Fanfic Nueva aventura, nuevo sentimiento (AdvanceShipping)

¿Te gusta el fic?

  • Si, continuálo

    Votos: 38 100.0%
  • Más o menos, siguele

    Votos: 0 0.0%
  • No

    Votos: 0 0.0%

  • Total de votantes
    38

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Bueno, este es mi primer fic, espero que les guste, desde ya voy aclarando que ni pokemon ni sus personajes me pertenecen.


Aclaración: Esta historia se desarrolla luego de que Ash acabara la liga Hoenn (incluyendo la batalla de la frontera) (se que en el Anime, luego de que Ash acaba su viaje por una región deja todos sus pokemon de esta con el profesor Oak) pero en mi historia, Ash llevará algunos de sus pokemon en su nuevo viaje. En Sinnoh, capturará pokemons que en el anime no capturó (estos pokemons son algunos que me gustan a mi de esa región)

Sin mas preámbulo vamos a la historia.

Capítulo 1: Una nueva región y una nueva aventura.

Nuestra historia comienza en Pueblo Paleta, luego de que Ash regresara de su viaje por Hoenn (ya pasó una semana desde que regresó), este se encontraba durmiendo ya que era muy temprano aún. (Para el, ya que para Delia ya era hora de que se levantara).


—Hijo despierta, ya es hora de levantarse— Dijo delia mientras golpeaba la puerta de la habitación de su hijo.


Al no recibir respuesta de su hijo, Delia decide entrar a la habitación.


Al entrar, ve a Ash profundamente dormido, y recordó que la noche anterior este se encontraba muy cansado por haber ayudado al profesor Oak y Tracey a ampliar el laboratorio, así que decidió dejar que descanse un rato más. (Aclaración, en este momento eran las 8:30 a.m.)


Pasada 1 hora desde que intento despertar a su hijo, sin éxito, Delia afirmo que ya era hora de que este se levantara.


—Ash, hijo despierta— dijo Delia gritando en un tono de voz no muy alto mientras golpeaba la puerta de su habitación.


Al no recibir respuesta de Ash, Delia otra vez decide entrar a la habitación decidida a despertarlo.


—Ash, hijo despierta, ya es hora de levantarse— Decía Delia, con una mano en el hombro de su hijo y moviéndolo suavemente de un lado a otro.


Al no recibir respuesta, Delia comienza a “sacudirlo” un poco mas fuerte.


Ash comienza a abrir sus ojos lentamente, y al ver a su madre sentada en su cama mirándolo fijamente, sonríe levemente y dice —Buenos días mamá ¿que hora es?—


—Buenos días hijo, al fin despiertas. Ya son las 10:00 a.m., llevo 30 minutos intentando despertarte— Contesta Delia sonriéndole a su hijo.


— ¡¿Qué?! ¡¿Las 10:00 a.m.?! Demonios, ya solo me quedan 15 minutos— Dijo Ash, mientras se levantaba muy apresurado


Delia se sorprende ante tal respuesta de su hijo y le dice — ¿Qué sucede Ash? ¿Para que cosa te quedan solo 15 minutos? —

— Es que, ayer por la noche, el profesor Oak, me pidio que a las 10:15 fuera a su casa, aun no se porque, pero debo ir— dijo Ash preocupado por la hora.


Delia solo lo miraba sorprendida —Menos mal que hice tu desayuno antes de venir a despertarte, hijo, cámbiate y baja a desayunar— le dice delia para luego sonreírle y bajar a la cocina para que su hijo se cambie tranquilo.


Ash se cambió, bajo las escaleras y desayunó tan rápido como pudo , luego de esto Ash salio de su casa y se dirigió corriendo tan rápido como sus piernas le permitían a la casa del profesor.


Cuando llego a la casa de quien lo había citado la noche anterior, Ash toco el timbre y espero que alguien atendiera su llamada.


—Buenos días muchacho, gracias por venir— Saludo el profesor Oak a Ash.


—Buenos días, profesor, no tiene por que agradecer, solo… Dígame, ¿por qué me pidió que viniera hoy nuevamente? — Contestó Ash un poco curioso.


—Pasa Ash, adentro te explicare por que te cite hoy nuevamente— Dijo Oak.


—De acuerdo, entremos— Dijo Ash aun curioso por el motivo de la citación del profesor.


Una vez dentro, el profesor le ofreció una taza de té a Ash mientras el bebía una taza de café. Ya una vez sentados uno junto al otro, en un sofá de dos cuerpos junto a una mesa ratona, el profesor se dispuso a comentarle a Ash el motivo por el cual le pidió que regresara.


—Verás Ash, ayer por la noche te pedí que regresaras, por que mi nieto, Gary, me llamo para contarme que en Sinnoh hay pokemons asombrosos, y muy fuertes, y yo no dude en comentarte, pensando que quizá te interesaría viajar allí muchacho— dijo el profesor para luego beber un sorbo de café.


—¿En serio? ¡Eso es genial profesor!, mañana mismo viajare hacia allá— Dijo Ash completamente emocionado, para luego beber un sorbo de té.


—Sabia que te gustaría la noticia muchacho, en ese caso, permíteme tu pokedex para actualizarla con los datos de los pokemon de esa región, y ya que estamos, dame tus pokemon, ya que siempre que viajas a una nueva región dejas a los que ya tienes aquí, ¿cierto? — dijo el profesor para luego beber otro sorbo de café


—De acuerdo profesor, aquí tiene— dijo Ash pasándole la pokedex —En cuanto, a lo de los pokemon, ¿me permite estar con ellos hasta mañana? Mañana antes de irme se los doy— preguntó Ash, bebiendo luego un sorbo de su té.


—Por supuesto que si muchacho, me emociona mucho saber el lazo que formaste con tus pokemon de la región Hoenn en tan poco tiempo— Dijo el profesor, sonriendo, y bebiendo el ultimo sorbo de café que quedaba en su taza.

—¡Genial! ¡Gracias profesor! — Dijo ash muy contento ante la respuesta del profesor y también bebiendo el ultimo sorbo de té que quedaba en su taza.


—No hay porque agradecer muchacho, como ya te dije, me conmueve y emociona la capacidad que tienes para crear un lazo de amistad tan fuerte con tus pokemon tan rápido— Dijo el profesor con una sonrisa. —De acuerdo Ash, espérame aquí un momento, iré a actualizar tu pokedex— Agrego el profesor para luego retirarse hacia el laboratorio.


—Demonios… No se que hacer, se que siempre que viajo a una nueva región voy solo con Pikachu, pero… esta vez, por alguna razón quiero llevar a algunos de mis otros pokemon— Pensaba Ash mientras el profesor actualizaba su pokedex —Creo… creo que le diré al profesor si los puedo dejar aquí hasta mañana junto con mi pokedex y mañana vendré a recogerlo y veo a cual llevo además de Pikachu— Seguía pensando Ash sin darse cuenta que el profesor ya había regresado.


—Ash, muchacho, lamento informarte que tu pokedex no estará listo hasta mañana— dijo el profesor algo decepcionado


—No hay problema profesor— dijo Ash sonriendo —Profesor, estuve pensando y… ¿Podría dejarle mis pokemon de la región Hoenn aquí? Así mañana cuando vengo por mi pokedex me despido de todos juntos, y decido a quien llevare conmigo— Pregunto Ash un poco nervioso.


—Claro que si muchacho, estas pensando en llevarte otros pokemon además de Pikachu, ¿cierto?— Dijo el profesor mirando a Ash


—Así es profesor, pero a un no se a cual llevar conmigo, por eso es que necesito pensarlo bien, en fin, ya me retiro a mi casa, profesor— Respondió el chico un poco pensativo.


—De acuerdo, Ash, sabes que no hay ningún tipo de problema, hasta mañana, muchacho — Respondió el profesor, sorprendido, ante la decisión de Ash de llevar otros pokemon además de Pikachu, luego este, se dio cuenta del porque de esta decisión —Oye muchacho, esa decisión que tomaste, ¿Es porque te comente que hay pokemon fuertes en la región Sinnoh, cierto? — Le pregunto el profesor sin dudarlo


—Así es, profesor, no quiero exigirle mucho a Pikachu haciéndolo pelear con pokemon mucho más fuertes — dicho esto, Ash saludo al profesor y le entrego sus pokemon de la región Hoenn, luego, se dirigió a la puerta, la abrió, y se retiró


—Este muchacho… Es increíble el amor que tiene para-con sus pokemon y la amistad que formo con ellos — pensaba el profesor sonriendo y sorprendido ante la respuesta de Ash


Luego de que Ash le entregara sus pokemon al profesor Oak, se dirigió al invernadero (o lo que sea que tenga detrás del laboratorio xD) y libero a los pokemon que le había entregado Ash. Al verlos se sorprendió al ver lo fuertes que se veían a simple vista, por otra parte, los pokemon de Ash, al no conocer al profesor, lo miraban muy serios. Hasta que este los saludo y les dijo —Calma muchachos, soy el profesor Oak, soy quién enseño a Ash sobre el mundo pokemon y quien le entrego su primer pokemon, como podrán ver, a lo largo de este gran espacio, se encuentran los demás pokemon de Ash de otras regiones — Dicho esto, el profesor se sentó a admirar a los pokemon de Ash provenientes de Hoenn.


Ahora nos vamos con Ash, quién se encontraba muy pensativo sentado en el comedor de su casa junto a su madre. La cual lo miraba preocupada, ya que no sabia porque su hijo se encontraba tan pensativo.


— ¿Ash? ¿Qué te sucede hijo? ¿Por qué estas tan pensativo? — Pregunto Delia a su hijo con un poco de preocupación


Ash saliendo de su pensamiento por un momento le responde a su madre — ¿Qué? Oh lo siento mamá, sucede que el profesor me habló acerca de una nueva región para explorar, y me dijo que allí hay pokemon muy fuertes, y estaba pensando en llevar conmigo algún otro pokemon además de Pikachu, para no exigirle y forzarlo tanto — Dicho esto Ash se puso a pensar nuevamente y subió a su habitación.


Ya había pasado un tiempo desde que Ash se dirigió a su habitación para pensar mas tranquilo, ya era hora de cenar.


Delia se dirige a la habitación de su hijo, golpea la puerta suavemente y le dice a su hijo —Ash, cariño, la cena esta lista — Luego de avisarle a su hijo sobre la comida se quedó esperando una respuesta de su hijo, en silencio.


Ash saliendo de su pensamiento le responde —Ya voy mamá— dicho esto Ash se levanta de su cama, abre la puerta de su habitación y se encuentra con su madre esperándolo afuera sonriendo, al verla con esa sonrisa, Ash le pregunta a su madre extrañado —Mamá, ¿A qué se debe esa sonrisa que llevas en tu rostro? —


—No, es por nada hijo, es solo… Que me alegra mucho saber que quieras tanto a tus pokemon y te preocupes tanto por ellos, solo eso — Dicho esto, Delia le sugirió a Ash

bajar ya que si no lo hacían, la cena se enfriaría.


Una vez que terminaron de comer, Ash y su madre se sentaron en el comedor a mirar televisión, y encontraron un excelente documental que hablaba sobre Aerodactyl, Armaldo y Kabutops, una vez que este se acabó se fueron a dormir.

Nos encontramos con Ash, sentado en su cama, otra vez pensando en que pokemon llevar a Sinnoh.


En una voz muy baja Ash afirmo —Ya lo tengo, mañana mismo le haré saber mi decisión al profesor — dicho esto Ash termino de quitarse su ropa habitual y su puso su pijama y se acostó para poder dormir.


Al día siguiente, Ash se despertó a las 9:00 a.m. desayuno con su madre, y se dirigió a la casa del profesor Oak para pedirle su pokedex y hacerle saber su decisión.

Tocó el timbre de la casa, el profesor lo atendió y entraron.

—Bien Ash, ¿Vienes por tu pokedex? — Preguntó el profesor para luego beber el último sorbo de café que quedaba en la taza en la que estaba bebiendo.


—Si profesor, y también para hacerle saber que pokemon llevare conmigo además de Pikachu, claro — Dijo Ash, muy decidido


Pikachu, sorprendido, ya que no sabia que Ash llevaría a otro de sus amigos pokemon con el quedó con la boca y ojos muy abiertos — ¿Pika piiiika? pikachiuuu (¿En serio llevaras a otro de mis amigos? ¡Genial así no tengo que encargarme de todo yo solo! —

Dijo Pikachu muy feliz para luego saltar del hombro de Ash y empezar a correr por todo el salón donde se encontraban Ash y el profesor.


—Pikachu, cálmate, por favor — Dijo Ash sorprendido ante la acción de Pikachu


—Bien Ash, entonces dime ¿Qué otros pokemon llevaras contigo? — pregunto el profesor para luego esperar la respuesta de nuestro joven amigo.


—Verá profesor, luego de pensarlo mucho tiempo, he decidido llevar a Sceptile y Swellow conmigo, ya que tienen una personalidad competitiva y nunca se rinden sin dar pelea — Respondió Ash. Muy seguro y decidido de su elección.


—De acuerdo, muchacho, muy buena elección y muy buen motivo para elegirlos, ellos están afuera en el campo con el resto de tus pokemon — Respondió el profesor al muchacho.


—Esta bien, profesor, iré a buscarlos ¿Podría darme sus pokebolas por favor? — Pregunto Ash.


—Claro muchacho, aquí tienes, y aquí esta tu pokedex también — Dijo el profesor entregando a nuestro joven héroe los objetos.


—Gracias profesor — dijo Ash para luego salir al invernadero buscando a los pokemon de su elección. — ¡Sceptile! ¡Swellow! ¡¿Dónde están?! — gritaba Ash buscando a sus pokemon.


Sceptile y Swellow que se encontraban sentado a los pies de un árbol y en una rama del mismo descansando respectivamente, al escuchar a su amigo se pusieron de pie y se dirigieron al lugar del cual provenía la voz .


— Sceeptilee ¿Scep? (Aquí estoy, Ash, ¿Qué sucede?) Pregunto Sceptile llegando frente a su entrenador y amigo.


— Swellow Swe ¿Sweelloow? (Aquí estoy yo Ash, ¿Que pasa?) Pregunto Swellow llegando al lugar donde se encontraba su entrenador


—Hola amigos, díganme, ¿Les gustaría viajar conmigo a la región Sinnoh? — Pregunto Ash mirando a sus queridos pokemon


— ¿Sceep? Sceptile Scep Sceeeptile (¿De veras? Por supuesto que si Ash, me encantaría) — Respondió Sceptile con una sonrisa y asintiendo con su cabeza para que su entrenador comprendiera que dijo que si.


— ¿Swellooow? Swellow Swe Swellow (¿Lo dices enserio? Claro que si Ash, me encantaría seguir viajando contigo) Respondió Swellow también con una sonrisa y asintiendo con su cabeza para que su entrenador comprendiera que dijo que si.


