+18 Rol MegamanZX: Combate en Mega Metrópolis

Spooky Yuri Party

Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,582
Offline
Kro Ogro-Miau - Laboratorio de Biotecnología de Mega Metrópolis.

Habían pasado ya tres días y finalmente el maestro llegó a Mega Metrópolis. Me sorprendió que me citara en ambiente relativamente público como era el Laboratorio de Biotecnología en la ciudad, ubicado en una isla artificial al este de la ciudad. Tenía esperanzas de que hubiera abandonado finalmente a esos criminales de LNCN y se pasara totalmente al lado del MHI, pero las cosas no siempre resultaban como uno quería.

Identificación confirmada. Bienvenido Kro Ogro-Miau - dijo el dispositivo de seguridad del recinto.

Grrr... - regañé para mis adentros mientras entraba en el gran recinto. Que nombre tan ridículo me había dado esta vez, casi que prefería NPC.
Nada más entrar una furra tipo marmota se acercó y me habló dulcemente.

Ah si que tu eres el discípulo del señor Duke, ¡bienvenido pequeño felino! - dijo acariciándome confianzudamente las mejillas.

TSk... no me toques - dije apartando sus manos.

Upss... lo siento.. que regañón - murmuró - por aquí - dijo la furra.

Me sobé las mejillas y subimos a una especie de plataforma que se suspendía a ras del suelo
Nos movimos más rápido por lo que no había mucho tiempo de apreciar los detalles pero había mucha gente, vi muchos con bata, científicos, pero también algunos civiles aunque predominaban sobre humanoides marinos. El lugar era amplio y realmente hermoso, si no fuera un centro de investigación se podría considerar casi que un parque acuario, lleno de diversos tubos amplios con agua que servía como una especie de autopista para varios de estos seres.
No tardamos mucho en llegar una torre, a la cual bajamos de la plataforma y caminamos hasta un elevador.

Hasta aquí llegó yo, sube hasta el ultimo piso y arriba habrán tres puertas, en la del fondo y la más amplia esta tu mentor - dijo la furra. Le agradecí y seguí las indicaciones.
En el elevador, cuyas paredes eran traslucidas la vista era maravillosa, se veía gran parte del complejo así como Mega Metrópolis en el mar a lo lejos.
Salí del ascensor y caminé hasta la puerta final, iba a llamar pero esta se abrió sola y al fondo de una gran oficina estaba el maestro, de espaldas a mí, mirando por la gran ventana. Tragué saliva y entré. La puerta se cerró de golpe dándome un buen susto.

¡Yiak! - dije erizándome y dando un pequeño salto.

Veo que sigue siendo un gatito asustadizo - murmuró para luego dar media vuelta y se dejó caer pesadamente en una silla. Tenía una expresión de cansancio y apatía ya característica en él - ¿Cómo ha estado cadete? - preguntó.

Eh... bien, bastante bien... ¿y usted? - dije acercándome al escritorio.

Pues que cree... ¡mire estas ojeras! - regañó señalando sus ojos y tomó un frasquito con golosinas, cogió un puñado y se los echó a la boca. Comenzó a masticar y me ofreció con un ademan de mano a lo que señalé que no me apetecía. Me señaló entonces una silla la cual tomé y me senté frente al escritorio.

Y biemnn, dammme su informmme - dijo mientras masticaba.

Activé mi dispositivo y transferí la información.

Está todo a detalle, cronológicamente con fechas y bastante completo, como siempre. Sé que cometí muchos errores al inicio, pero... - decía.

Si si... lo revisaré después, ahora estoy algo cansado... huaaaahhh - bostezó.

Oh... ya veo. Entonces lo dejaré descansar. En el informe también están las ubicaciones que suelo frecuentar actualmente en la ciudad, así que si me necesita considere el tiempo que me tomaré llegar aquí desde esas ubicaciones. Bueno, me retiro - dije levantándome de la silla, hice una reverencia al estilo japonés y me alejé tan rápido como podía.

¡Un momento cadete! - dijo levantando la voz.

Glup... ¿si? - dije deteniéndome en seco y tragando saliva. Rayos, sabía que no me libraría tan fácil.

El informe lo leeré después pero no crea que lo llamé solo para entregármelo... si este es un informe detallado y técnico, le solicito aquí y ahora un informe informal, venga, cuénteme que ha sido de su vida, como se ah adaptado a la ciudad y a su cultura, seguro que lo aprecia más que esa mugrosa ciudad de Luxor - señaló el maestro.

Oh... vaya... pues... si, bien, creo que bastante bien hecho, eh conocido personas y lugares muy interesantes - afirmé.

¿Qué hay de la niña esa que lo acompaño de Luxor aquí? - preguntó.

Ah.. emm, a Roro la perdí en el aeropuerto, se marchó sin mas y por estar haciendo mis tareas con eso de las Armaduras no pude buscarla. Recién ayer, a cuatro días después que la perdí de vista supe de su paradero, esta en un internado... reformatorio mas bien, pasa que me mintió, dijo que era de aquí, de esta ciudad, pero si era de Luxor, ¡me mintió! - regañé.

Noooo me diga - dijo el maestro en un tono burlón y sarcástico.

Si si, sé que me lo advirtió y sé que ella es solo una vagabunda y ladrona problemática, pero tenía esperanza de que al cambiarla de ese lugar a esta ciudad haría que enderezara su camino. Como sea, creo que llevarla al reformatorio ese le hará bien, el lugar tiene buena fama y educa a los niños problemáticos, especialmente refugiados de Luxor que nadie quiere - afirmé.

Jajajjaa, ¿o sea que usted mismo la llevo allí?... jajaja, seguro lo odiará por eso, para un animal callejero nada peor que apartarlo de las calles, aunque a una perrita como esa le pongan una traje de seda seguirá siendo una mugrosa - se burló el maestro.

¡No hable así de ella!. Solo necesita un poco de disciplina, no es mala chica. Y por eso creo que valió la pena pagar por su estancia en ese lugar - afirmé orgulloso.

Jajaja de veras que me sorprende que... espere, dijo "pagar por su estancia"... ¡¿por qué carajos hizo eso?! - regañó - el dinero que usted tiene se lo di yo para que lo utilizará en sus necesidades, no voy a estar pagando por los cuidados de esa sabandija callejera!! - reclamó el maestro.

Es por una buena causa, se lo compensaré cuando pueda... y solo pagué un mes allí. Y también le compensaré lo de la enfermería del MHI - dije para calmarlo.

¡¿Enfermería... que enfermería?!... que carajos ah estado haciendo?!! - dijo revisando su dispositivo, proyectando de manera holográfica el informe que le di y comenzó a mover la mano para ir revisando el texto a la rápida. Su expresión al ir leyendo no anticipaba nada bueno.

Enfermería... moto robada... taller de Roy... incidente en Taka Corp, internado para Roro, factura de arriendo para un tal Jared... ¡¡¿qué carajos es esto??! - dijo cabreándose de repente.

Espere, puedo explicarlo... de hecho esta todo en el informe - decía pero de un salto el maestro había pasado sobre el escritorio y lo tenía ya sobre mí. Di media vuelta e instintivamente quise escapar pero sentí un fuerte jalón en la cola que me arrastró hacia él.

¡¡Maldita sea cadete, le di dinero para casi un año y usted se gastó casi todo en 4 míseros días!! ¡¡EXPLIQUESEEE!! - Gritó mientras me apretaba la cola.

¡¡Ayyyy, si... si le explicaré, solo suélteme por favor!! - rogué.

Lo hizo y tome distancia, sujeté mi cola de gato con ambas manos y la acaricié para disminuir el dolor.

Quiero un informe ¡Ahora! - exigió. Y céntrense en esos detalles de como es que se farreó MI DINERO!! ¡¡¿que se cree, acaso no sabe el trabajo que me costó robarlo?!! - puteó el maestro.

Esta bien yaa... por favor, le explicaré - dije haciéndome a la idea.

Bien para empezar... no partí de la mejor manera... y si, acepto que fue mi culpa - dije compungido - no le presté la debida atención al dispositivo que me dio y estuve a ciegas sin conocer las instrucciones de la prueba que me asignó - comencé a explicar.

La prueba era muy sencilla, primero debía lidiar con esos transportistas los cuales si bien operan fuera de la legalidad no son peligrosos, los conozco y eh tratado con ellos, no lo lastimarían o se las verían conmigo - regañó.

No tuve problemas ellos, me entregaron el dispositivo y un mapa, yo le di mi muestra de huella digital y se marcharon expliqué.

¿Y entonces cual carajos fue el problema? - regañó.

Me apresuré, no le presté atención al dispositivo, no lo resolví como debía desencriptando la información y en su lugar me enfoqué en el mapa. Fui hasta la zona del vertedero creyendo que Shadow Killer estaría allí y comencé a cavar usando las maquinas, aprovechando que los trabajadores de allí estaban en horario de almuerzo o mantención - expliqué.

Si será idiota... cavar allí... si hubiera desbloqueado el dispositivo como se suponía se habría enterado que esas armaduras solo eran señuelos y no el Shadow Killer real ¿acaso creyó que le daría una armadura tan poderosa así sin más, sin que se la gane? - protestó.

Bueno pero el caso es que tarde, pero si me di cuenta.. días después... cuando empezaron a aparecer mas de estas pero como no había prestado atención a los detalles solo conocía su ubicación cuando estas se activaban y todas en diferentes zonas por lo que tuve muchos problemas... la primera al emerger del suelo con explosivos me hirió gravemente y la misma armadura me llevo hasta la enfermería del MHI - expliqué con las orejas caídas.

Eso explica la cuenta de esa enfermería... ¿Qué es eso del pago de una moto robada? - reclamó.

Eso paso después, cuando se activó la segunda, la cual yo creía aun que era la única y la primera, se metió a una instalación y tuve que ir a prisa por ella, por lo que robé una moto. Ya la devolví, pero el dueño era un sujeto problemático que tuve que convencer con dinero para que no presentara cargos - añadí.

Claro y por eso ese granuja se aprovechó, con esa cantidad se hubiera compro moto y media... ¿Qué es eso de los repuestos para el Taller de Roy? - dijo el maestro revisando el informe en su dispositivo.

Eso fue por la tercera en activarse... irrumpí allí, causé algunos destrozos pero el dueño de ese taller se mostro amable y comprensivo... lo eh visitado todos estos días y forjamos cierta amistad... llegamos a un acuerdo, básicamente le conté sobre la prueba impuesta y partes de las armaduras se las estoy dando a él como pago - dije esperanzado que esta vez viera que no eran tan alto el monto.

Fuhhh - suspiró llevándose la mano a la frente como si tuviera jaqueca - ¿Qué es eso de "compensación de daños al la fabrica de minería? - increpó.

Básicamente siguiendo otra armadura tuve que manipular una grúa la cual... bueno no la operé bien y terminé volteándola... y tuve que pagar por eso también - dije esbozando una sonrisa torpe.

¿Daño a un carro de transporte en las afueras de la Armería? - leyó en voz alta.

Siguiendo otra armadura tuve un pequeño incidente que...

Pequeño incidente que le costó mas dinero... y así muchos otros... ¡con un carajo fueron incidentes peligrosos, algunos casi le cuestan la vida! Agradezca que han sido indulgentes con usted y solo le ah... me ah costado dinero... ¿Qué es esto de Taka Corp? "Deuda pendiente" v, aclárelo - reclamó.

Uhh... eso fue debido al primer incidente, comencé a decir. Si, eso si estuvo mal... pero es que como dije partí mal... si se fija, cuando me di cuenta de que en el dispositivo estaban las pistas necesarias pude moverme sin problemas y anticiparme a los movimientos de las armaduras, tras eso fue fácil cazarlas sin contratiempos - me justifiqué.

Ósea que mas vale tarde que nunca, ¿eso es lo que quiere decir? - regañó.

No no... bueno... que mas quiere que diga, todo esta en el informe - dije haciendo un puchero.

Arghh... no no no, no me venga con llantos ahora - regañó el maestro - ¿sabe que?, mejor vaya a darse una vuelta al recinto, verá que este lugar llama bastante la atención para nosotros como científicos, abajo hay una buena cafetería, vaya allí por comida y algo de beber si le apetece, salga al patio y sienta la grisa marina, lo que sea, pero vuelva en una hora, para lo cual ya habré checado este informe y así ambos nos calmaremos - dijo suspirando.

Lo siento mucho, maestro - dije apenado conteniendo las lagrimas. Se acercó y puso una mano en mi hombro.

Lo hecho, hecho está. Alegrémonos que aún siga con vida y en una sola pieza, todo lo demás es solucionable. Ahora ¡shuu! - dijo empujándome fuera de la sala - necesito calmarme y ver esto - casi que echándome afuera, luego cerró la puerta.

Seguí sus indicaciones y tomé el elevador ahora hacia abajo, mientras contemplaba la hermosa vista. Pero luego todo se nubló. Maldita sea, no pude evitar soltar lagrimas involuntarias, una vez mas había desilusionado y cabreado al maestro. Si hubiera prestado mas atención a ese tonto dispositivo habría obtenido antes las pistas de la ubicación de las armaduras y a donde irían, anticipándome así a sus movimientos, pero ya era tarde, como él dijo, lo hecho, hecho esta. Una prueba mas que fracasaba. Así nunca lo impresionaría. Me aseguré de secarme las lágrimas antes de llegar a la planta baja y de ahí fui a tomar un poco de aire ya que no me apetecía comer en ese momento.


----- UNA HORA DESPUES -----

Duke Kumomori - Laboratorio de Biotecnología de Mega Metrópolis.

Hasta ahora todas sus desventuras habían sido el típico desastre consecuencia de dejarlo deambular solo, aunque nada remotamente preocupante. Una moto robada, transportistas, chatarreros, mercenarios, civiles molestos, todo manejable. Pero esa incursión en aquella instalación podría representar un problema. Se había involucrado con un empresario de recursos y eso nunca era algo bueno. Que pusiera "deuda pendiente" y no una suma establecida me intrigaba para mal, pero si seguía regañándolo solo terminaría por desmoralizarlo y luego sacarlo de ese pozo costaba más trabajo para mí. Debía ser indulgente.
Creo que el estar tan cansado me haría bien, sino hasta le hubiera dado una buena tunda.

Cadete en proximidad - sonó una alarma.

Fuhhh - suspiré y traté de poner una cara mas jovial pero sabía que en el fondo solo me cabrería más, debía aclar este incidente con esa empresa para salir de dudas.
El cadete entró y su rostro lucía igual de miserable sino es que mas que cuando se fue hace una hora.

Ok, según su informe, dice que se coló en esa instalación siguiendo una de las armaduras... la cual no recuperó, pero se las ingenió para escapar... ¡¿y después usted mismo se entrega voluntariamente ante esta empresa?! - dije tratando de no sonar tan severo.

Yo quería aclarar las cosas. Creo que fue lo mejor, me ahorré problemas y futuros enemigos. Si bien no me agrada, el señor Takemura resultó ser bastante razonable después de todo - dijo el cadete levantando la voz y mostrándose con convicción para variar.

Bah, no se engañe cadete, siempre habrán futuros enemigos, pero acláreme bien lo que ocurrió en esa reunión... a detalle - exigí. El cadete suspiró y a reanudó su informe.


Kro Ogro-Miau - (Informe del incidente de Taka Corp)
Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata

Ese día, había dejado el taller de Roy, bien tarde en la noche - comencé a contar al maestro - tras bañarme y dormir un poco me sentí bien viajando en moto hasta la casa de Jared, el sujeto que mencioné antes que me ofreció compartir arriendo en su casa y que también resultó ser un empleado de Taka Corp. Fue él quien me disparó con esa arma no letal y a quien lastimé para poder escapar - expliqué.

Dicho de otra manera, si hubiera sido armamento letal no estaríamos teniendo esta conversación - interrumpió el maestro.

Errr... si... - dije bajando las orejas - el caso es que el no estaba en casa, solo estaba su hermano menor... pero por video llamada nos contactó y le expliqué que estaba dispuesto a aclarar las cosas. Él llegó por la mañana y me ofreció ayuda, así que pactamos una reunión con su jefe ese mismo día por la tarde - informé.

Ya veo. Ósea que esto debería habérmelo contado al inicio pero lo omitió ¿De cuánto dinero estamos hablando esta vez? - dijo el maestro como mordiéndose el labio.

Eh... no... eso fue lo mas extraño. Él no quería dinero sino otras cosas. En primera, quería saber sobre mí y por qué me colé allí sin permiso, creía que era un habitante de Luxor, de esos que van voluntariamente a las pruebas que allí se hacen... pero les dije la verdad, sin llegar a comprometerlo a usted, claro - le dije para su tranquilidad.

¿Exactamente qué le dijo? - dijo el maestro frunciendo el ceño.

Para empezar, que no era de Luxor sino que provenía de la selva. Que estaba resolviendo un examen ideado por mi maestro, una prueba para obtener su permiso para convertirme en un cadete Hunter de la MHI. Y esa armadura era una de varias por rastrear - expliqué.

Ok, me deja una vez más como el malo, pero eso no importa. Aclarado eso, ¿Qué más quería? - preguntó el maestro.

Como dije, no se intereso en ningún tipo de compensación monetaria, pero si mostró interés en mi... sí, quería saber más de mí, partiendo de cómo es que logré recuperarme tan rápido del efecto de esa arma no letal, a lo cual respondí una vez con la verdad, que a base de haber vivido en la selva recibí entrenamiento para ello, tolerando diferentes niveles de dolor a base de inoculación de veneno en dosis controladas - expliqué.

Umm... ok, algo revelador sin duda, pero creo que actuó bien ahí, su perfil asignado se adapta a esa explicación, así como su nuevo nombre - dijo el maestro.

Si.. en base a eso, aquel nuevo nombre me molesta más que "NPC" suena demasiado primitivo... incluso algo infantil, sugiero que... - le decía.

La tribu Ogro de aquella selva se divide en varias razas de furros - interrumpió de inmediato el maestro - el apellido "Ogro-Miau" para especies de felinos pequeños como la suya, así que no importa lo que piense del nombre, ya que calza y así se mantendrá hasta que nuestra misión finalice ¿queda claro? - dijo el maestro con poca paciencia.

Err... pero - comencé a regañar.

¡Pero nada!... estamos en una misión y los nombres no podemos elegirlos simplemente. Que le guste o no, es irrelevante - dijo apáticamente.

¡Pero usted dijo que me devolvería mi nombre si lo ayudaba en esta misión y es lo único que pido, no creo que un simple nombre importe!¡¡Pasé las pruebas, me lo eh ganado!! Usted.. usted esta faltando a su promesa - reclamé un poco consternado.

Fuhh... como fastidia... si fuera mas observador se daría cuenta que lo que me pide ya lo tiene - reclamó.

¿Eh, eso que significa? - dije extrañado y molesto.

Cuando vaya a descansar ordene sus ideas en esa cabecita que tiene, respire hondo, medite y piense bien en lo que le eh dicho. Usted conoce nuestras costumbres, si damos nuestra palabra la cumplimos siempre. Y yo le eh cumplido, solo que no se ha dado cuenta por actúa, siempre de manera descontrolada y errática. Ahora, continué con el informe antes de que pierda la poca paciencia que me queda - refunfuñó.

Me quedé en blanco... sus palabras eran un enigma pero había dejado en claro que ya me había dado lo que quería y eso no lo comprendía. Claramente se seguía burlando de mí con lo del nombre pero si dijo que había cumplido su palabra entonces...

¡Dije que continuara!... - dijo moviendo la mano y sus dedos sonaron fuertemente lo cual me erizó el pelaje así que retomé rápidamente el informe, sea lo que sea lo averiguaré después, de momento mejor no provocarlo más.

Bueno yo... eh... es... yo... - dije queriendo seguir pero me había puesto muy nervioso de repente.

Arhhh - suspiró cansado - Había dicho que estuvo con el dueño de esa empresa y si no le pidio dinero es por qué es lo que menos necesita, así que seguro lo examinaron, ¿Qué más querían de usted? - dijo el maestro más fatigado que molesto ahora.

Ah sí. Si, eso. Bueno, me examinaron y yo lo permití. Escaneos con láseres, sin usar métodos invasivos pero solo al inicio. Luego fue el mismo señor Takamura quien retiró a su personal y me examinó, revisó todo mi cuerpo, aunque de manera gentil, pero sus toques eran cada vez más atrevidos y morbosos, seguro pensó que era uno de esos gatos lujuriosos de la selva y saltaría a su pies. Si, de examinar nada, todo fue una excusa para tocarme y ver si me entregaba, me dijo que era un "digno y bello espécimen" pese a mi carácter arisco. En definitiva yo creo que ese sujeto no es mas que el típico adinerado y degenerado - dijo algo molesto.

Todos en esa ciudad lo son, pero enhorabuena, mejor que esos desgraciados religiosos de Luxor. Y entonces ¿lo dejó ir sin mas tras eso? - dijo escéptico.

Bueno, no exactamente... si bien no lo dijo de manera explícita, al no haber represalias y al no querer compensación económica por el incidente, quiso dar a entender que le debía algo. Durante ese... "examen" en que tocó bastante, incluso íntimamente, era obvio lo que quería así que le dije tal cual lo que pensaba de él - dije algo enfadado recordando el hecho.

Ah sí... ¿y que fue eso exactamente? - preguntó el maestro.

Bueno que... que si bien el también me parecía un "digno y bello espécimen" eso se lo reconocí, y si llegue a tener una erección con esos toques... personas como el me resultan desagradables... son los típicos humanos avariciosos que nunca están satisfechos con lo que hacen, entre mas tienen mas quieren, arrasan la naturaleza, les pasan por encima a todos cuanto pueden o someten a otros, ¡son como enfermos que solo quieren tragarse el mundo y ni así estarían satisfechos! - dije levantando la voz sin querer. El maestro frunció el ceño ante esa reacción ya que no le gustaba que me dejase llevar por mis emociones sobre todo durante los informes.

Odio ese tipo de gente - dije desviando la mirada - y le aclaré a ese tipo que nunca intimaré con alguien que me parezca así de desagradable. Tal vez sea guapo y pervertido, pero ese tipo de mentalidad me enferma - dije apretando el puño.

Ya veo. Es usted muy joven aún, todavía deja que sus prejuicios dominen su razón - dijo el maestro cambiando de expresión a una más aburrida.

¡Que, eso no es cierto! - reclamé.

Lo es. Según su informe lo prueba. Eso sujeto no tomo represalias, lo trató bien pese a infiltrarse en una de sus instalaciones y dañar a uno de sus empleado, no mostró hostilidad pero usted si, y todo por que antes trató con un sujeto así... su propio padre ¿verdad? - dijo esbozando una sonrisa burlona.

¡¡Eso no es de su incumbencia!! - dije ahora si gritando y perdiendo la paciencia rápidamente.

No lo es - dijo seriamente - Pero guiar sus pasos para que no cause problemas a la misión, a mí y a usted mismo mientras estemos aquí si lo es, mi deber como maestro - dijo elocuentemente - así que le diré esto; si le gusta el sexo hágalo, tome lo bueno que le ofrezcan, no tiene por que gustarle la mente o creencias de otras personas para disfrutarlo, eso es lo bueno del sexo, dejarse llevar. Dele lo que pide y ya no estará en deuda con él - dijo elocuentemente.

¡¡Ni de broma. Ese no es mi estilo. Jamás en la vida yo y ese sujeto... - reclamaba.

¡Úselo! - dijo el maestro interrumpiéndome.

¡¿Que?! - dije desconcertado.

Lo que dije. Úselo. No lo vea como que él lo usará a usted, sino usted a él. Y no me refiero solo al sexo - dijo el maestro.

¿A qué se refiere... quiere que lo espíe o intente apoderarme de sus recursos? Por que eso tampoco lo haré, además... - decía.

No me refiero a eso - dijo haciendo un gesto con la mano - Primero, debe aceptar que tiene prejuicios con ese perfil de personas por su pasado, pero este sujeto no es su padre. Usted no lo conoce, no sabe si será igual aunque tenga muchas similitudes o represente ideales que no le gusten. Hable con él, vea las cosas de su punto de vista, de donde nace su ambición, por que ese afán de seguir y seguir si ya tiene la vida resuelta - dijo con tranquilidad.

No... no lo... me resultaría difícil - reclamé.

Y por eso con mayor razón debería. Esta aquí para aprender y mejorar, no lo logrará estando solo donde este cómodo - comentó - En mi opinión, ese tipo de sujetos son los que hacen avanzar al mundo, no solo nosotros los científicos como a veces nos gusta creer, es la ambición de esos tipos los que mueven las cosas para bien o para mal. A veces estos empresarios llevan vidas demasiado ocupadas y eso los hace inaccesibles, por eso pese a todos sus recursos a veces están solos, solo tienen placeres inmediatos ¿no se le había ocurrido? así que si se le da la oportunidad le recomiendo pasé algo de tiempo con él, quizás lo comprenda mejor y aprenda algo útil - comentó el maestro.

¡No necesito revolcarme con la basura para saber que esta apesta! - reclamé.

Es su decisión. Y ese es mi consejo, no una orden, así que allá usted. Mantenga sus opciones a la mano. Observe, explore y después saque sus conclusiones, sea que desmientan sus convicciones o las reafirmen. Pero no actué solo por prejuicios - aconsejó.

Grr... lo... lo tendré en cuenta - dije a regañadientes.

Bien, eso es todo. Vaya y descanse, luego incluya meditación en su rutina diaria, no me importa donde y no me importa cómo, solo hágalo. Le hace falta. Esta usted muy estresado, la prueba de las armaduras debió ser fácil y usted se complicó la vida solito - refunfuñó.

No... no volverá a pasar - me apresuré a decir.

Si le hiciera plantar un árbol cada vez que me dice eso ya tendríamos un bosque. Bueno pasemos a lo ultimo y mas sencillo - dijo caminando hacia sus monitores - ¿Que hay de estas personas que esta frecuentando?; Jared, Nilson, Roy... incluso el comandante Eagle.... parece mostrar cierta simpatía por ellos, creí que solo era esa niña Roro pero veo que tiene cierta... - hizo una pausa como regurgitando la palabra - "amistad" por esta gente - añadió asombrado.

Jared y su pequeño hermano Nil son mis actuales compañeros de casa, esa ubicación me permitía una buena cercanía a varios puntos de la ciudad que son de mi interés incluido el cuartel del MHI. Y si, son personas agradables, Nil es muy independiente y centrado pese a su edad, me ha mostrado varios videojuegos entre otros aspectos de la cultura de este lugar, además tiene un perro muy bonito y Jared... es algo descuidado, parece como si él fuera el hermano menor pese a su edad jaja, es desordenado y fiestero, pero muy leal a su empresa y a su jefe, suele dar consejos sin que se lo pidan así que sus buenas intenciones se agradecen - dije con gran ánimo. Me era fácil hablar de personas que me agradaban a diferencia del señor Takemura o esos transportistas.

Entiendo... y también ese chatarrero, ese humanoide cobra - dijo con poco interés.

¿Roy?... ¡Roy es genial! Y muy guapo e inteligente, me encanta pasar tiempo con el, por eso lo visito siempre que puedo, habla mucho pero me encanta escucharlo, sobre todo por las noches, me ah mostrado películas y cocina muy bien, también me ah mostrado algunos lugares interesantes de la ciudad, le eh acompañado una tarde a varias partes por motivos de su trabajo, la verdad no me importaría ser su asistente, o tener algún tipo de relación mas intima con él - admití.

Ja, quien lo diría. La última vez que estuvo con una serpiente casi que lo comen vivo - dijo el maestro recordándome ese incidente - pero ¿también el comandante Eagle?... se suponía que el sería su blanco - increpó.

Emmm... averiguo de èl. Perdió a un gran camarada... alguien íntimo, en el último ataque. Por eso intento distraerlo mediante alguna actividad. Mi sempai Oswald en la academia me dijo que cuando alguien pasa por un duelo difícil lo mejor es tratar de darle una actividad nueva o algo en que distraerse. Y eso haré. Además, me ah enseñado algunas técnicas de su estilo particular el cual me vendrá bien - dije convencido.

Que quiere que le diga... por una parte me parece bien que se adapte, pero que sea tan entusiasta con personas que apenas conoce es también algo preocupante. La amistad es una herramienta de doble filo, así que no se emocione tanto con esa gente - aconsejó.

