Original Fic HARDEST RESORT -FINAL + BONUS 6-

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Offline

O-O- Nuevo año más historias, este fic transcurre después de:


O-O- !ISA IS BACK!!



1610071259768.png




La Step Fast School, la academia de elite donde lo mejor de lo mejor en distintos ámbitos se reunían, con más de un siglo de trayectoria manteniéndose en el tope de la calidad educativa, con una misión de hacer crecer los deportes y las ciencias como ninguna otra, pero esa misión se topaba con una piedra en el camino y alguien salía a quitarla y retomar el rumbo. Por una situación familiar, Blanche Leopardi de treinta y tres años tomaba la dirección de la escuela a petición de Xelha Mannes, quien acababa de entrar en una depresión tras lo vivido una semana atrás en una reunión amistosa.
En la dirección, Blanche ponía al corriente a dos de sus amigas y colegas del deporte, Isabella y Bridgette, de 33 y 37 años respectivamente. Antes de pensar en arreglar sus problemas personales, Xelha le pidió de favor a Blanche que tomara su lugar y que su plan de crear un nuevo equipo estelar de voleibol siguiera en manos de Isabella, nombre mencionado por Xcaret entre las pocas cosas que le respondió en los mensajes que le había estado mandando.



– Así que eso pasó. –



– Pobre Xcaret… ¿Y cómo está ella? – Preguntó Isabella a la morena quien sonrío un poco para calmarla.


– Se encuentra bien, se fue a Italia unos días para despejarse un poco, sus tías y sus primas están cuidándola. –



– Pensé que la fresa nunca iba a aceptar lo que sentía por su hermana. –


– Fue inesperado. –


– ¿Y que hay de Liz? –



– Está cubriendo sus clases, aunque no estaría mal que platiques con ella, se siente culpable por lo que pasó. –


– No tiene porque culparse, la única que provocó todo esto fue esa mujer, por más amor que diga Xelha que tiene por su hermana, se estuvo burlando de Liz y de nosotras todo este tiempo. – Hablaba Bridgette notando que su esposa estaba agitada por lo que tomó su mano. – Tranquila, Liz es muy fuerte, si aguantó tantos años a su cuñada esto lo superará. –


– Me gustaría poder hablar con Xcaret pero no contesta los mensajes. –



– Trae otro número, te lo pasaré antes de que se vayan. –


– Gracias. –



Hubo un breve silencio entre las tres por algo que era evidente pero nadie quería mencionar, ya que muchas lo tomaban a juego o lo normal entre esas hermanas, nunca creyeron que llegarían al punto de verse tan afectadas por dicha confesión.



– Aunque si somos sinceras, nosotras tenemos algo de culpa en todo esto, debimos advertir a la petirroja que su hermana la manejaba a su antojo y que lo suyo si era amor. –



– Pero creo que todas pensábamos que lo hacía porque se preocupaba mucho por ella. – Dijo Isa viendo a la directora y a su esposa cruzando sus brazos al pensar que era cierto. – Espero que pronto regrese para poder platicar con ella, saber que está bien. –


– La verdad… Nunca la vimos tan dispersa, siempre ha tenido una mirada algo perdida, adormilada, pero cuando la despedimos en el aeropuerto, ni siquiera parecía que nos escuchara… Lo bueno es que Cris y Judai vinieron por ella, si nos dejó bastante preocupada. –



– Por ahora, no pensemos en el obvio amor que siente esa fresa hacía su hermana, ellas cuentan contigo para que revivas el club de voleibol, han tenido cinco temporadas seguidas de fracasos y creo que necesitan algo de alegría. –



– Brid. –



– Y sé que podrás unir a un buen equipo, así como lo hiciste cuando nos conocimos. –



– Tengo todo listo, las chicas que Xelha becó para que se vinieran a Japón, todas están dispuestas a entrarle de lleno al equipo a excepción de las mejores que tenemos en este campus. –



– Me imagino, problemas de noviazgo. – Mencionó Bridgette mientras Isabella echaba una ojeada a los perfiles.


– Algo así, están en su segundo año de bachiller, el año pasado perdieron la final por varios errores que cometieron y se culpan entre sí hasta la fecha, Xelha estaba a punto de convencerlas de que se esforzaran como antes pero pasó esto. –



– No sé si podré hacerlo. –



– Nadie mejor que tú para esto y no estás sola, Blanche y yo te apoyaremos. – Dijo la jamaiquina tomando las manos de su mujer. – Me dijiste que querías ser entrenadora y esta es tu oportunidad. –


– Pero que hay de Marya. –



– Nuestra hija estará bien, estos años la has cuidado más que yo, ahora me toca a mí. –



Isabella miró de nuevo los perfiles y pensó en la propuesta, en verdad tenía ganas de ser entrenadora y motivar a las nuevas generaciones pero no esperaba que la oportunidad se le diera tan pronto y al mismo tiempo, sentía que si hacía un buen trabajo podía animar a las hermanas Mannes, ayudaría a sus amigas al cumplir sus expectativas.



– ¡Acepto! –



– Gracias Isa. – Sonrió Blanche parándose para darle la mano a su amiga. – Ordenaré todo para que te den pronto tus uniformes, tu oficina y las llaves que necesitarás. –


– Muchas gracias Blanche, no las decepcionaré, se los juro por mi hija. –


– Hablando de ella, vamos por ella o tu hermana va a provocarle diabetes. –



– Es cierto, Meri la llena de dulces. – Suspiró la rubia riendo un poco, dando un salto al escuchar la puerta abrirse de golpe, al voltear vio a una mujer con cara y cuerpo de adolescente, ojos azules y coletas, vestida con el uniforme del bachiller.


