Evento Lágrimas de Rojo y Azul [James, XingChen y Kain]

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi

Offline

Aquella que había transcurrido frente a ellos era una escena digna de una pesadilla o similar: luego de que Latias hubiera derribado el último pilar, el hombre misterioso ni se inmuto al verse sin su defensa. De hecho, simplemente se mantuvo estoico y le lanzó una esfera negra a Latias, que simplemente pensó que era una pokebola normal y de la cual se podría liberar fácilmente sin contratiempos.

Ni James ni Xing se prepararon para que el instante que Latias soltó un grito de dolor absoluto cuando fue impactada por la esfera, siendo cubierta por relámpagos negros antes de ser absorbida en dicho aparato que terminó en las manos de aquel sujeto, que simplemente los observó como si no fueran algo fuera de los normal en su línea de trabajo.

Por si fuera peor, el mismo sujetó dejó salir a Latias, pero era obvio que algo ocurría con la Pokemon Legendaria: sus ojos dorados carecían de pupila y su cuerpo era rodeado de un aura de color negro que solo era un mal augurio. De forma casi inmediata, la Dragón/Psíquico dejó salir un grito de guerra sumamente estridente y aterrador: la falta de la voz amable de la Pokemon en sus mentes terminó de desatar las alarmas de que algo muy malo había sucedido.

Greninja por su cuenta, simplemente entrecerró los ojos, adoptando una posición defensiva. A su lado Shinx y Primarina estaban al tanto de lo que ocurría. Xing por su lado, decidió ignorar al sapo de Pendragon por su sanidad mental: estaba segura de que eso no era una megaevolución que tenía detrás toda una aventura loca del chico de pelos azules.

Finalmente, fue la dragona la que inició la ofensiva, disparando un Pulso Dragón que obligó a los 3 Pokemon a saltar en direcciones distintas para evitar ser víctimas de la explosión causada. Por otro lado, los dos humanos habían tenido que saltar al suelo y cubrir su rostro para evitar ser golpeados por los fragmentos de roca que volaron y caían por los aires.

-Esto es malo, ¿tienes alguna idea de como traer a Latias de vuelta con nosotros? -preguntó Xing, sudando frío al verse nuevamente involucrada con un Pokemon Legendario causando destrozos.

-Creo que la Pokebola ha tenido que ver -fue la respuesta de James, frunciendo el ceño antes de levantarse. -Pero ahora, lo importante es tranquilizarla. Una vez hecho eso, estoy seguro de que Latias podrá volver en sí y romper lo que sea que este manipulándola -explicó antes de ayudar a levantarse a la rubia. -Por ahora, soy todo oídos si tienes una mejor idea -trató de bromear luego de ver como Grennja-James logró asestar un critico Hidropulso en la cara de la dragona y luego fue repelido por Dracoaliento.

-Y por supuesto, para ti tranquilizar a un Pokemon Legendario descontrolado es algo de todos los días -respondió Star llevándose la mano al rostro ver que el Entrenador abrió la boca para decir algo. -Habló con sarcasmo, Pendragon. Pero viendo tu cara, no me extrañaría que fuera verdad…

Relikt Relikt algo corto para iniciar los pokemadrazos
 

Something that remains

Registrado
15 Abr 2016
Mensajes
1,716
Offline
Latias continuó su ronda de ataques contra Greninja-James esta vez usando Cabezazo Zen pero siendo evadido por el tipo agua, quien utilizó Tajo Umbrío asestándolo justo en la espalda de la tipo Dragón provocando que esta pasara de largo y chocara contra un pilar.

¿Crees que eso pueda ser suficiente para que vuelva en sí? — Preguntó la chica de Dragis con preocupación.

No, lo dudo. — Respondió Pendragon mientras Latias usaba Recuperación y se levantaba. — Necesitaremos mucho más para que Latias vuelva a ser la misma.

Primarina apoyó a Greninja-James empleando ambos Hidrobomba e Hidropulso contra la Pokémon legendario que se recubría con Refuerzo para soportar los ataques de agua y contraatacar con Pulso Dragón. El lugar temblaba con cada pulsación que resonaba en todo el sitio causando que el techo empezara a venirse abajo. James consideró que no tenían suficiente poder para enfrentarse a Latias, por lo que sacó a Sceptile de su Pokéball para después ordenarle usar Corte Furia contra la tipo dragón/psíquico, el reptil se acercó rápidamente a Latias, quien lo detuvo con su poder Psíquico para después empujarlo a un lado.

Por otro lado, Shinx que se había mantenido junto a Xing, decidió entrar en la batalla mientras activaba Ayuda replicando el Dragoaliento de Latias, logrando golpearla pero sin provocarle mucho daño debido a su nivel. Ante esto, la tipo dragón/psíquico usó Confusión en el tipo eléctrico para que su ataque fuera hacia el par de humanos, los cuales fueron protegidos por Greninja-James que usó su Shuriken de Agua como escudo.

Mamoru, regresa. — Decía Star lanzando una Pokéball a donde entro el pequeño tipo eléctrico. — Lo siento, mi Pokémon rara vez sigue órdenes.

Esta bien, Latias uso confusión no fue culpa de Shinx. — Dijo el de cabello azul encogiéndose en hombros. — De todas formas, necesitamos ataques con los cuales le sean difíciles para Latias el recuperarse.

Creo que si sacas a todos tus Pokémon podrían hacer algo al respecto. — Mencionó la rubia enarcando una ceja.

Intentamos despertarla, no quiero que salga más herida de lo normal. — Contestaba James con seriedad. — Storm, usa Doble equipo y luego Escaldar.

Gre. — Asintió el anfibio de color oscuro.

Tal vez Weiss pueda ayudar. — Murmuró Li sacando a Sylveon de su Pokéball. — Weiss, Viento feérico.

Primarina y Leaf habían mantenido a Latias ocupada haciendo su mejor esfuerzo ya que esta última esquivaba fácilmente los ataques gracias a su velocidad, aprovechando también de usar algún contraataque.

Aunque Sylveon era rápida, su velocidad no era nada comparada con la del anfibio ninja que usando su doble equipo le cortó el paso a la tipo dragón/psíquico, creando réplicas de sí mismo que formaron un circulo alrededor de la Pokémon legendario. El chorro de agua caliente golpeó a Latias, quien chilló durante un momento antes de desviar el agua con su poder psíquico, por lo que Weiss aprovechó la oportunidad para usar su Viento Feérico el cual hizo ligeros cortes en la gruesa piel, luego de ello la tipo hada evadió el agua caliente que iba hacia ella.

Al verse herida, Pokémon legendario se hizo invisible, generando sorpresa y preocupación por parte de sus oponentes.


***
Luigi Luigi next​
 

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi

Offline

Si, definitivamente debían de sacar a Latias de aquel control al que estaba sometida: el solo hecho de que cada tantos minutos, la Pokemon Legendario sufriera de espasmos corporales a la vez de que chispas de electricidad negra aparecieran en esta. Con cada espamo, era obvio que Latias se volvía más violenta y carente de racionamiento. Dicho hecho se argumentaba en base a los Rayo de Hielo que comenzó a disparar a diestra y siniestra contra sus enemigos. Pendragon y Li tuvieron que tirarse al suelo para evitar ser alcanzados mientras que sus Pokemon evadían los impactos.

-¿Tienes entonces un mejor plan? Porque estamos a nada de que Latias nos convierta en paletas y el tipo guapo pero malvado se nos escape -comentó una irritada Xing al ver como los Rayos de Hielo de Latias eran interceptados por los propios por parte del Greninja-James.

-Tengo un as bajo la manga, pero todavía es pronto para dejarlo salir… pero tengo la certeza de que, si es necesario, tiene el poder para tumbar a Latias -sinceró Pendragon ante la pregunta de Xing, que simplemente lo observó como un bicho raro.

-No sé si reírme o preocuparme de que puedas decir algo como eso de una manera tan seria -contestó Xing, cuestionando la sanidad mental de James Pendragon: que el criador aparentara una infinita calma en medio de semejante casi le recordaba que el chico comentó que no era su primero rodeo con Legendarios.

Por su cuenta, Greninja-James se duplicó mediante el uso de Doble Equipo, creando una amplia cantidad de copias para distraer a una fúrica Latias, que recibió de golpe un Viento feérico en la cara y seguido por una potente Garra Dragón por parte de Sceptile. Por supuesto, una vez recuperada del repentino golpe, los dos Pokemon que atacaron se vieron flotaron por los aires y comenzaron a ser golpeados repetidamente contra el suelo ante la mirada horrorizada de Xing y la expresión de consternación de Pendragon. Este último le ordenó a Greninja-James que atacara con un Tajo Umbrío, cosa a lo cual la rana asintió y comenzó a movilizarse de forma veloz, evitando un ataque de Trueno de una enloquecida.

Xing solo observó como el sapo saltó por los aires y aterrizó sobre la dragona, dejando salir una serie de cortes en la espalda de esta. Por su puesto, Latias en su estado frenético utilizo un ataque de Rayo sobre la rana y ella misma. Está de más decir que debido al nivel de sincronización del Fenómeno lazo, Pendragon abrió los ojos con dolor al sentir la misma corriente eléctrica en su cuerpo al igual que la rana.

Fue Sceptile que intervino disparando su propio Dracoaliento, golpeando en la cara a Latias e interrumpiéndole el ataque continuo con el que se lastimo a ella misma y al sapo. El grupo de Pokemon se preparó para un nuevo embate de Latias, pero se sorprendieron junto a sus entrenadores al ver como la Legendario comenzó a azotar su cabeza contra contra el suelo de manera violenta.

corto debido a examenes Relikt Relikt
 

Something that remains

Registrado
15 Abr 2016
Mensajes
1,716
Offline
Ver a Latias golpear su cabeza de esa manera hizo que XingChen dudara en continuar con los ataques hacia ella, pero era la única forma de regresarla a sus sentidos. Mientras el tipo agua se recuperaba del Dragoaliento de Sceptile, el aura oscura que rodeaba a la tipo dragón/psíquico se volvió más espesa resonando por todo el lugar causando que los Pokémon de Li y Pendragon sintieran un fuerte dolor de cabeza, al ver esto el dúo de entrenadores pensó en que se trataba del poder de Latias afectando a sus compañeros, lo cual les hizo considerar acelerar un poco las cosas.

Puesto así, el criador regresó a Sceptile a su Pokéball para después sacar a Gouken, su Lucario Shiny. Al ver que aparecía el tipo lucha en el lugar, la rubia omitió cualquier comentario acerca de un nuevo Pokémon poderoso que salía de las Pokéball que James tenía en sus manos, en cambio se enfocó en la batalla que se iba a retomar ya que Latias aún se encontraba con los ojos en blanco y cubierta del aura oscura, poco a poco las heridas que había sufrido a causa de los golpes que se había dado a sí misma, fueron desapareciendo de su frente así como el daño provocado por los ataques de Greninja-James y Sceptile.

La velocidad que la Pokémon legendario adoptó a continuación solo fue alcanzada por Gouken, quien uso su velocidad extrema y agilidad para detener con toda su fuerza el avance de la dragón psíquico. Al chocar de frente contra el tipo lucha, Latias abrió su boca emitiendo de esta una Bola neblina que golpeó directamente a Lucario justo en el abdomen. El Pokémon Shiny salió disparado hacia atrás pero siendo atrapado por una burbuja hecha por Primarina para evitar que este colisionara contra una pared. Storm por su parte, utilizo Tajo umbrío para forzar a que la tipo dragón/psíquico fuera hacia Gouken. El ataque del tipo agua no golpeó a Latias pero la mantuvo a raya para ir contra el Pokémon shiny, sin embargo, no evitó que volviera a usar su velocidad para taclear a todo aquel que pudiese encontrar en su camino, siendo Weiss su primer objetivo seguido de Ariel.

Star apretó los labios intentando no gritar, sus Pokémon no eran rivales contra Latias y ella misma tampoco podía hacer mucho si se acercaba para intentar auxiliarlas.

— Gouken, Pulso cura. — Indicó el de cabello azul.

— No, si Latias sigue en ese estado de nada va a servir curar a nadie. — Dijo Xing con el ceño fruncido. — Solo tu Greninja y Lucario pueden enfrentarla.

— Esta bien. — Asintió Pendragon. — Gouken, megaevolución. — Decía mientras la piedra en su guante brillaba provocando que Lucario cambiara de aspecto.

Entre sus manos, el Pokémon megaevolucionado creó una esfera oscura la cual lanzó contra Latias, quien evadió la bola sombra y el furtivo ataque del Shuriken de agua de Greninja-james. A continuación, la Pokémon legendario usó Psicoonda sobre ambos Pokémon, lo que hizo que el dúo se alejara evadiendo el ataque. Mientras el tipo agua creaba una pantalla de humo para esconder sus movimientos siguientes, Lucario se acercó a la tipo dragón/psíquico empleando Ataque Óseo dándole una serie de golpes en varias partes del cuerpo antes de volver a tomar distancia al sentir el poder psíquico que emanaba de su contrincante, el cual hizo que la pantalla de humo se disipara notando que Greninja había usado doble equipo para lanzar un rayo hielo que congeló las alas de Latias volviéndola ligeramente más pesada. Gouken aprovecho esta nueva oportunidad para acabar con el combate, por lo que usó Danza espada acompañada de Puño meteoro, golpe el cual resonó por todo el lugar agrietando el hielo en las alas de la Pokémon Legendaria y dejando un gran agujero en el suelo donde esta última yacía.

Pendragon y Xing no dudaron en acercarse a la tipo dragón/psíquico con esperanza de que el aura oscura se desvaneciera, lo cual ocurrió lentamente pero no fue lo único que paso en ese momento, poco a poco Latias comenzó a brillar cuyo cuerpo comenzó a desvanecerse dejando pequeñas motas de luz. Mientras el par de entrenadores se hallaban enfocados en lo que ocurría con la Pokémon legendario, Massimo había terminado lo que estaba haciendo con los aparatos que estaba manipulando así que se alejó hasta el borde del pilar celeste donde había una abertura por donde se veía el cielo y el mar. Al percatarse de ello, una frustrada Star comenzó a acercarse a este para evita que escapara al igual que Greninja, sin embargo el hombre se había lanzado lo que hizo que la chica y el tipo agua se detuvieran en seco al llegar al borde en donde vio como este se elevaba a los cielos subido sobre un Pidgeot, el cual se fue alejando mientras la ranger maldecía por lo bajo al hombre de traje.

— XingChen. — Llamó James a la rubia. — Gouken no puede ayudar a Latias.

— ¿Cómo que no puede ayudarla? — Preguntaba la chica de Dragis acercándose nuevamente a la Pokémon legendario. — Tu pokémon es poderoso, su habilidad de pulso cura debe serlo también.

— Parece ser que es un efecto colateral de esa Pokéball. — Explicó el criador viendo como las alas de Latias se habían desvanecido. — Y ella no está en condiciones para curarse a sí misma.

— ¡Vamos a dejar que se desvanezca así como así! — Exclamó aún más molesta la ranger tomando del cuello de su camisa al descendiente del rey Arturo.

— No estoy feliz por eso, XingChen. — Respondió el de cabello azul frunciendo el ceño. — En serio quisiera ayudarla, pero no es posible. — Murmuraba apretando sus puños.

— Lo siento… — escucharon ambos entrenadores la débil voz de Latias. — No quería ponerlos… en peligro…— expresaba la Pokémon mientras Star soltaba lentamente a Pendragon.

— No fue tu culpa. — Dijo Li arrodillándose junto a la tipo dragón/psíquico.

— Debí… tener cuidado… — susurró Latias — sabía que ese… sujeto no era un enemigo normal…

— Prometo hacerme cargo de él, no te preocupes. — Habló James colocándose al otro lado de la legendario.

— Sé que lo harán... — asintió la Pokémon. — Lo que… ocurrió aquí… puede volver a pasar… y estaremos listos.

— ¿A qué te…? — Antes de poder terminar la pregunta, la dragona psíquica terminó por desvanecerse en un estallido de luz que cegó a ambos entrenadores.

En el lugar donde una vez estuvo Latias apareció una pequeña esfera de color rojo. Aunque ambos humanos quedaron con la incógnita de las últimas palabras de la Pokémon legendario, algo les decía que era posible volverla a ver, a pesar de ello aún tenían el sentimiento amargo de su perdida.

Poco a poco una ligera niebla fue cubriendo la cúpula en el techo del Pilar Celeste, bruma la cual fue descendiendo poco a poco, lo cual les indicaba al dúo de entrenadores que debían salir de allí. Puesto así, tomaron la gema, regresaron a sus Pokémon a sus Pokéball, sacando a Charizard y Articuno para montarlos y que los llevaran de regreso a la isla.

[…]

El agua del mar había regresado lentamente a la normalidad, sin ningún incidente. Los turistas que habían asistido por el evento de veleros así como los residentes todavía seguían un poco conmocionados por lo ocurrido, y a pesar de no conocer a ciencia cierta lo que había ocurrido decidieron regresar lentamente a su día normal, solo James Pendragon y XingChen Li sabían parte de lo que había sucedido y a causa de ello necesitaban más respuestas acerca del hombre desconocido que habían visto en el Pilar Celeste.


***
Luigi Luigi everyday everyday listo por aqui​
 
Arriba Pie