+18 Oneshot Layla

Registrado
12 Oct 2019
Mensajes
3
Calificación de reacciones
0
Puntos
200
Buenas noches, soy nuevo en este foro, por lo tanto, espero poder llevarnos bien.

Bueno, ésta sería mi primer one-shot de pokefilia que hago hasta el momento. No espero que les guste, sólo lo escribo con el único afán de entretenerme y a los que lo lean.

N/A: en el fic, algunas especies de Pokémon pueden hablar por las dudas.

Sin más preámbulos, aquí va.


Era una noche estrellada en los cielos nocturnos de Alola, los habitantes y Pokémon de ahí se preparaban para irse a divertirse en los eventos nocturnos o a dormir en el caso de los menores. Pero nuestra historia se concentra en el centro comercial de Hauoli City, ya que en el escenario comunitario de ahí se presentan actos, espectáculos y pequeños conciertos para el entretenimiento de los espectadores que vinieron para entretenerse y pasar el rato. Ahora pasamos con uno de los actos que irá después de un acto de mímica de una entrenadora y su Mr. Mine. Vemos a un entrenador de unos 16 años que vestía un polo de color aguamarina con lentejuelas y unos jeans azul marino igual con lentejuelas, pero éstas no brillan mucho para no lastimar los ojos de los espectadores, ayudando su Pokémon, una Lopunny que lleva un leotardo de color rosa pálido con brillantina que dibuja un patrón alusivo a un listón. La Pokémon, que responde con el mote de Layla, está muy feliz de tener a su “querido” entrenador para sus estiramientos, que de por sí son intensos: sólo mencionar que está en una posición extrema es prueba de que posee una incomparable flexibilidad.

img_20190314_102813-jpg.52172


Layla.-
Noah... ya puedes... enderezarme... Ya me siento... como chicle recién masticado -dijo con una ligera dificultad para respirar–.

Noah.- Sale, pero pequeña, no tienes que sobrepasarte. Sé que la enfermera Joy nos dijo que tu flexibilidad es prodigiosa, pero que no pone en peligro tu vida. Aún así, me preocupa que te hagas daño –dijo con un evidente tono de preocupación–.

Layla, después de enderezarse, luego de escuchar lo que su compañero le dijo, no aguantó su alegría y saltó dándole un apasionado beso en los labios, el cual su compañero correspondió. Después de unos quince segundos, se separaron dejando un hilo de saliva en el proceso.

Layla.- Mi amor, sé que te preocupas por mí, pero tranquilo, sabes que cada que puedo hago estiramientos, excepto después de cada comida, para que mi cuerpo no colapse y me quede como muñeca de trapo en en suelo. Aunque la última vez que pasó si me asusté, ya que se me dislocaron varias juntas, incluyendo los de mi espalda. Pero tú estabas ahí para cuidarme, no puedo imaginarme la vida sin ti.

Noah.- Puedo decir lo mismo Layla, cuando te encontré tirada e indefensa en las cercanías de Lili Town, me sentí tocado, algo dentro de mi me dijo que tenía que cuidarte. Lo recuerdo como si fuera ayer.

*Noah's flash back. Hace cuatro años.*

Era una bella tarde en las inmediaciones de Lili Town, pero ahora nos dirigimos a una gran casa, esa es el hogar de Kaudan, el actual Kahuna de la isla mele-mele. Ahí vive no solo el Kahuna, Sino también un chico que adoptó cuando sus padres murieron en un accidente aéreo. El mencionado y sus padres eran buenos amigos, así que lo más que pudo hacer por ellos era cuidar de su hijo. Ése día Noah, un joven de cabello castaño ojivioleta que vestía un polo blanco con rayas azules claro en vertical, unas bermudas beige hasta las rodillas y unos tenis negros con azul, estaba paseando por el pueblo pensando en lo que ha vivido hasta ahora. La memoria de sus padres aún estaba viva en su mente, todavía le cuesta creer que ya no los verá más. De repente algo lo sacó de sus pensamientos, al escuchar mejor, oyó unos sollozos en unos arbustos cerca de la ruta uno, al llegar lo que vió lo conmovió; era una Pokémon, más específico una buneary malherida.

unnamed-png.52174



Noah.- ¿Amiga, qué te pasó?

Buneary.-
Ayúdame, unos niños me atacaron solo porque puedo doblar mis extremidades de formas raras, sólo por eso me dejaron así.

Noah.- A veces me avergüenzo de mi especie –susurró al escuchar las penas de la Pokémon– te voy a llevar al centro Pokémon, ahí te atenderán.

La Pokémon, luego de escuchar lo que dijo el joven, quedó perpleja, alguien la ayudará a mejorar. Eso hizo que empezara a llorar de alegría y, con todas las fuerzas que tenía se lanzó a sus brazos y lloró a todo pulmón.

Buneary.- ¡Gracias! ¡Gracias! ¡No sabes lo que ésto significa para mí!

Entonces el joven se dispuso a llevar a la Pokémon hacia el centro. Al llegar la atendieron.

Altavoz.- Joven Noah, favor de pasar a recepción por favor.

En el acto, Noah fue ahí a ver a la enfermera Joy.

Joy.- Buenas tardes joven Noah, tu Pokémon ya está mejor, pero hay un problema.

Noah.- ¿Cuál es el problema?

Joy.- Según los análisis que le hice, padece un mal genético que hace que su colágeno esté mal distribuido, al parecer la mayoría se va hacia sus órganos y una pequeña porción de ella ya modificada se queda en sus articulaciones. Afortunadamente la trajo a tiempo y recibió el tratamiento pertinente. Está a salvo, gracias a Arceus.

Noah.- Entonces ya puede llevar una vida normal.

Joy.- Correcto, sólo tiene que seguir una rutina de ejercicios para que no pierda la movilidad, no te preocupes, si pasa algo así, la parálisis es parcial y temporal.

Noah.- Bien, un problema menos –dijo soltando un suspiro de alivio– bueno, a pesar de que no sea un entrenador, me llevaré a la buneary, le pediré al Kahuna que me permita quedármela.

Joy.- Espero que sí, bien, sin nada más que decir, ya puedes llevarte a tu Pokémon.

Luego de que le entregaran a la Pokémon, Noah se fue directo a ver a Kaudan, al llegar, el chico le dijo la razón de su ausencia y le pidió si podía quedarse con la Pokémon. El Kahuna, Al ver lo que hizo por la Pokémon, no lo castigó y le dijo que se la puede quedar, pero la debe cuidar y, de ser posible, entrenarla para los combates Pokémon por si acaso.

Noah, luego de escuchar las palabras de quien considera un abuelo, se puso contento y ni hablar de la buneary, ella no paraba de llorar de alegría al ver que al fin tenía a alguien quien la pueda cuidar, querer y, si se da la oportunidad, amar.

Luego de ese evento, ellos dos se volvieron inseparables, Noah la cuidaba y entrenaba para los combates, pero también la ayudaba con los ejercicios que la enfermera le recetó para que no quedara temporalmente paralizada. Aunque le sorprendió que esos ejercicios eran más bien para aumentar su flexibilidad, como aquella vez que por error la dobló desde la cintura y la giró unos 180° a la derecha. Temió que le rompió la espalda, pero sorpresivamente no le pasó nada.

El tiempo pasó, dos años siendo precisos, y el chico y su Pokémon se la han pasado muy bien, pero también han estado mejorando en los combates Pokémon. Un día, fue retado por un chico a una batalla, sería en el centro del pueblo, donde normalmente los entrenadores tenían su gran prueba. El día llegó y el chico ya estaba presente, no lo negaba, tenía miedo, no por ser derrotado y humillado, sino por su Pokémon, a quien llamó Layla, tenía que saliera herida. Pero se armó fe valor, lo último que quería era que su Pokémon sintiera su miedo. El momento llegó, los contrincantes estaban frente a frente, con Kaudan como réferi, el combate estaba apunto de comenzar.

Kaudan.- Bien las reglas son simples, cada entrenador solo podrá usar un Pokémon, el primero en derrotar al adversario ganará. Prepárense.

A.- ¡Yo te elijo Lycanrock!

El entrenador lanzó una superball y de ahí salió un Pokémon bípedo de colores rojo y blanco con una melena que terminaba en una punta de color gris oscuro y una mirada intimidante.

Noah.- ¡Layla demuestra lo fuerte que eres!

Y la Pokémon conejo saltó de su hombro derecho y se puso en guardia.

Kaudan.- Bueno, pues que la batalla... ¡Comienze!

Y así, el combate empezó, el Lycanrock intentó darle con triturar para terminar rápido, pero la buneary logró evadirlo con gran facilidad, ya que gracias a su flexibilidad su velocidad y evasión están muy por encima de una buneary promedio, incluso que el de uno competitivo. La batalla estaba en su cúspide, pero el entrenador le ordenó que esperara a que ataque, cosa que hizo, ya teniéndola cerca, le ordenó que usara triturar una vez más, al conectar el ataque, el Pokémon no la soltó, más bien la empezó a sacudir, lastimándola más. Noah, desesperado por la actual situación, le ordenó que usara puño drenaje para liberarse, funcionó y eso hizo que recuperara algunos ps, pero la dejó muy herida. Layla, al verse en una situación así, empezó a llorar al creer que le falló a su entrenador y amor secreto. En efecto, ella se enamoró de su entrenador y ella cree que sí pierde, su entrenador la abandonará, pero salió de sus pensamientos al escuchar a Noah.

Noah.- ¡¡Layla, no importa si ganas o pierdes, para mí siempre serás una ganadora!! ¡¡Te quiero Layla!!

Layla no lo podía creer, le dijo que la quería, gane o pierda, la pobre Pokémon, al escuchar eso que salió de la boca de su amor secreto, no soportó más y lloró de felicidad. Tal fue su felicidad que empezó a brillar, en efecto, estaba evolucionando, luego de unos momentos, el brillo se disipó y ésta develó a una Pokémon más alta, con un par de orejas más largas, piernas muy torneadas y unas pronunciadas caderas; en efecto, Layla evolucionó en una Lopunny.

illust_70172268_20190715_010154-png.52179


Todos ahí quedaron perplejos, pero más Noah, había escuchado que los Lopunny eran muy lindos, pero ésto sobrepasó sus espectativas; podía ver que Layla, ya de por sí era bonita a sus ojos, ahora se veía como una verdadera belleza, al menos para sus ojos. Y Layla, tampoco lo creía, ella se sentía más fuerte, más veloz, pero sobretodo, más flexible. Entonces volteó a ver a Noah, se miraron a los ojos, ambos asintieron, como si con la mirada se decían todo.

Noah.- Layla, hora del segundo asalto.

Entonces, la Pokémon nuevamente se puso en posición de combate, y después se reanudó. Ahora, la diferencia de poder era palpable, el Pokémon rival, por más que lo intentaba, no podía conectar un golpe directo a la Lopunny, ya que ella lo evadía sin problema, que lo molestó más fue el cómo los esquivaba, ya que parecía que ejecutaba una muy elaborada rutina de gimnasia rítmica. Después de un tiempo, el Lycanrock enemigo ya se estaba cansando de esto así que, y sin esperar una orden, se abalanzó hacia ella usando triturar una vez más. Gran error.

Noah.- ¡Ahora usa puño drenaje!

Layla, en el acto, conectó el golpe y le absorbió un buen de ps, ya que era un crítico, dejando casi derribado al Pokémon rival.

Noah.- Termina con tu ahora ataque estrella, Layla, ¡Usa retribución!

Layla, al escuchar la orden, empezó a concentrarse, pero al hacer eso, todo el lugar se empezó a sentir una gran presión, la causante de eso era la Pokémon. Mientras ella es preparaba para atacar, se cubrió con un aura rosa, pero muy intensa, lo que significa que el ataque que viene será brutalmente poderoso. De repente, Layla se lanzó hacia el Lycanrock rival.

A.- ¡Lycanrock, intenta bloquear el ataque con roca afilada!

El Pokémon, en el acto, golpeó el suelo y de ahí aparecieron varias rocas azules que tomaban forma de barrera, con la esperanza de que con ello, el ataque enemigo merme. Grande fue su sorpresa que la barrera no aguantó el ataque y luego fue directo al Lycanrock, el golpe fue tan brutal, que mandó al Pokémon lejos del lugar, Kaudan, al llegar con él, vio los ojos del Pokémon, estaban en espiral, lo que significa que fue derrotado.

Kaudan.- ¡El Lycanrock no puede continuar, la Lopunny gana, por consiguiente la victoria es para el entrenador Noah!

Noah y Layla no lo podían creer, habían ganado un combate contra un entrenador de verdad. Por la euforia los dos se dieron un fuerte abrazo, siendo Layla la que lo disfrutaba más.

Noah.- ¡Lo lograste Layla! ¡Eres la mejor! Y además, te has vuelto más hermosa de lo que ya eras antes.

La Lopunny, al escuchar eso último, se sonrojó salvajemente, cosa que notó su compañero.

Noah.- ¿Layla, tienes fiebre? –le preguntó preocupado a su Pokémon–.

Layla.- No... te preocupes Noah, estoy bien.

Noah.- Bueno, te voy a creer. De todas formas, felicidades Layla.

Lo que no esperó la Pokémon fue un tierno beso en su frente de parte de su compañero, fue tanta su alegría que se desmayó en sus brazos. Kaudan había notado eso y fue con Noah.

Kaudan.- Al parecer le encantó su premio que se desmayó de felicidad –le dijo a Noah con cierto tono pícaro–.

Noah.- Bueno... creo que voy a llevarla al centro Pokémon –replicó con un gran sonrojo por las palabras del Kahuna–.

En el acto, se la llevó al lugar mencionado.

Desde ese momento, el lazo que tenían los dos se hizo más grande. Los dos se habían vuelto inseparables, más que en el pasado.

*Fin del Flash back*

Noah, aún perdido en sus recuerdos, no notó que Layla lo estaba llamando.

Layla.- ¡Noah!

Noah.- ¡Ah...! Lo siento Layla, es que estaba inmerso en mis recuerdos.

Layla - Descuida mi amor. Se que te había dicho ésto muchas veces, pero el día que te confesé mis sentimientos y tu los correspondiste (aunque tú te confesasate primero), fue el día más feliz de mi vida, mi vida tuvo más significado cuando me dijiste las dos palabras más hermosas: “te amo”.

En ese momento, los dos nuevamente se besaron, pero pasando los segundos, el beso se volvió más pasional y lujurioso. Luego de dos minutos de batalla de lenguas, se separaron y estaban agitados.

Noah.- Supongo que luego de tu acto, quieres que te de tu “premio”.

La pobre Pokémon, al escuchar lo que dijo su pareja, juraría que casi le da un potente orgasmo, tuvo que usar toda su fuerza de voluntad, no solo para evitar venirse, sino también para no tirarse a su compañero y aparearse con él.

Layla.- Mi amor, no sabes... las ganas que tengo de que estés... dentro de mí, que me hagas gemir como una loca en celo... cómo nuestra primera vez.

*Layla's Flash back. Seis meses atrás.*

Desde que Layla evolucionó, las cosas cambiaron para bien, ahora Noah no solo la está entrenando para que gane experiencia en combate, sino también la ayuda más que nunca en sus ejercicios de estiramiento.
Lo sorprendente de eso último es que su Lopunny es anormalmente más flexible que el promedio, hubo una vez que la llevó al centro Pokémon al creer que se lesionó las caderas luego de haber hecho una pose imposible.

screenshot_2019-03-13-10-30-19-png.52180


Casi le da un infarto al verla de esa manera, pero sus preocupaciones fueron descartadas cuando le dijeron que su Pokémon puede hacer esa clase de pose sin peligro, pero que debe continuar con sus estiramientos, o quedará temporalmente paralizada. Al regresar, le dijo que avise antes de hacer otra pose así.

Han pasado unas semanas y tal parece que algo ha cambiado en Noah, al parecer, ya no ve a su Pokémon como antes, ahora la ve como una chica. En efecto, Noah se enamoró de su Lopunny, pero está también en un conflicto moral, ya que la pokefilia es ilegal. Entonces, al ver a su querida Pokémon estirando y doblando su espalda y enlogando sus piernas...

d0b743faaf51f3de33b67ba09deef01f3b297914_by_rayman1deviantart-jpg.52181


...supo que eso no importa mucho, que ahora le haría saber sus sentimientos, sólo espera que ella le corresponda.

Del lado de Layla, mientras estaba estirando (imagen de arriba), ella se concentraba y a la vez buscaba la manera de confesarle a su amado entrenador. Hubo noches que ella se masturbaba pensando en Noah, pero hubo uno en especial, en el que se autocomplacía mientras estaba en una pose de middle split de unos 340° aproximadamente...

2019-02-28_17h00_37-png.52182


Es lo más cercano a lo que hacía en ese momento).


... después de unos minutos, terminó en un fuerte orgasmo que la hizo gritar de placer, si no fuera porque logró tapar su boca a tiempo, la habrían escuchado.


Layla.- (No me importa lo que digan los demás, amo mucho a mi entrenador con todo mi corazón. Está noche le haré saber mis sentimientos. Prepárate Noah, porque serás mío, sólo mío).


Después de una sesión de estiramientos, fue a hablar con Noah.


Layla.- Noah.


Noah.- ¿Dime Layla?


Layla.- No te estoy pidiendo mucho, pero, ¿Podríamos pasear está noche en los jardines de mele-mele? (Por favor, di que sí).


Noah.- (Ésta es mi oportunidad para confesarle mi sentimientos a Layla) –pensando– ¡Claro Layla!


Layla, al escuchar su respuesta, saltó de alegría, su plan para confesarle su amor estaba iendo bien.


Layla.- ¡Gracias Noah! Iremos ahí a las 8:00 PM.


Noah.- Sale, llevaré unos bocadillos.


Llegado la hora, los dos se fueron al lugar mencionado, claro que para ir Noah le pidió permiso a su abuelo adoptivo Kaudan para salir, el cual se lo dio y también tomaron un transporte en una pokemontura. Luego se u os minutos de transporte, llegaron a su destino, al entrar, lo que vieron los dejó perplejos, era un jardín lleno, en su mayoría, de flores amarillas y también habían alguno que otro oricorio estilo animador y flabébé's.


Layla.- ¡Qué hermoso lugar! –dijo toda maravillada–.


Noah.- No tanto como tú Layla –susurró–.


Luego de poner la manta, se dispusieron a comer los bocadillos, los cuales no eran muchos, en caso de que Layla necesite estirar. Después de un rato, ambos se quedaron a admirar la belleza del jardín. Hasta que Noah habló.


Noah.- Layla, necesito preguntarte algo.


Layla.- Dime.


Noah.- ¿Qué sientes cuando estás cerca de mí?


Esa pregunta tomó por sorpresa a la Pokémon, así que, con toda la serenidad posible, le contestó.


Layla.- Bueno... siendo sincera, me siento segura y querida a tu lado. Desde que me elegiste como tú compañera Pokémon, me he sentido feliz, mi vida habría sido diferente y triste si no nos hubiésemos conocido.


Para Noah, eso era más que suficiente para armarse de valor y hacer lo que tenía que hacer.


Noah.- Layla.


Cuando ella volteó hacia su entrenador, lo que pasó después no lo vió venir. Noah la estaba besando en los labios, fue un beso corto, pero para Noah, fue su confesión de amor. Para Layla, no podía creer lo que pasó, su entrenador, aquél que la cuidó desde que se encontraron la besó, fue corto, pero fue más que suficiente para saber que su amado le corresponde a sus sentimientos. Hasta que reaccionó cuando escuchó lo siguiente.


Noah.- Layla, desde hace un tiempo siento algo especial por ti, por eso aproveché que me invitaste a pasar el rato aquí para decirte esto: te amo con todo mi corazón, mi hermosa conejita.


La pobre Pokémon, luego de escuchar la confesión de Noah, no pudo más y empezó a llorar, pero de alegría, al saber que el chico que ama le corresponde. De repente se abalanzó sobre su amado y lo abrazó con todas sus fuerzas, como si no hubiera mañana.


Layla.- ¡¡¡Noah, no sabes cuánto tiempo he esperado este momento, acepto tus sentimientos, ya que también te amo, no puedo imaginar una vida sin ti!!!


Noah.- Entonces Layla, ¿Te gustaría ser mi novia?


Layla.- ¡¡Sí y mil veces sí Noah!!


#Alerta de lemmon, leer bajo su propio riesgo.#


Entonces nuevamente se besaron, pero esos eran unos llenos de pasión, pero luego de unos momentos más, ya también eran lujuriosos. Luego se esa batalla de besos, se separaron dejando un hilo de saliva y respiraban agitadamente.


Layla.- Noah... Por favor... quiero darte... mi primera vez.


Noah.- ¿Estás segura? No me molesta esperar a que estés lista.


Layla.- Descuida, sé que así es, pero ya estoy lista, quiero ser una contigo –dijo de forma sensual–.


Noah.- De acuerdo, pero antes hay que prepararte, no puedo meterlo sin antes lubricarlo.


Después de dicho eso, se empezó a desvestirse y luego de unos momentos, ya estaba desnudo. Grande fue la sorpresa de Layla al ver el tamaño del miembro de su amado, se cuestionó si podría meterlo en su intimidad.
No terminó de pensar ya que Noah la tomó y la colocó encima de él en la posición de 69.


Noah.- Así nos daremos placer los dos. Pero chupa lo que puedas, no te lastimes.


Layla.- Siempre tan considerado conmigo, pero no te preocupes, recuerda que tengo un gran control sobre mi cuerpo.


Layla, luego de decir eso, sólo tuvo que dislocar su mandíbula para así lograr meter el miembro de su pareja, el cual mide unos nada despreciables 25 cm de largo. Noah, al sentir el interior de la boca de su Pokémon, sentía que iba a correrse, pero logró mantener el temple y entonces también comenzó a hacer su parte. Con sus dedos, abrió un poco su vagina, era de un color rosa y también chorreaba sus jugos de amor.


Noah.- Yo no voy a quedarme atrás.


Y de inmediato, puso su boca en la intimidad de su Lopunny, la cual, al sentir la lengua de su amado entrar en su vagina, no pudo con el placer...


Layla.- ¡¡¡AAAAAAAAH!!!


...y se corrió en la boca de Noah.


Noah.- Veo que eres muy sensible –dijo mientras lamía el resto de los jugos de su Lopunny–.


Layla.- Lo... siento Noah... ah... es que... no pude contenerme –dijo entre jadeos–.


Noah.- Si te corriste con solo lamer tu vagina, no me quiero imaginar cuánto te vas a correr cuando lo hagamos.


Layla.- Amor... te lo suplico, tómame ahora, no sé... cuánto aguantaré.


Entonces los dos ya se estaban preparando para el acto del amor, pero Layla le pidió algo a su novio.


Layla.- Noah, antes de empezar, quiero que me lo hagas mientras estoy contorsionada.


Noah.- Claro Layla, ¿Pero en cual pose?


Layla.- Te explico, ayúdame.


Luego de unos minutos, Layla quedó en una posición en el cual muchos pensarían que la Pokémon no tiene huesos.

illust_67663760_20190319_035713-jpg.52184



Layla.- En esta pose, tu miembro entrará sin problemas.


Noah.- Nunca dejas de sorprenderme preciosa.


Luego Noah posicionó su miembro en la entrada de su Pokémon, poco a poco, empezó a introducirlo, por el momento entró la punta.


Noah.- Veo que te duele, dejémoslo así...


Layla.- ¡¡No!! He esperado este momento por mucho tiempo, no te preocupes por mí, mete tu carnoso y viril miembro con rudeza.


Noah.- De acuerdo, pero si te duele mucho, paramos. ¡Aquí voy!


Y de un solo movimiento, metió todo su miembro en la vagina de su Pokémon, al punto que también penetró su útero.


Layla.- ¡¡¡Nyaaaaaaaaaaaah!!!


En el momento que la penetró, la Lopunny no pudo más y se corrió de forma brusca, sacando su lengua, muestra de que el placer que siente es indescriptible.


Noah.- Mejor espero a que se acomode.


Layla.- No... te... ah... preocupes... ah... ya puedes... moverte... ah.


Una vez dicho eso, Noah empezó a moverse, primeramente lento, pero ya pasando el tiempo, ya empezó con embestidas bruscas y profundas. Layla, no podía pensar, ya estaba entregada en el placer y el éxtasis mientras no paraba de gemir como animal en celo. Pasaron los minutos y la pobre Layla ya se había corrido unas doce veces, ya se había vuelto loca de placer.


Noah.- Layla, ya mero me corro.


