Original Fic HARDEST MOVEMENT -9-

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475
ANTES DE LEER :3 PASA POR LA PRECUELA: HARDEST POINT -TERMINADO- - Foros Dz




Nueva clase, nueva maestra, aunque era raro tener un nuevo docente en esas épocas del año, el anterior maestro se había retirado por jubilación y le pidió a una de sus mejores estudiantes que le sustituyera en la clase de química elemental que daba en la facultad de medicina, en la Step Fast School. Merlin, el nombre curioso que tenía aquella joven docente, era alguien muy agradable, divertida y lista, sin dudas una chica bella que atraería la atención de todos los varones y que se llevaría bien con las chicas, aunque los detalles superficiales eran lo que menos le importaban a una estudiante que se sentaba hasta el frente de la clase, la que era considerada la chica más linda de la facultad, con piel de porcelana, unos adormilados de un color azul puro, cabello rojo suave y cuyo físico de chica de secundaria resaltaba ante sus compañeras de desarrollo exacto. Fue justo esa estudiante la que le llamó la atención a la nueva maestra, no sólo por su belleza, sino, por su gran inteligencia y atención, como si fuese una biblioteca andante y sin quererlo, el dialogo educativo entre las dos parecía haberles hecho tener confianza entre las dos.



- Bien chicos, se acabó la clase. – Dijo la joven tronando sus dedos y agitando su regla como si fuese una varita mágica. - ¡Arrivederci! –


1571332050238-png.54581


Todos los jóvenes salieron rápidamente al receso, excepto esa pelirroja que portaba un uniforme rosa, él que se suponía que todos debían de llevar en clase pero era la única que usaba. Se acercó a ella para saber que estaba haciendo y como siempre, estaba con un grueso cuaderno en el cual estaba tomando apuntes, estaba tan concentrada que no notó como su maestra estaba con los brazos recargados sobre su pupitre para sostener su rostro.


- Xcaret ¿Qué haces? – Sonreía la maestra viendo fijamente a su estudiante quien no paraba de escribir, pensando al verla.- Parece una muñequita, quisiera llevármela a casa. –


- Mmm… -


- Hola, Xcaret ¿Ya saliste de tu trance? – Dijo Merlin dándole unos suaves toques en la frente a la pelirroja, quien reaccionó levantando su mirada.


- Profesora, pensé que la clase ya había terminado. –


- Ya terminó, pero cierta niña parece no haber escuchado el timbre. –


- ¿Cuál niña? –


- Hablo de ti. – Sonrió la profesora acariciando la mejilla de Xcaret quien le miraba fijamente, con extrañeza por el trato. – Desde que empecé esta semana a trabajar, has demostrado ser la mejor de mis alumnas, hasta podría decir que sabes más que yo, pero me preocupa que te veo muy solita. –


- No tiene que preocuparse, cuando no estoy estudiando, participo en actividades deportivas con mis amigas y mi novia. –


- Así que tienes novia. – Dijo la castaña con una sonrisa juguetona y un dedo en el labio.


- Sí, aunque no estoy segura que debo de hacer en nuestra relación y las fuentes que he visto en internet no son de mi agrado, parece que todo siempre lleva a las relaciones sexuales o encuentros físicos como tomarse de las manos o besarse. –


- Pero si los besitos son muy ricos, a mi me encanta besar a mi novia. –


- ¿Usted tiene novia? –


- Si, llevo diez años con ella, nos conocimos en preparatoria pero eso es cuento de otro día, dime ¿Qué te preocupa? ¿Acaso no te sientes lista para eso? –


Xcaret se sintió extrañada por la atención de esa maestra hacia ella, aunque, era una persona muy lista, sus clases eran buenas y parecía ser alguien agradable y sentía que le comprendía al conversar. Por un instante, la pelirroja pensó en que eran mejor platicarlo con alguien más experimentada, después de todo, era un tema que le apenaba mucho conversarlo con su hermana o con sus amigas, ya que de seguro Lizeth se enteraría de que estaba investigando sobre las relaciones amorosas y podría pensar que era alguien vulgar, al menos así lo pensaba Xcaret.



- Profesora, usted está especializada en química cerebral y endocrinología ¿Cierto? –


- Así es. –


- ¿Hay algún tratamiento que pueda tener para poder controlar las endorfinas que surgen en mi cuerpo al leve contacto con mi pareja sentimental? –


- ¿Qué tan leve? –


- Tomarme de las manos y besarnos. – Dijo Xcaret frunciendo un poco la mirada al recordar el accidente. – Mi madre y mi abuela me contaron que es algo hereditario, una de mis tías abuelas y mi bisabuela así como mi tatarabuela eran mujeres con hipersensibilidad, es algo incomodo, no sé como hacer que funcione mi relación con Lizeth si no soy capaz de tomarle la mano como las parejas normales. –


- Vaya caso el de tu familia ¿Qué reacción es la que presentas? ¿Te pones nerviosa, respiras agitada, temblores? –


- Profesora, todo lo que le cuento es porque tengo confianza de que no saldrá de aquí. –


- Soy una profesional y como mujer, sería de muy mala educación andar contando secretitos, aunque sean chiquitos. –



Xcaret reflexionó unos segundos si decirle o no a su profesora, pero quería saber como superar ese detalle que le incomodaba, después de todo, llevaba dos semanas como novia de Lizeth y no podía tomarle de la mano sin sentir esa humedad emergente en su zona más privada.



- Humedad en la zona intima. – Dijo la pelirroja con un sonrojo evidente en su cara.


- ¿Poca, leve o mucha? –


- Leve, aunque… Fue mucha cuando me besó. –


- ¡Que linda! – Pensaba la profesora con unos ojos dilatados y una gran sonrisa al ver a Xcaret. – No sólo es una muñequita, es delicada, me pregunto como se pondría si me la como a besitos ahorita mismo. –


- Profesora. –


- Oh, si, perdón, creo que no convendría darte algún tratamiento, tu físico es pequeño y por lo que me dijiste, ya es una situación genética y podría causarte alteraciones a futuro. –


- Mmm… ¿Cómo le haré entonces? Quisiera actuar como una pareja normal con Lizeth, pero me es difícil. –


- ¿Por qué te preocupa hacer lo que los demás? Eres muy linda por tu cuenta. –


- Pero es como deben de ser las parejas. –


- ¿Cómo deben de ser? – Dijo la profesora dándole un suave golpecito en la frente a Xcaret. - ¿Quién dijo eso? –


- Los libros de psicología y… -


- Xcaret, debes de ignorar todo eso, el amor es una ciencia experimental, no de principios, todo lo relativo a las relaciones humanas se basan en prueba y error, experimentación y aprobación. –


- Pero los libros dicen… -


- Nada de libros, si quieres mejorar en las relaciones, no sólo con tu novia, debes de desarrollar habilidades como la empatía, la comprensión y la interpretación. – Explicaba Merlin a Xcaret quien empezaba a anotar lo que le comentaban. - ¿Acaso tu novia te fuerza a eso? ¿Ella te presiona? –


- No, Lizeth lo ha respetado, le dije que me tuviera paciencia. –


- Exacto, ella sabe que no te sientes todavía segura, te tiene empatía. –


- Empatía es la capacidad de percibir lo que sienten los demás. –


- Así es, algo que debes de desarrollar porque parece que no lo has hecho. –


- Es imposible. – Comentó Xcaret haciendo que la profesora se pusiera confundida.


- ¿Por? –


- No puedo saber lo que sienten los demás, yo soy yo y ellos son ellos. –


- ¡Ay, eres tan linda! – Exclamó la profesora apretándole las mejillas a Xcaret quien cerraba los ojos al sentir algo de dolor. - ¡Te quiero llevar a mi casita! –


- ¡Oiga, deje a mi hermanita en paz! –



La profesora volteó a la puerta, viendo a una hermosa pelirroja en ropas de moda, quien entraba y le miraba molesta, siendo seguida por una rubia de cabello corto de una estatura amenazante, quedando cerca del asiento de Xcaret.


- ¡Hermanita, defiéndete de esta pedófila! –


- ¿Yo? –


- Si, usted, atreverse a tocar a mi hermanita adorada. – Dijo Xelha levantando a Xcaret para abrazarla. – Y siendo una profesora. –


- Xelha, no es lo que piensas, la profesora platicaba conmigo, además, no me gusta lo que dijiste, estás insinuando que soy una niña y sabes que detesto eso. –


- Ay, hermanita, cuando vas a entender, no puedes dejar que se te acerque gente cualquiera, menos cuando ahora tienes una linda novia que te ama y adora. –


- ¿Hermanita? ¿Eres la hermana mayor de Xcaret? –


- Obvis, así que de una vez le aviso, no la quiero cerca de mi hermanita. –


- No le haga caso profesora. – Habló Xcaret separándose de su hermana. – Yo soy más grande que ella, pero insiste en que es la mayor sólo porque se ve más grande que yo. –


- No te preocupes, no volverá a pasar, es que tu hermanita es tan linda, parece una muñequita de porcelana y lo impecable que se le ve su uniforme es señal de que la visten con mucha atención en cada detalle de su apariencia. –


- ¿Si, verdad? Mi hermanita es una linda chica, la más bonita, el uniforme que trae se lo mandé a hacer completamente a su talla, con un tono pastel un poco más suave que el oficial, haciendo más juego en su cabello y su piel clara. –


- ¡Te quedó divino, cuando recién llegué pensé que había una chica de secundaria en la clase! –


- ¿En serio? Es tan bonita, ella insiste en ya no usar ropa interior con estampas, crecen tan rápido. – Decía Xelha con unas lágrimas de ternura. – Hace unos días era una niña y ahora es toda una mujer al tener novia. –


- Dios las crea y ellas se juntan. –


- Ya es hora. –


- No es cierto, faltan … Oh, es cierto. – Habló Marlon al ver que en su reloj marcaban la hora exacta. – Me sorprende como lo haces. –


- Cuento los segundos y minutos diarios desde que me despierto, antes lo hacía como una forma más fácil de organizar mi tiempo, ahora lo hago inconscientemente. –


- Xcaret ¿Quieres un consejo como tu cuñada? –


- Está bien. –


- Evita hablar de esas cosas con las demás, da miedo. –


Mientras Marlon se esforzaba porque Xelha dejara de platicar sobre su hermana con la profesora Merlin, el equipo de volibol iba llegando al auditorio donde siempre practicaban. El torneo cada vez estaba más cerca y el plan estricto de Xcaret iba rindiendo frutos, así que no había tiempo que perder.


- No han llegado, Xcaret no llega tarde. –


- Tranquila, Xelha fue por ella, no tardarán en llegar. – Comentó Marishka a Lizeth, sonriéndole al tocar su hombro. - ¿Cómo les ha ido? –


- Creo que bien, ya se ha atrevido a que nos tomemos de la mano, pero a los segundos me pide que la suelte, al menos ya puedo abrazarla por más de un minuto. –


- Ha de ser difícil. –


- Mucho, pero vale la pena. – Sonrió Lizeth mientras se recogía el cabello. – Sabía que sería difícil desde el principio en que me fijé en ella. –


- Aaah, que lindo es el amor, me encantan las cosas cursis y románticas. –


- ¿Si es así porque no lo aplicas en lo nuestro? –


- Pero si yo soy bien romántica. –


- Vicky, tu plan de romanticismo es llevarme flores y cerveza. – Dijo Nivy mientras Vicky se reía y sacaba su lengua.


- Me alegra que le vaya bien a Lizeth. –


- ¿Y a ustedes como les va, Isa? –


- Bien. – Rio apenada la rubia mientras Bridgette corría alrededor de la cancha para calentar. – Brid ha sido muy atenta conmigo, me ha tenido paciencia y es… -


- ¿Qué más? –


- Muy dulce. – Susurró Isa al ver a la morena quien le sonreía al cruzar sus miradas. – Diario me manda mensajes de amor, me ha dado flores, cada vez que salimos siempre me abraza, no deja de decirme que quiere verme sonreír. –


- Eso nunca hizo conmigo. –


- No me salgas con celos ahorita. –


- Yo sólo decía. – Contestó Vicky mientras su novia le jalaba las orejas. – Auch, auch. –


Aunque adentro había un alboroto, afuera estaba tranquilo, hasta que el sonido de unas pisadas acercándose al edificio quitaban ese silencio. En la puerta del gimnasio se paraba una rubia de cuerpo atractivo presentado con un short corto de mezclilla y una blusa con unos cuantos botones abrochados, con un rostro que irradiaba alegría, ella levantó sus gafas oscuras y sonrió al ver aquel sitio que recordaba de los años que estuvo en la academia.



- Esto no ha cambiado nada. – Pensó esa joven abriendo ambas puertas al entrar. -¡Yahoo, Meridiam está en casa! –


- ¿Meridiam? –


- ¡Yahoo! Isa, ¡Ven y abraza a tu hermana! – Gritó la rubia sorprendiendo a todas con su entrada.


- ¡Meri! -


Todas voltearon al ver a esa preciosa rubia, se notaba el parecido que tenía con Isa en su belleza y su alegría, pero la que parecía estar inquieta por esa llegada imprevista, era Bridgette, quien se quedaba parada al ver como su pequeña novia corría a abrazar a su hermana. Al parecer, habría más pruebas más allá del torneo cercano.







:3 y llegan Meridiam y Merlin


1571332121794-png.54582


:3 Aqui con su prima Miki de By the way I´m sorry!
1571332151836-png.54583

1571332317336-png.54584
1571332401921-png.54586
 
Última edición:

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475




:3 SEGUIMOS



BALL 2




Isa estaba contenta al recibir por sorpresa a su hermana, quien la abrazaba con todas sus fuerzas y reía por tenerla de nuevo en sus brazos, aunque había nueve años de diferencia entre las dos, lo bien que se llevaban desde que Meridiam cuidó de su hermana menor, les hacía sentir un afecto muy natural y lleno de alegría entre las dos, pues sus personalidades irradiantes eran idénticas. Las chicas se acercaron al par de rubias, alegrándose por ver el animo que había entre ellas, la hermana de Isa lucía muy parecida a ella, con la diferencia de una altura de metro ochenta y el aire de joven adulta.


- Meri ¿Qué haces aquí? –

- Vine a ver a mi linda hermana. – Comentó Meridiam abrazando a Isa, frotando su mejilla en ella. – Y también a Merlin. –

- ¿Merlin? ¿Tu novia? –

- Si, oh cierto, no sabes que está aquí, ella da clases en la universidad y tú sigues en la preparatoria. – Hablaba la rubia colocándose al lado de su hermana sin soltarla, viendo a todas las chicas. – Veo que tienes un equipo de fichitas aquí. –

- ¡Que onda! –

- Que onda, así que seguiste jugando. – Dijo Meri dándole la mano a Vicky. – Soy Meri, creo que ya nos conocemos al menos de vos. –

- Si, no sabía que Isa era tu hermanita, el mundo es tan chico. –

- ¿Y juegas bien con este brazo biónico? –

- ¡Claro que sí! – Gritó Vicky flexionando el brazo biónico sacando su lengua por el ánimo.

- Genial, estaré al pendiente de ti, te quiero en el equipo de Grecia, bien lo sabes. –

- ¡Meri, ellas son mis amigas! Ya conoces a Vicky, ella es Ariel, Marishka, Nivy, Lizeth… - Contaba Isa emocionada por la visita. – Allá están Bimba, Vane y Xian, faltan Marlon, Xcaret y Xelha. –

- Ya he escuchado de ellas. –

- ¿En serio? –

- Bimba y Nivaria están bajo la mirada de la selección de Croacia, Xian es una pieza potencial para China, Vanessa es del interés de Italia, Ariel segura será buscada por Canadá, Marlon y Xelha son jugadoras que también Italia les tiene el ojo puesto, aunque no se les ve mucho deseo de participar, así que me tomó por sorpresa saber que entró al club… Y está jovencita es alguien nueva para mí – Dijo Meri dándole unas palmadas suaves en la cabeza a Lizeth. – Pero si estás entre ellas, has de tener mucho potencial. –

- Lizeth es una defensa muy buena, ella está en mi salón. –

- Si mi hermanita dice que eres buena, le creo. –

- Mmm… Mencionaste a una más, Xcaret ¿Quién es esa? No me suena. –

- Ella es la estratega del equipo y la mejor libero que tenemos. – Comentó Lizeth con un sonrojo sospechoso, aunque esas palabras hicieron eco en los oídos de Isa.

- ¿Qué? –

- Tranquila, Isa, jaja, Lizeth habla con el corazón, claro que para ella su novia es la mejor. –

- Bueno… -

- ¿Y a mi no me piensas presentar, Isa? –



Bridgette dejaba de estar totando para acercarse al grupo, notando que esa chica le daba la espalda. Lentamente Meridiam se dio la vuelta, sonriéndole a esa chica morena, sin dudas era hermana de Isa, ambas tenían esa misma simpatía en el rostro, pero parecía que al menos en ese instante, era algo forzada.



- Bridgette Mclennan, ex seleccionada del equipo de Jamaica. –

- Nunca acepté ser seleccionada, asi que el ex está demás. – Comentó Bridgette con el balón al lado de su cintura.

- Me gustaría que evitaras meterte en problemas, eres una chica muy buena, dicen que eres de las mejores ofensas que hay de tu edad, pero tu comportamiento deja mucho que desear. –

- Te permites hablar mucho de mí cuando apenas me conoces. –

- Vamos, es normal que quisiera saber quienes rodean a mi hermana. – Sonrió Meridiam llevando sus manos a la cintura. – Piénsalo bien, Isabella rechazó jugar en la selección sub 17, un paso antes de entrar a la mayor y jugar a mi lado, codo a codo, prefirió venir a la misma academia donde yo estudié, claro que quiero saber si su decisión fue la correcta. –

- Claro que fue la decisión correcta, porque ella la eligió. –

- Creo que a tu hermana no le agrada Bridgette. – Le susurró Vicky a Isa quien se rio nerviosa. - ¿Ella ya sabe que están saliendo? –

- No, se me pasó contarle. -

– Parece que conoces con detalle todo lo de nosotras. –

- Claro, si quieres ser la mejor del mundo, debes de conocer a tus rivales, presentes y futuras. –

- Meri… ¿Estás molesta por algo? – Preguntó Isa al sentir que su hermana le apretaba un poco fuerte la cintura, soltándola para luego sonreír.

- Nada, solamente charlábamos ¿Ok? ¿Y si jugamos un rato? Quiero ver si no ha bajado tu nivel. -

- Pero faltan otras. –

- ¡Ya llegó la capitana! – Gritó Vane al ver como Marlon le abría la puerta a Xelha para hacerla pasar como si fuese una invitada de lujo.

