, te mostraré nuestro edificio
-Dijo Shirayuki tomando la mano de su hermana y de Shannon para correr las tres juntas al bajar del coche.

-Yuki, no corras tanto. –


-¿Siempre actúas tan infantil?-


-Adiós hermanas. –


-Nos vemos cuatro ojos. –


-¿Y yo? ¿Cuál es mi habitación?-


-Un rato más te la mostraré, primero, tenemos que hacer algo con esta carcacha.-
Sonrió Angie esperando a que sus hermanas se fueran para dar reversa y manejar un poco más al interior del campus.


Angeline, Aurora y Rose llegaron a lo que parecía ser una gran bodega, estacionándose al frente. Angie se asomó por la ventana de su coche y soltó un silbido, y de la parte de debajo de un coche deportivo, una exuberante y alta pelirroja salió, limpiando sus manos con algo de agua y saludando a la rubia quien se bajó del coche acompañada de su novia y hermana. Sin duda, tenía un cuerpo más que atractivo, resaltando su cabello rojo y unos ojos turquesa, en algún momento, Angeline pensó que era familia de su tía Kaam, por lo rojita, pero resultó que su familia era proveniente de Irlanda.



-Hola Coraline, este es el monstruo que te dije que traería. –


-Angie, no le digas así a tu hermana. –


-¿Qué? Me refiero al coche.
– Dijo la rubia haciendo que su novia se apenara, viendo como la chica iba meneando su cuerpo inconscientemente sexy revisando el vehículo.

-Mm… pues, su rendimiento de batería es de los mejores, en coches familiares, diría que es el mejor coche eléctrico que hay y ninguno lo supera en espacio. –


-Sí, sí, dile maravillas, pero esta feo, no voy a más de sesenta, parezco una abuela, ¿Puedes hacer algo por él? Empezando por darle una bonita pintura color rosa o violeta. –


-Mmm…
-Pensó la pelirroja mientras reaccionaba al ver que unos ojos verdes se asomaban a la altura de sus grandes pechos. -¿Ocupas algo?-

-¡Hola, soy Rose, y me gustas mucho!-


-Oh… mmm… ¿Es algo tuyo está chica?-


-¡Ven aquí!
-Habló la rubia jalando de su blusa a su hermana- es mi hermana, digamos que es de necesidades educativas especiales, ¿Cómo que te gusta Coraline?-

-Solo, me gusta, jaja, me gusta mucho. –


-Cierto, me dijiste que tenías varias hermanas, solo, no la acerques tanto a mí. –


-¡Preséntame, preséntame! Anda Angie. –


-Bueno... Coraline, ella es Rose Noihara, es una de mis hermanas, como notarás, es algo hiperactiva, Rose, ella es Coraline, es una amiga que es de las pocas que integran el taller de motores eléctricos, es una prodigio y estoy segura que será una mecánica de la formula E como tanto quiere, dicen que puede construir un coche con los ojos cerrados, y dicen que es tan fuerte que puede matar a un gorila a puño limpio.-


-No exageres, no es algo fácil y no digas eso, me haces sonar como si fuese un tipo de monstruo. –


-Oooooh –
Decía con la boca abierta Rose mirando todo el cuerpo de Coraline, acariciando sus piernas, su cintura mientras la chica solo suspiraba y se ruborizaba un poco al sentir que la ojiverde apretó sus grandes pechos. -¡Oh por dios, son tan grandes como los de mi tía Thames! Con tu altura sí que te lucen bien… ¡Y son tan blanditos!-

-Angeline, ¿Podrías decirle a tu hermana que deje de agarrar mis pechos?-


-¡Rose, contrólate por dios! Le diré a mi tía que no estás lista para estar libre. –


-Ok ok… ¿Puedo venir a tocarte? Digo, a verte trabajar. –


-Amiga, si mantienes a tu hermana lejos de mí, te daré un descuento. –


-¡Hecho! Yo me aseguro de mantenerla lejos, ¿Cuánto sería por lo que busco?-


-Mmm… sería agregarle una turbina, un mejor transformador eléctrico y ajustar la carga eléctrica para la potencia bajando un poco la cantidad de energía usada en los aditamentos, y la pintura… descontando que controles a tu hermana, cinco mil dólares.
–Habló la pelirroja tranquilamente mientras abría el capó del coche.

-Hecho, vuelvo por él a la una y media. –


-Es poco tiempo, serían quinientos más. –


-No hay problema, anda Rose, vámonos. –


-Pero quiero pasar tiempo con Coraline, apenas nos hacíamos amigas.
–Dijo la ojiverde emocionada mientras Angeline la empezó a empujar de su espalda para que caminara.

-Rose, me alegra que por fin tengas interés en alguien que no sea mi tía Ceci, pero mi amiga está fuera de tu liga. –


-¿Por qué? ¿Acaso no soy linda?-


-Sí, eres muy linda, Rose. –


-¿Entonces?-


-Coraline no es como nosotras, ella …como lo explico, ni siquiera sé si le gustan los hombres, parece que solo le gustan los coches, no me sorprendería que se case con uno. –


-Mira que coincidencia, a mí también me encantan los coches. –


-Rose, pero si hace unos segundos tenías miedo de subirte por qué no habías visto un automóvil eléctrico. –


-Bueno, cada día se aprende algo nuevo. –


-Lo siento, pero mejor aléjate de ella, no quisiera perder a una amiga por qué andas de confianzuda, ¿Cómo te atreviste a tocar sus pechos? Ya ni yo que soy su amiga lo he hecho. –


-¿Qué?-


-Es broma, es broma, tus pechos son más bonitos, Aurora. –


-Mm… creo que alguien dormirá en el sofá esta noche.
– Respondió Aurora mostrando una mirada fría como su madre Auroa.

-¿Ya vez en lo que me metiste, Rose?-



Mientras caminaban, se toparon con alguien que les parecía muy conocida, una rubia italiana que bajaba de una motocicleta, al quitarse el casco, mostró algo de sonrojo pues la falda del uniforme la veía como algo corta y la blusa no era de su agrado, provocando la risa de sus amigas, Aurora y Angeline.


-Vaya, vaya, ¿Quién es esa linda chica uniformada?-


-Jodéte, Angeline. –
Suspiró Venus mientras tomaba su mochila y ponía seguros a su motocicleta y casco. – fue idea de Lyrika, me dijo que ya estuvo bien que vistiera como hombre y me pidió que usará el uniforme de la universidad. –

-Vaya que te tiene dominada, ¿Quién lo diría? La orgullosa señorita Bisconti, arrodillándose frente a toda la escuela para suplicarle a Lyrika una oportunidad de salir con ella. –


-No me lo recuerdes, mis madres no están contentas con Lyrika por pedirme que hiciera eso, era la única manera en que aceptara salir conmigo. –


-¿Cuánto llevan saliendo, Venus?-


-Dos meses, ella me dio el sí a los dos días de que pasé por esa vergüenza. –
Hablaba la italiana caminando al lado de sus amigas. – es cierto que me ayudó a olvidar a Shirayuki, a entender que mi amor hacía ella era un enamoramiento muy intenso, pero… hacerme pasar por tantas vergüenzas solo por su capricho, no sé cómo es que empezó a gustarme. –

-Pero se ven bien juntas. –


-Gracias, Aurora. –


-Ya, verás que funcionará lo de ustedes. –


-Eso quiero, pero te lo dije, mis mamás, en especial, mi madre Celtic, no ve con buenos ojos a Lyrika, le molesta que me ordenara que le pidiera ser mi novia frente a todos y de rodillas, me dice que como pude rebajarme a tanto por una chica. –


-Pero bueno… querías con ella, ahora te aguantas. –


-Idiota
-Respondió Venus suspirando mientras caminaba junto a su amiga y se paraban al escuchar las bocinas de la escuela.

