Misterioso Mensajeros Pelipper [Menmerrie & Ryner]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Mensajeros Pelipper


Después de ingresar el nombre de tu Equipo Pokémon, viene la tarea de aceptar una misión. En la Ciudad te han mencionado que Mensajeros Pelipper son los encargados de recibir todas las misiones que otros pokémon solicitan, por lo que sin perder tiempo, te has ido para allá, con la idea de descubrir todo lo relacionado a los mensajeros

Niveles a ganar: 1
Objetos: -
Niveles de salvajes: -

Objetivo: Visitar a los Pelipper

Ficha: Menmerrie & Ryner.

LadyAzulina LadyAzulina Adelante​
 

♚ Queen of Mean ♚

Registrado
12 Abr 2015
Mensajes
1,508
Ubicación
Medium Coeli
Offline
Menmerrie lo dejó descansar un rato, pensando que si el chacal se quedó dormido fue porque realmente se había agotado. Aprovechó el momento a solas para absorber la imagen del estanque y sus cascadas, si empezaría a viajar era probable que no regresara en un tiempo y le gustaría recordar esa belleza natural. Aunque si sus sospechas eran ciertas, sus viajes estarían plagados de escenarios parecidos.

El Riolu se sentó tras despertarse, en parte avergonzado por haberse dormido y en parte molesto por haberla dejado sola. ¿Qué tipo de caballero haría eso?

—Lo siento mucho, Menmerrie —inclinó un poco la cabeza con disgusto.
—Oh, no. No te preocupes, está bien. De verdad. —insistió la fantasmita, esperando que su pequeña sonrisa le quitara de encima la disconformidad—. ¿Descansaste?
—Sí, un poco —admitió, frotándose el cuello, para nada cómodo con su descortesía—. ¿Todo bien?

No dudaba que su damita fuera perfectamente capaz de defenderse por sí misma y que lo despertaría de ser necesario, además de que a su alrededor nada se veía distinto, pero no pudo evitar preguntar. No recordaba a qué distancia se encontraba el sol cuando cayó dormido, por lo que tampoco sabía cuánto se había movido, cuánto tiempo había pasado.

—Por supuesto —la pequeña sonrisa se extendió y el chacal se permitió relajarse. Sólo un poco—. Así que… —murmuró, atrayendo la atención de Ryner y el tema anterior de vuelta—. ¿Qué haces ahora? ¿Llegabas o te ibas de la ciudad?


El Riolu tuvo que recordar que recién habían accedido a viajar juntos, todo lo que hacía, su estilo de vida, ahora sería compartido. Sintió algo cálido en el interior de su pecho, pero al mismo tiempo le fue difícil no preocuparse. ¿Estaba tomando una buena decisión? ¿La damita estaría a salvo en su compañía?

Sus grandes ojos seguían observándolo, esperando una respuesta.


—Llegaba —se la dio.
—Y ya rescataste —unió los mechones debajo de su cabeza, aludiendo a sí misma con una encantadora sonrisa— y rescatamos a las criaturas en peligro durante tu viaje. ¿Qué sigue? —ni siquiera le dio el tiempo suficiente para responder, o al menos pensar en la respuesta—. Averiguar si algo está pasando en la ciudad. ¿Cómo hacemos eso? —lo miró—. No soy muy bienvenida —aceptó, perdiendo los ánimos, hundiéndose sobre sí misma—. ¿Cómo voy a ayudarte?


A pesar de que el corazón se le estrujaba a Ryner por ese acto de su damita, su mente ya estaba cociendo una idea, por lo que fue capaz de sonreírle, sabiendo que todo estaría bien.



Cuando se tenía a un Pokémon con esas habilidades, lo mejor que podía hacerse era aprovecharlas. La fantasmita era incapaz de volverse invisible. Absurdo, ¿no? Pero podía volar. Ryner le indicó que rodeara la ciudad por la derecha hasta que llegara al risco y lo esperara allí, y ella cumplió gustosamente su pedido, sintiéndose un agente secreto que no debía ser visto. Como Mama Kang, los Kecleon y Felicity, los Pelipper tampoco discriminaban.

Eran una especie muy dedicada al servicio, no importaba en qué parte del mundo estuviera, el Riolu siempre encontraba un grupo de Pelipper cerca de la comunidad. El tamaño del grupo era proporcional al de la comunidad, y fueran como fueran los Pelipper sólo se juntaban para hacer una cosa: ayudar. Muy poco podían hacer por su cuenta para darle un ala a la comunidad que servían, pero eran unos buenos mensajeros. Conocían prácticamente a todo el mundo. Sabían a quiénes podían acudir, quiénes serían los apropiados para la tarea, e iban en su busca. También eran los mejor informados de lo que acontecía en la ciudad, y por ello solían ser el punto de investigación del chacal, eran su recurso más importante.

Disfrutaba de hablar con los vecinos, era una de las pocas cosas que le gustaba hacer en la ciudad, pero tras el desagradable trato mostrado para con su damita y la demostración de sus ganas de ayudarlo, no se sentía cómodo ni hablando con ellos ni haciéndolo por su cuenta, a pesar de que así había sido toda su vida. Así que su mejor apuesta, su única apuesta en ese momento, eran los Pelipper.