- Gracias, cariño. –

- Parece que tenemos visitas. –

- Ellas son Xelha y Marlon, Meri. – Dijo Isa a su hermana, viendo como Xelha extendía su mano.

- Encantada de conocerte ¿Eres algo de Isa? Te pareces mucho a ella. –

- Soy su hermana mayor, igual encantada. – Rio Meri tomando su mano para besarla.

- ¿Ven? Esto es ser educada. –

- Es que a mi novia también le gustan ese tipo de cosas. –

- Xelha ¿Y mi cambio de ropa? –

- Ups, se me olvidó. – Rio Xelha al escuchar a su hermana detrás de ella. – Es que pensé que te ves tan linda hoy que quería que tuviéramos más tiempo disfrutando de ti. –

- ¿Cómo voy a jugar con este uniforme? –

- ¡Ay, que linda! – Gritó Meri abrazando con fuerza a Xcaret quien mostraba su mirada adormilada por ser atrapada así de nuevo. - ¡Parece una muñequita! –

- ¡Oye, suelta a mi hermanita, la vas a lastimar! –

- ¿Es tu hermanita? ¡Es tan linda! – Hablaba Meridiam levantando de las axilas a Xcaret quien suspiraba por ser cargada así.

- No entiendo el afán de ti, mi hermana y la profesora Merlin en tratarme como una niña. –

- Niña, niña ¿Merlin es tu profesora? ¿Cómo se porta? –

- Es una buena maestra, aunque, es rara como tú, no soy una niña ¿Acaso es algún tipo de confusión respecto a la vestimenta que me obligó Xelha a usar este día? –

- Va más allá de tus ropas, hermanita, eres muy bonita y todo el mundo debe de admirarlo, eso no va a pasar si sigues vistiéndote como pandillera. –

- No es ropa de pandillera, me siento comoda vistiendo así, con este uniforme me siento extraña, incluso creo que la blusa me queda un poco más grande. –

- Eso fue intencional, hermanita, así te ves más linda. – Habló Xelha mientras le quitaba a Xcaret a Meridiam de sus brazos. – A Lizeth le gusta. –

- ¿En serio te gusta? –

- Yo… Creo que te ves muy linda. – Confesó la joven de cabello negro haciendo que Xcaret levantara su mirada al techo, analizando que pensar.

- ¿Ves? ¿Me dirás que no quieres darle el gusto a tu novia? –

- No lo sé, estoy acostumbrada a que siempre tú seas la que quieras verme vestida así, no esperaba que Lizeth tenga los mismos gustos. –

- No son los mismos gustos, es sólo que… Te ves muy linda con lo que uses, pero vestirte así resalta mucho tu belleza natural. –

- Trato de comprenderlo pero no. – Dijo Xcaret negando con su cabeza lentamente.

- Meri, Xcaret es algo especial, trata de no cargarla así de nuevo. –

- No te pongas celosa, ya tengo a una hermanita que cargar. – Sonrió Meri levantando de la cintura a su hermana haciéndola reír. - ¿Qué dicen, chicas? ¿Qué tal si jugamos? –

- Ya están los equipos completos ¿O no? –

- Yo no puedo jugar, por obvios motivos. – Habló la pelirroja agachando su rostro para jugar con la falda. – Xelha, mi ropa. –

- Hablaba en serio de haberla dejado en la casa. –

- Fácil, yo entro por una de ustedes. –


Todas se miraron con la curiosidad de saber como sería jugar contra una jugadora profesional, pero también sería ventajoso para el otro equipo tenerla, de alguna u otra forma tendrían que sortearse quien la tendría a su lado.



- Yo… Yo estaré en el equipo contrario al tuyo, Meri. - Dijo Isa sorprendiendo a su hermana, quien sonrió contenta por ese reto.

- Así que mi hermanita quiere luchar ¡Genial, ese es el espíritu! –

- Yo también. – Comentó Bridgette logrando que todas se emocionaran.

- ¡Que se meta en nuestro equipo, capitana! –

- No estaría mal, Xcaret estará en la banca. –

- ¿Están seguras? –

- ¡Yo también lo apoyo! – Gritó Vicky alzando las manos. - ¿No es genial, chicas? Enfrentaremos a una profesional. –

- Si la Iron Girl acepta el reto, no queda de otra. –

- Más vale que den el cien, no quiero quedar en ridículo. –

- Vamos, lo haremos bien. – Comentó Ariel a su novia chocando sus manos.

- ¡A JUGAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAR! –

- ¡Carajo, Vane! ¿Tienes que gritar siempre que vamos a jugar? – Gritó Nivy haciendo reír a todas por ese reclamo de siempre contra la juventud emocional de Vanessa.


Los equipos se prepararon para jugar, Bridgette quería demostrarle a la hermana de Isabella que ya no era la misma que acarreaba la fama de chica mala, pero sentía que lo que ella traía contra su persona era algo más privado, personal, cómo si tuviese algo en su contra desde el mismo momento en que la vio e ignoró al llegar. Esperaba que con ese partido se pudiera observar.



- Cuento con ustedes, chicas. –

- Verás que elegiste el equipo ganador. – Dijo Xelha a Meridiam con una sonrisa y una señal de victoria, que reflejó la rubia.

- ¡A JUGAAAA… -

- ¡Qué te calles! –

- ¡Capitana, Nivy me volvió a gritar! –

- Devuelve el favor ganando ¡Va! –



Meridiam sería la primera en sacar, tomando el lugar de Bimba que se colocó como libero en ausencia de Xcaret, que se dedicaba a estar atenta para tomar apuntes. La profesional estaba contenta de al notar que al menos el equipo de esta generación era mucho más unido y amigable que en él que estuvo, pero quería ver si había más allá de la amistad entre ellas, por lo que el primer saque iría con todas sus fuerzas hacía el motivo de su presencia.



- ¡Va! –



El balón salió con un potente saque en dirección a la libero, Isabella logró acomodarse haciendo fuerzas en las piernas para detener el balonazo sin caer y lograr levantarlo para buscar conectar con las demás, Vicky dio pase hacía Bridgette para rematar, pero una rubia inesperada estaba frente a ella logrando bloquear y robar el primer punto.



- ¡Buen recover, Isa! Lástima que alguien no lo aprovechó. – Sonrió Meri acomodando su cabello, provocando que Bridgette apretara sus puños por su burla.

- Esto aún no acaba. –

- Así es, apenas comienza. –

- “Nota 1: Lizeth parece tener agrado por verme vestida con ropas más femeninas, no creo que sea el mismo tipo de preferencia que tiene mi hermana o mis amigas que lo hacen porque consideran que esta ropa va más de acuerdo a mi físico. Podría acostumbrarme a usar de vez en cuando el guardarropas que me sugiere Xelha, a excepción de la ropa interior. “ – Escribía Xcaret con una mano mientras con la otra anotaba datos del partido. – “Nota 2: No usar ropa interior con dibujos cuando use la falda escolar, tengo que buscar cambiar la chapa y llave de mi habitación para que Xelha no vuelva a cambiar mi lencería y termine usando la que ella quiera. “ –



El partido continuó con el asedio de Meridiam hacía su hermana, era evidente que estaba poniéndola a prueba y por la sonrisa de ella, estaba satisfecha de ver que Isa mantenía su nivel, no obstante, había alguien que parecía ser el blanco al momento de defender, siendo la belleza de piel morena la que buscaba la manera de sobrepasar la barrera perfecta que aplicaba esa profesional.



- !Va! - Gritó Meri poniendo el balón para Xelha quien remató perfectamente. - !Bien hecho! -

- Esto es pan comido, chicas, creo que iremos a celebrar temprano. -

- !Si, la capitana invita! -

- Obvis, una capitana debe de saber como recompensar el esfuerzo de sus jugadoras. -

- Es algo presumida, pero sin dudas es muy buena, diría que mejor que las que están ahorita en el equipo de Italia. - Pensó Meridiam al ver a Xelha. - !Buen remate, Xelha! -

- ¿Bueno? Fue excelente ¿O no, cariño? -

- Claro que sí, amor, todo lo que haces es excelente. - Dijo Marlon aplaudiendo junto a sus amigas.

- Bola de payasas. -

- Pero nos van ganando, tienen que festejar. - Comentó Marishka mientras todas se miraban entre sí.

- Tengo una idea chicas, pero necesitaremos que Lizeth de todo de sí. -

- ¿Yo? - Preguntó la joven al escuchar el comentario de Bridgette.

- Cuando logremos detener la pelota, terminarás rematando. -

- Pero no soy muy buena rematando, no tengo potencia. -

- Cierto, pero tienes manos más delicadas. - Explicó Vicky al entender el plan de la morena. - Necesitamos alguien que pueda reaccionar a la barrera que pone Meridiam y las demás y creo que en eso nos ganas. -

- En pocas palabras, te dicen que nuestras tres atacantes principales son bruscas. -

- Oye, yo no soy brusca. -

- ¿Segura? - Preguntó Marishka levantando una ceja a su novia, quien recordó las noches de sexo rudo entre ambas.

- Ya está hecho, ellas no esperan que Lizeth sea nuestra rematadora. -

- Ok. -

- Chicas, también podemos confundir a mi hermana. - Dijo Isa llamando la atención de todas. - Ella es zurda de nacimiento, tiende a buscar ese lado o el centro. -

- Las defensas distríbuyanse de tal forma que tenga que rematar hacia afuera. -

- De las demás nos encargamos nosotras. -



Las chicas volvieron a jugar, en un retorno hacía su área, Isa puso balón a Vicky quien lo alzó para rematar, las chicas brincaron al mismo momento que Bridgette pero ella no levantó la mano, fue cuando vieron al instante a una chica delgada de cabello negro quien levantaba suavemente el balón por encima de ellas, brincando la barrera con una curvatura que la dejaba detrás, sin dar oportunidad de devolver.



- !Bien! -

- ¿Cómo dices, fresita? Pan comido. - Sonrió Bridgette mirando a Meridiam quien le observaba con algo de molestia. - ¿Acaso crees que juego sola? Soy parte de un equipo. -

- Me alegra ver que lo reconozcas, hora de jugar en serio. -

- !Ya escucharon, es hora de que venga la jugadora estrella! Ven, hermanita, entra a jugar. - Habló Xelha mientras todas aplaudían al voltear hacía Xcaret quien dejaba de tomar apuntes.

- No tengo uniforme. -

- !Claro que sí! Tengo uno en mi casillero para ti. -

- Espera, me dijiste que lo olvidaste. -

- Mentí, pero es por una buena causa, no todos los días puedo verte así de bonita, además, Lizeth se puso feliz de verte. - Dijo Xelha mientras su hermana se ruborizaba un poco. -!Que linda, te pusiste roja! -

- No es cierto, regreso dentro de poco. -

- Bimba ¿Puedes descansar? -

- Si, capitana ¿Hice un buen trabajo? -

- !El mejor! - Sonrió la pelirroja abrazando a su amiga.



Todas esperaron a que Xcaret regresara de vestirse, volviendo ya con su cabello recogido y estirando sus extremidades mientras caminaba. Bridgette y Vicky se miraron mutuamente, no entendían porque el cambio, Lizeth aún seguía dando ventaja en su plan.



- Mierda. - Dijo Nivy haciendo que sus amigas voltearan. - Ya vi que traman. -

- ¿Qué cosa? -

- La petirroja es la más pequeña de todas, están cubriendo el punto ciego de ellas al meterla a jugar. -

- Eso no lo sabremos hasta que lo veamos. -


El encuentro siguió y trataron de repetir la jugada, Lizeth nuevamente se alzó en el aire y empujó el balón con los dedos para tratar de meterla detrás de las chicas, pero alguien ya estaba ahí, Xcaret había previsto el punto donde el esférico llegaría y se puso en segundos atrás de su hermana,dando un puñetazo para levantarla y dar juego a las demás que aprovecharon la sorpresa para robar el punto.


- !Así se hace, hermanita! -

- Necesito un poco más de fuerza, debería de ser capaz de levantarla metro y medio arriba de mí y no metro veinte. - Pensaba Xcaret viendo su puño, imitando el golpe que hizo frente a ella.

- Esa enana es un peligro. -

- Xcaret se adapta muy rápido y aprende todo de nosotras con vernos. -

- Tu novia además de linda es mortal. - Dijo Vicky a Lizeth quien se rió apenada por el comentario.

- Lo sé, pero ahorita es nuestra rival y tenemos que vencerla. -

- Está chica, aunque parece una muñequita tiene mucho potencial. - Pensaba Meridiam viendo a Xcaret moviendo su puño aún. - No es muy buena jugando, se nota que no tiene mucha práctica, pero parece que ha sabido imitar a las demás y aprovecha su velocidad y agilidad, con sólo ver esa jugada pensó en una manera de contrarrestarla y al mismo tiempo crear juego para nosotras… Isa, tienes una rival muy fuerte si piensas ser la mejor libero del mundo. -

- Sigamos, que no me gusta perder y lo saben. -



Las chicas siguieron jugando teniendo ahora la dificultad de superar a Xcaret en la defensa, buscaban la forma en como superarla pero se complementaba muy bien con Xian, y si se descuidaban podían recibir potentes golpes de las cuatro atacantes, ya que Marlon, Vanessa, Xelha y Meridiam eran capaces de hacer daño. La mirada de Meri sobre Isa le hacía sentir presión, era como si le dijera que no se quedara atrás, después de todo, la pelirroja pequeña estaba demostrando ser una libero completa y no podía permitirse ser superada cuando su sueño era ser la mejor. En medio de una recuperación, Isabella visualizó una estrategia, era algo ruin, pero sería efectiva cuando veía que Xcaret actuaba como un portero para su equipo.



- !Chicas, hagamos esto! - Habló Isa al hacer teamback, susurrando su plan y haciendo que Lizeth se echara para atrás.

- Pero… -

- Sé que suena feo, pero… Creo que eso hará que la concentración de ellas se rompa. -

- Estoy de acuerdo. - Dijo Bridgette acariciando la cabeza de Isa, cosa que vio Meridiam desde lejos.

- A mi tampoco me gusta mucho el plan, pero como capitana, creo que es la mejor opción. -

- Entonces, estamos de acuerdo. -

- No sean demasiado brutas. - Comentó Marishka pellizcando la mejilla de Ariel quien le sonrió.

- Lo intentaremos. -



Los equipos volvieron a la acción, en el momento en que las chicas se preparaban para rematar, nuevamente las defensas alzaron sus manos para cubrir, pero un golpe inesperado de Bridgette hacía Xcaret las tomó descuidadas, quien logró reaccionar metiendo los puños para protegerse, pero el balón terminó tocando el piso.



- !Punto! -

- !Oye, eso fue a propósito, le tiraste a mi hermanita! -

- No sé de que hablas. -

- Tranquila, estoy bien. - Dijo Xcaret doblando y extendiendo sus dedos por el impacto.



El juego siguió así como los embates hacía Xcaret, el plan era evidente, forzarla a cubrirse o estar moviéndose por toda la cancha para no ser un blanco fácil, pero eso dejaría huecos si no planeaba bien sus movimientos, cosa que aprovechaban las rivales. Fue tanta la presión que estaba recibiendo la pelirroja, que Xelha no pudo evitar dejar a ratos su posición para cubrir a su hermana, sin importarle que a Xcaret no le agradaba que hiciera eso. Poco a poco, el partido se fue emparejando, Meridiam pensó que seguro fue el plan de Isa, ella sabía que la libero no tenía una posición fija por lo que al obligar a Xcaret a moverse por la cancha, se convertiría en el área de impacto, además de aprovechar de que su fuerza física no le permitía levantar tanto el balón como quisiera para seguir creando juegos, no era lo más vistoso pero sin dudas era un plan que también pensó ella en caso de enfrentarse alguna vez a Xcaret.


- !Si, vamos chicas, que si ganamos Xelha invita! - Gritó Vicky chocando las manos con Nivy.

- No te autoinvites, ya pareces el grupito de sus amigas. -

- Pero si soy su amiga, jaja. -

- No lo haces nada mal, Isa. - Sonrió Meridiam mientras estaba en su saque. - Aunque te falta todavía. -

- No le hagas caso, te está provocando. -

- Gracias… !Bridgette! - Alzó la voz Isa sonrojándose por una nalgada repentina de la morena a su novia. - ¿Qué haces? -

- Es normal hacerlo entre el equipo, además, eres mi novia ¿O no? No tendría que incomodarte. -


Un balonazo sonó por toda la cancha, Meridiam golpeó el balón contra el suelo haciendo que rebotara hasta el techo. La mirada amigable de esa rubia había desaparecido en un instante, viendo con coraje a la jamaiquina, no solamente le molestó que tocara a su hermana menor de edad, escuchar de ella que era su novia fue un golpe directo a la percepción que Meri tenía de esa chica.


- ¿Qué dijiste? -

- Creo que está molesta. -

- ¿Crees? - Pensó Nivaria al escuchar a Vicky mientras todas veían a Meridiam observando molesta a Bridgette.

- Isa ¿Eso es cierto? -

- Meri, no te lo había contado… Yo… -

- Perdonen, se me olvidaba que tengo algo que hacer. - Dijo Meridiam suspirando para volver a sonreír. - Isa, te veo más al rato ¿Si? Tenemos que platicar. -

- Ok. -



Meridiam recogió sus cosas rápidamente y caminó a la salida, dejando un aire de incomodidad entre todas las presentes, sobretodo para Isa, que no esperaba una reacción así por parte de su hermana mayor ¿Por qué tenía tanto coraje hacía Bridgette? Pero así como se oscurecieron las cosas, la luz del grupo rápidamente volvió por voz de alguien.



- !Quitemos esas caras largas! ¿Quién quiere ir al mall? !Hay ofertas en mi tienda de lencería favorita y en Levi’s? -

- ¿En serio? !Vamos, Nivy! –

- No jodas, Vicky, tus papás me dijeron que controle tu tarjeta de crédito. -

- !Lizeth, me podrás ayudar a elegir ropa interior para mi hermanita! - Habló Xelha tomando las manos de Lizeth quien se puso por completo roja.

- ¿Está bien? -

- Ultimamente, siento que ustedes dos se llevan muy bien, demasiado bien, me preocupa que empieces a adoptar el comportamiento de mi hermana. - Comentó Xcaret haciendo reír a las demás mientras Isa seguía pensativa.

- No te preocupes. -

- Pero, no la había visto nunca así de molesta. -

- Trata de entenderla, eres su hermana pequeña y eres menor de edad. - Habló Bridgette abrazando a Isa para calmarla. - Luego platicaré con ella. -

- Gracias. -

- El problema será si ella quiere escucharme. - Pensó la morena quien sospechaba porque Meridiam la miraba con tanta molestia.



 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475
SEGUIMOS :3



BALL 3



En un departamento de lujo, una rubia pataleaba y escondía su rostro entre las piernas de una bella chica castaña de cabello ondulado, quien le acariciaba de forma cariñosa y sonreía al ver su reacción. Merlin, como se llamaba la dueña del departamento y quien mimaba a su novia, trataba de hacerle comprender a Meridiam que estaba exagerando la situación.


- Ya, tranquila. -


- !Pero mi hermanita, con esa! -


- Vamos, no puedes estar haciendo berrinche todo el día. - Dijo Merlin viendo a su novia pataleando y frotando su rostro en las piernas de ella.


- Uuuuuuuy. -


- No es para tanto, solamente son novias. -


- ¿Cómo que no es para tanto? - Gritó Meridiam haciendo pucheros a su novia. -!Mi hermanita sale con esa tipa! !La odio! -


- Meri, Isa ya no es una niña, sí ellas están saliendo, respeta su decisión, mejor trata de conocerla, tal vez no sea tan mala. -


- ¿No es mala? !Es malísima! Kenya estuvo con ella en el equipo sub 15 ¿La recuerdas? -


- La que su mamá es jamaiquina ¿O no? La que le dicen negrita de cariño. -


- Esa misma, ella fue la que me contó de Bridgette, me dijo que no dejaba de pelear con todas y era muy grosera, es la típica bravucona. -


- Pero eso no te consta. -


- !Claro que lo es! Lo pude notar cuando jugábamos, me miraba como esos perros feos de cara chata que me dan tanto miedo. -


- Los pitbulls. -


- !Si! !No me gusta! - Dijo Meridiam incorporándose y haciendo cruz con sus brazos. - !Prohibido que esté cerca de mi hermanita! -


- Pero eso no lo decides tú. -


- !Perooo! -


- Shhh… - Sonrió Merlin pellizcando suavemente los labios de su novia. - Cuando empezamos a salir fue igual ¿O no? Tus papás no vieron bien que nos hiciéramos novias al principio. -


- Es muy distinto, nosotros siempre hemos sido niñas bien, como mi hermanita, esa chica es más mala que la gripe. -


- ¿Y si mejor te calmas y la conoces? Sí Isa la aceptó es porque en el fondo debe de ser una buena chica, ella no es tonta como para salir con una delincuente. -


- No es tonta, pero sí algo inocente. - Comentó la rubia sentándose en el sofá con las piernas dobladas y sus manos sobre ellas. - No recuerdo conocerle algún novio o novia, ni siquiera hablamos de eso y ella me tiene mucha confianza en esos temas, siempre me consulta cosas de chicas y… ¿Me estás escuchando? -


- !Listo! Le mandé un mensaje a Isa para que venga más al rato con su novia. -


- ¿Por qué hiciste eso? -


- Para que dejes de hacer drama. - Rio Merlin abrazando a Meri quien inflaba sus mejillas. - No te enojes, sabes que te amo y a Isa la veo como mi hermana también, por eso mismo debemos de apoyar su decisión ¿O no dijiste que querías convencerla de unirse a tu equipo? -


- Claro que quiero hacerlo, Isa es una gran libero y podría ser la titular cuando Karla deje al equipo. -


- Será difícil sin ella ¿O no? Karla les ha sido de mucha ayuda. -


- Sí, más si Xelha se mete al equipo de Italia, no la veo muy interesada pero tiene mucho potencial. - Dijo Meridiam quien tronó sus dedos al recordar a alguien. - !Es cierto! !Vi a una muñequita que juega tan bien! La hermanita de Xelha podría convertirse en la mejor libero si quisiera. -


- No creo que Isa se ponga feliz si te escuchar decir eso. -


- Creo que la yo sabe, está en su equipo. -


- Un segundo, Xelha… Oh ¿Hablas de Xcaret? Una pelirroja delgadita, metro y medio de altura, cabello suave y pelirrojo, voz muy dulce, con carita tan linda y ojitos adormilados que se te antojan comerla a besitos. -


- !Esa misma! Oye ¿Cómo la conoces? -


- Es mi alumna estrella. - Sonrió la profesora mientras su pareja le miraba con curiosidad. - Cuando recién la vi, pensé que era una chica de secundaria, de esas genios, es tan adorable. -


- Sí, no dudo que luce muy linda y se antoja abrazarla, pero es algo rara. -


- No es rara, bueno, un poquito, es muy introspectiva y perfeccionista, es como si su cabecita viera todo como datos o información que debe de procesarse y tener un resultado exacto todo el tiempo. -


- No entendí nada. -


- Cómo explicártelo… Es cómo si ella creyera que hay un libro infalible para cualquier tema. -


- Que linda, es una ratita de laboratorio como tú. -


- Claro que no. - Rio Merlin mientras abrazaba a su novia. - Sabes… Me imagine que nosotras dos le enseñábamos ciertas cositas a esa pequeña lindura. -


- !Merlin! -


- ¿Qué? Tú me dijiste que te da curiosidad tener un trío y ella sería perfecta ¿O no? Me dijiste que si eso pasara, querías que fuese una chica adorable, para ponernos en el papel de maestras y alumna. -


- Pero nuuu. - Dijo Meri jalando las mejillas de Merlin. - Hablamos de la amiga de mi hermanita y de tu alumna. -


- Jaja, ok, ok, pero también lo pensaste ¿Verdad? -


Ambas se rieron y empezaron a darse con los cojines del sofá para luego abrazarse, quedando Merlin sobre los senos de su novia y cruzaron sus miradas por volver a estar juntas tras meses de no verse.


- Te extrañé. -


- Y yo a ti… No es fácil que mi prometida viaje por todo el mundo dando cursos. -


- O que mi novia ande por todos lados jugando volibol rodeada de chicas con cuerpos envidiables. -


- No tienes que ponerte celosa, sabes que se quedan cortas comparadas a ti. -


- No lo sé. - Sonreía Meri con una gran sonrisa de payasa rascando su barbilla. - Tal vez te crea un poquito más si sigues diciéndome lo linda que soy. -


- Eres la más linda, mi brujita. -


- Umm… No sé, no me convences. -


- !Mucho más linda que ayer! -


- Así sí. - Rio Merlin besando a su novia abrazándola más. - Deberíamos de hacer las compras ¿O no? Para la noche. -


- !Es verdad! Le prepararé mis pechugas rellenas especiales que tanto le gustan a Isa. -


- ¿Por qué les llamas especiales? Sólo compras los congelados de mejor calidad. -


- Shhh.- Susurró Meridiam atrapando los labios de su novia como boquita de pato. - Pero Isa no lo sabe. -


- Eres increíble. -



La pareja nuevamente se río mientras se llenaban de besitos, todo eso mientras la mente de Meridiam seguía pensando en el noviazgo de Isabella con esa chica tan problemática, siempre Merlin fue más prudente que ella, tal vez, tenía que aceptar la sugerencia de ella y darle el beneficio de la duda, obviamente, sin bajar la guardia.
La cena olía deliciosa, al final fue Merlin quien quiso sorprender y no dejar que su novia hiciera su clásica y elegante comida recalentada, teniendo que preparar de más ya que al final, Isabella se le ocurrió invitar a las hermanas Mannes, la profesora pensó que lo más seguro era que quería sentirse más segura al platicar con Meridiam y tener a sus amigas presente le daban esa seguridad, por lo que convenció a Meri de no molestarse por la invitación. La primera en llegar fue la invitada principal, de la mano de Bridgette, ambas vestidas de jeans y blusas, siendo más conservadora Isabella comparado a la blusa de tiras que llevaba la morena, luciendo su tetamén.



- Buenas noches Merlin ¿Cómo sigue Meri? - Preguntó Isa mientras su cuñada le abrazaba y le sonreía.


- Ya anda mejor, se nota que le tomó por sorpresa que salieras con alguien sin avisarle, me llamo Merlin, soy novia de su hermana. -


- Bridgette. -


- Vamos, pasen, ella termina de arreglarse. - Comentó Merlin mientras veía que otras cuatro chicas iban llegando.



Merlin se sorprendió al ver a Xcaret con un vestido floreado blanco y rosa, con su cabello suelto y unas zapatillas rosas, con un broche de flor en la cabeza, seguro que su hermana la había vestido así, terminando con un bolso rosa y blanco a juego, por su parte, Xelha traía un vestido de noche color tinto, se notaba que le gustaba verse elegante, la rubia que le rodeaba el brazo iba de jeans, playera y una chaqueta de cuero dándole un aspecto de “bad boy” mientras que una morena delgada, iba con unos leggins azules, una blusa de manga corta y una chaqueta de mezclilla, por la manera en como miraba a la más pequeña de las pelirrojas, intuyó que era la novia que ella mencionó.



- Buenas noches, profesora, espero no le moleste que estemos aquí en su plática familiar.-


- Claro que no !Ay, que linda te ves, eres una muñequita! - Hablaba la profesora apretando las mejillas de Xcaret quien entrecerraba los ojos por la acción.


- Maestra, no me gusta que haga eso, se comporta como mi hermana. -


- Es que no se puede evitar ¿La vestiste tú? -


- !Obvis! ¿Verdad que se ve preciosa? Ultimamente se ha dejado vestir más a mi gusto, creo que es porque está enamorada y quiere verse linda para su novia. -


- Ustedes dos necesitan dejarla en paz, no me imagino que pasará si hacen estallar la paciencia de ella. - Comentó Marlon al ver a su novia y profesora jugando con las mejillas de Xcaret.


- ¿Eso es verdad, Xcaret? -


- No lo sé, más bien, creo que por más que le diga que no, igual insiste. - Suspiró la pelirroja sonrojándose un poco por la mirada de Lizeth sobre ella. - ¿Me veo bien? -


- Te ves hermosa, eres tan bella que cualquier ropa se ve bien en ti. -


- No lo sabía. -


Las mayores nomás se sonreían entre si al ver la inocencia en la platica de esa pareja, Xelha empujaba un poco a Lizeth para que abrazara a su hermana, provocando que se apenara aún más, pero evitaba hacerlo frente a todas, ya que sabía bien como reaccionaba Xcaret a los abrazos, ese detalle le hizo pensar algo que se animó a preguntar cuando quedaron solas en la entrada mientras Xelha y Marlon eran guiadas a la sala.


- Xcaret, he notado que las demás chicas te cargan, te tocan las mejillas o te abrazan. -


- Espero no consideres eso como un acto de infidelidad, si lo es, espero me disculpes. - Comentó la pelirroja mirando fijamente a Lizeth. - Por alguna razón, ellas insisten en tratarme de esa manera, no sé si en verdad mi apariencia sea tan infantil como para que me vean como una niña. -


- Yo no creo que te veas como una niña, eres pequeña y luces un poco frágil, pero nunca te he visto como si fueses una menor, eres una mujer muy bella. -


- Gracias. - Respondió Xcaret escondiendo una sonrisa y un rubor con sus manos, aunque no mucho pues Lizeth alcanzó a verla.


- A lo que quería llegar, las demás te tratan así y conmigo reaccionas solamente, ya sabes que tipo de reacción en especial. -


- Si, también lo he notado, lo platiqué con mi mamá por teléfono y me dice que es porque tengo sentimientos hacía ti, no entendí que clase de sentimientos causan ese tipo de reacciones, pero Xelha me dice que es amor. -


- ¿Eso dijo tu hermana? - Preguntó Lizeth volteando a ver a su cuñada, quien al verla levantó su pulgar en señal de apoyo.


- No comprendo bien que es el amor, si me hace reaccionar así, debería ser un conjunto de reacciones químicas y neurológicas que me hacen estar así ¿No lo crees? Lo que llaman, ser feliz por amar. -


- Creo que lo piensas demasiado. -


- ¿Pensar demasiado? -


- Piensas mucho y sientes poco. - Comentó Lizeth tomando los hombros de Xcaret quien le miraba atentamente. - Sé que no puedes evitarlo, que tu cerebro no deja de pensar y pensar, pero podrías esforzarte en dejarte llevar por tus emociones de vez en cuando ¿No hay algo que te guste o que quieras hacer en específico? -


- No… Creo que no, solamente quiero trabajar y demostrar que soy una persona responsable. -


- Oigan, luego dejan su platica tortolitas, tenemos que cenar. - Dijo Merlin al ayudar a su novia a servir la cena.


- Todo se ve delicioso y tiene una buena presentación. -


- Mi mamá era chef y me enseñó un poco, no soy la mejor pero tengo que consentir a cierta chica muy comelona. -


- !MERLIN! Harás que piensen que soy una comedora compulsiva. -


- Lo eres, o me dirás que la caries que tuviste el año pasado no fue por tantos dulces. - Rio la profesora mientras su novia se ponía roja.


- !Shh! -


- Bien, Meri quería conocer un poco más a las amigas de su hermana, lastima que las otras estaban ocupadas. -


- Y de paso, saber como van los planes para el torneo regional, nuestra escuela fue de lo mejor en la época de Melissa Topazzio y cuando estuve yo, no pueden dejar que se pierda la tradición. - Sonrió Meridiam levantando el pulgar y sacando la lengua.


- Entonces, creo que tengo que mostrarte algo, preparé una rutina de entrenamiento y unas jugadas para contrarrestar a los equipos de las otras academias y… -



Merlin y Meridiam miraron sorprendidas como Xcaret empezaba a sacar libretas, una tablet y unas tablas de gráficos, Xelha levantó a su hermana del sofá alejándola de todo eso, haciendo que las demás se rieran por la facilidad en la que la levantaba.


- No, nada de ñoñerías esta noche, Meri nomás quiere que le comentemos, no todos tus planes de conquista mundial, señorita. -


- Pero las gráficas dicen. -


- No, nada de eso hermanita, se buena niña y guarda todo eso, perdonen a mi hermanita. - Rio Xelha mientras cargaba a Xcaret en sus brazos. - Se emociona con algunas cosas. -


- Esto es sorprendente… ¿Lo haces todo tú sola? -


- Sí. -


- Esto es genial. - Hablaba Meridiam revisando las notas al ponerse sus lentes de lectura. - Haces tú sola lo que todo un equipo de analistas y especialistas hacen… Xcaret ¿Piensas jugar para la selección de Italia? -


- !Obvis que sí! Podría aceptar dejar jugar a mi hermanita para el equipo italiano, solamente si yo soy la capitana y si Marlon juega, dudo que haya equipo que nos pueda ganar si la tenemos, con todo respeto, Meri. -


- Sabes que te apoyo en todo, amor, pero al menos deja que responda tu hermana por su cuenta. -


- ¿Vas a jugar para Italia? -


- No sé… No tengo un motivo por cual jugar, no he visto a los deportes como lo que quiero para mi futuro y no soy buena jugando, creo que otra persona podría tomar mi lugar y beneficiar más al equipo. -


- Eso no es cierto. - Comentó la rubia retirándose las gafas. - Tanto tú como Isabella, aunque son dos jugadoras muy distintas, complementan muy bien a los equipos que las necesitan, Italia necesita una estratega y una ofensiva eficiente, Xelha y tú encajan ahí, podrías ser la mejor libero si así lo deseas, en el caso de mi hermana, yo necesito a alguien que reemplace a nuestra libero y sé que Isa es mejor que ella, sus reflejos son casi perfectos, su velocidad y fuerza son de lo mejor, le falta un poco de experiencia pero eso lo ganará estando conmigo. -


- Meri. -


- El torneo regional es un parteaguas para ver las futuras promesas del volibol, seguramente sus amigas lo tienen en mente y por eso se estarán esforzando como nunca, así que no espero menos de ti, Isa, tienes que ganar. -


- !Lo sé! - Exclamó Isa alentada por las palabras de su hermana. - Quiero demostrar que puedo entrar al equipo griego, por mis méritos y no por ser tu hermana. -


- Creo que no entiendes, no ocupas demostrar más, ya estás al nivel que necesitamos. -


- ¿Qué hay de ti, Bridgette? - Preguntó Merlin para centrar el tema en el motivo principal del encuentro. - Me contó cierta boquita que tú eras seleccionada de Jamaica. -


- ¿Eras seleccionada de Jamaica? -


- Mmm… - Susurró la morena mirando molesta a la hermana de su novia por contar de su vida, cambiando a una sonrisa que le dio a Isabella.


- Lo fui cuando tuve tu edad, pero hubo diferencias entre las chicas del equipo y yo. -


- ¿Golpear e insultarlas llamas diferencias? Para mí, es ser una pésima jugadora. -


- !Meri! Shh.. -


- Bridgette ¿Eso es cierto? -


Hubo un silencio entre todas cuando ese comentario salió a la luz, Merlin pensó que no hizo lo correcto al sacar el tema a relucir, creyó que agilizaría la comunicación entre su novia y su cuñada, pero no esperó que Meridiam siguiera a la defensiva. Bridgette apretó sus puños al querer golpear a Meri, pero recordó que quería cambiar, quería evitar ser aquella persona que fue y demostrar que podía cambiar por su deseo y por hacer feliz a Isabella.


- Es cierto, era chica y estúpida, me dejé guiar por el coraje que tenía hacia mis compañeras. - Habló Bridgette apretando sus puños y luego relajándolos. - Ellas no dejaban de hablar mal de mi mamá, que por su culpa mi papá abandonó al equipo de Jamaica en su mejor momento. -


- ¿Tu papá? -


- Erick Rubens, decidió cambiar su apellido a Mclaren por problemas que tuvo con mi abuelo. -


- ¿Eres hija de Ericks Rubens? -


Meri se quedó sorprendida por la afirmación de Bridgette, le recordaba que dentro de sus datos si leyó que era hija de Erick Mclaren pero nunca pensó que un jugador de esa talla, del cual se perdió el rastro hacía 20 años, se cambiara el nombre y que justo esa chica fuera hija de él.


- ¿Quién es ese señor? - Preguntó Lizeth al ver el impacto de ese nombre en la cara de Meridiam.


- Fue el mejor jugador en la rama varonil de los últimos treinta años, doble medallista olimpico, campeón mundial con su equipo cinco años seguidos y con una marca legendaria de invictos, capitán del equipo legendario de Jamaica y que sin contar motivos, dejó al equipo. -


- Ese motivo, fui yo. - Comentó Bridgette mirando a las demás con algo de tristeza.




 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475
Meridian es tan guapa <3
Y Xelha me sigue cayendo mal jaja, aunque está bien buena :3
:d Pues ya más adelante sabes que Xelha acepta su problemas jaja, :d aunque avanza de a poquito, :3 y se le adora por lo buena que está, así como Meri.
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475

:3 SEGUIMOS WIUWIU



BALL 4





Todas escuchaban atentamente a Bridgette mientras Merlin servía vino para todas a excepción de Lizeth e Isabella por ser menores de edad y Xcaret, que no le permitían tomar por sus medicamentos.



- Mi abuelo fue un famoso conferencista de ciencias sociales y pasó mucho tiempo viajando cuando mi papá era niño, casi no pasaron tiempo juntos hasta que se jubiló. - Contaba Bridgette suspirando mientras tomaba un poco del vino que había en las copas. - No quiso ser como él, siempre me ha dicho que no se arrepiente de eso, logró todo lo que quiso con la selección y prefirió criarme junto a mi mamá. -


- No pensé que fuese por eso, siempre fue un deportista que se reservaba mucho en las entrevistas. -


- El problema es que la federación deportiva de Jamaica no se lo tomó para bien, culparon a mi madre de quitarles al jugador estrella del país, así que cuando fui invitada a jugar no dejaron de joderme con ese tema. - Dijo la morena apretando un poco la copa. - Una estúpida llamó puta de ojos rasgados a mi mamá y no pude evitar romperle la nariz, me importó un carajo que me sacaran del equipo, no iba a permitir que insultara a mi madre. -


- Lo entendemos, yo también hubiera reaccionado así si le dijeran algo a mi hermanita o a mi mamá. -


- ¿En serio? - Preguntó Isa sorprendida por el comentario de Xelha, que siempre lucía como alguien tranquila, aunque recordó cuando se fue contra Bridgette una vez.


- En serio, a mí me pueden decir lo que quieran, el lodo se me desliza por mi suave piel como las envidias, pero que se metan con la familia de uno es un golpe bajo, Isa. -


- Xelha solía pelear mucho de niña, yo tenía que responder por ella al ser la hermana mayor, pero eso cambió cuando cumplió once años y empezó a crecer bastante, en un año era más alta que yo. - Explicó Xcaret suspirando al recordarlo. - Y empezó a tratarme como si yo fuese la menor. -


- Es porque nuestra mami dijo: Cuida de tu hermanita porque ella es delicada y algo lenta. -


- No soy lenta, creo que soy lo suficientemente ágil dentro del volibol. -


- !Que linda, no lo entendió! - Dijo Meridiam dándole una palmada suave en la cabeza a Xcaret.


- ¿No entendí qué? -


- Sea o no insulto a tu familia, creo que te excediste. - Comentó Merlin a la morena quien le miraba atentamente por notar que le hablaba con un tono amigable. - No digo que no se lo merecían, pero hay otras formas de resolver los problemas. -


- Lo sé, igual no pienso volver a jugar para Jamaica. -


- ¿Y por qué no juegas con Japón? - Preguntó Isa con una gran sonrisa.


Todas sonrieron, a excepción de Xcaret que seguía pensando sobre la referencia de ser lenta, las palabras de Isabella eran ciertas, no tenía porque encerrarse en sólo una selección cuando poseía dos nacionalidades y sin dudas, la selección de Japón estaría contenta de tenerla cuando no tenía un equipo tan competitivo.



- ¿Para Japón? No lo había pensado. - Dijo Bridgette llevando su mano al mentón. - Mmm… Tendría que ir a las visorias. -


- ¿En verdad piensas participar? !Sería genial, Brid! !Competirías contra todas en las olimpiadas! -


- Así que quieres competir contra mi, novata. - Sonrió la morena al ver la emoción de Isa.


- !SI! !Quiero jugar contra todas y ver quienes somos las mejores! -



Meridiam se sorprendió al ver la sonrisa entre ambas chicas, su hermana siempre tenía una alegría que contagiaba, pero que ella fuese capaz de hacer que esa chica agresiva y grosera sonriera con tanta ternura y que le mirara de esa manera le hacía pensar que Isabella era la bella de esa bestia.



- Bueno, váyanse haciendo a la idea de que si juego, ni una tiene oportunidad, menos teniendo a mi hermanita en el equipo. - Dijo Xelha a todas, señalando a Meridiam con su dedo indice. - Ella lo sabe bien, noto que le tiene miedo a Xcaret ¿O no? -


- No es miedo, es que es tan linda que no puedo evitar verla, jaja… En serio, creo que el equipo de Italia sería uno muy complicado si ustedes dos se unen, pero no parece que la pequeña quiera jugar. -


- Claro que va a jugar ¿O no, hermanita? -


- No lo sé, tengo un cronograma para mis tareas diarias y participar en un deporte de manera profesional rompería mi sistema y… -


- Lizeth va a entrar con nosotras. -


-¿Yo? - Preguntó Lizeth sorprendida al ver como Xelha levantaba su pulgar.


- Tu mamá es de Sicilia ¿O no? Bajo las leyes, eres inglesa e italiana ¿No sería genial que Marlon, Vane, mi hermanita, tú y yo estemos en el mismo equipo? -


- ¿Cómo supiste que mi mamá era de Sicilia? - Le susurró la chica a su cuñada quien no paraba de sonreír.


- Te dije que te daría una ayudadita, si convences a mi hermanita de jugar en la selección, la tendremos lejos de los libros y podrás pasar más tiempo con ella. -


- ¿Quieres que participe? - Preguntó Xcaret mirando a Lizeth quien no sabía que decir.


- Sería lindo, pero no quiero que participes sólo porque tu hermana o yo te lo pidamos. -


- Mmm… Tendré que pensarlo. -


- Oigan, muy lindo todo el tema y eso pero ¿Acaso no piensan terminar mi cena? -


- !PERDÓN! - Exclamó Isa a Merlin quien se rió al traer de regreso a todas a la cena.


La noche seguía calmada, el tema del volibol trajo ánimo entre todas que no paraban de reír y platicar como serían los partidos del torneo regional y a futuro, los encuentros en las olimpiadas si todas eran seleccionadas. Meridiam se levantó para ir por un poco más de vino para las mayores y jugo para Lizeth y su hermana, encontrándose con Merlin que servía algo de botana en unos recipientes.


- Parece que se están divirtiendo en grande. -


- Sí, son buena onda las chicas Mannes. - Dijo Meridiam tomando un trozo de queso para comerlo. - !MMM! !Que rico! -


- Deja ahí que son para las invitadas. -


- !Guarda un poco para mí! -


- Claro que lo haré. - Rio Merlin abrazando de la cintura a su novia. - ¿Y? No es tan mala ¿Verdad? -


- No lo sé, aunque… Siento que me precipité en pensar que era una bruta. -


- Creo que es algo bruta también, pero no es una mala chica, alguien mala no haría sonreír así a Isa. -


- Lo sé… Creo que le daré una oportunidad, veré hasta el final del torneo regional, ahí veré si ella es una buena jugadora y si es alguien fiable. -


- No se trata de que le des una oportunidad, es la novia de tu hermana. -


- Y yo soy su hermana mayor y quiero lo mejor para ella, Isa necesita ser más viva, como Romi, nuestra prima. -


- Yo creo que Isa está bien como es, eres tú quien te preocupas demasiado, ve y lleva la botana y te creo. - Sonrió la maestra besando en la boca a su novia. - Por portarte bien, está noche yo haré lo que quieras. -


- ¿Incluso eso por tu colita? -


- Incluso eso. -


- !Genial! -



Meridiam sonrió al tener esa propuesta, caminando emocionada hacia la mesa con las botanas, viendo como su hermana sonreía tomada de la mano de Bridgette, quizá Merlin tenía razón y exageraba con Isa, aunque fuese pequeña en edad, ya no era una niña, no obstante, una hermana mayor no dejaba de serlo por más años que pasaran.



- Bridgette, en verdad me gustaría verte jugar en las olimpiadas. -


- Mmm… Es un reto muy grande, pero no estaría mal dejar a varias fuera en mi camino. - Sonrió la morena haciendo reír a Isa.


- Hablando así suenas como una abusiva. -


- Tal vez lo sea, no falta que digan que hubo mano negra al enfrentarme. - Rio Bridgette provocando la risa de la joven rubia por la referencia a su tono de piel abrazándola para ocultar su cara roja.



Al otro día....


- ¿Te vas a ir? -


El equipo de Isa estaba sorprendida por que Vanessa, esa chica de quince tan alta como Marlon y con una voz intensa al gritar, les decía que tendría que dejar el equipo por un tiempo y no estaría lista para el torneo regional que se avecinaba. El equipo de Xelha se había enterado un día antes, pero por petición de su capitana, le sugirió contarle a las demás y desearles lo mejor mientras ella regresaba a Italia.



- La mamá de Vane trabaja en las oficinas de modas Marquezini, mis primas acaban de ascenderla. -


- ¿Tus primas trabajan en esa empresa? ¿Por qué no me dijiste? - Habló Vicky con la cara emocionada. - ¿Puedes conseguirnos descuentos en los vestidos? -


- Vicky, no seas interesada. -


- Obvis, tengo cincuenta por ciento de descuento en todas las tiendas Marquezini, eso va también para mis amigas. -


- !Estas amistades son las que me gustan! -


- Seguro tu mamá está feliz por el ascenso ¿O no? -


- Sí, mi mamá será promovida a gerente en la empresa donde ha trabajado por quince años, es su mayor logro y… No quiero faltar. - Dijo la jovencita de cabello teñido de rojo, algo apenada. - Lo siento, Isa, chicas. -


- No te disculpes, seguro tu mamá estará feliz por que estés con ella ¿O no, chicas? -


- Claro, no es como si vayas a dejar la academia. - Habló Isa abrazando a Vanessa quien suspiró al sentirse apoyada por las demás.


- En verdad quería jugar contra ustedes en el torneo. -


- Habrá más torneos, no te preocupes. -


- Capitana, gracias. -


- No me agradezcas, antes que capitana, somos amigas. - Contestó Xelha acariciando el cabello de su amiga quien sonrió a todas.


- Voy a extrañar tus gritos al empezar los partidos. -


- Yo no. - Sonrió Nivy haciendo claro que lo decía en broma.


- Daremos todo por ti, Vane, verás que nuestro equipo ganará. -


- !Así se habla, Xian! -


- Traenos un recuerdo de Italia. - Dijo Bimba abrazando a Vane quien le correspondió con un abrazo fuerte.


- !Claro que sí, traeré muchos regalos! No sólo para ustedes, también para toda la clase, Isa. -


- Es cierto, están en el mismo salón. -


- No quiero ser una aguafiestas pero faltan dos semanas para el torneo ¿Ya tienen un reemplazo para ti? - Preguntó Bridgette a la joven mientras todas estaban contentándola.


- Siempre apagas el ánimo de todas. -


- No, ella tiene razón, no me iba a ir sin dejar a mi equipo a medias. - Sonrió Vane levantando sus pulgares. - Gracias por preocuparte por tus rivales. -


- No quisiera humillarlas en el torneo siendo un equipo debilucho. -


- Ja, no sabes de lo que hablas, aunque Vane no esté, seguimos siendo doscientos por ciento mejor que ustedes. -


- En realidad, veo un catorce por ciento más de efectividad de nuestro equipo, con la ausencia de Vanessa esa diferencia podría reducirse a un siete por ciento, la ofensiva y defensiva del equipo se verá muy mermada sin tener un tercer poste, ya tengo planeado como corregirlo pero solamente logro eso, un siete por ciento, me esforzaré por que sea un diez. -


- Es tan linda cuando habla como ratita de laboratorio. - Susurró Vicky a Xelha quienes se reían al ver a Xcaret con su cuaderno.


- Sí, es como una niña queriendo demostrar que es lista ¿No es adorable? -


- A veces, creo que no me prestan atención. -


- No es cierto, tu información siempre es valiosa para nosotras. - Dijo Lizeth tomando las manos de Xcaret, quien se sonrojó sin mostrar un cambio emotivo en su rostro.


- Gracias. -


- !Que linda! !Marlon, la cámara, rápido, mi hermanita se sonrojó por tomarse de las manos de Lizeth! -


Todas se reían mientras Xelha sujetaba las manos de su hermana, levantándolas para que no pudiera esconder su rostro colorado, un rostro que hacía feliz a Lizeth, ya que le había tomado las manos y no tuvo una reacción que la incomodara, sentía que avanzaba de a poco con ella.


- Buenos días. -


Las chicas voltearon al escuchar esa voz desconocida, en la puerta del gimnasio, estaba una chica bastante alta, tan alta como Bridgette, de largo cabello castaño oscuro, tez ligeramente tostada y unos ojos color avellana tan intensos y sensuales a pesar del rostro gentil de esa joven. El uniforme que traía era algo inesperado, el uniforme de las jugadoras de voleibol standard, de color rosa, diferente al azul que portaban las del equipo principal, una chica nueva. La cara de Vicky e Isa fue de impacto, ese rostro, esa figura, eran demasiado reconocibles, eran el rostro de una de las mejores jugadoras del mundo, capitana legendaria del equipo de Italia y una de las rivales principales de Melissa Topazzio, así como amiga, físico y nombre que heredó a su hija y también campeona por el mismo país.


- !Blanche, viniste! -


- Scotty insistió mucho en que participara. - Respondió la joven mientras Xelha corría para tomarle la mano y jalarla al equipo.


- !Ya llegó el reemplazo de Vane, sin dudas mi equipo ganará! -


- Esa cara, ese nombre… ¿Eres algo de Blanche Leopardi? - Preguntó Isa mientras la chica alta se reía apenada por como era jalada como una niña por la prima de su novia.


- Soy nieta de Blanche Leopardi, hija de Blanche Leopardi y me llamó igual, como que no se esforzaron mucho en elegir otro nombre. -


- !Estás igualita! !Tan buena como ella! -


- Vicky. -


- !En voli, hablo del voli! -


- Pero ni la hemos visto jugar. - Habló Nivy jalándole las mejillas su novia.


- Tú te pareces mucho a las amigas de mi abuela. -


- Jaja, es que soy nieta de Samantha y sobrina nieta de Melissa, siempre me dicen que tengo el cuerpo de Melissa y el carisma de Samantha, jaja. -


- Y lo libidinosa. - Pensó Nivaria viendo como su novia le echaba miradas a Blanche.


- ¿Eres también de primer año? -


- Sí, estoy en primero B. -


- !Pero estás enorme! - Exclamó Isa sorprendida por tener la misma edad pero con grandes diferencias de altura.


- Mi mamá y mi abuela miden igual, es cosa de genes, creo. -


- Oye, la última vez que jugamos dijiste que no estabas interesada en el equipo ¿Qué te hizo cambiar de opinión? - Preguntó Marlon curiosa por ver a Blanche en la cancha.


- Scotty me dijo que era cuestión de vida o muerte, sé que a veces exagera las cosas pero al verla tan interesada, no pude decirle que no. -


- ¿Cómo convenciste a tu prima de pedírselo? - Susurró Marlon a su novia quien sonreía al ver como todas estaban sorprendidas por la presencia de esa chica tan alta y bella.


- Le dije que le iba a regalar lencería erótica y enseñarle como seducir a su novia, sabes que la pobrecita es una ñoña como Xcaret y ambas no saben lo que es ser sexy. -


- Xelha ¿Chantajeaste a tu prima? -


- Se llama intercambio de favores. - Rio Xelha mientras su novia suspiraba para luego sonreír.


- Me sorprenden los planes que se te ocurren, tu hermanita no es la única genio de tu familia. -


- Obvis, cariño. -


- Oye ¿Y eres tan buena como tu mamá y tu abuela? - Preguntó Isa a Blanche, viendo su cara llena de emoción por conocerla. - ¿Crees que puedas conseguirme un autógrafo de ellas? -


- Claro que sí, de mi mamá es fácil, te puedo llevar a su florería, de mi abuela, ocuparíamos esperar un poco, anda en un crucero junto a mi abuela Kath. -


- !SI! ¿Escuchaste, Bridgette? Tendré la firma de la mejor jugadora de Italia. -


- Su abuela y madre son leyendas, me pregunto que tanto veremos en ella. -


- Así es, muero de la curiosidad de saber que tan buena estás, digo, que tan buena eres. - Dijo Vicky parándose junto a la morena, frente a Blanche, tratando de intimidarla.


- Blanche es mejor que ustedes dos. -



Ambas voltearon hacía Xcaret, sorprendidas por sus palabras, que lo dijera esa pequeña pelirroja que era como una computadora ambulante, les causaba tanto nervios como emoción.


- Mi hermanita tiene razón, puedo decir que Blanche es la única que se puede comparar a mí. -


- Creo que exageras, no soy tan buena. -


- Esto me preocupa. - Dijo Marishka cerca de Ariel. - Si la fresita dice eso, debemos de tener cuidado de la nueva. -


- Yo creo que es puro alarde, aunque si debemos de cuidarnos de su altura… Oye, petirroja. -


- Me llamo Xcaret. -


- Sí, petirroja ¿Por qué dices que Blanche es mejor que nuestras dos mejores jugadoras? -


- En base a mis da… -


- Nada de datos, se directa. - Dijo Ariel haciendo que Xcaret le mirara fijamente y sus labios temblaran un poco. - Creo que la trabé. -


- Xcaret no comprende muy bien sobre la brevedad. -


- Ser breve crea muchas lagunas en la información que se comparte. -


- No te preocupes hermanita, Blanche ¿Puedes dar un salto frente a la red? -


- ¿Es necesario? -


- Vamos, quiero que las chicas se sorprendan de lo fuerte que es mi equipo, además, dejarás tranquila a Vanessa. -


- !Gracias, capitana! - Habló la pelirroja teñida tomando las manos de Blanche. - !Por favor! -


- Ok… -


- ¿No necesitas calentar primero? - Preguntó Isa mientras veía a esa chica ajustar sus zapatos deportivos.


- Ya lo hice, me vine trotando. -


La cara de las chicas fue de impacto al ver la velocidad de esa chica al correr hacía la cancha y al brincar frente a la red simulando un remate, pudieron observar que brincaba incluso más alto que Bridgette, la mejor rematadora del club de voleibol.



- ¿Segura que está en primero? - Preguntó Vicky sorprendida por lo visto.


- ¿Qué sucede, Isa? Por qué tiemblas. -


- ¿Tienes miedo? - Preguntó Xelha sonriéndole a su amiga, pero la cara de Isabella era de emoción.


- !Juguemos! -




Isabella estaba bastante emocionada, ver a Blanche fue como observar en vivo tanto a su madre como a su abuela, la misma potencia, velocidad, porte, era el reflejo de quien fue una de las mejores de la historia junto a Melissa y Seiji, sin dudas, jugar contra esa joven sería como enfrentarse a una de sus ídolos.








