Coliseo Nastrand's Maze vs Avalon [Tag-Team Battle]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Speed Star
Registrado
20 Abr 2006
Mensajes
4,381
Ubicación
neverland
Offline
Un nuevo día abría sus páginas para el encuentro que se llevaría aquel día en las corrosivas tierras del Imperio del Metal, pues no era un combate cualquiera. Esta vez el público sería deleitado con un combate entre equipos, dos Guilds nacidas en File Island y que ahora se veían las caras en Folder. Los asistentes al coliseo estaban a reventar de la emoción por el inicio de una nueva ola de combates, estaban espectantes a la arena en forma de tablero de ajedrez que yacía frente a sus ojos; al mismo tiempo, la mujer de cabellera verde ya se había colocado en su lugar, al igual que su hermano.

¡Bienvenidos a un nuevo día de Digimon Battles! —exclamó Marisa, causando distintos vitoreos a lo largo y ancho de las gradas. — En esta ocasión tendremos el gusto de presenciar el combate entre dos Guilds de File, ¡así que aquí están, les pido un fuerte aplauso para nuestros cuatro Tamers y sus compañeros! —a la señal de la presentadora todo el público aplaudió en una ola que se extendió por cada rincón del coliseo. La peliverde desvió su mano hacia su derecha — ¡Por parte de Nastrand's Maze tenemos a Ringo Takanabe y Law Wolfe, junto a Betamon y Tentomon! —giró su brazo, esta vez en dirección contraria para señalar a un par de chicas. — ¡Y combatiendo en nombre de Avalon se encuentran Nieves Katsukagi y Light, en compañía de Ryudamon y Monodramon! ¿Qué equipo será el que se lleve la victoria a casa?

Señoritas... y tú, chico —le dirigió una mirada al único varón del grupo — conocen las reglas y todo eso. Al ser un Tag Team iniciarán con una primera ronda, el ganador se enfrentará al segundo miembro de su equipo... y así. Den todo lo que tengan y...

¡Que empiece el combate, damas y caballeros! —intervino Marisa, interrumpiendo brutalmente el discurso pasivo de Dorian. El rubio ni se inmutó y se acomodó en su lugar como juez, dispuesto a disfrutar del encuentro. El público, mientras tanto, emitía un montón de exclamaciones y vitoreos a los participantes, deseosos de que la batalla diera inicio. Una peliazul y una castaña estaban listas para tomar sus lugares como primeras de ronda.


#9
Nombre: Chessboard
Ubicación: Metal Empire (Folder Continent)
Características: Arena cuadrada de ochenta por ochenta metros dividida en ocho columnas y ocho filas de cuadros que tienen una medida de diez por diez metros cada uno, debido a la forma de la arena simula un tablero de ajedrez gigante. Lo que vuelve el coliseo llamativo es la capacidad dinámica que tienen cada una de sus casillas, éstas puede subir o bajar su altura de manera aleatoria, pudiendo sacar un casilla de su posición para volverla más alta o hundirla, lo cual exige un cambio de estrategia de parte de los participantes para acoplarse a los cambios de terreno. El coliseo no tiene un patrón de movimiento programado, por lo que el cambio de las casillas es totalmente aleatorio, pudiendo moverse tanto individualmente como ambas a la vez. La altura máxima que puede alcanzar una casilla es quince metros, y los cambios ocurren cada tres minutos
Tag Team Battle
Takanabe Ringo & Law Wolfe vs Nieves Katsukagi & Light

NPC: Marise McLoughlin (Presentadora)
NPC: Dorian McLoughlin (Juez)
Digivice: D-Arc (Nieves), iC (los demás)
Plazo: 7 días

Lady Beelze Lady Beelze Claire. Claire. Tizza V.G.Tizza .Wolfe .Wolfe pueden comenzar, diviértanse! LB, Tizza, recuerden mencionarme cuando ustedes hayan terminado.
 

Reflejo
Moderador
Offline
El anfibio no había sido engañado y/o timado por su tamer como en otras ocasiones, esta vez sí iba a participar en un coliseo por propia voluntad. Sin trucos, sin condiciones extrañas, sin resentimientos, por fin iría a tener una batalla disfrutable después de mucho tiempo. Su emoción era tal que sus patas temblaban ligeramente y una puntiaguda sonrisa había sido formada en su rostro. Sus afilados ojos no le quitaban la vista de encima a su blanco, aquel orgulloso samurai. Lo conocía, sabía muy bien quién era y últimamente podía escuchar su nombre y el de esa extraña humana en cualquier bar. Novatos que se alzaron con puro esfuerzo, sin dudas oponentes dignos. - (¿Pero yo lo soy?) - pensó muy para sus adentros. - (¡Claro que sí, pronto los voy a devorar!)

- Buena suerte jefa, si necesitas alguna carta pídemela. - le comentó el tuerto a la distraída.

- Nah~, que flojera, nos arreglaremos con lo que tengamos~. - le respondió sin mucha preocupación. Dejó caer la parte superior de su cuerpo sobre el barandal y miró de forma inexpresiva el estadio. - Pero vaya, es un evento demasiado grande para gente tan insignificante como nosotros, me sorprende que hayan pagado por la entrada.

- ...No pareces muy sorprendida. - replicó el insecto escarlata. - En cualquier caso, es necesario tener confianza en nuestra popularidad. Por lo menos no deberíamos fallar las expectativas de aquellos que vinieron a vernos. - justo ni bien terminó de decir eso, el verdecito se adelantó y bajó a la arena. No escuchó aquella insignificante conversación, para él solo había una cosa que hacer, y eso era dejarse llevar por un frenesí de adrenalina. Saltó y saltó hasta llegar a la mitad del tablero gigante.

- Ven... - susurró él de manera casi imperceptible. ¿Iba a poder contener su ansia de sangre?

[...]​

Nieves mantenía una expresión firme y decidida, sin embargo, el sudor que recorría su frente delataba su nerviosismo. Podía deberse a que se estaba volviendo ansiosa, aunque en un sentido muy diferente al de Betamon. Apretó ligeramente su digivice y le dedicó una mirada a su camarada. - ¿Estás listo? - la bestia con armadura le contestó inmediatamente.

- Sí, déjamelo a mi Nieves. - su tono de voz tan sincero y sus ojos repletos de seguridad y seriedad, permitieron que su compañera se relajara un poco.

- ... - Light miró de reojo el comportamiento del dúo. A su vista parecía que la personalidad de ambos se complementaban perfectamente, no obstante... - ¿Podrán pelear contra esos niños?

- ¡Sí! Ryudamon pue-, no, ¡nosotros podemos hacerlo sin lugar a dudas! - garantizó Katsukagi implicando que no se contendrían aún si habían trabajado en el pasado con los de Nastrand's Maze. El samurai bajó a encontrarse con su oponente y éste último también hizo lo mismo. Mientras caminaba se tomaba la molestia de examinar el peculiar campo de juego, notó como un espacio de al menos tres centímetros rodeaba y separaba a cada cuadrante del próximo. Además, pudo comprobar que el suelo de por si era bastante sólido, no iba a ser posible destruirlo o alterarlo por propia voluntad. Se detuvo a diez metros de distancia del verdecito y esperó que éste hiciera su movimiento.

Chispas azules rodearon de forma gradual al anfibio, provocando a su vez, que su contrincante se pusiera en guardia. Borró la sonrisa que llevaba en su rostro hasta entonces, y disparó la primer ráfaga de energía. - ¡Aquí voy! ¡Dengeki Biririn! - la descarga viajó en linea recta directo hasta su blanco, por su naturaleza, la velocidad del rayo era muy superior a la de cualquier proyectil. Sin embargo, no se requería un alto grado de precognición para saber a dónde ésta viajaría. Justo antes que el acuático disparará, Ryudamon puso todo el peso de su cuerpo en su pierna izquierda para luego proceder a impulsarse hacía un costado, evadiendo dicho movimiento con relativa facilidad. Eso no fue todo, encadenó sus acciones y le devolvió la jugada expulsando una de sus características cuchillas desde su boca. Por la secuencia tan apresurada, el ataque no fue tan preciso pues apenas rozó ligeramente la piel de Betamon. - ...Tch. - chasqueó su lengua al notar la pequeña hilera de sangre que bajó por su mejilla, fue un acto distraído de su parte por no haber notado la daga aproximándose hasta su rostro. - (Joder, tendré que estar más atento a esa mierda.) - pensó sin darle demasiada importancia. Parecía más preocupado por el hecho de no poder usar su Water Tower, pues tenía una carta menos a su favor. Suspiró y le habló a su contrincante. - Ja, que despiadado de tu parte. Me atacaste sin dudarlo aún cuando combatimos codo a codo contra un mismo enemigo. - su tono de voz no era serio en lo absoluto.

