Misión E Insoportable

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Registrado
18 Nov 2013
Mensajes
234
Ubicación
El Salvador
Misión:
Insoportable (E)

Descripción: Por razones desconocidas, terminaste encargado del aula de detención por la tarde, de forma que se acumulen puntos de servicio social en tu expediente. Ahora, no hay apoyo de un ninja real para ti en este encargo, así que debes asegurarte de que todos los castigados (5, de tu misma edad) hagan sus deberes y estén las 3 horas correspondientes en su castigo.

Objetivos:
-Manten el órden en el aula hasta que acabe el tiempo

Datos Extras:
-Podrías correr riesgo de ser golpeado ferozmente

Ficha: Emily Uzumaki
 
Última edición:

Registrado
18 Nov 2013
Mensajes
234
Ubicación
El Salvador
En la habitación la rodeaba una gran infinidad de sonidos. Entre estos, el sonido de las agujas del reloj que no paraba de sonar segundo tras segundo, y el de los chicos escribiendo en sus cuadernos la tarea que les habían dejado. Miraban a Emily de reojo, como si estuvieran planeando algo y nada más estaban esperando que esta bajara la guardia para poder llevar a cabo alguna travesura. Sin embargo, la chica los observaba como un halcón. De todas formas, sabía que tarde o temprano los chicos harían su movimiento para tratar de burlarle. Tras un rato que había empezado el castigo,

-Ey, Emily - dijo uno de los chicos.
- Mande -
- ¿No te parece muy aburrido estar vigilandonos? De todas formas no hay nadie en la academia, si nos dejas ir diremos que estuvimos aquí las 3 horas -
- Claro, y luego me chantajean con eso para obtener favores luego. No gracias, amiguito -
hubo un corto silencio incómodo, durante el cuál Emily continuaba leyendo un libro que hablaba acerca de tácticas de guerra. Era un tema que a pesar que se le fue impuesto desde pequeña para, le fascinaba.
- Va, hagamos un trato. Si nos dejas ir, vamos a decir que tratamos de escapar pero que nos fue imposible huir de tu persecución. Con una afirmación así estoy seguro que te daría puntos para tu expediente de las horas sociales - Emily se lo pensó dos veces esta vez. Tenía que reconocer que en esta ocasión, las palabras que había dicho el chico eran seductoras. El reloj marcaba las 3:30, y el castigo terminaría a las 6:00, hora a la cuál los chicos por fin serían libres. Pero Emily era bastante correcta por no decir miedosa básica, por lo que desobedecer a sus superiores o romper las reglas y ser descubierta era algo que de cierto modo, le aterraba.
- Tengo que reconocer que ha sido un buen intento -

De todas formas, Emily no podía evitar sentirse de los nervios. Sabía a ciencia a cierta que si se lo proponían y se lo montaban bien, ella no sería capaz de darle persecución a los 5 al mismo tiempo, menos si corrían en direcciones diferentes. Aunque atrapara al primero y al segundo siendo optimista, se le terminaría escapando la mayoría. Tenía que jugar con las cartas que ella tenía a su favor, y era algo en lo que ella era bastante buena.

- ¿No les han contado? - Comentó Emily.
- ¿Qué cosa? - Preguntaron al unísono con sus prepubertas voces.
- Hace poco instalaron cámaras en la academia. Lo cierto es que si, intentan escapar, sean atrapados en el acto por los videos. De hecho, hay algunos chunin que están merodeando la academia ya que han descubierto un contrabando de armas financiadas con impuestos de los adultos. Se las regalan a la academia para que nosotros practiquemos. Ellos roban dichas armas para luego venderlas en el mercado negro. Por eso es que han puesto cámaras - Toda aquella patraña se la acababa de inventar. Lo que tenía a su favor era que los chicos no sabían si estaba diciendo la verdad, o no. -Claro, yo soy pequeña y débil, probablemente puedan escapar de mí. ¿Pero de unos chunin? Lo dudo bastante. Además si se escapan, yo voy a quedar mal pero a quiénes les volverá a caer el castigo son ustedes. Así que tomen su decisión, si es que todavía pretenden algo raro -

Los chicos definitivamente habían sido amedrentados por aquellas palabras. Lo cierto es que la aquella chica de suéter rosado parecía fácil de torear, no era más que la enana tímida del salón que había terminado a cargo de ellos. De hecho, fácilmente le sacaban casi 30 cm de altura un par de ellos. La diferencia de fuerza bruta entre los grupos era bastante evidente, pero a nivel mental Emily era la que llevaba la ventaja.

- Vaya, hagamos un trato- Propuso esta vez Emily.
 
Última edición:

Registrado
18 Nov 2013
Mensajes
234
Ubicación
El Salvador
La enana rápidamente llamó la atención de sus compañeros. Lo cierto es que les intrigaba saber qué tipo de trato les propondría, tomando en cuenta todos los ofertones que había rechazado. La chica se levantó de la mesa correspondiente al profesor, y comenzó a merodear a lo largo de toda el salón, se paseó frente a la pizarra y a lo largo de los pupitres a desnivel. Los chicos, por su parte, esperaban impacientes la propuesta de la chica de suéter rosado.

- Este es el trato. Terminen la tarea y se van, sinceramente yo también estoy aburrida de cuidarlos -
- ¿Así de fácil? -
- Así de fácil -
asintió Emily. Con lo que no contaban los chicos, era que la tarea que habían dejado para aquella ocasión era extremadamente larga. Se trataba de un viernes por la tarde, por lo que la carga de la tarea era bastante pesada. Quizás necesitaban unas 4 o 5 horas para terminarla, y 3 con la ayuda de algún adulto que supiera del tema. Incluso a la propia Emily le daba una gran pereza hacer dicha tarea, razón por la cuál había llevado un libro puesto que le habían avisado con tiempo que tendría que cuidar a sus compañeros. Al cabo de 1 hora y media, los chicos habían comenzado a entender lo tramposa que había sido dicha propuesta. Para la sorpresa de la chica, habían avanzando incluso más de lo que ella esperaba, pero era evidente que no serían capaces de terminar para salir antes de la hora estrictamente estipulada.

-¡Nos engañaste! - Comentó el portavoz del grupo.
- Si ustedes aceptaron el trato - Respondió Emily, con un tono burlón y sarcástico.
- Exigimos otro trato -
- Ay bichos, no jodan. Si solo falta una hora, ¿No pueden portarse bien? -
- Queremos otro trato -
Emily sabía que no tenía necesidad alguna de ofrecer otro trato, pero ella prefería improvisar un poco más para evitar el escenario más crítico en el que ella tenía desventaja, que venía siendo tenerlos alborotados.
- Va. Este es mi trato definitivo. Hagamos la rutina de entrenamiento que nos dieron hoy en la clase de Taijutsu, la que nadie pudo terminar. Si consiguen terminarla antes que yo, los dejo ir. - Lo cierto es que el trato a simple vista parecía justo. Era una rutina de alta intensidad que tenía varios ejercicios con peso corporal pero a gran velocidad, pero de todas formas era otro trato en el que la enana tenía ventaja, puesto que al tener la estamina y energía de su descendencia genética, no tendría problemas en ganar dicha competencia.

Pasaron los minutos, y los primeras gotas de sudor y jadeos no se hicierno esperar. Tras 10 minutos, la Uzumaki ya había terminado la rutina mientras que sus compañeros practicamente ya estaban muriendo en el piso, dandolo todo con grandes bocanadas de aire que no eran suficiente para reponer el oxígeno que les hacía falta en aquellos momentos. Por ego, los chicos terminaron dicha rutina, pues no era posible que aquella chica tímida y debilucha terminara la rutina y que ellos no lo hicieran, pero cuando finalmente habían terminado quedaron completamente rendidos, cansados.

Tenía a los 5 tirados en el piso, sin capacidad real de correr o escapar, pues ya habían quedado completamente exhaustos. Mientras, la chica los observaba sentada nuevamente en la mesa del profesor, leyendo su libro de tácticas de guerra.


-Ustedes no son rivales para mí, pequeños- Continuó su lectura hasta que el reloj marcó las 6.
 

Oh! He's so handsome, what's his name?
Moderador
Aunque el enunciado no parezca que de para mucho o para colocar una que otra dificultad para que el personaje, en verdad, pueda demostrar que puede/o no lidiar con eso, hizo falta un poco más de ingenio para darle más movimiento a la tarea. Fue un tanto estática porque abordaste las situaciones presentadas de manera muy resumida; tampoco los estudiantes parecían ser tan revoltosos como para ser dignos de detención. Debieron ser más enérgicos, buscapleitos... sobre todo si conocían a Emily y sabían que ella era "tímida" en el salón.

Como detalle técnico, hubo una que otra frase inconclusa o con errores de typeo, así que mi sugerencia acá es leer otra vez lo que se escriba.

20 Ryos y 60 XP para ti Chiroe Chiroe
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie