+18 Original Fic M/F M/M F/F LA OTRA CIUDAD - Capitulo 13

Sidereum Bam

Just don´t be mad... Okay?
Registrado
22 Ago 2016
Mensajes
118
Offline
Te he leido desde un tiempo y le verdad me encanta como escribes uu realmente me gustaria saber que hara Samir ahora, aunque bueno teniendo en cuenta que destrozo su colegio, no se que esperar xdxd
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline
He tenido tanto que hacer que...ya casí no tengo tiempo pero tengo que apurar los cap para llegar al 28 por motivos de la trama, pero todo bien!

Seguimos con el cap 13!
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline


Era tarde esa noche.
- ¡Oh vamos amor, no te pongas así! – suplico Daniel mientras veía a su esposo concentrado en un libro mientras estaba sentado en la cama, sin embargo, este no le respondía – ¡¿Cuánto más piensas ignorarme?!

Daniel era un oso extremadamente cariñoso y amoroso, hombre de familia con creencias arraigadas, sobre todo en el aspecto de los demás, por eso estaba tan irritado con su esposo.

- Vamos Richard, te lo dije, no me corresponde meterme en esos asuntos – Daniel hablo, pero Richard seguía ignorándolo – ¡¿Pero que se supone que debería de hacer?! – grito – ¡Si las ayudo dirían que les doy prioridad a parejas homosexuales para la inseminación artificial, tienes que entender, no son solo ellas cariño, hay miles de parejas tanto homosexuales como heterosexuales que quieren tener hijos, sabes lo costosas que son las inseminaciones y no permito los registros de donantes o bancos de esperma sin confirmación, tienes que entender que si las ayudo tengo que ayudar a todos los demás! – sin embargo Richard no se inmutaba – ¡Por favor entiéndeme, soy dueño de un hospital por lo que tengo que velar por el interés mayor, no puedo darle prioridad a nadie mi amor, no puedo ser especial con alguien solo porque también es parte de la comunidad, eso ensombrecería todo el esfuerzo que llevamos luchando todos estos años! – Richard solo dio vuelta a la página mientras que Daniel se desesperaba más – ¡Por favor entiéndeme amor, tengo que ser así por el bien de todos, no te enojes conmigo!

En ese momento Richard cerro su libro muy fuerte y miro muy enojado a Daniel.

- Daniel, te conozco desde hace años – dijo muy fríamente – Y es que eres un poco misógino en varias cosas, pero esta vez no estoy de acuerdo

- ¡Yo no soy misógino!

- ¡Cuando pensábamos tener un hijo dijiste, y son tus palabras, “Adoptemos porque no quiero que una zorra lleve a nuestro bebe”, eres un misógino Daniel!

- ¡No soy misógino, no odio a ninguna mujer maldita sea, solo pienso que las mujeres de alquiler no son una buena idea, les pagas una fortuna y al final se echan para atrás, si eso no es definición de zorra no sé qué lo sea!

- ¡Maldito infeliz, crees que de verdad todas son así!

- ¡Oh no empecemos Richard, ¿o no recuerdas a tu ex esposa, la golfa?!

- ¡Eso y esto son dos cosas diferentes, admítelo, eres misógino, transfobico y no te he visto con amigas lesbianas así que estoy seguro que podremos añadirlas a la lista de cosas que detestas tonto oso hipócrita hijo de perra!

- ¡Que no soy ninguna de esas cosas, no me meto con lesbianas porque no son de mi circulo y no veo que tampoco me presentes a esas amigas tuyas, ¿o sí?, y soy médico, no voy a avalar el mutilamiento solo por demencia mental de los transgéneros o como quiera que se llamen, ¿Por qué no me apoyas?!

- ¡Porque sé qué estas equivocado en muchas cosas, justo como ahora!

- ¡Llevamos casados veinte años, sabes que no soy ninguna de esas cosas!

- ¡Pues no parece!

- ¡¿Por qué estoy siendo reprendido por ti si hice lo correcto?!