- Lo mismo podría decirte. - tajó el dragón sin la intención de seguirle el juego. Conocía el violento modo de pelear del anfibio, sabía que no debía escuchar sus burdas palabras y tampoco fomentar su mala actitud. Iba a mantenerse frío durante todo el combate. - También sé que eres torpe... - susurró antes de cargar contra su adversario. Efectivamente el cuadrúpedo era un incompetente en lo que se refería a combates cuerpo a cuerpo, forzar ese estilo de lucha le daría una ventaja frente a ese individuo. La distancia entre ambos fue cortado en un parpadeo, por culpa de su fisionomía la cual no le permitía retroceder, el verdecito no pudo esquivar la potente tacleada. El golpe vació sus pulmones y le obligó a retroceder un par de centímetros, ahogó cualquier señal de dolor y se recompuso lo más rápido que pudo.

- Bastardo...¡No te pongas chulo! - con su bramido de irá, dejó que la electricidad impregnase su cuerpo permitiendo una mejora en sus reflejos junto a un aumento de su sensibilidad al dolor. Sus ojos cambiaron de color, afilados como espadas, no se despegaron ni un momento de su objetivo. Con saltos rápidos rodeó a la criatura bípeda la cual volvió a embestirle con la intención de no perder su ventaja de rango. Betamon estaba listo para liberar una fuerte descarga a una corta distancia, o al menos así lo fue hasta que su movimiento fue interrumpido por un suceso inesperado. El suelo comenzó a vibrar y con una velocidad moderada, distintos cuadrantes dentro del tablero se elevaron.

- ¡Y aquí está! - gritó con euforia la comentarista. El público también estaba esperando ver la maravilla del coliseo. Los enormes pilares ahora obstruían la visión de los espectadores, pero el estadio ya estaba preparado para eso. Dos enormes monitores, enfrentados y sobre las gradas, transmitían todos los sucesos en alta calidad para que nadie se perdiese de ningún detalle, después de todo, se trataba de una arena de ochenta metros cuadrados. - ¡Los participantes deberán adaptarse a los constantes cambios, recuerden que volverá a ocurrir dentro de tres minutos! ¡Así que vamos! ¡Pueden usarlos para esconderse o bloquear ataques! ¡Siéntanse libres de intercambiar una lluvia de proyectiles!.

Cerca de treinta cuadrantes habían cambiado, algunos subiendo cinco metros y otros siete. Betamon lo entendía, este terreno era desfavorable ya que él era muy susceptible a las emboscadas. Canceló voluntariamente su Force Synapse y gritó tan fuerte como pudo. - ¡Cambio de forma Master! - su tamer, quién casi se duerme sobre la barandilla, volvió en sí al escuchar que la estaban llamando y asintió con cierta pereza. Creó y canalizó un aura verdosa a través su digivice iC, el cual forzó la evolución del verdecito. La serpiente de cinco metros apareció y se elevó rápidamente por los cielos. No tardó en localizar a su rival el cual había perdido de vista por culpa del campo de juego. - ¡Vamos Ryudamon! ¡Evoluciona! ¡De otro modo no podrás manejar este combate! - Nieves no tuvo que dudarlo ni un segundo. Deslizó la carta "Super evolution plug in S" por la ranura del D-Arc y le permitió a su fiel compañero alcanzar su siguiente etapa. Ahora con una armadura más completa, Ginryumon encaró a su oponente de frente. Podía volar también, pero por cuestiones de tracción era más rápido en tierra y no le convenía perder dicha ventaja.

- ¡Aquí es cuando comienza la verdadera batalla! ¡¿Cuál de estos dos gladiadores logrará someter al otro?! - Marisa sabía muy bien como elevar el vigor presente en el público, sus frases eran acompañadas por fuertes vitoreos repletos de emoción. - ¡Veamos si nuestro juez McLoughlin tiene algún comentario al respecto! - con un movimiento de su mano, le dio pie al rubio para dar su opinión. Él tipo bloqueó la luz del sol con su palma antes de acomodarse y tomar el micrófono en frente suyo.

- Veamos. Cualquiera de los dos jugadores puede alzarse con la victoria, ambos poseen las herramientas necesarias para hacerlo. - no era de extrañar que alguien como él, con experiencia y conocimiento sobre las Digimon Battles, supiese de memoria las técnicas de la anguila y el dragón. - No obstante, no parece que Seadramon tenga intenciones de aprovechar el campo de juego. No debería subestimar su utilidad.

- Ten cuidado con sus ataques elementales. - le recordó Monodramon a Katsukagi. Nieves sabía que el fuerte del acuático radicaba en la potencia de los mismos, aunque considerando lo robustos y firmes que eran los pilares, no tenía que preocuparse de ser acorralada. Sacó otra carta y la utilizó inmediatamente.

- Probemos que tan bien nos va con el combate a distancia... ¡Aurvandil's Arrow! - la carta agudizó significativamente la visión de Ginryumon, cuando éste sintió el efecto llegar, saltó de pilar en pilar y apuntó una precisión aterradora al pecho de Seadramon. Aún si la anguila se encontraba en movimiento, él sentía que no iba a fallar por nada del mundo. Disparó una lanza de hierro desde sus fauces, el objetivo se vio obligado a responder pues esa cosa amenazaba con enterrarse muy dentro de su carne.

- ¡¿...?! ¡Water Breath! - fue una apuesta, su cuerpo recordó su combate contra cierto Death-X-DORUgamon. Efectivamente el torrente de agua a alta presión era ideal para desacelerar proyectiles físicos. Incluso si no podía esquivarla con libertad, podía bloquear fácilmente el ataque siempre y cuando fuese frontal. Después de perder su impulso inicial, el arma blanca cayo al suelo. - Uff, eso sí que me asustó. ¡Pero tendrás que esforzarte más que eso!

Lady Beelze Lady Beelze lo habría puesto antes, pero me enganche con unas series xD te toca.
 

I'll drive you like a hammer on a bed of nails
Registrado
10 Ago 2004
Mensajes
6,283
Offline
Los nervios de la peli azul no hacían más que retorcerse dentro de ella. Primero por la batalla que tenían por delante; era inevitable que Katsukagi se pusiera algo tensa ante cada nuevo enfrentamiento. En cualquier momento las cosas se podían torcer y salir desfavorables para ellos. En segunda instancia por el lugar; tan lleno de personas vitoreando, rebosantes de energía y ansias de pelea. Sus gritos bastaban para que a la chica se le pusieran los nudillos blancos por la tensión. Y encima el campo de batalla no podía ser un lugar simple y normal: era alguna clase de mecanismo gigante que cambiaba cada cierta cantidad de tiempo. Era su primera vez en un coliseo, así que no tenía la menor idea de que los estadios podían sufrir esas modificaciones.

—Light—llamó la chica a su compañera atrás—, ¿tú sabes a cada cuanto cambia el estadio?

—Tú concéntrate en la pelea—
dijo la peli rosa, sacando su dispositivo—, yo me fijaré en eso.

Nieves le agradeció con un gesto y volvió a prestar atención adelante, tratando de ignorar a las voces estruendosas a su alrededor. Seadramon y GinRyumon se mantenían a prudente distancia, ambos volando, con sus ojos fijos en el rival pero también atentos a que algún pilar fuera a salir del suelo y los embistiera repentinamente. La menor se mordió el labio inferior, pensando: ese campo era muy desventajoso y peligroso. No tenía idea de cómo iban a lidiar con ello. Ojalá lo hubieran sabido antes de ingresar, seguramente su digimon le habría dado una buena propuesta para sacarle partido al terreno. Él era muy bueno en esas cosas. Desvió su mirada a la joven castaña, quien con ambos codos en la baranda sostenía su cabeza entre sus manos, con una expresión más bien aburrida.

“¿Cómo rayos le hace para estarse tan tranquila?”—se preguntó la japonesa, tragando saliva.

— ¿Y qué?—preguntó la serpiente marina con cierta sorna— ¿No me vas a atacar ahora porque soy más grande que tú?—ironizó, puntualizando lo ocurrido en sus formas previas.

El dragón no respondió pero en su cara había un gesto; una leve sonrisa que Seadramon alcanzaba a notar y servía para hacerle enfadar. Soltó un gruñido por lo bajo y apretó los dientes.

—No me gusta esa expresión tuya—resolló.

—Bueno—replicó el oponente esta vez—, a mi no me gusta nada de ti, y no por eso me voy quejando.

— ¡Voy a borrarla de tu rostro!—
rugió, al tiempo que se deslizaba por el aire y abría su boca— ¡Ice Arrow!

GinRyumon aceleró y se deslizó por detrás de los pilares más altos, logrando que las agujas de hielo impactaran contra las columnas de cemento, salió de su lugar pero en vez de atacar se movió de sitio, evitando una segunda lluvia de estalactitas heladas detrás de una segunda columna. Su compañera seguía su vuelo con atención, con algunas digicartas en sus manos que pudieran serle de utilidad. Finalmente el dragón se alzó nuevamente sin haber soltado un solo ataque.

— ¡Interesante movimiento!—exclamó Marisa por el micrófono—Al parecer el retador GinRyumon puede ver las facultades del campo e intentará usarlas a su favor.

Ante lo dicho por la presentadora, Nieves dio un leve respingo y su cerebro empezó a trabajar: GinRyumon estaba dándole uso al campo, ahora le tocaba a ella descifrar el cómo lo estaba utilizando para poder apoyarlo correctamente.

— ¡Hah! ¿Y eso qué ha sido?—quiso saber Seadramon con su tono jocoso y provocativo— ¿Vas a ir escondiéndote detrás de esas columnas todo el tiempo?

“Será fácil hacer que te canses entonces”—pensó el digimon, sonriendo con cierta malicia.

La devolución del gesto le sacó levemente de su seguridad, aunque fue breve. Si alguien sabía mantener su perfil austero era él.

—No tiene caso que intentes provocarme, Seadramon—respondió GinRyumon—. A pesar de lo poco que nos hemos visto conozco a los sujetos como tú. Tus habilidades y tu fuerza son impresionantes en verdad—reconoció—y supongo que durante este tiempo te has vuelto mucho más fuerte que la última vez.

—Supones bien—
espetó el otro.

—Pero tu ego es tan grande que te vas a caer igual que una torre de naipes barrida por el viento.

Este comentario enfureció notoriamente a la serpiente, quien enroscó su largo cuerpo como una cobra lista para saltar y despedazar a una víctima. Ringo soltó un leve silbido ante la provocación, Law y Tentomon se miraron entre divertidos y sorprendidos de que el dragón se atreviera a molestar a alguien con el temperamento de esa criatura explosiva y mordaz.

— ¡Habla menos y pelea más, imbécil!—rugió el digimon, volando en su dirección para reducir los espacios y tener mejor probabilidad de acertar su golpe.

El digimon X se movió nuevamente de su sitio, volando alrededor de las columnas y eludiendo el Water Breath del oponente. Los potentes chorros de agua pasaron muy cerca de él, impactando en los pilares y dejando caer una lluvia de gotas sobre su armadura. Fue en eso cuando las columnas empezaron a moverse otra vez, descendiendo algunas y subiendo otras, cambiando el panorama del campo y obligando tanto al dragón como a la serpiente a tomar altura para evitarlos. Fue en ese instante que GinRyumon aprovechó para atacar, ahora que el rival estaba levemente distraído a causa del cambio del terreno. Soltó un rugido y se lanzó contra él con todo su cuerpo y peso. Su grito de pelea fue la señal para su compañera.

— ¡Símbolo del Valor! ¡Boost Chip!—utilizó ella dos digicartas.

El digimon embistió con su gran cuerpo a Seadramon, sacándole el aire de los pulmones y tomándolo por sorpresa. No se detuvo en un golpe seco: arremetió con toda la fuerza que le fue posible a aquel monstruo largo y lo chocó contra una de las columnas que estaba a sus espaldas, impactándolo y arrancándole un rugido.

— ¡Lightning Blade!—usó Nieves la siguiente.

Su camarada rugió y con el cuerno de Lightdramon en su casco, soltó una descarga eléctrica que atrapó y sacudió a Seadramon durante un breve instante antes de apartarse dejando caer al otro al suelo, a varios metros bajo ellos. Se quedó arriba y se vio obligado a moverse, pues un pilar apareció justo debajo de él y subió con cierta velocidad, pasando a un lado de su rival. En su lugar Ringo negó con la cabeza sin dar muestras de preocupación por el ataque. Lo que sí le preocupaba era que entre más difícil se ponía la pelea, más agresivo y peligroso se volvía su temperamental compañero.

— ¡Anda~!—le llamó ella con un tono cantarín— ¡Levántate!

— ¡No tienes que decírmelo!—
replicó el digimon, irguiéndose lentamente y con su alargado cuerpo soltando algunas chispas.

—Tres minutos—dijo Light a espaldas de Nieves, habiendo medido el tiempo en su digivice—, es lo que tarda aproximadamente el campo en cambiar.

—Vale, muchas gracias—
respondió Nieves, volteándose nuevamente a ver la pelea.

Un coro de gritos emocionados respondió al ataque del dragón, quien tenía su atención puesta en el oponente abajo. También sabía que Seadramon tendía a ponerse más violento cuanto más daño le metían, así que la pelea no haría más que volverse difícil a cada golpe que él consiguiera acertar. Ese digimon era un arma de doble filo, pensó.

— ¡Estupendo movimiento!—exclamó la presentadora con un brazo en alto— ¡GinRyumon ha logrado dar un buen golpe y sacar a Seadramon de su eje por primera vez!

—El impacto de su cuerpo robusto recubierto de armadura, sumada la descarga eléctrica en un digimon acuático debieron resultar en un golpe demoledor para Seadramon—
comentó su hermano, sonriendo levemente y ajustándose las gafas.

— ¡Veamos cuál será la respuesta del oponente!

“¿Quieres ver mi respuesta, zorra?”—pensó la criatura, insultando a la joven como si tuviera algo de culpa— “¡Pues esta es!”

— ¡Master!—
llamó, mirando a su compañera hacia adelante.

La aludida dio un respingo, sacó lentamente el digivice IC de su bolsillo y cerró su puño concentrando una carga de energía.

— ¡Ahí te va~!—dijo sonriendo de manera graciosa y subiendo levemente el poder del digimon— ¡DigiSoul Charge!

— ¡Ven, GinRyumon!—
llamó Seadramon, saliendo en busca del oponente— ¡Te daré un abrazo después de esa excelente demostración!

El dragón no necesitó que le explicaran el asunto del abrazo. Soltó una maldición por lo bajo y retrocedió ante la imponente serpiente marina abalanzándose sobre él para estrujarlo con su poderoso cuerpo. Su armadura podía defenderle bien, cierto, pero la voracidad con que el otro le perseguía le dejaban en claro que su abrazo podía resultar más peligroso de lo imaginado. Seadramon persiguió al otro obligándolo a tomar altura por entre los pilares hasta que estuvieron fuera de éstos. Recién entonces el más grande se detuvo y sonrió con malicia.

—Parece que ya no tendrás dónde protegerte…—dejó salir.

GinRyumon chaqueó la lengua al notarlo.

— ¡Ice Arrow!

El dragón se enroscó sobre sí mismo, logrando que una parte de las agujas de hielo chocaran contra su armadura y salieran disparadas en todas direcciones, pero muchas de ellas lograron impactarle en las patas y cerca de la cara, creando una cubierta congelada que le hizo estremecer y casi bajar la defensa: el zero absoluto de Seadramon era terrible cuando su furia le hacía hervir. La fuerza además del poderoso ataque le sacudió debajo de su coraza oscura, llegándole como varios impactos fuertes que le desestabilizaron y casi hicieron perder el aliento. Los ataques cesaron en cuanto una esfera de cristal rodeó su cuerpo y él se vio a salvo.

—Tamer…—soltó, dejando salir una voluta de aire congelado de su boca.

La chica había utilizado Hum para protegerle, pero como la técnica de Seadramon fuera muy fuerte el escudo empezó a resquebrajarse. Era su turno de responder al ataque.


Tizza V.G.Tizza ovo/
 

Reflejo
Moderador
Offline
Un ruido similar al que produce un vidrio al romperse resonó en los oídos del acorazado. Jadeó un poco y se preparó mentalmente para recibir de lleno la fuerte ventisca. Un segundo pasó, dos, tres y al cuarto, miró de reojo a la serpiente, quién permanecía inmóvil y estática. La mandíbula de éste último temblaba con cierta ligereza, pero no porque tuviese frío, estaba reprimiendo un fuerte sentido del dolor. Eran secuelas producidas por su anterior intercambio de golpes con GinRyumon, cuando fue estampado contra la pared, gran parte de su pecho quedó lastimada. Luego de expulsar constantemente su gélido aliento, la herida interrumpió su canalización y provocó que tosiera un poco de sangre. Instintivamente se sintió expuesto y débil, se retiró inmediatamente con la intención de ganar tiempo para así recuperar fuerzas.

El de la armadura sacudió sus pies con fuerza y resquebrajó las capas de hielo acumuladas sobre su piel. En ningún momento apartó la vista de su adversario, sus ojos reflejaban una tenacidad muy distinta a la proyectada por Seadramon, cargada con cierta calma y convicción. A los pocos segundos, su duelo de miradas fue interrumpido por otro cambio en la estructura del coliseo; los tres cuadrantes que estaban entre los dos combatientes se elevaron diez metros, formando un muro que ocultaba por completo la localización de cada uno. Algunos pilares subieron aún más, llegando a los quince metros y otros regresaron a su altura inicial.

- Tch, esto ya no parece un tablero de ajedrez. ¿¡Dónde coño quedó la idea principal?! - se quejó la anguila al tiempo que merodeaba por la zona buscando a su objetivo. Él no era un digimon muy inteligente, su estilo de pelea estaba basado más en el instinto, y como esto era una confrontación directa, no sentía la necesidad de guardar silencio. No obstante, eso también dejaba algunos agujeros en su guardia que su oponente probablemente no dudaría en aprovechar. - Aunque ahora entiendo porqué es tan grande, joder incluso puede esconder fácilmente a un adult. - intentó elevarse más allá de los quince metros para tener una visión general de toda el área, pero la comentarista le detuvo diciendo que a esa distancia ya escapaba de los límites del coliseo y por lo tanto estaba prohibido. En su lugar, bajó lo más que pudo (aún manteniéndose a flote para no arrastrase con la herida en su pecho), y comenzó con su cacería. Era inevitable volver a cruzar golpes con su oponente, la cuestión era; ¿Bajo que condiciones?

Nieves usó su D-Arc para tener una mejor noción de lo que le sucedía a su compañero. Una función especial del dispositivo, le permitía a ella (el usuario) ver lo mismo que su digimon. Al meterse en la piel de su compañero, era mucho más fácil saber que cartas usar. - Bien...esto debería funcionar. - susurró ella al tiempo que deslizaba una carta por la ranura. A GinRyumon no le explicaron ningún plan, sin embargo, al momento de recibir el efecto, entendió las intenciones de su tamer.

- ¿Puedo preguntar que harás con eso? - la de cabello rosa, ahora no tan estoica, se acercó curiosa para observar a través de la pantalla desplegada por el digivice.

- S-Sí...es sólo una pequeña distracción. - respondió la guild leader aún algo tensa. Al mismo tiempo, Ringo se estaba preguntando si habría sido mejor traer alguna bebida con ella. El enfrentamiento no era algo aburrido de ver, pero ella...tenía otras cosas en la cabeza. Observó como una densa niebla comenzó a formarse dentro del tablero, probablemente un efecto de la carta Illusion Mist.

- Oh~ que nube tan esponjosa~.

- ¿...? ¿Qué? - la anguila era incapaz de comprender la situación. ¿Qué ganaba GinRyumon con esto? Si bien la niebla podía ocultar sus movimientos, el acuático no era tan tonto como para adentrarse en ella. Seadramon no lo dudó dos veces, con paciencia, esperó a que aquella cortina de humo se disipase. Pero... - ¿¡Gu-!? - algo le cayó encima, más precisamente, su rival saltó desde un pilar superior con la intención de aplastarle contra el suelo. - (¡...! ¡Ma-maldito!) - lo entendió perfectamente, la carta Illusión Mist no tenía más propósito que captar su atención, entonces, el de la armadura aprovecharía para rodearle desde algún punto ciego y efectuar un ataque sorpresa. Sentir como su cuerpo era golpeado contra la maciza estructura era mucho más grave que cualquier otro ataque propinado anteriormente por su oponente. Por mero reflejo contraatacó con una mordida, siendo esta incapaz de mantener a raya a su objetivo. A los dos segundos de ver que era inefectivo, expulsó su potente Water Tower logrando que GinRyumon retrocediera por la presión. Luego, vomitó el desayuno de la mañana, siendo una suerte que el público no pudiera notarlo.

- ¿Siempre tienes que hacer todo de forma tan exagerada? - le dijo el samurai al tiempo que sacudía el exceso de agua sobre su cuerpo.

- Vale...si no fuera así no sería divertido...aunque a este punto me cuesta saber si lo estoy disfrutando o no... - palabras que no iban dirigidas a nadie, era sólo un monologo de la serpiente. - B-bravo GinRyumon...¡Me has sacado de mis casillas! ¡No eres el único que puede invocar una jodida neblina! - dicho eso, una cortina blanca y serena comenzó a ser expulsada desde sus fauces, la misma no era tan violenta como el Ice Arrow, pero tenía otras propiedades más temibles. Cold Breath, aquellos que inspirasen ese gélido aire serían congelados desde dentro, y si el cuerpo del objetivo estaba previamente húmedo, el daño sería mayor. El acorazado tomó distancia, pues conocía lo peligrosa que era la técnica, sin embargo, Seadramon insistió y le persiguió. En el momento que el cuadrúpedo le dio la espalda, Ringo activó una carta.

- Giro Bomb~ - ni siquiera Law, que estaba a su lado, pudo escuchar las palabras de la distraída. Un pequeño dispositivo fue materializado al lado de la serpiente, éste le dio la orden y siguió a su objetivo. En ese sentido, evitar el contacto directo con el Cold Breath fue un error, pues eso dejó un hueco en su defensa, siendo incapaz de detectar la granada a tiempo. A un metro de distancia del dragón, la misma detonó.

- ¿¡...?! - el impactó de la explosión frenó sus movimientos y le empujó un par de metros. No sólo eso, sus oídos habían sido dañados en el proceso, todo lo que GinRyumon podía escuchar era un intenso pitido. - (...¿Mis tímpanos están rotos?... No, no es tan grave...) - pensó mientras trataba de ponerse de pie.

- ¿¡Crees que te voy a dejar así?! ¡Vamos! ¡Cúbrete de escarcha! - otra ráfaga de viento helado impactó directamente sobre su adversario. Para el samurai, se sentía como ser enterrado bajo la nieve, su cuerpo estaba pesado y el sueño le estaba acosando. Los pilares del coliseo volvieron a cambiar, pero está vez no tuvieron ninguna consecuencia en el desarrollo del combate. A Nieves casi le da un ataque de pánico, pero se contuvo y pensó instantáneamente en una forma de ayudar a su compañero. Tomó una carta e hizo una apuesta.

- ¡Powerfull Will! - un aura blanca, enorme y con la forma de cierto ultimate, cubrió por completo a GinRyumon. Volvió en sí rápidamente, abrió sus parpados con intensidad y con un movimiento violento, resquebrajó su prisión glaciar. Ahora que sus ataques físicos estaban encantados con el elemento fuego, no fue muy difícil restablecer un poco de su temperatura corporal.

- Tch, cabronazo...¿Tanto te gusta ponérmela difícil?. - espetó la anguila con cierto desprecio. Su oponente no podía oírle correctamente, así que ni se molestó en dar una respuesta. Con una posición firme y un nuevo "boost" bajó su manga, se preparó para iniciar su contraataque. Por una lado Seadramon tenía moretones y magulladuras graves, por el otro, GinRyumon cargaba con un una herida en sus oidos y arrastraba el desgaste producido por las técnicas heladas. Ambos tenían las mismas oportunidades de ganar, eso hacía que uno se preguntase. ¿Qué era lo que faltaba para marcar esa diferencia?

Lady Beelze Lady Beelze ~~
Y los otros .Wolfe .Wolfe Claire. Claire.

Siento la tardanza xD
 

I'll drive you like a hammer on a bed of nails
Registrado
10 Ago 2004
Mensajes
6,283
Offline
— ¡Ice Arrow!—atacó la serpiente marina, disparando sus agujas heladas.

GinRyumon respondió al ataque disparando sus Tekkoujin ahora congeladas; las lanzas eran más grandes y gruesas, por lo que rompían las estalactitas de Seadramon, alcanzándole la piel y abriéndole algunas heridas. Furioso, el digimon no cejó en su ataque, pero el rayo de hielo surtía poco efecto en el dragón por su coraza ahora caliente para defenderle. Nieves por fin se permitió sonreír durante la difícil pelea.

“Ha sido una elección correcta el haber usado Powerfull Will contra este oponente.”

Como vio que su ataque no estaba alcanzando al oponente con la fuerza que hubiera deseado, Seadramon cerró la boca y dejó salir un gruñido por lo bajo. Sus heridas dolían, pero él estaba demasiado molesto como para prestarles mayor atención. Igualmente prefería ignorar el dolor, pues así podía continuar adelante con la pelea. Su oponente siguió disparando algunas Tekkoujin para infringir el mayor daño posible, pero él movió su alargado cuerpo apartándose para esquivarle. Soltaba maldiciones en su interior mientras pensaba en cómo proceder.

Pronto los efectos de Powerfill Will desaparecieron, por lo que el digimon marino se lanzó contra el rival para estrujarlo con su poderoso cuerpo.

— ¡No hagas eso~!—le gritó Ringo repentinamente, deteniéndolo.

— ¡¿Y ahora qué quieres?!—quiso saber él.

—Su armadura estaba muy caliente hace poco; si lo atacas con tu cuerpo te quemarás~

Seadramon dio un leve respingo, tragó saliva y miró al otro: como su Boujinha consistía en repeler las técnicas del enemigo por medio de su armadura, ésta estaba muy caliente aún por el efecto de la última carta. El digimon entrecerró los ojos y masculló:

— ¡Eso se puede arreglar!—dijo, girándose repentinamente y tomando por sorpresa al otro— ¡Water Breath!

El chorro de agua a presión impactó directamente en el dragón, empujándole hacia atrás y estrellándole contra un pilar a sus espaldas; esta vez fue su turno de probar la roca con su cuerpo.

— ¡Buen golpe le ha metido Seadramon a su oponente!—exclamó Marisa, con los espectadores vitoreando el movimiento— ¡Pero…vean nada más!—dijo, muy sorprendida.

