Original Fic HARDEST RESORT -FINAL + BONUS 6-

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,202
Offline
En el capítulo 9, Cadie va a lo que va pero igual hay chisme jaja.
Y el capítulo 10 debería llamarse algo así como "la trampa de Arisa" lol
-O-O Arisa me cae bien (y está bien buena jaja) y Cadie, se quiere aprovechar de la pechugona del grupo jaja -O-O igual se ve que va en buen plan, que está interesada en escucharla y llevarse bien con ella más allá de querer devorarla todita jaja.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,202
Offline
Claro, le hace caso como persona también.
-O-O Que cuerpo tiene Maura por cierto jaja, tiene tantas curvas, me recuerda mucho al cuerpo de Yadira, que tiene muchas curvas pero en general está muy bien proporcionada, Cadie se nota que le encanta tener donde agarrar jaja.
PD: O-O- Maura es la chica que tiene el rostro que más me recuerda a Thames, por mucho jaja.
1613502948869.png
1613502993967.png
1613503022112.png
 
Última edición:

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,202
Offline

O-O- SEGUIMOS!!

-O-O Este es un capítulo largo por cierto y eso que le hicimos recortes más que al presupuesto a la salud del 2021 en plena pandemia, lol.





RESORT 11



El saque se dio y como sospecharon las del nuevo equipo, el balonazo salió en dirección de la pequeña Sorian que cerró los ojos e interceptó el tiro con ambos puños cerrados elevando el balón sin dirección, en un movimiento inesperado Tulum corrió para acomodar el esférico hacía adelante dejando a Chie como atacante sorpresa y aprovechando su altura dejó un balón muerto al otro lado de la red al nadie estar atenta a ella.



– Suerte. –


– No fue suerte, esa niña no puede darle otra dirección al balón más que hacía arriba. – Contestó Cadie a la capitana que solamente la ignoraba. – Con eso cumple su función de libero. –


– Entonces forzaremos a la defensa en su punto medio. –


– Veremos si funciona. –


– ¿Te estás burlando de mí? – Preguntó Sabrina mientras la pelirrosa se reía sin decirle más.


El partido siguió y fue claro que el plan de Sabrina no estaba funcionando, cuando trataban de enfocarse al medio de la cancha rival, aparecían Daphne y Chie para cubrir los balones altos que Sorian no podría alcanzar, dejando a la más baja cuidando la línea de fondo, a pesar de no tener experiencia de juego y ser patrones muy simples, estaban funcionando y todo a raíz de las ejes de ataque, Sian y Tulum estaban tirando balones que complicaban el armado de un contragolpe y Arisa era una gran defensa aérea que forzaba a tratar de buscar balones de fondo que peleas cercanas a la red. La cara de Sabrina era de sorpresa, acababan de perder el primer juego a favor de las novatas, enfocarse en Arisa no servía porque todo el equipo hacía lo propio ¿En verdad eran novatas?


– ¡Vamos ganando hermanita! – Dijo Sian abrazando con fuerza a Tulum mientras tomaban algo de agua antes del cambio de cancha.



– Son buenas, pero tienen varias fallas al momento de acomodar su ataque, hay dos que en especial tienen problemas de definición y las dos creadoras de jugadas tienen momentos complicados al tener que funcionar como otro eje de ataque por las dos chicas que no responden a tiempo. –


– Buena observación Tulum, es bueno tenerte en el equipo. –


– Arisa. – Susurró la morena sonrojándose al sentir la mano de la rubia sobre su cabeza. – Gracias. –


Al otro lado, el equipo de Sabrina se miraban entre sí, sabían quienes estaban fallando pero preferían no decirlo, era mejor esperar y ver que ellas lo reconocieran pero sería difícil cuando la cara de la capitana reflejaba todo.


– Estamos haciendo el ridículo. –


– Tal vez ese es nuestro verdadero nivel. – Dijo Nika provocando que su exnovia se molestara más.



– Cállate si no vas a decir nada bueno, podemos ganarles, nosotras tenemos mejores integrantes. –


– ¿Y si me permites jugar en el medio para fortalecer la recepción? –


– No, ocupamos que estés hasta atrás Maura, entre Mayte y tú deben cubrirnos. –


– Pero si Maura está muy atrás limita mi línea de acción. – Habló Mayte pero Sabrina no la miró.


– Eres una libero, sabrás como acomodarte. –


– Pero tú fuiste quien me la … A la verga esto. – Expresó la costarricense apartándose al saber que perderían por culpa de esa chica y se acercó a las bancas. – ¡Cambio! –



– ¿Qué? Ok … Castilla, entra. –


– Se veía venir. – Habló Bridgette a Isa quien dejaba de tomar apuntes para verlas.


Arisa y su equipo se quedó en silencio viendo la escena, Sabrina observaba hacía donde estaban las demás jugadoras y pasaba algo que la griega esperaba, Castilla, una gran jugadora del equipo juvenil español y de las mejores defensas se colocó su sudadera en señal de negarse a participar.


– Castilla, te dije que entraras. –


– No lo haré. – Hablaba la española mientras todas se callaban al escucharla decir lo que ellas pensaban. – No ves que no somos un equipo y no sabes dirigirnos, estás cegada por tu orgullo. –


– ¿Qué estás diciendo? –


– ¡Lo que todas están pensando! – Alzó la voz Castilla parándose y señalando con su puño a Sabrina. – ¡Estás necia con solamente querer lucirte y demostrar que puedes ganar que te olvidas que esto es un juego de equipo! Si no confías en nosotras de que coño sirve que nos dirijas. –


– Ella tiene razón. –


Todas voltearon al escuchar a Bridgette que tenía las manos en la cintura y miraba con molestia a Sabrina que solamente evitaba mirarla a los ojos.



– ¿Acaso no comprendes porque Arisa hizo esto? Con un fin de semana, preparó a un equipo capaz de quitarles un juego aprovechando los errores que ustedes comenten y tu pésimo liderazgo. –


– Eso es porque ella es la mejor del mundo. –


– ¿Y sabes porqué es la mejor del mundo actualmente? – Dijo Bridgette mientras abrazaba a Isabella y le sonreía. – Porque nunca ha olvidado que todo se trata de la confianza y lazos que logres con tu equipo, sino confías en las demás jamás lograrás alcanzar la cima en este deporte. –


– Yo… Lo siento... Castilla… Por favor, necesito tu ayuda. –


– Está bien. – Contestó la española al escuchar otro tono de voz y ver otra mirada en la capitana.


Sabrina apretó sus puños y se limpió las lágrimas con el antebrazo para luego mirar con furia a Arisa que sonrió al ver que su amiga volvía a tocar tierra firme, ahora el partido se pondría interesante.


— En verdad lo lamento chicas, perdón. – Hablaba Sabrina tras quitarse las lágrimas y mirar a su equipo. – Sentí coraje que de la nada me dijeran que no sería la capitana y se me olvidó que eso no importa, sino hacer las cosas bien, perdón.


La disculpa de Sabrina hacía sentir a todas que estaban de regreso, y eso se agradecía, todas estaban con ánimo de demostrarle a la excapitana que no era un intento de equipo y que la confianza de la entrenadora no estaba puesta en saco roto. Sabrina hizo indicaciones con los dedos de cuidar a la pelirroja de cabello corto, tenían suficientes problemas con las dos hermanas Mannes y la que acababa de entrar lucía alguien peligrosa por las piernas y brazos fuertes que lucía.


– Parece que va en serio. –


– Ahora si veremos de que es capaz la capitana. – Contestó Fanny a Abba que estaba a la expectativa. – Pero vi los vídeos del año pasado, ella es buena. –


– Lo sé, el problema es la otra. –


Ambas voltearon a ver disimuladamente a Nika que sacudía sus manos para aflojarlas mientras se posicionaba para hacer el saque. El saque se dio con fuerza hacía la nueva, Nika no se esperó a la indicación de su exnovia pues sabía bien su estrategia, probar a la que acababa de ingresar para ver que tan buenos eran sus reflejos y tomar por sorpresa a las demás, pero como sospechó Sabrina, esa pelirroja pudo responder a la perfección dejando una bola a buena altura para acomodar un remate que intentó Sian siendo cubierta por Maura y Sabrina obteniendo un punto.


– ¡Buen muro chicas! – Aplaudió Isabella emocionada al ver que el partido empezaba a nivelarse.



– ¡En tu cara súper modelo! –


– Cadie, Arisa es nuestra amiga. –


– ¡Lo sé pero me dejo llevar, igual ya me conoce! – Rio la pelirrosa mirando hacía su amiga a quien le hizo la señal de Ok por lo que provocó al llegar.


Las chicas agarraron confianza, Arisa sonrió a escondidas al ver que sus amigas aún tenían el toque, era claro que los roces no les permitían pensar con claridad dentro y fuera de la cancha y a veces una sacudida era necesaria para traerlas a de vuelta, aunque perdieron el encuentro con las principiantes, el efecto sin dudas les causó animarse a más. Isabella ya sentía más calma de ver a todas animadas así que tendría que ir definiendo todo para el próximo torneo y más al ver que alguien llegaba en el descanso para ver como le iba a su amiga.



– Les pido una disculpa de parte de parte de Xel… Digo, la exdirectora, me prometió venir a platicar con ustede pero Blanche… Digo, la directora decidió venir a apoyarnos. –



– No puedo creerlo, es Blanche III Leopardi. – Susurró Eyleen a su hermana que estaba tan emocionada como ella.


– ¡Es tan guapa y alta! –



– Si, estamos ante la mejor atacante. – Murmuró Castilla a Mayte que estaba igual de sorprendida que las demás.


– Chicas, agradezco que muestren seriedad a este proyecto que tenemos, Isa… Perdón, su entrenadora tiene muchas expectativas respecto a ustedes, sé que harán un buen papel. –



– No te preocupes tía, me aseguraré de que no les demos vergüenza. –



– ¿Acabas de decirle tía a Blanche III? – Dijo Mayte mientras Arisa sonreía tranquilamente.


– Mi madre y ella se llevan bastante bien, por lo que siempre la vi como una tía, así como a mi tía Isa, mi tía Brid… Igual a mis suegras pero ahora las trato más así por la situación actual. –


– ¿La situación actual? –



– Está saliendo con las dos hijas de Xelha Mannes. – Habló Cadie al oído de Maura poniéndola roja de la cara.


– Vayamos al grano. Vamos a ir visualizando como nos prepararemos. –



– Maura, Eyleen, son nuestros puntos fuertes en la defensa, Mayte y Castilla son nuestras libero, tenemos un buen nivel defensivo. –



– Hagamos un buen trabajo chicas. – Dijo Eyleen ofreciendo su mano a todas las encargadas de la defensa.


– Fanny, Abba, Cadie, ustedes tres son nuestras mejores recuperadoras y creadoras de jugadas y Cadie, confío en que tu fuerza de ataque no esté empolvada. –



– Para nada, aunque no se compara para nada en la potencia que tiene la directora o tu suegra, de pura casualidad ¿Puede apoyarnos en entrenar para los saques y remates? –



– Buscaré darme tiempo chicas, les pido que confíen en su entrenadora, es alguien que confía en que ustedes amen este deporte tanto como nosotras y las ve como su similar. –



– Es cierto lo que dicen, la directora es una persona muy humilde. – Susurró Abba a Fanny.


– Es perfecta. –



Arisa miró fijamente a Sabrina y Dominika, la pareja que más problemas les estuvieron causando al equipo aunque en el partido amistoso que tuvieron se desempeñaron bien, era señal de que podían esforzarse y trabajar juntas, pero la griega estaba segura que primero debía lograr reconciliarlas por completo.


– Confío en ustedes chicas, en todas, sé que daremos un gran papel. –



– ¡Si! –



– Bien chicas, las defensas quiero que empiecen a calentar, vamos a hacer desplantes y aceleración de esquina a esquina, cinco minutos de desplantes de esta raya a esta. – Indicaba Isa mientras las chicas la seguían. – Ustedes chicas, quiero que calienten antes de realizar pases, van a hacer cinco minutos de pases frontales estáticos, luego cinco minutos de pases de espalda también estáticos y luego vuelven a repetir en movimientos en zig zag. –


– ¡Entendido! – Gritaron Fanny, Adda y Cadie al ponerse a flexionar y relajar su cuerpo antes de los ejercicios.


– Arisa, Sabrina y Dominika, usarán el cañón para practicar los pases altos y remates. –



– Disculpe entrenadora, tengo una duda. – Preguntó Eyleen captando la atención de todas. – No dudo de su habilidad pero ¿Por qué nos entrena a todas por separado? ¿No sería mejor que nos entrene a todas por igual? –


– Sobre eso… Aa… –



– ¿Puedo explicarlo por ti? Isabella. –



Isa sonrió al ver que Blanche le iba a apoyar a explicarse ya que sabía más de ese tema debido a que ese estilo de entrenamiento era similar al que Xcaret Mannes desarrolló para el equipo de Italia y que hasta la fecha seguía siendo un secreto (sobretodo por la dificultad de realizarlo sin el procesamiento de datos que tenía esa pelirroja). En cuanto iba a hablar la italiana se sorprendió al ver a una pelirrosa de apariencia juvenil y cuerpo delgado.


– Es cierto que la forma más viable y rápida de entrenar al equipo es entrenarlas todas por igual y al unísono, pero eso deja de lado el potenciar las habilidades de cada una, no basta con el entrenamiento individual básico sino uno personalizado, por ahora las entrenaremos según su fortaleza, revisaré todos sus datos de las últimas tres temporadas en las que ustedes hayan participado y prepararé un plan de ejercicio y dieta a cada una. –



– ¡Xcaret! –



Isa sonrió llena de alegría y con los ojos algo llorosos al ver a su amiga parada en la puerta con una tableta electrónica y sus gafas, como siempre se veía cuando estaba en la cancha, por el pantalón y chamarra supo que estaba ahí para apoyar al equipo. Aunque ya era profesora y entrenadora, Isa no pudo evitar correr para abrazarla con todas sus fuerzas, pues no había dejado de pensar en lo que pasó que la hizo huir a Italia.


– ¡Xcaret! ¿Cómo estás? ¿Cuando volviste? –



– Perdón por preocuparlas, llegué a las cinco y trece de la mañana. – Contestó Xcaret tranquilamente mientras su amiga sonreía al ver esa mirada adormilada de siempre.


– ¿Te sientes mejor? ¿Hay algo que pueda hacer por ti? –



– Estoy mejor y no es necesario, decidí venir a ayudarte, también Lizeth vendrá pero está ocupada con Marlon… Habrá una cena especial por mi regreso. –



– ¡Fantástico! –



– Hola ¿Todo se encuentra bien? –



– Si, gracias por preocuparte Blanche, no debí de irme así, actúe algo imprudente y me siento mal por preocupar a todas, trataré de enmendarlo de alguna manera. –



– No cambias. – Sonrió Blanche tomando de los hombros a su amiga que levantó la mirada lentamente por la diferencia de estatura. – No queremos que te sientas comprometida con nosotras, solamente queremos que estés bien. –


– Gracias… –



Todas las jóvenes estaban con cara de shock, al lado de Blanche III e Isabella Filiko estaba Xcaret Mannes, la mejor libero y mejor estratega del volleyball femenino de las últimas décadas, la que se presumía que era la mente detrás de todos los campeonatos y dominio brutal del equipo italiano al aprovechar al máximo las habilidades individuales de sus integrantes potenciando el trabajo colectivo.