-¡Hola! ¿Se escucha, Hinoko? Perfecto…!Hola! Soy su amada, preciosa, elegante e inteligente directora Luxure, dándoles la bienvenida a este nuevo semestre y pidiendo a todo el equipo de tenis que, por favor, vayan a la sala del club para platicar respecto al torneo regional que se viene, hay que defender nuestros títulos, los quiero, chao…-


-Mi tía no cambia, creo que no acepta que ya está cerca de los cuarenta. –


-Dímelo a mí, mis madres dicen tener su segundo aire y han estado noche, tras noche, tras noche, me alegra regresar a la academia y poder dormir tranquila. –


-Luego te acostumbras, mis mamás decían lo mismo, jiji. –


-Vamos al club chicas… oigan…¿Y Rose?-



Mientras las tres rubias buscaban a Rose, ella ya estaba abrazada de Coraline quien estaba trabajando en el coche de Angeline, suspirando y tratando de ser paciente con esa ojiverde.


-¿Si te dejo quedarte un rato dejarás de abrazarme?-


-¡Si!
–Gritó Rose lamiendo el vientre de Coraline escalofrío- tienes un sabor a aceite mm… delicioso.-

-No me lamas, por favor, estoy sudada y aceitosa. –


-¡Mejor, jajaja!-


-Dios… ¿Podrías al menos ayudarme? Tráeme esa llave y la computadora, por favor. –


-¡Lo que digas!-




LADO B 2




En la casa de Cecilia, Thames, Lily, Rosemary y la propia Cecilia revisaban a Cecil, quien estaba recostada solamente con una braga de encaje en la camilla del laboratorio personal de Thames. Cada detalle físico y psicológico de la hija de Ceci fue revisado, sorprendiéndose Thames por qué la única diferencia física entre esa chica y su madre era la edad, era un clon perfecto, por lo cual, la curiosidad científica de la doctora la tenía emocionada.

Tras unas horas de revisiones, exámenes y análisis, Cecil se sentó en la orilla de la camilla, mirando tranquilamente al cuarteto de mujeres.


-Ya puedes vestirte. –


-Lo sé… madre, ¿Puedes ponerme mi blusa?-
Dijo Cecil mientras Cecilia se acercaba, ella levantó los brazos y su madre empezó a deslizar una blusa blanca que quedaba apretada por su redondo pecho.-Gracias. -

-No puedo estar haciendo esto todo lo que quieras, no eres una niña. –


-¿Le dices eso a una hija que no cuidaste en dieciocho años?-


-Touche. –


-Jajaja, Cecil es muy divertida, me recuerda mucho a ti, tesoro, no solo en lo parecidas que son, tú eras igual de seria y fría que ella cuando nos conocimos. –


-Qué detalle tan interesante, mamá. –


-¡Ay, adoro cuando me llamas así!-


-¿Y bien?-


-Que puedo decir… Me tiene maravillada, a diferencia de las demás niñas, Cecil es un clon perfecto de ti, anatómicamente es una versión joven de ti. –


-Eso me quedó muy claro, pero, de lo otro. –


-Mmm..
-Pensó Thames mordiendo su bolígrafo un poco y quitándose sus gafas de lectura antes de hablar, apartando a Ceci de las demás para hablarle en voz baja- Cecil tiene todos los patrones de psicopatía, a diferencia de Rosemary que es asocial y de Rose que es amoral, ella es antisocial, me es difícil creer que pudo mantenerse por sí misma durante estos años, su inteligencia va de la mano con su nula aceptación de la realidad, dudo que pueda establecer una relación social concreta. –

-Eso significa, que todo de lo que es sospechosa, ¿Es cierto?-


-No puedo afirmarlo, Cecil es incapaz de aceptar sus responsabilidades, mentir es una costumbre para ella, de esa manera es capaz de moldear lo que ella cree como real o no… Lo siento Cecilia, pero, será algo más difícil el tratarla, no podemos dejar que salga hasta que consideré que está lista, empezaremos con actividades de roles para que desarrolle empatía, técnicas de relajación y muestra de emociones y desarrollo afectivo. –


-Entiendo… -


-Otra cosa… te necesitará mucho. –
Habló Thames mientras miraba a su prima de mayor altura. – mientras hacía una prueba de polígrafo, lo único que le estimuló fue hablar de ti, son los momentos donde muestra mayor lucidez y afección, pero… me preocupa algo de eso. –

-Al parecer, ella en verdad me ve como su madre, creo que es por eso, ¿O no? ¿O qué te preocupa?-


-Mm… Cecilia, ella tiene un apetito afectivo y sexual encaminado a ti… ella, no solo te ve como su madre, te desea, a eso me refiero.