El contacto del agua tan fría con la coraza caliente del digimon produjeron que grandes cantidades de vapor rodearan a GinRyumon, quien atontado por el impacto, sacudió la cabeza y se vio envuelto en la densa niebla.

—Una reacción natural del agua ante las altas temperaturas—dijo Dorian, cruzado de brazos—, esto podría resultar muy beneficioso para quien sepa cómo utilizar correctamente esta atmósfera de vapor.

— ¡GinRyumon!—
llamó Nieves desde lejos.

No podía verle, solo sabía que estaba allí. Activó el comando en su dispositivo, pero lo único que podía ver era la cortina blanca en la pantalla. El digimon sin embargo, utilizó el sonido lejano de la voz de su compañera —aún afectado en los oídos como estaba— para guiarse: ella se encontraba hacia el sur, y Seadramon había estado hacía poco justo frente a él.

“Hacia el norte…”

Se orientó en aquella dirección listo para refrenar un ataque, cuando de la nada una imagen alargada y veloz apareció por su derecha y lo atrapó finalmente.

— ¡Ghaaaaagh!—rugió el dragón, esforzándose por contener la presión.

— ¡¿Insinúas que no te gustan mis abrazos?!—soltó Seadramon con sorna, disfrutando el estrujar al otro por fin y descargando toda su furia retenida en aquel movimiento.

— ¡No!—soltó Nieves, alarmada de escucharlo y ver por la pequeña pantalla la trampa inesperada del digimon—“¡Tengo que ayudarlo!”

Rápidamente tomó una digicarta y la deslizó por el dispositivo azul; su dragón comenzó a tornarse de un raro color gris oscuro, dejó de gritar y en pocos segundos se había convertido en una enorme, sólida y pesada estatua de roca que comenzó a caer y a caer, arrastrando a Seadramon enroscado con él. En su lado, Ringo soltó apenas un “uh”, mientras que Wolfe y Tentomon se mostraron algo más preocupados.

—Wow—soltó el chico, disimulando su sorpresa—, eso luce mal…

—Si llegan abajo Seadramon va a…—
dijo Tentomon.

La misma serpiente marina lo sabía: si llegaban abajo quien se llevaría la peor parte sería él. Su cuerpo se estrellaría contra el suelo y hasta podía hacerse pedazos con la roca que ahora traía encima. Soltó una sarta de improperios y con mucho esfuerzo y tirones logró liberarse a tiempo, a solo unos tres metros de estrellarse abajo. GinRyumon impactó abajo levantando polvo y abriendo una grieta considerable para la dureza del material: Nieves desactivó el efecto de la carta y su digimon salió del pequeño agujero con una mueca de cansancio y magullones. Aún estando en su coraza de roca y metido en la armadura negra su cuerpo había recibido el impacto contra el piso. Su compañera soltó un “¡Rayos!” cuando Seadramon se les escapó por poco. El dragón se puso con esfuerzo sobre sus cuatro patas y miró al oponente arriba: tan cansado y magullado como él, pero determinado a seguir hasta el final.

“Puede que su terquedad sea la base de su fuerza…”—estaba pensando, cuando algo repentino ocurrió.

El suelo agrietado bajo suyo tembló ligeramente y lo mandó disparado hacia arriba en cuestión de segundos, mientras la columna bajo sus patas tomaba altura y lo tomaba a él por sorpresa, lo mismo a Seadramon. El digimon marino estaba demasiado cerca del suelo para eludir el pilar, por lo que inesperadamente y para sorpresa de ambas tamer, sus acompañantes, los comentaristas y el público, los dos contendientes se vieron impactados sorpresivamente por culpa la columna salida del suelo, a pesar del esfuerzo de Seadramon por apartarse a tiempo. El golpe fue tan fuerte por la fuerza y rapidez con que la pared de roca se levantó, que GinRyumon chocó al otro con su espalda arrojándole hacia atrás, quedando él apostado sobre su vientre y reteniendo el dolor del impacto. Su oponente rodó hacia un lado con los ojos cerrados, temblando también de cansancio y la dolencia, haciendo un esfuerzo monumental para erguirse nuevamente.

—Mierda con este estadio…—masculló.

Una oleada de exclamaciones se dejó escuchar por el lugar. Ringo aguardó en silencio y con su tranquilidad habitual a que su compañero se pusiera de pie, mientras Nieves, con una mano en la boca, llamaba a su camarada con el pensamiento para que se levantara, pidiendo por favor que estuviera bien. Los dos digimon fueron lentamente irguiéndose, con sus cuerpos temblando y respirando con dificultad.

— ¡Qué pelea, damas y caballeros!—exclamó la mayor de los hermanos— ¡Estos dos contendientes no parecen querer ceder ante el otro! ¡A eso le llamo tener agallas! ¿Qué dices al respecto, mi estimado Dorian?

El muchacho se ajustó las gafas y acercó el micrófono que estaba sobre la mesa.



Tizza V.G.Tizza .Wolfe .Wolfe Claire. Claire.
Kira Kira terminamos nosotros ;A; necesitaremos una prorroga pero que muy larga si queremos terminar todo DD:
 

Speed Star
Registrado
20 Abr 2006
Mensajes
4,381
Ubicación
neverland
Offline
Lady Beelze Lady Beelze Tizza V.G.Tizza Claire. Claire. .Wolfe .Wolfe -los invoca a todos-

Chicos, se me traspapeló el plazo ahora que revisé, y por cada combate/round son 7 días, así que LB y VG si gustan pueden seguir su coliseo o hasta aquí lo dejan y cuando les de el veredicto continúa el siguiente round (que tendrían el resto de la próxima semana para acabarlo). Solo uno avíseme por este mismo medio o por MP.
 

Speed Star
Registrado
20 Abr 2006
Mensajes
4,381
Ubicación
neverland
Offline
Narrativa
He de decir que siempre es un placer leerlos, gozan de una narración fluida y dinámica, la cual hace que sea bastante agradable e interesante de leer. Cuentan prácticamente con nulos fallos de redacción o de ortografía, pues en el caso de VG encontré únicamente dos ("La distancia entre ambos fue cortado" > es "cortada" y "bramido de irá" > bramido de ira), los cuales ni son graves ni ameritan una penalización por lo vago del error, y porque posiblemente fue un error de tipeo. En fin, no hay mucho que yo pueda comentar acá al respecto, como ya dije, la forma en que llevan a cabo la narración, los diálogos y las descripciones tanto de escenario como de reacciones entre los personajes hacen que siempre sea un placer leerlos. Punto para ambos.

Interpretación
En todo momento, los dos respetaron las estadísticas propias y de sus adversarios, siendo Seadramon (evidentemente) el primero en agotarse debido al tiempo límite de una hora que su evolución posee (a la cual no se llegó, pero quedó entendido que por tanto esfuerzo la anguila comenzó a gastar más energía). Sobre sus personajes tampoco tengo nada que decir, ya manejan a la perfección a los suyos y se nota a leguas que están familiarizados con manejar al contrario, porque desde mi perspectiva les salió muy natural. La arena también estuvo manejada a la perfección, respetaron los espacios y la distribución de cada cuadro del tablero. Lo ÚNICO en lo que sí deseo hacer hincapié es en los tiempos que les llevó a ambos (pero lo noté más en Lady) en hacer el cambio en el escenario. Eran tres minutos entre cada modificación y la primera se realizó en el primer post de VG; sin embargo, cuando se suponía que por el tiempo in-rol el tablero estaría muy próximo a modificarse al término de su post, en el siguiente Lady continuó como si nada, hizo varias maniobras y hubo algo de acción hasta que finalmente la arena volvió a cambiar. Sé que es difícil hacer una medición de tiempo "real" cuando se está escribiendo una batalla, pero sí me pareció que el tiempo de cambio se extendió más allá de los tres minutos. En el resto de la batalla no lo vi tan exagerado, pero sí hubo momentos en que, después de un montón de ataques, persecuciones y golpes entre los Digimon (aunado a momentos de descanso y comentarios ocasionales de Marisa) había transcurrido más del tiempo reglamentario y me hacía dudar de si los tres minutos habían sido exactos o no. Pero como dije, al no ser algo demasiado exagerado y al haber sido por parte de ambos, no le quito el punto a nadie, simplemente hay que tener cuidado para la próxima. Por lo demás, me gustaron bastante las intromisiones de ambos, tanto comentarista como juez. Punto para ambos.

Realismo
Francamente tampoco encontré algo que me hiciera ruido en este aspecto (situación de los tres minutos aparte), cada movimiento y jugada que se realizaba a mi parecer estuvo bien ejecutada y planteada por parte de los dos. Los únicos comentarios que quisiera hacer son acerca del uso de dos cartas por parte de Lady: Giro Bomb, la cual aparentemente aturdió de sobremanera a GinRyumon, encuentro válido que eso haya ocurrido, ¿pero que el efecto le durara tanto? Además, ¿qué tan cercano tuvo que estar el dragón para que justamente la granada le diera al lado del oído? O es que Seadramon tenía una puntería extraordinaria. Powerfull Will, la cual transforma los ataques físicos de un Digimon en el elemento fuego, dice que son solo sus ataques físicos (puñetazos, embestidas, etc), pero lo que me hizo ruido es que el cuerpo/armadura de GinRyumon estuviera caliente en todo momento, evitando así que la serpiente pudiera tocarlo. Hay cierto "vacío" en el efecto de esta carta, pues jamás se ha especificado que el cuerpo del Digimon usuario se caliente, solo describe que son sus ataques físicos los cuales son de fuego, no él. Y si bien la carta fue usada sobre el Digimon de Nieves, fue VG quién la usó en primer lugar para liberar al dragón de su prisión de hielo. Aunque como ya dije, no está muy claro si Powerful Will haga que el cuerpo se caliente de ese modo, así que es solo una observación que quise hacerles. Punto para ambos.

Desarrollo
A estas alturas queda claro que no tengo mucho que decir ni objeción alguna, ya que en sus cuatro posts, de aceptable longitud, se encargaron de darle un buen giro al combate, con estrategias y jugadas que ponían en aprietos al otro, pero aún así no lo machacaban cuando tenían oportunidad y también se las dejaban difíciles a ustedes mismos. Me gustó bastante la mecánica entre Ryudamon y Betamon, dos fuerzas completamente adversas que tuvieron sus momentos de comedia, de riña, pero que lograron lucirse a su modo en medio del combate. También me agrado bastante que los dos no dejaron de lado a sus compañeros y de algún modo o en el momento preciso incluyeron algo de Law o Light para apoyar a sus camaradas (así como también de sus propios Digimon). En fin, felicidades, sigan con ese buen trabajo. Punto para ambos.






Dorian dejó salir un suspiro contenido al acercarse al micrófono, causando que su aliento se escuchara a través de las distintas bocinas y altavoces del lugar. Se rascó la cabeza mientras su semblante se mantenía pensativo.

A estos jóvenes les gusta dejarme las cosas difíciles... —comentó, pasando su mano por la nuca y dejándola caer sobre la mesa que tenía al frente. — Pero la batalla ha sido extraordinaria y ambos retadores han mostrado igualdad en batalla, no puedo dictaminar un ganador entre Ryudamon o Betamon... ¡así que el veredicto es.... es... ! —dejó en pausa su discurso, creando una atmósfera de tensión y suspenso a ambos gremios y al público en general. Incluso su hermana se comía las uñas por saberlo.

Dilo ya, cabronazo —murmuró la serpiente marina, harta de esperar.

¡ ...Doble Knock Out! —anunció y, tras su veredicto, volvió a su pose y gestura de antes. Tanto el dragón como la anguila se miraron, sorprendidos de que su encuentro hubiese terminado en una suerte de "empate". Ninguno se llevaba la victoria a casa.

Nieves Katsukagi vs Ringo Takanabe = Doble K.O.

Sedramon y GinRyumon regresaron a sus etapas previas y de ese modo se reunieron con sus respectivos Tamers, intercambiando palabras de aliento o insultos y maldiciones que venían de la boca del pequeño renacuajo verde. Marisa volvió a aclararse la garganta después de que el público asistente dejara de aplaudir, aún con el doble K.O., ambos contendientes habían dado una batalla impresionante.

¡Muy bien, damas y caballeros! Debido a que no hubo un ganador en el primer round, los segundos integrantes de cada equipo decidirán quién se lleva la victoria a casa, ¡démosle un aplauso a Light y Law! ¡Quienes defenderán el honor y gloria de sus Guilds a capa y espada! —exageró y dramatizó demasiado la situación, pero dio a entender el punto. Que de ellos dependía saber qué equipo sería el vencedor aquella tarde en el Chessboard.​



Claire. Claire. .Wolfe .Wolfe es su turno, tienen el resto de la semana para finalizar.

Lady Beelze Lady Beelze Tizza V.G.Tizza congratz, ahora a descansar (?)
 

Reflejo
Moderador
Offline
Kira, fui yo quién usó la Giro Bomb, y tenía entendido que el proyectil no requería de puntería pues:
Nombre: Giro Bomb
Tipo: Ofensivo
Descripción: Una extraña carta que materializa una Bomba con la forma de Giromon. Esta bomba es capaz de moverse por su cuenta y acatar ordenes sencillas, además de detonar bajo la orden del ejecutor o asignándole un "temporizador". No solo tiene utilidad estratégica, esta bomba también puede explotar con la potencia de la Deadly Bomb de Giromon
Efecto: Crea una "bomba viviente" con la forma de Giromon. Puede ser detonada a la orden, o programandole un temporizador (La fuerza de la explosión depende del ATK del usuario)
Requisitos: -
Precio: No Disponible
En ese momento, GinRyumon le dio la espalda a Seadramon para esquivar el Cold Breath, por lo que no vio la bomba acercarse. Y sobre el pitido en el oído, es algo que he experimentado de primera mano xD sé que el ruido se queda unos cuantos minutos taladrando tu mente (a pesar de que no haya recibido la explosión directamente, pero GinRyumon si lo hizo). En fin, gracias por la evaluación~
 

Speed Star
Registrado
20 Abr 2006
Mensajes
4,381
Ubicación
neverland
Offline
Tizza V.G.Tizza gracias por la aclaración, había olvidado lo de que sigue órdenes. Releí el fragmento y vi que la bomba explotó a un metro de GinRyumon (estando de espaldas), por lo que sí, es lo suficientemente cerca como para que el oído de él haya quedado con un pitido, pero mi problema fue que duró demasiado (desde mi perspectiva). Pero como dije, no es un caso grave y la detonación bien pudo ser lo bastante fuerte como para que el efecto le durara a GinRyumon por varios minutos. De nuevo, gracias por el comentario~
 

I'll drive you like a hammer on a bed of nails
Registrado
10 Ago 2004
Mensajes
6,283
Offline
no estuvo mal para ser mi primer coliseo ;A; la verdad creia que perdía fijo xD
se me ocurre que si PW convierte los ataques físicos en tipo fuego, el cuerpo del digi en cuestion deberia estar a muy alta T°, pero sí, no es algo que se especifique/niegue en la carta D:
gracias por la evaluacion Kira Kira ovo daleee Claire. Claire. tu puedes! ;A;/

duda, ganamos puntos de stats? <3
 

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline

Las palabras del afamado locutor provocaron un gran bullicio entre el público, la batalla había cumplido distintas expectativas y el resultado final fue sumamente inesperado pero justo, nadie podía decir a ciencia cierta quien era el ganador, solo aquellos con un sentimiento de favoritismo podían sentirse decepcionados pero el resto compartía una gran desesperación por el desenlace que quedo a manos de los novatos de cada Guild. El verdecito había vuelto a su forma child y entre saltos se acercó a sus compañeros, su rostro mostraba frustración y decepción, no aceptaba de ninguna manera estar por debajo o a la par de un contrincante sin importar de quien se trate.

––
Ese juez está ciego. Merece que lo golpe –– recriminó terminando de subir las escaleras.
––
Yo creo que ambos lo hicieron bien~
–– Master… Contigo no tiene caso discutir.
–– No la culpes, el combate estuvo reñido desde el inicio, Beta. Creí por un momento que terminarías contra un pilar… –– declaró el emparchado con un cigarrillo entre los labios, contemplando como el escenario volvía a la anormalidad.
––
Espero que ustedes lo hagan mejor, no quiero verlos haciendo el ridículo –– exclamó obteniendo una mirada definida de la pareja.
––
… No será así. No se repetirá lo mismo que la última vez que luchamos contra ellos. ¿Cierto, Law? –– cuestionó observando la mirada serena de su compañero, posando su ojo sobre el dragón purpura y la joven de cabellos rosados del otro lado del estadio de acero.
––
Así es… - respondió apagando el toxico cilindro superficialmente y volverlo a posar sobre su boca, viendo fijamente al carmín antes de que este partiera.

El público quedo en la expectación mientras el dramon comenzo a bajar por las escaleras, seguido de los gritos de apoyo de Ryudamon y la mirada definida de su tamer. Tentomon no tardo demasiado en seguir su camino, posándose en posición frente a su adversario. El área conversaba por el momento su forma de tablero, el tiempo seguramente correría en el instante que comenzara el combate, debían estar preparados y atentos para no caer en su trampa y volverse presas de la confusión.

––
¡Iniciamos una vez más! ¡El combate que lo decidirá todo! –– exageró nuevamente sus planteamientos, llamando la atención del público mientras apuntaba su mano al cielo frente ambos digimon ––. ¡Sin más, demos comienzo al encuentro!

En el instante que su mano cayo hasta sus pies, Tentomon fue el primero en reaccionar volando a gran velocidad en dirección a su contrincante, logrando que éste tomara una posición defensiva, reteniendo los impactos con las garras mientras intenta retroceder y acostumbrarse a la velocidad de sus ataques; aprovechando la primera oportunidad para bloquearlo y contraatacar con su cola, obligándolo a tomar vuelo y alejarse ––
¡Petit Thunder! ––. Una corriente eléctrica viajo desde las antenas del insecto, intentando aprovechar la corta distancia con su objetivo, pero este rápidamente ejerció el peso de su cuerpo a su costado izquierdo, impulsándose lejos del punto de impacto; corriendo a lo largo del tablero mientras el relámpago lo seguía de cerca arrastrándose por el suelo antes de desaparecer.

––
No has cambiado de la última vez… –– mencionó el purpura sonriendo con simpatía y tenacidad, contemplando fijamente a su adversario.
––
Lo lamento, pero en este momento no me interesa hablar –– zanjó sus palabras con una mirada seria y definida en sus ojos amarillos. Posiciono frente a su pecho sus cuchillas, usándolos como escupo improvisado y atacar directamente.
––
¡Wing Arrows!

Estelas de energía salieron del hocico del dramon, interceptando el golpe directo de Tentomon, haciéndolo contenerse mientras retenía cada flecha elemental con sus cuchillas, pero siendo incapaz de resistir cada embestida en su totalidad permitiendo que algunos rompieran su defensa; sometiéndolo hasta hacerle imposible defender. Monodramon intento aprovechar la oportunidad para dar una segunda ofensiva, sin embargo un sonido mecánico cubrió el estadio mientras inmensos pilares robaron su atención, elevándose desde el centro creando varias hileras separadas por un cuadro de distancia y llegando a alcanzar los diez metros de altura que disminuyen un metro con cada cuadro separado del centro, produciendo una línea descendente hacía todas direcciones. Monodramon huyo como pudo del movimiento terrestre, intentando no ser atrapado en la elevación de torres sin su forma adulta; perdiendo por escasos segundos la visión de su adversario. Al culminar el movimiento del suelo, el purpura se encontraba cubierto por una larga sobre, intentando reconocer su nuevo entorno. Sin embargo, poco pudo adaptarse cuando un extraño brillo que salió disparado de la nada, atentando contra sí, rozando por centímetros su cuerpo.

––
¡Este es el Pico de Acero! ¡Una de las extrañas formas del Chessboard! – mencionó la presentadora intentando calmar las dudas del público y los tamer que apenas pudieron localizar a sus compañeros digitales entre el bosque de pilares negros. Sólo el brillo de relámpagos de Tentomon e impactos de viento; produciendo explosiones al chocar contra los distintos obstáculos ––. ¡Convirtiéndolo en un mar de obstáculos y escondites, haciendo más complejo el ataque directo! ¡No pierdan de vista los monitores en ningún momento!

Las pantallas transmitían el intercambio de ataques a distancia constante de los child, intentando no quedar atrapados entre las paredes que los rodeaban y perder la visión de su contrario. Tentomon predominaba, utilizando sus facultades aéreas para desplazarse con mayor facilidad que el dragón terrestre, sometiéndolo con ataques a distancia; consiguiendo que empiece a escapar en dirección a pilares de menor tamaño. Desde su posición privilegiada, Light espero el momento indicado para transmitir el poder de su digisoul sobre su dispositivo IC; manteniendo un manto de energía celeste sobre la mano diestra. Al momento de llegar a los últimos tres cuadros, la forma del dramon cambio a su forma adulta: Raptordramon, usando el impulso de sus propulsores para tomar vuelo.

––
Parece que ya se cansaron de los juegos –– comunicó Betamon con una sonrisa divertida al ver a Monodramon huir entre relámpagos a lo que Tentomon usaba los pilares para bloquear y evitar cualquier ataque elemental del dramon en su contra.
––
Sí, ahora empezara lo divertido… –– respondió deslizando una carta por la ranura de su lector: Illusion Mist, provocando que el cuerpo del insecto comience a emerger una densa niebla que bloquea por completo la visión del cybor que se alejó para dejarla a su espalda y evitar caer en sus efectos.
––
Que desperdicio, ¿Qué intentaste lograr con eso?
–– Bloquear la visión del enemigo, sea dentro o fuera –– respondió cargando sobre su mano diestra un manto de energía carmín, descargándola sobre su dispositivo IC.

Un grito descomunal salió disparado desde dentro de la densa neblina que comenzaba a perder poco a poco. La figura de Kuwagamon deshizo por completo su camuflaje al agitar sus alas y tomar vuelo, provocando un incesante chirrido mientras abría sus fauces mostrándose como una amenaza. El raptor notando sus intenciones empleo su Crash Charge y lo confronto directamente, provocándolo a medir directamente sus fuerzas.

Claire. Claire.
 

Claire.

Lightning
Offline
El ataque físico solo logró que ambos contendientes colisionaran, aguantándose mutuamente y haciéndolos salir empujados hacia atrás por la presión. Justo en ese instante las piezas del Chessboard cambiaron de forma de nuevo: esta vez las cuatro plataformas del medio se alzaron en línea recta y pareja a unos cinco metros del suelo, y el resto de las piezas se hundió en diversas formas disparejas, algunas hundidas a dos metros y otras a tres metros. Desde tal distancia de un costado de la arena al otro, los contrincantes humanos apenas si podían verse. Con sus compañeros digimon era diferente, pues eran más grandes y ambos volaban.

Pero la mini plataforma de 20x20 formada ahora en el centro de la arena, le daba la oportunidad a ambos digimon para enfrentarse cara a cara. Raptordramon descendió suavemente para posarse por una esquina y Kuwagamon hizo lo mismo al frente del cyborg. Era difícil descifrar la expresión del insecto, solo sus dos grandes tenazas que se abrían y se cerraban de modo amenazante, era la única pista que daba de que estaba más que listo para atacar. En esos pocos segundos de tregua se pudo escuchar el incesante griterío de la multitud que allí estaba, y a la presentadora del día, que relataba cada cosa que sucedía en la pelea.

El emparchado estaba ahora al frente de su equipo, apretando los puños con algo de determinación: no se dejaría vencer esta vez, ya no era un novato. Detrás de él, la castaña distraída, sin prestar mucha atención a la pelea, trataba de aplicar algo con un algodón en la espalda del Betamon refunfuñon, que sí estaba con los ojos pegados en la pelea. De este lado, Nieves había tomado unos momentos para hacer lo mismo con su compañero. Pero tanto ella como Ryudamon estaban atentos a lo que pasaba sobre el Chessboard. La americana sacó su lector de cartas: aún tenía algunas nuevas para probar, y las tarjetas ya le estaban pareciendo bastante útiles.

El desafío de miradas entre el escarabajo y el dragón cesaron, y el primero en alzarse unos cuantos centímetros por sobre el suelo fue Raptordramon, quien se impulsó hacia delante y comenzó a acercarse a toda velocidad al Kuwagamon. Abrió las fauces con la intención de morder alguna parte de los brazos o patas del bicho, pero el insecto, que lo superaba en tamaño lanzó sus garras al frente para golpearlo. El raptor lo esquivó por poco lanzándose a un costado y se elevó para alejarse, los largos brazos del digimon lo podrían alcanzar con facilidad de nuevo. Rápidamente el Kuwagamon abrió sus pinzas con toda la intención de estrujar al vacuna.

La contrincante por el lado de Ávalon de inmediato dio unas cuantas vueltas de forma magistral en sus dedos a una digicarta. Y sin perder tiempo, pues notó que ambos digimon poseían una velocidad similar, deslizó la carta por el lector, para dar apoyo a su amigo.

—High Speed Plug-in B —la tarjeta dio un boost a la velocidad del cyborg, que de inmediato activó sus alerones a su espalda y voló más rápido, para dar una vuelta en el aire. Tanto Raptordramon como Light estaban conscientes de la desventaja que tenían: solo contaban con ataques cuerpo a cuerpo. Y con un digimon que lo superaba por tal vez más del doble de tamaño, era algo mucho más notorio, pues no podía simplemente acercarse y que este se estuviera quieto para recibir una embestida o un mordisco.

Lo que era peor, el oponente también podía volar, y Raptordramon dio un respingo cuando vio al insecto rojo elevarse para ir tras él. Se suponía que la arena tenía un límite de 15 metros hacia arriba, pero era lo suficientemente larga, por lo que las maniobras las realizaron a no mucha distancia de las plataformas, que además se habían hundido unos cuantos metros.

Ambos peleadores estaban atentos a lo que podían ver que sucedía con sus digimon, y tanto Light como Nieves permanecían con los ojos pegados a Raptordramon. Fue allí cuando Ryudamon, que veía todo con seriedad, mientras estaba sentado en el suelo, aconsejó a la tamer rápido.

—Light, ni Raptordramon ni Kuwagamon tienen ataques a larga distancia —la americana le dirigió la vista al de armadura entendiendo.

—Usa una carta —exclamó Nieves y la de pelo rosa asintió para sacar otra digicarta. Podía ser que aquella fuera la primera vez de Katsukagi en el Coliseo, pero el dúo dinámico sí que tenía experiencia en peleas y en el uso de las cartas. Del otro lado de la arena, el Betamon regañaba al de un solo ojo.

—No te distraigas, o ese pedazo de hoja lata y esa chica barrerán el suelo contigo otra vez —le dijo, mordaz y ácido. La castaña al lado sonreía con diversión.

—¡No vayas a perder~!

—Claro que no —exclamó Law sacando otra carta, pues su digimon tampoco tenía ataques a larga distancia, y al parecer el dragón era un poco más rápido—. Spider's Tread — era la carta perfecta para un insecto, y de inmediato una grande y extendida Red Pegajosa salió disparada de las manos de Kuwagamon, y aunque el cybor estaba más adelante, fue alcanzado por la tela de araña , la cual lo inmovilizó rápidamente y lo mandó al suelo.

Justo en ese momento el Chessboard decidió cambiar su forma, algunas "piezas" se elevaron arriba a ocho metros del suelo y otras más se quedaron abajo, alternando entre una y una. Y para la mala suerte de Raptordramon, cayó sobre una plataforma que se elevó, quedando expuesto y atrapado frente a su oponente.

—¡Aprovecha ahora! —saltó Betamon, y Wolfe dio la orden en un grito al Kuwagata para que embistiera. El insecto de inmediato se abalanzó hacia abajo y abrió sus pinzas, mientras chirriaba con su peculiar sonido amenazante, que se escuchó por todo el estadio. Marisa, la presentadora, estaba totalmente inmersa en el entretenido y difícil combate que se estaba dando y el juez miraba atentamente cada movimiento, analizando todo. La multitud aclamaba a gritos la emocionante pelea.

—¡Raptordramon! —gritó Nieves, llevándose las manos al rostro preocupada, pues el cyborg apenas y se podía mover dentro de la tela de araña pegajosa.

—ChromeDigizoid Metal Body —fue lo único que atinó a hacer la estadounidense, y su compañero de inmediato fue recubierto por una armadura dorada; pero aunque esta le proporcionaba una defensa extra, no podía escapar del ataque. Así que recibió la potente embestida del insecto, y aunque trató de contenerlo clavando sus garras al suelo, fue imposible en aquel piso duro del Chessboard. El empujón hizo que el raptor quedará apretujado entre las pinzas del escarabajo, quien lo arrastró por toda la plataforma y lo hizo caer por el borde de esta.

Kuwagamon permaneció sobre el suelo de la plataforma arriba, mientras el raptor se golpeaba contra el suelo más abajo. La armadura fue de gran ayuda para amortiguar el golpe en ese momento, pero desapareció al instante. Light apretó la mandíbula. El par contrario si que había mejorado desde la última vez.


Lady Beelze Lady Beelze .Wolfe .Wolfe @V.G Tizza

Kira Kira si nos puedes dar prórroga, nos avisas.
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline
Lo lamento, pero me encuentro muy ocupado en este momento. Kira Kira, puede proseguir con tu evaluacion. Gracias por darnos otra semana más, y espero me perdonen por no dar un combate digno.
 

Speed Star
Registrado
20 Abr 2006
Mensajes
4,381
Ubicación
neverland
Offline
Antes que nada, les pido a los cuatro una grandísima disculpa. Se me juntaron varias cosas y no pude tenerles la evaluación el día que me propuse.

Narrativa
Aquí es evidente quién mostró mayor y mejor manejo tanto de su ortografía como de su redacción. Claire, gozas de una buena narrativa con escasos errores ortográficos, si acaso se te fue un acento por ahí (refunfuñon > regunfuñón) y una frase mal estructurada ("aconsejó a la tamer rápido" > aconsejó rápidamente a la Tamer). De ahí en más, noté algunas faltas de comas ocasionales y aisladas, lo que en general hacía que tu narración se viera con poca fluidez. Por todo lo demás no hubo problema alguno. En cuanto a Wolfe, vi muchas faltas de acentos (comenzo, quedo, tardo, cayo, etc) en verbos en pasado que siempre deben ir acentuados y otras palabras mal escritas (conversaba > conservaba (palabra equivocada), intenta > intentaba, escupo > escudo, golpe > golpeé). Hay muchas comas que no fueron empleadas correctamente, lo que en general se tradujo como un escrito poco fluido y, honestamente, confuso de leer. También noté que tiendes a redactar de una forma errada varias oraciones, lo cual es la causante de que el lector se cobfunda y no sepa bien qué intebtas decir ("cuestionó observando la mirada serena de su compañero, posando su ojo sobre el dragón purpura", "respondió apagando el toxico cilindro superficialmente y volverlo a posar sobre su boca"), en el último ejemplo queda más claro lo que quiero decir, pues erraste en el tiempo del verbo (Debería ser: "y volviéndolo a posar sobre su boca", pues es una acción continua). En fin, cuida estos aspectos de tu redacción para la próxima, porque sí encontré algo complicado entender qué estabas queriendo decir a lo largo del combate, especialmente dentro de una arena tan especial como ésta. Punto para Claire.

Interpretación
La verdad, para el único post que cada uno hizo, no puedo decir nada del modo en que manejaron a sus personajes o a los ajenos. Los Digimon sobre todo, que son los protagonistas principales del coliseo, se vieron extremadamente planos, nunca hablaron no se dirigieron a su oponente en ningún momento. De los Tamers ni se diga, aunque incluso en ellos hubo mayor interacción, y ni siquiera hacia su rival sino entre los mismos compañeros. En cuanto a la interpretación de la arena, creo que sí supieron darle un buen manejo y los intervalos de tiempo en los que sucedía cada cambio del terreno fueron apropiados (aunque siento que el último, impuesto por Claire, duró muy poco). Como comentatio para Wolfe, ¿qué es el Pico de Acero? En la descripción del campo no vi nada de eso y tampoco tú pudiste describirlo en tu post. Por "pico" yo entiendo que posee forma puntiaguda, lo cual resulta ilógico considerando que el terreno es plano, como un tablero, y las únicas elevaciones que existen son los pilares cuadrados y planos del campo. Claire, igual a ti te hago una observación similar, la cual no sé si se deba a una mala descripción del cambio, pero en tu post dices que las piezas se hunden cuando ocurren los tres minutos, ahí no indicas si son los mismos pilares que se habían elevado antes los que vuelven a bajar o son otros que están al ras del suelo los que sufren el hundimiento. Cuidado con eso, porque aunque puede resultar "lógico" pensar de un modo, a veces varios sucesos quedan a la propia interpretación del lector. Punto para ninguno.

Realismo
Comenzaré por Wolfe, acotando que Raptordramon no cuenta con propulsores, sus alas son metálicas, pero no tienen turbinas o una cosa similar. Varias veces mencionas en tu post que Monodramon debe acostumbrarse a la velocidad de Tentomon al atacarse mutuamente, cuando éste último tiene menos puntos en su estadística (24 < 33) que su adversario. Por ende, se esperaría que Monodramon sea el veloz y que sea tu Digimon el que deba se acostumbrarse a la velocidad del dragón, quien no debió tener problemas con esquivas las cuchillas del escarabajo. Lo mismo ocurrió cuando Kuwagamon dispara el Spider's Threat, siendo que Raptordramon seguía manteniendo mucha más velocidad (aumentada por el Digisoul y su Natural Carrier), pero este error fue cometido por Claire, quien dejó que su propio Digimon fuera atrapado aún cuando contaba con esa ventaja. Con Claire repito lo mismo, mencionas en tu post que ambos Digimon poseen velocidad similar (uno entendería que por "similar" la diferencia es escasa por 2-3 puntos; pero estamos hablando de +10). Siguiendo con Wolfe, hubo un momento en que describes a Monodramon golpeando con su cola a Tentomon, pero para poder lograr eso el primero debió haberse movido bastante de lado, pues no es como si su cola fuera demasiado larga para latiguear a Tentomon. Es un detalle menor, pero que te invito a tomar en consideración. Punto para Claire

Desarrollo
Francamente este es el punto más débil para ambos. Al haber realizado únicamente un post no hubo oportunidad de explayar el combate y de llevarlo por un camino más interesante. Lo único que me gustó fue que prestaran atención a la falta de ataques de larga distancia de ambos Adults y que de ahí desarrollaran sus estrategias. De haber posteado más posiblemente hubiera tenido otra opinión al respecto, pero con el escaso desarrollo que hubo, aunado a la nula participación de los Digimon (por lo que comenté en Interpretación) hace que no vaya a darle el punto a nadie. Punto para ninguno​

Claire - 2 Wolfe - 0

Ganador: Ávalon
Felicidades~

+ EVO a todos
+2 SPD a Ryudamon
+2 ATK a Betamon

Lady Beelze Lady Beelze Tizza V.G.Tizza Claire. Claire. .Wolfe .Wolfe sus fichas y pagas serán actualizadas a la brevedad posible.

Masaru Masaru Yggdrasil
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie