Fanfic La apuesta

Debo continuar este fic?

  • si

    Votos: 2 100.0%
  • no

    Votos: 0 0.0%

  • Total de votantes
    2

Assasins Rider
Registrado
19 Ene 2015
Mensajes
3
Ubicación
frente a la compu
Hola a todo el mundo, pongo ante ustedes la historia que nació de un intento de novelista, espero que sea de su agrado.


De ante mano aclaro que no poseo ninguno de los derechos sobre los personajes ni demás, y esta historia solo es con el fin de entretener a los demás.


Capítulo 1: Es hora de despertar


Kary tosió con ganas, expulsando toda el agua que había entrado en sus pulmones


-Te vez bastante mal-


Fueron las crueles palabras de la gata digital quien vio a su compañera con cierto odio, no porque realmente la odiase, pero no podía imaginar ser amable tras que ella y Tk fuesen los causantes del desastre en el que se encontraban actualmente


-¿Cómo esta Tk?-pregunto Gatomon al ver como Daivis llegaba cargando al inconsciente rubio


-Respira….Creo- fueron las palabras de Davis quien arrastro el cuerpo inconsciente de su compañero por la orilla hasta estar ha lado de Kary, luego sin mucha delicadeza lo dejo caer.


Daivis se tambaleo un poco después de sacar los cuerpos de sus compañeros del rio en el que habían caído, avanzo unos cuantos pasos antes de terminar colapsando. Sea por cansancio las heridas físicas o los trastornos mentales resultantes del enfrentamiento que habían tendió horas atrás, su visita al reino de los sueños no fue para nada agradable


**

Todos los presentes estaban tensos, Takeru y Hikary sentían el corazón en sus manos mientras veían a su compañero estirar la mano para recoger la que podía ser la última carta antes del final del juego.

-Vamos tu puedes Daisuke, dale la vuelta con esta última carta- hablo Takeru quien más que apoyo a su compañero demandaba que un milagro ocurriese


Daivis suspiro mientras sacaba la carta-Vean, sé que ya es un poco tarde para esto, ¡pero! podrían explicarme ¿cómo diablos terminamos en esta situación? –

-¡Eso no importa!, gana, más que vale ganar- exigió Kary mientras presionaba con más fuerza el hombro de su compañero, clavando sus uñas en la carne del chico


-¡Debes ganar!-


La tensión se respiraba, pero lejos de motivar eso a Daivis, este sentía que debía perder, algo le decía que la peor opción posible era la victoria


-Mi turno-suspiro y le dio la vuelta a la carta, si, era la que necesitaba para poner un bonito punto final a este ridículo encuentro de cartas, que más que un juego infantil parecía decidiría el destino de sus compañeros-Vale retiro de mi cementerio un monstruo tipo luz y uno tipo oscuridad, para invocar de forma especial a Chaos Soorcer, con su habilidad especial retiro a tu monstruo del juego, y como use su efecto especial no puedo atacarte, pero revelo mi carta boca abajo, ¡renace el monstruo!, el cual trae a mi dragón negro de ojos rojos, ¡con su ataque este duelo finaliza!-


Los segundos pasaron tras la declaración de Daivis, finalmente Kary y TK gritaron casi como si hubiesen ganado la lotería, Tk incluso se arrodillo mientras derramaba unas cuantas lágrimas de felicidad. Kary por su parte libero por fin el agarre sobre los hombros del su compañero agradeciendo el resultado a cualquier deidad invisible que la escuchase.

Daivis sintió que se había perdido de algo, frente a él, el chico con el que había mantenido el extraño duelo de cartas descargaba su frustración estrellando su cabeza contra el escritorio


Se levantó y decidió dejarlo así por la paz, posiblemente no lo entendería aunque se lo explicasen-Bien no sé qué se traigan entre manos, pero creo he ganado ahora si me disculpan creo me voy a comer algo- sin esperar respuesta trato de salir del aula en la que se encontraban.


Sin embargo al llegar a la salida, el camino de Davis se vio cortado por una chica quien le sonreía de forma siniestra


-Esto disculpa, ¿ya puedo irme?-


-De eso nada, Tk nos arrastró a este estúpido duelo de monstruos declarando un doble o nada tras perder nuestra apuesta anterior, es justo que nosotros también tengamos otra oportunidad-


Daivis se llevó una mano a la cara, comprendía que Tk había perdido una apuesta que no quiso pagar, y por eso lo arrastro a un duelo de monstruos (lo que no entendía era por qué definir la apuesta en un juego que ni él o Kary comprenden) pero el problema radicaba en que la chica parecía querer arreglar esto de la apuesta en un “dos de tres”


-Lo que sea no me involucren- trato de negociar Daivis, pero la mano de su oponente apretando dolorosamente las heridas que Kary había creado con sus uñas hace solo unos segundos lo jalo-¡no me arrastren a esto!-


-Es justo, tú te metiste en esta apuesta que nada tenía que ver contigo, así que es justo que ganes o pierdas algo de ella-al llegar a la mesa donde tuvieron el duelo sienta a Daivis para luego sentarse en frente-Supongo ustedes no tendrán nada en contra, después de toda esta situación es su culpa-


Tk fue el primero en hablar con total confianza -Acepto que perdí la primera apuesta, pero solo fue por un pequeño error de cálculo, pero hemos ganado esta limpiamente-


-Ganaron por que el idiota aquí presente decidió ayudarte, o nuevamente hubieses perdido- señalo la chica de la puerta con bastante rabia contenida


-Una victoria es una victoria, nuca acordamos que Tk o yo jugaríamos un juego que no conocemos- aclaro con burla Kary quien tenía una sonrisa que no podía ser saludable para nadie


-¿Entonces porque carajo no escogiste uno que supiesen?- se quejó la chica desde la puerta sin ánimo de moverse en lo más mínimo


-Bueno dejando esto de lado, ahora que tenemos un nuevo integrante creo que la apuesta debe cambiar para…ajustarse a todos los participantes- dijo Tk mientras sonreía de una forma tan torcida que Piedmon se moriría de envidia


-No tan rápido chico listo, ya que tú arrastraste a tu compañero a esta prueba es justo que nosotros también podamos llamar a alguien de nuestro lado-


-Está bien, pero en todo caso ya pronto se acabara el receso así que sugiero discutamos el desempate después, ¿mañana en la terraza a esta misma hora?- sugirió Kary quien pese a querer continuar la competencia hasta sus máximas consecuencias no tenía deseos de saltarse clases


Ambos bandos asintieron y salieron sin dejar de acuchillarse el uno al otro con los ojos, dejando detrás de ellos a un muy asustado Daivis quien casi sentía que mañana seria comido por osos hambrientos


-¡¿Alguien podría decirme que carajos pasa aquí?!- grito Daivis al quedarse completamente solo


Un aplastante silencio fue su única respuesta

**


Un ligero golpe ayudo a Daivis a escapar de sus memorias, cuando por fin pudo abrir sus ojos, se encontró con Veemon quien se sentía muy aliviado al ver que su compañero daba señales de vida


-Pensé no despertarías- Veemon aprieta sus puños-Por un momento dejaste de respirar-


-Aun siento que estoy teniendo una pesadilla-


Daivis trato de incorporarse pero fue detenido por Gatomon


-No soy experta en fisiología humana, pero por el ruido que hacen tus costillas al respirar me atrevería a decir que algunas están rotas- decía mientras limpiaba con una hoja la frente de su paciente-incluso si no tienes hambre te pediría que trates de comer un poco de pescado-


Gatomon se levantó y fue a revisar a los demás, Veemon vio a su compañero un rato antes de ofrecerle un poco de comida


-No es mucho, pero es todo lo que pudimos conseguir-


Daivis gruño pero el intenso dolor en su pecho le impidió levantarse-¿Cómo están los demás?-


-Kary tiene una fiebre muy alta, creo está delirando, Tk perdió mucha sangre por la herida en su pierna, no creo despierte pronto- Dijo Patamon quien venía con un poco de fruta


-¿Así que esto es real?-


La pregunta de Daivis cayó como balde de agua fría a los digimones, quienes bajaron la cabeza derrotados.


-Quien imaginaria que tan desastrosa situación, fuese desencadenada únicamente por un único juego de cartas-


Daivis cubrió sus ojos con el brazo para que su compañero no lo viese llorar


Las horas pasaron, Gatomon se paseaba entre Kary y TK tratando de atender las necesidades que pudiesen tener, Veemon había logrado obligarles a beber algo del jugo que habían hecho de las frutas que Patamon encontró, lo cual parecía haber mejorado un poco el precario estado en que se encontraban


Daivis para horror de Gatomon se había logrado sentar, ahora se encontraba perdido en el firmamento


-¿Dónde estamos?-


La pregunta sorprendió a los tres digimones


-Es difícil, pero creo es el Digimundo- respondió Gatomon-Pero no podemos confirmarlo, todo es demasiado diferente-


Daivis analizo cada palabra que había salido de los labios de la gata antes de continuar interrogándola


-¿Cómo llegamos a….donde sea que estemos?-


Patamon señalo el rio que corría a unos pocos metros de ellos-Si la memoria no me falla, la puerta se abrió bastante más al norte, caímos en ese rio, y fuimos arrestados, no sé cuánto-


-¡Podrían darme algún dato sólido y no solo decir lo que ya se!-


El tono de Daivis asusto un poco a los Digimons pero no se atrevieron a decir nada para defenderse


-Maldición-


-No te Enojes Daivis, no podemos hacer mucho más, estamos perdidos, y con ustedes tan heridos no nos hemos atrevido a alejarnos más de lo estrictamente necesario-


La excusa de Veemon no hizo otra cosa más que cabrear a Daivis incluso más

Pero ya sin energías para quejarse siquiera, se quedó dormido


-Veemon por favor recuesta a Daivis, trata de no moverlo mucho, las heridas que tiene en su pecho me preocupan-


La noche no trajo ningún descanso para el trio de Bestias informáticas;

La temperatura de TK había descendido de golpe, obligando a Veemon a prender una improvisada fogata para poder calentarlo, incluso si al hacerlo se arriesgaba a atraer Digimons salvajes

Kary había comenzado a gritar pidiendo agua, ayuda, o cosas sin sentido en periodos aleatorios, por lo que habían tenido que amordazarla para que no llamase más la atención

Daivis no les había dado problemas, de hecho había estado tan callado toda la noche que los Digimones temían se hubiese muerto


El amanecer llego de golpe, Gatomon comenzaba a sentir la falta de sueño pero se las arregló para permanecer en guardia