- ¡¿Lo correcto?, lo correcto hubiera sido ayudarlas!

- ¡Te lo dije, soy el dueño, no puedo dar favoritismo a nadie! – entonces Daniel suspiro muy exageradamente – No llegaremos a nada si seguimos peleando, tienes que entenderme amor no puedo hacer nada por ellas

- ¡Claro que puedes, solo tienes que llamar a alguien, pedir que done su esperma y darles todo gratis, es así de simple!

- ¡¿Crees que es tan fácil?! – critico Daniel – ¡No puedo, la ley me obliga a que todo sea privado, no es tan simple!

- ¡¿Entonces para que eres el dueño?!

- ¡Para evitar que cosas como estas pasen, ellas de seguro están en una lista de donadores y están buscando al padre ideal, no me sermones con esto, no es nuestro problema, mi hospital solo se dedica a atender, no a facilitar!

- ¡Solo mueve tus influencias de una vez y hazlo, no te matara!

- ¡No pienso hacerlo, no voy a dar favoritismo a mi propia comunidad, tu eres el inteligente aquí deberías saber que eso haría que todo se viera mal! – Daniel dijo eso y miro muy enojado a su esposo – ¡Oh, el gran dueño del hospital da tratamiento especial a los LGBT, mientras que miles de parejas Inter especies y heterosexuales tardan años para poder concebir en la ciudad! – dijo en forma irónica – ¡No expondré a mi familia a esto, por eso rechace la idea de ir a la política, ¿no lo entiendes?, no me gusta que piensen que por ser gay les daré a otros un trato especial! – entonces suspiro y llevo una mano a su cien – No pienso permitir eso, tengo principios Richard, no quiero una ciudad donde las minorías tengan mas poder que otros o preferencias, tu y yo hemos caminado por este camino durante años, nos enfrentamos a la discriminación, ataques por las redes y físicos de todo tipo, asesinatos, suicidios, bodas, funerales, despedidas y después de todo eso ahora que finalmente podemos vivir medianamente en paz no seré yo quien agite el panal, hemos perdido demasiadas vidas y demasiado tiempo en esta lucha solo para que mis acciones nos generen mas desprecio

- No es como si no te entendiera Daniel – respondió Richard un poco mas calmado después de esas palabras – Pero ellas son como nosotros, no puedes dejar que ellas no logren su sueño de ser madres

- Amor sabes que no es el punto aquí – Daniel se sentó en la cama y abrazo a su esposo con un brazo – Somos tu y yo contra el mundo, lo mismo va para ellas, no quiero parecer cruel ni busco serlo, pero sabes que hay veces que tenemos que tomar decisiones difíciles por el bien de la mayoría y hacer eso, si bien es algo bueno, puede ser muy malo como se ve para los demás

- No me gusta esa respuesta – Richard entonces descanso su cabeza en el hombro de su esposo – Solo quiero que las ayudes

- Lo hare de una manera sutil, quizás cuando tengan que pagar por el tratamiento alguien y no diré quien, ya pago por ellas

- Dani, osito amable e idiota

- ¿Qué?, no les puedo dar gratis, pero nadie dice nada de que otro no pague por ellas, además no pienso meterme en lo del donante, esos es algo escabroso hasta para mí, creo que es importante que ellas tomen la decisión

- Si no se separan claro – comento Richard y dio un suspiro – Sabes que, si una lo desea, ira y hará algo que posiblemente lamentará

- Si una de las dos va y se acuesta con otro solo para embarazarse, eso sería problemático porque si se enteran después de que lo hicieron, wow, eso sería feo

- Si, la infidelidad no es algo lindo lo se bien

- Sip, pero la fidelidad es genial en especial – entonces Daniel en un rápido movimiento hizo que su esposo se quedara debajo de él – Cuando se trata de tu esposo jeje

- Dani, hoy no, acabamos de discutir…

- Amo el sexo de reconciliación, así como te amo a ti mi amor – Daniel solo puso su mano en el rostro de su esposo y lo acaricio lentamente – Ya son veinte años y aun no puedo dejar de ver ese rostro sin que mi corazón se ponga a latir a mil por hora, ¿Qué dices amor, hacemos vibrar el cuarto hasta los cimientos?

- Se gentil…mañana tengo yoga…

- Amor, lo siento, pero ya sabes como soy – con una lamida por el rostro de Richard, el oso comenzó su actividad favorita – No me culpes por que te podrás sentar mañana jeje

- Veinte años y sigues diciendo ese chiste…

- ¿Chiste?, entonces supongo que tendré que hacerlo enserio esta vez, jeje, eso quiere decir que tengo permiso para, divertirme mucho hoy

- Oh…mierda…

Desgraciadamente ni Richard ni Daniel eran buenos para ocultar sus gritos, peleas y gemidos así Ralf paso la noche oyendo todo eso, de nuevo.

- Bueno…al menos ya se reconciliaron otra vez…Sam me las va a pagar – y entonces se puso sus tapones de odio para poder dormir en paz

***

- ¿Seguro que este es lugar Sam? – pregunto mi amigo Igi que me había acompañado al lugar acordado con el sujeto que me recomendó Daniel, un tal Bob, el no dijo mucho cuando hable con él y solo me mando una ubicación para ir personalmente

El lugar en cuestión era un gimnasio de boxeo, pero no tenía ventanas y básicamente era un edificio rectangular entre otros dos. La fachada era de ladrillo pulido que era muy elegante tal vez, el techo era rojo y solo había un cartel que decía, “MAD DOG GYM” con el logo de un lobo furioso con un collar de púas.

Algo inesperado y a la vez raro, era el cartel que estaba por la puerta que decía, “No felinos a partir de este punto”, eso era inusual y por otro lado común.

Este planeta ha estado en paz por casi ochenta años, no hay lo que los humanos conocían como “racismo” por que todos somos de diferentes especies, al principio sí hubo ciertas “complicaciones” entre carnívoros y herbívoros, pero eso fue hace como doscientos años y básicamente ya a nadie le interesa eso, mas bien no nos gusta hablar de esa época oscura de comer o ser comido.

Pero, si algo no había cambiado era la rivalidad entre perros y gatos. Ya sea en deporte o en cualquier punto, los perros y los gatos rara vez compiten juntos. De hecho, cada cuatro años tenemos una olimpiada Caninos Vs Felinos. Obviamente no nos odiábamos, solo éramos muy competitivos entre nosotros.

Que ese cartel estuviera allí indicaba que ese era un gimnasio de entrenamiento para profesionales caninos. También hay varios gimnasios exclusivamente felinos y usualmente estos dos compiten entre sí, hay un circuito aparte para ellos. Es simple, un león no puede ganarle en musculatura a un corgi por ejemplo ni mucho menos a un caballo, toro, tiburón o dragón, somos diferentes así que tenemos formas de competir diferentes. Obviamente hay deportes multi especies que son los más vistos, pero nadie puede quitar la atención cuando hay felinos vs caninos y viceversa. Actualmente los últimos poseedores del trofeo de las olimpiadas fueron los felinos dos años consecutivos, los anteriores fueron caninos por tres años, la próxima olimpiada será dentro de un año, por lo que supongo que los atletas están entrenando aquí.

- Ok, eso es señal para que Igi se valla – dijo mi felino amigo y literalmente se fue corriendo de allí

Supongo que por que soy un can, solo puedo ver que los gatos son algo cobardes.

- Bien aquí vamos – con esa convicción entré al lugar

Lo que vi fue…extremo.

- ¡Vamos malditos holgazanes, ¿quieren el oro?, pues muevan sus putos traseros de princesa y háganlo bien! – un lobo le grito a un par de canes, dóberman, pastor alemán, rottweiler y un pitbull que estaban intercambiando golpes con maniquíes de practica en una arena – ¡¿Qué les dije inútiles?, muevan sus putos culos de putas y levanten esas piernas!

- ¡Si señor! – dijeron todos al unisonó

- ¡Mas fuerza, esto no es una pelea callejera, técnica, los pies es su lugar, un dos y cambio de pies, un dos y cambio, ¿creen que soy su niñera?, aprendan, golpe derecho izquierdo derecha cambio de pie y patada!

- ¡Si señor!

- ¡Perra número uno más rápido el cambio de pies, perra numero dos, mas fuerza en el golpe izquierdo, perras tres y cuatro, esto es boxeo no una película barata, mas velocidad!

No había visto semejante entrenamiento de fuerza y velocidad antes, soy atleta olímpico no boxeador así que no sabia si esto era normal o solo era brutalidad. Y el entrenador no era muy amable que digamos, era un lobo de color café musculoso en los brazos y mucho, con algo de barriga que mas bien era algo de cerveza y lucia dura, usaba pantalones militares y una playera negra. También tenía un silbato dorado por su cuello y una gorra militar. Tenia cara de pocos amigos de verdad y entonces su mirada se poso en mí por un segundo.

- ¡Suficiente princesas! – grito y todos pararon, abrieron las piernas para luego poner sus brazos detrás de la espalda, eso era una pose militar – ¡A las duchas, seguimos mañana, al baño!

- ¡Señor si señor! – dijeron los cuatro y como soldados se fueron en orden hasta la parte de atrás del gimnasio

Ese sujeto luego asintió, se bajo del ring donde estaba y vino con paso firme hasta mí. Cuando se paro frente a mí me miro de arriba abajo, sus ojos marrones no eran nada tranquilizantes y eran hasta amenazantes, sin embargo, no sentía hostilidad en él.

- H…hola – dije un poco asustado y el me miro un poco mas serio

- Bienvenido a la escuela de boxeo MAD DOG, ¿eres con quien hable? – dijo en tono seco y me paso su mano la cual acepte

- Si…soy Samir – dije y el asintió con la cabeza

- Soy el general retirado Boris Orguib, me dicen Bob – comento – ¿Qué puedo hacer por ti?

- Bueno…el oso…digo Daniel…ese

- ¿Daniel Eigner? – pregunto y yo asentí – ¿Porqué Daniel me mandaría a un cachorrito como tú? – el entonces puso su mano en mi rostro y empezó a moverlo para mirarme – Eres un cachorrito de verdad, ¿es que eres curioso niño? – pregunto y luego me soltó – ¿Eres iniciante, eres S o M?

- No tengo idea de lo que está hablando señor – dije y el ladeo la cabeza – Solo vine porque ese oso dijo que me ayudaría con…problemas de ira

- ¿Problemas de ira?...ahhh, eso, ayudarte como ayudarte no, pero puedo hacer que canalices tu ira de una forma sana y le dije a ese oso que no me metiera en asuntos de otros

- Bueno eso ayudaría supongo…¿y de donde conoce a Daniel señor Bob?

- Buenos somos de la misma bandera – entonces apunto a una bandera en el fondo esta era negra y azul con un corazón rojo – No somos amigos que digamos, pero nos mantenemos en contacto, somos los purpura del arcoíris después de todo

- ¿Purpura?....

- ¿No lo sabes?, cada color representa algo, sexualidad, vida, salud, arte, magia, blablablá y espíritu que es purpura, ¿no sabes nada de tu cultura?

- Emmm, no creo que sea gay – le respondí tranquilo – De hecho, no creo que sea tampoco heterosexual…por ahora no lo sé…y usted no parece gay, lo digo porque mi papa lo es…

Y entonces el suspiro muy profundo y llevo sus dedos a su frente.

- Mira cachorro, no se que concepto tienes de los gays pero no todos somos putas divas que actúan como chicas, tampoco nos vestimos de rosa ni con muchos colores, la mayoría de nosotros pasa desapercibido hasta que se lo preguntas – entonces volvió a suspirar – Todos en los que están en este lugar en este momento lo son por ejemplo, esas cuatro perras que viste son más gay que Ricky…quien sea que fuese ese

- Espere…¿todos ellos?

- Dah, estaba entrenándolos, la meta es uno de ellos llegue a ser el primer boxeador medallista de oro abiertamente homosexual, queremos lograrlo para las próximas olimpiadas, claro que los demás de mi gimnasio se sentirían raros si entrenaran aquí con ellos, así que tengo un horario aparte – y entonces el se encogió de hombros – Así que chico, ¿Por qué estás aquí exactamente?

- Como dije, por mis problemas de ira…

- Si eso es todo, supongo que podría hacer algo – entonces me miro de arriba abajo un par de minutos – ¿Eres atleta?

- Bueno si…, practico atletismo

- Estas en buena forma, eso me facilita las cosas, espera aquí – en ese momento el se fue hasta un pequeño estante y trajo un par de vendas al igual que unos guantes de box, entonces el me arrojo las vendas – ¿Sabes como ponértelas? – pregunto y yo asentí – Pues póntelas y sube al ring

- ¿Quiere que pelee…?

- No, para nada, solo quiero que des unos golpes – entonces bostezo – El atletismo se basa en precisión, tienes que tener una parte de tu cerebro concentrado para dar en el blanco, saber cuándo saltar y lo que sea que hagan ustedes divas, aquí puedes simplemente golpear algo hasta que te hartes

Me enoje un poco por eso, la verdad era cierto que los atletas olímpicos somos vistos como “las divas” por los demás deportes, supongo que por mi diciplina es más artística en comparación a otros deportes de contacto. Pero ya me acostumbré, así que sin mas me puse las venda y el me ayudo con los guantes.

Así que subí al ring.

- No es tan complicado Sherlock, solo imagínate que el muñeco frente a ti son todas las personas que detestas, lo que te molesta y solo suéltalo niño – dijo aburrido y luego bostezo una vez más – Cuando toque la campana, solo dale al muñeco aquel

- ¿Así nada más?, ¿eso es todo?

- Si, desahógate cachorro – y entonces toco la campana

Al principio no le di mucho crédito a ese hombre, así que solo le di ligeros golpes a ese muñeco por un par de minutos, pero luego empecé a seguir el consejo y me imaginé la cara de Daniel, de Walter y de Rocky, entonces lo goleé mas duro, primero una, luego otra y otra y otra y otra vez. Y en algún momento empecé a gritar.

- ¡Porque, todos no me entienden maldita sea! – grite mientras golpeaba al muñeco, como esté tenía una base pesada y redonda siempre parecía ponerse de pie y eso solo me irritaba más y más – ¡No pueden hacer lo que les cante el culo! – y mas golpes y golpes – ¡¿Esto te gusta?, ¿te gusta verdad?, ajajaja, toma esto y esto, esto y más de esto jajajajajajaj, sufre, sufre, te odio, te odio y más, ajajajajaja, son pure bajo mis manos y Walter caballo idiota eres un hijo de la grandísima $%*!!!#$% ! – creo que nunca insulte tanto en mi vida – ¡Toma esto y esto y esto, jajajajajajajajajaja!

Y luego de una hora

- ¡Jajajaja, me siento genial! – grite en el piso del ring jadeando por el cansancio, pero con una sonrisa en mi rosto, y luego ese lobo me miro desde arriba

- Wow, solo wow cachorro – dijo sorprendido – No había visto tanta ira reprimida en toda mi vida y no solo eso, chico tienes talento para el box, nunca vi a alguien golpear tan rápido y duro como a ti, wow, ¿Dónde aprendiste eso?

- Solo se que la vida es bella jajaja

- ….La dopamina ya pasara, pero chico desde ahora estas bajo mi ala, ¡Tu serás el siguiente gran boxeador de la nación y si te hacemos gay mato dos de un tiro, oh que gran día!

- …Si…..¿Espere que?....









 
Arriba Pie