Arrastra para posición la imagen de portada

+18 Original Fic M/F M/M Kingdom Hearts Light and Dark

Haydenwolf

Dios Lobo de la Oscuridad y Luz
Registrado
22 Jun 2018
Mensajes
744
Ubicación
Venezuela
Offline
Kingdom Hearts Light and Dark Episode of Dissidia Final Fantasy parte 1 (Capitulo 19)
Opening 2 y Especial


--Más tarde ese mismo día después de que la nave Gumi llegara de golpe a Vergel Radiante—

En la enfermería del castillo…

Hyde: Ay, Ay, Ay me arde, cuidado…

Nikki: Por favor quédate quieto mientras desinfecto la herida por favor Hyde.

Hyde: No es nada que mi capacidad regenerativa pueda arreglar AY.

Hydesu: ¡Acaso estabas loco al ir tu solo a la boca del peligro!

Hayden: ¡Hermano tonto, que hubiera sucedido si no salías vivo de esa pelea, IMBECIL!

Hyde: Si, aprecio que se preocupen pero estoy bien.

Buchi: Entonces estas diciendo que un tipejo de cabellera blanca muy larga con una ala negra de ángel armado con una larguísima katana llamado Sephiroth y un tipo que tiene pintas de ser un viejo cascarrabias de cabello negro con una rara espada grande de color negro llamado Jetch te hicieron esto.

Hyde: Si además… Bueno Rukia les puede enseñar como son, yo mismo los dibuje en el diario de Rukia en el apartado de los perfiles de los que habitan el Coliseo del Olimpo.

Rukia: Claro es verdad miren ―les enseña el contenido de su diario dejando visiblemente los dibujos bien hechos de Jetch y de Sephiroth―, parecen fuertes verdad.

Kenji: ….. ¿No podría existir una katana más larga que esa?, ese tipo fanfarronea pero por las palabras del hermano de los gemelos junto con la bien relatada información de su forma de combate se nota que es muy fuerte además de veloz.

Hyde: Si en serio les juro que cuando se movía y aparecía detrás de mí inesperadamente podía sentir como si su espada me hubiera lastimado un sinnúmero de veces que no podría contar. Sin mencionar que ese tipo Jetch en serio era un hueso duro que roer con cada uno de sus poderoso ataques de embestidas anormalmente poderosos que me dejaban levemente aturdidor, a primera vista cuando ellos aparecieron junto a esos seres titánicos de roca y hielo tuve que liberar parte de mi poder que mantengo sellado y que no uso en caso de que sea una situación de mucha seriedad que disponga que use todos mis poderes.

Maka: Pero lo que importa es que estas vivo y que no dejaste viuda a Nikki antes de casarse contigo y que yo, Sarah y Herito aún tenemos a nuestro futuro cuñado favorito vivito y coleando para vivir otro día mas y por el resto de su saludable vida.

Nikki: EH… ―por error termina lastimando a Hyde apretando uno de sus músculos lastimados―

Hyde: Ay cuidado que me duele el brazo que aún no me deja de temblar después de que detuve una embestida directa de la espada de Jetch.

Kato: Deberías tener cuidado la próxima vez que te encuentres con semejantes monstruos con apariencia de personas Hyde.

Sachiko: Si, si, si, si porque si algo le pasa al amigo de Kato, Sachiko estará muy triste porque si Kato esta triste entonces yo también.

Hyde: Em… gracias por la preocupación Sachiko…

Saburou: Bueno aparte de tocar ese tema… ¿dices también que Sephiroth dijo que es algo así como la oscuridad de Cloud y que Jetch es el viejo de Tidus verdad?

Hyde: Si eso dijeron.

Buchi: ―toma el diario de Rukia mirando fijamente el dibujo de Jetch que Hyde dibujo en el― Así que este es el padre de Tidus eh… Por como se ve con esos músculos y sin camisa diría que es un presumido y que de seguro… me da mala espina pero debe ser igual a mi viejo.

Hyde: Que yo sepa ese tipo no pareció tener compasión en hablar del tal Tidus insultándolo y diciendo que está vivo solo porque él lo permite.

Shinichi: Por como dices eso debe ser una persona altanera como Buchi o quizás alguien muy diferente.

Buchi: OYE REPITE ESO CUATRO OJOS.

Rukia: Bueno dejando de lado su peleíta, me gusto descansar un rato de todos ustedes excepto de mi lindo caramelito al que extrañe muchísimo.

Saburou: Yo también te extrañe mucho bebe, estuve tan solo sin ti conmigo a mi lado pero lo que importa es que ya estas aquí.

Buchi: Y lo otro es que se perdieron de algo grande.

Hayden: Si es verdad… ¡Tengo novia o al menos una casi novia porque aun no hemos salido en una cita o si ella se me ha confesado pero lo que importa es que estamos juntos!

Hyde: ¡Que cosa!

Nikki: ¡Ya te engancharon que bien Hayden!

Maka: Diablos y no estuve para verlo.

Buchi: Aparte de eso es que descubrimos que alguien más quiere amenazar a los mundos incluyendo a este, el nombre de esa persona es XANA.

Shinichi: XANA es una especie de súper virus de computadora que domina un mundo virtual llamado Lyoko y todo lo que pase en Lyoko vendrán con una consecuencia al mundo real y nosotros sufrimos una pequeña pero muy grande consecuencia que nos llevó a batirnos en combate contra Sarah, Saburou y Kenji siendo poseídos pero al final las cosas terminaron bien para nosotros, una chica llamada Aelita que casualmente es quien engatuso a Hayden y su amigo William nos ayudaron cuando XANA nos dio problemas y no sabíamos que hacer. ―se arregla un poco las gafas― Aelita y ahora yo somos los únicos capaces de neutralizar cualquier intento de XANA por afectar al mundo real aunque también ahora ella tiene más ayuda gracias a que Thom, Seraph y Mike la van a apoyar junto con William cuando se dispare otra alerta de torre activada en Lyoko.

Hyde: Sí que me he perdido de mucho en estos días que estuve afuera de Vergel Radiante pero de más en el asunto de los mundos, no he visto nada sospechoso en los mundos que ya han visitado aunque estan el problema que les mencione al encontrarnos con Kurt Zisa en el desierto de Agrabah junto con mi pelea contra Sephiroth, Jetch y esos dos titanes hechos de roca y hielo.

Herito: Entonces solo nos queda que el grupo principal. Yo, Hydesu, Hayden, Buchi, Rukia, Saburou, Shinichi y Kenji reanudemos nuestros viajes por el espacio en búsqueda de más mundos nuevos y sus cerraduras.

Hyde: En efecto eso estaba por mencionarte, pero opino que un día de descanso no los mataría para nada saben, yo estoy hecho polvo por lo pronto estaré descansando en lo que hay de día.

Nikki: Igual yo, ahora que se lo que sienten ustedes cuando pelean contra los Sincorazon estoy exhausta.

Maka: Apoyo la noción.

Rukia: Yo lo único que quiero es una cita con mi lindo Saburou.

Hayden: Yo iré con mi diosa ―con los ojos en forma de corazón se va de la enfermería―

Hyde: Alguien me va a tener que presentar a la chica por qué en serio que tiene flechado a Hayden.

Hydesu: Yo te la presento cuanto te mejores hermano.

Buchi: Bueno no se ustedes pero yo quiero irme a echar en mi cama pero mi cuarto esta en reparación después de que por culpa de Heritonto se destruyera uno de los muros.

Herito: Tú fuiste el que me truco mi cuarto primero.

Hydesu: Ya, ya no peleen. Camina Buchi puedes quedarte en mi cuarto mientras tanto así que camina.

Buchi: Ok acepto esa invitación.

Entonces todos los que estaban en la enfermería regresan a lo suyo además de que otros se van a descansar dejando que el día pase con total normalidad sin ninguna incomodidad hasta que llega completamente la noche donde todo el mundo finalmente se va a dormir.
En el cuarto de Hydesu.

Hydesu: Al fin mi cama.

Buchi: Que cómodo es este futon, bueno ahora te deseo buenas noches Hydesu.

Hydesu: Igualmente buenas noches Buchi.

Hydesu apaga la luz para después acostarse en su cama mientras que Buchi termina quedándose dormido casi al mismo tiempo que Hydesu pero entonces ambos sienten como si algo estuviera diferente, algo hace que el tiempo alrededor de ellos o más bien el sitio cambie por completo así como la ropa que llevan que es su pijama cambie por completo siendo ahora sus ropas de siempre además de que mientras duermen escuchan una voz femenina suave y amable…

¿?: Valientes guerreros de otra dimensión, solicito su ayuda… requiero de su asistencia en la batalla entre la armonía y la discordia, mis valientes guerreros de la armonía estan a punto de reunirse y solo faltan ustedes. Tal vez estén desorientados pero confíen en sus compañeros y ellos confiaran en ustedes, ayúdennos en nuestra batalla.

Ni Buchi ni Hydesu saben que es lo que sucede además de que creen que estan teniendo un sueño mientras la luz los envuelve por completo llevándolos a algún lugar mientras que en alguna parte, un sitio lleno de mucha luz que luce como un páramo de suelo blanco cubierto de agua un hombre de cabello blanco vestido con una armadura de caballero corre por el lugar algo preocupado.

G. de la luz: ¿Habré llegado demasiado tarde? ¡No, debo conseguirlo! ―Ve como aparece un ser hecho de cristal idéntico a él― ¿¡Qué!? ¡Abominación! ―le apunta con su espada mientras que con la otra mano sostiene su escudo― ¡Si te entrometes, te destrozare!

Entonces el guerrero a gran velocidad se lanza contra el ser de cristal entablando un pequeño combate de espadas con el solo para finalmente destruirlo con una oleada de luz que acaba con el haciendo que ahora este más calmado además de ver como alguien más llega, un compañero suyo al parecer, un hombre de cabello blanco que posee varias armas y una armadura de caballero también.

Firion: ¡Me alegro de ver que estás bien!

G. de la luz: Los brotes de discordia se hacen más intensos. Hay que darnos prisa. ¡La lucha aún está lejos de terminar! Debemos ganar. Si no, no tendremos futuro alguno.

Ambos se embarcan a seguir su camino…

En el mismo paramo tal parece que el mismo hombre se levanta luego de haber estado inconsciente tras la gran lucha.

G. de la luz: Uh…. ―se levanta del suelo tratando de localizar a sus compañeros pero…―

¿?: He sido derrotada…

G. de la luz: ¡Cosmos!

Cosmos: No pude… ¡No pude proteger el mundo!

G. de la luz: Cosmos… tengo que encontrarla… eh ―se da cuenta de una luz cerca y se aproxima hacia ella que al verla más de cerca se da cuenta que es la figura de una bella mujer rubia que viste un blanco vestido con adornaciones doradas― ¡COSMOS!

Cosmos: He sido derrotada por Caos. El dios de la discordia, Caos… Su enorme poder ha destruido el equilibrio de todas las cosas, y es un peligro para la misma realidad. ―comienza a brillar para transmitir un mensaje a todo aquel guerrero que le queda― Toda existencia está a punto de desaparecer. Quedáis diez más dos personas muy especiales y sois la última esperanza que le queda a este mundo. Os lo suplico. Conseguid la luz que no ha podido desaparecer ni en este mundo roto. La luz de los cristales. Los cristales representan la fuerza para luchar contra la desesperación. Con los diez, habrá esperanza para salvar este mundo. El camino hasta vuestro cristal será peligroso… y diferente para cada uno de vosotros. Pero debéis creer y seguir vuestra propia senda. Incluso si no sabéis adónde os llevará.

En alguna parte parecida a una llanura con la luna llena se ve a… ¡Squall! Pero con un aspecto diferente y más joven.

Squall: No hay problema. Siempre me las he arreglado solo.

En alguna otra parte un chico rubio con cola de mono esta junto con uno de cabello marrón oscuro.

Yitan: Si el tesoro fuese tan fácil de encontrar, no habría ninguna búsqueda.

Bartz: Pero nada de tonterías. No es momento para jugar. Es la hora de divertirse en serio.

Mientras que en otra parte, se encuentran quien parece una chica rubia de aspecto puro que oculta un gran poder junto con un niño de cabello rubio con una diferente vestimenta de caballero.

Luneth: No te preocupes. Estoy contigo. Si tienes miedo, ¡confía en mí!

Terra: ―sonríe― Cuento contigo.

Mientras que en otra parte se encuentra aquel hombre con muchas armas de cabello blanco vestido de caballero junto a una especie de caballero vestido completamente con una armadura negra pero no estan solos ya que estan con ¡Tidus y Cloud! Aunque lucen diferentes junto al hecho de que visten de forma distinta a como se les conoce.

Cecil: El camino a nuestros cristales es diferente para cada uno de nosotros. Pero nuestra fuerza reside en nuestros aliados.

Firion: Y si unimos nuestras fuerzas, no tendremos nada que temer.

Cloud: No sé. El dios Caos lidera las fuerzas de la discordia… Y se dirigen hacia nosotros. Pero estoy listo para lo que sea.

Tidus: Je ―golpea su puño en la palma de su mano― Cuanto más duro es el enemigo más me crezco.

Cosmos: Gracias a todos y confíen plenamente en aquellos dos seres tan especiales que los ayudaran, ellos estan en este mundo en alguna parte…

De regreso en aquel santuario donde esta Cosmos…

Cosmos: Aunque lo que queda de este mundo está a punto de desmoronarse... debo mantenerlo hasta que todos hayáis encontrado vuestros cristales. Perdonadme… Querría estar con vosotros… Pero debo descansar, y pronto…

G. de la luz: Cosmos... Tu brillo siempre estará con nosotros.

Mientras que en alguna otra parte, en lo que parece ser una especie de templo en ruinas se encuentra un grupo bastante particular de personas de malas pintas y entre ellos estan ¡Sephiroth y Jetch! Lo único diferente son las ropas de Sephiroth pero para no entrar en más detalles la primera en hablar es una mujer, la segunda entre ellos.

Artemisa: Todo dará fruto a su debido tiempo. El conflicto mortal definitivo…

Emperador: Y el fin irreversible del mundo. Puede que lo único que no esté a nuestro alcance… sean los caprichos de los dioses.

Todos se quedan completamente callados mientras que aquel santuario, Guerrero de la luz comienza con su viaje para obtener su cristal mientras recuerda las palabras de Cosmos sobre los cristales además de la vaga mención de aquellas dos personas especiales que los ayudarían a conseguir sus cristales…

G. de la luz: Cosmos… Hemos escuchado tu deseo y lo cumpliremos. Con los cristales en nuestras manos, habrá esperanza…

¿?: ¿Y a donde crees que vas?

Al oír esa voz el guerrero se da la vuelta para encontrarse con un hombre vestido con una poderosa armadura además de cubrir su rostro con el casco lo que más destaca es su gran espada.

G. de la luz: ¡Garland!

Garland: ¿Te atreves a huir de un combate?

G. de la luz: Yo no pretendo huir de nada.

Garland: Entonces empecemos. Enfrentémonos a nuestro destino. ¡Puede que disfrutemos!

Guerrero de la luz se pone en guardia pero antes de que algo pase una inesperada bola de fuego se interpone entre ambos haciendo que dejen de combatir por unos momentos, giran la mirada para encontrar al autor de semejante ataque mágico solo para encontrarse con la mirada sombría de Buchi sosteniendo su llave espada Fenrir y a Hydesu a su lado con su llave espada Prometido en su mano.

Buchi: ¡Muy bien que uno de ustedes par de hojalatas andantes más les vale explicar porque estamos aquí y porque no estamos en Vergel Radiante!

Hydesu: Este lo más sensato sería que nos dijeran donde estamos exactamente ya que este no parece nuestro mundo. Ustedes saben por casualidad que hacemos aquí ¿o cómo llegamos exactamente?

G. de la luz: Ustedes… Ustedes deben ser los refuerzos que Cosmos trajo hasta aquí pero porque son niños.

Garland: Vaya, vaya así que Cosmos también trajo a la caballería al igual que Caos trajo a ese mocoso peludo del peinado de cabello raro.

Buchi: Peludo….

Hydesu: ¿Peinado raro?

Buchi y Hydesu: ¡Taishou!

Buchi: Oye tú el de cabello blanco y ropa ridículamente exagerada de caballero, te apoyaremos pero a cambio dinos quien ese tal Caos y la tal Cosmos y porque estamos aquí además de que la hojalata gigante me diga todo lo que sabe sobre ese chico del que hablo.

Hydesu: Es lo único que pedimos y también queremos saber cómo regresar a nuestro mundo.

G. de la luz: Cosmos dijo que confiara en sus dos aliados que trajo de otro mundo para ayudarnos. ¡De acuerdo cumpliré el mandato de Cosmos, confiare en ustedes!

Garland: Tch, que molestia y yo que quería cargarme solamente a mi molestia personal. Pero en cambio será eficaz cargarme a dos guerreros de la armonía más para reducir las filas de Cosmos.

Buchi: Como si pudieras conmigo pedazo de hojalata oxidada.

Hydesu: Deja de provocarlo Buchi. Perdona a mi amigo le gusta meterse con sus enemigos además de burlarse de ellos. Bueno antes que nada me llamo Hydesu Mitsugi y él es Hirata Tadakatsu pero todos le dicen Buchi por el lunar en su cara.

G. de la luz: Yo… No recuerdo en estos momentos mi nombre pero llámenme como más prefieran pero antes que nada. Garland no te vas a quedar impune en este combate porque yo vislumbro mi victoria.

Garland: JA ya deja de hablar intento de guerrero ¡y pelea!

Entre Buchi, Hydesu y el guerrero se lanzan al ataque contra Garland que de inmediato separa su espada en varias secciones y la lanza contra ellos pero estos la evaden haciendo que esta quede clavada en el suelo pero no por mucho por el hecho de que la jala de regreso en el preciso instante en que su némesis el guerrero le planta cara queriendo atacarlo pero pronto se hace para atrás al ver venir una estocada veloz hecha por Buchi y el corte Zantentsuken hecho por Hydesu pero la cosa no acaba allí ya que casi recibe el ataque ola radiante de Guerrero de la luz que hizo a partir de un corte ascendente que se desato como energía aunque también por haber evadido ese simple ataque Buchi logra darle una patada en todo el estómago mientras que Hydesu le lanza Electro++ seguido de que ataca con una única estocada veloz pero entonces Garland cambia de firma su espada convirtiéndola en una lanza que carga contra el chico de ojos azules pero casi evade el ataque que llega a rozarlo pero eso solo fue un farol al ver como el gran caballero separa su espada en dos listo para descargar una serie de ataques contra Hydesu de no ser por Buchi que se pone en su camino listo para el contra-ataque logrando bloquear la serie de golpes de las armas de Garland que al estar desprevenido no ve venir un ataque del guerrero de la luz que lo fulmina con un ataque de su escudo que parece moverse solo para atacar a Garland consiguiendo mandarlo volando por encima de ellos aunque el ataque no acaba ya que es acompañado de diversos ataques de espada muy rápidos y letales que mandan volando a Garland aún más alto.

Aunque Buchi al ver eso como una oportunidad apunta su llave espada al usuario del espadón acumulando energía en esta liberando un total de varios proyectiles de luz de Ragnarok contra este aunque Hydesu también se le une al ataque lanzando un ataque tino: Salva Ígnea dando entonces ataques certeros que impactan dejando una gran nube de humo en el cielo que termina por ver como Garland cae al suelo con un sonido metálico estrepitoso.

Buchi: Y la masa oxidada ha caído con un fuerte BAM.

Hydesu: Buchi…

Buchi: Pero es verdad, al menos lo vencimos o no, eso es lo que cuenta en todo esto así que ahora tú el ridículo con el casco de cuernos explícanos en donde estamos ahora mismo.

G. de la luz: ―no le presta ni atención mientras camina hacia Garland―

Buchi: ¡Oye que no me oyes te estoy hablando sordo, que acaso tienes las orejas de adorno!

G. de la luz: ―se acerca un poco más a Garland pero manteniendo su distancia de este―

Garland: ¿De veras pensáis poder salvar el mundo?

G. de la luz: Esa es precisamente nuestra misión. Todavía no hemos perdido la esperanza.

Garland: jajajajaja… Que necio. Lo que persigues no es más que una ilusión. Persíguela y se escapará. Puede que te acerques…, pero nunca lo conseguirás.

G. de la luz: ¿Qué?

Garland: Al final verás… la verdad detrás de este conflicto… ¡Y el mundo te traicionará! ¡JAJAJAJAJAJA! ―humo negro comienza a emanar de su cuerpo hasta que finalmente desaparece―

Buchi: ¡OYE NO TE VAYAS AUN DEBES DECIRME QUIEN ES ESE CAOS Y DONDE ESTA TAISHOU!

Hydesu: Olvídalo Buchi… solo podemos depender de esta persona para contarnos lo que queremos saber.

Buchi se queda callado mientras ambos miran como el guerrero se queda callado por unos momentos…

G. de la luz: No importa lo que ocurra con el mundo… La luz siempre nos acompañara.

Hydesu: Muy bien… creo que lo primero sería contarnos.

Buchi: Que sucede exactamente además de que nos digas DONDE DIABLOS ESTAMOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS.

En lo que Hydesu y Buchi acompañan al guerrero en su camino este les cuenta acerca de Cosmos, Caos y el conflicto entre la armonía contra la discordia que ha existido desde hace eones además de revelar que hay otros guerreros que apoyan a Cosmos en su lucha para salvar al mundo aunque claro el guerrero no les dice sus nombres puesto que únicamente los menciona aparte de que dice que ese hombre al que enfrentaron era Garland uno de los guerreros de la discordia de Caos, también les menciona sobre la reciente derrota su diosa ante el dios de la discordia junto a la carrera contra el tiempo por la que van los demás para conseguir sus cristales pero al momento en el que Buchi y Hydesu le preguntan sobre como regresar a su propio mundo el guerrero solo dice que Cosmos tal vez sea algo de eso pero por el momento deben cumplir el mandato de la diosa de reunir los cristales. Obtener la luz que aún permanece en este mundo roto esperando a que aquellos que la buscan la obtengan para salvar. Ante aquellas palabras y por cómo le muestra devoción a esa diosa Cosmos, Buchi solo sonríe con un toque travieso y dice: “como no dices nunca tu nombre o que no lo recuerdas desde hoy te llamare perro faldero de la diosa pero como es muy largo solo te diré perro faldero”. Hydesu se queda en blanco al oír esas palabras de Buchi mientras que el guerrero solo esta con una pequeña cara de póker como si no hiciera caso a lo que dijo pero entonces antes de que algo pase Hydesu lo agarra de la cola y se va corriendo con Buchi gritando que agradece mucho la información que les dio y que verán que pueden hacer con respecto a ayudar a cualquier otro aliado de Cosmos a conseguir su cristal.

El Guerrero de la luz solamente los ve irse con una mirada algo seria y analítica pensando que tan fuertes serán ellos dos además de que no hizo caso en nada al insulto de Buchi. Pero en lo que concierne a Buchi y Hydesu, ambos ya llegaron a una buena distancia de donde estaba Guerrero de la luz mientras analizaban las posibles soluciones rápidas para que los aliados de Cosmos consigan lo que buscan a pesar de las claras palabras que oyeron antes del Guerrero aunque lo que no se dan cuenta es que notan como el entorno a su alrededor cambio en tan solo un instante pero entonces a lo lejos ven algo o más bien alguien a quien no se esperaron encontrar aquí ¡Squall! Además de que ven como sin dudarlo se lanza al combate contra unos raros seres de cristal raramente parecidos a él y otro parecido al Guerrero de la luz y a otras personas que no conocen de nada pero lo extraño es que ven que Squall parece más joven, eso y que viste algo diferente. Sin embargo esa persona sea o no sea Squall, Buchi y Hydesu se lanzan al combate junto con Squall logrando eliminar a esos extraños seres mientras usan como cubierta los pilares que hay alrededor de ese lugar hasta que logran eliminar completamente a esas criaturas.

Yitan: ―sale de su escondite junto con Bartz― Nos has digo nos han salvado. ¡Gracias!

Hydesu: No hay mucho que agradecer considerando que pues solo queríamos ayudar.

Buchi: Aja si como sea…

Bartz: ―ve si hay alguien más― ¿Eh? ¿Estan aquí solos?

Squall: Sí…

Bartz: Entonces vénganse con nosotros. ¡Busquemos juntos nuestros cristales!

Squall: (¿Por qué siempre pasa esto?)

Buchi: ―Nota como Squall con una mirada algo inexpresiva baja la mirada como si estuviera disgustado por algo así que antes de que Hydesu le diga algo lo detiene y le susurra― Hydesu no sé cómo decírtelo pero creo que este tipejo más joven que “el” no es “nuestro” Squall o al menos al que nosotros conocemos. Por lo tanto no menciones nada de nada ya que solo lo confundas y también a estos dos. Si Shinichi estuviera aquí el diría que este Squall pertenece a una dimensión paralela o algo por el estilo si es que me entiendes así que cierra la boca y no saques ningun tema sobre el Squall de nuestro mundo.

Hydesu: ―asiente con la cabeza―

Yitan: Así ustedes dos deben ser aquellos a los que menciono Cosmos en su comunicado sobre cómo debemos conseguir los cristales. Será un gusto cooperar con ustedes, mi nombre en Yitan Tribal y aquel es mi amigo Bartz Klauser.

Bartz: Un gusto, mientras mas mejor y más diversión seria buscando los cristales. ―Mira a Buchi y luego a Yitan― pareces casi igual a Yitan pero solo que pareces un lobo, creo que Cosmos te trajo de alguna parte que no conocemos en la que alguien idéntico a Yitan se ve como lobo.

Buchi y Yitan: Claro que no somos iguales en nada.

Bartz: jajaja.

Hydesu: Bueno este Ejem… P-perdón que no nos presentemos antes pero me llamo Hydesu Mitsugi y él es mi amigo Hirata Tadakatsu pero le dicen Buchi por su lunar.

Buchi: Igualmente que tal…

Yitan: Sera un gusto que estén con nosotros ah y por cierto él es Squall Leonhart. No habla mucho pero también estará encantado de trabajar con ustedes.

Hydesu: O-ok.

Yitan: ….. Oye….

Hydesu: E-eh que…

Yitan: Tu….

Hydesu: ¿Si…?

Yitan: Te pareces a una chica que nosotros conocemos pero desde la perspectiva que eres tan frágil e inocente como ella pero en el cuerpo y apariencia de un chico con características entre humana y canina.

Hydesu: ¡Eh! ―se agacha y hace círculos en el suelo algo deprimido porque lo compararon con una chica―

Buchi: Es algo sensible… ―Lo agarra de la cola y se lo lleva arrastrando― ¿Qué esperan que no que iban a buscar sus cristales?

Bartz: Eso debería decirlo yo amigo pero si ¡en marcha todos!

Squall: ―los ve avanzando delante de él y responde― No quiero ofenderos, chicos, pero prefiero seguir por mi cuenta.

Todos se detienen en seco para mirar a Squall.

Yitan: No… ¿No te sientes solo a veces?

Bartz: Supongo que si quiere irse solo… Vale, bueno vamos hacia allí.

Yitan: ¡Nos veremos cuando tengamos los cristales!

Sin preguntarles nada a Buchi y Hydesu solo Yitan y Bartz se piran del lugar dejándolos a ellos tres solos aunque de último momento Bartz regresa acercándose a Squall.

Bartz: Case se me olvida…

Squall: ¿Qué pasa?

Bartz: ―saca algo de su bolsillo y se lo entrega a Squall― Creo que esto te va a venir bien.

Squall: …. ¿Qué es esta pluma tan fea?

Bartz: ¡Eh, mucho cuidado! Esta pluma ha sido mi más leal compañera. Siempre que me he encontrado en peligro este amuleto me ha salvado el pellejo.

Squall: Esto es un campo de batalla. No es el lugar adecuado para preocuparse por los demás.

Bartz: Solo me preocupo por ti. Yo estaré bien. Tengo a Yitan conmigo. ―Nota que Squall le regreso la pluma pero él la pone otra vez en la mano del solitario “león” ― Devuélvemela cuando nos volvamos a ver. ¡Es una promesa, eh! ―se va corriendo para poder alcanzar a Yitan dejando solos a Buchi, Hydesu y Squall una vez más mientras que este último se queda mirando la pluma amarilla en su mano aun con su aun firme expresión seria―

Buchi: (Creo que acerté… Este “Squall” no es igual al que yo conozco ni tampoco el que Hydesu conoce.)

Hydesu: (Es verdad… él no es el Squall que yo conozco desde que era pequeño, al que veía algunas veces serio y otras veces feliz cada día que visitaba Ciudad de Paso con tío Albert en nuestro mundo o más bien en mi dimensión… Este Squall es más… frio y pues… creo que no sabe lo que es tener personas a su alrededor.)

Squall: ―Se queda mirando a Bartz hasta perderlo de vista aun con la pluma en su mano sin quitar su cara seria e inexpresiva― (¿Quién ha dicho nada de una promesa?)

El silencio reina entre ellos tres hasta que Buchi rompe el silencio del lugar ya con Hydesu de pie a su lado donde solo intercambia unas pocas palabras sin respuesta por parte de Squall solamente para dejarlo atrás e ir con la intención de seguir a Yitan y a Bartz esperando que no se hayan ido muy lejos llegando finalmente verlos a la distancia y llamar la atención de ambos quienes les regresan el saludo además de instarlos a seguirlos en su camino notando de antemano a su alrededor como una vez más llegan a un lugar totalmente desconocido que parece un páramo desértico con montañas de roca alrededor en medio de la noche con un cielo estrellado y la luna llena en lo alto del cielo. El cuarteto se detiene para descansar un momento para recuperar las energías hasta que pues Yitan toma cierta iniciativa expresando una sonrisa al ver a Bartz, Buchi y Hydesu.

Yitan: Eh, chicos, ¿quieren echar una carrera?

Bartz: ¿Una carrera?

Los dos: ¿Carrera?

Yitan: Si. Gana quien encuentre el cristal antes. ¿Qué les parece?

Bartz: Así que jugamos a buscar el tesoro. Esto va a ser fácil.

Buchi: (Estos dos… Si saben que esto no es un juego verdad aunque… ese Yitan me cae bien en cierto modo creo que…) me atrae la idea.

Hydesu: ―Suspira― No me podre negar ya que Buchi me arrastrare en esto de todos modos.

Yitan: Eh, chicos no se crean y menos tu Bartz, no lo olvides estás hablando con un auténtico ladrón.

Bartz: ¡Entonces imitare al ladrón y robaré su victoria!

Buchi: No si yo lo imito mejor y le robo la victoria antes.

Hydesu: (Buchi…)

Yitan y Bartz: Bien… El tesoro… ¡está por aquí! ―se van corriendo―

Buchi: Esa es mi línea. ―los sigue―

Hydesu: Cuando esto termine creo que me dormiré y no despertare hasta después de dos días. ―va tras Buchi―

Bartz: ¡Vamos, vamos, vamos!

Yitan: ¿Se supone que ese soy yo?

Ambos continúan su carrera hasta perderse por completo de la vista además de que sin notarlo terminan separándose unos de otros a fin de cuentas, Hydesu se pierde de vista y acaba casi cayendo al vacío en medio de lo que parece el cráter de alguna parte en la que fluye bastante energía y en la que hay varios escombros lo suficientemente amplios para que se pare alguien, en el fondo nota que Squall está parado en el escombro más grande además de que esta solo aunque claramente está mirando el amuleto que le dio Bartz.

Squall: (Un amuleto…)

Entonces justo allí Hydesu nota como una bella mujer rubia aparece tras Squall, el menor por la apariencia que tiene ella y por la descripción del Guerrero de la luz se da cuenta de que ella debe ser la diosa de la armonía: Cosmos.

Cosmos: ¿Te dio eso algún amigo?

Squall: Más que dármelo, me obligó a cogerlo.

Cosmos: ―Camina hasta estar al lado suyo― Puedo verlo en tu cara, Squall. Te arrepientes de no estar con ellos, ¿no?

Squall: No me arrepiento de nada. Es solo… Nunca pensé que nadie se preocuparía por mí. La compasión es un lastre que no necesito. Pero no está mal del todo saber que alguien me cubre las espaldas. Quizás no debería… haber rechazado su invitación.

Cosmos: No. Has tomado la decisión correcta. Para obtener el cristal, cada uno debe enfrentarse al enemigo real que habita en su corazón. Y esa batalla se libra en soledad.

Squall: Mi enemigo real… Ella…

Cosmos: Si…, la bruja que controla el tiempo, Artemisa. Derrótala y el cristal será tuyo. Es un camino largo y solitario. ¿Serás capaz de recorrerlo en soledad?

Squall: Hump. Por supuesto. ¿O quieres que lo jure sobre este amuleto? ―Comienza a caminar además de dar unos cuantos saltos para subir sobre cada uno de los escombros flotantes e irse del lugar―

Cosmos/Artemisa: No… Está bien así.

Hydesu: ―Tras haberlo oído todo a pesar de que estaba a una distancia considerable de ellos, su oído canino le dio la clara ventaja de oír mucho mejor la conversación aunque algo le da un raro sentimiento de duda sobre Cosmos. Como que algo le dice que una cosa no estaba bien en las palabras que la diosa de la armonía le dio a Squall esperando que entendiera lo que quiso decir por lo que sin más ve que Squall pasa a su lado y decide seguirlo de forma sigilosa sin que el mismo se dé cuenta de su presencia―

Squall sigue su camino hasta que el entorno cambia llegando a lo que parece un raro castillo flotando que alrededor se ven algunos portales que conectan con otros lugares, como si fuera una brecha entre dimensiones y el castillo fuera el centro de esta brecha. Squall aun esta ignorante de la presencia de Hydesu pero en el camino del león solitario este se detiene abruptamente al oír una voz en el aire.

¿?: ¿Disfrutas de tu soledad?

En frente de Squall aparece una rara persona, un hombre de apariencia andrógina y narcisista que viste ropas blancas algo extrañas y partes de armadura además de poseer un largo cabello blanco.