-Deberías dormir un poco- fueron las palabras de Veemon quien llegaba a reemplazarle-Te llamare si pasa algo-


Gatomon bostezo con ganas y agradeció a su compañero, el sueño le estaba ganando, además su compañero parecía haber podido dormir algo antes del amanecer


Veemon vio cómo su compañera se acostaba a lado de Patamon quien estaba dormido en una rama


-¿Tienes envidia?-


Veemon regreso a ver con miedo a quien le había hablado


-Tu….!maldita!-


El ataque de Veemon fue rápido, pero inútil apenas el grito salió de sus pulmones, su cabeza había sido aplastada contra el piso


-No, no, no, no debes hacer ruido, que pasara si tus compañeros se despiertan- decía mientras apretaba con más fuerza la cabeza del digimon impidiendo este se moviese


-¿Y que pasara si se despiertan?-


La atacante un poco sorprendida dirigió su mirada a quien pronuncio esas palabras solo para distinguir una mera sobra que ejercía presión contra su rostro aturdiéndola unos segundos



Daivis se había logrado parar, el inmenso odio que sentía por la chica de aparentes 12 años, cabellos blancos y delicadas proporciones, había sido lo suficientemente grande como para que este olvidase por completo el dolor de su cuerpo.


La chica rio mientras se frotaba su mejilla calmando un poco el dolor -Buen golpe chico, te invito a que lo intentes otra vez-


Daivis trato de lanzar otro golpe, pero su cuerpo no le respondía de forma apropiada, por lo que termino cayendo de rodillas


-Eres mucho más fuerte de lo que esperaba-se acerca a Daivis-3 costillas rotas, múltiples fracturas en los huesos, no hay hemorragia interna aunque falto poco, quién lo diría ¡Aun vives!-


Daivis trato nuevamente de mover su cuerpo, pero la adrenalina que le había permitido atacar a su oponente hace unos segundos parecía haberse acabado en ese único golpe


-Maldita ¿qué rayos has hecho?-


-¿Yo?- le sujeta la cabeza-Yo no he hecho nada, todo esto, todas las heridas que tienes, toda esta situación en la que te has visto arrastrado es culpa de tus compañeros-


Apretando los dientes se paró nuevamente, y con una furia renovada apretó el delicado cuello de la chica


-Mientes, esto es tú culpa, Tai, Sora, Mimi, mi hermana, mi madre, es todo tu culpa-


-¿Tú crees?- la chica le sonríe pese a que la presión ejercida no le dejaba respirar-Quizás yo fui quien les dio el poder de hacer lo que hicieron, pero quienes fueron los que lo hicieron, fueron ellos-


Daivis pierde la fuerza en sus manos liberando a su prisionera


-Daivis, mi querido y tonto amigo, déjame te doy un consejo…… Ellos, tus compañeros, Kary y TK, ambos son los causantes de toda tu desgracia, ellos son los artífices de todo este lio en el que te has visto arrastrado, y su motivo no fue otro que el mismo que ha impulsado a la humanidad por generaciones-


La chica se acerca a Daivis y le susurra al oído


-Lo que hicieron lo hicieron, porque tenían el poder de hacerlo-


Daivis ya no trato de pararse en su lugar solo se sentó buscando a sus compañeros con la mirada.


-Mientes-


-Tal vez lo haga, talvez no, en todo caso la verdad me sorprende sobrevivieses- ambos se quedan viendo un rato-te seré honesta chico, pensé en usar tu muerte para romper un poco más el espíritu de tus compañeros, pero me has interesado-


La chica la lanza tres tarjetas


-Es una actualización para tu digibaise, les permitirá a ti y a tus compañeros evolucionar a sus digimones a su ultima forma-


Daivis sujeta una tarjeta y se la queda viendo


-¿Porque me das esto?, está claro que puedes matarnos sin mucho esfuerzo-


-¿Pero cuál sería la diversión en hacerlo así? Esto es una apuesta donde ponemos en juego nuestras vidas ¿no lo has olvidado verdad?-


Daivis niega con la cabeza.


-Bien, te dejare vivir un poco más, después de todo prometes hacer esta apuesta más interesante-


Daivis trato de hablar de nuevo, pero todo su cuerpo le dolía demasiado, además le pesaba respirar.


-Ahora duerme chico, que el juego comienza en unas horas-
 

Moderador
Registrado
4 May 2011
Mensajes
9,318
Vaya, vaya. He de decir que me sorprendió leerlo y me gustó, lo cierto es que te atrae porque no das ningún detalle que podamos averiguar para saber que está pasando. Y cambiaste la personalidad de los personajes de una manera increíble. Pero me parece que todo tendrá su explicación. TK y Kari, a mi parecer, se han consumido por algún poder, al menos es de lo que habla continuamente esa chica. Y aunque es curioso ver a Davis como un protagonista serio, quiero ver que tal lo desarrollas.

Como comprobé en cuanto se mencionaron las cartas, esto va a ser una mezcla de dos animes. Y algo les pasó a los demás elegidos, me pareció entender que están muertos. Quizá al cosa fue un poco acelerada, pero comprendo que es para como un prólogo donde nos meten la mitad de la historia y poco a poco descubriremos la verdad de los acontecimientos pasados.

Ahora me voy al comentario crítica:

Aunque no tienes muchas faltas ortográficas, sí noto que en algunas partes por escribir deprisa las cometas. Ten cuidado con eso, y, por cierto, los digimon en plural no se les añade una "s" ni "digimones" Ah, y se escribe: "digivice"

Nos vemos, y aquí me tienes como lectora y guía; si necesitas ayuda con el foro, porque veo que eres nuevo, siempre me puedes decir. Un saludo
 

Assasins Rider
Registrado
19 Ene 2015
Mensajes
3
Ubicación
frente a la compu
Capítulo 2: Motivo



------


Mientras nuestros jóvenes héroes se recuperaban de sus heridas, dentro de una ubicación desconocida, nuestra antagonista tenía una reunión muy interesante.


-Genai ¿Quién diría que no encontraríamos de nuevo?-


-Preferiría que las circunstancias fuesen otras- el viejo guardián del Digimundo solo sirvió una taza de té a su invitada – ¿Realmente la falta de mis elegidos es merecedora de semejante castigo?-


-¡¿Acaso osas criticar mis decisiones Guardián?!-


-Nada de eso mi señora, simplemente me parece que su castigo es algo desproporcionado, usted sabe que el traerlos a este momento en el tiempo….puede causar graves consecuencias-


-Talvez- la chica mueve los brazos para restarle importancia-Pero tus guardianes de la esperanza y la luz se lo buscaron, podría haber tolerado que usasen mi poder para inflar su ego personal, incluso acepto que algunas de sus idioteces que hicieron fueron muy divertidas de ver- la mirada de la chica se oscurece-Lo que no pienso tolerar es que hayan roto uno de mis juguetes-


Genial tembló al ver la mirada cargada de odio, estaba claro que no había negociación válida para evitar el desastre que estaba a punto de ocurrir.


-No dudo que con su poder el reparar alguno de sus juguetes es algo fácil, así que no comprendo su actitud, y me gustaría explicase el por qué un castigo semejante a algo que carece de importancia para alguien son sus dones, digo incluso si el estado de su juguetes es algo que no puede ser reparado, dudo le costaría crear otro nuevo, ¡incluso uno más entretenido que el que a perdido!-


La chica solo miro al anciano y sonrió


-No todos mis juguetes son algo que pueda crear usando mis poderes, a ratos me toca esperar a que alguno de mis hermanos interfiera en el destino de la tierra para crear las condiciones necesarias para crearlos…..para crear el que tus guardianes rompieron, tuve que esperar y planificar por casi 5000 años-


-Una inmensa perdida a mi parecer, mis disculpas por dudar de sus motivos-


Ambos beben lo que quedaba del té y continúan hablando


-No importa, la verdad planeaba lanzar a tus guardianes a un limbo sin tiempo, donde serían aplastados, cortados, quemados y demás, por toda la eternidad-


-¿Pero?-


-E…Yo……M………….En parte fue mi error el que mi poder cayese en sus manos, por lo que he decidido darles una oportunidad de evitar dicho destino-


-Una inmensa amabilidad para con los perpetradores de tan inmenso crimen mi señora, muy propio de su caritativa persona-Genai llena de nuevo ambas tasas con Te caliente-¿Y cuál sería el reto que deben superar para ganar su perdón?-


-Eh liberado a los 9-


Esta declaración hico que Genai casi se ahogase con su te.


-No te sorprendas tanto, el castigo que recibirán debe estar ligado el crimen que han cometido, y ser proporcional al daño causado-


-¡Pero los 9!, digo, sé que el cuidar del Digimundo no está en sus obligaciones, pero le pido no nos destruya solo para castigar a unos pocos guardianes que la han incordiado-


-No te preocupes, el cuerpo principal de los 9 sigue sellado en abismo de la oscuridad, solo he hecho que estos temibles seres influencien algunos humanos, luego les di un Diguihuevo, de esta forma cumplirán mi voluntad, sin llegar a afectar a tu mundo….de forma definitiva-


Genai solo asintió horrorizado ante la declaración


-Bueno creo que con eso he explicado el motivo de mi visita a tu mundo, ahora me retiro hay algunas cosas que deseo aclarar con tus guardianes-


////---////----///////-------


Daivis veía la tarjeta en su mano con curiosidad, según se le había informado, con esta cosa su digivice le permitiría evolucionar a Veemon a su forma final, asumiendo que lo que lo que le dijeron fuese verdad, claro.


Gatomon por su parte estaba muy enojada, cabreada y deseaba descargar su ira contra el primer ser vivo que se cruzase en su camino, ellos habían sido atacados apenas ella se había ido a dormir, y tan cansada estaba que no se había despertado hasta que todo termino.


Patamon atendía a TK y Kary quienes aún no despertaban.


-¿Nos vas a decir de una maldita vez porque esa jodida mujer vino hasta aquí?- Pregunto Gatomon una vez hubo perdido por completo la paciencia


Daivis solo levanto un segundo la mirada antes de negar con la cabeza-Me gustaría que todos estuviesen despiertos, no quiero repetir lo que escuche siempre que pueda evitarlo-


Gatomon por su parte solo se jalo las orejas con toda la intención de arrancárselas, si Daivis decidía darle a largas ella no podía sacarle nada, así que le tocaba esperar a que Kary y TK se dignasen en despertarse.


