Original Fic HIMEN/PRINCIPIANTE -FINAL-

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Registrado
26 May 2016
Mensajes
6,004
Offline
Lucia corría hacía el baño de su escuela a la cual recién ingresaba, era su primer año de secundaria, en una nueva ciudad, los nervios se la estaban devorando debido a que tuvo dificultades para convivir debido a su mentalidad siempre queriendo ser recta y ella quería que eso cambiara, quería tener amigas, quería quitarse esa etiqueta de chica estirada que tuvo en la primaria. Era tanta la preocupación que ella traía, que llegó a la escuela media hora antes de la entrada.


- Dios mío ¿Cómo me voy a presentar? Debí de practicarlo más en casa. -
Hablaba la chica buscando los baños del primer piso. - ¡No debí de tomar tanto jugo en el desayuno, me voy a orinar de los nervios! -



La morena entró a un baño, sin percatarse que era el correspondiente a los chicos, cosa que notó al ver los mingitorios de la pared, cuando estuvo a punto de correr a salir, se quedó sorprendida, porque había una figura femenina en uno de los urinarios del fondo, una rubia algo bajita, quien levantaba su falda y por las bragas en el suelo, así como el sonido de agua tocando la porcelana, sospechaba que hacía justo lo que parecía.


- ¿Huh? -



La rubia reaccionó a ese pequeño sonido, volteando a ver a Lucia, fue cuando se puso por completo nerviosa al ver la sonrisa traviesa de esa linda rubia de ojos color ámbar, lo cual le hizo dar un paso lento hacía atrás.


- ¿Te gusta lo que ves?
- Preguntó la rubia quien levantó más la falda dejándole ver su redondo trasero blanco desnudo.

- Per… ¡Perdón! -



Lucia corrió a la salida, logró ver que el baño de las chicas estaba al frente y corrió hasta uno de los retretes, cerró con llave y bajó sus pantaletas, soltando un chorro de orina mientras temblaba de pena ¿Acaso esa chica había orinado parada? ¿En el baño de los niños? ¿Estaba loca o qué? La estudiante modelo logró calmarse y tras escuchar el primer timbre, corrió hacía el salón que fue lo primero que ubicó cuando llegó a la escuela.

Todo el grupo fue entrando poco a poco, por sus calificaciones, Lucia fue sentada hasta atrás, la política de esa escuela exigía que se tomaran en cuenta a los mejores estudiantes para ubicarlos en las partes traseras y delante, los de menor rendimiento, para tratar de nivelarlos, cosa rara para la chica, pero así tenía que ser. La sorpresa de la chiquilla fue enorme al ver que, en la silla del segundo lugar, tomaba haciendo esa rubia de coleta que le calculaba mediría un metro y cuarenta centímetros, incluso notaba que su uniforme era el único distinto al de todos los presentes.


- Señorita Richmont ¿Me puede explicar porque no trae el uniforme de nuestra escuela?
- Preguntó la profesora que se había presentado como asesora.


La rubia se puso de pie, con esa sonrisa tan extraña en su rostro, con una malicia que no disimulaba ante los ojos bien fijados de Lucia. La chica de la coleta tomó aliento y llevó su mano al pecho, cambiando su rostro por uno casi dulce, tierno, como si pareciera la niña que ya lucía por su físico.


- Perdóneme profesora Johnson, mi familia no encontró un uniforme de mi talla en las tiendas que venían en la lista que se nos otorgó, por lo que se vieron a la obligación de mandarlo a confeccionar uno para mí, como se puede dar cuenta, soy pequeña para mi edad, pero eso no quita las ganas que tengo de estudiar, por eso decidí venir, aunque por no traer el uniforme debido me amerite una falta. -


- Bueno, hubiera dicho eso al entrar, no te preocupes, lo comentaré con los prefectos. -
Dijo la maestra tomando haciendo, mientras la rubia volteaba a ver a Lucia con una mirada traviesa y con cuidado de que nadie lo notara, le lanzó una pelotita de papel que ella abrió.

- “La verdad, el uniforme de esta escuela es un asco, la falda parece de monja y no va conmigo el usar medias, eso se lo dejo a las prostitutas. PD: ¿Te gustó lo que viste? Puedo enseñarte todo lo que quieras, amiguita. “-



Lucia se puso roja por lo último que leyó y escondió el papel, temiendo que alguien más lo leyera. Pasaron la lista y la presentación de cada una, fue cuando Lucia descubrió que esa rubia se llamaba Karma Richmont, de su misma edad. Al pasar las horas, ella no podía concentrarse, Karma no dejaba de mirarle, se recostaba en el pupitre y sus ojos ámbar se clavaban en ella, aun haciendo eso, estaba al tanto de las clases, era como una habilidad perfecta para alguien que le gustaba vaguear.

Acabó la clase y Lucia sacó de su mochila una pequeña lonchera, prefería preparar su almuerzo que comprar y guardar el dinero para cosas de la escuela, fue cuando notó que Karma sacaba una lonchera similar, al menos, parecía ser una chica ordenada.


- Oye, Lucifer, comamos juntas. -


- ¿Ah? -


- Te hablo a ti ¿U ocupo gritarlo? ¡LUCIFER, HAZME CASO, LUCIFER, SOY YO, KARMA, TE HABLO A TI! -
Empezó a gritar la rubia haciendo que todos voltearon en el salón, mientras Lucia golpeaba el pupitre.

- ¡No me llamó así, me llamó Lucia! -


- Ajá, pero te apellidas Ferdinand, Lucia Ferdinand, Lucy y Fer, Lucifer, de cariño.
- Sonrió Karma mientras Lucia parpadeaba nerviosa, mirando a ella y luego a sus compañeras.

- Ya, pues, vamos a comer juntas, pero en otro lado, que nos están mirando. -


- ¿Qué me miran? ¿No puedo almorzar al lado de Lucifer? -


Todos voltearon ignorando a la joven que parecía fingir muy bien ser una niña buena frente a los maestros, pero era claro que era todo lo contrario, sin dudas, era alguien con quien no juntarse, pero para el mal de Lucia, Karma ya había clavado su mirada en ella.

Karma tomó la mano de Lucia y la jaló por todo el pasillo, mientras ella se ponía roja por las miradas de todas, que cuchicheaban que ellas eran la primera y segunda puntuadas en el examen de admisión, cualquier diría que había un error en el resultado de la rubia que iba pasando enseñando su dedo medio a todos, pero, era una escuela modelo y difícilmente cometerían un error.


- ¿Por qué haces eso? ¡Nos van a regañar! -


- Dicen que es más fácil conocer a la gente cuando estás en su contra, si se ríen de lo que hago, les caigo bien, si se ofenden o hacen algo como cuchichear, significa que piensan mal de mí, así elimino personas con quien conversar aquí.
- Dijo la rubia llevándola hasta las arboleras, lejos de todos. - ¡Perfecto, ningún idiota cerca! ¿Puedes olerlo? ¡Huele a tierra mojada! Uno de mis aromas favoritos. -

- No entiendo eso que dijiste, no tiene nada de sentido. -


Lucia vio como Karma se quitó sus zapatos y calcetines, caminando por el pasto húmedo hasta debajo de un árbol, donde ella se sentó, con su dedo, le indicó que le acompañara, ella se aseguró que nadie viera, antes de animarse a seguirla. La verdad, no creía que era buena idea acercarse a esa chica tan extraña, pero, no quería que le contara que ella la vio orinando en los baños de niños, porque significaría que estaba ahí adentro y los rumores podrían decir miles de cosas más.


- Genial… Aire fresco.
- Dijo la rubia desabrochando unos botones de su blusa, dejando ver un corpiño color celeste, para luego, abrir su lonchera. - Oye, Lucifer, debiste esperar a que saliera del baño para platicar contigo, pero seguro que ya te ganaban las ganas de orinar ¿O no? Por cierto, eres toda una precoz, mira que usar pantaletas de encaje. -

- ¿Qué? ¿Cómo sabes eso? -


- Mmm… Es que no pude evitar agacharme y verte en el baño, jaja, me alegra saber que no soy la única lampiña ahí abajo. -
Contestó Karma comiendo un sándwich haciendo que la cara de Lucia se pusiera por completo roja.

- ¿QUÉEEEEEEEEEEEEEE? ¿ME ESTUVISTE ESPIANDO? -


- Shh, no grites, que van a pensar que soy una depravada. -


- ¡Pero eso eres! ¿Qué hacías orinando de pie en el baño de los niños? -


- Es un experimento, quería saber si una chica podía orinar de pie, así como saber que se sentía orinar así, en un mingitorio. -


- Oh… ¡Pero eso no tiene nada de lógico! ¿Qué ganas con hacer eso? -


- Nada, jaja… Sólo saber que se siente, fue genial, mira que así evitas contagiarte de muchas enfermedades, ya que no ocupas sentarte en una taza donde decenas de culos se sientan al día. -


- No puedo creerlo, no tiene sentido. -


- Ajá, y me dirás que espiarme mientras lo hago tiene sentido… A menos que… Oh… Ya entendí.
- Sonrió Karma de manera traviesa, tomándole la mano a Lucia y le susurró al oído. - ¿También te gustan las niñas? -

- ¿Ah? -


- Noté como me comías la concha con tu mirada, por eso quise enseñarte mi culito para ver tu reacción, eres una niña muy sucia, Lucifer ¿Quieres aprovecharte de una niña pequeña e indefensa como yo con tus manotas depravadas de gigantona? -


- ¿Qué? ¡Yo no quiero hacer eso! ¡Y no soy gigante, a lo mucho mido diez centímetros más que tú! -


- Para mí todos son gigantes, pero no me cambies el tema, a mí me gustan las niñas, así que estoy feliz de que encontré una amiga que también es como yo. -


- Pero a mí no me gustan las niñas… Mira, Karma, quiero tener una vida normal como estudiante, por favor, lo que tengas pensado, yo no te daré vuelo ¿Ok? Mis papás me advirtieron de no juntarme con personas negativas y… -


Lucia se quedó callada al sentir como Karma le sujetaba de la nuca y se prendía a sus labios, metiendo su lengua en la boca. En su mente, se le vino el recuerdo de Bugs Bunny besando así a sus enemigos en forma de burla, le parecía algo muy gracioso en ese momento, pero, no era así, su primer beso, estaba siendo robado por otra niña, y no cualquier niña, una que parecía estar loca.


- Mm… Rico, labial sabor a chocolate. -


- ¿Qué? ¿Por qué hiciste eso?
- Dijo Lucia recargándose en el árbol temblando de nervios, mientras Karma se lamía los labios y le miraba juguetona.

- Es para sellar un trato, ahora, tú serás mi amiga y lo que se me antoje, o sino, todos sabrán lo que yo hice en el baño, así como la chica que me vio mis partes nobles… ¡Oh, señora directora, le juro que no quise hacerlo!
- Decía Karma actuando de forma muy realista con lágrimas incluidas. - ¡Mi débil físico poco iba a hacer contra la fuerza de Lucifer, quien me metió al baño de los hombres y me obligó a que le enseñara mi pequeña vagina virgen y mis nalguitas blancas! ¡Ella me dijo que en cualquier momento me llevaría a la cama! -

- ¡NOOOOOOOOOO, NO ES CIERTO! -


- ¿Crees que ellos piensen que yo miento? Un escándalo sexual sería demasiado para esta escuela. -


- ¿Quién rayos eres? ¿Por qué me haces esto? -


- ¿Qué no escuchaste en el pase de lista? Soy Karma… Tu Karma, Lucifer.
- Sonrió la rubia mientras Lucia no sabía lo que le esperaba, al toparse con tan irreverente niña.






:3 Así empieza este fic corto cómico, con Lucia queriendo una vida normal de secundaria y Karma, una chica bien mafufa XD.
PD: Karma es hija de las protagonistas de este fic: https://forosdz.com/temas/villana-o-heroina-2-de-2.139601/ En muchas de mis historias, varias de las protagonistas deciden tener hijos o hijas por medio de la fertilización artificial y la alteración genética u3u. Karma es hija de la tímida Karlita y la aguerrida Esmeralda, esta rubia loquilla viene siendo nieta de Rosemary Blunt, quien es tía de Karla Blunt. :3 A quienes no conocen, Rosemary Blunt es uno de las chicas más loquitas y divertidas de mis fics, owo tiene muchos problemas psicológicos que ha sabido llevar gracias a su esposa =3, y como se sabe, muchos problemas neurológicos y psicológicos son hereditarios.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Registrado
26 May 2016
Mensajes
6,004
Offline
Sigamos =3






TIMBRE 2






Segundo día de clases, Lucia trataba de llegar con calma a la escuela, pero la presencia de Karma la ponía más que nerviosa. Entró a la secundaria buscando no toparse con ella, sabía que la vería en el salón, pero al menos trataba de evitarla en el trayecto y no tener algún momento bochornoso por su culpa. Al llegar al salón, vio a esa rubia bajita, que estaba sentada en su silla y miraba a la ventana. Karma volteó al escuchar la puerta y mostró esa sonrisa de niña traviesa al verla, como si le hubiera estado esperando todo ese momento.


- Buenos días, Lucifer. -


- Buenos días, Karma, y ya te pedí que no me digas así.
- Dijo titubeando la chica, sentándose en su silla, evitando mirarla y con desespero porque ya iniciaran las clases.


Al inicio de las clases, una chispa pasó por la espalda de Lucia al notar que Karma no paraba de mirarla, tal vez, quería volver a jugarle una broma como ayer, o planeaba decirle alguna tontería, pero nada, solamente sonreía y le miraba. Pasaron diez minutos, media hora, una hora, todas las horas hasta el recreo, y los ojos de esa niña, porque era la única que aún lo aparentaba en todo el salón, se le quedaba mirando.


- ¿Tengo algo? ¿Por qué me miras tanto? -


- Nada. -


- Ok… Ya, en serio ¿Me quieres decir algo? ¿Qué estás planeando? -


- Nada. -


- Entonces ¿Por qué me miras así? ¿Qué estás pensando?


- ¿Quieres saber? -
Preguntó Karma con esa sonrisa juguetona, mientras Lucia pensaba si preguntarle o no.

- Sí, quiero saber. -


- Acércate… Más… Acércate. -
Le susurraba la rubia para que se inclinaran entre sus sillas, susurrándole al oído. - No traigo ropa interior debajo de mi falda. -

- ¿Qué? -



Iba a gritar la morena, pero tapó su boca. Sus mejillas se pusieron por completo rojas mientras veía a esa chiquilla riéndose de su reacción, debía ser una broma, pero, sino era una broma, Karma podía enseñar todo debajo de esa falda más corta que las del uniforme oficial.


- ¿Bromeas?
- Le susurró Lucia, notando que los ojos de Karma brillaron por la pregunta.

- ¿Quieres ver? -



Karma subió lentamente su falda, haciendo que la cara de Lucifer fuese un manojo de nervios al notar la curva de sus glúteos y sus lindas piernas, en verdad, esa niña no traía pantaletas.

- Tengo ganas de almorzar ¿Unas carreras? -


- ¡No!
- Gritó Lucia haciendo que todos en el salón voltearan a verla antes de salir al recreo. - ¡Ven aquí! -


Lucia empujó por detrás a Karma, con almuerzos en mano, evitando a toda costa que vieran las partes íntimas de su compañera, por respeto y dignidad, le preocupaba que esa niña que posiblemente tenía algún problema psicológico, pudiese ser víctima de una vejación. Las chicas llegaron hasta el aula de música, la cual no estaría ocupada hasta varias horas adelante y ella tenía la llave al serle confiada por el maestro de la asignatura el día anterior. Era el único lugar que se le vino a la mente a Lucifer para poder cubrir las posaderas de la rubia, ya que el baño estaba lleno.


- ¿Pero que tienes en la cabeza? ¿Cómo pudiste venir sin bragas? -


- ¿Qué? Yo no dije que no traje mis bragas, las tengo dentro de mi lonchera, jaja, sólo quería saber que se siente andar al natural, se siente rico el airecito acariciándome la conchita.
- Dijo Karma con una sonrisa haciendo que las manos de Lucia temblaran frente a ella de los nervios.

- ¿Acaso no tienes pudor? ¿Qué sí un hombre te veía? -


- Pero no me vieron, jajaja, son tan divertidas las caras que pones. -


- ¡Dios! Tú necesitas un psicólogo.
- Habló Lucifer poniéndole seguro al salón de música.

- Ya lo tengo, es mi tía abuela, me atiende cada vez que viene, pero dice que estoy bien, que sólo soy una niña muy alegre y curiosa, deberías de conocerla, es genial, y sus tres esposas también. -


- ¿Tres esposas? -


- No sé porque haces tanto escándalo, es mi culito el que anda desnudo por ahí, no el tuyo… A menos que…
- Sonrió pícaramente la rubia, llevando su dedo índice a la boca como traviesa. - ¡Ya entendí! ¿Por qué no lo dices así, Lucifer? -

- ¿Decir qué? -


- ¿Te pone celosa que cualquiera pueda verme? Mira que te creía muy apagada, pero, que seas celosa, me gusta mucho. -


- ¡Yo no estoy celosa! ¡Estoy cuidando a una compañera de grupo! -


- Ay, ajá… Tranquila, mi amor, este culito es todo tuyo. -



Lucia sentía que su alma se le salía del cuerpo al momento en que Karma le tomó las manos y se las llevó a sus glúteos, dejándolos a la vista al levantarse la falda por dicha acción. Casi por instinto, las manos de Lucifer apretaron la redonda cola de Karma, provocándole un suave quejido y un sonrojo que le hacía tener una linda cara.


- Lucifer, tranquila, es muy temprano para algo más, además, soy virgen. -
Decía Karma tapando su boca tímidamente.

- ¿De dónde salió esa actuación? ¡Y yo no quiero nada! -


- Jaja, pero bien que apretaste mi cola, tranquila, soy toda tuya. -
Rio la rubia mientras la cara de Lucia daba a entender que estaba a punto de llorar. - Ya pues, me cubriré. -

- Gracias… Mira, Karma, somos compañeras, no sé sí tengas algún problema y yo, como una chica más madura que tú, con gusto te puedo ayudar. -


- Ok, ponme mis bragas. -


- ¿Qué? -


- Anda, pónmelas.
- Dijo Karma sacando de su lonchera, unas pantaletas blancas con unas letras estampadas que decían niña buena en inglés.

- ¿Por qué te las voy a poner? -


- Tú lo dijiste, que me ayudarías en todo, sino me las pones, saldré gritando ¡Ayuda, por favor, Lucifer me obligó a quitarme mis pantaletas y me dijo que quería comerme la concha y meterme sus dedos! -


- ¡PERO YO NO DIJE NUNCA ESO! -


- Claro que no ¿Verdad? -


- Dios mío… ¡Ok, lo haré! Pero es porque yo sí soy una estudiante confiable y madura. -



Contestó Lucia suspirando y poniendo cara seria, después de todo, no podía dejar que su plan de lograr de socializar más, sí no podía hacerlo con esa chica, como podría lograrlo con una persona común, Karma era su prueba de fuego, sí la corregía, aunque fuese un poco, seguro los demás admirarían el logro y la tomarían como una chica confiable.


- Pónmelas, como si fuese tu muñeca.
- Sonreía Karma parándose frente a ella, levantando su falda, haciendo que Lucifer se tapara la cara al ver su vagina rosada y pequeña. - ¿Qué? ¿Por qué te tapas si somos chicas? -

- ¿Cómo que por qué? -


- Mmm… Lucifer ¿Te gusta lo que ves? -


- ¡Que no! Dios… Dame más paciencia. -
Susurraba la chica poniéndole la braga a Karma, sonrojándose al estar tan cerca de su vagina que así como ella mencionó el día anterior, no tenía ni un vello a la vista.

- Oye… Lucifer, si quieres dale un besito. -


- ¡Que no!
- Gritó Lucia parándose de repente, dándose la vuelta molesta.

- No te enojes. -


- ¿Qué rayos te pasa? ¿Por qué haces estas tonterías? -


- Para mí no son tonterías, si tengo algo que me llama la atención, que me gana la curiosidad, lo hago, eso lo hacen todos ¿O no? -


- Pero hay límites.
- Contestó la chiquilla al calmarse, sorprendiéndose al sentir unos bracitos abrazándole por detrás.

- Bueno, trataré de no cargarte tantos problemas. -


- Gracias… -


- Eres mi primera novia y no sería bueno que me quieras dejar por una tontería. -
Dijo Karma dándole la vuelta, con esa gran sonrisa traviesa.

- ¿TU NOVIA? -


- ¿Qué no te dije ayer que eras mi novia? -


- ¡No es cierto, dijiste que era tu amiga! -


- Y lo que se me antoje, y ahora que ya viste mi culito y mi conchita desnuda, ahora eres mi novia ¿O me dirás que no las viste? -

- ¡ERES UNA…! ¡LO HICISTE A PROPÓSITO! -

- Tal vez, tal vez.
- Rio la rubia sacando un sándwich de su lonchera, mientras Lucia temblaba de coraje y nervios al pensar que esa enana estaba jugando con ella. - Ven, siéntate a mi ladito y dame de comer. -

- ¡No lo haré! -


- ¿No? ¿Y si pasó esta foto por la escuela? -


- ¿Cuál foto? -
Preguntó Lucifer sorprendida al ver que esa chiquilla le tomó una foto estando arrodillada mientras le subía las pantaletas. -¡BORRA ESO! -

- No lo haré, es mi primera foto tuya, la borraré con una condición, si esta noche, me mandas fotos tuyas en ropa interior. -


- ¡NO HARÉ ESO! -


- Ups… Podría mandarla al grupo de charla del consejo escolar. -


- ¡Lo haré, lo haré, pero bórrala! -


- ¿Lo juras por tus padres? -


- Yo… Lo juro por ellos. -


- ¡Ok! -
Exclamó Karma borrando la foto y sonriendo como nunca. - Que buen día, me pones ropa interior, me acariciaste la cola y ahora tendré fotos intimas tuyas, ya somos novias, sin dudas, nuestra relación va mejorando. -

- ¡Me vas a volver loca! -


- Espero que de amor. -
Dijo la rubia tomando de su jugo mientras tomaba asiento en una de las sillas.


Lucifer estaba pensando en que le ocurría, esa chica estaba sacándola de quicio, pero lo peor, es que ni siquiera intentaba defenderse o acusarla, era como si le tuviera miedo a intentar hacerle algo en su contra, como si sus sentidos le advertían que, lo mejor que podía hacer, era seguirle la corriente.


- ¿Qué voy a hacer? Ahora tendré que mandarle fotos en lencería a esta enana.
- Pensaba Lucia apretando sus sienes por lo que había pasado.








:d que se anda haciendo Lucifer que le encanta el drama jaja.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Registrado
26 May 2016
Mensajes
6,004
Offline
Gracias por la aclaración
Rosemary Blunt a sus 23 años tenía un grave problema de negación social (asocialidad), cleptomanía, coleccionismo obsesivo y carencia de empatia y comprensión de lo bueno y lo malo, además de tener depresión sonriente. Tenía una gran lista de delitos desde robo, secuestro, acoso sexual. Su novia (Y luego esposa) fue su blanco principal de amor, la secuestró y violó repetidas veces, intentó suicidarse y poco a poco fue estabilizándose un poco :d pero no deja de ser una mujer loquilla y uno de los personajes favoritos de Kissu Kissu .
 
Registrado
4 Nov 2017
Mensajes
99
Offline
Rosemary Blunt a sus 23 años tenía un grave problema de negación social (asocialidad), cleptomanía, coleccionismo obsesivo y carencia de empatia y comprensión de lo bueno y lo malo, además de tener depresión sonriente. Tenía una gran lista de delitos desde robo, secuestro, acoso sexual. Su novia (Y luego esposa) fue su blanco principal de amor, la secuestró y violó repetidas veces, intentó suicidarse y poco a poco fue estabilizándose un poco :d pero no deja de ser una mujer loquilla y uno de los personajes favoritos de Kissu Kissu .
Por cierto me podrías dejar los link de tus anteriores fics para ponerme al día si no es mucha molestia
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Registrado
26 May 2016
Mensajes
6,004
Offline
Trainer pknmn Gold Trainer pknmn Gold No es flojera o ser grosero, en verdad, son demasiados fics, llevo 2 años consecutivos escribiendo sin parar y la mayoría de mis fics están conectados dentro de un mismo universo ficticio llamado Universo Mannes o Universo Kaam. Están 4 etapas actualmente.
Etapa 1. - Cuando Kaam Goheid va a la academia deportiva Step Fast School. De ahí serían los fics principales los siguientes: Game, Set and Love, You are my reason to die, Laberinto y The Widow.
Etapa 2. - El caos, que son los fics donde es una mezcla a modo de thriller de suspenso y misterio que son: Viejo Teatro y La Luz de Siempre.
Etapa 3. - Nueva generación, que es cuando las hijas de las protagonistas tienen la oportunidad de darse a conocer. Esta etapa se divide en dos subetapas, Shirayuki, hija de Kaam Goheid, teniendo trece años y conociendo el amor, y diez años después, la hija menor de Kaam, Liguria, conociendo el deseo por luchar por lo que quieres en el deporte, de ahí nace el grupo de las chicas de volibol del fic: Free Love Championship, Point to Heart, Smash y Hardest Touch.
Etapa 4. - La reencarnación, Kaam y su amada de siempre, renacen y vuelven a encontrarse, de ahí se desprenden los fics: Geminis y continuando está historia; Re:Game.

owo Cada etapa tiene sus subhistorias y dentro del universo Kaam hay otras ramificaciones, como lo que son los fics de: Al calor del amor en un bar (todos los que tienen el nombre de bar).

nwnU lo mejor que te puedo recomendar es en el buscador, poner mi nombre y ver los fics en el orden desde el primero que escribí hasta la fecha.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Registrado
26 May 2016
Mensajes
6,004
Offline
:3 Sigamos!



TIMBRE 3




Era noche y Lucifer tenía problemas para conciliar el sueño, debido a que tenía un pendiente que cumplir, por más incómoda que fuera la petición, era una chica de palabra, aunque lo pensó ¿Por qué aceptó algo tan bochornoso? Lo pensaba y pensaba más, al final, decidió hacerlo. Revisó su celular, un mensaje de ella, diciendo que ya estaba lista para las fotos.

Se puso frente al espejo, no sabía que mostrarle, por alguna razón, quería sorprender a Karma, si mostraba su ropa interior con la que solía dormir, que era de algodón, con volado y estampas, pensaría que era una chiquilla aún, y quería demostrar todo lo contrario, quería mostrar que ya era una chica adolescente. Buscó entre sus ropas, no había mucho de donde elegir, fue cuando se acordó de algo que vio que su madre tenía en su cuarto, que podría servirle, sus padres estaban fuera ese día y su hermano mayor seguro andaba con su novia y posiblemente no llegaría a la casa, así que nadie la vería. Entró al cuarto de sus padres, tenía la ventaja de que su madre era un poco más grande en cuanto cuerpo y altura, pero lo suficientemente cercanas para poder probar de sus ropas, tal vez, algo de encaje podría hacerle ver a esa chiquilla revoltosa que ya era una chica adulta, no como ella que seguía actuando como una niña. La cara de Lucia se puso roja al ver que, en un cajón, su madre guardaba bragas y tangas muy eróticas, algunas bragas tenían un corte que dejaban ver medio glúteo y otras casi toda la cola sin llegar a ser un hilo dental, además, de varios babydolls y camisones, ligueros y más lencería.


- ¡Mamá! ¿Cómo puedes tener todo esto? ¡Dios, no puedo, no puedo! ¡Se me vería todo!
- Pensaba Lucia, imaginando a Karma riéndose y diciendo “Esa Lucifer es de poca palabra, de seguro le dio miedo enseñarme sus fotos con ropa interior de niña. “ - ¡Ya verás, te demostraré que a diferencia de ti, ya soy una mujer! -


Lucia tomó un baby doll de color celeste, así como unas bragas con corte cachetero de encaje, que parecían hacer juego. La adolescente empezó a vestirse, notando que sin dudas, la lencería le quedaba muy bien, su madre era joven, había tenido a su hermano a los dieciséis y para sus treinta y cinco años, podría hacerse pasar por su hermana mayor, por lo que al verse en el espejo, ella pensó que estaba viendo a su madre, para Lucia, eso fue buena señal, ya que se sentía como una mujer adulta.


- Se ve más de lo que pensaba, pero… Me veo muy linda
. - Decía Lucia sonrojándose, dando vueltas y posando en el espejo de cuerpo completo, notando que se resaltaba su cola bien parada y unos senos en desarrollo que en algún momento serían de buen tamaño como los de su mamá. - Seguro ella quedará con la boca abierta. -


Lo que pensó era una cosa, a la hora de la acción, era otra. Lucia estaba sentada en el borde de su cama, con la cámara de su celular sobre su buró y con su clic bluetooth en la mano, sus nervios la estaban comiendo.


- ¿Qué voy a hacer? Se supone que esta clase de fotos se las das a tu novio, no a una chiquilla enfadosa.
- Pensaba nerviosa la joven, quien se paró y al verse en el espejo de su cuarto, se apenó más al notar que podían verse sus pequeños senos casi desnudos. - ¡Dios! ¿Por qué no noté eso? ¡Mejor me cambió de…! -


Iba a quitar la aplicación de la cámara, cuando un flash se disparó, la cara de Lucia se puso pálida ya que el sonido de enviado daba por entendido que Karma había recibido la foto. La chica corrió y sujetó el celular picando a borrar, borrar, borrar, pero ya era demasiado tarde, esa rubia tenía la foto y sus ojos querían llorar al ver que salía “Escribiendo…” en el chat.


- ¡NOOOOOOOOOOOOO! ¿Qué he hecho? ¡Mi mamá me va a matar si se entera! -


- ¡Ay dios mío! ¡Lucifer! No era necesario tanto, jaja, no sabía que me querías tanto como novia para enviarme una foto así, que ricas tetitas tienes.
- Dijo Karma en un mensaje de voz, haciendo que Lucia le llamara.

- ¡Por favor, borra esa foto, bórrala! -


- No, no lo haré, es mi tesoro ahora. -


- ¡Haré lo que pidas, te lo ruego! -


- ¿Lo que yo quiera? ¿Acaso Lucifer quiere negociar conmigo? -


- ¡Por favor, Karma! -


- ¿Tienes una laptop? -


- Sí… Si tengo. -


- Enciéndela, te pasaré mi correo en un mensaje… Quiero verte en vivo. -


- Espera, deja me cambio y… -


- No, quiero verte así. -
Susurró Karma haciendo que la piel de Lucia se erizara.


La chica no tenía de otra, Karma la tenía contra las cuerdas, si esa foto se pasaba por toda la escuela, sería su ruina, no sólo no lograría su sueño de una vida escolar normal, sería señalada por todos. Lucia encendió rápido su laptop y agregó a su mensajero virtual el correo de Karma, mandando un mensaje de “Lista”, a quien estaba jugando con ella. El sonido de “pic” de la invitación a una charla con cámara web se escuchaba, y tragándose su saliva, aceptó.


- Buenas noches, amorcito. -


- No soy tu… ¿POR QUÉ ESTAS DESNUDA?
- Gritó Lucia tapando su cara al ver a Karma, completamente desnuda sobre su cama, solamente cubierta por una almohada que abrazaba.

- ¿Qué? Hace mucho calor y el aire acondicionado apenas empezó a funcionar, ocupo uno nuevo. -


- ¡Dios! ¿Acaso no te dicen nada tus padres? -


- Mis mamás ahorita han de estar muy ocupadas, es su hora feliz. -


- ¿Mamás? ¿Acaso tienes… 2 mamás? -


- Mis madres son pareja desde hace veinte años. -


- ¿Entonces eres adoptada? -


- Para nada, soy hija de ellas, soy niña de probeta. -


- Oh… ¿Podrías ponerte algo de ropa? -


- ¿Por qué? Así estoy cómoda… Además, me encanta como me miras, mm… Como me devoras con tus ojos, como si este pequeño cuerpecito en desarrollo fuese tu perdición. -
Sonreía Karma mientras la chiquilla tapaba sus ojos al ver como ella se quitaba la almohada y separaba sus piernas enseñando todo. - Vamos, no tienes por qué preocuparte, somos novias. -

- ¡Yo no soy tu novia! -


- Si no eres mi novia ¿Por qué me mandaste una foto con ropas tan sexys? Por un momento pensé que, por tu personalidad, usarías esa ropa de algodón sin chiste, y mira que me sorprendiste. -


- Borra la foto, por favor. -


- Lo haré sí haces lo que te digo.
- Sonrió la rubia de manera traviesa mientras Lucia llevaba sus manos al pecho al pensar en lo peor. - Quítate la ropa. -

- ¿Qué? -


- Tengo el número del presidente del club de periodismo, tal vez le sorprenda saber que la estudiante que sacó todos los aciertos en el examen de ingreso, es mi novia. -


- ¡Ok, ok! -



Lucia rápidamente se quitó la ropa, tapando con su mano y un brazo sus senos y su zona intima, pudo notar como los ojos de esa rubia se dilataban como si hubiese consumido algún tipo de droga, pero no era una droga, esa chica estaba devorándola con una mirada lujuriosa que le estaba causando un estremecimiento total a su cuerpo.


- Lucifer, no seas mala, deja de taparte, yo te estoy enseñando todo, poco tengo, pero lo enseño ¿O quieres que esto se pase?
- Dijo Karma enseñando su celular, haciendo que Lucia cerrara los ojos al abrir las piernas y descubrir sus senos. - Eres tan linda… Y sabía que tenías lindas tetas, son muy grandes para tu edad ¿O no? Los sabes disimular bien. -

- Crecerán sólo un poco más… ¿Ya viste mucho o no? -


- Tócate. -


- ¿Quéeeee? -


- Hazlo…
- Susurró la rubia mientras Lucifer abría los ojos y se sorprendió al ver que Karma tocaba su vagina blanca y acariciaba sus pezones rosados, con una cara jadeando.

- ¿Qué estás haciendo? -

- Me calenté al verte, estás tan rica… Me encantas, Lucifer. -

- ¡Voy a apagar la cámara! -

- ¡NO! No… O la foto…- Murmuraba Karma mientras se masturbaba y jugaba con sus pequeños senos, empezando a excitar a Lucifer, que tímidamente empezó a imitarla. - ¿Acaso no te has masturbado? -

- Yo… Lo he intentado. -


- ¿Te gusta lo que ves? -



Lucia no decía nada, sentía algo de calor en su cuerpo, tocaba sus labios íntimos y sus senos, estaba excitándose, Karma ponía una cara muy bonita al estar sonrojada y agitada, su cuerpo, aunque aún parecía el de una niña, se le notaba que iba creciendo. Ambas niñas estaban tocándose frente a las cámaras, Lucifer había caído en esa sonrisa traviesa de Karma, quien le estimulaba más y más, sus suaves gemidos incrementaban, hasta que Lucia notó como un flujo emergía de su vulva, haciéndole temblar de placer.


- Como quisiera estar ahorita en tu cuarto, Lucifer…
- Suspiraba la rubia, recostada de lado y mirando a la pantalla. - Quiero comerte a besos. -

- ¡Estás loca! ¿Ya puedo quitar la cámara? ¿Ya borraste el video? -


- Desde que me lo mandaste lo borré y lo grabe dentro de mi memoria, tengo una memoria casi perfecta. -


-¿Qué? ¿Estuviste mintiéndome todo este tiempo? -


- Estaba jugando con fuego, no todos los días le ganas a Lucifer.
- Sonrío Karma lamiendo sus labios y mirando fijamente a la cámara hacía los ojos de Lucia. - Creo que acabas de darte cuenta, que te gusto… Buenas noches, amorcito, nos vemos mañana. -

- No, no ¡Espera, no es cierto eso! -



Karma cerró la ventana del chat, dejando a Lucifer quedando desnuda, sudada y con su cuerpo ardiendo, se había masturbado a través de una videollamada, mientras veía a otra chica tocando su cuerpo, esa rubia estaba haciéndola caer en su trampa.


- ¡Nooooooooo! ¡Yo no soy como ella! -
Gritaba Lucia a una almohada, pensando en cómo podría ver a la cara a esa niña que literalmente, se estaba convirtiendo en su Karma.







7w7 Oye zi!
 

تالف و مكسور تماما
Moderador

Offline
Ay, no, ponerse la ropa interior de alguien más (que no sea la pareja de uno) sí me parece asqueroso xD Y luego de la madre, no, no, no, el horror jaja.

LOL El problema de Lucia es que a esa edad a uno le importan lo que los demás piensen.
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Registrado
26 May 2016
Mensajes
6,004
Offline
Ay, no, ponerse la ropa interior de alguien más (que no sea la pareja de uno) sí me parece asqueroso xD Y luego de la madre, no, no, no, el horror jaja.

LOL El problema de Lucia es que a esa edad a uno le importan lo que los demás piensen.
Recuerda que ese es el problema desde el principio, le preocupa mucho eso y por eso siempre quería actuar como una niña modelo. Pero eso hizo que no conviviera mucho y creyeran que era una creída :d ya con Karma irá viendo que es mejor sólo ser uno mismo :3 y divertirse.
PD: XD te dije que este fic tendría muchas cosas locas, hasta cochinas jaja

Enviado desde mi Moto C Plus mediante Tapatalk
 
Arriba Pie