Rol Libre Hola, soy Gabumon [Elizabeth Hale]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Reflejo
Moderador
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
7,393
Ubicación
Dirac Sea
Offline
Hola, soy Gabumon

Participantes: Gabumon (Black)
NPC: Ninguno del rol. Serán plenamente improvisados.
Datos Extras: Luego de la misión en la mansión de Vamdemon y finalmente ganarse la confianza de su Tamer, Gabu ha estado visitando el Bosque Inquebrantable, específicamente un claro que tiene un pequeño lago. Para el lobo, este lugar es especial porque fue allí donde conoció a quien fue su mejor amigo, Guilmon. Durante una de sus visitas para recordar a su fallecido amigo, Gabu se ha percatado de que el tranquilo lugar ha llamado la atención de un solitario Digimon, cuya existencia es bastante rara y sorpresiva para un lugar como File. Sin dejarse intimidar por la figura del Digimon, Gabu sin proponérselo o saberlo, da inicio a algo inesperado cuyas consecuencias en el futuro son desconocidas.
R-18: no

Luigi Luigi puedes comenzar, enjoy it.
 

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi
Offline

-¿Seguro que no quieres que te prepare más bocadillos? Puedo hornearte más si quieres -preguntó Elizabeth Hale, soltando su cabello negro de la cola de caballo en la que lo aprisionó cuando entró a la cocina de la Guild a prepararle algo de merendar al lupino. Su gesto se suavizó al ver como Gabumon negó con la cabeza a la vez que tomó la bolsa llena de pastelillos de canela.

-Con estos son suficientes. Muchas gracias, Liz -sonrió Gabu: el lupino seguía sin creer que finalmente había logrado obtener la confianza de tu Tamer. Le parecía irreal ahora que Elizabeth le cocinara postres e incluso que aprendiera a preparar un par de sus platos favoritos.

-Entiendo -respondió Hale, limpiándose las manos en el fregadero y luego secándolas con una toalla. -Hoy me toca teñirme el cabello, así que estaré en mi habitación. Recuerda volver antes de que anochezca y ten cuidado -comentó con una sonrisa, ante lo cual Gabu asintió. -Disfruta tu día…Nótt.

-Esta bien. Volveré pronto, Liz -
se despidió Gabu antes de marcharse de la sede que tenía Ávalon en File City.

La gótica no pudo evitar sonreír y negar levemente con el rostro: Gabu seguía siendo Gabu a pesar de todo. Finalmente se retiró el delantal y procedió a dirigirse a su habitación para darse una ducha y lavar su cabello antes de teñirlo. Además de eso, era una buena oportunidad para ver las reacciones del canadiense: estaba segura de que Matthew empezaría a balbucear incoherencias en el instante que le pidiera ayuda para cepillarse el cabello. Solo imaginar eso le hizo soltar una risita de lo divertido que iba a ser aquello.

[…]​

Nótt, el Gabumon (Black), salió de la File City y entró al Bosque Inquebrantable luego de unos minutos de caminata. El alegre Child cargaba entre sus garras una bolsa de papel llena de los bocadillos que su Tamer le había horneado. Ahora que finalmente la gótica lo aceptó como compañero, tenía más tiempo para recordar el pasado.

Por eso mismo se dirigía al mismo lugar donde conoció a quien fue su mejor amigo: Guilmon. Luego de la muerte de este, Gabu había estado ocupado tratando de ganar la confianza de su Tamer y ahora que lo pudo lograr, últimamente buscaba el tiempo para pasar un rato a solas en aquel sitio donde inició su amistad con Guilmon.

Luego de caminar varios minutos, llego a su destino: a un preciso claro en el bosque, que estaba al lado de un pequeño lleno de agua cristalina. Los arboles de los alrededores estaban llenos de frutos y flores y había varias rocas que podían ser usadas como sillas. Sus ojos parpadearon con sorpresa a la vez que el viento soplaba tranquilamente en la zona: no era el único Digimon en la zona y aquel otro ocupante no era un Digimon que se encontraría en File… al menos no sin un Tamer.

El otro ocupante del lugar, que estaba sentado en una roca admirando la pureza del agua, giró su rostro al sentir que alguien más estaba en el sitio, encontrándose con la figura de Gabumon (Black). Un silencio repentino reinó en el lugar mientras que ambos intercambiaron una mirada.

-…No tengo intenciones de hacerte daño. Solo vine aquí a pensar -fue la respuesta del misterioso Digimon, el cual volvió a dirigir su mirada al lago.

-Bueno. Yo vine a recordar -sonrió Gabu, acercándose de forma amistosa al otro Digimon. Este último parpadeó un par de veces al ver como le ofrecieron un pastelillo de canela. -Hola, soy Gabumon. Puede llamarme Nótt -se presentó de forma alegre y con curiosidad.

