Los clásicos: Tamara Drewe

Yukino's boyfriend
Registrado
11 Dic 2005
Mensajes
6,948
Ubicación
España
LOS CLÁSICOS

TAMARA DREWE



Título original: Tamara Drewe.
Dibujo y guion: Posy Simmonds.
Primera edición: Jonathan Cape (Gran Bretaña, 2005).

Bienvenidos a Ewedown, una localidad inglesa aburrida, clasista y anodina, "sin tiendas, ni autobús, ni escuela, ni oficina de correos", y con tres cuartas partes de sus residentes "oliendo a ingresos", y el resto apañándoselas como puede. Tras heredar la casa de su difunta madre, Tamara Drewe vuelve al lugar que la vio nacer. Gracias a una cirugía plástica en su nariz, Tamara se ha transformado en una mujer bella y seductora.

Los hombres sucumben a sus encantos en un abrir y cerrar de ojos: su antiguo novio de adolescencia, Adam Cobb; un batería, Ben Sergeant; un famoso escritor de novelas policíacas, Nicholas Hardiman, y el académico estadounidense Glen Larson, de visita en el retiro de su amigo escritor. La provocativa presencia de Tamara suscita una serie de reacciones en cadena en la sufrida esposa de Hardiman, Beth, temerosa de las incursiones amorosas de su marido, y en Jody Long, una teenager amante de los riesgos, decidida a perder sus "V plates" (es decir, su virginidad) con la estrella de rock, Ben, enamorado de Tamara. La traca final es un falso mail de Tamara, enviado por Jody, en el que ofrece a tres de sus admiradores "el mayor polvo de su vida".

Lejos del mundanal ruido de Thomas Hardy sirvió de inspiración a Posy Simmonds para la dinámica de deseo, mientras que sus sátiras sobre la "vida literaria" sirvieron para delimitar los egos y rivalidades entre escritores. Simmonds revisó a fondo las 110 entregas de Tamara Drewe en The Guardian para su novela gráfica homónima de 124 páginas, dio rienda suelta a las reflexiones de Beth y resaltó el papel de Glen como narrador externo. Intercaló amplios pasajes tipográficos escogidos entre sus guiones de cómic más convencionales e incrementó la tensión con páginas sin una sola palabra. Simmonds, una astuta observadora de las clases medias británicas, consigue que el lector empatice con la desesperación y la obsesión por la celebridad de los jóvenes de clase baja.
 
Arriba Pie