– ¡Directora Blanche! ¡Scotty ha sido una alumna que se ha portado mal y debe de ser azotada! –



– ¡Scotty! Shh. –



– ¡Isa, Brid! Hola jaja… Scotty no sabía que había reunión y había quedado con Blanche de que iban a jugar a la colegiala traviesa y la directora estricta, jaja ¿A poco no se ve hermosa Scotty? El uniforme le queda genial jaja. –



– Olviden lo que vieron. – Dijo la nueva directora al ver a sus amigas riéndose antes de salir y dejarlas a solas en la dirección.


Isabella caminaba por el pasillo al lado de su esposa, Bridgette con la que llevaba once años de casada y con una niña de diez años que tuvieron usando el mismo método de fecundación que hizo Xelha y Marlon. Aunque se le criticó por tener una hija a mitad de su carrera deportiva, quiso hacerlo así por decisión propia y fue apoyada por su esposa a todo momento. Estando cerca de su retiro, había pensado convertirse en entrenadora y de ahí que volvió a su casa de estudios para prepararse para ello, pero de golpe le ofertaron el puesto y sentía esas dudas de si con su experiencia bastaría para suplir a las hermanas Mannes.



– Pobre Xcaret… –



– Pensar en ella no hará que esté mejor, a diferencia de su hermana no es tan tonta, se repondrá pronto. –



– Trataré de llamarla en la noche. –



– Mejor déjala, espera unos días que lo que necesita ahora es estar tranquila. – Comentaba la morena besando la mejilla de su esposa. – Sé lo que es desear alejar a todos de ti para estar en paz, para pensar las cosas. –


– Tienes razón… Tengo que concentrarme en esto, aunque sea duro. –



– Relájate, sé que podrás hacerlo. – Habló Bridgette abrazando de los hombros a Isa quien sonrío por los ánimos que le estaba dando.


– Gracias, me siento nerviosa, de seguro esas chicas estaban emocionadas por entrenar con la mejor jugadora del mundo y la mejor libero del mundo. –


– Pero tú eres la mejor libero del mundo. –



– No es cierto, esa es Xcaret. –


– Eres necia. – Sonrió la morena pellizcando suavemente una de las mejillas de su esposa. – Aunque la petirroja tiene más premios que tú eso es por el equipo de Italia, pero en estadísticas tú tienes un mejor registro que ella. –


– Brid… –



– Y si insistes en que es mejor que tú, voy a dar de nalgadas enfrente de tus alumnas. –


– ¡Brid! –



Ambas se rieron por esa broma que ayudó a la rubia a calmarse, no tenía que pensar en que sus alumnas se fijarían tanto en eso, después de todo si aceptaron que fuera su entrenadora es porque en verdad confiaban en ella, por lo que debía de pensar en dejar una buena impresión e ir trabajando de la mano de Blanche, Brid y su hermana, que sin dudas le apoyarían a su manera con ese equipo nuevo.


– Le diré a Meri que aceptaste el trabajo. –



– Y que si podemos vernos en la noche, me gustaría recibir algunos consejos de ella. –


– ¿Estarás bien por tu cuenta? – Preguntó Brid antes de separarse para ir por su hija.


– ¡Si! Si gustas pueden esperarme en los comedores. –


– Espero que siga en la academia y su tía no se le ocurriera llevársela de paseo de nuevo. –


– Meri a veces se comporta más infantil que su sobrina. – Río Isa para después acercarse a la jamaiquina para besarse en la boca suavemente. – Te amo. –


– Y yo a ti, dalo todo. –



– Gracias. –



– Si tienes problemas me llamas y me aseguraré de que ninguna de ellas te moleste. –



– Brid. – Reía de nuevo la rubia al imaginarse a su esposa asustando a las estudiantes.


– Suerte. –




Bridgette se separó de ella para seguir hacía el parque central de la academia, mientras que la nueva entrenadora caminó hacía la zona de deportes de salón. Isabella se quedó unos segundos frente a la entrada de las canchas de voleibol de salón, miró la llave de ese auditorio y con el ánimo levantado, lo metió pero ya estaba abierto, así que dio paso firme al interior cargando con la confianza de las demás. Dentro del lugar, solamente encontró a dos chicas en la cancha, una morena que trataba de detener balones lanzados por una máquina de entrenamiento y una platinada que jugaba con un balón dentro de su blusa.



– ¡Mierda! – Gritó la morena golpeando el piso para ponerse de pie. – ¡Nika! Sube la intensidad, pareces tonta . –

1610071998946.png


– Está lejos el control… Mira, estoy embarazada. –



– No seas estúpida, el control lo tienes más cerca tú. –


– No puedo, estoy embarazada. –



– ¿Dominika Plates y Sabrina Rhodes? – Preguntó Isa teniendo la atención de las chicas que en cuanto la miraron mostraron cara de sorpresa.


– No jodas ¿Isabella Filiko? –


– Hola. –



– Escuché que ella iba a ser nuestra nueva entrenadora, creí que era un rumor. –



– ¿Qué? ¿Por qué no me lo dijiste? – Gritó Sabrina a Dominika que le daba la espalda.


– Estoy embarazada. –


– Eres una… –



– Eh… Chicas ¿Podrían dejar de pelear? – Habló Isabella viendo como Sabrina corrió con un balón en mano y luego se acercó a ella.


– ¿Puedes firmarme el balón? –


– Oh, si… ¿Quieres que lleve una dedicatoria? –



– ¡Por favor! No puedo creerlo, seremos entrenada por una de las mejores de la generación de Xelha Mannes. – Dijo la morena bastante emocionada, cosa que alegró a Isa.


– No soy tan buena como ella pero haré mi mayor esfuerzo. –


– Espero que usted ayude a que esa mensa se ponga seria. –



– Hablas bastante mal de mí a pesar de que te gusto. –



– ¡Cállate Nika! –



– Brid tenía razón. – Pensó Isa al ver como esas chicas discutían, pero al mirar para todos lados de la cancha por segunda vez decidió preguntar. – ¿Y las demás? –


– Se acaban de ir, no quisieron estar en un equipo donde estuviera esta tonta. –



– ¿Disculpa? Se fueron por ti porque les empezaste a exigir como si fueras la capitana cuando todas saben que perdimos el año pasado por tu culpa. –


– ¿Mi culpa? ¡Fallaste en cada pase que te di! –




Isabella dio un paso atrás al ver que esas chicas empezaban a discutir entre las dos, ya era claro cual problema tendría ese equipo, si ellas no dejaban de portarse así las demás no verían seriedad en el equipo y la orillaba a expulsarlas, pero esto no la desanimaba, una sonrisa se formó en su rostro al traerle recuerdos de su primer día en la academia cuando buscó integrar el equipo y lo logró, si una vez lo hizo esta vez lo volvería a hacer.






-O-O POR FIN ISA VUELVE A SER PROTAGONISTA!!! ¿Qué pasará con este nuevo grupo de chicas?

1610072137562.png
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Offline
Lo vio desde antes (más o menos).

Qué chicas tan buenas son estas, me caen bien =P

¡Y por fin justicia para Isa! jaja
O-O- Mmm, Isa de 30 pechugona jajaja, digo si que chicas tan buenotas.
-O-O Creo que todas sospechaban a su manera que Xelha si exageraba mucho su atención con Xcaret, pero ya que dijera que fue quien le dio permiso a Liz de salir con ella si fue muy feo, fue como si ante sus ojos siempre será una niña y/o su propiedad, Brid lo tomó como si hubiera dicho que solamente deja que Xcaret se junte con ellas por mero capricho.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Offline

O-O- SIGAMOOOOOOOOOOOOOOOOS



RESORT 2



La nueva entrenadora podía sentir que había fricción entre esas dos chicas, no era nada nuevo ya que en todos los equipos surgían ese tipo de situaciones, lo que debía averiguar era cual era el problema y después tratar de ayudarlas, pero lo importante ahora era tratar de ganarse su confianza y que mejor que mostrarles una actitud positiva como siempre la tenía.



– Dominika, Sabrina, seré su nueva entrenadora. – Dijo Isabella viendo emoción en la morena pero la platinada parecía estar ignorándola con bastante esfuerzo. – Encantada de conocerlas. –


– Mucho gusto entrenadora Filiko. –



– Yo creí que nos iba a entrenar Xelha Mannes. –



– Ella tuvo una urgencia y me pidió personalmente que la sustituyera. –


– Algo es algo. – Suspiró Nika provocando la molestia de su compañera que le dio un zape. – ¡Ey! –


– ¿Cómo puedes decir eso? Ella es la mejor libero de la historia si hablamos en estadísticas, su defensa es impecable y fue de las pocas que pudo hacer frente al mejor equipo que se ha visto. –



– Pero el equipo italiano ganó todo ¿O no? –


– Oh, ya sé, Blanche Leopardi es la nueva directora y podría venir de vez en cuando. – Mencionó Isa pensando en como convencer a la joven Plates que al escuchar ese nombre se sorprendió tanto como su colega.


– ¿En serio? ¿Blanche III Leopardi es la nueva directora? ¿Nos entrenará también? –


– Bueno, ahora está dedicada a la dirección pero quedó conmigo de apoyarnos. –


– Eso cambia las cosas. – Sonrió Nika con las manos en la cintura y afirmando con la cabeza. – Blanche III es una de las mejores atacantes y su dupla junto a Xelha Mannes fue brutal. –


– Lo sé, sus balonazos dolían. –


– No puedo creerlo, seremos entrenadas por una de las dos mejores defensas y por una de las dos mejores atacantes. –



– Creo que son las únicas a la par de las hermanas Mannes. –



– Entrenadora ¿Puedo saber porqué ellas no nos entrenarán? – Preguntó Sabrina viendo que Isa soltaba un largo suspiro.


– Es un tema delicado y les pido disculpas si no puedo hablar de ello, es algo que solamente les concierne a ellas. –



Nika y Sabrina notaron que ese tema en verdad incomodaba a su entrenadora así que prefirieron no mencionarlo, tras unos segundos de mirarse entre sí reaccionaron con unos ojos molestos, se habían emocionado por la nueva entrenadora y dejaron de paso porqué no les agradaba formar equipo de nuevo con la otra.



– Entrenadora ¿Ya tiene pensado quien será la capitana? –



– Ni se te ocurra Nika, perdimos el año pasado por tu culpa. –



– ¿Qué? Fuiste tú quien no me hizo caso. – Reclamó la chica Plates que estuvo a punto de acercarse a su compañera, pero Isabella se metió entre las dos.


– No tienen que pelear, aún no he elegido a nadie y no he visto a sus compañeras. –


– Oh… Esas. –


– ¿Puedo saber porqué no están aquí? –



– Tal vez tiene que ver que nos vieran discutiendo. – Mencionó Sabrina sabiendo que tenía algo de culpa. – Pero la morocha dijo que estaba revisando su documentación de la inscripción. –


– Es cierto, Mayte Carrasco acaba de llegar de Costa Rica. –


– Las hermanas Farrah dijeron que como no veía interés de las demás mejor se fueron. –


– Mmm… Tendré que ir a buscarlas. –



– La chica musculosa se fue al club de artes mixtas y Fanny a atletismo. –


– ¿Cómo sabes el nombre de esa chica? – Preguntó Nika mostrando algo de celos.


– Lo tenía anotado en su ropa y su mochila. –


– Cierto. –



– Tal vez les aburre esto. –


– No creo, según su perfil ellas eran de las mejores en voleibol dentro de sus academias, Xelha no las invitaría por nada. –



– ¿Qué hacemos? No hay equipo, las demás eran de tercero y ya se graduaron. – Comentó Sabrina viendo como Isabella sonreía y alzaba un puño frente así misma.


– ¡No se preocupen! Iré a platicar con cada una de ellas, por mientras ustedes traten de llevarse bien. –



– ¿Usted se llevaría bien con su ex? –



– ¿Eh? –



– ¿Eh? ¿Qué respuesta es esa? –



– Es que… Solamente he salido con alguien en toda mi vida y esa es mi esposa. – Dijo Isa sonrojándose al recordar cuando se enamoró de Bridgette. – Brid y yo nos enamoramos en la academia y llevamos diecisiete años juntas. –


– ¿Y nunca tuvieron problemas por el deporte? –



– No, de hecho eso nos unía aún más. –




Dominika y Sabrina se miraron entre sí como si no creyeran lo que escuchaban, pero por la cara de su entrenadora sabían que no era alguien que mintiera, era bastante sabido en el deporte de salón que Isabella Filiko era una de las personas más transparentes y amigables del gremio.



– Bien, la cancha de atletismo es la más cercana así que iré por Fanny Farrill. –


– FF. –



– ¿Qué? –



– El ápodo que le pondremos. – Dijo Nika mientras Sabrina se daba un zape por la tontería con la que salía ella.


– ¡Las dejo chicas, trabajen con ese temperamento! –



– No prometemos nada. –




Isabella salió de aquel edificio para dirigirse a la pista de atletismo pero no esperó mucho para encontrar la chica por la que iba en esa dirección. Fanny se encontraba tomando agua al lado de las bodegas de material deportivo.

1610408686255.png



– ¿Fanny Farrill? – Preguntó Isa sonriendo al ver a esa castaña que tomaba agua tranquilamente.


– ¿Ocupa al... Usted es... Entonces es cierto. –



– Soy Isabella Filiko, seré tu nueva entrenadora. –



– Si, la escuché un rumor y cuando regresaba de los casilleros alcancé a escuchar el alboroto, creí que bromeaban. –


– ¿Por qué sería una broma? –



– Creo que con verlas debe saber por qué. – Habló Fanny parándose frente a Isa mostrando su gran estatura. – Si es para armar el equipo olvídelo, no veo futuro en un grupo de chicas que no lo toma en serio. –


– Pero viajaste desde tan lejos ¿Vas a abandonarlo ahora? –



– Vio mi perfil ¿O no? También se me da el atletismo. –


– Por favor, dame la oportunidad de demostrarte que esto va en serio. – Dijo Isabella tomando la mano de esa chica que se evitó mirarla por un leve sonrojo, a ella le gustaban las rubias y aún siendo su entrenadora y que le llevara más de diez años, no dejaba de ser una mujer hermosa.


– Está bien… Pero a la primera me salgo del equipo. –



– ¡Gracias! No te defraudaré, ahora falta Castilla Alcaráz. –



– Ella… Será más duro que la convenza. – Comentó la castaña sorprendiendo a Isa por el comentario.


– ¿La conoces bien? –


– Algo, estuvimos en la misma secundaria en Inglaterra, participaba en levantamiento de pesas y lanzamientos como pasatiempo. –


– ¿Puedes convencerla de ir? ¿Si? –


– Aunque la conozco, no me agrada su actitud, una cosa es tomarse las cosas en serio y la otra es exagerar. – Hablaba Fanny pero los ojos brillantes y emocionados de su entrenadora le hicieron doblegarse. – Okay, pero no le prometo nada. –


– ¡Si! Muchas gracias Fanny, verán que pronto tendremos un equipo digno de participar en el próximo regional. –


– Okay… –




Fanny se quedó mirando el cuerpo de su profesora pensando en que era una mujer bastante linda de cara y demasiado erótica de curvas, por lo menos era un buen pretexto el voleibol para poder ver a alguien así.
Horas después, Isabella y Bridgette estaban en casa mirando algunos partidos de la temporada pasada para ver como jugaba el equipo anterior, Isa quería saber en que se equivocaron para no pasar las regionales cuando veía que tuvieron buenas jugadoras.



– Mmm… Nika y Sabrina son buenas, las demás también pero… Hay algo. –


– No hay coordinación entre ellas, son un grupo de estrellas individuales. – Dijo Brid acurrucando a su esposa entre los brazos. – Tienes mucho que trabajar. –


– Si, al menos ya tengo a cuatro seguras, me faltan las hermanas Farrah pero para inscribirnos ocupamos al menos ocho… Y no quiero ser cruel pero las chicas de primer año no están listas aún, con ellas necesito un mayor trabajo. –



– Puedo apoyarte con las de primer año para buscar tratar de rescatar una o dos jugadoras. –


– ¿En serio? ¡Gracias Brid! Pero el tiempo sigue encima… ¿Qué haré? –



– ¿Por qué no le llamas a tu hermana? Meri nos había contado que algunas chicas de Grecia podían animarse a integrarse a la academia de Japón. –



– Mmm… Le preguntaré… Igual podría preguntarle a Xelha. –



– ¿Lo vas a intentar? –


– Si. –



– ¡Mamás! ¿No íbamos a jugar cuando bajara el Sol? – Preguntó una niña morena con rasgos muy parecidos a Brid.


1610409062618.png


– Marya, nomás hago una llamada y jugamos ¿Sí? –



– ¡Ok! Está vez podré saltar hasta dos metros, te lo juro mamá. –



– Ya veremos, ya veremos. –



– Yo creo que sí podrá. – Reía Isa mientras marcaba al teléfono de Xelha con un poco de dudas. – Hola Xel… No… No sé nada de Xcaret… No, no te estoy ocultando nada en serio, ni siquiera he tenido la oportunidad llamarle…. Si… Si, sabemos que lo hiciste por amor y que te duele… Ay… Ya no llores…. ¡Brid! –


– Dame el teléfono…. Ey, fresita, solamente queremos preguntarte si hay otra jugadora fichada o reservada en tus planes…. ¡Ya para de llorar mujer! –


– ¡Brid! –



– Las dos son nuestras amigas, no puedes pedirnos que estemos del lado de una, se de ayuda y … Dios mío, ya hiciste llorar a mi esposa. – Habló Bridgette al ver la cara llorosa de Isabella por escuchar a su amiga tan deprimida, por lo que la abrazó. – Oye… Como amiga si es que me ves así, dale tiempo a tu hermana, déjala respirar un poco y ya luego ella volverá ¿Ok? Trata de calmarte y responde lo que te pregunto… Si, si formamos un nuevo equipo de voli, tu hermanita estará feliz…. Gracias y dile a Marlon que te de algo de té. Uff… –


– Pobrecita. –



– No sé que es más insoportable, su actitud presumida de siempre o verla tan jodida… Tenemos un nombre así que limpia esa cara. –



– Perdón… Ay… –


– Mami ¿Mi madrina tiene algo? – Preguntó Marya abrazando a sus madres.


– Está bien, son cosas de adultas… ¿Qué tal si mejor vamos a jugar? –



– ¡Si! –


– ¿Qué nombre te dio Brid? –


– Maura Lyle. –



Isabella terminó de limpiar sus lágrimas y sonrió al saber que si tenía una integrante más podría tener listo un equipo digno de su vieja escuela así como unas buenas noticias para animar a una de sus mejores amigas que en ese momento necesitaba un empujón para salirse de esa tristeza.







-O-O ¡Y si integra Fanny!
O-O- Les recuerdo lo sabrosa que está Bridgette jaja.

1610409225700.png
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Offline
O-O- El cuerpo (cuerpecito mejor dicho jaja O-O-) del delito de Vicky Kissu Kissu y no lo olvides, siempre buscaba el momento que se descuidara para tocar esa cola jaja, con lo delgada que es, lo pequeña que se ve, esas piernas y su cola se le notan mucho jaja, se nota la herencia de la bisabuela O-O-.

1610672144661.png
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Offline

O-O- Por fin estamos de vuelta, con un ritmo de trabajo más relax para que Wolfito no se nos ponga mal.



RESORT 3




Isa estaba lista para su segundo día como entrenadora de un equipo, su hermana le había dado una respuesta favorable sobre una estudiante que en unos días más llegaría a Japón al aceptar la oferta, así que quedaban convencer a las hermanas Farrah y la jugadora de tercer grado, Maura Lyle de integrarse al equipo. Había escuchado de Nika y Sabrina que la mayoría de las que entraron a tercero decidieron enfocarse en sus estudios, entre ellas Maura, jugadora clave en el torneo pasado por su buena defensa y creación de jugadas, su metro ochenta también generaba un buen pilar de remate en momentos clave.


– Maura será difícil de convencer. – Hablaba Isa al revisar su perfil de estudiante caminando al lado de Blanche, la nueva directora. – Está muy preocupada por bajar un poco en sus promedios escolares… Mmm… Podría decirle a Xelha que le ofrezcamos una beca para la universidad pero conociéndola dirá que no sería justo porque ella y su hermanita fueron capaces de tener calificaciones perfectas incluso estando en el equipo y es lo mínimo que se pediría y…Por fin entiendo a Xcaret. –



– Creo que todas, ella era la estratega del equipo pero nunca pensé que cargara con tantas cosas al mismo tiempo, es cierto que le aconsejamos tratar de relajarse y decirnos como se sentía, no es tan fácil hacerlo como decirlo. –


– ¡Oh! Perdón Blanche, ahora eres la directora y sigo pensando en pedirle permiso a Xelha para esto. –


– No te preocupes, igual cuando me bloqueo en algo le mando un mensaje, es mejor que llamarla. –


– Si… No pude dormir por haberla escuchado llorar. – Dijo Isa recibiendo unas palmadas en el hombro por parte de su amiga.


– Es mejor darle su espacio y créeme, entiendo bien lo de no poder dormir a causa de esto. –


– ¿También te hizo llorar? –


– No, pero a Scotty si, siempre ha visto a su prima como alguien inquebrantable, el pináculo del ego y la gallardía, verla así la tiene muy triste, así que nuestras amigas me están apoyando en cuidar de ella mientras trabajo. –


– Es cierto… Todas estamos juntas en esto. – Sonrió la griega abrazando con fuerza la tableta electrónica. – Sé que podremos tener una generación tan unida como la que tuvimos. –


– Lo lograremos, así que yo creo que está bien. –


– ¿Está bien? –


– Lo de la beca, ofrece la beca a esa chica. – Contestó Blanche viendo la cara llena de alegría de Isa.


– ¡Gracias Blanche! –


– No me agradezcas, para los estudiantes de la Step Fast que no tienen tantas facilidades como otros es justo ser reconocidos. –


– ¡Entonces iré a buscarla! –



Isabella se apresuró hacía los dormitorios dejando a Blanche con la tranquilidad de que cada una estaba haciendo su mejor esfuerzo por traer alegría a esa densidad que se sentía por la ausencia de esas hermanas.
La profesora novicia llegó al dormitorio de Maura, pensó que después de ella no estaba mal ir por la mayor de las hermanas Farrah ya que estaba en el mismo edificio, esperaba que no tardara mucho con la primera para ir detrás de las noruegas antes de que empezaran las clases.



– Buenos días. – Hablaba Isa por el intercomunicador de aquella puerta.



– Voy ¿Quién es? –


– Soy Isabella Filiko, seré la nueva entrenadora del equipo de voleibol y quería invitarte a reintegrarte. –


– Buenos días. – Contestó Maura al abrir, hablando con una voz muy suave y una mirada algo apenada sin soltar la puerta. – Lo siento profesora Filiko pero no tengo interés. –


– ¿Puedo pasar? –


– Ah… Si, pase y disculpe el desorden. –


– ¿Desorden? – Pensó Isabella al ver que el cuarto se veía impecable, se notaba que era alguien muy organizada incluso para alguien que tenía un dormitorio individual en vez de los habituales de pareja.

1611007382031.png



– Aún no puedo creer que la segunda capitana del equipo de Grecia sea quien dirija al equipo. –


– Si, me invitaron a reforzar el equipo de voleibol para que la academia logre avanzar hasta las nacionales… Perdón, vamos a ganar las nacionales. –


– Sin dudas con su ayuda lo lograrán profesora pero esta vez no puedo estar en el equipo. – Dijo Maura tallando su codo al estar apenada.


– Sé que estás preocupada porque bajaste un poco en tus calificaciones, pero podemos hacer algo. –


– Usted no entiende, pienso trabajar en la fundación Blunt y no lo lograré si no egreso de la universidad anexa aquí, todas las directoras han trabajado o estudiado aquí, ya que es la casa de estudios más exigente en el área de las neurociencias. –


– Espera, primero escucha. – Habló Isa tomando las manos de esa joven. – ¿Y si te digo que te podemos becar por completo para ingresar a la carrera que quieras? –


– Bromea. –


– ¿Bromeo? –


– Las becas completas solamente se obtienen a las estudiantes sobresalientes, estoy unos puntos por debajo de las tres estudiantes top para poder decir que soy digna de ese reconocimiento. –


– ¿En serio? Pero si tienes calificaciones grandiosas, son mejores que las que yo tuve… ¿Quienes son las primeras? – Comentó la rubia sorprendida por esa revelación, así que revisó en su tableta y se quedó más impactada y extrañada aún. – Tulum Mannes, Joy Plates y Junior Blunt… Espera… Estás son las hijas de mis amigas… ¿Junior? Pero apenas tiene ocho años... Escuché que las tres eran unas genios pero esto es absur… Un momento, Xcaret y Scotty también tenían promedios perfectos año tras año… Puede que si sea genético lo genio. –


– No podría superarlas, aunque digan mis compañeras que no es justo que una niña de ocho y una de once estén por encima de nosotras o que la hija de la directora vaya a saltar hasta la universidad, no dejan de ser estudiantes sobresalientes. –


– Creo que te exiges demasiado. –


– Pero. –


– Ya eres muy buena estudiante, nadie te está comparando con ellas y es malo compararse ¿No lo crees? – Dijo Isa con toda sinceridad mientras se sentaba en el sofá sin soltar las manos de Maura que se sentó a su lado. – Cuando empecé a obtener algo de reconocimiento en el voleibol, no dejaban de compararme con mi hermana, no miento que tuve momentos que me sentía mal pero ella me animaba recordándome una cosa importante, ella es ella y yo soy yo, somos muy distintas, jugamos en distintas posiciones y tenemos distintas personalidades, si dejas que las comparaciones y señalamientos te absorban te perderías a ti misma por querer ser o superar a alguien más. –


– Eso es cierto… Pero… Una beca conlleva a un compromiso mayor ¿O no? De seguro me van a pedir que ganemos y sino lo hacemos me la quitarían y mi esfuerzo… –


– Te juro que no será así. –


– Yo… ¿Puedo pensarlo? –


– ¡Claro! No quiero que te sientas obligada. – Sonreía Isa haciendo sonreír un poco a Maura, a ella siempre le habían agradado las personas con sonrisas sinceras y eso podía verlo en su entrenadora, se notaba que era alguien que no le gustaba mentir.


– Gracias. –


– Oh, antes de retirarme ¿Crees que Eyleen Farrah esté en su dormitorio? –


– Creo que sí, sale a trotar por las mañanas pero yo creo que ya ha de estar en su cuarto. –


– ¡Gracias! ¡Piénsalo bien! –


– Está bien profesora. –


Maura se despidió de Isa que salió con bastante alegría de haber platicado con ella, aunque no le había dicho un sí bastaba con ese “Lo pensaré” para darle ánimos, a pesar de que esa entrenadora le llevaba unos quince años, parecía aún una chiquilla en su forma de ser, era muy positiva y algo ingenua pero sin dudas era confiable y dedicada, algo que faltó mucho en el anterior equipo.
Isa subió al siguiente piso para ir al dormitorio donde estaba Eyleen Farrah, la mayor de dos hermanas que habían decidido ingresar al campus de Japón cuando Abba cumpliera los quince años. Tras tomar un poco de aliento y mantener su sonrisa, tocó la puerta esperando a que alguien preguntara quien era pero se abrió de golpe y ahí estaba esa chica un poco más alta que ella, de cuerpo torneado por el ejercicio y una mirada bastante ruda.


1611007702201.png


– Buenos días. –


– Buenos días entrenadora, la estaba esperando. –


– ¿Cómo sabes que vendría? – Preguntó Isa sorprendida mientras Eyleen se ajustaba el listón del cabello que se aflojó al haber estado ejercitándose.

– Lo supuse, la vi entrar a los dormitorios cuando estaba afuera trotando. –


– Oh… ¿Entonces? –


– Por mí no hay problema. – Sonrió la joven ofreciendo su mano a Isa quien sujetó su tableta con la mano izquierda para saludar con la derecha a la joven. – Si usted será nuestra entrenadora y Blanche III Leopardi la está respaldando, no dudo que tendremos un gran resultado. –


– Gracias por la confianza. –


– El problema será con mi hermana. –


– ¿Tu hermana? –


– En el primer día que fuimos a presentarnos discutió con una de las chicas. –


– ¿Sabrina? – Preguntó Isa viendo que Eyleen lo negaba. – ¿Nika? –


– Con Fanny. –


– ¿Eh? –



Eso había sido totalmente inesperado, Fanny lucía como una chica muy tranquila así que no se la imaginaba como alguien que se pusiera a pelear ¿Qué había pasado en esas canchas antes de que ella llegara a escena?



-O-O Isa nunca cambia, queriendo hacer que todas se lleven bien entre sí jaja.

O-O- Mmmm Maura, tú eres mi favorita de estas nuevas jaja, por muy buenas razones jaja.
Las razones:

1611007965187.png
 
Última edición:

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Offline
Clásico de la gente que tiene todo ordenado xD



Algo así estaba pensando :3
O-O- Pero es lo linda de Isa y en parte es por el cual Brid se enamoró de ella, Brid es bien linda, es muy buena mediadora y siempre quiere que todos se lleven bien, en eso se parece mucho a su hermana pero Meri es más relajada y juguetona, más segura de si misma (Y más buenota O-O-)
Maura -O-O Lo que tienes de cuerpazo lo tienes de pasiva, tu cara lo dice todo jaja.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Offline

O-O- SIGAMOS



RESORT 4



Isabella estaba en el sofá del dormitorio de Eyleen, la joven le servía algo de café a su entrenadora y se sentó frente a ella con las manos en las piernas mostrando bastante educación y etiqueta a todo momento. La rubia parecía estar pensando en como explicar lo ocurrido, cuando se decidió primero tomó algo de aliento y vio directamente a Isa.


– No es mucho, apenas llegamos y no he comprado más que lo básico. –



– No te preocupes, igual llegué sin avisar. –



– Yo… No sé por donde empezar. –


– Sólo habla y yo escucharé. –



– Gracias… Sé que es mucho pedir algo así cuando apenas acaba de tomar el puesto pero creo que a usted le hará más caso que a mí. – Dijo Eyleen apretando uno de sus puños mientras hablaba.


– ¿Pasó algo grave con tu hermana? –


– Si, Abba no es una mala chica pero si es algo arrogante y se desinteresa fácil de las cosas, cuando llegamos a las canchas y al notar que no había un equipo y ni siquiera estaban entrenando se decepcionó, nos trajeron prometiéndonos unirnos a un gran colectivo y no había más que dos jugadoras registradas y dos nuevas además de nosotras. –



– Imagino como se sintieron, yo lo viví en carne propia cuando integramos el equipo de mi generación. –


– Mi hermana se atrevió a decir que viajó desde Noruega para encontrarse con un grupo de perdedoras y Fanny le dijo que aunque compartía su opinión sobre estar decepcionada, no las conoce suficiente para afirmar que tan buenas o no eran. –


– Oh, eso es cierto, es malo juzgar a la gente. –



– Abba no se quedó callada y le contestó que si fueran tan buenas no nos hubieran llamado, en eso Fanny se río al decirle que era curioso porque ella fue llamada después de nosotras así que era como decir que con nosotras no bastaría. –



– Parece que se llevaron una mala impresión desde el principio. –



– Esa chica no dijo nada y solamente se retiró, Abba está molesta y desde ayer que me reclama por no ponerme de su lado. – Habló la joven Farah suspirando y mirando seriamente a Isa. – Nunca me pondría del lado de alguien que menosprecia la dedicación y trabajo de las demás personas, incluso si es mi hermana y ella lo sabe, es demasiado caprichosa, tal vez una de sus ídolos de la infancia le hagan ver que debe de valorar más a los demás. –


– ¿Ídolo? –



– Mi hermana admira tanto al equipo de Italia como al de Grecia, ustedes son el motivo que se animó por el voleibol, cuando se enteró que nos iba a entrenar Xelha Mannes se apuntó rápido a esto pero no esperábamos el cambio de último minuto, está tan molesta que ni siquiera me ha creído que usted será nuestra entrenadora y piensa que lo dije para calmarla. –



Isabella se quedó un tiempo analizando como podría conversar con esa joven, si estaba emocionada por estar bajo la tutela de la mejor del mundo y de repente llegaba alguien más de seguro estaba decepcionada, pero estaba el otro detalle, su actitud no iba con lo que se esperaba de una deportista de una disciplina en equipos, no obstante recordó lo que le dijo Bridgette en la noche, mantente firme y confía en ti.



