Trama Nami no Matsuri | ¡Participa! [RL Evento] Hasta el 6/09

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

I, can never heal you but I promise I could try
Registrado
6 Ago 2007
Mensajes
2,306
• Relaciónate con otro personaje con el que no hayas roleado en esta temporada: 4 pts.

Torsten estaba un poco hastiado. Por un lado, el maricón verdadero Sven, quien se volvía más molesto que los testigos de Shinobi-Jehová tocando su puerta a la hora del puto desayuno. Por el otro, sus mierteros primos, quienes no perdían la más mínima oportunidad de denigrar la santísima figura de su inmaculada madre. Era en esos instantes en los cuales comprendía por qué solía pasar su tiempo libre con el hijo de puta de Khalf y sus secuaces y no con los Yuki-Miyazaki. Tomó tres bolas de calamar con un solo palillo y llenó su boca masticando con aburrimiento.

Y qué suerte que su hermana ya no estuviese por el sitio, pues de lo contrario los tenedores y cuchillos hubiesen volado entremezclados con shurikens, papeles bomba, kunais, sangre, pedazos de carne, hielo, más hielo, mucho hielo... Desde su lugar en la mesa fantaseaba con Layla the Bride en una especie de Kill Bill Vol. II adaptada al clan de los hijos del invierno, cuando descubrió que la chica que acababa de adherirse al grupo le estaba observando. Ella se encontraba a su derecha, precisamente en donde se sentaba su hermana antes. Dorjen giró su cuello y le miró de vuelta.

—¡Claro! —dijo repentinamente poniéndose de pie sin ninguna clase de cuidado, lo que ocasionó un desbalanceo en la mesa y, por consecuente, que la bebida de Sven a su otro lado se derramara encima del mismo—. Hicimos un examen juntos, ¿lo recuerdas? —se dirigía a Michibiki.
—¡Agh! —el amigo de Yaric profirió un quejido muy gay (a oídos de Torsten[¿)— ¡Fíjate en lo que haces, garlopo imbécil! —se levantó y les mostró a los demás lo que el hijo de Fiora había ocasionado: dado que el brebaje era algo parecido a una cerveza, la mancha amarillenta se propagó por en medio de sus piernas y en el abdomen bajo, confiriéndole un aspecto poco higiénico. En realidad parecía que el chico había claudicado en medio de su travesía a un urinario.
—Caracoles, el maricón miertero olvidó colocarse los pañales —comentó Dorj como si fuese algo casual, lo cual casi hizo reír a Kaia, Karin y la amiga de Karin.

Las chicas tenían difícil regocijarse con total libertad ya que Sven sacó a relucir su airado temperamento: estaba furioso, apretaba los puños de lado a lado y percibían que en cualquier momento desataría una gélida ventisca, modus operandi de cualquier Yuki que quisiera intimidar a un adversario. De no ser por otra intervención de Yaric, el comedor se habría convertido en un ring de box.

—Por más que deseo ver cómo se aplastan las cabezas entre ustedes dos, par de maricones hijos de puta —el albino se relamió los labios—, si no consigo más bolitas de pulpo ahora se van a acabar —del cuello de la camisa tomó a Sven y lo arrastró para llevarle a los puestos de comida. Torsten les miró marcharse de soslayo, antes de volver a encuadrar a Michibiki.
—Entonces, ¿lo recuerdas? —la chica enarcó una de sus cejas y negó moviendo de lado a lado muy lento su cabeza—. Era un examen o, ¿quizás una tarea especial? —el varón rascó una de sus cienes mientras meditaba con una mueca extraña—. Fue divertido, la pasamos bien —cambió su mueca por una sonrisita muy maricona y se acercó más a ella.

A Kaia le pareció que el movimiento de Strings se extendía un poco más de lo que se consideraba normal. El hombro de aquel casi rozaba el de Michibiki y la curvatura de sus labios se seguía ensanchando. ¿Qué es lo que ese maricón estaba haciendo? Encogió los ojos y cuando intuyó que el brazo del chico se iba a colocar sobre el respaldar de quien vestía las más finas suturas de todo Nami no sato, abrió la boca con espanto. Karin hizo los honores:

—¿En dónde dijiste que está Eyra?

Segundo strike. Dorjen se enderezó como un rayo con las manos sobre la mesa mientras observaba a una Karin divertida, bebiendo del pitillo de su bebida y a Kaia con el entrecejo arrugado, cruzada de brazos. Por alguna razón sentía un ardor en las entrañas que, si bien no era asqueroso, tampoco era complaciente. Le dio una vuelta al tema antes de que el nombre de tal chica le siguiera haciendo vacilar:

—¿Les apetece ir a los putos juegos?



Bishamon Bishamon Reira 🌷 Reira Angelo. Angelo.
 
Última edición:

I'm Morpheus, owner of a dream
Registrado
22 May 2016
Mensajes
2,381
Ubicación
por ahí marico
¿Cómo había aceptado participar en una actividad tan escandalosamente alegre y grande como esa? Y peor aún, ¿a quién carajo se le ocurrió que separarse para encontrar a la mocosa de Nova era una buena idea? ¿No era más sencillo usar clones? Sin duda alguna sus hermanos eran una bola de idiotas a pesar de tener rangos ninja tan altos. Se sobó el entrecejo y suspiró, tratando de calmar las ansias de golpear algo… o a alguien. Se dijo internamente que todo estaría bien y que, después de eso, podía chantajear a sus hermanos de alguna forma.

Comenzó a caminar entre la multitud mientras echaba un vistazo por los diferentes puestos del festival. Lo que más podía ver eran atracciones de juegos y comida, pero entre todo eso también habían puestos en los que uno podía relajarse viendo una obra o escuchando música gracias a unos audífonos especiales. Era tan único e impresionante… y a Kurohane le parecía aburrido y fastidioso, su ceño fruncido delataba que detestaba el lugar y a todo ese molesto ruido que hacía la gente mientras se divertía, sólo deseaba encontrar a la fastidiosa de su hermana para poder llevarla con lo otros y retirarse a realizar una misión o algo mucho más interesante.

Su búsqueda se hacía eterna. Mientras avanzaba entre la multitud, Kurohane se cuestionaba una y otra vez el cómo iba a encontrar a la parásito de ojos púrpura. Era prácticamente imposible el siquiera ubicarse con todo ese montón de gente. Pensó en que sería mejor idea encontrarse con uno de sus hermanos y plantearle la idea de usar clones y eso fue lo que hizo. Para fortuna suya, el lugar asignado para reencontrarse era una redoma lo suficientemente grande como para que la gente no lo aplastara al caminar, la plaza se hallaba rodeada de muchos puestos como había observado con anterioridad. Aquellas sonrisas en los rostros de la gente le hizo pensar que tal vez nunca disfrutaría completamente de momentos tan amenos como ese. Sus hermanos, conscientes de su situación, hacían intentos para que Kurohane pudiera disfrutar de los pequeños placeres de la vida como ese, sin embargo, el muchacho necesitaba mucho más que eso para poder siquiera sonreír.

Suspiró con fastidio, estaba cansado de ese lugar y de esperar a que las sombras llegaran. Se sobó el entrecejo y se levantó, nada lo obligaba a quedarse ahí sentado esperando. No obstante, cuando levantó el rostro la vio, caminando y mirando a todas las direcciones como si estuviera en busca de algo o alguien. No se le pensó dos veces para caminar en dirección a ella, ahora que había encontrado su “objetivo” entonces no había razón para marcharse… ¿o tal vez sí?

¡Nova! —A pesar de toda la bulla, Nova pudo escuchar el grito y reconocer a quién le pertenecía. Cuando vio a su hermano mayor se permitió impresionarse un poco, de todos sus hermanos Kurohane era el menos probable de estar en un festival como ese.

Cuando se le acercó y le tomó el hombro sintió un corrientazo recorrer su espalda, recordaba como si fuera ayer la vez que la obligó a pelear contra él, las sensaciones de aquella seguían frescas. No obstante, todo el tiempo en que estuvo sin la presencia de su familia había madurado lo suficiente como para poder plantarle cara a su hermano con mucha más seguridad que la primera vez.

¿Qué haces aquí? —Cuestionó apartando la mano de su homólogo.
¿En serio me estás haciendo esa maldita pregunta, enana? —La menor fue frunciendo el ceño paulatinamente—. Todos estamos buscándote para hacer las estupideces que le gustan a…

De repente, el rostro serio de Kurohane se transformó en uno que combinaba el escepticismo con la curiosidad, le miraba con detenimiento el rostro y aquello solo lograba que Nova se preguntara qué era lo que veía. Entendió a dónde miraba al momento en que se dibujó una sonrisa en el rostro del susodicho.

¿Un rasguño en la perfecta Nova Nara? —Espetó como ácido en su rostro. Le frunció el ceño—. Fue un corte limpio.
Tomoe dijo lo mismo.
¿Fue en un combate?
Sí.
Entonces es una herida de guerra —acercó su mano para rozarla—. De ellas aprendemos una lección y las cargamos con orgullo, Nova —su voz, impresionantemente era suave y cálida, demasiado extraño para ser el rabioso Kurohane—. Te ves bien con ella y extrañamente me hace sentir orgulloso —soltó pasando su dedo por la marca suavemente. Era tan… diferente, su mirada y su toque… quería decirle que lo sabía perfectamente lo que decía y que lo entendía, pero no podía—. Sin embargo, no vayas a agrandarte parásito insignificante, te falta mucho por aprender —espetó, volviendo a su tono y comportamiento habitual—. Los idiotas nos esperan, vamos.


LadyAzulina Nya Nya je mejor tarde que nunca )?
 
Última edición:

All we hear is "radio ga ga, radio blah blah"
Moderador
Gana algún premio en los juegos del festival: 1pt.

―Seguro quieres jugar a… coger con muchas niñas, es tu nueva actividad favorita. ―Strings casi se ahogaba con su propia saliva al escuchar y ver el gesto de Yuki Miyazaki.

A ver, ¿por qué tenía que ponerse así si entre Eyra y él no había nada? Nunca quedaron en algo concreto y ahí estaba Kaia, juraría que hasta la garlopa de Karin, haciéndole sentir como el peor novio de la historia. Por un instante estuvo a punto de preguntar por Eadric pero se aguantó, salvo por el puño con el que golpeara la mesa para desconcierto de las féminas.

―¿Nos vamos o no? ―Su voz sonó más varonil.
―Es mejor que estar aquí viendo las nubes pasar ―añadió Abbi llevando su cabeza hacia sus manos; en el cielo no había ni la más mínima señal de que fuera a nublarse―. Y que tener que lidiar con el señor bocazas.
―¿Puedo ir con ustedes?
―Por supuesto. ―Dorjen se paró del asiento cual resorte, brindando una de sus manos a Yukiko para ayudarla a hacer lo mismo. Liv, en cambio, se cruzó de brazos y piernas en su silla; desde allí sonó la garganta para ganar la atención del único varón.
―¿Me ayudarás a ponerme de pie, maricón?
―Puedo hacerlo.

Las risillas de Rioko y su prima se escuchaban de fondo entre tanto barullo. La de orbes rosados echó un vistazo a la impecable kunoichi; hasta le daba la impresión de que debía ser una chica bastante absorta de las cosas, distraída quizás… o de esas que fingían ser más frágiles de lo que en verdad son solo para ganar puntos con los demás. Karin optó por mirar hacia otra parte. En la lejanía figuró a un chico de cabellos rojos que hiciere que su corazón latiera fuerte.

Mientras tanto, Torsten ofreció su mano derecha a Isa y una sonrisa tan nefasta que le revoloteaba las entrañas a su familiar. En ningún momento Kaia quitó el gesto fruncido, muy parecido al del niño meme que hace una mueca de “ugh”. Si llegaba a tocar esa extremidad, juraba que vomitaría en colores ultra gays. Apenas le tocó la palma con un índice, cuando repentinamente se echara hacia adelante y le agarrara del cuello de su vestimenta, atrayéndolo hacia abajo. Michibiki parpadeó varias veces.

―¿Q-qué sucede, Kaia?
―Te estoy vigilando, garlopo miertero. ―Le susurró. Por un instante Dorj podía ver el reflejo de su tío en toda el aura de su prima.

Con gracilidad soltó al muchacho y mostró al mundo su mejor sonrisa, falsa, pero nadie tenía que saberlo. Prescindió de la cordialidad del azabache y bastó un llamado para hacer que su amiga de clan moviera los pies junto al resto. Quien guiara al grupo de niñas era el mismo Dorjie; menudo harem.

―¿Qué te pasa, garlopa? ―Solamente la hubo visto antes de ponerse a caminar, intuyendo que no se sentía del todo bien.
―Mejor ni preguntes…
―Está así porque no sabe nada de Eadric ―la aludida soltó un suspiro cargado de fastidio y dejo de decaimiento―. Y porque vio a una persona a la distancia que…
―Cállate, en serio no sigas. ―Karin se cubrió los oídos, haciendo reír a su familiar por la actuación.
―¿Confías en mi hermano?
―¿Eh?
―¿Confías en Eadric?

La pregunta y el que su homóloga en rango se encontrara con el rostro serio, realmente le tomó fuera de curva. La usuaria katon intentó replicar con otra interrogante, empero Liv levantó el índice izquierdo a la altura de su hombro; enseguida su amiga desistió en abrir la boca para articular palabras que no quería escuchar. La respuesta tampoco tenía que dársela. Bastaba con que reflexionara y encontrara la opción que podría brindarle paz.

Pasos adelantes iban Fuyu y Big Marica, con este último tratando se sacarle conversación a la fémina refinada, tomándose muy en serio la labor de iniciar una amistad. Kaia no tenía la intención de admirar el rededor pero era mejor entretenerse con los coloridos puestos, la música en el fondo y la algarabía de muchos, sobre todo de los niños que correteaban entrometiendose entre las personas.

De repente escuchó la voz maricona de su primo, pero directamente ubicó lo que él apuntaba: un puesto de explotar globos llenos de pintura. A Yukiko no le pareció tan atractivo exponerse a algo que pudiera manchar su costosa vestimenta, mas antes de que pudiera sugerir cambiar de juego Liv la haló de un brazo.

―Si quieres estar con nosotros, debes acostumbrarte a estas mierdas. ―Yuki Miyazaki entregó unas cuantas monedas para cinco dardos. ―No hay diversión completa si no te ensucias.

La fémina extendió el brazo izquierdo para apuntar hacia su objetivo. Si algo le podía agradecer a su linda y frígida familia paterna es de inculcarles genéticamente (¿?) La habilidad de tener una puntería sagrada, que, por supuesto, debían pulir. Pero aquello era demasiado simple, que fallar sería una vergüenza nacional. Su dardo explotó un globo que yacía en medio de otros dos; sin esperar más envió dos seguidos, encajándolos hasta hacerles salpicar la pintura.

―Me agrada tener público pero, ¿se quedarán por siempre parados ahí? ―Su mirada púrpura se ubicó sobre los orbes de la albina. ―Inténtalo tú también, garlopa. ¡Deja de ser un maldito robot!

El señor que atendía el puesto le indicó a Isa que podía escoger uno de los premios que se mostraban en una vitrina. Nada de lo que estuviera ahí le resultaba realmente atractivo y no tan maricón. Al tener un aspecto adorable y femenina, el hombre le recomendó un par de peluches para obtener a cambio una mirada de reproche por parte de ella.

Por lo que sea que se decidiese, podría elegirlo al final junto con los demás. Ya estaba asegurado.

Raving George Verwest
Reira 🌷 Reira
Angelo. Angelo.

 

Dios Lobo de la Oscuridad y Luz
Registrado
22 Jun 2018
Mensajes
596
Ubicación
Venezuela
Objetivo: Introdúcete en el festival cultural: 1pt.

Habia musica por todas partes, al parecer algun tipo de evento se anunciaba por la aldea, ademas de que parece que comenzara dentro de poco, eso y que habia alguien que repartia panfletos para los curiosos, uno de esos es Fubuki quien veia por primera vez algo asi aunque no era raro pues ademas seria la unica vez que se vestiria asi pero quien sabe si se haria algun otro evento asi que dijera lo que se debia usar como vestimenta, el panfleto lo explicaba bien en una esquina. era un yukata lo que se debia usar, de antemano Uchiha ya tenia uno a la mano directamente cuando se fue a su casa donde lo primero que hizo fue cambiarse para la ocasion en el festival.

― Bien, este deberia bastar, es hora de ir al festival a divertirme. ¿Que cosas podre hacer?

El chico salio de la residencia que tenia que Nami por la procedencia de su clan, el camino era de lo mas feliz para el puesto que era el primer festival al que iba ademas de que podria recibir uno o mas premios si se introducia en algun juego del festival en el que disfrutara de la diversion, pero lo que le importa es divertirse aunque si llega a haber mucha y deliciosa comida alli o algun dulce alli si que es otra historia para el por su gusto por los dulces, aunque tambien dudaba de que se podria encontrar con alguien conocido del colegio, minimo serian sus compañeros o sus maestros o incluso la misma directora por muy rara que sea con su personalidad pero aunque sea quien sea. Nadie le iba a estropear su diversion en el festival.

― Bien, a divertirse y disfrutar de esto ―procedio a pasar por la entrada al sitio donde se celebraba el festival, en el lugar hay todo tipo de puestos que van desde muchos juegos interesantes donde ganas un premio hasta aquellos que son de azar y otros que son de suerte, hasta incluso puestos de comida que le parecen muy interesantes por el olor que le llega a su nariz pero lo que le interesaba eran los dulces pero aunque no lo admitiera opto por ir a uno de los puestos de comida para poder aguantar un poco lo que tiene de festival por delante― Un bocadillo no caeria nada mal en este momento, tengo que aprovechar todo esto al menos antes de que todo el festival termine o hasta que se acabe la comida, sin embargo dudo que se termine la comida pero tengo que ser rapido si no quiero que las demas personas se coman todo.

Opto entonces por hacer su camino a uno de los puestos de comida teniendo en mente comer algo para ver que tan bien sabia la comida hecha en los festivales como estos, es mas de que todo de seguro era gratis, no obstante como no iba a serlo si esto es una gran festividad donde todo mundo debe disfrutar sin armar muchos problemas que pudieran perjudicar que este momento de gozo sea arruinado por cualquier pequeño inconveniente que se convierta en algo mucho mas grande y problematico que este a una gran dificultad con la que sea dificil lidiar hasta que se llegue a un acuerdo con quien hiciera o provocara el problema, pero no hay que preocuparse por eso ya que es momento de la diversion y del gozo en el festival de Nami no Sato, el Nami no Matsuri
 

Dios Lobo de la Oscuridad y Luz
Registrado
22 Jun 2018
Mensajes
596
Ubicación
Venezuela
Disfruta de la comida del festival: 1pt.

El ver a mucha gente arremolinada en muchos lugares era una experiencia diferente para el pero lo que mas le llamaba ahora era su estomago alias comida: ya que desde que llego eso era lo que mas queria por el olor que se filtraba en su nariz. Muchos aromas de rica comida lo rodeaban y no sabia a donde ir hasta que se decidio por uno de tantos puestos y se sento en una mesa donde un amable mesero vino a pedir su orden a lo que de solo ver el menu de las cosas que podria pedir no se decido sobre que cosa pedir por los nombres de cada platillo que le parecen deliciosos de solo imaginarselos por lo que decido pedir un tazon de Ramen ademas de que pide algo de sushi tambien junto con algo de okonomiyaki para el final, el amable empleado solo hace una reverencia para ir por el pedido del muchacho que se queda solo alli en su mesa mirando a otras partes viendo como la gente del festival posiblemente aldeanos y otros que parecen o no estudiantes de la academia disfrutan de la deliciosa gastronomia del lugar.

― La gente parece muy animada, se ve que les gusta mucho lo que cocinan aqui ¿tal vez no sea el primer festival al que asisten aqui en Nami? pero que suerte fue la mia por enterarme de esto, mi primer festival sera todo un exito y uno bastante rotundo, no me voy a echar para nada en este dia. Lo voy a disfrutar con toda libertad y nada ni nadie me lo va a arruinar, comere mucho, ganare premios y me divertire ¡Este sera mi dia! ―Nota entonces como varias miradas curiosas se fijan en su persona haciendo que se sonroje completamente de la verguenza haciendolo bajar un poco su cabeza ademas de que parece que su cabeza echa humo por como lo miran provocando que se intensifique mas su verguenza por ser el centro de atencio de personas que ni conoce para nada― Que verguenza... Toda esa gente me vio solamente por hablar de mis pensamientos en voz alta....

Al cabo de un rato mientras el Uchiha esperaba por su pedido, le mesero junto a unos pocos mas aparecio en su mesa dejandole sus pedidos deseandole que tenga buen apetito y que disfrute de la comida: cosa que iba a hacer Shirou aun sin que nadie se lo dijera por lo que primero que nada da las gracias por la comida y comienza por el tazon de ramen que pidio, de solo probarlo se queda encantado por el sabor por lo que lo disfruta con total calma sin que nadie lo interrumpa para nada eso y que tiene cuidado de no quemarse, los fideos al parecer son de calidad asi como la sopa en la que estan bañados los fideos es de mucha calidad igualmente pero lo que le importa son los fideos junto a sus demas condimentos. Aunque solo este con el ramen ya tendra tiempo despues de disfrutar el resto de la comida que pidio para comer por lo que se toma su tiempo para comer, ni que alguien lo estuviera esperando.
 

Gensō no ishi
Registrado
19 Dic 2012
Mensajes
1,248
Ubicación
Argentina
POST #2
Subaru Hyuuga

Disfruta de la comida del festival: 1pt.

El pequeño Hyuuga para contentar a su hermana decidió que lo mejor era invitarla a comer algun platillo típico de estos eventos, por supuesto el iba a pagar con el dinero que obtuvo de las pocas misiones que pudo hacer, pero con tal de que Izumi se contentara y dejara de molestarle por el resto de la noche, le parecería una oferta que su yo interno no debía rechazar por mas idiota que fuera la petición.

La llevo a comer esa comida de pobres que el detestaba, con suerte habia pedido un te y un plato de marisco empanizado para no estar comiendo lo mismo que su hermana, la cual tenia una sonrisa de satisfacción y un sonrojo no tan notable en sus mejillas. ¿Como ella podía adorar la comida que consumía una persona con escasos recursos económicos? Para el no tenia el mas mínimo sentido. Pero tampoco se lo iba a reprochar, y si lo hacia, quien sabe como quedaría su relación con su hermana mayor.


― ¿Su-Chan? ¿Estas disfrutando el festival? ¿O sigues pensando que es muy aburrido todo esto? ―

Pregunto con curiosidad a su distraído yo, quien estaba observando las demás personas en especial a los mas pequeños con sus padres, poniendo mas énfasis en el miembro masculino de esa familia. Izumi trataría de llamar su atención para rendirse, cuando su hermano se perdía en algo, no habia quien lo recuperase, así que para no insistir mas decidió ver a donde sus ojos estaban fijos. Rápidamente entendió la situación.

¿Lo extrañas verdad?, Subaru-Chan

No era de extrañar que Subaru sea alguien amargado o se comporte arrogante con cualquiera sin una figura paterna que le aconseje, su madre bien podría hacer el trabajo pero ella ahora era la Líder del Clan y debía ver por el bienestar de todos en el Clan, eso le quitaba tiempo con sus hijos, tiempo que Subaru necesitaba actualmente.
¿Y porque no ella misma? Pues simple. Subaru por algun extraño motivo no quería tenerla cerca y no es porque no la quería, al contrario le demostraba su afecto con algun abrazo casual o gestos que no son habituales en el como el de haberla invitado aquí en este preciso a comer algo. Quizás era otro el motivo que ella aun no lograba descubrir.


Yo estoy segura que lograre ayudarte mi adorable hermanito menor

Dialogo >>Asi<< es pensamiento
 
  • 1Me gusta
Reacciones: Zim

All we hear is "radio ga ga, radio blah blah"
Moderador
Aquí les traigo la respectiva recompensa acorde a lo que trabajaron:

Nya Nya 40 Ryos + 40 XP + 2 PR + 4 puntos de fama/infamia.
Yuudai Yuudai 40 Ryos + 40 XP + 2 PR + 4 puntos de fama/infamia.
Raving George Raving George 30 Ryos + 30 XP + 1 PR + 3 puntos de fama/infamia + 3 monedas de Canje.
Bishamon Bishamon 30 Ryos + 30 XP + 1 PR + 3 puntos de fama/infamia + 3 monedas de Canje.
Reira 🌷 Reira ❄ 20 Ryos + 20 XP + 1 PR + 2 puntos de fama/infamia.
Haydenwolf Hayden the dark king 20 Ryos + 20 XP + 1 PR + 2 puntos de fama/infamia.
Chisuka-Kun Chisuka-Kun 20 Ryos + 20 XP + 1 PR + 2 puntos de fama/infamia.
Angelo. Angelo. 10 Ryos + 10 XP + 1 punto de fama/infamia.
Lazy Lazy 10 Ryos + 10 XP + 1 punto de fama/infamia.

Gracias por participar ; )
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie