Crossover NARUTO: EL CABALLERO DORADO ENTRE LA LUZ Y LA OSCURIDAD

Registrado
27 Oct 2017
Mensajes
24
Offline
Por favor, ya no me mantengas en suspenso por más tiempo y publica cuanto antes los próximos capítulos de esta historia. Me gustaría saber cómo va a ser la reacción de todos los conocidos de Naruto cuando lo vuelvan a ver y si él podrá sobrevivir a su bienvenida. No demores mucho en actualizar la historia.
 
Registrado
11 Ago 2018
Mensajes
5
Offline
voy a utilizar algunos capitulos para hacer un Remarke de este fic , me gustaria que me dieras permiso , pero no se que signo usar , ya use a Sagitario , libra leo, cual me recomendarias
 
Registrado
27 Oct 2017
Mensajes
24
Offline
Por favor, ya no nos mantenga en suspenso y publique los nuevos capítulos de esta historia. Me muero por descubrir cómo va a ser el reencuentro de Naruto con sus seres queridos en la Aldea de la Hoja después de tantos años. Actualice la historia lo más pronto posible, por favor.
 
Registrado
5 Ago 2017
Mensajes
23
Offline
Estuvo muy bueno el capítulo hermano espero que actualices pronto, ya que me hacen falta tus fanfics xD
Ya quiero ver ese reencuentro...Un saludo y espero que estés bien nos vemos en tu próxima actualización
 
Registrado
2 Jun 2017
Mensajes
32
Ubicación
FRESNILLO, ZAC
Offline
Que bueno que a vuelto a funcionar foros dz que genial en fin amigo esperó que pronto puedas subir el siguiente capítulo de tu fantástica historia por que me muero de ganas por leer la continuación suerte.
 
Registrado
15 Mar 2017
Mensajes
63
Offline
Me alegra enormemente que este foro vuelva a funcionar, es de los primeros foros que me inspiraron a escribir.
Como siempre les recuerdo que los personajes de Naruto y Saint Seiya no me pertenecen.
CAPITULO XXII​

Han pasado ya casi 5 días desde que Naruto y sus amigos llegaran al continente elemental y aún no había señales de ellos. De hecho, ya en la aldea de Konoha comenzaba un nuevo día y todos sus habitantes se dedicaban a cumplir con sus actividades cotidianas tanto los aldeanos como los shinobis, uno de ellos era Izumo Kamizuki un chunin de cabello color marrón que se peina hacia abajo, cubriendo su ojo derecho. Su protector está colocado sobre una especie de sombrero que cubre por completo su cabeza. Porta el equipo estándar de un shinobi de Konoha y quien en compañía de su compañero Kotetsu Hagane un hombre de mediana estatura que lleva un vendaje en su rostro por encima de su nariz tiene el cabello negro semilargo, de punta, y ojos oscuros. Lleva el atuendo estándar de un ninja de Konoha y juntos tenían la misión de custodiar las puertas la misma aldea durante el día.

Una actividad muy tranquila y sencilla, dicha actividad consistía en verificar y anotar a toda la gente que deseaba ingresar a la aldea, haciendo un registro de los visitantes haciéndolos llenar un simple formulario, de esto mismo ambos debían realizar un reporte para el Hokague cada cierta hora durante el día.

Actualmente Izumo esperaba a que su compañero y amigo llegara para iniciar su turno, fue hasta media hora después del inicio del turno que este vio llegar a Kotetsu – Buen día – saludo sencillamente Izumo – Buen día – fue la simple contestación de Kotetsu para proceder a sentarse y comenzar así a laborar.

Pasaron solo unos minutos para que Izumo al ver la tranquilidad del día comenzara una conversación con su compañero indagando primeramente por la demora de este. – Y bien, ¿piensas decirme a que se debió esta vez tu retraso? -

- ¿Esta vez? Lo dices como si lo hiciera seguido

- Te recuerdo que esta semana es tu tercer retraso

- Oh vamos, adema esta vez llegue tarde por haber sido llamado a la oficina de Yondaime Sama -

- ¿Enserio, y por qué te llamaron solo a ti?

