Quest C Interés Capturado [Ringo, Law & Jun]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
Crombelle estaba sentado en el escritorio de aquella inmunda oficina que rentó para encontrarse con los tamers, crujiendo ocasionalmente su cuello como signo de impaciencia y ajustando su corbata en el proceso. Sobre la mesa había un artefacto de aspecto delicado y costoso, cuya composición incluía un mango para sostenerlo y una pantalla donde se desplegaban los datos del digimon “detectado”. Sonrió para sí mismo al procesar la ingenuidad de los tamers que aceptaron esa quest, todo estaba fríamente calculado y al final del día él saldría ganando sí o sí. Si le tocaba un grupo decente, probablemente tendría datos de varios seres digitales antes de lo esperado y luego desaparecería de la vida de los chicos, no sin dejar una cuantiosa suma de dinero para cada uno. Sin embargo, si el grupito resultaba ser tarado, logrando involucrar a Digital Security en su pequeña aventura, él desaparecería y los culparían a ellos de todo lo ocurrido. Pobres e ilusos jovencitos.

Supongo que a veces es bueno que Yggdrasyl confíe en púberes —sonrió, prendiendo un cigarro.

"Interés capturado” [C]

a) NPC que la solicita: Thomas Crombelle
b) Descripción de la misión: Los digimon han capturado el interés de Thomas, el adulto de apariencia empresaria ha pedido a algunos tamer que le ayuden con una "inofensiva" investigación a cambio de una jugosa recompensa; el/los tamer que acepten recibirán un curioso aparato que es capaz de "detectar" la data de los digimon tras ser vencidos por completo (haciendo que desaparezcan). La misión yace en detectar la data de cinco digimon.
c) Descripción del campo de juego: -
d) Objetivos a cumplir:
  • Derrotar a cinco digimon y permitir que el aparato detecte la información de los mismos
  • Entregar el aparato de vuelta a Thomas
e) Notas
  • Thomas agrega que los digimon reviven tras un tiempo para bajar los nervios de algunos tamer.
  • Crombelle no quiere que Digital Security se entere de lo que está haciendo, por lo que está prohibido que los descubran mientras realizan su quest.
  • Paga máxima asciende a 450 Bits.
  • Puntos de infamia.
Paga: 450 Bits [+2 Infamia, si activo]
Plazo: 14 días [8 de Febrero]
Fichas: Ringo, Law y Jun
Mínimo de post: 3 por cabeza.

.Wolfe .Wolfe Tizza V.G.Tizza Lokeebick Franmalth

Aviso: Aprovecho de notificarles que del 1 al 14 de Febrero me encontraré ausente. Si terminan su quest antes de esa fecha, prometo dejárselas evaluada. Sino tendrán que esperarse hasta el 15, obviamente será de mis prioridades.

Saludos!
 

Reflejo
Moderador
Offline
El grupo había tenido una extraña entrevista de trabajo. Aquel hombre de mediana edad no se molestó en explicar los detalles a profundidad, simplemente les pidió que derrotasen a cinco digimon y luego escaneasen dicha data con el aparato que les entregó. Según él, no era la primera vez que algunos tamers tomaban su pedido, sin embargo, dejó en claro que no deseaba verse involucrado con Digital Security. Sospechoso, pero al fin y al cabo eso no importaba. Por último aclaró que necesitaba la información para dentro de tres días. Sin más que decir, los miembros de Nastrand's Maze se despidieron y garantizaron el cumplimiento de las expectativas laborales impuestas sobre ellos. Esta era una tarea del submundo, la misión no se encontraba en los tablones de quest ni tampoco en la base de datos de la Central de Tamers. Debían poner sudor y esfuerzo si es que deseaban darse a conocer por esos oscuros lares.

Dentro del café/bar de la guild, 'Bad Spill', se encontraba un Gazimon de ojos turquesas limpiando un par de vasos. Desde detrás de la barra, el can morado podía escuchar todo lo que comentaba un rubio andrógino sobre la misión actual. - ¿No es un poco vaga la 'consigna'? - preguntó luego de escuchar la historia.

- Sí, es justamente lo que estamos discutiendo viejo. - comentó Betamon algo resignado. - Es un problema ya que nosotros mismos tenemos que elegir a nuestros blancos.

- No podemos atacar a cualquiera porqué sí. - agregó el insecto escarlata. - No queremos involucrar a civiles comunes en esto ni deseamos llamar la atención.

- Ja. Eso no resuelve nada. - tajó Boss con un rostro repleto de seriedad. - Miren niños, el tal Thomas les dio una tarea muy fácil, si quieren terminar rápido con esto vayan a la Montaña de Basura, la misma que está al lado del Pueblo Industrial. Allí los digimon son débiles y a nadie le importa si desaparecen.

- No somos matones Boss. - esta vez fue Wolfe quién respondió. Apagó su primer cigarrillo del día y meditó las palabras de la hiena por unos segundos. - Sin embargo creo que tienes un buen punto, ¿qué tal si nos cargamos a unos cuantos bandidos? ¿Quién se quejaría por eso?.

- ...Pff, tenias que decirlo tú. - se quejó Jun. Él había tenido la misma idea, no obstante el tuerto le arrebató las palabras de la boca justo antes de que las dijera. De igual manera estaba de acuerdo con el plan de 'ese' sujeto, por no decir compañero. - ¿Qué dices Rin-chan? ¿Hacemos eso?

La joven de rosa no pensó demasiado en ello. No había razón para dudar pues dicha estrategia le permitía al grupo ciertas comodidades. - Mm~ síp. Aún si se nos escapa uno, nadie creerá lo que diga un ladrón de nosotros. - era lo mejor, si atacaban gentuza de esa calaña podían cubrir mejor sus huellas, también les daba un razón extra para asestar el golpe final sin dudar, pues era viable alegar que fue 'en defensa propia'.

Renamon buscó un mapa de la isla. Sobre el trazaron los destinos a seguir, lo ideal era mantenerse en movimiento e ir a las zonas más desiertas para evitar un público inoportuno. Primero el infame Monte Miharashi, mayormente ocupado por bandidos y otras pestes. Luego el Pantano Geko, aunque era en menor medida, había varios registros de asaltos, así que valía la pena revisar. Y por último Freezeland, siempre había carteristas cerca del mercado de cambio. Iba a ser un camino largo, llevaron provisiones y los materiales necesarios para el viajes incluyendo un poco de comida. Luego abandonaron el establecimiento situado en el Bosque Inquebrantable, y se dirigieron a la primer parada.

- Va a ser un día complicado. - susurró la zorra ya sin mucho animo. Observó el cielo y notó que unos enormes y grises nubarrones cubrían toda la isla. El espeso conjunto de arboledas se veía deprimente, pues la luz del sol no podía alumbrarlos, ahora parecía más el 'Bosque de las Penumbras'. Esto se debía a la tonalidad mono-color que ofrecía el día, a los cientos de miles de hojas cecas que cubrían el suelo como una alfombra y a la falta de sonidos producidos por seres vivos. Nuevamente ella miró hacía arriba e hizo una mueca de disgusto. Escuchó un trueno rugir, la lluvia se aproximaba junto a la muerte.

.Wolfe .Wolfe
Lokeebick Franmalth

Van chicos o3o capitulo introductorio y para ambientar un poco la cosa.

M Maiku la quest fue pedida en formato 'guild' digo para agregarla al contador una vez terminada...y si aprobamos xD
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline

La iluminación exterior decaía hasta perderse por el manto gris de las nubes, una tenue oscuridad predominaba, dándole una apariencia al Bosque Inquebrantable aún más peligrosa de lo usual. El septeto viajaba con precaución intentando no perder el sentido de la orientación, a veces podía ser complicado encontrar la salida incluso en un día despejado. No podían permitir llegar a confiarse. Repentinamente comenzaron a caer las primeras gotas de lluvia, pero ya conscientes de esta posibilidad; el trio humano había salido del Bad Spill con sus respectivos mantos para cubrirse. Renamon, al igual que estos, llevaba uno de los que le pertenecía a la líder del grupo con una tela tan blanca como la nieve mientras se oscurecía levemente por el agua. Betamon se encontraba resguardado dentro del IC de Ringo a lo que Tentomon se ocupaba de compartir con su compañero la tela negruzca: encontrándose sobre la espalda de Law.

–– Que fastidio. Abría llovido antes de que saliéramos, ahora no dan ganas de regresar. –– Dijo Jun irritado. Sus compañeros apenas podrían ser capaces de ver claramente su rostro.

–– Igualmente no lo haríamos. Debemos aprovecharlo para no ser detectados, será fácil acercarnos al Monte Miharashi de esta forma. –– Aclaró el emparchado, provocando una pequeña mueca en el rostro del pelirrubio.

–– Law tiene razón. No podríamos desaprovecharlo, además se siente bien sentir el frio de la lluvia sobre la piel. –– Dedicó la Leader con su típico tono de indiferencia y tranquilidad en la voz, disfrutando del momento.

Luego de sus últimos encuentros en esa locación, el grupo buscaría usar sus capacidades y experiencias para aprovechar toda oportunidad a su favor. Pronto se encontrarían cruzando por la horilla del Lago Ojo de Dragón. Podía contemplarse como el agua subía y se agitaba, intentando desbordarse, la lluvia le daba cierta vida mientras sus espectadores se acercaban a su destino. Como sería de esperarse no había una sola señal de vida. Por primera vez se sentían insatisfechos al no encontrarse con ningún enemigo, por lo que debían buscarlos y hacerlos salir a la fuerza. Sin embargo, su suerte cambio de repente ante la repentina presencia de un Goblimon salvaje que salto repentinamente hacia ellos, en un intento de atacarlos por sorpresa. Apenas pudieron verlo como una sombra, Renamon fue la primera en reaccionar golpeando al ogro de costado, intentando vagamente en desconcentrarlo y modificar su ángulo de caída para que los tamer lograran salir ilesos.

Ringo dejo salir a Betamon del IC a lo que tanto ella como sus compañeros se dispersaban en distintas direcciones. En el momento que el humanoide digital toco tierra, la guild lo rodeo intentando aprisionarlo, no dejarían que su primer objetivo escapara tan fácilmente. Renamon atacó directamente empleando sus hojas de luz, intentando distraerlo, no obstante este rápidamente lo bloqueó con su Living Shield. La potencia defensiva de esta impresiono a la zorra digital, sus ataques no podrían atravesarlo fácilmente, debían utilizar el ataque de Sedramon para poder contenerlo si no de otro modo se les iría de las manos. Tentomon aprovecho la pequeña distracción para posicionarse tras de este e impactar una descarga eléctrica a su espalda. El contrincante apenas lo sintió, golpeándolo directamente con su mazo haciéndolo retroceder contra algunos arbustos y árboles cercanos, este intento aprovecharse de la oportunidad para someterlo un poco más, pero fue obstruido por un segundo ataque eléctrico, esta vez más poderoso, haciéndolo caer de rodillas.

––
Betamon, Digisoul Charge. –– La forma del anfibio cambio abruptamente a la de una serpiente marina que rápidamente envolvió al child con su cuerpo. Goblimon apenas era capaz de respirar al sentir el fuerte abrazo del adult.


Lokeebick Franmalth Tizza V.G.Tizza post hecho, luego edito los errores ortográficos, Acu, te toca xD
 
Última edición:

Registrado
24 Jul 2013
Mensajes
825
Offline
La presión que ejercía el cuerpo de la gran serpiente era enorme, obviamente no había comparación ante la muestra de poder que podía ejercer un Adult en todo su esplendor. La lluvia continuaba haciéndose acto de presencia en el campo de batalla, la dura tierra llena de pato ahora era solo era lodo pastoso. A pesar de los cálidos mantos que estos llevaban el frio se podía palpar, corroyendo sus cuerpos adolescentes.

―Ya suéltalo Midori, está débil… ― Comentó dulcemente el rubio andrógino que tomaba la delantera del resto de los muchachos, en cuanto la gran serpiente marina dejaba caer al suelo el cuerpo moribundo y un poco congelado del Digimon. Renamon rápidamente se poso junto a este, apretando su pecho para evitar que se levantara.

―Dudo que se levante, procede Jun… ―Esta vez hablo la zorra tras quitar su pata del pequeño ogro. Lo observo por unos cortos segundos y antes de hacer esperar más a los demás, procedió a apartarse, dejando al rubio apuntar al Digimon con el costoso aparato.

―Veamos bien que tal funciona… ―Exclamó con cierta curiosidad, apretando el gatillo que la maquina tenia, rápidamente un brillante rayo surgió de este y distintos datos comenzaron a formarse en la pantalla del mismo. Nombres, estadísticas, técnicas y detalles que el muchacho no supo entender, se mostraron en ella, previos a que segundos después la luz que lo rodeaba se esfumara junto al cuerpo del Goblinmon esfumándose como si nada.

“Uno menos” pensó el rubio.

Con velocidad impresionante un veloz proyectil cruzo el área frente al Tamer rubio, si no hubiera sido por la rápida reacción de la zorra que salto para apartarlo de la trayectoria del objeto volador no identificado. Amos cayeron al suelo agitados y asustados, apenas desviando su rostro hasta donde se encontraban el origen del ataque. Una zona vacía de la maleza del lluvioso lugar se comenzó a agitar de una fuerza desconocida, lo cual obligo a los jóvenes a ponerse alerta a lo que se viniera.

― ¿Que fue eso? ―Exclamó desconcertado el parchado que algo presuroso se acerco al joven compañero que seguía en el suelo, por suerte su compañero se encontraba apenas lastimado se acerco hasta el proyectil, Ringo seguía calma en su posición observando todo con calma junto a la serpiente marina que se veía más fiera.

― ¡Rayos! ―Exclamó el pequeño insecto rojo, que veía con algo de terror el gran, que tras golpear uno de los árboles y romperlo, se desvió y quedo incrustado en el suelo ―Chicos, este mazo es de un Ogremon, ¡Atentos! ―Rápidamente todos afilaron la mirada en cada dirección, sabiéndose observados por el gran ogro adulto.

El ruido de la maleza se volvió a hacer presente frente a ellos. Justo desde donde había surgido el proyectil apareció fiero un pequeño Goblinmon, que rápidamente se lanzaba contra los jóvenes Law y Jun, que hacia un rato se habían levantado; ante esto tanto Renamon y Tentomon se lanzaron en contra de este. Un fuerte puñetazo salió de parte de la zorra, directo a la cara del Goblimon, este rápido y un poco más astuto le esquivo con una rápida finta, logrando darle un garrotazo en un costado de su muslo, lo que la hizo caer. Tentomon rápidamente apoyo a la zorra, a unos pocos metros del suelo se decidió encarar al goblin, así que cuando vio que este se le acomodaba para seguir su camino hacia los humanos, un golpe certero del escarabajo le retuvo, la pequeña chispa del ataque de Tentomon mas que un ataque demoledor sirvió para aturdirle y darle tiempo a la mamífero de recuperarse.

Todo era una maléfica trata, puesto que a los pocos segundos de enfrascarse en una pelea los tres novatos una figura mucho mayor salió de entre los arbustos que se encontraban tras los dos de más rango entre los jóvenes de Nastrand Maze’s, tomando el enorme mazo se encargo de atacrles por la espalda.


Tizza V.G.Tizza .Wolfe .Wolfe Siganle rapidoo!! Mañana cumplo años!!​
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
Apenas de reojo, Seadramon visualizó una sombra. La misma recogió rápidamente su garrote y planeaba aplastar a los débiles y frágiles humanos. No había tiempo de responder con ataque elemental, tuvo que usar su propio cuerpo como escudo. El impacto del arma blanca sobre su piel hizo uno sonido desagradable y provocó el retroceso de la serpiente marina, lo que también ocasionó que los tamers tras él fuesen empujados y cayeran al suelo. Fue un error, el primer blanco había sido prácticamente un juego de niños, por eso bajaron la guardia. Sin embargo, la regla de oro de los bandidos decía; "Nunca cometas un atraco en solitario", era lógico y por eso ellos debieron esperar más enemigos que un simple goblin. Ogremon rápidamente tomó distancia y se reagrupo con su otro lacayo, no quería arriesgarse demasiado, pues los los objetivos tenían un arma desconocida que podía absorberlos. A su vez eso le causaba un gran interés. "¿A cuanto podría venderse esa maquina en el mercado negro?" pensamientos como ese rondaban por su mente, curiosamente se mostraba más preocupado por eso que por su camarada desaparecido.

- Tch... - la anguila chasqueó su lengua con disgusto. Un dolor punzante recorrió toda su columna vertebral, los vasos sanguíneos alrededor de la herida habían sido magullados, logrando así que se formase un inmenso moretón. Fue una suerte que él pudiese recibir el golpe a tiempo, de otro modo su tamer se habría convertido en "puré de tomate". - ¿¡Están bien?! - preguntó sin apartar la vista de su enemigo. La lluvia era lo suficientemente ruidosa e intensa como para opacar cualquier otro sonido, por eso mismo, Ringo tuvo que gritar su respuesta.

- ¡Sí~! - dijo ella mientras se levantaba. Su manto fue completamente cubierto por barro, apenas lo limpió con sus manos y lo dejó estar. No parecía importarle demasiado. - ¿¡Qué tal tú Seadramon?! ¡No se ve bien esa herida! - pese a que la pregunta reflejaba una actitud bastante considerada, su rostro revelaba que no había ni una pizca de preocupación real por ello.

