Especial La Planta de la Lluvia [Llednar Malheur]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Moonchild
Registrado
27 Nov 2010
Mensajes
3,277
Offline
"La Planta de la Lluvia” [Especial]
a) NPC que la solicita: Tanemon
b) Lugar donde debe ser tomada: -
c) Descripción de la misión: Ahora que Palmon se encarga de la granja no tengo mucho que hacer... Ya sé, ¿Que tal si me ayudas a sembrar algo nuevo?
d) Descripción del campo de juego: File City
e) Objetivos a cumplir:
  • Ayudar a Tanemon a sembrar y cultivar Planta de Lluvia
f) Datos Extra:
  • Mínimo de Post: 2
  • Plazo: 7 Días
  • De acuerdo con Tanemon, la planta florece en el 15 de cada mes
g) Recompensa:
Completación: 100 Bits. Planta de Lluvia (luego del 15)
Digivice: Adventure.

Llednar Malheur & Dracomon

Asta. .Mordecai., adelante
 

Asta.

Kill. Me. Slowly~♡.
Registrado
10 Dic 2015
Mensajes
1,271
Offline
Los momentos pasaban tranquilos en aquella File City alternativa, en cierto modo Llednar lo disfrutaba de sobre manera debido a que podía descansar tranquilo sin temor de que el alboroto de la gente lo despertara, ya se le había comenzado a hacer costumbre el dormirse en el pasto o en el suelo sin mayor preocupación que el no dormir destapado de noche para no atrapar un resfriado.

Justamente en unos de esos días que el pelirrojo aprovechaba a dormir junto con su compañero fue que sintió una presencia perturbando su sueño, era un muy pequeño ser de color verde y crema, con dos grandes ojos y que su forma se alzaba hasta una especie de tallo con dos hojas en la parte superior. El muchacho reconoció enseguida a ese Digimon como uno de los habitantes originales de la ciudad, antes de que él y otros comenzaran a hacer encargos para repoblar el lugar.

D-Disculpe señor… He estado esperando un largo tiempo a que se despierte, espero no molestarlo. — La tímida voz del Baby II hizo sentirse un poco mal al alemán, realmente no se podía imaginar cuanto tiempo habrá esperado para que se despertara.
No pasa nada. — Se rascó la cabeza mientras se desperezaba, no podía enojarse con la planta por despertarlo. — ¿En qué puedo ayudarte?
Desde que Palmon ha llegado aquí me he quedado sin mucho que hacer con la granja… — Su voz sonaba apenada, mas así no paró de hablar. — Y por lo que he visto, desde que has traído a Agumon no has hecho nada más, por lo que me preguntaba si no me ayudarías a sembrar.
Eh… — El alemán buscaba las palabras correctas, pero que le hubiera remarcado que anduviera de vago lo había descolocado y se tomó unos segundos para recomponerse. — ¡Claro, será un placer! Solo deja que despierte a este vago.

Sin perder el tiempo el chico prosiguió a despertar al Digimon dragón que aun dormía a su lado mientras Tanemon daba saltos de felicidad, la tarea de arrancar de su sueño al Child fue tan dura como exitosa y logró lo que era obvio: Que se diera de golpes con su Tamer. Una vez Dracomon se hubiera calmado se dispusieron los otros dos a comunicarle la tarea que realizarían los tres, ahora despierto y tranquilo la aceptó de buen grado y con gran emoción.

Sin perder el tiempo el grupo se dirigió a la granja que antiguamente era labrada solamente por el Baby II y que a diferencia de cuando llegaron ahora estaba mucho más trabajada, era innegable que la labor de Palmon era impecable y mucho más provechosa por el tamaño de las porciones que lograba. Esta vista desanimó levemente a la pequeña planta, pero los ánimos que le proporcionaba el dragón la alentaron nuevamente, llegados a un punto sin cultivos les enseñó una pequeña bolsa con semillas que allí había preparado ante de ir en su búsqueda.

¿Qué es esto? — Se aventuró a preguntar Llednar con curiosidad, nunca habría sembrado pero sabía que era imposible sembrar carne y se preparó para escuchar cualquier tipo de respuesta.
¡Planta de lluvia! — En un grito obtuvieron sus respuestas aunque un semblante sorprendido los embargara, allí estaba su misión.

Mirae Kiyoe
 

Asta.

Kill. Me. Slowly~♡.
Registrado
10 Dic 2015
Mensajes
1,271
Offline
Inmediatamente el grupo que conformaba el pelirrojo, Dracomon y Tanemon posó su vista en las semillas que había en aquella bolsa. La sorpresa del Tamer estaba relacionada más que nada a que no entendía ni que forma tomaría ni la utilidad de aquel brote, pero aun así estaba dispuesto a ayudar si eso levantaba la autoestima del Baby II que estaba por los suelos desde la llegada de su etapa evolucionada.

¿Cómo plantaremos esto? — El Child estaba realmente emocionado por aquella experiencia nueva, Llednar aunque no lo admitiera también estaba con gran interés en la respuesta.
Pues es simple, primero necesitamos una regadera que está en aquel cobertizo. — Con el movimiento de una de sus hojas apuntó hacia la dirección en cuestión, el alemán envió al dragón a buscar el objeto dado que no confiaba realmente en que manipulara las pequeñas semillas. — ¿Me ayudaras tú a sembrar?
Sí, no te preocupes que yo me encargo. — La sonrisa decidida del muchacho era aliciente suficiente para que el pequeño Digimon asintiera y comenzara a explicarle.

El trabajo en cuestión era sumamente simple, había que ir haciendo diferentes huecos en la tierra para depositar las semillas siempre dejando suficiente espacio el uno del otro con tal de que no se estorbara el crecimiento de las plantas, luego había que regarlas con mucho cuidado de no utilizar demasiado agua logrando que el adolescente anotara mentalmente que sería su trabajo regarlas. Dadas todas las explicaciones y al ver que el de piel turquesa se dignaba a regresar dando tumbos con la regadera, ya que esta le costaba sostener por lo corto de sus brazos, fue que se dispusieron a trabajar, recibiendo un extraño comentario de la planta.

Esta planta de la lluvia tiene un crecimiento muy rápido, estoy muy emocionada de ver que sale. — Un brillo de expectación embargó los ojos de Tanemon.
¿Qué tan rápido estará listo todo? — Nuevamente el dragón tomó voz, sabía que su estancia en aquel lugar era limitado por lo cual no quería irse sin antes ver el resultado del cultivo.
Pues diría que para hoy mismo debería estar, estas plantas tienen la particularidad de florecer el día 15 de cada mes así que hoy será un día especial. — La sorpresa del dúo fue mayúscula al saber que presenciarían ese mismo día aquel acto.
E-Entonces hoy mismo… — Antes siquiera de terminar la frase el granjero asintió, generando una sonrisa grupal.

Manos a la obra entonces el grupo se dispuso a trabajar y mientras Tanemon iba dando las explicaciones Dracomon se encargaba de generar los hoyos en la tierra y el alemán luego de poner las semillas, cubrirlas de tierra nuevamente y luego regarlas lo suficiente según el límite que les indicaba el pequeño. Cabe decir que esto era una tarea sumamente relajada y cargada de bromas mientras la realizaban, una tarea sencilla que aprovecharon para distraerse un rato y podía verse también en la cara del Baby II que aquella pena con la que los fue a buscar había desaparecido en gran medida y estaba más tranquilo y feliz, una vez terminado el trabajo procedieron a despedirse del ella, prometiendo volver en unas cuantas horas para ver el fruto de su trabajo.

Mirae Kiyoe fin.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie