+18 Original Fic Naruto: Crónicas de un Asesino

Registrado
11 Nov 2011
Mensajes
8
Offline
Capítulo 01: El Asesino de los ojos azules

Disclaimer: Ninguna de las series aquí presentes me pertenecen


"¿Estás seguro de esto mocoso? Porque una vez dentro no hay salida sino con los pies por delante" le dijo el hombre vestido con un abrigo blanco y capucha del mismo color con un tono frio al niño rubio frente a él que lo veía con una mirada llena de pura e inalterada determinación. Lo cual era bueno ya que la hermandad no era sitio para gente con voluntad débil.

El niño tuvo ganas de reírse en la cara del hombre ya que él no tenía nada que lo atara a este miserable lugar. Familia, amigos o cualquier otro tipo de vínculo que lo atara a la aldea eran totalmente inexistentes por lo que la decisión era más que obvia. "Si estoy seguro… maestro" fue la respuesta del niño a lo que el hombre sonrió complacido.

"Excelente, bienvenido a la hermandad de los asesinos Naruto" Con esas palabras el tomo al niño fuera de Konoha cambiando no solo el destino del pequeño rubio sino el de muchas personas y naciones en el futuro.


"¿Ese sueño otra vez? Que molesto" fue el comentario de Naruto cuando despertó en la habitación de su hotel el Pais de las olas, ya que la sabía lo que significaba tener ese sueño; algo se iba a ir al demonio en esta misión de forma monumental. "Bueno, el maestro siempre dice que el único día fácil fue ayer" pensó con sorna el rubio mientras empezaba a ponerse todo su equipo de asesino, el cual consistía de unos pantalones negros, botas del mismo color, una camisa roja y un abrigo blanco con capucha de color blanco. Y aunque podría haberse equipado con cualquiera de las armas que él tenía a su disposición Naruto decidió ir lo más sigiloso posible por lo que solo se equipó su hoja oculta y un cuchillo Kukri.

"Estoy listo" comento el rubio tras terminar hacer un último chequeo y salir del cuarto "ahora vamos a ganarnos el pan de cada día" tras decir eso él fue en dirección a la mansión de Gato a completar su misión. Después de todo el enano bastardo aún estaba respirando. Mientras que en el MP3 que cargaba una de sus canciones favoritas se estaba reproduciendo.

Hace mucho tiempo

Yo estaba pensando

En dejar caer todas tus cargas

Y dejarte donde estabas Tú creíste que lo haría

Ya lo habías visto antes

Podía leer tus pensamientos

Y decirte lo que viste

Y nunca decir una palabra

Pero ahora todo eso se ha ido Terminado y hecho Para nunca regresar

¡Y podría decirte porque la gente muere sola!
¡Podría decirte que soy una sombra en el sol!

Una vez frente a la mansión del corrupto empresario el joven asesino elimino al guardia apostado en la azotea lanzándole un cuchillo arrojadizo que se clavó en su nuca matándolo en el acto para acto seguido bajarse de la azotea e infiltrarse en la mansión por una de las ventanas abiertas "Hah, demasiado fácil" comento el joven con una sonrisa confiada mientras se escabullía en la mansión.

/Momentos después en la habitación de Gatou/

Al rubio asesino no le fue difícil introducirse en la habitación del Señor del Crimen sin llamar la atención de los guardias, en realidad le tomo más tiempo poner los sellos necesarios para aislar la habitación del resto de la mansión. Por lo que una vez termino tomo un vaso de agua y le arrojo su contenido al Criminal quien despertó sobresaltado "Buenas noches bella durmiente tenemos mucho de qué hablar" le dijo Naruto al criminal.

"No sé quién seas pero lamentaras esto ¡GUARDIAS!" Llamo el hombre a sus guardias más Naruto se quedó tranquilo y ensancho levemente la sonrisa cuando su blanco noto que nadie vendría a su rescate. "No te molestes en llamar a alguien, me encargue de sellar la habitación para no ser molestados" le dijo el rubio mientras caminaba hacia el hombre quien se encogía asustado en su cama.

