Colección Historias del día de San Valentín (seis historias cortas)

Envuelto en una agradable oscuridad
Registrado
12 Ago 2008
Mensajes
498
No sé si está bien el prefijo, espero alguien me ayude con eso.

Bien este día para conmemorar la fecha quiero entregarles una pequeña abominación que nació a ultima hora, no iba a publicar nada pero al final terminé el escrito y aquí lo tienen. Desde ya les aviso que las historias no son de los shipping principales sino que está centrado en otras parejas que posiblemente no sean muy populares, solo espero que disfruten de la lectura y no es necesario que las lean todas, solo escojan una y ojala les guste, es mi regalo para los lectores de esta sección, espero lo disfruten.


PD: Este opening full me ayudó mucho.







“Sigo sin creer que no quieras darme nietos.”

“Papá ya te he dicho un millón de veces que seas paciente, seré padre cuando encuentre a la mujer perfecta y crea que esté listo para serlo.”

“Ya tienes a la chica, vamos, ponte a hacer tu trabajo de hombre y regálale a tu viejo un nieto.”

“Adiós papá.”


Roark, era el líder de gimnasio de ciudad Pirita, su padre siempre lo molestaba con que tenía que hacerlo abuelo y más al saber que él había conseguido novia, aunque siempre lo negaba. La realidad era que el líder de tipo roca se había convertido en el objetivo de una hermosa mujer quien tenía el mismo cargo que él. Era una hermosa señorita un tanto incomprendida por su extraño fanatismo por los Pokémon del tipo planta.

Incluso había rumores de los lugareños de ciudad Vetusta que afirmaban que por las noches a aquella mujer le gustaba ser azotada por los látigos cepa de algunos de sus compañeros.

El día de San Valentín había llegado y Byron creía que era un buen día para que su hijo y aquella mujer comenzaran a crear a su nieto así que sin que su hijo lo supiera había ideado el plan que para él era perfecto, además a la líder de gimnasio no le desagradaba la idea de estar con aquel (según ella) apuesto hombre.

Llegó a su casa siendo las tres de la tarde, estar todo el día atendiendo el gimnasio había sido bastante cansino y más por el hecho de que había tenido batallas dobles con muchas parejas y verlas dándose amor lo asfixiaban. Por alguna razón al momento en que entró a su hogar sintió que un agradable aroma florar invadía todo el lugar; subió los escalones y con cada paso que daba se percataba que habían pétalos en tirados en el piso, no pudo evitar tragar saliva.

El aroma a flores aumentó cuando estaba frente a su habitación y muchos pétalos yacían tirados y pasaban por debajo de la puerta. Lentamente abrió la puerta y con ella un chirrido se escuchó para que luego se percatara que en su cama estaba… estaba…


“Mi lindo chico de roca, acéptame como tu Valentín”


Aquella extrovertida mujer estaba en la cama completamente desnuda con pétalos de rosas cubriendo ciertas áreas de su cuerpo mientras veía con ternura a Roark.

El líder de gimnasio se tomó del casco mientras lo presionaba levemente y soltaba un suspiro.


“¡Sal de mi habitación maldita loca!”

“¡Pero esto fue idea de tu padre!” Exclamó la susodicha.


Y con esas palabras una mujer completamente desnuda salió disparada por la ventana del segundo piso.




“¡Feliz día de San Valentín, Elesa!”


Una chica con un extravagante traje de aviadora y cabello pelirrojo le estaba regalando un ramo de rosas a una bella y muy famosa modelo de la región Unova quien ahora contaba con un nuevo atuendo y hasta se había cambiado el estilo de su cabello.

Elesa y Skyla según muchos rumores se conocían desde que eran niñas y ambas tenían el sueño de ser líderes de gimnasio pero en el transcurso de su viaje Pokémon encontraron también otras aspiraciones. Claro que la líder del tipo eléctrico era famosa, exitosa y codiciada, haciendo que para la piloto le fuese muy difícil seguir siendo su amiga, pero se sentía tan única y especial al saber que Elesa era tan “ella” cuando estaban juntas.