-Tranquilízate Gatomon, si lo que creo es cierto, tendrás tiempo de sobra para ponerte histérica-


Gatomon estuvo a punto de demostrarle a Daivis todo su conocimiento en palabras mal sonantes, pero la oportuna llegada de Veemon la detuvo.


-Por fin, ¿se puede saber que carajos te entretuvo tanto tiempo?- grito Gatomon al recién llegado


-¿Has notado que tienes una personalidad muy volátil Gatomom?, ayer estabas tan dócil como una gatita abandonada en la lluvia y ahora parece que te dieron de comer chile-


La mirada de Gatomon y Daivis se cruzó de nuevo, el humano estaba riéndose por lo bajo mientras la felina estaba furiosa.


-Te recuerdo que quien nos hico una linda visita, casi nos mata a todos, sin contar de que muy posiblemente varios de nuestros amigos no hayan corrido con tanta suerte-


-Tai, Matt y todos los demás posiblemente estén vivos- esa afirmación calmo un poco a Gatomon-si te preguntas como lo sé, es obvio, esto no es más que una apuesta para ella, esto es un juego, uno que de seguro ella planea disfrutar hasta el final, así que es obvio que no ha matado a nadie, al menos de momento-


-La gente que es partida en dos no vive Daivis- la pequeña y débil voz provenía de Tk quien parecía haber logrado escuchar algo de la conversación


-Estamos hablando de una lunática, con poderes que apenas conocemos, la muerte no se le aplicar- la mirada de Daivis se dirige hacia su diguimon quien asiente con pesadez-Me lo temía-


-¿Has descubierto algo Davis?-


Tk pregunto a Daivis pero este solo levanto la mano en señal de que esperase, Kary no se había despertado todavía, así que no tenía caso comenzar con las explicaciones.


Gatomon le sujeto la cabeza a Vemon y lo jalo al bosque, ya que estaba obvio que no obtendría respuestas de Daivis bien podía interrogar al compañero de este. En caso de que este no supiese nada, al menos le serviría para matar el tiempo.


Las horas pasaban y la noche se acercaba para cuando Kary dio sus primeros signos de querer despertar, Daivis quiso pararse para poder verla de cerca, pero el inmenso dolor en su pecho se lo impidió, Tk no pudo hacer mucho más ya que la herida que tenía en su pierna, le impedía cualquier movilidad.


Gatomon veía a su compañera con cierta indiferencia, Veemon le había contado a ella y a Patamon lo que Daivis había encontrado, por lo que todo el impulso inicial que había tenido al iniciar el día, se había transformado en miedo.


-¿Incluso si kary despierta, realmente crees podremos hacer algo contra esa lunática?-


La pregunta de Gatomon no tuvo otro objetivo más que señalar una obviedad, todos los niños elegidos la habían atacado en su momento, y como resultado solo 3 quedaban.


-Incluso si no podemos hacerle frente, creo que es obvio que la otra posible solución que tenemos es sentarnos y morir-


La respuesta de Veemon oscureció, si es que era posible, aún más el corazón de todos los escuchas. Pero por alguna razón que nadie comprendió en los labios de Daivis se dibujó una sonrisa.


-Bien parece que ya todos están conscientes, o algo parecido-


Los presentes vieron a Kary quien solo movió una mano por encima de su cabeza en señal de que estaba escuchándoles.


-Me saltare un poco del cómo o por qué llegamos a este lugar, ya que eso es casi exclusivamente culpa de ustedes 2-


Pero Tk no lo dejo continuar con su explicación


-Alto allí, ¿Cómo es esto nuestra culpa?, ¡nosotros nunca tuvimos nada que ver con este desastre!-


-Quien nos ha traído a este punto de la historia no es otra persona que la chica con la cual ustedes mantenían su ridícula apuesta-


La cruel respuesta de Patomon le quito a su compañero todo el deseo de reclamar


-¿A qué te refieres con este punto de la historia?-



-A que en estos momentos estamos antes del enfrentamiento que ustedes mantuvieron en la montaña de los elementos contra Piedmon y sus compañeros-


Veemon señala un punto en el firmamento el cual casi no se podía ver debido a los árboles que bloqueaban todo.


-Para ser más exactos en este momento nos encontramos en el Digimundo antes de que ustedes derrotasen a los Dark Masters-


Los segundos pasaron y el único sonido que se podía escuchar era la risa histérica de Kary


-Realmente…realmente…idiotas, realmente quieren que me traje ese cuento- Asiendo un gran esfuerzo la elegida de la luz se para-realmente qué clase de burda y patética escusa es esa-


Los Digimons ven como la cara de Tk y Kary se deformaba por el miedo, pero antes de que alguien pudiese explicarles, una nueva presencia decidió aparecer.


-Debo admitir Daivis, que me impresionas, mantienes la cabeza fría aun después de haber descubierto una verdad terrible-


La causante de todas las desventuras sufridas por los jóvenes elegidos aparece en medio de ellos.


-Tienes una cara de póker especial, ahora dime ¿Cómo planeas enfrentar a alguien que puede manipular el propio tiempo?, a alguien cuyo poder puede trascender las patéticas leyes que ustedes estudian con tanto empeño-


Kary y TK se paralizan de miedo, incluso los Digimons sienten como si sus cuerpos estuviesen hechos de concreto.


-Porque esto es una apuesta obviamente- Daivis sonríe –Y estoy seguro que incluso en tu megalomanía has ideado una forma para nuestra victoria, después de todo, cual es el sentido en una apuesta si no hay forma de ganarla-


-Venganza obviamente, Daivis tal vez no lo sepas, pero más que apuesta esto es mi venganza personal contra aquellos que robaron algo que me pertenece-


-¿Entonces cuál es el sentido de todo esto, si no hay como ganarte?-


La chica da varios pasos por el campamento bufando como si de un toro se tratase


-Tienes razón, una apuesta es una apuesta, y no hay sentido si no hay posibilidades en contra- señala a todos los presentes-Este es mi desafío; sobrevivan, demuestren que son dignos del poder que me robaron, y yo, puede los deje en paz. Las tarjetas que les di, son una versión adelantada de su pequeño digivice, esta les permitirá realizar una X evolución para sus digimones, pero no se equivoquen, todo el poder que puedan ganar con este nuevo poder, dependerá totalmente de que tan bien puedan manejarlo ustedes-


-Entonces ¿a qué se supone deberemos enfrentarnos?-


Gatomon y Patamon estaban a la espera.


-Eso ya lo descubrirán, ahora duerman, mañana jugaremos-


El fuego, la luz del sol y las estrellas desaparecieron al momento que ella dijo esas últimas palabras a modo de despedida, dejando a los jóvenes elegidos en total oscuridad.


-¿Ahora sí podrían decirme?, ¿quién es esta loca?, y ¿porque los odia tanto? ¿TK? ¿Kary?-


-Es una larga historia-


-Creo tenemos tiempo-Daivis comienza a reír un poco-Creo que finalmente paso, acabo de enloquecer-
 

Moderador
Registrado
4 May 2011
Mensajes
9,318
Ten cuidado con las faltas ortográficas. La historia tiene buena trama, pero le falta mejorar ese punto negativo.

Así que los elegidos les tocará enfrentarse a los enemigos del pasado. Me sorprende la autoridad que tiene esa chica y como hace temblar al propio Gennai. Y todavía no me creo que Davis esté pensando tan seriamente, no es propio de él tomar decisiones inteligentes.

Nos vemos
 

Assasins Rider
Registrado
19 Ene 2015
Mensajes
3
Ubicación
frente a la compu
nota antes del cap, no es que Daivis se haya hecho mas inteligente que como era en el anime, de hecho en este fic es mas idiota, ya que nadie en su sano juicio se pondría a discutir con semejante ser, también se podría decir que como el estrés esta tan alto el entro en modo automático y se cree el héroe de algún tipo de rpg, los que hayan jugado suficientes sabrán que el desafió que manda es una clara referencia a un rpg, no muy conocido pero si de mis favoritos.

ya sin mas que agregar el cap


Capítulo 3: Lo pasado


Daivis escuchaba, o mejor dicho, trababa de hacerlo, desde su pequeña visita con la chica “cuyo nombre aun desconocía”, un insoportable dolor de cabeza martillaba su conciencia.


-Y fue más o menos así como la conocimos, claro que no esperamos que esta situación se disparase tanto, para nosotros no era más que una apuesta sin mucho valor-


Tk bajo la cabeza, no estaba de acuerdo con la explicación de Kary pero realmente no tenía muchos deseos de corregirla, si le contaban a Daisuke la verdad, las posibilidades eran: que los tachase de locos y simplemente decidiese abandonarlos, o, la que más le preocupaba, que les creyese y decidiese aplicar el bien merecido ojo por ojo.


-¿Están seguros?, suena algo…..bueno a mentira su explicación-


Veemon no era muy listo, nunca lo fue, su fuerte siempre había sido la fuerza bruta, pero incluso en su ignorancia, el encontraba varios agujeros en la explicación de Kary. Trato de encontrar apoyo en su compañero, pero Davisis negó con su cabeza y se acostó, se notaba que el dolor que lo aquejaba desde hace algún tiempo, se había intensificado.


-Supongo que podemos dejarlo allí, mejor vamos a dormir, mañana podemos aclarar sus dudas-


La interferencia de Gatomon más que cualquier otra cosa, era una súplica para terminar la conversación, ya había suficientes problemas como para que se iniciases una lucha interna.


Veemon asintió sin oponerse, ya tendría una oportunidad para preguntar algunas cosas, cuando todos los presentes se hubiesen recuperado un poco tras una noche de sueño.


Tk y Kary vieron como sus compañeros se acostaban y suspiraron, estaba claro que la escuálida historia que habían medio inventado sobre la marcha, no había convencido en lo más mínimo a nadie, pero era todo lo que podían hacer de momento, Daisuke talvez fuese un chico honesto y algo tonto, pero incluso el no vería con buenos ojos todo lo que habían hecho para ganarse a la chica como su oponente. Ellos mismo no podían perdonarse, el poder los había corrompido, llevando a amigos y familia por delante, únicamente con el propósito de probar sus límites.


-¿Cómo crees este tu hermano?- trato de iniciar una pequeña conversación Tk, quien haciendo uso de todo su coraje, había logrado arrastrarse, hasta estar alado de su novia


-Si está vivo, de seguro quiere mi cabeza colgando de una pica-


Kary contesto tajantemente, mientras cerraba con fuerza sus ojos para evitar que las lágrimas se le escapasen.


-Podemos arreglarlo, sé que si salimos de aquí todo podrá arreglarse-


-Por supuesto, tu ve y une los pedazos de Ken, de seguro que si la armamos vuelve a la vida, yo haré lo mismo con Matt, digo para un músico como el ¿qué puede ser terminar en una silla de ruedas?…y…y-


Ya no pudo aguantar más Kary abrió los ojos aun con lágrimas y salto sobre su compañero. TK vio el ataque, un fuerte golpe en toda la cara antes de agarrarlo de la cabeza y morderle el hombro.


Gatomon vio como TK y Kary ahora estaban rodando lejos del campamento mientras se golpeaban, y aunque podía detenerlos, realmente no tenía ningún interés en hacerlo.

Por otra parte Patamon salto y comenzó a perseguirlos una vez su silueta se hubo perdido en la oscuridad.


Los elegidos de la esperanza y la luz continuaron forcejando con todas las fuerzas que sus molidos cuerpos les permitían, Kary había entrado en un frenesí furioso, masticando, golpeando y aruñando a diestra y siniestra. TK se defendía lo mejor que podía, si pudiese pararse seguramente le habría propinado un buen golpe, pero entre su pierna inmovilizada y Kary quien tenía los dientes clavados en su hombro, estaba en total desventaja.


Finalmente la pelea se detuvo cuando chocaron contra un árbol, el fuerte impacto que recibió Kary contra la madera le dio el tiempo suficiente a TK para de un rodillazo en las costillas, lograr zafarse, alejándose apenas unos metros mientras Kary trataba de recuperar el aliento


-Maldito, ¿porque creí en tu palabra?, tan poco hombre eres que poco te importa golpear a una mujer herida. Debería arrancarme los ojos por creer que había algo especial en tu podrida persona –


-Tú fuiste quien me ataco, y hasta donde recuerdo, tú eras la más interesada en experimentar “los límites” de nuestras habilidades-


Ambos se vieron unos segundo más sin dirigirse palabra alguna, el odio que se podía distinguir en sus ojos era inmenso, un fuego que prácticamente brillaba con luz propia en la oscura noche.


-¿Me pregunto qué pensaría Daisuke de su preciosa Kary, si le contase la verdad?- comento TK con veneno-Estoy seguro que de haberlo sabido no te hubiese defendido con tanto empeño, es más posiblemente él hubiese sido el primero en escupirte en la cara-


Kary trato de nuevamente de agarrarse de TK, pero sus piernas ya no le respondían, así que solo pudo sentarse.


-¿Y tú qué?, ¿realmente crees alguien dará cobijo a un alma tan podrida como tú? El único futuro que te espera, es pudrirte en una oscura cárcel en alguna prisión, olvidado por todos aquellos que te conozcan-


Patamon logro llegar al lugar donde sus compañeros habían terminado, solo para ver el intercambio de insultos y deseos de muerte entre la pareja, y aunque en un principio quiso intervenir, lo mejor sería que sacasen todo lo que llevaban dentro, ya que todos estaban juntos en una nueva aventura, así que esos sentimientos y odios, no tenían lugar dentro de sus corazones si querían sobrevivir.


-Si a los dos idiotas ya se les acabo la saliva me gustaría que escuchasen- Gatomon llego dando botes, era hora de poner las cosas en su lugar-Todos estamos aquí, porque a ustedes les valió la lógica y desearon jugar con poderes que apenas comprendían, así que si quieren vivir lo suficiente como para arrepentirse de sus pecados deberán tragarse su odio y trabajar como el equipo que se supone alguna vez fuimos-


Tanto TK como Kary se quedaron en silencio sin saber que más decir.


Por otra lodo Patamon había logrado idear un plan, que si bien no haría que se perdonasen por lo pasado, al menos los uniría lo que quedaba de esta locura.


-Vean, hay algo que quiero preguntarles y deceo todos me respondan…. ¿esa torre a lo lejos es la misma donde enfrentamos a los DarkMasters verdad?- todos asintieron -Así que podemos decir que estamos de alguna forma en el pasado ¿verdad?- todos asintieron de nuevo –Así que déjenme preguntarles esto, ¿porque al finalizar esta tragicomedia en la que nos hemos visto envueltos no le pedimos la nuestra pequeña enemiga que nos permita regresar en el tiempo, al momento justo donde ustedes obtuvieron sus poderes? –


-Si realmente estamos en el pasado, eso podría corregirlo todo, digo si nunca obtuvimos los poderes ella no tendrá razón para odiarnos tanto-


Los ojos de los elegidos brillaron con una nueva luz y esperanza, Patamon sonrió y aleteando se acercó a Gatomon quien solo le respondió con un gruñido.


-Creí estarías más contenta, es un plan que puede funcionar, además si funciona nada de lo que le culpas a Kary ocurrirá-


-Creo que ya hemos probado que viajar en el tiempo, más que una solución a los problemas es un inmenso problema en si-


Patamon sonrió de forma tonta ante la cruel, pero cierta declaración de su compañera, y la vio alejarse sin regresar a ver.


Gatamon llego al campamento donde Veemon y Daivis dormitaban, realmente no le interesaba saber si ello estaban realmente dormidos o simplemente fingían, cualquiera se despertaría tras haber escuchado el inmenso alboroto que los demás integrantes del grupo habían patrocinado.