Después de todo, no todos los días podía hablar con un WarGreymon de color negro.
 

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi
Offline

Black WarGreymon observó extrañado al peculiar Gabumon (Black) que le estaba ofreciendo comida. Si bien era cierto que tenía su propia filosofía de “justicia”, no significaba que fuera realmente un Digimon que podía considerarse a si mismo una especie de ser heroico o similar. Aún así, tampoco era un amante de la destrucción y las peleas sin sentido. Luego de meditarlo unos segundos, extendió su mano cubierta por su Dramon Killer derecha y tomó aquel pastelillo.

-Gracias -habló el Ultimate, probando el postre y posando su mirada al agua cristalina. El Dragon Man se mantuvo en silencio unos segundos después de haber probado aquel postre. -Estaba delicioso.

-De nada -
respondió Nótt, sentándose en una roca que estaba al lado del Digimon Ultimate. -Me alegra saber que te gustó -sonrió antes de morder su propio pastelillo de canela y ver el paisaje. -¿Verdad que es hermoso este lugar?

-… Si. Es relajante -
fue la respuesta de Black WarGreymon, meditando su siguiente curso de acción: estaba en File buscando pistas de aquello que buscaba, pero los rumores resultaron ser falsos. Giró el rostro, viendo al inocente Child mover sus patas en el aire de forma divertida mientras comía. -Tu… dijiste que viniste a recordar -habló de forma curiosa, posando sus orbes amarillos en el lupino.

-Si. Fue aquí donde conocí a un amigo -fue la respuesta de Gabu, no haciendo esfuerzo alguno en tratar de ocultar la tristeza en su voz. -Si bien ya no esta conmigo, venir aquí me ayuda a recordar todos los buenos tiempos que pasamos juntos -agregó con una sonrisa triste.

-¿Qué le sucedió a tu amigo? -preguntó Black WarGreymon, colocando su atención al reflejo del lago.

-… Guilmon fue secuestrado por unos Tamers renegados y lo modificaron para que evolucionara en un Megidramon en medio de la ciudad -fue la respuesta de Gabu, que bajó la mirada al suelo al recordar aquel día. No tuvo que decir nada más para que el Dragon Man terminara de intuir lo que ocurrió luego.

-Lamento lo de tu amigo -fue la sincera respuesta del Ultimate ante tal historia. -Yo… perdí a alguien a quien consideraba un hermano -agregó de forma melancólica, obteniendo la atención de Gabumon. -Y he estado viajando por todo este mundo tratando de buscarlo.

-¿Lo estas buscando? -
Nótt ladeó el rostro, notando como la mirada de Black WarGreymon pareció endurecerse. -¿Fue capturado y quieres salvarlo?

-No. Lo busco para detenerlo a como de lugar -
fue la respuesta del Ultimate, que elevó su mirada al aire, sorprendiendo a Gabu. -Aquel Digimon que una vez creyó en la justicia no es más que un extremista cruel -suspiró con un deje de tristeza antes de volver a poner su atención en el lago.

Su mente por un instante le recordó aquel campo de batalla en una zona alejada de Metal Empire, donde incontables Digitamas estaban en las arenas. En medio de la zona de batalla, estaba un Darkdramon apuntando con su lanza a un Tyranomon antes de penetrar su abdomen con dicha arma.

-Oh… entiendo -Gabumon no pudo evitar cruzarse de brazos ante tales palabras del Digimon Ultimate. -Desconozco lo que ocurrió, pero lamento que tu amigo llegara a ese punto de no retorno -fue la respuesta del lupino luego de tratar de imaginar lo que ocurrió con el amigo de Black WarGreymon.

-…Dime, ¿que piensas sobre los humanos?

Tizza Tizza
 

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi
Offline

Al escuchar la pregunta de Black WarGreymon Gabumon se quedó en silencio, meditando su respuesta: por un lado, sabía que existían humanos buenos, que luchaban día a día por hacer el mundo un mejor lugar junto a otros Digimon. Pero a la vez, era consciente de que también había humanos despreciables y de la peor calaña. No solo eso, era consciente de que el incidente que destruyó hace años un continente completo fue culpa de un grupo de humanos, los llamados Code:breakers.

Black WarGreymon por su cuenta estaba observando su reflejo en el lago: el de un Dragon Man de color negro, en cuya espalda existió una vez un Brave Shield con la insignia del ardiente sol del Valor grabada en este. Ni el mismo recordaba el momento en que su armadura paso a ser del color del carbón y el instante que su escudo perdió aquella insignia. Fugaces recuerdos pasaron por su mente: desde quera un Botamon, pasando por ser un Koromon y eventualmente el Agumon que llegó a conocer al Commandramon que llegó a considerar su hermano.

El como ambos llegaron a crear un grupo de Digimon que viajaban por el mundo, buscando ayudar a los más débiles y protegerlos de las injusticias. El dolor de ambos de llegar a conocer y perder a muchos camaradas en sus viajes. Las alegrías y sonrisas de las victorias junto a sus camaradas y cómo con el tiempo, ambos pasaron de ser un par de Childs a dos imponentes Ultimate: WarGreymon y Darkdramon se habían convertido en los héroes de muchos junto a sus compañeros de diversos niveles.

-“Y luego el susurro de ese humano cambio todo” -pensó con amargura el Ultimate, recordando que Darkdramon comenzó a reunirse frecuentemente con un científico misterioso y poco a poco, su hermano comenzó a cambiar hasta que un día ocurrió la tragedia.

El día que Darkdramon perdió la razón y asesino a cada uno de sus propios compañeros.

El Dragon Man no tenía muchas memorias de lo ocurrido al finalizar el combate: en el instante que su Gaia Force colisionó con el Dark Roar de Darkdramon una explosión destruyó todo a kilómetros a la redonda. Su recuerdo más inmediato fue despertar en la noche lluviosa en medio de un cráter y allí fue que se percató que WarGreymon había muerto y Black WarGreymon nació en su lugar. Lentamente se levantó en ese momento, sintiendo como su cuerpo estaba adolorido.

Y a pesar de eso, buscó con la mirada alguna señal de que Darkdramon estuviera vivo, percatándose en el fango de una serie de pisadas erráticas que luego se desaparecían de repente. Fue en ese momento que lo supo: quien fue su hermano sobrevivió al combate y se marchó del lugar. Luego de eso, con el tiempo escuchó rumores de un Darkdramon que estaba liderando un movimiento antihumano extremista, causando muerte y destrucción a su paso, sin importarles los daños colaterales de sus actos.

-Sabes… creo que todo es una cuestión de perspectiva -habló finalmente Gabumon, sonriendo ampliamente al ver su reflejo en el agua.

-¿Perspectiva?

-Exacto. De la misma forma que hay humanos malos, existen humanos buenos. Lo mismo con nosotros los Digimon: existimos buenos Digimon y también los Digimon malos
-respondió Gabu de forma tranquila. -Al final de día, no podemos culpar a todos por los actos de unos pocos. Si catalogamos a todos los humanos como malvados por solo unos cuantos, entonces todos los Digimon seríamos criaturas malignas gracias a la existencia de los Seven Great Demon Lords -agregó antes de sonreír al ver como las ondas en el agua distorsionaban los reflejos. -Al final del día, cada persona y cada Digimon toma sus propias decisiones individuales.

-Entiendo -
el Dragon Man no pudo evitar suavizar el rostro. -Tu… eres el compañero de un humano, ¿cierto?

-Aja. Gracias a eso, he podio ver muchas facetas y ganar incontables experiencias
-respondió con orgullo Gabumon, llevándose la mano al pecho. -Gracias a los humanos, se lo que es derramar lagrimas de tristeza como de alegría. Y que al final del día, son tus propios actos los que te determinan a ti mismo -sus ojos brillaban con determinación e incontables emociones en estos.

-Eres un buen Digimon -Black WarGreymon se levantó de la roca en la que estaba sentado y comenzó a caminar en medio del pasto. Se detuvo brevemente y procedió a girarse. -El Gabumon llamado Nótt… ese es un nombre que guardare en mis memorias -habló de forma seria antes de suavizar el rostro por unos momentos. -Espero que un día tengamos la oportunidad de encontrarnos nuevamente y poder conocer al humano en el que has decidió depositar tu confianza.

-¿Ya te vas? Todavía tengo más pastelillos.

-Así es. Debo movilizarme ya que mi siguiente destino es el Valle de los Dragones en Folder -
contestó el Ultimate a la pregunta del Child lupino. -Eres un buen Digimon, Gabumon. Nunca dejes que te digan lo contrario ni tampoco pierdas el rumbo como lo he hecho yo.

Gabumon parpadeó por unos momentos antes de despedirse de aquel Black WarGreymon, que tomó el vuelo y se perdió por los cielos de File.

-Ojalá pueda tener éxito en su cruzada -susurró Gabumon, cuestionándose si el reflejo de la luz le había jugado una mala pasada: por un instante, en el lago se vio reflejado un WarGreymon en lugar del Dragon Man de color negro. -Pero al final del día, no podemos seguir arrepintiéndonos de las elecciones que tomamos… ¿Verdad que sí, Guilmon? -sonrió Gabu, sobreponiendo la imagen mental de su amigo al frente suyo y sonriéndole.

Tizza Tizza terminado esto
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie