Original Fic GAME, SET AND ¿FAULT? -FINAL-

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Online

O-O- SIGAMOS TRAS UN DESCANSITO BIEN MERECIDO (Y NECESITADO)



FAULT 16





Los partidos del segundo día empezaron para definir a quienes pasarían a las semifinales por eliminación directa, Thea y Nek ya estaban participando en su encuentro mientras que Vianney y Desire se verían las caras contra Patricia y Marjorie, amigas de la prima de Thea. Desire se encontraba alistándose en el vestidor y veía la hora, aunque faltaban cuarenta minutos para entrar a la cancha se le hacía raro que su compañera no estuviera ahí, no era alguien que llegara con antelación a los encuentros. La jovencita sacó su celular y pensó si llamarle o no, si le llamaba sentiría que la estaba presionando pero la preocupación de que le hubiera pasado algo le hacía estar algo nerviosa.


– ¿Le llamo o no le llamo? – Pensaba la joven mirando su celular.



– ¡Perdón por la hora! –


– Gracias al cielo, pensé que te había pasado algo. – Dijo Desire al ver como la chica llegaba y abría su casillero para alistarse rápidamente.


– Me quedé dormida. –


– Eso es raro, me dices que nunca tienes problemas para dormir. –


– Es que estaba tan feliz que no podía dormir. – Sonrió Vianney dejando con curiosidad a su compañera.


– ¿Feliz? ¿Paso algo bueno? –


– Algo fantástico, pero ahora lo importante es el partido ¿Estás lista? –


– Si, si ganamos pasaremos a las semifinales. –


– Confío en que Nek y Thea pasen también, sé que terminaremos viéndonos en la final. – Habló la pelirrosa recogiendo su cabello y sin dejar de sonreír.



Desire estaba contenta por ver esa cara en Vianney, era linda cuando sonreía pero esa sonrisa de esa mañana era tan distinta, tan auténtica que le daba curiosidad averiguar que podía haber puesto de tan buen humor a la chica de sus sueños.




– En verdad debe ser algo bueno lo que te pasó, no te había visto tan feliz desde el mes pasado, cuando fuiste a las playas. –


– Si, sigo pensando que es un sueño, pero en estos momentos estoy en el presente y debo de enfocarme en el partido. –


– Parece que Nek y Thea están teniendo problemas. –


– Les tocó un equipo bueno, Agatha está en el top 20 de Italia y Analia en el top 50, Nek ya las ha enfrentado y sabe que no debe de descuidarse con ellas. –


– Es probable que quieran presionar a Thea. –


– También lo saben, pero conociendo a Nek ya tendrá un plan de respaldo, su mayor virtud es su adaptabilidad. – Dijo Vianney tras acomodarse el sostén deportivo y luego ponerse su blusa.



Mientras las chicas se preparaban, Nek y Thea continuaban su segundo partido de eliminación directa, enfrentaban a una escuela del Norte, conocido por tener un dúo muy fuerte al ser jugadoras que ya habían participado en algunos torneos europeos. Nek sabía que ambas rivales se estaban enfocando en Thea, ellas tenían un poco menos experiencia que la peliazul, pero superaban en mucho el tiempo de juego de su compañera así que debía pensar bien en como contrarrestar.



– Perdón, perdimos el primer juego por mi culpa. –


– Falta otro para decidir el set, podemos recuperarnos. –


– ¿Soy yo o me están buscando sólo a mi? –


– Lo están haciendo. – Dijo Nek tomando un sorbo de agua y enjuagándose la boca antes de escupirla. – ¿Recuerdas lo que te decía Desire de aprovechar el largo de tus brazos y piernas? –


– Si, que si logro aprovecharlos puedo estar en el centro y rápidamente cubrir sin perder el campo. –


– Hazlo. –


– Pero sería quedar muy adelante de ti. –


– Hazme caso, nos toca el saque. – Habló la peliazul poniendo su puño sobre el pecho de su compañera mostrando una sonrisa presumida. – Destrózalas. –



Thea sonrió por la sugerencia de Nek y al regresar a la cancha con el saque a favor de ellas, la chica de ojos color ámbar hizo lo mejor que sabía hacer, sacar pelotazos con una fuerza abrumadora. Las contrincantes habían visto el partido previo de ellas pero no esperaban que en directo la potencia de Thea fuera tanta, logrando sacar volando la raqueta de una de las jugadoras al intentar detener uno de sus saques.
Como pidió Nek, su dúo no decidió medirse en nada y sacó pelotazo tras pelotazo, aunque algunas lograron ser devueltas, la peliazul se posicionaba perfectamente para cobrar el punto y lograr sacar el segundo juego del set quedando uno para terminar el primero.




– Nos recuperamos. –


– Te lo dije, dudo que alguien además de Vianney pueda devolver tus tiros. –


– Entonces, hacemos lo que me dijiste antes. –


– Si, vamos por ellas. –




Las chicas se posicionaron para el tercer juego, era el definitivo, al estar jugando todas un set para agilizar las cosas y solamente la final ser a tres sets les daba tiempo para que pudieran descansar a las jugadoras, pero sólo si lograban avanzar. Nek sabía que si seguían así se vería contra Vianney y Desire, después de todo en su bracket no tenían a nadie que pudiera hacerles frente, no podía quedarse atrás.
Las rivales hicieron el saque, la pelota fue devuelta por Nek y cuando se prepararon para rematar, vieron como la peliazul y la morena se movieron de forma inesperada, Nek que acostumbraba a jugar en la zona delantera estaba atrás y Thea se adelantó justo cuando lanzaron la pelota y sin dificultad ella dio un derechazo mandando el esférico a la esquina izquierda.
El plan parecía funcionar, cada vez que intentaban las chicas dirigir sus ataques contra Thea, ella se posicionaba tan cerca de la red que las obligaba a lanzar hacía el fondo, cosa que aprovechaba Nek y su velocidad para poder defender y presionar las pelotas en el centro, justo para que su compañera pudiera cubrir. Cuando por fin entendieron que es lo que planearon las chicas de Roma, intentaron buscar forzar a Nek a correr de más para cansarla pero no esperaban que Thea usara un recurso del softball, un salto largo recordando a las atrapadas que hacía de las pelotas pero cambiado a cubrir con su raqueta provocando golpes planos que le otorgaban el punto.
Tras alargarse el tercer juego, Nek logró conectar un pelotazo hacía una de las esquinas y la que iba tras la pelota la tocó pero con el marco de la raqueta haciendo que saliera de la cancha dándole el punto necesario para cerrar el set a las locales.




– ¡Ganamos! –


– Si, ganamos. – Dijo Nek soltando un suspiro antes de chocar las manos con Thea por la victoria.


– Rayos, sudé bastante, hay que ir a las duchas y de ahí a ver el partido de ellas. –


– Si, tenemos que verlas. –



Tras despedirse de sus rivales y del público por el partido, la pareja regresó a los pasillos de los vestidores que pertenecían a la escuela anfitriona, Nek se sentía contenta por la victoria, Thea estaba resultando ser un dúo ideal, cubría bastante sus deficiencias de estatura y alcance así como de potencia, estaba segura que podría vencer a Vianney con su ayuda. Al mismo tiempo que caminaban por los pasillos, Vianney regresaba al vestidor al recibir un mensaje que la puso de mejor humor y le pidió a Desire que la esperara en la sala de descanso.



– Hola. – Dijo Vianney con una gran sonrisa al ver a una mujer pelirroja de apariencia juvenil que lucía bien con esos jeans y blusa que usaba, jugaba con sus dedos en señal de nervios al estar esperándola en la entrada de los vestidores.



– Espero no causarte molestias, sólo quería decirte personalmente que no le conté a Xelha donde estuvimos anoche. –


– Eso es sorprendente ¿Le mentiste a tu hermana? –


– Si, quería contártelo esta mañana pero no quería hacerlo por teléfono. –


– Parecías impaciente por contármelo como para no esperar a la tarde. –


– Es que la tarde no puedo porque estaré algo ocupada, mi hermana entrará a la clínica para su inseminación y quiere que la acompañe. – Hablaba Xcaret mostrando una sonrisa pequeña casi como mueca. – Y yo quiero acompañarla, está muy feliz con su embarazo y quiero actuar como su hermana mayor y estar ahí. –


– Me gusta como suena eso, la hermana mayor y… Me alegra que le mintieras a tu hermana. –


– No quería meterte en problemas. –


– No lo digo por mí. – Dijo Vianney rodeando la cintura de la pelirrosa y con una de sus manos acarició su rostro. – Lo digo por ti, no tienes porque sentirte culpable de lo que hagas, de lo que decidas, de lo que pienses, eres una mujer adulta, no olvides eso, no eres la hermanita de Xelha Mannes, eres Xcaret Mannes, campeona de voleibol, doctora en varias especialidades y la mujer de mis sueños. –


– Vianney. –


Xcaret se ruborizó por completo al escuchar esas palabras, Vianney se agachó para poder quedar a la altura de esa mujer de metro cincuenta y cinco para poder besar su boca suavemente, sabía los riesgos de besarla ahí pero era tanta la felicidad de saber que ella fue capaz de ocultar su aventura a la persona que menos debía saberla le emocionaba, era como confirmar que dejó esa huella que tanto quería en Xcaret.
Los ojos de Nek y Thea se dilataron al ser testigos a escondidas de lo que pasaba en ese pasillo, ya no había dudas para la peliazul de lo que había entre la tenista y esa mujer, Vianney era amante de Xcaret Mannes. Tristemente, la que menos debía averiguarlo también fue testigo de lo que ocurría, Desire salió para preguntarle algo a su compañera y se topó con una realidad que no esperaba, esa mujer tan linda y amable, estaba en brazos de la chica con la que quería compartir la vida y la forma en que Vianney la besaba dejaba claro que los sentimientos que tenía por la mujer Mannes eran tan profundos que le causaba más dolor. Esa mañana sería la primera derrota para la mejor del mundo al perder por una ausencia, Desire se había retirado del evento sin decir nada, sin ser capaz de mirar a quien tanto quería.







1615244971973.png


-O-O CHANCHANCHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN!!
 
Última edición:

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Online
Totalmente xD Por lo menos no se enteró Xelha
-O-O La mata jaja, capaz de que en ese instante se despierta la bestia y se le va encima a Vianney jaja, no sería igual para ella enterarse que la besó a verlo en persona jaja.
PD: ¿Qué tal el detalle de wolfito? -O-O de subir una imagen de la buenota de Nek en cada capi jaja.
 

تالف و مكسور تماما
Moderador
Offline

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Online

O-O- SIGAMOS!!


FAULT 17



Eran las once de la mañana y aún no tenía respuesta de Desire, Vianney estaba preocupada pues se fue sin avisar de la academia y prefirió agilizar las cosas diciendo únicamente a los organizadores que su compañera se sintió muy mal y se fue al hospital, no le gustaba mentir pero era necesario más cuando no estaba segura que ocurrió. Al final decidió ir directo a su dormitorio, no lo había hecho antes porque tenía que sacarse de encima a todos los que preguntaban porque la mejor del mundo se retiraba de esa forma tan abrupta, le importaba poco en ese momento su imagen, quería saber que le pasó a su compañera.
Al llegar al piso y al pasillo donde se quedaba Desire, se topó con una peliazul que estaba parada frente a la puerta del cuarto de esa chica. Nek volteó a verla y la miraba con un desprecio profundo, sólo atinó a acercarse más para poder platicar con su pareja de juego.



– ¿Está en su cuarto? –


– ¿Qué haces aquí? –


– No estoy preguntando eso Nek, no quiero discutir ahora ¿Si? – Sonrió Vianney manteniendo la calma de siempre mientras la peliazul parecía molesta con ella. – ¿Está en su cuarto? –


– Le he estado tocando y hablando pero me dice que quiere estar sola . –


– Tal vez se sintió mal. –


– Tal vez alguien la hizo sentir mal. –


– Nek, sé que tienes cosas contra mi y está bien, entiendo porque me miras así, pero por hoy te pido que dejes esa actitud. – Hablaba al tenista mientras Nek apretaba sus puños. – Si en verdad te preocupas por Desire, déjame platicar con ella. –


– ¿Acaso crees que platicar contigo la hará sentirse mejor? ¿Crees que conmigo no lo hará? –


– No, porque tienes esta mirada. –


Vianney sacó su celular que tenía un protector con espejo haciendo que Nek viera su rostro, tenía razón la pelirrosa, su cara en ese momento parecía la de alguien que estaba queriendo discutir o reclamar, no sabía que le pasaba a su mejor amiga y con esa mirada sólo lograría asustarla.


– Por favor, déjame ver si conmigo plática. – Dijo Vianney tomando el hombro de Nek. – Si ocurre algo te llamo. –


– Más te vale. –


Nek se apartó pensando en que esta vez esa chica tenía razón, seguro Desire se sentiría mejor al ser visitada por ella, esperaba que no fuera nada grave y confiaba en que Vianney le llamaría si fuera algo malo, pues al menos en eso esa chica no era una mentirosa, no obstante aún tenía muy presente lo que atestiguó junto a Thea, Vianney tenía una aventura con Xcaret Mannes, una mujer que a pesar de su apariencia juvenil tenía el doble de su edad.


– ¿Desire? – Habló Vianney al subir un poco la voz para que alcanzaran a escucharla. – ¿Cómo estás? –


Desire no contestaba, estaba en su cama con los ojos ardiendo de tanto llorar, trataba de esconderse con el cobertor pero la voz de Vianney bombardeaba su cabeza y al final cedió, el amor que sentía por ella le hacía pararse aún cuando su corazón estaba destrozado. La jovencita abrió la puerta sorprendiendo a Vianney al verla con un camisón semitransparente de color violeta y unas bragas del mismo color debajo, la cara de Desire mostraba que estuvo llorando todo el tiempo y sus ojos se veían bastante deprimidos.



– Perdón, perdón por irme así. –


– Eso no importa ¿Qué te pasó? –


– Yo… – Murmuraba Desire sin saber que decir mientras Vianney entraba a la habitación y cerraba la puerta.


– Desire, no te voy a reclamar nada, si te sentiste nerviosa o presionada lo entenderé. –


– Yo… –


Desire caminó hasta su cama y se sentó en el borde siendo seguida por Vianney, no sabía que decirle, pues nunca esperó que ella ya tuviera a alguien en su corazón, por más que trataba de odiar a esa mujer no podía, lo poco que la conocía y la manera en que se comportaba le hacía pensar que era una persona amable y no era justo odiarla por ganarse a la pelirrosa.


– Vianney ¿Qué hay entre la señorita Xcaret y tú? – Preguntó Desire tomando por sorpresa a su colega de juego.



– ¿Por qué preguntas eso? –


– Yo… Las vi, las vi besándose. –


Vianney no esperaba eso, estaba segura que no había nadie en ese momento, su emoción por volver a besar a la mujer de sus sueños la hizo ser descuidada, alguien había sido testigo de su secreto. La pelirrosa mantuvo la calma pensando en que Desire no contaría nada a nadie sobre eso, no era esa clase de persona, pero se le vino a la mente un detalle que ella estaba consciente, le gustaba a esa chica, siempre lo había sabido.



– Si, la estaba besando. –


– Pero ella tiene una novia ¿O no? Habló de ella cuando almorzamos juntas. – Susurraba Desire totalmente apagada mientras Vianney comprendía la situación.


– Si, Lizeth es su novia. –


– Pero ustedes se besaban… Y tú te veías tan feliz. –


– Ella sabe lo que pasa entre las dos, no es fácil de explicar, sólo que somos mujeres mostrando sus sentimientos más íntimos. – Dijo Vianney escuchando a Desire llorar de nuevo.


– Siempre lo supe, siempre supe que había alguien en tu corazón, que por eso no volteabas a verme, creí que estando contigo sería suficiente pero… Me duele tanto. –


– Desire, no era mi intención lastimarte. –


– ¡Lo sé, lo sé! Pero no puedo evitar que me duela, yo te amo Vianney. – Habló Desire con su voz algo rota, acurrucándose entre el pecho de la pelirrosa. – Me enamoré de ti desde que nos conocimos ¿Cómo puedo estar tranquila cuando esto me destroza? –


– Perdóname, sabía tus sentimientos y por eso nunca te di apertura para que tuvieras esperanzas, pensé que siendo estando sólo así te olvidarías de mí, pero no tienes porque sentirte así, no tienes que llorar por algo que no era, Desire. –


– ¡Lo sé! Siempre fueron mis ilusiones… Nunca hubo esperanza para mi ¿Verdad? –


– No es eso. –


– La señorita Xcaret es hermosa, es inteligente, es perfecta comparada a mi. –


– No digas eso, aunque todos la vean así, tiene más defectos de lo que tú crees. – Dijo Vianney acurrucando en sus brazos a Desire frotando su suave cabello. – No eres menos que ella, simplemente así es el amor, no pude evitar sentir lo que siento por ella, así como tú no puedes evitar sentirte decepcionada de mi. –


– No quiero sentir esto, no quiero sentir que sólo era un sueño, que estoy cerca de ti y al mismo tiempo lejos, no quiero. –


Vianney no decía nada más, dejaba que Desire se descargara, era cierto lo que dijo, no pudo evitar enamorarse de Xcaret y a su tiempo de Lizeth, de igual forma pensaba que si no tuviera a ellas en su corazón pudiera haber tenido algo profundo con esa hermosa jovencita, pero ahora no podía, no cuando su sueño de amor arrancaba, cuando por fin lograba estar cerca de ellas, no obstante no le gustaba ver así a Desire, no se merecía sentirse así y menos cuando todo nacía de sus propias ilusiones.


– Por favor… Déjame estar a tu lado. –


– Desire, yo no puedo darte todo el amor que deseas. – Dijo Vianney sintiendo como las manos pequeñas de Desire se empuñaban sobre su blusa.


– No importa, quiero estar contigo, ella no es tu novia ¿Verdad? –


– No, no lo somos. –


– Si ella es tu amante, yo… Yo también puedo serlo, también quiero tener tu calor, tus abrazos, tus besos. – Sollozaba Desire separándose un poco de la pelirrosa para verla a los ojos.


– No sería justo para ti. –


– No importa si es justo o no, no quiero sentir esto, no quiero sentir que estoy lejos de ti. – Hablaba Desire algo desesperada parándose frente a Vianney y para sorpresa de ella, se quitó el camisón quedando sólo con sus bragas dejando ver sus pequeños senos y su delgada cintura. – Por favor, déjame estar a tu lado. –


– Desire, no hagas algo de lo que te vayas a arrepentir. –


– No lo haré, yo siempre soñé con tener un espacio en tu corazón. – Susurró la jovencita haciendo reaccionar a Vianney pues usó las mismas palabras que le dijo a Xcaret. – Aunque sea pequeño, me sentiré feliz de saber que tengo un lugar en tu vida. –



Vianney tomaba de los hombros a Desire admirando su inocente belleza, sin dudas era de su tipo, a ella le gustaban las chicas delgadas, con rostros dulces y algo adormilados, que pudiera envolver fácilmente entre sus brazos y sentirse como su protectora. Era tan linda, tan frágil en ese momento, no era ciega a eso, comprendía sus sentimientos pues era algo que sentía hacía Xcaret, pero la diferencia era que ella siempre visualizó todas las posiblidades y estuvo preparado para todo, mientras que Desire parecía haber estado demasiado ilusionada. ¿Estaría bien darle un espacio en su corazón? Sonaba egoísta, era egoísta, tener a una chica tan bella entre sus brazos considerando que había logrado estar con las dos mujeres más hermosas para ella ¿Se atrevería a jugar con juego al tener a una más? ¿Debía aventurarse a convertirse en el bálsamo de amor para tres dulzuras?



– Desire, no podré ser tu amiga si hacemos lo que deseas, pues a una amiga no le haría esto. –


– No importa… Quiero estar contigo, quiero sentir que me quieres, aunque sea un poco del amor que le das a ella. – Hablaba Desire mientras Vianney le limpiaba las lágrimas y la recostaba en la cama lentamente.


– ¿Estarás contenta con ser una de mis amantes? –


– Muy contenta. –


La sonrisa de Desire mientras rodeaba su cuello le causó más calma, había decidido jugar con fuego, simplemente no podía ignorar a esa bella joven con el corazón destrozado, quería sanarlo, protegerlo, tal cual lo hacía con Xcaret y Lizeth, estaba pecando al hacer su espacio en la vida de tres chicas pero si algo le decía así misma era no arrepentirse de las decisiones que tomara aunque estas fueran arriesgadas.
Por primera vez, Desire recibía un beso de la chica que tanto amaba, un abrazo y varias caricias, no le importaba si era su amante, mientras estuviera a su lado todo estaría bien, no quería apartarse de Vianney, desde que se enamoró de ella sentía que su vida estaba anclada a sus pasos y ese día, toda su piel estaría marcada como suyo.









O-O- Oh, oh Ok Vianney hace que las flaquitas sientan que es su decisión convertirse en sus amantes y las hace sentir que la necesitan ¿Soy yo o no está tan lejos de ser una Xelha? Jajaja. Bueno, al menos Desire es feliz -O-O
1616453194679.png
 
Última edición:

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Online
Qué feo suena esto. O sea, es consciente de que tiene más o menos un harem y le parece normal, aceptable y quizá una posibilidad lógica de la vida.



Jaja, supongo que sí
O-O- Por algo le dije a Wolfito, Desire puede que sea buena gente o por lo menos mejor que Xelha, pero si tiene detallitos muy preocupantes jaja, es bastante consciente que tiene amantes y que tiene tres, pero al mismo tiempo les dice, es su decisión no mía, jaja ( Salió bastante hábil para manejar a las flaquitas inocentes -O-O)
-O-O Y pues si, Desire es feliz mientras esté con Vianney, el detalle está ¿Cómo lo tomaría Nek? CHANCHANCHAAAAAAAAAAN.
PD: O-O- Al menos Vianney no llega a los niveles de Xelha, lol.
 

تالف و مكسور تماما
Moderador
Offline
es bastante consciente que tiene amantes y que tiene tres, pero al mismo tiempo les dice, es su decisión no mía, jaja ( Salió bastante hábil para manejar a las flaquitas inocentes -O-O)
¡Exactamente!

¿Cómo lo tomaría Nek? CHANCHANCHAAAAAAAAAAN
Tengo la impresión de que ya lo averiguaremos jaja

PD: O-O- Al menos Vianney no llega a los niveles de Xelha, lol
Es que es un nivel difícil de conseguir
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Online

O-O- Perdón por la tardanza, el trabajo, falta de sueño y dolencias de wolfito fueron mi prioridad, ya se siente mejor así que a seguirle que ya mero terminamos esta historia.




FAULT 18


Habían pasado dos días y ya era el juego para la semifinal, durante esos días Nek estuvo preocupada por Desire a quien no la había visto en persona desde que se retiró de su partido sin decirle nada a nadie, pero en sus mensajes decía que estaba bien y que no se preocupara, difícil pedirle eso cuando era su mejor amiga y la chica que quería.
Faltaban quince minutos para su partido y Nek se le notaba aún distraída, Thea empezaba a molestarse con su actitud, al principio no negaba que le gustaba físicamente, había que estar ciega para no sentirse atraída por esa belleza de 1.60 m. de figura envidiable y una cara linda aún con su mirada arrogante que casi siempre mantenía, pero su indecisión sobre sus sentimientos y lo contradictoria que solía ser le hacían marcar distancia de ella.



– Nek. –


– ¿Qué? –


– Te pusiste la blusa al revés. –


– Rayos. – Dijo la peliazul al acomodarse la blusa.


– Deja de pensar en ella, estará bien. –


– No estoy pensando en ella. –


– Lo que digas, es la semifinal, estoy segura que si logro llegar a la final podré volver al equipo de softball. – Sonrió Thea tomando del hombro a su compañera. – Nadie va a negar que me he esforzado para llegar hasta aquí. –


– No lo has hecho tan mal. –


– Un bien hecho de mi compañera no me vendría mal. –


– Perdón, en verdad me has sorprendido. – Contestó Nek mirando hacía la chica de ojos ámbar. – Si te lo tomaras en serio podrías llegar lejos en el tenis. –


– Me divierte pero no es lo mío, no me gusta tener que medir cuando le pego a la pelota, tú me entiendes. –


– ¿Nos vamos? –


– Vamos. –



Nek y Thea salieron hacía la cancha, el clima era agradable y esperaban que siguiera así para que el partido no fuera pesado. La mirada de la peliazul cambió de humor cuando logró ver en los asientos del Este a su amiga que levantaba la mano para saludarlas, ver a Desire y notar que tenía una cara alegre le hizo sentirse relajada.


– ¿Ves? Te dije que estaba bien. –


– Si, al menos no está con esa tipa. –


– Igual y si está no debe de molestarte, es su compañera de equipo. – Habló Thea mientras Nek torcía un poco la boca al molestarse por el comentario.


– Si supiera que esa tipa anda con una mujer que le dobla la edad. –


– Y eso no nos incumbe, es la vida privada de ellas, solo piensa en que hay que ganar, ya luego le preguntaremos que pasó. –


– ¡Si! – Alzó la voz Nek al estar más decidida al ver a sus rivales entrar.


La pareja a la que se enfrentarían había tenido resultados regulares en los últimos dos años, por lo que no sería tan fácil obtener la victoria, el dúo de Sicilia era conocido por jugar de manera agresiva y tratar de resolver los partidos pronto y solían perder los juegos que se extendían demasiado tiempo, su estamina no era su fuerte. A pesar de esta información, Nek sabía que ellas estaban al tanto de su información, ser una jugadora profesional significaba estar ante el ojo de las competidoras y era seguro que tendrían algo planeado en su contra.



– Recuerda lo que te dije, ellas saben que tratarás de mandar pelotas al fondo así que estarán preparadas. –


– Lo sé, concentrarme para lanzar las pelotas en la zona interna. –


– Sé que no podrán recibirla bien con la potencia que tienes. –


– Hecho. – Dijo Thea ofreciendo su puño a Nek quien decidió chocarlo con ella.


– Sólo porque no me conviene sudar la mano con un saludo normal. –


– No tienes que ser tan así. –


– ¿Tan así? –


– Tan necia. – Sonrió la compañera que se alejó un poco para hacer calentamiento.


– Yo no soy necia. –


– Nek… ¿Por qué no eres sincera contigo misma? –


– ¿De qué hablas? –


– Ya dile lo que sientes o no podrás aguantar si ella decide estar con alguien más. – Habló Thea viendo como Nek miraba hacía otro lado.


– Concentrate. –


– Lo haré, espero lo mismo de ti. –


El partido iniciaría con saque a favor de las visitantes, el tiro fue hecho y fue recibido por Thea que lanzó un pelotazo al fondo, como previó Nek, ya había una jugadora esperando el esférico, era sencillo pensar en ese movimiento ya que aunque los tiros de su compañera eran potentes le faltaba control y solían ser muy líneales. En la devolución, Nek dio paso para que fuera su pareja quien atacara, Thea estaba decidida de mandar otro pelotazo como siempre lo hacía pero recordó el plan de Nek y como si fuera una practica de softball, hizo una pinta golpeando suavemente para que la pelota no saliera tan lejos recordando los consejos que le dieron con la raqueta, lo que soltó un golpe cortado que las rivales no esperaron y alcanzaron a recuperar pero en una mala posición que aprovechó Nek para rematar.
Todas sabían que en un partido tu rostro no debía mostrar emociones para que tus rivales no supieran como te sentías pero era evidente que las competidoras estaban confundidas, era fácil saber sobre Nek al ser una jugadora dentro del ranking mundial pero una desconocida se convertía en el rival a vencer al no saber que esperar de ella.
El partido siguió y poco a poco la ventaja de Nek y Thea iba marcándose, el plan que tenían las rivales no funcionaba ya que se enfrentaban a una atleta de la velocidad como lo era la peliazul y una morena de larga zancada que podía repeler la mayoría de los golpes. No fue sorpresivo el resultado, Nek y Thea ganaban con amplitud y pasaban a las finales del torneo de parejas, que parecía ya tener previsto el resultado por la ausencia de la mejor del mundo.


– ¡Lo logramos! – Dijo Thea chocando las manos con Nek que empezaba a ponerse su sudadera y guardar sus cosas. – Oye, más emoción. –



– No me emociona que no vea a esa tipa en la final, ocupo tener más experiencia en torneos contra ella si quiero superarla. –


– Al menos no dijo que fue por lo de Desire. – Pensó la morena al terminar de recoger sus cosas.


– ¿No te molesta si nos vemos por la tarde? Quiero platicar con ella. –


– Adelante. –


– Gracias. –


La mirada de Thea se elevó un poco hacia las grades y notó algo que sabía que traería problemas a la mente de su compañera, pero era mejor decírselo, contrario a ella, no le gustaba mentir y era mejor decirlo desde ya para que fuera afrontando la realidad.


– Nek, como amiga, si es que ya me consideras una, no seas injusta con ella. –


– ¿Por qué me dices que no sea injusta? –


– Lo digo porque no sé que haya pasado entre ellas, pero parece que lo resolvieron. –


– ¿Qué resolvieron? – Preguntó la peliazul al entender la preguntar con ver lo que pasaba en las gradas.



Desde donde estaba ubicada, podía ver como su mejor amiga estaba acurrucada en los brazos de Vianney, pero no era un abrazo típico o amigable, podía sentirlo en el fondo de su corazón, era un abrazo de amor, uno que se da a alguien muy cercano a ti. ¿Qué pasó en esos días para que de repente estuvieran así? ¿Por qué dejó a Vianney a solas con Desire ese día? ¿Qué fue lo que en verdad pasó para que su mejor amiga se retirara del partido y ahora estuviera en los brazos de la chica que ama?
Haber ganado esa semifinal tenía un sabor bastante agridulce, no por el juego en sí, sino por lo que los ojos de esa joven estaban atestiguando y que le causaban la sensación de ser la gran perdedora de esa manaña. Pasaron un par de horas y seguía con la mente densa, casi sombría, como si hubiese una mala noticia rondando en el aire, pero no debía de ser así, debía tomarlo como se lo dijo su compañera de equipo, no podía juzgarla o peor aún, ponerse en un plan de la villana del cuento cuando no sabía lo que estaba ocurriendo y que pasó para que de repente Desire estuviera envuelta en los brazos de Vianney ¿Pasó lo que tanto temió que pasará?



– Pase lo que pase, no seas injusta con ella, después de todo sabías que iba detrás de Vianney. –


Pensaba Nek recordando las palabras de su compañera que se había retirado minutos atrás al dejarla en su dormitorio ¿Qué debía hacer? ¿Qué si estaban juntas? ¿Por qué con ella? Al final, Nek se decidió en ir al dormitorio de su amiga no sin antes llamarle para preguntarle si estaba ahí pero no respondía, en el camino hacía los dormitorios tuvo la fortuna de lograr verla cerca de las jardineras acompañando a Vianney, pudiendo ver que parecía estar despidiéndola, no obstante se maldijo haber estado ahí en ese preciso momento, pues pudo mirar como se despedían con un beso en la boca, no era un beso de despedida normal, pudo ver que lo disfrutaban y eso dolía tanto como una pedrada.


– Nos vemos luego. –


– Si. –


– Creo que alguien quiere platicar contigo. – Dijo Vianney al ver a Nek a una decena de metros separándose un poco de Desire. – Recuerda, nada de hablar de más por favor. –


– Lo sé, no quiero meterte en problemas. –


Vianney se fue en dirección del estacionamiento dejando a solas a esa chica delgada, Nek caminó lentamente hacía ella con un caminar lento y pesado, no podía creer todavía lo que había visto, su mejor amiga estaba besando a la chica que más detestaba, su pesadilla fue real y esperaba que todo fuera un mal entendido y sólo arreglaran aquello que pasó para que Desire no se presentara a su partido más importante. En cuanto Desire le tomó de las manos, Nek sintió que se le caía el cielo, frente a ella estaba una bella ángel y acababa de ver como un diablo se quedaba con su corazón ¿Su boca podría moverse para preguntarle la verdad?




1616453226888.png




-O-O CHANCHANCHAAAAAAAAAAAAAAAAAN
 
Última edición:

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Online
Error de dedo aquí



Aquí se ven los niveles de manipulación de Vianney jaja



Es hora de que Nek sepa de qué va el asunto. Thea la ha aconsejado bien, por cierto.
-O-O Nadie vio nada jaja, corregido.
O-O- Vianney ¿Manipuladora? Obvis que no jaja, no es como si convenciera a una pareja de mujeres bonitas de 35 y 38 años de tener un trío y convertirse en su amante así como aprovechar de la crisis emocional de una amiga adorable y virgen para tener sexo con ella y hacerla una amante más, quedando en un acuerdo de que las tres mantengan todo en secreto.
Thea me recuerda a su prima, Kashmir, en su forma de hablar y aconsejar pero me agrada más Kashmir, es más cínica y sincera jaja, ella nunca le mintió a Aug sus intenciones y le dijo que no pensaba cambiar, es muy cool jaja.
 
Arriba Pie