-Juro que si nos apoyas en este problema Davis te permitiré arrancarme la piel y usarla como rodapiés-


Y ya sin nada más que decir se acostó a dormir, pocos minutos después llegaron TK y Kary quienes si bien aún seguían enojados entre sí, la idea de poder solucionarlo todo, le alegraba lo suficiente como para trabajar en equipo.


El amanecer nuevamente llego de improvisto, ninguno de los elegidos había tenido la oportunidad de descansar lo mínimo necesario para comenzar el día.


Todos los elegidos ni bien habían despertados se habían concentrado en alguna tarea en específico, TK y Pegasusmon recorrían el cielo en búsqueda de algún indicio de en donde se encontraban, Kary y Gatomon recogían madera, mientras Daivis y Veemon se encontraban pescando.


-¿Alguno tiene idea de a donde deberíamos ir?- Pregunto de repente Kary rompiendo el tenso silencio que se había formado entre todos


-Lo sabremos cuando esos dos, nos den alguna pista de donde estemos- Respondió Gatomon


Daivis se acomodó para poder verle la cara a su compañera-Yo creo que deberíamos ir hacia la torre que vemos en el cielo, es un punto que difícilmente se puede perder de vista-


Y pese a que todos parecían acordar que era el mejor punto para comenzar una búsqueda, Veemon les interrumpió.


-La verdad me gustaría evitar ese lugar, en el mejor de los casos nos encontraremos con cuatro diguimon tipo virus de nivel mega, en el peor, averiguaremos si la ley que dice misma materia no mismo espacio, es verdadera-


Todos los presentes se estremecieron un poco.


-Sabia no debía llevarte a ver esa película de viajes en el tiempo Veemon-


-Si el encontrarse con nuestras versiones pasadas es una posibilidad, tal y como dice Veemon, tal vez deberíamos considerarla-


-Puede que tengas razón Gatomon, pero si sus versiones pasadas están aquí como Veemon sugiere, ¿eso no significa que también podrían ser atacadas por quien nos desea matar…ya saben algo así como morir en el pasado hará que sus versiones actuales desaparezcan?-


Ninguno de los presentes pudo ahondar mucho en el tema ya que TK decenio junto a su Digimon con las últimas noticias.


-Tengo buenas y…extrañas noticias ¿Cuál quieren oír primero?-


-Supongo que las buenas, después de todo lo que nos ha pasado unas buenas noticias podrían alegrarnos el día-


-Bueno, la verdad ya se mas o menos donde nos encontramos-


-¿Y la mala supongo es?-


-No es mala, solo extraña- todos los presentes regresan a verle-Veras Kary como recordaras los DarkMasters tenían apresado con su poder una fracción del Digimundo en la torre ¿recuerdas?, pues bien, acabo de ver cómo la parte perteneciente a la ciudad era liberada, pero, las partes del bosque y el mar siguen en su lugar-


Kary bajo la cabeza mientras pensaba


-Puede que lo que nos trajo, este también afectando a nuestras versiones pasadas, y el orden en el que se dieron las cosas….tal vez deberíamos buscar a nuestras versiones más pequeñas, pueden estar en peligro-



TK estaba a punto de refutar la idea de Kary cuando ante la vista asombrada de todos, Kary comenzó a desaparecer.


TK y Patamon gritaron el nombre de su compañera a todo pulmón cuando este cayo sin producir un solo ruido, con el cuerpo comenzando a perder sustancia.


-Supongo que era obvio-Davis levanta su Digivice-Vamos a necesitar movernos rápido, Raidramon-


Veemon gruño con fuerza cuando hubo evolucionado.


-¡¿Estás loco?! Tu ni siquiera deberías poder pararte con esas heridas realmente piensas que te voy dejar montar a pelo-


-Si tienes una mejor idea para que tu compañera deje de desaparecer dila-


Gatomon callo, realmente ella no sabía qué hacer.


Tk entonces dio un paso al frente


-¿Se podría saber cómo planeas encontrar a nuestras versiones más jóvenes, si ni siquiera sabemos dónde estamos?-


-Ni idea, pero con los dos buscando, tendremos más posibilidades- Ambos ven a Kary quien parecía tratar de decir algo, pero no era capaz de emitir sonido alguno-¿Tu al Este yo al Norte?-


-Es un pésimo plan, pero ya que... Pegasusmon-


Ambos amigos se despiden dejando a Gatomon cuidando a su compañera quien desaparecía mas a cada segundo que pasaba.
 

Moderador
Registrado
4 May 2011
Mensajes
9,318
hasta estar alado de su novia
Ay, dios, esto no, esto no... Alado es un ser que tiene alas. Aquí debes separar: "al lado"

Por lo demás, abrí los ojos cuando empecé a leer que TK y Kari mantenían una pelea de mordiscos y golpes. Realmente no me esperaba que se comportaran de esa forma. Me hace pensar que no son ellos, que los verdaderos están encerrados y las personas o los monstruos que acompañan a Davis son otros mentirosos que quieren conseguir algo del elegido. No tiene sentido que se pongan así por una discusión, y se supone que son pareja...

Bueno, no sólo se van a encontrar con TK y Kari del pasado, también con todos los demás. El único que más o menos podría estar en ventaja es Davis, a él no le conocen pero puede hacerse pasar por otro elegido. Tengo curiosidad por leer que tienes pensado hacer a la hora en que se enfrenten a los antiguos enemigos.

Un saludo
 
Arriba Pie