– ¡No puedo creerlo! ¡Eyleen, tenías razón valió la pena venir hasta aquí! – Hablaba Abba emocionada sacudiendo a su hermana que tampoco podía borrar su sonrisa.



– No podemos perder… Cuatro de las mejores del mundo nos van a entrenar… Es como un sueño. –


– ¿Estás llorando? – Preguntó Castilla a Mayte que se tallaba los ojos.


– Es que estoy viendo a mis dos ídolos, crecí viéndolas poner en alto el puesto de libero. –



– Me pregunto como estarán en casa de mi suegra. – Externó Arisa a Cadie que le sonrió.


– Pues bien ¿O no? Parece que había pasado algo muy grave. –


– Mmm… Conociendo a mi suegra, no sabría decirlo. –



– Chicas ¿Y si seguimos con el entrenamiento? –



– Cierto, por eso confío en ti Maura, me recuerdas que debemos de concentrarnos siempre. – Dijo la griega dando una palmada a la morena que río algo apenada.


El grupo elevó sus ánimos al máximo, no fue necesario que Isa les mencionara de nuevo lo que iban a hacer, todas estaban con las ganas de no quedar mal frente a esas jugadoras, pero sin dudas la más contenta era Isabella, volver a ver a su amiga le daba un aire de que las cosas estarían más tranquilas entre todas sus amigas, aunque le daba curiosidad saber que estaba haciendo Bridgette en ese momento. Aunque quedaba poco tiempo para el torneo había seguridad que esta vez no habría más cosas que impidieran el progreso del equipo.



– ¿En verdad andas bien? –



– Si, gracias por preguntar. – Sonrió un poco Xcaret siendo abrazada de repente por Isa.


– En verdad nos tenías preocupada. –



– Lo siento, no volverá a suceder, he entendido que dejé muchas de mis decisiones y acciones en las demás, en especial de Xelha, no solo eso, también comprendí sobre mi y sobre sus sentimientos. –



– Eso. –



– Xelha me ama… Así como yo tengo sentimientos por ella. – Dijo Xcaret de una manera sincera y directa al enfrentar la realidad. – Pero no por eso significa que esto que siento sea una apertura a que ella ejerza tanta influencia en mi vida, tengo que empezar a vivir con más confianza en mi. –


– Es bueno tenerte de nuevo en tu equipo. – Habló Isa tratando de darle el gafete de entrenadora pero Xcaret lo rechazo.


– Nuestro equipo. –



Isa abrazó del hombro a Xcaret sacudiéndola un poco por la alegría, las cosas irían mejor, no solo por la presencia de su amiga, sino porque las chicas parecían estar más motivadas que nunca y ese era uno de los pilares para lograr grandes cosas.






O-O- Y aparece Xcaret que ya nos prometió wolfito que no le robará protagonismo a Isa en este fic (ya lo anda haciendo en el de game, set jaja -O-O)
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,202
Offline
Iba a decir que no estaba tan largo, pero sí, algo jaja.

¡Blanche ahí siendo perfecta frente a todas! Y Xcaret dijo lo que dijo, qué fuerte
-O-O Xcaret va agarrando más confianza y empezando a pensar de manera más individual gracias a ya sabemos que señorita jaja (se le agradece, la pobre merece tener más libertad y felicidad).
O-O- Blanche aparece y ella como ¿Por qué todas me miran tanto? jaja.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,202
Offline

O-O- SIGAMOS!!!



RESORT 12



Las luces del dormitorio de Maura y Cadie estaban encendidas esa noche, era algo normal por las veces que trasnochaba la morena para estar estudiando, pero en esa ocasión había un motivo distinto, la visita de una amiga de ambas para preparar estrategias y tomar acuerdos para el torneo que se estaba aproximando. Arisa había ido a platicar con ellas siendo dos de las más confiables en el equipo, aunque había dejado ser la capitana del equipo griego por concentrarse en el modelaje, aún seguía estando en la matrícula de la academia así que podía jugar con sus compañeras, además que buscaba de cierta forma animar a sus novias y su suegra trayéndoles la victoria a casa, cosa que confiaba lograr con las integrantes que tenía.
Mientras Maura preparaba algunos bocadillos para las tres, Arisa le explicaba a Cadie como quería acomodarse en medio de los juegos en base a lo planificado por su entrenadora Isabella, quien le tenía plena confianza en la adaptabilidad que poseía la hija de Vicky, aunque la pelirrosa a veces distancia su mirada enfocándose en la silueta de su roomie que se resaltaba bastante al estar en short de licra y una playera sin mangas.


– Concéntrate. –


– Perdón ¿Decías? –



– Cadie, si llegas a lastimarla yo. – Susurró Arisa pero su amiga se rió y agitó su mano en señal de bajar el enojo.


– No le haré nada malo, me gusta mucho. –



– Y es mi amiga, hablo en serio. –



– También hablo en serio. –


– ¿De qué hablan en serio? – Preguntó Maura desde la cocina viendo como ambas se separaban de susurrarse.


– Nada, de los planes que Arisa trae para nosotras. –


– Estuve pensando en combinar el control de balón de Cadie para hacer remates desde media cancha, así como lo hacíamos en Grecia. – Dijo Arisa mientras Cadie miraba las notas que traía su amiga.


– ¿Crees que funcione? –


– Revisé la data de todos los equipos registrados, nadie es tan alta como Maura o como yo, dudo que puedan estar listas para un remate con efecto desde el fondo y es una táctica que no muchas se animan a hacer. –



– Se nota que quieres lucirte al usar tácticas de tu suegra y de la directora. – Habló la pelirrosa viendo como su amiga sonreía.


– La directora Leopardi y mi suegra son mujeres altas y de salto y brazo potente, era pan comido para ellas sorprender con ese golpe, por eso no muchas esperan que se replique ya que hay que tener bastante precisión para no hacer bolar el balón y en nadie te supera a ti, eres de las mejores creadoras de juego que hay. –


– Y también por eso ocupas a Maura ¿O no? –



– ¿A mi? – Preguntó Maura al dejar en la mesa una bandeja con bocadillos y té helado.


– No sólo eres una gran defensa, posicionas el balón haciendo de una creadora improvisada, es cierto que Fanny y Adda son casi tan buenas como Cadie, pero tú eres una creadora que actúas por reflejo, sería tener a cuatro creadoras para apoyar al ataque y así en las rotaciones no tendremos ningún problema. –



– Es que, no soy muy buena en eso, solamente reacciono. –



– No seas tan modesta, tienes muchas virtudes. – Sonrió Cadie abrazando de la cintura a Maura que se rio un poco apenada por ser adulada. – ¿Verdad Arisa? –


– Así es, siempre te lo dije Maura, tu defensa es sólida pero tienes otras cualidades que te hacen una gran jugadora. –


– Y no muchas se mueven tan bien como tú aún con el cuerpo que tienes. –


– ¿Mi cuerpo? – Preguntaba la morena poniéndose más roja por ese comentario. – Les juro que no he subido de peso. –


– Se refiere a tu figura, Cadie nunca ha sido buena explicándose, se parece a mi madre fijándose en otros detalles. –


– Bueno, tu mamá siempre nos dijo que quien entiende, entiende, jaja. –



– Y por eso nos mete siempre en problemas, mi suegra se enoja porque luego su hermana anda preguntando las cosas que no entendió que le dijo mi madre. – Susurró Arisa cerrando uno de sus cuadernos para tomar otro. – Ahora el otro dilema. –


Al abrir el cuaderno, las tres se quedaron mirando a la foto y los datos de Dominika, quien fuese compañera de Arisa y Maura años atrás cuando estuvieron activas, de todas era la única jugadora de la cual aún tenían dudas su entrega al equipo.



– La he visto llevarse mejor con todas y le toma más importancia a las prácticas. –



– Siempre y cuando no empiece a discutir con Sabrina. – Dijo Arisa mordiendo suavemente la uña de su pulgar.


– Nunca he quedado en mal término con alguna pareja así que no sé como está su asunto, escuché que ella arruinó la final pasada. –



– No tengo idea, pero tampoco quieren platicar de eso. –



– Emm… He escuchado algo sobre eso hace poco. –




Cadie y Arisa voltearon hacía Maura que se sentaba en el sofá teniendo una cara algo apenada por ese comentario ya que no era de los chismes que solían contarse en la escuela.


– ¿Cual? –



– Arisa, sabes que no me gusta hablar cosas que son delicadas y no me conciernen. –



– Es por el bien de nuestras amigas, porque las ves también como amigas ¿O no? – Habló la rubia viendo una pequeña sonrisa en Maura, la conocía de años así que sabía como convencerla fácilmente.


– ¡Si! Claro que son mis amigas. –



– ¿Entonces? –



– Bueno… Pero no digan que yo lo conté por favor. –



– Ni les hablo tanto así que tú tranquila. – Respondió Cadie para tranquilizar más a la morena.



Maura se quedó unos segundos en silencio, tomó aliento profundamente para luego suspirar y mirar con serenidad a sus compañeras antes de hablar, lo que diría era bastante delicado y lo sabía así que debía ser prudente.


– Saben que Dominika es una Plates ¿Cierto? –


– Si, es una sobrina lejana de mi suegra Marlon. – Contestó Arisa.


– Pues… Escuché que la familia Plates la tiene bajo protección junto a su mamá, por culpa de su papá y que fue él quien la orilló a perder el torneo pasado. –



Ambas chicas se quedaron sorprendidas por ese comentario ¿Protección? ¿Culpa de su padre? ¿Qué es lo que le había pasado a Dominika?


– Al parecer, el papá de Dominika es un adicto a las apuestas, ya lo habían expulsado de la familia Plates y la mamá de ella se divorció de él hace poco porque no podía controlarse. – Explicaba Maura mientras jugaba con uno de sus pulgares al estar algo nerviosa por lo que contaba. – Su papá apostó bastante dinero a unos delincuentes a que el equipo donde estaba su hija perdería esa final. –


– Ya veo… Si su papá le decía a ella que su vida corría peligro si el equipo ganaba, Nika debió sentirse contra la espada y la pared, ganar el torneo o le daban cuello a él. –



– ¿Donde escuchaste todo esto? –


– Lo escuché sin querer en una platica entre la señora Marlon y un policía, en la oficina de maestros hace una semana porque fui a regresar los libros que me prestó una maestra. – Confesó la morena apretando sus puños. – No quise contar nada porque es algo grave, pero entre más lo he pensado más me resisto a pensar que Nika fuera extorsionada por su propio padre, es demasiado triste. –


– Mmm… –



– ¿Qué piensas? –



– No es descabellado que nadie lo sepa más que mi suegra Marlon, con lo mal que ha estado su esposa seguro prefirió que todo quedara en silencio para no causarle preocupaciones a las demás. – Habló Arisa mirando fijamente a la pelirrosa. – Creo que tendré que platicar con mi suegra así como con Nika, no podemos dejar que esto vuelva a pasar y si es así, es mejor que se salga del equipo. –


– Pero ella no tiene la culpa Arisa. –



– Claro que la tiene, nosotras no tenemos que cargar con los problemas de nuestros padres. –


– Oye, no quiero contradecirte pero ella tiene razón. – Dijo Cadie apoyando a Maura que sonrió por ese gesto. – Dijo que Nika y su madre están bajo protección ¿O no? Eso significa que esto es serio, sé que quieres lucirte como todas más ahora que el equipo parece uno de verdad, pero hablamos de que una compañer está en peli... No jodas. –


– ¿Qué? ¿Por qué ponen esas caras? –



– Mierda... Que hijo de puta, no lo amenazaron a el… Pensaron cobrarse su familia. –



Las tres se preocuparon bastante por la situación de su amiga, si todo esto era verdad, no sólo explicaría porque Dominika parecía desinteresada en el torneo y evitaba a toda costa el solucionar los problemas con Sabrina, vivía el temor de que todo volviera a ocurrir o que la vida de su madre y ella peligraran.






O-O- ¡Por fin se revela porque Dominika hizo perder a su equipo!
 

تالف و مكسور تماما
Moderador
Offline
Creí que sería un chisme distinto, no lo sé, algo menos de mafia. Me recuerda un poco lo de Aug y compañía.

Por otra parte, me dio risa que se mencionara la influencia de Vicky lol
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,202
Offline
Creí que sería un chisme distinto, no lo sé, algo menos de mafia. Me recuerda un poco lo de Aug y compañía.

Por otra parte, me dio risa que se mencionara la influencia de Vicky lol
Más que mafia ~O-O son los problemas de su padre con la adicción a las apuestas y hasta donde llevó las cosas.
O-O~ Vicky es un encanto de mujer jaja, no me imagino que cosas le dice a Xcaret que luego ella anda como niña pequeña preguntando a todas que significaba jaja, recuerda que la pobre no entiende para nada el sarcasmo, el doble sentido, las indirectas, en si, todo tipo de comunicación socioemocional que se salga de la estructura básica y formal ( O-O- Ay como me da pena por esta rojita, pero se ve que mejorará, poquito pero lo hará)
O-O- Me imagino que le diga: "Oye petirroja, me encanta tu cola, parece un duraznito bien maduro" o cosas como "Ay petirroja, eres tan suavecita al abrazar que no me imagino como será tocar tus encantos." Jaja.
 
Última edición:

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,202
Offline
Jaja, a Vicky le gusta ver y Arisa pasó directo a agarrar (?)
-O-O Hasta eso, creo que Xelha nunca pasó de andar persiguiendo y regañando a Vicky por molestar a su hermanita porque sabía bien que así es ella, no tiene intenciones más allá de andar mirando y disfrutando de la belleza femenina (incluso de la propia Xelha sabes que ha hablado de su belleza jaja) O-O- Si fuera como Arisa jaja, de irse directo a agarrar, si le rompe el otro brazo como mínimo.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,202
Offline

O-O- SIGAMOS!!


RESORT 13



Seis y media de la mañana, hora que la mayoría dormiría en la academia más no así para quienes buscaban aprovechar el tiempo para dar un extra a su disciplina y Fanny era una de esas. La inglesa había empezado a trotar desde temprano y se dirigía al auditorio correspondiente al equipo de voleibol femenino, aunque ese día era libre no se sentía a gusto al saber que en una semana tendrían un partido amistoso sorpresa, Arisa se había reservado muy bien contra quien jugarían pero siendo ella una campeona juvenil era de esperarse un rival difícil.
Cuando la castaña se acercó a la puerta del edificio, se sorprendió al escuchar el rechinido de unos zapatos deportivos y el eco de un balón, alguien más estaba practicando, al abrir la puerta se sorprendió al ver que se trataba de Abba que practicaba la recepción de balones y el posicionamiento frente a la red.



– Buenos días. – Dijo Fanny mientras Abba usaba su pulsera inteligente para detener el lanzabalones.


– Hola. –



– No esperaba que hubiera alguien aquí. –



– No eres la única emocionada. – Contestó la noruega caminando hacía su mochila para tomar una toalla. – Me pregunto con qué equipo nos vamos a medir en la práctica. –


– También estoy pensando en eso. –



– Estoy segura que jugáremos contra ellas. –


– ¿Ellas? –



– Las mejores del mundo. – Sonrió Abba provocando que Fanny pusiera cara de incredulidad.


– No creo. –



– Vamos, Arisa es hija de Victoria Toppazio y ves que le habla de tía a Blanche III, la entrenadora y su esposa nos dijeron que estaban dispuestas a apoyarnos y en especial, pudimos conocer en persona a Xcaret Mannes, la mejor estratega que ha existido y si ella viene, significa que también vendrán Xelha Mannes, Marlon Plates y Lizeth Longyard. –



Fanny se quedó imaginando por unos segundos, solamente pensar que enfrentaría a la mejor generación, a sus ídolos y hasta tener la oportunidad de obtener sus autógrafos más allá del balón prometido por su entrenadora sonaba perfecto, demasiado perfecto.



– Sería demasiado. –


– ¿Verdad que sí? Pensar que podríamos jugar contra ellas ¡Me emociona! –



– Lo suficiente para motivarte a entrenar así. – Habló Fanny dejando su mochila para empezar a estirarse.


– No soy la única, Eyleen se fue desde temprano a entrenar con Castilla, creo que iban a hacer algo de escalada deportiva y luego algo de karate. –



– Muay Thai, es lo que practica Castilla. –



– Eso. –



– Todas están emocionadas. –



– ¿Cómo no estarlo? A poco no lo estás? – Preguntaba la rubia viendo como la castaña lo afirmaba.


– Bastante, pero no quiero ilusionarme demasiado ¿Qué si no vienen? –


– Claro que vendrán, te apuesto una botella de Smirnoff a que jugaremos contra ellas. –



– ¿Smirnoff? –



– El otro día me dijiste que te gusta el Vodka ¿O no? –



– Que sean dos botellas. –


– ¡Genial! Si son ellas saldré ganando botellas y de paso vamos a tener un día de ensueño, uno por el que todas están esforzándose. –



– Me alegro. – Sonrió la inglesa mientras Abba ladeaba su cabeza al verla sonreír, era raro al ser alguien tan seria.


– ¿Y eso? –



– Por fin puedo decir que estoy en un equipo comprometido. –



– Igual yo. –



– ¿Te parece si hacemos unos pases cuando termine de calentar? – Preguntó Fanny viendo como Abba levantaba su pulgar.


Abba siguió practicando con el balón mientras Fanny hacía estiramientos, hubo un poco de silencio entre ellas hasta que la puerta del edificio volvió a abrirse siendo ahora Sabrina quien abría el lugar. La morena saludó a ambas y se acercó para dejar la mochila, su rostro mostraba un semblante distinto al siempre habitual, estaban acostumbradas a ver su cara de enojada pero ese día parecía estar algo feliz.


– Hola chicas. –


– Hola. –



– ¿Qué nuevas traes para andar tan feliz? – Preguntó la rubia deteniendo de nuevo el lanzabalones.


– Arisa me dijo que Xelha Mannes nos verá jugar en el partido de práctica. –



– ¡Te lo dije! –



– ¿Ya lo sabías? –



– No, pero lo sospechaba, es la suegra de Arisa ¿O no? Y una buena amiga de la entrenadora. – Hablaba Abba aplaudiendo por la emoción. – Estar frente a la mejor del mundo ¡No podemos arruinarlo! –


– Cierto, no podemos arruinarlo. –



– Que nuestra entrenadora sea Isabella Filiko, nuestra estratega Xcaret Mannes y tener el apoyo de ellas, no podemos perder esta vez, no de nuevo. –



– Pero… El año pasado perdieron por ella ¿O no? – Comentó Fanny viendo como Sabrina torcía un poco su boca pero luego sonrió.


– Ni ella es tan tonta como para quedar mal frente a todas ellas y Arisa me dijo que iba a platicar con Nika, estoy segura que la pondrá en su lugar. –



– Pues esperemos que así sea, recuerda que ya le puso un hasta aquí, si no muestra interés en esto la van a sacar del equipo. –



– Sería lo mejor ¿O no? – Preguntó Abba de manera intencional para ver la reacción de la morena que solamente sonrió y talló un poco su hombro.


– Si… Sería lo mejor. –



Fanny le echó una mirada a Abba como diciéndole que no debió decir eso, la rubia encogió sus hombros y pensó que era mejor evitar arruinarle la emoción por lo que le dio una palmada suave en la espalda a Sabrina trayéndola de regreso de su tristeza.



– Ey ¿Qué tal si apostamos a que jugaremos contra Xelha y sus colegas? –



– ¿En serio crees que juguemos contra ellas? –



– Te apuesto… ¿Qué bebida prefieres? –


– No soy muy de tomar. – Dijo Sabrina pensando un poco. – Si acaso me gustaría probar el Mezcal. –


– Vaya, saliste valiente, te apuesto una botella de la marca Cómplice a que jugaremos contra ellas. –



– Mmm… –



– Fanny ya se animó a apostar. – Insistió Abba haciendo que la morena sonriera.


– Okay, acepto. –



– ¡Bien! Esto huele a fiesta después del partido. –


– No sabía que te gustaran esa clase de festejos. –



– Hay muchas cosas que no conoces de mí. – Contestó la rubia guiñándole el ojo a Fanny que solamente volteó a otro lado para no pensar en el motivo de ese gesto.


– Entonces ¡No hay tiempo que perder, a practicar! –



Y el día llegó, ese que vaticinaron, las chicas estaban en shock, la cara de Abba era de alegría total pues acababa de ganarle una apuesta a todas sus compañeras, incluyendo su hermana que no podía creer que frente a ellas se encontraba casi completo el equipo mítico de volleyball de Italia dirigido por Xelha Mannes. El equipo nuevo veía en el terreno de juego a Xelha y Xcaret Mannes, Lizeth Longyard, Blanche III Leopardi y Marlon Plates, sumado la entrenadora que había decidido unirse al equipo para completarlo.


– No puede ser. –



– Debí apostar dinero. – Pensó Abba con ganas de llorar de alegría. – ¡Son ellas! –


– Hola chicas, espero se estén esforzando para ganar, obvis que espero el primer lugar después de todo nosotras tenemos expectativas muy altas de ustedes. –



– ¡Es Xelha Mannes! ¡Es ella! – Habló Eyleen totalmente emocionada haciendo reír a todas al ver que la más seria de todas parecía una fanática, hasta que reaccionó apenándose. – ¡Lo siento! ¡Fue la emoción! –


– Isabella y Arisa sugirieron que jugáramos un partido con ustedes para motivarlas y también ayudarles a corregir errores que muestren, Bridgette se nos iba a unir pero decidió quedarse para cuidar de Marya esta mañana pero no se preocupen, obvis que aprenderán más con ayuda de la mejor del mundo, mi hermanita ¡Un aplauso a ella por favor! –



– ¿Lo estás escuchando Nika? La directora y las demás van a jugar contra nosotras. – Dijo Mayte viendo que incluso Dominika se veía emocionada mientras aplaudían sin pensarlo.


– Oiga ¿Eso significa que volverá a ser nuestra directora? –



– Me gustaría mucho decir que sí, Abba Farrah, pero tengo pensado en un mes más prepararme para volver a tener una hija así que confiaré en que Blanche haga un buen papel en la academia. –


– ¿Otra hija? – Preguntó Arisa a su suegra quien abrazó a su hermana y la levantó al sujetarla de la cintura.


– ¡Es que volver a ver a mi hermanita me dio tanta emoción que quiero celebrarlo dándole mucho amor a una hijita tan adorable como ella! Obvis mis hijitas son hermosas pero ya van creciendo y tú estás al pendiente de ellas, quiero empezar de nuevo teniendo a una linda bebé en mis brazos. –


– Xelha, bájame por favor, quedamos en que ibas a tratar de controlarte. –


– Ay hermanita es difícil cuando eres tan linda, volver a verte con el uniforme de volleyball me hace ¡Tan feliz! –


– Me alegra verla así. – Sonrió Isa al ver a Lizeth quien se mostraba algo distinta a lo de siempre. – ¿Qué pasa Liz? –


– Nada, ya habrá tiempo de explicarte. –



– Bueno chicas, ya estamos aquí así que ¡A jugar! –



Tras el grito de Xelha, todas las chicas empezaron a calentar previo al juego, la emoción en ellas estaba provocando bastantes nervios incluyendo a Eyleen que fue calmada por la mano de Castilla en su hombro, era claro que todas querían lucirse frente a sus ídolos.


– En verdad que me sorprendes ¿Cómo las convenciste? – Preguntó Sabrina a Arisa quien sonrió al verla.


– Con convencer a la señorita Xcaret basta para que mi suegra mueva cielo, mar y tierra. –



– Es como un sueño. –



– Eyleen, ocupo que se concentren lo más que puedan, ellas no vienen a divertirse, si nos descuidamos nos van a aplastar. –



– Lo sé. – Contestó Eyleen frotando sus manos al estar emocionada. – Pero no puedo evitarlo. –


– Créanme, mi suegra incluso con sus hijas no se mide y menos cuando está su hermana en la cancha, le encanta lucirse frente a ella. –



– Igual y por la edad tenemos ventaja. –



– Ojalá fuera así de fácil Mayte. – Dijo Cadie sonriendo a la morena. – Me ha tocado ver juegos amistosos entre las mayores, será difícil pero tratemos de ganarles un juego. –


– ¡EMPECEMOS! –



Como era de esperarse, la emoción y las ganas de lucirse cambiaron por la cara de la realidad y el asombro de que el primer saque realizado por Blanche les dio un punto a las mayores, ni siquiera reaccionaron al balonazo. Por un momento Isabella se preocupó que eso hiciera que el equipo se desanimara pero pasó lo contrario, todas estaban hablando emocionadas por el partido, las sonrisas en sus caras nuevamente se iban mostrando, el sentimiento de llegar a ese nivel empezaba a florecer.








-O-O Cuando Arisa sabe que si quieres convencer a Xelha de algo, primero tienes que convencer a Xcaret de que se lo diga jaja.


-O-O
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,202
Offline
Como que sabe mucho de marcas de alcohol.



Justo esto quería resaltar (y qué miedo)
-O-O Normal jaja, igual Abba le gusta la fiesta y tomar pero se ve que se cuida, sólo lo disfruta.
O-O- Obvis que no da miedo jaja, no es como si el pensamiento de Xelha Mannes no gire alrededor de su hermanita jaja (recordando la imagen de Tom al entrar al cuarto jaja).
 
Arriba Pie