— ¿Lo dicen en serio amigos? ¡Genial! ¡Gracias! — Dijo Ash muy feliz abrazando a sus pokemon —En ese caso, regresen — dijo Ash sacando las pokebolas de ambos, de las cuales sale un rayo de color rojo que envuelve a Sceptile y a Swellow para luego introducirlos en dentro.


Luego de que sus pokemon le dijeran a Ash que si querían viajar con él a la región Sinnoh, y regresarlos a sus pokebolas... Ash regresó a su casa para informarle que ya estaba listo para viajar.

Al llegar a su casa, Ash vio que su Madre no se encontraba ni en la cocina ni en el comedor, entonces comenzó a buscarla.


—Mama ¡¿Donde estas?!— Preguntó Ash, algo preocupado


— ¡Aquí hijo! ¡En mi habitación! ¡Pero no vengas, estoy preparando una sorpresa para ti! — Contesto Delia, quién estaba haciendo un nuevo traje para que Ash usara en Sinnoh.



— ¡De acuerdo mamá, en ese caso, estaré aquí viendo televisión! — Contesto Ash para luego sentarse en el comedor y enciendo la TV.


Luego de un rato, Delia baja con el nuevo traje de Ash dentro de una bolsa y se la entrega a Ash con una sonrisa, y deseando que a este le guste su regalo.


Ash abre la bolsa y saca el traje de ella, el cual le gusto mucho —Esta genial mamá, gracias— Dijo Ash con una gran sonrisa, —Me lo pondré ahora mismo— Agregó, para luego subir a su habitación a cambiarse de ropa.


Aclaración: El traje que usará Ash en Sinnoh en mi historia es una Mezcla de dos que usa Ash en el anime.


El nuevo traje de Ash consistía en: un chaleco azul hasta el pecho constituido por semicírculos separados por líneas negras, luego de dicha parte azul, el chaleco continua en color blanco, con detalles azules y un cierre color amarillo.

También había un jean color azul y unas zapatillas color rojo y negro.


Muy emocionado por su nuevo traje, Ash se lo puso y bajo al comedor.


Delia vio a su hijo con la nueva ropa que ella le hizo y se puso muy feliz —Cielos hijo, te queda hermoso— Dijo la mujer para luego abrazar a su hijo.


Después de esto Ash fue al puerto y se dirigió a la boletería para comprar un boleto para el ferry a Sinnoh.

—Buenas tardes ¿Me daría un boleto de ferry a Sinnoh? — preguntó el joven


—Por supuesto, aquí tienes, el barco parte a las en 15 minutos, se encuentra en el muelle numero 10— respondió la muchacha encargada de la boletería.


— ¡¿Qué, en 15 minutos?! De acuerdo, gracias— preguntó Ash un poco sorprendido ante el poco tiempo que tenía para llegar para luego salir corriendo hacia el muelle Nº 10.


Luego de 10 minutos corriendo, Ash llego al muelle, entrego el boleto, abordo el ferry y se dirigió a su camarote.

El barco zarpó y nuestro héroe ya se encontraba en viaje, muy emocionado de que pronto estaría en aquella nueva región.


De pronto, una voz comenzó a sonar por los altavoces del barco —Queridos pasajeros, queremos informarles que en unos momentos realizaremos una parada en la isla Altomare, en la cual estaremos un día, para que puedan explorar dicha isla—


Al escuchar esto Ash pensó por un momento —Altomare, hace mucho tiempo no visitaba ese lugar, me pregunto… ¿Cómo estarán Bianca, Lorenzo y Latias? — Dicho esto Ash salió de su camarote para ver cuanto faltaba para llegar a Altomare. Al no poder ver la isla, Ash le pregunto a un marinero que pasaba por ahí — Disculpe, ¿Cuánto tiempo falta para llegar a Altomare? —


—Verás, estamos a 90 minutos de la isla, pero no se puede ver por que hay algo de neblina— Le respondió el marinero mirándolo fijamente.


—Ah, ya veo, gracias— Respondió Ash para luego volver a entrar a su Camarote.



Continuara….


Bueno, este es el primer capítulo… Espero les guste. Por favor déjenme sus comentarios y criticas (tanto buenas y malas) para mejorar mi fic. Saludos.
 

Minato Yagami

El demonio terrenal
Registrado
7 May 2015
Mensajes
1,414
Offline
Ok me gusto como llevas la trama, solo trata de darle mas emoción y en caso de advanceshipping trata de hacer que tengan una coincidencia, en fin sigue asi, ya espero el siguiente cap.
 
Registrado
22 Ago 2009
Mensajes
249
Offline
Hola, bueno me acabao de leer el primer capítulo. A decir verdad, la narración la manejas muy bien; sinceramente, yo prefiero el estilo narrativo que el teatral, así que debo felicitarte por ello. Lo único a lo que le daría un "pero" sería a que la trama fue muy lenta y repetitiva. Podrías haber metido más emoción al primer capítulo, y lo digo esto sin ofender, ya que he visto que hay muchos fics con una historia "cliché" en donde Ash comienza una nueva aventura, viaja en un ferry, obtiene nuevos Pokemon, etc, etc. Este capítulo tuvo una buena duración, pero siendo sinceros, no pasó nada interesante. Aunque no puedo decir más, ya que apenas es el primero capítulo y espero que haya sorpresas que me hagan caerme de mi asiento xD. Con respecto a la ortografía, hubieron un par de acentos, puntos finales y demás cosas que deberías fijarte al releer tu capítulo. También noté que colocas cosas entre parentesís que podrían quedar mejor como narradas.

De hecho, tienes una gran narración y este fic puede tener un gran potencial, si sabes manejar una gran y sorpresiva trama fuera de lo normal. ¿Te digo un secreto? En un fic puedes tener faltas de ortografía, no narrar muy bien o no ser el mejor escritor, pero si llevas tu imaginación a otro nivel y sorprendes al lector, te aseguro el éxito.

¡Nos leemos! :)
 
Registrado
24 Ene 2014
Mensajes
27
Offline
Me gusto el capitulo muy buen narrado aun que un poco flojo al inició pero como dicen la calma antes de la tormenta espero con ansias el siguiente capítulo
 

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Bien, como prometí, aquí les traigo el 2° capi de mi historia.

En el capítulo anterior, nos encontramos con nuestro joven héroe Ash, que ya había abordado el ferry con destino la región Sinnoh, pero antes se detendría por un día en la isla conocida como Altomare


Capítulo 2: Un pequeño paseo por Altomare


—“Veo que nos detendremos en Altomare”—. pensaba Ash sentado en su camarote, muy aburrido. —Demonios, estoy muy aburrido—. Dijo nuestro héroe mientras lanzaba las pokebolas de Sceptile y Swellow. —Oigan amigos, ¿Les parece bien la idea de entrenar un poco? —


Luego de recibir la respuesta positiva de sus pokemon, Ash los regresa a sus pokebolas y sale de su camarote buscando algún marinero para preguntarle si en el ferry se encuentra algún campo de entrenamiento o algún lugar para poder entrenar para pasar el rato antes de llegar a Altomare. En el momento que Ash pensaba todo esto, pasa un marinero y decide ir a preguntarle.


— Disculpe, ¿hay algún campo de entrenamiento o algún lugar para entrenar con mis pokemon hasta que lleguemos a Altomare? —. Preguntó Ash un poco nervioso y ansioso por escuchar la respuesta.


—Claro, joven, el campo de entrenamiento se encuentra en la popa del ferry (es decir, en la parte trasera) y también contamos con una maquina para reponer a tus pokemon luego del entrenamiento, se encuentra en la planta de abajo, y le informó también que en 45 minutos llegaremos al puerto de Altomare—. Contesto el marinero para luego retirarse para continuar con su labor.


— ¡Genial! ¡Gracias! —. Grito Ash al marinero, quien se estaba retirando, para luego dirigirse al campo de entrenamiento, al llegar, se sorprendió por lo grande que este era (el campo de entrenamiento era un poco mas grande que un estadio de fútbol soccer

—Cielos, este lugar es enorme— dijo Ash ubicándose en uno de los extremos y liberando a Sceptile y Swellow para comenzar con el entrenamiento… luego coloco muchas botellas y latas vacías para utilizar como objetivo de los ataques.


— Pikachu ven tú también— le dijo Ash a su ratón eléctrico.


Los pokemon se acomodaron de la siguiente manera.. Sceptile a la izquierda, Pikachu en el centro, y Swellow a la derecha.


Ya preparado para comenzar Ash empezó con el entrenamiento.


—Bien, ¡Sceptile, balas semilla! ¡Pikachu, impactrueno! ¡Swellow, As aéreo! — Dicho esto, los pokemon obedecen sus órdenes derribando la primera fila de latas.


— ¡Genial amigos! Ahora, ¡Sceptile, hojas navaja! ¡Pikachu, tackleada de volteos! ¡Swellow, ala de acero! — Al decir esto, los pokemon realizan los ataques que su entrenador ordenó y derriban otra fila de latas.


— ¡Excelente!, ahora ¡Sceptile, rayo solar! ¡Pikachu, trueno! ¡Swellow, ataque sorpresa! — Los pokemon obedecen las órdenes de Ash y derriban las 2 filas de botellas restantes. —Genial amigos, ahora ¿Les parece bien una batalla de entrenamiento? El ganador pelea con el restante—.


Los pokemon asienten y Ash decide que la primera batalla será entre Swellow y Sceptile.


—Bien, Sceptile, Swellow, ustedes primero—. Al decir esto, los pokemon se ubican uno de cada lado del campo de batalla, como Sceptile se ubico del lado que estaba Ash, éste le dijo a Swellow —Bien Swellow, ya que tu quedaste del lado “enemigo” tu haz los ataques que te parezcan correctos, ¿Te parece? —.


Swellow asiente con su cabeza y levanta vuelo para comenzar con la pelea.

—Swellow ataca tu primero, ya que yo dirigiré a Sceptile—.


Al escuchar esa orden de Ash, Swellow ataca con un as aéreo, pero de repente Ash ve que a Sceptile comienzan a brillarle sus ojos en color celeste. Ash primeramente se sorprende, pero luego recordó a Tyson en la Liga Hoenn, quién también tenía un Sceptile, el cual usaba un ataque llamado Detección, con el cual los ojos de su Sceptile también brillaban en color celeste.


— ¡Justo a tiempo Sceptile! ¡Ahora Detecta! —. Con esta a orden a Sceptile le brillaron nuevamente los ojos y esquivo el ataque de Swellow sin problemas — ¡Genial! ¡Ahora, hojas navaja! —. Sceptile obedece la orden de Ash y ataca a Swellow, quién utiliza equipo doble para evadir el ataque de Sceptile, quién con su ataque golpea a uno de los clones, luego, Swellow, con los clones alrededor de Sceptile, realiza un ataque sorpresa y golpea a Sceptile, quién cae velozmente al suelo de espalda, pero, al no sufrir daños graves, se levanto rápidamente, — ¡Sceptile, balas semilla! —. Ordenó Ash al ver que el pokemon a quien dirigía se reincorporó, Sceptile obedeció la orden de Ash y golpeo a Swellow, quién cae, pero abre sus ojos antes de tocar el suelo, también abre sus alas y vuelve a elevarse. Y rápidamente ataca a Sceptile con ala de acero, quién por orden de Ash lo evade y ataca nuevamente con hojas navaja, golpeando al ave en su espalda haciendo que caiga rápidamente, esta vez golpeándose duramente contra el suelo, quedando debilitado, seguido de balas semilla. Ash corre hacia Swellow y le pregunta —Swellow, ¿estás bien? — Swellow abre sus ojos y asiente con su cabeza, Ash intenta regresarlo a su pokebola, pero el ave, le dice que no sacudiendo su cabeza de un lado a otro — ¿Estas seguro Swellow? — Pregunta Ash a su pokemon, éste asiente con su cabeza y Ash nuevamente le hace una pregunta —Quieres ver la batalla entre Sceptile y Pikachu, ¿cierto? — Swellow lentamente asiente con su cabeza, y ambos se dirigen a una banca.


—Bien Pikachu, Sceptile, esta vez yo no dirigiré a ninguno de los dos, realicen los ataques que les parezcan apropiados, ¿bien? —. Ambos pokemon asienten y comienzan la batalla, la cual gana Pikachu ya que Sceptile se encontraba cansado por la batalla anterior, luego de eso, Ash introduce a Sceptile y Swellow en sus pokebolas y se dirige a la maquina para reponer a sus pokemon, al no saber como utilizarla, le pregunta a un marinero como se utiliza, el cual le responde —Mira lo que tienes que hacer es introducir las pokebolas de los pokemon de los cuales quieras reestablecer su energía en esta posición, indicando un lugar, que tenía la forma justa para apoyar la pokebola, y presionar este botón, cuando la pantalla se apague, significa que tus pokemon ya están listos, ¿Comprendes? —. A lo que Ash le responde — Si, entiendo… Muchas gracias—. El marinero se retira, Ash mira a Pikachu y le dice — Amigo, se que no te gusta, pero debes entrar a tu pokebola, la batalla con Sceptile fue dura— Pikachu, a pesar de no agradarle la idea, aceptó. Ash colocó las pokebolas en los lugares indicados por el marinero y presiono el único botón que se veía en la maquina, se encendió la pantalla y luego de unos momentos se apagó. — “Bien, según lo que me dijo ese marinero, cuando la pantalla se apagara, sería señal de que ya están curados”— Pensó Ash. Para luego liberar Pikachu, Swellow y Sceptile, al ver que estos se encontraban completamente curados dijo —Cielos, esta maquina es genial—.


En eso, se escucha por los altavoces del ferry la voz del capitán —Queridos pasajeros, es un placer informarles que ya estamos arribando al puerto de Altomare, recuerden que mañana a las 10:00 a.m. partiremos a la región Sinnoh, y quiero también informarles que nuestros marineros les regresaran sus boletos, para que mañana se los entreguen nuevamente para así saber que son pasajeros de este ferry, muchas gracias por viajar con nosotros, su capitán, deseamos que disfruten su pequeña estadía en este lugar—.


Al oír eso Ash regresa a Sceptile y Swellow a sus pokebolas, le dice a Pikachu que suba a su hombro, se dirige a la cubierta del ferry y forma la fila que espera para bajar en la isla.


Al bajar, Ash se dirige a casa de Lorenzo y Bianca, quienes al verlo lo abrazan — ¡Ash! Cuanto tiempo, que sorpresa verte por aquí, ¿Qué haces? —. Esto le pregunta Bianca a nuestro joven héroe


— Es que, me estoy dirigiendo a la región Sinnoh, pero el capitán informó que nos detendríamos aquí hasta mañana, y yo no dude en venir a visitarlos, a ustedes y a Latias— Respondió Ash a la pregunta de su amiga.


— Genial Ash, Latias aún esta muy triste por el sacrificio de Latios, pero se que verte la alegrará mucho— Respondió Bianca, ya que Lorenzo había regresado al taller.


—Oh, pobre Latias, ¿Dónde se encuentra? Quisiera ir a verla—. Dijo Ash a Bianca.

—Se encuentra en el jardín donde la viste junto a Latios la primera vez—. Dijo Bianca.

—Y… ¿Podrías llevarme a ese lugar? —. Pregunto Ash a la joven muchacha.

—Claro que si Ash, sígueme… Oh una cosa, Ahora Latias adopta una nueva forma una propia, ya que pensamos que si seguía tormando mi forma en algún momento iba a causar problemas—. Respondió la joven a la pregunta de nuestro héroe.

— ¿En serio? ¡Eso es genial! ¡No puedo esperar a verla! —. Dijo nuestro héroe emocionado ante la noticia que le dio su amiga…


Luego de un rato caminando por la ciudad, Ash y Bianca, llegaron al jardín donde se encontraba Latias, quién se encontraba, obviamente, en su forma pokemon.


— ¿¡Latias!? ¡Ven, mira quien vino de visita! —. Grito Bianca, llamando a la pokemon Eón —Oh por cierto, Ash, Latias aprendió a comunicarse telepáticamente—. Anunció Bianca a nuestro héroe.

— ¿De veras? Vaya que tienen nuevas noticias para contar—. Dijo Ash emocionado ante la noticia.


Al escuchar lo dicho por su amiga, Latias se dirigió al lugar del que provenía la voz, en sus ojos se notaba la profunda tristeza que tenía.


Al llegar a donde se encontraban Bianca y Ash, Latias se alegro mucho de ver a Ash, tanto que lo primero que hizo fue abrazarlo muy fuerte, el cual Ash correspondió con gusto, durante el abrazo Ash sintió como unas pequeñas lágrimas caían en su brazo, y pregunto — ¿Latias? ¿Es-estas llorando? —. Pregunto Ash aún sintiendo las lágrimas caer en su hombro.




Latias, telepáticamente le respondió — Lo… Lo siento Ash, es que… hecho mucho de menos a Latios, estoy muy triste —. Cosa que provocó que Ash se entristeciera rápidamente al recordar lo ocurrido en su última visita.


— Lo siento mucho, Latias, pero… Recuerda, ahora Latios es la Joya Alma, siempre que te acerques a ella y le hables Latios te escuchará y de más esta decir que el siempre está y estará a tu lado—. Dijo Ash intentando levantar el animo de su amiga pokemon.


—Ti-tienes razón Ash, gra-gracias por tus palabras—. Dijo Latias para luego secar sus lágrimas y abrazar a Ash.


En eso, se escucha una fuerte explosión, Ash, seguido de Latias y Bianca van al lugar donde se escucho ésta, — ¡¿Qué pasa aquí?! —. Pregunto Ash al ver un enorme robot con una R roja en el centro.


—Prepárense para los problemas—. Anuncio una voz femenina.
—Y más vale que teman—. Agregó una voz masculina.

—Y yo soy Meowth—. Agregó una extraña voz masculina.
— ¡Una maldad tan vieja como el espacio! —. Agrega la voz femenina.
— ¡Que cumpliremos y no será despacio! —. Agrega la voz masculina.

— ¡Jessie! —. Se revela el nombre de la voz femenina.
— ¡James! —. Se revela el nombre de la voz masculina.

— ¡Y el guapo Meowth! —. Agrega el gato del trío.
— ¡En donde sea que haya paz en el universo! —. Añade Jessie.
— ¡El Equipo Rocket... — . Añade James a lo dicho por su compañera de equipo.
— ¡Ahí estará! — Añade el gato .

— ¡Para empeorarlo todo! —. Finalizan los tres miembros del equipo al unísono.
— ¡Wobbuffet! — Agrega el pokemon.


— ¡Equipo Rocket! ¡¿Qué es lo que quieren?! —. Pregunto Ash molesto por la simple presencia del trío de ladrones.

— ¿Pues que más bobo? ¡A tu Pikachu y a ese pokemon que esta detrás de ti! —. Respondió la única mujer del equipo señalando a Latias.

— ¡A no! ¡Eso ni lo piensen! —. Grito Ash enojado.

— ¿A no? ¿Y cómo lo impedirás bobo? Si ya sabemos que estas viajando a la región Sinnoh, y que cada vez que comienzas un nuevo viaje dejas a todos tus pokemon y viajas solo con Pikachu —. Dice James.

— Jajaja, pues, esta vez, debo informarles, que no es así… Lamento desilusionarlos—. Respondió Ash.


De la nada, los dos brazos del robot se estiran tomando a Pikachu y Latias


— ¡Demonios, Pikachu! ¡Latias! —. Dijo Ash muy enojado — ¡Sceptile, Swellow, salgan! —.

— Oh, era cierto que no vino solo con Pikachu—. Dijo Meowth al ver a Sceptile y Swellow frente a Ash, y luego traga saliva.

— ¿Y por qué razón mentiría? —. Dijo Ash molesto, — ¡Sceptile, hojas navaja al brazo que atrapo a Latias, Swellow, ala de acero al brazo que atrapo a Pikachu! —. Ordeno Ash a sus pokemon, quienes obedecieron inmediatamente, destruyendo ambos brazos del robot liberando así a Pikachu y Latias… Luego de esto Pikachu comienza a caer a una gran velocidad, Ash, al ver esto le ordena a Swellow atrapar a Pikachu antes de que este concluyera su caída golpeándose contra el piso, el ave obedeció la orden de Ash quien “atajó” a Pikachu, haciendo que este caiga sobre su espalda, para luego dirigirse hacia donde estaba Ash.

Nuestro joven héroe al ver que el día era muy soleado, pensó por unos segundos —Sceptile, aprovecha que los rayos solares son fuertes ¡Rayo solar!, luego para rematar Swellow ¡As aéreo! —. Como el día estaba realmente muy soleado, el rayo solar de Sceptile se cargo al instante, y éste disparo, derribando al robot, después del golpe del rayo solar de Sceptile, Swellow atacó al robot con as aéreo haciendo que estallara, pero el Jessie, James y Meowth cayeron del robot cuando este cayo por el ataque de Sceptile.


— Ya veras bobo, ¡Seviper cola venenosa contra Latias —. Dijo Jessie mientras lanzaba la pokebola de su pokemon.

— Cacnea, ¡Piquetito de pulguita tambien contra Latias! —. Dijo James tambien lanzado la pokebola de su pokemon, quien asombrosamente, esta vez, no regresó para abrazar a James.


Latias al no tener experiencia en batallas, quedó paralizada y Ash sin pensarlo dos veces, se puso en medio de Latias y los pokemon atacantes, ya que Seviper y Cacnea cuando fueron enviados por Jessie y James pasaron por encima de Sceptile y Swellow, este último no estaba volando.


Ash recibe el ataque de cola venenosa y los misiles aguja, resultando muy herido, Sceptile y Swellow, al ver como su amigo y entrenador, Ash, caía al piso, herido por los ataques, se enojaron mucho y atacaron a Seviper y Cacnea haciendo que se estrellen con Jessie, James y Meowth, una vez que se encontraban todos juntos, Sceptile disparo un poderoso rayo solar, que mando a volar al Equipo Rocket por los aires.


— ¿Desde cuando esos dos pokemon son tan fuertes? —. Pregunto James llorando al estilo anime.

— Verás, cuando un pokemon quiere mucho a su entrenador, y este es lastimado por el pokemon de otros, se enoja mucho, y eso hace que todos sus ataques sean mas poderosos de lo normal—. Dijo Meowth levantado su “dedo índice”. —Al igual que Jessie cuando tiene hambre—. Agregó luego.

— ¡Ya cállense par de bobos! — Grito Jessie a sus compañeros.

— ¡Nos mandaron a volar otra vez! — Se escuchaba por parte de los tres mientras se veía la estrellita.


En eso, Sceptile cargo a Ash en sus brazos y junto con Bianca, Lorenzo Swellow, Pikachu y Latias en su forma humana, lo llevaron al centro pokemon para que lo curarán.


— Oh cielos, ¡que le ocurrió a ese joven? —. Pregunto la enfermera Joy al ver como estaba Ash.

— Recibió un ataque de cola venenosa y misiles aguja por proteger a mi hermana —. Respondió Bianca.

— Oh dios, ¡Chansey, trae una camilla urgente! —. Dijo la enfermera Joy a su pokemon acompañante.


Luego de un rato Ash ya se encontraba en la sala de urgencias del centro pokemon y estaba siendo atendido.


— Enfermera, ¿puedo hacerle una pregunta? —. Dijo Bianca a la enfermera Joy.

— Por supuesto, dime —. Responde la enfermera.

— La campana sanadora de Chansey, ¿no podría sanar a Ash? — Pregunto la joven, con curiosidad — Es que, mañana por la mañana debe reabordar su ferry a Sinnoh—. Agregó luego.

— No lo se, pero podría resultar, ¿Quieres que intentemos? —. Dijo la enfermera.

— Claro que sí —. Respondió Bianca sin pensarlo dos veces.


En eso, Ash estaba teniendo un sueño muy extraño.


Sueño de Ash:


— ¿Do-donde estoy? —. Se preguntaba Ash al no conocer el lugar en el que se encontraba.

— Estas dentro de la Joya Alma, Ash —. Respondió una extraña voz, completamente desconocida para Ash.

— ¿Q-Quién eres tu? —. Pregunto Ash algo asustado.

— Soy Latios, el hermano de Latias, en estos momentos estas inconciente en el centro pokemon, yo en este sueño te traje aquí para agradecerte —. Respondió Latios, apareciendo finalmente frente a Ash.

— ¿Agradecerme? ¿Por qué? — Preguntó Ash algo extrañado por las palabras del pokemon legendario.

— Por salvar a mi hermana, Ash, se que suena raro, pero mi hermana no tiene experiencia en batallas, ya que siempre que se nos presentaba algún pokemon buscando pelea, quien peleaba era yo — Respondió Latios con firmeza.

— No tienes porque agradecerme, Latios, Latias es mi amiga, jamás permitiría que alguien la lastima — Dijo Ash, un poco sonrojado por lo último.

— Lo sé, Ash, igualmente, por haber salvado a mi hermana, te daré como forma de agradecimiento, la capacidad de entender lo que dicen los pokemon, así que… Cuando despiertes, no te asustes si entiendes lo que tus pokemon te digan, ¿Bien? — Dijo Latios, haciendo que sus ojos comiencen a brillar en un tono azul, y tambien haciendo brillar el cuerpo de Ash, tanto en el sueño como en la realidad, haciendo que sus amigos y pokemon, se sorprendan y asusten un poco.

— Es-esta bien Latios, gracias — Dijo Ash, agradeciéndole a Latios la maravillosa habilidad que le dio.

— No tienes, porque agradecerme Ash, yo soy quién debe agradecerte, es mas, no solo te di la capacidad de entender lo que dicen los pokemon, también fortifiqué aun más tu lazo de amistad con tus pokemon, pero eso ya lo descubrirás por ti mismo— Dijo Latios, muy agradecido con Ash —Ahora, ya es hora que despiertes, sino perderás el ferry para viajar a Sinnoh, además todos están muy preocupados por ti, así que despierta— Dijo Latios iluminando nuevamente sus ojos.


Dicho esto, Ash comenzó a abrir sus ojos lentamente, alegrando así a todos sus amigos y pokemon, quienes seguían fuera de sus pokebolas y sentados junto Ash mirándolo y esperando que despertara.


—Ash, al fin despertaste ¿Cómo te sientes? — Pregunto Bianca muy preocupada por su amigo.

— Bi-bien, me siento bien Bianca— Dijo Ash con una sonrisa.

—Ash estaba muy preocupado por ti— Dijo Sceptile mirando Ash con una sonrisa

—G-gracias por preocuparte Sceptile, descuida ya estoy bien— Dijo Ash —“Oh dios, todo lo que me dijo Latios en mi sueño, era verdad”— Pensó Ash sorprendido por haber entendido a la perfección lo que Sceptile le dijo.


Por otro lado, Sceptile tenía los ojos muy abiertos y pestañeaba 2 veces, cada cierta cantidad de tiempo, debido a que Ash entendió lo que le dijo.


— Bianca, ¿Cuánto tiempo estuve dormido? — Le pregunto a Ash a su amiga, preocupado por no perder su Ferry.

— Solo unas horas Ash, recién esta anocheciendo— Respondió Bianca a la pregunta de su amigo.

— De acuerdo, ¿Nos podemos retirar ya? Mañana temprano debo abordar el ferry—

Dijo Ash mirando a la muchacha

— No lo se, Ash, iré a preguntarle a la enfermera Joy— Respondió Bianca, para luego retirarse a buscar a la enfermera.


Luego de un rato, Bianca regresó con la enfermera Joy a la habitación de Ash, quien se encontraba sentado en su cama.


— Tu nombre es Ash ¿Cierto? — Pregunto la enfermera mirando a Ash.

— Así es, enfermera, quisiera saber ¿Puedo retirarme ya? Ya me siento bien y mañana temprano debo abordar un ferry hacia Sinnoh— Dijo Ash algo preocupado al no saber que diría la enfermera.

— Amm, está bien, solo una cosa te preguntaré ¿Estas seguro que te sientes bien? — Pregunto la enfermera a nuestro héroe

— Si enfermera, perfectamente— Dijo Ash con una sonrisa

—De acuerdo, considérate dado de alta— Dijo la enfermera sonriendo —Ahora si me disculpan, debo atender a otros pacientes, buenas tardes—

—Buenas tardes, enfermera, gracias por todo— Contestó Ash para luego pararse, regresar a Sceptile y Swellow a sus pokebolas y retirarse del centro pokemon con Bianca, Latias, Lorenzo y su fiel amigo Pikachu en su hombro.

— Amm, ¿Bianca? — Llamó Ash la atención de su amiga

— ¿Si Ash? ¿Qué sucede? — Pregunto Bianca respondiendo a la llamada de su amigo

— ¿Quién es esa muchacha? Nunca antes la había visto— Dijo Ash mirando a la joven que no conocía

— Es…. Es Latias Ash, te dije que adopta una forma humana propia— Dijo Ash mirando pícaramente a Ash.


En su forma humana, el color del cabello de Latias era de color rojo, lacio y llegaba hasta la mitad de su espalda. La tez de su piel era clara, su rostro estaba perfectamente esculpido y su cuerpo tenía forma de reloj de arena. Vestía una blusa de color blanco con líneas rojas que corrían verticalmente a lo largo de la prenda y una falda roja con líneas blanca en los costados que le llegaba por arriba de las rodillas, el triangulo azul que llevaba en su pecho ahora era un collar con la misma forma que parecía estar hecho del más puro zafiro y más azul que el mar. Al final de sus largar y esbeltas piernas usaba unas calcetas rojas y unos tenis blancos que seguían con el patron de colores originales de Latias.



—Ah, ya veo, eso si que es una gran sorpresa, jamás la hubiera reconocido — Dijo Ash rascándose la nuca y con una gotita estilo anime también en su nuca.


—A-Ash, gra-gracias por salvarme— Le dijo Latias telepáticamente a Ash.

— No hay porque agradecer latias, jamás permitiría que alguien lastime a mis amigos— Dijo Ash con una gran sonrisa


Luego de esto, llegaron a casa de Bianca y Lorenzo y se dispusieron a dormir, Al día siguiente, todos se levantaron muy temprano (a las 8:00 a.m. para ser exactos), desayunaron todos juntos y luego Bianca, Lorenzo y Latias acompañaron a Ash al puerto, donde se encontraba el ferry de Ash. Al llegar al barco, nuestro héroe le muestra su boleto a un marinero, este lo observa por unos segundos y le dice —Muy bien, puedes pasar muchacho—

— De acuerdo— Respondió Ash


Dicho esto, nuestro héroe se dirigió a la cubierta del barco y se apoyó en la baranda lateral de este a esperar que el ferry zarpara hacia su nueva aventura.


Continuará….


Bien, espero comentarios y críticas para poder mejorar mi fic, espero que les guste, saludos.
 

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
me alegro que les haya gustado amigos :) mañana publico el 3... mientras me encargo de ya saben que :) (ahora me voy a la escuela, cuando vuelvo empiezo)
 

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Bien, aquí vengo con el siguiente capítulo, espero sea de su agrado

En el capítulo anterior, vimos como nuestro héroe salvó a Latias de un ataque del Equipo Rocket. Y como, en un sueño, Latios, quién se encontraba dentro de la Joya Alma, le dio a Ash la habilidad de entender a los pokémon como agradecimiento por haber salvado a su hermana. Y luego vimos como Ash reabordó al ferry para continuar el viaje hacia su nueva aventura. Veamos que sucede


Capítulo 3: El comienzo de la nueva aventura


Nos encontramos con nuestro héroe abordo del ferry, esperando que este zarpara en la cubierta, donde observaba a sus amigos, quienes estaban parados en el muelle esperando, también, que el ferry zarpara, Luego de unos minutos, el ferry comenzó a zarpar, Ash, al sentir el movimiento del barco corrió hacia la parte trasera para saludar a sus amigos, junto a sus pokémon, que los había liberado de sus pokebolas para que ellos también saludaran a sus amigos.


— ¡Adiós! ¡Gracias por todo! ¡Nos vemos pronto! — Saludaba Ash a Bianca, Lorenzo y Latias, con su brazo levantado y moviéndolo de izquierda a derecha en señal de saludo.


Sceptile, Pikachu y Swellow solo movían sus brazos en señal de saludo con una sonrisa


— ¡Adiós Ash! ¡Cuídate! — Gritaban Lorenzo, Latias y Bianca también moviendo sus brazos en señal de saludo.


Una vez que el ferry ya no se veía Bianca, Lorenzo y Latias regresaron a su casa, y Ash, en el ferry al ver que ya no se veía la isla, regreso a Sceptile y Swellow a sus pokebolas y fue a su camarote dispuesto a dormir una pequeña siesta.


Una vez que Ash se quitó su gorra y zapatillas se dispuso a acostarse para dormir, se escucho la voz del capitán por los altavoces del navío — Queridos pasajeros, es un placer comentarles, que mañana por la tarde arribaremos al puerto de Sinnoh, les deseamos un maravilloso viaje, y para hacer su estadía mas entretenida e interesante, se realizará un torneo a bordo de este ferry, el cual comenzará a las 11:30 , muchas gracias por viajar con nosotros—.



— ¡Genial! ¡Un torneo! — Exclamó Ash emocionado por la noticia dada por el capitán del barco. — Swellow Sceptile salgan— Dijo Ash liberándolos de sus pokebolas — Oigan amigos ¿Les gustaría participar en un torneo? — Dicho esto Ash miró a sus pokemon fijamente.

— Claro Ash unas batallas no nos vendrían nada mal— Respondieron ambos pokemon al unísono.

— ¡Genial! En ese caso regresen — Dijo Ash introduciendo a sus pokemon nuevamente dentro de sus pokebolas.


Luego de esta platica con sus pokemon, Ash se dirigió al lugar donde se realizaría el torneo y se inscribió en el torneo.

Al llegar al campo de batalla Ash se encontró con Brock quién también estaba a bordo del ferry.

— ¡Brock! ¿Qué haces aquí amigo? — Le pregunto Ash a su viejo amigo.

— ¡Ash! ¡Que sorpresa! ¿A qué te refieres? A… ¿Qué hago en el campo de batalla? O a ¿Qué hago en el ferry? — Preguntó su amigo algo confundido.

— Pues, en estos momentos, me refiero a que haces aquí en el campo de batalla, Brock — Respondió Ash con una gotita al estilo anime tras su cabeza.

— Pues, veras, uno de los marineros vio que me acerque hasta aquí y me preguntó si competiría, le dije que no, y me preguntó si me molestaba ser juez, al decirle que no había problema, y pues, me dijo las reglas del torneo, y pues aquí estoy, haciendo de juez de este torneo— Respondió Brock a las dudas de su amigo

— Oh, genial Brock, ¿Cuándo comienza el torneo? — Preguntó Ash ansioso por comenzar.

— De inmediato Ash — Respondió Brock, para luego anunciar el inicio del torneo — Atención participantes, el torneo estará formado por 16 participantes, por lo tanto, estará constituido por 4 rondas, en las cuales, todas las batallas serán de 3 contra 3, 1 a 1 — Informó Brock a los participante.


(Aclaración: Solo relataré la batalla de la ronda final, a la cual obviamente llegara Ash)


Nombres dee entrenador con el que debe pelear Ash y los pokemon que utilizara.


Nombre del oponente: Jerry

Pokemon: Feraligatr, Ninjask y Zangoose


— ¡La batalla de la ronda final, entre Jerry y Ash, va a comenzar! — Anunció Brock para luego dar inicio a la batalla


—Feraligatr ¡Yo te elijo! — Gritó Jerry para luego enviar a su pokemon al campo de batalla. —Ve Swellow ¡Yo te elijo! — Grito Ash para luego enviar al pokemon al campo de batalla

— Ash entro a un torneo en el que son batallas de 3 contra 3, así que por lo visto no trajo solo a Pikachu, sino a Swellow y algún otro pokemon, Ash, no me odies por lo que voy a hacer— Pensó Brock dándose cuenta de lo que ocurría, para luego dar inicio a la batalla — ¡Comiencen! ¡El primer ataque le corresponde a Jerry! — Anunció Brock.

— Feraligatr ¡hidro bomba! — ordeno el entrenador a su pokemon, el cual obedeció atacando a Swellow. — Swellow ¡evádelo y luego as aéreo! — Swellow evade el ataque de su enemigo con facilidad y ataca a Feraligatr golpeándolo velozmente provocando que este caiga al suelo, Feraligatr se levanta y espera orden alguna de su entrenador

— Feraligatr ¡cuchillada! — Ordena Jerry obedece y ataca con una gran velocidad, sorprendiendo a Ash y Swellow quien no logra evadir el ataque —Swellow ¡contraataca combinando ataque rápido con ala de acero! — Ordena Ash a su pokemon sin dudar y confiado por la gran velocidad de su pokemon, el cual obedece golpeando fuerte y velozmente a su enemigo debilitándolo mucho, pero no lo derrota aún —Oh no Feraligatr ¡hidro bomba una vez más! — Ordenó Jerry a su pokemon —Swellow ¡Evádelo y ala de acero! — Swellow obedece y logra esquivar con facilidad la hidro bomba y golpeando fuertemente a Feraligatr debilitándolo completamente —Feraligatr no puede continuar, Swellow gana— Anuncia Brock, Jerry regresa a Feraligatr a su pokebola —Buen trabajo amigo, ahora descansa— Dijo el oponente de Ash para luego liberar a su siguiente pokemon — ¡Ve Ninjask! —. Luego de ver al siguiente pokemon de su rival, Ash le pregunto a Swellow si podía seguir, el cuál asintió y comenzó la segunda batalla de este combate —Ninjask ¡Equipo doble y bola de sombra! — Ordenó Jerry a su pokemon, el cual obedece rodeando a Swellow con muchos clones y atacando todos con un bola de sombra, las cuales golpean a Swellow debilitándolo — Oh no, Swellow regresa— Dijo Ash intruciendo a Swellow en su pokebola — Buen trabajo amigo, te mereces un buen descanso, Pikachu tu turno — Le dijo Ash al ratón eléctrico quien se encontraba a su lado, el cual salta al interior del campo de batalla —Ninjask bola de sombra— Ordeno el rival de nuestro héroe a su pokemon el cual obedece — Pikachu evádelo e impactrueno— Pikachu salta esquivando con éxito el ataque de Ninjask y luego lo ataca con un poderoso impactrueno debilitándolo un poco —Ninjask ¡golpes furia! — El pokemon obedece golpeando a Pikachu por la espalda debilitando un — ¡Pikachu impactrueno! — Pikachu obedece, también debilitando un poco a su enemigo — Ninjask ¡Ataque rápido y bola de sombra! — Ninjask obedece cargando la bola de sombra mientras se acercaba a Pikachu velozmente — Pikachu ¡Tackleada de volteos! — Pikachu obedece atacando a Ninjask quien aún no había terminado de cargar la bola de sombra la cual estalla por el impacto de Pikachu, quedando así, ambos debilitados. —Ni Ninjask ni Pikachu pueden continuar, la próxima batalla determinará al ganador de este combate — Anuncio Brock a ambos entrenadores, la batalla era observada por los demás participantes, quienes estaban asombrados ante la rudeza de la batalla — Zangoose ¡Ve al combate! — Dijo Jerry liberando a su pokemon — Me pregunto ¿Cuál será el tercer pokemon que Ash trajo? — Pensó Brock esperando que su amigo enviara su siguiente pokemon al combate. —Sceptile ¡Yo te elijo! — Anuncio Ash lanzando la pokebola de Sceptile hacia arriba. — ¿Ya vieron? Ese Sceptile se ve fuerte, pero yo creo que contra un Zangoose esta en problemas — Dijo uno de los espectadores de la batalla. — ¿Eso crees? — Preguntó Ash confiando en la fuerza de su pokemon — Zangoose ¡Cuchillada! — Ordenó Jerry a su pokemon — ¡Sceptile detecta! — Ordenó Ash a Sceptile quien obedeció esquivando todos los ataques de Zangoose — ¡Bien hecho Sceptile! ¡Ahora golpazo seguido de hojas navaja! — Ordenó Ash, Sceptile obedece golpeando con su cola a Zangoose elevándolo por los aires para luego saltar y golpearlo fuertemente con una poderosa hoja navaja, provocando que este caiga velozmente y se golpee muy fuerte contra el suelo dejándolo muy debilitado — ¡Oh no Zangoose! ¡Garra brutal! — Ordenó Jerry a Zangoose, quién se incorpora con algo de dificultad a causa del ataque de Sceptile y obedece golpeando a Sceptile fuertemente —Genial Zangoose, garra brutal una vez mas— Ordenó Jerry —Sceptile hoja navaja— Ordenó Ash. Ambos pokemon obedecen causando un fuerte choque de poderes que causa una fuerte explosión que causa que ambos salgan despedidos y caigan al suelo — Ni Zangoose ni Sceptile…. — Decía Brock, pero al ver que ambos pokemon se levantan con dificultad no acabo la frase ya que claramente la batalla seguía — Sceptile, salta y balas semilla — Ordenó Ash, Sceptile obedece golpeando a Zangoose con una fuerte lluvia de balas semilla debilitando a Zangoose —Zangoose no puede continuar, Sceptile gana ¡La victoria es para Ash! — Anunció Brock, para que luego ambos entrenadores regresen a sus pokemon a sus respectivas pokebolas, luego Ash y Jerry se dirigen al centro del campo batalla y se dan la mano.


— Brock, ahora regreso, voy a la maquina para sanar pokemon— Avisó Ash a su amigo para luego dirigirse hacia el lugar mencionado.


Luego de un rato, Ash regresó y se dispuso hablar con su amigo Brock


— Dime, Brock, ¿Estas viajando a Sinnoh por alguna razón en especial? — Pregunto Ash a su viejo amigo, Brock, con algo de curiosidad

— Pues, me dirigía hacia allí para comprar algunos ingredientes para medicinas pokemon que solo se consiguen en esa región, pero ahora que te encuentro aquí, estoy seguro de que tu te dedicaras como siempre a ganar las medallas de esa región ¿Cierto? Y… Si es así ten por seguro que yo te acompañaré Ash — Respondió Brock a la pregunta de su viejo amigo.

— Pues, por ahora creo que si, pero no estoy muy seguro, Brock, lo más seguro es que solo viaje por la región para conocerla y capturar algún pokemon — Respondió Ash sorprendiendo al criador pokemon.

— Ah, ya veo, y ¿A qué se debe esa decisión Ash? — Cuestionó Brock sorprendido por la respuesta del entrenador.

— Pues, es que ya me canse de que siempre sea lo mismo, Brock, doy un gran esfuerzo junto con mis pokemon para lograr ganar las medallas, y luego al llegar el campeonato, no llego ni a las semifinales, no, ya me cansó un sueño imposible, Brock, y ya decidí, no combatiré en los gimnasios de Sinnoh — Respondió Ash, con un tono triste, sorprendiendo mas a Brock, quién comprendió los motivos de su amigo.

— Ah, ya veo, comprendo Ash, igualmente, si no te molesta, claro, te acompañare hasta que decidas regresar — Dijo Brock con una sonrisa

— ¿Molestarme? ¿Por qué habría de molestarme Brock? Sería genial no tener que viajar solo por esa región — Respondió Ash, luego de decir eso a Ash le suena el estomago, haciéndolo recordar que aún no almorzó — O-oye Brock, ¿Vamos a comer algo? Es que… Por competir en el torneo no almorcé y estoy muriendo de hambre — Agregó Ash a lo dicho anteriormente.

— Decidido Ash, entonces viajaré contigo por esa región, y con respecto a lo de ir a comer, claro vamos, yo también tengo algo de hambre, y no tengo provisiones ya que aun no he podido comprar — Respondió Brock

— ¡Genial, vamos! — Dijo Ash con una gran sonrisa



Luego de un rato Ash y Brock ya habían comido en el comedor del ferry y se dirigían a

sus camarotes


(Aclaración: A todo esto ya era de noche)



— Oye Ash ¿Dónde esta tu camarote? — Preguntó Brock a su amigo

— Desde aquí donde estamos, es la tercera puerta ¿El tuyo? — Respondió Ash a nuestro criador favorito.

— Pues… El mío está del otro lado de la cubierta, Ash— Contestó Brock a la pregunta de Ash.

— Bueno, ya llegamos a mi camarote, hasta mañana Brock— Anunció Ash a su amigo para luego abrir la puerta

— De acuerdo, Ash, hasta mañana— Contestó Brock para luego retirarse a su camarote


Luego de que Brock se retiró hacia su camarote, Ash cerró la puerta del suyo y se acostó a dormir, en eso, tuvo un sueño muy extraño en el cual se encontraba viajando nuevamente con May. Dicho sueño duró hasta el día siguiente


Los rayos del sol se atraviesan los cristales de la ventana, alumbrando la habitación y también la cara de nuestro entrenador favorito, provocando que este despertara.


— Mmmm, ¿Q-que hora es? — Se preguntó Ash, para luego mirar su pokedex y ver que ya eran las 10:45 a.m. — Ya veo, las 10:45, ese torneo si que me dejo exhausto, pero, que bien dormí— Dijo Ash para sus adentros, levantándose de la cama y estirando sus brazos y piernas.


Luego de esto, nuestro héroe se dirigió al comedor del ferry para desayunar, una vez desayunado Ash salió del comedor y se dirigió a la cubierta para disfrutar del aire fresco, también libero a sus pokemon para que ellos también disfrutaran de la brisa del mar y el aire fresco.

— Se siente genial ¿Verdad chicos? — Preguntó Ash a sus pokemon

— Aaah, por supuesto que sí, el aire fresco y la brisa y sonido del mar son muy relajantes— Respondió Sceptile, con una cara de relajación absoluta y estirando sus brazos

— Es cierto — Agregaron Pikachu y Swellow también muy relajados.

En eso llego Brock y saludo a Ash y a sus pokemon — Que gusto verlos de nuevo— Dijo el criador mirando a Sceptile, Swellow y Pikachu

— Lo mismo digo — Respondieron los pokemon al amigo de su entrenador, quien, como ya se imaginan solo escucho que decían sus nombres.

— Oye Ash, ¿Que haces aquí? — Pregunto Brock al joven entrenador

— Pues, solo disfrutando del aire fresco, y de la brisa y el sonido del mar — Respondió Ash al criador

— Ah, ya veo, ¿Te molesta si te acompaño? A mi también me relaja mucho — Cuestionó el criador a su amigo

—Claro, siéntate Brock— Dijo Ash con una media sonrisa

— Oye Ash, ya pronto llegaremos a Sinnoh, según escuche decir a unos marineros, se estima que a las 15:00 p.m. arribaremos allí— Comentó Brock a nuestro héroe

— ¡¿En serio?! ¡Es genial! ¡No puedo esperar a ver que clase de pokemon hay allí! — Exclamó Ash demostrando toda su emoción al escuchar la noticia. — Oye Brock, cuando lleguemos a Sinnoh ¿Me acompañarías al centro pokemon? Debo hace una llamada y luego quiero hacer otra — Dijo Ash sonrojándose levemente por las últimas palabras que salieron de su boca

— Claro Ash, no hay problema, después de todo, viajaremos juntos por esa región ¿No es así? — Dijo Brock sonriéndole a su amigo

— Genial, gracias Brock— Respondió Ash con una media sonrisa


Luego de un rato más de charla entre nuestro entrenador y nuestro criador favoritos, se escucho, una vez más, la voz del capitán por los altavoces del ferry —Atención pasajeros, es un placer informarles que ya estamos arribando al puerto de Sinnoh, esperamos hayan disfrutado su viaje y que tengan una maravillosa estadía en esta región, muchas gracias por viajar con nosotros —.


Al escuchar esto, Ash y Brock se dirigieron a la parte delantera del ferry, donde ya se podía observar completamente la región — Vaya, es enorme — Pronuncio Ash — Nos llevará mucho tiempo recorrerla completamente — Agregó luego

— Es cierto, será un gran viaje — Contestó Brock


En eso llega un marinero — Disculpe, ¿Por casualidad sabe en que ciudad arribaremos? — Cuestiono Brock al marinero

— Según tengo entendido, arribaremos al sur de Pueblo Arena — Responde el marinero a la pregunta de Brock.

— Ah, ya veo, gracias, y… ¿Tendría por causalidad un mapa? — Dijo Brock mirando nuevamente la región.

— Si claro, aquí tiene— Respondió el marinero entregándole un mapa de la región Sinnoh a Brock.


Unos minutos después de las preguntas de Brock al Marinero, el ferry ya había arribado y ya nuestros héroes se encuentran, por fin, pisando tierra firme


— Bien, Ash, según el mapa, debemos caminar en esa dirección — Dijo Brock apuntando con su mano hacia la izquierda, donde se ve un camino de tierra con muchos árboles a cada lado.

— De acuerdo, ¿Y que esperamos? Andando — Dijo Ash comenzando a caminar.


Y así comenzaron su nueva aventura por Sinnoh.


Luego de un rato caminando por dicho camino, el cual, mientras mas se adentraban en el, mas se asemejaba a un bosque, Ash divisó algo en el piso, dos pokemon muy lastimados y comienza a correr en dirección a ellos. Al llegar, al no reconocerlos por estar tendidos boca bajo, Ash toma su pokedex para saber de que pokemon se trataba


Datos del pokedex.


Abra, un pokemon con poderes psíquicos. Duerme 18 horas al día, pero emplea la telequinesis aún mientras duerme y cuando presiente un ataque inminente escapa tele transportándose.

—Ya veo, este es un abra, se encuentra muy herido, y… Ahora que lo recuerdo Brock no tiene medicinas, así que lo mejor será capturarlo para llevarlo al centro pokemon — Dijo Ash muy preocupado por Abra — ¡Pokebola ve! — Dijo mientras lanzaba la pokebola, la cuál al golpear abra se abre y lo introduce en su interior y cae al piso, moviéndose y emitiendo una luz roja en el centro. Luego de moverse hacia la derecha e izquierda tres veces, la pokebola deja de moverse y su centro deja de emitir la luz roja, dando a entender a nuestro héroe, que Abra, fue capturado exitosamente. —Genial, ahora falta este otro —

Datos del pokedex:

Gastly, el Pokémon gas. Algunos investigadores creen que este Pokémon es un ser multi-dimensional, puede meterse en cualquier parte, también puede ser arrastrado por el viento.


— Ya veo, es un Gastly, también esta muy herido… ¡Pokebola ve! — Dijo Ash lanzado una nueva pokebola al herido pokemon fantasma, la pokebola hace el mismo proceso que realizó la pokebola con la que capturó a Abra, también capturando a Gastly exitosamente, luego de esto Ash toma ambas pokebolas y llega Brock.


— Ash, ¿Qué sucedió? ¿Por qué corriste de esa manera? — Pregunto Brock muy agitado por la corrida que realizó.

— Es que me pareció ver algo, y cuando llegue hasta aquí, vi que eran un Abra y un Gastly muy heridos, luego recordé que tu no traías medicinas, así que decidí capturarlos para llevarlos al centro pokemon, luego les preguntare si les gustaria viajar conmigo — Respondió Ash preocupado por los pokemon que acababa de capturar

—De acuerdo, Ash, y ¿Qué esperamos? Vamos pronto al centro pokemon — Dijo Brock sin darse cuenta de que Ash ya no estaba ahí y en su lugar había una gran nube de polvo. — Este chico, sí que se preocupa por los pokemon — Dijo Brock con una gotita al estilo anime.


Al llegar al centro pokemon Ash se dirige a la recepción y habla con la enfermera Joy

— Enfermera Joy, encontré dos pokemon muy heridos en el bosque de camino hacia aquí ¿Podría curarlos? — Preguntó Ash aun muy preocupado por los pokemon.

— Por supuesto, pero, ¿Dónde están? — Pregunto la enfermera algo confundida

— Ah, pues… Verá, al no tener medicinas ni mi amigo ni yo, decidí capturarlos para traerlos aquí lo más rápido posible — Respondió Ash a la pregunta de la enfermera y entregándole las pokebolas en las que capturo a Abra y Gastly.

—Bien, te avisaré cuando estén listos — Dijo la enfermera para luego llevárselos y revisarlos.


En eso Ash se dirige al Video-Teléfono y marca el número.


— Laboratorio del profesor Oak ¿Qué se le ofrece?... — Dice el profesor para luego ver que se trataba de Ash — Oh muchacho eres tu — Agregó el profesor sonriendo

—Así es profesor, solo quería informarle que ya estoy en la región Sinnoh, ¿Podría decirle a mi madre por favor? — Por supuesto que si, Ash, enseguida iré a avisarle — Responde el profesor a la petición del entrenador

— Gracias profesor, nos vemos, hasta pronto — Contesta Ash para luego cortar la llamada



En eso, nuestro héroe escucha que la enfermera Joy lo esta llamando

— ¿Qué sucede enfermera? — Pregunta Ash aún preocupado

—Solo quería avisarte que los pokemon que me pediste que cure están bien, ahora solo necesitan descansar — Dijo la enfermera mirando a Ash con una sonrisa.

— ¿E-en serio? ¡Eso es genial enfermera! ¡Gracias! — Dijo Ash muy relajado por la noticia. — ¿Puedo pasar a verlos? — Preguntó luego deseando ver a dichos pokemon.

— De nada. Claro, ven, es por aquí — Le responde la enfermera


Al entrar Abra y Gastly se asustan, por no conocer a Ash

— ¿Q-quién eres tu? ¿Dónde estamos? — Preguntaron ambos pokemon al mismo tiempo

— Hola, mi nombre es Ash, y verán, están aquí porque yo los traje, es decir, venía hacia acá con mi amigo, y los vi muy lastimados , en el piso, inconcientes, y al no traer medicinas, creí que lo mejor sería capturarlos para traerlos hacia aquí para que los atendieran lo más rápido posible — Dijo Ash algo nervioso por no saber como reaccionarían los pokemon.

— ¿E-en serio? Mu-muchas gracias — Respondieron ambos pokemon al mismo tiempo

— No tienen por que agradecer — Dijo Ash con una sonrisa — Pero… ¿Qué les sucedió? — Preguntó Ash queriendo saber por que se encontraban tan heridos.

— No… No le recuerdo — Respondió Abra mirando a Gastly y luego a Ash.

—Yo… Yo tampoco — Contestó Gastly mirando a Abra y luego a Ash.

— Ya veo, oigan muchachos, quisiera hacerles una pregunta — Dijo Ash mirando a los pokemon muy decidido.

— Adelante, hazla — Respondieron ambos pokemon al mismo tiempo

— ¿Le-les gustaría viajar conmigo y ser mis nuevos amigos? Pro-prometo cuidarlos mucho y darles mucho cariño, al igual que al resto de mis pokemon — Dijo Ash un poco nervioso.

— Me encantaría — Respondió Abra con una notoria felicidad en su rostro.

— A mi también — Contestó Gastly muy feliz.

— Genial — Dijo Ash muy feliz. — Ahora los dejaré descansar, para seguir pronto nuestro camino, juntos, ¿Si? — Dijo Ash a sus dos nuevos amigos.

— De acuerdo — Respondieron ambos pokemon con una sonrisa.


Luego de esta conversación con sus nuevos pokemon, Ash sale de la habitación con una cara de satisfacción y felicidad. Al llegar al lobby se encuentra con Brock.


— Ash ¿Dónde estabas? Pensé que te habías ido sin mi — Dijo el criador mirando a Ash.

— Estaba en la habitación de Abra y Gastly — Respondió Ash — Son los pokemon que capture en el bosque — Agregó luego

— Ah ya veo, ¿Y les preguntaste lo que dijiste que les preguntarías? — Pregunto Brock mirando fijamente a su amigo.

— Por supuesto que si — Contestó Ash a la pregunta del criador

— ¿Y? ¿Qué sucedió? — Preguntó Brock nuevamente

— Pues… Me dijeron que si — Respondió Ash muy feliz

— Y ¿Cómo sabes lo que te dijeron? — Preguntó Brock ante la seguridad de su amigo en la respuesta

— Pues, verás… — Dijo Ash para luego contarle a Brock lo sucedido en Altomare con lujo de detalles.


FlashBack:

Ash se dirige a la cubierta del ferry y forma la fila que espera para bajar en la isla.


Al bajar, Ash se dirige a casa de Lorenzo y Bianca, quienes al verlo lo abrazan — ¡Ash! Cuanto tiempo, que sorpresa verte por aquí, ¿Qué haces? — Esto le pregunta Bianca a nuestro joven héroe


— Es que, me estoy dirigiendo a la región Sinnoh, pero el capitán informó que nos detendríamos aquí hasta mañana, y yo no dude en venir a visitarlos, a ustedes y a Latias— Respondió Ash a la pregunta de su amiga.


— Genial Ash, Latias aún esta triste por el sacrificio de Latios, pero se que verte la alegrará mucho— Respondió Bianca, ya que Lorenzo había regresado al taller.


—Oh, pobre Latias, ¿Dónde se encuentra? Quisiera ir a verla— Dijo Ash a Bianca

—Se encuentra en el jardín donde la viste junto a Latios la primera vez— Dijo Bianca

—Y… ¿Podrías llevarme a ese lugar? — Pregunto Ash a la joven muchacha.

—Claro que si Ash, sígueme, oh una cosa, Ahora Latias adopta una forma una propia, ya que pensamos que si seguía tormando mi forma en algún momento iba a causar problemas— Respondió la joven a la pregunta de nuestro héroe

— ¿En serio? ¡Eso es genial! ¡No puedo esperar a verla! — Dijo nuestro héroe emocionado ante la noticia que le dio su amiga…


Luego de un rato caminando por la ciudad, Ash y Bianca, llegaron al jardín donde se encontraba Latias, quién se encontraba, obviamente, en su forma pokemon.


— ¿¡Latias!? ¡Ven, mira quien vino de visita! — Grito Bianca, llamando a la pokemon Eón —Oh por cierto, Ash, Latias aprendió a comunicarse telepáticamente— Anunció Bianca a nuestro héroe.

— ¿De veras? Vaya que tienen nuevas noticias para contar— Dijo Ash emocionado ante la noticia.


Al escuchar lo dicho por su amiga, Latias se dirigió al lugar del que provenía la voz, en sus ojos se notaba la profunda tristeza que tenía.


Al llegar a donde se encontraban Bianca y Ash, Latias se alegro mucho de ver a Ash, tanto que lo primero que hizo fue abrazarlo muy fuerte, el cual Ash correspondió con gusto, durante el abrazo Ash sintió como caían gotas en su brazo, y pregunto — ¿Latias? ¿Es-estas llorando? — Pregunto Ash sintiendo las lagrimas caer en su hombro.




Latias, telepáticamente le respondió — Lo… Lo siento Ash, es que… hecho mucho de menos a Latios, estoy muy triste — Cosa que provocó que Ash se entristeciera rápidamente al recordar lo ocurrido en su última visita.


— Lo siento mucho, Latias, pero… Recuerda, ahora Latios es la Joya Alma, siempre que te acerques a ella y le hables Latios te escuchará y de más esta decir que el siempre esta a tu lado— Dijo Ash intentando levantar el animo de su amiga pokemon.


—Ti-tienes razón Ash, gra-gracias por tus palabras— Dijo Latias para luego secar sus lagrimas y abrazar a Ash


En eso, se escucha una fuerte explosión, Ash, seguido de Latias y Bianca van al lugar donde se escucho la explosión, — ¡¿Qué pasa aquí?! — pregunto Ash al ver un enorme robot con una R roja en el centro.


—Prepárense para los problemas— Anuncio una voz femenina
—Y más vale que teman— Agregó una voz masculina
—Y yo soy Meowth— Agregó una extraña voz masculina
— ¡Una maldad tan vieja como el espacio! — Agrega la voz femenina
— ¡Que cumpliremos y no será despacio! —Agrega la voz masculina
— ¡Jessie! — Se revela el nombre de la voz femenina
— ¡James! — Se revela el nombre de la voz masculina
— ¡Y el guapo Meowth! — Agrega el gato del trío
— ¡En donde sea que haya paz en el universo! —Añade Jessie
— ¡El Equipo Rocket... — Añade James a lo dicho por su compañera de equipo
— ¡Ahí estará! — Añade el gato
— ¡Para empeorarlo todo! — Finalizan los tres miembros del equipo al unísono
— ¡Wobbuffet! — Agrega el pokemon


— ¡Equipo Rocket! ¡¿Qué es lo que quieren?! — Pregunto Ash molesto por la simple presencia del trío de ladrones.

— ¿Pues que más bobo? ¡A tu Pikachu y a ese pokemon que esta detrás de ti! — Respondió la única mujer del equipo señalando a Latias.

— ¡A no! ¡Eso ni lo piensen! — Grito Ash enojado

— ¿A no? ¿Y cómo lo impedirás bobo? Si ya sabemos que estas viajando a la región Sinnoh, y que cada vez que comienzas un viaje dejas a todos tus pokemon y viajas solo con Pikachu — Dice James.

— Jajaja, pues, esta vez, lamento informarles, que no es así— Respondió Ash.


De la nada, los dos brazos del robot se estiran tomando a Pikachu y Latias


— ¡Demonios, Pikachu! ¡Latias! — Dijo Ash muy enojado — ¡Sceptile, Swellow, salgan! —.

— Oh, era cierto que no vino solo con Pikachu— Dijo Meowth al ver a Sceptile y Swellow frente a Ash

— ¿Y por qué razón mentiría? — Dijo Ash molesto, — ¡Sceptile, hojas navaja al brazo que atrapo a Latias, Swellow, ala de acero al brazo que atrapo a Pikachu! — Ordeno Ash a sus pokemon, quienes obedecieron inmediatamente, destruyendo ambos brazos del robot liberando así a Pikachu y Latias… Luego de esto Pikachu comienza a caer a una gran velocidad, Ash al ver esto le ordena a Swellow atrapar a Pikachu antes de que este concluyera su caída golpeándose contra el piso, el ave obedeció la orden de Ash quien “atajó” a Pikachu, haciendo que este caiga sobre su espalda, para luego dirigirse hacia donde estaba Ash.

Nuestro joven héroe al ver que el día era muy soleado, pensó por unos segundos —Sceptile, aprovecha que los rayos solares son fuertes ¡Rayo solar!, luego para rematar Swellow ¡As aéreo! — Como el día estaba realmente muy soleado, el rayo solar de Sceptile se cargo al instante, y éste disparo, derribando al robot, después del golpe del rayo solar de Sceptile, Swellow atacó al robot con as aéreo haciendo que estallara, pero el Jessie, James y Meowth cayeron del robot cuando este cayo por el ataque de Sceptile.


— Ya veras bobo, ¡Seviper cola venenosa contra Latias — Dijo Jessie mientras lanzaba la pokebola de su pokemon.

— Cacnea, ¡Piquetito de pulguita también contra Latias! — Dijo James también lanzado la pokebola de su pokemon, quien asombrosamente, esta vez, no regresó para abrazar a James.


Latias al no tener experiencia en batallas, quedó paralizada y Ash sin pensarlo dos veces, se puso en medio de Latias y los pokemon atacantes, ya que Seviper y Cacnea cuando fueron enviados por Jessie y James pasaron por encima de Sceptile y Swellow, este último no estaba volando.


Ash recibe el ataque de cola venenosa y los misiles aguja, resultando muy herido, Sceptile y Swellow, al ver como su amigo y entrenador, Ash, caía al piso, herido por los ataques, se enojaron mucho y atacaron a Seviper y Cacnea haciendo que se estrellen con Jessie, James y Meowth, una vez que se encontraban todos juntos, Sceptile disparo un poderoso rayo solar, que mando a volar al Equipo Rocket por los aires.


— ¿Desde cuando esos dos pokemon son tan fuertes? — Pregunto james llorando al estilo anime.

— Verás, cuando un pokemon quiere mucho a su entrenador, y este es lastimado por el pokemon de otros, se enoja mucho, y eso hace que todos sus ataques sean mas poderosos de lo normal— Respondió Meowth con sus ojos cerrados y levantando “su dedo índice”

— ¡Ya cállense par de bobos! — Grito Jessie a sus compañeros.

— ¡Nos mandaron a volar otra vez! — Se escuchaba mientras se veía la estrellita.


En eso, Sceptile cargo a Ash en sus brazos y junto con Bianca, Lorenzo Swellow, Pikachu y Latias en su forma humana, lo llevaron al centro pokemon para que lo curarán.


— Oh cielos, ¡que le ocurrió a ese joven? — Pregunto la enfermera Joy al ver como estaba Ash.

— Recibió un ataque de cola venenosa y misiles aguja por proteger a mi hermana — Respondió Bianca.

— Oh dios, ¡Chansey, trae una camilla urgente! — Dijo la enfermera Joy a su pokemon acompañante.


Luego de un rato Ash ya se encontraba en la sala de urgencias del centro pokemon y estaba siendo atendido.


— Enfermera, ¿puedo hacerle una pregunta? — Dijo Bianca a la enfermera Joy

— Por supuesto, dime — Responde la enfermera

— La campana sanadora de Chansey, ¿no podría sanar a Ash? — Pregunto la joven, con curiosidad

— No lo se, pero podría resultar, ¿Quieres que intentemos? — Dijo la enfermera

— Claro que sí — Respondió Bianca sin pensarlo dos veces.


En eso, Ash estaba teniendo un sueño muy extraño.


— ¿Do-donde estoy? — Se preguntaba Ash al no conocer el lugar en el que se encontraba

— Estas dentro de la Joya Alma, Ash — Respondió una extraña voz, completamente desconocida para Ash.

— ¿Q-Quién eres tu? — Pregunto Ash algo asustado

— Soy Latios, el hermano de Latias, en estos momentos estas inconciente en el centro pokemon, yo en este sueño te traje aquí para agradecerte — Respondió Latios, apareciendo finalmente frente a Ash.

— ¿Agradecerme? ¿Por qué? — Preguntó Ash algo extrañado por las palabras del pokemon legendario.

— Por salvar a mi hermana, Ash, se que suena raro, pero mi hermana no tiene experiencia en batallas, ya que siempre que se nos presentaba algún pokemon buscando pelea, quien peleaba era yo — Respondió Latios con firmeza.

— No tienes porque agradecerme, Latios, Latias es mi amiga, jamás permitiría que alguien la lastima — Dijo Ash, un poco sonrojado por lo último.

— Lo sé, Ash, igualmente, por haber salvado a mi hermana, te daré como forma de agradecimiento, la capacidad de entender lo que dicen los pokemon, así que… Cuando despiertes, no te asustes si entiendes lo que tus pokemon te digan, ¿Bien? — Dijo Latios, haciendo que sus ojos comiencen a brillar en un tono azul, y tambien haciendo brillar el cuerpo de Ash, tanto en el sueño como en la realidad, haciendo que sus amigos y pokemon, se sorprendan y asusten un poco.

— Es-esta bien Latios, gracias — Dijo Ash, agradeciéndole a Latios la maravillosa habilidad que le dio.

— No tienes, porque agradecerme Ash, yo soy quién debe agradecerte, es mas, no solo te di la capacidad de entender lo que dicen los pokemon, también fortifiqué aun más tu lazo de amistad con tus pokemon, pero eso ya lo descubrirás por ti mismo— Dijo Latios, muy agradecido con Ash —Ahora, ya es hora que despiertes, sino perderás el ferry para viajar a Sinnoh, además todos están muy preocupados por ti, así que despierta— Dijo Latios iluminando nuevamente sus ojos.


Dicho esto, Ash comenzó a abrir sus ojos lentamente, alegrando así a todos sus amigos y pokemon, quienes seguían fuera de sus pokebolas y sentados junto Ash mirándolo y esperando que despertara.


Fin del FlashBack.


— Ah, ya veo, es una gran historia Ash — Dijo Brock mirando a su amigo

— Si, lo es — Dijo Ash con una gran sonrisa —Ahora ven, vamos a pedir una habitación a la enfermera, estoy cansado y ya es de noche — Agregó Ash.

— De acuerdo — Contestó Brock y se dirigió a hablar con la enfermera Joy junto con Ash para pedirle una habitación.


Ya en su habitación, Ash y Brock eligieron en que cama dormiría cada uno y se dispusieron a dormir.



Continuará…

Por favor, dejenme sus comentarios y opiniones, me serían de gran ayuda, saludos
 
Última edición:

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Bien , aquí vengo con el capítulo 4 de esta historia, espero sea de su agrado

En el capítulo anterior vimos como Ash, se reencontró en el ferry con su viejo amigo, Brock, cuando competía en un torneo que se realizaba en el barco, el cuál gano, nuestros héroes decidieron viajar juntos por Sinnoh. Al llegar allí, Ash vio dos pokemon inconscientes en el piso, y al no traer medicinas consigo ni el, ni Brock, Ash decidió capturarlos para llevarlos mas rápidamente al Centro Pokemon, una vez allí, se los entrego a la enfermera Joy para que los curara, una vez que los pokemon, Abra y Gastly, se encontraban mejor, Ash les preguntó si les gustaría viajar con ellos, ambos aceptaron. Luego nuestro entrenador favorito le contó a Brock sobre eso y sobre lo sucedido en Altomare.


Capítulo 4: ¡El nuevo viaje comienza!


Han pasado 5 días desde que Ash y Brock, llegaron a Sinnoh, y por lo tanto, desde que Ash capturó a Abra y Gastly, y sucedieron algunas cosas, he aquí una de ellas.


FlashBack:



Nos encontramos con nuestros héroes Ash y Brock, quienes se levantaron muy temprano por la mañana y se dirigieron a la tienda para comprar medicinas y provisiones para así Brock puede cocinar. Luego de comprar los elementos necesarios se dirigieron nuevamente al centro pokemon para ver como se encontraban los nuevos pokemon de Ash.


— ¡Enfermera Joy! ¿Cómo se encuentran Abra y Gastly? —. Pregunto Ash a la enfermera, queriendo saber el estado de sus nuevos amigos pokemon.

— Pues, se encuentran genial Ash, aquí tienes —. Contestó la enfermera entregándole las pokebolas de Abra y Gastly.

— ¡Genial! ¡Gracias enfermera! —. Respondió Ash para luego liberar a Abra y Gastly de sus pokebolas.


Abra y Gastly al ver a Ash solo lo abrazaron (cada uno en la forma que le fue posible, claro) y le agradecieron a Ash por lo que hizo.

— Muchas gracias por ayudarnos Ash —. Dijo Abra con una tierna sonrisa.

— Si, es cierto, muchas gracias por salvarnos —. Agregó Gastly, también con una tierna sonrisa.

— Vamos chicos, no tienen por qué agradecer, es mi deber como entrenador ayudar a los pokemon, y por otro lado, gracias a ustedes por aceptar ser mis amigos y viajar conmigo—. Respondió Ash, al agradecimiento de los pokemon, con una cálida sonrisa.

— Es-es lo menos que podíamos hacer por quien nos salvo, además, con esa acción demoraste ser un gran humano, ya que no cualquiera haría eso, por eso aceptamos, nos alegra que haya un humano tan noble, ¿Verdad Gastly? —. Respondió Abra mirando Gastly y luego a Ash.

— Si, es cierto Abra — Respondió el pokemon fantasma con una gran sonrisa mirando a Abra y luego a Ash.

Ash, sonrojado ante lo dicho por los pokemon solo los abraza — Vamos chicos, no es para tanto—. Dijo abrazándolos aún sonrojado. — Oigan, ¿Les gustaría conocer al resto de mis pokemon? —. Pregunto a Ash a sus nuevos amigos.

— Por supuesto —. Respondió el nuevo dúo de pokemon a su nuevo entrenador con una sonrisa.

— Genial, en ese caso ¡Pikachu ven! ¡Swellow, Sceptile, salgan! — Dijo Ash llamando a al ratón eléctrico y lanzando las pokebolas del ave y del reptil verde al aire, al encontrarse todos juntos. — Bien chicos, saluden a Abra y Gastly, los nuevos miembros del equipo—. Dijo Ash mirando a Sceptile, Swellow y Pikachu.

— Hola Abra, Gastly. Bienvenidos al grupo — Dijeron los tres pokemon, a sus nuevos compañeros.

— Ho-hola a todos, muchas gracias por aceptarnos—. Respondieron los dos nuevos miembros del equipo algo nerviosos, pero felices por haber sido aceptados.

— Oigan amigos, ahora que ya se conocieron, ¿Les parece continuar con nuestro viaje? —. Cuestionó Ash mirando a su grupo de pokemon.

— Claro, vamos —. Respondieron todos los pokemon.

— ¡Genial amigos, son los mejores! —. Exclamó Ash.


En eso, llega Brock, y, al ver a Abra y Gastly, se sorprendió al ver lo fuertes que estos parecían. Abra y Gastly, por su parte, al no conocer al criador se asustaron y se escondieron detrás de Sceptile. Quién se arrodillo para quedar mas cerca de ambos — Descuiden muchachos, ese es Brock, es un amigo de Ash, y es un magnifico criador, sin mencionar que cocina una deliciosa comida pokemon—. Dijo Sceptile a los nuevos miembros del equipo. Al escuchar esto, Abra y Gastly se relajaron y se acercaron a Brock para saludarlo.

— Ho-hola Brock, un gusto Sceptile nos habló de ti— Dijeron ambos pokemon al criador con una tierna sonrisa.

— Hola Abra, hola Gastly, Ash me ha hablado de ustedes, por cierto, se ven fuertes—. Respondió Brock a los pokemon sin entender una sola palabra de lo que le dijeron, pero suponiendo que lo estaban saludando.

— Gracias, Brock— Contestaron Gastly y Abra.

— Bien amigos, regresen, es hora de continuar — Dijo Ash introduciendo a sus pokemon en sus pokebolas, excepto a Pikachu, que como todos sabemos, no le gusta estar en su pokebola.


Luego de las presentaciones, nuestros héroes se encontraban caminando por un amplio bosque rumbo a la siguiente ciudad, llamada Ciudad Jubileo.


— Oye Ash ¿Sigues pensando lo mismo acerca de lo que me dijiste sobre las medallas? Es decir, ¿Estas seguro? —. Cuestionó Brock aun sorprendido ante la decisión de su amigo.

— Si Brock, estoy seguro, ya me cansé de que siempre sea la misma situación, tanto es fuerzo junto a mis pokemon, para no llegar ni siquiera a las semifinales — Respondió Ash soltando una lagrima — Ya… Ya me cansé de exigir tanto a mis pokemon, para nada Brock, ya es suficiente, además me da miedo solo pensar… Que en alguna de esas batallas alguno de mis pokemon resulte gravemente herido—. Agregó luego el joven entrenador, muy decidido.

— Ya veo, es una gran decisión Ash, y demuestra el gran amor que sientes hacia los pokemon—. Contestó Brock, reconfortando a su amigo.

— Así es, tú sabes cuanto amo a los pokemon, Brock— Respondió el entrenador a las palabras de su amigo.


Luego de un rato caminando por el frondoso bosque, nuestros héroes por fin llegan a Ciudad Jubileo, Ash distraído mirando una parvada de Swablu y Altaria que volaban hacia una montaña, no vio que se acercaba una muchacha, chocando con ella y cayendo ambos de espalda


—Ouch, fíjate por donde vas, ciego —. Exclamó la muchacha algo irritada por el choque con Ash.

— Ouch, eso me dolió —. Dijo Ash frotando su espalda —Lo-lo siento me distraje un poco mirando esa parvada de Swablu y Altaria —. Agrego luego mirando a la joven y apuntando en la dirección donde aún se podían ver los pokemon mencionados.


La muchcha tenía el cabello y ojos color azul, traía un gorro blanco con el dibujo de una pokebola color rosa, traía un vestido negro con su parte inferior rosa y en la parte superior tenia un pequeño detalle color blanco, el cual tenía lugar desde el escote hasta el pecho, también traía unas calcetas negras, botas color rosa y una chalina color rosa.


— Por cierto, mi nombre es Ash, y el es Pikachu— Agregó nuestro héroe.

— Y yo soy Brock — Agrego el criador a lo dicho por Ash.

— M-mi nombre es Dawn, y el es Piplup, acabo de recibirlo de las manos del profesor Birch—. Se presentó Dawn ante nuestros héroes.

— Es un placer Dawn —. Dijeron Ash y Brock al mismo tiempo.

— Lo mismo digo—. Respondió Dawn — Di-diganme, ¿Ustedes son entrenadores pokemon? —. Preguntó Dawn a nuestros jóvenes héroes.

— Asé es, yo soy entrenador pokemon, y Brock, es un gran criador—. Contestó Ash con una sonrisa

— E-entonces, viajarán por la región ganando las medallas de gimnasio, ¿Cierto? — Volvió a cuestionar Dawn un poco sonrojada por la pregunta.

— Pues… No, no combatiré en los gimnasios, solo viajaremos por la región para conocer este lugar tan grande y, si es posible, capturando algunos pokemon—. Respondió Ash con total seguridad.

— Ah, ya… Ya veo, ¿Po-podría viajar con ustedes? Es que, quiero ser coordinadora, pero me da miedo viajar sola—. Confesó Dawn mas sonrojada aún por la pregunta realizada y por la confesión.

—Claro, no nos vendría mal un poco de compañía, ¿Verdad Ash? —. Respondió Brock mirando a Ash.

— Por supuesto, estaría genial —. Contestó Ash con una gran sonrisa.

— Oh, por cierto, chicos ¿Cuáles son sus pokemon? —. Cuestionó Dawn con curiosidad.

— Pues, velos por ti misma — Respondió Ash lanzando sus pokebolas hacia arriba.

— Si, y estos son los míos — Agrego Brock lanzando las pokebolas de sus pokemon hacia el cielo.


Dawn, se sorprende al ver los pokemon de Ash y Brock, de los cuales conocía a la mayoría, a excepción de Sceptile y Swellow ya que provenían de otra región, sacando su pokedex. Dawn conocía a Gastly, Abra y Pikachu, Sudowoodo, Steelix y Graveler, porque son pokemon que se ven en todas las regiones


— “Sceptile, el pokemon del bosque. Sus brazos llevan hojas afiladas como cuchillas y se mueve con facilidad entre las ramas de los árboles para atacar a sus enemigos” —. Informó la pokedex a Dawn acerca de Sceptile, luego apuntó a Swellow —“Swellow el Pokémon devorador. Swellow usa su impresionante velocidad en picada y sus impresionantes garras para capturar a su presa” —. Informó la pokedex a Dawn sobre Swellow.

—Vaya, se ven fuertes —. Dijo Dawn mirando a ambos pokemon, sorprendida.

— Lo son — Exclamó Ash orgulloso de sus pokemon.

— Oigan, Ash, Dawn ya esta anocheciendo, ¿Qué les parece si nos dirigimos al centro pokemon? — Preguntó Brock, viendo que ya estaba oscureciendo.

— Pues, claro, vamos — Respondieron Ash y Dawn.


Así nuestros héroes, regresaron a sus pokemon a sus pokebolas, y, junto a Dawn, su nueva compañera de viaje, se dirigieron al centro pokemon para dormir y esperar al siguiente día.


Fin del FlashBack:


Estaba amaneciendo en la región Sinnoh, al colarse el sol por los cristales de la ventana de la habitación de nuestros héroes, la primera en despertar fue Dawn, seguida de Brock, quién se encargo de despertar a Ash, una vez que éste despertó completamente, salieron del centro pokemon.


— Oigan amigos, ya que el día es perfecto. ¿Les parece bien desayunar al aire libre? —. Preguntó Brock, disfrutando del leve calor del sol y de la suave brisa que daba la sensación de provenir de entre los árboles del bosque, el cual no se encontraba muy lejos de la ciudad.

— Por supuesto Brock, estoy muriendo de hambre —. Dijo Ash frotándose el estómago, provocando una gotita al estilo anime en sus compañeros de viaje.

—De acuerdo, Ash, pero como ya sabes, primero los pokemon —. Respondió Brock mirando a su amigo.

—“Diablos, a veces desearía ser un pokemon” —. Pensó Ash para luego responder a Brock —Esta bien, Brock ¡Salgan todos! —. Exclamó liberando a sus pokemon junto con Brock para que comieran.

—Bien, ahora si es nuestro turno para comer — Dijo Brock mirando como los pokemon comían felizmente.

— ¡Genial! —. Exclamo Ash muy feliz.


Luego de desayunar, nuestros héroes se quedaron un rato mas en el lugar disfrutando del perfecto día hasta que.


—Prepárense para los problemas— Anuncio una voz femenina
—Y más vale que teman— Agregó una voz masculina

—Y yo soy Meowth— Agregó una extraña voz masculina
— ¡Una maldad tan vieja como el espacio! — Agrega la voz femenina
— ¡Que cumpliremos y no será despacio! —Agrega la voz masculina

— ¡Jessie! — Se revela el nombre de la voz femenina
— ¡James! — Se revela el nombre de la voz masculina

— ¡Y el guapo Meowth! — Agrega el gato del trío
— ¡En donde sea que haya paz en el universo! —Añade Jessie
— ¡El Equipo Rocket... — Añade James a lo dicho por su compañera de equipo
— ¡Ahí estará! — Añade el gato

— ¡Para empeorarlo todo! — Finalizan los tres miembros del equipo al unísono
— ¡Wobbuffet!— Agrega el pokemon

— ¡Mime, Mime— Pronuncia el pequeño pokemon psíquico.


— ¡Equipo Rocket! ¡¿Qué quieren ahora?! — Exclamaron Ash y Brock al ver al trío de ladrones.

— ¿Pues que mas bobos? ¡A todos sus pokemon! — Respondió Meowth a la pregunta de nuestros héroes mientras presionaba el botón rojo de un control, el cual activa una maquina en el globo que dispara dos grandes redes, que capturan una al grupo de pokemon de Ash y la otra al grupo de pokemon de Brock y al Piplup de Dawn.


— ¡Oh no! ¡Sceptile, Pikachu, Swellow, Abra, Gastly! — Exclamó Ash al ver como la red se llevaba a sus pokemon.

— ¡Steelix, Graveler, Sudowoodo! — Gritó Brock al ver como la red lentamente elevaba a sus pokemon.

— ¡Piplup! —. Exclamó Dawn viendo como su pequeño pokemon inicial era llevado junto con los pokemon de Brock


—“Demonios, ¿Ahora que hago?” —. Pensó Ash — ¡Lo tengo! ¡Sceptile, usa hoja navaja para liberarte a ti y a los otros! —. Ordenó Ash a su poderos pokemon tipo planta, quien obedece, logrando cortar fácilmente la red, consiguiendo así escapar el y los demás pokemon de Ash. — ¡Ahora usa hoja navaja en la otra red Sceptile! —. Sceptile obedece liberando exitosamente a los pokemon de Brock y Dawn.


— ¡Maldición! Oye bobo ¡¿Qué no ves que les estamos robando?! ¡Sal Seviper!—. Exclamó Jessie liberando a su pokemon.

— ¡Ve cacnea, échale una manita a esa víbora malhumorada! —. Exclamó James liberando a su pokemon, y haciendo enojar a Jessie, aunque increíblemente, no le dice nada.


Cuando cacnea sale de su pokebola, ocurren dos cosas inesperadas. La primera es que no regresa para abrazar a James, y la segunda, que es la que mas sorprendió a James, fue que Cacnea comenzó a brillar en un color blanco, y se veía como su cuerpo crecía y sufría algunos cambios.


—Cac-cacnea, has evolucionado— Dijo James llorando al estilo anime de alegría.

— ¡Genial! ¡En el momento indicado! —. Exclamó Jessie con un tono de alegría. — ¡Seviper cola venenosa! —. Ordenó luego a su pokemon.

— ¡Cacturne brazo aguja! — Ordenó James a su recién evolucionado pokemon.


En lugar de brillar completamente el brazo de Cacturne, como ocurría con su preevolución, Cacnea, al realizar este ataque, las espinas de ambos brazos de Cacturne crecen, brillando en color blanco…


— ¡Sceptile, hoja navaja contra Cacturne! ¡Pikachu cola de hierro contra Seviper! —. Ordenó Ash a sus pokemon, quienes obedecen inmediatamente, causando una colisión entre los 4 ataques, creando una gran explosión.

— ¡Seviper, neblina! —. Ordenó Jessie a su pokemon quién obedece creando una gran nube de humo negro

— ¡Swellow, agita tus alas para disipar el humo! —. Swellow obedece disipando exitosamente el humo.

— ¡Seviper envoltura! —. Ordenó Jessie

— ¡Cacturne misil aguja! — Ordeno James. Ambos pokemon obedecen inmediatamente.

— ¡Sceptile, Pikachu evádanlo, y luego balas semilla e impactrueno! —. Ordenó Ash a sus pokemon, quienes esquivan exitosamente los ataques, y golpean a Seviper y Cacturne con los ataques que Ash les comandó hacer. — ¡Bien! ¡Ahora hoja navaja y cola de hierro! —. Ambos pokemon obedecen golpeando nuevamente a sus rivales empujándolos hacia atrás chocando con sus entrenadores.

— ¡Cacturne misil aguja! — Comandó James a su pokemon, quien obedeció dirigiendo su ataque hacia Sceptile.

— ¡Sceptile, evádelo y usa golpazo! — Sceptile obedece golpeando nuevamente a Cacturne expulsándolo nuevamente hacia atrás — ¡Bien hecho Sceptile! ¡Ahora rayo solar, Pikachu atactrueno! —. Ambos pokemon obedecen, golpeando, creando una gran explosión cuando sus ataques colisionan con el Equipo Rocket, mandándolos a volar.


— ¡Nos mandaron a volar otra vez! —. Se escuchó por parte del trío de ladrones antes de desaparecer en el cielo.


Luego de esa tensa batalla, Ash y Brock regresaron a sus pokemon.


—Oigan, muchachos ¿Quiénes eran esos tres? —. Pregunto Dawn sorprendida.

— Pues, son un trío de ladrones que siempre quieren robarle sus pokemon a los demás—. Respondió Ash serio. — Oye Brock ¿Te parece bien una batalla doble de entrenamiento? Quiero entrenar con Abra y Gastly—. Cuestionó Ash al criador.

—Claro Ash, me vendría bien un poco de práctica—. Contesto Brock con una sonrisa. —Oye Dawn, ¿Te animas a hacer el papel de jueza? —. Preguntó luego a la futura coordinadora.

— Claro, lo… Lo intentaré—. Respondió Dawn algo nerviosa ante la petición de su nuevo amigo.


— ¡La batalla de práctica entre Brock y Ash esta por comenzar, es una batalla doble, cuando ambos pokemon de un entrenador no puedan continuar, la batalla acabará! —. Anunció Dawn. — ¿Lo hago bien chicos? —. Cuestionó, luego, mirando a sus amigos.

— Por supuesto Dawn, me cuesta creer que es la primera vez que lo haces—. Respondió Brock. — Bien ¡Graveler, Sudowoodo, salgan! —. Exclamó luego liberando a sus pokemon.

— ¡Abra, Gastly, salgan! —. Dijó Ash liberando a sus pokemon.

— ¡Graveler, rodada contra Abra. Sudowoodo doble filo contra Gastly! —. Ordenó Brock a sus pokemon.

— ¡Abra, usa fuerza psíquica para detener a Graveler! ¡Gastly evádelo y lamida! —. Ambos pokemon obedecen y Abra logra fácilmente detener a Graveler, demostrando encontrarse en un alto nivel, Gastly también lo demuestra paralizando a Sudowoodo, aunque por poco tiempo.

— ¡Graveler, Sudowoodo, doble avalancha! —. Ordenó Brock a sus pokemon. Quienes obedecen rápidamente, sin darle tiempo a Ash para ordenar ningún contraataque o movimiento a sus pokemon, golpeando a ambos fuertemente, Abra y Gastly con dificultad se levantan.

— ¡Ash, siento algo raro, creo que…—. Abra no acaba la frase porque de pronto comienza a brillar en color blanco, comenzando a evolucionar.

— Yo… Yo siento lo mismo Ash —. Dijo Gastly también comenzando a brillar en color blanco, dando entender que estaba evolucionando.

— ¡No puedo creerlo, están evolucionando al mismo tiempo! —. Exclamó Ash muy feliz, pero impactado y sorprendido por el simple hecho de ver a dos pokemon de distinta clase evolucionar al mismo tiempo.

Al finalizar su evolución, Abra y Gastly, se habían convertido, en unos poderosos Kadabra y Haunter, respectivamente.

— ¡Increíble, eso significa que el entrenamiento esta dando frutos amigos! —. Dijó Ash muy feliz a sus recién evolucionados pokemon. —Bien Brock, continuemos con el entrenamiento—. Agregó luego dirigiéndose a su compañero de viaje.

—“Oh cielos, ahora esto se pondrá difícil” —. Pensó Brock mirando a Haunter y Kadabra, quienes se veían muy fuertes. —De acuerdo, Ash, continuemos—. Respondió luego a la petición de su amigo.

— Genial, pero antes espera—. Dijo Ash tomando su pokedex. —Veamos que dice dexter sobre ellos. —“Kadabra, el pokemon psíquico. La forma evolucionada de Abra. Utiliza poderosos ataques telequinéticos”—.Informó el pokedex a Ash acerca de Kadabra. —“Haunter, el pokemon gas. Es la forma evolucionada de Gastly, puede aprender los ataques come sueños y psíquico”—. Informó la pokedex a Ash acerca de Haunter. —Bien Brock, ahora si estoy listo — Anunció Ash guardando su pokedex.

— ¡Graveler rodada contra Kadabra! ¡Sudowoodo lanza rocas contra Haunter! — Ordenó Brock a sus pokemon.

— ¡Kadabra fuerza psíquica! ¡Haunter evádelo y golpe sombra! — Comandó Ash a sus pokemon quienes obedecen, Kadabra, deteniendo a Graveler en seco y enviándolo hacia atrás fuertemente golpeándose contra una gran roca, Haunter esquivando fácilmente el ataque de Sudowoodo y luego acertando un poderoso golpe sombra que debilita mucho al pokemon tipo roca. — Ahora, ¡Kadabra psicorayo, Haunter bola de sombra! —. Ordenó Ash a Kadabra y Haunter, quienes obedecen, luego de un pequeño trayecto de ambos ataques, éstos se unen creando un poderoso ataque combinado, que, al golpear a Graveler y Sudowoodo, los deja rápidamente fuera de combate. — ¡Graveler y Sudowoodo no pueden continuar! ¡Kadabra y Haunter ganan! ¡La victoria es para Ash! —. Anunció Dawn dando fin a la batalla.

— ¡Que bien! —. Gritó Ash saltando de la emoción para luego correr a abrazar a sus pokemon, quienes felizmente le devuelven el abrazo. — ¡Son geniales chicos, son mucho mas fuertes de lo que esperaba! —. Confesó Ash a sus pokemon con una gran sonrisa.

— Gracias Ash, nos alegra mucho hacerte feliz —. Respondieron ambos pokemon al mismo tiempo.

— Bien, ahora regresen, se merecen un largo descanso —. Dijo Ash introduciendo a Kadabra y Haunter a sus pokebolas, siendo imitado por Brock.


Al acabar la batalla, nuestros héroes continuaron su viaje hacia la siguiente ciudad, Ciudad Pirita, caminaron un largo rato, por un camino rocoso, hasta que comenzó a anochecer.


—Oigan chicos, ¿Podemos detenernos aquí? Ya estoy cansada, y tengo algo de hambre—. Pronunció la única mujer del grupo.

— Claro, además ya esta anocheciendo, deberíamos acampar aquí esta anoche ¿Tú que opinas Ash? —. Preguntó el criador a su amigo de hace tiempo.

— Pues, por mi esta bien, ya estoy muriendo de hambre—. Respondió Ash recostándose al pie de un árbol.

— De acuerdo, entonces armare la tienda—. Dijo Brock.


Luego de 10 minutos Brock ya tenía la tienda armada.


—Oye Ash ¿Podrías ir a buscar un poco de leña? —. Cuestiono Brock al entrenador

— Claro, en seguida regreso—. Dijo Ash para luego incorporarse y dirigirse a cumplir la pequeña encomienda.

— ¿Y yo que hago Brock? —. Cuestionó Dawn al criador.

— Pues… ¿Podrías quedarte aquí cuidando nuestras cosas por unos momentos en lo que yo voy por agua a un pequeño lago no muy lejos de aquí? —. Preguntó Brock a la futura coordinadora pokemon.

— Amm, claro, no hay problema Brock—. Respondió Dawn, agradeciendo que no le pidiera a ella que fuera por el agua.

— De acuerdo ¡Steelix sal! —. Pronunció Brock — Steelix, ¿Podrías cuidar de Dawn y las cosas en lo que voy por agua? —. Agregó luego dirigiéndose a su poderoso pokemon.

—Steeliix Steel, Steelix (“Por supuesto, no hay problema Brock”) —. Respondió el pokemon, asintiendo con su cabeza para que el criador entienda.

—Genial, gracias Steelix, en ese caso, enseguida regresó—. Dijo Brock sonriéndole a su pokemon para luego marcharse a cumplir con su tarea.


Ahora nos encontramos con Ash, que se dirigía a cortar algo de leña, quién había liberado a Sceptile para que lo ayudara con esta tarea. El entrenador se encontraba caminando en dirección a una pequeña arboleda que se encontraba a un lado de un camino rocoso.

Antes de llegar, nuestro héroe se encontró con un pokemon.


— “¿Qué pokemon es ese?”—. Se preguntó para luego sacar su pokedex.


Información entregada por el pokedex:


Riolu, el pokemon emanación. Riolu tiene el poder de ver y entender emociones como la felicidad y la ira en ondas de aura. Cuando está triste o asustado, el aura de Riolu se vuelve más fuerte para hacérselo saber a sus aliados.


— Ya veo, es un Riolu, se ve bien, intentare atraparlo—. Dijo Ash mirando a Riolu. — ¡Ve Haunter! —. Exclamó luego liberando al pokemon fantasma. —Haunter, usa hipnosis—. Comandó el entrenador a su pokemon, no queriendo herir al pokemon salvaje, quién obedece durmiendo a Riolu exitosamente. — Genial ¡Pokebola ve! —. Exclama lanzando una pokebola, la cual golpea a Riolu en la cabeza, abriéndose y lanzando un rayo de luz rojo el cual rodea al pokemon dormido y lo introduce dentro de la pokebola, luego de realizar el proceso, la pokebola deja de moverse y deja de emitirse la luz roja en el centro, dando a entender que Riolu fue capturado con éxito. —Haunter regresa—. Dijo luego y se dirigió a tomar la pokebola de Riolu, para luego liberarlo. — Oye Riolu ¿Te gustaría viajar conmigo y mis amigos? —. Le pregunto Ash al pequeño pokemon recién capturado.

— Si amo, sería un placer—. Dijo el pokemon sin saber el nombre de su ahora entrenador.

— Por favor, no me digas amo, dime Ash, ese es mi nombre—. Dijo Ash sonriéndole al nuevo pokemon de su equipo.

— De acuerdo, Ash. —. Menciono Riolu con una gran sonrisa, ya que al ver el aura de Ash, se puso muy contento de haberse topado con un entrenador con buenas intenciones.

— Bien Riolu, regresa, necesitas descansar, mañana por la mañana te presentaré a mis amigos y al resto de mis pokemon—. Dijo Ash introduciendo a Riolu en su pokebola.

— Oye Ash, ¿Por qué no peleaste conmigo para capturar a ese… Riolu? —. Cuestionó Sceptile, con celos hacia Ash por haber usado a Haunter.

— Verás Sceptile, use a Haunter porque sabe usar el movimiento hipnosis, evitándome así la necesidad de debilitarlo para capturarlo—. Respondió Ash a la pregunta de su pokemon.

— Ah ya veo ¿Y por que cuando me capturaste a mí cuando era un pequeño Treecko, o Swellow o a Corphish si nos debilitaste? —. Volvió a cuestionar Sceptile un poco molesto.

— Por favor, Sceptile, no te enojes, en ese entonces tuve que hacer eso porque no contaba con un pokemon con la capacidad de dormir al adversario. ¿Comprendes? —. Respondió Ash un poco triste por haber causado que su pokemon se molestara con el.

— Oh, ya veo, discúlpame por haberme enojado, es que… —. No pudo continuar porque Ash lo interrumpió.

— No, Sceptile, no debes disculparte, entiendo la razón de tu enojo—. Comentó Ash triste.

Sceptile al ver la tristeza en Ash, y cómo luego comienzan a escapar lágrimas por sus ojos, no responde, solo lo abraza. —Lo siento Ash, de verdad lo siento, fue un enojo tonto—. Dijo Sceptile intentando levantar el ánimo de su entrenador.

— No Sceptile, no es un enojo tonto, es comprensible, ahora ven, vamos a cortar leña, los chicos deben de estar preocupado—. Dijo Ash, intentando reconfortar a Sceptile quién ahora se veía algo triste — Vamos Sceptile, arriba esos ánimos—. Dijo Ash con una sonrisa.

Sceptile, al ver la sonrisa de su amigo, se siente mejor. —De acuerdo Ash, vamos por esa leña—. Dijo con una media sonrisa.


Mientras todo esto ocurría Brock ya había regresado con Dawn, y se encontraban esperando a Ash para poder comenzar a cocinar, luego de unos minutos el criador y la coordinadora ven como Ash y Sceptile se acercan con la leña en sus brazos.


— Oye Ash ¿Por qué tardaste tanto? Estoy muriendo de hambre—. Cuestiono Dawn a nuestro héroe con cara de enojo.

— Lo… Lo siento Dawn, es que no encontraba árboles con ramas del tamaño correcto para poder cortarlas—. Mintió Ash intentando salvar su vida de la malhumorada chica hambrienta.

—Esta bien, ahora dale la leña a Brock para que pueda empezar a cocinar—. Respondió la niña desconociendo la mentira de Ash.

— Claro. Ten Brock—. Dijo Ash pasándole la leña a Brock, para que pudiera empezar a cocinar.


Luego de varios minutos, nuestro héroes ya habían comido y se encontraban en la tienda de campaña dentro de sus sacos de dormir, todos durmiendo.


Al día siguiente, nuestros héroes guardaron sus cosas y se dispusieron continuar su camino hacia Ciudad Pirita, pero antes.


— Oye Brock, ¿Puedo hablar contigo un momento? —. Preguntó Ash con seriedad mirando a su amigo

Algo preocupado por la seriedad de su amigo —Cla-claro Ash, ¿Qué sucede?—. Dijo el criador


Antes de que Ash pudiera responder, Dawn interrumpe —Enseguida regreso chicos—. Para luego alejarse de sus amigos.


— Verás Brock, lo que sucede es que… Ayer cuando me dirigía a cortar leña, me encontré con un pokemon, y lo capturé, y ahora que lo pienso, ya cuento con 6 pokemon, y no se que hacer, ya que quiero capturar algunos pokemon más ¿Debería enviarle alguno al profesor Oak? —. Confesó Ash sellando luego con la pregunta.

— Pues, yo pienso que no Ash, no tiene nada de malo traer mas de 6 pokemon contigo, pero eso sí, si tienes alguna batalla 6 contra 6, deberás pensar muy bien que pokemon utilizar, bueno, eso es lo que yo pienso, pero la decisión esta en ti Ash—. Respondió Brock a la duda de su amigo.

— Si… Si, tienes razón Brock ¿Te gustaría ver al pokemon que te conté? —. Cuestionó Ash con su característica sonrisa.

— Por supuesto Ash, siempre capturas buenos pokemon—. Respondió Brock sonriendo a su amigo.

— Bien ¡Sal Riolu! —. Dijo Ash liberando a su más recientemente capturado pokemon.

— Oh vaya, un Riolu, y se ve fuerte—. Menciono Brock contemplando al pequeño pokemon.

—Yo pienso lo miso, pero no lo he visto pelear—. Informó Ash a su amigo.

— ¿Qué? ¿Pero como puedes haberlo capturado sin haber visto como pelea? —. Preguntó Brock sorprendido y con curiosidad.

— Pues… Verás, no quería que saliera herido, así que use Haunter y le ordené que utilizara el ataque hipnosis para dormirlo, así fue como lo capture—. Respondió Ash a las dudas de su amigo.

— Ah, ya veo ¿Quieres una batalla de entrenamiento? —. Cuestionó Brock queriendo ver, al igual que Ash, la fuerza de Riolu.

— Pues, a mi me parece bien ¿Tu que opinas Riolu? —. Preguntó Ash observando a su nuevo pokemon.

— Esta bien, pero con una condición, Ash—. Contestó el pokemon.

— ¿Una condición? ¿Cuál? —. Cuestionó nuevamente Ash a su pokemon.

— Que si yo gano, me dejes ir junto a ti fuera de mi pokebola, al igual que Pikachu—. Respondió Riolu nuevamente

— Esta bien Riolu, pero no necesitabas poner esa condición, con solo pedírmelo era suficiente—. Respondió Ash mirando a Riolu con una sonrisa.

— De acuerdo, entonces estoy listo para la batalla—. Dijo Riolu con una sonrisa.


Luego de esta conversación entre Ash y Riolu, Dawn regresó, Brock y Ash le contaron que tendrían una nueva batalla de entrenamiento para ver las habilidades y la fuerza del nuevo pokemon de Ash.

— Cómo acabamos de decirte, Dawn, tendremos otra batalla de entrenamiento. Y pues, quisiera saber… Si ¿Tú podrías ser jueza nuevamente? — Cuestionó Brock a la futura coordinadora.

Luego de pensarlo por un momento, Dawn respondió con una pequeña sonrisa — Claro, pero con una condición—.

— ¿Cuál Dawn? —. Preguntaron Ash y Brock al mismo tiempo.

— Que el pierda entrene conmigo, verán, como ya saben quieren quiero ser coordinadora, y pues… Quisiera entrenar con Piplup para hacernos mas fuertes y fortificar nuestro lazo, además… —.

— ¿Qué Dawn? —. La interrumpió Ash.

— Piplup debe estar preparado para cuando se nos presente algún pokemon salvaje de alto nivel al cual yo quiera capturar. ¿No les parece?

— Si, es cierto. Pues esta bien, el que pierda entrena contigo—. Responden Ash y Brock



Luego de esto, Ash, Brock y Dawn ya estaban en sus posiciones, y la batalla entre el entrenador y el criador estaba a punto de comenzar.



Ésta historia continuara…
 
Arriba Pie