Sobre el risco, atravesando la ciudad, se encontraba el local. Se llamaban los Mensajeros Pelipper, y el edificio era una réplica exacta, en tamaño extra gigante, del ya de por sí inmenso pico que poseía esa especie y el resto de su cabeza. Por lo que era una tremenda cabezota, un punto imperdible para los viajeros del aire. En el exterior, antes de llegar a la puerta al costado del pico, tenían un tablero con un techo plegable para protegerlo de la lluvia en el que exponían todos los casos que tenían entre las alas. Y lo actualizaban todos los días, cada vez que llegaba nueva información.

Frente a ese tablero fue donde Ryner encontró a su damita.

Menmerrie miraba con gran concentración los pedazos de papel -hojas de los árboles, algunas cosidas entre sí para formar una más grande y otras siéndolo naturalmente al ser de palmeras u otros tipos- colocados en el tablero. Inclinaba la cabeza a un lado o al otro en lo que parecía un cambio de estar leyendo una tarea a pasar a otra, y el Riolu tardó un rato en darse cuenta de que la fantasmita no se enteraría de su presencia si él mismo no se presentaba.


—Veo que no tuviste ningún problema —redujo la distancia.

Su damita se alzó unos centímetros, descendiéndolos antes de girarse hacia él.


—Ryner —lo saludó, sonriendo ampliamente como si no hubieran estado juntos hasta hacía unos minutos.

El corazón del aludido se agitó otra vez al escucharla usar su nombre y no se molestó en ocultar la sonrisa.


—¿Encontraste algo interesante? —señaló el tablero con la cabeza.

Por mucho que le gustara regodearse en el agradable sentimiento que calentó su pecho, ese no sería un buen comportamiento de un caballero y ya mucho le había fallado.


—Oh… —Menmerrie descendió varios centímetros, llevando la mirada al suelo, y Ryner no pudo evitar inclinar la cabeza, curioso—. No lo sé —le confesó, jugando con la punta de los mechones que le fungían de brazos—, no entiendo nada de lo que dice, me parecían dibujos bonitos.


¿Lo que escuchaba era vergüenza?

No, un momento. Sacudió la cabeza para concentrarse. ¿Su damita no entendía el idioma Pokémon? ¿Tan lejos llegaba su amnesia?


—¿No reconoces nada? —le cuestionó con suavidad, inclinándose para estar a su altura.

La fantasmita se negaba a mirarlo a la cara, por lo que el chacal tuvo que contentarse con su física negativa.


Si recordaba bien, una de las primeras cosas que le dijo cuando se conocieron fue que no podía ser una Pokémon, a pesar de que evidentemente lo era. También estaba el hecho de que no actuaba como un tipo fantasma común. Y tampoco parecía ser muy consciente de su habilidad combativa. Aunque esas dos últimas cosas podían excusarse con su pérdida de memoria. En ese momento creyó que sólo eran delirios, por el golpe o el cansancio o lo que fuera, pero tal vez había algo más ahí. Tal vez-




~***~

That's all, Soncarmela Soncarmela ♥
 
Las dudas empiezan aflorar en Riolu, lo cual es normal. Aunque esté perdidamente enamorado (?), en algún momento se tenía que hacer ese tipo de preguntas. Me hace gracia cómo nuestra protagonista se divierte haciendo de espía. Será la reina del sigilo en el futuro, hasta que aprenda a crear Bolas Sombras. En fin, el capítulo, nuevamente, fue ameno, fluido y entretenido. Estas historias son cortas, así que aprendo de los personajes poco a poco. La explicación de los Pelipper ha sido más un resumen que una conversación como tal, pero tampoco lo veo como un error. Estos trabajadores han tenido la mención justa. Son los voladores del cielo, los mensajeros de misiones... Y de desgracias. Veamos cómo prosigue esto.


Recompensas:
+1 nivel a ambos.

LadyAzulina LadyAzulina Ya sabes qué hacer
 

♚ Queen of Mean ♚

Registrado
12 Abr 2015
Mensajes
1,508
Ubicación
Medium Coeli
Offline
Misdreavus:
Nivel: 7 + 1 -> 8
Stats: 24
- PS: 26 + 4 -> 30
- Ataque: 17 + 2 -> 19
- Defensa: 31 + 5 -> 36
- At. Especial: 24 + 3 -> 27
- Def. Especial: 35 + 5 -> 40
- Velocidad: 35 + 5 -> 40

Riolu:
Nivel: 7 + 1 -> 8
Stats: 15
- PS: 28 + 5 -> 33
- Ataque: 18 + 2 -> 20
- Defensa: 25 + 4 -> 29
- At. Especial: 4
- Def. Especial: 4
- Velocidad: 26 + 4 -> 30
¿Que aprende Contraataque al lvl6? Estoy saltándome muchos movs e-e

Soncarmela Soncarmela
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas

22 Aniversario de Foros Dz

Arriba Pie