Evento Lágrimas de Rojo y Azul [Los Locos Adams]

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi

Offline

-¿Y tu crees que no estoy preparada para un molesto tipo hielo o tipo hada como ese zorro? Muy mal niño, muy mal -señaló Alessandra de manera condescendiente al tsundere. -Ve a jugar con tus videpjuegos. Hydreigon, Onda Certera -llamó de manera casual al dragón de 3 cabezas ante la cara de horror de Anthony.

El dragón de 3 cabezas abrió sus fauces, disparando de estas, tres rayos de color rojo que se unieron a medio camino y golpearon de llenó al Ninetails de Wright, que dejó salir un grito de dolor luego de ser impactado por aquel potente ataque de tipo lucha. Mientras eso ocurría, Malza estaba intentando sacar de su confusión a Latios, que le disparó un ataque Trueno que terminó golpeando de lleno a la tortuga megaevolucionada para horror del autoproclamado mejor entrenador de Aleria.

-¡Malza! -llamó preocupado el pelos necios, suspirando tranquilo al ver que el Pokemon tipo agua se levantó luego de semejante ataque del legendario. -¡Usa Pulso Dragón contra Latios! -ordenó, buscando encargarse del Pokemon hipnotizado.

-¡Blaaaaaaaaaaaaas! -el tipo agua disparó sus tres caños, desatando una enorme esfera de color verde que fue a explotar directo en la cara del dragón psíquico y lo envió a volar. El castaño sonrió, viendo que con el poder de la Mega-Evolución hasta un Legendario era presa de su magnificencia como entrenador.

Por supuesto eso solamente tardó 10 segundos antes de que Latios emergiera de la pared y le disparara a Blastoise un Hiperrayo digno de los dioses que dejo a la tortuga dentro de un cráter y expulsando humo.

Si Hikaru pudiera elegir una comparativa perfecta para la expresión en el rostro de Yagami, era la mezcla perfecta de preocupación e indigestión. La loli de acero llamó de vuelta a Skarmory, viendo como Anthony tenía sus problemas en aquel duelo a mortal con aquella mujer y su Hydreigon y a Adrián tratando frenar el mismo con Mega-Blastoise al controlado Latios. La niña parpadeó anonadada, cuestionando como el par de babosos habían llegado a ser Rangers y no morirse en el intento.

Después de todo, la respuesta al principal problema frente a ellos literalmente estaba flotando a unos metros y nadie le estaba poniendo la atención debida: Malamar seguía manipulando a Latios y por ende, evitando que Adrián y Malza unieran fuerzas con Anthony y Ninetails para derrumbar al molesto Hydreigon que claramente quería volverlos polvo.

-A veces me preocupa que yo sea la que use el sentido común -se quejó para si misma la niña, dejando salir de su Pokebola a su Bisharp variacolor. -¡Kamina! ¡Corte furia en Malamar y asegúrate que no se puede poner de pie!

El calamar sudó frío al escuchar aquello, mientras que Bisharp meramente asintió y comenzó a caminar en contra del primero segundo de Calamardo Guapo, con las cuchillas de sus brazos cubriéndose de un resplandor verde oscuro y extendiéndose como si fueran guadañas. El Pokemon salió disparado de forma repentina, logrando encajar un certero primero golpe que logró que Malamar soltara un chillido de dolor.

Shirogane meramente bufó y le dio crédito a Malamar: a pesar de ese critico golpe x4, logró mantener su control sobre Latios: eso se notó cuando el dragón uso psíquico en Malza y lo lanzó contra un mal golpeado Ninetails. Los dos Pokemon se levantaron a duras penas, observando a sus respectivos oponentes y nuevamente volvieron a una lucha sin cuartel.

-Había olvidado que teníamos una bebé aquí… mi error -comentó Alessa, entrecerrando los ojos al ver que la enana había decidido atacar de raíz a su Pokemon Psíquico/Siniestro. -Malamar, dile a Latios que se encargue de la mocosa.

-¡Eso si que no! -exclamó cabreado Adrián al escuchar aquello: primero con los huesos rotos antes de que tocaran a la chiquilla bajo su cuidado. -¡Malza, sigue frenándolo! -ordenó antes de dirigir su atención a la entrenadora miniatura. -¡Hikaru! ¡No te detengas y sigue atacando a Malamar!

-¡Yagami tiene razón! -exclamó Tony viendo como Ninetails saltó por los aires y disparó su brillo mágico en contra de Hydreigon. -¡Encárgate de Malamar y luego podremos lidiar con esta tipa! -señaló el tsundere a la menor.

Hikaru puso los ojos en blanco antes de suspirar: finalmente se dieron cuenta de cual era el mejor plan a realizar en lugar de combatir con fuerza bruta y sin pensar mucho. Shirogane colocó su atención en Malamar, que por estar ocupado controlando a Latios, no podía enfocarse realmente en un combate directo. Alessa sabia eso, no obstante, con Hydreigon y Latios entretenidos por los otros dos Rangers, eso le dejaba vía libre a la enana.

-¡Kamina! ¡Corte furia nuevamente! -ordenó con una sonrisa de satisfacción total: Bisharp asintió de nuevo se lanzó con el ataque en contra de su enemigo y con ambas cuchillas listas para soltar un golpe.

Segundos después, el grito de Malamar se escuchó luego de recibir un corte en X en su pecho, quedando con los ojos en blanco y cayendo pesadamente en el suelo. Fue en ese momento que un Hidropulso golpeó la cara de Latios, logrando despabilar al Dragón Legendario que, luego de unos segundos de mareo, colocó una mirada asesina a Alessa, que simplemente sostenía la joya y arqueó la ceja ante el desarrollo de los eventos.

everyday everyday Soncarmela Soncarmela nel

Tanshiro Hoodie siguiente fase plis
 

Tanshiro

Windrunner
Moderador

Offline
Raid Latios
Parte 2

Descripción:
Malamar había sido derrotada y con ello Latios, aunque agotado, era finalmente libre del control mental. Todo iba bien, y parecía que habías retomado el control de la situación, lo que hizo más placentero pada Alessandra el robarte la victoria en un instante: Hydreigon logró arrinconar a Latios justo donde Viteli le quería. La esbelta fémina lanzó un esférico oscuro que, al impactar con Latios, liberó un rayo de energía oscura que pareció causarle un inmenso dolor. El pokémon singular intentó resistirse, pero pronto fue atrapado por la Darkball.

Objetivos:
- Derrota a Latios mientras es influenciado por la Darkball.
- Tras ser derrotado, Latios morirá irremediablemente, creando así una nueva gema del alma.

Datos Extras:
- En algún punto del combate, Alessandra recibirá una comunicación de parte de su colega en el Pilar Celeste, indicándole que ya no es necesario alejar el agua de las islas para revelar el pilar celeste.
- Habiendo cumplido su misión, la Numerale se marchará descartando la gema del alma que ya no tendrá uso para ella.

Mínimo de post: 1 c/u en party).


Soncarmela Soncarmela Luigi Luigi everyday everyday Jull Jull delen
 

everyday

Moderador

Offline
El trío de Rangers observaron anonadados como Latios era encerrado en una Pokéball por Alessandra, incluso sus Pokémon fueron incapaces de hacer algo para evitarla, pues Hydregon se interpuso con sus últimas energías que le quedaron para comprarle un par de segundos a su entrenadora antes de caer por fin derrotado. Al ser llamado de nuevo al campo de batalla, Latios irradiaba ahora un aura negruzca a su alrededor y su mirada parecía encontrarse perdida. Al parecer, el único capaz de reconocer aquella esfera utilizada por la chica para la captura del legendario fue Yagami, pues en el pasado había observado cómo una Legionaria de Minerva intentó ingenuamente atrapar al mismísimo Giratina empleando un dispositivo similar; aunque en aquella ocasión la mujer pagó caro el precio de intentar someter a su voluntad a un Pokémon singular. Sin embargo, los segundos pasaron y Latios se mantenía sin mostrar cambio alguno, ni siquiera parecía estar mostrar signos de estar luchando en contra de los efectos de la Pokéball.

—¿Qu-qué sucede?, ¿latios? —Pudo escucharse la voz de Hikaru, tratando de hacer reaccionar al legendario, sin conseguirlo—, pero si ya derrotamos a Malamar… —inspeccionó los alrededores en búsqueda de un segundo calamar, al no encontrarlo clavó su atención en Alessandra, demandando respuestas.

—Aunque un Pokémon sea capturado, este puede revelarse con su entrenador –Anthony chasqueó la lengua—, ¿qué está pasando aquí?

—Es por la esfera que utilizó –las palabras de Yagami atrajeron la atención de sus compañeros, el mejor entrenador de Aleria fulminó a la fémina del otro bando—, esa Pokéball le obliga a obedecerte, ¿no es así?

Alessandra ladeó con ligereza su cabeza, la sonrisa en sus labios trataban de transmitir una sutil inocencia, como la de una niña pequeña, aunque esta se encontraba lejos de conseguirlo: incluso el más iluso podría ver a través de la máscara y descubrir que realmente se trataba de una mueca de soberbia.

—Suena… como si ya hubieras lidiado con ellas en el pasado, interesante –Alessandra bajó la mirada, enfocándose en la DarkBall con la cual jugueteaban sus dedos—, nos apoderamos de un par de estos prototipos de los Legionarios, juguetes bastante interesantes –suspiró, decepcionada—, pero si te soy honesta, me hubiese gustado salir de este embrollo sin necesidad de usarla –levantó su cabeza, ahora los miraba a ellos—, como sea, bórralos de mi vista, Latios.

La caverna pareció temblar de un momento a otro, además, todo lo que entraba en el campo de visión de los entrenadores, así como el de sus Pokémon, sufrió una peculiar distorsión, como si alguien hubiese decidido colocarle algún filtro de cámara a la realidad misma. El culpable por supuesto se trataba de Latios, sus ojos envueltos en un intenso brillo celeste delataban el uso de sus elevados poderes psíquicos: una capa de tierra, rocas y escombros fueron arrancados del suelo cuando una onda psíquica fue liberada desde el cuerpo del dragón azulino. Tanto Malza como Enix fueron incapaces de soportar aquel movimiento, fungiendo este como un golpe de gracia que los envió contra el suelo; la gran tortuga de Yagami irradió un destello, mientras su forma Mega era revertida.

Bisharp por su parte resistió el impacto agracias a la inmunidad del tipo siniestro frente a los Psiquicos y, al comprender que sus compañeros de batalla estaban fuera de combate, decidió tomar la delantera y comprar algo de tiempo para que los otros dos entrenadores devolviesen a los abatidos y llamasen a un nuevo par de contendientes. El acero tomó impulso y tras pegar un salto extendió sus brazos a sus costados, envolviendo en energía negruzca sus cuchillas.

Kamina tenía la intención de ejecutar su Tajo Umbrío al descender sobre la figura de su rival, pero en lugar de que la gravedad tirara de su cuerpo y comenzara su caída libre, un movimiento inesperado de su oponente tomó por sorpresa al Pokémon de Hikaru, quien solo pudo limitarse a observar sin ser capaz de cambiar su trayectoria, o siquiera intentar apartarse debido a que carecía de alas: Latios ya había preparado un Pulso Dragón entre sus fauces, mismo que disparó en ese instante. Bisharp terminó estrellándose contra el techo, pero no conforme con esto, el dragón siguió ejerciendo su ataque, aumentando así la presión, de tal forma que el cuerpo del tipo acero comenzó a hundirse más y más en la pared pétrea.

—¡Kamina! –gritó preocupada Hikaru. Sin ser capaz de observar aquella escena, tomó sin duda su Pokéball, pero antes de que pudiera apuntar hacía su Pokémon, un chirrido le hizo cerrar los párpados.

El estridente sonido hizo eco en las paredes y aunque irritó a todos los presentes, solo un individuo era realmente su objetivo: Latios. Quien produjo aquel escándalo se trataba de un dragón cuya apariencia imitaba algunas características de Pokémon murciélagos como Zubat, tal como lo eran sus alas membranosas: Noivern.

—¡Superdiente! –bramó su entrenador.

Noivern cargó contra Latios, el poderoso ejemplar psíquico estaba sumido en la confusión producto de Supersónico, de modo que ni siquiera se molestó en intentar contrarrestar la ofensiva de November. Al Pokémon Eon solo le quedó soltar un rugido cuando el otro dragón clavó sus dientes en su cuello, iniciando una lucha de fuerzas entre ambos: uno intentando zafarse del agarre, otro tratando de mantener sus fauces hundidas en la carne ajena.

Kamina pudo desprenderse del techo usando sus propios medios, aterrizando en el suelo tras realizar una pirueta para evitar lastimarse. Aunque estaba herido, de nueva cuenta uno de sus tipos elementales, el acero, le salvó de la ira del legendario al tener resistencia ante sus técnicas. Aunque pronto se vio de nuevo bajo ataque, cuando un Noivern empujado por Psíquico fue enviado en su contra como si se tratase de un vil proyectil. Fue incapaz de apartarse a tiempo, limitándose a tratar de atrapar con sus brazos al Pokémon de Anthony, en un intento de minimizar el impacto del mismo: el resultado fue que ambos terminaron rodando por el suelo de forma aparatosa.

Esta vez el ulular de un búho, seguido del fuerte aleteo llamó la atención de Latios: cuando reconoció la silueta de Decidueye volando a su alrededor este ya había creado una flecha de oscuridad y ya la había tensado en su improvisado arco. En un veloz movimiento, el arquero realizó una serie de rápidos movimientos, consiguiendo enviar varios proyectiles contra Latios, aunque intentó frenarlos en el acto, varios de ellos dieron en el objetivo.

El mejor entrenador de Aleria puso en alto su cabeza. Él se encargaría de traer de vuelta al Pokémon legendario y se encargaría de que esa escoria llamada Alessandra terminará encerrada en una celda, pudriéndose por el resto de sus días por haber intentado esclavizar a un Pokémon.



Luigi Luigi Soncarmela Soncarmela
 
Última edición:


A pesar de que Kamina era el más indicado para darle lucha al legendario, su condición no era la más adecuada para ello. Hikaru no querría arriesgarse a que otro ataque lo derrotara por completo. Un rayo rojizo se topó con la espalda del pokémon, regresándolo a la pokeball, mientras que los otros dos, amigos de Anthony y Adrián, mantenían entretenido a su enemigo para que la chiquilla pudiera elegir tranquilamente. Decidueye sobrevolaba en círculos, apuntando con su arco y mareándolo con sus flechas fantasma; Noivern batía las alas con fuerza y soltaba chillidos ruidosos. No era una combinación realmente poderosa, pero sí la más apropiada para ganar tiempo.
Finalmente, un tercer miembro se sumó a la formación: Aggron. Su tipo Acero le seguiría dando ventaja para soportar las técnicas dracónicas, y por otra parte, era de los pokémon más resistentes y pesados que existían. Si tenían a dos voladores, contar con uno terrestre les daría cierta ventaja contra el legendario.
¡Vas a pagar por tus crímenes! —declaró Yagami, incapaz de soportar más las ganas que tenía de coger a esa desconocida del cuello— ¡Doy mi palabra de que ninguna criatura más tendrá que sufrir el control mental de esa esfera del demonio!
Los delirios de un héroe siempre son música para mis oídos —Alessandra se tocó las orejas y le guiñó un ojo, logrando sacarle más de quicio, si acaso eso era posible. Si Adrián solía vivir molesto y enfadado con el mundo, esa chica aumentaba su enojo por mil.
No te dejes exaltar por sus comentarios, es justo lo que quiere —dijo Anthony, apretando la mano.
¡Yo también quiero darle una bofetada! —agregó la pequeña Ranger, haciendo que los dos se giraran a mirarla con asombro— ¿Qué? —espetó, cruzándose de brazos— Por mucho que creáis que sigo siendo una niña, he vivido lo suficiente para no tolerar la presencia de algunas personas. Y Latios me importa.
Lo entiendo —murmuró el de cabellos desordenados, respirando hondo—. Nadie que se meta con los pokémon, especialmente cuando estos no hacen nada malo, tiene el derecho de burlarse de esa manera —Tenía que sonar confianza, esas palabras iban dirigidas a Hikaru—. ¡Así que aquí y ahora, ella y yo te demostraremos que tus actos se acaban! ¡Arrow, ve con Doble Equipo! ¡Y luego continúa con Hoja Afilada!
¡Nov, utiliza Pulso Dragón!
Oh, vamos, chicos, no es como que me vaya a quedar mirando sin hacer nada. ¡Se os olvida que ahora Latios es mío! —Se apuntó con el dedo en el pecho— ¡Soy su entrenadora! ¡Y eso significa que me obedecerá y hará justo lo que le pida! ¡Querido, ataca con todo! ¡No tengas piedad de estas diminutas hormigas que creen poder vencerte!
Decidueye se clonó a sí mismo al aumentar su agilidad varias veces. Sus hologramas imitaron la siguiente habilidad, invocando una cantidad absurda de hojas afiladas que levitaban a su alrededor, danzando en círculos por las plumas de su dueño. Al mover sus alas, las armas con punta verde recibieron la orden y fueron enviadas hacia el dragón controlado. Su camarada, Noivern, se puso arriba para no molestar y abrió las fauces para disparar un tremendo rayo violeta. Sin embargo, ambas técnicas fueron detenidas por el potente e irrompible protección que creó Latios en forma de cúpula perfecta. Los proyectiles de la naturaleza se deslizaron de izquierda a derecha, perdiendo fuerza y desapareciendo entre las rocas y el suelo. El cañonazo de energía de November impactó y chocó contra la nada.
¡Tiooooooooooos! —No era un grito de guerra. Todos percibieron la agonía que se escondía detrás de ese simple chillido. Ya ni siquiera podía comunicarse libremente con ellos— ¡Latioooos!
Los tres humanos tuvieron deseos de abalanzarse contra Alessandra, pero sabían que eso supondría más problemas para sus Pokémon. Latios se centraría en ellos, provocando que Decidueye, Noivern y Aggron se colocaron delante para servir como escudos. Y era algo que no iban a permitir.
El legendario se dio la vuelta e implantó su poder psíquico en la cabeza del búho fantasmal. Sin embargo, Aggron no le otorgó más de un segundo de ese sufrimiento. Palmeó sus brazos y pateó el sueño. Las paredes encima de Latios se resquebrajaron y enormes rocas se desprendieron justo sobre él, quien no pudo obviarlo porque era imposible llamar a la cúpula otra vez. Uno de los pedruscos le dio de lleno en el ala, perdiendo altura. Aterrizó bruscamente en tierra, donde el tipo Acero lo esperaba con un abrazo a modo de captura.
¡Regrésalo a la normalidad! ¡Ya mismo! —demandó el Mejor Entrenador de Aleria, apuntándola con el dedo.
¿O qué? —preguntó con una sonrisa maliciosa.
Tenía razón. ¿Con qué podían amenazarla o chantajearla? ¿Con la muerte de Latios? Era evidente que ellos jamás harían algo así. Su intención era rescatarlo, no eliminarlo. Y que ella lo supiera le dotaba de una gran ventaja en el enfrentamiento.
Tengo una idea mejor —continuó hablando—, ¡Rayo Hielo, querido!
Los ojos del legendario se iluminaron como la luna y empezó a arrojar grandes cantidades de congelación de un lado a otro, sin poder detenerse, como si las palabras de Alessandra fueran órdenes en vez de indicaciones, y tenía que hacerlo sí o sí. Noivern tuvo un mal movimiento al eludirlo y golpeó sin querer a Decidueye, arrastrándolo a una caída sin frenos.
Si no los detenemos, el hielo afectará a nuestros amigos —Hikaru se mordió el labio—. ¡Maldita sea! ¡La odio! ¡Te odio! —estalló, dirigiéndose a la chica— ¡Esponjoso...! —No... No quería... Latios sufriria y él no tenía la culpa. Pero... ¿Pero qué podía hacer? Sintió una mano en su hombro, la de Adrián. El muchacho no la miraba, tenía la cara tapada con la palma, para que nadie viera su expresión de tristeza. Fue entonces cuando la Ranger tomó una decisión— ¡Esponjoso! —repitió, armándose de valor— ¡Defiende a nuestros amigos! ¡Cabezazo de Hierro!
Tal y como lo tenía sujeto, no podía escapar. Aggron no fallaría con esa cercanía. Lo estrujó con más fuerza y echó la cabeza hacia atrás. Su frente brilló y luego se estampó contra el cuello larguirucho del dragón. Se escuchó un quejido... Silencio.
Y entonces Esponjoso sintió su cuerpo alzándose en el aire, sin que le obedeciera. Latios abrió los ojos, casi como si estuviera poseído. Y envió al pesado pokémon hasta otra esquina. Ya creían que no tenían nada que hacer, cuando el propio legendario rugió y se desplomó en el suelo, atacándose a sí mismo con la cabeza.
Latios... Latios no desea esto... —murmuró la pelinegra— por eso nosotros...
No... No lo digas... —tajó Adrián—. Lo sabemos. Eso basta.
¿Estáis preparados? —quiso asegurarse Anthony, intercambiando una mirada con sus aliados.
Asintieron.



Luigi Luigi everyday everyday
 

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi

Offline

A esas alturas, era obvio que los poderos psíquicos de Latios estaban colisionando de manera errática con la energía que la Dark Ball utilizaba para tener sometida a sus víctimas. El Legendario dejó salir un chillido de dolor y desesperación al mismo tiempo que golpeaba su cabeza en contra de las rocas, revolcándose violentamente por el suelo y sacudiéndose como si no hubiera un mañana. Alessandra simplemente veía aquello como si fue pan de todos los días y con una para nada discreta sonrisa que decía que estaba disfrutando de aquel espectáculo, en especial por las expresiones de horror de los 3 Rangers.

-De verdad lo lamento, Latios -alcanzó a lamentarse Yagami, apretando sus puños con fuerza y viendo como Decidueye, un poderoso Viento Aciago que golpeó de lleno a Latios y lo lanzó en contra de uno de los pilares de la cueva, dejando parte de su cuerpo atascado en contra de la edificación natural. Yagami apretó los dientes, esperando que el esfuerzo de su amigo hubiera sido suficiente y maldiciendo como si no hubiera un mañana a aquella maldita mujer frente a ellos. -¡¿Te parece divertido?! -señaló con un dedo y con una cara rabiosa. -Hemos dejado fuera de combate a Latios y ahora tu sigues.

-Esto no significa que han ganado, niños -sonrió de manera cruel Alessandra, sacando una especie de control negro con un enorme switch rojo en el centro. -Supongo que necesito aumento la potencia solamente -sin mediar palabra alguna, movió ese switch rojo hasta el límite que le permitía.

De alguna manera, el mecanismo que funcionaba en la Dark Ball para someter la voluntad de Latios aumentó su potencia, incrementado el aura oscura que rodeó al pokemon y en medio de un grito de dolor sumamente desgarrador, Latios emergió de su prisión, siendo interceptado por un Pulso Dragón de Noivern.

Wright tuvo que tragar saliva, viendo como que la nada, Latios parecía más furioso y poderoso que antes. Aggron por su cuenta, tuvo que usar Protección para frenar en el acto lo que pareció ser el ataque característico de Latios, Resplandor: del cuerpo del dragón habían salido disparado decenas de rayos de luz blanca que impactaron en la barrera del tipo acero. Aquella cortina de humo que se desató le hizo creer al Legendario que había derrotado a su enemigo. No obstante, nuevamente Noivern atacó, saltando a espaldas del Dragón y mordiéndole el cuello mediante Mordisco, sacándole un chillido de dolor al Pokemon.

-¡Detente! -exclamó Shirogane con horror y señalando con el dedo a Alessandra. -¡Si Latios sigue peleando esa manera, puede lastimarse gravemente o peor! -aquellas palabras que dejó en el aire eran implícitas a que se refería que el Legendario podía morir durante la pelea y el estrés ocasionado en su cuerpo y mente debido a aquella creación del infierno.

-¿Y tu crees que eso me importa niña? -respondió Alessandra cruzada de brazos. Antes de poder seguir respondiendo, el sonido del que parecía ser un comunicador en su muñeca le interrumpió. Al ver el mensaje dentro de este, no pudo evitar soltar un suspiró de decepción. -Es una lástima… me hubiera gustado ver sus rostros mientras mueren, pero debo retirarme -sin asco alguno, dejo caer la Joya del Alma al suelo, ante la mirada horrorizada de los Rangers: la gema que debían proteger se había roto en miles de fragmentos al chocar al suelo. -Ups. Supongo que Cress se pasara de agua.

-¡Maldita, maldita, maldita! -chilló Adrián, prácticamente viendo rojo al ver como Alessandra simplemente procedió a huir del lugar gracias a una Gardevoir que llevó de manera repentina al lugar y se teletransportó con la criminal, dejándolos con el problema de un Latios enloquecido.

-¡Reacciona de una vez, Yagami! -reclamó Tony, logrando que el autorproclamado mejor entrenador del mundo entero saliera de su esta de furia. -¡Si no detenemos a Latios, todo esta perdido!

-¡No me digas lo que tengo que hacer! -respondió el pelos necios, viendo con frustración como Latios llegó a recibir una Puntada Sombría cortesía del búho Pokemon, que sobrevolaba por el lugar y evadiendo los Lanzallamas de un encolerizado Latios.

-Esto esta mal… -alcanzó a susurrar Hikaru, viendo la semejante batalla campal en donde los 3 Pokemon buscaban detener al enloquecido legendario. Aquella esfera negra… ¿Qué clase de basura había llegado siquiera a teorizar el concepto de dicha Pokebola? Una cosa era captura a un Pokemon en estado salvaje ya fuera en un combate limpio o logrando ganarte la confianza de este.

¿Pero robarles la voluntad? Eso era enfermo y repulsivo.

-¡Mierda! ¡Todos al suelo! -alcanzó a decir Tony, viendo al Legendario cargar en su boca un Hiperrayo de tamaño colosal. Esponjoso al ver aquello, se interpuso entre los humanos y el legendario, principalmente por el hecho de ver a su entrenadora en peligro. El castaño sin mediar palabra tomó a la infanta en brazos y se tiró al suelo sobre ella, en un intento de cubrirla con su cuerpo para horror de Adrián.

Y entonces ocurrió: antes de que Noivern o Decidueye lograran detener al Pokemon, Latios disparó su Hiperrayo y Aggron sin temor alguno se mantuvo como pilar inamovible y cruzó sus brazos a modo de defensa mientras su cuerpo brillo con un resplandor blanco. Abrió los ojos con sorpresa al sentir el ataque golpearlo y de manera inmediata sintió el dolor en cada fibra de su ser.

Y eso fue el final del combate: un maltrecho Aggron emergió de la explosión y su cuerpo se tornó de colores brillantes… que se transformaron en un rayo de color plata que salió disparado contra un furioso Latios: Represión de metal devolvió el 150% del daño que recibió la mole de acero al propietario del ataque lo daño.

Finalmente, el Pokemon Legendario recibió toda la fuerza del impacto y este, generó un sismo por unos segundos. Una vez el humo se disipó, un maltrecho Latios cuyo cuerpo emitió chispas negras, estaba tirado en el suelo. Aggron al ver aquello, cayó de rodillas con cansancio y dolor. Los tres Ranger corrieron en dirección al Pokemon caído, cuyo cuerpo era víctima de espasmos.

-¡Latios, resiste! -gritó Yagami, tratando de sujetar el cuello del Pokemon para calmarlo.

-Maldita sea, ¡¿Dónde tengo la medicina?! -maldijo Wright, buscando entre sus pertenencias alguna medicina Pokemon al ver las heridas del Legendario.

-¡Latios! -Shirogane se llevó las manos a la boca al ver al Pokemon escupir sangre.

-…Ustedes humanos… no los entiendo -habló con dificultad el Dragón, recobrando los cabales y con cada fibra de su cuerpo y órganos colapsando. -Son codiciosos… crueles y egoístas. Dispuestos… dispuestos a matarse mutuamente sin razones -cerró los ojos con dolor. -Quiero… siempre he querido odiarlos… -confesó a los Rangers, que no podían encontrar palabras para negar lo que dijo Latios. -Pero… también pueden ser amables, nobles, valientes… puros y agradables -sonrió al recordar la vida de los habitantes de Cress antes de sentir un espasmo. -No son perfectos… y tienen fallas… pero es eso… pero eso… eso es lo que me hace apreciarlos -cerró los ojos y ante el sentimiento de impotencia, la leyenda dejó de respirar con una sonrisa en el rostro.

-No… -Wright ladeó el rostro a un lado, con una frustración inmensa recorriendo su ser. -¡¿Cómo puedes decirnos algo como eso luego de ser victima de una humana?! -reclamó Tony, llevándose una mano al rostro y retirándose los lentes empañados en lágrimas.

-Fallé… fallé -Adrián cayó de rodillas, golpeando el suelo con sus puños sin importar lastimarse. -¡Maldita sea! -bramó, dejando salir lagrimas de rabia y tristeza.

-Latios -susurró Hikaru bajando el rostro, y sintiendo lágrimas bajar por sus ojos y mejillas, cayendo sobre el cuerpo del Pokemon Legendario. Sus manos temblorosas tocaron las mejillas del dragón, que poco a poco perdían el calor y se tornaban frías. Por instinto abrazó al Pokemon, llorando sobre este.

El cuerpo del Pokemon legendario fue envuelto en una tenue luz y su tamaño se redujo que finalmente, un cristal azulado brillante lo sustituyó y flotó por los aires hasta reposar en el altar.

Ninguno de los Rangers podía llamar eso una victoria.


Soncarmela Soncarmela everyday everyday ya terminamos(?)

Tanshiro Hoodie ya listo
 

Tanshiro

Windrunner
Moderador

Offline
Bueno. No tengo mucho para decir. Me encargué, más que nada, de asegurarme de que todo estuviera en el lugar correcto[? Y del resto disfruté con lo que leí d-d Parte de lo que más me gustó fue cómo se manejó la fase 2 del evento principal (no raid), debido a la mecánica que se empleó para ésto. Además, me dio risa -como lo dije a uno de ustedes, que no recuerdo si fue a Every o quién- que emplearan monstruos de Genshin para el evento xD

Como cosa personal... Me encanta Adrián como pj[?]. Y me gusta verlo compartiendo, principalmente, con Hikaru debido a su personalidad protectora para con los niños :3 Also, igual creo que es loliconero.

Para todos, en fase 1:

- 3 niveles hasta a seis pokémon.
- Un objeto evolutivo a elección.
- 2 Tickets de contador huevo.
- 500 pks.

Fase 2:
Parte 1 (Todos)
- 3 niveles hasta a seis pokémon.
- 2 Tickets de contador huevo.
- 500 pks.


Parte 2 (Luigi, Carme y Every)
- 3 niveles hasta a seis pokémon.
- 2 Tickets de contador huevo.
- 1000 pks.

Raid (Luigi, Every y Carme)
Parte 1)
- 3 niveles hasta a seis pokémon.
- 2 Tickets de contador huevo.
- 1000 pks.

Parte 2)
- 4 niveles hasta a seis pokémon.
- 2 Tickets de contador huevo.
- 1000 pks.
- Gema del Alma (objeto de captura Latias o Latios).


everyday everyday Luigi Luigi Soncarmela Soncarmela peldón la tardanza, pero han sido días difíciles[????
 
Última edición:

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi

Offline
aleyuyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah

En total son 16 niveles a repartir, muhahaha

Pupitar sube 8 niveles: ganando 48 de stats como pupitar y 210 como tyranitar

Pokemon: Tyranitar (shiny)

Nivel: 60
Personalidad: Personalidad: Nevadito es un pokemon orgulloso. Ahora que ha evolucionado a Tyranitar, es más paciente para luchar y tratar con su entrenadora. No obstante, sus instintos de brutalidad pueden llegar a relucir en combate a la de mostrar un estilo sumamente agresivo.
Habilidad: Mudar
Genero: Macho
Apodo: Nevadito
Stats: 24
- PS: 148+20+20+2=190
- Ataque: 330+20+20+40=410
- Defensa: 200+20+20=240
- At. Especial: 1
- Def. Especial: 240+20+20=300
- Velocidad: 195 +20+20+6=241

Aprende: -Giga Impacto

Scizor sube 8 niveles y llega a nivel 37 y gana 248 de stats

nivel: 60

PS: 165+20+20=205
Ataque: 224+22+20+40=268
Defensa: 175+20+20=215
At. Especial: 1
Def. Especial: 177+20+3+20=220
Velocidad: 177+20+3+20 =200

Aprende

-Defensa férrea

+4000 pks
+10 ticketes ed contador huevo
+gema del alma
+Escama bella

gracias everyday everyday Jull Jull Soncarmela Soncarmela listo lo mio
 

22 Aniversario de Foros Dz

Arriba Pie