"P-por favor no me hagas daño te daré lo que quieras, dinero, poder mujeres!" le dijo el enano asustado al asesino quien de un salto estaba sobre él y activando su hoja oculta lo mataba apuñalándolo en el corazón. "Lo único que quiero es tu muerte para así salvar a la gente de este lugar" fue la fría respuesta de Naruto mientras retiraba la hoja del cuerpo de su víctima.

"Y con esto hecho vamos a ver con quien estaba haciendo negocios el pitufo" comento Naruto mientras se dirigía a la caja fuerte y la abría. Una vez hecho esto empezó a hojear los documentos "Oh, esto es una sorpresa, jamás pensé que ellos extenderían su influencia aquí en las naciones elementales" musito Naruto mientras sostenía en sus manos unos documentos que tenían el sello de un grupo que era muy conocido por La Hermandad en el continente occidental Faerum, El sello de la Red Negra; El Zhentarim.

El Imperio criminal controlado por la alianza de una poderosa Cabal de Magos Oscuros y los Sacerdotes de la Iglesia de Bane, era un enemigo común de La Hermandad y básicamente cualquier grupo dedicado a enfrentar al mal o la tiranía en Faerum. Por lo que estuvieran interesados en expandirse en el continente elemental era preocupante por decirlo menos.

"El Maestro querrá echarle un vistazo a esto" pensó Naruto en voz alta mientras guardaba los documentos en un sello de carga que tenía tatuado en su brazo derecho para luego empezar la segunda parte de su misión.
Liberar los Esclavos... Y tomar todo lo valioso en la Mansión. Así que sin perder más tiempo el rubio asesino se dispuso a terminar su misión.

/03 Horas Después en el camino hacia la mansión de Gatou/

Dos Escuadrones Ninjas se encontraba saltando por la copa de los árboles en dirección a la Mansión ya que hace poco la Sensor del Equipo Namikaze Natsume, la hija del Hokage sintió como varias presencias desaparecían varias presencias en esa dirección antes de que una poderosa explosión sacudiera la noche despertando a todos los habitantes del pequeño país. Por lo que fueron a investigar la causa de la explosión y lidiar con cualquiera de los matones que quedaran del Criminal.

Mas nada los habría preparado para lo que encontraron una vez llegaron allí, ya que un joven de la edad de los Genin vestido de negro con un abrigo blanco con capucha quien Katana en mano se encontraba enzarzado en un feroz combate contra un Hombre vestido con una armadura occidental pesada de color negro armado con una espada de dos manos imbuida en fuego mágico mientras que la mansión ardía en llamas y los prisioneros huían despavoridos del lugar.

"Eres bueno chico, pero no lo suficiente para derrotarme" le dijo secamente el hombre a Naruto que se encontraba jadeando del cansancio ya que aunque no le gustara en lo más mínimo el hombre tenía razón. Él no era lo suficientemente fuerte para derrotarlo en un combate de frente "Pero nadie dice que debo pelear limpio, después de todo soy un Asesino" pensó el rubio con una sonrisa mientras recordaba como termino en esta situación.

/45 minutos antes/

Naruto había terminado de matar al último de los guardias y se dirigía hacia el sótano donde estaban los esclavos para liberarlos, pero él se detiene y rápidamente desenfundando su cuchillo el detiene el ataque sorpresa de su nuevo enemigo "Eres bueno" le comento su enemigo calmadamente, el cual era un hombre vestido de pies a cabeza con una armadura negra que cubría todo su cuerpo y ocultaba su rostro por completo. Él estaba armado con una llameante espada de dos manos.

"Debí suponer que no iba a ser tan fácil" Pensó el rubio molesto consigo mismo por su exceso de confianza, mientras que tomaba posición de combate "Veo que estamos compensando por algo" comento el rubio burlonamente mientras se mantenía en guardia tratando de molestar a su enemigo para crear así una abertura para matarlo o huir.

"¿Un insulto a mi hombría? Que predecible e imaginativo" fue la sarcástica respuesta del espadachín al rubio antes de volverse a lanzar al ataque. Más en esta ocasión el rubio asesino estaba preparado por lo que le lanzo un kunai con un sello explosivo al espadachín quien solo lo golpeo con su espada para desviarlo causando que explotara.

"Kaboom perra" comento Naruto al ver la explosión solo para que el hombre saliera disparado desde la nube de humo y le diera una patada que lo manda a volar por el pasillo. "Eso si me molesto" comento el hombre mientras se acercaba a Naruto, quien se estaba levantando con dificultad del piso mientras que mentalmente maldecía ya que las cosas se habían complicado demasiado para su gusto.

/De vuelta al presente/

Y en efecto se habían complicado ya que apenas tuvo tiempo de escapar y liberar a los esclavos antes de que el lugar volara en pedazos… todo mientras combatía al lunático de la espada llameante. Lo cual era más fácil decirlo que hacerlo ya que el muy bastardo había resistido todos sus ataques, desde combate cuerpo a cuerpo con su cuchillo, y luego su espada, para luego pasar a Jutsus. Nada de eso había sido suficiente para detenerlo.

Sea quien sea este sujeto no era alguien normal ya que el castigo que estaba soportando era suficiente para matar a un Jounin al menos diez veces. Lo que significaba una sola cosa "Esa armadura no es normal" concluyo el rubio. Aunque eso no era de sorprender si se tenía en cuenta que su enemigo era miembro del Zhentarim.

El entonces enfunda de nuevo su Katana y toma una posición de Iaido "Hey hombre de hojalata ¿qué te parece terminar esto con un último ataque?" le pregunto a su enemigo Naruto mientras preparaba su ataque "Me parece bien, pequeño asesino espero que estes preparado para pasar el resto de la eternidad sirviendo al Señor de la Oscuridad" fue la respuesta del hombre mientras tomaba posición de combate.

"Maldita sea mi suerte, ¡un Blackguard de Bane!" Pensó molesto el rubio ya que sus peores temores se hicieron realidad, él no estaba lidiando con un simple guerrero del Zhentarim sino con uno de sus campeones "Joder al parecer al final de cuentas si me veré forzado a utilizar ESA técnica… Genial" pensó sarcásticamente el joven ya que el sabía que la técnica que iba a utilizar todavía no la dominaba bien por lo que podría muy bien perder la cabeza por ella, literalmente. Más al no ver otra opción el empezó a canalizar chakra en la hoja de su espada y en sus piernas.

En ese momento ambos salen disparados el uno al otro "¡Rapid Slash!"Ruge Naruto cuando se dirige hacia su enemigo en un estallido de velocidad hacia el blackguard que solo ruge un grito de guerra y levanta su espada llameante.

En un momento termina con ambos en extremos opuestos. Naruto sacude su espada y la vuelve a enfundar cuando la capucha que cubría su rostro cae al piso ya que el Blackguard logro cortarla, lo que le permite verle el rostro a los ninjas de Konoha, ya que el joven que estaba luchando tan encarnizadamente contra el Caballero negro no era otro que el desaparecido hijo del Yondaime Hokage y el Jinchuriki Del Kyuubi Naruto Uzumaki/Namikaze "Hermano" pensó la hija del Hokage mientras veía a su hermano por primera vez en más de 10 años.

"Heh, eres bueno chico" fue lo que dijo el Blackguard antes de que su espada se rompiera en pedazos, el dio un paso adelante antes de caer en pedazos en el suelo. Naruto casi cae al suelo pero lo evita apoyándose con su espada, en ese momento el nota a los ninjas de Konoha, en especial a la chica pelirroja que estaba en el Equipo de Kakashi Hatake y a la pelinegra del equipo de Rin Nohara, el no pudo evitar sino maldecir por lo bajo, ya que ellas eran sin dudas las últimas personas en la tierra con las que quería encontrarse.

"Naruto, ¡está vivo!" grito la hermana del asesino alegre de ver a su desaparecido hermano nuevamente por lo que fue corriendo a abrazarlo pero fue detenida por un kunai que fue lanzado a sus pies por naruto.

"Lo siento, hermanita pero yo no planeo regresar a ese basurero que llamas hogar cuando me va mucho mejor fuera" le dijo Naruto mientras se levantaba y sacaba una píldora de soldado y una poción de curación media para tratar su lamentable condición actual "además ustedes me dejaron muy en claro que yo no era querido allí, así que amablemente les digo que no jodan conmigo si no quieren lamentarlo" finalizo el rubio dejando salir algo de la ira que sentía hacia ellos para luego activar un pergamino de teletransportacion para largarse de allí.

La pelirroja no pudo evitar soltar una lágrima ante las duras palabras de su hermano, ya que eran verdad. Ellos lo abandonaron cuando el más los necesitaba, y ahora era tarde para reparar cualquier vínculo que tuvieran.

El Hatake no pudo evitar sentirse mal por su alumna ya que él sabía que el rubio tenía razón en estar enojado con ellos no querer nada que ver con ellos, él no podía evitar sentirse mal por su alumna ya que la chica realmente quería tratar de arreglar los puentes con su hermano.

"No te preocupes Natsume, tendrás otra oportunidad" le dijo el Jounin a chica quien aun con lágrimas en los ojos le agradeció. Y aunque él le sonrió tras la máscara para darle ánimos a la pelirroja él no estaba tan seguro de eso ya que él sabía muy bien que algunas cosas eran imposibles de perdonar.

Aunque ignorado por todos los presentes una de las integrantes del Equipo Gennin de Rin, la chica pelinegra tenía una sonrisa en el rostro, cosa extraña viniendo de ella quien siempre mantenía una cara de póker, y un leve sonrojo en el rostro. Cualquiera diría que se veía linda asi sino fuera por los ojos ya que ellos solo mostraban un brillo obsesivo y casi perverso en ellos ya que estaban fijos donde hasta hace unos momentos estaba Naruto. "Por fin te encontré mi amor, y esta vez no te dejara ir por nada en el mundo" pensó la chica ya que si había una cosa que tenía claro Uchiha Satsuki era que esta vez ella no iba a perder a su amado rubio de nuevo, y nada ni nadie se iba a arrebatar otra vez.

/De vuelta con Naruto en el Cuartel De los Asesinos en las Naciones Elementales/

El rubio asesino se encontraba en el despacho del Mentor de la orden quien se hallaba revisando los documentos que el rubio recupero de la mansión después de que él le diera el reporte de la misión. "Uhm, interesante ¿así que La Red Negra está planeando expandirse aquí? Eso no podemos permitirlo" Comento el hombre tras terminar de leer los documentos. En eso el rubio estaba de acuerdo con eso, después de todo solo había que ver lo que había ocurrido en los lugares donde el Zhentarim había clavado sus garras para saber porque era una mala idea dejarlos hacerlo aquí.

"Es por eso que partirás a Feurem en la brevedad posible para investigar esto más a fondo y detener lo que sea que estén planeando" le dijo el Mentor al rubio quien fue tomado por sorpresa "¡¿Que yo que?!" le pregunto sorprendido Naruto a su maestro y líder ya que esto era algo que no se esperaba.

"Si, ya es tiempo que hagas una misión fuera del continente, además ahora que los ninjas de Konoha saben que estas vivo te van a estar buscando moviendo cielo y tierra para encontrarte" ante ese razonamiento el no pudo negarse ya que eran ciertos, el necesitaba conocer más el mundo y estar fuera del continente sin duda haría que fuera más difícil encontrarlo para los abraza arboles de Konoha.

"¿Alguna recomendación antes de partir maestro?" Le pregunto Naruto al Maestro Asesino quien sonrió y le respondió "Solo empaca lo esencial, trata de aprender todo lo que puedas de los locales y si puedes pídele al Gran Maestro que te entrene. Solo recuerda terminar la misión y por el amor de los dioses diviértete" El rubio soltó una carcajada divertido a las palabras de su maestro, ya que aun después de tantos años el seguía siendo el mismo sujeto despreocupado.

Por lo que él se retiró del despacho y se dirigió a sus aposentos a hacer su equipaje para el viaje que le esperaba.
Una vez dentro el prendió el equipo de sonido y dejo que la lista de reproducción empezara a correr mientras hacia sus maletas.

Mirando lo perdido

Buscando una causa

Y nunca estando totalmente seguro

Nada más que un hueco

Vivir sin un alma

Y nada que aprender

En ese momento el siente que una delicada mano femenina le acaricia el rostro por detrás y el cerro los ojos relajándose en la sensación y una pequeña sonrisa adornaba sus labios ya que después de tanto tiempo ella lo había venido a visitar. "Has venido" fue lo único que dijo el rubio antes de voltearse y atrapar a la chica en sus brazos quien no opuso resistencia.

Ella era una joven de su misma edad vestida con un kimono corto de color azul marino, medias largas negras y sandalias, ella tenía un hermoso y vibrante cabello rosado y vivaces ojos marrones y una figura que muchas mujeres matarían por tener. Aunque sin duda el rasgo más distintivo de ella eran sus orejas de zorro y sus nueve colas vulpinas que ondeaban perezosamente detrás de ella. "¿Dudabas que vendría a verte mi amor?" le comento la chica arqueando una ceja divertida. "Para nada Tamano, solo me sorprende que vinieras tan pronto, después de todo no han pasado ni quince días desde nuestro último encuentro" le respondió Naruto a la Kitsune, ya que era verdad lo que él decía, ya que desde que ella fue liberada de su interior ella ha ido y venido a su antojo.

"Lo sé pero ya que te vas al continente occidental, he decidido venir a darte un regalo de despedida para que no me olvides mientras estas fuera" le dijo la chica con un tono lujurioso mientras se quitaba la ropa, siendo imitada por Naruto ya que la sabia y deseaba lo que iba a pasar en unos momentos.
"¿Estas lista mi zorrita?" le dijo el rubio mientras tiraba a la kitsune en la cama con una sonrisa pícara que ella correspondió "La pregunta es mi querido asesino ¿estás listo tú?" la única respuesta que Naruto le dio fue solo irse a la cama y darle un profundo beso.

"Tengo que irme hoy así que saquémosle provecho al tiempo que tenemos" fue la única respuesta que le dio Naruto antes de empezar a demostrarle a la chica lo mucho que la iba a extrañar.
Despues de todo ella era una de las pocas personas que el genuinamente apreciaba, lo cual decía bastante de su vida que la mujer que compartía su cama era la prisionera que vivió los primeros ocho años de su vida en su alma.


Bueno espero que les guste. Esta historia nacio despues de jugar demasiado los viejos RPG de Black Isle (viejo ya no hacen juegos asi), Assasins Creed (los buenos cuando Altair y Ezio eran los protas) y Goblin Slayer por lo que ya saben lo que pueden esperarse aqui; Magos, enanos, elfos, dragones y todo lo demas que viene en el genero de fantasia aunque me estare basando mas en la mitologia de Dungeons and Dragons ya que es de alli de donde saco la mayoria del material.

En cuanto a la parte de AC no creo que pondre a los templarios ya que tanto en D&D y Naruto hay grupos que cumplen la misma funcion de estos y la hermandad los enfrentara.

Y sobre la cancion cuyas letras aparecieron en el capitulo se llama Shadow on the sun de Audioslave la cual es 100% recomendable ya que es muy buena


Sin mas que decir me despido.
 
Arriba Pie