Los clásicos: Jimmy Corrigan, el chico más listo del mundo

Soichiro

Yukino's boyfriend

Registrado
11 Dic 2005
Mensajes
7,638
Ubicación
España
Offline
LOS CLÁSICOS

JIMMY CORRIGAN, EL CHICO MÁS LISTO DEL MUNDO

1617542811397.png


Título original: Jimmy Corrigan, the smartest kid on Earth.
Dibujo y guion: Chris Ware.
Primera edición: Pantheon Books (EEUU, 2000).

Las tiras de Jimmy Corrigan, el chico más listo del mundo aparecieron por primera vez en 1992 en un semanario gratuito de Chicago. En 1993 había sido parcialmente reeditada en ACME Novelty Library una serie de libros breves que contenían la obra de Chris Ware. En aquel momento nada apuntaba a que aquellas historietas semanales contribuirían a su brillante y coherente álbum de 380 páginas publicado por Pantheon Books en 2000.

El libro causó sensación en el mundo del cómic, algo similar a lo sucedido en su día con Art Spiegelman y Maus. La calidad homogénea del trabajo de Ware es todavía más sorprendente por tratarse de una saga que abarca más de un siglo. Esta historia incomparable presenta una trama de una complejidad casi proustiana, que se cimenta en interminables saltos en el tiempo a lo largo de tres generaciones de personajes de la misma familia. Cada uno de ellos guarda parecido con Jimmy y también comparte el mismo nombre o apodo, como si todos cultivaran semejante atavismo.

Ware describe a su héroe como un "paria solitario y emocionalmente incapacitado", lo cual confirma de forma clara la impresión de melancolía abrumadora que impregna su otra. Con un detalle minucioso, el lector sigue las tribulaciones de un solitario treintañero gravemente inhibido en lo que a acción se refiere y carente de toda ambición, pero que aun así sueña desesperadamente con ser Superman. En este contexto, donde la espera siempre predomina, la genialidad de Ware se consolida con su imaginativa representación y su visión constantemente renovada de una persona obstaculizada por su vida cotidiana. La representación de la vida casi a cámara lenta de Jimmy Corrigan y su languidez expresan la sensación del tiempo. Su arquitectura, densidad, modulación y ductilidad ofrecen el telón de fondo para una melodía circunspecta: la efusión de una conciencia.
 
Arriba Pie