- No te preocupes, el dolor ya es algo cotidiano... - no era como si el adult fuese masoquista ni nada por el estilo. Simplemente, por sus experiencias pasadas, él ganó cierta tolerancias a ese tipo de heridas. Por ejemplo, su repetido uso del Force Synapse influyó bastante a la hora de acostumbrarse a estas situaciones. También enfrentarse a oponentes más poderosos que él, como Boss y un cierto Garurumon. Miró a sus oponentes y les provocó. - Pero vaya, atacarnos tan descaradamente...¡Ni piensen que les vamos a dejar ir basuras! ¡Prepárense, porqué vuestra muerte no tendrá impacto alguno para nadie!

- ¡Bhuahaha! ¡No es necesario tener rencores! ¡A todos nos gusta lo que tienen los demás! ¡Nosotros a diferencia de ustedes somos honestos y venimos a robarlo! - la risa del oni era bastante desagradable, aunque de alguna forma pegaba bastante con su apariencia, después de todo, por su fisiología estaba obligado a tener una permanente y estúpida sonrisa dibujada en su rostro. Mientras evaluaba la situación con calma absoluta, él jugaba con su mazo, hacía malabares y otros trucos. - Ahora...- su tono de voz cambió, su expresión era la misma, pero aún así se notaba más seriedad en su rostro. - Es algo muy interesante lo que tienes había jovencita. - comentó él refiriéndose a Jun.

- ¡¿Qué dijiste?! ¡Para que lo sepas soy un tío! - se quejó el rubio de la injusticia. Según él, sus propios rasgos masculinos no eran difíciles de apreciar, desde su punto de vista, ese ogro debía tener una visión muy mala como para no notarlos.

- ¡Bheheheh! Veo que todos los días uno se topa con algo nuevo. - se mofó el humanoide verde. - Pero bueno, sólo me interesa esa extraña maquina que tienes ahí...Así que...¿no hay problema con que mate a todos los demás? ¿O es que tienen otra cosa igual de valiosa?. - nadie le respondió con palabras, a cambio levantaron su guardia y se prepararon para el segundo round. Eran tres contra dos. Tentomon se enfocaría en mantener la defensiva, protegería a los tamers junto a Wolfe y su variado set de cartas. Renamon y Seadramon se ocuparían enteramente de la ofensiva.

Todos parecían tener una inmensa confianza en su plan de batalla, todos menos Goburimon. El pequeño goblin lo sabía, él era desechable y sólo él mismo se preocuparía por su propia vida. Debía tener cuidado si es que no quería ser usado como escudo por parte de Ogremon. Sus divagaciones no duraron mucho, la batalla comenzó en ese mismo instante. La zorra cargó hacía delante al tiempo que exhibía su increíble agilidad. El adult rival se posicionó como un bateador de béisbol y blandió su garrote con ferocidad. No sintió resistencia, ni bien impactó, la imagen de la maestra del Ying Yang desapareció. Se trataba de un clon, la verdadera había saltado tres metros en el aire y estaba preparando su Koyousetsu, no obstante tuvo que interrumpir ese ataque pues un segundo después el ogro ya estaba comenzando su siguiente ataque.

" Muere." - sin un lugar dónde apoyarse y suspendida en el aire, la compañera de Jun no tenía lugar al cual huir, o eso es lo que creía el oni.

- ¡Kohenkyo! - esa técnica no sólo servía para crear copias e ilusiones, también le permitía intercambiar posiciones con otro individuo, en este caso, Goburimon.

- ¿¡...?! - el pequeño child no tuvo tiempo para procesar la situación es su cabeza. Antes de empezar la pelea estaba decidido a mantenerse alejado de su 'camarada', sin embargo, en contra de su voluntad le obligaron a recibir un golpe de lleno. Yoshida cerró sus ojos de la impresión, incluso con semejante diluvio fue capaz de escuchar como se quebraban los huesos del bandido. Por suerte para éste último, fue un k.o instantáneo así que no hubo dolor. Su cuerpo voló decenas de metros y aterrizó en la tierra de la peor forma posible. Lo malo es que no sabía que perder la conciencia sería fatal para él, pues el invento de Thomas le estaba esperando.

- Ah...mierda. - fue todo lo que pudo decir Ogremon al notar que le habían engañado. El truco fue de Renamon fue doblemente eficaz ya que además de dejar fuera de combate a un oponente, también distrajo al del garrote lo suficiente como para que la serpiente marina hiciese su movimiento. - ¿Mm...? ¿¡...?!

- ¡Ice Arrow! - la helada ráfaga de viento amenazó con congelar todo el cuerpo de su objetivo. Éste por mero reflejo esquivó parte del ataque. Sí, sólo una parte, su brazo, el que sostenía el arma blanca, fue transformado en un frío y rígido bloque de hielo. Teniendo en cuenta el clima actual, la técnica había ocasionado mucho más daño de lo normal. Causó graves quemaduras y se pegó a su húmeda piel como cinta adhesiva. Si intentaba destruir aquellas capas de hielo, probablemente gran parte de su dermis sería arrancada en el proceso.

- No... - el bandido era un profesional, no podía contar con sus manos la cantidad de cráneos que había aplastado. ¿Entonces por qué? ¿Por qué no prestó más atención? ¿Por qué, con toda esa experiencia, no pudo predecir los movimientos de su oponente? ¿Los había subestimado? ¿Se había sobrestimado? ¿Por qué no pudo responder la siguiente cadenas de sucesos? ¿Fue a causa del clima?. Su mente fue invadida por todas esas preguntas, cometió un error grave y no sabía la razón. Lo siguiente para él fue recibir otro ataque muy parecido al último, sólo que potenciado por algo llamado 'digisoul'. Su mente dejó de pensar, ahora era una fría estatua esperando su último aliento de vida, ni siquiera tuvo el privilegio de maldecir a sus supuestas 'victimas'.

- Tu error fue pensar que tú eras el cazador. Desde el principio nosotros estuvimos ocupando ese puesto. - las palabras de Seadramon no llegaron a sus congelados oídos. El rubio de ojos claros se acercó a sus ya inmovilizados blancos y comenzó a absorberlos nuevamente con el aparato. Su cuerpos desaparecieron y dejaron este mundo. No importaba, se trataba de escoria que nadie quería.

- Con eso son tres. - comentó Law algo estresado por la situación, quería fumar un poco para calmarse pero el clima no se lo permitía. - ¿A dónde vamos jefa?

- Mm~ opino que deberíamos pasar la noche en el pueblo industrial y luego seguir. Hoy fue un día duro~

.Wolfe .Wolfe
Lokeebick Franmalth

Luego le hago corrección a esta cosa.
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline

El viento soplaba con fuerza mientras la lluvia los envolvía. Terminado su deber y sin ninguna otra necesidad en la zona, partieron sobre el lomo de la gran serpiente marina siguiendo las indicaciones de su líder. Necesitaban anticiparse ante cualquier otro bandido en la zona que pudiera atentar contra ellos, y esta vez mucho mayor. Dejaron el Monte Miharashi atrás, la velocidad de Sedramon redujo bastante el tiempo de viaje, pero los vientos arremolinados y el peso de sus pasajeros apenas permitieron que este llegara más allá de la Sabana Engrane, desapareciendo su evolución. Debieron avanzar a pie el resto del camino, pero ya se encontraban lejos de la tormenta. Law se sentía un tanto preocupado por Tentomon, había recibido un duro golpe; aunque su defensa y caparazón lograron disminuir parte del impacto, los efectos seguían siendo visibles en los movimientos poco fluidos del escarabajo. Llegaron a las puertas del Pueblo Industrial rondando la tarde, sin darse cuenta la mañana se les había escapo de las manos.

Buscaron un lugar donde acoplarse y pasar la noche antes de seguir. Planeaban buscar algún contrincante por el Pantano Geko, al final del día lograron obtener tres perfectos especímenes. Debían conseguir otros dos para mañana y quizás reclamarían su recompensa antes de lo pensado. Fueron a un hotel cercano y barato, no pensaban gastar demasiado para un cuarto con dos camas y espacio suficiente para pasar la noche. Ringo inspeccionaba el curioso aparato que les fue entregado para cumplir su labor, jugueteando un tanto aburrida mientras intentaba buscar la manera de comprender su funcionamiento. Poseía tecnología demasiado avanzada, eso era claro, pero su concentración no le dio a más de ese simple análisis. Por otra parte, Jun y Law revisaban como un par de niños pequeños un juego de cartas, todas las que los tres portaban consigo. Wolfe les había pedido el favor de traerlas al viaje ya que planeaba poder utilizarlas para apoyar en el combate, pero el desarrolló en que se desenvolvió se lo impidió. La próxima vez no permitiría algo parecido.

–– Varias no las puedo utilizar. Siempre compras cartas de ataque con manos en lugar de apoyo. Deberías ser más equilibrado. –– Reclamó el emparchado, retirando algunas cartas del montón.

–– ¡No te permito que te quejes de mí! Si no te gusta, cómprate las tuyas. Tú gastas el dinero siempre en ropa. –– Se defendió el andrógino intentando confrontar las acusaciones de su compañero.

–– Ya dejen de pelear, idiotas y compórtense. –– Betamon odiaba tener que soportar las peleas de ambos jóvenes y actitud indiferente de su master que no se molestaba en imponerles carácter. Por ello él debía ser el responsable como digimon principal ––. Law, ¿exactamente que planeas hacer con ese juego de cartas?

–– Tengo varias ideas. Solo necesito implementarlas con cuidado.

–– Bien. Pero, eviten ustedes dos en entrometerse en medio del combate, el próximo golpe podría ser de un adulto o peor. No quiero verlos de nuevo trapeando el piso. –– Sentención observando a la pareja, intentando llamar su atención.

Con un pequeño asentimiento, la pareja acepto las demandas del anfibio. La noche llego con rapidez y la guild se entregó a los brazos de morfeo. Law, Jun y Tentomon durmieron en la cama cercana a la puerta mientras Ringo y Renamon en la que se encontraba cercana a la ventana, Betamon prefirió la comodidad y seguridad del Digivice a ser otra sardina en la cama de los hombres. La mañana llego con un cálido y hermoso resplandor, perfecto para comenzar un nuevo día.


Lokeebick Franmalth Tizza V.G.Tizza Sigamos xD​
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
Pese a que ya no había ni una sola nube en el cielo, las huellas del torrencial del día anterior perduraban. En el pueblo industrial quizás no, pero en las afueras, dónde abundaban los pastos altos, el terreno seguía siendo un barrial. No era demasiado problema, pues todos contaban con el calzado adecuado. Sin embargo, si las precipitaciones habían aumentado el nivel de las aguas estancadas dentro del pantano, muy probablemente tendrían que tomar nuevos rumbos para así poder avanzar sin problemas. En aquel momento los miembros de Nastrand's Maze se dirigían a allí. En el pasado se habían topado con ciertos rufianes de tipo anfibio, confiaban que esta vez también sería el caso.

- Pero no lo entiendo Master, ¿por qué no seguimos merodeando cerca del Monte Miharashi? - la voz del anfibio provenía desde el interior del iC, su tono indicaba que se estaba impacientando por tanta calma. - No tardamos demasiado en toparnos con algunos bandidos, pero allá en el pantano...¿encontraremos un buen blanco?.

- No es conveniente quedarnos demasiado tiempo en un solo lugar. - Tentomon fue quién le respondió, Rin ni se molestó en explicarle nada pues para eso estaban los demás. - No sabemos si esos bárbaros verdes tenían más compañeros ¿no crees que llamaría la atención si no regresan? ¿Qué tal si al final del día terminábamos rodeados por otro grupo más numeroso?

- Nah, no creo, esas bestias son demasiado codiciosas. - alegó el rubio andrógino muy seguro de si mismo. - No les gusta compartir el botín, así que van de a grupos pequeños.

