Noticia Levanta la pierna por 20 minutos y la salud dará el efecto

ser yo mismo , no me importa la aprobación social
Online
¿Sientes que a veces tus días merecen una pausa?. Entonces te propondremos un ejercicio que no tiene mayor complejidad y que no podrás creer los beneficios que trae. Se trata de levantar tus piernas por 20 minutos al día, ¡tan sencillo como eso! Mira.
Cómo hacerlo correctamente

Encuentra un lugar cómodo cerca de la pared y pon un cojín o una almohada debajo. Allí te apoyarás y tienes que tener comodidad debajo de tu cintura. ¡Usa ropa cómoda que no interfiera en la libre circulación sanguínea!
Levanta las piernas y estirarlas a lo largo de la pared. Estira los brazos a lo largo de tu cuerpo, totalmente relajados. No debes poner ninguna almohada debajo del cuello, porque provocarás una tensión muscular que interrumpe la correcta alineación de las zonas de la columna vertebral.
Ahora solo permanece en esta posición durante 20 minutos todos los días, ¿parece sencillo, no es cierto?
Cuales son los beneficios
Ya estarás diciendo que parece una pérdida de tiempo, ¿no es cierto? Pues aunque no lo creas, no solo que no es un desperdicio de tiempo, sino que este simple ejercicio te traerá muchísimos beneficios principalmente a tu sistema circulatorio.

1. Eliminarás paulatinamente el cansancio provocado por los tacones


Muchas mujeres están habituadas a usar tacos, mayoritariamente las que van así vestidas a la oficina, ¿no es cierto? Pero el uso cotidiano de tacos muchas veces genera dolor y pesadez en las piernas. Esto se debe a la incorrecta carga de peso en los músculos. Al final del día es normal que las piernas estén agotadas. Este ejercicio ajustará el flujo circulatorio por las venas y relajará tus piernas.

2. Eliminarás la sensación de pesadez
Este ejercicio es un perfecto complemento para aquellas personas que tienen tratamientos para eliminar edemas. Al levantar las piernas, ayudas a establecer una circulación sanguínea normal.

3. Ayudarás a la digestión
¡Así como lo lees! Tumbarte en esta posición libera el exceso de sangre en tus piernas y, en consecuencia, aumenta el flujo sanguíneo a los órganos internos. De esta manera se incrementa el tono de los músculos lisos, de los que depende la peristalsis del intestino. Además, el aumento de la circulación mejora el funcionamiento de tus glándulas digestivas.

4. Conciliarás mejor el sueño
Muchas veces el insomnio está asociado a desagradables sensaciones en las extremidades. Cuando haces este ejercicio habitualmente, las eliminas. Si lo combinas con una adecuada respiración, tendrás además una mejor oxigenación de tu cerebro lo que hará que concilies mejor el sueño y de manera más profunda.

5. Bajarás la tensión del sistema nervioso
Tumbados en esta posición, generamos una sensación de relajación y respiramos más y mejor. Saturamos nuestros tejidos de oxígeno y la sangre circula mejor, nutriendo a todos nuestros órganos. Además, aliviarás la tensión muscular en las sienes, en el cuello y en el abdomen.​
 
Arriba Pie