“¿Harás algo esta noche?” Preguntó la aviadora con cierta emoción.

“Tengo una sesión de fotos dentro de una hora y creo que terminaré hasta muy tarde” suspiró su compañera mientras colocaba delicadamente las rosas en la mesita más cercana y se comenzaba a arreglar frente a un gran espejo.

“Oh, entiendo” se mostró cabizbaja mientras la desilusión se apoderaba de ella haciendo que Elesa se percatara.

“Eso me recuerda, que también te tengo un regalo para este día”


Se dirigió a su habitación (ya que se encontraban en la elegante casa de la modelo) y a los minutos salió con una caja de regalo muy bien envuelta, generando emoción en la piloto quien no dudó en abrir aquel obsequio.

“¿Qué es esto?” Preguntó con confusión mientras veía el objeto que había en la caja.

“Es un juguete” respondió con indiferencia la modelo mientras se seguía arreglando.

“¿Un juguete?” La forma tan inocente en cómo hizo esa pregunta consiguió que Elesa observara de reojo a su amiga con cierto grado de ternura, era como cuando le prestas atención a la inocencia de una niña “ya estoy algo grandecita para juguetes, además, ni siquiera sé cómo se juega con el.”

“Es un juguete para dos chicas, si no sabes cómo usarlo, tranquila, cuando termine la sesión de fotos te enseñaré, pero para ello debes quedarte esta noche a dormir conmigo.”

“¡¿En serio puedo quedarme?!” El brillo en los ojos de Skyla era exagerado mientras se acercaba a su amiga y la tomaba de los hombros “¡En ese caso te estaré esperando Elesa, pero no te tardes por favor!”

“Ambas vamos a disfrutar mucho nuestro San Valentín con ese juguete” Skyla parpadeó al ver una sonrisa traviesa en aquel hermoso rostro.

“¡Estoy tan emocionada, ya quiero probarlo!” La pelirroja abrazó con ternura aquel objeto que había sido su regalo de San Valentín.

“Solo una pequeña advertencia, puede que te duela un poco cuando juguemos”

“¿Eh? ¿Y eso por qué?”

“Porque tengo que meterlo en tu…”

Parpadeó un par de veces al escuchar a esas últimas palabras para que luego un aterrador grito saliera de su boca.


Se encontraba frente al gimnasio Pokémon de ciudad Marina mientras veía con nerviosismo una carta con pequeños decorados usados en el día de San Valentín.


“No puedo creer que Maylene me convenciera de hacer esto” una hermosa jovencita con un ardiente corazón y que era amante de los Pokémon de tipo hielo estaba viendo con inseguridad la carta para luego ver un pequeño regalo que tenía en su otra mano “ambos somos líderes de gimnasio, pero casi no hemos tenido oportunidad para hablar… pero… creo que este es el momento perfecto para que nos conozcamos más y…”

“Candice y Volkner son novios” recordó el canto que hizo aquella joven líder de gimnasio de cabello rosa antes de que se dirigiera a ciudad Marina.

“Maldita Maylene” presionó fuertemente su puño sin darse cuenta que estaba estrujando la carta “¡cielos!” Exclamó aterrada al fijarse lo que estaba haciendo.

“Espero Volkner esté en el gimnasio este día… vamos, a dónde más iría si el gimnasio es su vida”


Candice parpadeó un par de veces al ver que a su lado se había colocado una hermosa joven de vestido blanco que le quedaba un poco por arriba de las rodillas y era de cabello castaño claro. Había algo en ella que dejaba en claro que no parecía ser originaria de Sinnoh.


“Disculpa ¿a quién buscas?” Preguntó la de cabello negro con algo de temor.

“A Volkner, quería entregarle una carta y este pequeño regalo” respondió con alegría la otra chica mientras mostraba los dos “ítems”.

“¿De… de dónde lo conoces?”

“Ya tenemos tiempo de conocernos, mi nombre es Jasmine y soy originaria de…” dejó de hablar al notar que Candice tenía los mismos objetos que ella e inclusive ambas cartas tenían el mismo decorado “¿y tú a quién buscas?” Preguntó con temor.


Candice escondió la carta y el regalo pero era por demás, ya había sido descubierta. Mejor dicho, ambas ya sabían cuál era la intención de la otra y con ello el latido de sus corazones comenzó a acelerarse.

En sus mentes escucharon el disparado de salida que se escuchaba en las competencias de carreras y sin dudarlo entraron al gimnasio a gran velocidad. Fueron recibidas por un hombre quien intentó hacer conversación con ellas hablándoles sobre el gimnasio y las posibles debilidades de los Pokémon del rubio pero pasaron de largo a gran velocidad haciéndolo girar como un “Beyblade”


“No puedo creer que una mocosa como tú crea que tiene oportunidad con alguien como Volkner” habló la señorita de nombre Jasmine mientras corrían por los pasillos.

“Y yo no puedo creer que tú creas que tienes esperanza de que él se fije en una flacucha como tú señorita tabla de planchar” Candice infló el pecho haciendo que Jasmine se ruborizara mientras su enojo aumentaba.

“¡Si quieren enfrentar al líder de gimnasio primero deberán pasar por…!” Uno de los entrenadores del gimnasio quería bloquearles el paso a ambas pero la velocidad a la que iban hizo que pasaran de largo y él quedara hablando solo.


Verlas correr por ese interminable pasillo que parecía ser “pariente de la cancha de futbol de Oliver Atom” era como si se estuviese viendo competir a Speedy González contra el Correcaminos. Ningún entrenador las podía frenar, ambas estaban decididas a ser la primera en entregarle su regalo de San Valentín a Volkner.

Luego de pasar por tres salones con engranajes y hacer diferentes “puzzle” las chicas estaban frente al lugar donde debería estar el líder de gimnasio pero no había rastro alguno de él. Se acercaron y vieron una nota pegada a un muro.


“Fui a celebrar el día de San Valentín con mi amigo Flint, perdonen que no haya avisado antes”


“¡¿Qué fue a hacer con Flint?!” Preguntaron completamente aterradas las dos líderes de gimnasio.


Sus mentes comenzaron a volar a la velocidad de la luz y podían ver en completo “full HD” una escena de ambos sin camisa acariciándose sus pechos con cierto grado de ternura.


“¡No, mi Volkner no puede ser ese tipo de hombre!” Gritaron con completa frustración mientras caían de rodillas.

“Gracias por dedicarle este día de la amistad a tu amigo de la infancia” dijo un sujeto de extraño cabello rojizo mientras le daba un sorbo a su soda y parecía que estaban saliendo de una sala de cine.

“No hay problema, además el San Valentín no se refiere solo al amor” respondió con cierto grado de monotonía el rubio “y he de admitir que ver la película de “la piscina de la muerte” fue bastante estimulante.

“Cierto, fue muy buena, espero haya secuela” y con esas palabras ambos siguieron su camino para disfrutar de aquel día de la amistad con completa tranquilidad.



Bono.

Tocaron a la puerta de un pequeño hogar de Villa Raíz.

Un hombre con aspecto serio y que era conocido como el líder de gimnasio de ciudad Petalia había decidido ir a visitar a su esposa por el día de San Valentín y al estar en casa se molestó al escuchar como tocaban la puerta y más por el hecho de que ya estaba un poco encendido con su esposa mientras le hacía cariñitos muy íntimos en la cocina.


“¡Oh, hola señor Norman!” saludó alegremente aquella visita tan inesperada para el hombre quien parpadeó un par de veces “vine para invitar a su hija May a una cena en el restaurante más lujoso de ciudad Malvalona. No se preocupe, cuidaré muy bien de ella, aunque he de decirle que si nos dan altas horas de la noche pues le pediré a su hija a que se quede a dormir en el apartamento que alquilé para este día”


El hombre seguía parpadeando mientras su mente parecía que intentaba procesar la información que estaba recibiendo.


“Norman, aprovechando le diré que voy muy en serio con su hija, no se preocupe que ella estará en buenas manos, cuando menos lo espere le daremos un apuesto y fuerte nie…”

“Largo de aquí Steven… tú, maldito pedófilo, no dejaré que le pongas una mano encima a mi florecita” un fulminante golpe directo en su rostro fue lo que recibió aquel campeón de la región Hoenn de parte de aquel líder de gimnasio… quien era un verdadero padre sobreprotector.



“Y sabes Diantha, el otro día Dawn y yo estábamos comiendo un helado y su mejilla se llenó de aquel delicioso postre y yo aproveché y le di una pequeña lamida” decía con emoción una mujer de ropas oscuras y cabellera dorada mientras mantenía una videollamada “y también la otra vez con Hilda cuando nos estábamos bañando en la playa, se le cayó su…”

“Cynthia” le interrumpió la mujer de ropas blancas, cabello corto castaño y unas envidiables cejas “todos los días de San Valentín me llamas para presumir tu relación con esas entrenadoras, podríamos ahorrarnos todo este ritual, tengo cosas que hacer”

“Oh, así que quieres verte con alguna linda entrenadora en quien has puesto tu ojo” dijo con picardía la mujer.

“Yo no soy como tú, además no conozco a nadie que llame mi atención de una forma tan enfermiza como lo hacen contigo” respondió con completa seriedad “si sigues actuando de esa forma, no creas que te volveré a ayudar con la policía como lo hice la última vez… acosadora de entrenadoras”

“Pero ese solo fue un malentendido, la chica solo quería un abrazo y se lo di” la mujer infló sus mejillas mientras hacía un puchero.

“¡Ya dijiste, solo quería un abrazo no que la manosearan como tú lo hiciste!” Diantha se sobresaltó al recordar aquel evento que tan incómodo que se había dado frente a ella cuando la rubia la visitó en su región natal.

“Eres una aguafiestas” dijo con indiferencia “está bien te dejo haciendo tus cosas… yo veré si este San Valentín lo paso con alguna de mis niñas”


Y con eso se cortó la comunicación.


“Pero Dawn decidió ir al frente de batalla, Hilda está en el metro y creo que Lyra dijo algo de visitar el Encinar” suspiró con pesadez la mujer mientras apoyaba su frente en el mueble más cercano “me siento tan solita en este día”


Tocaron a la puerta y con mala gana Cynthia fue a abrir.


“Supuse que estaría aquí y pensé que sería una gran idea el venir a visitarla” dijo con timidez una señorita de largas coletas y cabello castaño mientras llevaba puesto un traje de baño bastante infantil.

“¿Rosa?” Preguntó algo incrédula.

“Señorita Cynthia, me da algo de miedo ir a jugar a la playa yo sola, unos hombres no dejan de verme ¿le gustaría acompañarme?” Preguntó con timidez mientras la campeona se percataba que aquel traje de baño infantil no iba muy acorde al cuerpo tan desarrollado de la joven.


De una forma bastante irreal Cynthia se quitó su abrigo negro y ya estaba en traje de baño mientras le ponía una mano en el hombro a la jovencita de ojos azules.


“Tranquila mi rosita, tu “Cynthia onee-sama” te protegerá y jugará con tus pokebolas” dijo con gran determinación mientras veía de reojo los pechos de la jovencita.

“Pero no traje pokebolas, traje una pelota inflable” intentó corregirle Rosa con completa inocencia haciendo que el corazón de la campeona latiera a mil.

“No pude haber deseado mejor regalo para San Valentín” se dijo mentalmente mientras derramaba pequeñas lágrimas y caminaba por la playa acompañada de aquella hermosa jovencita.



“Cynthia es una pervertida, cuando la conocí creí que estaba frente a una mujer que imponía respeto, pero no, ella es toda una pervertida” dijo aquella famosa campeona de Kalos mientras estaba sentada en su elegante cama la cual estaba en su elegante habitación de su elegante mansión.


Al lado de aquella mujer estaba una criatura psíquica que era considerada como una de las más hermosas del mundo Pokémon.


“Acosar a jóvenes entrenadoras, Cynthia no tiene perdón, es una completa pervertida” decía la mujer mientras su Gardevoir tenía un rostro que denotaba cansancio o tal vez fastidio “yo jamás seré como ella, ¿para qué voy a buscar el cariño de algún entrenador o entrenadora?” el Pokémon psíquico seguía con aquella extraña expresión “si todo lo que necesito lo tengo aquí… contigo mi hermosa amiga, no sabes cuánto te quiero Gard, eres la cosita más bella del mundo” Diantha abrazaba y acariciaba aquel pico que sobresalía del pecho de su Pokémon mientras frotaba sus mejillas de una forma bastante afectuosa.

“Gardevoir quiero que seas mi Valentín como lo eres cada año, no sabes cuánto te amo mi amiga, y por eso mismo nuestros cuerpos serán uno esta noche… como siempre lo ha sido durante cada noche de San Valentín” la expresión en el rostro de Diantha era algo que no se podía describir, incluso parecía que la campeona estaba jadeando por lo elevada que estaba la temperatura de su cuerpo “jamás seré como la pervertida de Cynthia, ella me da asco” dijo con repudio para luego abrazar a su Pokémon y continuar con su jugueteo afectuoso.


Gardevoir solo se limitaba a suspirar con cansancio mientras contaba las horas para que el día de San Valentín terminara de una vez por todas. Lo peor era que el moño que su entrenadora le había puesto en la cabeza comenzaba a darle comezón y no podía quitárselo. Odiaba cuando la convertían en un regalo viviente… pero no podía hacer nada, después de todo su cariño por Diantha la frenaba y solo se limitaba a aguantar a su muy extraña amiga.


Espero estas pequeñas historias les hayan gustado, son cortas y sencillas pero se hicieron para entretenerlos aunque sea un rato. Me gustaria conocer sus opiniones ya se con respecto solo a una o todas en general y saber cuál les gustó más. No tengo nada más que decir salvo agradecerles a aquellos que se tomaron unos minutos para leer estas tonterias que suelo escribir en momentos de dilirio. Y sin más nos leemos luego.
 

Prefiero Calidad ante cantidad...
Registrado
8 Ene 2016
Mensajes
169
WTFFFFFFF!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!?!?!?!?!?!?!!?!!!!!!?!???!?!?! x'DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
ya decía yo, entre a este post pensando "OH HISTORIAS DE GREY! QUIZÁS SEAN SUPER ROMÁNTICAS!"
Después vi y escuche la canción y fue como "Y con esta canción se inspiro Grey para escribir cosas románticas? .... que extraño, pero bueno"
luego leí todas las historias y ya todo tuvo sentido en mi vida x'DDDDDDDDDDDDD
ay dio mio!! xDDD que buenas estuvieron
Me encantaron
estaban muy interesantes las de May x Steven y la de Elesa con Skyla
pero en general me gustaron todas, Todo completamente fuera de lo "normal"
 

"Soñador de gran conciencia"
Registrado
10 Abr 2013
Mensajes
213
"limpiandozé la sangre de la nariz" Oh deam... Estas historias estuvieron algo intensas ¿No creés? pero para nada despreciables en especial la de "juguete" y "Campeon enamorado 2", esa Diantha es una loquilla mira que "unirse" a un Gardevoir... Ahora entiendo la razon de la mega...
 
  • 1Me gusta
Reacciones: Yuno

Never you go
Registrado
18 Dic 2015
Mensajes
453
Muy excitante, eres un ero-kun Grey corazón me agradó mucho. Se despide tú Vampireska
 
Arriba Pie