- Pero si notan que les faltan miembros quizás sean más cuidadosos~ - comentó Takanabe sin apartar la mirada. Observaba fijamente a los lejos su destino: el Pantano Geko. - Bueno, tampoco viene mal explorar otras zonas de vez en cuando.

No discutieron más el asunto, para cuando se quisieron dar cuenta ya se habían adentrado en la ciénaga. El lugar era igual que siempre, decenas de árboles podridos, suelos sin vegetación y mucha pero mucha agua estancada. Tal y como lo pensaron, la misma aumentó su nivel por culpa de las fuertes lluvias. Betamon salió de su digivice, el terreno era ideal para que un anfibio como él se moviese, no sólo eso, cada tanto activaba su Force Synapse para mantenerse alerta. Su rápida reacción le permitiría responder inmediatamente ante cualquier emboscada. Curiosamente el grupo notó que estaban más que solos por allí. Llevaban cerca de treinta minutos en el área y todavía no se habían topado con otro digimon. ¿Cómo era posible? Si era cierto que a causa de los extensos estanques fueron obligados a tomar otros caminos que no conocían, pero, ¿Podía realmente ser esa ruta tan decepcionante?. Al cabo de un rato, los tres pares terminaron llegando a una zona totalmente distinta a las anteriores.

- ...¿Qué? - Law no pudo evitar su sorpresa, conforme avanzaban, más se reducía el pantano. En su lugar aparecía una inmenso y místico conjunto de arboledas. El área de los Árboles Nebulosos, como su nombre lo indicaba, estaba totalmente cubierta por una espesa niebla. Desde un punto de vista positivo, la misma servía como camuflaje lo que les permitía realizar su 'trabajo' sin inconvenientes, desde el lado negativo, ellos sin ser lugareños tenían desventaja de terreno y era fácil perder de vista a un blanco. Algunos digimon aparecieron frente a los miembros de Nastrand's Maze, pero éstos mismos se esfumaron inmediatamente. Jun les dijo a sus compañeros que debían apresurar el paso, por experiencia previa, sabía que si se movían despacio iban a ser acechados por el 'Guardián del Bosque'. Cerca de veinte minutos después, el grupo ya algo cansado por tanta caminata pudo entrar en un nuevo terreno. Después de un rato por fin pudieron encontrar un sendero fiable, el mismo parecía conducir a Toy Town. Sin embargo, mientras lo recorrian se toparon con una sorpresa no deseada...un Garurumon. El grupo se detuvo y los ojos de ambos lados se encontraron. La bestia gruñó con ferocidad, les estaba indicando que se alejasen. No parecía estar de muy buen humor, era natural, si uno observaba de cerca seguramente podría notar que el cuerpo del can estaba cubierto de heridas y magulladuras. Sus pupilas se afilaron, soltó un potente bramido y volvió a dar su advertencia. A pesar de que no uso palabras, claramente insinuó: 'Aléjense humanos, si dan un paso más me los como'.

Betamon recordó con ira a cierto lobo al cual enfrentó en un coliseo. Su vena sien se infló con violencia. Éste nuevo individuo parecía ser un blanco ideal con el cual descargarse. - Maldito perro rabioso, venimos dando vueltas en circulo y que encontramos un camino decente nos quieres echar...¡El único que se va a ir eres tú! ¡Y al otro mundo! - Law llevó su mano hasta su frente con resignación, ahora que el verdecito había ignorado la advertencia del adult, no les quedaba más opción que iniciar una pelea.

.Wolfe .Wolfe luego le hago corrección, todavía no hice la del anterior post xD
Aviso que Lokeebick Franmalth se quedó sin internet así que no va a poder terminar su parte.
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline

Garurumon forzó nuevamente su semblante, intentando mostrarse imponente, actos poco efectivos en contrincantes que poseían desde antes el idear de luchar. No retrocederían contra amenazas, y menos contra un enemigo que intento vagamente conseguirlo con el pequeño anfibio, siendo su principal error. Al percatarse que estos no se mostraban preocupados, el lobuno demostró que sus gruñidos no eran únicamente para lucirse, inicio la confrontación haciendo resonar su garganta con un gruñido interno que posteriormente libero en una llamarada de fuego azul. Cada uno de sus objetivos reacciono diferente ante las circunstancias: Renamon tomo a Jun entre sus brazos y se elevó hacia la rama de un árbol; Tentomon engancho sus garras en la mochila de su compañero para hacerlo retroceder a un costado; Ringo por su parte recibió un fuerte empujo de Betamon al saltar este último contra su pecho y caer ambos contra la fría nieve dando algunos giros para alejarse de la zona de impacto. El ataque prosiguió intentando alcanzarlos, sin embargo este se encontraban con pocas energías para mantener continuamente su ataque.

La zorra digital desde su posición privilegiada pudo reconocer cada reacción del adulto. Se le hacía evidente que no podía resistir una pelea larga, ni quisiera una confrontación directa, sin embargo eso no retiraba el hecho de que con un solo golpe de sus garras, mordida de sus fauces o roce de ese fuego tan hermoso podría heridos gravemente y ser incapaces de levantarse. La Leader no perdió tiempo en cargar en su mano el digisoul, activando la Digisoul Charge sobre su compañero. –– Seadramon, ¡ve por el~! –– El aludido se acercó directamente contra el canino, disparando una serie de flechas de hielo desde su boca, pero él respondió igualmente generando un aullido que destruyo la mayoría de las flechas con su poderosa onda de choque. El rango en ataque por parte de ambos era evidente, y si fuera en condiciones iguales, el reptil no podría compararse a su poder. Sedramon intento un ataque más frontal, pero su enemigo no había perdido en totalidad sus destrezas motoras tras esquivar varios coletazos. Esto aparentemente lo agotaba y de todos modos era capaz de mantenerse a la par de su adversario.

––
Está tomando mucho tiempo. No podemos quedarnos demasiado tiempo aquí o llamaremos la atención. –– Dijo un tanto angustiado Tentomon observando el avance de la batalla a una distancia prudente. Ringo se había alejado algunos metros pero se mantenía cerca para intentar no dejar solo a su compañero ––. Es posible que llamemos la atención del “Guardián del Bosque”.

––
¿En verdad existe? –– Cuestionó un tanto incrédulo el emparchado, recibiendo un pequeño asentimiento por parte del escarabajo.

––
Así es. Debemos tener cuidado antes de que venga confrontarnos, será peligroso sí nos encuentra luchando en su territorio.

–– Entonces cambiemos un poco el balance de las cosas. –– Law extrajo de su mochila un dispositivo más grande que sus manos y un juego de cartas que llevaba junto a este.

Deslizo una de estas por la ranura del lector de cartas, con el nombre impreso: Izuna. El poder de la misma se revelo permitiéndole al insecto invocar una serie de zorros elementales que salieron disparados en contra el lobuno. Según las órdenes de su invocador el Fuego y la Tierra atacaron las patas delanteras del lobo, intentando contenerlo a lo que el Trueno y el Agua iban por su cuello. No obstante, al sentir la presencia de estos el enorme can exhalo nuevamente una llamarada azul que los consumió a cada uno hasta desaparecer. Seadramon aprovecho esta pequeña distracción para volar hasta un punto ciego y adentrarse por debajo de su cuerpo, rodeando el tronco de este y amarrarlo como una serpiente a su presa. Los intentos desesperados por liberarse fueron inútiles y la posición de su captor por arriba de su espalda impedía cualquier ataque directo.

––
Ese idiota de Law como siempre no sirvió de nada, pero lograron hacer algo. –– Dijo con absoluta emoción el andrógino abrazado al árbol donde tanto el como Renamon esperaban el momento para apoyar a sus compañeros. Debían ser cautelosos para impedir cualquier golpe que atentara contra la vida de estos ––. Es seguro que podremos ganar.

––
Posiblemente. Aun así, lo que me preocupa es otra cosa, si algo pudo herir a un adulto tan fuerte de esa forma debemos acabar rápido con esto o de otro modo, eso volverá y es posible que suframos lo mismo. –– Expreso la zorra observando críticamente la situación en la que se encontraban. Lanzo su mirada al aire para prevenir cualquier inconveniente inesperado, pero fue grande su sorpresa al contemplar un extraño panorama.

Desde su posición, a solo unos metros del combate, otro Garurumon se encontraba entre los arbustos cubiertos de nieve pero este a diferencia de su compañero se hallaba inconsciente. Las heridas de su cuerpo habían bañado la nieve en carmín, la gravedad de estas posiblemente sería superior al imaginado a simple vista. Al identificar la posición en la que se encontraba el primer lobuno, desde el momento en que inicio el combate, no se había alejado de ese punto, ¿acaso estaría protegiéndolo? ¿Esa era la razón de su actitud y ataque tan repentino? Dos cuestiones que podrían resolver algunas incógnitas de esta situación, pero con el mismo sentido, dos bestias poderosas y dos informaciones necesarias para culminar su travesía. De una forma u otra este combate definiría lo que estaban buscando.

Tizza V.G.Tizza
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
La batalla parecía estar llegando a su climax, el acuático carecía de la fuerza necesaria para aplastarlo, pero sí al menos limitaba sus movimientos, sus otros compañeros podrían linchar al lobo sin problemas. O al menos ese era el plan... - ¡Ice Wall! - al escuchar eso todos se sorprendieron. A pesar del bárbaro comportamiento de Garurumon, éste no había dicho ninguna palabra hasta ahora. Si entendía a los tamers ¿por qué no se comunicó con ellos?. La razón era simple, no tenía porque dirigirles la palabra a esa 'vil carroña'. Un muro de hielo fue invocado entre su espalda y el árbol, mientras tomaba tamaño, la pared artificial obligó a la serpiente a aflojar su agarre. Aprovechó el momento y una vez liberado, escupió su poderoso Fox Fire en dirección al cielo.

- ¿...? ¿A dónde éstas apuntando? - la pregunta de Seadramon fue contestada por su propio razonamiento. - ¡...! - fue una buena jugada, lo que al principio parecía un desperdicio vital de energía, ahora se convertía en espada que los presionaba contra la pared. - Maldito...estás buscando que Centalmon sepa nuestra posición... - una gota de sudor recorrió la frente de todos los presentes. Sabían que como 'Guardián del Bosque' exhibía una fuerza digna de su fama, no podían pelear contra un adult de tal nivel.

- ¡Tendrás que termina el combate en cinco minutos Seadramon! - le gritó Jun ya bastante nervioso. - ¡Renamon!

- ¡Sí! - la zorra entendió perfectamente cual era su deber. Debía emplear una finta y comprar tiempo suficiente como para que sus compañeros pudiesen asestar el golpe final. Creó tres clones y se lanzó al ataque con ellos, cuando el lobo arremetiese contra alguno su papel como distracción terminaría. Sin embargo. - ¡Ga...! - ella quería gritar, pero su personalidad le obligaba a ahogar dicha sensación de dolor. Parte de su cuerpo fue quemada, Garurumon fácilmente identificó a la original por olor y la despachó inmediatamente. Las piernas del lobo temblaban como gelatina, parecía que con un soplido caería, pero la realidad demostraba que se negaba a ceder, así tuviese que sacrificar su cuerpo no importaba. Por eso mismo no desperdiciaba su tiempo con movimientos inútiles. Yoshida inmediatamente fue a asistir a su camarada.

Tentomon no se quedó quieto, usó su mejor técnica elemental para atacar una de las patas traseras del can. Acto seguido, la anguila empleó su Cold Breath de forma exagerada en la 'nada', es decir, sin un blanco especifico. La temperatura del ambiente estaba bajando, no sólo eso, en contraposición la densidad de la neblina aumentaba. Revirtió su forma y volvió a ser un Betamon. Tratándose de un oponente cuyo semblante era inquebrantable, lo ideal sería provocar una fuerte parálisis por acumulación de daño eléctrico. Tanto él como el insecto no paraban de apuntar a las extremidades del lobo. La táctica era reducir más y más su movimiento, golpea y esquiva. Eventualmente llegó un punto en el que su sistema nervioso se 'saturó', sus músculos se atrofiaron pues no podían contraerse o relajarse a voluntad.

- Je... - Garurumon si rió de su incompetencia, él era muy bueno juzgando a los demás, sabía que esas acechadores tenían motivos ocultos. Entendiendo perfectamente su situación, él se dio por vencido. Si intentaba luchar con un cuerpo que no respondía seguramente habría caído en la desesperación. Aceptó su situación y les dijo un par de palabra a esos ingenuos humanos. - No se cansan...una y otra vez me topo con la peor calaña de su especie...repugnante. - esa frase tan cargada de desprecio despejó las dudas de los miembros de la guild. Muy probablemente estos dos Garurumon fueron heridos por otros tamers, con eso tendría sentido todo el asunto. Rin tomó el aparato creado por Thomas y lo utilizó para cumplir su cometido.

- Será mejor que te quedes quito. Terminará más rápido~ - no había maldad ni bondad en sus palabras, para ella esto era un trabajo y desde su punto de vista la vida del can era efímera ¿qué problema había con tomarla?. Poco a poco, tanto la conciencia como los datos de Garurumon fueron desapareciendo, al tratarse de un digimon tan grande, el proceso tomó un poco más de tiempo. Ella se acercó al otro objetivo lentamente y contemplo su situación actual: sus heridas eran graves y su respiración errática. Era obvio que estaba inconsciente, la hinchazón en su zona abdominal denotaba cuan severas eran sus hemorragias internas. - Ya puedes descansar~. - y con esas palabras ella le dio fin a su vida.

Law se pregunta si había sido lo mejor elegir a estos dos como blancos. Desde el punto de vista de un extraño, ellos claramente habían sido los villanos. Dejó sus divagaciones para después, entre él y Jun ayudaron a Renamon a levantarse y abandonaron el área inmediatamente. Debían salir de allí antes de que Centalmon los encuentre.

Una vez que se sintieron a salvo, notaron que la extraña maquina estaba emitiendo una luz. Fue programada para enviar una señal una vez que acumulase la data de cinco digimon. Ringo no sabía como, pero un mensaje de su empleador fue enviado a su D-Terminal. ¿Cómo había conseguido el numero? Era un misterio. El contenido del mismo detallaba un lugar y una hora de reunión. Era tiempo de encontrarse con aquel sujeto y terminar de una buena vez con esta extraña misión.

Me olvide de etiquetar xDD M Maiku

 
Última edición:

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
Narrativa: En general, los dos tienen una ortografía legible y se entiende lo que quieren transmitir a la hora de leer sus post, pero pude notar unos cuántos problemas básicos. Tizza, tanto tú como Wolfe dejaron de tildar muchos verbos en pasado y palabras que exigen dicha acentuación, por lo que se cortó en más de una ocasión su relato y, a veces, daba a entender cosas confusas. En cuanto a Wolfe en particular, noté errores básicos que superan el error de dedo, como escribir “abría” en vez que “habría” y “horilla” en vez que “orilla”. Ojo con esas faltas, porque son básicas y pueden perjudicarte mucho en quest más extensas o donde se compita por algo. V.G Tizza (23/25) .Wolfe (20/25).

Franmalth, sé que no completaste el mínimo para paga, pero me gustaría llamarte la atención con la repetición de palabras. “Velocidad importante un veloz proyectil”, frases como esta se repitieron en todo tu post y te hubieran bajado bastante porque cortaban tu redacción.

Interpretación: Ningún problema para Wolfe, pero con Tizza tengo que recalcar dos cosas. Primero, tu compañero en su post indicó que habían huido de la lluvia y que lograron montar a Seadramon hasta la Sabana Engrane. Por lo mismo, se vio completamente confuso (por la geografía aledaña al Pueblo Industrial) que la tormenta llegara incluso al Pantano Gecko. Faltó explicarlo, pues así como está parece error de lectura. En segundo lugar, el guardián del bosque nebuloso no es Centalmon, sino que Jureimon, un Perfect. Menos mal que no lo colocaron o eso habría costado muy caro. V.G. Tizza (21/25) .Wolfe (25/25)

Realismo: Personalmente creo que toda su quest mantuvo los márgenes de realismo y me gustó que jugaran con el entorno, explorando diversas zonas. Ahora bien, cada uno redactó un combate que no me terminó de convencer por el nivel de dificultad puesto. Garurumon, aún en su estado deplorable, fue descrito una y otra vez como un oponente fuerte y duro de roer. Por lo mismo, me pareció inverosímil que al final dos child pudieran paralizarlo a base de “evade y ataca” sin mayores profundizaciones. Lo mismo ocurrió con los Goburimon/Goblimon, el primero fue descrito como un oponente capaz de hacer frente a 3 child y que necesitó de un adult para ser vencido, pero el segundo estuvo de relleno. Ojo con estas contradicciones, porque solo me estoy basando en cómo describieron ustedes a sus enemigos para recriminarles el error. (23/25)

Desarrollo: Tizza todo perfecto, incluso hiciste un post adicional y por eso te aplaudo. Wolfe, en tu caso, el segundo post no aportó en nada a la trama y al final no hubo un uso efectivo de las cartas, por lo que te bajaré un punto. V.G Tizza (25/25) y .Wolfe (24/25)

Total:
V.G. Tizza (92/100)
.Wolfe (92/100)​

Paga: 414 bits
Fama/Antifama: +2 a ambos
EVO: +1 Seadramon (Tizza)

Masaru Blair Blair done~
Tizza V.G.Tizza .Wolfe .Wolfe Lokeebick Franmalth
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie