Oneshot Locuras Nocturnas (Brendan x Flannery)

[̲̅$̲̅(̲̅ιοο̲̅)̲̅$̲̅] <('o'<)
Registrado
2 Dic 2008
Mensajes
1,964


En Passio, las cosas se habían complicado un poco. Brendan se encontraba lanzando rocas en la orilla del mar intentando apartar los pensamientos molestos en su cabeza. Hoy había sido un día bastante normal hasta que vio algo especial, era Flannery hablando con Red. Ellos eran compañeros de equipo y nada más pero, por algún motivo, verla reír junto a Red lo amargó bastante. Red era todo lo que deseaba Flannery, el entrenador más poderoso del mundo y tenía al pokemon de fuego más fuerte en el mundo competitivo ¿Buscaría ser parte de su equipo?...no, había algo más que el entrenador no podía ver.

-Oye- en medio de la oscuridad, otra piedra revotó en el agua un par de veces antes de perderse- Tienes que lanzarlas más rápido y cerca de la superficie- esa voz, era la misma chica pelirroja que estaba en su cabeza. En esta zona desierta, ambos entrenadores se miraron un silencio por unos segundos hasta que Brendan decidió apartar la vista y volver a lo suyo.

-Gracias por el consejo, pero prefiero estar solo ahora- remarcó el joven lanzando otra roca al agua y haciendo que esta de 4 saltos antes de hundirse.

-¿Qué pasa? – Preguntó ella acercándose un poco más al entrenador-¿No vas a empezar a ocultarles cosas a tus compañeros de equipo, verdad?-

-No estoy ocultando nada y…- por un segundo, Brendan cortó la conversación para alejarse unos pasos de ella- Pensé que deseabas pasarte al equipo de Red- dijo él molesto. Estaba enojado pero aun podía sentirse un poco de tristeza en sus palabras-Los vi hablando hoy en el parque-

Un corto periodo de silencio apareció entre ambos. Brendan sabía que estaba siendo infantil, hasta un poco egoísta, pero esa imagen de ella riendo junto a Red estaba lastimándolo por dentro. Flannery no era el cuchillo más afilado de la cocina pero hasta podía notar lo que estaba pasando aquí. Apretando sus labios e inflando sus mejillas, la joven pelirroja luchó lo más que pudo para contener su risa.

-Ajajaja, oh Brendan ¿Estas celoso? Ajajaja- explotando en carcajadas, Flannery hizo que el rostro de Brendan se pusiera como un tomate- Eso es tan dulce ajaja- apenado, el joven intentó retirarse de la playa pero la entrenadora lo detuvo sujetándolo del brazo- Lo siento, no quería reírme pero…ajajaja…eres adorable-

-Pues gracias por demostrarlo con tu risa- contestó bastante molesto y liberándose del agarré de la chica- Como sea, no es que me importe que…-

-Brendan- para su sorpresa, la joven abrazó al entrenador y frotó su mejilla contra la frente del chico (Aunque Brendan se preocupaba más por los pechos que se presionaban contra su cuello)- Solo le pregunté a Red donde compró esos geniales pantalones, nunca te cambiaría por él- al escucharla, sumando el calor de su cuerpo, la rabia del joven empezó a descender al punto de responder el abrazo de la mujer- ¿De verdad, pensaste que te dejaría por él?-

-¿Por qué no lo harías?- Brendan levantó su rostro para mirar directamente a la joven en sus bellos ojos- Red es el mejor entrenador del mundo, es mucho más maduro que yo y…pensé que sería más de tu estilo- Brendan podía ser un entrenador sumamente fuerte pero, fuera de los pokemon, aun seguí siendo muy inexperto en otros temas. Flannery lo entendía en cierto punto, tenía que reconocer que le gustaba mucho que ese joven se preocupe por ella.

-Pues, Red no fue quien me salvo del equipo Magma cuando intenté recuperar la roca del profesor Cosmo ¿Verdad?- Ella aun recordaba cuando se conocieron. Cuando Courtney estaba apuntó de derrotarla de no ser para la intervención del entrenador y su Treeko- Tampoco fue Red quien salvó Hoenn o destruyó el meteorito, ese fue “mi” Brendan- para ella, Brendan podía ser lo mejor que pudo haberle ocurrido a Hoenn, incluso si él mismo no podía notarlo. Tal vez estaba tan enfocado en ser un buen entrenador que ignoraba las miradas que lo codiciaban como Roxanne, May y, seguramente, cierta pelirroja.

-Entonces… ¿No me dejaras mi equipo?- preguntó Brendan un algo apenado pero aun sin soltar la cintura de la joven. Sonriendo, Flannery vio una oportunidad en esta playa oscura que no encontró en Hoenn.

-Pues, tal vez consideré quedarme si me das algo especial- continuó diciendo de manera más lenta y dulce mientras acariciaba la mejilla del joven con su suave mano-Y es verdad que me quieres, debes darme algo que solo mi Brendan puede-

-Flannery, yo…-

Lenta y dulcemente, ella apoyó sus labios sobre los de Brendan hasta terminar de sellar el trato. Él se aferraba a sus caderas y ella lo abrazaba del cuello, el tiempo se les escapó de las manos con simple hecho de besarse por primera vez. Flannery se sintió un poco culpable, siendo la mayor, ella era la responsable de esto pero, enérgicamente, Brendan no quería terminarlo. Podía sentirlo, era un beso salvaje pero cargado de dulzura y una pisca de erotismo. La pelirroja sentía como su mente empezaba a nublarse pero no podía dejarlo, sus brazos no deseaban soltarlo ni siquiera cuando el aire empezaba a terminarse.

-…Bren…Brendan...- contra sus propios deseos, ambos terminaron el beso al mismo tiempo que luchaban para recuperar el aire. Eso fue intenso, ambos se miraban ruborizados aun sin creer lo que había ocurrido ¿Fue lo correcto? La joven empezó a considerar lo que Norman le diría cuando se enterara que besó a su hijo con una diferencia de 7 años pero, al sentir que joven la miraba de una manera tan tierna, sabía que tomó la decisión correcta- Eso fue…grandioso- le dijo sonriendo para animar un poco el ambiente- Brendan ¿Dónde aprendiste a besar de esa forma?-

-Oh, bueno- sonriendo de manera nerviosa, el joven recordó que solo tuvo 3 experiencias previas sin contar los consejos de su madre-Supongo que es “Talento innato”-

-Pff, ajaja- ambos rieron un poco pero sin dejar de mirase a los ojos. Todo indicaba que sus aventuras en Passio se volverían mucho más emocionantes de ahora en más- Sabes…nadie dijo que estaba satisfecha- con malicia, la mujer volvió a encerrar Brendan en sus brazos esperando el round 2 pero, para su sorpresa, algo estaba saliendo desde el agua.

-¡Hey, ustedes!- asustando a la pareja, Misty los sorprendió sumamente enfadada- ¿Quién es el cretino que puso la lanzar piedras y le dio a mi Starmie?-

-Oh, ratas ¡Corre!- con el gritó de Flannery, ambos empezaron a correr mientras eran perseguidos por la sirena tomboy y sus ataques de agua.

Brendan aún no podía creer que acababa de besar a una de las chicas más bellas de Hoenn pero, con solo verla reír mientras Misty los insultaba, sentía que fue lo correcto. Extendiendo su mano, Brendan tomó la mano de ella antes de acelerar la marcha. Parecía que ya no había nada imposible para ellos ahora, podrían hacer toda clase de locuras…y las locuras de noche serían las mejores.

-Jajaja, apunta mejor Misty- gritó Flannery esquivando los ataques de la pelinaranja.

-¡¿Cómo rayos puedes correr tan rápido con esos melones?!- gritó la otra aun molesta.

-------------------------------



 
Arriba Pie