Original Fic Las Familias son un obstaculo?

"He still won't look my way"
Registrado
21 Mar 2012
Mensajes
608
okey! gracias por comentar Andret (publica tu fic que me gusta mucho) aqui el Cap:

Cap 12: Me atacan de nuevo? todos quieren que sea su Uke?!


Me demore mas de lo normal, ya que estaba pensando un poco y se me paso el tiempo rápidamente, después salí del baño con una toalla en la cintura y otra en el cuello como siempre y me senté en la cama. Encendí la televisión y me di cuenta que estaban pasando mi programa así que me senté en la cama para verlo. El momento desapareció cuando llego papá y me interrumpió.

-Ah –dijo sorprendido- pensé que estabas vestido-
-P-Papá! –Le dije sonrojando ocultándome en las sabanas de mi cama-
-Nada que papá, necesitamos hablar.

Mi padre estaba muy serio en el momento, no sabia el porque; pensé que podría ser por que ya se había enterado de mi relación con Keita y eso hizo que me pusiera mas nervioso en la situación.

-D-de que Q-quieres hablar? –le pregunte con el corazón latiendo a 100 Km./h-
-Es sobre Keita, me contaron que esta en tu escuela…-me dijo mirándome fija y seriamente-
-S-si, esta en mi Cl-clase –le dije mas nervioso de lo normal-
-Necesitamos eliminarlo de una vez, y lo sabes hijo –me dijo mi padre seriamente-

En ese momento suspire aliviado de que mi padre no nos haya descubierto, pero también era un problema ya que me estaba diciendo que lo matara de una vez por todas, pero no puedo y ni siquiera pude cuando se quedo aquí ayer.

-A-así que de eso quieres hablar –dije aliviado y calmado-
-ese “eso” es importante, no te lo tomes a la ligera; Ayer ni siquiera pudiste eliminarlo con la navaja –me dijo enfadado y serio-
-Lo se papá…lo siento –le dije bajando la mirada desilusionado y deshonrado-
-Esta vez debes acabar con el…entendiste? –me dijo molesto y manteniendo su seriedad-
-si padre…

Se propuso a salir de la habitación, al momento de abrir la puerta; le tome el brazo deteniéndolo.

-AM…papá? –le dije entristecido y sin mirarlo a la cara-
-Si, que pasa hijo? –Me pregunto extrañado por mi reacción-
-No existe alguna otra forma de hacer esto sin muertos, dañados o sangre? –Le pregunte conteniendo mis lágrimas aun entristecido-
-Alguna otra forma? No lo creo…además, tu mismo aceptaste la misión y no te puedes retirar ahora –me dijo sin voltearse saliendo de mi habitación y cerrando la puerta-
-Papá…

Me sentí destruido, yo creía que con todo lo que había pasado mi padre habría olvidado por completo el asunto de Keita…pero al parecer me equivoque. Me senté de nuevo en mi cama y vi la hora, eran las 19:35 hrs. y no tenia nada que hacer así que tome la mochila de mi escuela y me propuse a abrir unos de mis cuadernos para realizar la tarea, cuando de repente escuche como alguien golpeaba el vidrio de mi habitación, no podía saber quien era por las cortinas. Aterrado pegue un salto, tomando una sabana para cubrirme mientras me alejaba de la ventana y tomaba mi navaja en la pequeña mesita al lado de mi sillón.

-Oye no te aterres, soy yo –dijo el desconocido mientras apartaba las cortinas-
-K-Keita! Me asustaste…-dije soltando un suspiro aliviado- que haces aquí?
-Vine a verte que mas? –Me dijo con una sonrisa, acercándose a mí-
-P-pero si nos vimos en el colegio hoy –le dije alejándome de el, sin razón alguna-
-Por que te alejas? –me pregunto deteniéndose, bastante preocupado y extrañado-

En ese momento la pregunta de Keita resonó en mi cabeza, por que me alejaba de el? No lo sabia pero lo hacia, no quería estar con el? O es el miedo a tener que matarlo?, no sabia las respuestas a ninguna de las preguntas que se me formulaban en la mente. Todavía sostenía la navaja familiar que, con la mano temblorosa trate de ocultar.

-Estas actuando raro Atasuke, te paso algo? –Me pregunto preocupado acercándose rápidamente a mí y apoyando sus manos en mis hombros-
-E-estoy bien, es solo que…-dije pausando mis palabras con la cara baja-
-Me tienes que matar? –me dijo cambiando su expresión de preocupado a serio-

No supe como Keita descubrió lo que estaba pensando, había visto la navaja?, lo descubrió con solo ver mi reacción? No pude hallar las respuestas, solté la navaja la cual cayó al suelo y después le abrace fuertemente con lágrimas en los ojos.

-Esta bien, no llores –dijo con su pequeña sonrisa, acariciándome la cabeza-
-N-no puedo… yo… -seguía llorando sin poder detenerme con mi cabeza pegada a su pecho-
-Te lo dije antes no? Pasaremos por esto muchas veces así que no llores por estupideces…-me dijo tomando suavemente mi rostro y dándome un besito en la frente-
-E-esta bien…

Después de eso fui callado por un beso suyo mientras nos acurrucábamos en mi cama los dos abrazados fuertemente sin dejar de sentir la pasión de los besos del otro.

-Me harías un favor? –Me pregunto Keita con falta de aire-
-C-cual? –le dije curioso con falta de aire y sonrojado-
-Pasarías la noche en mi casa mañana? –Me dijo sosteniéndome suavemente la cara con sus manos mientras que su boca estaba a centímetros de la mía-

Podía sentir su ansiosa y apasionada respiración, esa respiración que hacia que mi corazón se volviera loco y que mi rostro se sonrojara completamente. Pensé la respuesta aunque la tenía decidida desde que me lo pregunto.

-S- Nn! -fui callado inmediatamente por uno de sus besos el cual correspondí-
-Eso me basta y me sobra, después del colegio vendrás a mi casa –me dijo sonriéndome mas de lo normal-
-P-pero que pasa con mis- -fui callado por uno de sus dedos que poso suavemente en mis labios-
-Descuida, tengo un plan…

Procedió a contarme su “plan”, la idea de este era decirle a mis padres que Keita me invitaba a dormir a su casa por tener que hacer un trabajo escolar en grupo; después de que accedieran a la “pijamada de hombres” (le agrego hombres para que suene mas varonil…ya que si no suena demasiado femenino) y así quedarme con el toda la noche en su casa!. Al otro día en la mañana puse en marcha el plan y como siempre mi madre…

-Te quedaras en la casa de Keita?! Bien! Te doy permiso!! Todo sea por mi hijo!! –grito y luego susurro algo que no alcance a escuchar-…y por el boys love, a por cierto aquí tienes –dijo mientras buscaba algo en la chaqueta de su abrigo-
-Mm? Que cosa? –le pregunte curioso al ver que extendía una cajita envuelta en papel de regalo-
-Ábrelo –me dijo sonriendo calmadamente

Mi madre me hizo un favor y me compro un celular! Lo único que pasaba por mi mente al ver el celular era “voy a poder estar en contacto con Keita! Estoy tan feliz!” ahora…si se preguntan por que no tengo celular, es por que he vivido tanto tiempo con mi padre quien esta acostumbrado a esos tiempos antiguos de reyes, príncipes y todo el cuento por algo tenemos un castillo, no?. Mi madre es la que me influencia a mí en la tecnología puesto a que ella viaja a todas partes del mundo por su carrera y me trae un sinfín de cosas interesantes como una laptop, unos juguetes a control remoto, etc.

-Ya anote tu teléfono en mi celular –me dijo sonriéndome de oreja a oreja-
-E-esta bien –le dije sorprendido y un poco ruborizado por la emoción-
-Tratare de no interrumpir así que envíame un mensaje cuando vayan a hacer “eso” –me dijo completamente emocionada-
-M-mamá! N-no te voy a avisar sobre eso! –le dije completamente ruborizado y escondiendo mi cara por la pena-

Después toco la parte difícil… mi padre. Creí que pondría más resistencia pero fue demasiado fácil. Nos encontrábamos en el salón principal, mi padre estaba desayunando en su “trono” y en frente del tenia una mesita en la cual apoyaba los alimentos.

-Papá…Keita y yo estamos haciendo un trabajo escolar (trabajo escolar? Que vamos a estudiar? Esa ni yo me la creo) y me invito a dormir a su casa (si me invito, tal vez que me quiera hacer haya)…y me preguntaba si- -fui interrumpido por mi padre que dio un golpe tremendo en la mesa-
-Aprovecha la oportunidad! Es ahora o nunca! Debes acabar con el y fingir que eres inocente! Toma –me paso la navaja familiar-
-E-es mi navaja…-le dije sorprendido ocultando mi tristeza-
-Si…ahora puede cortar diversas cosas, fácilmente y una de ellas es la carne humana…te será fácil atravesarlo, pero también debes tener cuidado de cortarte –me dijo con brillo en los ojos y aspecto de preocupación-

Después de eso, empaque mi pijama y unas cuantas cosas mas (Entre ellas mi laptop y los cuadernos del día siguiente) que luego subí al carruaje para que este partiera. Sebastian me acompaño preocupado por toda la carga que llevaba y cargo la mayoría de estas. Guarde todo en mi casillero y me dirigí al aula en donde mis tres pesadillas (Keita cuando estaba con esos dos se transformaba en la tercera) estaban.

-Ah! Atasuke! –dijo Keita apresurándose a darme a bienvenida al…salón?-
-Gr…-gruño con rabia Aoi- Seo-kun! Te estaba esperando –dijo mientras se abalanzaba contra mí y tomaba mi brazo el cual abrazaba cariñosamente-
-Aoi…-dijo Akio dando un leve suspiro- OK los dos! Dejen a Seo-kun en paz! Retrocedan –dijo alejándolos a los dos-
-A-Akio-sensei…us-usted no es profesor de reemplazo? –le dije ruborizado-
-Ah eso…pues ya no lo soy –me dijo con una sonrisa relajada, suspire aliviado en el momento- Ahora soy su profesor permanente –me dijo completamente feliz-
-Q-Q-Q-Q…QUE?!!!!!!!!!

Quede completamente sorprendido, asustado e impresionado al saber que una de mis pesadillas se convertiría en profesor permanente del curso. No sabia que hacer…si debía huir, cubrirme la cabeza con mis brazos y no dirigirle la mirada, o tratar de ignorarlo. Opte por la tercera opción que no sirvió de nada puesto a que si trataba de prestar atención en la clase, el me preguntaba cosas mientras que era presionado por la mirada de Keita y Aoi.

-Por que todas las preguntas son para Seo-kun? –murmuro una estudiante a su compañero de al lado-
-No lo se…seguramente Seo-kun al profesor le desagrada…-le respondió-

Y rápidamente estos “rumores” comenzaron a esparcirse por todo el salón, dejando mi mente completamente caótica.

-Profesor me siento mal, voy a salir un rato –dije levantándome del asiento y saliendo del salón sin esperar la respuesta de Akio-

Afuera me pude relajar, fui al baño del colegio, el cual consistía de 8 baños y frente a estos lleno de espejos. Me mire por un rato en el espejo, pensando en como manejar la situación. Estaba tan sumido en mis pensamientos que no me di cuenta de que alguien estaba conmigo. Me di la vuelta ya que vi a aquel chico reflejado en el espejo; tenía un parche en el ojo derecho negro completamente, su cabello era azul y largo, usaba un chaleco de color azul, debajo llevaba una polera roja y encima de este algo parecido a una bata de color negro, sus pantalones eran unos jeans azules bastante desgastados. Sus orejas eran del mismo color que su cabello, con unos cuantos mechones negros en las puntas. Su mirada era seria y fría, me recordaba a Keita, sus ojos eran de un verde bastante intenso.

-Quien eres? –Me pregunto mirándome de reojo-
-M-me llamo S-Seo Atasuke, y estoy en el 2do año, T-tengo 16 años –dije completamente atemorizado por su mirada-
-Con que Seo, Eh? Mi nombre es Fushida Daisuke, estoy graduado a pesar de tan solo tener la misma edad que tu, estoy en el departamento de Administración de empresas como profesor ayudante –me dijo sin quitar esa seriedad, pero podía notar que en sus ojos había curiosidad-

Con su mirada fija en mi me puse nervioso, sentía la presión de su mirada en todo mi cuerpo; y la cosa empeoro cuando el sin razón alguna me tomo del brazo y me acorralo contra la pared. A centímetros se encontraba mi rostro con el suyo, asustado me sonroje y trate de salir de allí…pero como soy tan débil no me pude defender; terminaría siendo el Uke de otra persona mas?! Esta vez lo que me salvo (como siempre) fue Keita quien había salido del salón por preocupación.

-Aléjate de Atasuke! –Dijo mientras tomaba a Daisuke y lo apartaba de mí-
-K-Keita! –dije aliviado para luego suspirar tranquilo-

Keita le doy una advertencia total a Daisuke el cual se dio la vuelta dándonos la espalda, lo extraño es que pude notar que antes de darse aquella vuelta había esbozado una sonrisa…habrá sido mi imaginación?. Lo que recorría mi mente y la volvía mas caótica de lo que ya estaba era “Que tengo yo que atrae a todos los hombres a primera vista?!!”, mientras pensaba en eso me desanimaba aun mas…que podrá ser? Que creen ustedes?. Keita aprovecho el momento en el que estábamos solos en el baño, para besarme y luego tocarme un poco; sentía el placer mientras que el cubría mi boca para que nadie escuchara mis gemidos. Entramos a uno de los baños y nos encerramos los dos allí, mientras que el entraba yo suspiraba rápidamente mientras el no retiraba su mano y de vez en cuando usaba su boca para callarme. Una vez llegue a mi éxtasis el procedió a limpiarme para después salir como si nada hubiera pasado. Caminábamos por los anchos pasillos mientras que Keita se quejaba.

-Esta bien! Estoy a mi límite! –dijo Keita completamente enfadado- Por que todos te quieren arrebatar de mi lado?! –Dijo tomándose la cabeza y quejándose del asunto-
-L-lo siento, no se que tengo yo…-le dije completamente desanimado-
-De ahora en adelante seré tu guardaespaldas y nadie más que yo te podrá hacer algo –dijo completamente decidido sin quitar esa rabia de su mente-
-A que te refieres con eso? –le dije suspirando preocupado-

Bueno ya saben Problemas = Mp xD
 
Arriba Pie