Cecilia sintió un escalofrío al escuchar a su prima refutar lo que ella sospechaba. Por un instante, ella volteó a ver a su hija quien solo le observó fijamente, con esa mirada fría y penetrante y al mismo tiempo llena de seducción.


-Ceci, esa niña es capaz de manipular a las personas si se descuidan, ha desarrollado una habilidad para la seducción y convencimiento que… con todo respeto prima, Cecil tiene muchos de patrones de conducta sexual tuya. –


-¿A qué te refieres?-


-Mmm..-
suspiró Thames ruborizada y nerviosa- Su seducción, su presencia dominante, su mirada provocativa tras unos ojos fríos, sus modulaciones de voz para provocar, eso lo sacó de ti, solo mírate, tienes tres esposas, dos amantes y no creas que aún perdono lo que haces con Rose, sé cuánto le ayudó a mejorar, pero, fue demasiado incluso para ti, esta niña es un buen ejemplo de la genética de conducta, Cecil heredó eso…eso… ¡Eso!-

-Ya, ya entendí, si sigues hablando te pondrás más roja. –


-Ay Ceci, ten cuidado con ella, por favor. –


-Entiendo… Thames… quería preguntar una cosa… Ella… ¿Es virgen?
-Le susurró Ceci a Thames quien solo se ruborizó y cerró los ojos.

-Sí, lo es, y sí, es verdad lo que dice, solo quiere ofrecer tu cuerpo a ti… Ni se te ocurra, entiende, hay dos posibilidades, que cumplir su necesidad sexual le ayude a desarrollar afectividad y empatía como tanto debe, o peor, se complique su situación y desarrolle una adicción hacía ti. –


-Ya veo. –


-¿Ya terminaron de hablar? Tengo hambre Thameeeeees. –


-Rosemary, tu sabes cocinar muy bien. –


-Sí, pero me duelen las manos, estuve esculcando en nuestro almacén, la ropa que usó mi tesoro le queda perfecto a Cecil. –


-Mmm… hueles a Cecilia. –


-¿Te gusta?
-Dijo Cecil acariciando la mejilla de Lily mientras se miraban fijamente- eres muy suave, ¿En verdad eres una de mis madres?-

-Sí, soy la más chica, pero no por eso significa que no te quiera de igual forma. –


-Gracias..-


-¡Lily! Ven aquí
-Exclamó Thames cargando a Lily en sus brazos como una niña- no, prohibido acercarte a Cecil. –

-¿Por qué? Dijiste que no estás segura que sea una mala persona, ¿Cierto? Y parece que nos quiere mucho. –


-Por qué cierta mujercita se le alborota el corazón cuando está cerca de Cecilia, no dudo que te pasé lo mismo con Cecil. –


-Thames, no tienes que sentirte celosa. –


-No es celos, es protección.-
Sonrió la castaña cargando a su pequeña esposa mientras miraban a Cecil. – Cecil, es todo, Cecilia te llevará a tu habitación, mañana empezaremos las terapias que te dije. –

-Está bien, mamá. –



Cecil se levantó y caminó entre ellas moviendo las caderas de manera femenina y gatuna, haciendo que las tres voltearan a verla mientras se dirigía a su habitación, dejando un pequeño silencio entre las tres.


-Uff, Cecilia, sí que sabes tener hijas !Es un bombón!, jajaja. –


-No, prohibida Rosemary, prohibida. –


-¿Qué? ¿Por qué? Quiero darle amor a nuestra nueva hijita. –


-Haz caso a lo que dice Thames, prohibida. –


-También para ti, señorita, nada de acercarse las dos a Cecil. –


-Buuu… que injusto, la quieres solo para ti, ¿Cierto? Como no has podido dominar a Ceci, quieres empezar desde cero con una nuevecita, ¿O no?-


-Que ocurrencias las tuyas-
Rio Thames ruborizándose un momento por pensar que no era mala idea, sacudiendo su cabeza. – Por ahora, no dejaremos de estar valorándola, te daré un guion para que interactúes con ella poco a poco, Ceci, pues es a quien más escucha. –