- Eso fue porque Inu San se topó conmigo de camino hacia acá

- Mmm, bueno ¿y que te dijo Yondaime Sama?

- Que estemos pendientes ya que hay la posibilidad de que hoy llegue una comitiva especial por parte de Kusagakure y en dado caso informarle rápidamente

- Supongo que vendrán para formalizar la alianza que se nos había informado hace unos días

- Es lo más seguro -

Con todo esto dicho ambos chunins siguieron con su labor diaria, prestando atención a cualquier cosa que se pudiera
relacionar al encargo del Hokague. Cerca del medio día por las afueras de la aldea se podía observar a un grupo de 7 personas que se dirigían tranquilamente hacia la aldea del país de fuego. Se podía divisar perfectamente a un hombre de pelo negro largo que va más allá de los hombros. Llevaba una especie de traje marrón de rasgos militares con un cinturón y una hebilla de plata. Su calzado eran unas botas marrones y completando su atuendo unos guantes blancos. A simple vista se podía decir que él era el líder del grupo, ya que también se encontraba posicionado al frente del mismo.

Tras de él se podía observar a un joven de tez algo pálida, la cual contrastaba con su cabello negro y ojos marrones. Llevaba una camisa azul con las mangas arremangadas, una bufanda alrededor del cuello y del brazo. También llevaba un par de pantalones azules y sandalias en los pies. Junto a él venía una joven de cabellera blanca la cual le llegaba hasta los hombros y que era cubierto por un pañuelo verde; de piel morena, pero con unos ojos azules claros llevaba un chaleco del mismo color que su pañuelo y debajo de este un traje de un verde más oscuro.

Un poco por detrás de ellos se observaba una chica pelirroja de alrededor de los 15 años con anteojos y de tez blanca, su vestimenta consistía en una sudadera blanca que se encontraba por debajo de un vestido rojo con gorro y completando su atuendo un pantalón negro y zapatillas ninja con un poco de tacón del mismo color.

En la parte posterior del grupo se notaban tres siluetas las cuales eran totalmente cubiertas por un manto negro e con una capucha que llegaba a cubrir la mayor parte de sus rostros a excepción de su nariz y boca.

Lo que más resaltaba del grupo o por lo menos de aquellos en quienes se podía distinguir perfectamente, era que sus atuendos y partes de sus cuerpos mostraban señales de enfrentamiento.

Todos mantenían su avance hasta que lograron observar un poco a lo lejos, los mas jóvenes del grupo se sorprendieron ya que esta era la primera vez que visitaban una de las 5 enormes aldeas de las naciones y así lo hacía notar el chico de tez un poco pálida – Valla sí que es enorme – decía este maravillado, mientras la chica peli blanca y la chica de los lentes afirmaban en el mismo estado que él.

- Les quiero recordar Kuru y Ryūzetsu que nos encontramos en una misión importante para que no actúan de esa manera dentro de la aldea - Por su parte el hombre de cabellera negra reprendía un poco por esta actitud a los tres jóvenes, aunque entendía el motivo de su asombro.

- Lo sentimos Mui sensei – dijeron al unísono y algo desanimados los mencionados.

El ahora identificado como Mui observo como los jóvenes se habían desanimado y sorprendiendo al trio dijo – Aunque una vez que terminemos la misión no veo problema en pasar unos días para descansar y conocer un poco la villa ¿Les parece bien? – esto sin duda sorprendió mucho tanto al joven pálido y la chica de tez morena y claro alegrándolos enormemente, pero manteniendo la calma y solamente poniendo una enorme sonrisa en sus rostros antes de contestar nuevamente al unísono - Hai

- ¿A ustedes también les gustaría pasear un poco con nosotros? – pregunto la chica ahora conocida como Ryūzetsu a las tres siluetas tras de ellos. La figura del centro fue el que contesto al cuestionamiento de la chica – Claro que nos gustaría, solo necesitaremos arreglar unos pequeños asuntos con el Sandaime – que por la voz se distinguía que era un joven de al parecer 15 años.

Ante la respuesta dada por aquella persona Mui vio la necesidad de cuestionarlos con respecto a dicho tema – ¿Van a desear que digamos lo acordado? -

- Eso nos sería de gran ayuda Mui San esperamos en verdad no molestarlo con eso – contesto otra de las siluetas que por la voz demostraba ser una joven de al parecer la misma edad que los demás del grupo.

- Descuiden nosotros les debemos demasiado a ustedes, si no fuera por su ayuda ninguno estuviera aquí y ni siquiera quiero imaginar que hubiera pasado con Karin – fue la contestación del mismo Mui.

Esta vez la silueta faltante fue la que contesto y era notorio que también era otro joven de la misma edad - No debe agradecer nada Mui San, nosotros no podríamos permitir pasar algo como lo que sucedió, además aquí mi amigo – menciono mientras ponía una mano sobre el hombro de la silueta encapuchado del centro – no puede resistirse en ayudar a cualquier chica linda como Karin San no ¿es así? – haciendo este último cuestionamiento a su amigo quien tan solo atino a golpear su mano mientras le gritaba – Cierra la boca idiota - a dicho comentario la reacción de la mencionada Karin quien resulto ser la chica pelirroja de lentes se volvió tan roja como su cabello y lo más probable es que si se pudiera observar su rostro por completo el otro mencionado también estaría igual. Todos comenzaron a reír por la situación tan divertida que se había presentado.

Así continuaron su camino hasta por fin llegar a la entrada de la aldea, fue en ese preciso momento en que una de las siluetas encapuchadas se había puesto demasiado serio y si se observaba mejor se podía notar cómo se tensaba todo su cuerpo, sin darse cuenta el mismo se fue quedando poco a poco por detrás de todos, parecía como si nadie lo hubiera notado a excepción de los otros dos encapuchados, pero la realidad es que también la chica conocida como Karin lo observo optando por no comentar nada para no incomodarlo.

Todos fueron recibidos por los guardias de la puerta Izumo y Kotetsu – Bienvenidos a Konoha, antes de poder ingresar a la aldea necesitamos que se identifiquen y expliquen el motivo de su visita – fue el saludo de bienvenida por parte del chunin con el vendaje en el rostro. Por parte del grupo visitante quien hablo fue el mismo Mui – Muchas gracias, hemos venido desde Kusagakure por motivos de una misión diplomática para firmar un acurdo de paz
Ante la explicación rápidamente ambos guardianes reaccionaron recordando la encomienda directamente por el Yondaime. – Oh si hemos recibido el informe de su visita, el Yondaime justamente esta esperándolos -

- ¿Entonces podemos ingresar?

- Solamente necesitaremos registrar a cada uno para control de información, tan solo tendrán que indicar su nombre y mi compañero Izumo los registrara -

En el preciso instante en que el último de los encapuchados estaba por descubrirse para evitar algún problema una voz que estaba llegando los interrumpió.

- Izumo San, Kotetsu San – los mencionados volvieron su mirada para observar a quien los había llamado topándose con una joven pelirroja que reconocían perfectamente – Oh Naruko Sama, ¿qué hace por aquí? -

- Otosan me ha enviado para averiguar si tenían noticias sobre lo que les encomendó -

Por su parte los demás presentes dirigieron de igual forma su vista para observar a la chica pelirroja que había llegado la cual era una chica de tez blanca la cual llevaba su perlo distintivo atado en dos coletas tan largas que llegaban hasta su espalda baja, con un par de hermosos ojos azules que junto a su figura perfecta y ese par de senos perfectos era la envidia de varias mujeres de varias edades y el sueño de algunos hombres. Su vestimenta consistía en una blusa manga larga gris, en su brazo izquierdo se podía observar el logo del clan Uzumaki en una banda de color rojo, junto a un pequeño pantaloncillo corto color anaranjado y a un par de medias negras las cuales llegaban hasta sus muslos. Complementando su indumentaria tenía unas zapatillas ninjas negra y unos guantes sin dedos del mismo color.

Habría que mencionar que tanto Kuru como Haruto se sonrojaron un poco al ver a la recién llegada.

- Oh si justamente acaban de llegar – se apresuró a contestar Kotetsu

- Él es Mui San y es el representante de la comitiva de Kusagakure – mencionaba el chunin castaño y señalando al hombre de más edad en el grupo para inmediatamente hacer la presentación en sentido contrario - Mui San ella es Naruko Uzumaki hija del Yondaime Sama -

- Mucho gusto señorita – decía Mui mientras extendía la mano la cual fue estrechada en forma de contestación por la pelirroja - El gusto es mío. Por favor síganme yo los llevare hasta la torre de Otosan, él ha estado impaciente esperando su llegada al igual que Kaachan

Todos comenzaron a seguir a Naruko, pero antes de poder dar otro paso fueron detenidos por Izumo – Esperen aún falta uno en registrarse – señalando al último encapuchado.

Naruko tan solo volvió su mirada explicando que esto no sería realmente necesario y que era de vital importancia el llevar a todos lo más rápido posible al despacho de su padre, pero el chunin insistía en la petición – Pero Naruko Sama es un proto…. – antes de siquiera terminar su oración el chunin enmudeció al observar y sentir la sensación sangrienta que desprendía la chica de las coletas y sin duda su amenaza verbal termino el trabajo de darse a entender – Iremos de una vez con Otosan ¿entendido? – a lo cual tan solo recibió como respuesta el movimiento afirmativo del chico mientras daba algunos pasos hacia atrás.

Antes de volverse Naruko observo a Karin y notando perfectamente su cabello al fin hizo un clic en su mente y se movió rápidamente hasta ponerse delante de ella para tomar las manos de la chica entre las suyas dibujando una enorme sonrisa – Hola, tú debes ser Karin ¿verdad? – esperando ansiosa la respuesta de la chica quien contesto un poco nerviosa – S…si soy yo – tan solo con decir eso, Naruko abrazaba fuertemente a la chica con gafas y gritaba emocionada – Siiiii, no sabes las ganas que tenía conocerte – hay que decir que Karin no comprendía mucho lo que estaba pasando y tan solo atinó a decir – Gra….gracias -

¡Bien síganme! - dijo esta vez y jalando el brazo de su prima comenzó a caminar mientras que a todo el grupo les salía una enorme gota de sudor tras la nuca y comenzaban a avanzar.

El camino hasta la torre fue tranquilo o para la mayoría había lo fue a excepción del rubio que mantenía su capucha puesta queriendo evitar que descubrieran quien era, fue una fortuna que Naruko se haya interesado más en Karin en lugar de que sintiera curiosidad por ver quien se ocultaba bajo la capucha. Aun así, el chico estuvo observando los cambios que había sufrido la aldea, no eran muchos, pero si distinguía algunos cambios como nuevos negocios. Y por alguna extraña razón no podía dejar de sentir una sensación de haber olvidado algo.
Una vez llegaron a la torre del Hokage subieron directamente hasta la oficina principal en donde tocaron a la puerta esperando la confirmación del Yondaime para ingresar – Adelante – fue lo único que se escuchó desde el otro lado de la puerta haciendo que Naruko abriera la puerta para que todo el grupo entrara junto con ella.

La imagen que todos vieron al entrar fue el ver a Minato Namikaze sentado tras su escritorio mientras se encargaba del papeleo diario como Hokage y junto a él a una hermosa mujer que parecía una versión mayor de Naruko, esta mujer era la esposa del Hokage y madre de la pelirroja – Otosan, Kaachan – ambos levantaron la mirada y observaron a su hija la cual era acompañada por un gran grupo. – Naruko que pasa – pregunto el Hokage sin dejar de observar al grupo tras de su hija quien tenía a Karin todavía sujeta del brazo - Mira Otosan la comitiva de Kusagakure ya llego -

Con lo dicho por su hija Minato se puso de pie sonriendo – Valla bienvenidos me alegro que al fin pudieran llegar – menciono mientras caminaba para rodear su escritorio y colocarse frente a este. – Mi nombre es Minato Namikaze es un placer – menciono extendiendo la mano hacia el hombre del grupo quien supuso rápidamente seria el líder.

Mui por su parte contesto el saludo estrechando también la mano del Namikaze – Es un placer Hokage Sama, mi nombre es Mui y como ya sabe hemos sido los encargados para firmar el acuerdo entre Konoha y Kusa -

- Es un placer Mui San, también me gustaría presentarle a mi esposa ella es Kushina Uzumaki – dijo presentando a la mujer pelirroja que se encontraba con él en la oficina.

- Mucho gusto Kushina Sama

- El gusto es mío Mui San – contesto respetuosamente la esposa del Hokage, para luego dirigir su mirada a su hija y la chica que ella abrazaba emocionadamente – Supongo que la chica que nuestra hija no deja en paz es… - ante su deducción inconclusa Mui tan solo asintió confirmando lo pensado tanto por Kushina como por Minato – permítanme presentarlas – comento Mui. – Ella es Karin – tras nombrarla y después de zafarse un momento de Naruko, Karin inclino la cabeza presentándose oficialmente ante el rubio y la pelirroja frente a ella – Mucho gusto mi soy Karin Uzumaki y tengo 15 años -

Tan solo con presentarse nuevamente Karin sintió como era apretada por un par de brazos solo que esta vez no se trataba de Naruko sino de Kushina que junto al abrazo comenzaba a derramar algunas lágrimas mientras hablaba – No puedo creerlo, eres la viva imagen de mi prima Kaori, no sabes lo mucho que lamento lo que les paso a ti y tu mama, ella era mi prima a quien quería como una hermana, por muchos años pensé que ella había muerto durante el ataque a Uzo – Karin tan solo se limitaba a escucharla, pero aun así la mención de su madre la entristecía bastante – de haber sabido que ella estaba viva, no hubiera pensado dos veces en irlas a buscar y traerlas aquí – fue entonces que soltándola del abrazo ahora Kushina tomaba las manos de Karin mientras le decía mirándola a los ojos - Por favor permíteme conocerte mejor para llegar a crear ese lazo familiar como el que tuve con tu madre, igual quiero para ti que cuentes para lo que sea conmigo, mi esposo y mis hijos – Aunque nadie logro notarlo, la declaración de Kushina al final había tensado un poco a uno de los presentes quien tan solo apretaba un poco los puños mientras trataba de controlarse así mismo.

Karin por su parte había logrado notar la tristeza y sinceridad tanto en las palabras como en los ojos de Kushina por lo que pensó en darle una oportunidad de conocerse un poco más tanto a ella como a su familia entera. – Eso me gustaría…Oba San – el escuchar a Karin decir eso alegro mucho a Kushina quien no pudo evitar llorar al igual que la misma Karin.

Después de ese momento familiar los asuntos políticos debían continuar, por lo que Minato ahora se encontraba llenando todos los documentos para hacer oficial la adopción de Karin como hija de Kushina y el, su registro como aldeana de la hoja además de su inscripción a la academia. Por ultimo Minato entrego el rollo a Mui confirmando la alianza entre ambas aldeas. - Bien con esto queda formalizada nuestra alianza, espero muy pronto puedan asistir con el Kusakage Kosuru de visita

- Eso sería agradable Yondaime Sama, pero antes debo informar algo de suma importancia que sucedido durante nuestro trayecto hacia su aldea – la forma en que el Jounin había cambiado su semblante relajado y amable por uno de completa seriedad dio a entender al rubio Hokage la seriedad del asunto - Dígame Mui San, ¿qué sucedió?

- Nuestro grupo fue atacado dentro del territorio del país del fuego, por ninjas ajenos a Konoha – comento Mui dando a conocer el suceso del ataque lo cual tomo por sorpresa al Yondaime.

- ¿Cómo pudo ser esto posible?, se supone que tenemos grupos vigilando todas las fronteras de nuestra región – el hecho que el ataque fuera dentro de la nación del fuego era un gran problema ya que esto significaba que sus defensas habían sido atravesadas – Dígame ¿pudo identificar a los ninjas que los atacaron, acaso sabe a qué aldea pertenecen? – Minato tenía sus sospechas de que los responsables de dicho ataque podrían ser ninjas de Iwagakure ya que por mucho tiempo el Tsuchikage le ha guardado rencor por lo sucedido durante la tercer guerra ninja, que de confirmarse sus sospechas sin duda todo este conllevaría a una nueva guerra.

- Por desgracia no sabría decirle con exactitud de que aldea pertenecían dichos ninjas ya que nunca había visto el emblema que portaban en sus bandas, pero debo aclarar que de no ser por estos jóvenes – mencionaba mientras señalaba a Naruto y compañía - ninguno de nosotros estaríamos aquí y sobre todo Karin ya que todo el ataque fue con la finalidad de secuestrarla - Kushina con esto último junto a Naruko abrazo fuertemente a la pobre pelirroja de anteojos quien poco a poco sentía la falta de oxígeno. Por su parte Minato centro la atención a las siluetas encapuchadas del grupo.

- Así que ustedes no pertenecen realmente a Kuso, ¿verdad? – obteniendo tan solo una negación corporal por la silueta del centro, con dicha negación inmediatamente dos anbus aparecieron en la oficina, uno con mascara de gato y de pelo violeta quien protegía al trio de pelirrojas y otro anbu con mascara de perro quien protegía al Hokage.

Identifíquense ahora mismo – ordeno el anbu frente a Minato mientras sostenía un tanto apuntando al rostro de la silueta central.

- Esperen un momento – dijo Ryosuke llamando la atención de los presentes – que no escucharon ellos fueron los que nos salvaron, ¿porque los tratan así?

- Puede que sea verdad, pero también podría ser posible que todo sea parte de un plan para infiltrarse en la aldea – contesto seriamente el anbu de mascara gatuna.

- Tch – fue lo único que se pudo escuchar por parte del chico que no encontraba como demostrar la inocencia de los jóvenes, además de que siendo sincero consigo mismo, aun guardaba algunas sospechas sobre el trio de sus salvadores.

- ¡Ellos no harían eso! – se expresó esta vez Karin, después de haberse logrado zafar del agarre de las Uzumakis y recuperar el oxígeno, pasando a colocarse entre el tanto del anbu y el encapuchado a quien se encontraba apuntando – el me salvo de mis secuestradores y sobre todo el me ayudo con… - pero antes de que comentara algo más aquel encapuchado la toco en su hombro haciendo que ella lo volviera a ver para notar como negaba con su cabeza, dando la indicación que no comentara nada de eso hecho.

- Desde que ustedes llegaron ellos en ningún momento han emitido ningún sonido o movimiento, pero lo principal es que sus presencias son indetectables – este hecho tomo por sorpresa a los presentes sobre todo a las pelirrojas, ya que ambas eran ninjas sensores y al escuchar la declaración del anbu de cabellos plateados se concentraron en sentir las presencias de los presentes en la oficina. Grande fue su sorpresa al confirmar que efectivamente solo la marca de los tres encapuchados era indetectable.

- No lo volveré a repetir identifíquense ahora mismo o si no – amenazo el peli plateado.

- Inu, Neko bajen sus armas, no será necesarias en esta ocasión – dichas palabras impacto a los presentes ya que era el mismo Minato quien decía esto.

- Pero Hokage Sama ellos podrían… - intento persuadir la anbu pero esta fue detenida por la voz de Minato quien declaraba - Es una orden Neko, para ambos – dejando a ambos sin más opción que cumplir las indicaciones los enmascarados bajaron sus armas. – Quiero que ambos vallan a informar de esto a los cuarteles Anbus y preparen un equipo que se dirija a todos los puntos de custodia en las fronteras debemos saber exactamente que paso y si es que hay más de esos ninjas desconocidos – con dicha orden ambos Anbus desaparecieron inmediatamente del lugar.

Ahora Minato pasó a colocarse frente a los tres ninjas – Quiero agradecer su ayuda, por defender a nuestros nuevos aliados de Kuso y haber salvado a la pequeña Karin

Por primera vez en todo este tiempo se pudo escuchar la voz de uno de los encapuchados – No tiene por qué agradecernos Hokage Sama, simplemente no podíamos quedarnos de brazos cruzados cuando vimos el ataque a Mui San y los demás - al escuchar la voz se pudo distinguir que se trataba de una chica la que estaba hablando.

- Aun así, si existe algo que pueda hacer por ustedes por favor con toda confianza díganmelo – ofreció Minato.

- Bueno para ser sinceros si había algo que deseábamos pedirle, Hokage Sama la verdadera razón de haber viajado hasta aquí - Otro de los encapuchados hablo esta ocasión y pudieron notar que ahora un chico el que hablaba.

- Claro por favor díganme de que se trata, y les aseguro que si esta en mis posibilidades con gusto tratare de cumplir su petición – contesto Minato amablemente.

- Queremos formar parte de la aldea de Konoha e ingresar al programa ninja para convertirnos en Shinobis – dijo el último de los encapuchados que por su tono de voz lo identificaron como otro joven, aunque la voz de este tenía algo extraño. Aun así la solicitud de los viajeros llamo la atención de Minato, ya que no creía que fueran a pedir afiliarse a la fila de sus shinobis.

Minato guardo silencio por algunos segundos mientras meditaba la petición de los tres jóvenes ante él, hasta que por fin después de soltar un profundo respiro dijo - Siendo sincero su solicitud la encuentro un poco fuera de lo común, es un poco raro que alguien llegue a la aldea y pida convertirse en miembro de la misma, sobre todo en las situaciones en que su solicitud se presenta -

Ante la declaración del Yondaime el joven de la extraña voz volvió dijo - Comprendemos que tenga dudas tomando en cuenta lo que sucedió, pero le aseguro que nosotros ya teníamos intención desde hace tiempo de pertenecer a la aldea de Konoha, ya que fue una promesa hacia el Sandaime Sama Hiruzen Sarutobi – esto llamo más la atención de Minato.

- Entonces el viejo mono los conoce – comento Kushina entrando también en la conversación.

- Para ser honesto el solo me conoce a mí y a mi maestro, a mis compañeros aun no los ha conocido – contestando a lo supuesto por la pelirroja mayor, quien tan solo se limitó a contestar con un – Ya veo

- Imagino que era a él a quien esperaban encontrar en primer lugar

- Así es Hokage Sama, la finalidad de nuestro viaje era con la intención de encontrarlo a él y pedirle este favor

- Esta bien, si el Sandaime aprueba su ingreso a nuestra aldea yo no veo razón para contradecirlo, pero deberé pedirles que antes se retiren las capuchas y se presenten para saber a quién debo agradecer por sus servicios – ante la solicitud del líder de la aldea los tres visitantes se observaron un momento antes de que el miembro al centro del grupo contestara - Como dese Hokage Sama – dicho esto realizo un gesto para que la persona a su derecha comenzara.

La primera en destaparse y mostrar su rostro fue la joven del grupo revelando a una joven de pelo rubio pálido y de tez blanca – Mi nombre es Yuna, es un placer Hokage Sama – termino presentándose la joven haciendo una reverencia hacia el rubio mayor. El siguiente fue uno de los jóvenes del grupo dejando ver a un castaño con anteojos que imitando a su compañera se presentó ante el Hokage y su familia – Encantado mi nombre es Haruto

Por último el tercer miembro del grupo comenzó a retirar la capucha que lo cubría dejando ver una cabellera rubia larga de tez morena y revelando portar una máscara de color azul cubriendo su rostro – Mi nombre es Saga, es un placer conocerlo a usted y su familia Yondaime Sama -

Pues como mencione aqui ya de vuelta, espero que la espera haya valido la pena para ustedes, quisiera aprovechar y dar un pequeño aviso estoy creando nuevas historias subiré el primer capitulo de cada una y espero en verdad que sean de su agrado.
 
Registrado
5 Abr 2017
Mensajes
370
Offline
Naruto tomo el nombre de Saga, vaya que bien un gran guiño, me agrado el capitulo, y el que continues con esta historia esperare con ansias el siguiente capitulo.
 
Registrado
27 Oct 2017
Mensajes
24
Offline
Excelente capítulo. Espero saber muy pronto de las próximas actualizaciones de esta historia para conocer el futuro de Naruto y sus amigos.
 
Arriba Pie