Squall: ¿Qué quieres, Kuja?

Kuja: Solo he venido a por un cebo para “pescar” a Yitan. Y un viajero solitario y temerario como tú es justo lo que necesito.

Squall: Lo siento, pero no me interesa.

Kuja: ¿Cómo dices?

Squall: ―Saca su sable pistola― Digo que Yitan tiene enemigos insignificantes.

Kuja: Hump. Ladra lo que quieras, chico. Pronto gemirás pidiendo ayuda.

¿?: Pues él ya la tiene raro afeminado.

Hydesu entonces entra en la escena de un próximo combate haciendo que Kuja retroceda alzando el vuelo al ver como el hechizo Hielo++ venia hacia el además de ver como el chico aparece justamente en frente de Squall alzando su llave espada.

Kuja: Ah tu… ese chico de peinado extraño llamado Taishou nos dijo a algunos de ti y de tu amiguito que quien sabe en dónde está.

Hydesu: Me perdí pero agradezco eso ya que encontré a Squall… (No será mi Squall pero no lo dejare pelear él solo.)

Squall: Hydesu… No te pedí ayuda yo puedo solo con él.

Hydesu: Deja de ser así por al menos esta vez y acepta mi apoyo.

Kuja: No me importan cuántos sean aparte de que solo quiero al león solitario para atraer a Yitan. Tendré que ocuparme de ti entonces pequeña bola de pelos.

Entonces varias esferas de energía aparecen alrededor de Kuja mientras lanza algunas de ellas que rápidamente Squall y Hydesu esquivan de un salto pero el narcisista no los deja escapar así como así ya que lanza una serie de lluvia de orbes morados sobre ambos que llueven sin parar creando grandes explosiones a su alrededor pero claro no tomo en cuenta que Hydesu convoco su siempre confiable Reflejo++ para protegerlos a ambos seguido que tras bajar la barrera el usuario de sable pistola se lanza directamente contra Kuja mientras gira en el aire estando de lado convocando una serie de orbes rojos, Hydesu reconoce esa técnica porque claro es una técnica del Squall de su dimensión: Circulo letal versión aérea. Con solo provocar la chispa los orbes del circulo explotan y mandan volando a Kuja quien casi al instante se recupera pero tampoco ve venir una simple pero fuerte patada vertical descendente de Squall que termina por dar en el blanco mandándolo contra el suelo donde Hydesu aprovecha la oportunidad en la que usa Arc Arcanum contra el de forma certera y eficaz dejando levemente herido a hombre de cabello blanco que al ver cómo está cerca del elegido de la llave espada solamente para elevarse en el aire nuevamente para disparar seis orbes de energía contra el suelo alrededor de Hydesu que se ve atrapado en el estallido pero el siguiente ataque de Kuja es frustrado cuando casi por un pelo lo alcanza una afilada espada de luz que es producto de la Guillotina cósmica de Squall aunque de forma sorpresiva salta en el aire dándole la espalda a Kuja cargando energía en su sable pistola que lo impulsa de forma rápida hasta el consiguiendo herirlo directamente con su embestida por causa del ataque Mandoble final aéreo.

El narcisista queda estampado contra una de las torres flotantes del castillo de la grita dimensional solo para ver como Hydesu lo embiste con un poderoso muy veloz basado en estocadas, Estocada veloz que fue claramente la cereza del pastel que marco la derrota de Kuja que desaparece y reaparece en la zona del castillo en la que se encontró con Squall quien junto con Hydesu ven como Kuja se trata de poner en pie pero cae al suelo manteniéndose en apoyo con una rodilla.

Squall: Todo palabrería. Lo que pensaba.

Kuja: Acabo de darme cuenta… de que Yitan nunca estará interesado en perseguir a un lobo o más bien león solitario como tú. Así que se me ha ocurrido algo mucho mejor para atraerlo hasta aquí.

Squall: ¡Basta! ―Trata de alcanzarlo con un corte pero Kuja lo esquiva elevándose en el aire―

Hydesu: ¡Squall arriba!

Kuja: No quiero tratar más con… Ustedes y menos contigo. Tú siéntate y disfruta del segundo acto. ―se desvanece―

Hydesu: Uff. Menos mal… Espero que no se piense alguna locura para atraer a Yitan… (Buchi espero estés mejor que yo.) ―Mira a Squall―

Squall: (¿Servirá de algo preocuparme por ellos? No, claro que no.) ―entonces las palabras de Yitan y Bartz resuenan en su cabeza― (¡Nos veremos cuando tengas los cristales! ¡Es una promesa, eh!) ―saca el amuleto de su bolsillo― Hay algo que debo hacer. Debo… perseverar.

Hydesu: Squall…

Squall sin decir absolutamente nada más sigue su camino hasta casi perderse de la vista de Hydesu quien a pesar de saber que el usuario de sable pistola no quiere estar cerca de nadie por igual lo sigue en su camino a su siguiente destino mientras que en alguna otra parte se puede ver a Yitan, Bartz y Buchi caminando en lo que parece el ambiente interno de una torre mientras hablan de cosas triviales pero entre ellas el hecho de que Hydesu se separó de ellos y esperan que este sano y salvo a que este en problemas que requieran que alguien lo ayude pero en medio de su camino el trio se detiene al ver como algo esta sospechosamente frente a ellos a unos pasos de distancia. ¿Un cristal?

Yitan: ¿Qué puede ser eso?

Bartz: Parece…

Buchi: (Esto no puede ser más obvio. Es claro que es una trampa para alguno de los aliados de la tal Cosmos, solo espero que el mono y el copión no caigan tan fácilmente en ella o podríamos…)

Bartz: ¡Es un cristal! ―va corriendo hacia el―

Yitan: ¿Qué? ¡Eh, espera!

Buchi: Copión no creo que sea buena idea qué estés…

Justo entonces Bartz es envuelto por una luz y desparece de la vista de Yitan y de Buchi

Yitan: Mmm… ¿Bartz?

Buchi: Por eso sabía que era mala idea que se acercara tanto. Ya me olía a trampa eso.

Yitan: Debe ser algún truco el no caería tan fácil. ¿Dónde se ha metido? ¡Eeeh Bartz!

¿?: Qué poético.

Entonces alguien hace apto de presencia ante ellos. Buchi de solo verlo se aguanta las ganas de reírse ya que este hombre a simple vista parece un simple payaso pero se guarda su risa para después ya que puede sentir el peligro con solo tenerlo en frente.

Kefka: El ratón se ha esfumado, pero el mono sigue merodeando por aquí. Bah, da igual. Esto debería ser interesante, al menos.

Yitan: ¡Eh! ¿Esto es obra tuya? ¿Qué le has hecho a Bartz? Kefka Palazzo

Buchi: Lo que el mono dijo, responde a la pregunta payaso de poca monta.

Kefka: ¿Qué les pasa, babuino y perro ruidosos? ¿Tan tontos que no caen ni en una trampa?

Yitan: ….. Dime dónde está Bartz… ¡o te lo sacaré digo sacaremos por la fuerza! ―Saca sus dagas―

Buchi: Lo que dijo. ¡Prepárate Payaso! ―materializa a Fenrir―

Entre Buchi y Yitan se lanzan al combate con Kefka quien de poco a poco se mueve como si nada esquivando cada uno de los ataque de las armas de ambos aliados de la diosa de la armonía mientras que el bufón solamente bosteza mientras se ríe haciendo alarde de lo lentos que son con sus ataques además de que casi ni le dan ganas de esquivarlos pero que no quiere arruinar su tan estrafalario atuendo de primera mano así que entonces opta a usar su magia lanzando una rara variante de Electro++ que va dirigido en fila directamente hacia Buchi y Yitan que logran evadirlo de a poco pero eso no es todo lo que tiene que dar el payaso que ahora lanza otra rara variante de Piro++ que parece ser un ataque tele dirigido que persigue tanto Buchi y Yitan con movimientos erráticos seguido de que Kefka lanza otro de sus Piro++ siendo ahora tres bolas de fuego que al acercarse por descuido a Buchi y Yitan estas convergen creando una especie de estallido menor que no les hizo mucho a ambos por el Reflejo++ de Buchi pero ahora Kefka les lanza una rara variante de Hielo++ en la que es disparado un bloque de hielo a una distancia algo corta pero grata es la sorpresa al ver como el bloque se destroza y los fragmentos de hielo van dirigidos a ambos que de forma instantánea logran evadir cada uno de los trozo afilados de hielo. Entonces Buchi ya cansado de las jugarretas de Kefka usando la magia, este le apunta con su llave espada y le lanza su límite Ragnarok en un total de 4 veces dando así el resultado de varios disparos de luz que van completamente dirigidos al bufón que dan completamente en el blanco seguido que Yitan convoca una serie de 9 aros de fuego que van dirigidos a Kefka y estallan al contacto haciéndole algo o quizás mucho daño a Kefka pero al disiparse el humo solo ven al payaso sacudirse un poco la ropa como si nada hubiera sucedido, casi como si esos ataques no le hubieran hecho ni cosquillas para nada.

Yitan: Dímelo ya. ¡Quiero saber dónde está Bartz!

Kefka: JOJOJOJOJO. Me temo que el ratón está ¡aplastado! En medio del territorio enemigo. Intenta encontrarlo si quieres, pero solo perderás el tiempo. ―desaparece―

Buchi: (A ese tipo le falta un tornillo en la cabeza.)

Yitan: Bartz… ¡Voy a buscarte! ¡Vamos Hirata!

Buchi: Bueno vamos.

Ambos se embarcan para ir hacia su siguiente destino mientras que alguna parte en aquel mismo castillo en el que Squall se había encontrado con Kuja para luego vencerlo con la ayuda innecesaria de Hydesu, en el suelo se encuentra Bartz que comienza a despertar sobándose la cabeza.

Bartz: ¿Dónde estoy? ―Escucha a alguien cerca y decide esconderse―

Kuja: A ver… ¿dónde está ese ratón que atrapaste?

Kefka: Qué raro. Estaba aquí hace solo un minuto.

Kuja: Da igual. Lo que yo quiero es a Yitan. No te pedí que hicieras esto. Ahora es más difícil atraparlo.

Kefka: ¡Pero parecía divertido! ¡No es justo! Lo has estropeado.

Kuja: Hump. Aunque supongo que sería una estupidez dejar que este ratón se pierda…

Bartz: (Así que esa trampa era para Yitan… Me alegra de que no lo hayan atrapado, pero ¿por qué me llaman a mí ratón? ¿De qué estarán hablando?)

Kuja: ―comienza a irse seguido de Kefka―

Kefka: ¡Un plan brillante! Y sé quién puede llevarlo a la perfección.

Ambos se van y entonces Bartz sale de su escondite.

Bartz: Voy a echar un vistazo por aquí. Con suerte, puede que encuentre el cristal. ―con su típica habilidad mímica hace aparecer primero el arma de Cloud, luego la de Squall y las de Yitan― Me vendrá bien tener las habilidades de todo el mundo. Aunque es una pena que por raro que se escuche para mi es una pena que no pueda imitar esas raras espadas que cargan Buchi y Hydesu. Pero con las habilidades de mis amigos me conformo.

Bartz comienza entonces su pequeña aventura mientras que en alguna otra parte, en un sitio en el que parece haber un gran cristal flotando en el cielo además de varias plataformas flotantes se puede ver que allí esta Squall aun en la compañía innecesaria de Hydesu quienes entonces de pronto notan la llegada de Guerrero de la luz a la escena.

Squall: (Qué tipo más desconcertante…)

G. de la luz: ¿Estás solo? Puedo distinguir que haces como si nuestro camarada y compañero Hydesu no estuviera a tu lado a pesar de que sabes de su presencia así que dime ¿estás solo?

Squall: (¿Por qué todos me preguntan eso?) Para conseguir el cristal, cada uno se tiene que enfrentar a su enemigo real. Cosmos me dijo eso.

G. de la luz: ¿Cosmos?

Squall: ¿Por eso también caminas solo? Solo quiero conseguir el cristal y largarme.

G. de la luz: Hay muchos enemigos. Se han unido para derrotarnos. ¿No deberías buscar a alguien que te ayude o si quiera aceptar la ayuda de Hydesu y aceptar su presencia?

Squall: (No te preocupes por mí. Apártate de mi camino.) Solo tengo un objetivo. No pienso distraerme. ―le apunta al Guerrero con su sable pistola― (Necesito voluntad para perseverar.)

Hydesu: ¡Squall que haces!

G. de la luz: ―empuña su espada y su escudo― ¿Por qué insistes en luchar tú solo? ¿Puedes labrar tu propia senda…? ¿sin la ayuda de los demás?

Hydesu: Oye no le eches más leña al fuego. ¿Qué no son amigos, compañeros o algo? ¡No peleen!

Sin hacerle ningun caso a Hydesu ambos se lanzan al combate comenzando a luchar entre ellos chocando sus armas mientras se mueven de un lado a otro par cada una de las superficies solidas del lugar además de correr por la superficie central del sitio en el que se encuentran aun chocando armas además de desatar una que otra de sus habilidades que no le hacen casi mucho daño a su contrario pero si los pone un poco contra las cuerdas pero por mero descuido del Guerrero, Squall al estar a corta distancia suya le dispara cuatro proyectiles mágicos sin elemento seguido de una hilera de rayos seguido de varios cascotes de hielo seguidos de bolas eléctricas que estallan al simple contacto dejando entonces finalmente desprotegido al caballero que no ve venir un limpio corte de Squall que termina por conectar a la perfección para luego desencadenar un rápido combo que derriba completamente a su oponente contra el suelo dando entonces la victoria al usuario del sable pistola.

Squall: Solo tengo un objetivo. No pienso distraerme.

G. de la luz: …. Eres fuerte. ¿No tienes intención de usar esa fuerza para proteger a otros?

Squall: Luchar juntos no es el único camino. ―saca el amuleto― Nos podemos ayudar aunque estemos separados los unos de los otros. Y, sin siquiera necesitarlo, he recibido su apoyo. Así que les devolveré el favor a mi manera. Debo labrar mi propia senda para cambiar esa situación.

Hydesu: (Squall…)

G. de la luz: Me temo que te he prejuzgado. Pensé que querías estar solo porque no confiabas en tus camaradas. Deberías seguir el camino que has escogido. Al final, todos los caminos se unen. ―camina a un lado de Squall dejándolo atrás para seguir su camino― No lo olvides; nadie está solo.

Squall: (Nadie está solo…)

Mientras tanto de regreso con Bartz en su pequeña aventura… Ahora se halla en la superficie alta de un antiguo templo caminando como si nada.

Bartz: Por mucho que me guste vagar por ahí, tengo que llegar a alguna parte… ―Nota a alguien cerca y se detiene― (Oh… ¿Qué es lo que pasa aquí?) ―se da prisa para ocultarse por ahí―

A plena vista se puede ver a un hombre de cabello rubio y largo que sostiene un bastón negro que en la punta es dorado junto con eso viste de una forma algo extraña como si fuera alguna nobleza antigua hablando con… Sephiroth y con una mujer de vestido rojo y cabello blanco que posee dos alas negras.

Emperador: No cabe duda que el paraíso está cerca. Lo que importa es lo que ocurra después. ¿Qué te parece si unimos fuerzas, Sephiroth? A ti también debe de molestarte que haya tantos descerebrados entre nosotros.

Sephiroth: ―levemente gira su mirada sin importarle mucho lo que dice el Emperador― No me interesa.

Artemisa: No creo que comprendas bien la situación en la que te encuentras.

Sephiroth: ¿Y qué?

Bartz: (¿Qué? ¿Estan riñendo?)

Emperador: …. Parece que tenemos una plaga.

Bartz: ―se le hace una pequeña vena estilo anime en la frente y sale de su escondite― ¡Eh! ¿¡A quien llamas insecto!?

De solo mostrarse ante ellos solamente ve como Sephiroth se va mientras Emperador y Artemisa se le quedan mirando mientras se hace un incómodo corto silencio en lo que alguien que quien sabe de dónde dice “idiota, idiota, idiota”.

Bartz: ¡Ahora vuelvo! ―Comienza a correr para huir―

Artemisa: ¿Vas tras él?

Emperador: No. Se acerca una Luz mucho más interesante. Es perfecto. Le diré a uno de los destructores dónde está el insecto a cambio del cristal.

Artemisa: Exdeath parece una buena elección.

Emperador solamente se carcajea ligeramente…
Un tiempo más tarde en el mismo lugar Squall llega solo a aquel lugar mientras que Hydesu por alguna razón permanece oculto y entonces es cuando Cosmos aparece ante él nuevamente.

Cosmos/Artemisa: Coge tu espada, Squall. ¿Eres lo suficientemente fuerte para luchar contra mí? ―deja atrás su disfraz revelándose como Artemisa―

Squall: ―Saca su sable pistola― ¡Artemisa!

Hydesu: ―sale de su escondite con su llave espada en mano― ¡Sabia que algo no estaba bien y tuve razón!

Artemisa: (Así que no estaba del todo solo… Que me importa.) Estaba esperando a que lograses… alcanzar ese nivel de determinación despiadada.

Squall: ¿Despiadada?

Hydesu: ¿De qué hablas exactamente?

Artemisa: Si, la determinación de seguir testarudamente tu camino. ¡Como un corazón cruel que abandona a sus amigos! Eso te llevara hasta el cristal.

Squall: ¿He abandonado yo a mis amigos?

Hydesu: ¡Squall jamás…!

Artemisa: En el fondo de tu corazón, no confías en nadie. Por eso siempre vas solo, ¿verdad? Ahora mismo, Kuja seguramente estará ajustando cuentas con Yitan, Bartz y ese tal Hirata. Y ni siquiera los has intentado salvar. ¿No demuestra eso lo poco que los aprecias?

Hydesu: Eso no es…

Squall: (¿Lo poco que los aprecio?)

Artemisa: Haces bien. Así es la vida en el campo de batalla. Ahora, déjame ver… ¡la fuerza de tu orgullo!

Squall: ……..

Artemisa: ¿Acaso te atenaza el miedo? Lo comprendo. No escapare ni me esconderé. Esperare a que llegue el momento. ―desaparece―

Hydesu: Entonces… Igualmente tendrás que pelear con ella…. ¿En serio crees que ella pues haga lo que dijo? Y crees que será así de fácil.

Squall: No es tan sencillo como ella piensa.

Mientras tanto aun con las andanzas de Bartz quien ahora se encuentra en un raro salón con varios corredores, justamente en uno de ellos se encuentra con un brillante objeto flotante.

Bartz: Eh… ¡Bien! ¡El cristal! ―Corre hacia esa dirección pero un hombre con alto cubierto totalmente por una armadura con detalles dorados se le cruza en el camino―

Exdeath: ¡Ja, ja, ja, ja! Parece que el gusano por fin ha llegado.

Bartz: ¡Exdeath! Lo siento, pero no tengo tiempo para ti. Yitan, Hirata y yo… ¡estamos echando una carrera! ―corre hacia el frente sin importarle nada mas―

Exdeath: ¿Ni siquiera podemos hablar? ―le lanza un disparo de energía que Bartz esquiva con un salto solamente para acabar detrás suyo seguido de que se desplaza aún más quedando más alejado teniendo una vía de escape―

Bartz: Tengo prisa. Ya jugaremos más tarde. ―comienza a huir con lo que buscaba en manos― Mira qué recuerdo más bonito.

Kuja: ¡Vaya! Eres muy buen actor.

Exdeath: Tu ingenio deja mucho que desear.

Kuja: Eres el segundo que dice eso… Al menos podrías mostrarte agradecido. Con esto, los dos deberíamos conseguir pronto lo que buscamos.

Mientras tanto en algún lugar, lo que parece un raro castillo algo abandonado y desgastado con engranajes de relojes, Squall llega a su destino junto con Hydesu mientras en serio se hace la idea de que Squall luchara contra Artemisa.

Artemisa: Así que has venido… (Y aún sigue con ese microbio.) Has abandonado a tus compañeros para satisfacer tus propios deseos.

Squall: Solo he venido a cumplir una promesa. Ellos son la razón por la que no puedo detenerme ahora. Sé que no estoy solo. ¡Por eso puedo luchar! ―saca su sable pistola―

Hydesu: (Así se habla Squall.) ―materializa su llave espada―

Artemisa: Hump. Interesante. Entonces lucharás.

Hydesu: Eh… ―Voltea― ¡Garland!

Garland: Si, contra nosotros Tres.

Hydesu: ¿Tres? ―ve que en el sitio donde estan los engranajes del lugar esta Taishou―

Taishou: ……………

Hydesu: Taishou…

Taishou: Solo hago esto por capricho. Buchi es quien me interesa solamente.

Artemisa: ¿Seguirás fingiendo valentía?

Squall: Esto es mejor para mí. Si puedo derrotaros a los tres, será más fácil para ellos. Os lo demostraré.

Hydesu: (Si derroto a Taishou aquí entonces…) Opino lo mismo.

Pero lo que ellos no sabían era que en la parte elevada del lugar aparentemente Yitan y Buchi llegan al lugar.

Yitan: Venga, Bartz, ¿dónde estás?

Buchi: Ese copion en donde puede estar.

Yitan: ¿Espera oyes eso…?

Buchi: Si…

Ambos se asoman a ver y ven a Squall junto con Hydesu rodeados por tres enemigos pero Buchi se lleva la mayor impresión al ver a Taishou entonces Yitan y también Buchi corren para buscar una forma de bajar a ayudarlos.

Squall: Estamos separados, pero seguimos luchando juntos.

Hydesu: Aunque no estén aquí. Ellos nos dan su apoyo.

Yitan: HYAAAAAAAA ―Se lleva por medio a Garland con una patada―

Buchi: ¡TAISHOUUUUU! ―se lanza en picada contra Taishou con Fenrir―

Taishou: ―Materializa a Caótica para bloquear rápidamente el ataque de Buchi―

Hydesu: ¡Eh!

Squall: ―gira la mirada hacia Yitan―

Yitan: Siempre eres protagonista, ¿eh, Squall?

Buchi: Lo siento pero nadie lucha contra Taishou más que yo.

Squall: ¡Yitan, Hirata! ¿Qué hacen aquí?

Yitan: ¿Qué? ¿Se necesita una razón para ayudar a alguien?

Buchi: Además de que no te gustaría pelear con Taishou. Cree en mis palabras.

Yitan: ¡Tú déjame a esta hojalatera a mí!

Buchi: ¡Taishou es mío!

Squall: (No lo entienden…) Pero no me importa.

Garland: Así que me retas sin dudarlo. Eres bastante osado.

Yitan: No quería luchar contra una dama. ¡Y te aconsejo que te preocupes por ti mismo! ―Saca sus dagas―

Taishou: Así que una vez más somos tú y yo. Cara a cara aunque no tan solos como aquella pelea.

Buchi: Aquí no tienes a una bruja a la que servirle ni a donde irte. ¡Responderás a todas las preguntas que tengo que hacerte cuando muerdas el polvo! ―sujeta con dos manos la Fenrir―

Taishou: Aquella vez tuve que irme pero ahora no me iré a ninguna parte.

Buchi: Di lo que quieras. ¡Hydesu no intervengas!

Hydesu: ―asiente con la cabeza y se pone al lado de Squall que fija su mirada nuevamente en Artemisa en posición con Prometida―

Squall: Gracias por esperar. Bueno…

Artemisa: ¿Bailamos?

Cada quien comienza a luchar, Garland y Yitan se baten en combate cayendo casi al instante el combate a favor de Yitan por su agilidad mientras que Garland usa cada una de las diferentes formas de su gran espadón en cambio Buchi y Taishou mantienen un parejo choque de espadas en el que Buchi solamente mira con seriedad a Taishou quien solamente esta con una calmada y fría mirada con su sello maldito aun sin liberar nada de su poder mientras que entre Hydesu con Squall tratan de aunque sea herir una sola vez a Artemisa pero la bruja hace alarde de su dominio sobre el tiempo tele transportándose en el tiempo a una ubicación diferente al momento en que los ataque vienen directamente hacia ella.

Squall: Tch. ¿¡ Qué te parece esto!? ―alza el sable pistola para imbuirlo con energía alargando entonces la hoja de este para luego hacer el intento de ataque contra la bruja― ¡Guillotina cósmica!

Hydesu: ―Le apunta con la llave espada acumulando energía mágica de elemento eléctrico y dispararlo en forma de miles de proyectiles― ¡Tino, Tormenta eléctrica!

Artemisa: ¡Tiempo!

Con solo decir eso, todo el lugar de la nada se paraliza en el tiempo así como también incluidos Yitan y Garland medio de su combate junto con Buchi y Taishou que ahora en a punto de lanzar Ragnarok contra el segundo que le iba a responder con la versión tino de Volea Oscura se quedan paralizados en el tiempo. Todos menos la misma Artemisa además de que hace que todo quede de cabeza unos momentos.

Artemisa: Chico insensato. ―camina hacia Squall y acaricia levemente sus costados iniciando por sus brazos hasta quedar detrás de el― Todos es una ilusión. ―Alza la mano haciendo aparecer varias cuchillas purpuras de energía alrededor de Squall y de Hydesu― Tu esperanza, tus amigos… Hasta tu propia vida… ―deshace la parálisis temporal además de poner todo al derecho― se desvanecerá.

Entonces todo sigue su curso además de que al terminar sus ataque, Squall y Hydesu notan las flechas de energía a su alrededor que vienen hacia ellos que entonces comienzan a repeler con sus armas de forma rápida a la vez que precisa terminando entonces de repeler las ultimas gracias al círculo letal de Squall.

Artemisa: Veo que quieres hacerlo por las malas.

Squall: Tu habilidad de manipular el tiempo… ―le apunta con su arma― ¡llega a su fin!

Hydesu: ―Hace lo mismo― ¡Aquí y ahora!

Ambos nuevamente se lanzan contra ella a luchar mientras que en otra parte del lugar Yitan sigue luchando contra Garland hasta que en cierto momento se detienen un momento luego de una lucha mas o menos intensa para Yitan mientras que para Garland no fue nada más que solo un mero y simple juego.

Garland: Ja, ja, ja, ja. Justo lo que necesitaba… ¡Un poco de ejercicio! ―desaparece del lugar―

Yitan: ―Guarda sus armas― ¿De qué está hecho ese tío?

Buchi: ¡Yitan! ―llega a donde esta―

Yitan: ¿Acabaste tú también?

Buchi: Tch. No… se fue antes de que pudiera hacerle algo de daño severo. Estaba solo jugando conmigo cuando yo tenía las de ir en serio.

Yitan: Vaya que lastima por ti. ¡Eh es verdad Squall y Hydesu!

Buchi: Espera déjalos que sigan luchando.

Yitan: Bien te hare caso.

En lo que concierne a los otros dos. Entre las habilidades de utilizar magia de Hydesu que dispara contra Artemisa y los ataques entre físicos y a distancia de Squall ponen casi contra las cuerdas a la bruja del tiempo que hace lo que puede para estar a distancia atacando con sus lanzas de energía al dúo de aliados de la diosa Cosmos aunque de pronto no ve venir que Hydesu usa también magia para detener el tiempo: ¡Paro+++! Con lo que le da ventaja a Squall de acercarse para atacarla físicamente ahora que no podía moverse pero es de cierto esfuerzo para Hydesu mantener la parálisis temporal por el mayor poder mágico del tiempo que posee Artemisa que trata con todas sus fuerzas de liberarse pero le da el tiempo suficiente a Squall para atacarla con la Guillotina cósmica haciéndole a la bruja cierto daño pero entonces la magia del elegido de la llave espada se rompe haciendo que Artemisa se libere y se desequilibre un poco pero antes de que siquiera pueda ser atacada de repente una luz la envuelve momentáneamente que al disiparse se ve como la bruja luce totalmente diferente en la parte superior de su cuerpo donde parece tener una cabeza de león de melena larga y blanca cubriendo todo su rostro junto a que lleva sus brazos cruzados mientras que los brazos del león son los que parecen activos mientras que las alas de la bruja ahora en vez de ser negras parecen parcialmente negras, algunas de las plumas son negras pero en mayoría son blancas.

Hydesu: ¿Que es…?

Squall: Invoco y se fusiono con Gryphus, está poniéndose seria pero no es la única ―Alza su sable pistola― ¡LIONHEART! ―Su sable pistola revólver se convierte en su poderosa arma de hoja azul, Lionheart― ¡EQUIPADA!

Hydesu: Tch… No es momento para usar “eso” lo guardare para después. ¡Vamos Squall!

Artemisa: Hump hagan lo que quieran.

Al final entonces los ataques de energía de la bruja se ven potenciados por su transformación pero claramente los ataque de Squall también se ven aumentados repentinamente por su arma más poderosa equipada dándoles casi un combate parejo pero teniendo la ventaja para Squall y para Hydesu que hacen lo que pueden con todo su poder para repeler los ataques de flechas energéticas de Artemisa pero entonces de momento no nota a Hydesu cerca de Squall hasta que de pronto es atacada por la espalda por el ataque Limite de Hydesu…

Hydesu: ¡OMNILATIGOOOOOOOOOOOOOOOO GRAAAAAAAAAAAAAAAA! ―Su llave espada envuelta energía ejecuta muchos cortes a gran velocidad bastante graves y letales contra ella sin detenerse por un momento, por un minuto ni por un segundo ni por un milisegundo que se muestra en cada uno de sus movimientos que conectan bien uno con otro siguiendo la trayectoria además de que ni Artemisa ve como escapar de este ataque ahora que está atrapada en el pero entonces luego de que Hydesu la acaba con el ultimo corte…― ¡SQUALL AHORA!

Squall: ―Se lanza contra Artemisa― ¡RENZOKUKEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN! ―Da continuos sablazos fulminando por completo a Artemisa con cada letal corte que es un golpe de lo más crítico que la dejan aún más en el borde de la derrota hasta que sufre el golpe final a manos de Squall una vez más―

Ese Golpe entonces fue la derrota final para la bruja que cae justamente n la parte elevada de su sitio de combate tras perder su transformación retomando su apariencia original mientras que Squall deshace el cambio de su arma regresando con su arma estándar.

Artemisa: Algún día tú también conocerás… la verdad sobre el tiempo que nunca se puede recuperar. ―humo negro comienza a emanar de ella hasta que finalmente desaparece―

Squall: …

Hydesu: Esta pelea fue dura…

Yitan: ¡Squall!

Buchi: ¡Hydesu!

Squall: Yitan, Hirata, les debo una.

Yitan: Ah… No ha sido nada.

Buchi: Lo que dijo el…

Yitan: ¡Un momento! Sí que ha sido algo. Tenemos problemas. ¡Y grandes!

Squall: (No puedo imaginar un problema más gordo que tú…)

Buchi: Si es verdad.

Yitan: ¡Bartz! ¡Han atrapado a Bartz! ¡Era una trampa! ¡Hay que salvarlo! ¡Vamos!

Hydesu: ¡Qué!

Buchi: Es verdad copión esta en serios aprietos.

Squall: ¿Bartz? De acuerdo, vamos.

Buchi: ¿Eh?

Yitan: ¿Eh? ¿De verdad?

Squall: ―saca el amuleto de su bolsillo― Tengo que devolverle esto.

Buchi: ¿Esa pluma?

Yitan: ¿Por eso?

Hydesu: Pues entonces...

Squall: Y porque es mi amigo.

Buchi: (¡Woow pero que cambio!)

Hydesu: (Entonces al fin reconoce que tiene amigos.)

Yitan: ¡Sí!

Entonces un destello de luz se hace presente encima de ellos además de que toma cierta forma ¡un cristal!, que entonces entra en resonancia con la pluma amuleto de Bartz flotando en el aire haciendo que el cristal de Squall dispare un camino de luz en el cielo.

Yitan: Esa luz… ¿Crees que señala a Bartz?

Squall: Aguanta…

Buchi: Entonces a la carga salvemos a copión.

Squall toma en manos el amuleto junto con su Cristal para entonces junto a Yitan, Buchi y Hydesu seguir el camino de luz para ir a donde se encuentra Bartz quien casualmente ahora se encuentra corriendo en medio la llanura desértica con la luna llena en el cielo nocturno hasta que se topa con un gran hombre de armadura negra que lleva colgando una capa.

Bartz: ¿Tú también estás con Caos? No vas a quitarme el cristal.

Golbez: No tienes ninguna posibilidad. El cristal No se encuentra simplemente buscando.

Bartz: Venga, hombre. ¡Lo teníais vosotros!

Golbez: La pureza de un corazón que solo ver lo que hay en la superficie… ¡puede ser venenosa! ―lanza un ataque eléctrico de magia contra Bartz―

Bartz: ¿¡Qué!? ―lo esquiva― ¡Espera!

Comenzando asi una pequeña batalla para huir mientras que aquel sitio lleno de pilares casi nada Squall escucha de Yitan y de Buchi como Bartz termino separándose de él.

Hydesu: Jo Bartz.

Squall: Nunca pensé que Bartz caería en una trampa.

Yitan: Es por mi culpa. Nos tomamos demasiado en serio la carrera.

Buchi: Si también soy culpable.

Hydesu: Así otra cosa, Yitan…

Squall: Mantente alerta. Tú pareces ser otro objetivo.

Yitan: Sí, puede ser. Pero yo no pienso olvidar mi objetivo. Voy a rescatar a Bartz ahora mismo. Debe de estar al final de esta luz que proyecta tu cristal…

Mientras que en lo que concierne a Bartz luego de que consiguió evadir cada uno de los ataques de Golbez hasta que por fin parece que tiene buenas razones para dialogar un poco en vez de atacar.

Golbez: No busques la luz fuera.

Bartz: ¿Y tú quién eres a todo esto? ―siente como si todo estuviera temblando―

Golbez: Se acerca una luz…

Bartz: ¡Yo me largo! ―se pira del lugar a toda prisa dejando de lado a Golbez―

Golbez: ―Se queda observando a Bartz alejarse― Llega la hora. Al final, cada uno tiene que descubrir solo… el poder que hay en el interior… ―se va de allí―

Bartz hace todo esfuerzo por correr lejos de aquel lugar alejándose lo más que puede de Golbez pensando que seguiría atacándolo por la espalda pero desde hace un buen rato que no mira atrás comienza a tener sospechas pero entonces decide mirar hacia atrás viendo que no hay nada llenándose de alivio pero de pronto sin notarlo se aparece en aquel mismo lugar en el que Squall una vez se encontró con la falsa Cosmos que en realidad era Artemisa además de que para su suerte se reagrupa con Squall, Yitan, Hydesu y Buchi.

Yitan: ¡¡Bartz! ¿Dónde has estado?

Buchi: ¡Nos tenías dando vueltas por allí copión!

Bartz: ¡Yitan, Buchi! ¡Squall, también has venido y Hydesu menos mal que estas bien!

Hydesu: Gracias al cielo.

Squall: Pareces estar bien.

Bartz: Conseguí escapar de un montón de tíos con pinta peligrosa. Pero eso da igual. ¡Mirad esto! ―saca del bolsillo su cristal― Les robe este cristal. ¡Creo que he ganado!

Buchi: ¡Qué, oh vamos!

Yitan: Increíble. Y yo con Buchi preocupados por ti… Déjame ver eso.

Buchi: A mí también déjame ver.

Hydesu: ¡Chicos esperen!

Squall: ¡Espere! No toquen…

Antes de poder hacer más Buchi y Yitan con solo tocar el cristal desaparecen de allí aunque también se llevan de por medio a Hydesu que quiso detenerlos.

Bartz: ¿¡Yitan, Buchi, Hydesu!?

Exdeath: ―Aparece de la nada― Je, je, je, je. ¿De verdad pensabais que iba a ser tan fácil conseguir el cristal? Eso no era más que una imitación creada a partir del Vacío.

Bartz: ¿Qué?

Exdeath: Habéis caído en la trampa de Kuja. Vuestro compañero simiesco junto a esos dos caninos asquerosos estan con Kuja y pronto caerá en el Vacío.

Bartz: ¿¡Así que solo me utilizasteis!?

Squall: ¿Crees que pueden derrotar a Yitan, Hirata y Hydesu con esos trucos baratos?

Exdeath: ¡Basta de charla! Lo volveréis a ver muy pronto. Manikins, venid y lleváoslos.

De pronto aparecen seres de cristal idénticos a Squall, Bartz, Yitan, Buchi y Hydesu.

Squall: ¿Estás listo? ¡Bartz!

Bartz: Sí…

Squall: Será mejor que nos reagrupemos luego.

Bartz: Claro.

Ambos comienzan a huir del lugar dejando solo a Exdeath.

Exdeath: No sirve de nada correr.

Mientras que en otra parte, de pronto Yitan y Buchi aparecen en lo que parece ser la parte superior de un antiguo templo.

Yitan: ¿Qué?

Buchi: ¿Dónde…?

¿?: Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja. Por fin nos volvemos a ver. ―Aparece a unos pasos de distancia de Yitan y Buchi―

Yitan: ¡Kuja!

Buchi: ¿Quién es el afeminado este?

Kuja: Hump. Tienen un amigo muy considerado. No se lo pensó ni dos veces antes de darles mi trampa aunque esa era originalmente para ti Yitan y no para este sarnoso.

Yitan: Así que todo es obra tuya… ¿Qué has hecho con mis amigos?

Buchi: Espera ¡Hydesu toco el cristal también y él no está aquí, que le hiciste afeminado!

Kuja: Oh Yitan. ¿Sigues preocupándote por los demás incluso en esta situación? Que temerario y también ese sarnoso lo es, se puede decir que es igual a ti.

Buchi: ¡OYE!

Yitan: Solo respóndeme.

Kuja: ¿Acaso no te gusta estar solo Yitan? ¿Y creo que es lo mismo contigo, tampoco te gusta? ¿Qué harían si estuvieran a punto de perder lo que intentan proteger?

Buchi: (Eh…)

Yitan: ¿Qué?

Kuja: Yo comparto tu destino y me ha sido imposible no ver como se rompería tu corazón si te dieses cuenta de lo poco que puedes hacer.

Yitan: Tch…

Buchi: ………

Kuja: Tus amigos saldrán heridos y no puedes hacer nada al respecto. Como un pájaro enjaulado, solo podrás escuchar mientras gritan de horror.

Yitan: ¡Cállate!

Buchi: ¡Suficiente de todo eso!

Kuja: Estoy impaciente por ver cómo te desenvuelves tú solo o casi solo. ―desaparece dejando solos a Buchi y Yitan―

Yitan: Chicos…

Buchi: Hydesu…

Yitan: ….

Buchi: Vamos Yitan no podemos solo quedarnos aquí parados sin hacer nada. Lo que dijo afeminado narcisista no sucederá. No dejes que la fuerza de tu corazón se debilite, tienes que mantenerlo fuerte.

Ambos comienzan a irse caminando a alguna parte sin rumbo llegando entonces a aquel lugar en el que Bartz se encontró previamente con Exdeath pero claro ellos no saben nada en absoluto de eso pero antes de seguir un camino se detienen a descansar un poco.

Buchi: (Creo que en serio le afectaron las palabras que le dijo narcisista…)

Yitan: (¿Chicos? No sé… ¿Qué debo hacer?)

Entonces frente a Yitan y Buchi aparece de forma inesperada Cosmos, la auténtica Cosmos. De solo verla Buchi quiere decirle muchas cosas al respecto iniciando por traerlo en contra de su voluntad a este loco mundo junto haciéndolo participe de esta guerra entre ella y el tal Caos pero…

Yitan: Hoy no es un buen día para una cita.

Cosmos: Yitan, no tengas miedo.

Yitan: Si no puedo hacer nada. No puedo hacer nada por ellos.

Cosmos: Siempre se puede hacer algo. ¿No es así?

Yitan: Pero puede que sea demasiado tarde…

Cosmos: Tus amigos tienen fe en ti. No creen que vayas a fallarles. Deberías creer en ellos.

Yitan: Creer… en ellos…

Buchi: ―suspira― Ella habla con la razón… hazle caso y no ha terminado escúchala.

Cosmos: Tus amigos son fuertes.

Yitan: Si. Tienes razón. No son de los que se dejan ganar tan fácilmente. Tengo que asegurarme de que están bien. Es… ¡Es lo menos que puedo hacer! Muchas gracias, Cosmos. Vaya, supongo que te parezco lamentable. Normalmente soy yo quien anima a las chicas.

Cosmos: ―niega con la cabeza volviendo a mirar a Yitan― Tu bondad también es tu fuerza… ―Desaparece―

Yitan: ¡Cosmos!

Buchi: (Por ahora te dejo pasar Cosmos, pero a la otra hablaras claro conmigo.)

Yitan: Debo… Debo estar seguro de mí mismo. Vamos Buchi tenemos cosas que hacer como para quedarnos aquí sin hacer nada.

Buchi: De acuerdo además no es como si Hydesu necesitara que lo tomara de la mano todo el tiempo. Él sabe cuidarse solo por muy delicado que parezca. Al final tú mismo lo viste pelear.

Ambos entonces parten hacia su siguiente destino mientras que en otra parte, en aquel castillo en el que se ven diferentes grietas dimensionales se encuentran Squall y Bartz que parece un tanto distraído por lo del cristal falso.

Squall: ¿Qué pasa?

Bartz: Todo esto es por mi culpa. Yitan y Buchi vinieron a rescatarme y ahora estan atrapados además de que también Hydesu lo está.

Squall: Creo que esto te hace más falta que a mí. ―le entrega el amuleto―

Bartz: La pluma…

Squall: Siempre que estado en peligro, este amuleto me ha salvado. Yitan y Hirata han arriesgado su vida para encontrarte. ¿Qué vas a hacer?

Exdeath: Ja, ja, ja, ja. ―aparece ante ellos― ¡Te encontrare en cualquier lugar!

Squall: ―Saca su sable pistola―

Bartz: Espera. De esto me encargo yo.

Squall: Bartz…

Bartz: Tengo que arreglar esto por mí mismo. ¡Debo enfrentarme a él yo solo!

Squall: Cuando acabes, vamos a buscar a Yitan, Hirata y Hydesu.

Bartz: Si. ¡Y con una gran sonrisa!

Exdeath: No puedes escapar.

Bartz: Bien. ¡Ya me estaba cansando de escapar!

Squall se hace al margen mientras ve como Bartz comienza a pelear con Exdeath primero que nada haciendo uso de las dagas de Yitan uniéndolas para entonces luchar contra el usuario del Vacío aunque Bartz parece tener dominio total no lo es ya que solamente se mantiene luchando contra la lanza de Exdeath que flota por su misma combatiendo por el quien únicamente se mueve lento como si nada hacia el para entonces lanzar un proyectil de luz que Bartz rápidamente bloquea al dejar el arma de Yitan y usar la de Cloud para luego entonces lanzar cinco esferas de luz de Sanctus contra Exdeath para despistarlo seguido de que con las dagas de Yitan lanza aros de fuego para despistar al usuario del Vacío consiguiendo entonces alejarse parcialmente de él pero al alzar la vista chista la lengua notando como su enemigo se tele transporta hasta su ubicación exacta nuevamente para su fastidio.

Exdeath: ¿Pensabas que eso funcionaría?

Bartz: ¡Calla! ―con las dagas de Yitan se lanza a atacar pero Exdeath manda a su espada a hacer el trabajo por el haciendo que luche contra Bartz como si tuviera voluntad propia pero claramente es controlada por la misma mano de Exdeath que hace varios movimientos que fuerzan al mímico a esquivar los ataques pero entonces recibe un ataque sorpresa que lo manda contra las cuerdas soltando entonces las dagas de Yitan y cayendo el al suelo aunque se mantiene en apoyo con una rodilla mientras su oponente esta frente a él―

Exdeath: Nunca podrás derrotarme jugueteando así.

Bartz: ―da un salto invertido materializando la espada mortal de Cloud― Por primera vez… ―materializa también el sable pistola de Squall con el que le apunta a Exdeath― ¡voy muy en serio! ¡Empieza el espectáculo!

Bartz corre con ambas armas en mano lanzándose contra su oponente haciendo un uso propio de ambas espadas mientras Exdeath solamente le bloquea cada ataque que muestran en serio que Bartz está yendo en serio en lo de luchar sin contenerse pero Exdeath entonces se aleja de él solo para ser seguido por Bartz.

Exdeath: ¡Vagaras por la Grieta para siempre!

Bartz: ¡Me da exactamente igual!

Exdeath: ¡PODER DEL VACIO!

Bartz: ¡PROFESION DOMINADA!

Exdeath cambia de forma haciendo que su armadura cambie completamente ahora teniéndola con unos colores entre azul con detalles dorados muy oscuros mientras que Bartz obtiene lo que parece una larga capa ropa junto a tres estrellas que flotan sobre su cabeza mirando muy seriamente a Exdeath para entonces seguidamente batirse nuevamente en combate contra el usando cada arma de uno de sus amigos usándolas a su propia manera combinando cada una de las habilidades una con otra haciendo que a Exdeath se le complique mantener en alto su defensa con tanto ataque combinado y con tanto ataque único e original que no puede bloquear o ver una abertura por la cual pasar para desequilibrar a Bartz por lo que todo el intercambio de ataque entre sus armas siempre va a favor del mímico que esta dominando por completo a su enemigo que paso a paso se ve siendo puesto contra las cuerdas al borde de su derrota sin la forma de cambiar las tornas. A la distancia Squall mantiene una mirada neutral y tranquila como siempre observando como Bartz esta con las de ir en serio contra Exdeath para vencerlo sin titubear por una sola vez haciéndose la pregunta de que tan bien lo estarán haciendo los demás ahora que estan todos separados sin nadie que los apoye aunque sabe que ellos son fuertes y aunque no estén juntos hay algo que los conecta haciéndolos sentir la compañía del otro evitando asi la soledad mientras que con Bartz este entonces decide dar el golpe final atacando a Exdeath con su ataque definitivo en el que comienza a atacarlo en pares de dos con las espadas de cada uno de sus amigos iniciando por las espadas de Guerrero de la luz y Tidus seguido de las dagas acopladas de Yitan y la espada de Cecil seguido de las espadas de Cloud y Firion seguido del sable pistola de Squall y la espada de Luneth en un torbellino de ataques impregnados de magia elemental con cada una de las armas de sus amigos que le dan la fuerza que necesita para entonces de manera definitiva combinar todas las espadas formando la arma maestra de Bartz: Hoja valiente con la que da el ataque final a Exdeath dándole la herida severa y mortal que lo lleva hasta su derrota haciéndolo caer con un fuerte sonido estrepitoso al suelo tras perder su transformación así como Bartz deshace la suya.

Exdeath: ―se arrodilla a pesar de las heridas usando como apoyo su rodilla― Seréis los siguientes… en el Vacío eterno… ―humo negro comienza a emanar de él hasta que desaparece completamente―

Squall: Lo has conseguido.

Bartz: ¡Ha sido fácil! Y se lo debo a esto. ―saca el amuleto― Muchas gracias, Squall. ―de pronto la pluma comienza a brillar y se convierte en un cristal que a simple vista parece una joya ordinaria púrpura mientras que el de Squall que se mostró antes se parecía a una pluma plateada― ¿Qué? ¿Ha estado aquí todo el tiempo? ¡Tanto camino para estar en el principio otra vez!

Squall: Creo que pega con tu estilo.

Bartz: ¡Eh, mira allí! ―Ve que son Yitan y Buchi―

Yitan y Buchi: ¡HEEEEY!

Bartz: Tengo que enseñarles esto a Yitan y Buchi. ¡Y esta vez, es de verdad!

Squall: Nunca aprendes…

Bartz: ¡Venga, vamos!

Ambos van a reunirse con Yitan y Buchi quienes les comienzan a relatar la locura por la que pasaron hace un tiempo atrás…

-antes de reagruparse con Bartz y Squall-
Yitan y Buchi ahora mismo se encuentran en pleno camino en medio de aquel sitio en el que una vez Squall y Guerrero de la luz combatieron aunque claro ellos no saben nada de eso pero se detienen al ver como Kuja aparece ante ellos.

Buchi: Otra vez tu narcisista.

Yitan: Kuja, aparta de nuestro camino.

Kuja: Como si fueran a alguna parte.

Buchi: Esta claro a dónde vamos.

Yitan: Volvemos con nuestros amigos.

Kuja: ¿Por qué no te rindes? ¿Tanto odias estar solo?

Yitan: Porque creo en ellos.

Kuja: ¿Creer? ¿En otros? ¿Por qué sigues con esa broma?

Yitan: Creer en mis amigos no es ninguna broma. Deberías saberlo. Tú tienes amigos, ¿no?

Kuja: ¿Amigos? ¡Ni se te ocurra relacionarme con esos animales!

Yitan: Pero…

Buchi: Uy que miedo se enojó el narcisista ja, ja, ja, ja.

Pero antes de otra cosa de por poco Buchi y Yitan casi son alcanzados por los ataques de unos orbes de energía que les lanza Kuja que los pone a ambos en guardia con sus armas a la mano listos para combatir.

Kuja: Me decepcionas. Me habría gustado tanto disfrutar de esta tragedia sin esperanza… Que fracaso más estrepitoso. Je, je, je, je. ¡Ya es hora de cerrar el telón de este estúpido drama!

Buchi: Créeme narcisista yo también lo creo. Tanto de tu palabrería me dieron ganas de echarme una siestecita pero tal parece que no podrá ser. ¡A la carga Yitan!

Entre los dos se lanzan a combatir a Kuja pero el ataque es frustrado por el hecho de que Kuja provoca una explosión que manda por los aires al dúo pero rápidamente se recomponen cayendo en uno de los escombros grandes de tierra flotantes desde los que Buchi lanza Triple Hielo++ junto a Triple Nigro Piro++ mientras que Yitan crea un total de 6 anillos de fuego que van directamente hacia el narcisista que obviamente ve venir el ataque evadiéndolos hábilmente mientras flota en el aire para entonces lanzar una serie de 9 orbes de energía morada sobre ellos que les llueve de forma continua mientras vuela en círculos convocando el mismo ataque una y otra vez sin saber que Buchi está protegiéndose a él y ladrón con Reflejo++ pero grata es sus sorpresa al ver como seis orbes de energía son disparados directamente al suelo creando un estallido que manda volando a ambos nuevamente pero esta vez hacia la estructura cristalina central del lugar en el que rápidamente Buchi y Yitan comienzan a correr tratando de evitar que Kuja los tome desprevenidos una vez más pero la cosa no les sale también ya que…

Kuja: Permítanme interpretar una pieza para ustedes. Es su réquiem. ―les lanza varias esferas de luz a Yitan y Buchi muchas veces mientras corren por la superficie cristalina además de que está riéndose maliciosamente al atacar con las esferas varias veces aunque claramente Yitan y Buchi las esquivan con mucha habilidad y eso que es como si estuvieran corriendo por una pared―

Yitan: ¿Llamas música a eso?

Buchi: Pues que mala melodía produces. Ve a que un músico te enseñe clases de música porque eres horrible.

Entre Buchi y Yitan frenan su carrera por la superficie mientras ven como Kuja se acerca rápidamente.

Kuja: Es tan solo una obertura.

Yitan y Buchi: Oh claro. Y nosotros vamos a tocar… ―Se lanzan contra Kuja― ¡el acto final!

Yitan: ¡TRANCE! ―una ligera luz destellante lo envuelve que al desparecer muestra como todos los lugares en los que llevaba prendas de ropa ahora es cubierto por un pelaje de color rosado incluyendo que su cabello rubio y cola amarilla también son de un color rosado―

Kuja: ¡TRANCE! ―una ligera luz destellante lo envuelve que al desparecer muestra como al igual que Yitan toda su ropa es reemplazada por una especie de pelaje solo que el de Kuja es de color rojo además de que también ahora igual que Yitan posee una cola de mono de color rojo―

Buchi: (Esto es nuevo.)

Black: (Ja, ja, ja, ja estos guerreros de no se donde tienen poderes muy interesantes.)

Buchi: (Y cuando crei que esta vez estaba libre de ti. ¿Por qué estabas tan callado desde que llegamos aquí?)

Black: (No me preguntaste nada.)

Buchi: (Eres detestable… maldito error de la naturaleza.)

Black: (Si tú también me caes bien Buchi.)

Buchi: (Grrr… Te lo dejo pasar porque no tengo tiempo para discutir contigo. Préstame a Quid Vacuo.)

Black: (Aja si tómalo pero déjame dormir. Despiértame cuando vayamos a pelear con Taishou.)

Buchi: ―En su mano libre materializa a Quid Vacuo y junto con Fenrir se suma al ataque junto con Yitan pero al chocar sus armas con Kuja el simplemente usa sus orbes como escudo y los repele― Malditas bolas de luz.

Yitan (Trance): No bajes la guardia Buchi.

Buchi: Bien voy primero luego tú terminas el trabajo.

Buchi se lanza solo contra Kuja tratando de conectarle varios cortes con ambas llaves espadas aunque termina cortando una que otra esfera de luz como si nada pero lo que no se espera su oponente es un simple rodillazo termina sacándole el aire a este dándole entonces la oportunidad para que Buchi le de muchas patadas en todo el estómago a Kuja que lo hacen escupir saliva por tanto maltrato a su cuerpo seguido de que con la guardia lo suficientemente baja Buchi le asesta una serie de Últimos Arcanos con las dos llaves espadas provocándole daño letal a Kuja con cada sablazo mortal que le propina considerando que ataca con el Ultimo Arcano primero usando a Fenrir desde el comienzo del combo hasta acabarlo seguido de continuar el mismo combo usando solo a Quid Vacuo para abrir más las heridas de Kuja mientras que Yitan solamente está viendo el momento preciso en el que viera una oportunidad precisa para poder atacar con todo para vencer a Kuja y que lo dejara en paz de una vez por todas para poder reunirse con los amigos en los que siempre sabe que puede confiar y quienes confían en el también además de que en su cabeza retumba las palabras que le dijo la amable y cordial diosa Cosmos. Yitan respira hondo y entonces nota la mirada de Buchi como queriendo decirle que ya es momento, que puede atacar con todas sus fuerzas para acabarlo.

Yitan: ¡AHÍ VOY KUJA, GAIA INVERTIDAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!


El ataque de Yitan hace que Kuja caiga de bruces al suelo ya con su aspecto normal sin mucha fuerzas para poder levantarse del suelo junto a la presencia de Yitan con su aspecto normal junto con Buchi parados frente a un agonizante Kuja. Pero otra sorpresa más es cuando una luz se hace presente en frente de Yitan que toma la forma de un cristal color amarillo que se posa en sus manos.

Yitan: Mientras siga teniendo a mis amigos, no puedo perder. ―ve como humo negro comienza a emanar de Kuja― Kuja, dime algo. ¿Tan difícil es confiar en alguien?

Kuja: ¿De qué sirve confiar en alguien? Te aferras a los demás porque tú solo no puedes hacer nada.

Yitan: Si confías en otros nunca estás solo.

Kuja: ¡Deja de molestarme! ¡Ya he oído bastante! ―comienza a desaparecer― Nunca… Cuando cae el telón, soy yo quien debe recibir los aplausos… ―desaparece completamente―

Buchi: (Curiosa personalidad tan extraña tiene narcisista…)

Yitan: Kuja…

Yitan ve como el cristal vuela a su alrededor y corre para seguirlo con Buchi detrás suyo siguiéndolo además de que claramente olvidaron a Hydesu pero saben que de seguro el está bien pero en medio de su camino se reúnen con Bartz y Squall.

Bartz: Ese es…

Yitan y Buchi: ¡HEEEEEEEEY!

Yitan: (Tengo amigos que creen en mí. Así puedo enfrentarme a las dificultades. Así es como siempre ha sido y así es como seguirá siendo. Vuelvo… a mi lugar.)

Así. Tres héroes consiguieron sus respectivos cristales con ayuda de Buchi y de Hydesu pero solo era el comienzo ya que aún tienen mucho por delante con los demás guerreros de Cosmos que tienen que seguir su propio camino que los lleve hacia la luz de sus cristales.

Continuara…
Ending 2


 

Haydenwolf

Dios Lobo de la Oscuridad y Luz
Registrado
22 Jun 2018
Mensajes
744
Ubicación
Venezuela
Offline
Kingdom Hearts Light and Dark Episode of Dissidia Final Fantasy parte 2 (Capitulo 20)
Opening 2 y Especial
Después de haberse reagrupado con Squall y Bartz, ahora después de tanta faena corriendo por aquí y allá peleando con sus enemigos, Yitan, Buchi, Squall y Bartz estan descansando un poco en un extraño lugar parecido a un coliseo flotante que en el centro esta clavada una gigantesca espada negra de piedra mientras que los tres aliados de la armonía miran con curiosidad sus respectivos cristales mientras Buchi está dormitando como si nada después de tanta acción que tuvo.

Buchi: ―duerme boca arriba babeándose un poco― Zzzzzz… Zzzz

Squall: (Como puede dormir en una situación así.)

Yitan: Bueno… ¿Qué pasa cuando todos tengamos los cristales?

Squall: ―Ignora los ronquidos de Buchi para responder la pregunta de Yitan― Cosmos solo nos dijo que nos darían esperanza.

Bartz: ―alza su cristal para mirarlo pero ve un rostro reflejado en el haciendo que se sorprenda y que de pronto se dé la vuelta como si supiera que había alguien detrás suyo pero al parecer no hay nadie―

Yitan: ―nota la rara expresión de Bartz― ¿Qué pasa?

Bartz: Nada. (Por un momento creí ver a Cosmos reflejada en el cristal… debió ser imaginación mía.) ―mira el cristal pensando otra cosa― ¿Eso era un fantasma?

Yitan: ―Mira al cielo mientras se comienza a recordar una conversación trivial con Firion―

--Flashback—

En aquel sitio que tiene unos cuantos engranes de reloj Firion y Yitan estan hablando de asuntos de poca importancia solamente ellos dos.

Firion: La rosa salvaje… Es mi única respuesta.

Yitan: ―se pone a pensar hasta que le da respuesta a Firion con una pregunta― ¿Así es como llamas a tu princesa?

Firion se queda en silencio tratando de pensar una respuesta que darle a su simiesco compañero pero antes de que lo piense con claridad y exactitud ambos sienten una presencia anormal que los hace ponerse alerta e irse de allí.

--fin de flashback—

Aparte de eso ahora la trama se concentra en alguien más… En Cloud…

El peso del destino se nota en la espada gigante de Cloud. Viaja en busca de su cristal junto con Firion, Cecil y Tidus (además de una nueva incorporación, siendo Hydesu que llego hasta ellos luego de que se apareció de repente frente a ellos y si el elegido de la llave espada no se acuerda de las palabras de Buchi cuando encontraron al otro Squall, Hydesu se hubiera lanzado a Cloud y Tidus a bombardearlos con preguntas sino se hubiera acordado que ellos no son el Cloud ni el Tidus que conoció en su dimensión en el Mundo de Hércules, el Coliseo del Olimpo.) Pero su mirada se pierde en la distancia, en busca de lo que le espera al final de todas las vicisitudes. Si consigue el luminoso cristal, ¿será capaz de iluminar las tinieblas que se esconden en su interior?

Justo ahora el grupo se encuentra en medio de aquel lugar lleno de múltiples pilares aunque Cloud parece ido como si buscara algo al menos hasta que nota como los demás llegan a su encuentro.

Cecil: ¿Y bien? ¿Alguna pista sobre el cristal?

Cloud: No, nada…

Tidus: Así que esos cristales pueden salvar el mundo, ¿eh? Me pregunto cómo los encontraremos.

Firion: Probablemente habrá que luchar más. Derrotar a los enemigos que nos encontremos…

Hydesu: (¿Seria lo correcto decirles que Squall consiguió su cristal después de derrotar a esa mujer llamada Artemisa…? no, no sería lo correcto, no conozco quienes serán los enemigos de Cecil o de Firion pero se con certeza de que si en esta dimensión hay un Tidus y un Cloud de otras dimensiones que no son de la mía. También aquí deben de existir un Sephiroth y un Jecht que viene de las mismas dimensiones que estos Tidus y Cloud.)

Cloud: No sé si deberíamos pelear sin saber que está pasando. La mayoría de la gente no gana siempre.

Tidus: ―se rasca detrás de la cabeza― Supongo que a veces hay que descansar.

Firion: ―lo reconsidera y da una respuesta― Eso es cierto.

Hydesu: ―Suspira sonriendo levemente―

Cecil: me alegro de tenerte con nosotros Cloud. Tienes juicio para pensar bien las cosas.

Tidus: Podrías aprender algo, Cecil.

Firion: ¡Mira quién habla!

Hydesu: ―se aguanta un poco la risa meneando con un poco de emoción su cola―

Todos: Ja, ja, ja, ja, ja.

Firion: ¡Creo que a todos nos hace falta su juicio!

Todos comienzan a seguir el camino mientras que Hydesu se queda un momento atrás viendo a Cloud con una expresión pensativa en su cara.

Cloud: (¿Juicio? No, no es eso. Solo es…)

Hydesu: Cloud…

Cloud: ¿Eh? ¿Sucede algo?

Hydesu: No, no, no es nada solo no te quedes atrás vamos.

Cloud: Si…

Junto con Hydesu van siguiendo a los demás haciendo que Cloud se ponga a pensar teniendo la cabeza en otra parte hasta que sin pensarlo el quinteto llega al lugar en el que una vez Yitan y Buchi pelearon con Kefka pero claro es otra cosa que nadie sabe incluso el mismo Hydesu, aunque estan en la planta baja de la estructura que parece una torre pero en el interior.

Tidus: ¿Me puede alguien explicar qué demonios son esos cristales?

Cecil: Si los conseguimos, ¿podremos derrotar a Caos?

Firion: Si eso es lo que Cosmos desea, lo tendremos que hacer…

Hydesu: ―está por hablar primero pero…―

Cloud: pero estamos… ¿Por qué luchamos exactamente?

Firion: ¿Cómo? ¿No luchamos por derrotar a Caos y devolver la paz al mundo?

Cloud: Cosmos solo dijo que debíamos recuperar los cristales. Y dijo que confiáramos en Hydesu y ese tal amigo suyo que dice que se llama Hirata para ayudarnos a recuperar los cristales aunque… No hay garantías de que derrotar a Caos signifique recuperar la paz. Nadie sabe con seguridad lo que pasará con el mundo.

Tidus: ¡Creo que no hay que perder la fe!

Hydesu: Pienso lo mismo que Tidus. No solo veamos lo negativo del asunto sino que también desde la parte positiva.

Firion: No necesitamos saber mucho para luchar, ¿verdad?

Cloud: Solo necesito… estar convencido. No quiero verme metido en más combates… sin saber por qué.

Firion: Cloud…

Hydesu: (Cloud… Aunque te conocí y no congenie mucho contigo en el Coliseo del Olimpo… creo que si llego a entender a esta versión alternativa de tu persona voy poder llegar a entenderte mejor si alguna vez te vuelvo a encontrar en mi dimensión.)

Cloud: ¿Me lo puede decir alguien? Si hay alguna buena razón por la que luchar, quiero oírla.

Cecil: Una razón para luchar… Creo que nunca había pensado en eso antes.

Tidus: ¡Yo quiero ajustar las cuentas con mi viejo!

Hydesu: (Definitivamente… Aunque conocí muy poco al Tidus de mi dimensión estoy seguro que él y este Tidus son iguales en lo de querer ajustar cuentas con sus respectivos Jetch aunque creo que Tidus y Buchi tienen cierto parecido que muy notable. Je, je, je, je. Cuando vea a Buchi se lo diré yo mismo.)

Tidus: Pero eso es personal, ya lo sé…

Hydesu: Bueno creo que eso para Cloud no sea…

Cloud: ―niega con la cabeza― Me alegro por ti, Tidus.

Hydesu: ¿Suficiente…? (Creo que me sorprendo cada vez más que paso más tiempo con ellos.)

Firion: ―Se acerca a unos pasos del Ex-soldado― ¿puedes darme más tiempo? Quiero encontrar una respuesta que te convenza.

Cloud: ―Asiente con la cabeza mientras ve a los demás seguir el camino― Una respuesta…

Al rato los sigue en completo silencio mientras aún tiene la mente en otra parte pensando algunas cosas aunque los demás casi ni se dan cuenta del estado de Cloud a excepción de Hydesu que es el que está más atento a las cosas que hace el Ex-soldado, mientras que Firion en medio del camino es el que más se hace la idea de que respuesta puede darle al portador de la Espada mortal que lo convenza con respecto a las dudas que tiene sobre la razón por la que estan luchando en esta guerra entre Cosmos y Caos. En cierto momento llegan a aquel castillo en la grieta de dimensiones en la que toman unos momentos para parar pensando hacia donde ir además de que Cloud una vez más mira a la distancia como si pensara en algo por lo que entonces Firion aprovecha el momento.

Firion: He pensado en por qué debemos luchar. Pero me cuesta expresarlo en palabras.

Cloud: Entiendo…

Firion: Se me ha ocurrido una cosa. No sé si es convincente… ―en su mano derecha hace aparecer una rosa―

Cloud: ¿Qué es?

Firion: La rosa salvaje. ―la hace desaparecer― Es algo que llevo mucho tiempo deseando ver. Es la razón por la que quiero acabar con este conflicto. Je. Claro, por ahora es solo un sueño.

Cloud: ¿Un sueño?

Firion: Si. Un sueño que no puedo olvidar. Es lo que me permite seguir luchando.

Cloud: Firion… ¿pelearías contra mí?

Firion: ¿Qué?

Cloud: Quiero saberlo. Quiero saber si ese sueño es lo suficientemente fuerte. Lo suficiente como para seguir luchando.

Firion: Pero Cloud…

Cloud: ……

Firion: Entendido. Lucharé.

Cloud: ―Toma en manos su espada mortal―

Firion entonces primero que nada salta en el aire sacando una de sus armas siendo esta el arco con el crea una flecha puramente de luz que le dispara a Cloud quien solamente la desvía con su gran espada para entonces saltar también lanzándose contra Firion quien entonces saca también la espada rojiza que tiene en su cintura bloqueando en si el tajo de la espada del Ex-soldado que luego es repelido en el aire aunque Cloud no se queda impune por lo que gira su espada por encima de su cabeza para luego convocar una lluvia de bolas de fuego que le llueven encima a Firion que ya toco tierra este crea un escudo con el que se protege del ataque de Cloud que de momento ahora viene en picada contra Firion envuelto en un aura azul apuntándole con su espada siendo este el ataque Audacia de Cloud que da totalmente en el blanco seguido de que con la espada da un fuerte golpe al suelo pero entonces Firion saca su lanza comenzando su ataque con esta seguido de que con la misma arma logra hacer un revés doble en el que usa su espada y su hacha para conseguir atacar limpiamente a Cloud mientras se comienzan a elevarlo en el aire mientras fulmina a Cloud sin ninguna forma de escapar del ataque que al final termina mandándolo lejos contra una de las superficies flotantes del castillo aunque antes de chocar este se recupera y con los pies toca la superficie detrás suyo y se impulsa para ir contra Firion una vez más blandiendo entonces su espada en tres tiempos diferentes que parecen lentos pero poderosos que son conectados por consiguiente con un ataque más poderoso: Toque Final en el que Cloud ataca a Firion con su espada múltiples veces mientras va girando en el aire que al final terminan derribando a Firion dejándolo entonces en el suelo dándole la victoria a Cloud que al ver que Firion dejo de mostrar señales de continuar este pone la espada en su espalda pero…

Firion: ¡Esto no ha acabado! ―con su magia todas las armas de Firion le apuntan a Cloud amenazando con cortarle el cuello pero estas al rato caen al suelo ya que su dueño en serio esta abatido pero entonces ve como Cloud está parado frente suyo ofreciéndole su mano―

Cloud: No está mal…

Firion: Como te dije… No me olvidaré de mi sueño. ―Acepta la mano de Cloud que lo ayuda a levantarse―

Hydesu: ―Llega ante ellos ya que estaba escondido viéndolos desde el momento que comenzaron a hablar― Entonces todo bien pues bueno… curare sus heridas ¡Cura++! ―Una cálida luz verde y revitalizadora rodea a los dos curando las pocas heridas que tienen―

Firion: Gracias Hydesu. Entonces Cloud como dije no me olvidaré de mi sueño.

Cloud: Sí, pero…

Hydesu: ¿Pero?

Firion: ¿Pero?

Cloud: Yo no puedo ser como tú.

Firion: ¿Por qué no?

Cloud: He buscado, pero sigo con las manos vacías. Y sin un sueño… ¿Qué se supone que debo hacer? Lo siento. No quería confundirte. ―Camina alejándose de Firion y de Hydesu aunque sabe que Hydesu lo seguirá― (puede que lo que busco… no esté aquí.)

Más tarde el grupo ya está instalado en otra parte tomándose un ligero descanso siendo esta extraña torre llena de engranajes de reloj en la que Hydesu estuvo una vez con Squall.

Cecil: Cloud. ¿Firion te dio una respuesta?

Cloud: Sí. Dice que tiene un sueño. Y que seguirá luchando hasta que pueda cumplirlo.

Cecil: Ese es Firion. Claro que sí.

Cloud: ¿Te dijo de qué iba?

Cecil: Sí, aunque le daba vergüenza. Dice que quiere crear un mundo donde crezcan rosas salvajes en paz.

Cloud: Suena… muy infantil.

Cecil: Los hombres honrados tienen sueños honrados.

Cloud: … Puede que se lo pidiera a una estrella fugaz. ¿Y tú Cecil?

Cecil: No creo que pueda darte la respuesta que buscas. Pero puede que haya alguien en algún lugar con una respuesta. ¿Por qué no la buscas?

Cloud: Pero yo…

Firion: ―Llega junto con Tidus y Hydesu― Deberías ir, Cloud.

Cloud: Amigos…

Tidus: ¡Todos te apoyamos!

Hydesu: Si además iré contigo. Solo si no te importa.

Cloud: ¿Seguro que no os importa?

Firion: Solo una cosa… Cuando encuentres una respuesta ven con Hydesu y dínosla.

Cloud: Vale. Lo prometo. ―mira a Hydesu y le da la aprobación de que lo puede acompañar en su búsqueda por la respuesta que tanto quiere conocer―

Hydesu: ―Asiente con la cabeza―

Así entonces Cloud se marchó junto con Hydesu mientras que solo quedaron Firion, Tidus y Cecil para continuar la búsqueda de sus cristales aunque ahora ronda la duda es en Cecil…

El poder de la oscuridad y el poder la luz. EL caballero Cecil alberga dos poderes opuestos. Cecil valora los vínculos de la amistad y ha viajado con Tidus y Firion. Pero aún debe encontrar el modo de llegar al cristal. Y mientras las semillas de la duda echan raíces en su corazón, una sombra se acerca. ¿Podrían las palabras del mensajero tenebroso dar esperanza a Cecil?

Cecil: ―en medio de aquel lugar lleno de pilares y arcos luminosos camina con la cabeza en las nubes hasta detenerse a pensar― (Pensé que si era diligente, podría conseguir lo que busco. Pero sigo sin encontrar el camino. ¿Qué debo hacer para encontrar el cristal? El mundo no va a esperar a que…)

¿?: Pareces muy pensativo, Cecil.

Cecil: ―Da una mirada a ese alguien con quien comparte la misma sangre pero estan en bandos opuestos, Golbez― ¡Hermano!

Golbez: Si te pierdes en ensoñaciones y dudas, nunca llegaras hasta el cristal. Siempre será solo un sueño.

Cecil: ―baja la mirada― Estoy perdido porque esto es un sueño.

Golbez: Ja, ja, ja. ¿Qué crees que son los cristales? El verdadero brillo del cristal no se puede ver a simple vista. Si buscas solo con tus ojos, no encontrarás ni la menor luz.

Cecil: ¿Qué significa eso?

Firion: ―desde un punto alejado llama a Cecil― Cecil, ¿dónde estás? ¿Qué haces?

Cecil: ―Nota el llamado de Firion―

Golbez: Si quieres conocer el secreto del cristal, sigue mi sombra. ―desaparece de la vista de su hermano menor―

Firion: ―llega junto a Cecil― ¿Estas bien? Era… Golbez, ¿verdad? ¿No está de parte de Caos?

Cecil: También es… mi hermano…

Firion: … Puede ser. Pero está con el enemigo. ¿Qué te ha dicho?

Cecil: Dice que conoce el secreto del cristal… y que debo seguirlo si lo quiero descubrir.

Firion: Cecil, me es difícil decir esto… Pero si bajas la guardia, la oscuridad podrá hacer caer en una trampa.

Cecil: Imposible…

Tidus: ―desde otro lado― Eh, chicos. ¿Qué pasa ahí?

Firion: Vamos. Tidus se impacienta. Será mejor olvidar lo que te ha dicho. No me gustaría verte en peligro. ―va a reunirse con Tidus dejando solo a Cecil―

Cecil: ¿Qué debo hacer?

Mientras tanto en aquella misma torre en la que alguna vez estuvieron algunos de los aliados de Cosmos así como algunos de los enemigos…

Golbez: ―Camina totalmente en silencio por uno de los pasillos sin nada que le incomode a excepción de que nota que no está solo ya que Sephiroth está a unos paso de él caminando en dirección contraria pero con solo pasarle por el lado nada sucede―

Sephiroth: ―Detiene su andar sin voltear la mirada a Golbez― ¿Echas de menos la luz? ―se voltea entonces a mirar a Golbez―

Golbez: Simplemente cumplo con mi deber.

Sephiroth: ―le da la espalda nuevamente― Si te acercas demasiado al resplandor, acabarás quemado. ―se aleja de él siguiendo su propio camino―

Golbez ahora sigue también su camino mientras que entre lo que quedo del grupo en el que iban Cloud y Hydesu ahora las riendas del momento se centran particularmente en Tidus.

Tidus, el joven con corazón de héroe resuelto… Viaja en busca de su cristal y anima a sus compañeros con su jovialidad. Pero sus ojos solo observan a un hombre… Su padre Jecht, un enemigo aliado con Caos. Su padre representa algo que Tidus deberá superar algún día…

En medio de la parte alta de aquel templo Tidus hace desaparecer su confiable espada Fraternidad mientras que Firion guarda su arco ya que acaban de limpiar la zona de los Manikins que moraban el lugar.

Tidus: ¡Bien! ¡Hemos terminado aquí!

Firion: Supongo que lo hemos superado.

Tidus: ¡Estaba chupado! ¡Acabare con todos los esbirros de Caos!

Cecil: Contamos contigo

Tidus: ¡Eh! Todos menos Golbez. No te preocupes. No acabaré con él.

Cecil: Je. No es un adversario fácil.

Firion: Tú también tienes familia, ¿no?

Cecil: Jecht, ¿verdad?

Tidus: Mi viejo no cuenta.

Cecil: ¿Qué?

Tidus: ¡Será el primero en caer! Me da igual que me suplique piedad.

Cecil: pero es de tu carne y de tu sangre. ¿Seguro que…?

Tidus: ¡Estoy deseándolo!

¿?: ¡Yo también se lo que es odiar a un familiar de tu propia sangre! ―llega de forma inesperada Buchi que al parecer se separó de Squall, Yitan y Bartz―

Cecil: ¿Tú eres?

Buchi: Hirata Tadakatsu pero me dicen Buchi. Soy el que acompañaba a Hydesu cuando llegue a este loco mundo. Andaba paseando por ahí a ver si encontraba a Hydesu pero me encontré con un tema en particular con el que estoy familiarizado.

Tidus: ¡Tú sí que me entiendes! ¡Vamos chicos sigamos nuestro camino! ―se adelanta―

Buchi: ―Sonríe y sigue a Tidus―

Entre eso Cecil y también Firion tratan de seguirles el paso a ambos.

Tidus: (Mi corazón se ha embalado solo con pensar en volver a ver a mi padre…)

Ambos corriendo mientras a sus espaldas claramente tienen a Cecil y Firion corriendo para poder alcanzarlos además de que ahora no hay dos héroes llenos de dudas sino tres ya que ahora Firion es uno de ellos…

Firion, el guerrero que domina ocho tipos de armas. Su viaje comenzó con Cloud, Cecil y Tidus y más tarde Hydesu, pero las sendas hacia sus objetivos particulares harían que se separasen y se reuniesen. Ahora Firion, Tidus y Hirata están en una encrucijada mientras cada uno busca el final de su propio viaje…

Cecil había decidido ir por su propio camino por lo que acabo separándose del grupo así como antes de él Cloud junto con Hydesu hizo lo mismo y ahora Firion se encuentra solamente con Tidus y con Buchi que recientemente se unió a ellos al encontrarlos en la parte superior de aquel antiguo templo. Ahora se hallan nada más que en aquella torre en la que previamente anduvieron.

Firion: …… ―hace aparecer la rosa salvaje en su mano diestra―

Tidus y Buchi: ¿Qué haces?

Firion: Es la rosa salvaje… (Ah, sí, es cierto. El enemigo me la robo antes…) ―recuerda cuando cierta persona se la había arrebatado pero ahora está en sus manos otra vez…)

Buchi: Entonces…

Tidus: Bien, háblame de la rosa salvaje.

Firion: El descanso se ha acabado. Tenemos que seguir.

Buchi: Ju. Ya lo oíste, yo me quería echar una siesta pero que importa.

Tidus: Está bien. Cuando arregle las cosas con mi viejo y encuentre mi cristal, conseguiré que me lo digas.

Buchi: Y cuando le ayude a volarle los dientes a su viejo también yo lo conseguiré.

Firion: Son unos cotillas, Tidus, Hirata.

Tidus: Firion, ¿cuál es tu objetivo en la vida?

Buchi: Cierto.

Firion: ¿Qué quieres decir?

Tidus: Ya sabes, ser el mejor espadachín del mundo entero. O vengarte de alguien. Como Cloud o Cecil, un objetivo que quieras alcanzar al final de tu camino. Necesitas uno si quieres superar a lo que nos enfrentamos.

Firion: Ahora solo puedo pensar en acabar con el conflicto, cueste lo que cueste.

Buchi: Eres tan…

Tidus: ¿Cómo puedes ser tan formal?

Firion: ¿Qué tiene de malo?

Buchi: Pues que… Tidus tu dile.

Tidus: En momentos como este tienes que dejarte llevar un poco. ―se adelanta―

Buchi: Ya lo oíste. ¡Espérame Tidus! ―va tras el―

Firion: … ―camina normalmente tras de ellos―

Mientras que Cecil en donde esta tiene cierto flashback de una conversación…

Cecil: …

Tidus: ¿Qué haces aquí?

Cecil: Estaba pensando en lo que dijo mi hermano.

Tidus: ¿Te refieres a eso del “secreto del cristal”?

Cecil: Eso es. Me gustaría saber qué es lo que intentaba decirme…

Tidus: ¿Por qué no se lo preguntas?

Cecil: ¿Qué?

Tidus: Eso es lo que quieres hacer, ¿no?

Cecil: Sí. Cuando pienso en lo que arriesgo mi hermano para venir a verme…

Tidus: ¡Déjalo, Cecil! Quieres verlo. Eso es lo único que importa.

Cecil: Pero Firion estaba preocupado por…

Tidus: ¿Qué más da lo que diga Firion? ¡Lo que importa es que vuelvas sano y salvo! Tú déjame a mi y Buchi preocuparnos por Firion, ¿vale? Tú vete ya.

Cecil: ¿De verdad? ¿Estás seguro?

Tidus: ¡Haz caso a tus amigos más a menudo!

Cecil: Gracias. No tardaré. Tienes mi palabra. ―se va corriendo dejando solo a Tidus―

Tidus: La familia… Bueno… A ver cómo explico esto… ―siente los pasos de Firion y Buchi detrás suyo―

Fin del actual e inicia otro flashback.

Buchi: Hey Tidus.

Firion: ¿Dónde está Cecil? ¿Sabes adónde ha ido?

Tidus: Eh…―Comienza a contarle a Firion y Buchi― (Tenía miedo de que se enfadara. Al fin y al cabo fui yo quien dijo a Cecil que se fuera del grupo. Así que me inventé un montón de excusas para intentar escabullirme. Se me da bastante bien eso.)

Buchi: (Je, je, je, je, je esto me huele y se escucha como excusa, excusa y más excusa. Tidus y yo somos similares en esa parte cuando queremos evitar los problemas.)

Firion: Así que lo enviaste de cabeza a Golbez.

Tidus: Si quieres verlo así… Cecil parecía un poco preocupado por Golbez, ¿sabes? Así que pensé que sería mejor para él ir y obtener alguna respuesta en vez de perder tiempo él solo. Crees… ¿que fue mala idea?

Firion: No, está bien. Pero, Tidus, ¿tú estás bien? Tú también tienes familia en el bando enemigo.

Buchi: (Otra vez eso.)

Tidus: No te preocupes por él.

Firion: ¿Por qué no? Es tu padre, ¿no?

Tidus: ―Se da media vuelta― Y lo odio a muerte.

Buchi: ―se coloca a un lado de Tidus― Lo entiendo bien. Al mío también lo odio a muerte aunque no este aquí.

Tidus: Es un abusón que siempre me trató como a un crio.

Buchi: Es un abandona hijos que nunca estuvo conmigo y solo enviaba bobas cartas de disculpas.

Tidus: Y con el mío. He jurado partirle la cara algún día.

Buchi: Con el mío también lo jure si lo volvía a ver algún día.

Tidus: … ¡Así que voy a disfrutarlo!

Firion: Está bien, en ese caso…

Tidus: ¡Allá vamos!

Fin del Flashback mientras que Cecil está en aquel sitio en el que Squall estuvo platicando una vez con la falsa Cosmos que resulto ser Artemisa. En cuyo sitio el Caballero oscuro y Paladín se encuentra con su hermano.

Golbez: Has venido, Cecil.

Cecil: ¿Para qué me cuentas el secreto del cristal?

Golbez: ¿Y por qué has venido hasta aquí? Je, je, je. Seguramente por la misma razón. Un hermano se preocupa por los suyos. ―camina hacia el― Cecil… Estoy aquí para decidir si eres o no digno… de obtener un cristal.

Cecil: ¿Digno?

Golbez: Así es. Por eso…

Exdeath: Ja, ja, ja, ja, ja ―Aparece justamente detrás de ambos― Dos almas perdidas vagando en la oscuridad. ¿O es esto lo que se llama amor fraternal? Pensé que todavía no te pasarías al otro lado, Golbez. Eres un estúpido y un cobarde que solo busca la luz.

Golbez: lo que yo sea no es asunto tuyo.

Exdeath: Te equivocas, débil mortal. ¡Yo soy quien castiga a los que nos traicionan!

Cecil: ¡No permitiré que lo toques!

Golbez: ¡Cecil!

Cecil: No sé si seré digno, pero… ¡al menos te mostrare mi fuerza!

Exdeath: Ja, ja, ja, ja, ja. ¿Entonces defenderás a un traidor? Sois unos insensatos… los dos. ¡Os enviare al Vacío junto con toda vuestra ignorancia!

Ante la amenaza de Exdeath, Cecil se lanza al combate contra el dominándolo con una serie de ataques terrestres a la par que usa como arma su lanza para dominar a su oponente que solo controla su espada a distancia para que luche con el caballero oscuro pero se lleva por sorpresa como Cecil lanza una serie de orbes oscuros que hieren a Exdeath que de por consiguiente ejercen una fuerza magnética que lo atrae hacia Cecil que lo fulmina con varios ataques muy rápidos de su lanza seguido de que da un simple paso al frente que conecta de forma perfecta en el que concentra energía oscura que estalla justo frente a su oponente seguido de que Cecil clava en el suelo su arma con la cual convoca una serie de llamas oscuras que terminan por herir aún más a su adversario. Luego entonces Cecil se libra de su apariencia oscura cambiando a paladín para entonces saltar y seguir atacando con su lanza mientras hace un ataque giratorio sobre Exdeath que lo manda por los aires para luego ser golpeada por una bola luminosa que se dispersa en varios proyectiles de luz seguido de una esquirla de luz que hiere también al ser del vacío que para el golpe final Cecil carga directamente hacia abajo para entonces rápidamente ascender y mandar de un simple golpe a Exdeath al suelo donde el atacante adquiere la apariencia de caballero oscuro y entonces lanza su arma que se clava directamente en Exdeath quien al ver como el caballero retira su arma Exdeath profiere un grito de dolor mientras comienza a emanar humo negro cayendo de rodillas.

Cecil: Mi hermano… ¡no es como tú!

Exdeath: Je, je, je, je, je, je. No hay diferencia alguna. La luz y la oscuridad tienen la misma raíz. Como la armonía y la discordia. ―Desaparece sin dejar rastro más que un poco del humo negro―

Golbez: ¿Por qué no ha aparecido el cristal?

Cecil: ¿Ocurre algo?

Golbez: Te ha enfrentado a Exdeath solo y sin mi ayuda. Has demostrado que eres capaz de conseguir lo que deseas. Los cristales brillan para aquellos cuya fuerza de voluntad no flaquea. Ese es su secreto. Viéndote ahora, pensé que serías capaz de conseguirlo…

Cecil: Solo luché por ti… Por favor, únete a mí.

Golbez: ¿Qué?

Cecil: Debo explicar a mis amigos lo que me has dicho. Buscan los cristales. Cuando hayamos reunido los cristales la lucha habrá acabado. Entonces tú y yo podríamos…

Golbez: Basta. No soy más que tu sombra. No podía aceptar la oscuridad, pero tampoco formo parte de la luz.

Cecil: ¿Qué dices?

Golbez: Me decepcionas, Cecil. De esta forma, nunca conseguirás el brillo eterno de los cristales. ―desaparece―

Cecil: ¿Hermano…? ¿Por qué?

Mientras tanto en alguna parte… En aquel mismo sitio en el que una vez Yitan fue consolado por Cosmos. Buchi y Tidus guardan sus armas luego de haber limpiado la zona de unos cuantos Manikins que estaban rondando el lugar.

Buchi: ―desaparece a Fenrir― Bien eso fue todo.

Tidus: ¡Vale! ¡Todo despejado por aquí!

Buchi: … Momento donde esta…

Tidus: ¿Eh? ―nota al igual que Buchi la ausencia de Firion― ¿Firion?

Buchi: ¡Oye amigo donde andas!

Tidus: ¡YUJUUUU! ¡Rosita salvaje! ¿Dónde estás?

Buchi: Creí que estaba justamente detrás de nosotros, ¿qué le habrá pasado?

Tidus: Tal vez… ¿Se ha perdido?

¿?: Vaya, vaya, vaya… Pero si es el pequeño de Jecht.

Tidus se da la vuelta al igual que Buchi y allí lo ve. La viva imagen de carne y hueso de la ilustración del diario de Rukia que Hyde dibujo después de habérselo encontrado en el coliseo del olimpo. Jecht, el padre de Tidus.

Tidus: ¡Papá!

Buchi: ―Mira a Tidus y después a Jecht― (Parentesco si que no tienen pero lo único que sin comparten en es ese raro símbolo, especialmente porque este viejo es muy llamativo al llevarlo tatuado en el pecho mientras que Tidus lo lleva colgando en una cadena.)

Jecht: ¿Qué pasa? Aquí estoy. Ven a por mí. No me importa lo que hagas y menos ese amiguito tuyo. También puede venir a por mí. En el también puedo verlo, en su mirada y en su expresión. ¿Tú también tienes ciertas rencillas familiares que zanjar pero con quien deseas zanjarlas no se encuentra aquí verdad? Y tú mocoso. ¿Qué pasa no quieres venir? ¿O tienes tanto miedo que no puedes moverte?

Buchi: Viejo astuto… Si es verdad mi viejo no está entre ustedes pero tengo asuntos que tratar con un amigo que esta con ustedes. Taishou.

Tidus: ¿Quién dices que tiene miedo Viejo?

Emperador: ―aparece― Silencio.

Jecht: ―chasquea la lengua― ¿Qué ocurre, majestad?

Emperador: Tu hijo se interpone guiado por un odio profundo. Esto no sirve a nuestro propósito.

Jecht: Que incordio.

Buchi: Oigan saben que estamos aquí.

Tidus: ¿Qué farfulláis?

Jecht: ―suspira con fastidio― Dice que no podemos luchar hoy. Lo dejamos para más adelante. ―se va caminando de allí dejando a Tidus hablando solo―

Tidus: ¡Un momento! ¡No te escaquees!

Emperador: ¿Odias a tu padre?

Tidus: ―saca su espada fraternidad― ¡Aparta!

Buchi: Lo que dijo, ¡fuera del camino! ―con fenrir en mano―

Emperador: Les sugiero que dirijan esa agresividad hacia mí.

Entre Buchi y Tidus se lanzan contra Emperador pero este hábilmente demostrando su supremacía coloco una carga mágica bajo los pies de ambos provocando entonces su activación inmediata causando así una explosión que se los lleva de por medio aunque eso no es suficiente para repeler a ambos haciendo que una y otra vez de forma indefinida sigan con su combate contra el Emperador que únicamente utiliza las cargas mágicas que deja plantadas además de que lanza unos continuos ataques de energía que por sí solos van siguiendo a sus objetivos provocando que se les sea imposible acercarse al siervo de Caos causando así la frustración de Buchi y de Tidus dejando entonces la batalla entre los tres un tanto indefinida y sin posible camino alguno de poder llegar a atacarlo de manera directa y certera.

Emperador: El cristal no se consigue solo con odio. Nadie escuchará tus oraciones. ―alza su báculo convocando una serie de rayos en el suelo que hacen gritar de dolor a Tidus y Buchi para luego desvanecerse del lugar sin dejar rastro de su presencia―

Buchi: ¿Tidus estas…?

Tidus: ¿¡Qué significa eso!? ¡No tiene sentido!

Se escucha en el fondo la siniestra risa del Emperador en lo que Buchi y Tidus se ponen de pie...

Tidus: (Al final, mi problema no es que se hubiera escapado. Lo que me cabreó fue que…) No te pega mucho… ¡aceptar órdenes de ese modo!

Buchi: ¿Hablas de tu viejo?

Tidus: De quien mas… ese no es su estilo para nada…

Buchi: A todo esto no conseguiremos nada más estando en este lugar. Larguémonos, aquí solo huele a humillación y derrota.

Tidus: Si…

En lo que se refiere al paradero de los demás. Cecil continúa con su travesía siguiendo los consejos de su hermano, siguiendo a su sombra buscando conseguir las respuestas y el cristal que tanto desea deteniendo su andar en aquel paramo de montañas rocosas y grandes edificaciones hechas de cristal…

Cecil: Debería volver con mis amigos. Pero… ―Nota a sus espaldas la aparición de Golbez― ¡Hermano! ¡Has venido!

Golbez: Solo para mostrarte el camino correcto.

Cecil: ¿Qué?

Golbez: Te agarras a las faldas de tus compañeros. ¿Así demuestras la fuerza de tu voluntad? El cristal nunca brillará para los que siempre dependan de otros. Debes actuar para cumplir el objetivo que te has propuesto.

Cecil: ¡Pero no puedo abandonar a mis amigos si me necesitan! Lo único que quiero es que busquemos los cristales juntos.

Golbez: Entiendo. Entonces… ―Emana relámpagos negros de sus manos que luego dirige hacia Cecil haciéndolo chillar por el dolor―

Cecil: ¿Pero qué…?

Golbez: ¿Lo entiendes? Los vínculos entre personas son muy frágiles. La amistad en la que crees no es más que una ilusión. ―desaparece del lugar―

Cecil: Hermano…

Mientras que en alguna parte Firion se haya solo entre los páramos de montañas rocosas a la luz de la luna.

Firion: ―suspira― Bueno, ya está. ¡Tidus, Hirata! ¿Dónde están?

¿?: Je. No sé dónde, pero está bien y también ese otro que anda con el. ¿No es cierto mocoso?

¿?°2: Si…

Firion se da la vuelta encontrándose entonces con el padre de Tidus, Jecht y con… Taishou…

Firion: Espera… Eres el padre de Tidus, ¿verdad? ¿Qué le has hecho?

Jecht: No he hecho nada. Me han dicho que todavía no valía la pena luchar contra él.

Taishou: … Buchi no vale la pena para mi…

Firion: Tidus lleva mucho tiempo esperando arreglar las cuentas contigo. No me digas que has huido.

Jecht: Eso no tiene gracia, muchacho. Todo el mundo se está cruzando en mi camino y empiezo a estar harto. ¡Creo que la voy a tomar contigo! ¡Mocoso no interfieras, ahora sí que estoy cabreado!

Taishou: Hmnp… ―Se queda al margen de la situación―

Entonces Jecht se las toma contra Firion que apenas alcanza a evadir su poderosa embestida para luego atacar con varios disparos de flechas de su arco contra este que sin problema alguno desvía con su gran espada sin ningun esfuerzo seguido de que de su espada dispara un potente rayo contra Firion que apenas llega a tocar suelo nuevamente esta vez para intentar un ataque cercano con su lanza pero ninguno de los ataques de las varias armas que posee Firion le hacen cosquillas a Jecht acabando solo por dejar algo agotado a Firion…

Firion: ―jadea―

Jecht: ¡No se te da mal! Venga, no hemos terminado.

Firion: No lucharé contra ti.

Jecht: ¿Qué? ¿Y eso por qué?

Firion: Me he dado cuenta de algo mientras luchaba. En realidad no quieres luchar contra mí. ¡Quieres enfrentarte a Tidus así como tú buscas enfrentar a Hirata! ¿Para qué usarme como sustituto si sabes que él quiere luchar? Tu compañero sabe bien contra quien luchar por eso se quedó al margen desde antes que decidieras lanzarte contra mí.

Taishou: ….

Jecht: Otro niñato que se cree que lo sabe todo. Pero está claro que sabes dar donde más duele.

Taishou: ―se da vuelta y comienza a irse al igual que Jecht―

Jecht: Por fin entiendo adónde debo ir. Gracias a tu charla y el niño también lo sabe al parecer. Sabes, cuando tienes un mal día, solo tienes que dejarte llevar.

Firion: ―Se queda en silencio al ver partir a Jecht y Taishou hasta que al rato de la partida de ambos, Tidus y Buchi llegan al lugar―

Buchi: ¡Hey caballero de las mil armas!

Tidus: ¡Firion! ¿Estás bien?

Firion: Ya lo entiendo. De tal palo, tal astilla. Os parecéis.

Tidus: … ¿Era él? ¿Estaba aquí mi padre?

Buchi: … ¿Estaba solo?

Firion: No. Estaba con alguien que se parecía a ti en lo de estar cubierto de pelo pero tenía un raro estilo de cabello.

Buchi: Taishou estaba aquí…

Firion: Ambos estaban aquí hasta hace un segundo. El Taishou de que hablas solo se quedó al margen, pero Jecht y yo cruzamos las espadas, pero dejé que se fuese. Jecht es tu combate, ¿no? No te lo puedo quitar. Vamos, acabemos con esto.

Tidus: Si…

Buchi: …

Firion: ¿Qué pasa?

Buchi: Resulta que…

Tidus: Ese tío dorado… El Emperador. Me dijo algo, “el cristal no se consigue solo con odio”. Me pregunto qué quería decir.

Buchi: Eso me pregunto yo.

Firion: Utiliza palabras para confundirnos. Ustedes solo sean fiel a sí mismos. Quieres ajustar las cuentas con tu padre y tú con tu conocido, ¿no?

Tidus y Buchi: Por supuesto.

Firion: Entonces no duden. ¡Vamos a por Jecht y Taishou! ―Sigue adelante el solo―

Tidus: (No dudaba. Pero… algo iba mal. De repente, sentí ganas de gritar.) ―Mira a Buchi con una expresión complice en su cara―

Ambos comienzan a correr y juntos dan un potente grito en lo que siguen el camino con Firion.

Tidus: (Llevaba tanto tiempo esperando esto… ¿Por qué me siento tan confuso?)

Mientras que en algun otro lugar… Cecil…

Cecil: ….

¿?: ¿Sigues confuso?

Cecil: ―Alza la mirada― Cosmos… Ya no estoy seguro de nada. Nunca dudé de que encontraríamos los cristales trabajando juntos. De hecho siempre pensé que la cooperación era la única forma. Pero mi hermano… Golbez dice que debo buscar el cristal solo… ¿He sido un iluso al pensar que podíamos trabajar juntos? El vínculo que tengo con mis amigos ¿es solo una ilusión?

Cosmos: ¿Esperas respuestas de mí? El cristal no brilla para los que dependen solo de otros. Lo que dice tu hermano es muy cierto.

Cecil: como puede…

Cosmos: no te preocupes. Deja a un lado tus inquietudes, pues lo que buscas se halla muy cerca.

Cecil: ¿Qué?

Cosmos: Tu corazón ya lo sabe. Depender de otras personas y trabajar con otras personas… ¿Tú crees que es la misma cosa? Sé que puedes llegar a la luz… porque eres digno.

Cecil: Cosmos, ¿eso quiere decir…?

Cosmos: Puedes encontrar la respuesta en ti. ―desaparece―

Cecil: Yo… Debo acabar esto.

Mientras que en alguna otra parte… con Garland y Kuja…

Kuja: ¿Crees que estoy engañándome? ¡Estoy harto de oírte, cretino!

Garland: ―en guardia con su arma lista―

Jecht: ¿Os lo estáis pasando bien? ―recostado de un pilar―

Taishou: ―En silencio del otro lado de pilar―

Jecht: ―camina hacia ellos y choca sus puños― Dejadme participar.

Kuja: ―da un bufido― Ya no me interesa. ―se va volando lejos del lugar―

Garland: Seguro que tienes a otros con quien jugar. ―se va del lugar―

Jecht: ―se rasca detrás de la cabeza―

Taishou: (Es que estos tipos acaso también saben cuándo retirarse….)

Rato después aparece el Emperador dando cara frente a Jecht y Taishou aunque al rato llegan Buchi, Tidus y Firion al lugar.

Firion: ¡Aquí esta!

Buchi: Alli estan.

Tidus: Parece que están riñendo.

Jecht: Te lo aseguro. No es de mi estilo encargarme de los pequeños detalles. ―se lanza a Emperador con su gran espada―

Taishou: Hasta aquí quedan nuestros asuntos. ―Hace lo mismo con Caótica en la mano―

Emperador: ¿Es esa la razón que dan para estropear nuestro plan? ―Al verlos ya cerca convoca una explosion―

Tidus: ¡Papá!

Buchi: ¡Taishou!

Emperador: Ya no me sirven. ―comienza a emanar humo negro― Tu lucha con tu hijo y tu con tu antiguo amigo si es lo que quieren. ―se desvanece―

Tidus y tambien Buchi se les acercan a Jecht y Taishou que estan por sus últimas.

Jecht: Bueno, ya no hay nadie para entrometerse.

Taishou: No me gustaba para nada su pinta aquí… y con sus órdenes…

Tidus: Espera… Estás herido, ¿no?

Jecht: Es solo un rasguño. Ni lo siento.

Buchi: Taishou, tu…

Taishou: No hables… No estoy tan mal. Aún tengo energías para batirme contigo.

Jecht: Es cierto mocoso. Todavía puedo darte una buena lección. ¡Pensé que habías venido hasta aquí para vencerme chaval!

Tidus: ¡Si, es verdad! He venido, pero…

Buchi: Y yo igual aunque…

Jecht: ¿Y bien?

Taishou: ¡Qué esperas!

Buchi y Tidus: Así no… ¡Esto no está bien!

Taishou: Ustedes…

Jecht: Tienen miedo, ¿eh? Si siguen cuestionándose, ni siquiera podrán conseguir lo que ya es suyo. ―se levanta como puede al igual que Taishou para largarse del lugar―

Firion: Debe ser difícil luchar contra tu familia y con tu amigo.

Tidus: No, no es eso. Todavía quiero luchar y vencerlo, eso no ha cambiado. Pero ganar tal y como está… No me parece bien.

Buchi: Tampoco lo parece para mí.

Tidus: Además… Ahora, el tipo que quiero vencer es…

Buchi: Y yo…

Ambos: …… Firion, lo sentimos tenemos que hacer esto nosotros solos.

Firion: ¿Qué?

Ambos: Tenemos que resolverlo solos.

Firion: ―suspira― Qué egoístas sois… ―saca algo de su bolsillo, una poción― Toma. He guardado esta poción. Ya sabes cómo usarla.

Tidus: ―La guarda― Muchas gracias, Firion. Sé que soy… somos egoístas… Pero esta es nuestra historia. Así que… Siento ser tan egoísta, pero debemos hacer esto.

Firion: No se preocupen. Es la historia que deben relatar.

Tidus: Voy a ajustar las cuentas con mi padre.

Buchi: Y yo las voy a ajustar con Taishou.

Firion: Bien. ¡Así se habla! ―Ve como ambos le asienten con la cabeza para luego irse dejándolo solo― Así que aquí nos separamos.

Emperador: ―reaparece en el lugar― Ja, ja, ja, ja, ja. Parece que estás solo. ¿Te han abandonado tus amigos?

Firion: ¡Emperador! ¡Solo han ido a cumplir con su deber!

Emperador: Oh… ¿Y sabes cuál es tu deber?

Firion: ¡Claro que sí! ¡Debo acabar con este conflicto!

Emperador: Ja, ja, ja. Qué frases más grandilocuentes para un simple piñón en el engranaje. Dice que va a acabar con el conflicto…

Artemisa: ―aparece― je, je, je, je. Entonces te daremos una lección… sobre lo inútil que es buscar el fin.