Lo tendré en cuenta maestro. Pero bien, ya que aclaramos todo, y cualquier detalle esta en el informe escrito, es hora de que usted me ponga al tanto. Me encantaría escuchar su informe, que paso en Luxor y por que está aquí - dije jovialmente.

¡¡Usted... ¿USTEED ME EXIGE A MI?!! - casi que explotó en rabia el maestro desconcertándome y alarmándome por completo. Sabía que todo eso de la amistad le cabreaba pero no esperé que estuviera tan molesto y se estuviera conteniendo así. Debí largarme cuando podía.

¡¡Después de todo ese alboroto tiene el descaro de venir a exigirme A MÍ un informe... ¡¡¿Quién rayos se cree?!! - regañó hasta que choque de espaldas contra la pared quedando arrinconado.

No no, yo no... - decía.

¡Silencio! Yo no tengo por qué explicarle nada, usted solo debe obedecer y hacer sus tareas cada vez que yo se lo ordene, nada más, si considero que deba enterarse de algo se lo informaré pero nada más, lo que yo haga es cosa mía! - dijo levantando la voz.

Si si... dije con los ojos cerrados.

Bueno, supongo estará confundido... si, tuve que venir aquí y no fue porque quería, al menos no tan pronto... mi asociado de la LNCN me ordenó venir - admitió mientras tomaba distancia de mi.

Ah... ya veo - dije recuperando mi respiración ahora agitada.

Es una lata... ese maldito Vile solo me utiliza como uno más de sus peones pero prefería eso a tener que lidiar con estos imbéciles de la MHI, ¡¡ahora tendré que lidiar con ellos igualmente Chikushou!! - regañó.

Ya veo. Bueno, lamento haberlo mencionado, me retiro - dije intentando escapar.

Mi paciencia de por si se pondrá al límite así que le ruego me ayude en esto y esté atento - advirtió - debemos mantener un bajo perfil y apegarnos a nuestras identidades pero si las cosas van mal me veré obligado a matar y llegado a ese punto haré que valga la pena, tras eso deberíamos vernos obligados a salir rápido de aquí así que mantendremos contacto cada vez que podamos ahora que estamos cerca. Mañana le dará rutas de escape y la ubicación de nuevas posibles guaridas si las cosas salen mal - avisó.

Entiendo. Y espero que no lleguemos a eso. No quiero que nadie muera - dije sinceramente.

Esperemos que así sea. Vaya a la MHI, busque a esa niña de Luxor, viva con ese sujeto y su hermano y visite a esa tal cobra o a ese empresario todo lo que quiera, pero no se encariñe demasiado con ninguno de ellos... - sentenció.

Glup... Entiendo - dije tragando saliva. Me despedí con una reverencia al estilo japonés y me marché.

Como sea, no se si sería bueno que el estuviese por aquí pero de momento lo que mas temía no pasó. No nos marcharíamos en un buen rato de Mega Metropolis, ni me prohibió ver a las personas que conocí, solo que el no trataba con gente "no científica" y por eso le desagradaban los civiles.
Con algo de suerte pronto me tendrían en cuenta para participar en alguna misión del MHI y entonces el maestro me daría finalmente al verdadero Shadow Killer. En solo 4 días había conseguido adaptarme bien y esperaba seguir conociendo personas agradables e interesantes en el MHI.

-----------------------------------------

Shademan Shademan listo el informe de las desventuras de mi gato en esos días.
Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata Mención a tu personaje y al incidente con tu empresa.
 
Última edición:
Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
5,052
Offline
[Takeo]

En Taka Corporation... En mi residencia privada...

Desperté tras un tranquilo descanso de unas seis horas. Alpha estaba a mi lado. Durmiendo con mucho gusto, aunque algo más cerca de mí. Desconozco si mientras dormía se abrazó a mí en algún momento, pero igualmente me hubiese gustado esa reacción, en el caso de que hubiese ocurrido y lo hubiese sabido. Acaricié su pecho para despertarle suavemente.

(Takeo) ¿Cómo dormiste?

Me dijo que bien, aunque ahora está muy cansado.

(Takeo) Recién despierto es normal. Pero es bueno que tu cuerpo se vaya acostumbrando a ciclos de sueño razonables. Nunca se sabe cuando puede ser necesario ponerse en acción y si te pillan dormido puede ser peligroso, ¿Verdad? No dormir nada es muy malo, pero dormir demasiado puede debilitarte. Lo normal es dormir entre seis y nueve horas.

Me pregunta cuanto durmió.

(Takeo) Justo seis horas. Así duermes lo que necesitas, pero sin excederte. Vamos... Ya verás como te despejas más deprisa.

Le animé a reincorporarse, levantarse y desperezarse. Le enseñé algunos trucos. Estirar las extremidades. Sobre todo donde siente que aún está algo flojo y después relajar. Nos vestimos y le acompañé a la siguiente prueba.

En el subsuelo...

Se cuenta con varias piscinas aquí, por supuesto. Y la temperatura varía en función de lo necesario. Caliente, templada y fría. Empezaremos por la fría. Se quitó la ropa de nuevo, pero esta vez usaría un bañador. Se acercó al agua y metió un dedo diciendo que estaba fría.

(Takeo) Lo sé. Debes tener en cuenta que a pesar de lo bien que se siente el agua templada o incluso caliente, la gran mayoría de las veces te encontrarás con agua fría. Debes acostumbrar a tu cuerpo al elemento. Y además... Como en el agua haces esfuerzo físico, tu cuerpo generará carlor y te ayudará a contrarrestar la temperatura. Antes de que te des cuenta, no te resultará tan incómoda. El truco está en lanzarse de golpe, pero de forma adecuada para no hacerte daño y para tener mayor ventaja.

En una holopantalla de entrenamiento para los soldados se puede ver una forma profesional de lanzarse y como moverse para nadar y bucear como es debido recalcando cuando aprovechar para respirar y cuando no respirar para nada y así evitar ahogamientos.

(Takeo) Ten confianza. ¡Tú puedes! Adelante.

Pude notar que le dí mayores ánimos y asintió decidido. Se acercó al agua, respiró hondo, se puso en posición y se lanzó al agua de golpe. Lo pude ver perfectamente, aunque se quedó en el fondo. Lo veía tranquilo y es imposible que se halla ahogado tan rápido. Así que me quedé mirando sin intervenir por ahora. Por lo que podía ver, parecía un poco tenso por la temperatura, pero al menos sabe que debe aguantar la respiración. Le vi abrir los ojos, sentirse mejor. De hecho... Parece verse a sí mismo moviéndose y notando el agua. Y parece... ¿Reírse? ¿Está feliz? Mira hacia arriba, apoya los pies en le borde e la piscina y se impulsa de tal forma que... ¡Parece una bala! Sale disparado hacia arriba haciendo que el agua se mueva violentamente y acabe yo mismo empapado. No sabía que decir. Solo pude verle alcanzar una altura media, girar decidido para volver boca abajo y dejarse caer en el agua con maestría.

(Takeo) ...

No sabía que decir. Solo pensar.

(Takeo) Pensamiento: Asombroso...

Se me dibujó una sonrisa en la cara viendo lo visto. Menos mal que el techo es alto en este lugar debido a la necesidad de haber instalado trampolines a diferentes alturas para ciertos entrenamientos. Si no, quizás se hubiese dado de morros contra el techo. Le vi moverse en el agua. Se movía como un pez. ¿Qué digo como un pez? ¡Como un delfín! No necesita ni entrenamiento en ello, aunque igualmente le hará mejorar mucho más y hacer cosas que ni imagina. Pero moverse en el agua... ¡Lo lleva en el instinto! Así que solo podía fascinarme por lo que podía ver ante mí. A ratos saliendo del agua de un impulso más suave y dejarse caer para volver al agua. Probando ahora como en los videos. Nadando en superficie imitando a los del video de prácticas, pero a veces usando su propio estilo para acelerar. Parece obvio que en su caso hará falta un lago enorme o incluso el océano para un entrenamiento más adaptado.

(Takeo) ''Aplausos'' ¡Muy bien! ¡Suficiente! ¡Maravilloso trabajo!

Le señalé el borde para que viniese a su ritmo y se quedase sentado viendo el agua. Cogiendo de ese agua para verla en sus manos muy emocionado. me acerqué para darle la enhorabuena, pero entonces surgió algo que me dejó sin habla. El agua... ¡Se mueve! Se eleva. El agua en sus manos y una poca de la piscina se elevaban y las concentraba en una esfera. Y a juzgar por sus manos y lo concentrado que está... ¡Sí! ¡Lo hace él!

(Takeo) Alpha...

Me atendió dejando que el agua volviese a caer a la piscina.

(Takeo) Nunca imaginé que tuvieras ese poder...

Me dice que él tampoco lo sabía, pero que sentía que podría hacerlo.

(Takeo) ¡Eres maravilloso! ¡Hazlo otra vez, por favor!

Lo hace de nuevo fácilmente. Y juega un poco moviendo el agua incluso alejada de nosotros. Y hasta puede... ¡Despejar el agua haciendo que parezca que se forma un agujero que despeja el fondo de un punto concreto! Se le ve muy feliz. Terminó la demostración y le ayudé a reincorporarse para verle aún más emocionado quednado a su altura.

(Takeo) Me siento muy orgulloso de tí. Además de fuerte y rápido, eres todo un profesional en el agua y puedes incluso controlarla.

Le di un abrazo haciendo que se emocione, pero entonces me comenta que me nota mojado. Al terminar el abrazo, se lo digo.

(Takeo) En tu salida inicial desde el fondo a la superficie hiciste un fuerte estallido de agua y me empapaste, pero no pasa nada. Ha merecido la pena ver algo tan fascinante.

Igualmente sintió que tenía que arreglar el incidente. Y usó su poder para captar toda la humedad en mí y en mi ropa separándo hasta la más mínima gota de humedad sin importar lo profunda que esté. Y haciendo bonitos movimientos con esa agua en el aire redirigirla a la piscina. Me toqué por todas partes. ¡Estoy seco! ¡Todo en mí está seco! Sonrío ante ese gesto.

(Takeo) Te lo agradezco, Alpha.

Sin poder evitarlo, puse mis manos en sus hombros y uní mis labios con los suyos. No sé si le habré sorprendido mucho, pero me lo permitió. Fué un beso sencillo. De boca cerrada. Nada de lenguas. Solo contacto y correspondencia. Tras el beso, le vi sonreír. Parece que ha captado la intención del beso. Un agradecimiento. Un halago. Una muestra de cariño.

(Takeo) Vamos para nuevos entrenamientos, pero dejemos los del agua para otros días. Debes fortalecerte en otros entornos distintos y cuando vuelva a tocar el agua me aseguraré de que los encargados del análisis estén cerca de la piscina. Será divertido ver como les mojas sin quel o esperen al mismo tiempo que les dejas con la boca abierta...

Nos echamos unas risas mientras tocaba cambiarse para nuevas pruebas. Y por supuesto, se le tomaron todas y cada una de las medidas de su cuerpo para iniciar la investigación y el desarrollo de una armadura que le quede perfecta. Justo a su medida en todos los sentidos y que le permita conservar el control del elemento agua y hasta ampliarlo, de ser posible. Por supuesto, será necesario equiparlo con armas que no se vean afectadas por el agua. Me confirman que en unos días deberían tenerla lista. Espero que le guste el diseño a Alpha. Mientras tanto, supervisar entrenamientos. A veces cuando estoy muy ocupado que el bueno de Bolsonaro lo supervise y lo guíe, pero siguiendo ciertas pautas.

A la mañana siguiente... En la instalación de pruebas...

Inesperadamente, me tocó acudir ahí de forma excepcional. El empleado que recibió el ataque del intruso contactó conmigo personalmente. Es extraño que empleados de bajo rango soliciten hablar conmigo urgentemente, pero no está prohibido. De hecho, me alegra hablar con alguien más que no sean los que han conseguido altos rangos o puestos especiales. Así que acepté con mucho gusto la llamada. Por lo visto, me dijo que el intruso apareció por su casa y que solicitó arrendar una habitación. Eso me agradaba, porque significa que ya sé donde puedo localizarlo o quién podría facilitarme contactar con él. Sigo intrigado por ese intruso. No solo por haber logrado colarse en el lugar a pesar de la férrea seguridad, sino resistir un arma que debería haberlo dejado incapacitado por completo durante bastante tiempo. Por no hablar de que seguramente es un sujeto joven y atractivo... ¡Eso no puedo perdérmelo! Me dijo que el intruso quería explicarse con él y también conmigo. Y si podía reunirme con ese intruso. Así que le confirmé que sí. Que me encantaría. Y que sea él quien se encargue de llevarlo. Que ya avisaré al personal de seguridad que le dejen pasar. Y ese día una media hora antes del momento acordado llegué al lugar. Así tendría tiempo para saber qué habían averiguado de esa armadura extraña. Y me confirmaron los detalles.

(Takeo) ¿Y bien?

Han hecho múltiples cortes, todo tipo de pruebas, experimentos, exámenes... ¡De todo! Y confirman que no es más que una de las muchas aleaciones conocidas. No es de las más comunes, pero tampoco es de las raras. De hecho, no se aproxima ni siquiera a las aleaciones que se han logrado crear en esta empresa. Tanto conocidas como secretas. Aunque sí está reforzada.

(Takeo) Ya veo... En ese caso, ¿Por qué fué tan difícil vencerla?

Me explican que tras revisar las grabaciones captadas por seguridad durante el combate pudieron deducir que era por la programación interna de sus circuitos integrados. De hecho, encontraron puntos diseñados para generar y liberar lo que parece ser un diminuto campo antigravitatorio. Muy escaso. Lo justo para que los movimientos fuesen más fluidos, ligeros y pudiese impulsarse más fácilmente alcanzando buenas alturas. Y también encontraron pequeñas salidas de propulsión. Totalmente insuficientes para dar un impulso adecuado. Solo lo justito para dar algo más de velocidad a la armadura sin que se perciba que lleva ese extra equipado. No muy práctico, pero sí ingenioso. Una buena forma de ganar ventaja es esa. Tener algo sin que se sepa que lo tiene. A parte de eso, pues que la capa exterior de la pintura metalizada de la armadura estaba mezclada con una solución que la hace impermeable incluso a los ácidos más fuertes y también al plasma en estado habitual. El resto de resistencia a proyectiles es propia del metal. Nada del otro mundo. Lo que explica su resistencia a la munición en general.

(Takeo) Muy interesante... Una armadura que parece mucho, pero es solo apariencia. Una forma de hacer creer que uno se enfrenta contra algo sofisticado, pero que relamente no lo es. Y que por su naturaleza permite abaratar un montón los costes.

Reconozco que hubiese sido genial que se me hubiese ocurrido a mí también, pero tampoco puedo negar que aunque se me hubiese ocurrido no lo hubiese hecho. No tengo necesidad de abaratar costes y mi empresa es conocida por ofrecer la mejor calidad. Hacer una armadura así sería como coger un lindo conejito y prepararlo para que aparentemente parezca una liebre. Y sobre la programación interna, me confirman que tuvieron un problema.

(Takeo) ¿De qué se trata?

Parece ser que cuando se enlazaron al circuito se toparon con algo nunca visto. Un bloqueo de emergencia que debía reconocer no solo la conexión al circuito, sino también un tipo de metal y forma de clavija en cuestión. Y después reconocer el software que se intenta enlazar. Cuando se conectaron a la armadura y procedieron con la conexión para su análisis interno se activó ese bloqueo y se inició un formateo rápido perdiendo toda la información. Afortunadamente, los circuitos seguían físicamente intactos. Por eso pudieron identificar las piezas por separado logrando identificar los sensores que detectan metal y que en el fondo terminaba con una forma específica. Por eso han podido deducir eso que me han comentado. El software se borró, pero las piezas son lo que son. Debo decir que lejos de molestarme, me sentí intrigado. Para ser una armadura que realmente es menos de lo que aparenta, ¡Ese protocolo era bueno! Se ve que invirtieron mucho en crear una forma de que no se pueda identificar el origen. Donde se creó tanto la armadura como su software para que fuese autónoma. Es una pena debido a que así no se puede saber si era totalmente autónoma o si alguien la controlaba a distancia. Pero al menos ya sé que su creador no es el típico chapuzas con pocos recursos que intenta infiltrarse torpemente en mis asuntos. Es alguien con dinero y recursos. ¿Quizás la competencia? En cualquier caso, no hay nada aprovechable ni en el circuito ni tampoco en el metal. Nada que merezca la pena conservar.

(Takeo) Bueno... No todo está perdido. Conservad las piezas de identificación de metales y de forma inhabituales. Podríamos crear los nuestros propios incluyendo nuestro propio programa de seguridad guiado por esos parámetros físicos.

No es mucho, pero algo es algo. Me preguntan qué hacen con el resto, pues es todo lo mismo. Lo único diferente es la placa con la letra o el número, sea lo que sea. Me quedé pensando. No creo que ese intruso halla intentado tanto por algo tan ridículo como esa armadura. Lo único que parecía valer la pena era su software interno y se ha perdido. Y lo único notorio era esa placa.

(Takeo) Conservad la placa y las piezas que os he indicado. El resto... Podéis desecharlo.

Parece que faltan pocos minutos para la reunión acordada. Así que tras felicitar a mis empleados, me dirijo a la sala de reuniones. Me comentan que el empleado con el intruso han llegado y ambos han pasado los procedimientos de seguridad y escáner perfectamente. No hay peligro. Jared lo guía hacia la sala y le invita a entrar. Saludo al empleado y le digo que puede retirarse. Que nos deje solos.

(Takeo) Al fin nos conocemos. Soy Takeo Takamura. Dueño de Taka Corporation. ¿Con quién tengo el honor de hablar?

Me dijo su nombre. Me recuerda a nombre primitivo, la verdad. Y suena muy exótico... ¡Me gusta! Me dijo que procedía de la selva, lo cual despejó mis dudas.

(Takeo) ¡Mucho gusto!

Me preguntó que cuanto dinero quería para compensarme por su intrusión pasada.

(Takeo) ¿Dinero? No. No quiero dinero.

Me preguntó que entonces qué quería.

(Takeo) Por ahora... Solo quiero hablar. Me gustaría saber varias cosas. Como por ejemplo... ¿Cómo conseguiste resistir y recuperarte tan rápido de un disparo certero de nuestro armamento no letal?

Parece que se entrenó intensamente en la selva. Resistiendo diferentes niveles de dolor y también veneno en dosis controladas. ¡Vaya! Eso sí que es digno de elogio. Entrenamiento envenenando su cuerpo... ¡Nunca lo hubiese imaginado!

(Takeo) Creo que empiezo a ver de donde surgió esa gran energía de tu interior. Cuerpo, mente y espíritu cultivados a la antigua usanza. O más bien, a la originaria usanza.

Dije haciendo referencia a sus orígenes primitivos. Puede que no tengan ninguna o casi ninguna tecnología, pero a veces su forma sencilla de vivir me da envidia. La conversación terminó ahí y ahora le dije que antes de irse me gustaría estudiar mejor su estructura física. Me llena de curiosidad poder examinar una criatura entrenada de forma tan impresionante. Se le hicieron pruebas de todo tipo. Obviamente, estando desnudo del todo. Quería que mi personal hiciese un informe completo de su físico y de todo lo que se pudiese conseguir sin necesidad de nada invasivo. Ni agujas ni cosas dolorosas, incluso aunque el dolor sea casi inexistente. Al menos por ahora. Pero cuando acabaron, solicité que recogiesen al menos una muestra de sangre, saliva y un par de pelitos de su pelaje para analizarlos bien. Y finalmente, que nos dejaran solos. Momento que aproveché para poder tener acceso íntimo y personal a su cuerpo.

(Takeo) Yo también conozco del tema. No soy el típico jefe que tiene ganancias sin hacer nada, ¿Sabes?

Pude examinarlo tranquilamente. Siendo gentil, por supuesto. Empezando con lo más básico y común de su cuerpo, pero poco a poco le pude realizar caricias más cariñosas y sugerentes. Y tocar ciertos puntos en los que noté que tenía cierta sensibilidad o que su cuerpo reaccionaba insintivamente de forma positiva. Un poco sus pezoncitos, también la cola, pero acariciando en ciertas zonas cerca de donde se origina. Donde sé por experiencia que les gusta más. Incluso hice algo más atrevido. Y no me puse ni siquiera guantes. Toqué suavemente su entrepierna con el pretexto de comprobar que no tiene tensión, luego sus bolas pidiendo que tosiese. La típica comprobación que podría hacer cualquier urólogo. Y finalmente sus nalgas para meter por su ano suavemente el dedo meñique al estilo de un exámen de próstata. Normalmente se mete el dedo índice, pero metí el meñique al ser el más pequeño y corto para que cualquier posible molestia fuese minúscula. Se comportó como todo un campeón. Tranquilo y sin alterarse, pero me percaté de que se había excitado durante el proceso. Pero no detallé nada acerca de ese tema. Eso me hubiese delatado. Y por supuesto, los toques en los puntos más íntimos fueron apenas tres o cinco segundos en cada zona. Que se note como un exámen normal y corriente que cualquier médico haría. Y retiré mis manos de esas zonas lo antes posible, pero sin acelerar.

(Takeo) Noto que todo está muy bien. Me agrada saberlo de un espécimen tan digno y bello como tú. Incluso a pesar de tu carácter arisco.

Parece que yo a él también le parezco digno y bello. Incluso que tuvo una erección con esos toques. ¡Parece que se percató de ello! Aunque luego se puso a la defensiva diciendo que gente como yo le resultan desagradables. La verdad... No me molestó para nada sus palabras. Como se suele decir... Hay gustos de todo tipo para todos. Aunque cuando me describió de esa manera, entendí de inmediato el motivo de esa opinión. Y honestamente, hizo una descripción muy precisa de como son los empresarios en general. Y por ello piensa que soy exáctamente igual a esos empresarios. Pero le sorprendería descubrir que soy la excepción, al menos en la mayoría de detalles que ha mencionado.

(Takeo) ¿Sabes? ¡Estoy totalmente de acuerdo contigo!

Parece que eso le sorprendió.

(Takeo) A mí tampoco me gustan ese tipo de empresarios, aunque esté obligado a lidiar con ellos muy de vez en cuando. Y confieso que tengo también mis propios puntos tanto positivos como negativos. Pero honestamente... Siento que me alejo notablemente de esa forma de ser que tienen esas vívoras hambrientas de dinero y poder.

Se ve que le he desconcertado, pero no entraré más en el tema. Por ahora... Le dejé que se reincorporase para vestirse. Y me comentó algo que por poco olvida. Sobre la armadura. Si se la puedo devolver.

(Takeo) Esa armadura fué procesada de forma minuciosa. No tiene nada fuera de lo normal. Lo único destacado era una placa con lo que parecía un número o una letra.

Estuve atento a su rostro mientras hablaba. No pareció importarle mucho lo de la armadura, pero lo de la placa... ¡Bingo! Eso es lo que realmente le importa. ¡Mis sospechas son correctas!

(Takeo) En cualquier caso, la armadura ha quedado inoperativa y no tiene nada útil. Será desechada, aunque he notado que la placa que lleva incorporada es de especial importancia para tí. ¿Verdad?

Asintió al saber que eso no lo puede ocultar.

(Takeo) De acuerdo. Espera un momento.

Hice una llamada y esperamos ahí. Y cuando llegó un empleado, trajo solo la placa totalmente intacta. Me la entregó a mí y se retiró. Sé lo que está pensando. Al igual que cualquier empresario, usaré esa placa para chantajearle. No negaré que eso me daría una gran ventaja, pero para su sorpresa... ¡Se la acerqué!

(Takeo) Esto querías, ¿Verdad? Pues aquí lo tienes.

Dije muy tranquilo. Dejé que lo cogiera. Y como era de esperar, me preguntó que donde está el truco.

(Takeo) ¿Truco? Ya veo... Consideras que te pediré a cambio de esa placa, ¿Verdad? ¡Pues no! Yo diría que viniendo personalmente a explicarte y aceptando un chequeo que nos puede ayudar mucho en nuestro trabajo te has ganado esa placa.

Parece sentirse agradecido.

(Takeo) Sin embargo... No olvides que dañaste algunos de mis empleados y se dañó también cierto material y recursos. Y agradecería mucho que la compensación fuese en plan de venir en algunas ocasiones durante solo treinta días para ser voluntario en nuestros experimentos. Por supuesto, tu vida no correrá peligro alguno. Y igualmente te compensaré con dinero y puede que incluso con recursos que no encontrarías en ningún otro lugar o que sean demasiado caros como para que pudieses obtenerlos. Además de que así podríamos hablar más a menudo. Así descubrirías que a diferencia de los empresarios que has debido conocer, hay excepciones.

Le acerqué mi mano en plan sellar el trato. Y la aceptó. Me despedí de él amablemente y le acompañé a la salida dejando que se lleve la placa. Confío en que nos veremos de nuevo en varias ocasiones. Será un gusto conocernos mejor.

A la mañana siguiente...

Hoy he acordado una reunión inesperada. Me dirijo nada más y nada menos que al vertedero y desgüace de Mega Metrópolis. Voy con escolta militar, por si acaso. Me reuniré allí con el jefe de la empresa que gestiona y procesa los residuos de la ciudad. Quedamos en su sala de reuniones. Se le ve nervioso, pero aceptará escucharme.

(Takeo) Me gustaría hablar contigo de negocios.

Así sabe que esto será una reunión relacionada con las empresas.

(Takeo) Me gustaría mejorar mucho la vida de la ciudad. Por eso te propongo algo. Te compro la empresa y el terreno. No regatearé ni nada parecido. Sé que precio tuvo esta empresa en sus momentos de mayor valor económico. Te ofrezco esa cantidad de dinero y además seguir trabajando en el puesto que tienes ahora tanto tú como todos tus empleados. Tendréis un sueldo igual o incluso mayor al que todos tenéis ahora y además mejorarán mucho las condiciones laborables. ¿Qué me dices?

Se muestra interesado y también muy tentado. Pero al mismo tiempo también se siente intrigado. Me pregunta a qué se debe mi interés en la basura.

(Takeo) Básicamente que en la actualidad cuento con una forma más rápida y efectiva de ocuparme de gestionar la basura. Especialmente la que no se puede reciclar.

No los procesos ya conocidos y tan lentos que hay ahora y que ellos usan. Cuando en un día procesan cierta cantidad de residuos, en ese mismo día les llega la misma cantidad o incluso más haciendo que sea el cuento de una acabar. Yo ofrezco una manera mejor que procesa más de lo que se produce en la ciudad haciendo que tarde o temprano el terreno quede limpio y despejado. Además de que la oferta es asombrosamente generosa. Me comenta que me lo agradece y que soy más generoso que los demás.

(Takeo) ¿Los demás?

Parece ser que la empresa ha tenido ciertos problemas. O más bien, sabotajes. De hecho, el más fuerte ocurrió hace poco. Una enorme explosión que dejó una parte del lugar patas arriba. Un intruso que se coló. Además de que siempre hay indeseables que se cuelan para llevarse cosas rotas para hacerles un apaño barato y revenderlo estafando a la gente. Y la competencia siempre está haciendo lo que sea para hundir su empresa y forzar una venta a precio reducido o incluso su quiebra. Que soy el primero y el único que le ofrece un precio generoso y además conservar y mejorar su trabajo quitándole un grna peso de encima.

(Takeo) Conmigo esos problemas desaparecerían. Este lugar será más seguro y defendido. Y la salud de los empleados mejorará también.

Parece que tengo otra carta a mi favor. Parece que entre los civiles delincuentes y las empresas de la competencia que también se dedican en el mundo a la gestión de residuos le surgen problemas a diario. Y con mi oferta le quito de en medio ese peso de encima. Y que sería un honor trabajar para mí.

(Takeo) Me alegra saber que puedo contar contigo. Entonces... ¿Trato hecho?

¡Claro que sí! Estrecha mi mano. ¡Esto promete!

__________

[Yuna - Rinko - Nina]


Iban pasando los días. Yuna continuaba con la jornada diaria en el taller. Y tanto Nina como Rinko seguían con sus vidas habituales. Nina en la escuela pública centrada en lo de siempre mientras que Rinko aplicándose a fondo en su intensivo y exigente trabajo en el centro escolar privado. En algunas ocasiones invitaban a Chione a jugar, ya sea en la casa o en la calle. Y en otras incluso invitarla a comer o a cenar, en función de lo que fuese posible. La única novedad era que cada día tanto Nina como Rinko hablaban entre ellas en la intimidad de sus habitaciones acerca de lo que pasó con el agente Christian del MHI. Preguntándose cuando vendrá a visitarlas de nuevo ahora que Yuna le dió desde el primer día permiso para estar con ellas siempre que él quiera.

(Nina) Desde aquél día, no puedo dejar de pensar en él. Incluso hago en mí lo que él hizo conmigo. Poniendo los dedos ahí y haciendo ciertas cosas...

(Rinko) Yo también, aunque a veces lo hago sumergida en la piscina. Imaginando que él puede respirar bajo el agua y estamos donde podemos hacer cualquier cosa.

(Nina) ¡Jajaja! Entonces... ¿En la piscina están tus orgasmos?

No pudo reírse ante esa idea. Rinko puso una risa tonta de oreja a oreja.

(Rinko) Bueno... Solo cuando me olvido de renovar el agua...

(Nina) Mejor que eso no se lo contemos a nadie. Especialmente si alguien viene a bañarse con nosotras en la piscina.

(Rinko) En esos casos siempre renuevo el agua mucho antes. Nuestro secreto siempre quedará en secreto.

Ambas están de acuerdo, sin duda. Eso pasó en uno de los tres días transcurridos. Y lo más notorio que pasó en una ocasión fué la visita de Christian a Yuna para enseñarle a manejar las varillas. Un cursillo acelerado. En alguna ocasión ambas niñas miraban a escondidas para ver como actuaba el agente, pues parece que por ahora se pone un poco nervioso estando ante Yuna. Parece que aún no se puede creer que a pesar de haberle pillado en algo tan íntimo y de haberle dado permiso para ver a las dos chicas, igualmente sigue un poco indeciso. Pero Yuna no comenta sobre ello. De hecho, es como si nunca hubiese visto nada de lo ocurrido. Seguía con todo como si nada pasase. Siguiendo las indicaciones de Christian completando el aprendizaje.

(Yuna) Te lo agradezco, Christian. Para posibles futuras misiones en las que me vea involucrada o en las que tenga la necesidad de participar me serán muy útiles.

De paso, también se formalizó algo que Yuna necesitaba. Al menos una parte del dinero que Christian debía a Yuna por los gastos pendientes como lo conseguido con Takato para salvarle la vida, pues el médico que colaboró necesita recibir ya el dinero por los recursos usados. O al menos una parte para evitar problemas. Y acordar futuros momentos para ir completando el pago de todo poco a poco.

(Yuna) Un placer que nos hallas visitado. Pero por favor... Cuando te dirijas a mí, no actúes como si te fuese a morder, ¿Vale? No tienes motivo para estar nervioso.

Que sepa que lo notó. De hecho, a Yuna le resultó bastante gracioso.

(Yuna) Antes de irte, deberías pasar a saludarlas. Creo que te echan de menos.

Y siguió con su tarea rutinaria. Christian aceptó y fué a verlas. Ahora estaban en la cocina. Nina se levantó para abrazarle y Rinko se acercó con su mochila propulsora para abrazarle del cuello y que la sostenga debido a que ella no puede ponerse en pie por motivos obvios.

(Rinko) Me alegra verte de nuevo.

(Nina) ¿Te quedas a jugar?

No están seguras si habrá pensado que se refieren o a la videoconsola o a otro tipo de juegos, pero parece que tiene prisa. Pero igualmente le piden que vuelva a visitarlas otro día. Algo que prometen. Así que se despiden de él con la confianza de que volverán a verle.

__________

[Takato]


En el apartamento de Christian...

Cuando Chris volvió a casa, enseguida me emocioné. Le saludé muy contento y aprovechando que Chrome estaba en el trabajo pude abrazarle y darle un beso en los labios. Y parece que me trajo una pequeña sorpresa. Y venía en una caja del MHI. ¿Qué será?

(Takato) ¿Qué es?

me animo a comprobarlo. Abrí la caja y entonces lo ví.

(Takato) ¡Guau! ¡Es genial!


Sí, era justo lo que parecía ser. ¡Una armadura de combate! Y tenía un aspecto muy bonito. De mi tamaño. De cuerpo entero y con diseño de orejas grandes. Es para que yo me vista con ella y así pueda acompañarle a futuras misiones. Así nadie me reconocerá y parecerá que bajo la armadura hay una criatura humanoide y no un humano en sí.

(Takato) ¡Muchísimas gracias!

Estaba muy contento. Volver a entrar en acción, pero esta vez sin nadie que me controle y nadie que me obligue a cosas que no quiera hacer. Y si debo estar a las órdenes de alguien, prefiero que ese alguien sea mi salvador. El mismo que ahora me hacía ese bonito regalo. Me explicó que es todo lo que pudo conseguirme. Que sabe que es un modelo algo antiguo y muy simple.

(Takato) Igualmente sigue siendo genial. ¡De verdad! Yo no discrimino una buena armadura solo por su versión o su antigüedad. Si era estupenda cuando la fabricaron, entonces seguirá siendo estupenda por siempre.

Dije muy seguro de ello. Y parece que hay un regalo más. Me acerca un disco duro externo del tamaño y forma de un USB de gran capacidad. Me dice que dentro hay un sistema operativo del MHI similar al que los agentes tienen instalado. Eso me permitiría activar de nuevo los implantes diseñados para el combate. Así volveré a ser el mismo guerrero que era antes, pero mejor aún. Y que ya lo analizó minuciosamente. Está libre de programas peligrosos o maliciosos.

(Takato) ¡Ahora mismo lo instalo! Y lo haré con una partición de mi disco duro interno para conservar así el sistema que me facilitó Yuna. Así podré alternar entre uno y otro ocultando el que no use. De esa forma nadie sabrá que lo llevo instalado.

Me pregunta muy sorprendido si puedo hacer eso.

(Takato) ¡Claro! Cuando uno está en Taka Corporation tanto como estuve yo... ¡Uno aprende ciertas cosas!

Aunque lo de Taka Corp no sea un bonito recuerdo, no puedo negar que si algo puse sacar positivo de allí es que pude conocer ciertos trucos. Me concentré para generar una partición y con cuidado aparté levemente la piel de un punto en cuestión para enchufar el USB y así iniciar la instalación. En apenas cinco minutos terminé y lo puse retirar para volver a tapar ese enchufe dejándolo sellado y hermético para que el agua no le afecte y para que no se sepa que lo tengo. Opté por cambiar un momento del programa civil al programa MHI. Que reconozca mi cuerpo pudiendo ver con claridad como es ese programa. Evidentemente marcado con el logotipo del MHI. Analizando mi cuerpo y activando todo lo compatible con mis implantes. Y haciendo una pequeña demostración. Por ejemplo, con las armas fijar la caja de la armadura (ahora vacía) como objetivo. Pero no disparo. Solo fijo para analizar cuanta precisión tengo para apuntar. Alejándome en varias ocasiones para confirmar que incluso desde muy lejos tendría buena precisión. Christian sabe que no dispararé. Solo hago una prueba de apuntar. Con eso listo, pruebo a levantar la caja con una sola mano. ¡Y lo logro sin esfuerzo! Incluso sostenerla con un dedo. ¡Perfecto! Dejo la caja con cuidado en el suelo y como final hago unos saltos a la encimera de la cocina, a la mesa más sólida y un salto largo para ver cuanta distancia alcanzo y lo bien que estabilizo el movimiento.

(Takato) ¡Me siento como nuevo!

Ahora toca lo mejor. ¡Probarme la armadura!

En unos minutos...

¡Ya la tengo puesta! La pruebo. Es muy cómoda y ligera, sin duda. Me permite una grna movilidad. Y su interaz interna es también muy buena. Y veo que Christian pensó en todo. Le instaló un pequeño distorsionador de voz para que mi voz suene diferente. Así estaré más oculto. Y con ese diseño de orejas grandes en la armadura... ¡Realmente parece que no sea un humano quien viste esa armadura! Muy contento, me quité con cuidado la armadura y le di un fuerte abrazo a mi salvador agradeciendo tan maravillosas sorpresas. En los siguientes días aprovechaba a escondidas en el apartamento para entrenar y mejorar mi adaptación con el programa militar instalado y con el manejo de la armadura. Y sin hacer ruido, lo cual me beneficia en mi capacidad de sigilo. Por supuesto, cuando sabía que vendría Christian o Chrome me lo quitaba todo antes de que llegasen. Fingiendo estar a lo mío con la televisión, la videoconsola y haciendo vida de niño civil. Limitado a esa casa, pero muy feliz. Con un macho y una hembra que me quieren de verdad. Especialmente el macho... :3

Shademan Shademan
Kamiblack Kamiblack
Tarantulas Tarantulas

DekuKero DekuKero
 
Registrado
19 Nov 2013
Mensajes
475
Offline
Alpha


Después de que Takeo me hiciera el examen físico, me di mi primera ducha, fue algo agradable, me limpie con una esponja los restos del líquido del tanque donde estuve, y donde nací...

Después de secarme y vestirme me llevo a una mesa donde habían todo tipo de alimentos, Takeo me dijo que comiera lo que quisiera, pero si había algo que no me gustaba que lo escupidera aquí. Entonces empecé a comer y nada me llego a disgustar, sentir el sabor y la textura de la comida, el calor y el frio y sentirlo recorrer mi cuerpo hasta mi barriga... Era una experiencia nueva para mi.

- Esta vez el primer entrenamiento lo harás sin ropa puesta. - Me dijo Takeo mientras me ayudaba a desvestirme - Quiero ver que tal te mueves de forma natural.

Desnudo avance al campo de entrenamiento, las pruebas que me hice, fueron algo sencillas, no tenia mucha complicación en completarlas, pero a medida que iba haciéndolas me sentía cada vez mas húmedo, sentía como si tuviera otra vez por encima el liquido del tanque, Takeo me dijo que eso era sudor, que para quitármelo tendría que ducharme de nuevo, y así lo hice antes de vestirme, aunque note algo extraño, como si el agua se concentrara en diferentes puntos del cuerpo, definitivamente no fue como la primera ducha, pero no le di importancia... Después de la ducha y vestirme, me reuní con Takeo, el cual me felicito por el entrenamiento.

- Mis empleados confirman que eres muy fuerte y rápido. Y tus reflejos son altamente notables, pero que sin duda podrás mejorar fácilmente esos resultados. - Me decia con una sonrisa.

Esas palabras me hicieron sentir bien, hasta tuve un acto reflejo de mover la cola, aunque solo se movió la punta por lo grande y pesada que era mi cola. Entonces Takeo me llevo a través de las instalaciones, pasamos por varios pasillos y salas, hasta finalmente llegar a lo que era su residencia

- ¡Bien! Ahora toca un merecido descanso. - Dijo Takeo - Pero antes me gustaría que hablásemos y nos podamos conocer mejor. Quítate la ropa, por favor.

Obedeciéndole, empecé a quitarme la ropa, ya me había quitado y puesto un par de veces, así que fue fácil quitármelo por mi mismo,.

- Mírame bien, Alpha

Escuche a Takeo, entonces alce la mirada, para ver a Takeo desnudo, sorprendido me quede mudo, observando por completo su cuerpo. En ese momento me di cuenta de las diferencias que teníamos entre nosotros, su cuerpo no tenia escamas como el mío, no tenia hocico ni cola, además esa cosa que le cuelga entre las piernas...

- Así es como soy de verdad. ¿Qué te parezco?

La verdad, no sabia que decir en esos momentos, me quede callado, mirando su cuerpo, aunque a pesar de las diferencias lo veía hermoso. Takeo se acerco a mi y se agacho para que estuviéramos cara a cara

- Personalmente... Tu cuerpo es realmente hermoso. - Dijo Takeo, observando de reojo mi cuerpo - Me gusta mucho, de verdad. Y me hace muy feliz que hallas nacido.

Esas palabras resonaron dentro de mi, haciendo que mi corazón latiera mas rápido. Entonces me abrazo, en ese momentos, me sentí protegido y seguro. Respondí a su abrazo, abrazándole también, mientras notaba que me acariciaba la cabeza. Entonces nos separamos y me invito en su cama.

- ¿Ves? Te tumbas de esta forma y te tapas con estas sábanas. - Me enseño - Si tienes frío, te puedes poner esta otra manta. Y si tienes calor, retiras la manta. Así. ¿Ves?

La cama, era blandita y al parecer de adaptaba bien a mi cuerpo, aun así, tuve que colocarme de lado, para que mi gran cola no me molestara en la posición, entonces Takeo se puso en el otro lado de la cama, tapándose con la manta.

- Descansa. Te vendrá bien.

Entonces vi como cerro sus ojos, imitándole hice lo mismo, pudiendo sentir como poco a poco mi cuerpo iba rindiéndose ante el cansancio y el sueño...

En mitad de la noche sentí un escalofrió en mi cuerpo, abrí los ojos mirando a mi alrededor, seguía en la habitación de Takeo pero la temperatura había descendido bastante del momento en cuando entre, además parecía que habían pasado un par de horas desde que me dormí, otro escalofrió recorrió mi cuerpo, entonces vi a Takeo, dormido profundamente, sin pensarlo me arrastre lentamente a su lado, puse una mano en su pecho, estaba caliente, entonces, con cuidado me tumbe al lado de Takeo, haciendo que mi pecho y mis piernas estuvieron en contacto con el, sintiendo su calor, evitando que pasara frio, me acurruque un poco mas con Takeo, reposando su cabeza en su pecho, volviéndome a dormir.

Ya en la mañana sentí unas caricias en mi pecho, se sentía bien. Abrí los ojos y vi que Takeo era quien me acariciaba, aunque me di cuenta que estaba un poco separado de Takeo, cuando me había dormido casi encima de el. ¿Habrá sido Takeo quien me quito de encima, o fui yo mientras dormía?

- ¿Cómo dormiste?

Me incorpore en la cama, sentia mi cuerpo algo agarrotado y mis ojos pesados, sentia que me podía volver a dormir en cualquier momento.

- He dormido bien, pero por algún motivo, me siento cansado. - Dije dando leves cabezadas.

Takeo me explico que eso era normal. Me dijo que seria mejor que se acostumbrara a dormir lo suficiente.

- ¿Y cuanto dormí ahora? - pregunte con curiosidad

Me dijo que habia dormido seis horas, entonces me animo a levantarme de la cama, y me enseño unos tucos para despejarme. Entonces una ves vestidos nos dirigimos al subsuelo.
Alli habia un conjunto de piscinas, me di cuenta que una de ellas dejaba ir vaho por el contraste de la temperatura en el aire. Takeo me ofreció un bañador, un slip negro con franjas amarillas, me quedaba algo ajustado, pero era ideal para ponerlo bajo mi cola sin ninguna molestia. Entonces Takeo me dijo que utilizara una de las piscinas, yo me acerque y metí el pie, pero lo quite inmediatamente notando frio en mi pata

- Grrr - Gruñí en modo de protesta - Esta fría

Takeo me dijo que lo sabia, y el motivo de por que el agua estaba fría, aunque me dijo que con el esfuerzo físico en el agua me ayudaría a contrarrestar el frio del agua. Me aconsejo que me lanzara de golpe. A traves de una pantalla se me mostro la forma de lanzarme el agua y nadar como es debido, con todo es en mi mente me dispuse a saltar a a piscina.

- Ten confianza. ¡Tu puedes! Adelante - Me animo Takeo

Esas palabras de animo me hicieron sentir feliz y decidió salte al agua. Una vez debajo del agua sentí como mi cuerpo se iba hundiendo, pero notaba algo mas, el agua que me rodeaba, sentía como si pudiese manipularla a mi antojo, esa sensación me hacia extrañamente feliz, sentí que allí abajo podía hacer cualquier cosa. Decidí probar si lo que sentía era real. Aun bajo el agua puse los pies en el suelo de la piscina y me impulse hacia arriba, a la vez que pensaba que el agua me ayudaría. Entonces note que velozmente subía hacia la superficie, pero con la velocidad saque todo el cuerpo de la piscina, a varios metros de la superficie de la piscina, allí en el aire, me sentí feliz, entonces note como volvía hacia abajo, entonces en mitad del aire me coloque para zambullirme de nuevo bajo el agua, y nade de una punta a la otra siendo impulsado por el agua.

- ¡Muy bien! - Escuche aplaudir a Takeo - ¡Suficiente, maravilloso trabajo!

Frene de golpe en el agua y me dirigí al borde de la piscina, pero entonces me quede mirando el agua.

- Y si pudiera... - Susurre para mi mismo

Juntando las manos, cogí un poco de agua, entonces pensé que hiciera un pequeño remolino, entonces sentí el agua moviéndose en mi mano, entonces pensé en una esfera, y el agua poco a poco, tomo forma de una esfera, elevándose de mis manos...

- Alpha... - Escuche a mi lado. Mire a Takeo y la esfera de agua cayo en la piscina - Nunca imaginé que tuvieras ese poder...

- La verdad, yo tampoco - Dije aun emocionado - Simplemente cuando me hundí en el agua, supe que podía hacerlo.

- ¡Eres maravilloso! - Exclamo Takeo, eso me hizo mover la cola de felicidad - ¡Hazlo otra vez, por favor!

Asentí a Takeo y mire hacia el agua, y ayudado con mis manos empiezo a hacer trucos con el agua, comprobando todo lo que podía llegar a hacer.
Al acabar la demostración Takeo me abrazo felicitándome, aunque me sentía feliz por los cumplidos me di cuenta que el y su ropa estaba mojada, Takeo ,e explico que fue por mi salid que salpico a todos lados. Sintiéndome culpable, trate de quitarle de encima toda el agua, fue muy fácil hacerlo, en un momento Takeo estaba seco.

- Te lo agradezco, Alpha.

Entonces Takeo se acerco a mi y me dio un beso, pero esta vez en los labios. Aunque fue solo un momento me sorprendió, entonces note como calor en mi cara, pero era una sensación que me hizo sonreír.

Entonces, Takeo me dijo de hacer todas las otras pruebas, pero esta vez me pusieron como equipo medico en el cuerpo, Takeo me dijo que era para una investigación, entonces yo hice todas las pruebas con eso pegado en el cuerpo, aunque siempre supervisado por Takeo, el cual me hacia sentirme feliz.

El día siguiente Takeo se tuvo que ir por un asunto, asi que Bolsonaro tuvo que supervisar mis entrenamientos. En el momento que tuve que ir a las piscinas para mas pruebas acuáticas, intente elevar toda el agua de una piscina, haciéndolo con éxito, dejando una enorme esfera de agua en mitad del aire, dejando boquiabiertos a cualquiera que estuviera en esa sala, pero fui un poco mas lejos ya que con un salto me metí en la esfera para bucear tranquilamente, fue en es momento cuando volvió Takeo viendo lo que había echo, el cual no perdió Tiempo y salto. entrando también en la esfera conmigo, pasamos un rato en esa esfera, aunque Takeo tenia que sacar a menudo la cabeza para respirar, yo también lo hacia, pero no con tanta frecuencia, al parecer podía estar mas de 5 min sin necesidad de respirar.

A la mañana siguiente... Takeo tuvo que salir, otra vez, por un asunto de negocios, el cual quise acompañarlo, pero no me permitieron hacerlo, por lo cual tuve que ir a entrenar bajo la supervisión de Bolsonaro.
En esta ocasión, me ofrecieron una especie de chaqueta, el cual me explicaron que era para revisar unos datos de mi propia armadura. Con curiosidad me la puse e inmediatamente note como si hubiera agua recorriendo la chaqueta, me pidieron que utilizara esa agua para pasar las pruebas. Las pruebas ya eral algo fáciles, utilizando el agua fue mas sencillo que un paseo en el parque, incluso me hicieron hacer cosas nuevas, como cortar un tronco, y saltar tan alto como pudiera propulsándome con el agua, fueron unas pruebas que obligatoriamente tenia que usar mi poder.

Takeo volvió por la tarde, yo estaba en la zona de las piscinas, esta vez nadando tranquilamente, sin hacer ninguna esfera, ni alcanzando altas velocidades, simplemente relajándome. Mientras estaba en la piscina, hable con Takeo, que estaba mirándome desde el borde de la piscina sobre lo que hice hoy, el cual Bolsonaro confirmo que las hice con suma facilidad, recibiendo las felicitaciones y los elogios de Takeo que me gustaban tanto.

Entonces el siguiente día, me desperté, con ganas de probar la bebida que Takeo llamaba "café"
 
Registrado
19 Nov 2013
Mensajes
475
Offline
Óscar Scyfo

Paso un día entero desde que Rabbite me dio la misión, la verdad logré descubrir muchas cosas sobre los gemelos, pero nada que pudiese sacar ventaja. De momento lo único interesante era que el oficial Alexander tenía una mazmorra donde tenía unas personas, alumnos suyos creo, Atados y listos para poder disfrutar de ellos en cualquier momento. La verdad fue un poco difícil resistirse, pero no sería profesional por mi parte, así que me fui sin hacer nada.
Ahora me había centrado en espiar al otro, a Damián, ambos estábamos en una cafetería, yo estaba un par de mesas alejado de el, y vigilaba que mis orejas no me delataran mientras escuchaba claramente todo lo que ocurría en su mesa. Por las veces que miraba el móvil y por todos los mensajes que envía, podría ser que estuviese esperando a alguien, si no no estaría allí sentado...

>> ¿Cómo lo llevas? << Se escuchó por el comunicador que tenía en la oreja. Era Tyler

Rabbite y yo decidimos mantenernos en contacto por si aparecía cualquier cosa que pudiera considerarse un punto débil.

- De momento nada - Respondí en voz baja por el comunicador - Lleva un tiempo allí sentado sin hacer nada.

>> Agh...<< Gruñó Tyler << ¿Seguro que no te ha descubierto y está ganando tiempo para que vengan las autoridades?<<

- Tranquilo Bunny boy - Dije tranquilo - Tengo alguien que está vigilando todo el perímetro.

En efecto, la IA personal que tengo se había colado en el sistema de cámaras de la ciudad, estaba vigilando estaba vigilando con el radio de 1km conmigo en el centro, si ve algún patrulla o algo parecido me avisaría de inmediato para poder irme y esconderme a tiempo, pero por el momento no me había avisado de nada.

- ¡¡Yujuuu!! - escuché gritar a Damián - Por aquí pequeño

Ese momento me había pillado por sorpresa, hice todo lo que pude para que mis orejas no se girarán para no llamar la atención. Entonces con mucho cuidado, con la cámara interior del móvil, observé a quien había llamado, acercándose en la mesa de Damián un chico humano, bastante joven, seguramente menor de edad, se acercaba tímidamente a la mesa de Damián, empecé a hacerles unas cuantas fotos y me puse unas gafas de sol, las cuales no eran unas gafas cualquieras.

- Oye, IA - Dije en voz baja, entonces las lentes de las gafas se encendieron como si fueran pantallas, del móvil envié las fotos del chico a las gafas - Investiga quien es el chico y déjame la lente derecha libre.

En ese momento la pantalla de la lente derecha se apago, mientras que en la izquierda se podía ver como mi IA iba investigando las facciones y rasgos faciales del chico. Rápidamente mi IA iba eliminando opciones, hasta dejar solo unas pocas opciones, en que, entre ellos se pareciera mucho, allí tuve que investigar yo mismo un poco. Muchos eran menores de edad, demasiados para que un oficial se arriesgara a perder el puesto por uno de ellos, hasta que encontré el candidato ideal.

- Jean Luc, eh... - Revise la ficha del chico - 17 años, vive en el centro oeste de la ciudad, estudiante de bachillerato, con muy buenas notas al parecer y ningún antecedente penal - Compare la foto de la ficha con el chico - Tiene el pelo un poco mas largo, pero es el seguro. Joder... Me jode reconocerlo pero Damián sabe escoger bien a los chicos

Seguí en la mesa, escuchando la conversación de ambos, en parte me alegre que el no estuviera conmigo, seguramente no hubiera soportado toda la melosidad que tenían esos dos, hasta a mi se me hacia difícil de soportar, si no fuera por la misión, yo ya haría tiempo que me hubiera ido.

- Oye Tyler - dije por el comunicador - Esto te va a gustar. Al parecer el león tiene un cachorro.

Entonces envié las fotos y la información a Rabbite.

>> Vaya... Esto parece interesante, solo hay que...<<

- No te precipites - Corté a Rabbite - Hay que encontrar el momento perfecto... Deja que siga investigando, pero esta vez miraré a Jean, si creo lo que creo que vas a hacer, mañana podrás actuar

Durante el resto del día estuve investigando a Jean sus horarios, lugares que suele frecuentar, todo esto era muy fácil saber si sabias donde mirar, gracias a mi IA esto era mucho mas sencillo, incluso pude ver el momento en que Damián y Jean se conocieron a través de las grabaciones de las cámaras. A parte de investigar a Jean, estuve siguiendo a esos dos durante todo el día, hasta el anochecer. Estaba en los tejados siguiéndolos hasta que se pararon frente a un portal de un bloque de pisos.

-
¿Entonces mañana a la misma hora verdad Papi? - Pregunto Jean tímidamente a Damián mientras se abrazaban

- Por supuesto mi pequeño, y se que esas ansioso, pero tendrás que esperar un poco mas - Dijo mientras le daba un beso en la frente.

Mientras se despedían me fije un poco por los alrededores, las calles estaban casi desiertas a pesar de que aun no había anochecido del todo, esta zona era un lugar donde habían muy pocas tiendas y sitios turísticos, por eso la razón de que en las calles no había apenas nadie, la verdad eso nos lo ponía mas fácil. Dando mi investigación por finalizada me retire del lugar.
Mas tarde en mi casa me puse a hablar con Rabbite con el comunicador.

- Rabbite. ¿Sigues allí? - Pregunte por el comunicador

>> Joder, te has echo de rogar << Escuche a Rabbite por el comunicador cabreado

- Muy bien, escucha bien, tengo un plan...
 
Registrado
19 Nov 2013
Mensajes
475
Offline
Christian Miller

La vista que tenía era espectacular, tanto Nina como Rinko estaban lamiendo todo mi miembro, de arriba a abajo, Nina le dijo cómo hacerlo, tal y como yo la enseñe, dándome un placer increíble, incluso le enseño como lamer mis testículos, haciendo que cada una de ellas se ocupará de uno de los míos. Habiendo tenido suficiente de la doble felación, agarre a Rinko en brazos y la lleve a la cama de Nina, una vez tumbada en la cama observé su cuerpo, su parte inferior era un poco diferente al mío, y no permitía tanta movilidad como Nina, pero aún así me divertiría tanto como pudiera con ella. Para empezar, baje mi boca hasta la pelvis de Rinko, al ser todo una gran cola y no piernas como las de Nina, su vulva y ano estaban ambas en la parte delantera, así que empecé a lamerlo, con cuidado, para que no sintiera incomodidad por mi lengua rasposa, pero a la misma vez, metía tanto como podía mi lengua, haciendo suspirar de placer a Rinko. Me concentre tanto como pude en la parte superior de su vagina, donde podía notar fácilmente su clítoris, succionando suavemente y molerlo con mi lengua, mientras lamia, note como Nina se puso entre mis piernas y empecé a lamer mi polla, succionando todo lo que podía, como si quisiera que me volviera a correr en su boquita.

>>Lo siento Nina<< Pensé >>Pero esta carga será solo para Rinko<<

Entonces, separe mi boca de la vagina de Rinko, no podía hacer tantos "juegos previos" como con Nina, pero si la zorrita seguía así, no tendría nada para el pececito. Apartando mi pene de la boca de Nina, apunte hacia la vagina de Rinko, y al igual que hice con la zorrita, le tape la boca por precaución y empecé a penetrarla, suavemente, poco profundo, que se empiece a acostumbrar al tamaño de mi miembro.

>> Ojala, hubiese traído mis "juguetes"<< Pensé mientras seguía entrando lentamente dentro de Rinko

Entonces me di cuenta que la zorrita observaba celosa como mi miembro iba entrando cada vez mas en la vagina de Rinko, entonces tuve una idea. Con un firme empujón, metí hasta donde pude, que fue por un poco menos de la mitad de mi miembro. Escuche a Rinko quejarse, normal, eso le debió doler.

- Tranquila - Escuche a Nina decirle a Rinko - Solo duele el principio, ya veras, te sentirás genial.

Entonces aparte mi mano de la boca de Rinko, pero no acabe allí, por que con una sonrisa maliciosa introduje la puta de mi cola en la boca de Rinko, sorprendiéndola con tal acción, y con una mano, atraje a Nina, para poder besarla.

- Mójala bien Rinko - Dije mientras besaba a Nina - Ya que esto será para ella.

Rinko hizo caso y empapo tanto como pudo mi cola, y cuando la retire un hilo de saliva unía la boca de Rinko con mi cola, hasta que lo aleje lo suficiente rompiendo esa unió.

- Nina, ponte aqui - Dije a la zorrita, agarrándola por su cadera.

Puse a Nina, justo a mi lado, a cuatro patas y alce mi cola entre sus piernas, acariciando levemente su coño, haciéndola estremecer, entonces, suavemente fui haciendo fuerza, haciendo que mi cola entrara lentamente dentro de ella. Nina empezó a gemir y sus gemidos fueron acompañados por los de Rinko, que al parecer se acostumbro al tamaño de mi miembro, y empezaba a disfrutarlo, yo no fui menos y dejándome ir me uní al festival de gemidos.
El interior de Rinko se sentía tan húmedo y viscoso, estoy seguro que las lamidas ni el interior de Nina hubiera dejado mi pene tan mojado, ¿Quizás su interior era así por ser un animal marino? No me importaba ahora mismo, solo quería disfrutar de esa sensación, a Nina le fallaron las piernas y ahora estaba acostada boca abajo mientras mi cola le penetraba... La verdad no pensaba que algún día utilizaría mi cola para eso, pero era igual de excitante. Entonces note como el interior de Rinko se contrajo, dejando mi pene totalmente envuelto en las paredes de su útero, eso fue como una corriente eléctrica para mi, acercándome rápidamente a mi orgasmo

- ¡Oh, fuck! - Grite de forma involuntaria

Mire a Rinko, tenia la mirada perdida , y la boca entreabierta, Nina también tenia esa mirada, allí a su lado, me acoste un poco y agarrando la cabeza de Nina la acerque a mi y le di un profundo beso, metiendo mi lengua en su boca, llenandola por completo, entonces me separe de los labios de Nina, y bese a Rinko, e hice igual que hice con Nina, pero esta vez fui un poco mal lejos y entre tanto como podia mi lengua en ella, note como su gaganta apretó mi lengua, pero entonces, Rinko me agarro y note como su coño empezaba a apretar mi polla desesperadamente y mojaba todo el pelaje de mi pelvis, eso me puso como loco y no pude evitarlo...

- ¡Sorry, I'm cuming! - Grite

Entonces senti como explotaba dentro de Rinko, sentia como mi semen llenaba todo su interior, fue tal la cantidad que deje ir dentro de ella, que mi semen se escapo por los lados de la vulva de Rinko al no poder contener tal cantidad de semen.
Despues de tener el orgasmo, saque mi miembro de el interior de Rinko y la cola de Nina estaba agotado por todo lo que habia echo con ellas dos
Me tumbe entre las dos chicas, respirando profundamente para recuperar el aliento. Las dos chicas, tambien algo cansadas tambien se apoyaron en mi pecho, yo acaricie las cabezas y respire profundamente antes de cerrar los ojos por agotamiento...

Desperté un poco después, con las chicas apoyadas en mi, con cuidado las aparte de mi y me senté en la cama para estirarme, pero mi cuerpo e puso mas rígido a un al toparme con unos ojos azules, los ojos de Yuna.

- Oh... fuck... -Solo pude decir eso.

- Lavaros y bajad al salón - Dijo Yuna con una voz tranquila y tranquila - Os espero...

En ese momento estoy seguro que si me hubiese visto, estaría tan pálido que parecería un tigre albino.
Cuando bajamos los tres empezamos a hablar los tres a la vez, hasta que Yuna nos hizo callar y nos fue cediendo la palabra, primero a Nin, despues a Rinko y al final a mi.

- Yo... No se muy bien como explicarlo - Dije a Yuna - Para empezar, quiero decir que nunca he querido hacer daño a ellas, pero... Aish... -Me rasque la cabeza buscando las palabras apropiadas - No pude controlarme, la lujuria se apodero de mi y por eso cuando empecé, no pude parar. Entiendo que no me quieras ver nunca mas, incluido lo de mis varillas.

Me quede callado, no podía decir nada mas, aun así, a pesar de la situación Yuna fue muy comprensible, al ver que no obligue a las chicas a nada, incluso me dio luz verde es seguir con Nina y Rinko, aunque acto seguido me advirtio que si les hacia daño de alguna forma lo pagaría caro. Eso me puso los pelos de punta.
Después de esa incomoda conversación, Yuna volvió al taller.


- Vaya, realmente tenia miedo de que todo saliera mal - Dije aliviado

- Al menos se enfado - Dijo Nina agarrándome el brazo - Yuna puede dar mucho miedo cuando se enfada

- Pues a mi ya me daba miedo sin que estuviera enfadada - Dije mientras acariciaba las cabezas de Nina y Rinko - Al menos me dejara veros, eso es lo que cuenta

Las chicas se abrazaron fuerte a mi, entonces recordé a lo que vine aquí, a parte de las varillas, así que con un beso en la frente de cada una de las niñas me despedí de ellas. Entonces con el maletín en mano fui al taller, donde estaba Yuna. Al entrar Yuna me miro y vio que dejaba el maletín en la mesa.

- Yuna, puedes venir un momento - Dije mientras abría el maletín

Yuna se acerco y vio el contenido del maletín.

- Esta es una pulsera, tu pulsera, te ayudara a controlar la forma de las varillas sin que se descontrolen.

En el maletín había una pulsera de un material parecida a la plata, puestas en fila rodeando toda la pulsera
Pulsera Yuna.jpg

- Toma póntela - Dije ofreciendo la pulsera - Ponte la pulsera en tu mano donde cojeras las varillas

Dije mientras cogía una de las varillas para que las probara junto a la pulsera, Yuna se puso la pulsera y cogió una varilla. Yo cogí otra para ayudarla.

- Haremos una prueba con algo simple, tu haz lo que yo diga - Dije mientras alzaba la mano donde tenia la varilla, Yuna me imito - Ahora con la otra mano, pon un dedo encima de la pulsera - Dije mientras hacia los pasos - Y ahora pasa el dedo por la varilla, pero no te pares y sigue, como si acariciaras el filo de una espada

Mire a Yuna, vi que seguía mis indicaciones y viendo como una espada se iba formando, una vez echa Yuna alzo la espada.

- Bien echo - Dije mientras aplaudía - Ahora fíjate en la pulsera - Al mirar Yuna vio que una de las secciones de metal, sobresalía de entre las otras - Apriétalo, como si fuera un botón

Yuna apretó el metal, haciendo que el metal volviera a su sitio, entonces la varilla, volvió a su forma original, haciendo desaparecer la espada

-
Perfecto - Dije orgulloso de mi creación - Ahora, te enseñare como hacer formas con dos varillas, en realidad es muy sencillo...

Durante una hora, estuve enseñando a Yuna todo lo que podía hacer y como lo tenia que hacer con la pulsera, incluso hizo que pudiera blandir una espada en cada mano. Yuna aprendía rápido, y fácilmente Yuna podía utilizar las varillas con facilidad.
Despidiéndome de ella me fui al cuartel con ganas de probar mi nuevo traje. Una vez allí no perdí tiempo y fui a por el traje, el cual seguro que estaba terminado, la sorpresa que me lleve cuando me lo entregaron, que en lugar del traje m entregaron una pequeña pulsera. Entonces un científico se acerco a mi, me puso la pulsera y acciono un mecanismo el cual hizo que la armadura se me desplegara por todo el cuerpo, casco y guantes incluidos, me dijo que así podría ponérmelo en cualquier momento, sin importar la ropa que vestía, por si surgía alguna emergencia.

- Esto es mejor de lo que esperaba. - Dije emocionado

Sin perder tiempo fui al campo de entrenamiento, primero, puse a prueba las varillas, su durabilidad, resistencia, fui muy lejos con las pruebas, mis antiguas pulseras no habrían resistido, pero las nuevas no parecían tener ningún problema, no note que su durabilidad bajara. Entonces probé el traje, lo que mas me interesaba era la nueva habilidad de lanzar rayos de mis guantes, apunte a una diana holográfica, y cargue el guante al máximo de electricidad, para disparar, pero al momento de dispararlo, era tal la potencia, que me hizo saltar por los aires estampándome contra la pared y entumeciendo todo mi cuerpo, además de destrozar el campo de entrenamiento que tenia delante mío comprendí que lanzar los rayos a máxima potencia era una mala idea, incluso recibí una reprimenda de mis superiores por tal estropicio. Durante las siguientes horas seguí probando mis guantes, con mucha menos intensidad que antes, pudiendo controlar su trayectoria, sin destrozar nada mas.
Entonces se acercaba al hora de irme vi como guardaban unas armaduras al almacén, eran un prototipo antiguo, pero las reconocí enseguida, entonces tuve una idea, podía hacer que Takato pudiera salir a la calle pero tenia que hacerlo en otro momento.

Al día siguiente, después de despedirme de Takato fui al HQ del MHI a la sección donde desarrollaban los sistemas para los reploids. Mirando con cuidad seleccione un sistema operativo especial para el combate, estuve investigando ese sistema para que no tuviese ningún archivo peligroso para Takato ya que eso seria para el. Una vez confirme que no tuviera ningún peligro, descargue ese sistema en un disco duro externo, entonces me dirigí al almacén, y como si hiciera inventario, busque las armaduras que guardaron ayer, no fue difícil encontrarlas, lo difícil seria sacar una de allí sin que nadie se diera cuenta. Mire alrededor, por suerte vi una caja de piezas de reploid, totalmente vacía, así que con cuidado, puse una de las armaduras dentro y como si nada saque la caja del almacén, para después, meterla en mi coche, sabia que eso era parecido a robar, pero teniendo cierta autoridad gracias a mi rango de Sargento, es posible que pasen por alto esta infracción. Entonces me di cuenta de una cosa, el comandante Jake había escuchado la voz de Takato, y aunque hora estuviera libre del control de T.C. no creo que le gustara saber que el estuviera ayudando en las próximas misiones, así que entrando otra vez en el almacén busque un distorsionador de voz. Una vez lo encontré, salí del almacén y puse rumbo a mi casa.
Una vez allí le mostré la armadura a Takato, al igual que el sistema operativo. Takato se vio encantado por los regalos que les hice, estaba realmente feliz, la verdad me alegre mucho de que le gustara, sinceramente me sentía fatal por tenerlo encerrado todo el rato, y quizás se sentía imponente por no poder hacer nada, como cuando ataco Hell Bat, con esta armadura haría las cosas mas sencillas.

Los días pasaron, estaba en el cuartel, haciendo mi rutina de papeleo cuando escuche a los hermanos Sanabria discutir cuando de repente...

"Beep, Beep, Beep. Transmisión anónima llegando a Central, procediendo a su decodificación y transmisión."
 

Spooky Yuri Party

Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,582
Offline
Kro Ogro Miau - Mega Metrópolis.

Fuuh - suspiré al bajarme del vehículo anfibio que me trajo de vuelta a la ciudad. Aunque había mucho que ver en el Laboratorio de Biotecnología, de momento quería alejarme lo más posible del maestro.
Contacté con el centro donde había llevado a mi amiga Roro y me dijeron que estaba todo sin novedad añadiendo esta vez algo más en un tono bastante serio.

Le avisaremos ante cualquier eventualidad. Así que por favor, señor Ogro-Miau, evite llamarnos tan seguido - añadió la voz de lo que parecía ser una mujer mayor.

Ok... lo siento... evitaré llamar tanto. Que tenga un buen día - me disculpe. Cielos, estaba siendo quizás demasiado paranoico en esto. Ella estaría bien, era una preocupación menos, ya estaba como candidato para la MHI, otra cosa menos de la que preocuparme... así como con mis nuevos roomies, ya tenía la cuota pagada y el permiso para quedarme ahí... incluso el informe con el maestro había salido bien. ¿por qué seguía estresado?

Entré a un edificio compuestos por varias multi tiendas, habían desde tiendas de ropa, , diversión electrónica, centros de belleza para especies de todo tipo, entre un sin fin de cosas. No tenía interés en nada de ello de momento, solo vagué sin rumbo apreciando la cultura del lugar tan diferente a la de la selva.

Mira nada más, pero que hermoso felino de pelaje morado, que combinación de color tan inusual, ¿te apetece una cepillada? - dijo una canina con un peine en su mano afuera de un local. Llevaba una falda muy corta y su postura era inclinada hacia adelante de manera provocativa mostranfo el escote de su vestido. Estiró la mano con intención de acariciarme la barbilla pero la esquivé de un rápido movimiento.

No hoy, gracias - dije sintiéndome aliviado de eludirla. Cielos eso estuvo cerca, era débil si alguien me rascaba allí y hubiera terminado gastando mas dinero del maestro en una cepillada de pelaje innecesaria.

Entre que caminaba por ese sector varias personas se acercaban para ofrecerme sus servicios, todos más [email protected] que el anterior, con peinados o vestimenta bien elaborada. Me alejé de la zona de belleza rápidamente o terminaría en uno de esos salones.

Fuh... - suspiré mientras llamaba a casa de Jared y Nil. Contestó este último.

¿Qué quieres? - contestó Nil algo agresivo.

Etooo... nada, de hecho estoy aquí en una zona tiendas y me preguntaba si quizás les apetece que lleve algo para almorzar - dije amistosamente.

Ya almorcé. Y Jared no está, le toco trabajar de día.

Oh... ya veo... emmm, bueno, quizás para la cena - dije esperanzado.

No hace falta. Adiós - dijo Nil secamente.

Cielos, que cortante. Seguro seguirá molesto conmigo por que sin querer lo vi viendo porno de furros. No pensé que tuviera esos gustos siendo tan joven. Procuraré tocar las puertas antes de entrar a los cuartos, después de todo no estaba acostumbrado a vivir en una casa, en la selva no habían puertas.

Pero si bien ver a Nil en un momento que fue vergonzoso e incómodo para ambos, definitivamente fue solo un error, pero no fue así con Jared. No sé si habrá dejado la puerta del baño a propósito pero desde la esquina que conducía a la cocina pude ver toda su anatomía mientras se duchaba. Y cantaba. Muy mal por cierto, pero eso no importaba. Tenía un buen físico y verlo restregar esa esponja por su cuerpo incluyendo sus partes intimas me habían llevado a fantasear con la idea de hacer algo con él.
Nil había dicho que era un caliente y lanzado que le gustaba llevar tanto a hembras como machos furros a casa para divertirse con ellos pero hasta ahora no había visto nada de eso así que o bien eran inventos de Nil o quizás por llevar solo dos días ahí no se había dado alguno de esos encuentros.

Las cosas con Roy tampoco se alejaban mucho de mis pensamientos pervertidos ya que el bello espécimen serpentil me fascinaba mas que un humano bien tonificado y dotado. Hasta ahora había logrado en poco tiempo cierta amistad con el, visitándolo siempre que podía y el parecía feliz de recibirme. Y aprovechaba cada oportunidad para lanzarle alguna bola pero que el parecía esquivar sutilmente.
Quizás estaba siendo demasiado hostigaste en mi tiempo con el y si bien de primeras me gustaba verlo nervioso o levemente ruborizado ante cada movimiento atrevido de mi parte, ya no estaba funcionando. Cosas como un abrazo repentino, un ronroneo sensual cerca del oído o incluso una vez le di una atrevida lamida cerca de los labios cuando le dije que le había quedado un poco de helado en la cara, no conducían a nada salvo algun momento gracioso en el mejor de los casos a incomodos si no tenía mucja suerte. Nos reímos ambos nerviosamente ante aeuellas cosas, pero estaban dejando de ser divertidas y solo se habían vuelto cada vez incómodas. No correspondía a mis brazos o ronroneos, al menos no de la forma que yo hubiera deseado.

Haciendo alusión a mi pasado "selvático" le hable de la selva sin tapujos, de como el sexo allí era de lo mas normal, pensando que se animaría así a ser quizás algo mas atrevido pero había tenido el efecto opuesto. El me comentó que era mas de la idea convencional y menos liberal del "amor" y que había tenido un novio.
Ciertamente conocía mas del sexo que del amor como tal.
Roy no se refirió mucho al tema tras eso y notando su baja de animo repentino, que era muy notoria ya que rara vez se quedaba sin palabras, pues no quise indagar mas en el tema. Y en la siguiente visita dejé todo el acoso de lado y solo me centré en tratar de ser una buena compañía para él, un buen amigo. Por ese lado las cosas parecieron mejorar pero el caso que por el estres y el hecho de no hacerlo en mucho tiempo estaba caliente, muy caliente, sería difícil contenerme si lo deseaba tanto así que ese día optaría mejor por no ir a verle.

Seguí recorriendo la zona de tiendas, cada persona que salía era a ofrecerme cosas y cada cual parecía más [email protected] e insinuante que [email protected] anteriores.¿o era mi mente pervertida la que los veía así?

Debía aceptarlo. Parecía ser un periodo repentino de celo. Y debía remediarlo cuanto antes.

Tienes una hermosa figura gatito, ¿quisieras resaltar un poco mas esos músculos? Ven a mi gimnasio, te enseñaré como, entre muchas otras cosas - Dijo un fornido Toro solo vestido solo con botas y un pantalón corto mostrando un imponente físico mientras sostenía con facilidad una gran mancuerna.

Ehh... no gracias, así estoy bien, jeje - dije claramente nervioso.

Seguro, los primeros tres días son gratis, para que te adaptes... oye, espera, ven - dijo mas que interesado por lo cual apresuré el paso tratando de perderlo en la multitud. Rayos, parece que aquí todos son muy lanzados en captar clientes, especialmente si son furros. Mire hacia atrás y el mastodonte seguía abriéndose paso con facilidad entre la gente que con suerte le llegaban al abdomen, para él parecía como si caminase entre niños.

¿Oye donde estas?, gatito, gatito ven aquí, kuchi kuchi kuchi gatito ♫ ♫ ♫ - dijo como como cantando y con una cara de pervertido que me llego a dar miedo, ese tipo parecía mas desesperado que yo pero era demasiado grande para mi gusto.

El repentino miedo me hizo adentrarme en una tienda de ropa y suspiré cuando desde dentro lo vi pasar de largo. Para disimular tome algo ropa pero ni la miré, solo estuve esperando un rato a que ese sujeto se aleará lo mas posible antes de salir.

¡Es una hermosa prenda, seguro a su novia le encantará! - escuché una voz femenina, era un chica joven de bello plumaje verde, parecía una lorita.

Eh... no, no tengo novia, esto es para mi, pero aun considero si usarlo o no - me apresure a decir.

¡¿Para usted?!... oh.. vaya - dijo asombrada mirando la prenda y a lo cual no capté su reacción... hasta que miré yo mismo lo que tenía en la mano... ¡¡Era un vestido azul!!

¡¡Ehhh, no no no no... es un error... es un error!! - dije soltando la prenda de inmediato que cayó encima del montón de ropa de la cual la había tomado.

Ho no, tranquilo, aquí no se juzga a nadie, ¡yo creo que le quedaría perfecto! - dijo como entre divertida e incómoda.

Ahórrese sus comentarios, solo me confundí por estar distraído - dije molesto y con la cara toda roja - ¿dónde está la sección de varones? - dije haciendo una mueca de disgusto.

Es por allí... jijiji - dijo apuntando una escalera, sin poder contener su risita nerviosa.

Gracias - dije con los ojos cerrados y pasé a su lado incapaz de mirarla a la cara, para llegar a la escalera y subir rápidamente al segundo piso.

Trataba de aclarar mi mente, por suerte esta zona había menos gente. Y la ropa iba mas en plan formal, por lo que no se veía tanto pervertido desesperado como en las zonas anteriores. Quizás el mas pervertido allí ahora mismo era yo pero ya me controlaba.

Habían varios afiches de modelos en las paredes de ese piso, afiches de cartón en tamaño real, entre varias cosas así. Parece que habían trajes para todas las especies en sus diferentes necesidades y contexturas, pero de entre todos me sorprendió un afiche que no mostraba una especie de humano adulto.

¡¡Queee, no puede ser, acaso!!... ¿es el?... ¡Si es él! - dije acercándome incrédulo al afiche.


Así es, es el señor Takamura, aunque ya lleva rato en nuestra tienda los clientes siguen sorprendiéndose al ver este afiche - comentó un zorro un poco mas alto que yo, de contextura delgada y lentes redondos.

¡¡¿Y qué hace él aquí?!! - regañé.

Es el dueño de este lugar, nuestra sucursal fue comprada por su empresa hace algunos meses - comentó el zorro.

Pero tenía entendido que Taka Corp se dedica a otros rubros, muy distintos a la moda - dije extrañado.

Así es, nosotros también nos sorprendimos, pero que mas da, nuestra tienda fue salvada de la quiebra y pasamos de estar abajo a repuntar en poco tiempo, ya se han abierto dos sucursales mas en otras partes de Mega Metrópolis este mes. Se mostró bien interesado en nuestro negocio y organizó una gran fiesta para celebrar la compra, incluso realiz´p una sesión de modelaje especial con algunos de sus empleados y por petición nuestra, el mismo participó. se lo dijimos a modo de reto, o quizas broma, no pensamos que aceptaría, pero lo hizo. Y bastante bien, por lo cual conservamos ese afiche aquí en nuestra tienda como recuerdo - dijo el zorro de lentes.

¿Ah si? - comenté algo aturdido por todo lo expuesto.

¿Que pretenderá ese sujeto? - pensé - Quizás lavado de dinero, alguna ubicación estratégica... - se me ocurrían muchas teorías de golpe. No me fiaba de personas adineradas que se buscaban expandirse a medios muy ajenos a los suyos solo porque sí.
Si ya sentía desconfianza con él, ahora se intensificaba. Y llegue aquí por casualidad, quizás cuantas cosas le pertenecían en esta ciudad a tipos como él, solo para ser usados como juguetes cuando les plazca.
Por otra parte... que cuerpo, diferente a la belleza natural de los felinos del clan Ogro-Miau, pero tenía... no sé, algo hipnótico para ser un humano. Un cuerpo trabajado, sobre todo en el abdomen, poco común en muchos humanos y más si estos eran empresarios... pero a la vez un rostro algo frágil, pero una mirada seria y decidida... ¿sería realmente una persona peligrosa como creía? ¿o solo un empresario afortunado, alguien que heredó su fortuna sin trabajo ni esfuerzo? Aún ignoraba mucho de él.

Quizás debiera tomar una foto, le duraría mas - dijo el zorro como burlándose.

Reaccioné algo aturdido y lo miré con odio. El retrocedió un paso captando la mala vibra.

Veo que la mayoría de los empleados de esta tienda tienen el hocico suelto. Pero ya me doy cuenta viendo a quien pertenece. Me largo de aquí - dije caminando de vuelta a la escalera. Luego al bullicio de la zona donde me abrí paso a la mala para poder salir de ese lugar tan rápido como podía. Tomé un transporte e ignoré los intentos de conversación del taxista, maldita sea de repente todos querían ser amables o comunicativos ¿estaría acaso desprendiendo algún tipo de pheromona ese día?

Podría guardar silencio por favor, me duele la cabeza. Solo lléveme a donde le pedí - dije cortantemente.



Kro Ogro Miau - Casa de Jared y Nil.

Creo que no fue buena idea venir aquí. Jared no estaba y Nil apenas me había dirigido la palabra salvo para decir que desde ahora dejaría su cuarto con llave para evitar "intromisiones inoportunas"
Al menos el tenía su ordenador... con porno. Cosa que a mí no se me daba. Estaba acostumbrado a hacerlo o nada, quizás ese fuera mi problema. Debía aprender a controlar estos instintos sobre todo ahora que estoy en una ciudad como esta.

Traté de dormir inútilmente. Tenía una erección tan prolongada que hasta había llegado a doler y aunque acostado me masturbé bajo las sabanas de mi cama no se sentía bien y no lograba acabar.
Me levanté, tomé una ducha fría, pero seguía con calor.
Volví a mi cuarto donde puse llave a la puerta, revisé mis cosas y saque una botellita con vaselina. Me volví a meter bajo las sabanas y unté un poco en la entrada de mi trasero para hacer presión con uno de mis dedos mientras que con la otra mano me sujetaba el pene desde la raíz.
Estaría un buen rato en eso hasta que me aburrí y me levanté decidido. Debía remediar el asunto pronto y tomaría la opción que estuviera màs al alcancé. Pero si las cosas salían mal me aseguraría de al menos tener algo de información de él. Si, le preguntaría unas cosas como requisito antes de comenzar.

Saqué mi dispositivo pulsera y comencé a teclear una preguntas a medida que se me ocurrían. Una vez listo, decidí llamarlo al numero que me dio. Naturalmente, no contestó él si uno una de sus subordinadas, pero tras una breve espera fui contactado con él.

Vaya, eres tú, ¿Qué se te ofrece, Kro? - preguntó Takeo.

Quiero verte - dije seriamente.

Umm... muy bien - dijo igual de serio y cortante que yo. Vaya que manera tan tensa de comenzar pero no esperaba menos.

No quiero solo hablar contigo, así que elige un lugar en donde ambos nos sintamos cómodos en privacidad - dije repentinamente sorprendiéndome a mí mismo por ser tan directo y lanzado. Hubo un momento incómodo de silencio hasta que respondió.

De acuerdo, Kro. Mandaré a alguien a por ti. Dime donde te recogen y donde nos encontramos - dijo finalmente. Le mandé las coordenadas de mi ubicación, seguro el la reconocería como la vivienda rentada de uno de sus empleados.

Recuerda... un lugar acorde... y privacidad - recalqué para hacer más obvios mis propósitos.

Se me ocurre un buen lugar. Encaja totalmente con lo que me pides. Y creo que te sentirás como en casa - dijo ahora menos serio y más insinuante.

Ok, nos vemos - dije finalizando la llamada.

Como buen perro hambriento al que le arrojan un hueso accedió como lo esperaba.

Fuuh... - suspiré hondo. Sabía que las posibilidades de que aceptara eran altas pero aun así no podía evitar ponerme nervioso. Tome nuevamente la botella de vaselina y ahora también una jeringa de tamaño mediano con la cual me lavaría bien. Mucha acción en la selva podría haber tenido pero era sobre todo limpio y decente y eso le quedaría en claro nada mas si decide indagar allí atrás. Fui nuevamente al baño para prepararme acordemente.


Kro Ogro Miau - Bosque/Caverna.

Al llegar al lugar sus guardias me condujeron a la entrada de una caverna donde él esperaba. Rayos, creí que elegiría algún lugar más acorde a él, una cam amplia y cómoda en alguno de sus edificios pero tenía que elegir justo una caverna de entre todos los sitios. El muy ingenuo no tenía idea del peligro que corría conmigo en un lugar así... y ahora estaba más que nervioso, aunque me negaba a matar a cualquier otro que no fuera mi padre.... sí, tenía un lado no solo salvaje, sino un lado ASESINO... latente, peligroso y este lugar... me llamaba mucho a ello.

Se acercó como extendiendo la mano lo cual me causó escalofríos, no quería estrecharla así que me apresuré en hacer una reverencia breve al estilo japones, a lo cual, el hizo algo similar. Luego ambos entramos a la caverna.

Habían pequeños mecaniloides con luces incorporadas similares a luciérnagas y todo estaba demasiado limpio como para ser una caverna normal, seguro ya la había "estrenado" con otros especímenes de su gusto el muy degenerado. Pero eso no importaba.

Espero que este lugar sea lo suficientemente íntimo. Bienvenido, Kro - dijo Takeo.

Desafortunadamente, es demasiado... "íntimo" - admití con cierta resignación.

Oh... creí que te gust...

Terminemos con esto rápido, sé que te interesaste en mi ese día por cómo me tocabas - le dije sin tapujos y tuteándolo directamente. Si iba a ser mi compañero en este encuentro era lo menos que cabía de esperar así que no estaba siendo irrespetuoso, de hecho, estaba siendo sincero. Brutalmente sincero.
No digo nada y asintió con la mirada. No demostraba arrepentimiento pero de momento, tampoco se le veía vuelto loco por hacerlo. Claro, con los recursos a su disposición podía tener a quien quisiera y cuando quisiera. Sujetos como el a menudo soltaban frases como "deberías estar agradecido de que me fije en ti" pero este sujeto... era diferente. Se mostraba extrañamente humilde pese a su status.

Bien... pues yo... yo... también me fije en ti ese día, si no, no estaría aquí. Creo que podríamos llegar a conocernos mejor.... la verdad, lo agradecería, estuve mucho tiempo en la selva y me volví algo necesitado de ciertas experiencias... seguro habrás oído que en la selva se da mucho el juego corporal, ya sabes, no hay muchos juguetes o tecnología así que disfrutamos de nosotros mismos, pero antes quisiera saber algunas cosas sobre ti... claro, tú también puedes preguntar lo que quieras y si no nos sentimos cómodos con algo solo podemos decir "no puedo o no quiero responder"... así no habrán mentiras... ¡Odio las mentiras! - dije respirando agitado.

Había arrojado todas las cartas de presentación a la situación y lo vi tomar asiento en una silla previamente puesta allí, pero yo no estaba en ánimos de sentarme aún y de hacerlo, no usaría la silla sino a él.

Bien, te escucho... aunque, podríamos hacerlo más interesante... - dijo intrigantemente.

¿A qué te refieres? - dije frunciendo el ceño.

Por ejemplo, podemos quitarnos una prenda por cada pregunta respondida. Así vamos teniendo mayor confianza mutua. Adelante... Pregunta tú primero - dijo elocuentemente.

Como imaginé, era un sujeto astuto, pero ese juego de quitarse las prendas por cada pregunta sería algo útil dada la situación así que me pareció una buena idea llevarlo a cabo.

Bien, esto es lo que preguntaré. Y las haré todas al a vez, así que las transferiré a tu dispositivo, tú puedes hacer lo mismo. Asi, ambos tendremos tiempo para responder - dije decidido.
Si, ya tenía bien pensado que preguntarle. Si no me satisfacía corporalmente, al menos me seria útil en mi misión, la experiencia y visión de esos temas de un tipo como él... quería conocer esos puntos de vista.

Muy bien - dijo tecleando en su dispositivo mientras yo hacía lo mismo. Como ya tenía planeado de antemano que preguntarle se las envíe de inmediato, mientras el tras leerlas, medito un momento y luego envío las suyas:

¿Por qué ansias tener más poder, si ya tienes la vida resuelta? ¿Qué te motiva a seguir en favor del llamado "Progreso"?

- ¿Cómo eras tu cuando eras joven, siempre fuiste adinerado y moldeado por estos ideales tecnológicos?

- ¿Si una persona nace sin nada y debe volverse un criminal para sobrevivir ¿Los perdonarías?

¿Qué opinas de las mentiras y traiciones ¿perdonarías a quien te lastimó y traicionó sin motivo ni explicación? ¿te vengarías, matándolos sin más, los perdonarías o exigirías respuestas de su actuar?


- Si tuvieras un solo enemigo, un solo blanco, pero está rodeado de gente que morirá por su causa ¿matarías a quien sea necesario para acabar con él?

Ahora el comenzaría a responder todo y lo escucharía atentamente. Según que tanto me convencieran sus respuestas vería que hacer con el, tras responder las suyas tambien, claro, había dado mi palabra y la cumpliría.

-------------------------------------------------------------------------------

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata Listo Cumpañero
Shademan Shademan mención a Roy.
 
Última edición:
Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
5,052
Offline
[Takeo]

En Taka Corporation...

Había regresado tras cerrar un trato extraordinario. Ya tengo en mi poder la empresa que gestiona los residuos de la ciudad junto con el terreno y todo lo que hay en él. Además de empleados que dependen de mí. Aproveché para bajar a los niveles de las piscinas. Me cambié de ropa para ponerme un bañador, pues seguro que Alpha estará ahora entrenando y haciendo pruebas ahí dentro. Seguro me acabaré mojando. Por eso mejor estar preparado. Y cuando entré, enseguida me gustó lo que veía. ¡Todo el agua sacada y concentrada en una esfera suspendida en el aire! Y Alpha nadando tan a gusto dentro. No lo dudé. Haciendo gala de mi físico, me lancé a la esfera para bucear con Alpha. Se le vió contento de verme y realizamos algunas maniobras dentro de la esfera. Claro que a ratos necesitaba sacar la cabeza para poder respirar y renovar el aire de mis pulmones, pero contaba con una buena capacidad pulmonar. Se notaba que Alpha estaba especialmente contento de verme y de poder jugar con él. Tanto que nos centramos en el núcleo de la esfera y me abrazó. Correspondí su abrazo y poco a poco la esfera de agua fué descendiendo para posarse sobre el fondo de la piscina y así ir volviendo a su forma original. Pero no de golpe, pues todos sabemos que eso podría causar movimientos bruscos que puedan mojar a otros o incluso material sensible al agua. No hay que olvidar que están realizando pruebas. Y on el agua ya posada léntamente, pudo dejar de emitir su control sobre el agua quedando todo como si nada hubiese pasado. Saleindo ambos del agua.

(Takeo) Felicidades, Alpha. Cada vez controlas mejor el elemento llegando incluso a interactuar con él sin perder la concentración. Como si fuesen por separado en lugar de todo a la vez. Eso demuestra mucha fuerza.

Se ve que le gustó lo que dije. Las pruebas por ahora habían concluido. De hecho, se me comunicó que con mi presencia en ese momento final pudieron registrar interesantes informaciones. La felicidad de Alpha le había otorgado un mejor rendimiento.

(Takeo) Vamos. Te mereces en buen descanso.

Nos cambiamos de ropa y subimos a mi despacho. Alpha disfrutaría de unos ricos manjares mientras yo terminaba primero tareas importantes desde mi ordenador. Indicando al departamento encargado de uno de nuestros mejores proyectos que trasladen el material y recursos necesarios al vertedero. Que se despeje la basura de un trozo muy específico del terreno y se guarde en uno de mis almacenes vacíos de forma provisional. Y que inicien de inmediato la construcción de la instalación subterranea que contendrá nuestro proyecto y todo lo necesario para garantizar su buen funcionamiento. Con la maquinaria automatizada, eficiente y las nuevas mecánicas de construcción, las nuevas instalaciones estarán listas y operativas en tres días trabajando las veinticuatro horas para terminarla dentro del plazo. Por supuesto, con turnos rotatorios. Jamás exigiría a mis empleados trabajar como esclavos. Respeto sus jornadas de trabajo. Y los que necesito que trabajen más, siempre es poco tiempo extra y son debidamente recompensados. Pero jamás haría a una persona trabajar más de la cuenta sin necesidad. Mientras tnato, que la gestión de residuos siga como se ha hecho siempre. Pero cuando las nuevas instalaciones estén listas en el vertedero... ¡Alucinarán con lo rápido que desparecerá la basura! Con esa gestión hecha, me acerqué hasta Alpha para que pudiésemos comer juntos. Así podríamos hablar un poco antes de irnos a dormir.

A la mañana siguiente...

Hice algo más. A parte de comprar empresas clave, hay algunas pequeñas empresas que decido comprarlas por un interés personal y para contar con otros sectores empresariales unidos a mi imperio. Una cadena de ropa, la cual logré salvar de la quiebra y hasta se consiguió que evolucionase bien. Ese tipo de franquicia suele vender ropa muy buena a un precio barato. Nunca entendí como pudo empezar a hundirse, aunque supongo que aquellos negocios que venden ropa obtenida con mano de obra esclava vende a precios demasiado bajos contra los que no se puede competir honradamente. Por no hablar de la ropa sencilla que se hace mediante impresoras en 3D de forma automatizada y que poco a poco intenta hacerse hueco en el mercado. Por supuesto, siguen existiendo ropas de grandes diseñadores. Pero a esos solo les compro cuando compruebo por mí mismo el material y la forma de fabricarlo. Ya han surgido muchos escándalos de famosos diseñadores que venden sus creaciones excesivamente caras y luego se ha descubierto que se hizo con mano de obra esclava. ¡Qué abusivo! Venden por miles o incluso millones prendas que fabricarlas les ha costado poco o nada. Hacen un precioso traje de diseño gastándose apenas diez o veinte y luego en la venta final esperan venderlo por diez mil o veinte mil. ¡No me gusta que me estafen! Para eso, prefiero comprarme ropa barata en ocasiones. Buena calidad y trabajo honrado a precio justo. Además que desde que era niño era donde podía comprarme ropa decente. Por eso decidí ayudarles. Enseñarles como triunfar ante tanta y tanta competencia de ropa. Y además, estas prendas son tan buenas que hay países donde se consideran un lujo. Incluso hay criaturas dispuestas a complacer a cualquiera a cambio de estas prendas, las cuales casi seguro las revenden. Incluso he realizado un poco de trabajo como modelo para ayudar en la promoción de ropa. Eso ayudó bastante, pues la gente sabe que confío solo en la calidad y los precios justos. Y ver que confío plenamente en esa tienda de ropa los anima a comprar.

Más tarde...

Me acerqué al desguace para ver lo rápido que avanzan las obras. Ya han terminado de despejar el trozo de terreno acordado y ya han terminado de cavar el terreno. Es un agujero enorme, pero ya se ha verificado que por debajo no pasaba nada de cables, tuberías, cloacas o algo que nos hubiese impedido excavar. Por eso se eligió esa zona para la construcción. Ya estaba previamente estudiado. El anterior dueño de la empresa de residuos, el cual ahora solo es encargado general con un sueldo un poco mayor al que tenía antes se acerca a comentarme que los empleados están contentos por saber que ahoa cobran más dinero, pero se preguntan a que se debe esa excavación.

(Takeo) Esa excavación es para construir una pequeña instalación que contendrá la maquinaria que se encargará de gestionar los residuos. Una vez construida, verás como la basura desaparecerá muy rápido. Y a medida que eso suceda, se irá retirando la maquinaria que actualmente hace ese procesamiento para centralizarlo todo en la nueva maquinaria. Y el terreno a medida que se vaya despejando contará con almacenes y otras instalaciones. Las coas cambiarán para muy bien. Y antes de que os déis cuenta, tendréis un trabajo más cómodo y cobrando más que antes.

Me comenta que le gusta como suena eso, pero pregunta por qué es necesario construirlo bajo tierra, aunque sea de forma parcial.

(Takeo) Porque como ya me comentaste en su momento, la competencia siempre anda intentando sabotear o algo peor. Obviamente, esos miserables que tanto te han hecho la vida imposible no merecen tener acceso a la nueva revolución de la gestión de residuos. Te contaré con mucho gusto en qué consiste, pero todavía no. Es mejor hacerlo cuando ya esté todo en marcha. Pero puedo asegurarte una cosa. Jamás ningún residuo o basura volverá a ser enterrado, arrojado a las aguas o incluso solo quemado. No soy como esos mentirosos que prometen algo genial para la gente y el medio ambiente y al final resulta que solo se limitaban a tirarlo por ahí sin más. Ya he notado que algunos empleados se preguntaban si mi intencion era enterrar la basura en ese agujero que se está excavando. Ya les dije que no se preocupen. Que no será nada de eso. Será mucho mejor y más limpio. Con el trabajo a buen ritmo y con la rotación de turnos adecuada, estará totalmente terminado en tres días. Luego un día para hacer pruebas de que funciona bien y entonces comenzará el trabajo bueno de verdad. Hasta entonces, que continúen trabajando como lo llevan haciendo siempre. No conviene que la basura se acumule sin control.

Me hace una última pregunta. Que donde está la basura que se ha retirado para esas obras.

(Takeo) En uno de mis almacenes vacíos. Pero solo se forma provisional mientras se terminan las obras. Una vez concluidas, se traerá de regreso para su procesamiento. Puedes estar tranquilo. No pienso hacer nada ilegal o perjudicial para la gente.

Con todo aclarado, le deseo un buen día y saludo a los empleados de nuevo antes de marcharme.

Aquella noche...

Volví a mi empresa para ver a Alpha. Está ahora en la piscina, pero solo relajándose. ya tengo puesto mi bañador. Ahora siempre lo hago antes de entrar. Me acerco al agua y le pregunto qué tal el día. Me comenta las pruebas que hizo y sus buenos progresos.

(Takeo) Aprendes y mejoras con gran rapidez. Me siento muy orgulloso de tí.

Acaricio su cabeza y le rasco suavemente la barbilla y esa zona debajo de su cabeza. Me meto en el agua y nadamos juntos para divertirnos. Buceando a ratos y haciendo movimientos de todo tipo en el agua. Surgiendo nuevos abrazos y hasta un nuevo beso. Igual que el que le di en los labios por primera vez, pero un poquito más largo. Eso parece gustarle. Lo único que interrumpe ese momento son el sonido de las tripas de Alpha.

(Takeo) Bien... ¡Hora de cenar!

Slaimos del agua para secarnos y vestirnos. Volvemos a mi despacho para cenar juntos. Hablamos de cosas en general, pero hoy estamso cansados. Así que nos lavamos los dientes y a dormir. Parece que le gusta dormir conmigo. Se siente a gusto y protegido. Ahora es con quien más duermo en la misma cama. Como un padre con su hijo o como un guardián con su protegido. Aunque no puedo negar que me gustaría que fuese como algo más cercano. Antes de dormir, le confirmo que mañana estaré muy ocupado y quizás no podamos vernos. Pero que me encantaría desayunar con él.

A la mañana siguiente...

Desayunamos juntos y Alpha se animó a probar el café. Me pregunto si le gustará. (Esto lo dejo a decisión de Kamiblack. :3) Cuando se avisó de que ya tocaban las pruebas, nos despedimos y me quedé todo el día en mi despacho. Hoy tengo mucho más de lo esperado, pero cuanto antes lo haga, mejor.

Pasan las horas...

La jornada de hoy había terminado para mí. Necesitaba un buen descanso. Pero entonces me sonó el teléfono. Parece que alguien contacta conmigo por número privado.

(Takeo) ¿Dígame?

Me sorprendo al saber quien es. Parece que quiere verme.

(Takeo) De acuerdo, Kro. Mandaré ha alguien a por tí. Dime donde te recogen y donde nos encontramos.

Me comenta donde está y me dice que el motivo para verme no es solo hablar conmigo. Que es mejor que yo elija el lugar donde nos sintamos cómodos en privacidad. Me intriga mucho la proposición. O quiere algo de naturaleza secreta o es una trampa. Pero conozco el sitio ideal.

(Takeo) Se me ocurre un buen lugar. Encaja totalmente con lo que me pides. Y creo que te sentirás como en casa.

Le explico donde será. Que allí nos vemos.

Media hora después...

Un largo camino, pero por aire se hace enseguida. Una caverna profunda dentro de una montaña en mitad de un denso bosque. Con zona perfecta en la cima para que aterricen vehículos aéreos y donde montar guardia. Yo llegué antes. Luego Kro. Aterrizan y lo escoltan a la entrada de la caverna, la cual estará bien vigilada y custodiada. El camino es largo dentro de la cueva, pero está iluminada y señalizada. Además de solo haber un camino. Y al final, un amplio espacio por el que corre agua pura formando una pequeña laguna y donde el agua se filtra por rendijas hacia el fondo. He ido alguna vez ahí para encuentros secretos de todo tipo. Estoy ahí preparado. Con algo de equipo de campamento.

(Takeo) Espero que este lugar sea lo suficientemente íntimo. Bienvenido, Kro.

La conversación fué avanzando a un ritmo acelerado, pues resulta obvio que Kro quiere algo más que solo hablar. Es algo que se nota especialmente en las criaturas humanoides. Me gusta hacia donde va a parar la conversación, pero igualmente me siento intrigado y atento.

La conversación avanza... Y...

Ya sospechaba que se había dado cuenta de que me sentí atraido por él. Y parece que se sintió atraido por mí también. Eso me hizo sentirme halagado, no hay duda. Me habló de la necesidad que tiene de ciertas experiencias. Que al no contar en la selva con lo que tenemos en la civilización moderna, sobre todo disfrutan de sus propios cuerpos. Resulta evidente lo que busca, pero primero quiere saber sobre mí. ¡Claro! Es lo justo. También yo deseo saber cosas de él.

(Takeo) ¡Bien! Te escucho. Aunque podríamos hacerlo más interesante.

Pareció sorprenderse y sospechar.

(Takeo) Por ejemplo, podemos quitarnos una prenda por cada pregunta respondida. Así vamos teniendo mayor confianza mutua. Adelante... Pregunta tú primero.

Le cedo el honor de ser el primero en hacer sus preguntas. Y voy respondiendo a ellas poco a poco.

Entrevista:

- ¿Por que ansías tener mas poder, si ya tienes la vida resuelta? ¿Qué te motiva a seguir en favor del llamado "Progreso"?
Mi empresa es el fruto de mi duro trabajo. Yo mismo la fundé y la dirigí desde cero. Admito que originalmente buscaba lo mismo que buscaría cualquiera. Dinero. Lo más básico para tener una vida llena de lujos y comodidades. Le he dedicado mi vida entera a esa empresa. Mi primer intento de ganarme la vida y lo conseguí. Ahora mi empresa es como si fuera mi alma. Sin ella, no tengo nada. Pero cuando por fin tuve la vida resuelta y desde mi nuevo status pude conocer mejor el mundo. Nunca pude entender como podía haber tanta pobreza, sufrimiento y muerte a pesar de todos los avances tecnológicos existentes. Pero poco a poco me fuí dando cuenta de que eso lo hacen solo aquellos que solo ven el dinero y nada más. Algo que al principio yo también hacía. Pero cuando por fin lo tuve, pude ver más allá. Y aunque es agradable ganar dinero, prefiero conseguirlo sin que nadie tenga que morir o sufrir por ello.

- ¿Cómo eras tú cuando eras joven? ¿Siempre fuiste adinerado y moldeado por estos ideales tecnológicos?
La verdad es que no. No era pobre, pero tampoco rico. Pero siempre tuve el sueño de cambiar las cosas y tener dinero, para variar. Toda persona que siempre tuvo poco o nada de dinero sueña con conseguirlo a toda costa. Yo tenía una visión de riqueza, pero también de ayuda al mundo. Yo sabía que uno puede hacerse rico sin hundir la vida a los demás. Y además mejorar la vida de todos a un precio asequible.

- Si una persona nace sin nada y debe volverse un criminal para sobrevivir, ¿Los perdonarías?
No. Y quizás te sorprenda mi respuesta, pero yo soy la prueba de que uno puede conseguir dinero sin necesidad de ser un criminal. Además... Hay muchos que han tenido vidas igual de malas o incluso peores y solo por eso no se han vuelto criminales. ''Todos hacemos elecciones, pero al final nuestras elecciones nos hacen a nosotros.'' (Andrew Ryan) Y aunque yo me he visto obligado ha asociarme con determinados indeseables o incluso criminales, creeme que no lo hice por gusto. Fué en parte por mi empresa y en parte para asegurarme de tener a los enemigos más peligrosos a mi servicio. Pero nunca haría daño a ningún inocente y a nadie honrado. Mis objetivos son en su totalidad aquellos individuos que intentan dañarme a mí o a mi empresa. Y aún así, no recurro a la violencia o la muerte. Soy más de diálogo y negocio. La violencia es el último recurso siempre. Y nunca voy a por nadie inocente.

- ¿Que opinas de las mentiras y traiciones? ¿Perdonarías a quien te lastimo y traicionó sin motivo ni explicación? ¿Te vengarías, matándolos sin mas, los perdonarías o exigirías respuestas de su actuar?
Opino que quien miente y traiciona hace una de dos. O es un indeseable o está siendo obligado por alguien o algo. Podría perdonar a los que hicieron algo contra su voluntad o a los que no hallan llegado muy lejos en su primera o segunda vez. Pero si no deja de intentarlo o si lo hace severamente por voluntad propia, no lo perdonaría nunca. Y me vengaría, pero no con asesinato. Eso es el último recurso. Soy más ingenioso en ese sentido. Y por supuesto, siempre exigiría saber por qué de sus acciones.

- Si tuvieras un solo enemigo, un solo blanco, pero esta rodeado de gente que morirá por su causa ¿Matarías a quien sea necesario para acabar con él?
Solo si no tengo otra opción. Cuando el diálogo, el negocio y la persuasión no sirven. Se puede hundir a un enemigo sin necesidad de lastimarle diréctamente. Si veo que la única opción es entrar a saco, entonces así lo haré. Y no solo por vengarme de ese enemigo, sino sabiendo que con el enemigo fuera de juego (ya sea por muerte o por hundimiento de su imperio) no solo dejará de ser una amenaza para mí, sino también para todos.

A medida que iba respondiendo, me iba quitando prendas. Así hasta quedar desnudo del todo. Tampoco es que llevase mucha ropa puesta. Y fuí sincero con él. Tengo mis puntos blancos y negros, pero soy honesto. Y prefiero dejar la violencia como último recurso o cuando no hay opciones.

(Takeo) Creo que me toca preguntar.

Tengo pensadas unas preguntas muy claras. Las fuí pensando a medida que iba respondiendo. Las preguntas serán...

- ¿Como fué tu vida desde que naciste hasta el final de tu niñez?

- ¿Hubo quienes te hicieron sufrir sin motivo?

- ¿Hay alguien a quien odies más que a nadie en el mundo? ¿Quién es y por qué?

- ¿Qué fué lo que más has disfrutado durante tu vida?

- Si supieses que tienes al alcance lo necesario para cumplir con todo lo que deseas, ¿Aceptarías tenerlo a cambio de cualquier precio?

Ya tiene mis preguntas. Ahora todo depende de él.

Tarantulas Tarantulas

Kamiblack Kamiblack
 

Spooky Yuri Party

Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,582
Offline
Kro Ogro Miau - Caverna.

Como imaginé, era un sujeto astuto y pidió el juego de quitarse las prendas por cada pregunta y respuesta dada. Algo útil dada la situación así que me pareció una buena idea.
Comenzó a responder mis preguntas una a una sin omitir ninguna:

¿Por qué ansías tener más poder, si ya tienes la vida resuelta? ¿Qué te motiva a seguir en favor del llamado "Progreso"? - pregunté con determinación y quizás algo de furia.
Mi empresa es el fruto de mi duro trabajo. Yo mismo la fundé y la dirigí desde cero... - comenzó a explicar.
Como lo esperaba, en este tipo de sujetos habían perfiles similares, si bien muchos llegaban a los mismos modos de actuar, la filosofía de aquel que construía lo suyo en lugar de solo heredarlo se sentía con más derecho y seguro en su accionar. Aunque claro, ese cuento de que no mataba ni una mosca no me lo tragaba del todo.

Tras concluir la respuesta se quitó los zapatos y los calcetines.

- ¿Cómo eras tu cuando eras joven? ¿Siempre fuiste adinerado y moldeado por estos ideales tecnológicos?
La verdad es que no. No era pobre, pero tampoco rico. Pero siempre tuve el sueño de cambiar las cosas y tener dinero, para variar - Entre otras cosas reafirmo lo anteriormente dicho. Justificaciones de que no hacía mal a nadie. Por su puesto, era un animal grande que no estaba consciente de su propio volumen y como tal, no se preocupa de los bichos que aplastaba solo por caminar, eso ni siquiera era un tema para él.
Ahora entraba a un terreno más personal para mí... Y Takeo se quitaba la camisa, exponiendo su torso en buena forma que ya había visto en ese afiche de cartón de esa tienda de ropa. Esta idéntico o quizás hasta mejor por el hecho de verlo en vivo. Pero no debía distraerme en verle y pasar a la siguiente pregunta.

- Si una persona nace sin nada y debe volverse un criminal para sobrevivir, ¿Los perdonarías?
No. Y quizás te sorprenda mi respuesta, pero yo soy la prueba de que uno puede conseguir dinero sin necesidad de ser un criminal. Además... Hay muchos que han tenido vidas igual de malas o incluso peores y solo por eso no se han vuelto criminales. ''Todos hacemos elecciones, pero al final nuestras elecciones nos hacen a nosotros.'' (Andrew Ryan)
De todas las preguntas que podría hacerle, esta era la más importante y las demás quizás solo fueran una fachada. Necesitaba un consejo, no, más que eso, quizás un apoyo o hasta una justificación. Así que su respuesta me sorprendió un poco. Creí que seguiría abanderándose como el bueno de la película, que los perdonaría. Y casi quería que dijera eso. Pero dijo que no.
La venganza... si. Ellos decían que la venganza era irrelevante (mi maestro) y "un pasatiempo corto, una droga efímera e insatisfactoria" (Oswald). Las dos personas en las que más confiaba no la abalaban pero este sujeto, con su mente primitiva, todos sus recursos y su necesidad de verse como el bueno ante mí, había dicho que no los perdonaría. Fue la primera vez que sentí que podía obtener algo bueno de charlar con él.

Ahora Takeo se quitó el pantalón. Solo le quedaban su boxers.... Como cabía de esperar este tipo tampoco se había saltado la clase de piernas en el gimnasio, seguro practicaba alguno o varios deportes de alto rendimiento físico, quizás alpinismo o natación.

- ¿Qué opinas de las mentiras y traiciones? ¿Perdonarías a quien te lastimo y traicionó sin motivo ni explicación? ¿Te vengarías, matándolos sin más, los perdonarías o exigirías respuestas de su actuar?
Opino que quien miente y traiciona hace una de dos. O es un indeseable o está siendo obligado por alguien o algo - comenzó a decir...
Si la respuesta anterior fue sorpresiva, esta era práctica y aquí coincidíamos plenamente.
Solo que el mencionó un método práctico... eso también lo había pensado yo, pero mi padre sería demasiado peligroso para dejarlo vivir. Quizás pudiera perdonar a los demás, a sus subordinados e incluso a los pocos superiores que pudiera tener. Pero no él. Debía aniquilarlo, total y completamente. Lidiaría con el hecho de tomar su vida para siempre, pero nunca nadie más tendría que pasar por esos horrores.

- Si tuvieras un solo enemigo, un solo blanco, pero está rodeado de gente que morirá por su causa ¿Matarías a quien sea necesario para acabar con él?
Solo si no tengo otra opción. Cuando el diálogo, el negocio y la persuasión no sirven. Se puede hundir a un enemigo sin necesidad de lastimarle directamente.
Si. eso sería lo mejor. Pese a que trataría con criminales, no debía perder mi humanidad, si es que aún quedaba.
No, ¡Claro que aún quedaba! Haría lo posible por incapacitar a mi padre y negociaría con los demás. No todos tenían la culpa, seguro muchos lo seguían por miedo, porque no tenían otro camino, no eran que víctimas. Quizás debiera dejar de ver mi objetivo como un misión de venganza y replanteármela como una de rescate.
Finalmente Takeo se desnudó del todo. No mostraba una erección aún, estaba tranquilo, pero noté cierto rubor en su mejilla. Y fue amable de su parte responder todo lo que pedí y desnudarse primero.

Me quité de inmediato mi camisa y comencé a desabrocharme el pantalón.

¿Qué haces, aún no preguntó nada... jeje - dijo como divertido.

Entonces pregunta ya. Y no te preocupes, responderé todo lo que pueda sin mentiras y lo que no pueda te avisaré, así que no hay motivo para dejarme ninguna prenda puesta. Además hace calor aquí - dije bajándome los pantalones, me senté en la silla y comencé desabrocharme los zapatos para poder quitármelos. Me quité todo excepto los boxers para responder primero sus preguntas antes de quedar desnudo del todo. Me concentré en mirar mi dispositivo mientras lo hacía y no su cuerpo, aunque necesitaba ver algunas de sus reacciones así que si lo miré a la cara la mayor parte del tiempo para ver que idea se iría haciendo de mi a medida que le respondía:

¿Cómo fue tu vida desde que naciste hasta el final de tu niñez?
Fue... agradable. La mayor parte del tiempo. No conocí mucho a mi madre. Murió cuando era pequeño. Solo tengo vagos recuerdos de ella.
Crecí con mi padre, quien poseía recursos... muchos recursos.... con personas a su órdenes. Lo cierto es que me dieron una buena vida... mientras duró - dije sinceramente.

- ¿Hubo quienes te hicieron sufrir sin motivo?
Así es, pero si hubo un motivo. Los recursos de mi padre, provenían de actividades criminales aunque eso lo ignoré por años. Tenía gente cercana a él que eran sus contactos incluidos sicarios, cosa que también ignoraba. Ellos... eran muy buenos fingiendo - dije con un nudo en la garganta.

Me enteré casi por casualidad de su verdadero ser. Su guardaespaldas de confianza, que era muy cercano a mi... mi protector... cometió un error de dejar un ordenador sin seguridad donde había información comprometedora de mi padre y sus negocios sucios, cosa que investigué y fui descubriendo poco a poco la perturbadora verdad.
Y usé ese conocimiento para darle donde más le dolería. ¡Su maldito dinero! - dije con una sonrisa algo malvada.

Si, lo hice perder mucho usurpando sus cuentas y regalándolas a otros. A los necesitados, a sus enemigos. Cuando se enteró, extrañamente no estaba furioso, sino desilusionado, Quizás arrepentido y algo avergonzado de que me hubiera enterado así de sus actividades.
Él nunca se definió como una buena persona y me dijo que habían razones para hacer las cosas que hacía. Era algo similar a ti en ese aspecto - dije increpándolo un poco con la mirada.

Creí que me castigaría duramente o incluso me mataría, pero aún con lo que le hice, él dijo que jamás me lastimaría. Me dijo que me llevaría a un lugar a cargo de otras personas donde podría desarrollar mis habilidades para ejercer la profesión que yo quisiera, con la condición de que nunca más me metiera en su camino. Y que si quería, que jamás nos volveríamos a ver.
No sabía que decir, pues pese a todo aún lo amaba. Así como a su personal que cuido de mi cuando era pequeño. Sobre todo a su mano derecha, su hombre de confianza, mi protector. Así que accedí con la condición de que nos siguiéramos viendo de vez en cuando, tanto a él como a su personal de confianza, a lo cual el accedió - dije algo feliz recordando ese momento, pero luego mi expresión se volvió sombría.

Nos subimos a un avión. Él estuvo distante en todo el vuelo. Aterrizamos en un pueblo extraño en medio de una jungla. Una zona que parecía haber sido arrasada por armamento militar. Habían casas con impactos de balas por todas partes, la muerte estaba en el aire.

Tomamos un jeep que nos condujo al interior de una selva. Creo que para ese momento, ya sabía lo que pretendía, solo que no quería aceptarlo. Me llevó un lugar apartado, en una selva y... me lastimó... me lastimó mucho. Me dejo casi muerto y se marchó. Y luego fui encontrado por los... bueno, supongo que ya respondí la pregunta - dije dándome cuenta que quizás hablé de más.

- ¿Hay alguien a quien odies más que a nadie en el mundo? ¿Quién es y por qué?
Creo que esta la eh respondido junto con l anterior, supongo que ya te ha quedado claro, jeje - dije con una sonrisa algo lunática - ¡ODIO a mi padre! Y haré que se arrepienta de lo que me hizo. Aunque ahora parezca totalmente fuera de mi alcance, aunque me tarde una eternidad en encontrarlo, llegaré hasta él, y lo destruiré así como todo lo que construyó a base de mentiras, traiciones y el sufrimiento de otros - dije respirando agitado.

Hay un poco de agua aquí - dijo sacando una botella de su uno de sus bolsos y me la arrojó al cual casé en el aire con mi mano. La abrí y bebí de un sorbo casi hasta la mitad para luego checar la siguiente pregunta en mi dispositivo.

- ¿Qué fue lo que más has disfrutado durante tu vida?
Ehh... - la pregunta me desconcertó mientras la leía. Quizás no se le ocurrió nada mejor que preguntar o quiso llevar la charla a un terreno más agradable. Camina hacia un lado y hacia el otro, con una mano en el mentón sobándome la barbilla. Creo que hace tiempo no me hacían una pregunta que fuera difícil de responder y por un momento, tuvo un sentimiento de nostalgia. Era como las preguntas que me hacía Oswald, las cuales siempre me hacían reflexionar, en el buen sentido. Finalmente respondí.

Pese a todo lo dicho, disfruté la compañía de mi padre y de sus subordinados, mientras duró.

Antes de enterarme quien realmente era. También lo poco que recuerdo de mi madre, no recuerdo su rostro, pero si la calidez de su regazo y como siempre me cargaba, llevándome a todas partes. También la gente que me rescató y me educó, la compañía de los habitantes de la selva... las enseñanzas de mi maestro aunque sea muy estresante a veces... y por sobre todo, mi tiempo junto a mi sempai Oswald quien me ah enseñado mucho de la vida, incluyendo el sexo.
Creo que para resumir, lo que más eh disfrutado hasta ahora durante mi vida es el tiempo que paso con las personas que aprecio, y más aún, con las que me aprecian a mi - dije desviando la mirada de repente incapaz de sostenerla de momento.

De espaldas a él, leí su última pregunta.

- Si supieses que tienes al alcance lo necesario para cumplir con todo lo que deseas, ¿Aceptarías tenerlo a cambio de cualquier precio?
Jeje... es curioso que la última pregunta sea algo que ya me han preguntado antes - dije dándome vuelta otra vez hacia él ahora con una sonrisa algo condescendiente.

Si, mi sempai Oswald me hizo esta misma pregunta. Es extraño, me recuerdas un poco a él.... y bueno, esa vez le dije que sí, sin duda, realmente ni siquiera pensé mucho en ello, pero tras lo que dijo él ya no tengo una respuesta tan clara.
El me hizo una contra pregunta, me dijo "¿Y si el precio no lo pagas tú, sino otros?"... a lo cual respondí que eso cambiaba todo, pagaría cualquier precio si depende solo de mí, pero siempre habrán consecuencias, siempre habrá otros involucrados, así que no puedo responder esta pregunta tan a la ligera. Ya no.

Siempre habrán mejores o peores circunstancias y habrá que decidir con lo que se tenga en ese momento, así que ya no tengo una respuesta a esa pregunta, al menos no así como estoy ahora - dije dándome cuenta que desde casi la primer pregunta me había quitado todo pero aún me quedaban los boxers.

Lo siento, creo que hable de más, hace bastante que no hablaba con nadie salvo mi maestro. Pero ahora pasemos a algo más directo, es hora de hacer algo con esto - dije caminando hacia él y de manera decidida masajeé su escroto, luego acaricié también su pene el cual comenzó a erectarse rápidamente, adquiriendo un color vívido y excitante. Tenía un buen miembro, vigoroso y deseable, que me puso cachondo de inmediato. Me dieron ganas de chupárselo de un solo bocado, pero extrañamente tras la sesión de preguntas y haberle contado cosas tan intimas de mi pasado, cosas que ni a mi maestro le había comentado mucho, me hizo sentir en extraña confianza con él.
Solo mi sempai Oswald conocía bien mi pasado, Oswald el único en quien confiaba plenamente y quien me había enseñado mucho, incluso del sexo, por lo cual... ¿esto ponía a Takeo en una posición similar él?.

Vaya, creo que fue bueno sincerarme para variar. Y él si traicionaba esa confianza, lo pagaría caro.
El hecho de intimar con él teniendo la opción de poder hacer lo que quisiera, tanto entregarme por completo o lastimarlo gravemente si las cosas salían mal me daba una sensación de cierto poder pero a la vez un nerviosísimo tremendo, pero muy excitante. Pero si le hacía algo tenía gente que vendrían por mí, lo cual lo hacía alguien peligroso, igual que yo. Dos seres peligrosos dispuestos a intimar en un encuentro que los podía hacernos aún más peligroso. Si, esto me excitaba cada vez más. Así que cabía aclarar algo importante.
Casi que trepé sensualmente por su cuerpo mientras mi mano sujetaba su pene fuertemente desde la raíz.. Quede a la altura de sus labios y él se disponía a darme un beso pero le hablé.

Escucha, en la selva tuve bastante sexo, machos y hembras de varias edades, ya que como dije antes, el sexo es muy importante para ellos y se les enseña desde cachorros... pero descuida, estoy completamente sano gracias a mi maestro, además se cuidarme y mantenerme limpio, tomé precauciones antes de venir aquí - le dije a lo cual él sonrío complacido.

Estoy muy excitado, me agrada que hayamos podido conocernos un poco antes de hacerlo, espero que este sea el primero de muchos encuentros, pero debo advertirte algo, aunque estuve en la selva haciendo esas cosas, no te confundas, estoy lejos de ser una maquina o un ser super dotado en el tema, hay ocasiones en que me pongo nervioso y mi cuerpo se tensa más de la cuenta, si te pido que vayas lento o bajes el ritmo por favor haz caso y se gentil... o podría desesperarme de repente y llegar a lastimarte con mis garras, lo sé porque ya me ha pasado... y no h sido agradable. Claro, no te pediré que te detengas a cada paso y espero que disfrutes mucho, pero ya sabes, si me vez muy adolorido y te estoy pidiendo que pares no es porque este jugando para darle más morbo a la situación sino que lo digo en serio ¿ok? - dije hablándole seriamente.

Suena razonable - dijo el tomando en consideración la advertencia.

Muy bien, ahora cierra los ojos - le pedí con la cara llena de excitación.

Se le veía algo nervioso, como que no le gustó la idea de cerrar los ojos, como si lo fuera a traicionar, pero finalmente accedió. Sabía que tras esto no habría vuelta atrás.

Mientras mantenía sus ojos cerrados le dio un profundo y apasionado beso. Su lengua reaccionó de inmediato al contacto con la mía. Pese a ser felino, mi lengua no era áspera, a menos que yo la tensara. Varios furros tenían genes dominantes de humanos o animales demostrando algunas características de unos u otros, en mi caso, mi pene tampoco era como el de un felino común sino uno más como el de un humano y eso lo comprobó el de inmediato cuando metió su mano bajo mi boxer aun puesto y sujetó mi pene fuertemente así como yo tenía el suyo. Mi pene no era tan grande, pero para ser felino estaba bastante bien. Grueso, gomoso, suave y muy caliente.

Ambos separamos nuestros labios y ahora era el quien me besaba fuertemente, poniendo su mano en mi cabeza y atrayéndome hacia él, a lo cual no resistí. Comencé un ronroneo fuerte e intenso de manera involuntaria, presa del nerviosismo y la excitación. Levanté y una pierna y la pegue a su cuerpo para sentir pegada nuestras intimidades. El comenzó a acariciarme el trasero, a diferencia de la primera y suave inspección en sus instalaciones esta era de manera más ruda pero sin ser brusco. Las caricias se extendieron por todo mi cuerpo, incluida la cola felina.

Me aparté solo un poco de él y comencé a lamer sus pezones, jugando como a mordisquearlos un poco pero sin hacerle daño. Su mano en mi trasero se volvía más atrevida y hacía presión entre mis nalgas con sus dedos sobre el boxer.

Creo que esto no te hará falta - dijo refiriéndose a la prenda.

Le di la espalda y levanté la retaguardia para que viera a plenitud mientras me bajaba los boxers. Creí que solo se limitaría a mirar pero solo echó un vistazo rápido y luego se lanzó de lleno.

Sentí una calidez inmediata entre mis nalgas y un resoplido directo en mi ano, había hundido su cara allí y su lengua comenzó un movimiento de arriba y abajo estimulándome rápidamente, sentí cosquillas como eléctricas en esa zona esparciéndose por todo mi cuerpo, por lo cual arqueé aún más mi columna ofreciéndoselo todo. El placer se intensificó cuando Takeo sujetó mi pene y bajo la piel hasta el final para luego acariciarme ahí y los alrededores.

Oh si... necesitaba esto - pensé jadeando de inmediato. No pensé que se atrevería así tan de repente pero me gustaba que no fuera lento, sino directo y al punto.

¡Ahhh! - dije asombrado cuando sentí que uno de sus dedos entró de repente.

Entró fácil, ¿estás bien? - dijo Takeo.

Ahh... sí, solo que fue repentino, continúa - le pedí.

Comenzó a meter un dedo y luego el otro, estimulando mi próstata directamente. Comencé a jadear y a babear sin poder evitarlo, lo cual parecía agradarle a Takeo.

Jadeas muy bien. Puedes gemir si quieres - dijo con voz morbosa.

Aún es muy pronto para eso... no voy a gemir solo por tus dedos si es lo que esperabas - le comenté cuando comencé a sentir un segundo dedo entrando ahora con más dificultad, haciendo que mi culo se tensará.

Vaya, tu agujero se tensó, esta succionando mis dedos jeje - dijo como divertido a lo cual no respondí. Apreté los dientes y luego respiré hondo.

Me agrada, es un buen agujero, hay algunos que se dilatan y así se quedan, claro es cómodo y agradable, pero este tipo de hoyos que se tensan así son los mejores, quizás sientas algo de dolor ya que te tensas fácilmente... ahora entiendo lo que querías decir - dijo entre juguetón y emocionado. Claro, era cierto lo que decía, seguro también tenía mucha experiencia en esto, la verdad es yo también pero pese a todos esos encuentros no podía controlar como reaccionaria allí atrás, no había manera para mí, a veces estaba muy excitado pero no lograba que mi cuerpo estuviera acorde y otras veces en selva tuve sexo siendo pasivo de manera, digamos normal pero sin disfrutarlo tanto. Esto no tenía que ver con el tamaño de mi pareja de turno, ya que había podido tomar penes grandes sin mucha complicación y otras veces penes pequeño me habían dejado adolorido, solo espero que las cosas resultaran bien con él.

Rayos, ya quiero entrar, si succionas así mis dedos quiero ver como se verá tu lindo y culito con mi polla bien metida adentro - dijo presa de la excitación y lo cierto es que sus palabras también me excitaron. Lo quería adentro ahora, pero sentía mi culo tensarse cada vez más, aunque estaba usando saliva y sus dedos parecía que en lugar de dilatarme mi culo se cerraba más, seguramente dolería y comencé a ponerme nervioso así que tuve una idea.

Espera, dije apartándolo con la mano cuando sentía ya la cabeza de su pene haciendo presión en mi agujero. El parecía no hacer caso, seguro estaba muy caliente así que saqué mis garras y le di unos pinchazos ligeros en su abdomen, pero no se apartó, en su lugar tomó una de mis nalgas y le dio un buen apretón.

Vaya, que buen culo - dijo excitado.

El agarrón hizo que me pusiera más caliente, realmente quería ser follado por él, que me agarrara el culo y jugara mientras lo hacía, que me diera algún jalón leve en la cola, que me diera alguna nalgada repentina en el momento justo mientras me follaba marcando mi culo como si fuera suyo en ese momento, una nalgada dada en el momento preciso me excitaba demasiado y era lo primero que Oswald me había enseñado, pero de momento no quería una penetración tan dolorosa así resistí y me zafé. Él se acercó de inmediato como arrinconándome pero saqué las garras.

¡Quieto! - le dije entre nervioso y alerta.

¿Qué pasa? - dijo con una expresión entre desconcertado y molesto. Y lo cierto es que así se veía bien, estaba dispuesto a tomar lo suyo y no quería demoras, pero tenía algo en mente que le gustaría.

Solo sigue la corriente... no me dilataras tan fácilmente, estoy... nervioso, pero tengo una idea para relajarnos a ambos, toma asiento - le dije.

Accedió rápidamente y me agaché junto a él.

Ahora veremos si esto sabe tan apetitoso como se ve - dije sujetando su pene desde la raíz y lo apreté con algo de fuerza, cerrando el flujo sanguíneo en esa zona. Sus venas se marcaron y su pene se volvió de color más rojo e intenso. Y luego le di un par de lamidas para comenzar a chupársela tragando una buena parte de una sola vez.

¡¡Ohhh... oohhhhh!! - comenzó a jadear como un león. Afloje el agarre y metí poco a poco cuanto podía. Sabía cómo hacerlo y se veía como lo gozaba bastante. No descuide tampoco sus bolas las cuales masajeé con una mano. Y con la otra, comencé a introducirlas en mi trasero de manera lenta y pausada, dos dedos al mismo tiempo. Si que estaba apretado, pero con la lubricación que le daría sería más fácil.

Hey hey, no tienes que hacer todo por tu cuenta - dijo como arrimándome a él haciendo que ahora quedase de costado y mi culo parado en dirección a su mano derecha con la cual el comenzó a hacer el trabajo allí atrás. Sus dedos eran más grandes que los míos y sabía cómo utilizarlos, comenzó a darme una gran excitación lo que me hizo mover mis caderas hacia atrás.

Ahora con las dos manos libres comencé a masturbarlo con ambas, realmente estaba bien dotado ya que daba espacio suficiente para tomarlo y masturbarlo con las dos mientras chupaba la punta y llegaba hasta la mitad. Comencé a mover el cuello de arriba abajo de manera frenética y sentí como sus dedos salía de mi trasero y ahora presionaba mi cara hacia abajo y arriba con ambas manos. Comenzó a usar mi boca como si fuera su juguete y lo permití presa de la excitación.

No tardé en sentir un calor intenso en mi boca y abriéndose paso a presión por mi garganta por lo cual contuve el aire y succioné al mismo tiempo, algo difícil pero que tenía practicado de antemano. Si, le había hecho correrse en mi boca y no me aparté hasta que aflojó el agarre. Se le veía agotado y sentí satisfacción por haberlo llevado hasta ese orgasmo sin complicaciones.

Eso... eso fue... woow... eres bueno, mejor de lo que esperaba - dijo a modo de elogio.

Fue un placer, pero supongo que tratándose de ti, podrás continuar, ¿verdad? - dije sonando pícaro pero a la vez con algo de temor en que quisiera dejar el asunto hasta ahí, pero su respuesta fue la esperada.

Por supuesto que sí, solo dame un segundo - dijo incorporándose pero me adelanté, cogí una botella de refresco helado de su bolso y se la di. Él la bebió en tres grandes sorbos y luego suspiró.

Me acerqué a él y le hable al oído.

Haga lo que haga dolerá un poco igualmente así que no intentes meterla de a poco, será peor y más tardado.... métela toda de golpe y quédate ahí un momento sin moverte hasta que me acostumbre.... - le dije sin pudor y sensualmente.

Sonrío complacido y emocionado y antes de que pudiera reaccionar me tomo del pellejo de la nuca y me dio un profundo y sorpresivo beso.
Luego fue el quien me susurró al oído.

Se ve que tienes experiencia y talento en esto, pero ten cuidado con lo que haces, si sigues siendo así de bueno y complaciente, con ese toque de dominio, me llevarás al límite y podría no dejarte ir jamás, podrías hacer que terminé enamorándome de ti - dijo en un tono que no supe interpretar y me dejó desconcertado. Claro, en la selva se consideraban todos de la tribu como hermanos así que podían procrear unos con otros, así que "amor" o "enamorarse" era terreno menos frecuente para mí que el sexo, pero la idea me emocionaba extrañamente.

Antes de que pudiera reaccionar me estaba acostando sobre la manta que había llevado y entonces sentí temor, no quería que lo hiciera viendo mi cara.

Espera, me gusta más esta otra posición - dije apartándolo un poco en la mar de besos que de repente estaba dándome.

A ver... - dijo expectante.

Me levanté y arqué mi cuerpo hacia adelante, apoyando mis manos en mis rodillas, levantando mis caderas en un ángulo que no dejaba nada a la imaginación, bien sugerente como todo mi trasero a su disposición.


¡Oh maldita sea! - dijo presa de la excitación. Lo sentí jugar un poco con mi trasero un rato, masajeándolo, apretándolo, expandiéndolo, le dio un par de lamidas y hasta metió dedos para asegurarse. Estaba muy caliente y jadeaba, casi que le iba a rogar para que lo hiciera y entonces sentí la cabeza de su polla en la entrada. Pero entonces comencé a mover mi trasero en otra dirección, por lo cual tuvo que hacer puntería de nuevo reacomodándose, pero cuando iba a entrar volví a mover mi trasero... y así, varias veces, comencé a jugar moviéndome negándole la entrada de manera juguetona.

¿Qué pasa?, parece que no tiene buena puntería, "señor Takamura" - dije en claro tono juguetón y además llamando "señor" para hacerlo más evidente. El soltó una risita nerviosa y tomó mi trasero con ambas manos. Y ahora no sentía la punta de su pene en mi agujero sino toda la base del mismo. Comenzó a moverla de arriba a abajo, como "serruchándome" la entrada. Presa de la excitación comencé a acompañar el movimiento con mi trasero. La fricción mutua intensificaba el placer y Takeo se tomó su tiempo, le escuchaba jadear, seguro la sensación sería muy buena para él, La piel de mi ano descubierto era cálida y suave y el pelaje alrededor de esa zona en particular era muy suave también, pero ahora era le el que jugaba más de la cuenta, pero si creía que le rogaría por que la metiera se equivocaba, aunque ya estaba tan excitado que fluido pre seminal goteaba de la punta de mi pene.

Bien, aquí vamos - dijo excitado y decidido. Había llegado el momento. Hacía mucho que no tenía una experiencia así y lo estaba deseando con ganas. No pude evitar sentir un espasmo nervioso y luego sentí una embestida brusca y certera que se abrió pasó de una sola vez hasta el fondo.

¡Ahhhhuuuu! - me quejé entre sorpresa y adolorido. Como lo imaginé dolió, pero lo peor había pasado. Ahora solo tenía que hacer caso a lo que le dije y aguantar sus impulsos de moverse tan pronto, hasta que mi culo se acostumbrara a su tamaño, pero su polla palpitaba dentro, como si la presión fuera demasiada intensa.

Carajo, sí que estas apretado... wooow... pero entró casi la mitad - dijo en tono algo adolorido pero triunfante.

"Casi la mitad" - pensé sorprendido y agobiado apretando los dientes.

Sin duda había pasado mucho desde la última vez que hice esto, se sentía demasiado intenso y creí que había llegado hasta el fondo pero me equivoqué. Comencé a jadear intensamente y de manera adolorida, babeando sin control, pero respirando hondo cada vez que podía.

¡Ougrhhh intenso... estas muy apretado!... ¿estás bien?- lo escuché preguntar entre quejidos.

Si... contin...núa - le dije apretando los dientes.

Comencé a sentir como se abría paso poco a poco y de manera algo dolorosa. Sentí fuego en el culo pero en algún momento ese dolor se transformaría en placer, de hecho ya podía sentirlo un poco, la estimulación estaba llegando y Takeo si estaba siendo gentil como le pedí.

Eso es, respira hondo - dijo cariñosamente y me rodeo con sus brazos, tomó mi mentón y lo llevo hacia atrás , hacia su rostro y apenas pude devolverle el beso, estaba demasiado adolorido para corresponderle.

Se ve que no te guardas nada y te estas esforzando... te ves muy hermoso incluso así - comenzó a decir entre otros elogios mientras con un dedo me limpiaba una lágrima de los ojos. No podía hablar, solo balbuceé, no podía hacer más en ese momento, era suyo y no estaba en condiciones ni quería ocultarle nada, y si esa vulnerabilidad le gusta se la daría ya que era sincera.

Mientras con una mano me acariciaba el pelaje del pecho la otra pareció adivinar mis intenciones y me sujetó el pene, masturbándome a un ritmo pausado.

¡¡Ah... si... auu... oh sii!! - dije presa del placer, sintiendo como mi culo se aflojaba entregándose aa su cuerpo y moldeándose a la forma de su polla mientras mi pene era atendido gentilmente por su mano. Y ahora sí, con la cara llena de placer volteé el cuello y pude corresponder sus besos.

Bello, muy bello - dijo entre otras cosas mientras jadeaba encima de mí.

Incluso en aquella posición y sintiéndolo todo atrás podía mantener la postura además que el no hacía demasiado presión con su cuerpo. Sentía que podía tolerarlo mejor y acompañé el movimiento de sus caderas con las mías.

¡Ohh... estoy tan... ahhhhh ahhhhhh! - para ese punto no podía más que jadear y gemir, y sentía como el incrementaba un poco la velocidad sin ser demasiado fuerte, pero si estaba profundo e intenso.

N... no puedo... ahaha ahhaha - comencé a jadear sin control. Ya no podía contenerme más.

¿Estas.. ohh woowww - dijo Takeo cuando mi polla explotó en un chorro de líquido caliente en su mano, había eyaculado en abundancia y el me dio un momento deteniéndose ya que mi cuerpo se tensó bastante.

woow... woooouu... que intenso - exclamé apenas.... ¿estás bien, que tan cerca? - le pregunté.

Bastante cerca... quisiera ir un poco más rápido... - jadeó.

¡Entonces hazlo, un poco más... ahh, rápido... pero no tan rápido - dije acariciando su mejilla... sigue así, gentil... ahh- le pedí.

Comencé a sentir nuevamente el vaivén intenso y pese a haber eyaculado la excitación seguía demasiado latente, así que comencé a gemir de nuevo. Pero mientras aún podía hablar le dije en tono sensual.

Ya probé tu leche hace un rato... así que ahhh... esta ve.... hazlo dentro - le avisé.

Decirle eso fue como darle rienda suelta a su impulso, si bien no fue violento si aceleró bastante la velocidad y cada tanto tuve que mover mi brazo hacia atrás para retener un poco su pelvis o decirle que fuera más gentil, pero ya se estaba dejando llevar bastante para hacerme caso aunque hasta ahora iba todo bien y a medida que se volvía más frenético sus estocadas sentía que no faltaba mucho.

Finalmente sentí un calor desbordante en mi retaguardia y abriéndose paso hacia el interior. Gemí y babeé con la lengua afuera para ese punto y a medida que sentía como su liquido se desbordaba comencé sentir como se retiraba su miembro de mi interior, ciertamente la salida dolió tanto como la entrada y no pude evitar soltar un quejido adolorido pero también placentero de que se había terminado de momento, tenía un respiro y había resultado bien hasta ese punto.

Vaya, mira nada más - dijo Takeo jugueteando con mi trasero, que por el momento sentía como si hubieran puesto brasas y ahora soplaba una brisa fría así que permanecí en esa misma posición. Seguro que el agujero había quedado moldeado a al tamaño de su polla pero ya lo sentía contraerse en palpitaciones algo dolorosas al ritmo de mi respiración jadeante y latidos agitados. Permanecí en esa posición no solo para recibir una necesaria brisa fresca allí en esa zona adolorida sino también para que Takeo se deleitara con la vista.

Cuando estime que era suficiente me tumbe lentamente en la manta y respiré cansado con la lengua afuera. Antes que me diera cuenta Takeo ya me estaba ofreciendo un refresco helado que tomé con gusto. Me arrodille y destapé para beber lentamente. Él se sentó a mi lado mientras me miraba aún con deseo y comenzó a acariciarme la cabeza. Esto me desconcertó un poco, me recordó a mi protector, el guardia de mi padre cuando solía hacer eso.

Oh... lo siento - dijo Takeo al notar la incomodidad.

No no, está bien... se siente bien, solo que me sorprendió - le dije sinceramente.

Reanudó sus caricias mientras yo bebía y recuperaba el aliento. Luego parecía darme las gracias pero le aclaré.

Soy yo quien se siente agradecido. No solo por cumplir mis expectativas sino por hacerlo de manera gentil. Ahora me siento un poco más desinhibido, creo que mi cuerpo reaccionara mejor, así que ya que lo hicimos en mi posición favorita, supongo que querrás probar también la tuya... o más de una, solo dame un momento para recuperarme... también hay cosas que me gustaría hacerte - dije frotando una mejilla en su pecho mientras mi mano acarició su espalda y descendió hasta su trasero.

Me gustaría devolverte el favor que me hiciste hace un rato, no sé si sea tu estilo pero si me das la oportunidad puedo estimularte bastante en esa zona - dije refiriéndome a la lamida que me dio atrás.

Y claro, también me gustaría mucho que me devolvieras el favor que te hice yo - dije refiriéndome a la mamada que tanto disfrutó hace un rato. Me tumbé de espaldas mientras me relamía y lo miraba complacido. Que sepa que puedo aguantar más y dejarlo plenamente complacido. Había logrado una experiencia muy agradable y no quería que se terminara tan pronto.

M tendí en la manta respirando ahora con normalidad y mirándolo de manera de manera juguetona y provocativa, ya que quería ver que tenía en mente para continuar.


Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata Ahí tienes y hasta con un par de imágenes para deleitar la vista XD
 
Última edición:
Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
5,052
Offline
[Takeo]

En aquella caverna...

(Takeo) Me alegra ver que disfrutaste, Kro. Yo también tengo energía para mucho más. Y además, me adapto a todo. Desde lo más suave hasta lo más intenso. Y una hermosa criatura como tú merece recibir una experiencia tan placentera que te sentirás lleno de alegría durante mucho, pero mucho tiempo.

Me acerqué a paso firme hasta donde se encontraba recostado. Con su pelaje morado brillando por el sudor y esos ojos que me observaban transmitiendo en mí una sensación de deseo y una necesidad de sentirse querido y respetado. Me puse de rodillas ante él. Pudiendo contemplar de cerca su cuerpo. Esa postura que le hace sentirse entregado a la experiencia y al mismo tiempo una rendición total. Esa cola que se mueve constantamente en movimientos juguetones destacando su lado travieso. Si podemos repetir este momento en el futuro, estaré encantado de ofrecerle un experimento para que tenga el cuerpo de un chico de 16 o 18 años para que se vea como todo un hombre. O incluso rejuvenecerlo a una edad más joven y temprana de la que tiene ahora en un intento por hacer que sienta que la vida le da una segunda oportunidad. Una manera de que durante los años en los que sufrió sean reemplazados por unos recuerdos más abundantes de amor, cariño y ternura.

(Takeo) Kro... Nunca olvidarás esta experiencia... Y siempre la recordarás con mucho gusto y satisfacción...

Me recosté con mucho cuidado sobre su cuerpo. Sintiendo el contacto con su pelaje. Suave y algo húmedo por el sudor, pero al mismo tiempo percibiendo el dulce aroma de sus feromonas. Un olor corporal que es la envidia de cualquier humano. Las criaturas no humanas son mucho mejores, sin duda alguna. Tanto si son cachorros como si son grandes veteranos, nunca pierden su belleza. Mis manos en sus hombros acariciando hacia abajo en dirección a su pecho. Concentrando mis pulgares en sus pezones. Una de las pocas zonas de su cuerpo que carecen de pelaje. Mi entrepierna manteniendo contacto directo con la suya. Como si nuestros genitales se sintiesen completos estando juntos. Igual que dos imanes que se atraen el uno al otro. Mis caderas moviendo muy levemente para que se acaricien de forma constante haciendo que nuestros gemidos vayan en aumento gradualmente. Una de mis manos ahora justo en el centro de su pecho acariciando ese pelaje pálido que destaca notoriamente en su torso desnudo. Sintiendo como sus piernas rodean mis caderas en clara insinuación de que su cuerpo le pide al mío no marcharse. Le abrazo. Mis brazos rodeando su cuerpo por completo. Ese abrazo no es como cualquier otro. Es como un intento por envolverle. Protegerle. Hacer que sienta que no está solo. Puedo sentir sus brazos rodeándome. Correspondiendo mi abrazo. Y mientras nuestros ojos se miran de forma fija y concentrada, nuestros labios se unen en un cariñoso beso. Sus labios son dulces y su lengua muy suave. Dicen que en los felinos la lengua es áspera, pero de haber sido el caso lo hubiese disfrutado también. Puedo notar como corresponde el beso. Dejo que tome iniciativa. Permitiendo a su lengua entrar en mi boca. Explorar cada rincón y mis manos toman sus mejillas para apegarlo más al mío. Aparentemente como si intentase devorarle a besos. Como si quisiera absorver todo el oxígeno de sus pulmones, pero en ningún momento le lastimaba o presionaba. Era simplemente una forma de pedirle que no deje de besarme. Podemos sentir el calor de nuestras exhalaciones de nariz en el rostro del contrario. Nuestra única forma de respirar sin interrumpir ese beso. Mi lengua recorriendo ahora la boca de ese lindo gatito. Notando sus dientes. Especialmente los más largos y afilados. Notando levemente un mordisquito. Lo justo para hacerme un indoloro y minúsculo pinchazo para que un par de gotitas de sangre puedan emanar.

Llegamos a separar nuestros labios un instante para mirarnos mutuamente de nuevo. Le veo relamer sus labios. Mostrando una sonrisa de gusto. Y dando una leve presión en su lengua con uno de sus colmillos para hacer lo mismo en sí mismo. Acercando sus garras a mis mejillas y unir nuestros labios con necesidad. Queriendo compartir también unas gotitas de sangre conmigo. Me sentía casi como si ese instante hubiese sido una forma de hermanarnos. Quizás un antiguo ritual de tribu a modo de hacernos más cercanos. Más íntimos.

(Takeo) Kro... Tus labios son deliciosos...

Desciendo por su cuerpo sin separarme ni un milímetro. No quiero dejar de sentir ese pelaje tocando mi piel. Ese calor penetrar por mi piel. Restregarme todo el tiempo para marcarle con mi aroma. Una forma de reflejar que hoy ese gatito es solo mío. Y yo soy suyo. Besando y lamiendo su cuello. Succionando para dejarle marca. Un chupetón. Centrado ahora en sus pezones. No quiero soltarlos. Lamiendo para darle una sensación de afecto y chupando como cachorro pidiendo alimento. Mi rostro apoyado en su abdomen mientras dejo un camino de besitos. Sabe hacia donde me dirijo. A su hermosa entrepierna. Un mástil ahora bien duro y erecto a la espera de ser devorado y barnizado.

(Takeo) Respira... Déjate llevar... Tengo más sorpresas para tí...

Mis manos en sus muslos acariciando sus piernas mientras sigo bajando. Kro me mira confundido al darse cuenta que acabo de saltarme su entrepierna. ¿A dónde voy? Eso es lo que se pregunta. Y no tarda mucho en averiguarlo. ¡Sus pies! Quiero enseñarle cosas nuevas. Mis manos sostienen su pie como si de una figura frágil se tratase. Pego mi nariz y respiro con fuerza. Y mi lengua lame la planta de su pie tanto por las zonas con pelaje como en esas blanditas almohadillas. ¿Le daré mucho gusto enseñándole un fetiche tan sencillo y a la vez placentero? ¿Le haré reírse a carcajadas ante unas posibles cosquillas involuntarias? ¿Quizás le resulte solo curioso y nada más? Introduzco el dedo gordo en mi boca y lo chupo como si de una tetilla se tratase. Atendiendo de esa manera sus dos pies. Uno cada uno. Cazando con una mano su cola para acariciarla con delicadeza. Sobre todo en el punto exacto donde nace esa extremidad que tanta envidia me provoca. Esa es otra cosa que adoro mucho de las criaturas humanoides. ¡Sus colas! Tan hermosas, ágiles y juguetonas. Le doy un suave masaje en su cola notando como se mueve levemente. Viendo en sus ojos un deseo mayor. Y todo mientras mis labios ahora lamen y besan sus piernas. Sobre todo sus muslos, los cuales puedo notar que con muy fuertes y robustos.

(Takeo) Me encantas... Cada rincón de tu cuerpo es genial... Tu alma es tan hermosa como tu cuerpo...

Sujeté sus muslos para levantar sus piernas. Y lamer sus nalgas. Besarlas. Respirando bien hondo ese aroma del que nunca me cansaré. Mordiendo suavemente para darle una mayor tentación. Por mi mente pasa la idea de volver a lamer entre sus nalgas. Introducir mi lengua en profundidad. Y que no dude que lo haré. Pero en este momento hay una zona que requiere mi atención absoluta. Una zona muy especial. Mi nariz entrnado en contacto con sus testículos. Respirando mucho más profundo. Sacando mi lengua para lamer ese escroto. Unas notorias y agradables bolas peludas. Metiendo toda su bolsa escrotal en mi boca. Chupando bien rico esas bolas provocándole unos gemidos y suspiros. Pero sobre todo, provocándole un suave y tentador ronroneo. Quizás incluso algún maullido que suena más como un gatito Feral. Sujetando sus nalgas para arrimarlo bien a mí. Quiero que sepa que no quiero dejar sus bolas. Pero noto en la frente los toqueteos de su polla. Esas palpitaciones. Esa erección que parece tensarse hasta tal punto que se notan suavemente las venas. Me necesita... Esa verga me necesita de verdad. Y no pienso defraudarla. Ahora mi lengua puede lamerla desde el punto donde nace hasta la punta. Mi lengua la recorre igual que un caballero recorrería una torre desde la entrada principal de más abajo hasta la parte más alta de arriba. Pero parece que eso no solo causa un gran placer a esa hermosa criatura felina, sino que le hace sentir más necesitado. Que necesita más y más. Por ello abro mi boca igual que lo haría un depredador y engullo por completo su intimidad. Arrancándole gemidos a montones y mis brazos rodeando sus caderas para dejar claro que no pienso dejar su verga en ningún momento. Quiero saborearla. Succionarla. Ordeñarla con la boca. Y no dejaré de extraer y beber su ''leche'' hasta que sus suaves bolas queden vacías del todo.

(Takeo) Mmm... ¡Mmmm...!

No puedo evitarlo. Es como si estuviese probando el alimento más sabroso que pueda existir. Kro no se queda atrás en ese momento. Sus piernas apoyadas en mis hombros, su cola enrollando mi cuello como si de una soga se tratase. Y sus manos apoyadas en mi cabeza enredando sus dedos en mi cabello y empujando hacia sí mismo para hacer que toda su verga entre en mi boca. No tiene intención de dejar que la saque de mi boca. No contiene sus gemidos, maullidos y ronroneos. Parece realmente necesitado de esa mamada. Le he cargado de mucho placer por tantas estimulaciones previas. Ello provoca que su orgasmo llegue demasiado rápido inundando mi boca en exceso. Obligándome a tragar rápido, pero conservando una buena parte en mi boca. No me muevo. Solo muevo la lengua para saborear bien ese delicioso elixir. La semilla de la vida del propio Kro entregada para mí como los nutrientes que me mantienen vivo. Tragando léntamente para disfrutarlo bien. Noto que afloja sus piernas y su cola, pero yo no me retiro. ¡Todo lo contrario! Mis brazos se mantienen rodeando sus caderas y tocando sus nalgas. Y ahora sigo chupando esa polla para que sepa ese lindo gatito que esto no termina. No pienso limitarme a una mamada y un orgasmo. ¡Quiero más leche! ¡Darle más orgasmos! Y eso lo emociona, pues su cuerpo no deja de vibrar. De revolcarse como si su cuerpo tomase vida propia para reaccionar como más quiera. Vuelve a sentirse excitado a tope. Por eso ahora se sujeta de nuevo a mi cabeza, pero haciendo un impulso lateral para forzarme a estar boca arriba y él encima mío sentado en mi pecho y con su polla aún en mi boca. Sujetando mi cabeza por las mejillas y ahora moviendo sus caderas en plan follarme la boca. Eso hace. Literalmente, me está follando por la boca como si de una vagina se tratase. Su lado más dominante ha surgido con mayor esplendor y realmente me gusta mucho.

Mis manos ahora se centran en mejorar su experiencia. Una mano en su trasero. Suaves, pequeñas y redondas nalgas con las que jugar. Y la otra en esa cola que tan animada está. Eso hace que se sienta mejor. Maullando y ronroneando con intensidad. A veces incluso haciendo ruiditos típicos de un gato enfadado, pero a modo de gemidos y abundante placer. Pegando un maullido más propio de un tigre o un puma que de un gato mientras una segunda dosis de leche caliente llena mi boca. Permitiéndome beber hasta la última gota. Y ahora retirando sus caderas para liberar mi boca. Notando como me mira. Ahora sus ojos reflejan agradecimiento y un respeto superior. Escuchando como me da las gracias por haber prolongado más ese extraordinario momento. Preguntándome como podría compensarme.

(Takeo) Permitirme el honor de alimentarme con tus sabrosos nutrientes es la mejor y mayor recompensa que puedes hacerme...

Le abrazo. Nunca me cansaré de abrazarle. Alcanzando con mi boca una de sus orejas. Saboreando una de ellas. Suaves mordisquitos sin dejarle ninguna marca. Sería un verdadero crimen lastimar unas orejas tan hermosas. Besando una de sus mejillas al estilo de un gatito pidiendo mimos. Lamiendo su mejilla una y otra vez. Colocándole ahora a cuatro patas. Quiero ver bien ese culito peludo. Acariciarlo una y otra vez sin parar. Apretar esas nalgas con muchas ganas de jugar con ellas y hundiendo mi rostro justo ahí para lubricarlo de nuevo. Seguro que no se esperaba una nueva atención justo ahí, pero ahora metiendo mi lengua más que antes. Hasta el fondo, de ser posible. Sintiendo como ese orificio anal se cierra rápidamente. Como si su culito fuese siempre virgen. Es como si pudiese estrenarlo siempre. Como si nunca perdiese su virginidad manteniéndole puro por toda la eternidad. Apartándose de mi cara al gatear hacia el frente. Moviendo su trasero de nuevo de forma provocativa. Parece que le gustaría ser penetrado otra vez. Pero...

(Takeo) ...

Le sonrío con dulzura y cerrando mis ojos con suavidad niego con la cabeza. Comienzo a gatear hacia el frente pasando por su lado. Restregando bien mi cuerpo con el suyo. Mi mejilla contra la suya y colocando mi trasero frente a su rostro.

(Takeo) Todo tuyo... Mi cuerpo es todo tuyo... Ahora yo seré tu ''hembra''... Usa mi cuerpo como más quieras...

Se reincorporó poniéndose de pie. Mirando con atención mi trasero. OFreciéndoselo con suaves movimientos de lado a lado. Parece que se le escapó un pequeño ''¡Yay!'' a modo se sentirse afortunado. No desaprovechará esta oportunidad. Tiene un enorme trasero solo para él. Sin pelaje, pero muy suave y blandito. Vuelve a ponerse a cuatro patas y se acerca como todo un gato salvaje. Acercando léntamente su nariz entre mis nalgas. Oliendo como si estuviese insepeccionando el terreno por el que se va a mover. Hundiendo su nariz ahí y con su suave lengua empezar a lamer. Mis gemidos no se hacen esperar y mis caderas vibran en todo momento. Me encanta como lo está haciendo. Llega a tensarse por la emoción haciendo que su lengua se vuelva áspera. Pero lejos de molestarme... ¡Me encanta! La sensación justo en esa zona es irresistible. Miro levemente hacia atrás. Notando un brillo especial en sus ojos. Sus pupilas ahora están más encogidas. Mostrando unas rayas finas y perfectas. Y sus iris brillan resaltando aún más el bonito color que tienen de forma natural. Me monta como todo un animal salvaje. Abrazándose con fuerza a mi cuerpo. Sujetándome de forma firme y sintiendo sus afiladas uñas clavándose en mi abdomen al principio y también en mi pecho. Buscando con el movimiento de sus caderas que su verga logre entrar en mi trasero. Lo intenta una y otra vez haciéndome sentir como si su polla fuese ahora una lanza intentando atravesarme. No consigue acertar, pero no se da por vencido. Tenemos mucho tiempo y él lo sabe. No piensa parar hasta conseguirlo. Y humildemente le ofrezco mi guía.

Me sostengo de una mano para llevar la otra hasta su entrepierna. Acariciando y masturbando esa zona tan sagrada para mí y para él. Ayudándole a relajarse y ronronear por tan amable atención. Orientando su verga justo en mi orificio anal. El punto preciso para que pueda taladrarme. Nota como retiro mi mano y en ese instante me embiste con violencia. Una sola estocada... ¡Metiéndola entera! Logrando lo que yo no pude en su momento. Meterla toda sin dejar ni un milímetro. Mi reacción fué muy escasa, pues ya estaba acostumbrado. Y en cualquier caso, tampoco tendría tiempo de reaccionar. Su lado más salvaje había aflorado. Le escuchaba respirar agitado y sus uñas clavarse en mi piel un poco más. Y desde el primer instante en el que me había penetrado hasta el fondo, sus embestidas empezaron con rudeza. Rápidas... Profundas... Violentas... Estaba mostrando el espíritu y el valor de todo un macho alfa. Reclamando temporalmente el trono. Demostrándome quien manda ahora mismo. Su cola moviéndose de izquierda a derecha de forma enérgica. Mordiendo mi cuello por un lado de atrás. Como si intentase aferrarse al pellejo de una gata en celo. Notando que muerde algo fuerte, pero sin lastimarme. Y de hacerlo, serían marcas mínimas. Lo justito para sangrar un poquito. En cualquier caso, no me dolió. De hecho, diría que incluso me excitó más y más. Está muy claro. En este momento, lo que tengo encima es un animal salvaje. Una pantera púrpura. Un tigre morado. ¡Cualquier descripción es adecuada! Y realmente me encanta. Me gusta muchísimo que me traten como si fuese un trozo de carne. Una muñeca de trapo. Me encanta ser el dominante, pero también me gusta muchísimo que me dominen. No pienso resistirme. Solo separo un poco más mis piernas para facilitarme aún más el acceso. Que logre meter su polla aún más profundo. Notando sus embestidas ahora más frenéticas. Su cola enroscándose con fuerza a una de mis piernas. Sintiendo como deja de morderme para maullar más fuerte que nunca mientras grandes cantidades de semen felino llenan mis entrañas. Cayendo rendido sobre mi espalda mientras no deja de jadear. Notando su lengua fuera apoyada en mi espalda y su saliva derramarse poquito a poco encima mío. Aprovechando que estoy a cuatro patas, desciendo poco a poco para tumbarme boca abajo. Permitiendo así a este joven macho alfa bajarse de encima mío y poder tumbarse en la sábana de debajo nuestro. Jadeando mientras intenta normalizar su respiración. Reincorporándome para poder verle de cerca. Me mira con ojos cansados y débiles, pero mostrando una suave sonrisa. Una sonrisa que se borra enseguida al percatarse de mis marcas de uñas en mi torso y sintiéndose apenado por ello.

(Kro) Lo... Lo siento...

Se desliza hacia abajo para llegar a esas marcas. Acariciando mi pecho y abdomen con sus suaves y habilidosos dedos y su lengua lamiendo para limpiar mis microscópicas heridas. Un intento por curarlas. Acaricio su cabeza con cariño. Como un protector con su protegido.

(Takeo) No te disculpes... Agradezco que hallas mostrado todas tus emociones... Disfrutando más de la experiencia...

Le noto alzar sus orejas un poco más y mirarme aliviado y agradecido. Girando sobre sí mismo para mostrarse como al inicio. Boca arriba enseñando toda su belleza. Pero ahora moviendo mejor la cola y destacando bien su orificio anal. Se ha percatado de que me gusta más la posición del misionero. Sobre todo por mi motivación inicial en los placeres del comienzo. Pero no pienso ser rudo con él. Solo acerco mi verga hacia su culito. Sujetándole del nacimiento de su cola para hacer que baje sus caderas y así estar con ese culito que tanto me llama pidiendo atención extra justo delante de mi verga. No pienso defraudarle esta vez. Apoyo la punta en ese agujerito aparentemente virgen, tapo con una mano su boca guiñándole un ojo. Mirando fíjamente a sus ojos con una total determinación. Concentrando todas mis fuerzas y metiendo mi verga en su trasero de una sola embestida. Esta vez pude meterla toda. Fué realmente doloroso para mí. Fué como meter un palo grueso en un agujerito fino a la fuerza. Como un clavo entrando a presión. Escuchando un grito ahogado procedente de Kro debido al dolor inicial. Algo que ya se esperaba, pero ahora parece feliz debido a que pudo notar mis caderas apoyadas en sus nalgas. Clara evidencia de que esta vez entró todo. Y me quedaría quieto para dejar que se acostumbre. Retirando mi mano de su boca para dejarle respirar más ampliamente. Viendo como su expresión facial refleja felicidad. Sus piernas relajándose y su culito dejando de apretar mi polla poco a poco. Pudiendo comenzar las embestidas. Follándole igual de rico que la primera vez, pero notando en el mete-saca como mi verga se ha puesto totalmente roja y venosa. Hice que mi propia polla sufriese una tortura muy grande al forzarla en entrar tan violentamente en ese agujerito que recuperó aparentemente su supuesta virginidad anterior. No podía dejar de gemir y de emitir quejidos por el intenso dolor en mi entrepierna, la cual se encontraba en carne viva. Pero no importa. Todo lo que importa es complacer al joven felino. Sintiendo sus piernas rodeando mis caderas, pero a veces mirando sonrojado hacia un lado. Puede que halla cedido en permitirme follarme en esta postura, pero es como si no le convenciese por completo. Me apoyé mejor encima suyo y le ofrecí mis pezones para que los chupe. Le seguía follando una y otra vez. Embestidas cada vez más rápidas y profundas. Permitiendo a mi enorme falo tocar en todo momento su punto G arrancando gemidos y maullidos constantes de esos hermosos y dulces labios.

Esa lengua fuera jadeando y babeando. Pero en una de mis embestidas, me detuve por completo. No me he corrido aún. Solo que quiero sacar mi verga un momento. Me mira con un gran interrogante sobre su cabeza. Y le abrazo para dar yo mismo un impulso que nos hace girar. Yo boca arriba en el suelo y él encima mío. Le ayudo a sentarse sobre mis caderas. Ofreciéndole mi polla como silla preferente. Sabe lo que le ofrezco. Puede sentirlo. Y me sonríe. Sujeta mi verga igual que hizo antes. Apretando bien fuerte desde la raíz. Sentándose justo encima y dejándose caer como si él mismo se hubiese apuñalado el culo quedando empalado con mi verga. Que cabalgue él mismo. Mis manos en sus caderas para ayudarle a moverse. A veces mi mano dándole suaves nalgadas para motivarle más. Poco a poco más fuertes para medir hasta que punto le gusta. Haciendo que las ansias lo lleven a moverse más ágilmente. Acariciando su cola con cariño cerca de donde nace y dando un suave jalón para domarle un poco. Moviendo ahora mis caderas hacia arriba para ser yo quien lo penetra, pero sin cambiar de posición. Apoyando sus manos sobre mi pecho. Con sus ojos cerrados con fuerza y apretando los dientes como claras señales de que hace un gran esfuerzo por cabalgar encima mío. Por eso alzo mis brazos para tomar sus hombros. Hacer que se apoye sobre mi cuerpo. Que me use como cama. Sujeto sus nalgas y ahora yo muevo mis caderas en su totalidad. Puedo gemir con más fuerza. Mi verga palpitando intensamente. Mi límite se acerca. Llenando de semilla abundante su interior. ¡Santo cielo! ¡Siento que no dejo de correrme! Incluso Kro tuvo un fuerte orgasmo que manchó nuestros vientres. Como si su semen fuese un pegamento para tenernos unidos por siempre y para siempre. Sabiendo que no dejaré de correrme, me contuve para sacar mi verga rápidamente de su interior y acercarla a su rostro. Masturbándome a mí mismo para liberar todo lo que he contenido. Manchando su rostro y tentándolo ha abrir su boca para llenarla con mi semen. Dejándole con un aspecto muy pervertido. Boca abierta llena de semen caliente y espeso que saborea moviendo su lengua. Pudiendo verlo en todo su esplendor. Como termina cerrando la boca para tragárselo. Abriéndola otra vez para sacar su lengua y mostrar como ya no lo tiene en la boca. Como se lo ha tragado todo. Y llevando su mano a su rostro para recoger con los dedos esas manchas de semen y llevarlos a la boca enseñando con mirada pervertida como lo está disfrutando.

Me tumbé encima suyo. Juntando nuestros cuerpos una vez más. Compartiendo así contacto piel con pelaje, mezclando nuestros fluidos y ahora con nuestros rostros uno delante del otro. Tomé su mejilla y uní nuestros labios otra vez. Un beso cálido, lleno de amor y mis brazos rodeándole de nuevo. Ojalá este momento durase toda la eternidad. Quedamos tumbado el uno junto al otro. No perdemos contacto en ningún momento. Incluso tenemos una de nuestras manos agarradas mutuamente con los dedos entrelazados. Mi otra mano acariciando su cabeza y sus lindas orejas mientras su otra mano acaricia mi pecho todo el tiempo. Su cola enroscada levemente en mis caderas y nuestras piernas entrelazadas con nuestras intimidades en contacto constante. Descansando mutuamente. Casi podríamos sentir como si lo que ha pasado no hubiese sido solo un momento de lujuria y placer. Es casi como si hubiésemos culminado nuestra noche de bodas. Resulta divertido y muy tierno pensar esa idea.

(Takeo) Kro... Ha sido... Increíble... Eres... Todo un dios para mí...

A saber a cuantos y cuantas les habré dicho esas palabras. Pues... ¡Muy escasos! Por mi cama y mi cuerpo han pasado muchos machos y hembras de todas las razas, especies y edades. Incluso criaturas demasiado jóvenes o incluso infantes. Pero apenas tres o cuatro me han hecho sentir tan a gusto, pues la gran mayoría solo acepta y desea follar conmigo solo por un intento de agradarme al buscar dinero o influencias. Pero muy pocos y pocas buscan placer solo por ser tal y como soy. Y no por lo que tengo o dejo de tener. Me sentiré muy honrado y muy agradecido de poder tener muchos más momentos así con este hermoso felino.


Tarantulas Tarantulas
 
Última edición:

Shademan

The Vampire Lord, Whee

Registrado
11 Nov 2013
Mensajes
351
Offline
Jake Olswen:
-Excelente maniobra sargento- elogie al novato por su agilidad al esquivar cada uno de mis ataques- acaso me estoy conteniendo mucho o esto es lo único que sabe hacer.
-Creeme comandante, ni estoy ni cerca de agotarme- dijo con un tono de confianza.
-Ohh, en ese caso...- desactive el triple cañón y me lancé en un ataque más directo contra Nikola, mis puñetazos volaban a una velocidad vertiginosa y apenas le daba tiempo al croata a usar su escudo de hielo para protegerse.
-Eso es sargento, mantenga su posición- le indicaba lanzando puñetazos contra su escudo, a pesar de la resistencia del mismo enseguida pude notar como empezaba a resquebrajarse- encuentra el momento oportuno para contraatacar- seguía golpeando sin cesar hasta que conscientemente lancé un puñetazo que voló por encima de su cabeza. El croata pareció darse cuenta de ello y rápidamente cambio la forma del escudo en dos largas navajas lanzando un corte ascendente hacia mi rostro. Me aparte a tiempo con un salto mortal hacia atrás apoyando mis manos en el suelo haciendo presión en los mismos para dibujar un segundo arco en el aire y caer sobre mis piernas-
-Bien, bien, vas mejorando- le felicité con el pulgar en alto- tu tiempo de reacción fue perfecto.
-Gracias comandante-
-Ahora ven, quiero comprobar que tan buena es tu ofensiva- le hice un ademán con la mano- atácame, enseñarme tu poder.
Nikola se posicionó, algunos compartimentos se abrieron en sus brazos liberando una niebla blanca, levantó el brazo y varios proyectiles salieron disparados contra mi. Empecé una carrera en Zig-Zag esquivando los proyectiles sin embargo al contrario de Nikola, mis movimientos no eran para mantener la distancia entre ambos, si no que me arrimaba más a Nikola, el croata a darse cuenta de mi cercanía volvió a activar en su brazo libre el escudo de hielo y se protegió con el en el instante en que yo daba un salto para volverlo a atacar.
-Sabes cambiar a tiempo entre ataque y defensa, pero ese escudo ya esta muy mellado así que- envolví mi brazo en llamas y le propone un fuerte golpe al escudo, el impacto de mi puñetazo término quebrándole en varios pedazos, lanzando a Nikola varios metros de mi en el aire y un golpe seco se oyó cuando cayó al suelo ya derrotado- yo gano.
La simulación termino y me acerqué al sargento felicitándolo por su ágiles maniobras evasivas al enfrentarme. Le pregunté si le había golpeado muy duro pues note como se agarraba el costado con dolor. Empezó a toser y a quejarse de que apenas podía respirar.
"Mierda, me he pasado un huevo" pensé odiandome a mi mismo, me había excedido con el ataque y ahora Nikola estaba sufriendo las consecuencias, me dispuse a salir en busca de la enfermera pero la risa traviesa del croata me detuvo en seco, había caído en otra de sus bromitas y aunque esta había sido un poquito cruel no se podía negar su talento nato para la actuación, además de cierta forma me gustaba esa actitud juguetona y traviesa de el. Una vez recuperado del susto y en compensación por haberle derrotado le invite a tomar algunas copas en un excelente bar de ambiente. El croata acepto de buena gana así que rápidamente me dirigí a mis oficinas donde por suerte tenía algunas mudas de ropa adecuadas para la ocasión. Unos pantalones de mezclilla, un pulover de tela transparente que dejaba ver mis músculos y un chaleco negro, me calze un par de zapatillas y fui a esperar a Nikola en la puerta del HQ. Demás estaba decir que más de un rostro tanto masculino como femenino se quedaron viendo mi atuendo, si causaba esa impresión en ellos, seguro que en Nikola lograría una reacción similar. Al poco rato llego el croata y justo como pensé había elegido el atuendo apropiado pues ni corto ni perezoso alabo mi vestimenta diciendo que le estaba regalando una hermosa vista. Le agradecí el cumplido tratando de no mirarle tan directamente pues el croata se había arreglado realmente bien, podría haberle dicho que se veía muy violable pero a pesar de ser lo que pensaba, no podía soltarselo a la cara, al menos de momento.
Por fin llegamos al centro nocturno en el Bazar Portuario y mostré mi pase como oficial hunter logrando entrar al bar sin la necesidad de hacer la tediosa fila de espera. Una vez dentro ocupamos lugares en la barra y empezamos a beber. Las horas pasaban entre copa y copa y realmente me sentía muy a gusto charlando con Nikola, aunque este algunas veces hiciera de las suyas.
-Sabes una cosa Jake, uno de los recuerdos que preservaré por siempre será de cuando nos conocimos- dijo Nikola sonriendo y con la lengua estropajosa, El alcohol parecía ya empezar a afectarle sin embargo esto aumentaba su encanto- nunca voy a olvidar la vista de tu cuerpo en suspensorio- agregó para darle otro sorbo a su copa.
A mi me dio algo de gracia su comentario pues hablaba como si aquel suceso hubiese ocurrido un buen tiempo atrás, cuando realmente había sido esa misma mañana.
-Siendo sincero- conteste con un ligero sonrojo- fue la primera vez que use uno- aclare- a mi novio anterior no le gustaban ese tipo de prendas.
- Pues disculpa que te lo diga pero no sabía lo que se perdia- me miró fijo a los ojos y le dio algunas vueltas a su vaso ondeando la bebida que aún quedaba en el envase- debo darme con un canto en el pecho.
- Y por que sería eso?-pregunté siguiendo su juego
-Por ser el primero en disfrutar de esa vista jejeje- contestó coqueto y bebió otro trago, y asi seguimos un rato más, mientras yo controlaba moderadamente la ingesta de alcohol, Nikola pedía una copa tras otra, rogándome cariñosamente que bebiera más con él cuando le advertí que ya estaba bastante ebrio, embriaguez que aumentaba por mucho su atractivo. Al final su coquetería venció y consiguió que bebiera otros tragos de más, todo iba tranquilo hasta que con su usual tono picaresco me advirtió de que habia un chico sentado en una esquina del bar que no dejaba de desnudarme con la mirada. Con mucho disimulo mire en la dirección que me indicaba Nikola y si bien el chico era bastante atractivo no le llegaba ni a la suela del zapato al croata que me hacía compañía. Le dije que debería sentirme alagado, sin embargo no estaba interesado en lo más mínimo.
-En ese caso, dejarme ayudarte- dijo riendo pícaramente, ese tono de él me preocupaba pues sabía que venía alguna travesura, sólo que no imaginaba que la bromita sería taaaan bueeenaaa. Pese a mis pobres evasivas acercó su rostro al mio dejando tan solo unos pocos milímetros entre ambos, estaba un poquito nervioso la verdad. Los ambarinos ojos del croata me tenían cautivado, el aliento etílico mezclado con un ligero olor a menta invadió mis fosas nasales erizando cada milímetro de mi cuerpo. Cuanto deseaba probar esos labios, mierdaaaa, cuán provocativo podía llegar a ser este vampiro. Estaba listo para degustarlo, más mis deseos de probarlos se vieron interrumpidos cuando su mano se interpuso entre nuestros labios. Aunque por una parte quisiera retirar su mano para que nuestras bocas sintieran el suave tacto del otro, por otro sentía que esto no estaba del todo mal para el primer acercamiento, prefería disfrutar a este vampiro poco a poco. Sus jueguitos seductores funcionaban a la perfección pues mi corazón latía apresuradamente por este beso incompleto y me emocionaba la idea de sentir el contacto final con Nikola. Con el beso culminado sólo aparte la vista ligeramente avergonzado tratando de recuperar el aliento. El croata sonrió y me agradeció por hacerle pasar tan agradable y divertida velada, además que gracias a su pícaro y sugerente "beso" nos libramos del voyeour
-Sabes que hay formas mucho menos... eeehh llamativas verdad?-
-Si, pero no son tan divertidos como esta-dijo con una risa alcoholizada, seguimos tomando algunas copas de más hasta que el alcohol en el cuerpo de Nikola se le subió a la cabeza y comenzó a ver a mi "gemelo"
-Y tu?... estas soltero?-decía coqueto el croata al segundo Jake que sólo podía ver producto de su borrachera.
-Muy bien, creo que ya llegaste al limite de bebida- sentencie yo- ha sido suficiente diversión por hoy... Ni-Nikola!!
El sargento me saltó encima enroscando sus brazos alrededor de mi cuello haciéndome perder el equilibrio- Venga Jake... hip... la noche apenas comienza hip... venga, vamos a otro sitio... hehehe hip.-
-Lo siento, pero si tomas otra copa más, es posible que despiertes en un hospital-
-Mmm, está bien- el croata se rindió y yo aproveché para ayudarlo a caminar fuera del bar debido a su constante tambaleo. Le pregunté si su casa quedaba muy lejos y me contestó que únicamente debía coger el metro, sólo que la estación del metro que señaló era un restaurante de 24 horas.
-Escucha, mi apartamento no está lejos, puedes pasar la noche y descansar- le sugerí
-Que comandante más travieso hehehe- dijo entre risas etílicas frotando su rostro con el mio-asi que era esa tu intención, hip, emborracharme y llevarme a tu apartamento.
-No es eso... yo...- balbucee tratando de defenderme pero el croata posó un dedo en mis labios y agrego.
- No hacia falta que me emborracharas, simplemente con desnudarte y decirme "Tu y yo, está noche en mi apartamento" y me tendrías a tus pies hehehe-
-Nikola, he dicho des-can-sar- aclare tratando por todos los medios humanamente posible de mantener la poca cordura que me quedaba, algo difícil cuando un chico de la belleza de Nikola se te insinúa de esa manera. Por fin llegamos a mi apartamento y coloque a Nikola en el sofá brindándole alguna de mi ropa interior para dormir, sin embargo el tenía otros planes pues al darle la espalda se incorporó y me aferro con sus brazos por detrás introduciendo sus manos bajo mi ropa acariciando mi abdomen y mi pecho, sus manos se sentían tan suaves sobre mi piel.
Jake- me susurro con suavidad- he querido sentir está dureza todo el día... desde que te vi en la... enfermería del... comando.- agregó también que no necesitaba ropa interior, que era más divertido estando desnudos.
-Nikola... soy tu comandante, además... creo que es el alcohol quien habla por ti- le reclame, sin embargo mi cuerpo estaba en desacuerdo con mis palabras, pues no opuso resistencia al toqueteo. Nikola hizo caso omiso a mi tonto reclamo y prosiguió el manoseo, sus manos acariciaban suavemente mi torso encendiendo mis deseos hasta el límite.
-Yo... yo ahh!! a la mierda el rango y a la mierda todo- exclamé desesperado dándome la vuelta, tomé al croata por la cintura y lo apegué a mi torso, viendo su atrayente rostro tan cerca de mi. Joder, por que tenia que verse tan malditamente delicioso, con su sonrisa privativa, ese par de ambarinos que me perdían y sus labios a la distancia perfecta, sólo un poco más y los probaría.
-Nikola... - susurré por lo bajo, acerqué atrevidamente mi rostro al suyo hasta que por fin sucedió, nuestros labios finalmente se unieron. Un beso, algo tan común que para muchos podría ser algo muy natural, para nosotros estaba siendo lo más mágico del mundo, el aliento etílico de ambos se mezclaban en el interior de nuestras cavidades a la par que nuestras lenguas compartían ese vals pasional que sólo ellas saben danzar. El sabor de su boca era exquisito, su saliva mezclada con alcohol creaban un elixir maravilloso. Mi mano en su nuca hizo presión aferrando más el rostro del croata con el mio, a la vez que la otra mano se deslizaba por el resto de su cuerpo. Aquel acto pasional no parecía tener intención de terminar y yo no deseaba que lo hiciera, por lo que, sin culminar el beso fui tanteando a ciegas la dirección del dormitorio, donde por fin consumaría ese deseo irrefrenable que me asaltaba por poseerlo.
Ya el que estaba delante de mi no era, ni mi subordinado, ni mi estudiante, ni mi sargento, era simplemente Nikola, el hermoso croata que había cautivado mi solitario corazón. Mi cuerpo y mi alma deseaban hacerlo mio, poseerlo y hacerle gemir mi nombre de placer. Solté su cuello y ambas manos tomaron camino hacia sus nalgas, a las que no dudaron apretar con firmeza, sentía la suave texturas de aquellos cachetes y no pude evitar darle una suave nalgada. El temido del croata fue acallado por mi boca, y sentía su piel erizarse producto de mis manoseos. Sin dejar de mimar al vampiro llegamos al dormitorio donde acto seguido lo coloque sobre la cama cortando el beso
-Jake... hazlo- dijo en un susurro con los ojos cerrados y respirando lentamente, volví a arrimarme a su rostro, sólo que en esta ocasión fue su cuello el blanco de mis labios. Bese su palidez erizada obteniendo un gemido más audible por parte del menor, su voz me encantaba pero sus gemidos era algo fuera de este mundo. Su anatomía aún cubierta por la ropa era un platillo que planeaba saborear a fondo, así que mientras marcaba su cuello, mis manos empezaron a deslizarse bajo su ropaje acariciando la tersa piel que justo volvía a erizarse producto de mis dedos sobre ella, poco a poco lo despoje de su prenda dejando su torso al descubierto, me detuve por algunos segundos para contemplar la hermosa figura que se postraba ante mi.
-Nikola... no pienso detenerme... iré hasta el...-
-zzz "snort" zzz-
Senti como un balde de agua fria al escuchar los ronquidos de Nikola, el alcohol finalmente lo había noqueado. Contemple su rostro, completamente sereno, tranquilo, el mismo rostro que sonreía picaramente cada vez que hacía algunas de sus travesuras, el mismo rostro que minutos antes había visto entregado a la lujuria, el mismo rostro que vi entusiasmado durante el entrenamiento. Solté un suspiro y lo terminé de desnudar, me quite toda la ropa y apartando las sábanas me acosté a su lado.
A la mañana siguiente:
El sol penetraba por entre las cortinas golpeando con insistencia mi rostro, removí mi cuerpo con pesadez y gire mi cabeza lejos del haz de luz, abrí lentamente los ojos para notar que estaba solo en mi lecho, acaso los sucesos de la noche anterior lo había imaginado, la cita con Nikola, las risas que compartimos, el sabor de sus labios y los gemidos que me regaló antes de sucumbir a la embriaguez fue todo producto de mi imaginación?
-Así que solamente fue un sueño- suspire incorporandome en la cama, aparte las sábanas descubriendo mi desnudes y me dispuse a ir al cuarto de baño cuando...
-Buenos dias~ -me saludo una alegre y reconocida voz.
Portando una bandeja con una humeante taza de café, algunos panqueques, una jarra de zumo de naranja y tostadas con mantequilla, el croata irrumpió en la habitación- que tal durmió mi comandante- pregunto picaresco dejando la bandeja en la mesita de noche y se sentó al borde de la cama.
- Ni-ko-la? -mi mente entró en shock, todo había sido real y ahora el lindo vampiro estaba sentado a pocos cm de mi únicamente llevando un delantal como prenda de vestir- que es...- trate de balbucear pero rápidamente los labios de Nikola acallaron mis palabras- mmf-
Estaba degustando nuevamente el sabor del croata, en su boca quedaba restos del gusto a licor de la noche, lo que está vez estaba mezclado con el toque amargo del café. El beso me tenía ido sin embargo trataba de mantener el ritmo, jugaba con su lengua y mordía levemente el labio inferior del pálido compartiendo mi saliva con la suya en aquel enlace que sólo acabo cuando el oxigeno en nuestro pulmones se hizo necesario.
-Y... este beso sorpresa?- pregunté sonrojado
-Sólo me quería asegurar que los besos de anoche no fuera solo producto del alcohol en ambos- alegó con picardía relamiéndose los labios y acercando su rostro nuevamente al mio- cuantos más de estos podré probar- insinuante posó sus manos sobre mi pecho acariciándolo a la vez que me brindaba un juguetón lametazo en la nariz.
-Pues si tanto te gustaron...- tome al ambarino por la cintura y lo tumbe boca arriba en la cama aprisionando su cuerpo con el mio y sus manos a cada lado de mi cabeza- tendré que darte muchos mas- declare relamiéndose mis labios y lo volví a besar, lentamente mis labios se unían a los suyos besando sus suaves carnocidades, mi lengua se introducía en su boca sin poder avanzar más pues sus dientes creaban una barrera que me impedía ir más allá. Era un juego, un juego seductor y atrevido cuyo premio era volver a entrar en su boca.
Abandone sus labios y empecé a besar sus mejillas, recorriendo el breve camino hasta su desprotegido cuello el cual volví a morder igual que la noche anterior y al igual que en la noche logre desgarrarle ese dulce gemido que me encantó.
-Nghh, Jake- Nikola estaba extasiado, disfrutaba de las caricias que le brindaba y lo pude notar cuando mi abdomen fue tocado por un notorio bulto que empezaba a crecer por debajo de su delantal. Sonreí coqueto llevando una de mis manos hasta su creciente ereccion y agarrándola con suevidad.
-Que tenemos aqui?- sobe un poco la erección de Nikola y lo mire a los ojos- ya te pusiste duro.
- Es culpa tuya... por ser tan sexy.- susurraba el vampiro entre jadeos, volví a besarle acallando su excitación con mi boca y está vez fue más sencillo entrar en la suya. Atrapé su escurridiza lengua con mis labios y la saboree con gusto chupándole impetuosamente hasta lograr liberarla de su húmedo y deleitable escondite.
-Mmm- el ambarino sólo se dejaba llevar por mi, su palidez se erizaba sólo con pasar mis manos por ella. Estas se colaron por la fina tela del delantal intensificando el toqueteo en sus pezones- Ja...Jake, no te detengas... mff- Nikola no paraba de gemir y temblar bajo mis caricias, mis labios seguían atacando su cuello, pero mis manos empezaron a descender por su pecho hasta su abdomen, sintiendo la dureza de este, sin duda alguna el cuerpo del croata estaba bien trabajado y, aunque le faltaba un poco para llegar a mi nivel, el tacto de sus músculos era increíble. Mis manos seguían descendiendo hasta su ingle y sólo bastó bajar un par de milímetros más para sentir una dureza mucho más interesante.
-Hehehe, parece que hay otro travieso por aqui- dije picaresco rodeando firmemente con mi mano la virilidad que latió producto de la excitación de Nikola- se ha puesto así sólo por tocarte un poco, que vampirito más pervertido.
-Ahhmm, mmmf... Jaaake- mis manos empezaron a estimular el miembro de Nikola, subiendo y bajando con lentitud, sintiendo como las venas que le rodeaban, se hinchaban y contraían al compás de la masturbación- mmf, las... las manos... de Jake ngh están... tocando mi ahh!!- el vampiro se mordió el labio inferior y cruzo los brazos por encima de su rostro aumentando así la ternura de sus reacciones- si...sigue.
-Tanto te gusta que te toque ahí?- pregunté con lascividad y aumente el ritmo de mis manos- cuantos más han tocado este punto?- pregunté apretando mi agarre-
- No... nadie más...- gimió Nikola- sólo Jake... me ha tocado... yo soy virgen-
-Ohh- sonreí ante la noticia- entonces me aseguraré que tu primera vez sea inolvidable.-
Mi boca recorrió del cuello a su pecho, luego a su abdomen, posteriormente a su ingle, lamiendo cada cm de su cuerpo, hasta que llegue al destino tan deseado, su palpitante virilidad. El miembro de Nikola estaba hinchado, con las venas marcadas y algunas ligeras gotas de preseminal saliendo de la punta del glande.
-Afff, Jaake... mhh- un lindo gemido salió de sus labios cuando mi lengua, atrevidamente dio la primera lamida a su miembro, desde la punta del prepucio bajaba lentamente por todo el tronco hasta la base del mismo, sintiendo el excitante palpitar de sus venas. Abrí un poco más la boca atrapando en ella uno de los testículos del croata a la vez que una de mis manos iniciaba un vaivén sobre su efecto pene.
-Ahh... Jake... ahh ahh!!- el croata se retorcía de placer, agarró mi cabello con fuerza y me miró con lascividad deseando por mas- shhh, mfff.
Quería desatarme y brindarle una relación salvaje e intensa sin embargo, deseaba que el vampiro disfrutará de nuestro primer encuentro, así que proseguí con calma. Con mis dientes mordía suavemente las bolsas de sus testículos y succionaba con sensualidad volviendo a atraparlo dentro de mi boca. Notaba que Nikola lo disfrutaba pues a sus jadeos se le adicionó el presenten que empezó a gotear con más intensidad, cayendo en mi frente y corriendo me por el rostro
- Ahhh!!... no puedo... mff!!- la voz de Nikola entrecortada, apenas podía articular una palabra con otra, liberé sus testículos pero mi boca aún estaba hambrienta y mi lengua juguetona, de modo que apoyando su virilidad la mano, hice un tour oral por el tronco en dirección al glande. Besé y chupé con ganas aquel miembro del croata, mi saliva dejaba un caminito lujurioso en el pene del menor, caminito que desaparecía en cuestiones de segundos debido al aire acondicionado.
-Ohh~ mmf-, dioos~ que bien... se siente mmf- soltó Nikola, me resultaba gracioso, pues apenas le estaba haciendo nada, si se ponía así por unas cuantas lamidas en cuanto se la empezará a chupar, se volvería completamente loco.
-Me encanta verte derretido por mi precioso, pero reserva esos lindos gemidos tuyos, pues los vas a necesitar.-
Sin esperar su respuesta abrí la boca y ataque el glande, empecé a morderlo con suavidad, lo colocaba entre mis dientes y con mi lengua iba dando rodeos alrededor de la misma. Mis labios succionaban con gusto saboreando el preseminal que goteaba del pene. Decidí desde mi posición dar un rápido vistazo al rostro de Nikola, este era un poema, completamente sonrojado, se mordía el labio inferior con fuerza queriendo acallar el sollozo de excitación que contenía en su interior. Con su miembro aún en mi boca le dedique una pícara sonrisa y comencé a introducir más y más de su pene en mi boca, el grosor de aquella carnocidad y la fuerza de sus pálpitos, me hacían adorar a este pequeño lujurioso cada vez mas. Mi rostro por fin tocó su ingle al tiempo que sentía como la mayor parte del pene invadió mi garganta. El croata dio un breve respingo y abrió la boca liberando su sensual voz para mi- MHHAAHH!!
Aquel gemido me encendió de sobremanera y empecé a mover mi cabeza hacia adelante y hacia atrás, chupando y sorbiendo el miembro cuando lo sacaba, y rodeándolo con mi lengua y dientes cuando lo metía de nuevo.
-Nhaa... Sss ahh~, ahh Jaake, que delicia... mmaahhh!!- Nikola me agarró un mechón de cabello y presiono mi rostro contra su pelvis, enterrando con más fuerza su miembro en mi garganta.
-Nghh!!- aquel acto repentino me provocó una pequeña arcada, sin embargo no me detuve, aceleraba el ritmo de la velada, dejando bien babeado el pene de Nikola, ladeaba constantemente mi cabeza y chupaba cada vez más fuerte con mis labios.
-Ahh~ Ohh~ dioos, Jake... Jaaake!! que bueno... eres... ahh... mi pene está casi... a punto de... GRHAAAA!!!!- un ronco gemido salió de su boca al tiempo que sentí como mi cavidad empezaba a ser rellenada por un líquido muy espeso y abundante. Nikola había alcanzado el orgasmo y toda su semilla caía en el interior de mi boca. La tomé toda procurando no desperdiciar ni la más mínima gota de aquel néctar tan delicioso.
-Mff auhhj~ -jadeaba el ambarino con leves espasmos productos de la corrida y me dio un fugas vistazo con esos ambares que me enloquecía. Aún con la boca llena de su semilla le dedique una sonrisa de complicidad y ante el asombro del croata eleve sus piernas hasta su abdomen dejando la entrada de su ano completamente descubierto e indefenso. Acerqué mi rostro a su agujerito y abrí la boca liberando el líquido blanquecino sobre el mismo.
-Ja... Jake, que estás... haciendo?- inquirió sonrojado el croata.
-Tengo que prepararte bien para lo que viene- le dije coqueto- y no hay mejor lubricante que tu propia semilla combinada con mi saliva- me relamí los labios y pose total atención en la estrecha entrada- Buen provecho para mi-
Con mi lengua empecé a dar lametazos largos y suaves desde la parte trasera de su año hasta donde iniciaban los testículos.
-Uhhhjmm, Ja... Jake, ese es mi.... ammm, está... sucio ahí.... y ohhh~ olvidalo- gimió con esa voz tan adictiva suya.
-Ya veo que te gusta- le susurré con lujuria para continuar con mi faena, con ambas manos separe cada nalga dándome un mayor acceso de aquel suculento trasero.- Tan lindo y rosadito, verlo palpitar de esta forma me hace pensar que está hambriento.-
-S...si, tengo hambre, hambre de ti... por favor Jake, toma mi virginidad- contestó Nikola entre jadeos
-Será un gran placer- me coloque en posicion, listo para hacerlo mio- si te duele me dices, de acuerdo.
Puse mi pene en la entrada del ano del croata, la saliva y el semen hicieron muy bien su trabajo de lubricante, pues con una ligera presión, empecé a entrar en el interior de Nikola.
-Mmm... ahh ayy Jake... me, me duele...-
-Quieres que me detenga?- le pregunté pues lo que menos quería era lastimarlo.
- No, no te detengas, sólo... espera que me acostumbre- suspiro entre gemidos, con sus brazos rodeo mi cuello y me alegó a su rostro buscando con mis labios un alivio al dolor que sentía.
-Amor... besameee, quiero sentir tus labios sobre los mios- suplicó Nikola, lo complací gustoso y reiniciamos un nuevo beso, compartiendo los chupones, las lamidas y las mordeduras que nos dábamos el uno al otro. Al cabo de unos segundos, sentí como el eslavo movía ligeramente las caderas, dejándome entrar otro poco en su interior.
-Ya estás listo bebé?- le pregunté rompiendo el beso y acariciando su cabello azabache, Nikola sólo asintió así que me incorporé un poco y agarrándolo de los tobillos, volví a entrar en el con suavidad.
-Mff... lo, lo siento... Ohh Jakeee- gemía a cada segundo- siento... como me llenas... NYAHHH!!- un gemido más ahogado salió de su garganta cuando mi pelvis golpeó sus testículos.
-Eres un bebé muy goloso, has podido tomarlo todo en tu primera vez- la estrechez de Nikola era espectacular, la presión que ejercía en mi pene me estaba volviendo loco, y sin poder evitarlo empecé a moverme, mis caderas se movían rítmicamente profanando a Nikola una y otra vez. El mundo a nuestro alrededor dejo de existir, el tiempo no parecía avanzar, sólo existimos nosotros, dos cuerpos turgentes disfrutando de una ardiente y apasionante primera vez.
-Ahh... Jaakee, auuhhh mmm- los gemidos eran más intensos cada vez. Su cuerpo brillaba cuando su palidez eran golpeada por la luz del sol, aumentando considerablemente la belleza del croata.
-Sshh mmjhh, fuck!!, menudo culito... tienes... tan apretado, tan delicioso... mmm- jadeaba excitado fuera de mi dándole una picante nalgada al vampiro, aumentando la velocidad e intensidad de mis embestidas- donde... has estado... toda mi vida?- le volví a nalguear sus cachetes para acto seguido sobarlos con lujuria disfrutando de la suavidad de estos.
-Ahh~ Jakee papiii~ Mmm Ohh dios mío... más, más, dame más rápido ohhhh mmmm... me encanta tu pene... ahh- sus gemidos y súplicas eran un gran estimulante para mi y me obligaban a ir más deprisa- tu polla... tan gorda... tan grande... tan, tan... Ahhh!!!
-Tanto te gusta?- pregunté poseído por la lujuría propinandole otra picante nalgada y penetrándole con más fuerza- tanto disfrutas mi pene tomando tu virginidad?
-Ahh, si, si... adoro tu polla, y te... adoro mmmf a ti... más, dame más ohhh~- el croata parecía ido por completo, sus ojos estaban en blanco, la lengua afuera con una amplia y distorsionada sonrisa de placer. Pase mis manos por entre sus piernas y las coloqué detrás de su cintura, afinqué ambos pies al suelo y me levanté cargando al croata quien permanecía penetrado. Sus piernas se engancharon en mis hombros y sus brazos sólo colgaban a ambos lados sin más. Agarré bien fuerte su cintura y reinicie mis embestidas-, ahora más profundas y calientes gracias a la posición en la que estábamos.
-Ahh... Jakeee... me vas... a mfff enloquecer....mmm aauuujjhh!!!, si papi... dame... más duro... uff, el pene, de Jake... se siente ahhh... tan delicioso nyahhh!!
-Me alegro... qué te guste ngh..., pues vas a... tener ughh! mucho más de... el- conteste sin dejar las embestidas- Mmm... mierda, creo que... estoy a punto ughh!!!-
-Yo... ahh, yo también ahh, me corro, me corro, me corrooo... NYAAAAHHH!!!- a su gemido lo acompañó un potente chorro de semen que golpeó mi pecho y mi rostro, la potencia de Nikola era increíble, su delicioso elixir incluso cayó en mi boca el cual saboree con deseo. Debido a su orgasmo las paredes de su ano se contrajeron aún más llevándome al limite.
-Ummghhh, aquí voy... tomalo todo... FUUCK!!! AGHHH!!!- mi orgasmo llegó por fin empezando a rellenar el interior del croata con mi semilla, disparaba sin cesar una y otra vez mi carga en el recto de Nikola a tal punto que empezó a escurrirse un poco de lo abierto que ya estaba el vampiro y cayendo por mis piernas.
Como una piedra me deje caer en la cama trayendo conmigo al vampiro, respiraba agitado y el sudor nos recorría el cuerpo a pesar del aire acondicionado. Había sido una sesión intensa la que había acabado de vivir y ahora me estaba pasando factura, aunque no me quejaba en lo absoluto, como tampoco él parecía quejarse.
-WAO!!, si así van a ser todos nuestros encuentros amorosos, no pienso soltarte en la vida.-
- Por eso empastamos tan bien, es justamente mis planes el no soltarte jamas- conteste acariciando los cabellos de Nikola y justo entonces un hambre atroz me asalto- me vendría muy bien ese desayuno ahora.-
-A mi también aunque me da la impresión que ese ya está frio- comento señalando la bandeja con el pintoresco desayuno. Tomé una tostada y le di una mordida, obviamente ya no tenía ese sabor de recien pero aun esta algo crujiente.
-Y bien?- pregunto buscando la aprobación.
-Muy sabrosa, pero sin duda el mejor bocado que probado jamás eres tu- dije con una sonrisa dándole un beso
-Huy que galante, sólo por eso te permito probarme siempre que gustes- comento para volver al beso. Francamente era el mejor bocado que había probado.
Los siguientes días fueron estupendos, tanto en lo íntimo como en lo profesional. Nikola resultó ser un increíble segundo al mando. Planeaba estrategias, analizaba sistemas de seguridad y durante las misiones primero que todo se aseguraba que los civiles estuvieran a salvo. Demás está decir que la parte íntima era maravillosa, como amante, el croata era realmente pasional y empezó a ser más atrevido. Gracias a ello pude vivir una de las experiencias más gratificantes de mi vida, y es que ver al gran y prepotente Alex Sanabria totalmente en shock, al sorprendernos el y su hermano teniendo sexo en los baños del HQ, no tiene nombre.
Sin embargo la tranquilidad y el buen humor del HQ, se vio interrumpida esa fatidica mañana por la alarma del cuartel.
"BEEP BEEP BEEP TRANSMISIÓN ILEGAL LLEGANDO A CENTRAL, PROCEDEMOS A DECODIFICAR"
-Saludos, pequeñas inmundicias, he regresado del infierno para llevar a cabo mi venganza- se vio en la pantalla el rostro del asesino más peligroso de Mega metrópolis
-Esto pinta muy mal- dije por lo bajo sin saber cuanta razón tenía.

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata
Kamiblack Kamiblack
Grímnir Grímnir
Tarantulas Tarantulas
XanxusVlad XanxusVlad
(Por fiiin pide postear después de tanto, espero que les guste)
 
Arriba Pie