Película La princesa y el sapo / Tiana y el sapo

Soichiro

Yukino's boyfriend
Registrado
11 Dic 2005
Mensajes
7,172
Ubicación
España
Offline


Nueva Orleans, años 1920. Tiana, la hija de una modista y un cocinero, espera poder cumplir el sueño de su padre y abrir su propio restaurante, pero su camino está sembrado de obstáculos. En una fiesta de disfraces organizada en la mansión de su amiga Charlotte, Tiana cede a los requerimientos de un sapo parlanchín -que, en realidad, es el príncipe Naveen de Moldonia, hechizado por el malvado Dr. Facilier- y besa al animal. El gesto hace que ella se convierta en rana. Los dos tendrán que requerir los servicios de una hechicera que vive en los pantanos para recuperar su aspecto humano.

Aunque Tiana y el sapo hubiese sido -que no es- una débil adición al canon Disney, su lugar en la historia del estudio tendría que ser igualmente privilegiado: la película de John Musker y Ron Clements -que ya fueron responsables del renacimiento del estudio a finales de la década de 1980 con La sirenita (The little mermaid, John Musker y Ron Clements, 1989)- supone, en este caso, la resurrección de una animación tradicional -seña de identidad de la compañía- que la lógica corporativa había decidido finiquitar definitivamente tras la producción de Zafarrancho en el rancho (Home on the range, John Sanford y Will Finn, 2004), película que vino a poner un punto y final -felizmente reciclado en punto y aparte- al momento en que la segunda edad de oro del estudio había dado paso a un período de pruebas que osciló entre el estimulante tanteo de nuevos registros -Atlantis: El imperio perdido (Atlantis: The lost empire, Gary Trousdale y Kirk Wise, 2001), Lilo y Stitch (Lilo and Stitch, Chris Sanders y Dean DeBlois, 2002)- y el rotundo error de tiro -Hermano oso (Brother bear, Aaron Blaise y Robert Walker, 2003)-. Cuando John Lasseter pasó a dirigir la división animada de Disney, una de sus primeras decisiones fue la de recuperar la línea de producción de animación tradicional, confiando a Musker y Clements un proyecto que toma su principal referencia en los títulos clave de ese renacimiento del estudio, pero incorpora sustanciosas mejoras evolutivas con respecto al lenguaje clásico.

Tiana y el sapo parece una película dibujada con finísima punta de diamante: precisas líneas delicadísimas dan forma a minúsculos detalles en el trazo de personajes secundarios y, en las escenas corales, el movimiento se libera de los rastros de ese sustrato digital que afeaba y rebajaba las escenas de masas de la notable El jorobado de Notre Dame, Gary Trousdale y Kirk Wise, 1996). Da la impresión de que los directores, en cierto sentido, han intentado que el conjunto integre ecos de toda la historia de la animación tradicional en dos dimensiones y, en ocasiones, los guiños son sorprendentes: en el diseño de personajes como Charlotte, su gato, los cazadores redneck y las versiones anfibias de Tiana y Naveen, el modelo estilístico es Chuck Jones -que, curiosamente, había intentado introducir, en los comienzos de su carrera, tonos disneyanos en el cartoon Warner antes de encontrar su voz propia-, no se olvida la importancia primigenia de las sombras al crear a los secuaces sobrenaturales del villano -reivindicando al expresionismo y a Lotte Reiniger como cimientos del lenguaje animado- y las escenas con elementos oníricos permiten homenajes art-decó con toques de Al Hirschfeld -el sueño de Tiana y su restaurante, obra de Eric Goldberg- o flirteos filo-UPA con lo no figurativo.

Pero Tiana y el sapo es, ante todo, una celebración de la animación pura y de la pervivencia del espíritu Disney: personajes como el caimán Louie, movimientos como la ridícula -casi perruna- bajada de escaleras de Charlotte o ideas como la de convertir una oruga en acordeón o el cuerpo de una luciérnaga en bombilla ilustran la ejemplar armonía entre tradición y modernidad que tiene lugar en los fotogramas de esta catedralicia pieza de artesanía.

EEUU, 2009. Título original: The princess and the frog. Directores: Ron Clements, John Musker. Autores: E. D. Baker (cuento original), Ron Clements, John Musker, Greg Erb, Jason Oremland. Guionistas: Ron Clements, John Musker, Rob Edwards. Productor: Peter Del Vecho. Productores ejecutivos: Aghi D. Koh, John Lasseter, Craig Sost. Música: Randy Newman. Dibujos animados. 97 minutos.
 

ORKKRO

Solo llámenme Ork.
Diseñador Oficial
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
4,107
Ubicación
México
Offline
Una historia bastante fresca, el giro de historia no te lo esperas (donde Tiana se convierte en Rana al dar el beso) y pueden sentir bastante empatía con los personajes. Si bien tiene ciertos tropiezos, creo que no son suficientes para hacer la película mala. Es bastante entretenida, pero quizás un poco más madura/adulta.
 
Arriba Pie