Rato después del pequeño combate la situación no llego más a nada que una discusión entre Artemisa sobre todo esto que los dioses han llevado a cabo desde siglos y sobre lo que puede y no puede hacer haciendo dudar a Firion de sus capacidades en conjunto de las palabras del Emperador sobre los inútiles esfuerzos de todos por los cristales junto con lo inútil que es por seguir ordenes siento una mera herramienta de la diosa Cosmos. Todo eso y más hace que entre en una duda tras otra cosa que en medio de su camino recuerde cuando se cruzo con Sephiroth contra quien no ve oportunidades de salir ileso de la pelea que está costándole mucho y entre ellos el que el héroe caído le robara aquella rosa que siempre lleva con el pero le llega la ayuda con la aparición de Guerrero de la luz diciéndole lo importante que es que siga el camino con los demás para llegar a sus cristales siendo más que suficiente para que se retire dejando al caballero y al espadachín solos dejando únicamente que el usuario de la katana le diga que de nada sirve luchar contra él ya que no conseguirá el cristal a través de su combate, cosa que alega el Guerrero diciendo que no pensaba en eso además de él comentario del hombre de cabello blanco sobre si arriesgaría su vida en un momento aunque la charla se acaba al momento de que el caballero empuñe sus armas y comience un combate entre ambos que termina en algo no tan impresionante pero, aceptable desde el punto de vista de Sephiroth excepto por la parte en que dice que solo una persona es el que puede derrotarlo completamente, ese comentario no lo entiende para nada el guerrero pero luego le llega la pregunta de porque razón blande su espada respondiendo que es por el cristal y detener el conflicto, eso le llega con una pequeña molestia del héroe caído al decir que entonces el lucha para no luchar más diciendo entonces que si en verdad espera que todo termine tras todos los combates yendo entonces en una larga charla sobre los combates además de varias cosas que hacen dudar al guerrero mientras que Sephiroth desaparece tras decir que ambos son similares dejando solo al guerrero que sigue su camino mientras que en alguna otra parte. Cloud y Hydesu…

Sephiroth: Me alegra verte, Cloud.

Taishou: Así que aquí estabas y no con el…

Cloud: ¡Sephiroth!

Hydesu: ¡Taishou!

Taishou: ―apunta con su arma a Hydesu que se pone en guardia al igual que Sephiroth se prepara pero Cloud no―

Sephiroth: ¿Por qué no blandes tu espada?

Cloud: Luchar contigo no tiene sentido. Estoy cansado de participar en combates sin sentido.

Sephiroth: ¿Si tuvieras una razón, volverías a luchar?

Cloud: ¡No! Lo único que quiero es creer en la razón por la que lucho.

Sephiroth: Je. No eres más que una marioneta.

Cloud: ¿Qué?

Sephiroth: Yo te daré una razón. Un sueño es fácil de romper. ―aparece en su mano la rosa salvaje― Qué pena. Vivir dependiendo de algo tan frágil… ―deja caer la rosa―

Hydesu: ¡Eso es!

Cloud: ¡La rosa salvaje de Firion! No… ¿¡Que les has hecho!?

Sephiroth: Ya tienes una razón. Ven a por mí. ―desaparece junto con Taishou―

Mientras que ahora en un momento en el tiempo más adelante…

Firion: ¡Cosmos!

Cosmos: Cloud, Hydesu, Cecil, Hirata y Tidus ya han conseguido los cristales.

Firion: Lo han logrado… ¡Lo han conseguido al fin!

Cosmos: Si. Porque nunca dejaron de recorrer el camino que habían elegido.

Firion: El camino que eligieron…

Cosmos: ¿Tú has olvidado cual era el tuyo?

Firion: Yo… Yo nunca he tenido un objetivo propio… como vencer a mi padre o luchar junto a mi hermano. Solo quería acabar con el conflicto. Es tal como ha dicho el Emperador; solo soy una herramienta sin voluntad.

Cosmos: Eso no es cierto. Sí tienes un objetivo. Un sueño que llevas guardado en el corazón desde hace tiempo.

Firion: Pero mi sueño no es nada especial. Es algo… Es como un sueño infantil.

Cosmos: Háblame… del futuro con el que sueñas en tu corazón.

Firion: Rosas salvajes… Mi sueño es un mundo repleto de rosas. Cuando termine el conflicto quiero llenar el mundo de flores. Un mundo donde podamos recuperarnos de lo que hemos perdido… Donde hasta la lluvia y el viento nos den fuerzas…

Cosmos: Es un sueño muy bonito. Y es un sueño que ha nacido solo de ti. Si fueras solo una herramienta, no podrías soñar con algo así.

Firion: Cosmos… Tienes razón. Es mi sueño. Tengo que luchar por él.

Cosmos: Ojalá yo pudiera soñar algo así. ―desaparece―

Firion: Puede, te lo aseguro.

De regreso con una vista al pasado…
Cloud y Hydesu llegan al sitio donde se halla Sephiroth junto a Taishou.

Taishou: Estas aquí…

Sephiroth: Sabía que vendrías… Siempre haces lo que te dicen, ¿no?

Cloud: ¿Qué?

Sephiroth: Buscas una razón porque no quieres meterte en una pelea… Pero lo único que naces es mirar. No haces nada por seguir ese deseo. Por eso te cuesta tan poco utilizar los motivos de otro.

Cloud: ¿Qué quieres decir?

Sephiroth: Tus compañeros pueden resultar heridos, pero todavía tendrían la voluntad de seguir con su búsqueda. ¿Y tú? Tú solo eres un títere que se deja arrastrar, incapaz de tomar decisiones solo.

Cloud: ¡Te equivocas! Solo…

Sephiroth: Entonces seguiré dándote una razón… cada vez que la necesites.

Cloud: ¡Calla! Ya estoy harto de que me digan por qué debo luchar. ¡Estoy aquí por voluntad propia!

Hydesu: Asi se habla.

Sephiroth: Lo único que siempre has hecho es agarrarte a antiguos recuerdos. ―con su katana ya lista―

Cloud: ¡Tú eres el único que se agarra al pasado! ―con su gran espada―

Taishou: Vamos acabemos esto rápido, contigo no es quien quiero ajustar las cosas asi que deprisa. ―con su llave espada en la mano―

Hydesu: Aun sigo molesto contigo por lo de Vergel Radiante y por lo de Tsuki, no escaparas. ―con prometida en la mano―

Cada quien se lanza a combatir sin descanso tomando impulso de salto en cada roca flotante que hay en el lugar.

Cloud: ¡Sephiroth! ¡Aquí se acaba todo! ―lo ataca con su espada mandándolo a volar al suelo destrozando una roca y perseguirlo en picada― Vuelve a dormir.

Sephiroth: ―recupera el equilibrio como si flotara y se pone de pie y bloquea el ataque de Cloud haciendo varios cortes que llegan de la nada y que impactan en la de Cloud que bloquea los ataques― Acéptalo. Soy yo quien te guiará para siempre. ―lanza un potente corte que manda volando a Cloud al suelo― Si lo que quieres es desesperación… te la daré.

Cloud: lo que más quiero… lo encontraré yo mismo.

Sephiroth: No eres más que un títere.

Hydesu: ―llega al lado de Cloud con varios cortes y raspones― Vamos eso es todo.

Taishou: No, no lo es. ―sus ojos se hacen amarillos junto a varias marcas que aparecen por su cara y en su brazo derecho―

Hydesu: Bien…

Sephiroth: ―hace surgir un ala negra de su lado derecho de su espalda―

Cloud: Arma Arterma… EQUIPADA. ―Su espada se transforma en una versión más grande sí misma y diferente con más poder―

Hydesu: Bien… ¡TRANCE! ―todo su cuerpo es cubierto en luz y de la luz surge tendiendo pelaje en todos los lados donde debería estar su ropa y con sus rasgos de hibrido lobo siendo más salvajes―

El combate entonces se hace mas intenso y rápido siendo uno que otro choque de espadas que resuenan en todas partes del lugar provocando que sea muy intenso además de ser de otro nivel provocando el limite físico de todos hasta el punto todo sea más agotador para el grupo al menos hasta que en medio de un descuido de lo mas impredecible tanto en Sephiroth como en Taishou, Cloud y Hydesu aprovechan para cargar toda su energía en sus más poderosos ataques yendo entonces a atacar con todo usando el Omnilatigo haciendo un daño bastante severo en ambos con cada corte híper veloz que hacen hasta dar con el corte final que les da el final a ambos mientras que en otra parte Cecil se encuentra con su hermano nuevamente listo para lo que tiene que hacer a continuación para conseguir aquello que esta buscando.

Golbez: Hay un cambio en tu mirada. Parece que has tomado una decisión.

Cecil: Si. Vuelvo con mis amigos.

Golbez: ¿Qué?

Cecil: Hermano…, yo no viajo con compañeros para cubrir mis debilidades. Su presencia me da fuerzas. Me animan a seguir. Viajo con ellos para ayudarlos igual que ellos me ayudaron a mí. Hay una fuerza que solo surge ante la presencia de mis amigos… ¡Esa es la razón! ¡Eso es lo que creo!

Golbez: Parece que nuestras diferencia son irreconciliables.

Cecil: Hermano…

Golbez: Eres un caballero. Si realmente estás convencido de lo que dices… ¡demuéstralo con la espada, hermano!

Entonces el combate entre sangre con sangre estalla…

Cecil: ―con la apariencia de paladín y flotando en el aire― ¡Puedo luchar porque tengo amigos! Tanto la luz como la oscuridad me guían. Por eso… ―Se lanza contra Golbez pero recibe un ataque de relámpagos de este pero se libera tomando la forma de caballero oscuro― Puedo transformar el poder de la oscuridad… ―se lanza y ataca convertido en paladín y se convierte otra vez en caballero― ¡en luz sagrada! ¡Cuidado! ―lanza proyectiles oscuros―

Golbez: ―evade el ataque flotando en el aire― Eres inocente, Cecil. A pesar de conocer la traición y la desesperanza, ¿confías en otros?

Cecil: ―adopta el poder de paladín― Juro por esta espada… ¡que no me convencerás! ―Desenvaina su espada brillante― ¡AUMENTO DE PROFESION, ESPADA LEGENDARIA, ESPADA OSCURA, EQUIPADAS!

Golbez: Cecil…. DRAGON SOMBRIO ―su armadura cambia de colores siendo entre purpura y negro con un dragón en su hombro―

El combate parece corto y sencillo aunque las cosas al final terminan con la victoria de Cecil con un ataque conjunto con sus ataques de oscuridad y luz finalizando con un ataque en forma de cruz con su forma de paladín siendo un ataque definitivo de la luz que derrota por completo a Golbez mientras que un poco más adelante en el tiempo, Tidus y Buchi llegan al sitio en el que Jecht y Taishou también estan aun algo magullados por el Emperador.

Taishou: Viniste…. (Maldición. Entre los ataques de Hydesu que no fueron nada y los del Emperador que en serio dolieron… No tengo que acabar aquí esto.)

Jecht: ¿Te has decidido ya?

Tidus: Si, ya está.

Buchi: Igual yo “amigo”.

Tidus usa la poción en Jecht y Buchi usa Cura++ con Taishou.

Jecht: ¿Y de qué vas ahora?

Taishou: ¿Por qué?

Jecht: Acaso ¡Te doy pena!

Tidus y Buchi: No, nos pareció correcto. Machacarlos cuando ya se encuentran mal los dos. ―ambos aparecen sus armas―

Tidus: ¡Eres un cabrón malvado y megalómano!

Buchi: ¡Eres un mal amigo que no aprecia lo que tiene y que siempre quiso mas haciendo que al final costara todo!

Tidus: Pero me he dado cuenta… De que el viejo que yo conozco es el tipo que siempre gana. ¡El hombre más duro del mundo! ¡Y ese es a quien debo vencer!

Buchi: De eso me he dado cuenta también. Pero en un punto de vista distinto.

Jecht: Je. El mocoso habla en serio. Espero que no te arrepientas.

Tidus: ¡Me arrepentiré si no lucho contra ti!

Buchi: ¡Taishou! ―se lanza contra Taishou―

Taishou: GRAAA ―se lanza tambien―

Jecht: Empecemos pues. Ellos ya se adelantaron.

Tidus: ¡Estás acabado! ―da varios giros inversos hasta saltar y darle un espadazo que ni cosquillas le hace a su padre―

Jecht: ―da un bufido y con solo mover su brazo libre casi golpea a Tidus si el no lo esquiva pero sale despedido por una fuerte corriente de aire pero ve que su hijo cae de pie― ¿Eh?

Tidus: ¡Estaba calentando!

Jecht: ¿Y qué te parece esto? HYAAAAAAAAAAA ―da un fuerte paso para luego pisar con fuerza el piso dándole un poderoso puñetazo en el estómago que manda volando a Tidus a la gran edificación que se parece a la espada de Jecht seguido de que Taishou manda a Buchi al mismo sitio luego de liberar todo su sello con marcas en todo su cuerpo― Mira lo que pasa cuando no me retengo.

Taishou: Patético….

Jecht: Ahora ya sabes que nadie puede vencerme. Sigues siendo solo un niño. Tienes un potencial infinito corriendo por tus venas. Estarán en pie mañana mismo. ―Se comienza a ir pero Taishou se queda aunque al darse vuelta…―

Ambos: ¿Adónde van? Esto todavía no ha terminado. No hay mañana para nosotros… ¡a menos que los venzamos hoy!

Jecht: Maldito mocoso. ―emana una gran aura llameante de energía―

Taishou: Así esta ¡MEJOR! ―emana una gran aura oscura―

Jecht: ¿A quién habrás salido?

Tidus: ¡Tu sabrás!

Buchi: ¡TAISHOUUUUUUUUUUUUU! ―un aura roja pareciendo una capa de energia se extiende por todo su cuerpo mientras sus rasgos se hacen mas salvajes y su pelaje se encrespa pareciendo un animal feroz―

Tidus se equipa con su más poderosa arma, Arma Arterma y Buchi libera un poder que no sabía que tenía aunque Jecht no se queda atrás quien adopta su forma de Eón supremo mientras que Taishou sufre una transformación también haciendo que su pelaje se haga todo negro y le crezca un poco todo el cabello al momento en que las marcas en todo su cuerpo se unan y también le crezcan dos par de alas en la espalda dando así el comienzo de un explosivo combate de aquí y allá aunque en su momento Buchi domina por completo a Taishou así como Tidus domina por completo a su padre con todo lo que tiene hasta que llega el momento de la verdad en que Buchi desata un poderoso combo de ataques con Fenrir y con Quid Vacuo que recién aparece tanto a Taishou como Jecht seguido del poderoso corte rápido de Tidus finalizando asi con un doble dispare de Ragnarok de Buchi y el As de Blitzbol de Tidus que terminan por vencer a ambos… y Asi unos momentos en el pasado…
Hydesu y Cloud….

Hydesu: Esos son…

Cloud: Cristales… Aquí estan… ¡los cristales!

Hydesu: Pero porque tengo yo uno también….

Sephiroth: También es lo que más odias. Tómalo y te condenaras a participas en más guerras sin saber nunca por qué.

Cloud: Que asi sea, si ese es mi destino. Vivo en mi realidad, no en la tuya. ―toma el cristal en su mano―

Hydesu: ―sonríe ante eso y toma su cristal mientras nota que ya no se siente la presencia de Taishou en el lugar dando así a la posibilidad de que se fuera para no dejarse ver siendo vencido―

Sephiroth: Hnmp… Muy bien. Cada vez que lo mires, recuerda. Lo conseguiste con mi recuerdo. Y seguiré controlándote. ―desaparece―

Cloud: Yo elijo… mi propio camino… (Aunque tenga dudas… Debo encontrar mi propia respuesta y decírselo a mis amigos, como prometí. Hasta entonces, seguiré luchando.)

La luz que tiene puede ser pequeña, pero el cristal sigue brillando con fuerza con cada nueva respuesta encontrada. El guerrero ha jurado seguir luchando… Y seguirá luchando, hasta que pueda cumplir la promesa que hizo a sus compañeros. Grabado en el destino, su viaje continúa…

Mientras que con Cecil…

Golbez: Ugh… Veo la fuerza de la que hablabas…

Cecil: ―nota la aparición del cristal― ¡El cristal! ―lo toma en sus manos― Esto es nuestro, hermano. Encontramos esta luz juntos.

Golbez: No seas ridículo. Lo has encontrado tu solo.

Cecil: Pero…

Golbez: Esto es solo el principio. ¿Alcanzas a ver hasta dónde llega la luz? ―desaparece―

Cecil: Hermano… Sea cual sea la dificultad, me enfrentaré a ella junto a mis amigos. (Y algún día también contigo… Porque nuestro vínculo es lo que me guía.) Mi mente no flaqueará.

Tras el terrible combate contra su propio hermano, la luz por fin brilla sobre el gentil caballero. No importa a qué sinsabores se enfrente; nunca deja de creer en el vínculo con sus amigos. Bajo el tenue brillo del cristal, formula un deseo… Que él y sus amigos superen las adversidades. Y que, algún día, pueda caminar junto a su hermano de nuevo…

Con Tidus y Buchi….

Taishou: Grrr… ―ya con su aspecto normal y usando de apoyo su llave espada―

Jecht: Tch…. Chico, eso duele…

Tidus: ¡Papá!

Buchi: ―se acerca a Taishou― Y bien…

Taishou: Aun no cambia nada… cuando salga de este conflicto… divino… todo será como será desde que salimos de nuestro mundo ¡grábatelo bien en la cabeza! ―emana humo negro al igual que Jecht―

Tidus: Venga, vamos… ¿Ya desapareces?

Jecht: Eso parece.

Tidus: Te odio. Te he odiado tanto… Siempre he deseado que desaparecieras. Pero en el fondo… Lo que de verdad quería era… Tu aprobación… Quería que… me dijeras lo fuerte que era…

Jecht: Nunca vas a madurad, ¿verdad?

Tidus: No es culpa mía. No puedo evitarlo. Por algo soy hijo tuyo.

Jecht: Supongo que sí. Eh mocoso… Te has hecho fuerte.

Taishou: A la otra… No sere tan fácil como ahora…

Ambos desaparecen. Y al rato aparecen los cristales de Tidus y Buchi que ambos toman en sus manos.

Buchi: (Taishou….)

Tidus: No te preocupes. Me encargare de esto.

El cristal llega a sus manos tras despedirse de su padre. Quizás como prueba de su fuerza, que satisface incluso a su padre. Se apresura, con el brillante cristal en las manos… y sus verdaderos sentimientos están enterrados en odio, en el corazón. De pronto, recuerda el sueño que persigue desde niño; La silueta de su padre en la puesta de sol.

De regreso en el presente….

Emperador: ¿Qué quiere de mí una herramienta de guerra sin objetivos?

Firion: No soy una herramienta. ¡Lucho para que se cumpla mi sueño!

Emperador: Ja, ja, ja, ja. ¿Rosas salvajes? No deberías arriesgar tu vida por algo así. Ni siquiera tienes la fuerza para conseguirlo. ―convoca un símbolo mágico en el aire que dispara rayos de luz y unos cuantos le dan a Firion― ¿Qué pasa? ¿Ya has dejado de soñar?

Entonces… llegan Cloud, Hydesu, Tidus y Buchi.

Cloud: ¡No permitiré que termine!

Hydesu: ¡Su sueño seguirá vivo hasta cumplirlo!

Firion: ¿¡Chicos!?

Cloud: Ya has luchado demasiado solo.

Tidus: El sueño de un amigo es nuestro sueño.

Buchi: Lo que dijo. ¡Y lo defenderemos juntos!

Entre los cuatro desvían los ataques de Emperador.

Emperador: Je. Ha llegado la hora… ―desaparece― ¡Firion, ven hasta mí! ¡Ven y demuestra tu voluntad!

Cloud: Cecil y Terra llegarán pronto, pero…

Tidus: Pero tú vas solo, ¿no?

Firion: Tengo que acabar con esto.

Cloud: ―le enseña la rosa―

Firion: Como es…

Cloud: Muéstranos el resto de tu sueño.

Tidus: Te estaremos esperando.

Hydesu: No dudes. Aquí estaremos.

Buchi: ¡Ve por el!

Firion: ―asiente― ¡Volveré!

Entonces traza su camino hasta el lugar del encuentro…

Emperador: Aquí estas.

Firion: ¡No perderé contra alguien que me trata de simple herramienta!

Emperador: Ja, ja, ja, ja. Tú y tú repugnante sueño. Acabaré con esa estúpida fantasía. Eres mucho mejor como simple arma.

Firion: Imposible. Mis amigos comparten mi sueño conmigo. Mientras ellos sigan aquí, el sueño nunca desaparecerá. ¡Nunca podrás eliminar nuestra fe en el futuro! ―desenvaina su espada roja―

Emperador: Entonces… Sencillamente me haré con todo. ―hace que surjan varios picos del suelo que rodean a Firion―

Firion: ¿¡Qué!? ―mira a su alrededor y nota los orbes que aparecen encima de su cabeza― ¡Estoy atrapado! ―entonces estallan los orbes― GYAAAAAAAAH

Emperador: JA, JA, JA, JA, JA.

El humo se disipa mostrando a Firion ya cayendo al suelo.

Emperador: Deberías haberte olvidado de tu fantasía y haberme aceptado como señor. ―entonces nota como las armas de Firion se mueven por si solas flotando en el aire y destruyendo los orbes de energia hasta detenerse justo frente al Emperador apuntando directamente a su cara― ¿Qué…?

Firion: ―se levanta― La fuerza que se usa solo para herir no tiene sentido. ―corre y cada una de sus armas regresa con su dueño― Tengo sueños… ¡Sueños por los que vale la pena morir! ―le apunta con su espada―

Emperador: ¿Qué puede hacer un insecto como tú?

Firion: Creer en el futuro. Y persistir en el presente. ¡Eso es lo que hare!

Emperador: ¡Entonces morirás! ¡PODER DEL FUEGO INFERNAL! ―se transforma por completo teniendo ahora una apariencia más voluminosa y ropas más oscuras junto a un casco con aspecto demoniaco que cubre toda su cara―

Firion: ¡ARMA DE SANGRE! ―su ropa y armas se tornan rojas y naranjas―

Entonces el combate cae completamente a favor de Firion dominando a su enemigo con toda la magia que dispone a su uso junto a sus ataques con las armas que no dejan ni una abertura junto al hecho de que los orbes del Emperador no llegan a alcanzar para nada a Firion en ningun momento hasta el punto que llega la culminación del combate en el que Firion ataca con todo lo que tiene que se refiere a su magia y todas y cada una de sus armas comenzando por su lanza, después sus dagas, su hacha, su bastón y la espada todas ellas combinadas con magia para finalmente usar el arco y lanzar con él todas sus armas causándole un poderoso daño al emperador que lo hace perder totalmente su poder definitivo dejándolo en las ultimas.

Emperador: Esto no ha terminado. Cuando veas tus sueños aplastados, ¡me suplicaras que reine! ―emana humo negro hasta que finalmente desaparece―

Firion: ―nota como aparece el cristal y lo toma en sus manos― (Puede que el combare acabe de empezar. Así que seguiremos soñando. Un mundo lleno de rosas salvajes… Con mis amigos, se hará realidad. Se hará realidad… ¡Algún día!)

Era un sueño humilde. A pesar de ser un objetivo muy ambiguo, fue este sueño el que le hizo ganar sus combates. Su corazón eligió creer en el futuro, y tanto sus amigos como su cristal respondieron. Sin duda, proseguirá con su búsqueda. Porque cree que la senda que sigue es la que le llevará al futuro que tanto desea…

En un flashback de algún momento del tiempo…
Tidus, Squall y Cloud….

Tidus: Y después me encontré con vosotros, al rato. Y esa, amigos es mi historia… ―nota que está un poco solo―

Squall: ¿Vienes con nosotros? ―se adelanta―

Cloud: ¿Sabes qué? La historia continúa.

Tidus solo sonríe y va adelante pero con un paso siente algo raro pero al darse vuelta nota que no era nada, quizás cosa suya para después seguir el camino junto a sus amigos…

En el presente….
La historia en este conflicto divino continúa…
Ending 2

 

Haydenwolf

Dios Lobo de la Oscuridad y Luz
Registrado
22 Jun 2018
Mensajes
744
Ubicación
Venezuela
Offline
Kingdom Hearts Light and Dark Episode of Dissidia Final Fantasy parte 3 (Capitulo 21)
Opening 2 y Especial
Las cosas nuevamente se han calmado para todos aunque ahora la historia se centra en los pocos héroes de Cosmos que aún no han llegado a conseguir sus respectivos cristales, siendo especial el que parece el más joven de entre todos…

Se conoce al chico por el legendario título de “Caballero Cebolla”. Su mejor arma es su mente brillante. Es lo que le ha permitido sobrevivir a tantos combates a pesar de su juventud. El chico confía plenamente en su intelecto. En un mundo que se desmoronaba a su alrededor, viajaba con Terra, una joven con poderes mágicos, en busca de sus cristales… con la convicción de que su mente brillante les dará respuestas sobre el futuro.

En algún punto del tiempo en el que este conflicto divino se desata, los dos jóvenes, el caballero y la chica en estos instantes estan presentes en aquel castillo rodeado de grietas dimensionales.

Luneth: Los cristales… tienen el poder de vencer la desesperación… ¿Cómo serán?

Terra: ¿Crees que los encontraremos? ¿Y si los encontramos pero no podemos salvar el mundo?

Luneth: ―suspira pesado y se le acerca a la joven― Los dioses siempre tienen ese tono chulesco, ¿verdad? No hay prueba de que Cosmos diga la vedad… Pero tampoco de que este mintiendo. Bueno, solo podemos creer y seguir adelante. Por ahora, hagamos lo que podamos.

Terra; Mmm… Tienes razón.

Luneth: Aquí parados no hallaremos respuestas. Hay que moverse. No te preocupes. Ya encontraré una solución. ―Comienza a caminar siendo seguido por su joven amiga, Terra―

El dúo así continua su travesía de momento yendo a parar a un diferente entorno con un cristal naranja flotando en el cielo de aquel lugar.

Terra: Un momento…

Luneth: ¿Qué?

Terra: Siento algo… Algo muy poderoso… Ahí en esa dirección a la que nos encaminamos.

Luneth: ¿Crees que es un cristal?

Terra: No lo sé. Es solo una intensa presencia.

Luneth: Entonces vamos a ver. Nada podemos hacer quedándonos aquí parados esperando.

Terra: Pero…

Luneth: ¿Qué ocurre?

Terra: Aquí pasa algo raro. Creo que no hay que acercarse más.

Luneth: Terra, aunque no sea un cristal, puede que encontremos pistas sobre él. Venga. Puedo enfrentarme a cualquier enemigo que nos encontremos en el camino.

Terra: Pero Luneth…

Luneth: Los títeres de Caos son fuertes, pero son unos descerebrados. Y tengo algo que ellos no tienen… ―señala su cabeza― ¡Aquí dentro! ¿Entiendes? Venga, sigamos. ―Sigue adelante―

Terra: ―Duda un poco pero decide seguir a Luneth―

Ambos continúan su camino a pesar de las preocupaciones internas de Terra sobre la presencia que había sentido antes confía en el juicio de Luneth y por su intelecto igualmente aunque ambos ni se dan cuenta que en medio de las sombras en un montículo rocoso dos siluetas los observaban, Nube de oscuridad y Kefka.

N. de Oscuridad: ―sonríe alzando su mano diestra cargando una serie de relámpagos rojos y negros pero su intención es frustrada por el payaso―

Kefka: Je, je, je, je ―menea el dedo índice como queriendo decir “no tan rápido” ―

N. de Oscuridad: ¿Por qué no acabamos con ella ahora? Es muy frágil… Sería fácil.

Kefka: ¡Quiero divertirme un poco querida! Después de todo… es una vieja amiga mía. JA, JA, JA, JA, JA.

Esa gran carcajada alerta a ambos quienes al darse vuelta solo para ver aquel montículo completamente vacío sin nadie allí pero el sentimiento de inquietud aún permanece en ellos incluso mientras se hacen un nuevo camino hasta un nuevo lugar parecido a una extraña fortaleza, prácticamente su interior.

Luneth: ¿Terra, notas algo?

Terra: Sigue ahí… ―nota algo, ¡peligro!― ¡Cuidado!

Un circulo de luz se forma a las espaldas de ambos y de ese mismo circulo aparece Exdeath.

Exdeath: … Peones de Cosmos, supongo.

Luneth: (¿Qué le pasa a este tipo? Su aura es muy amenazadora…)

Exdeath: Vengo aquí a matar el tiempo y me encuentro a una chica y un niño…

Luneth: (No puedo cuidar de Terra mientras lucho con él… ¡Ya se…!) ¿P-podría dejarnos marchar, señor?

Exdeath: ¿Qué?

Luneth: Nuestra fuerza no es nada comparada con la suya. No valemos la pena. Creo que lo mejor sería que buscase otros rivales para luchar. A menos que sea uno de esos cobardes que solo se enfrentan a los que son débiles…

Exdeath: Supongo que no merece la pena mandar a un par de insectos al Vació. Está bien. Os dejare marchar. Pero recuerda esto, gusano. Los cristales se escurren de las indignas manos de quienes carecen de valor. ―desaparece―

Luneth: Bueno, ha sido fácil. Si hubiese venido a por nosotros, ¡habría echado a correr! Nunca lucho contra alguien a quien no pueda vencer.

Terra: Pero… ¿no ha sido un poco raro?

Luneth: ¿Qué quieres decir?

Terra: No le ha molestado mucho el dejarnos ir. Incluso te dio un consejo cuando evitaste pelear contra él…

Luneth: ¿Te refieres a lo de los cobardes? Luchar contra alguien a quien no puedes vencer no es valentía. ¡Es una temeridad!

Terra: Perdona, yo…

Luneth: Vale, te lo demostraré consiguiendo el cristal. Verás como no carezco de valor. Vamos. ¿Sigues sintiendo esa presencia?

Terra: …. Está ahí.

Luneth: ¡Bien! ¡Vamos!

Luneth comienza a guiarse por la indicación de la amable Terra que duda internamente pero termina siguiéndolo hasta salir de aquella misteriosa fortaleza encontrándose ahora en la terraza de un destrozado templo.

Terra: Es aquí. Hay algo poderoso cerca de aquí.

Luneth: No veo nada extraño. Deja que eche un vistazo por aquí.

Terra: ―comienza a sentirse rara y a hacer unos leves quejidos sujetándose la cabeza con ambas manos―

Luneth: ¿Terra?

Terra: ¿Qué es…? ¿Esa voz…? ¿En mi cabeza? ¡No! ¿Qué es…? ¡AAAAH!

Luneth: ¡Terra! ¿Qué ocurre?

Terra: ―comienza a actuar extraño haciendo temblar todo mientras comienza a flotar en el aire seguido de empezar a lanzar esferas de luz de Sanctus contra Luneth como si ella no tuviera control sobre si misma―

Luneth: ―evade varios de los ataques de Terra― Terra, ¿qué haces? ¿¡No me reconoces!? ―nota como Terra parece no responder mostrándose más agresiva que antes provocando entonces que Luneth saque su arma― ¡Parece que tendré que pelear!

Entonces Luneth comienza con algo simple lanzando primero que nada Piro++ contra ella seguido de un ataque encadenado de hielo++ terminando con Electro++ aunque esa cadena de hechizos elementales no le hicieron mucho a Terra que hace lo mismo con los exactos hechizos elementales pero potenciados a su máximos junto al hecho de que Terra entra en modo de Trance para mala suerte de él que decide usar algo de lo máximo de su poder haciendo el cambio de profesión adquiriendo así su apariencia de Sabio para luchar en igualdad de ataques mágicos elementales contra Terra contra quien demuestra cierta igualdad en este pequeño combate mágico con magia rebotando aquí y allá destrozando el entorno pero lentamente cansando a los dos aunque de momento parece como si Terra no pareciera cansada para nada por mucha magia que utilice o muchos hechizos reciba causándole cierta cantidad de daño al menos hasta que en un momento desesperado Terra comienza con sus ataque más letal iniciando con un ataque de Hielo+ seguido de cargar energía en sus brazos para lanzar una serie de ráfagas de energía en forma de media luna que de milagro, Luneth consigue evadir para entonces hacer el remate contra Terra lanzando una gran serie de múltiples hechizos mágicos elementales contra la joven maga que no encuentra como evadirlos hasta el punto que Luneth le lanza Sanctus finalizando con Meteo pero a una potencia no tan intensa para no herir gravemente a Terra consiguiendo vencerla de momento y que regrese a su estado normal al igual que Luneth recupera su aspecto normal de caballero para acercarse preocupado a Terra con el fin de ver si había recuperado la razón.

Luneth: ¡Terra! ¡Terra! ¡Soy yo, Luneth! ¿Estás bien?

Terra: ¡AAAAAAAH! ―desaparece del lugar sin dejar rastro alguno―

Luneth: ¡Terra! ―recibe varios disparos de energía negra y roja que logra evitar de milagro para ver que se trata de Nube de Oscuridad―

N. de Oscuridad: Apártate. Sus verdaderos poderes están despertando.

Luneth: ¿¡Qué le has hecho!?

N. de Oscuridad: Ja, ja, ja. El legendario Caballero Cebolla, Luneth. Un título que le queda grande a un niño como tú. ¿No entiendes quién ha provocado esto?

Luneth: ¿Qué?

N. de Oscuridad: ¿Quién fue el animal que no alivió el dolor de la chica, sino que usó su espada? ¿Quién fue el insensato que trajo a esta chica hasta aquí?

Luneth: Yo… Yo…

N. de Oscuridad: Esta chica ya lo sospechaba. ¡Por eso no quería venir! Tú eres el único culpable. Tu limitada inteligencia ha dado sus frutos. Tu ignorancia y tu ineptitud han hecho esto. ¡No puedes hacer nada para salvarla! ―Desaparece dejando solo a Luneth en el lugar―

Luneth: Terra…

Vencido no por una derrota física sino una derrota mental, el joven se va con la cabeza baja hasta alguna otra parte tratando de razonar sobre sus pensamientos acerca de lo que le comento Nube de Oscuridad aunque de por si trata de convencerse de lo contrario al menos hasta que consigue llegar a aquel lugar parecido a un gran estadio en el que flotan varios fuegos fatuos y en el centro de aquel lugar yace clavada algo parecido a una gigantesca espada, en ese mismo sitio Luneth está completamente solo pensando una vez más lo que escucho de Nube de oscuridad, sin embargo sus pensamientos son interrumpidos por la aparición de su diosa, la diosa de la armonía Cosmos.

Luneth: ―Observa a Cosmos levemente―

Cosmos: Sentí miedo en el grito de Terra. Sufre. Está en manos de Nube de Oscuridad y su maldición…

Luneth: Es todo por mi culpa…

Cosmos: Si. Me temo. Porque sobreestimaste tu poder.

Luneth: Cosmos, tú sabes cómo… Puedo salvar a Terra, ¿verdad?

Cosmos: Debes derrotar a Nube de Oscuridad.

Luneth: ¿Derrotarla…? Pero no puedo luchar contra ella… Nunca peleo contra alguien a quien no pueda vencer… ¡Ah, claro el cristal! Podré salvar a Terra si consigo el cristal… ¡Entonces no tendré que luchar! ¡Tiene el poder de salvar al mundo! Por favor, ¡dime dónde puedo encontrar el cristal, por favor dímelo Cosmos!

Cosmos: Evitar la lucha es una opción. Pocos dirían que es equivocada. ¿Pero es eso lo que desea tu corazón?

Luneth: ¿Lo que desea mi corazón…?

Cosmos: El cristal te muestra el camino que buscas. Sera tuyo si buscas en tu corazón y sigues lo que te sea más importante. Me temo que esto es lo que puedo decirte. ―Desaparece―

Golbez: ―aparece y camina hasta estar a unos pocos metros de distancia de Luneth― Qué pena.

Luneth: Debes de ser de los de Caos…

Golbez: Se llamaba Terra, ¿no es cierto? A menos que se anule la maldición, solo luchará para Nube de Oscuridad. Cuando sus fuerzas se agoten caerá a manos de un enemigo sin rostro. No puedes derrotar a Nube de Oscuridad. Sería astuto por tu parte evitarla. Y ahora dime ¿Por qué vacilas? ¿No confías en lo que tu razón te dicta?

Luneth: Yo…

Golbez: ―Pasa al lado de Luneth― Si es así, entonces escucha a tu corazón. ―desaparece―

Luneth: ―Se queda solo dudando un poco llevando su mano a su pecho pero entonces decide dejar de lado todo y corre en busca de su amiga―

Mientras en alguna parte…

N. de Oscuridad: Ya está inconsciente. Es demasiado frágil como para sernos útil. ―se da cuenta de que no está sola del todo con la inconsciente Terra― ¿Qué pasa? ¿Todavía no has aprendido, Luneth? ¿Quieres enfrentarte a nosotros otra vez?

Luneth: No lucho contra nadie a quien no tenga posibilidades de vencer. Hare lo que quieras. Pero por favor no mates a Terra.

N. de Oscuridad: Veo que has aprendido. Has elegido bien. Está bien. Nos servirás. Demuestra que eres más útil que ella.

Luneth: … No pensé que fueras tan inocente. ―notando lo cerca que esta ataca rápidamente haciendo que se aleje lo suficiente para ir al lado de Terra― ¡Nunca me uniré a las fuerzas de Caos!

N. de Oscuridad: Ja, ja, ja. Niño insensato… ¡No te conviene engañarnos!

Luneth: Por fin lo comprendo… Por fin puedo comprenderlo a la perfección. Hice mal en no escuchar a mi corazón. La razón me cegaba. Protegeré a Terra con mi propia fuerza. ¡Es lo más importante para mí! No te equivoques; ya te he dicho que no lucho contra quien no puedo vencer. Pero mi corazón ya está decidido. ¡Por eso voy a derrotarte!

N. de Oscuridad: Je, je, je, je- ¡Deja de hablar! ―Desaparece―

Luneth: ―Mira a todas partes buscándola pero de alguna forma siente como si recibiera varios golpes pero no logra ver de donde vienen por lo que sigue buscando a la mujer de cabello blanco con la mirada sin darse cuenta de donde esta exactamente ella estando a una larga distancia suya bajando de las escaleras que se encuentran allí―

N. de Oscuridad: ―sigue bajando cada escalón sin hacer ningun ruido― Ya has recibido bastantes golpes…

Luneth: ―Se sobre exalta dándose la vuelta pero no encuentra a nadie allí―

N. de Oscuridad: ¿Todavía quieres salvarla? ―flota justo a las espaldas de Luneth―

Luneth: ¡Te tengo! ―se lanza contra ella pero el ataque de su espada falla teniendo como resultado que ella se desvanezca nuevamente frente a los ojos del caballero cebolla que nuevamente la busca con la mirada―

N. de Oscuridad: Un corazón solitario no cambiará el mundo… ―aparece detrás suyo a una distancia un poco larga― Lo que te espera al despertar… ―Junta ambas manos comenzando a acumular una gran cantidad de energía y para cuando Luneth voltea ya es tarde para hallar una vía de escape― no es más que desesperación. ―dispara un poderoso rayo de energía directamente contra Luneth pero…―

Luneth: ―jadea con notable esfuerzo pero aun en pie en el mismo lugar― Ni siquiera tú puedes destruir eso. Lo que he encontrado es la fuerza… ¡La fuerza para proteger a todo el mundo!

N. de Oscuridad: ―acorta la distancia entre ella y el joven desapareciendo y reaparecer justo en frente de este― ¿Pero sabrás usarla?

Luneth se pone serio desde el principio tomando su apariencia de Ninja con su espada y su espada secundaria en mano listo para atacar de frente mientras que Nube de Oscuridad se pone totalmente seria al cambiar su apariencia deshaciéndose de su capa ropa junto a que toda la tonalidad de su piel se haga verde al igual que su cabello y comienza a flotar por los aires disparando multitudes de rayos hacia Luneth que corre a gran velocidad por todas partes lanzando Shurikens ninjas evadiendo todos los ataques del ser maligno con apariencia de mujer hasta cierto punto que pasa a su apariencia de Sabio comenzando entonces a lanzar distintos hechizos elementales de alto nivel que fácilmente su enemiga logra evitar para contra atacar con mas ataques de sus rayos hasta cierto punto que logra acercarse a Luneth iniciando así un ataque en cadena muy rápido con sus tentáculos lastimando repetidas veces a Luneth hasta mandarlo por los aires para seguir con el ataque de sus disparos de energía que por mucha fortuna el caballero cebolla logra evadir al recuperar el equilibrio en medio del aire e impulsarse con magia de elemento viento en la planta de sus pies seguido de que lanza una lluvia de relámpagos con el hechizo Electro++ que cumplen con su cometido seguido de oleadas de ataques de Hielo++ que finalizan con proyectiles en muchas cantidades numéricas extremas de Piro++ que le llueven sin ninguna pausa a Nube de Oscuridad que parecía sin forma de escapar creando con tanta explosión una gran nube de humo que al Luneth tocar el suelo nota como se disipa lentamente solamente para no encontrar a nadie en el lugar… Y entonces recibir un fuerte golpe por la espalda que lo manda contra uno de los pilares viendo que se trata de Nube de Oscuridad que ahora es ella quien dispara una multitud de disparos de energía contra su enemigo que cambia a Ninja para hacer maniobras evasivas por todo el lugar que se llena de explosiones en cada rincón del sitio hasta que por despiste de la mujer de los tentáculos recibe directamente un ataque de Luneth que le lanza un sinfín de Shurikens ninja a gran velocidad que le hacen un gran daño bastante grave que la distrae de lo primordial que es mantener la vista fija en el niño que desaparece de su posición y aparece sigilosamente detrás de la mujer con sus dos espadas listas con las que ejecuta un poderoso ataque a las espaldas de Nube de Oscuridad haciéndole cierto daño a ella pero el ataque no termina allí.

El ataque ninja solo hizo enfurecer más a Nube de Oscuridad que se prepara para lanzar su Ultrarrayo contra Luneth que al ver eso sabe que es mala señal por lo que trata de hacer que ella guie su ataque más letal solo contra el evitando así que algo del estallido llegue hasta donde el discretamente oculto a Terra para que no saliera lastimada en medio de la batalla lo cual consigue con total éxito siendo el blanco de todo el ataque al 180% de poder al que lo dispara Nube de Oscuridad al creer que dio en el blanco pero su sonrisa desaparece al instante notando que a donde apunto no había nadie al menos hasta que recibe un combo de ataques mágicos elementales en toda su expresión y esplendor hasta terminar con un ataque certero del hechizo todopoderoso Sanctus consiguiendo herir gravemente a Nube de Oscuridad que no ve venir cuando un gran círculo mágico aparece en el cielo del cual desciende un poderoso y gigantesco meteoro envuelto en llamas, Luneth había conjurado el todopoderoso Meteo con el cual termina el trabajo aunque también de nueva cuenta da fin al combate junto a que Luneth regrese a su apariencia de caballero cebolla dándose cuenta de que Nube de Oscuridad perdió su transformación y está allí flotando como si nada con una sonrisa en el rostro junto a su risa con su vista aun fija en Luneth que parece muy alerta a lo que pueda suceder o si su enemiga aun esta dispuesta a pelear contra él.

N. de Oscuridad: Ja, ja, ja, ja. ¡Hemos sido derrotados por un niño! ―Emana humo negro en el que pronto se ve consumida y desaparece sin dejar ningun rastro de su presencia o de que siga viva―

Luneth: ¡Terra! ―va junto con ella, a donde la dejo para que no corriera peligro notando que reacciono al nombrarla― ¡Terra!

Golbez: ―Aparece― Se ha desmayado. La chica ha abusado de su poder.

Luneth: Otra vez tú… ―Se pone en guardia listo para pelear otra vez si es necesario con la mano en su espada― ¡No te acerques a Terra!

Golbez: Admiro tu determinación. Deberías protegerla.

Luneth: ¿Qué?

Golbez: Por culpa de todo su poder, esa chica tiene miedo de sí misma. Miedo de lo que ella es. Tú tienes que ser su escudo, su apoyo constante.

Luneth: ¡No hace falta que me digas eso!

Golbez: Supongo que no. Ya sabes lo que tienes que hacer. Y el cristal ilumina el camino que buscas.

Luneth: ―es testigo entonces como una pequeña luz se hace presente frente a él manifestándose como el cristal, su cristal que ahora toma en sus manos― Ese… Este es el cristal… ―al seguir mirando el cristal en sus manos fija su atención nuevamente en Golbez pero al ver a su alrededor se da cuenta de que se ha ido sin dejar rastro alguno de su presencia quedando solamente él junto con Terra―

Terra: Umm… ―Comienza a reaccionar y abre sus ojos encontrándose con Luneth― ¿Dónde estamos?

Luneth: Terra… ―Se arrodilla junto a ella sonriéndole― No pasa nada. Estoy aquí, tú solo descansa. ―nota como ella sonríe tiernamente volviendo a cerrar sus ojos― Porque yo te protegeré. Pero… quizás durante un minuto me… ―ya preso de su notable desgaste cae cansado hasta quedarse dormido junto a Terra―

El chico nunca dudó de su inteligencia. Pensaba que evitar los errores y tomar decisiones basándose en la lógica en vez de en las emociones era la única manera de llegar a la verdad. Pero ha aprendido… que a veces hay que dejar de escuchar lo que decide la cabeza para oír al corazón… Y que es capaz de generar una fuerza asombrosa cuando busca en lo más profundo de su corazón. La luz ha borrado la oscuridad y el mundo se encuentra en un momento de calma temporal. El cristal brilla como la luz del alba y los envuelve suavemente mientras duermen.

La travesía de Luneth ha terminado con su victoria y con la obtención de su cristal tras haber derrotado a Nube de Oscuridad para salvar a Terra con quien duerme tranquilamente en una paz momentánea, pero ahora la travesía de Terra en busca de su cristal esta por dar comienzo…

Terra posee un gran potencial mágico en su interior. Viaja en busca de su cristal junto a un chico que ostenta el título de Caballero Cebolla y es conocido como Luneth. Él ya había obtenido su cristal, pero ella no recuerda cuando ocurrió eso. Luneth no ha hablado mucho desde que ella despertó. La verdad está todavía por descubrir. Al igual que la poderosa magia que dormita dentro de Terra…

Terra: ―Mira a la distancia en medio del solitario paramo nocturno en el que se encuentra notando algo extraño―

Luneth: ¿Algo te preocupa?

Terra: Los vientos han parado. No siento los movimientos enemigos… ni la presencia de nuestros amigos o de los dos aliados que misteriosos que Cosmos trajo. Nunca había pasado antes. ¡Pero no te preocupes por mí! Me encuentro bien, así que…

Luneth: Te protegeré.

Terra: ¿Qué?

Luneth: Siempre te protegeré, Terra. Te lo prometo.

Terra: ―Sonrie―

Luneth: ¿Pasa algo raro?

Terra: Es que… Siempre te había visto como un poco gamberro. ¿Desde cuándo eres tan caballeroso?

Luneth: ―duda un poco y le pregunta― Entonces… ¿No recuerdas nada?

Terra: ―Ladea la cabeza― ¿Eh?

Luneth: Nada. Da igual. Bueno, deberíamos irnos.

Terra: (Desde que desperté, tengo la impresión de haber olvidado algo importante. Pero no recuerdo lo que puede ser. Ni por qué dormía.)

Luneth: Terra, ¿vienes?

Terra: Ah, si. ―Va caminando hacia Luneth como si nada sucediera― (Pero sé que lo recordaré. Y puede que entonces encuentre el camino al cristal…)

Terra en silencio pero sin mostrar señal de preocupación sigue el camino junto a Luneth con quien habla de ciertas cosas durante el camino aunque en cierto momento solo se quedan callados al haberse terminado los temas de conversación que estaban sosteniendo, al menos hasta que llegan a aquel sitio tan parecido a un coliseo en el que flotan varios fuegos fatuos.

Terra: Quería darte las gracias.

Luneth: ¿Eh?

Terra: Por animarme antes. Sinceramente, empezaba a asustarme… Parece que yo no iba a ninguna mientras los demás progresaban. Y me molesta seguir sin saber adónde ir. Me pregunto si esto cambiará… cuando encuentre el cristal.

Luneth: No exactamente… ―saca su cristal― Yo encontré el mío porque las cosas cambiaron. Una vez alguien me dijo “El cristal ilumina el camino que buscas”. Así que lo único que hay que hacer es seguir lo que sientes dentro de ti.

Terra: ¿Lo que siento dentro?

Luneth: ―guarda el cristal―

Terra: Creo que no siento nada…

Luneth: Terra…

Terra: Pero tengo que intentarlo. Y trabajar duro, igual que tú. Si no me rindo nunca y sigo hacia adelante, algún día…

Luneth: Lo encontrarás. Yo siempre acierto con estas cosas.

Terra: ―sonrie― Cuento contigo.

Ambos se sonríe para entonces seguir su camino aunque por algunas partes de se encuentran con algunos Manikins que les intentaron cortar el paso por lo que hicieron un rápido combate para deshacerse de ellos en medio del camino hasta llegar a los interiores de un decadente templo en el que por fin se libraron de los Manikins que los estaban siguiendo desde que dejaron atrás aquel coliseo con fuegos fatuos circulando por todo el lugar, sin embargo aun era muy pronto para la paz y la tranquilidad…

Kefka: ―aparece como si nada en el lugar― ¡Qué visión tan impactante! Me emocionan las destrucciones así. Pero tú ya lo sabías, ¿verdad, querida?

Terra: ¡Kefka! ¿Qué planeas?

Kefka: Quería ver hasta dónde llegaba tu fuerza. Sabes, cuando estabas de parte de Caos te iba mucho mejor. ¿No crees?

Terra ¿Qué quieres decir?

Kefka: ¡Vaya! ¿De verdad no te acuerdas? Permite que te refresque la memoria. Usaste tus poderes para herir a tus queridos…

Luneth: ¡Para ya!

Kefka: Mira a quien tenemos aquí. A ti te machacó, ¿verdad?

Luneth: ―da un chasquido de molestia con la legua por las palabras del payaso―

Kefka: Ah… Amigos para siempre, ¿no? Por favor, dejadlo. ¡Me dan ganas de vomitar!

Terra: ¿Qué…? ¿Qué dices? No querrás decir que…

Kefka: ¡Bingo! ¡Quiero decir exactamente eso! Le diste una paliza a tu queridísimo amigo. Lo dejaste hecho polvo. Y parecía que disfrutabas. ¿Cómo has podido olvidarlo? Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja… Eres un monstruo peligroso. Cuanto más luchas, más pierdes el control de tus poderes. ¡Ja, ja, ja, ja, ja! ¡Eres la destrucción encarnada! ¡Eso es lo que eres, querida!

Terra: ¡Mentira! ¡Estas mintiendo!

Kefka: “¡Mentira! ¡Estas mintiendo!” dice ella. Oh, no. ¡Mira, aquí tienes a otro enemigo! ―les lanza tanto a Luneth como Terra una esfera de Sanctus que parece inofensiva pero que desata muchas explosiones alrededor de los dos― ¡JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA! ¡Venga, quiero ver otro poco de ese poder increíble! ¡Vamos a destruirlo todo tú y yo! ¡Amigos, enemigos…! ¡Todo y a todos!

Terra da un paso atrás negando con la cabeza en cambio Luneth saca su espada e intenta atacar furioso al arlequín quien evade fácilmente ese ligero tajo de la espada del caballero cebolla.

Kefka: ¿¡Eh!? Pero qué…

Luneth: ¡Me encargare de ti! ¡Terra, corre!

Terra: Pero Luneth…

Kefka: ¿Qué crees que estás haciendo, gusano? ―le lanza una esfera de energía de Sanctus que estalla en muchas otras explosiones que dejan cegada momentáneamente a Terra pero al recuperar la vista nota que ya no hay rastro alguno de Luneth y menos del mismo Kefka―

Terra: ¿Qué ha pasado? ¿Luneth? ¿Dónde estás? Debo encontrarlo. Pero… ―baja la cabeza preocupada pero nota la aparición de mas Manikins por lo que se ve forzada a pelear y seguir avanzando para poder encontrar a Luneth―

Terra se arma de valor y comienza a batallar con los Manikins del lugar abriéndose paso entre ellos siguiendo una ruta desconocida que la lleva hasta un sitio en el que flotan un millar de rocas justo debajo de un gran vórtice de energía de color verde aguamarina. Cuyo lugar en una de las rocas que son los suficientemente planas para que alguien camine sobre ellas, la joven logra detenerse a pensar un poco.

Terra: (He conseguido derrotarlos, pero…) ―La palabras de Kefka le vienen a la cabeza, “parece que disfrutabas. ¡Eres la destrucción encarnada! ¡Eso es lo que eres, querida!” esas palabras le resuenan como un eco― Yo no quiero destruir nada… ―le llega una extraña sensación― ¿¡Qué es esto…!? (Estoy… ¡ardiendo! ¡No puedo controlar mi fuerza! ¿Qué me pasa?) ―se da cuenta que no está sola y ve que se trata de Cloud junto con Hydesu― ¿Cloud, que haces aquí? ¡Por favor! ¡Aléjate, tú y tu amigo aléjense de mí! ―Nota como Cloud sin pensarlo dos veces empuña su espada mortal y Hydesu aunque duda materializa su llave espada― ¿Qué hacen? ¡Paren, por favor!

Terra sin control sobre ella misma desata sus poderes adquiriendo su apariencia Trance haciendo a Hydesu estar en más guardia mientras que Cloud solamente se mantiene en calma y ni siquiera se inquieta al ver como Terra les lanza una multitud de disparos de Piro++ totalmente potenciados que fácilmente Cloud desvía con su gran espada mientras que Hydesu solamente se protege con una barrera mágica de Reflejo++ para no correr gran peligro pero eso no acaba allí ya que ve como Terra se eleva en el aire y lanza su ataque mágico Fusión directamente contra la barrera de Hydesu que desata un gran estallido que casi rompe la protección del elegido de la llave espada que ciertamente lo deja muy aturdido al punto que desmorona la barrera que este levanto aunque eso no es todo ya que Cloud se lanza al ataque de Terra acertando con poderoso Corte Cruzado en medio del aire que manda a Terra contra una de las rocas flotantes solo para ser recibida por el ataque en cadena de Hydesu iniciando con varios ataques de Piro++ seguido de Hielo++ terminando con una poderosa oleada de Electro++. La pelea en si fue relativamente corta al menos Hasta que Terra da su último aliento lanzando Inundación pero fallando en el intento y cayendo de rodillas al suelo perdiendo su forma de Trance.

Cloud: ―Se le acerca junto con Hydesu― ¿Estás bien?

Terra: ―se levanta como si nada le hubiera pasado ya que lanzo Cura++ sobre si misma― ¿Por qué no huyeron?

Hydesu: Pues…

Cloud: No queríamos dejarte sufriendo así. Pero en el momento que atacaste no se me ocurrió nada más.

Hydesu: Yo también lo siento. No pensé en algo más que pudiéramos hacer para que pudieras recuperar estabilidad.

Terra: Entonces… ¿Lucharon contra mí solo para que pudiera controlar mis poderes?

Cloud: Lo siento. Debí decir algo antes de haber levantado la espada contra ti.

Hydesu: ―se inclina al estilo japonés― Yo lo siento mucho también, debí haber hablado también antes de haber reaccionado igual.

Cloud: Aunque siendo sincero… No esperaba un poder así de inmenso. Quizás deberíamos haber huido.

Terra: Gracias. A los dos.

Hydesu: Eh bueno… ―Cloud lo interrumpe―

Cloud: No las merecemos. No sabíamos si podríamos salvarte. Sinceramente, no sabía qué hacer.

Terra: Pero me han salvado. Y quería que lo supieran.

Cloud: Incluso con estas dudas, todavía puedo hacer algunas cosas bien.

Terra: ¿Pasa algo?

Cloud: No, es solo que acabo de recordar algo del pasado… Da igual. ¿Dónde está Luneth? ¿No ha estado todo el tiempo contigo?

Terra: Lo que pasó fue que… ―Le cuenta exactamente que fue lo que le sucedió a Luneth empezando por el encuentro con Kefka hasta el punto en el que se dio cuenta que ya estaba sola después del ataque de Kefka―

Cloud: Vale. Déjame ayudarte.

Hydesu: Yo también quiero ayudarte Terra.

Terra: ¿Están seguros?

Cloud: Es mi manera de agradecerte… que me dejaras ver que hasta yo soy capaz de ayudar a alguien.

Hydesu: Vaya Cloud…. Ejem bueno yo solo pues lo hago por qué en serio quiero ayudarte, los demás o al menos algunos me han contado sobre ti Terra así que estoy dispuesto a ayudarte ya que ellos harían lo mismo y…. ―nota que la rodilla derecha de su pantalón está ligeramente desgarrada con la tela colgando― oh esto no me ha pasado nunca… a lo mejor paso en la pelea o antes de ella… (Espero que mi ropa no se arruine en lo que dura esta aventura o lo que queda de ella creo.)

Terra sonríe ante la determinación de sus dos amigos que aceptan ayudarla después de contarles lo que había sucedido por lo cual toman un nuevo rumbo que claramente está plagado de algunos Manikins que terminan siendo diezmados por el trio hasta llegar a un lugar parecido a una vieja torre de un reloj en el que se detienen a descansar por el momento.

Cloud: ―Nota a Terra algo distraída y se le acerca― ¿Qué ocurre?

Terra: Tengo miedo de mi poder. Quiero ayudarlo, a Luneth, pero si pierdo el control de nuevo…

Cloud: Todo el mundo tiene dudas. Son pocos los que siguen adelante sin pensárselo dos veces. ―le enseña la rosa salvaje de Firion―

Terra: ¿Qué es eso?

Cloud: Esto… Es el “sueño” de Firion.

Terra: ¿Su sueño?

Cloud: ―la vuelve a guardar― Un mundo de rosas salvajes. Eso es lo que desea. Dice que luchará hasta que se haga realidad. Debe de estar bien ser tan simple.

Terra: Es un hombre serio, ¿verdad? ¿Y tú, Cloud? ¿Cuál es tu sueño?

Cloud: Lo he perdido.

Hydesu: ―Escucha atentamente de que están hablando ellos dos a solas estando oculto y sentado para que no lo vieran o atraparan escuchando una conversación con un tema un poco delicado aunque también complicado― (Vaya Cloud…)

Terra: ¿Qué?

Cloud: ¿Qué hay de ti? ¿Cuál es tu sueño, Terra?

Terra: Yo… No estoy segura. Nunca he pensado mucho en lo que significa el futuro. Cuando he pensado en lo que me esperaba, siempre he sentido miedo. Pero ahora… Oye, ¿y si compartimos sueño?

Cloud: ¿Compartirlo? ¿El mundo lleno de rosas salvajes?

Terra: Si. Pero no solo rosas salvajes. Serán flores de muchos más tipos. Mi flor favorita y las favoritas de mis amigos… Después de oír sus sueños, puedo pensar en un futuro que no de miedo. Nunca me había sentido así… Pero es un mundo en el que me gustaría vivir… con todos vosotros. Tendremos nuestras dudas, seguro…, pero si nos aferramos a ese sueño, nuestros corazones no flaquearán. Porque nuestras flores favoritas también estarán ahí.

Cloud: No es un sueño fácil de realizar. Pero no suena nada mal. ―Ve que Terra le asiente con la cabeza― Entonces ya sabemos cómo empezar.

Terra: Hay que encontrarlo.

Hydesu: ―Sonríe aun estando fuera de la vista de Cloud y de Terra― (Terra es tan pacifica e inocente como lo soy yo, siente el miedo como yo lo sentía pero sabe cómo hacer para tener valor y si sueña con algo así de grande entonces no tengo porque preocuparme por ella. Creo que Yitan tenía razón en decir que yo le recordaba a ella. Este mundo será extraño pero hemos encontrado muchos amigos, ¿verdad Buchi?, espero te encuentres bien donde quiera que estés.)

Con la decisión ya hecha. Terra, Cloud y Hydesu continúan su camino en total calma con la confianza de que pueden hacer lo que se proponen, eso y el encontrar también a Luneth acabando asi en medio del interior de una gran torre en total calma al menos hasta ahora al oir una risa en medio del todo el lugar y justo frente a ellos se aparece el dueño de aquella risa tan peculiar y única.

Kefka: ―Aparece― ¡Hola, preciosa! Oh… Me has traído otras golosinas… ¡No hacia falta!

Terra: ¡Kefka! ¿Qué le has hecho a Luneth?

Kefka: ¿Y qué importa ese niñato? ¿Qué me dices? ¿Te apetece venir conmigo y destruir el mundo?

Terra: No soy como tú.

Kefka: ¡Claro que sí! No hace falta que te hagas la buena. Ya sabes que vas a herir a mucha gente cuando pierdas el control de nuevo.

Terra: He encontrado un futuro que quiero proteger. No importa lo grande que sea mi poder… ¡Nunca perderé de vista mi sueño!

Kefka: ¿Eh? Ah, ¿has terminado? Bien. En ese caso…

N. de Oscuridad: ―aparece detrás de Terra, Hydesu y Cloud― ¡Destruyámoslo todo! ―lanza esferas de energía contra Cloud y Hydesu pero ellos logran bloquearlas como si nada―

Terra: ¡Cloud, Hydesu!

N. de Oscuridad. Y ahora… ¿qué haréis? ¿Os rendiréis ante nuestro poder? O…

Luneth: ―llega de forma inesperada al lugar como refuerzo― ¡Lucharemos, los cuatro juntos!

Terra: ¡Luneth! ¡Estás bien!

Luneth: Ya te dije que te protegería. Vale, déjanos esta escoria a nosotros tres. ―Se alista para pelear junto con Cloud y con Hydesu―

Terra: Vale. Y yo tengo que… ―Voltea a mirar a Kefka―

Kefka: ―suspira― Si hubieses dejado que tu poder te invadiera y destruyese tu mente, ¡habrías sido un juguete mucho mejor!

Terra: ¿Cómo has podido…?

Kefka: Je, je, je, je, je, je. Olvídalo. Una cobarde que no quiere destruir nada… ¡merece ser destruida por mi! ―Le lanza esferas de energía Sanctus a Terra que ella evade hábilmente al alzar el vuelo siendo seguida por Kefka―

Un combate aéreo entre ambos comienza siendo Kefka el que más se destaca atacando con esferas de energía Sanctus que estallan al estar cerca de la joven que ella esquiva sin esfuerzo alguno volando aunque también se protege de los ataques y otros solo lanza un contra ataque para no salir herida en el proceso del combate aunque claramente aun siendo perseguida por el payaso que no le da ni un respiro en cada uno de sus ataques que no tienen ningun éxito en lo de dañar a Terra que se defiende siempre en el momento indicado.

Kefka: ¡Venga! ¡Juguemos! ¡Baila, baila! ―lanza más esferas de energía Sanctus―

Terra: ―Se mueve por donde pueden esquivando y haciendo estallar las esferas sin sufrir ningun daño―

Kefka: ¡Que empiece la fiesta! ―convoca una gran oleada de esferas que rodean por completo a Terra sin ninguna forma de escapar y entonces estallan al instante pero al disiparse el humo nota que Terra ya no está― ¿Ya está? ¡Quiero jugar más!

Terra: ―aparece en una zona alejada de la torre un poco alejada del peligro de Kefka teniendo a sus espaldas una vitrina de vidrio― No debo acabar con nuestra esperanza…

Kefka: ―Aparece como si nada dentro de la vitrina detrás de Terra haciendo que se asuste y se haga para atrás― ¡La esperanza no vale nada! ¡Voy a destruirlo todo! ―destruye la vitrina esparciendo muchos fragmentos de vidrio―

Terra: ¡No permitiré que te salgas con la tuya! ―Entra en modo trance―

Kefka: ¡A BAILAR, QUERIDA JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA! ―se transforma adquiriendo una forma un tanto menos de él teniendo una piel más oscura, vistiendo únicamente una tela roja larga atada a su cintura y teniendo en su espalda 6 seis alas, dos de esas alas en cada lado de su espalda son angelicales y las ultimas 2 son demoniacas―

Entre ambos comienzan a lanzarse uno que otro gran hechizo mágico bastante potente debido a sus transformaciones junto al hecho de que estremecen toda la torre pero Terra se mide para que su pelea no afecte la de sus amigos aunque Kefka no es la excepción que hace de todo destruyendo todo a su paso tratando de hacer picadillo a Terra sin importarle nada ni nadie ya que lo ve todo como un simple juego que el mismo quiere ganar y en el que divertirse con total libertad aunque esa diversión le cuesta al verse atrapado en el hechizo Tornado de Terra que lo atrae debido al efecto de fuerza centrífuga que lo hace dar muchas vueltas y vueltas hasta que al final termina saliendo disparado contra uno de los muros solo para ser presa de la magia Fusión de Terra junto al hechizo Arterma que estalla justamente enfrente de Kefka causándole un grave daño que lo deja muy furioso aunque no tiene momento de descanso para planear su ataque al recibir de lleno muchos de los hechizos elementales de Terra siendo potenciados por su transformación Trance que no deja mucho que decir ya que remata y remata varias veces a Kefka hasta que el humo de los muchos ataques se disipa para mostrar al arlequín con una mirada de muy pocos amigos pero aun manteniendo su mueca de risa en su rostro sin embargo Terra ya sabe que él está completamente furioso y que es mejor acabar la batalla de una vez por todas antes de que algo más suceda por lo pronto ella se decide a dar el golpe culminante en este combate lanzando una oleada de ataques de Hielo+ y Hielo++ de forma repetitiva pero rápida que no da tiempo para nada a su enemigo de quitarse del camino. Kefka está completamente preso del ataque helado de la joven a la que siempre ha manipulado para que dé rienda suelta a su poder para divertirse destruyendo cosas y quizás el mundo, solo que esto no era para nada divertido ya que él es la víctima y lo siguiente que no se espera es ver como la misma chica está preparándose para el ataque que decidirá todo en este combate, su ataque definitivo, Hoja Letal.

El ataque da de lleno en Kefka haciéndolo quedar totalmente en el borde haciendo que también regrese a su aspecto normal, Terra al ya no sentir el peligro cerca regresa a su forma normal mientras ve los últimos momentos de Kefka que comienza a emanar una especie de humo negro.

Kefka: ―gruñe de molestia mientras desaparece― ¡Te atrapare!

Luneth y Hydesu: ¡Terra!

Cloud: ¿Estás bien?

Terra: ¡Vosotros tres! Me alegro mucho… ―nota un resplandor que recién aparece en frente de ella manifestándose como el cristal que tanto ha buscado junto con Luneth― ¿Sera esto…? ¿Mi…? ¿Poder?

Luneth: ¿Qué te había dicho? Sabía que lo encontrarías.

Hydesu: Felicidades por haber encontrado finalmente tu cristal.

Terra: Gracias.

Cloud: Pero no hay tiempo de descansar. Recordad. Los demás todavía no han acabado.

Terra: Si. La auténtica pelea está por llegar… ¡Nos uniremos a ellos! ¡Vamos! ―comienza a ir adelante junto con los demás― (Se puede soñar con lo más pequeño. Los sueños dan fuerza a las personas. Y la fuerza, a su vez, los lleva a otros sueños.)

La chica tenía miedo de actuar por el poder que poseía. Pero al encontrar a sus compañeros, encontró un futuro en el que creer. Y esa esperanza se transformó en su cristal. Los cuatro salen en busca de sus otros compañeros… para compartir nuevos sueños y transformarlos en un futuro en el que poder creer.

La travesía para ellos aún estaba lejos de acabar puesto que aún había alguien que seguía sin encontrar lo que buscaba, ese era Guerrero de la Luz, precisamente en quien se centra ahora esta historia siendo el quien se encuentra en aquel lugar lleno de engranajes de reloj.

G. de la luz: ―Se detiene de forma repentina― ¿Crees que no percibo tu presencia? ¿Por qué no te muestras?

Artemisa: ―Aparece mientras suelta una leve risa― Impresionante.

G. de la luz: Artemisa…

Artemisa: ¿Adónde vas? ¿No estarás buscando tu precioso cristal?

G. de la luz: Los cristales son nuestro objetivo. Y no me detendré hasta que encuentre el mío.

Artemisa: ¿Por qué no te rindes? Los cristales no son más que cuentos de una diosa caída en la desgracia. Arriesgar tu vida de ese modo por algo así es más que ridículo.

G. de la luz: ¿Has terminado de hablar?

Artemisa: ¿Qué?

G. de la luz: Si no quieres nada más de mí, deberías irte. A este mundo se le está acabando el tiempo. No tengo ni un segundo que perder con seres como tú.

Artemisa: Eres atrevido para ser tan joven… Tú lo has querido. ¡Ya es hora de que te enfrentes a la cruda realidad!

Guerrero de la luz ante esa simple amenaza empuña su espada y escudo lanzando entonces así la ola radiante consiguiendo que Artemisa lo evada como si nada y a larga distancia le comience a disparar con flechas de energía que hábilmente el guerrero esquiva corriendo de un lado a otro seguido de que da un potente salto directamente hacia la bruja del tiempo lanzando primero que nada su escudo actuando como una distracción que después se convierte en un implacable ataque de espada muy rápido y repetitivo pero letal que manda lejos a Artemisa solo para ser rematada por otra ola radiante más potente que la anterior que marco la derrota de la bruja dándole una momentánea tranquilidad al caballero.

Artemisa: ¿Crees que tu victoria significa el final? ―suelta una leve risa cruzándose de brazos― Nade de lo que hagas importa. Tu fuerza no basta para salvar al mundo. Da igual lo mucho que te esfuerces.

G. de la luz: No me engañaras. Mis camaradas están buscando los cristales por su lado.

Artemisa: ―Suelta otra leve risa por las palabras del ingenuo Guerrero de la luz― Creo que no te das cuenta…

G. de la luz: ¿Qué?

Artemisa: Esos amigos de los que hablas… están sufriendo. Algunos no saben por qué luchan, mientras que otros están solos y han perdido la fe en sus camaradas. Cuando este conflicto termine… lo único que hallaréis es desesperación. No encontraréis esperanza. ¡No encontraréis un futuro! Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja. ―desaparece del sitio sin más nada que decir―

G. de la luz: (Es cierto que todavía no he conseguido llegar al cristal, y tampoco sé lo que me depara el futuro…) Pero el futuro… todavía está por llegar. ―Sigue caminando como si nada por aquel mismo lugar sin ninguna preocupación a excepción de su inquietud aunque justo en ese preciso momento detiene su andar por algo― (¿Qué es…? ¿Sera Caos? O puede que…)

Cosmos: ―aparece― Espera.

G. de la luz: Cosmos…

Cosmos: A partir de este momento te esperan peligros extraordinarios. El mal campa a sus anchas.

G. de la luz: Prefiero que los enemigos estén juntos. Puede que averigüe algo sobre el cristal…

Cosmos: Hay una diferencia entre valentía y temeridad.

G. de la luz: Del mismo modo que hay diferencia entre prudencia y cobardía. Incluso en las condiciones más adversas siempre hay un camino. Tú me enseñaste eso. Cuando ya no quedaba esperanza para este mundo, me enseñaste el camino. Que mientras no nos rindamos, siempre podremos hacer algo. Que hay esperanza para los que todavía estamos aquí. He jurado… obtener el cristal y salvar al mundo. Es ese juramento el que sigue dándome fuerzas.

Cosmos: Comprendo tu determinación. Yo también hare un juramento… Creeré en vosotros hasta el final… ―Desaparece―

G. de la luz: Cosmos… Lo que hemos jurado todos… será siempre la luz que me guíe. ―con su decisión hecha continua sin ninguna dudas más el camino―

En medio de su trayecto el Guerrero sigue su camino aun en solitario pero con la convicción de que la luz siempre será su guía junto a la luz eterna de la diosa Cosmos, no obstante su ruta pre terminada en medio de aquella fortaleza se ve interrumpida por la aparición de Emperador en el camino del Guerrero de la luz.

Emperador: Ha sido espectacular. Pero creo que nos debes una. Gracias a tu numerito, hemos perdido a ese tal Bartz.

G. de la luz: (¿Bartz?, ¿Qué hacía aquí? Pero…) Es muy típico de él eso de desaparecer en medio del caos de una batalla.

Emperador: Es un tipo con suerte. Supongo que te habrás dado cuenta… No podréis salir victoriosos de esta guerra. Pero tu destreza con la luz podría aprovecharse… ¿Qué te parecería usar tus poderes para mí? Tu lealtad será recompensada. ―hace un ligero movimiento con su baston haciendo parecer entre ellos el cristal que se supone que ha de estar buscando el Guerrero― Tu búsqueda ha terminado. Te puedes quedar con este cristal.

G. de la luz: ―dudoso hace aparecer su arma empuñando bien su espada― Entiendo. Así que este era tu plan. ―lanza una ola radiante contra el cristal destruyéndolo con mucha facilidad―

Emperador: Vaya… ¿Vas a tirar a la basura la única oportunidad que tienes? ¿No eran los cristales lo que querías?

G. de la luz: He jurado acabar con este conflicto con mis propias manos. Por eso debo encontrar el cristal yo mismo. No es algo que pueda aceptar como regalo del enemigo. ―se pone en guardia con su escudo en mano también― Eso no era más que una burda imitación.

Emperador: ―suelta un ligero bufido― Supongo que tu determinación es verdadera. ―Convoca miles de minas mágicas alrededor del guerrero que el fácilmente logra evadir sin ningun problema junto a otras minas mágicas más que hace aparecer para disminuir su paso pero obviamente no lo consigue ya que es presa de un ataque directo de la ola radiante del Guerrero de la luz seguido de que fácilmente es atrapado por los ataques seguidos y veloces sin pausa de la espada del guerrero hasta ponerlo totalmente contra las cuerdas quedando apoyado sobre una rodilla― Tu determinación para detener el conflicto es impresionante. Pero ¿seguirás tan determinado después de conocer la verdad? ―comienza emanar humo negro hasta el punto que comienza a desvanecerse hasta que no queda rastro de él―

G. de la luz: ¿Dónde estará?

Garland: ―se comienza a reir mientras camina tranquilamente hasta el punto en el que ya es completamente visible para su aciago enemigo― Ahora me toca a mí…

G. de la luz: Tú… ¡Garland!

Garland: ¿Por qué estás tan sorprendido? Mientras tú vivas, yo seguiré volviendo a la vida. Ese es el destino que este mundo ha escogido para nosotros.

G. de la luz: ¿Qué quieres decir?

Garland: Si buscas la verdad que hay detrás de este conflicto, sígueme. ―desaparece del lugar dejándolo al guerrero―

G. de la luz: ¡Espera! ―nota que ya es tarde para alcanzar a Garland quedándose un poco confundido por sus palabras― ¿La verdad que hay detrás…? ―Sin dudar sigue su camino siguiéndole la pista a Garland―

Mientras tanto en medio de la sala interna de aquel antiguo templo se encuentra Garland…

Garland: ―Hasta hace unos momentos estaba meditando solo unos momentos hasta que nota unos pasos acercándose y abre los ojos jactándose de la presencia de “el” ― Veo que has venido…

G. de la luz: ―Detiene su andar quedándose a una larga distancia del trono de aquel templo― Para conocer la verdad y acabar con esta guerra.

Garland: ¡Ja, ja, ja, ja, ja! Estúpidos, vuestros esfuerzos son inútiles. Estamos atrapados en un conflicto eterno… Un ciclo de guerra sin fin. Una completa batalla sin final alguno al que llegar.

G. de la luz: ¿Una guerra sin fin?

Garland: Así es. La lucha entre los dioses dura toda la eternidad, y por eso nuestras batallas se repetirán por los tiempos de los tiempos. ¡Esa es la verdad del mundo! ¡No podemos escapar de este destino! Lo mejor será que abandones la esperanza que te queda. Es hora de que aceptes el ciclo y disfrutes con la triste realidad.

G. de la luz: Garland, siento lástima por ti.

Garland: ¿Cómo dices?

G. de la luz: Estás atrapado en las cadenas del destino y la desesperación. Por eso siento lástima. Es cierto que nuestros combates se repiten a lo largo del tiempo. Puede que nos hayamos visto atrapados en el ciclo de la guerra. Pero ahora que conozco la vedad, puedo superarlo. ¡Lo único que debo hacer es luchar para acabar con el ciclo!

Garland: Podrás derrotarme aquí, pero no será más que otra fase en el ciclo.

G. de la luz: ―Saca su espada y alza su escudo listo para el combate― No sé qué destino me depara el mundo pero ¡nunca me rendiré! ¡Esta lucha llegará a su fin y también podré salvarte a ti!

Garland: ¿Tú? ¿Salvarme a mí? Ya he oído bastantes estupideces.

G. de la luz: ―Comienza a correr listo para atacar a Garland con todo lo que tiene―

Garland: GRAAAAAH ―separa su espadón que aun sostiene de su mango mientras que da rienda suelta a la cadena para que arrase con su enemigo predestinado haciendo que le caigan encima varios escombros―

G. de la luz: ―Ve venir los escombros y con mucha habilidad destroza uno de cada uno con un simple corte de su espada mientras sigue con su carrera hacia Garland haciendo aparecer varias espadas de luz encima de su cabeza― ¡Adelante, luz! ―lanza las espadas directamente hacia Garland pero este las desvía con su arma―

Garland: ¡Este es el ciclo de la lucha! ―Golpea el suelo con su espadón haciendo resquebrajar el suelo impidiéndole el paso al guerrero de la luz pero ve como el se abre paso al usar la luz mediante su escudo estando entonces finalmente cerca suyo para entonces bloquear un ataque directo de la espada del guerrero― Nunca nos aceptaremos. ¡Siempre estaremos en conflicto! ―separa su arma en intento de atacarlo con su segunda espada pero este lo evade―

G. de la luz: ―Queda a espaldas de Garland pero este no se rinde y entabla un ligero choque de espadas con el siendo de lo más simple pero con mucha fuerza empleada en cada ataque de sus armas hasta que él se aleja― Nuestro destino… acaba aquí y ahora.

Garland: ¡Termina con esto si puedes!

G. de la luz: ―Da un salto directo hacia Garland con su espada en alto y entonces― ¡Cambio! ―su armadura se transforma en medio de un flash de luz obteniendo un atuendo diferente en el que en su atuendo predominan los colores amarillo, naranja y dorado―

Garland: ¡Cambio! ―la apariencia de Garland también cambia totalmente siendo ahora de un color plata y blanco―

En ese momento ambos chocan sus armas creando una especie de onda expansiva de viento que estremece por completo el templo pero eso no es lo único ya que en segunda instancia al comenzar un nuevo duelo de espadas hacen temblar todo con cada choque de sus espadas además de que con mucha habilidad el guerrero logra hacerle uno o dos roces a Garland en su armadura que lo hace ponerse algo furioso haciendo más directos sus ataques además de llevarse con el gran parte de la estructura interna del templo aunque eso no lo detiene de tener un enfrentamiento directo con su contrincante que se mantiene sereno pero muy centrado en la pelea acertando con cada golpe de su espada incluyendo aquellos que son de lo más letales para Garland que no para de recibir un daño tras otro conforme avanza el combate hasta que lo llevan a la parte externa del templo en la parte superior de este logrando asi darle más movilidad a Garland que aprovecha para usar una de cada una de las formas de su espadón que resultan en uno que otro muy seguido bloqueo de parte de Guerrero de la luz pero que se lo pone muy complicado para poder acercarse cada vez que hace el intento pero el de armadura blanca se asegura de que no se pueda acercar ni un poco aunque se fue uno de tantos errores ya que casi recibe un ataque de oleada de luz seguido de una gran lluvia de espadas de luz que creo que el mismo guerrero que provocan que el siervo de Caos tome acciones evasivas esquivando una de cada una de las espadas no obstante también opta por bloquear varias espadas que vienen directamente hacia el con mucha precisión aunque una que otra espada logra rasgar levemente su capa aunque también el hace de las suyas creando un poderoso terremoto al clavar en el suelo su espadón una vez más creando una especie de avalancha terrestre levantando varios picos rocosos que amenazan de forma peligrosa al guerrero que únicamente usa un pulso de luz que actúa como un fuerte golpe que detiene el avance de los picos seguido de que hábilmente manda a Garland por los aires y lanza un ataque concentrando de energía por medio de su espada que manda a Garland en el aire pero claramente este se recupera rápidamente listo para un ataque más aunque lo que no se espera es el hecho de que Guerrero de la luz se lance directamente contra él desatando su más poderoso ataque cuando usa su habilidad de cambio el Ultralma que comienza como una serie de rápidos cortes de la espada de Guerrero de la luz que hieren con tal gravedad a Garland que no encuentra ningun escape de la serie de ataques rápidos del guerrero con el poder de la luz hasta el punto que recibe el ultimo ataque de forma definitiva hiriéndolo al punto de que lo deja al borde totalmente.

Garland: ―deshace el cambio regresando a su anterior estado pero claramente herido por el ataque definitivo del guerrero―

G. de la luz: ―se mantiene firme en frente de Garland deshaciendo el cambio regresando a su habitual aspecto además de notar como justo frente a sus ojos aparece el auténtico cristal― ¿Esta luz es…? ―guarda su espada y escudo mientras toma en su mano el cristal― El cristal…

Garland: veo que lo has conseguido. El cristal tiene el poder de romper las cadenas del tiempo.

G. de la luz: Entonces tiene el poder de acabar con esta lucha.

Garland: Y acabar incluso con la existencia de los dioses.

G. de la luz: ¿Qué cosa has dicho?

Garland: ―comienza a desprender humo negro al mismo tiempo que lentamente se desvanece― ¿Qué pasaría con los dioses si juntamos todos los cristales? ¿Qué sería del mundo si acabamos con el ciclo de conflictos de repente? Ni siquiera los dioses han podido prever la crisis que se avecina… Nos veremos de nuevo… En un futuro cercano. ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja! ―termina de desaparecer por completo―

G. de la luz: ….. (El ciclo todavía no ha concluido. Volveré a enfrentarme con Garland… A menos que ganemos la verdadera lucha. Pero…)

¿?: Parece que lo has conseguido.

G. de la luz: ―se da la vuelta notando como todos estan en escena incluyendo a Hydesu y a Buchi― ¿Estáis todos bien?

Luneth: ¡Por supuesto! Estaba chupado.

Firion: Ahora todos tenemos nuestros cristales. Incluso la ayuda que nos trajo Cosmos consiguieron sus cristales. ¡Deberíamos seguir!

G. de la luz: Sí. Hay que darse prisa. Cosmos nos espera. ―Se adelanta junto con los demás para ir a ver a Cosmos dejando inconscientemente atrás a Hydesu y Buchi que estan hablando de quien sabe que― (No importa cuántas veces la oscuridad amenace con inundarlo todo… La luz siempre estará con nosotros.)

Buchi: Entonces todo mundo en marcha de regreso con la diosa esa.

Hydesu: Buchi se algo más respetuoso al menos.

Buchi: Como quieres que lo sea, primero ella nos habla a través de un sueño y después nos “secuestra” sin nuestro permiso trayéndonos aquí para pelear en su guerra sin nuestra autorización. Ni nos preguntó si podíamos decidir si aceptar venir aquí a ayudarla o no.

Hydesu: Pero al menos mira el lado bueno del que hayamos venido aquí. Logramos encontrarnos con Taishou, yo luche con el y tu luchaste con el y…

Buchi: Y nada, no me dijo ni jota sobre dónde demonios esta ella o donde está a quien tu buscas, solo se limitó a pelear con nosotros y por si no lo viste en la pelea que tuve con el me costó que me desgarrara la pierna derecha del pantalón y que me dejara este corte bastante notorio en todo el pecho de la camisa ¡y esta ropa era nueva para mí!, que le voy a decir a Hayden si ve que la linda ropa que me regalo está destrozada desde mi punto de vista. Y tú no eres la excepción, te falta toda la manga izquierda de tu chaqueta blanca, el cuello está un poco chamuscado y tienes las dos rodillas a la vista porque también tu pantalón está roto en esas zonas. ―jadea un poco recuperando el aliento aun mirando a Hydesu― ¿Me falto algo?

Hydesu: Este pues… No nada además de que los demás al parecer nos dieron un poco de espacio y nos dejaron solos, se nos adelantaran en arribar a aquel sitio en el que aparecimos cuando llegamos a este mundo… dimensión… mundo espacio-temporal entre dimensiones al que llegamos.

Buchi: ¡Que estamos como dijiste…! ―Nota como todos en efecto ya se fueron adelantando― ¡Jo tío como se atreven a dejarnos!

Hydesu: Principalmente porque pues tú estabas muy histérico y no parecía correcto interrumpirte cuando estabas liberándote de todo el estrés que tenias acumulado hasta parecía que Tidus quería hablarte pero se decidio a que no era el tiempo adecuado para entablar una relajante charla contigo.

Buchi: Vale, vale, vale ya. Solo camina para que consigamos alcanzar al resto de la pandilla a donde se supone que esta Cosmos.

Hydesu: Así está mejor. ―saca el cristal y se le queda mirando notando que extrañamente el cristal es un tanto redondo de un color azul muy gélido― que raro se ve este cristal, y esta frio al contacto con mis manos.

Buchi: ―Saca su cristal que es redondo también además de que es completamente rojo y siente una extraña sensación cálida al tenerlo en sus manos― No es el mío esta calentito y no me molesta para nada. En fin vámonos.

Hydesu: ¡Sí!

Ambos se van corriendo hasta conseguir alcanzar a los demás.

Son la última esperanza del mundo. Tras superar las fronteras de su destino, los doce guerreros se reúnen por fin, con los cristales y el corazón lleno de esperanza. Con el deseo de Cosmos cumplido, el combate entraría en una nueva fase.

Mientras que en su santuario…

Cosmos: Guerreros marcados por la batalla… Yo…

Flashback…

Cosmos en su mismo santuario junto a alguien que no se había mostrado antes además de la inesperada llegada de alguien cubierto en una armadura y que porta cierto símbolo rojo en su capa negra…

Gabranth: ―Alza su arma― No hay futuro para aquel que se mantiene al margen. ―entonces empuña su arma resultando ser una doble espada― Porque no tiene nada que defender.

Shantotto: ¡Jo, jo, jo, jo! ¡Claro! ¡El futuro se gana con la fuerza bruta!

Fin del flashback…

Cosmos: …. Todo es un sueño sin fin. Sin embargo… ―Nota la llegada de todos sus fieles guerreros― (La ilusión debe acabar…)

Con los cristales, los guerreros se reunieron con Cosmos para derrotar a Caos…

-santuario de Cosmos, momento actual-

G. de la luz: ―se acerca junto con todos los demás incluso Hydesu y Buchi que estan de momento en silencio ya que las respuestas las tendrán después, entonces el guerrero saca de su bolsillo su cristal― Acabemos con este conflicto de una vez.

Cosmos: ……. No… Ya está decidido. ―comienza a desprender varios orbes de luz espirituales que alerta a todos los presentes y por consiguiente la diosa cae al suelo sin muchas fuerzas― Vuestro destino es caer… en la verdadera oscuridad.

Todos: ¡!

Hydesu: Eh…

Buchi: Miren a su alrededor.

G. de la luz: El santuario…

Firion: Todo esta…

Luneth: Está cambiando de aspecto.

Bartz: Esto no se ve para nada bien.

Terra: Siento una gran fuerza llegando… No al contrario, ya está aquí.

Cloud: No se queden allí, espabilen y estén alerta.

Squall: No baje la guardia nadie…

Yitan: Como no hacerlo, el santuario está desmoronándose junto a la realidad.

Tidus: Esto parece cosa…

Hydesu: Sin duda alguna.

Buchi: ………….

Entonces al final luego de varios momentos de resistencia el santuario cambia su aspecto pareciendo ahora una escena sacada del apocalipsis, el cielo nublado del que llueve fuego y varios torrentes de surgiendo de todas partes mientras que los guerreros está en medio de un espacio árido y muerto…

Tidus: Pero que es…. Ah… ―Se da vuelta― ¡Cosmos! ¡Eh!

Firion: ¡El…!

Hydesu: Ese es…

Buchi: Así que ese es el famoso dios de la Discordia… Caos.

Justo en frente de Cosmos flotando encima de ella esta aquel que gobierna la discordia. Caos.

Caos: Je, je, je, je.

Cosmos: Caos…

Tidus: ¡Cosmos! ―Se lanza a intentar protegerla―

Buchi: ¡Si te acabamos entonces nos iremos a casa, Hydesu! ―se lanza junto con Tidus―

Hydesu: ¡SI! ―se une a ellos―

Caos: ―sus ojos destellan paralizándolos a todos― Tras tantos esfuerzos, acabarás en el purgatorio. Qué pena, Cosmos.

Cosmos: Esto no es decisión tuya. Deben conocer la verdadera oscuridad.

Caos: Te concederé tu deseo. ¡Acabaré con toda la luz! ―hace que un gran pilar en llamas envuelva por completo a Cosmos―

Squall: ¡Cosmos!

Cosmos mira por última vez a todos con una última leve sonrisa antes de desaparecer por completo al ser engullida por las llamas dejando como último vestigio rastros de fuegos fatuos. Con la muerte de la diosa todos se quedan en shock incluso Hydesu y Buchi al ver reducidas completamente sus posibilidades de regresar a su mundo.

Caos: El mundo no cambia. Seres insignificantes… Caed en la sombra de la desesperación… y desapareced.

Cada uno de los doce guerreros, la última esperanza del mundo, ha seguido su propio camino hasta obtener el cristal. Pero la diosa de la armonía, Cosmos, ha perecido bajo su mirada, y el mundo está en manos de Caos, dios de la discordia. Y tal y como había dicho la deidad que los invocó…, los guerreros iban a experimentar la verdadera oscuridad.

Tidus: ―comienza a emanar una serie de luces iguales a las que dejo Cosmos al desaparecer― Qué… ¿Pero cómo…?

Bartz: ―Se queda sin palabras al ver a Tidus y luego nota que Yitan esta igual e incluso el― Yitan…

Yitan: ¿Qué es todo esto?

Tidus: ―cae al suelo desapareciendo con un grito de miedo―

Yitan y Bartz: ¿¡Tidus!?

Exdeath: Ja, ja, ja, ja. El conflicto de los dioses ha terminado. Ahora los peones debéis desaparecer.

Kefka: Solo tenéis lo que os merecéis. Después de todo, Cosmos murió… ¡por lo que hicisteis!

Yitan: ¿¡Qué has dicho!? ―nota como ahora él es quien sucumbe hasta desaparecer―

Buchi: ¡Explícate payaso loco!

Squall: Ugh… ―desaparece el también―

Cloud: ―Sin poder alcanzar a hablar desaparece también―

Terra: Luneth… ―Desaparece―

Bartz: Oh amigo… ―Desaparece―

Cecil: No puede estar pasando esto… ―Desaparece―

Kefka: Es mejor desaparecer que conocer la cruda realidad. Creedme. No temáis. Esperaré hasta que os hayáis ido antes de devolver el mundo al vacío ―Ve como Luneth junto con Firion desaparecen quedando solo Buchi, Hydesu y Guerrero de la luz―

Hydesu: No… No puedo… irme asi.

Buchi: Yo tampoco… demonios…. Reika. ―Desaparece―

Hydesu: Tsuki… ―Desaparece―

G. de la luz: ―Solo sucumbe mientras solo escucha como Kefka y Exdeath ríen hasta que el sonido de sus risas desaparece totalmente― No hay ni un mínimo brillo de luz. Estoy en la oscuridad más absoluta.

Firion: ¿He desaparecido? Si nos hemos ido todos, entonces el mundo…

Squall: ¿Ya está? ¿Así es como acaba todo?

Luneth: No… No quiero que termine. ¡He aprendido a lo largo de los combates que no podemos rendirnos! ¡Incluso en la desesperación más terrible!

De forma inesperada los cristales brillan en medio de toda esa oscuridad sacando a relucir una brillante luz que saca a todos de esa inmensa oscuridad trayéndolos de regreso, de regreso al santuario, todos entonces estan un tanto confundidos del porque y como es que siguen todavía vivos, todos y cada quien con su cristal en la mano.

Terra: Será esto… ¿obra de Cosmos?

Todos recuerdan claramente lo que Cosmos le dijo a Caos antes de morir…

Cecil: Pero dicen que nosotros matamos a Cosmos…

Firion: Creo que deberíamos… descubrir la verdad.

Bartz: ¿Por qué Cosmos ha desaparecido…? ¿Tenemos nosotros que desaparecer…? ¡Hay que encontrar respuestas!

Cloud: No permitiremos que se salgan con la suya.

Hydesu: Tenemos que llegar al fondo del misterio. ―mira a Buchi― Y aún más respuestas si queremos regresar a nuestro hogar.

Buchi: En eso estamos de acuerdo… (Si el payaso ese está vivo entonces Taishou aún debe seguir aquí también…)

Mientras que los chicos junto a los diez guerreros de la ya caída diosa de la armonía estan trazando un contra ataque en medio de otra parte siendo el escenario aquel que parece un gran coliseo con varias almas flotando por los alrededores se ve a cierta figura allí.

Emperador: El largo conflicto entre dioses por fin ha terminado.

Jecht: Va a volver a empezar, ¿no? Nos “purifican” o lo que sea y otra vez a jugar con los chavales…

Emperador: Si. Normalmente es lo que ocurre. Pero esta vez, nos hemos asegurado de que la muerte de Cosmos sea definitiva. Sus guerreros también desaparecerán… Igual que nosotros.

Jecht: ¿Qué quieres decir con eso?

Emperador: Volveremos a ser los simples recipientes que éramos. Así es como esta guerra llegará a su verdadero fin.

Jecht: Un momento, eso no me ha quedado claro… ¿Ya tenías pensado largarnos? ¿Para eso nos habéis llamado aquí como esbirros de Caos? ¿Para el trabajo sucio?

Emperador: Te equivocas en algo, Jecht. No eres un esbirro de Caos.

Jecht: ¿Qué?

Emperador: Seguramente no lo recuerdes…, pero has sido un siervo de Cosmos. La armonía y el desorden son caprichosos. Esta vez estás de nuestro lado. Eres un traidor; un cuerpo de oscuridad con un corazón de luz. Por eso te utilizo.

Jecht: ¿Utilizarme?

Emperador: Para hacer cristales… especiales para cuerpos de oscuridad. La luz nació cuando te enfrentaste a tu hijo y cuando ese mocoso peludo se enfrentó con el otro que es su supuesto amigo. Yo la tomé mientras luchabais. Tiembla… Ahora tengo poderes con los que los dioses solo pueden soñar.

Jecht: Ya lo pillo… Al fin comprendo el tipo de persona que eres.

Emperador: ¿Adónde crees que vas?

Jecht: A buscar una pelea de verdad. ¡Contra alguien que luche con ganas!

Emperador: Ladra lo que quieras. No te queda mucho tiempo. Solo yo tengo el poder para sobrevivir al fin del mundo. ¡Al final reinaré!

Mientras que en otra parte que resulta ser aquel castillo que tiene a su alrededor varias grietas dimensionales, los guerreros de la armonía tienen un peculiar encuentro familiar para Bartz…

Exdeath: Así que seguís todos vivos. El poder de los cristales es verdaderamente asombroso.

G. de la luz: ¿El poder de los cristales?

Bartz: Exdeath, ¡dinos lo que sabes! ¿Qué quisiste decir con que matamos a Cosmos?

Exdeath: Supongo que ya podéis conocer la verdad. Pensad en lo que son los cristales. Han nacido de la fuerza armoniosa de una deidad.

Tidus: ¿Fuerza armoniosa? ―piensa un poco y entonces se da cuenta de lo que quiere decir― No querrás decir…

Exdeath: Así es. Los cristales son fragmentos de Cosmos. Ellos son el poder de la diosa. Y al obtenerlos vosotros, Cosmos perdió su fuerza y pereció. El poder de los cristales ha permitido a los siervos vivir sin la presencia de su amo. Pero la luz que queda es muy débil. Al final se quedará en nada.

Bartz: Si esa luz se apaga, nosotros…

Exdeath: Volveríais al vientre del Vacío. ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja!

G. de la luz: Cosmos… ¿Por qué?

Exdeath: Si no podéis esperar, yo mismo os puedo allanar el camino. Todo volverá a la nada. Yo también… ¡Para toda la eternidad!

Todos se ponen en guardia siguiendo principalmente a Bartz en la lucha que al ser una en la que pelea todos juntos relativamente gracias a los poderes mágicos de Terra y Hydesu combinados junto a los de Luneth y las destrezas de los demás mas incluso la de Buchi logran muy efectivamente herir de gravedad completamente a Exdeath que trata por muchos medios mantener equilibrada la pelea a su favor pero a la final la balanza decae en su contra acabando en su derrota…

Exdeath: Es esta sensación… Los límites de la carne se rompen y se disuelven en la nada… El Vacío es donde comienza todo y todo termina. Muy pronto todos vosotros formaréis parte de esta eternidad. ¡JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA! ―Comienza a emanar humo negro hasta que por fin desaparece completamente―

G. de la luz: ¿Por qué quiso Cosmos que obtuviéramos los cristales?

Todos: ―cada quien recuerda las palabras de Cosmos al inicio de todo hasta el punto en el que por fin desapareció―

Buchi: Bueno quizás ella…

Hydesu: Ella debio… de saberlo desde el principio cuando envió nos trajo a mí y Buchi aquí.

Terra: Cosmos… sabía… Que su muerte era un destino inevitable.

Bartz: Y sabiéndolo, ¿nos dio hasta sus últimas fuerzas?

G. de la luz: Ella confió en nosotros… Puso hasta su última esperanza en nuestras manos.

Terra: Si los cristales… No, si Cosmos nos ha dado sus últimos momentos…

Bartz: No podemos desperdiciarlos.

G. de la luz: Entonces Luchemos… Luchemos… con nuestra propia fuerza.

Emperador: ¡Ja, ja, ja, ja, ja! Veo que la comedia continúa.

Los cristales obtenidos por los doce guerreros eran las últimas fuerzas de Cosmos. Sabiendo cuál sería su suerte, la diosa otorgó a los guerreros un tiempo que no deberían haber tenido. El futuro está ahora en manos de los valientes. Mientras reafirman su determinación para cumplir la voluntad de la diosa, una sombra se acerca lentamente…

Emperador: Es estupendo veros de nuevo.

Firion: Emperador…

G. de la luz: Tú… ¿No te derrotó Firion?

Emperador: He vuelto del más allá… Parece que el mundo necesita un nuevo gobernante.

Firion: Es por culpa de monstruos como tú… ¡por lo que el conflicto nunca se acaba!

Emperador: Guarda tu energía. Todavía tienes que enfrentarte a la verdadera crisis.

Luneth: ¿Qué de que hablas?

G. de la luz: ¿Qué significa eso que dices?

Buchi: Explícate supuesto hombre con aires de rey… y enserio deberías cambiarte el guardarropa porque te ves…

Hydesu: ―le cubre la boca a Buchi― Shhh

Emperador: Con la victoria de Caos, las cadenas que nos ataban ya no existen. Uno quiere que el mundo vuelva al Vacío… y el otro solo desea la destrucción definitiva. Cada uno de nosotros ha empezado a seguir los simples deseos del corazón. Es el nacimiento de un mundo caótico.

Luneth: Bueno, pues ¡los detendremos a todos!

Buchi: ―asiente con la cabeza mientras Hydesu aún le está cubriendo la boca haciendo señas con las manos diciéndole quien sabe que a Emperador―

Firion: ¡No dejaremos el futuro en vuestras manos!

Emperador: Ja, ja, ja, ja, ja. El futuro es algo que no podéis controlar. Seréis un aperitivo, queridos guerreros…, hasta que llegue la hora de mi reino. ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja! ―desaparece―

Luneth: Estamos todos aquí…

Firion: ¡Porque ninguno está solo!

G. de la luz: Vamos. Juntos con la luz.

Mientras tanto….

Emperador: ―dirige su mirada hacia Golbez― Al fin me doy cuenta… Siempre has estado del lado de Cosmos.

Golbez: …. Todo lo que he hecho ha sido por salvarlo. Pero me temo que no he seguido tus planes. Usar los cristales con el poder de la oscuridad… para escapar de la destrucción…

Emperador: ¿No lo ves, Golbez? ¿Prefieres aceptar el final de este mundo en la desesperación?

Golbez: No, no es desesperación.

Emperador: ¿Qué?

Golbez: Este mundo está formado por fragmentos sacados de otros universos por dos dioses. Mientras Caos reine, los fragmentos están condenados a hundirse en la oscuridad. Pero si Caos muere, los fragmentos se liberarán y volverán a su lugar. Lo que busco es esperanza. ¡Tienen la fuerza para derrotar a Caos!

Emperador: Qué insensatez. ¿Cómo es posible pensar en destruir al mismo dios de la destrucción? Mi plan es perfecto. Algún día, hasta los dioses se inclinaran ante mí.

Ahí la conversación termina mientras Golbez desaparece del lugar dejando solo a quien ansia conquistarlo todo soñando con que algún día hasta las mismas divinidades se inclinen a sus pies en el futuro aunque su ensoñación es interrumpida al oír unos pasos por alguna parte del lugar por lo que ya debe de saber de qué se trata por lo que sin incomodidad alguna sonríe de forma maligna hasta aparecen aquellos a los que esperaba.

Firion: ¡Emperador!

Emperador: Mis queridas herramientas de guerra… ¿Acudís a vuestro amo cansados de luchar?

G. de la luz y Firion: Venimos a detenerte.

Emperador: ¡Ja, ja, ja, ja! Los insectos se unen en enjambres, pero no dejan de ser insectos.

Yitan: ¡No somos tan débiles como piensas! Hemos superado muchas dificultades para llegar hasta aquí.

Emperador: Je, je, je, je, je, je. ¿“Superado”, dices? Entonces te preguntaré algo; ¿Pensáis que solo es mérito vuestro el que hayáis encontrado los cristales?

Firion: ¿Qué quieres decir?

Buchi: Y aquí vamos otra vez.

Emperador: Me refiero… Que todo ha salido según lo planeado. Es cierto que entregaros su propia fuerza era el plan de Cosmos. Pero pensad bien en quién os ha llevado hasta vuestros combates. ¿No es obvio…? ¿Qué debéis darnos las gracias?

G. de la luz: ¿Qué?

Emperador: Puede que Cosmos fuera débil, pero no dejaba de ser una diosa. Para eliminarla completamente, lo mejor era obligarla a deshacerse de sus poderes. Os proporcionamos las pruebas. Y es cierto que conseguisteis los cristales. Confieso que algunos de nosotros pecaron de exceso de celo. Pero os encargasteis de ellos. En realidad, vosotros sois las fuerzas de la oscuridad que acabaron con la diosa.

Cecil y Hydesu: ¿Así que todo ha ido según lo planeado? ¡Ya hemos oído bastante! No comprendes nada.

Yitan: Te burlas de todo aquello por lo que Cosmos sacrificó su vida.

G. de la luz y Firion: ¡Su voluntad no acabará siendo una simple herramienta en tus manos!

Buchi: Serás eliminado aquí mismo doradito.

Emperador: ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja! ¡Silencio! La muerte, la vida e incluso las divinidades acabarán bajo mi mando… Pues el único listo para gobernar ¡soy yo!

Todos en si sacan sus armas listos para pelear siendo esta vez en el combate Firion el que los lidera apoyando a sus amigos para evadir las artimañas del Emperador y no caer en las trampas de minas mágicas siendo entonces una gran pelea muy ventajosa para los guerreros, Buchi apoya en todo a Firion lanzando su Ragnarok destruyendo al instante cada mina que se cruce en el camino mientras que Hydesu al lanzarse directamente a emperador lo hiere con Ultimo Arcano seguido de que Cloud y Squall junto a Luneth se suman al combate cercano mientras que Terra los apoya con su magia a la distancia e incluso Tidus se suma al ataque finalizando entonces con el golpe final de Firion al concentrar gran parte de su magia en su arco.

Emperador: ¿Cómo he podido perder…? ¿Dos veces? ¿Quiénes sois?

G. de la luz: Nunca lo comprenderás.

Emperador: Pero esto no es el fin. Mientras Caos exista, nosotros también. Volveré para reinar de nuevo.

Firion: Quieres decir, ¿volver del más allá?

Emperador: Así es Firion… De las profundidades del infierno a este mundo de nuevo…

Firion: ¡Espera!

Emperador: ―comienza a emanar humo negro comenzando a desvanecerse― ¡Volveré! ¡AAAAAAAAAGH! ―Desaparece dejando atrás dejando nada más que rastros de luz negra y humo negro también―

Luneth: El tiempo no está de nuestra parte…

Hydesu: Para nada el tiempo es exactamente nuestro fiel amigo esta vez…

Firion: Pero a menos que derrotemos a Caos, volverán otra vez…

G. de la luz: Si eso es cierto…, lo debemos hacer…

Mientras el dios Caos siga viviendo, las fuerzas de la discordia no acabarán. Para detener el ciclo de conflicto y traer la paz, no queda más remedio que derrotar a Caos. Pero la discordia sigue reforzándose y amenaza con eliminar hasta el último rastro de armonía. Hasta los guerreros que han seguido luchando empiezan a sentir que su propio final se acerca…

G. de la luz: Ugh… Agh… ―se cae de rodillas al suelo desprendiendo rastros de luz sintiendo como todo se va― ¿Será…? ―nota un leve brillo de su bolsillo por lo que saca de allí el cristal que aumenta su brillo provocando que los rastros de luz que estaba emanando se detengan por el momento― Creo que se nos acaba el tiempo.

Cloud: Caos, rey de la discordia… El conflicto no acabara a menos que lo derrotemos.

Squall: Tanto si es un dios como si no… Debemos intentarlo. Incluso si debemos desaparecer…

Buchi: (No gracias otro Squall yo tengo un mundo al que quiero regresar y gente a la que no quiero dejar atrás si me muero aquí. Tu puedes quedarte con tu numerito de héroe suicida que hará lo que debe hacer incluso si eso le provoca la muerte pero yo no dejare a la única persona que me ha importado desde que el viejo se fue de casa.)

G. de la luz: Cosmos no nos ha dejado solo con los cristales. Eso debemos demostrarlo nosotros. Pero… ―nota como hay un ligero temblor―

Squall y Hydesu: ¿Qué es eso?

Cloud: El mundo… ¿llora?

G. de la luz: ¿Qué nos esperará?

Buchi: Pues aquí parados no vamos a saberlo.

Mientras tanto en aquel lugar que parece el sitio en el que Caos lo reina todo, el dios en persona está sentado en su trono…

Caos: Estaba soñando que me encontraba en medio del caos…

Garland: ―se inclina― Ya estás despierto. ¿Cómo era el sueño?

Caos: Era ridículo. Cosmos y yo gobernábamos juntos el mundo.

Garland: ¡Eso es…!

Caos: Absurdo, ¿verdad? En ese mundo, yo era un dios que luchaba contra la discordia. Pero lo extraño es que esas imágenes permanecen en mis ojos… Toda esa gente sonriente… La calidez de los días que pasaba con Cosmos… Para alguien que no tiene recuerdos, ¿por qué un sueño tan cruel?

Garland: Caos… si este es nuestro último combate, hay algo que debo compartir contigo. Este conflicto, que se repite eternamente, es iniciativa de la Gran Voluntad. Soy yo quien ha hecho de este mundo el campo de batalla entre el orden y el caos. No tenías recuerdos, así que te guie según el deseo de la Gran Voluntad.

Caos: Es lo que pensaba… Tú eres el principio.

Garland: No, Caos… Para mí…, tú eres el principio. Antes de que la Gran Voluntad me trajera, cuando estaba al borde de la muerte…, fuiste tú quien me envió dos mil años atrás en el tiempo. Eres yo… Y yo… soy tú.

Caos: … Entonces…

Mientras que en alguna parte con el resto de los guerreros de la armonía…

Tidus: ―Nota lo solo que esta el guerrero de la luz y se le acerca― ¿Ocurre algo? ¿Te estás asustando?

G. de la luz: No. Sigo deseando derrotar a Caos, eso no ha cambiado, pero… A diferencia de todos vosotros, yo no tengo recuerdos de mis orígenes, de donde vengo, como era ese lugar o quien soy o quien era. Ni siquiera sé mi nombre…

Bartz: ―llega caminando como si nada metiéndose en la conversación entre ambos― Nada es seguro… para ninguno. El futuro puede cambiar muy fácilmente como las nubes en el cielo.

Cecil: No te preocupes. Algún día lo recordarás. Y aunque no recuperes tú pasado… Puedes tener fe en el futuro, ¿no? ―sonríe amablemente―

G. de la luz: Si… Gracias, a todos.

Otro rato después en los que Guerrero de la luz y Tidus estan totalmente solos o casi solos ya que Hydesu y Buchi estan ocultos escuchándolo todo.

Tidus: Sabes…

G. de la luz: ¿Qué pasa?

Tidus: Lo que ocurrió antes de llegar aquí es algo más que un recuerdo. Si volvemos a nuestros mundos… no estaría mal que recordaras cómo luchabas a nuestro lado… de vez en cuando. ―se adelanta dejando solo a Guerrero de la luz―

G. de la luz: Claro. No lo olvidaré… Nunca olvidaré esto. ―Sigue adelante―

Hydesu: ―Mira a Buchi sonriendo― Al menos ellos si son buenos amigos.

Buchi: Si, si saben entenderse bien. No tengo mucho que decir y esto… Si encontramos a Taishou esta vez acabaremos con el pero estoy dudando acerca de que si logramos vencer a Caos entonces quizás es posible que Taishou…

Hydesu: Buchi nosotros no somos parte de este mundo o dimensión o lo que sea que es este raro mundo o lugar en el espacio-tiempo. Cuando todo acabe cada quien volverá a donde pertenece y nosotros también incluso Taishou. En el momento que estemos de regreso en casa tenemos que centrarnos en las cerraduras y si es posible que Taishou se nos cruce en el camino no lo dejaremos huir.

Buchi: Vaya discurso.

Hydesu: Hey vamos parece que los demás estan por encontrarse con alguien más, creo que puedo sentir el peligro.

Los dos van a reunirse con los demás y en efecto encuentran a cierta persona ya conocida por uno de los guerreros.

Garland: Bienvenidos, valientes guerreros. Si Caos es a quien buscáis, se encuentra más adelante, observando la destrucción.

G. de la luz: Garland…

Buchi: Nos encontramos otra vez hojalata.

G. de la luz: Como esperaba, vives de nuevo. ―nota como él y los demás desprenden nuevamente ese rastro de luz que aparece cuando estan por desaparecer―

Garland: Parece que se acerca vuestro fin.

Los cristales de cada quien brillan un poco previniendo que sigan desprendiendo ese rastro de luz.

G. de la luz: Pues no nos iremos en silencio. Derrotaremos a Caos y acabaremos con el ciclo de conflictos. Esa es nuestra última misión.

Garland: ―se ríe un poco a carcajadas― ¡Comencemos pues! Entregaremos nuestras vidas al frio abrazo del destino… ¡y viviremos un alegre festival de caos!

Todos se ponen en guardia siendo guiados por Guerrero de la luz que los une a cada quien como un líder capacitado diciéndoles a cada quien como y cuando moverse para atacar a la vez que evadir cada uno de los ataques de Garland incluyendo el ataque que causa un repentino terremoto aunque eso no es problema en el momento que Terra convoca Inundación que manda a Garland por los aires dándole entonces a Guerrero de la Luz y Luneth una oportunidad para un ataque limpio y preciso seguido de un fuerte ataque de repulsión de Cloud siendo apoyado por Buchi que luego convoca Gravedad++ haciendo que el peso de Garland aumente provocando que caiga al suelo sin poder levantarse lo que lo hace presa fácil de la guillotina cósmica de Squall y del ataque de flecha del arco de Firion junto a los ataques bien coordinados de Tidus y Bartz a los que se une Yitan con ayuda de Cecil dándole entonces el golpe final el mismo Guerrero de la luz.

Garland: Ugh… ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja!

Buchi: ¿De qué tanto te ríes?

G. de la luz: ¿Qué es tan divertido que te hace gracia?

Garland: Regocijaos. Las cadenas del tiempo se han roto. Nunca volveremos a nacer. El ciclo se termina y se acerca una catástrofe.

Hydesu y Squall: ¿Una catástrofe?

Garland: Sí. La última discordia ha despertado. Caos quiere usar sus poderes para destruir el mundo y a sí mismo.

Buchi, Luneth, Terra y Tidus: ¿¡Qué!?

G. de la luz: El mundo… ¿y a sí mismo? ¿Por qué razón quiere hacer algo como eso?

Garland: Si el caos es un estado sin forma en el que todo se mezcla y fusiona… Entonces el caos definitivo debería ser la negación de toda existencia, ¿no? Cuando acabe el combate, no habrá alegría, ni gloria, ni salvación, ni futuro. Para el dios Caos, un mundo sin Cosmos no es más que una cáscara vacía.

Buchi: (Esto ya parece una historia de amor trágico solo que el hombre es el malvado del cuento que no puede vivir sin la mujer que está del lado del bien y quiere destruirlo todo junto con el mismo porque su vida sin ella ya no tiene sentido. Por dios quiero vomitar.)

G. de la luz: Quiere que todo desaparezca… ¿por el vacío que siente en su corazón?

Garland: Je, je, je, je, je, je. Es lo que ha decidido el dios…

G. de luz y Hydesu: Y a ti… ¿No te importa eso para nada?

Garland: ―suelta un ligero bufido― Si este mundo pierde su forma, solo tendré que encontrar otro ciclo. ¡El alma de la lucha durará para siempre, más allá del tiempo y del espacio! ―comienza a emanar humo negro a la vez que se comienza a desvanecer― Adiós, guerreros de Cosmos. Puede que nos encontremos en el más allá. ―se desvanece por completo―

Terra: (El mundo será destruido….)

Luneth: (Entonces tenemos que hacer algo si queremos evitarlo…)

Yitan: (Destruirlo todo debido a que sin Cosmos esto ya no tiene sentido. Caos parece muy desesperado por ese vacío que siente.)

Cecil: (Solo tenemos una cosa que hacer si es que queremos parar esto…)

Bartz: (Esto para nada tiene nada de diversión en ella. Las cosas estan muy serias a partir de este punto.)

Cloud: (Lo que tenemos que hacer tenemos que hacerlo ahora…)

Squall: (Es… Nuestra única oportunidad.)

G. de la luz, Hydesu y Buchi: Caos… El próximo combate será el último…

El conflicto que dura desde el principio de los tiempos está llegando a su fin. Pero es un fin que nadie desea. “Caos quiere usar sus poderes para destruir el mundo y a sí mismo.” Lo último que dijo Garland inquieta a los guerreros. Y mientras los cristales se debilitan sienten como su propia existencia se desvanece lentamente. Su eterno enemigo, Caos, espera. El tiempo se agota tanto para ellos como para el mundo.

G. de la luz: El mundo se enfrenta al verdadero desorden… ―siente una vez más la sensación de que está desapareciendo haciéndose presente la aparición de los rastros luminosos en cada uno de los 12 presentes―

Hydesu: Otra vez esto…

Buchi: Otro recordatorio de que no nos queda nada de tiempo.

Hydesu: Si esto continua de esta forma nosotros… Todos nosotros a este paso vamos a terminar por…

Tidus: ¡No! ¡Todavía no vamos a desaparecer! ―como en los bolsillos y bolsos de cada quien sus respectivos cristales comienzan a brillar para evitar una vez más su desaparición de este mundo―

Terra: Puede que Caos intente incluso borrar su propia desesperación.

Cecil: La tristeza de la soledad absoluta ahora que ha perdido a su semejante, Cosmos…

Luneth: Ni hablar. ¡Eso no está bien! Intentar borrarlo todo es lo mismo que huir corriendo.

Bartz: Cosmos nunca huyó. Se agarró firmemente a la esperanza. ―saca su cristal junto con los demás― ¡Tenemos los cristales para demostrarlo!

Firion: Somos algo más que peones movidos por el destino. Hemos llegado hasta aquí porque tenemos sueños que queremos defender.

Cloud y Hydesu: Cuando dejas de seguir tu camino es como si desaparecieras.

Squall: Seguiremos nuestra senda hasta el fin. Y después… Tendremos algo que decirle a Caos.

Yitan y Buchi: Sí. Puede que nuestro tiempo sea limitado. Pero siempre se puede dejar algo para el futuro.

G de la luz: Igual que Cosmos nos dejó la esperanza…, nosotros le haremos un regalo similar a este mundo. La luz se transmitirá.

Mientras….

Caos: Ah… ¿Qué es eso…? Me están llegando… ¡Todos los recuerdos de este mundo! El ciclo infinito… de dolor… infinita… discordia… Odio… ¡GRAAAAAAAAAAA!

¿?: Tranquilízate… Ahora comprendes la historia de la Gran Voluntad. Todo termina con tu victoria. El ciclo acaba. Mi carga desaparece. Te otorgaré el glorioso poder de Shinryu, el que lo purifica todo. Acabemos con lo que queda de Cosmos… y con esta ilusión.

En la actualidad… todos, finalmente todos llegan ante Caos quien únicamente esta con la mirada puesta en todos hasta que finalmente se levanta de su trono decidido a hablar de una vez al tener presentes a los 12 guerreros de Cosmos.

Caos: Al final del sueño… ―alza sus alas mientras se comienza a elevar en el aire― Incluso el caos… ―despliega mucha energía de chispas rojas que se manifiesta en sus cuatro manos― acaba destrozándose. ―desata todo su poder creando una fuerte corriente de viento que hace volar todo a su alcance menos a los guerreros presentes― Acabemos por fin con este conflicto eterno.

Taishou: ―Aparece a un lado del trono de Caos con su ropa algo desgarrada también amenazando a los guerreros con su llave espada, Caótica― Él no está solo. ―Su sello maldito se extiende por todo su cuerpo hasta que las marcas se unen haciendo que pelaje se haga mas oscuro junto al parcial crecimiento de su cabello y que de su espalda le crezcan algo parecido a unas alas que lucen como si fueran manos y por último sus ojos se tornan de color amarillo― Este es el final para ustedes.

Buchi: Taishou…. ―Materializa a Fenrir mientras también hace aparecer a Quid Vacuo en su otro manos junto al hecho de que sus ojos se tornan de color rojo carmesí con la pupila rasgada mientras una especie de aura parecida a una capa roja se cierne sobre todo su cuerpo cubriéndolo por completo haciendo también que su pelaje se vea un poco más salvaje― De aquí no te escapas, te hare picadillo aquí y al regresar a nuestro mundo me responderás unas cuantas preguntas sin importarme cuantas veces tengan que golpearte para que abras tu gran boca para darme la respuesta que yo quiero.

Hydesu: ―Respira hondo mientras materializa Prometida en su mano a la vez que da un suspiro para entrar en modo trance provocando que se vea idéntico a Hyde cuando se transforma solo que tiene pelaje azul recubriendo los lugares en los que antes portaba prendas de vestir junto a que se realza sus facciones de fursona como sus orejas, su cola y hace crecer sus colmillos―

Buchi: Ustedes cárguense a Caos, yo tengo cosas pendientes.

Hydesu: También yo.

G. de la luz: ―Asiente con la cabeza y entonces se transforma― ¡Cambio!

Firion: ―Se transforma también― ¡Armas de sangre equipadas!

Luneth: ―se transforma siendo la forma de Ninja― ¡Cambio de profesión!

Cecil: ―se convierte en paladín sacando entonces su espada― ¡Aumento de profesión!

Bartz: ―Se transforma también― ¡Profesión dominada!

Terra: ―Se transforma en su forma de Esper― ¡Trance!

Cloud: ―Su espada mortal se convierte en Arma Arterma― ¡Arma Arterma equipada!

Squall: ―Su sable pistola se convierte en la Lionheart― ¡Lionheart equipada!

Yitan: ―Se transforma en su forma trance― ¡Trance!

Tidus: ―su espada Fraternidad se convierte en Arma Arterma― ¡Arma Arterma equipada!

G. de la luz: ¡Vamos todos!

Caos: ¡VENGAN!

Taishou: ―desata todo su poder empuñando su llave espada― ¡VEN BUCHI!

Entre todos cada quien se lanza a su propio combate, los guerreros hacen de todo comenzando a luchar contra Caos con todo su poder mientras que Buchi y Hydesu se lanzan contra Taishou con quien chocan llaves espadas comenzando también un encarnizado choque de Últimos Arcanos bastante parejos que impactan en cada momento del combo continuo incluyendo aquellos ataques adicionales que se ejecutan en el momento indicado hasta incluso se logran mover a grandes velocidades haciéndose imposible siquiera avistarlos al menos en los momentos que se baten a un duelo de espadas mientras que los guerreros de la armonía se baten en combate contra el maligno Caos contra quien lo dan todo, entre Guerrero de la luz junto a Firion se lanzan contra el dios siendo primer duo en combatir haciendo una perfecta combinación entre espada y espada a la vez que Firion alterna entre varias de sus armas coordinándose como si nada con los ataques de su compañero mientras lanza distintos ataques mágicos de fuego y hielo seguido de que Luneth con su aspecto ninja junto a Cecil como paladín logran un súper ataque veloz continuo sin interrupción al menos hasta que Caos como si nada con solo mover un brazo los hace a un lado pero entonces ambos cambian de aspecto siendo ahora Luneth como sabio y Cecil como caballero oscuro con su espada que hacen una perfecta combinación caballero-mago destacándose Cecil en el uso de la oscuridad mientras que Luneth dispara los más potentes hechizos de su arsenal continuando con el ataque vienen Bartz y Terra que se combinan bien combatiendo entre los dos ya que logran al parecer mantener a raya o contra las cuerdas a Caos con los hechizos mágicos potenciados de Terra junto a los distintos ataques que Bartz ejecuta imitando a la par todas las técnicas de sus amigos junto al hecho de tener réplicas exactas de las armas de cada quien con las que hace combinaciones impensables que le dificultan al amo de la discordia si quiera un solo contra ataque logrando a duras penas apartarse del terreno de combate para lanzar varias bolas de fuego contra los guerreros pero para su mala fortuna ahora son Cloud y Squall los que se lanzan al ataque usando nada más que sus espadas y su gran agilidad para destrozar o cortar en dos cada bola de fuego seguido de que Cloud usa Lluvia de meteoros invocando una lluvia de ardientes meteoros que le dan de forma certera a Caos solo para distraerlo para no darse cuenta del gran salto que dio aquel que porta el sable pistola Lionheart que da un leve giro en el aire para darle una poderosa patada a Caos que lo manda directamente al alcance de Cloud que salta también para dar un poderoso Corte Cruzado al dios haciéndole un daño de lo más considerable que lo hace enfadar aunque la cosa no termina allí ya que Squall lo ataca ahora con Circulo Letal seguido de su Guillotina Cósmica que le causa un gran daño en conjunto con el ataque Audacia de Cloud seguido de su técnica Toque final que se derivó más que nada de un lento pero poderoso ataque de tres cortes que le dio la oportunidad de usar su ataque giratorio mientras eleva a Caos en el aire conforme avanza en el ataque hasta estar por encima de su cabeza logrando darle un poderoso corte bien concentrado que logra cortarle un cuerno a Caos, entonces ahora Yitan junto a Tidus se lanzan al combate haciendo buena demostración de su destreza acrobática atacándolo de una forma segura pero dañina para él siéndole imposible seguirlos a los dos por cómo se mueven seguido de un gran salto que Tidus da en el aire girando y Yitan aprovecha la fuerza de ese giro saltando también y enroscando su cola en un tobillo de Tidus haciendo que este refuerce su giro para entonces darle un fuerte impulso a Yitan que el aprovecha de buena fe cometiendo un poderoso asalto con sus armas lastimando de forma un tanto más grave a Caos mientras que un poco alejados de la pelea contra Caos, Buchi crea una especie de esfera de energía de color entre rojo y azul en su maño derecha mientras que Taishou hace lo mismo concentrando energía eléctrica en su brazo derecho haciendo que su mano izquierda se convierta en una poderosa cuchilla envuelta en un aura de rayos completamente letal en cambio Hydesu hace una especie de concentración de energía de luz y oscuridad en su mano derecha entonces a gran velocidad los tres se lanzan el uno al otro chocando entre si cada quien los ataques creando un poderoso choque de las tres energías colisionando junto a la creación de una gigantesca cúpula negra dentro de la cual estan ellos tres en la que ahora se baten completamente a mano limpia siendo ahora Taishou quien domine al darle un fuerte rodillazo a Hydesu en el estómago mientras que le da un poderoso puñetazo a Buchi en toda la cara sacándole un poco de sangre pero hábilmente Buchi le regresa el golpe y Hydesu le regresa también el impacto con un puñetazo en conjunto con Buchi seguido de que cada quien toma distancia haciendo aparecer sus llaves espadas, Taishou lanza su ataque de fuego Flama Tenebrosa varias veces para conseguir al final que las bolas de fuego oscuras se dividan en unas cuantas más que asedian totalmente a Hydesu y Buchi pero estos dos se miran el uno al otro listos para unir fuerzas haciendo aparecer sus llaves espadas ambos sienten como una conexión inmediata que los hace coordinarse para ejecutar un poderoso ataque que comienza con Buchi y Hydesu comenzando a golpear las llamas negras con sus Llaves Espada hasta destruirlas todas y por consiguiente alcanzar a Taishou para seguir el ataque contra el, seguido de lograr un corte hacia arriba. Tras esto, usan un ataque que les permite a ambos ejecutar ataques fuertes contra Taishou usando cortes horizontales y el mismo ataque en ráfaga de magia de fuego pero con Piro++ y Nigro Piro++ disparándolos en cadena directamente contra Taishou. Después de utilizar ambos ataques en ambas ocasiones, se utilizan un ataque que causa que Buchi y Hydesu realicen un ataque giratorio. El siguiente es un potente ataque en el cual crean espadas de luz que atacan sobre una gran área hiriendo mucho a Taishou. Después de utilizar ambos ataque, Hydesu y Buchi concluyen el esta combinación entre ambos lanzando sus Llaves Espada en distintas direcciones con Taishou en el espacio entre ellas para después hacer que ambas creen haces de luz que provocan una explosión devastadora que además de antes de provocar la explosión los rayos de luz que disparan hieren de gravedad a Taishou para si entonces terminar con la gran explosión que hace que la cúpula estalle dejándolos a ambos libres además de que Taishou al estar débil por ese combate este comienza a emanar humo negro mientras dice únicamente “Nos veremos” para entonces desaparecer sin dejar rastro mientras que con los demás. Caos esta fijamente contra las cuerdas entonces todos combinan sus fuerzas y lanzan cada quien sus más poderosos ataques.

Guerrero de la luz lanza su Ultralma

Firion lanza su Fuego Brillante

Luneth lanza tanto como Ninjutsu como Libro de Hechizos

Cecil lanza su ataque Cambio

Bartz ejecuta su ataque Mimo Maestro

Terra lanza su Hoja Letal

Cloud ejecuta su ataque Omnilatigo

Squall ejecuta su Renzokuken

Yitan ejecuta Gaia Invertida

Finalizando entonces con el ataque de Tidus, As de blitzbol

Cada ataque hace su trabajo por completo hiriendo completamente a Caos hasta dejarlo al borde de su vida mientras que los guerreros ya agotando sus fuerzas deshacen su elevación a sus máximas capacidades al igual que Buchi y Hydesu regresan a sus actuales formas pero notándose como sus ropas sufrieron ciertos daños considerables, la chaqueta blanca de Hydesu fue destrozada totalmente y sus pantalones estan desgarrados junto al hecho de que casi toda la pierna derecha del pantalón está destrozada, la chaqueta negra que tenía debajo está destrozada dejando el lado derecho de su pecho al descubierto. Buchi destrozo por completo su camisa dejando al expuesto totalmente su pecho, ambas piernas de sus pantalones estan casi totalmente rotas junto al hecho de que sus guantes estan totalmente destrozados y una de sus muñequeras fue vaporizada durante el combate, al menos el colgante en forma de X de Hydesu y el Wayfinder de Buchi no sufrieron ninguna clase de daño al igual que la muñequera y anillos de Hydesu en su muñeca y mano izquierda no sufrieron ningun daño, ambos junto a los guerreros de Cosmos ven que Caos al parecer está sucumbiendo al igual que todo el lugar en el que reina parece estar desmoronándose junto con él.

Caos: Agh…. ―sucumbe lentamente mientras varios pilares en llamas surgen en distintas partes― Cosmos… Sé lo que has dejado atrás. ―Ve como cada uno de los guerreros desaparece uno tras otros hasta que al final solo desaparecen Hydesu, Buchi y Guerrero de la luz― Aquí termina la guerra de los dioses. La mano del destino es imparable. Desapareced, mortales…

Los pilares de fuego consumen completamente a Caos hasta que ya no queda nada de él junto con todo a su alrededor mientras que en algún lugar desconocido que parece un soleado prado con verdes pastizales, un lago, un campo de varias flores y un bosque, todos y cada uno de los guerreros se encuentran allí siendo testigos del paisaje.

Buchi: Entonces esto significa que….

Hydesu: Si…

G. de la luz: La lucha ha terminado…

Tidus: ―nota como su cristal esta brillando entre sus manos mientras comienza a brillar con un leve tono azul― Debo marcharme…

Buchi: Tidus….

Hydesu: Cuidate mucho en el camino de regreso.

Tidus: No os preocupéis. El cristal conoce el camino. Además… Yo estoy aquí, ¿vale? ―apunta con su dedo hacia su corazón mientras cierra su puño del brazo izquierdo para luego correr con dirección al lago y saltando a él para acabar yéndose como si se desvaneciera―

Yitan: ―Sentado en la rama de un árbol mira a todos con su cristal en su mano brillando todo su cuerpo también con un tono amarillo― No desaparecemos. Solo volvemos… adonde debemos estar. ―da una vuelta invertida pero no se cae al contrario se impulsa puesto que al sostenerse de la rama con su cola solo le dio impulso para saltar e “irse” ―

Squall: ―nota como una pluma vuela con el viento y la toma en su mano― Quizás podríamos volver a hacer una misión juntos. ―comienza a brillar con un tono azulado plateado hasta que se “desvanece” ―

Cloud: ―Se monta su espada en el hombro derecho mientras comienza a brillar con un tono azul verdoso― No me interesa. ―se va caminando con dirección a un campo de flores amarillas y se “desvanece” ―

Terra: ―nota como algo cae en su mano siendo un copo de nieve que se derrite al contacto― Creo que he aprendido a seguir adelante. Gracias… ―Brilla con un leve tono rojizo suave mientras se “desvanece” ― y cuídate. ―”se va” por completo―

Bartz: ―Lanza una rama que cae al pasto mientras comienza a brillar con un leve tono purpura― Me pregunto por qué pasará el tiempo tan rápido cuando estás divirtiéndote. ―camina a quien sabe dónde mientras se “desvanece”―

Cecil: Es hora de que devuelva… esta fuerza que he obtenido de todos. ―brilla con un tono casi azul nocturno mientras “se desvanece” y la luna llena se muestra en pleno día―

Luneth: ―Abraza su cristal mientras mira al cielo― ¡Gracias! ¡A todos! ―brilla con un tono verdoso hasta “desvanecerse” ―

G. de la luz y Firion: ―Se quedan mirando al cielo mientras que Guerrero de la luz da unos cuantos pasos a delante además de hacer una leve seña de despedida a Hydesu y a Buchi―

Firion: ―nota a sus pies varias rosas y sonríe para luego mirar adelante― Esto no es el final. Hay un nuevo sueño a punto de empezar. ―brilla con un tono rojo mas suave hasta “desvanecerse” ―

Buchi: …. ―Nota como esta brillando de un color rojo algo fuerte y ve como Hydesu esta brillando de un tono de azul mar― ¿Nos vamos?

Hydesu: Si… A casa.

Buchi: ―Rodea a Hydesu con su brazo y camina junto con el―

Hydesu: Espero que los demás lleguen con bien a donde pertenecen.

Buchi: Yo solo espero que Taishou haya regresado con bien….

Hydesu: Si esta eso también.

Buchi: Bueno…

Buchi y Hydesu: A casa. ―Caminan lentamente mientras siguen brillando hasta desaparecer―

G. de la luz: ―Sigue caminando adelante en medio de aquel pastizal deteniéndose entonces justo a la bajada de una colina― Que la luz siempre brille sobre nosotros.

El guerrero camina sin preocupación alguna bajando la colina mientras a la distancia se ve un imponente castillo en medio del lago… mientras que en medio de lo que solía ser el santuario de Cosmos…

Cid de Lufenia: Así la larga batalla llegó a su fin. O tal vez debería decir que fue llevado… Ju, ju, ju, a un final inesperado.

Cosmos: Es el resultado de que el mundo opta por otra opción.

Cid de Lufenia: Pero mientras exista el mundo, no habrá fin al conflicto. Incluso la armonía y la discordia son conceptos nacidos de la mente humana, después de todo.

Cosmos: ¿Estás diciendo que nada cambia?

Cid de Lufenia: Eso es un misterio que ni siquiera nosotros, los Lufenian, podemos resolver. Pues la verdad sólo puede ser conocida…

Cosmos: Por el propio futuro.

Cid de Lufenia: Así que pongámonos en marcha. Ahora que has sido elegida para reinar sobre el mundo de los vivos, seguiremos el viaje por la senda que nos lleve a la fantasía final…

Cosmos sigue a aquella voz en medio de su camino….


Ending final

¿?: ¡Buchi! ¡BUCHI!

¿?: ¡HYDESU!

Hydesu y Buchi: ―medio abren los ojos lentamente para ver como todos estan frente a ellos aliviados al verlos despertar―

Herito: Que alivio.

Kenji: Donde se metieron los buscamos por doquier estos 4 dias completos y casi se cumplen 5 días desde que desaparecieron sin dejar rastro.

Rukia: Nos imaginamos que tienen una buena explicación.

Hayden: Digo lo mismo que Rukia, eso y porque andan andan en esas ropas todas rotas.

Hyde: Chicos denles espacio para que se orienten. Despues de todo cuando estábamos por ir a otro mundo a ver si los encontrábamos al final un destello de luz los hizo aparecer aquí.

Shinichi: Apoyo a Hyde en esto pero tenemos cierto problema más raro y gordo que la desaparición de estos dos que debemos atender.

Hydesu y Buchi: ¿Eh?

Herito: Sera mejor si se los enseñamos en lugar de enseñárselos…

Continuara en el episodio 22….



Final Fantasy
Guerrero de la Luz

Garland

Final Fantasy II
Firion

Emperador

Final Fantasy III
Caballero Cebolla/Luneth

Nube de Oscuridad

Final Fantasy IV
Cecil Harvey

Golbez

Final Fantasy V
Bartz Klauser

Exdeath

Final Fantasy VI
Terra Branford

Kefka Palazzo

Final Fantasy VII
Cloud Strife

Sephiroth

Final Fantasy VIII
Squall Leonhart

Artemisa

Final Fantasy IX
Yitan Tribal

Kuja

Final Fantasy X
Tidus

Jetch

Final Fantasy XI
Shantotto

Final Fantasy XII
Gabranth
 
Arriba Pie