– Que complicado. – Comentaba la griega cruzando sus brazos. – Me sorprende que tu hermana sea así cuando tú te comportas tan educada. –


– Es culpa de mis padres, le dije que por ser la menor no tenían que consentirla, la hicieron una chica berrinchuda y despreocupada. –



– ¿Sabes donde está ahora? –



– Creo que iba a buscar otro dormitorio, no quiere compartirlo conmigo por ese mismo asunto. –



– Déjame hablar con ella. – Contestó Isa tomando el café y mostrando una sonrisa para animar a esa chica. – Tal vez la convenza de confiar en unirse al equipo. –


– Muchas gracias, en verdad le deberé mucho entrenadora por esto, sé que no es su trabajo pero. –



– No te preocupes por eso, parte del voleibol tiene que ver mucho con fortalecer los vínculos entre todos sus integrantes, no puedes jugar cómoda si no confías en las demás. –



– ¿Verdad que sí? – Expresó Eyleen mostrando alegría y luego un sonrojo por dejarse llevar ese instante. – Disculpe, a mi hermana siempre le he dicho que el voleibol se trata de unión, colaboración y vínculos, pero ella insiste en que se trata de patrones, estrategia y eficiencia. –


– ¿Dónde escuché eso antes? Oh… Xcaret. –



La mejor estratega del voleibol, si Xelha Mannes era la líder y la máquina de puntos, Xcaret era la mente maestra detrás del dominio del equipo italiano desde que ellas entraron a dirigirlo. La escuela creada a partir del modelo que estableció su amiga para el partido era tema de análisis no solamente en su disciplina, directores técnicos y entrenadores de otros deportes analizaban sus esquemas buscando perfeccionar al nivel que ella logró hacerlo, pues era la mejor forma de resumir la estrategia de ese equipo legendario, perfección.



– ¿Cómo estará ella? – Pensó Isa mientras Eyleen la miraba algo curiosa por su mirada ida, pero luego le sonrió. – Disculpa, pensaba en mi amiga. –


– ¿Es cierto que ella tuvo problemas personales y por eso no pudo dirigirnos junto a su hermana? –



– Si, pero no te preocupes, ellas nos estarán apoyando cuando lo resuelvan. –



– Que bueno… La verdad, si siento algo de emoción de pensar que conoceré a las mejores jugadoras de las últimas décadas. – Río Eyleen con cierto rubor, lo que hizo a Isabella sonreírle tiernamente, aunque mantenía su etiqueta y educación al hablar no dejaba de ser una joven soñadora.


– Parece que eso tienen en común. –



– Si… Lo digo de todo corazón, sé que Abba puede ser algo necia e infantil, pero sé que disfruta de este deporte tanto como yo, por eso confío en que va a recapacitar. –



– ¿Por qué siempre buscas hacerme quedar como la mala de las dos? –



Isa y la hermana mayor voltearon al escuchar esa voz, una chica de rasgos similares a Eyleen estaba frente a la puerta de una de los cuartos, por la cara de la mayor era claro que no esperó que su hermana ya estuviera en el dormitorio y menos que la hubiera escuchado todo este tiempo.



– ¿En qué momento regresaste? –


– Antes de que volvieras de trotar y me quedé dormida, dices que te preocupas mucho por mí pero ni te preocupaste por revisar mi cuarto. – Dijo Abba provocando que su hermana se sonrojara por la vergüenza. – No te pongas así, eres algo distraída cuando se trata de las cosas del hogar. –


– Buenos días, Abba Farrah soy… –



– Sé perfectamente quien es y me alegra saber que es cierto que usted será la entrenadora. –


– ¿En serio? ¿Si te unirás al equipo? – Preguntó Isa emocionada por ese comentario pero la joven movió su dedo índice en señal de negación.


– No se adelante, si estoy emocionada por saber que una de las mejores del mundo dirigirá el equipo, pero no deja de molestarme la actitud de las demás, dejan mucho que desear. –



– Abba, no va bien que digas eso cuando. –



– ¿Alguna vez vas a ponerte de mi parte? –



– Ya chicas, no se peleen. –



– A lo que me refiero es que le daré una oportunidad y solamente por usted, pero con dos condiciones. – Sonrió Abba haciendo la señal de victoria. – La primera es que me consiga un balón firmado por el equipo legendario de Italia. –


– ¡Abba, pides demasiado! –



– Puedo conseguir las firmas de Blanche, Xelha, Marlon, y Xcaret, pero Vane y las demás son difíciles, ocuparía viajar a Italia, también puedo de Lizeth aunque ella entró unos años después cuando obtuvo la ciudadanía italiana. –



– ¡Con ellas me basta! La mejor atacante, la jugadora perfecta, la mejor creadora de jugadas, la mejor defensa y por encima de todas, la mejor estratega. – Hablaba emocionada la noruega manteniendo una gran sonrisa como de niña que recibía juguete nuevo. – ¡Perfecto! –


– ¿Y lo segundo? –



– Que me conteste mi mayor interrogante sobre ellas. –



– ¿Si? – Preguntó Isa curiosa al ver la cara seria de Abba, incluso su hermana estaba atenta pues no sabía que quería averiguar su hermana.


– ¿Existe algo sentimental entre las hermanas Mannes? –



– ¿Eh? –



– Siempre he sospechado eso, desde el principio Xelha Mannes hablaba maravillas de su hermana menor, incluso siendo una mujer casada parecía más interesada en estar acompañada de Xcaret que de nadie más y algo en su mirada me hacía creer que estaba enamorada de ella. – Habló Abba encogiendo los hombros. – Igual y son ideas mías, pero es lo único que no me queda claro de ellas y eso que soy su fan. –


– Suena raro ¿No lo crees? No creo que ellas… Entrenadora ¿Por qué pone esa cara? ¿Es en serio? –


– ¡Si! ¡LO SABÍA! ¡LO SABÍA! – Celebraba la menor de las Farrah al ver la cara nerviosa y sonrojada de Isabella al escuchar que esa chica tocó el tema que la trajo a ser una sustituta, sin dudas Abba era una chica a tomar en cuenta al momento de hablar.







O-O- Ay Isa, tan inocente que es tu carita que te hace ser tan transparente jaja, y llega también Abba al grupo.
PD: O-O- Eyleen tiene buen cuerpo pero su hermana Adda, uff jaja -O-O
1611424329474.png
 
Arriba Pie