+18 Original Fic M/F M/M F/F LA OTRA CIUDAD - Capitulo 13

Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline




- Entonces sea pues mi decreto, pues sueño al sueño, dulces sueños de pesadillas olvidadas



- ¡¿Quién dijo eso?! – fue lo primero que grite al abrir mis ojos solo que ahora había algo distinto a mi alrededor – …¿Qué es esto?...

Una enorme biblioteca estaba frente a mí, o mas bien a mi alrededor, los estantes de libros quizás abarcaban una manzana y llegaban hasta cielo que se perdía en una extraña bruma. Sin embargo, ese lugar no me era desconocido.

- ¿La biblioteca de sombras? – era el paisaje que se describía en una de mis novelas de misterio, “El asesinato del come cuentos”, mala novela, sobre todo al descubrir que el asesinato solo era la imaginación de un bibliotecario y nada paso en verdad, no me gustan esa clase de finales poco atractivos – Así que esta es la clase de sueños donde se que es un sueño y puedo controlarlo, así que… - me concentre por un segundo y poff, lo que pensaba – ¡Si, mi propia motocicleta! – la verdad es que hace un tiempo he estado pensando en comprarme mi propio medio de transporte, solo que si le digo a mi padre que quiero una motocicleta de verdad enloquecería

La moto con la que soñaba era una clásica de asiento deportivo, de hecho, era una motocicleta de carreras de color azul eléctrico, con el asiento alto y un diseño para ser aerodinámica, si, si le muestro a mi padre cual moto quiero, el definidamente se desmallará y luego va a matarme, en ese orden de hecho.

- Ya que esto es un sueño, vamos a disfrutarlo, solo cambiare este paisaje de porquería y boom, estaré en la playa – o ese era el plan, pero no importaba cuanto lo intentara, la biblioteca de sombras, no cambiaba – …Ok…¿Por qué de entre todos los lugares de mis novelas sueño con este sitio? – fue lo que pensé después del décimo intento por ir a una playa de arena blanca – Digo, lo entendería si fuera el Tren negro de “La dama de humo y carbón” o la mansión de “Silencio mortal” acepto hasta el templo de “Llorare sobre tu tumba”, pero, ¿Por qué esta novela tan mala?... – yo pensé un poco y después de decidí tomar uno de los libros de los estantes, específicamente el que estaba a mi izquierda – En la novela, todos los libros tenían escrito “Asesino” con sangre en cada página, por lo tanto… - abrí el libro pero todo lo que había era una página en negro, desde afuera el libro parecía que estaba impreso en páginas blancas pero por dentro todas eran de color negro puro, como en la novela eso se repitió en casa libro – Esto es un poco diferente…pero supongo que está dentro del parámetro de un sueño supongo…

- Ciertamente es una provechosa situación, la mente suele jugarnos malas pasadas – grite lo más fuerte que pude al oír esa voz, por un momento supuse que era el protagonista de la novela en la cual creo que estaba, pero al voltear…solo había un traje de caballero color azul, con un sombrero de ala ancha sobre donde se supone que tiene que estar la cabeza, las manos solo eran guantes blancos y el “caballero” tenía un paraguas de estilo antiguo con el mango dorado

- Ok…esto lo leí en otra parte…un traje parlante sin nadie, no es novedad…

- Disculpa la falta de imaginación en esta trama estimado can, pero me atreveré a recordarle que mi apariencia no ha cambiado, ni pasada ni futuramente en mis planes

- Y habla de forma educada y pomposa, pero que novedad

- Mi querido caballero, permítame presentarme, ante vuestros ojos sin muestra de engaño el caballero de estaño – se presentó he hizo una reverencia exagerada

- ¿El caballero de estaño?, es el apodo de un protagonista de mis novelas más viejas…. – pensé un poco – Es el personaje de la novela que leí hace poco, Sir. Frey del ducado de Aster, eres el personaje principal de la novela “La Torre de Sangre y Cenizas”, pero…se supone que eras un león, no una especie…de…fantasma

- Ciertamente, es una osadía confundirme a mí, tan estimado caballero con un fantasma o aparición espectral de tan baja alcurnia

- ¿Pero porque estás aquí?, el libro “El asesinato del comer Cuentos” y “La Torre de Sangre y Cenizas” son libros muy diferentes, el primero transcurre aquí en la biblioteca creada por los delirios de un bibliotecario enojado, y tú libro transcurre en tu ducado, donde te enfrentas a una red de trata de esclavos vinculada a la nobleza, donde el culpable es tu vecino y amigo el conde de Suts, esas historias no tienen nada que ver una con la otra

- Ciertamente es escandalosa tal horrorosa afirmación, el conde de Suts, mi buen amigo, es el más amable caballero de la nobleza de mi país, os demando retirar tal aberrante acusación

- Si, lo mismo dijiste en la novela, hasta que descubriste el engaño del conde y lideraste un ejército con el permiso del rey para destruir su territorio, al final de la novela terminas quemando el lugar de venta de esclavos con todos adentro y encierras al conde en una torre donde seria torturado por ti hasta que tú mueras de viejo

- ¡Pero que osadía! – y entonces me abofeteo con un guante – ¡Tal calumnia no la aceptare ni del mismísimo rey, oz desafío a un duelo de espadas al amanecer!

- Tranquilo duque, todo eso pasara al enterarse que Lady Penélope, tú actual esposa, había comprado una joya rara que le pertenecía a cierto soldado desaparecido que tu conocías, tus sospechas aumentaron al saber que ella solía ir a visitar y tomar té con el conde varias veces al mes, por lo que acabaste descubriendo su infidelidad

- Ciertamente mi amada Penélope posee amistad con el estimado conde, pero yo soy dueño de su corazón

- Ejeje, no, la estimada duquesa se revolcaba con el conde en su estudio de pintura cada que iba a tomar el té, en la novela tu avenenaste a la duquesa lentamente con la “Hierva de los bosques”, hasta que perdió la razón y murió, no te casaste nunca después de eso y tuviste un hijo con una consorte al que le pasaste el ducado y la torre con el conde aun encerrado, pero ya muerto – cuando termine de contarle su historia ese traje despareció solo dejando su sombrilla en el suelo

Yo tome esa cosa por un segundo y la revise.

- En la novela, el duque no tenía una sombrilla, ni un paraguas – mire bien ese objeto hasta fijarme en el mango de oro, una serie de grabados que emulaban a las llamas estaban colocados en él, al igual que una inscripción – Av. F…102… - el solo hecho de leer esas letras y números hizo que él mango se sintiera ardiente y al rojo vivo, instintivamente lo solté y al siguiente instante desperté de golpe

Por alguna razón desperté sudado y con la respiración agitada…

- ¿Qué fue…eso? – creo que más que un sueño o pesadilla eso fue una alucinación – Tengo que dejar de leer libros raros…pero por si acaso…

No sé qué exactamente fue lo que soñé, pero se me fue difícil pasarlo por alto así nada más, así que revise mis libros en el tiempo libre de la escuela, claro que Igi no me ayudo mucho después de lo de ayer con Rocky y Carlos.

- No tiene sentido, son autores diferentes, tramas diferentes, publicados por editoriales diferentes y hasta de diferentes épocas – dije cerrando el libro que tenia en mi mano – ¿Qué significa ese sueño?

- Es un sueño, no se supone que tengan sentido – respondió el felino a mi lado que solo se la pasaba mensajeándose con su novia

- Si, pero dejo una fuerte impresión sobre mí

- ¿Sabes que también deja una fuerte impresión sobre mí?, ¡Casi ser convertido en pure de gato por un mar de gay musculosos!

- Uuuu…¿sigues con eso?....solo fue una mala broma de ellos

- Mala broma los bigotes de mi abuelo, ¡Y el ya no tiene!

- Ok…¿Qué tengo que hacer para disculparme?

- Humm… - Igi entonces pensó un poco – No lo sé, dame un poco de tiempo y ya lo pensare

- De acuerdo, yo seguiré con esto por un rato – fue lo que dije mientras ojeaba los dos libros que tenia frente a mí – No, no tiene sentido, creo que solo ha sido un sueño extraño…creo que estoy preocupado por la cena que tendré con la familia de Ralf

- Amigo, tendrás suerte si sales de ahí solo con unos cuantos rasguños, no creo que los padres de Ralf sean tan comprensivos como él…hablando de eso, yo creo que nunca nadie ha visto a sus padres

- No se puede evitar, nosotros somos de segundo y el de tercero, estamos muy separados

- Si, además el padre de Ralf es el que paga los gastos médicos de los atletas y también contribuye mucho a la escuela

- Si pero….¿Espera que acabas de decir?

- ¿No lo sabias? – Igi entonces me miro confundido – El padre de Ralf es dueño del hospital mas grande de la ciudad por lo que oí, el pone todos los doctores en cada partido de cada equipo, además de una ambulancia, también dona a la escuela materiales de primeros auxilios y demás, ¿Dónde has visto una escuela que tenga un desfibrilador en su enfermería?

- ¿Qué tanto dinero tienen sus padres?...

- Los rumores dicen que mucho…y dicen que su madre es toda una belleza

- ¿Belleza dices? – en ese momento me imagine a una tigresa muy sensual y curvilínea, supongo que eso cabe para explicar que Ralf sea muy atractivo, así que supongo que lo guapo lo saco de su madre y lo cruel e inteligente de su padre empresario, ¿en que me metí?

- Ah, si también dicen que su madre es ama de casa y que es dueña de alguna clase de negocio de entretenimiento muy popular desde hace mucho tiempo

- Así que Ralf saco su talento de sus padres…creo que me estoy metiendo a la boca del lobo, por decirlo de la manera amable…

- Sip, hay me dices que tal te fue y sí la madre de Ralf esta buena

- Es una mujer casada…que vulgar Igi, muy mal amigo

- Meh, así somos los gatos

No estaba seguro de verdad eran así los de la especie felina, sobre todo Igi que técnicamente no era un gato, pero si de verdad eran así, los gatos tienen serios problemas con sus pares. A diferencia de los perros que somos naturalmente leales y fieles, es decir que cuando encontramos pareja generalmente no los engañamos o algo por el estilo.

Es más, tenemos tendencia a deprimirnos de forma extrema si nos rompen el corazón, no sé cómo son los felinos porque solo conozco a la familia de Igi, así que ahora que voy, literalmente, a una jaula de tigres las expectativas están altas.

Y más tarde ese día para mi desgracia….

.
- Hola…ya llegué – dije al entrar por la puerta solo encontrar a mi padre y Walter preparando su ropa y también algo de comida

- Hola campeón – dijo mi padre saliendo de la cocina con un delantal y un molde de gelatina en sus manos – ¿Podrías ir a tu cuarto y preparar tu mejor ropa?

- ¿Por qué tan temprano?, faltan horas – pregunte un poco molesto

- ¡Porque tenemos que ir a una cena importante, ahora solo haz lo que te dijo de una vez! – mi padre sonó un poco irritado y luego volvió a la cocina – ¡Date una ducha, ponte perfume, y que tu ropa no tenga arrugas!

- ¿Pero qué le pasa? – pregunte y deje mi bolso de gimnasia en el lugar donde suelo ponerlo para que papa lo lave

- Hola Sam – dijo el idiota de Walter con una sonrisa – Lo que pasa es que con la cena tu padre está un poco nervioso, sé un buen chico y solo escúchalo

- Lo que sea Walter – dije y me aleje de él, no tengo porque soportarlo

Fui a mi cuarto y solo hice lo que mi padre dijo, prepare una camisa y unos pantalones, también lustre mis zapatos, en fin, prepare todo. No sé porque mi padre estaba tan nervioso por una cena, al fin y al cabo, no es que yo no esté enojado porque tenga que ir a una cena con el idiota de Walter, la sola idea me provoca escozor. Pero no pienso ir contra mi padre, así que tengo que tragármelo como hombre.

Y más tarde esa noche.

- Bien, luces bien amor – le dijo mi padre a Walter mientras le acomodaba su corbata, esta noche el usaría una camisa de vestir blanca con pantalones negros un chaleco de tela color granate oscuro y una corbata del mismo color – Tengo que comprarte un nuevo conjunto para salir, y Sam…de verdad necesito que te comportes – mi padre arreglo mi camisa de color naranja pálido que usaría con unos pantalones café, usaría una corbata suelta sin apretar, no estaba tan elegante como Walter pero lucia bien, en cambio mi padre usaría unos pantalones de vestir, un suéter ligero color celeste claro y una chaqueta azul oscuro

- Si me comportare papa – dije riendo un poco – ¿Pero a donde vamos de todas formas?

- Los señores Eigners nos invitaron a una cena en su casa esta noche, son personas muy influyentes en tu escuela por no decir que son muy adinerados y su hijo es el presidente del consejo estudiantil, así que si solo compórtate obediente y luce lindo – cuando mi padre dijo el apellido supe que hablaba de Ralf, su familia eran gente muy importante, al fin y al cabo – Así que no lo arruines


- Si papa…

Lo peor era que como Ralf sabia de mi comportamiento en la escuela y el muy desgraciado tigre podía soltarlo en medio de la cena, no terminaría con solo un postre o una sonrisa falsa. Sea como sea no tenía escape de eso.

- Muy bien todos están perfectos – dijo mi padre – Vámonos, Sam tu llevaras la gelatina

- ¿No es muy anticuado llevar una gelatina como postre?, ¿no se va a derretir? – yo solo dije eso mientras cargaba la gran gelatina rosa y verde, que mi padre había rellenado con frutas y decorado con crema batida

- ¡Tiene grenetina así que solo cállate Samir y sujeta la maldita gelatina! – grito mi padre y yo solo sostuve ese postre con más fuerza, él fue el primero en salir de la casa e ir al auto

- Perdónalo Sam – dijo Walter tratando de consolarme – Se puso un poco molesto por lo que dijiste

- Lo que sea Walter – le respondí y fui hasta el auto, sé que puedo ser rudo, pero no me importa

Solo subimos al auto de Walter y emprendimos el camino hacia el lugar de la cena.

Nos tardó cerca de cuarenta minutos llegar a nuestro destino, la casa de Ralf o debería decir su mansión.

Era una enorme casa con un enorme jardín delantero, la mansión era de color blanca pura y con hermosos techos azules, ventanales clásicos y con molduras hasta donde pude ver. Tenía dos pisos en total y como cerca de tres chimeneas. No puedo olvidar el garaje, la iluminación indirecta de las paredes, los setos perfectamente podados y el verde césped.

En verdad era lujosa, pero eso solo hizo que mi padre se sintiera más nervioso.

- ¡Debí de comprar un pastel! – dijo medio gritándole a Walter a medida que nos acercábamos a la entrada – ¡¿Por qué te escuché sobre hacer un postre casero?!

- Tranquilo amor, todo esto resultara de maravilla – Walter trato de calmarlo, aunque el también lucía un poco nervioso

Nosotros tres nos pusimos helados cuando llegamos a la entrada y tocamos el timbre. Que no sé porque, sonaba más elegante que el nuestro.

Luego de unos segundos alguien abrió la puerta. El padre de Ralf y no era lo que me esperaba ya que era un tigre dientes de sable color avellana y de cola larga. No era tan alto como nosotros, pero era muy musculoso, no en exceso, pero si bastante. El color de sus ojos era de un tono ámbar muy atrayente y un poco hipnotizante debo decir, vestía una elegante camisa con una chaqueta y unos pantalones de vestir, en general su ropa era perfecta para él. Tenia cierto aire de superioridad con él, era como si supiera su posición y nos miraba desde arriba con su sonrisa cálida y tenebrosa a la vez. Me dio miedo, sobre todo porque estaba seguro de ver un leve rastro de aquella presencia de Ralf en la escuela, como copos de nieve que te helaban la sangre.

- Bienvenidos, pasen, pasen, es un gusto tenerlos – su voz era amable y con un gesto nos dio la bienvenida muy alegre – Soy Richard del Prado, el padre de Ralf, es un gusto tenerlos aquí

El interior de la casa de Ralf era igual de impresionante, los pisos de madera pulidos y relucientes junto con las paredes inmaculadamente blancas le daban a todo un ambiente cálido que era compensado con unos toques rojos aquí y allá.

- Gracias por invitarnos – dijo mi padre y luego me quito la gelatina de las manos – Les traje un postre

- Oh que lindo – Richard entonces tomo el dulce y sonrío – Mi tía Gretchen solía hacer este tipo de gelatina cuando era pequeño, son tan ridículamente complicadas de desmoldar y se ven hermosas, debió tomarte mucho tiempo – mi padre sonrió un poco y luego hablo

- Oh no para nada, solo un detallito

- Es verdaderamente una pena tener que comerla, pero sería peor no hacerlo, la serviremos después de la cena, déjame ponerlo en un lugar refrigerado antes de que se derrita – el entonces miro hacia a un lado – ¡Dani, ven aquí ahora mismo, las visitas llegaron! – grito y al poco tiempo un oso vino corriendo – Saluda a nuestros invitados mientras yo pongo esto en un lugar seguro

- ¡Uuu gelatina, se ve tan bien, mueve la gelatina jeje! – dijo ese hombre, pero Richard lo miro como una fiera y hasta le chasqueo la lengua

- Compórtate y saluda Daniel – fue todo lo que dijo y luego se fue

- Perdonen el mal humor de mi esposo jeje, cosas de gatos – rio el oso frente a nosotros – Mucho gusto soy Daniel Eigner, el otro padre de Ralf
Allí entre en shock, ese oso grizzli de color café entre claro y oscuro. Al igual que el otro, él también era musculoso, sin barriga y alto. Usaba unos pantalones de vestir y una camisa ligera remangada, no había mucho que decir de él ya que seguía en estado de shock.

- Oh vaya – dijo mi padre un poco emocionado – No sabía que había más familias como...lo siento es que soy muy sentimental – entonces empezó a llorar, yo volví en mi cuando vi eso y no pude decir nada

- Ya, ya, vamos no te alteres – le dijo ese oso a mi padre mientras lo tomaba de la espalda y lo invitaba a pasar – ¿No sales mucho o sí?, hay muchas familias homoparentales en la ciudad

- Esto es tan… - dijo mi padre y Walter también soltó unas lágrimas

- Jejeje, tranquilo, vamos a hablar, mientras tanto dejemos que nuestros hijos hablen, ¿te parece bien campeón? – dijo el oso tranquilo mientras sonreía

- ¡No hay problema papá! – la repentina vos de Ralf viniendo detrás de mí, hizo que soltara un grito muy poco masculino

- ¡¿Cómo hiciste eso?! – me quede quieto al verlo sonreír ya que allí estaba ese tigre blanco, vestido con jeans y una camisa azul

- Soy un felino es natural para nosotros ser sigilosos, escurridizos y algo engañosos con los demás – respondió tranquilo – Dar susto es como nuestro pasatiempo jeje

- Ralf deja de jugar y entra a la casa – la repentina voz del dientes de sable hizo que soltara otro grito al verlo donde antes no estaba, lo juro, solo me voltee un segundo – Y no hagas mucho escandalo con tu amigo, el cretino homofóbico de cuarta – entonces Richard se fue cargando una bandeja de bocadillos mientras ponía una mirada aun mas helada que la de Ralf, luego se detuvo– Ah y antes trae una botella de vino a la sala, como nuestro invitado es un can, creo que un vino de matices terrosos será el indicado, umm mejor sin notas de chocolate, uno seco es perfecto para toda ocasión ya que acompañaremos quesos con cierto dulzor, aunque puede ser un poco común…trae un Pinot Noir para empezar y luego iremos por un vino más complejo y frutal por su equino, no olvides las copas – entonces el se fue

- ¡Si padre! – respondió Ralf y luego me tomo del brazo para acercarse a mi oído – Ni una palabra o el gatito soltara la lengua, necesitamos hablar como caballeros esta noche, por cierto, bienvenido a la mansión Eigner del Prad, disfruta de la velada


No estoy seguro, pero creo que el invierno llego antes.












 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline
HOLA Y FELIZ DIA DE LUCHA CONTRA LA HOMOFOBIA
ESE DÍA PARA RECORDAR LA LUCHA POR LOS DERECHOS QUE ANTES NO SE TENIAN EN EL MUNDO ASI QUE PARA ILUSTRAR LA OCACION LES DEJO UN VIDEO QUE...MAS O MENOS DA EN EL CLAVO



QUE DESPERDICIO DE SERIE, TENIAN TODO PARA ACERLO GENIAL...Y TENIAN QUE RECURRIR A ALGO TAN...EN FIN....¿CONOCEN A UN ARTISTA QUE PUEDA HACER A LAS MECAS PERSONAJES MENOS...RIDICULOS?...A Y CAP 7...
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline


La familia de Ralf era……….Interesante. Sus padres de hecho eran muy amables y más comunes de lo que pensaba. Cometí un error al juzgarlos de hecho, no era que el padre de Ralf era más bajo que nosotros, sino que estábamos en un desnivel, su altura real creo que rondaría los uno ochenta y tantos, tampoco era solo musculoso.

Su ropa en verdad lo disimulaba, pero de verdad tenía la complexión de fisicoculturista al igual que su esposo quien más que oso musculoso era oso de felpa. Desde su personalidad hasta su pelaje que se notaba suave como nube.

- Oh, no, yo no creo en esas cosas, a los empleados hay que darles algo para recibir algo a cambio – comento el padre…digo el dientes de sable de Ralf – Por eso opino que es mejor darles una “correa de oro”

- Es un concepto interesante señor Richard – comento mi padre – ¿Dices que de esa manera puedo atraer chef y quedármelos?

- Pues sí y es inevitable que tus recetas se filtren a otros restaurantes, ¿pero qué pasa si el chef que contratas solo trabaja allí para arruinarte?, eso es una cadena de oro en función, un empleado va a otro restaurante que busque empleados, en tu caso es el negocio de restaurantes, ahora, si alguien quisiera arruinarte solo manda a un empleado con buenas referencias a tu local y él lo sabotea desde dentro, ese método funciona tanto para atrapar gente buena como mala, necesitas ambas para que tu negocio funcione

- Es un poco escabroso ese método señor Richard

- Oh, yo he lidiado con gente así, por eso te lo digo, el método más fácil es usándolos también

- Ya veo

- El hospital de mi esposo, por ejemplo, ¿crees que cedemos a los sindicatos fácilmente?, oh no, hacemos que nuestros empleados se sientan queridos y protegidos por nosotros, pero la verdad los estamos manteniendo a raya, si fuera por ellos cada día pedirían más y más aumentos, la codicia no tiene fin, trabajan por nosotros, no para nosotros – el padre de Ralf bebió su copa de vino muy tranquilamente

- Es todo un empresario señor, he aprendido mucho – mi padre le dedico ese alago con una sonrisa

- No te dejes intimidar ni tampoco intimides, si aprietas mucho hacen una revuelta y si no aprietas no hacen nada, equilibrio mi buen amigo equilibrio


Esa conversación se llevaba a cabo en la sala de estar, que era enorme, bella y elegante, por cierto. El “padre” de Ralf estaba realmente disfrutando de aquella charla madura de negocios y por lo que pude ver mi padre también. Y, por otro lado, estaba Walter hablando con el otro “¿Padre?” de Ralf….lo admito….no sé cómo funciona realmente esto….es incómodo…

- Y entonces yo respondí, ese no es un monstruo, ¡es mi esposo! – el otro oso río muy fuerte al igual que Walter – Luego de eso terminé cubierto de rasguños…

- ¿Tiene mal carácter tu esposo?

- Yo no diría mal carácter…pero es probable que si lo dejara solo acabaría por conquistar al mundo y volver a todos sus esclavos, jajaja – creo que ese oso era más del tipo bromista – Es por eso que estoy catalogado como especie en peligro de extinción desde que me case, bueno, al menos si me mata terminare siendo una linda alfombra

- Je, no lo dudo, ¿y como le haces con tu suegra?

- Si…no tengo suegra gracias a todos los ancestros, solo le tenemos a la loca tía Gretchen…la loca tía Gretchen… - y luego ese oso tembló un poco

- ¡¿Qué dijiste de mi tía Daniel?! – grito Richard un poco ofendido

- Que está loca amor – le respondió este ultimo

- Mi tía no está loca solo es un poco excéntrica – allí Richard volvió a hablar con mi padre y Daniel con Walter

En cuanto a mí, estaba en medio de todo eso.

Era extraño estar rodeado de hombres abiertamente homosexuales, ok, eso puede sonar mal considerando el hecho de que mi padre era uno de ellos.

Pero lo admitiré, nunca antes he visto otra familia como la mía.

Mi padre siempre me llevaba a cumpleaños de chicos con familias nucleares o de algunos conocidos, nunca antes él me había presentado a otro niño y otra niña que vinieran de familias monoparentales o homoparentales. Es decir que nunca antes he conocido una…¿Familia gay es la forma correcta de decirlo?...

Es difícil digerir esto, por un lado, tengo el hecho de ahora estoy en la misma casa con un chico que creció en un entorno muy similar al mío, pero a la vez tiene un status mucho más elevado. Bastaba con ver la casa para darse cuenta.

- Ralf, creo que tu amigo está incomodo con nuestras conversaciones de negocios – Richard hablo tranquilo mientras mi miraba con sus ojos ámbar tan atrayentes como intimidantes – ¿Por qué no lo llevas a ver la sala de entretenimiento?

- Si padre – respondió tranquilo el tigre blanco – Te mostrare la sala, te encantara de verdad

- Eso es cierto, televisión pantalla plana, curvaba, 3D, con capacidad de internet de alta velocidad, sonido envolvente y sistema de entretenimiento – agrego Daniel – Lo arme yo mismo…y por ármalo me refiero a pagarle al sujeto de la tienda porque las instrucciones estaban en lengua muerta, ¿Por qué no hacen muebles fáciles de instalar?

- Oh lo mismo digo – comento Walter – Compre una mesa de noche el otro día y lo que me llego fue una caja, dentro de otra caja dentro de otra caja, me tarde como dos horas en siquiera empezar a saber si lo que tenía era un mueble o un avión

- Y lo peor es que te cobran extra por el armado, por eso mando a ser los muebles a medida…y por mandarlos a hacer digo que Richard lo hace…no le gusta que yo compre muebles o decore la casa, si sabes de lo que hablo ¿no?

- ¿A ti también te pasa eso? - Walter creo que se llevaba bien con ese oso y eso me daba asco por alguna razón

Yo solo me apresure a pedirle a Ralf que me sacara de allí con la mirada, escuchar a Walter hablar de muebles era peor que sentarse a ver la pintura secándose. Por suerte Ralf me invito a seguirlo rápidamente.

Realmente agradecí eso desde el alma mientras caminaba por los pasillos de la mansión de Ralf, creo que nunca antes había visto una casa tan grande como acogedora como la suya hablando francamente. Y todo eso solo se hizo mas grande a medida que subíamos las escaleras para ir a la sala de entretenimiento.

Solo que Ralf, no me llevo allí.

- Este es uno de los lugares favoritos de mi padre – comento tranquilo mientras abría la puerta – Su salón de lectura

- ¡Oh, por todos los ancestros es hermoso! – fue lo que dije al ver la enorme sala semi circular llena de libros, con un bello piso de madera, un sillón individual con reposa pies, también estaba la hermosa chimenea de piedra con un extraño escudo de armas y no que decir de los muebles hechos a la medida – ¿Tu padre hizo esto?

- Oh no realmente, solo le pagamos a alguien para hacerlo – comento Ralf mientras iba hasta la chimenea para mirar el escudo de armas

Este consistía en dos sables diferentes pero similares a la vez, ambos eran absolutamente reales, por cierto, el escudo de madera más bien era un soporte para estos, además tenía dos dagas con sus fundas puestas y dos revolver muy decorados. Todo eso era coronado con una corona de hierro que tenía flores de lis como decoración.

- El padre de mi padre y el padre de este fueron marines – comento Ralf mientras tomaba uno de los sables para mirarlo con cariño – Y mi padre fue policía por mucho tiempo, básicamente nuestra familia ha servido a la nación manteniéndola en paz y orden, cada uno a su modo – entonces Ralf desenfundo la espada y la miro muy tranquilo – Hum, perfectamente afilada – el sonrío y me miro muy tranquilo – Este sable le perteneció a mi bisabuelo, es ridículamente difícil de limpiar la sangre de su filo cuando se usa y vaya que se de lo que hablo – el coloco la funda de esa cosas a un lado y puso la hoja, con el lado afilado, sobre su mano muy delicadamente – Mi bisabuelo era conocido por su fiereza y mal genio en su escuadrón, era el capitán y estaba dispuesto a matar a quien osara traicionarlo por cierto, una vez descubrió a uno de sus hombres en acto de cobardía al huir de un enfrentamiento, no tengo que decir que fue lo que le hizo con esta espada, ¿verdad?

- ….. – para ese momento yo estaba aterrorizado

- No claro que no, mi familia, marine o policía, cada uno de ellos ha puesto de su parte para mantener las cosas en paz, y luego vienes tú, Samir, a mi escuela, mi reino, un insignificante y patético estudiante que hoza meterse en mis amados dominios, ¡Mis dominios, donde cientos de jóvenes van a estudiar para salir adelante, ¿crees que me gusta oír como cierto idiota se sale con la suya?!, oh tengo formas de acerté sufrir Samir Handal – entonces apunto la punta de su espada a mí con total odio en sus ojos – Andrés, por favor

Lo siguiente que supe fue que me cubrieron la boca…

Y unos minutos después yo estaba en una habitación a solas con Ralf y un enorme cocodrilo que gruñía cada vez que me movía. El lugar estaba en penumbras y solo una luz del techo me iluminaba cual reflector.

- Este es Andrés capitán del equipo de natación y mi novio – dijo Ralf apuntando al cocodrilo

- Hola, ¿Qué tal? – dijo muy amablemente y después volvió a gruñir

- En fin, mi padre fue policía y parte de los comandos especiales, así que básicamente crecí rodeado de detectives y aprendí métodos “persuasivos”, algunos involucran dejarte encerrado con una gota de agua cayendo sobre tu cabeza y otros una batería de camión conectada a tus testículos, que por cierto tengo por allá – el apunto a una mesa donde efectivamente había una batería enorme con dos pizas para vehículos, en ese momento sude frio

- ¿No que la tortura era ilegal? – pregunto el cocodrilo

- Si, pero aun así es importante conocerla bla, bla, bla, el punto es mi querido perrito que estoy un poco molesto, así que si no me das las respuestas que quiero, voy a llamar a algunos amigos de mi papa y organizare una orgia de caballos ¡Para que te dejen el trasero como el agujero de una dona y con eso luego pasaras semanas expulsando semen cada que vayas al baño!, ¿o prefieres la batería y los testículos?, y si quieres combino ambas cosas – el me miro a los ojos sin una pizca de vacilación y hasta me dio medio – Te hare solo una pregunta y te daré solo una orden, ¿eso te cabe en tu cerebro canino?, asiente si me entendiste – yo solo obedecí aterrado por lo que haría ese sujeto – Bien, mi orden es que dejes de acosar y de perturbar mi reino que es la escuela y dos quiero saber solo una cosa, ¿Qué mierda te anda pasando mi querido amigo?

- Esto…

- Oh olvídalo creo que se esa respuesta, te avergüenza que tu querido padre sea gay, ¿no es así?

- No…ese no…

- ¡¿Te da miedo que la gente que sepa que tu padre es homosexual y que se burlen de ti?!

- ¡Que no! – reaccioné y lo aparte de mí – ¡Se que mi padre es gay desde hace años el problema es su novio, lo detesto! – entonces me puse de pie – ¡No tengo problemas con los gays, bisexuales, transexuales o los demás miembros de la comunidad LGBTQXY y no sé qué más, he ido a marchas con mi padre maldita sea, lo que si odio con todo mi ser es a su estúpido novio, lo odio, odia a Walter Smith con toda mi alma! – comencé entonces a caminar de un lado a otro – ¡Lo peor es que el tipo es literalmente perfecto, es amable, agradable, no engaña a mi padre, lo trata como rey y es buena persona, el sujeto incluso no tiene contraseña en su teléfono, ¿Quién hace eso?, es perfecto por donde se le mire, pero su presencia me da ganas ahhhh! – Ralf me miro como si viera a un alíen y ni siquiera entendió lo que dije

- ¿No será que estas celoso de tu padre y que te gusta su novio? – Andrés hablo en ese momento y por poco me dieron ganas de soltar el contenido de mi estomago

- No…que asco…no – dije aguantándome las ganas de vomitar – Que…asco...

- Andrés, no digas cosas innecesarias – entonces Ralf suspiro – Además Sam es asexual y más virgen que aceite de oliva virgen extra – cuando dijo eso yo me quede helado y lo mire asustado

- ¡No soy asexual, ¿y como supiste de eso?!

- No subestimes mi red de contactos, en fin, no pongas esa cara hay toda una comunidad de gente como tú, entras dentro de los LGBT+, así que descuida tu secreto está a salvo con nosotros, a menos que me molestes – entonces él se río de mi – Además sé muy bien que el novio de tu padre es una buena persona, me asegure de eso, así que solo queda la duda del porque lo odias, te recomendaría un terapeuta si eso deseas

- Je, lo único que quiero es que Walter me deje tranquilo, ¿y como supiste de mi…tú sabes?

- Mi padre es miembro del consejo médico de la ciudad, conseguir información de uno o dos pacientes es fácil, por cierto, tu padre debe dejar de comer tanta fibra, pero ese no es el caso, Rocky me lo dijo en verdad – Ralf entonces rio un poco más fuerte – Y volviendo a ti, lo que tienes es celos de tu padre como dijo Andrés, por el hecho de que encontró a alguien con quien quiere compartir su vida y con quien es feliz a su lado, a diferencia de ti de que estas más soltero que viuda de noventa años, esa es tu verdad mi querido y descerebrado can

- ¿Espera que?

- No soy psicólogo ni nada, pero solo pienso que esa es la respuesta que más se a…

- ¡Hijo tu papa quieres que bajes para la cena! – ese oso abrió la puerta de la habitación y observo todo – ¿Qué estás haciendo Ralf?, ¿esa es mi batería de emergencia?, lo que sea que hagas cuando termines, solo regrésala a la cochera

- ¡Papa, lo arruinaste! – grito enojado Ralf y entonces su padre encendió la luz, era un cuarto lleno de equipo de trabajo, desde llaves hasta pequeños desarmadores y también había un motor sobre una mesa

- ¿Qué te dije de usar mi taller para tus juegos? – resoplo un poco molesto – Solo termina de hablar con tu asexuado amigo y bajen al comedor

- ¡¿Él oso lo sabe también?! – recrimine, pero ese oso solo rio

- ¿Sí?, mi hijo me lo dijo – él me sonrió un poco y me levanto el pulgar – ¡No te preocupes tu secreto está a salvo!, aunque es una lástima que no disfrutes del sexo, te recomendaría que busques tratamiento, pero no es mi problema, solo bajen a la mesa y no toquen mi motor que lo sigo armando – él estaba por salir del cuarto y yo lo detuve

- ¡Espere, espere, espere! – lo tome de su muñeca y el me miro – ¡¿Cómo que tratamiento?!

- La asexualidad puede deberse a muchas cosas, tanto mentales como físicas, pero se considera un espectro más de la sexualidad del individuo, a diferencia de la hetero o homo sexualidad, tu caso es más bien un punto medio donde nada ni nadie te atrae, o eso creo, así que hay tratamientos para eso, pero prefiero no meterme porque sería lo mismo que darte una píldora para que seas hetero o gay, y eso es…escabroso, siéntete cómodo con lo que eres

- ¡¿Eso quiere decir que si sigo un tratamiento podre enamorarme?!

- Espera…¿nunca te has enamorado? – pregunto mi padre – Creo que eso es sociopatía…y debería de llamar a alguien…

- ¡No soy un sociópata! – grité molesto – Solo que nunca…ya sabe…nunca sentí algo romántico por nadie…

- ¿Te han dicho que necesitas terapia? – agrego Ralf

- Si mi amigo Igi me lo dice mucho – suspiré y finalmente solté a ese oso de su muñeca – ¿Podrían recomendarme a un especialista?...digo ya que eres doctor…

- No soy experto en asuntos sexuales y así, solo con los reprimidos de closet y con casos muy estúpidos como el de cierto pitbull – dijo aquel oso – Pero, consigue ayuda, o más bien conozco a alguien perfecto…pero es despreciable enserio, le daré su número a tu padre más tarde – y con eso se marcho

- ¡No te preocupes querido Sam! – dijo Ralf – El hecho de que no puedas enamorarte o que no disfrutes del sexo no es motivo para deprimirse, solo es algo patético y además… – entonces me tomo del cuello de mi camisa y me acerco a su rosto – ¡No vuelvas a causar problemas o sino! – saco sus garras y me los puso muy cerca del rostro y lo acaricio suavemente – ¡Te volveré confeti! – y luego me soltó – Ahora vamos a la cena, papa hizo cerdo empanizado con salsa agridulce y quiero un poco de esa gelatina, ah y Samir – entonces Ralf volteo mostrándome su sonrisa de oreja a oreja, sus dientes blancos me intimidaron de verdad – Eres uno de mis juguetes ahora

Fue la cena más extraña que he tenido en el sentido de los presentes, por cierto, el padre de Ralf, el dientes de sable me refiero, sí que sabe cocinar, era la primera vez que probaba un rollo de carne de cerdo empanizado relleno con tocineta crujiente, cebolla caramelizada y mucho queso. Y eso sin incluir el pure de papas con ajo y cebolletas ni la salsa agridulce que lo unía todo. Ah y la gelatina fue un postre muy refrescante así que fue una buena elección de parte de mi padre.

Lo mejor de la noche fue cuando mi padre intercambio recetas con ese felino, la gelatina a cambio de su cerdo relleno, que por mi insistencia mi padre amablemente preparo para mi almuerzo.

Pero lo mejor de esa noche fue el especialista para mí.


***
Esa noche en la casa de Ralf, después de que todos se habían ido.

- Debo decir que me gusto la cena – comento Richard mientras se preparaba para dormir, quitándose la ropa y quedando casi desnudo en su cuarto, un nada modesto suspensorio negro lo separaba de eso, pero a él no le importaba lo que usara en ese momento – Eran una linda pareja

- El chico me dio escalofríos, era como ver un títere – Daniel hacia lo mismo solo que él se quedó en boxers – ¿Recuerdas cunado aun éramos novios y fuimos a esa playa nudista?

- ¿Sí?

- ¿Y recuerdas ese sujeto espeluznante que siempre estaba alejado miraba desde la distancia?

- Si, lo recuerdo

- Eso sentí con ese chico…era…no era normal…

- ¿Quién es normal es esta vida?, míranos a nosotros, literalmente no somos “normales” Dani

- Es otro tipo de normalidad – Daniel solo abrazo a su esposo desde atrás con fuerza – ¿Andrés ya se fue?

- Si, se fue a casa hace horas

- Bien – dijo besando el cuello de Richard mientras este ronroneaba – Ralf lo tiene muy bien domesticado

- ¿Y eso te molesta?

- No realmente, solo digo que es un poco interesante – Daniel solo jugaba con el cuerpo de su marido – Sabes, nosotros podríamos enseñarle a ese chico Samir un par de cosas sobre el amor duro, jeje

- Dani, ¿Por qué sacas eso ahora?

- Solo digo que el padre de ese chico me pareció muy…¿Cómo se le llama a esa persona que evita todo tipo de charlas sexuales y básicamente encierra al niño en una jaula de ignorancia?

- Entiendo a lo que quieres llegar, ¿dices que su padre lo arruino sexualmente?

- Los padres siempre arruinan a sus hijos

- Yo no me considero arruinado papa – la voz de Ralf hizo que los dos voltearan a verlo un poco molestos, él estaba desnudo y sosteniendo un vaso de agua con mucho hielo – Si van a andar de amorosos, cierren su puerta

- ¿Y porque andas desnudo por la casa jovencito? – Richard sonó un poco molesto y suspiro

- No es la primera vez que me ven desnudo y tenía calor, el punto es que los oí hablar de Samir – comento Ralf mientras movía el vaso un poco – Es lindo, pero tiene el erotismo de un tronco de árbol, ¿Sabían que estuvo desnudo en la ducha con Rocky y su novio?, ni siquiera dijo nada, y hoy, era como hablar alguien castrado químicamente, no creo que nunca haya tenido siquiera una erección, es como si no fuera un hombre, es como un maniquí

- ¿Ustedes piensan eso? – comento Richard – No sabría qué decir, ya que no soy experto en la materia…o sea, ex hetero aquí – en ese momento Daniel solo le bajo los suspensorios mientras reía – No fue gracioso amor

- Ok, nunca fuiste hetero solo era una fase, pero es la verdad, esté tipo literalmente no tenía una “identidad sexual”, ni siquiera creo que haya visto su miembro duro, aunque sea solo una vez

- Lo que sea no es nuestro problema – agrego Ralf

- Si, dame un poco de esa agua hijo – Richard solo camino hacia su hijo y tomo el agua helada – Fiuuu, que fresca, ¿conservaste las fotos Ralf?

- ¿Por quién me tomas?, tengo a Samir bajo mi mando, será un peón útil o desechable para mí dependiendo de su comportamiento, no lo sé, podría usarlo

- Ese es mi hijo


- ¿Y saben porque sé que ese perro es literalmente un can castrado? – Daniel dijo eso entre risas mientras Ralf y Richard se miraban un poco confundidos – Por el hecho de que estoy frente a los dos felinos más sexys del mundo y el no sintió nada

- Oww, amor me alagas – rio Richard mientras él y Ralf se sonrojaban

- ¿Qué puedo decir papa?, los felinos somos naturalmente sensuales y lindos jeje – río Ralf y se separó de su padre cuando este le devolvió el vaso – Ok, disfruten su noche papas – él se desperezo y Richard también, Ralf solo se fue de allí bostezando

- Je, nunca hay un momento aburrido en esta casa – rio Richard mientras regresaba junto a su esposo – ¿Te sucede algo amor?

- Umm, solo pensaba que los felinos son demasiado extraños por su tranquilidad

- Bueno, tenemos tendencia a ser muy calmados, considerando el hecho de que Ralf es nuestro hijo es normal para nosotros esta clase de acercamientos, no es algo que avergonzarse si no pasamos barreras que no deban pasarse – comento Richard y Daniel lo abrazo tranquilo

- Bueno, recuerdo su primer sueño húmedo – rio Daniel otra vez – Pensó que había mojado la cama y que tenía algo malo por tener una erección, tu lloraste como loco por que teníamos que tener la charla

- Si, mejor cállate Dani



***

Unos cuantos días después ya tenía agendada una cita con ese especialista. Era un sexólogo que el mismo padre Ralf me había recomendado después de que yo se lo pidiera, y la razón por la cual se lo pedí es por su fama de médico y por tenía varios contactos. Según él, había escogido a uno con el que creyó que me sentiría lo más cómodo posible.

La cita quedo agendada para el viernes después de la escuela y el lugar era una linda casa cerca de un parque, la casa tenía dos pisos y era de madera natural con ventanas que estaban cerradas por cortinas. La casa estaba en medio de dos edificios, tenía un pequeño jardín delantero el cual estaba muy bien cuidado, algunos arbustos por aquí, flores por allá y en el centro del lugar había una estructura de cemento con una placa plateada que decía.

“Dr. J. O. Lewis”


Eso es todo lo que decía…



 
Registrado
18 May 2020
Mensajes
11
Offline
Hola, llevo un par de semanas siguiendo esta historia y me gusta mucho como escribes. ¡SIGUE ASI!

PD: Mencioname cuando publiques mas porfa
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline
Ok, se que soy muy rapido pero el punto es crear contenido y ahora un cap con un tema del que no creo que salga bien parado, aclaro que no es mi opinion personal las frases y comentarios. Es una historia que busca tocar temas tanto comicos como crudos y realistas
Y así sin mas el capitulo 8, juzgen ustedes mismos
Si, se que es un poco extraño suvirlo despues de ayer pero creo que sera...interesante
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline



- Bien campeón – dijo mi padre mientras me miraba – Te esperare en frente

- Papa el doctor dijo que la sección dura cerca de dos horas, no hace falta que me esperes

- Pero… - dijo viendo la casa – Estoy preocupado por esto

- Papa se cómo defenderme y si hace algo raro saldré de allí, pero si quieres esperarme no te detendré – la verdad un sexólogo se me hacía algo…perturbador solo de pensarlo

- ¡Genial! – dijo contento – Así me pondré al día con mi audio libro

- De acuerdo papa… - entonces me bajé del auto y vi como mi padre se ponía sus auriculares

Dejando eso de lado solo fui hasta la puerta de la casa y toqué el timbre. En pocos segundos el sonido de un zumbido se escuchó y una voz dijo “adelante”. Así que simplemente entre.

- Buenas tardes, ¿Cómo te encuentras hoy? – fue lo primero que escuche al entrar y la persona que lo dijo estaba frente a mí

Era un carnero de cuernos gruesos y rizados en forma de espiral, su pelaje era de color marrón claro y sus ojos eran de color café. Era de mí misma altura y debo decir que tenía un buen físico, su pectoral era relativamente desarrollado a comparación del mío y se notaba que era musculoso a pesar de que llevaba puesta una elegante camisa de vestir blanca y un chaleco de tela azul, su corbata también era azul y sus pantalones de vestir hacían juego. Su chaleco tenía un bolsillo con una pequeña cadena dorada colgando que lo hacía ver elegante y también tenía una sonrisa amable.
- Mucho gusto – dijo él y me extendió la mano, yo acepte y nos dimos un apretón – Soy el Dr. Jone H. Lewis, soy especialista en desordenes de conducta y sexólogo, debes ser Samir

- Así es – respondí tranquilo

- Pasa por aquí por favor – entonces me guío hacia una habitación llena de estantes con libros de toda clase, un escritorio de madera pesada con dos asientos frente a él, uno de esos sofás que usan los terapeutas y eso es todo – Bien – dijo sentándose en su escritorio y luego me ofreció asiento frente a él – Oí los detalles de parte de Richard, pero me gustaría oírlo de ti también

- ¿No se supone que el padre oso de Ralf, Daniel creo, era el medico entre esos dos? – pregunte y el solo saco una foto de Daniel en un tablero de dardos, la foto estaba llena de agujeros – Si…yo me callare ahora, lo siento

- Así que Samir – dijo bajando esa diana – ¿En qué puedo ayudarte?

- Bueno vera…no tengo…deseos sexuales…

- Entiendo – él no me juzgo y solo tomo notas – ¿Y qué más?

- Bueno de verdad quiero tener una cita, salir, pareja y todo lo demás, pero…no tengo interés en tener…ya sabe…¿sexo?

- ¿Te disgusta de alguna manera el hecho de hablar de relaciones sexuales?

- No la verdad, no siento nada, digo quiero experimentarlo, pero…nada…

- Ya veo – el siguió tomando notas y luego me miro – ¿Has visto pornografía alguna vez?, ya sea en fotos, videos, literatura, etc.

- Bueno si…pero los gemidos me parecen molestos, así que lo puse en silencio y ver esas cosas no me provoca nada

- ¿Y qué material ya has visto?, ¿Hombre con mujer?, ¿O del mismo sexo?

- Supongo que un poco de todo, pero nada

- Entendido, ¿me dejarías examinarte un segundo? – pregunto y saco unos guantes azules de su escritorio que enseguida se coloco

- De acuerdo – dije y me puse de pie – No haga nada raro – el hizo una sonrisa calmada y seria a la vez, fue muy extraño

- Solo párate en tu lugar y bájate un segundo los pantalones – yo solo hice caso, él se acercó a mí, se bajó al nivel de mis testículos y los toco muy delicadamente – Su tamaño es normal para tu edad y no siento nada raro en ellos – entonces se separó, se quitó los guantes y los arrojo a la basura, yo me puse los pantalones otra vez– Ya mire tu historial médico y note que las últimas pruebas que te hicieron fue cuando tenías catorce, cuando comenzaste a entrenar – dijo tranquilo y empezó a escribir en una libreta – Lo que vamos a hacer es repetirlas, usualmente las pruebas hormonales para niños de esa edad son erróneas así que quiero tener unas actualizadas, además quiero análisis de sangre especializados en tu caso, tomografía craneal completa y también quiero una lista de todos los medicamentos que tomas y un estudio espermático, como dices que no tienes deseos entonces usaremos otro método de obtención – entonces volvió a sus cajones y saco un pequeño cuaderno de color café – En este diario vas a anotar tu rupita alimenticia diaria, que comes y cuando lo haces, ¿tomas alguna medicación especifica?

- Si, un multivitamínico

- ¿Y quién te las receto?

- Mi médico de cabecera

- De acuerdo, quiero el nombre de tu médico y que la medicina que tomas la lleves a analizar junto con tu sangre – dijo mientras seguía escribiendo, al momento siguiente me paso las ordenes de análisis – ¿Tomas alguna droga o algo más para ayudarte en los deportes que me comentaron?

- No, jamás, solo un batido de proteínas, ya sabe, es de una marca normal y eso es todo

- Entonces quiero que ese batido también sea analizado y que me traigas el envase, cuando tengas todos los resultados quiero que vengas a verme otra vez

- De acuerdo…¿pero no voy a hacer terapia o algo más? – pregunte pero el solo sonrió un poco

- Podrías ser asexual, que es una forma de sexualidad y si es así te ayudare con la terapia para entenderte un poco más, pero tu caso me lleva a sospechar que tienes Anafrodisia

- ¿Ana…frodisia?

- Básicamente no buscas tener sexo, pero me comentaste que quieres experimentarlo y usualmente los asexuales no se comportan de esa manera, así que creo que puedes tener Anafrodisia, es solo una hipótesis, sabre más con las pruebas, pero es todo por hoy – dijo mientras se levantaba y me extendía su mano y yo aceptaba

- Gracias Doctor

- De nada, quiero esos estudios cuanto antes – el entonces me dio unas palmadas en el brazo y me tranquilizo – Sigue con tu vida normal y todo estará bien

- De acuerdo…y…¿Puedo preguntar porque tiene una foto del padre de Ralf en una diana?

- Ah si eso – entonces suspiro – Ambos somos miembros luchadores de la comunidad LGBT de la ciudad el hecho de ser gay y medico es un estigma muy grande por si no sabias, Daniel como dueño de un hospital es alguien muy importante para nosotros ya que es muy exitoso y tiene poder, hace algunos años yo le sugerí que se lanzara a la alcaldía y él lo rechazo, no me agrada desde entonces, no pensó en los demás solo en su familia, las cosas que pudo hacer por nosotros en esta ciudad…por eso está en la diana, lo respeto, pero no me agrada

- Ya veo…supongo que toque un tema sensible

- No para nada, je, además tenemos gustos distintos, el prefiere pantalones y chaquetas de cuero con mucha rudeza y yo soy más…escurridizo y brillante – no se a que se refería, pero no pensaba en averiguarlo.

Lo siguiente que sucedió fue extraño y a la vez un poco preocupante. Mi padre se enojó con el doctor por que la sección duro muy poco, pero se calmó al ver todas los exámenes y las explicaciones que me dio, también nos preocupaba el hecho de que algo no estaba bien. Sin mucho más que decir o hacer, cumplimos fielmente todo lo que el doctor nos dijo. Primero me hicieron unos análisis de sangre con todo lo que pidió el doctor, enviamos mis vitaminas junto con el batido proteico al laboratorio y también lo que usualmente solía usar para el cuidado personal. Lo del semen fue…lo más difícil debido a mi falta de erecciones, pero usando unos métodos que prefiero no decir pudieron tener una muestra. Involucra sedarme y no quiero hablar de eso…

Con todo eso hecho solo quedaba esperar los resultados, por suerte el doctor había encargado que todos estos le fueran enviados a él personalmente.

Así paso una semana hasta que una tarde, mientras yo estaba viendo televisión en la sala, mi padre junto Walter estaban en la cocina y sonó el teléfono.

Mi padre contesto, yo no le di importancia, pero después de unos minutos Walter se unió a la conversación. No sabía de quien estaba al otro lado, pero de un momento a otro Walter actuó raro y molesto. Lo siguiente que vi fue que él sacaba de la casa el envase de mi bebida energética, iba hasta la calle y lo arrojaba con fuerza dentro de un bote de basura para luego darle una patada a este último.

- ¡Hijo es el doctor! – dijo mi padre – ¡Quiere vernos en su oficina ahora mismo!

No necesitaba de ser un genio pasa saber qué es lo que estaba pasando, eran esos polvos…

Media hora después los tres estábamos en su oficina y el miraba el envase de lo que antes era mi bebida de proteínas.


- Esta bebida contiene altas dosis de fitoestrógeno, es un compuesto que se suele encontrar en los vegetales y legumbres como la soya, el principal componente de este producto que has estado consumiendo – dijo el Doctor – En grandes cantidades estos disminuyen los deseos sexuales en los hombres, si los has estado consumiendo por mucho tiempo eso explicaría tu falta de interés sexual, es raro que esto ocurra pero también descubrí que Sam es un poco intolerante a los compuestos a base de soya, nada de qué preocuparse pero eso contribuyo a la serie de eventos

- ¡¿Es decir que me lo estado haciendo a mí mismo todo este tiempo?! – grite y el asintió

- Doctor…¿Esto tiene un efecto en su salud?, ¿Qué le pasara? – pregunto preocupado mi padre

- Existen indicios de que los fitoestrógenos pueden alterar negativamente la función reproductiva y la fertilidad masculina, pero descuiden según sus análisis él es perfectamente fértil, podrá tener hijos normalmente – mi padre suspiro aliviado al igual que yo – Con un tiempo que deje de usar los polvos debería de estar bien, pero es probable que el fitoestrógeno se quede en el tejido adiposo y tarde más tiempo en irse, así que lo combatiremos con unos medicamentos – entonces me miro seriamente – Cuando hagamos eso poco a poco empezaras a experimentar los deseos sexuales normales para un joven de tu edad, este repentino cambio puede ser confuso y me gustaría que sigas viniendo para controlarte, ¿te parece bien una vez a la semana?

- ¡Si doctor! – yo estaba a punto de llorar y le extendí mi mano para agradecerle – ¡Muchas gracias!

- Jeje, no tienes que agradecerme es mi trabajo y ahora bien – entonces escribió una receta y se la dio a mi papa, en cuanto a mí me di un frasco de píldoras – Estas son pastillas de testosterona en un nivel moderado, es solo una parte de la dosis que se usa para terapia de cambio de hormonas u otras cosas por el estilo, solo toma una píldora todos los días nada más, ¿entendiste? – dijo serio y yo asentí emocionado – Es posible que mientras tus hormonas se regularicen sufras de pequeños cambios de humor, pude que sudes más y sientas algunos que otros cambios en tu cuerpo, es normal así que tranquilo

- Pero doctor – dijo Walter – Tengo una duda, ¿Por qué los demás médicos no se dieron cuenta de esto?

- Pudo ser por una serie de factores, pero temo decirlo esta clase de cosas suceden en el mundo todo el tiempo, los médicos no somos perfectos después de todo – entonces el doctor suspiro – Les doy un consejo, cambien de médico de cabecera

- Eso haremos doctor – respondió mi padre

- Me alegro y recuerden solo una píldora por día, no será un cambio radical así que no tengas muchas ilusiones de que mañana ya estarás montándote a una poodle jajaja – él carnero solo rio, pero yo fruncí el ceño – Un chiste mío…perdón – dijo y se luego sonrió avergonzado

Con eso le dimos las gracias al doctor de nuevo y volvimos a casa. Solo que en el camino el tema de la poodle salió a la luz nuevamente.

- Yo lo hice cuando tenía tu edad hijo – comento mi padre – Una sexy poddle de pelaje negro y caminar elegante…¡Era la más golfa que he conocido, era la más zorra, más amargada, la reina del instituto, la diva!, luego se quedó embarazada del capitán del equipo de baseball y ya nadie supo de ella, pero no la culpo Jimmy Rasht era todo un adonis, era el dálmata más malditamente ardiente que conocido, con gusto le hubiera dejado conectar su manguera de incendios en mí cuando quisiera.

- ¡Papa! – grite avergonzado – ¡No quiero oír eso de ti!

- No es tan malo – comento Walter – Cuando yo estaba en el primer año del instituto era todo un escuincle hasta que llego mi estirón un verano y luego hice ejercicio, todas las damas querían un poco de carne de caballo, pero había un hombre que por todos los ancestros tenía que ser mío, mi profesor de lenguas – dijo y tembló un poco – Huy solo recordarlo me da ganas de matar a ese infeliz, digo era más ardiente que estufa, pero fue el patán más grande que he conocido, no me siento mal por haberle dejado el trasero como pastel relleno, él quería al caballo y al caballo obtuvo, aunque caballito también quería cabalgar con el…buenos tiempos

- ¡Guárdate tus historias para ti Walter!

- Eso me hace recordar nuestra primera noche juntos amor – dijo mi padre – Fuiste tan romántico cuando… - no pensaba soportarlos a ellos hablar de eso así que solo hice lo que todo hombre haría en esas circunstancias

- ¡Gracias inventor de los auriculares inalámbricos, gracias! – grité al no oír lo que esos dos decían gracias a la música a todo volumen

Por suerte me libre de esa.

Y al amanecer del día siguiente.

- Me siento nervioso… - es lo que le dije a mi padre mientras sostenía la pastilla blanca y azul frente a mí

- No tienes que tomarla si no quieres, el doctor dijo que los efectos de los polvos desaparecerán con el tiempo, las pastillas solo son un extra hijo – mi padre estaba sentado frente a mí y a su lado el idiota de Walter en silencio

- Bien, hola vida sexual, aquí voy – solo dije eso y me trague la píldora con un gran baso de jugo de naranja – Y eso es todo

Honestamente no fue la gran cosa y no esperaba nada realmente, así que fue solo una extraña sensación al tragar. No le di muchas vueltas a eso y así comencé mi día.

Ya en la escuele quise hablar de todo con Igi.

- ¿Dices que los polvos nutricionales te hacían eso? – comento un poco sorprendido mientras me miraba, como estábamos en la biblioteca teníamos que hablar despacio para que nadie nos escuchara, pero eso no quito la cara de sorpresa de Igi – ¿Qué piensas hacer con esa compañía?

- Nada por el momento – dije, no teníamos intención de pelear con una multinacional y además no fue su culpa, es un caso en un millón, no tenía odio hacia ellos – El doctor dijo que la terapia hormonal hará que mi sistema elimine cualquier rastro de los fitoestrógenos…creo que así se llamaban, da igual

- ¿Hay efectos secundarios? .... – comento preocupado

- Dijo que la terapia es solo por un mes hasta que esa cosa salga de mi sistema, aunque según él cuándo la testosterona de mi sistema se normalice puede haber algunos cambios en mí

- ¿Cuáles cambios? ... ¿debo conseguir una jaula?...

- Algo sobre mas sudor, un pequeño crecimiento de mi musculatura, aumento del tamaño de mis…nueces y fortalecimientos de mis huesos…además de hacerme…sexualmente activo…el doctor no cree que pueda afectar mi comportamiento, pero aun así estaré viéndolo por un tiempo

- ¿Entonces no te volverás un monstruo hormonal que se violara a quien se le ponga en el camino?

- Lees demasiada ficción Igi…y eso sonó asqueroso – me reí un poco y el también

Así comenzó mi tratamiento. En esa primera semana no note ningún cambio importante, ningún cambio realmente y eso me molesto un poco, pero ya el doctor me había comentado que los cambios no sucederían de la noche a la mañana que tomaría tiempo.

Entonces llego mi primera visita de revisión con el doctor.

Como habíamos quedado iría a verlo todo el tiempo que él considerara necesario hasta que este seguro que este bien. Habíamos quedado vernos todos los viernes después de la escuela en una sesión de terapia de dos horas.

- Adiós papá te veo después – le dije a mi padre mientras me bajaba de su vehículo

- Adiós hijo, vendré en dos horas – dijo y condujo su camioneta para alejarse un poco de la consulta

Yo miré mi celular mientras caminaba hacia la oficina del doctor, los canes tenemos muy buena audición por eso pude oír que el doctor estaba en la puerta despidiéndose de alguien a medida que me acercaba.

- Hasta la siguiente vez Jazmín, cuídate – dijo la voz del medico

- Hasta la próxima vez doctor, gracias por hoy – la voz de una mujer fue la escuche

Por desgracia calcule mal la distancia de las voces y termine chocando con ella. Caí al piso al igual que la pobre chica, ella usaba una falda y yo…lo vi…

- Oh por todos los…banana… – dije al ver lo que se supone una chica no debería tener, lo peor fue que al levantar la vista me fije que “ella”, una canina, era muy bella…o bello…o lo que sea que fuera eso

No dijo nada, solo se cubrió se puso de pie y se fue corriendo.

- ¿Estás bien Samir? – dijo el doctor ayudándome a ponerme de pie

- Si, solo…vi algo que no debí ver – comenté recomponiéndome del shock

- Si – y el doctor entonces me dio un pequeño golpe en la cabeza – Fue muy grosero para ella

- ¿Se le puede decir ella en primer lugar? – y el doctor me dio otro golpe

- Es una de mis pacientes, Jazmín es una bella e inteligente mujer que como todas necesita ayuda de vez en cuando – el pareció regañarme y yo solo me disculpe

Ya en su oficina el me hizo sentar en su diván y él se sentó en otro cerca de mí.

- Bien – dijo cambiando su anterior tono molesto – ¿Qué tal tu primera semana con la terapia?

- ¿Hasta ahora?, normal, no siento nada – dije un poco desalentado

- Es normal, me preocuparía si no fuese así, eso sería un exceso de testosterona y sería muy malo

- Si…oiga doctor, perdón por la pregunta pero lo de hace rato ella…o él…¿elella? – entonces él suspiro y se froto la frente

- Se llama Jazmín, es una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre, no diré más que eso por respeto a mis pacientes

- ¿Es decir que usted…le da terapia?

- Doy terapia a muchos y a otros solo los escucho – dijo en tono serio – Si tienes problemas con eso, con gusto te conseguiré otro doctor que se adapte a tus necesidades

- ¡No, no, no, doctor! – dije interrumpiendo ese tono molesto – Es solo que era mi primera vez…conociendo a alguien así, solo me dio curiosidad, no sabía que usted fuera de mente tan abierta

- Humm – hizo ese ruido y luego suspiro – Supongo que si lo soy – él se levantó del sofá y después de un segundo me paso un algún de fotos que básicamente era un libro – Conozco a muchas personas por mi lucha por los derechos de la comunidad – yo empecé a ojear el libro y lo vi a él junto con varios otros en desfiles, marchas en recortes de periódicos y demás

- Vaya ha estado en todas partes – dije al ver en todos los eventos en los que estuvo

- Si, en ese tiempo era así, ahora le pasé el bastón a los más jóvenes, aunque solo tengo treinta y cinco – el soltó una leve risa y luego se sentó – Ahora hay más comprensión

- Veo – dije mientras seguía ojeando el libro hasta que llegué a una foto rara – Esto…doctor…

- ¿Sí?, ¿ocurre algo?

- ¿Y esta foto? – dije al mostrarle la pagina

- Ah esa, fue del desfile del orgullo del año pasado

- ¿Debería estar viéndola?

- No tengo porque avergonzarme de eso chiquillo

La foto en cuestión era una de él con una ropa diametralmente opuesta a la elegante que el usaba actualmente. Estaba usando unos shorts muy cortos casi ropa interior de algún material similar a la goma, al igual que una playera hasta el ombligo de mangas cortas hecha del mismo material gomoso y brillante, guantes largos que se unían a esa camiseta y que en realidad eran una sola pieza, además de unas botas negras. Para peor, él estaba posando con un dientes de sable muy conocido, el padre de Ralf, quien lucía un conjunto de cuero negro muy rudo.

Yo solo cerré el libro de golpe y se lo devolví.

- No me esperaba eso de usted doctor, ni del padre de Ralf…no sabía que eran tan…cercanos entre sí – dije y suspiré

- Richard y yo somos buenos amigos, diferimos en nuestros gustos particulares, sí, pero somos similares en muchas cosas, solemos ir tomar café de vez en cuando – el pareció no entender lo que dije

- No me refería a eso…

- ¿Solo te fijaste en la ropa?, típico, pues si Sam – dijo seriamente – Tengo mis gustos personales, al igual que muchas otras personas

- Tú…¿utilizas eso mucho?

- Umm, no siempre, solo cuando quiero mucha emoción o quiero subir el tono de un encuentro, aunque también cuando voy a reuniones particulares

- ¡No creo que deba de ser tan directo con sus pacientes doctor!

- Usualmente tendrías razón, pero en tu caso hago una excepción ya que lo que buscamos es despertar tu interés sexual, también tenía preparados una serie de ejercicios para ayudar a estimularte

- …Temo preguntar…¿Qué clase de ejercicios?

- Bien entonces comencemos con algo simple – entonces él me entrego una tableta electrónica con un lápiz para esta – Quiero que me dibujes un hombre y una mujer, como usualmente los ves a diario, luego haremos algo de terapia visual y veremos algunos ejercicios de yoga que te ayudaran

- Si…lo siento tuve que dibujarla – yo solo le mostré a él el monigote de “Jazmín” que hice

- Supongo que otra vez deberé de dar una charla sobre eso…y no hacía falta que la dibujaras sosteniendo una banana



***
- No, absolutamente no, no me importa, diles que el hospital se niega de todas la formas posibles a que eso suceda – Daniel suspiro cansado – Di lo siguiente, si te lo voy a dictar, “El hospital Cumbres del Prado, es una noble institución de la salud de carácter privado, orientado a las mantenerse al día con las nuevas técnicas y tecnologías médicas, poniendo como su pilar fundamental la integridad de las prácticas de nuestros doctores, el hospital considera que mutilar miembros reproductores perfectamente sanos en aras de “aceptación e igualdad” es algo absolutamente inconcebible y aberrante para los que juramos proteger la vida en todas sus formas, por eso, no existe manera alguna de que esta institución privada realice de ninguna forma posible, la cirugía tan mal y asquerosamente llamada de “reasignación de género”, no prestaremos nuestras instalaciones para tal aberrante practica” – suspiro Daniel molesto – ¡No me importa si tenemos cirujanos que puedan hacer la cirugía, si ellos quieren hacerlo son libres, pero no en el hospital que me pertenece, pues sí, agrega eso si quieres! – con eso colgó el teléfono y suspiro muy frustrado – ¡Ahhhhh, como odio a esos fenómenos y sus quejas!

El oso camino hasta la mesa cercana que tenia su sala, en ella había una elegante botella de whisky cuyo contenido fue vertido en un grueso vaso de cristal del cual Daniel bebió de golpe. Sin embargo, él no estaba solo.

- Tranquilo papa – Ralf comento mientras suspiraba y ponía una pierna sobre la otra – La ley no exige que hospitales tienen que tratamientos, ¿Por qué tan enojado?

- Cuando alguien así venga a tocarte las pelotas por lo que ellos quieren que se haga para ellos, allí lo entenderás – comento el aun molesto oso – Los oído a todos Ralf, a todos ellos, a cada uno, sin distinción, no me importan sus historias, ni su dolor, pueden traerme una lista de un kilometro sobre cuantos se han suicidado y aun así no me importaría, odio a los transgéneros, nos dan mala fama a todos en la comunidad

- Papa, no se de que hablas

- No claro que no, ¿sabes lo que es que te acosen por el hecho de que eres gay en la policía?, ¿Qué te pongan, vestidos, tampones, tacones, tallas femeninas y maquillaje en tu casillero?, y todo por ellos, ¿crees que tengo el más mínimo interés en ser mujer por el simple hecho de que me gustan los hombres? – río Daniel molesto – ¡Maldita sea, no, soy hombre, me gustan los hombres, no soy una mujer de ninguna clase! – Daniel entonces suspiro muy fuerte – Si naces como hombre es porque así debía ser, ¿te atrae el cuerpo femenino?, eres heterosexual, ¿te atrae el cuerpo masculino?, pues eres gay, ¿Eres gay y te gusta disfrazarte de mujer para divertirte?, esta bien, pero mutilar tu cuerpo solo por el hecho de que no puedes aceptar los hechos, eso es cobardía, recuerda esto hijo, nunca puedes ser algo que no eres ni tienes el derecho de imponer a otros lo que quieres, el respeto hay que ganárselo luchando

- Pero su lucha es la nuestra papa, ¿no somos todos “anormales”?

- No Ralf, yo defiendo un amor que no está atado, que es libre, que no es algo determinado por la atracción natural de especies, no defiendo una manera de pesar que involucra herirte a ti mismo por no poder ser algo que nunca podrás ser, ¿no puedes vivir con eso?, pues eres libre también de no vivir, ¿no es así?, y si llega a eso solo probaría su cobardía interna – entonces Daniel volvió a suspirar muy fuerte y luego se golpeo ligeramente la cara – En fin, ¿Cómo vamos para el evento de este año?

- Si, como te decía antes de la llamada, Rocky presentará el desfile y nuestro club tendrá su puesto y carroza, se decidió por un escenario circular y celebraremos un Miss Orgullo masculino, femenino y ya sabes

- Bien, encárgate entonces de la publicidad, falta poco para eso




 
Última edición:
Registrado
18 May 2020
Mensajes
11
Offline
Me he reido mucho con este capitulo, especialmente en el momento de la conversacion entre sus padres en el coche... Yo habria hecho lo mismo xD Seguiremos atentos a los avances de Samir
 

Lian wolf 16

Let's play a funny game!

Registrado
9 Oct 2017
Mensajes
1,407
Ubicación
Paradise island~
Offline
Me he reido mucho con este capitulo, especialmente en el momento de la conversacion entre sus padres en el coche... Yo habria hecho lo mismo xD Seguiremos atentos a los avances de Samir
Yo me hubiera quedado escuchando, de seguro aprendo una cosa o dos XD

Buen capítulo por cierto. Es interesante saber que Daniel no le agradan los trans y es claramente respetable su opinión, aunque quizás si es un tantito extremista jaja
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline
Yo me hubiera quedado escuchando, de seguro aprendo una cosa o dos XD

Buen capítulo por cierto. Es interesante saber que Daniel no le agradan los trans y es claramente respetable su opinión, aunque quizás si es un tantito extremista jaja
Pues si, quise retratar esos extremos, Quiero mostrar que aun hay mucho odio, creeme lo he visto y habra mas temas...muy feos de tratar
Pero no hacerlo lo considero un insulto a la verdad
 
Registrado
12 Abr 2015
Mensajes
259
Ubicación
talca, chile
Offline
Me dolio pensar en la muestra de semem que le sacaron... Pero muy buen cap interesante las reacciones de ambos frente a los trans... Me gustó mucho y quiero ver que logra desentrañar el dr en samir jsjsjsj jsjsjsks que tan pervertido será una vez con hormonas jsjsjsjsk
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline
HUY, YA SON 600 VISITAS...SI LLEGO A MIL...CREO QUE

ESTE CAP NO ES TAN SERIO NI TAN GENIAL PERO CREO QUE CREO QUE LES VA A GUSTAR JEJE
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline


Una semana más después

Las cosas empezaron a cambiar, sobre todo después del entrenamiento y en las duchas.

- De verdad te hacía falta la una ducha, olías como…- dijo Igi olfateándome un poco – Como mi papa después de comer picante – él se apartó de mí y se rio

- ¡No es broma Igi, me siento como baño de autoservicio! – le grite enojado mientras me rociaba una buena cantidad de desodorante en las axilas – ¡¿Me harías el favor de no comentarlo?!

- Solo decía, que sensible…

- Lo siento…es que creo que ya mis hormonas están haciendo lo que tenían que hacer…

- Te entiendo amigo, ¿notaste algo más?

- Bueno…si… - entonces flexione mis músculos – Me siento más fuerte, creo que fácilmente podría lanzar una bala hasta cincuenta metros y siento varias mejoras en mis nueces – en ese momento Igi se sonrojo

- ¡No necesitaba saber eso!

- ¿Qué?, ¿quieres mirarlas?, son toda una vista de primera – hice un gesto hacia mis partes íntimas y luego me reí

- ¡Samir! – cuando Igi dijo eso me sorprendí un poco

Solo me disculpe, pero Igi dijo que estaba bien y que no era nada.

Aun así, me quede con algo dentro.

Y en la siguiente sesión con el doctor no dude en decirle como me sentía.

- Me sentí muy extraño…digo no es que me molestara, pero se sintió impropio de mí – le comenté mientras me recostaba en el sillón y jugaba con un cubo extraño que él me había dado

- Entiendo, ¿y has notado algún otro cambio en particular?, aparte de la sensibilidad, el olor corporal, los músculos y la sensación nueva en tus testículos

- Umm…no realmente…aunque abecés siento calor en el rostro por unos segundos y luego se va

- Eso es normal, eso quiere decir que tus hormonas se están estabilizando

- ¡Pues que se den prisa, no quiero oler como perro mojado todo el tiempo!...lo siento doctor no quise gritarle…

- Está bien, estoy acostumbrado, con el tiempo se normalizarán tus cambios de humor

- Eso espero… ¡Estúpido cubo, ¿no puedes solo volver a ser un estúpido cubo perfecto?!

- El ejercicio no es ese Sam, no tienes que molestarte por eso – y el me quito el cubo de las manos muy tranquilo

- ¡¿Quién hace un cubo así de todas formas?!

- Creo que hoy comenzaremos con los ejercicios de respiración y cambiaremos tus secciones a dos veces por semana, para la próxima sesión trae pantalones de yoga y entrenaremos juntos, ¿te parece bien?

- Genial, lo que me faltaba, ahora tengo que hacer yoga con un gay cuarentón fetichista, ¿no he tenido suficiente ya con Walter?

- Solo tengo treinta y cinco…

- Y aun no veo una sortija en su mano, ¿o si capitán?...yo de verdad lo siento doctor…

- Empiezo a creer que el Sam asexual me gustaba mas

- Lástima que nadie guste de usted

- …

Unos días después
- ¿Seguro que te sientes bien Sam? – me pregunto Igi mientras que yo respiraba agitadamente después de apenas un lanzamiento de martillo

- Si…¿Por qué hace tanto calor?...hace calor, calor, calor, calor, calor, mucho calor – solo tome mi botella de agua y me la derramé encima, eso me dio un poco de alivio, hasta que Igi puso su mano en mi frente haciendo que el calor aumentara

- No tienes fiebre, ¿no será por esas píldoras?

- …Llama a mi papá… - dije jadeando – Tengo que ir a las duchas…

- ¡Si lo hare enseguida, resiste amigo!

Solo fui hasta las duchas y tomé la ducha más fría que pude y sorprendentemente volví a la normalidad.

Aun así, mi padre vino a recogerme solo para evitar cualquier tipo de inconveniente y de verdad pensé que eso había sido todo, pero ya en casa volví a tener esa sensación de calor por el cuerpo y rápidamente entre a ducha.

Una vez más pareció dar resultado solo para que un par de horas después volviera el calor y entonces de nuevo a la ducha.

Creo que fue después de la cuarta ducha que solo me quede en ropa interior recostado en mi cama y con el aire acondicionado al máximo sin hacer el más mínimo esfuerzo. No quería salir de mi cuarto ni ver a nadie, tenía la sensación que si lo hacía estallaría.

- Hijito – mi papa entonces entro a mi habitación sosteniendo el teléfono – El doctor dijo que esto durara un par de días, animo solo faltan unos días para terminar con las pastillas

- Viva……ahora tráeme agua helada papa…

- ¿Y las palabras mágicas?

- ¡Tráeme agua helada viejo estoy ardiendo aquí!

Y un par de días después.

- ¿Seguro que él estará bien? – le pregunto Igi a mi padre

- Yo no lo sé, ha estado así desde esta mañana, el doctor dijo que era normal que esto pasara y que ya se iría…pero yo no sé qué decir, me preocupa mi hijo

- ¡Guau, grrr, guau, grrr, grrr! – gruñía y ladraba mientras miraba al idiota caballo que estaba en el árbol – ¡Baja de allí Walter solo quiero morderte, grrr, guau!

- ¡Esto no es bueno! – me grito ese caballo aferrado a la copa del árbol

- ¡Solo quiero jugar! – finalmente mire a Igi con una sonrisa – ¡Hola Igi, ¿quieres jugar a atrapa al gato?, ¿quieres jugar?, quiero jugar, jugar, jugar, jugar y jugarrrr, vamos a jugarrrr!

- ¡Tranquilo amigo, solo quedan días para que dejes esas píldoras, ahhhhh!

- ¡Corre Igi, de preferencia en zigzag, a los perros nos gusta perseguir en línea recta! – le grito mi padre mientras yo solo perseguía la cola de Igi que lucía como algo genial par morder

- ¡Solo resístelo Igi, lo haces por Sam…aunque no soy gato común para esto!

- ¡Me gusta tu colita Igi, ¿Qué tal si me dejas morderla solo un poco?!

- ¡A Igi no le gusta esto!

Sea lo que fuese esa extraña fase que acabe viviendo unos días después pude dejar las pastillas y las cosas se volvieron…algo extrañas.

- La…la…lalalala……¿es así papa? – mi padre estaba a mi lado mientras sostenía una enorme almohada, tenía muchos escalofríos en ese momento y no quería soltar lo que sea que me diera calor

- Si hijo, descuida todo está bien – mi padre solo me coloco una manta encima y Walter me puso una bolsa de agua caliente bajo mi cabeza – Ya pasara hijo, solo tienes un desbalance hormonal ahora que dejaste las píldoras tu cuerpo se está estabilizando otra vez

- La la la lala, la, laaaaa, lalalalala, laaaa, la, la lala, la – con esa mescla de fiebre y frio, tuve que quedarme dormido



***
- Y una vez mas entonces

La primera reacción fue parpadear un par de veces, la segunda fue abrir mis ojos y la siguiente fue que me cubrí la entrepierna.

- ¡Oh por todos los canes, estoy desnudo! – y rápidamente me escondí en unos arbustos que había alado de mí – ¡Ok, ok, ok, ok, esto es un sueño, esto es sueñooo!

Después de pensar solo un poco con un poff, de inmediato estaba vestido y pude respirar tranquilo para fijarme donde estaba esta vez.

- ¿Es un parque de atracciones? – o al menos eso fue lo que decía en el letrero frente a mí – Ok…¿al menos no es nada aterrador?

Y luego esa horrible música de feria comenzó, una fea y muy ruidosa melodía.

- ¡Acérquense demás y caballeros! – fue lo que escuche gritar al presentador de un puesto hecho de tela roja a solo metros de mí y ese era…

- ¡¿Por qué Rocky esta en mi sueño?! – grite al ver a ese can vestido con un traje a rallas de color rojo y blanco, sosteniendo un bastón con micrófono incorporado, también tenia un sombrero de copa alto de color rojo con una cinta negra y en vez de la estrella azul tenia un corazón rojo en su cara

- ¡Vamos, pasen, pasen y vean, la octava maravilla del mundo, lo que esta en esta tienda los asombrara, los deslumbrara y los horrorizara! – grito muy animado pese a que no había publico allí – ¡Tú, el caballero de allí! – dijo apuntándome muy feliz – ¡Pasé al frente y vea! – y en ese momento una cuerda dorada calló del cielo y el la sostuvo – ¡El deseo secreto de Samir Handal! – jaló la cuerda y la enorme tienda de tela se abrió y lo que estaba allí era

- ¡Hiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiieeeeeeeeeeeee, aaahhhhhhhhhhh, esto no puede seeeerrrrrr!

- ¡Gracias damas y caballeros, dulces traumas y buenas noches!

Y allí desperté de golpe, sudando frio y auto abrazándome…

- ¡Ahhhhhhhhhhhh!


***

Y otro par de días después

- ¡Me siento solito doctor! – le grite a mi médico mientras no soltaba mi almohada de seguridad – ¡Igi no me deja abrázalo, solo quiero morderlo!

- Descuida Sam tus cambios de humor se normalizarán en un par de días mas

- ¿Porque nadie quiere al pobre de Samy?

- Y espero que cuando antes suceda mejor

- Nadie me quiere…

Y después de finalmente cinco días…volvimos al punto de partida

- ¡Esto fue inútil! – grite mientras miraba al doctor que estaba sentado frente a mí – ¡Todo fue para nada, por poco termino convirtiendo a mi mejor amigo en juguete para mascar y aun no tengo el menor interés de tirarme a alguien!

- Sam te dije que estas cosas llevan tiempo, no porque curemos tu cuerpo quiere decir que estés psicológicamente preparado para tener relaciones sexuales – ese carnero solo dijo eso mientras me trataba de calmar – El lado positivo es que tus niveles hormonales se han estabilizado, tu índice de musculatura aumento en un siete por ciento y…

- ¡Y mis testículos ahora son los de un macho, pero a quien le importa ¿verdad?!

- Iba a decir que hay una ligera variación de tu voz……

- ¡Si, sueno como uno esos cantantes de rock clásico!

- Eso es bueno…

- ¡Odio el rock clásico! – ya me arte de todo así que simplemente lo tome de su chaleco y lo levante un poco – ¡Escúchame cabra de pacotilla pase por una pesadilla para poder sentir algo y si no lo siente ahora mismo juro que usare un martillo en ti!

- ¡Soy un carnero Azul de las montañas…ahhh…deja de agitarme!

- ¡Me importa un bledo si eres una cabra o un camello con cuernos, arréglame ahora maldita sea!

- ¡Loooo….sie…..nto……….por esto! – entonces sentí como una descarga eléctrica en mi cuello o más bien como una especie de calambre que hizo que mi cuerpo se tensara haciéndome soltarlo y luego tirarme al piso, fue un arma eléctrica – Eso nunca falla, lo siento Sam tenía que hacerlo para calmarte, ahora…creo que necesitas un masaje relajante, te recomendare a alguien

- ¿Por qué no llamas a tu esposo condenada cabra?, oh espera, ¡No tienes uno!

- ...Eso duele…creo que tenemos que usar un enfoque más holístico contigo, le pediré permiso a tu padre para llevarte a otro lugar

- ¿O sea cómo?

Media hora después estábamos en un punto desconocido de la ciudad al menos para mí, era algo similar a un jardín solo que en vez de arbustos solo había una laguna con una isla perfectamente hexagonal en el medio y en cada vértice de ese hexágono había un pequeño monumento de piedra que se conectaba a otro que estaba ubicado en otra pequeña isla con una cuerda de color distinto para cada uno de ellos y había seis en total. Cada pequeña isla contaba en su centro con una especie de monolito pequeño con símbolo esculpidos en la cima de cada uno de ellos.

En la isla principal había un gran árbol torcido, creo que era un sauce llorón o algo así y a su alrededor había un par de ancianos y una mujer de avanzada edad.

- ¿Qué es este lugar? – pregunte un poco irritado mientras veía a ese carnero llevar dos tapetes de yoga hasta un lado, él se había cambiado y ahora usaba un atuendo informal de pantalones de yoga y una camiseta deportiva de buena marca

- Es un lugar de meditación y relajación, gentilmente prestado al público por el jardín botánico de la ciudad, el árbol que ves ante ti es un sauce único en el mundo que tiene más de trescientos años, la razón por la que te traje aquí es porque pensé que algo de meditación y un lugar silencioso serían las cosas perfectas para relajar tu mente o calmar tu temperamento

- Genial, es lo que me faltaba pasar mi viernes rodeado de viejitos – me acerque a uno de los ancianos que meditaban en silencio y solo acerque mi dedo a su rostro, específicamente al que era una ardilla canosa

- Yo no haría eso si fuera tú – el doctor me comento mientras extendía los tapetes en el piso

- ¿Por qué? – solo toque su mejilla con mi dedo y al momento siguiente el me hizo caer al piso sin levantarse o inmutarse, solo se quedó meditando – …Ya veo…por eso…

- Esos son maestros de artes marciales – dijo él riendo un poco – Ven siéntate en el tapete y cruza las piernas

- Si usted lo dice doctor

- Y llámame por mi nombre por favor, llámame Jone

- De acuerdo Jony hagamos eso de meditación – le dije y me senté impaciente a su lado, como dijo cruce las piernas

- Cierra tus ojos, relaja tu mente y solo oye el sonido de tu respiración pasar por cada parte de tu cuerpo, libera tus sentidos del mundo

- …Se oye como una siesta elegante…

- Libera tus pensamientos de las cadenas terrenales, cuan pequeño es tu problema a comparación del universo

- Si, no discuto eso

- …Estoy tratando de ayudarte aquí, ¿podrías ser un poco más serio?... – el solo hablo fuerte y me miro, yo también abrí los ojos para verlo irritado

- Lo siento es que no soy muy…meditador que digamos

- Tal vez necesitemos un enfoque más anormal, si esa es una palabra para describir esto…

- ¿De que estas hablando?

- Hablo que necesito un consejo de un tercero para tratarte

- ¿Por qué necesitarías consejo de alguien si eres psicólogo?


….
Jone
- ¡Porque eres experto tratando con gente irritante e indeseable! – golpee el vaso de whisky sobre la mesa de hielo puro – ¡Como tú irritante esposo, por ejemplo, se honesto conmigo Richard, ¿Cómo le haces para no darle un puñetazo a un idiota?!... ¡Achu!...

- Salud, ¿Quién dice que no lo hago?, estar casado no precisamente significa que no pueda darle a Dani una probadita de mis garras – Richard bostezo un poco y bebió un poco del alcohol que traía en sus manos – Repíteme por qué viniste aquí y no me llamaste por teléfono

- Por que como soy un caballero de la vieja escuela prefiero reunirme con mis colegas y amigos en un bar para charlar….aun si es un bar de hielo a menos veinte bajo cero y mis cuernos se sientan como cristal…

- Soy una especie ártica necesito estar en mi elemento de vez en cuando, además este bar es exclusivo para los de mi tipo, que entraras aquí solo fue por cortesía

Actualmente estaba sentado en una silla de hielo, frente a una mesa de hielo rodeado de esculturas de hielo en un lugar de paredes de hielo, si, todo era hielo, hielo y más hielo. Lo peor es que yo estaba usando un abrigo esquimal de varias capas para soportar el ambiente mientras que mi amigo solo traía una camiseta ligera, al igual que todos los demás animales árticos a mi alrededor.

- Ustedes los árticos están locos… ¡Achu!...¿cómo disfrutan de esto? – critique mientras tomaba otro vaso de alcohol para evitar congelarme

- Es genético, nuestros cuerpos soportan mejor el frio que otros, esto para nosotros es una brisa en verdad, además necesito de este frio para mi tranquilidad

- Lo que sea, ¿exactamente qué hago con mi paciente?

- ¿Sobre qué exactamente?, lo único que me has dicho es que es un chico fastidioso

- Juramento hipocrático y de privacidad, solo diré que el idiota es el idiota más idiota que ha producido el planeta…y no para de recordarme el hecho de que…estoy soltero…

- Y por eso vienes a mi cada vez que alguien te lo recuerdan, muy bien, ¿exactamente cuál es el problema con este tipo?

- Solo dime como tratas a un idiota que te fastidia cuando intentas decirle algo

- Usualmente los idiotas que me contradicen terminan siendo aserrín bajo mis garras excepto con el que me case claro está, pero la fórmula para tratar con idiotas es siempre la misma en cada caso, tienes que mostrarle que tú eres el que manda, tú eres su doctor pues plántate frente a él, tienes que ir de frente

- ¿A qué se refiere eso exactamente?

- Pues mira, antes, cuando estaba aceptando todo eso de ser gay, me sentía sucio después de acostarme con Dani, creo que me quedaba cerca de una hora en la tina para sacar esa sensación de suciedad, luego me di cuenta de que tenía que ir de frente con eso y hablarlo directamente con él

- ¿Y qué paso?

- Enfrente el hecho de que me gustaban el sexo con otro hombre, ayudo un poco el hecho de que soy dueño del club más gay de la ciudad, pero de verdad lo supere cuando Dani me llevo a una fiesta…de convivencia sexual…

- Ok, pero entiendo el punto…por cierto…¿no profesabas la fidelidad en el matrimonio?

- En ese entonces éramos novios así que no me molestes, soy alguien decente, amo a mi hijo a quien crie como un buen hombre, y amo a mi esposo, yo no lo engañaría jamás y lo sabes mejor que nadie, así que porque técnicamente lo haya hecho una vez con el consentimiento y la presencia de Daniel quien también lo hizo, ¿Y para que me justifico?, soy un hombre casado y llevo fiel desde siempre, tu cállate

- Ok…¿así que…?...¿tengo que enfrentarlo con eso?....¿Y qué hago exactamente?

- Se que es juramento médico o que se yo, pero hipotéticamente hablando, ¿Cuál sería el problema?

- Hipotéticamente, él o ella, no tiene deseos sexuales y quiere experimentarlos

- Entiendo, en ese caso él o ella, debería de tener contacto directo con el sexo

- Él o ella, hipotéticamente hablando, dice que encuentra irritante la
pornografía

- ¿Quién hablo de pornografía?

- ¿Qué estas sugiriendo Richard?

- Llévalo o llévala a un lugar donde pueda ver el sexo en directo y de primera mano

- Eso sería una idea brillante, ¡Si no fuera éticamente una locura!, Richard necesito soluciones serias

- Estoy siendo serio, si es que no tiene deseos sexuales y quiere tenerlos, lo que tienes que hacer es ponerlo o ponerla, da igual, lo que tienes que hacer es simplemente orillarlo a una situación donde esos deseos salgan naturalmente, ¿no recuerdas la primera vez que te sentiste excitado?, el punto es que nadie experimenta deseos sexuales de la nada, algo debe gatillarlos, ¿o me equivoco señor sexólogo profesional?

- El principio de que un factor externo da inicio a los deseos sexuales es ampliamente aceptado y lo que dices tiene sentido hasta cierto punto, lo que sucede es que mi paciente ya tiene cerca de veinte años y aun no desarrolla el deseo sexual hacia otros, por lo que puedo concluir que su mente no está condicionada para eso o es un efecto a largo plazo de los polvos de proteínas que consumió por mucho tiempo, y no sé porque te digo esto si no eres doctor

- Amigo para ser sexólogo no estás pensando como tal – Richard entonces se rio de mi un segundo y luego sonrió – Solo tienes que ponerlo frente a algo que despierte su deseo, no es ciencia nuclear o algo así

- Si, pero un paso en falso y podría crear a un maniaco, ayúdame en esto gato tonto

- En primera no soy un gato, y en segunda no sé qué decirte, solo queda orillarlo a una situación así o encerrarlo en un cuarto con una mujer o hombre semidesnudo o desnuda y que pase lo que tenga que pasar allí

- …Realmente esto me irrita Richard, he estudiado el deseo sexual por años y no me gustan las respuestas que encuentro

- Pues es normal – dijo suspirando – No hay pastilla que te haga ser lo que deberías ser, se supone que estamos destinados a tener hijos y por lo tanto lo lógico sería que las mujeres sean nuestras parejas, pero aquí estamos nosotros, es un poco cruel pero…¿no seriamos los defectuosos?, es duro pensar así, yo pienso que ese chico Samir debe sentirse igual, debe sentirse…que salió mal

- Ya lo sabias…supongo que Dani no puede cerrar la boca

- Honestidad, querido, la base de todo matrimonio, no me importa ese chico, no me interesa meterme en su vida, ese es tu trabajo, así que haz algo

- Pero no pensé en eso – suspire cansado y luego medite un segundo – ¿Debo encarar el tratamiento a demostrarle que no tiene nada de malo ser asexual si ese fuera el caso?

- Yo ni idea no soy doctor

- Si, pero eres bueno escuchando felino

- Si tú lo dices

- Lo malo es que tengo que bajarle de la nuve al Samir, el de verdad cree que el sexo solucionara sus muchos problemas emocionales…sean cual sean

- ¿Qué no eres su doctor?

- Hey, es difícil tratar a alguien que ni siquiera te dice todo, estoy seguro que esconde algo de mí, la pregunta es, ¿Qué y porque?




 
Arriba Pie