Quest C Nightmare [Mai & Shion]

everyday

Moderador

Offline
"Nightmare”

- NPC involucrado: -
- Sinopsis: Uno de los INN de la ciudad está a punto de quedar en bancarrota por una repentina pérdida de clientes. Según la información, desde hace un mes todos los clientes que se quedan a dormir sufren de horribles pesadillas que les impiden conciliar el sueño, convirtiéndose en una epidemia que terminó por perjudicar el negocio. Necesitamos a alguien que descubra la causa de la epidemia de pesadillas y lo detenga, antes que el INN deba cerrar oficialmente
- Escenario: Ciudad
- Objetivos:
  • Hospedarse e investigar el INN
  • Descubrir la causa de la epidemia de pesadillas
  • Regresar todo a la normalidad
- Notas
  • El dueño del INN les dará hospedaje gratis durante tres días para que puedan investigar a gusto el lugar. Es necesario que se queden al menos una noche
  • De acuerdo con la Central, es probable que un Evilmon esté involucrado, en cuyo caso habría que encontrarlo
Tamer: Mai Hitomi & Shion Onoe
Digivice: iC (Mai) Adventure (Shion)
Extra: Gammamon (contrato) las acompaña, esta quest ocurre un día después de Ghost of The Academy.

Blair Blair adelante, que te diviertas! o-o/
 

スパークル
Supermoderador

Offline

El grupo estaba abandonando la Academia en compañía de su nuevo aliado, las lunas se encontraban decorando lo más alto del cielo y las calles estaban prácticamente vacías. Debido a la hora, era normal la calma y soledad que había alrededor del grupo, por lo que ninguno experimentó alguna preocupación real por el entorno. Shion se esforzó por ocultar un bostezo, pero su atención se desvió hacia uno de sus lados, justo cuando se percató de que el trío de Gungnir ya no se encontraba con ella.

¿Mai? – El dúo de novatos regresó unos pasos y en poco tiempo lograron localizar nuevamente a los más experimentados. Un hombre sostenía las manos de la pelirroja entre las propias, mirándola con ojos suplicantes; a Shion no le tomó mucho estar a una distancia prudente para escuchar las palabras que salían de la boca del varón.
Por favor, haré lo que sea… No tengo mucho dinero y sé que tiene cosas mucho más importantes que hacer… Pero estoy desesperado. – Apretó un poco su agarre a la par que Hitomi le sonreía tranquilamente.
No se preocupe, le ayudaremos. – La Chief miró a la de menor edad y movió su mano para llamarla a que se acercara un poco más, Onoe le dedicó una mirada curiosa y ligeramente confundida.
¿Qué sucede?
El entrenamiento tendrá que esperar – se disculpó con la mirada con el pequeño recién unido al grupo, Gammamon ladeó la cabeza –, tenemos una misión…
¿Puedo ir con ustedes? – El dinosaurio miró fijamente al león, esperando que éste le diera algún tipo de aprobación; Coronamon fijó su atención en su tamer, quien a su vez estaba mirando el D-Terminal. Una vez el dueño del lugar informó a la Central de que ya un tamer estaba aceptando su solicitud, los encargados le habían enviado la información completa a la chica.
No veo problema con ello. – Contestó la humana, mirando luego a la otra chica. – ¿Ustedes también quieren quedarse o ya se retirarán? – Shion volteó a ver a su compañero digital, el cual no parecía estar listo para emitir alguna palabra, pero se notaba a leguas que quería seguir viendo al dúo más experimentado trabajar.
Iremos con ustedes. – Replicó la rubia, tras lo que el grupo se movilizó hacia el interior del edificio. Shion para ese momento ya se encontraba cuestionando de qué se trataba la misión, arrepintiéndose internamente por haber aceptado sin haber cuestionado antes de decir que sí. ¿Pesadillas? ¡Definitivamente no quería sufrir por tres noches! Movió sus dedos con nerviosismo, enredándolos entre sí y tocándose el dorso de las manos de vez en cuando. Hackmon la miró con atención, percatándose de las emociones que pasaban por el cuerpo de la rubia.

¿Quieres que nos vayamos? – Susurró, ella le miró largamente y se cuasi forzó a negar con la cabeza. – ¿Segura?
Estaremos bien… No son fantasmas.
Yo no era un fantasma. – Gammamon habló luego de un buen rato en silencio, recordándole a la rubia que en la situación anterior que había sido “de terror”, terminaron encontrando un amigo nuevo. Onoe respiró hondo y siguió caminando detrás de la Chief y el dueño del hotel, quien encaminó al grupo hacia dos habitaciones distintas, una justo frente a la otra.
Pueden hospedarse aquí… Muchas gracias por aceptar mi petición, estoy por quebrar… – Cuasi sollozó el hombre, rascándose la nuca mientras respiraba hondo, tratando de calmarse a sí mismo por la situación en general. Hitomi le volvió a sonreír y asegurar de que ellos se harían cargo, tras lo que el hombre agradeció una vez más y se retiró, dejando al grupo por su cuenta en el largo pasillo del hotel.
Entonces… ¿Cómo haremos esto? – La Amateur buscó la mirada de la de mayor rango, ambas estaban paradas frente a la puerta de su respectiva habitación.
Esperamos, dormimos… Eso hacemos. – Vesta estiró los brazos hacia arriba hasta que logró escuchar un crujido en su espalda, cosa que pareció aliviar un poco de su molestia tras el largo día que habían tenido. – Apenas una de nosotras tenga una pesadilla, significa que el culpable de esto está cerca. Ahí es cuando investigamos. – El plan parecía bastante simple, si bien Shion seguía sin deseos de exponerse a sí misma a no poder dormir y sufrir incontables pesadillas, asumía que podría lidiar con la situación debido a que simplemente despertaría y procederían a investigar.

Respiró hondo y asintió ante el plan de la de mayor rango, mirando unos momentos a Gammamon, como cuestionándole si dormiría en su habitación o en la de la pelirroja. El dinosaurio comprendió la interrogante y sin pensarlo demasiado, entró junto con Hackmon al cuarto que había sido asignado a los más novatos; en su mente, la asiática de mayor edad ya estaba acompañada de dos digimon, por lo que la rubia podía recibir el mismo trato ¿cierto?

Ambas terminaron por entrar a sus respectivas habitaciones, cerrando la puerta detrás de sí. Ya era tarde, por lo que no les tomó demasiado a los respectivos grupos ceder ante el llamado de Morfeo.

[…]

¡Detente o tendré que hacerlo yo mismo! – Aquella voz pareció despertarla de pronto, le tomó unos segundos acostumbrarse a la luz del día que la rodeaba, la cual le pareció repentina y abrupta. Se percató también del calor que había alrededor, ¿algo se quemaba? Miró hacia abajo, Dukemon yacía levitando sobre un sitio que había sido devastado prácticamente entero; las llamas se extendían en todas direcciones y el humo formaba una espesa columna que tocaba las nubes. – ¡Mai! – De nuevo esa voz que reconocía bastante bien, Skadi se encontraba a escasos metros en compañía de Seraphimon.

«¿Ewain?» No tardó en percatarse de que, aunque ella misma estaba consciente de “haber” hablado, sus palabras realmente no habían salido de su boca. También se pudo dar cuenta de que estaba hablando, pero no eran cosas que ella sería capaz de decir… Y finalmente, el color de la armadura de Dukemon era extraño. ¿Gris? ¿Negro? Se esforzó por mirar el resto del cuerpo de su amigo, pero su propia anatomía no contestaba a lo que ella quería hacer.

No te metas en mi camino Ewain, no quiero hacerte daño. – Se escuchó a sí misma hablar y automáticamente vio el cuerpo del caballero acomodarse, su posición era defensiva, claramente dispuesto a enfrentar al ángel que ella consideraba aliado.

No me obligues a hacer esto, por favor. – Soltó el escocés, viendo con pesar la masacre que yacía como evidencia de las acciones de la asiática; podría visualizar uno que otro cuerpo entre el humo. Todo resultado del combate de hacía unos minutos, si bien todos los difuntos eran renegados, Blake creía que la gran mayoría de éstos pudieron haber sido entregados a Digital Security, capturados, pero la pelirroja había decidido simplemente asesinarlos a todos. Algunos de ellos ni siquiera superaban el rango Expert.

No te lo advertiré de nuevo. – Replicó la pelirroja a la par que Dukemon hacía otro movimiento, la punta de la lanza comenzó a iluminarse: definitivamente eso terminaría mal. Vesta intentó gritar, pedirle a Dukemon que se detuviera, pero era como si estuviese atrapada dentro de su propio cuerpo, nada de lo que quería hacer era transmitido hacia el exterior. ¿Qué demonios estaba pasando? Tensó la mandíbula cuando Seraphimon se movió en respuesta al caballero oscuro, sintió el aire prácticamente abandonando sus pulmones y su cuerpo tensándose involuntariamente. Se afianzó a la armadura de Chaos Dukemon mientras éste se desplazaba a alta velocidad; un Demon's Disaster disparado desde la lanza fue seguido de una arremetida directa.

El arma del caballero chocó directamente con los brazos cruzados del ángel, quien rápidamente giró y activó su Ascension Hallow, el rayo chocó con el escudo alzado de Chaos Dukemon y tuvo que retroceder cuando Seraphimon se adelantó con Excalibur por delante. El caballero respondió rodeando su cuerpo con una esfera de energía oscura, misma que obligó al ángel a detener su ofensiva y a su vez, evadir una arremetida que apareció casi de sorpresa de entre la oscuridad. La lanza logró rozar la armadura del ángel, quien usó su Seven Heavens para responder a la ofensiva ajena.

Chaos Dukemon retrocedió y miró con intensidad a su contrincante, quien pareció darle un momento al caballero a que realmente lo observara, ¿estaba siendo consciente de lo que pasaba en ese momento? Skadi volvió a alzar la voz, tratando de jalar el sentido común de vuelta de donde fuera que estuviera hacia el interior de la asiática.

Aun podemos detener esta locura, Mai. – Su voz emitía su preocupación, era claro que en capacidades de combate estaban en el mismo nivel, si no se detenían ahora, todo podría empeorar y alguno saldría muerto. Ambos lo sabían. Chaos Dukemon y Seraphimon simplemente intercambiaron miradas, ¿seguirían con aquello? La respuesta provino del caballero, quien comenzó a cargar energía en su escudo y el ángel disparó una esfera eléctrica desde su puño en un intento de detener a su ahora contrincante.

«¡Alto!» Nada, ni un ruido, la pelea seguía ocurriendo y no había nada que pudiera hacer para detenerla. Sentía la frustración invadiendo su pecho, veía el rostro de Ewain, el cual se mostraba igual de contrariado que ella; no quería pelear, pero ella no le estaba dando otra opción. Maldita sea.

[…]

¿Cómo que Mai no despierta? – Shion miró fijamente a la coneja, quien simplemente la jaló del brazo para obligarla a entrar a la habitación.
Escuchamos un ruido y nos despertamos, pero no hemos logrado despertarla a ella. – Explicó Lopmon tras guiar a la rubia al interior, Onoe llevó su mano a la frente de la asiática tras notar que una gota de sudor estaba deslizándose por el rostro de la de mayor edad.
Tiene fiebre… Esperen… – Se acercó un poco más solo para confirmar algo que pensó haber visto y luego alzó la vista, mirando al par de child que a su vez la observaban intensamente. – Creo que está soñando… – Susurró, el par de child entrecerraron los ojos.
¿Lo que está en el hotel la afectó?
Eso creo… – Replicó nerviosamente, ¿qué se supone que debían hacer? La información que tenían indicaba que no podían dormir y por eso el hotel estaba prácticamente en la ruina, pero en ese caso estaban teniendo problemas para que la pelirroja despertara. ¿Qué era diferente?
Tenemos que encontrar al culpable. – Aseveró el león, girándose para ver de frente a la Amateur. – And you’re gonna help us with that.
¿Uh? ¿No sería mejor esperar a que…?
No, si quien sea que está detrás de esto le provocó esto a Mai, tenemos que detenerlo.
Helios, uno de nosotros debe quedarse.
Lo sé, me quedaré yo con ella por si el culpable vuelve a aparecer, tú ve con Shion y los otros dos a investigar. – Sus palabras eran extremadamente serias y su gesto en general evidenciaba que estaba molesto, quería ir él mismo en contra del culpable, pero no dejaría a su tamer desprotegida. – Confío en que podrán detenerlo. – Agregó, mirando directamente a los ojos de Hackmon, el cual apenas había ingresado a la habitación a tiempo para escuchar el plan. El dragón tuvo una sensación extraña en su pecho y su gesto se hizo intenso.
Lo detendremos. – Confirmó, buscando con los ojos a Shion, quien con cierta duda abandonó el lado de la de mayor edad, quien seguía sumida en un profundo sueño.



Takerudark Takerudark
everyday everyday pase pls ~
 
Arriba Pie