Layla.- Ah... dentro... ah... ah... Noah.


Noah notó que su novia ya estaba ida, así que, con una última embestida, metió su miembro lo más profundo posible y se corrió dentro de ella.


Layla.- ¡¡¡Aaaaaaaaaaaaah!!!


Layla, al sentir la semilla de Noah en su interior, no pudo más y se corrió, pero era una corrida muy prolongada que hizo que la pobre perdiera el conocimiento y se desmayó.


Noah.- Creo que no aguantaste mucho, pero eso no quita el hecho de que te amo.


Luego de sacar su miembro, y de enderezar a su novia, la llevó en sus brazos de forma nupcial y se fueron a casa, después de vestirse y arreglarse claro.


#fin del lemmon#


*Fin del Flash back*


Layla, había recordado su primera vez, pero no se dio cuenta que se corrió, dejando mojado la parte de la entrepierna de su leotardo.


Layla.- Lo siento Noah, es que recordé nuestra primera vez, fue un momento hermoso y salvaje a la vez.


Noah.- No te preocupes, sólo hay que secarlo y ya.


Altavoz.- Siguiente acto, favor de pasar al escenario.


Noah.- Bueno –dijo terminando de secar a Layla– ¿Lista preciosa?


Layla.- Para tí, siempre, mi amor.


Y así, la pareja se fue al escenario para dar un espectáculo que siempre recordarán.


FIN

El fic lo escribí con el único propósito para entretener y matar el tiempo, no espero que sea muy visto, pero con que lo haya publicado, me basta.


Las imágenes no me pertenecen, sino a sus respectivos dueños.


Nos leemos luego.
 
  • Wow
Reacciones: Albert Valderrama

Glittering Wish
Moderador
Registrado
14 Jun 2009
Mensajes
953
Calificación de reacciones
288
Puntos
500
Hola y bienvenido. Bien por donde empiezo...

Solo un consejo, si puedes poner las imágenes en spoiler, ya el FF está etiquetado como +18 así que la lectura es a riesgo del visitante así que en eso está bien además que no hay regla que prohíba el uso de imágenes tipo CGI solo reitero de ponerlas en spoiler, y si no sabes cómo me lo puedes decir y yo lo edito con tu permiso.

Con lo demás está bien que quiera expresar tus gustos con temática pokémon así que cuando quieras aquí está este foro.

Saludos.
 
Registrado
12 Oct 2019
Mensajes
3
Calificación de reacciones
0
Puntos
200
Hola y bienvenido. Bien por donde empiezo...

Solo un consejo, si puedes poner las imágenes en spoiler, ya el FF está etiquetado como +18 así que la lectura es a riesgo del visitante así que en eso está bien además que no hay regla que prohíba el uso de imágenes tipo CGI solo reitero de ponerlas en spoiler, y si no sabes cómo me lo puedes decir y yo lo edito con tu permiso.

Con lo demás está bien que quiera expresar tus gustos con temática pokémon así que cuando quieras aquí está este foro.

Saludos.
Cómo los pongo como spoiler?
 

Albert Valderrama

¡Que el mundo se trague su odio!
Registrado
4 Sep 2019
Mensajes
40
Calificación de reacciones
4
Puntos
300
Asi amigo

Simple spoiler


Spoiler with a title
 
  • Me gusta
Reacciones: Monzón

Albert Valderrama

¡Que el mundo se trague su odio!
Registrado
4 Sep 2019
Mensajes
40
Calificación de reacciones
4
Puntos
300
ohhh mas facil ve a ayuda y ve en los codigos, bb para usar el spoiler jejejeje
 

Glittering Wish
Moderador
Registrado
14 Jun 2009
Mensajes
953
Calificación de reacciones
288
Puntos
500
Gracias a Albert, de igual manera aquí está el código para que lo utilices si no lo encuentras en el menú de opciones, dentro de ellos podrás poner el link de las imágenes utilizadas o el contenido que quieras que vaya dentro.

[SPOILER]Link de la imagen va aquí[/SPOILER]


Y si quieres con título

[SPOILER="Título acá"]Link de la imagen va aquí[/SPOILER]
 
  • Me gusta
Reacciones: Albert Valderrama

Comentarios por Facebook