-Iré a platicar con ella, no vaya a ser que se intente esconder en una habitación. –


-No te preocupes, le puse un rastreador implantado como a Rose, ella está en su habitación, si intenta salir de la casa o alejarse a más de diez metros de la habitación, la alarma sonará. –


-Gracias, Thames. –


-Me esforzaré como nunca por Cecil, te lo juro. –


-Gracias, chicas. –



Cecilia salió del laboratorio para ir al cuarto de Cecil, entrando y mirando a su hija leyendo, estando recostada en la cama, ella pronto se había quitado la blusa y estaba solamente con su braga de encaje que remarcaba sus bien formados glúteos, y al ver que su madre había entrado, solo le sonrió y levantó su cola un poco sabiendo que causaba efecto en ella.


-Fue agradable la revisión, la doctora Thames es muy gentil y no me obligó a nada como otros doctores con los que he tratado. –


-Thames es una de tus madres, ella te estará cuidando y atendiendo, confió en que le mostrarás respeto y cariño como se debe. –


-Lo que digas, madre.
– Dijo Cecil moviendo sus caderas mientras Cecilia las miraba hipnotizada. -¿Te lo confirmó ella? Sobre mi virginidad. –

-Sí… me lo confirmó. –


-Puedes confirmarlo por tu cuenta.
–Susurró Cecil quitándose sus gafas y parando sus caderas y llevando sus manos a su braga, jugando con ella, bajándola y subiéndola lentamente, soltando una sonrisa coqueta a Cecilia.

-Cecil, compórtate, eres mi hija y…-


-No es nada malo, como mi madre, tienes derecho a revisar que tu hija no haya entregado su cuerpo a cualquiera, ¿O no?-


-Yo…-


-Sé que lo quieres, madre. –
Susurraba Cecil acomodando sus caderas hacia Cecilia, bajando su braga a mitad de sus muslos, dejando a la vista su blanca vagina depilada y la entrada de su trasero. – No es justo que solo ella asegure que soy virgen, puedes comprobar por tu cuenta que mi himen está ahí… si gustas, puedes romperlo con tus dedos… o con lo que tú desees. –

-Yo… Tengo que irme. –



Cecilia salió respirando agitada, no podía creer que su propia hija la estuviera seduciendo de esa manera, no mostraba nada de pena, ofrecía sus orificios íntimos a ella como si fuese un juego, un juego de seducción, tenía que lograr controlar un poco sus impulsos y comportamiento, por más difícil que fuese. Dentro de la habitación, Cecil siguió en la misma posición, y no pudo evitar acariciar sus labios íntimos y morder la almohada, cerrando sus ojos al recordar la mirada de su madre sobre ella, su querida madre le miraba con morbo, con deseo, como si le violara solo con observarla, solo eso bastaba para estimularla, y mientras su mano se dedicaba a acariciar la zona externa de sus genitales, su otra mano pellizcaba sus pezones totalmente duros y sus gemidos empezaban a salir, siendo ocultados por las paredes acojinadas. Sin dudarlo, amaba y deseaba a su madre.






:3 Rose está feliz, Rose está feliz, Rose está Feliz.
!Empieza el tenis! ¿Quienes participaran esta vez? ¿Dejarán a Shirayuki jugar? OAO
 
Última edición:

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Offline
La cara de Mitsuki cuando sabe que hay más historia que contar al lado de su princesa.


(Justo esa es la mirada que pone al ver a Kaam XD, bien enamoradita xd)
PD: Kissu Kissu está entre esta imagen y la de Celtic y Ceci que te pasé, XD para usarlo como mi nueva firma.
 

Dani :v

FLY ME TO THE STAR~

Registrado
29 Sep 2016
Mensajes
488
Offline
Lyrika es genial, creo que oficialmente Venus si esta en lo más bajo (Yes! Yes! Yes!).

Cecil me agrada, Saori no, mira que ponerle las manos encima a mi erizo favorito (¿Quien te conoce Sonic?)

Adoro a Rose, a penas conoce Coraline y ya le dice que le gusta.
 
Arriba Pie