Oneshot La navidad de Davis

Registrado
16 Mar 2016
Mensajes
3,100
Ubicación
Buenos Aires
a Davis le encataba ser un niño elegido y desde el momento que piso el digimundo no hubo ni una sola vez en la haya considerado como seria su vida sin haber estado allí, sin Veemon y sin sus amigos, solo que ahora tenia una prioridad que el milagro de la esperanza no podría ayudarlo mágicamente

el y Kari habían prometido en vísperas de navidad darle un regalo único el uno al otro

durante este tiempo se había enfrentado a criaturas extremas y pasado por muchas aventuras increíbles y riesgosas, pero ahora se siente como si fuera la primera vez que hará algo que el consideraba extremo pero a la vez fascinado


evidentemente Davis estaba mas grande, sus intereses eran muy obvios, un dia esperaba estar con un chica, que se enamoraría y pudiera vivir sus propias aventuras con ella

y esa chica no era nada mas ni menos que Kari

simplemente le gustaba todo de ella, siempre sentía la necesidad de estar a su lado, de protegerla de amenazas y ayudarla a superar sus inseguridades


mientras estaba en su casa, en su cuarto mas precisamente

Davis abrió su armario y retiro un paquete envuelto en papel de regalo, lo miraba fijamente y con una sonrisa

De repente su teléfono suena, la alarma era lo bastante fuerte como para que se exaltara

Pero eso le permitió recordar que debía apresurarse en encontrar a Kari

Ya no faltaba mucho para medianoche y debía salir a buscarla


Aun no comenzaba a nevar por lo que pudo ir con mas calma caminando, y mientras lo hacia solo pensaba en que diría ella, o si acaso aun estaba despierta

Solo apunto a mirar su teléfono y observar los viejos mensajes que se mandaban entre todos ellos con pequeños emojis de felicidad y recuerdos de viejas aventuras

Todas esas veces en las que se comunicaban y ella no parecía estar en el mismo plan que el, como si le fuera indiferente en cierta forma

Eso seguramente le atrajo mas a el aunque tal vez no sea como lo piensa


El estaba convencido de que habría algo mas, en realidad el soñaba con ir mas alla y mostrarle su verdadero corazón

Todas las navidades desde que se conocieron hace 3 años no dejaba de pensar en ella, todas las noches buenas buscaba algo bello para darle

Y ahora solo esperaba darle uno aun mas especial


Kari por su parte suspiraba mientras caminaba por la puerta principal de su apartamento

Mirando las decoraciones de su vivienda y de las puertas vecinas

Se preguntaba si Davis aparecería corriendo por el pasillo como suele hacerlo mientras reia inocentemente

Ella se preguntaba si le gustara el regalo que tiene para el

Mientras contemplaba el anochecer comenzó a nevar ligeramente y con un pequeño respiro se lleno de alegría al ver que Davis estaba caminando en el pasillo sonriente


En su mente decía, que todo estaba perfecto, al fin podría decirle todo lo que sentía sin ningún tipo de secretos

Pensaba en como seria todo de ahora en adelante, su emblema del valor relucía internamente


En ese momento del apartamento salen Cody y Yolei felicitándolo por la navidad

Su cara de sorpresa no se oculto en la mas minimo y menos cuando vio que todo el grupo estaban ahí

Kari le da la bienvenida y lo invita a pasar, Davis se sonrojaba y dejaba salir una risa burlona

Fue a dejar su abrigo en la sala y mientras nadie lo veía quito la tarjeta de su regalo donde tenia escrito algunos de sus sentimientos

“feliz navidad Kari” Davis le entrego su regalo, y luego Kari fue por el suyo para dárselo

De todas maneras aunque no haya sido la navidad que esperaba, aun asi estaba muy feliz y orgulloso de tener amigos como ellos en su vida

Es algo que no cambiaria y que deseaba que no cambiase nunca


1er fic que escribo
plis no me linchen si algo no salio bien xd
 

(ノ◕ヮ◕)ノ*:・゚✧
Registrado
13 Mar 2007
Mensajes
574
Es corto y está bonito, aunque debo admitir que nunca fui un muy fan del Daikari. De hecho Davis se me hacía bastante denso, pero este fic me hace sentir un poco de pena por el pobre, es algo que seguro le pasaría xD

Mi cara al darme cuenta que esto fue escrito por Pao, la ama de la oscuridad.

 
Arriba Pie