:3 Y llega Blanche!!!
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475
Sigamos :3



MOVEMENT 5




El partido estaba iniciando y quien daría el saque inicial sería la recién llegada, Isabella estaba más que emocionada, Blanche III, heredera de las habilidades y estilo de Blanche I y II, su abuela y madre, estaba frente a ella y formaría parte del equipo de Xelha. El saque se dio y como era esperado, la potencia de esa chica de tez bronceada era de gran nivel, Isa apenas logró devolverlo para crear juego con Marishka y ceder un remate a Bridgette, pero esa chica ya se había puesto como defensa y cubrió el impacto con facilidad, habilitando a Marlon quien dio balón a Xelha para ganarse el punto.



- !GENIAL! !Eres grandiosa, Blanche! - Dijo Xelha abrazando a la joven quien se apartaba un poco al no estar acostumbrada a abrazos ajenos. - !Pensé que eras una rematadora de primera pero también eres una gran defensa! -


- Mi madre y mi abuela me dijeron que debo de perfeccionar mi juego en todas las posiciones. -


- !Por eso han sido las mejores de Italia! !Y tú eres lo que ocupaba mi equipo! - Hablaba la pelirroja abrazando con fuerza a Blanche quien apartaba su rostro al tenerla tan cerca, cosa que hizo que Marlon alzara una ceja y se metiera entre las dos.


- No olviden que estamos en un partido. -


- Lo siento, cariño !Bien, niñas, sigamos! -


- Blanche es sorprendente ¿Vieron como reaccionó? -


- Diría que es tan rápida como tú, Isa. - Habló Vicky con las manos en la cintura. - Pero la potencia de sus saques son tan buenos como los míos o los de tu hermana. -


- Vamos, apenas empezamos, no saquemos ideas tan pronto. -


- Hasta que dices algo sensato, creo que te estás haciendo más lista. - Sonrió Marishka a su novia quien se sonrojó por el comentario.


- Sólo dije algo que tú dirías. -


- Eso me agrada. -




El juego siguió, llevando la delantera el equipo de Xelha por tres puntos, al menos parecía que había una pequeña debilidad, aún no estaban del todo acostumbradas al juego colectivo ya con Blanche en el equipo y no se habituaban a su velocidad, eso y que Marlon parecía estar algo tosca esa mañana. En una jugada, Bridgette puso balón para un remate de Vicky, quien fue sorprendida por el gran brinco de la rival que cubrió el golpe y robó un punto más para su equipo.




- !Eres grandiosa! ¿Dónde estabas cuando armé el equipo? - Hablaba la pelirroja abrazando por detrás a Blanche, quien se rascaba la mejilla al sentirse incómoda.


- No es necesario tanto abrazo. -


- Ay, no es como si mi prima de la nada salga con que se ponga celosa por un abrazo, es normal que entre integrantes del equipo nos demos ánimos. -


- ¿Podemos seguir jugando? -


- Tranquila, cariño, vamos, Blanche, tenemos un partido que ganar. -



Poco a poco, el equipo de Xelha empezó a llevarse la ventaja, aunque la pelirroja notó algo sorpresivo, Isabella estaba demostrando haber mejorado en poco tiempo, tal vez, la práctica con su hermana y la platica sobre tomar en cuenta a Xcaret como una rival para su sueño de ser la mejor libero la había motivado, eso le hizo feliz, ya que aunque eran rivales de equipos, era una buena amiga. No sólo la capitana del segundo equipo lo había notado, las propias integrantes veían que Isa reaccionaba más rápido y posicionaba mejor los balones, eso les daba más confianza en dejarle carga de la defensa a ella y encargarse de preparar los contraataques, todo eso motivaba al equipo a jugar mejor y para sorpresa de las demás, el juego se emparejó nuevamente.




- Vaya, sí que están motivadas este día. - Sonrió Xelha limpiándose el sudor con una toalla, volteando hacía su hermana que revisaba sus apuntes. - ¿Qué sugieres, hermanita? -


- Mmm… Isa, Marishka y Lizeth están haciendo un trabajo excelente en la defensa, Vicky, Ariel y Bridgette parecen sincronizadas en el ataque, pero Ariel está empezando a agotarse al tener que correr demás, no está acostumbrada a llevarle el ritmo a alguien como Blanche, posiblemente haga cambio con Nivaria. -


- Enfoquémonos en Vicky y su mano derecha. -


- ¿Su mano biónica? -


- También lo noté, tiene un ligero sonido de fricción al momento de flexionar la mano, tal vez sea un problema de la muñeca o no está ajustada, aunque sea artificial, es como una mano real y puede tener sus problemas. -


- !Guau! ¿Planeaste lo mismo que mi hermanita? !Eres una genio! - Dijo la pelirroja tomando las manos de Blanche qué se reía avergonzada.


- No soy una genio, al estar al pendiente de Scotty mis sentidos se agudizaron. -


- Entonces, vamos contra la “Iron Girl”. - Habló Marlon pasando entre Blanche y Xelha separando sus manos.


- Marlon ¿Por qué hiciste eso? -


- ¿Hacer que? -




Las chicas siguieron jugando y como previó Xcaret, se realizó el cambio de Ariel por Nivy para reforzar el ataque tras su agotamiento. En medio de una jugada donde estaban al frente Blanche, Xelha y Bimba, está ultima logró dejar un balón perfecto para la chica de tez morena, quien dio un gran salto para rematar, pero frente a ella se posicionó Vicky, que alcanzó a cubrir el balonazo con su prótesis, no obstante, algo más salió volando tras el potente impacto, la muñeca se desprendió y salió despedida contra las gradas, asustando a todas.




- !Vicky! -


- !Perdón! - Gritó Blanche mientras todas detenían el juego y veían que la rubia solamente miraba su brazo biónico roto.


- Ups. -


- ¿Cómo que ups, Vicky? - Reclamó Nivy sacándole la oreja a su novia sin poder negar por el rostro que traía su preocupación.


- Aay, ay, jaja, vamos, ni me dolió. -


- ¿Estás bien? No medí mi fuerza. -


- No es nada, en serio, aunque mi mamá me va a regañar. - Reía la rubia mientras su novia le miraba con enojo y lágrimas en los ojos. - ¿Nivy? -


- ¿Acaso eres idiota? Qué tu mano sea artificial no significa que no te debas cuidar. -


- Blanche y yo pudimos escuchar un rechinido en tu muñeca ¿No lo notaste? -


- Ahora que lo pienso, sí, creo que fue porque me dio flojera lavar mi prótesis y la metí a la lavadora el fin de semana, jaja… !Auch! - Exclamó Vicky sintiendo un jalón de oreja fuerte por parte de Nivy.


- ¿Qué no puedes pensar bien? !Cabeza de chorlito! -


- Jajaja, no es para tanto. -


- Bueno, dejaremos el juego en un empate, lo siento chicas, tan bien que estábamos jugando ¿O no, Vane? -


- !Blanche, eres genial! - Exclamó Vanessa tomando las manos de la joven alta. - Me siento feliz de que al irme el equipo cuente contigo. -


- No es nada, aunque… -


- Vamos, no te preocupes !Hasta puedes presumir que rompiste un brazo biónico! Jaja… !AUCH! !NIVY! -


- !NO DA RISA, PENDEJA! - Reclamó Nivy a Vicky haciendo reír a todas por como la regañaba.


- Será una rival peligrosa. -


- Sí, pero, eso es emocionante ¿O no? - Dijo Isa a Bridgette quien le sonrió y le abrazó del hombro.


- Así es, no recuerdo haberme emocionado tanto por un torneo. -




Mientras todas platicaban sobre el encuentro, una rubia tomaba su mochila y guardaba sus cosas para irse pronto, no se sentía de ánimos para estar ahí, era la primera vez que se sentía de esa manera, sería por ver como su prometida se tomaba mucha confianza con una chica recién conocida, no era lo mismo verla con sus amigas y compañeras, así era Xelha, pero, escuchar las maravillas que decía de esa bella chica, le había causado celos.



- Amor… Ven, ocupo que nos tomes una foto… ¿Amor? - Preguntaba Xelha asomándose entre el equipo, viendo que Marlon salía del gimnasio.




Xelha llegó a la mansión buscando a Marlon, le dejó extrañada su actitud repentina, nunca se había comportado de esa manera o dejado sola en un lugar, le preocupaba que pudiera haberse sentido enferma o algo. La pelirroja estaba tan pendiente de la situación de su novia que incluso le pidió a Xcaret (por su nombre) que pidiera un taxi luego para ir a casa, para poder tratar ese asunto lo más pronto posible. Xelha dejó su bolso deportivo en su mesa del vestíbulo y buscó a su novia en la cocina, que era el lugar que siempre solía verla, luego en el jardín, pero nada, fue el sonido de unos golpes en seco que le dieron una pista, así que caminó por la casa hasta llegar al gimnasio que tenían en casa, encontrando a su prometida que practicaba kickboxing frente a una pera grande de entrenamiento.



- ¿Estás bien, Marlon? -


- SI… - Dijo la rubia en un tono fuerte mientras golpeaba el saco de box.


- Te fuiste sin decirle nada a nadie, eso no se hace, es algo muy grosero. -


- ¿En serio? No lo sabía. - Contestó Marlon golpeando más fuerte el saco, mientras Xelha alzaba una de sus cejas.


- ¿Estás molesta por algo? -


- ¿Por qué lo estaría? Tengo a una hermosa prometida, ardiente, inteligente, carismática, que se la pasa abrazando y diciendo lo maravillosa que es una chica que acaba de conocer. -


- Espera… ¿Estás enojada? -


- !Claro que estoy enojada! - Gritó la chica de ojos color índigo sujetando el saco. - Eres mi prometida, el anillo que llevas en tu mano es un compromiso que tenemos para unirnos en matrimonio, no puedo creer que se te haga tan fácil mostrarle tanto afecto a otra chica que yo. -


- ¿Estás celosa por Blanche? Es muy guapa y todo pero es sólo mi amiga. -


- Una amiga a quien le llenaste de bellos comentarios y la abrazaste con más cariño que a mí. -


- Marlon, no es así, sabes que te amo. -


- ¿Y porqué nunca lo demuestras frente a las demás? - Preguntó Marlon mostrando una cara triste. - Yo nunca temo mostrarte cuanto te amo, pero cuando estamos con todas, todo gira alrededor de ti, tu equipo, tu hermanita, tus planes, tú, tú, solamente tú. -


- No pensé que te molestara. -


- No me molesta que siempre seas tú, porque así te conocí, pero quisiera que en algún momento, tu mundo gire alrededor de mí. -


- Marlon. - Susurró Xelha sintiendo un dolor en el pecho al ver a su novia con ese rostro tan deprimido, atreviéndose a acercarse para tomarle las manos.


- Yo te amo, Xelha, desde que éramos niñas me enamoré de ti, sé que así eres tú, no me había molestado nunca, pero… Llega esa tipa y le muestras más afecto y la tratas como si fuese una maravilla del mundo y siento que estoy pintada para ti. -


- !Perdón! - Dijo la pelirroja tapando su rostro queriendo llorar, pero su novia la abrazó fuertemente para calmarla.


- No llores, ya… Perdón, no quería… -


- !Tienes razón! !No debí! Blanche me parece tan maravillosa y admiro tanto a su madre que perdí el control, perdóname. -


- Te perdonó, pero por favor, trata de ser más atenta conmigo, soy tu prometida, no te pido mucho, solamente que me trates como lo que soy, las chicas de seguro me ven más como una sirvienta que tu pareja. -


- !No, eso es horrible! - Lloró más la pelirroja mientras Marlon la atrapaba en sus brazos y frotaba su cabello. - No quiero que piensen eso de ti, eres mi prometida… Perdóname, perdóname. -


- Ya...Perdóname a mi por no decírtelo antes, no debí tampoco de responder así.-


- Sé que soy egoísta, mi hermanita siempre me lo dice, pero así soy, no pensé que eso llegaría a lastimarte. -


- Me gusta como eres. - Dijo Marlon levantando el rostro lloroso de su novia.- Así me enamoré de ti, desde que estábamos en la primaria y actuabas como toda una princesa, pero… Ya no somos unas niñas, pronto terminaré mi carrera y prometimos casarnos cuando eso pasara, quisiera que entendieras eso, amor, que ya no serás sólo tú, seremos nosotras. -


- Lo voy a intentar… Sniff… Desde hoy, nada de abrazos grupales, ni besos de mano. -


- No me refiero a eso, hablo de que me trates más como tu prometida, que no te olvides que estoy a tu lado porque te amo. -


- Y yo te amo, Marlon. -



Marlon besó en la boca a su novia para luego cargarla en sus brazos para llevarla a su habitación. Había escuchado que el sexo como modo de reconciliación era bueno pero nunca pensó que fuese tan bueno, tanto como para devolverle la sonrisa a las dos al estar recostada en la cama.



- Perdóname por ser una niña mala. -


- Ya… Trataré de no ponerme así otra vez, pero trata de ser más considerada, dame un espacio en tu mundo. - Comentó Marlon viendo como Xelha se sonrojaba con un rostro tierno.


- Tu eres mi mundo, Marlon, me esforzaré por mostrártelo. -


- Hace tiempo que no pones esa cara, cuando nos conocimos en el jardín de niños, pensaba que eras la niña más bonita del mundo. -


- Y yo pensaba que eras el chico más bonito del mundo, no fue hasta que jugamos al doctor que al estar desnuditas me di cuenta que eras una niña también. - Rio Xelha apenada al recordar esa vivencia.


- Eso pasa porque a mis papás les gustaba vestirme como niño, igual me gusta vestirme así, creo que va más con mi cuerpo. -


- Me encanta que seas mi príncipe. -


- Y tú mi princesa. -


- Oye… ¿Sabías que mi bisabuela Mitsuki llamaba a mi bisabuela Kaam su princesa? -


- Creo haberlo escuchado de tu abuela Yuki. -


- Sí, mi abuela dice que todo el tiempo la llamaba así y la trataba como si fuese una niña de cristal, que era como si no pudiera ser algo sin sus cuidados u aprobación, como si fuese en verdad su caballero, suena lindo y exagerado a la vez… Aunque, dice que la amaba tanto que cuando ella falleció, mi bisabuela Mitsuki no soportó su perdida y murió de depresión. -


- Eso me lo contó mi abuela JT. - Habló Marlon acurrucando en su pecho a Xelha.


- No quiero que sea así, lo nuestro, no quiero que todo el tiempo gire tu vida alrededor de la mía, también quiero hacer lo que tú quieres, que también tú tomes las decisiones. -


- Sé que no será así, que reconozcas que eres un poco egoísta es una mejora. -


- Te prometo que tendremos un lindo matrimonio, una linda casa donde estemos juntas y cuidemos de mi hermanita. -


- Xelha, aunque tu hermana parezca una preadolescente, no significa que tengamos que cuidar de ella todo el tiempo, también tiene el mismo derecho que nosotras de buscar su felicidad. -


- Lo sé, pero… - Hablaba Xelha tocando su pecho, mostrando una cara triste. - Tú sabes que mi hermanita necesita de alguien que la guíe, por más inteligente que sea, no es capaz de entender las relaciones o a las personas, podrá ser una genio pero escuchaste a la doctora, su razonamiento emocional es nulo, no lo procesa como debería. -


- Yo creo que están menospreciándola, esa chica le ha ayudado mucho y lo sabes, confía más en Lizeth… Hablando de ella, creo que llegó. -


- ¿A donde vas tan rápido, hermanita? - Preguntó Xelha al ver pasar a su hermana por la puerta abierta, mientras ella tapaba su rostro con su mochila.


- Un accidente. -


- ¿Accidente? Pero faltan cinco días para tu periodo. -


- No es eso, Victoria me trajo en su coche, Lizeth se despidió de mi con un beso, me descuidé un instante al ver un mensaje en mi correo y nuestros labios se tocaron, si me disculpas, necesito revisarme. - Respondió Xcaret apresurándose a su cuarto, mientras la pareja se quedaban mirando entre las dos.


- ¿Segura que no necesita nuestra ayuda? -


- Cariño, si sigues atendiéndola así, pareceremos más un matrimonio y ella nuestra hija pequeña. -


- ¿En serio? !Que lindo! -



Marlon sonrió al ver el ánimo de su pareja, aunque era algo peculiar y tenía un pensamiento muy egocéntrico la mayoría del tiempo, en el fondo, no era una chica mala, la amaba mucho, por lo que buscaría mejorar la relación juntas.


 

مكسورة و تالفة
Moderador
Registrado
20 Oct 2006
Mensajes
10,211
Me habría gustado que la "confrontación" de Xelha y Marlos (o los celos de Marlon, como se quiera ver) hubiera sido algo más difícil de resolver, ya sabes, como en la vida real que uno arma drama por todo y las cosas no se solucionan sólo por pedir perdón una vez =P
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475
Me habría gustado que la "confrontación" de Xelha y Marlos (o los celos de Marlon, como se quiera ver) hubiera sido algo más difícil de resolver, ya sabes, como en la vida real que uno arma drama por todo y las cosas no se solucionan sólo por pedir perdón una vez =P
:d pos si, sé como te encanta el drama pero recuerda que Xelha pues xd es ella, su novia le tolera y le aplaude muchas cosas, por eso es que pensé que la convencería rápido de perdonarla, :3 es su poder de estar buenorra.
 

مكسورة و تالفة
Moderador
Registrado
20 Oct 2006
Mensajes
10,211
:d pos si, sé como te encanta el drama pero recuerda que Xelha pues xd es ella, su novia le tolera y le aplaude muchas cosas, por eso es que pensé que la convencería rápido de perdonarla, :3 es su poder de estar buenorra.
Fuera de que me guste el drama, es que no me parece realista. Pero tampoco el cuerpo de Xelha y aun así no niego que está bien buena xD
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475
:3 Sigamos



MOVEMENT 6




El departamento de Meridiam tenía la visita de algunas amigas de su hermana, así como la novia de esta, Bridgette, el motivo de su presencia era la ayuda que estaban recibiendo Isabella y Lizeth, de primer grado de bachiller, de Xcaret, chica universitaria detrás de su físico de chica de secundaria que tanto llamaba la atención.



- Aquí es insolación y esto es un resfriado. - Explicaba la pelirroja a Isabella quien mordía el lápiz al no entender algunas cosas. - Debes de aprender a diferenciar los síntomas de padecimientos simples o se te complicara el tema de las lesiones musculares y fracturas. -


- Es que es muy difícil. -


- Te dije que tenías que estudiar, Isa, esta academia no sólo quiere tener las mejores deportistas, también las mejores estudiantes. - Habló Meri acercándose a Xcaret quien le miró con esos ojos celestes adormilados. - ¿Quieres galletitas? -


- Sólo si son de avena, no puedo consumir demasiada azúcar o empiezo a tener dolor de cabeza, nervios, a veces somnolencia. -


- Creo que tengo unas de coco ¿Están bien para ti? -


- Sí, gracias. -


- Xcaret ¿Me puedes explicar aquí? -



Meridiam regresó a la cocina para ir por un poco de té y las galletas prometidas a la pelirroja, encontrándose con su novia, Merlin, que preparaba la comida que darían a sus invitadas. La rubia abrazó a la castaña quien sonrió por el gesto y volteó para darse suaves besos en la boca.



- Esa niña es un amor ¿En serio tiene veintiún años? -


- Si, me encantaría que la comiéramos a besitos, pero ella está muy enamorada. -


- !Que linda! -


- Como su maestra, me gustaría ayudarle con eso. - Contó Merlin separándose para seguir picando las verduras. - La pobre no comprende bien las cosas, aunque no te miento que me gustaría que entre las dos le enseñemos todo. -


- Ya te dije, no podemos, es amiga de Isa. -


- Ya habrá otra chica que encontremos para nuestro plan, esperemos que sea tan linda como ella. -


- Merlin ¿Puedes ayudarnos con un tema? Xcaret se quedó congelada. -


- ¿Congelada? -


La maestra dejó a Meridiam a cargo de la cocina y fue a la sala para ver a su estudiante con la mirada perdida, mientras su novia e Isa le tomaban de las manos tratando de volverla en sí.



- Xcaret ¿Qué pasa? -


- La petirroja se descompuso cuando leyó esta pregunta. - Señaló Bridgette en el cuaderno de primer grado. - “Un compañero atraviesa un cuadro de depresión, demostrando tu empatìa y habilidades sociales promovidos en tu equipo, explica como tratarías su problema. “-


- Xcaret, estamos aquí, tranquila. -


- Es una ternurita. - Rio Merlin mientras atrapaba la nariz de la pelirroja por unos segundos, hasta que necesitó respirar y reaccionó moviendo la cabeza. - Volviste, bella durmiente. -


- ¿Qué te sucedió? -


- No me pasó nada, trataba de analizar la pregunta pero iba pensando en posibles respuestas y no llegaba a ninguna, lo más eficiente sería recomendarle ir con un psicólogo o un terapeuta, pero no se si eso sería una verdadera muestra de empatía o sería lo que se esperaba como acción común. -


- Es cierto, tu hermana nos dijo que tienes problemas con el razonamiento emocional. - Dijo Lizeth tomando las manos de la pelirroja quien le miraba fijamente.


- ¿Qué significa eso? -


- Que ella no comprende algunas emociones humanas y su implicación en las relaciones sociales, suele pasarle a muchos niños superdotados, sus capacidades se enfocan en diversas áreas y es a veces nula en el área socioafectiva. -


- Pero Xcaret tiene a Lizeth como su novia, eso significa que sabe del amor ¿O no? -


- En realidad, no lo sé todavía. - Respondió Xcaret mientras todas la miraban. - No comprendo bien que siento por ella, pero me siento bien a su lado, me gusta ser su novia, aunque no se si mi papel lo esté realizando debidamente. -


- Vamos por pasos, petirroja ¿Te consideras lesbiana? -


- No soy lesbiana, solamente me gusta Lizeth. -


- Xcaret. - Susurró Lizeth sonriendo sonrojada por escuchar por primera vez que le gustaba a su novia.


- Mmm… ¿Donde escuché esa respuesta? -


- Es algo que citó la doctora Liliana Cottonfield en su autobiografía, cuando habló de una mujer madura de cuerpo infantil, que desafiaba la biología, era una mujer demasiado inocente y con poca comprensión de la realidad, el amor que tenía por ella fue un secreto, ya que ambas eran mujeres casadas, Liliana menciona que esa mujer no se consideraba lesbiana, solamente estaba enamorada de su esposa, nunca dijo su nombre, pero por las características con la que la describe, he llegado a la conclusión que habla de mi tatarabuela Leyte Mannes. -


- ¿Ah? No entendí nada. -


- Lo que esta cabecita roja quiso decir es que ella no se considera lesbiana, ya que solamente siente atracción y aprecio hacia su novia, Lizeth. -


- Así es, maestra, por lo que no podría considerarme lesbiana, no tengo predilección por hombres o mujeres, solamente me siento bien en compañía de ella. -


- Petirroja, eres lesbiana, punto, no tienes que darle vueltas al asunto. -


- Y sobre el otro tema, señorita, te he dicho que te vamos a ayudar a trabajar con la empatía, debes de esforzarte por pensar menos y sentir más. -


- Pensar menos y sentir más… No lo entiendo. -


- Eres tan adorable. - Dijo Merlin dándole palmadas en la cabeza a Xcaret que sacudía su cabeza.- Lizeth, eres afortunada al haber hecho un espacio para ti dentro de esta peculiar niña. -


- Gracias, maestra. -


- Disculpe, no soy una niña, incluso tengo una licencia de manejo, pero no veo bien y suelo ponerme nerviosa así que evito manejar. -



Isabella sonreía al ver como platicaban Lizeth y Xcaret respecto a manejar, diciéndole la más joven que podía ayudarle a superar esos nervios, fue cuando volteó a ver a su novia, a quien se le acercó más para abrazarla.



- Andas muy cariñosa. -


- Es que, me hace feliz todo esto, mis amigas, estar aquí junto a mi hermana, contigo, es como un sueño del cual no quiero despertar. -


- Pero es la realidad, así que no temas a eso. - Dijo la morena acariciando la mejilla de Isa. - ¿Eres feliz conmigo? -


- Mucho, aunque no sé si tú te has sentido bien a mi lado, no sé mucho de tener un noviazgo o sobre fiestas y esas cosas que siempre platicas con Vicky y las demás, temo que pienses o que me veas como una niña que juega con muñecas todavía. -


- Nunca te vería así, eres menor, pero eso no significa que seas inmadura, tú me hiciste ver cosas que no conocía de mí y por ti es que decidí que ya era tiempo de buscar un rumbo para mi vida. -


- ¿Y cual es ese rumbo? - Preguntó Meridiam recargándose en el respaldo del sofá, al lado de Bridgette quien le miraba fijamente. - Tienes que tener algo en mente para tu futuro ¿O no? Mi hermanita viene de una familia bien, ella es modesta pero mis papás no se sentirán tranquilos si ve que su novia no tiene los pies bien plantados sobre la tierra. -


- !Meri! !No nos estamos casando todavía! -


- Así que si quieres casarte. - Sonrió la hermana haciendo que Isa se ruborizara al ser evidenciada.


- !Meri! -


- Ya, tranquila, dime, Bridgette ¿Qué harás después de que te gradúes? Isa seguirá en la preparatoria pero tú ya serás una egresada. -


- No lo he decidido, mi padre me pide que me haga cargo de la cadena de gimnasios que tiene, pero sólo lo haria si le cambia el nombre, La Vida Loca podría malinterpretarse, mi mamá me dice que sería una buena representante deportiva al conocer sobre el oficio, también podría ser modelo. -


- ¿Modelo? -


- Xelha me dijo que la compañía de su familia buscaba modelos latinas para una campaña que iban a lanzar, me invitó a mí, a Maya y la prima de Blanche, no lo sé, si la paga es buena y la ropa es linda, podría hacerlo. -


- Modelar no es nada del otro mundo, yo lo he hecho mucho, no hago menos a las modelos pero es mejor pensar en algo más completo en lo laboral. -


- Lo de los gimnasios suenan bien ¿O no, Meri? Sino mal recuerdo, ya fuimos a uno de esos gimnasios y nos gustó. -


- Mi hermana suele a ir también a uno de esos, insiste en que la acompañe, pero no me gusta, la ropa que me quiere poner cuando quiere llevarme se me ajusta mucho de la parte de los glúteos y no me gusta usar sostén deportivo al lado de ella, siento que lo hace a propósito para remarcar nuestras diferencias físicas y sigan su juego de creer que ella es la hermana mayor. -


- Le preguntaré si tiene fotos. - Dijo Merlin sacando su celular para mandarle un mensaje.


- Sea lo que sea, si no piensan dedicarse de lleno al voleibol, deben de tener planes a futuro, chicas. -


- Planes a futuro. -


- Así es, si quieres ser la mejor libero del mundo, tienes que pensar que será después de que lo logres, Isa. -



Meridiam lanzaba una buena pregunta a su hermana menor ¿Qué sería después de la academia y del voleibol? Lo que tuviese que pasar, había algo que no quería que cambiara, el hecho de que Bridgette esté a su lado.


 

مكسورة و تالفة
Moderador
Registrado
20 Oct 2006
Mensajes
10,211
Qué bonita mención de Lily y Leyte :3
Después de todo lo que ha pasado, se me olvida que Isa es algo así como la protagonista lol
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475
Qué bonita mención de Lily y Leyte :3
Después de todo lo que ha pasado, se me olvida que Isa es algo así como la protagonista lol
O-O- Es culpa de wolfito, le da mucha atención a Xelha y Xcaret, de seguro es por ser descendientes de Kaam, jaja. (Igual porque Xelha está buenorra y le divierte escribir de ella y porque Xcaret físicamente es parecida a Kaam y si lo piensas, su mentalidad es algo parecida a Kan).
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475
O-O- SIGAMOS WIUWIU




MOVEMENT 7



Isabella y Bridgette trotaban en la cancha de basquetball de un parque cercano al apartamento de su hermana, Meridiam había insistido a su hermana menor que se se mudara a un apartamento al lado de él de ella, para estar al pendiente y que tuviera más espacio que los cuartos de los dormitorios, terminó accediendo al pensar en que al estar fuera del campus, podría pasar más tiempo con su novia sin que les llamaran la atención. Isa había tomado más en serio la pregunta que le hizo Meri respecto a su sueño, para ser la mejor libero, no solamente tendría que superar a las profesionales, que existiera Xcaret era algo que no esperaba y le hizo entender que había prodigios capaces de rivalizarla.



- Paremos. - Dijo Bridgette viendo como Isa se agachaba al estar cansada.


- Podemos dar más vueltas. -


- Ya hicimos suficiente, sentémonos. -


- Ok… - Respondió la rubia mientras se sentaban en una banca, viendo como su novia sacaba dos botellas de agua.


- No necesitas esforzarte de más, sé que estarás lista para el torneo. -


- No quiero ser superada por Xcaret, es mi amiga y la quiero mucho, pero ella dejó sorprendida a mi hermana y siempre tiene un plan en mente para su equipo. -


- Esa chiquilla es muy buena, pero a diferencia de ti, le falta garra. - Comentó la morena abrazando del hombro a su novia. - Nadie tiene más ganas de ganar que tú. -


- ¿Qué hay de Xelha? -


- Ella es punto y aparte, su ego es tan grande como su boca. - Dijo Brid haciendo reír a Isa.


- Gracias por animarme. -


- Somos un equipo ¿O no? -


- Brid… Estaba pensando en lo que dijo mi hermana, sobre el futuro. -


- ¿Qué pensaste? -


- Que… Me gustaría que … Sigamos juntas. - Dijo Isa sonrojándose por el comentario, haciendo sonreír a Brid.


- Seguiremos juntas si es que no te aburres de mí. -


- !No lo haría! Me siento feliz contigo, me haces tener más confianza en que puedo lograr las cosas. -


- Eso mismo me haces sentir tú. -


- Te amo, Brid. -


- Y yo a ti, Isa. - Susurró la morena acercando más a su novia a ella para besarla suavemente en la boca.


- Yuju, Isa, nueve de la noche. -


- ¿Qué? Pero dijiste que podía estar hasta las diez. - Reclamó Isa al ver a su hermana que llegaba a buscarla.


- ¿Diez? No lo recuerdo. -


- Haz caso a tu hermana. -


- Pero quería pasar más tiempo contigo. -


- Lo pasaremos en la academia. - Sonrió Bridgette besando a Isa, para luego jugar con su cabello.


- Vamos, los besos cuando yo no esté presente. -


- Ve adelantándote, quiero platicar con tu hermana. -


- Ok… Pero no se peleen. -


- Claro que no ¿Por qué piensas que… Olvídalo. - Dijo la morena jugando con el cabello de Isa.



Isabella caminó hacía los apartamentos, dejando a Meridiam acompañada de Bridgette, que la despedía. La rubia volteó hacía la novia de su hermana que le miraba con una calma distinta al coraje mostrado en días antes.



- ¿De qué quieres hablar? -


- Trata de no exigirle tanto a Isa. - Comentó Bridgette a Meri quien se sorprendió por el comentario.


- Yo no le exijo nada. -


- Qué le insistas con tu equipo, que la enana roja es esto y aquello, Isa tiene su sueño muy presente, no ocupa más tensión. -


- Yo sólo lo hago para que se sienta más motivada. -


- Lo sé, pero me preocupa que quiera hacer más ejercicio de lo debido y que se sobre esfuerce. -


- Le diré que le baje el ritmo. -


- Gracias. -


- Te pido disculpas. - Dijo Meri jugando con un mechón de sus cabellos.


- ¿Disculpas? -


- Pensé que eras una perra. -


- Ouch. -


- Me dejé llevar por lo que me dijeron otras jugadoras y tenía razón Merlin, no debí juzgarte. -


- Es normal, te preocupas por tu hermana siendo una chiquilla aún. -


- De las tres quinceañeras de la familia, Isabella es la más inocente e infantil, me sorprendió que de repente me dijera que salía contigo. -


-Aún no me creo que salgo con ella, es una niña maravillosa, siento que por ella me he hecho mejor persona. -


- Cuídala mucho ¿Si? - Dijo Meri a Brid quien le sonrió por el comentario.


- Me lo dices como si ya no estuviéramos casando. -


- Perdón, no estaría bien eso, no cuando la mayor debe de casarse primero. - Rio la rubia provocando la risa de la morena.


- También perdoname. -


- ¿Y yo porqué? -


- Pensé que serías una tipa obsesionada con su hermana menor, como Xelha. -


- Quiero mucho a Isa, porque es mi hermanita, lo de Xelha con su hermanita, aquí entre nos, creo que la desea. -


- No eres la única que piensa lo mismo. -


- Dejando de lado que Xelha pueda ser alguien con complejo de hermana, ella es una chica temible, creo que si se convierte en la capitana del equipo de Italia y agrega a todas sus amigas, es posible que sean las próximas campeonas del mundo. -


- ¿Tanto así? -


- Sí, pero como te dije, es posible, el equipo griego podría ser el único que pueda hacerle frente, Isa, Vicky y Nivy son lo mejor que podemos obtener para reforzar al equipo actual. -


- Me da un poco de gracia. -


- ¿Qué te da gracia? -


- Sí yo participo por Japón, no creo que se los deje fácil. - Dijo la morena haciendo reír a Meri.


- ¿Estás diciéndome que participarás? -


- Tú lo dijiste, es posible, ya lo veré después del torneo. -


- Suerte. -


- No ocupo suerte, si no demostrar mi habilidad. - Contestó Bridgette dándole la mano a Meri.


- Muy cierto, empiezas a agradarme. -


- Y tú a mí. -



Ambas chicas se sonrieron y se despidieron, pensando en que el torneo que estaba a punto de empezar definiría muchas cosas.
EL torneo por fin llegaba y los dos equipos se mostraban listos para participar, el equipo de Vicky portaba el color azul marino y él de Xelha un color rojo bandera, pero sin importar el color, iban lado a lado al hacerse la inauguración de los torneos regionales, siendo él de voleibol uno que causaba mucho revuelo por todas las participantes relacionadas a leyendas del deporte. Tras la presentación se hizo la tradicional tómbola de participación, algo que se hacía para hacer más sorpresivo los encuentros al hacer que todos los equipos no supieran contra quien jugarían, teniendo la fortuna el equipo A de la Step Fast ser quienes tuvieran el primer encuentro contra las seleccionadas de Okinawa.


- !Genial, nos toca inaugurar! -


- Las de Okinawa siempre han tenido un buen equipo, no dudes que serán todo un reto. - Dijo Bridgette a la capitana que parecía ignorarle, así que volteó a ver a su novia que sonreía bastante. - Te veo muy emocionada. -


- !Si! Es mi primer torneo fuera de Italia y con todas ustedes, en la academia de mis sueños y… !Y! -


-Sí que estás emocionada. - Rio la morena abrazando a Isa, quien pataleaba al ser levantada por la felicidad.


- Tienen suerte, les toca lucirse primero, nosotras jugaremos media hora después de ustedes, espero que las cámaras estén listas para admirar a mi equipo, ups, a nuestro equipo. -


- ¿Nuestro equipo? ¿La fresita acaba de llamarle nuestro? -


- Está en proceso de mejora. - Comentó Marlon abrazando a Xelha por detrás haciéndola reír.


- Cariño, me harás apenar, pero no me sueltes. -


- No pensaba hacerlo. -


- !Chicas, tengo unas grandes noticias! -


- Qué sea que por fin cerrara la boca. - Susurraba Nivy haciendo reír a quienes alcanzaron a escuchar.


- Mi amor y yo decidimos, escuchen bien !Decidimos! Es decir, entre las dos ¿Ok? -


- Ajá, lo entendemos, por fin tomaste en cuenta a alguien más en lo que decidiste. - Comentó Nivaria nuevamente haciendo reír a todas.


- !Obvis! Cómo una chica adulta y responsable, como decía !Adelantamos nuestra boda! !Aplausos por favor! -


- ¿Boda? ¿Se casan? -



Todas las chicas empezaron a aplaudir a la pareja que se abrazaba y besaba sin miedos o dudas, eso tomaba a todas por sorpresa, sabían que estaban comprometidas pero que la boda de ellas se adelantara fue inesperado.



- ¿En serio se casarán ya? -


- !Obvis! En un mes más, no quiero soltar a Marlón y quiero dejar claro que soy chica de una sola chica ¿Verdad, cariño? -


- Estoy emocionada de que sea yo quien te despose. - Sonrió Marlon rodeando la cintura de su novia quien le miraba encantada.


- Mi príncipe. -


- Mi doncella. -


- !Mierda!!No puedes casarte todavía! - Exclamó Vicky sorprendiendo a todas. - !Tengo mi tarjeta de crédito congelada por mis papás y no he comprado un vestido! -


- No se preocupen, todas ustedes son mis damas de honor y les diré cuando se juntarán para tomar las medidas. -


- Ups, eso resuelve el problema. -


- Y mi linda hermanita será quien cargue mi velo. -


- Eso lo hacen los niños. -


- Pero quien tiene está carita de niña preciosa que todas queremos. - Habló Xelha pellizcando las mejillas de su hermana mayor, quien sólo cerraba los ojos. - Además, nuestros papis están de acuerdo y ya te ordené el vestido. -


- No es justo, prometiste no usar a nuestros papás en mi contra. -


- Ups, pero piénsalo, así estarás cerca de mi y podrás prepararte mentalmente para cuando te cases. -


- ¿Casarme? -


- Claro, Lizeth será la que gane el ramo. - Comentó Xelha guiñándole el ojo a su cuñada.


- !Oigan! ¿Pueden dejar de hablar de bodas? Tenemos un partido que ganar. -


- Parece que a alguien le puso nerviosa hablar de bodas, jaja. -


- Sí claro. - Respondió Bridgette suspirando al dar la vuelta, pensando. - Apenas vamos bien con nuestro noviazgo como para que nos emocionemos con eso. -


- !Bien chicas, Bridgette tiene razón, vamos a ganar! -


El equipo de Victoria salió a la cancha, todas seguían a la capitana que mostraba una gran sonrisa llena de seguridad, alzando su mano para saludar a la gente. El ánimo de Isabella era tan grande como sus ganas de demostrar por qué estaba ahí, más cuando vio que en la grada V.I.P. estaba su hermana, Merlin y una sorpresa más, una de sus ídolos recientes, Blanche II (segunda), madre de la nueva integrante del equipo de Xelha estaba ahí presente.



- ¿Ya vieron? !Es la jugadora número uno de la última década! -


- ¿Tu hermana? Está bien buena pero ser la mejor de la década. -


- Vicky, uno de estos días, uno de estos días. - Habló Nivy jalándole la oreja a su novia por el comentario.


- !Hablo de Blanche II! !Ahí está! -


- Es normal ¿No crees? Su hija está participando y quieren que sea la nueva entrenadora. -


- ¿En serio? -


- Sí, esperemos que lo sea, por fin nos entrenará una jugadora de primera. - Comentó Marishka con las manos en la cintura.


- La entrenadora es una buena jugadora. -


- Sí, pero no es nada comparado a Meridiam Filiko o Blanche II, esas dos parecen de otro planeta. -


- Y si… !No puedo creer que esa mujer tenga treinta y dos! !Está tan buena como su hija! -


- !Victoria Topazzio! - Gritó Nivaria jalando ambas orejas de su novia.


- !Ya, es broma, auch, auch! -


- Mira bien, Meri… Seré la mejor, lograré mi sueño. - Pensaba Isabella mirando hacia su hermana que le miraba también.


- !A jugar, chicas! -


- Me pregunto si Maya me estará viendo. - Pensaba una rubia delgada y de estatura media, volteando hacía las gradas, viendo a una morena, provocándole una ligera sonrisa. - Me vino a ver… Me vino a ver. -





 

مكسورة و تالفة
Moderador
Registrado
20 Oct 2006
Mensajes
10,211
Jajaja, el tío raboverde Vicky siempre me hace reír =P
Xelha siempre se roba el protagonismo y mientras tanto Isa sigue echándole ganas.
 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475
SIGAMOS WIUWIU O-O-



MOVE 8




El partido de apertura iniciaba con servicio del equipo de Okinawa, rival conocido por parte de Vicky y las demás veteranas, más no así por Isa, Lizeth y la nueva integrante, Annie, por lo que la capitana no dudó en decirles que confiaran en si mismas como el mejor consejo que podía darles. Un saque directo llegó al lado de ellas, siendo cortado por la defensa de Marishka, pasando a Ariel quien puso juego para Bridgette, logrando el primer punto rápidamente.



- !Esto será pan comido! - Dijo Vicky mientras todas chocaban sus manos.


- No te confíes Iron Girl, ese saque fue uno de prueba, Isa, te recomiendo que mantengas postura más cerca de la parte trasera, ese equipo suele siempre buscar complicar los balones en el fondo. -


- Entendido, Brid. -


- Oye, yo soy la capitana. -


- Entonces ¿Qué ordenes nos das, capitana? - Preguntó Bridgette a Victoria quien sacó su lengua y levanto su pulgar.


- !Vamos a darles una paliza! -


- ¿Eso es todo? -


- No sé me ocurre más, jaja, ok, ok, Mariska y tú mantengan sus posiciones, Ariel, Bridgette y yo nos encargamos de arriba, en las rotaciones trataremos de estar manteniendo posiciones neutrales para cubrir bien el campo. -


- Eso me gusta. -


- !Vamos! -



Como había advertido la jamaiquina, los balones siguientes apuntaban hacía las esquinas del fondo, pero no esperaban que tuvieran una libero tan veloz y ágil como Isa, que lograba alcanzarlas con facilidad y si alguna se les complicaba, se lanzaba imitando los movimientos de su ídolo, Samantha Topazzio, no por nada practicó unos años un poco de gimnasia junto a una de sus primas para mejorar su flexibilidad, por lo que rápidamente se impusieron con un set de los 2 de 3 que ocupaban para ganar.
La gente empezaba a hablar aprovechando el tiempo de cinco minutos antes de empezar el segundo set, se notaba el morbo en el aire por ver que en ese equipo había chicas tan relevantes: Isabella Filiko, hermana menor de la capitana del equipo griego y el número uno del ranking de los últimos años, Bridgette Mclaren, hija del mejor jugador de voleibol varonil del siglo, Lizeth Longyard, bisnieta de la mejor jugadora de tenis de Inglaterra Amanda Longyard y la capitana, Victoria Topazzio, nieta de la mejor jugadora de la historia y la mejor libero de la historia, Melissa Topazzio y Samantha Topazzio, respectivamente.



- !Lo estás haciendo genial, Isa! - Gritó Vicky abrazando a la más chica del equipo quien sonreía por el gesto.


- Esas chicas son muy buenas, pegan bastante fuerte. -


- Sí, pero no tienen un control del balón como el año pasado, están sacrificando potencia por puntería. -


- Annie, Lizeth, ustedes entrarán por mi y por Bridgette. -


- ¿Hablas en serio? Ustedes son nuestras mejores atacantes. -


- Así es, en la rotación van a quedar Ariel, Marishka y Nivy adelante, nosotras dos no somos tan rápidas en la defensa, ustedes son ágiles y son buenas creando jugadas, traten de mandar balones a Nivy o Marishka, las demás van a estar concentradas en cubrir a Ariel porque saben de su puntería. -


- Y cuando descubran nuestro plan, simplemente cambiamos a Ariel ¿Cierto? -


- Por eso eres mi novia. - Dijo Vicky levantando su pulgar.


- Bien !Vamos, por el segundo set! -


El partido siguió con la nueva formación para esa rotación, como previó Vicky, la velocidad que tenían Lizeth y Annie fue efectiva para la defensa, no eran tan altas como Nivy o Marishka, pero tenían suficiente velocidad y agilidad para ayudar a cubrir a Isa y manejaban bien el balón para dejar juego a las del frente. A pesar del plan, no fue fácil ese segundo set, el equipo de Okinawa aprovechó que los dos pilares de estatura que defendían de forma casi perfecta ya no estaban (Vicky y Bridgette con sus metro ochenta) así que empezaron a ser más arriesgadas en los remates, acercándose en la puntuación.



- Son duras. -


- Tengo una idea, chicas. - Dijo Isabella mientras hacían el teamback. - Annie ¿Eres buena clavando o no? -


- No lo sé, siempre remataba Maya. -


- Tengo entendido que haces remates en seco ¿O no? -


- Algo, no es nada del otro mundo, es empujar con los dedos para que el balón caiga en seco pegado a la red. -


- También lo sabe hacer Lizeth, ellas pasarán al frente, tratemos de aprovechar eso, las chicas que rotarán en su equipo son altas y no tendrán tiempo de reacción. -


- Suena perfecto, no necesitamos a la petirroja teniéndote a ti, Isa. -


- Gracias. - Rio Isa mientras era abrazada por su novia. - Perdón, Liz, no hacemos menos a Xcaret. -


- Tranquila, es mi novia, pero en este torneo es mi rival. -


- !Así se dice! - Exclamó Vicky dándole una fuerte palmada en la espalda a Liz. - No estés pensando en su precioso culito ahora, concéntrate en el plan.-


- La única que anda pensando en obscenidades aquí eres tú, Vicky. -


Las chicas regresaron al campo y pusieron a prueba el plan de Isa en un rescate de balón que llegó hasta Annie, que a pesar de su estatura de unos cuantos centímetros mayor a Isabella, tenía un potente salto, las rivales brincaron para hacer pared pero fueron tomadas por sorpresa al ver como la chica de cabello a media melena empujaba el balón a un costado con sus dedos, dejando que la gravedad hiciera lo suyo. En otra jugada, la que fue tras el punto fue Lizeth, nuevamente fue cubierta por la defensa al ver que estiraba su brazo dando a entender que trataría de rematar, pero era una finta para que con su otra mano alcanzara a rozar el balón para dejarlo caer. A pesar del esfuerzo que dio el equipo de Okinawa, Vicky y compañía lograron llevarse los dos sets, obteniendo la victoria.


- !Si, dos partidos más y pasamos a semis! -


- Son eliminaciones directas ¿Verdad? Esto es más divertido de lo que pensaba. - Comentó Annie a Vicky mientras chocaban manos.


- Hiciste un gran trabajo, Isa. -


- También tu, Brid. - Sonrió Isa abrazando a su novia quien acariciaba su cabello.


- Tu hermana parece emocionada. -


- Si, aunque me apena que haga eso. - Dijo la rubia al voltear junto a Bridgette a ver las gradas, donde Meri tenía un cartel de felicitaciones que parecía hecho manualmente.


- !Chicas, tienen que ver esto! -



Todas se acercaron a Lizeth que veía su celular, había un comentario que le pasó su novia y por los gritos que se escuchaban desde la cancha de al lado, parecía ser todo cierto.



- Debe de ser una broma. -


- El equipo de ellas ganaron ambos sets sin permitir un sólo punto. - Habló Liz mientras todas se miraron y decidieron correr a la otra cancha.


- !El equipo de Miyazaki quedaron en tercer el lugar el año pasado! ¿Cómo pudieron perder así? -


- El equipo de Maya es bastante fuerte, me pregunto si eso la tiene motivada. - Pensaba Annie mientras llegaban a la cancha contigua.



El grito y aplauso era general para el equipo que se encontraba al frente, sin dudas, Xelha estaba en su mundo, saludaba a todos y levantaba a su hermana mayor más conocida como su “hermanita”, era inaudito que uno de los mejores equipos del año pasado fuese ridiculizado de esa manera, pero al escuchar los comentarios en el micrófono presumiendo un equipo de estrellas, más incrementaba la preocupación de los demás equipos del torneo: Xelha y Xcaret Mannes, integrantes de una larga familia de grandes jugadoras legendarias entre las Mannes y Noihara, entre ellas, las míticas Kaam Goheid y Mitsuki Noihara, así como sus hijas, Xian Lao, futura jugadora del equipo de Hong Kong, Bimba Boskovic, postulante para la selección de Croacia, Marlon Plates, novata italiana del año en atlestimo, Maya Rezzende, jugadora de nivel olímpico de voleibol de playa y por último, Blanche III, hija y nieta de jugadoras legendarias en ese deporte que compartían nombre.


- Esas tipas, se están robando las cámaras. -


- Sin dudas, nos veremos en las finales. -


- Así es, le borraremos esa sonrisa a la fresita ¿O no, chicas? - Dijo Bridgette haciendo que todas sonrieran por el comentario.


- Les ganaremos, sé que les ganaremos. -


- No lo dudes, así será. - Complementó la morena a Isa, quien sonreía sin dejar de ver a sus amigas y rivales.


Los días pasaron y ambos equipos estuvieron dando lo mejor de sí en los dos partidos siguientes, logrando obtener los tres partidos consecutivos que les aseguraban su pase a semifinales, al ser encuentros de eliminación directa. Los espectaculares de las revistas deportivas de Japón empezaban a hablar de las leyendas nacientes, de la rivalidad que parecía existir entre los dos equipos estelares de la academia Step Fast y sobre todo, el gran paso perfecto que llevaba el equipo autonombrado Hokaido Climax, sin ser de Hokaido pero a su capitana le parecía un título genial y brillante. La gran dificultad para el equipo de Vicky estaba en ellas y superar lo que llamaban el equipo escolar de la década, así como a lo que definían como el futuro equipo campeón al poseer varias de las que serían las integrantes de Italia.
Pero esa noche no era para pensar en eso, sólo por esa noche previo a las semifinales, ambos equipos se divertían para festejar el gran avance que tenían y que a como iban, sin dudas sería una final entre ellas.




- !Salud! - Exclamó Xelha arriba de una silla, levantando su copa mientras su equipo aplaudía. - !Gracias, gracias! Nada de esto sería posible sin ustedes, chicas. -


- ¿La fresita está agradeciendo a las demás? Eso es nuevo. -


- Escuché que tuvo una discusión con Marlon sobre su forma de ser y trata de mejorar. -


- Es más raro eso, no las veo discutiendo. -


- Mmm… -


- ¿Qué tienes, Xcaret? Preguntó Isa dejando un rato a Bridgette para prestarle atención a su amiga.


- Todas están celebrando con sidra y a mi me dieron jugo de manzana. -


- Eso es porque no puedes tomar alcohol y lo sabes, hermanita. - Respondió la pelirroja al estar atenta a su hermana.


- Lo sé, pero soy parte del equipo y me hubiera gustado celebrar de la misma manera que ustedes. -


- Ay… Marlon, un pañuelo por favor… Sniff… Mi hermanita quiere portarse como una chica normal. -


- Ten mi amor. -


- Crece tan rápido. - Hablaba Xelha mientras su novia la abrazaba y limpiaba sus lágrimas.


- Par de ridiculas. -


- A mi me parecen lindas. -


- Vicky, todas te parecen lindas. -


- No te pongas celosa, Nivy, tú eres la más bonita. -


- Si es cierto eso ¿Por qué les dieron sidra a las de primero? Ellas no tienen edad para tomar. - Comentó Marishka captando la atención de todas.


- Mmm.. Por qué son parte del equipo. -


- Debes de estar bromeando. - Pensó Marishka al escuchar eso de Xelha, para luego suspirar y tocar el hombro de Xcaret. - Mis condolencias. -


- ¿Por qué? No he tenido ningún suceso lamentable en estos días. -


- Lo digo por la hermana que tienes. -


- Oh… No lo entiendo. -


- Oigan ¿Y Blanche? - Preguntó Isa buscando a la nueva jugadora.


- Ella tenía una cita con mi primita, nos pide disculpas. -


- ¿Por qué el interés en ella? -


- Huele a celos, jaja. -


- No es nada importante, es que me prometió que se llevaría mi revista para que la firmara su mamá. - Habló la joven rubia sacando una revista deportiva teniendo de portada a la mencionada.


- Isa, no cambias. -


- ¿Eh? -


- Todos los reflectores han apuntado a ti por todo lo que has hecho y sigues pensando en tus ídolos. - Comentó Bridgette abrazando de la cintura a su novia, quien se río apenada.


- Es que… Ellas son las personas a las que aspiro a lograr ser. -


- A tu hermana no le gustará ese comentario, seguro pensará que no la admiras a ella. -


- !Por el contrario! La admiro mucho, pero ella también las admira tanto como yo. -


- No lo sé, yo no veo que le pidas su autógrafo. - Dijo La morena haciendo que todas se rieran mientras Isa se tapaba con la revista.


Mientras todas las chicas celebraban, una pelirroja que sobresalía por su vestido blanco con moños rojos (nuevamente elegido por su hermana), salía al balcón, para mirar las estrellas y relajarse del alboroto dentro de la mansión, no era habitual celebrar así, le ponía incómoda tantas voces,gritos, música y gente tan pegada una de la otra, pero quería acompañar a sus amigas y ese afecto que les había agarrado a ellas superaba su lado quisquilloso. Aunque había otro motivo que le hacía salir un poco del escenario, pensar que no se merecía del todo ese festejo, todas las demás hacían un gran esfuerzo y sentía que ella, al estar ahí más por compromiso que por gusto al deporte, no debía festejar aún.
Un abrazo repentino por detrás de su cuerpo le hizo dar un ligero brinco, sabía que solamente una persona tendría ese atrevimiento y permiso para ello, por lo que se relajó lentamente hasta mirar por su hombro, cruzando su mirada con Lizeth, aquella joven de quince años que se hizo un espacio en su vida, tiempo y corazón.



- No debiste hacer eso, sabes que me pone nerviosa. -


- Por eso lo hice. - Sonrió Lizeth mientras abrazaba por detrás a Xcaret. - Te has esforzado mucho, también mereces divertirte con todas ahí adentro. -


- ¿Cómo lo supiste? -


- Aunque no lo creas, eres muy parecida a tu hermana. -


- Yo no veo ningún parecido, ella luce como una joven correspondiente a su edad cronológica y me hubiera gustado tener un desarrollo físico similar. -


- Me refiero a que eres tan orgullosa como ella. - Comentó Liz volteando a Xcaret, tomando sus manos. - Seguro piensas que no te has esforzado como las demás, que ellas están siguiendo su sueño y tú estás aquí, por tu hermana, por mi, por la amistad y compromiso hacía todas ¿Cierto? -


- Sí… -


- Pero no es así, tú has hecho mucho por todas, no lo aceptas, pero también temes perder, en eso también te pareces a ella. - Sonrió la joven de cabello negro mientras Xcaret le miraba fijamente. - La manera en que juegas, en que te arriesgas, es la muestra de que muy en el fondo, quieres ganar, quieres la victoria. -


- Sabes que no me gusta hacer las cosas de mala manera, cuando me comprometo a algo, doy mi mejor esfuerzo, no tendría sentido para mí aceptar un compromiso si no estoy dispuesta a esforzarme. -


- Pero nadie te pidió jugar. -


Xcaret se quedó sin palabras tras ese comentario, era cierto que su hermana fue la que insistió en que jugara a su lado, pero nunca la obligó o se lo puso como una propuesta formal. Su rostro poco a poco fue levantado por las manos de su novia, quien le sonreía con esa mirada tan dulce que siempre le daba y le causaba nervios.


- ¿No has pensado que la verdad es que querías jugar con nosotras? Querías divertirte. -


- Divertirme… -


- Xelha me ha dicho que nunca te vio divirtiéndote, siempre estuviste apartada de todos, encerrada en tu cuarto, leyendo, tal vez, el voleibol te atrajo o fue por nosotras, tus amigas, estábamos ahí. - Comentaba Lizeth mientras Xcaret parpadeaba lentamente al procesar sus palabras. - ¿Puedo saber que sientes al jugar? -


- Yo… Me siento llena de energía, siento que formo parte de algo, que estoy ahí para cumplir algo vital, me siento… -


- ¿Feliz? -


- Feliz… - Susurró Xcaret mientras cruzaba su mirada con su novia quien le rodeaba la cintura para acercarla más.


- Esa es la razón por la que estás en el equipo, por lo que te mereces este festejo también, porque te hace feliz formar parte de nosotras, te diviertes junto a todas. -


- ¿Cómo es que parece que tú sabes más de mí que yo misma? -


- Por qué te gusta hacer difíciles las cosas sencillas, porque a todo tienes que hallarle una razón, como tu novia, trato de buscar las razones que puedas entender. -


- Eres la primera persona que me trata así. - Habló la pelirroja cortando un poco su voz, teniendo los ojos un poco llorosos. - Perdóname por no ser cómo las demás, por hacerte difícil las cosas. -


- Yo nunca dije que quería que fuese fácil, tu hermana me lo advirtió, estar a tu lado es complicado, pero es lo más gratificante que he recibido, porque eres la chica que amo. -


- Y … Tú… Yo… No sé que decir… Trato de encontrar las palabras correctas para lo que tú significas para mí y no las hallo. -


- No ocupas decirlas, ya sé la respuesta. - Sonrió Lizeth al ver los ojos llorosos y el sonrojo de Xcaret, animándose a tomarle las mejillas para besarla. - Esas dos palabras sobran. -


- ¿Dos palabras? … ¿Cuá… -



Xcaret decidió no hablar, sería grosero detener ese suave y cálido beso que recibía de Lizeth, aflojando su cuerpo al ser abrazada por ella, sin darse cuenta que su hermana y su cuñada las estaban espiando junto a todas las demás, algunas llorando por lo cursi de la escena y otras alegres por ver el avance entre las dos.



- Ay… El pañuelo por favor. - Murmuró Xelha limpiando sus ojos de nuevo. - Mi hermanita es tan afortunada de tener una novia tan linda y atenta con ella. -


- Me sorprende Lizeth, se ha esforzado bastante para entrar al mundo de Xcaret. -


- Yo no lo sé, pero creo que vamos por ella ¿O no? - Dijo Vicky levantando su pulgar y sacando su lengua. - Ella también es parte del equipo y debe de sentirse como tal ¿O no, chicas? -


- No me gusta decirlo, pero estoy de acuerdo contigo. -


- Gracias, Nivy. -


- !Vamos! - Gritó Isa animada por las palabras de Vicky, tomando por sorpresa a la pareja. - !Xcaret, ven adentro! !La fiesta no puede seguir sin ti! -


- Ya escuchaste. -


- Sin mi… - Pensó la pelirroja sonriendo tenuemente por el comentario.


- !Marlon, la cámara, rápido! !Mi hermanita sonrió! -


- !Ya voy! -

 

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
3,475

O-O- SEGUIMOS CON ESTA HISTORIA QUE OBVIAMENTE NO TRATA DE XELHA Y XCARET -GUIÑO, GUIÑO ¿O no, Kissu Kissu ?



MOVEMENT 9




Las semifinales estaban a punto de empezar y esta vez, ambos equipos tendrían sus partidos al mismo momento. Todas estaban emocionadas, habían tenido una racha admirable eliminando a fuertes equipos y todo apuntaba a verse entre ellas en la final, pero no podían confiarse, al menos las demás, porque la capitana de ese equipo como siempre estaba llena de confianza, como no estarlo cuando dos de los tres partidos en las rondas los habían ganado sin recibir un punto en contra.



- Bien chicas, les toca a ustedes ganar y encontrarnos y ganarles en la final. - Dijo Xelha a sus amigas mientras el equipo se alistaba en el vestidor.


- Vaya confianza, todavía crees que nos van a ganar. -


- Si una no confía en su equipo desde antes de jugar, no ganará. -


- En eso tiene razón. -


- !Yahooo! !Hola a todas! -



Todas las chicas voltearon al escuchar la voz de Meridiam, quien llegaba a los vestidores, acercándose rápido a su hermana para darle un fuerte abrazo, levantándola del suelo.


- !Isaaaa! -


- !Meri! ¿Qué haces aquí? -


- Me dio ganas de saludarlas antes de que jueguen las semis, lo han hecho bastante bien. - Comentaba la profesional acariciando el cabello de su hermana menor. - Me han sorprendido todas, en especial tú, Xelha. -


- Obvis, soy la mejor jugadora. -


- Payasa. -


- Será algo payasa pero tiene razón. - Dijo Meri con las manos en la cintura, sorprendiendo a todas. - Ella, Blanche y Maya están a un nivel envidiable, y no es por ser grosera, pero de su equipo solamente Bridgette ha estado a su nivel. -


- Lo dices por molestarnos. -


- Hablo en serio, incluso tú, Vicky, te estás limitando mucho ¿Por qué? -


- Jaja, no es nada. - Contestó Vicky sacudiendo su mano biónica, siendo notado por Nivaria que la sujetó de los hombros.


- Vicky, tu mano. -


- ¿Mi mano qué? -


- ¿Por qué no lo dijiste? -


- ¿Decir qué? - Preguntó Isa mientras todas se acercaban a Victoria.


- Ella no está usando el brazo de policarbonato ¿Cuando cambiaste de brazo? -


- Pensé que no lo notarías, la mandé a hacer igual. - Dijo la rubia sacando su lengua mientras se quitaba la blusa para enseñar la montura del brazo. - Antes de empezar el torneo, la federación me ordenó usar este nuevo modelo, incluye unos electrodos que estimulan mis nervios. -


- ¿Qué significa eso? -


- Que tengo sensibilidad con este brazo, es como tener uno de verdad… Aún no me acostumbro. -


- ¿QUÉ? ¿POR QUÉ ACEPTASTE ESO? - Exclamó Isa mientras Vicky se reía algo apenada.


- No es para tanto, lo haré bien. -


- Hum… Se tomaron muy en serio eso. -


- ¿De qué hablas, Meri? -


- Ya me habían advertido de esto cuando invité a Vicky a estar en la selección de Grecia. - Habló Meridiam teniendo la atención de todas las presentes. - Piensan que Vicky tiene ventaja al tener un brazo que no se agote, no se lastime o que su calibración no corresponda al de un brazo real. -


- !Eso es una estúpidez! Siempre calibran la fuerza de su brazo antes de cada partido. -


- Pero ya vez, hay equipos que ponen cada pretexto para querer interferir. - Dijo Meri suspirando mientras cruzaba sus brazos. - Incluso querían echarme a mí problemas diciendo que convocarte a ti era favoritismo, a pesar de que en las visorias tú eras la mejor jugadora de tu generación. -


- No sabía eso. -


- A veces los deportes se turbian mucho por culpa de los interés personales de los países, como le pasó a tu mamá. - Dijo Meri mirando a Blanche que terminaba de ponerse su uniforme.


- ¿Su mamá? ¿Hablas de la señora Blanche II? -


- Cuando la señora Blanche II inició su carrera, hubo muchos países que presentaron quejas por qué insistían en que era un clon de su madre, a pesar de que se compró una y otra vez que su esposa y ella habían optado por la fecundación in vitro para tenerla. -


- Algo así me contó mi mamá, que también podía ser problemático para mí por nuestra apariencia. - Habló Blanche acercándose a sus amigas.


- ¿Tanto así? ¿Qué les pasa a esa gente? -


- Y no son las únicas que están dentro de esas preocupaciones, también Xelha y su hermanita están en la mira. -


- ¿Nosotras? ¿Por qué? Nosotras no hemos hecho nada raro. -


- Nuestras abuelas fueron nacidas de inseminación artificial, dentro de la historia de los Mannes, hemos tenido atletas de élite en varios deportes, no es extraño que sospechen que haya algo raro en nuestra genética, más cuando en nuestra familia han dejado claro no permitir que se nos hagan estudios sanguíneos, sino mal recuerdo, fue la tía Fiorella Plates quien lo ordenó por la situación de las trillinas Noihara separadas al nacer. -


- Sobre todo tú, que te pareces muchisimo a tu bisabuela, Kaam Goheid. - Señaló Meridiam mientras Xcaret le miraba fijamente. - Si fueras un poco más alta y con una gran sonrisa, sin dudas creería que eres su clon. -


- Entonces… Hemos tenido dificultades por que Vicky no está jugando a todo su nivel. -


- Ajam. -


- No se preocupen, hay que verlo como un handicap. - Dijo Vicky sonriendo y doblando su brazo. - No voy a dejar que un grupo de ancianos diga que está bien y que no en este deporte ¿Y ustedes, chicas? ¿Me ayudarán demostrarles que sin importar el brazo que use de todos modos ganaremos? -


- Estamos contigo. -


- !No te dejes vencer, no quiero que mi amiga pierda por culpa de reglas tontas! - Contestó Xelha colocando una mano frente a Vicky para que la pusiera encima de ella.


- !Vamos, equipos de la Step Fast! -


- !Vamos! -


- Hermanita, anda, pon tu mano también. -


- No hay espacio suficiente. -


- !Yo te ayudo! - Dijo Meridiam sujetando de la cintura a Xcaret para levantarla y pudiera tocar las demás manos.


- Esto es tan incómodo. -


- !Oye, pesas muy poquito! ¿Le dan bien de comer a tu hermanita? -


- !Si, pero la pobre no sube ni un gramo! -


- ¿Podrían evitar hablar de mi peso como si fuese un tema interesante de conversación? Sabes que tengo complicaciones por mi metabolismo. - Mencionó Xcaret sonrojándose un poco sobre ese rostro neutral que siempre mostraba, haciendo reír a todas.


- !Bien, chicas, vamos a ganar! -



Vicky alzó su mano para guiar a sus amigas, quienes la siguieron con un ánimo levantado al saber todo lo complicado que se les vendría si seguían la senda del deportista profesional. Xelha sonrió al ver a su amiga animada y entregada al deseo de ganar, que no quiso quedarse atrás por lo que se volteó a su equipo y alzó ambas manos.



- !No nos quedaremos atrás, ganaremos por ellas para enfrentarlas! -


- Bien dicho, cariño. -


- !Bien dicho, capitana! -


- No pensé que este deporte tuviera tanta tensión con temas fuera de la cancha. - Pensó una brasileña sonriendo por ver el ánimo en su equipo. - Pero, eso lo hace más interesante ¿No lo crees, Annie? -



La pelirroja corrió hacía la cancha que le correspondía, siendo seguida por todas sus compañeras, dejando a Meridiam con una gran sonrisa al saber que sin dudas, todas ellas serían dignas representantes de ese bello deporte que las había unido.




Los partidos empezaban y no había tiempo para pensar en el otro equipo, cada uno tenía que hacer lo suyo para verse en la final y darse ese lujo y alegría de enfrentarse entre amigas por el título de ese año.


El equipo de Vicky tendría un enfrentamiento difícil contra una escuela proveniente de Fukushima, sabido de tener una sólida defensa, no obstante, no contaban con el hecho de que las atacantes del equipo local había mejorado en sus asistencias a raíz del reingreso de Bridgette y la consistencia en pases de Isa y Lizeth.



- Estas chicas son duras de roer, no será fácil romper su defensa. -


- Su punto débil es en la zona delantera, sus atacantes no dan brincos tan altos y cuentan con que nos equivoquemos para recuperar puntos. -


- Entonces debemos de jugar perfectamente. -


- Lizeth, Annie, traten de crear jugadas hacia atrás con nosotras cuando rotemos. -


- Entendido. -


- Bien !Vamos por ellas! -


El juego inició con saque de las visitantes, balón que fue cortado por Isa para llegar a manos de Annie, que generó un globo fácil para Nivaria que tomó por sorpresa a las rivales al no ser una de las tres atacantes principales. El plan de Vicky aunque simple, parecía que sería efectivo, empezar con Lizeth y Annie (las suplentes) como titulares, al ser grandes defensas, habilitarían a Nivaria como una atacante más, siendo que por costumbre eran Vicky, Bridgette y Ariel (quien estaba en la banca) la que se dedicaban a esa función. Aunque no era del agrado de Marishka empezar sentada, entendió bien el plan de su capitana, su novia y ella ya eran jugadoras reconocidas por el equipo contrario y el factor sorpresa de las tres novatas de primer grado y Nivaria cambiando de función, las tomaría desprevenidas.
El partido siguió y poco a poco las chicas fueron tomando ventaja contra las rivales, llevándose el primer set de dos que ocupaban para pasar a la final, no obstante, sabían que no funcionaría el mismo plan en el segundo set, así que tenían que preparar los cambios.


- ¿Cómo nos acomodaremos, capitana? -


- Mmm… Chicas ¿Cómo se sienten? - Pregunto Vicky a las más chicas quienes se miraron entre sí.


- Estamos bien. -


- ¿Seguras? -


- Sí, sé lo que piensa, capitana, está tratando de darles tiempo de descanso a Ariel y Marishka para la final ¿Cierto? - Comentó Lizeth sorprendiendo todas por el comentario.


- Estar saliendo con la petirroja te está dando superpoderes, jaja. -


- ¿Eso es cierto, Vicky? -


- Sí, no menosprecio a las novatas, pero necesito la formación más fuerte que tenemos para enfrentar al equipo de la fresita, las mayores, Marishka y Nivaria en la defensa, Brid, Ariel y yo al ataque con Isa de libero, es la formación con la que podemos vencerlas, Lizeth y Annie serán nuestras armas secretas cuando ellas metan a Maya, jugar contra cuatro rematadoras de la calidad que tienen solamente es posible con la agilidad que ustedes tienen. -


- Me sorprendes ¿Qué hiciste con mi novia que solamente piensa en chicas bonitas y boberias? -


- Oye, detrás de esta sensual griega, hay una maestra de la estrategia. - Dijo Vicky sacando su lengua y levantando el pulgar. - Así que, apresuremos esto, si ganamos antes que ellas nuestro partido será un golpe en el ego de la fresita ¿No creen? -


- Mmmm… -


- ¿Qué pasa, Isa? -


- Mi hermana me ha dicho todo el tiempo que también debemos de cuidarnos de Xcaret. -


- La petirroja, sí, sabemos que es tan buena libero como tú, pero ella no tiene suficiente resistencia. - Comentó Bridgette limpiando su sudor. - Suena cruel, pero si se alarga el partido con ella, me temo que termine desmayada. -


- !Brid, hablas de mi amiga! -


- Ella tiene razón, Isa, lo tiene en mente. - Habló Lizeth provocando que todas voltearan a escucharla. - Por eso le ha dedicado más tiempo a hacer ejercicio, a tomar mediciones de su condición, sabe que necesita aumentar lo más que se pueda su resistencia, no es lo mismo los partidos que hemos tenido de entrenamiento que un partido real. -


- Todas hacen su mejor esfuerzo, así que dejemos de pensar que ella no dará lo mejor de sí ¿O no? -


- Cierto. -


- Así es, Xcaret dará lo mejor de sí y yo también lo haré. - Pensó Isa recogiendo su cabello de nuevo al tenerlo alborotado.


- !Volvamos a la cancha! -


- Esto … Es divertido. -


- ¿Disculpa? -


- Nada. - Susurró Annie a Lizeth mientras daba pequeños brincos para prepararse. - ¿Esto es lo que se llama sentirse motivada? -



Las chicas fueron con todo en el segundo set, siguiendo las instrucciones de Vicky para que en las rotaciones lograran hacer juego cruzado y mantener sus posiciones fuera de zona, con ataques vertiginosos desde la parte trasera por parte de Bridgette o remates sorpresivos de Annie, que aún sin ser su especialidad, empezaba a agarrar un estilo de golpe seco que imitó de Lizeth, que tenía sus mismas características físicas. Como era de esperarse, el equipo A de la Step Fast lograba hacerse con el segundo set y el pase para las finales, mismo que fue vitoreado por la gente por el gran dominio mostrado por ellas a diferencia de otros partidos.


- !Nos vamos a la final! - Gritó Isa brincando a los brazos de Bridgette.


- Eso fue fácil. -


- Fue fácil por mi plan maestro. - Dijo Vicky levantando su pulgar a Annie que respondió de la misma manera.


- ¿A donde vas, Liz? -


- A ver el partido de Xcaret. -


- !Vamos todas! -



Todo el equipo corrió hacía la otra cancha para alcanzar a ver el partido de sus amigas, el equipo llevaba un set de ventaja y el segundo se había emparejado, las rivales no dieron tregua y lograron arrebatar puntos, para la molestia de la capitana Mannes que odiaba verse alcanzada.



- Van doce a doce. -


- La fresita no parece contenta. -


- Pero va ganando. - Dijo Isa mientras Bridgette le frotaba la cabeza.


- A Xelha no le gusta que alguien la haga quedar mal y lo sabes, llevaban paso perfecto. -


- Oh, creo que se enojó más. -


- ¿Por? Oh… Ya. - Susurró Isa al ver que Xelha las miró por un instante y frunció más su mirada.


- ¿A quien saludas? -


- Ella me está mirando. - Habló Lizeth saludando a Xcaret que estaba en la banca.


- Que la petirroja esté en la banca nos dice bastante, están contra un buen equipo. -


- Pero ellas ganaran. -


- ¿Cómo lo sabes? -


- Ella está ahí. - Contestó Annie señalando a Maya, quien acomodaba su short al entrar tras el tiempo fuera.


Las chicas del segundo equipo de la Step Fast entró con una intensidad mayor al partido, ya estaba en el campo la formación que Vicky consideraba la más peligrosa en el ataque, Xelha, Marlon, Blanche y Maya, las cuatro tenían una altura, largo del brazo y potencia similar a una profesional, sobre todo las últimas dos que tenían más experiencia por su familia y por su otra disciplina respectivamente. La diferencia fue abrumadora, con ese cuarteto de ataque, el otro equipo perdió oportunidad de recuperarse aún más, además, la altura de ellas funcionaba como un muro de contención efectivo, dándoles el segundo set y el pase a la final.



- !Por fin! !Buen juego, chicas! - Gritó Xelha quitándose su bandana para empezar a aplaudir al acercarse las rivales.


- !Ganaron! -


- !Ey, fresita, lo hicieron bien! - Gritó Bridgette desde las gradas captando la atención de la capitana. - Aunque tardaron demasiado. -


- !Obvis, con tan grandes contrincantes! -


- ¿La fresita halagando a otras? -


- Empiezo a pensar que en verdad se está haciendo una mejor persona. -


- !Chicas, fiesta esta noche! !Pero antes iremos de shopping para festejar en grande! -


- !Si! !Fiesta! -


- Vicky, no te apuntes. -


- ¿Qué? Si ya me había dicho que tendríamos fiesta. - Dijo Vicky sacando su lengua y levantando su pulgar, haciendo suspirar a su novia.


- Vicky, estoy pensando seriamente en lo que dijo mi mamá. -


- ¿Qué le parezco una chica agradable? -


- No, que en cuanto nos casemos, vas a conocerme. -
 
Arriba Pie