Fanfic Nueva aventura, nuevo sentimiento (AdvanceShipping)

¿Te gusta el fic?

  • Si, continuálo

    Votos: 38 100.0%
  • Más o menos, siguele

    Votos: 0 0.0%
  • No

    Votos: 0 0.0%

  • Total de votantes
    38

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Bien, lo prometido es deuda, así que acá les traigo la conti, espero sea de su agrado, si es así, por favor dejenme sus comentarios, críticas u opiniones, me serían de mucha ayuda, sin más preámbulos, he aquí la conti.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En el capítulo anterior, Ash finalmente le dijo a su madre, Delia, que esta en una relación con May, la cuál se alegro mucho. También vimos que Ash decidió partir con May y su equipo pokemon a su siguiente aventura a través de la región Johto. Veamos que sucede.


Capitulo 14: Decisión y viaje


Al día siguiente, Ash y May planearon ir a disfrutar el día a ciudad verde, y, ya que estaban allí, comprarian algunas cosas para su viaje, como pokebolas, víveres y alimentos para sus pokemon, una vez compraron todo lo necesario, se compraron un helado y fueron a un parque a tomarlo tranquilamente.


— ¿Sabes May? Esto me está gustando cada vez más.- Dijo Ash dando otra lamida a su helado.

— ¿Qué cosa Ash? ¿El helado?- Preguntó May confundida.


Ash no pudo evitar reírse a carcajadas por la pregunta de la chica, cuando logro recobrar la compostura, respondió — No May, no, esto de salir a pasear contigo y disfrutar los días de descanso a tu lado.-


Antes de que May pudiera responder algo, una voz bastante familiar interrumpió.


— Lastima que será la última vez que lo hagan.- Mencionó una voz femenina para luego echarse a reír.


— ¿Será que nunca nos dejarán en paz inútiles? Ya ríndanse, nunca obtendrán a Pikachu.- Dijo Ash molesto


— Oh si, si lo haremos, según tenemos entendido, no trajeron a ningun pokemon con ustedes.- Respondió la voz femenina (ya se pueden imaginar que es Jessy, así que ahora pondré su nombre)


— Pues, exacto, no trajimos ningún pokemon con nosotros, así que ¿Cómo pretendes robarme a Pikachu, cuando no está aquí?- Dijo Ash cansado de que lo molesten.


— Bueno no me importa que no esté aquí, me encargaré de ti primero, y una vez que su entrenador no interrumpa, iré a por todos tus pokemon, no solo por Pikachu.- Dijo James confiado.


— Ja, no te confíes tanto.- Dijo Ash tomando dos pokebolas de su cinturón — ¡Salgan ahora! – Agregó lanzando las pokebolas hacia arriba, de las cuales salieron Lucario y Sceptile.


— Déjame ayudarte Ash.- Dijo May lanzando una pokebola al aire, de la cual salió Blaziken.


— ¡Diablos, diablos y más diablos! – Exclamaron Jessy y James al ver que su plan había fallado una vez más. Luego, lanzaron sus pokebolas al aire de las cuales salieron Cacturne, Seviper y Wobbuffet.


Sin duda, esa sería una dura batalla para el equipo rocket.


— ¡Sceptile, hojas navaja contra Wobbuffet! ¡Lucario, fuerza de palma contra Seviper! –Ordenó Ash a sus pokemon


— ¡Blaziken, patada de fuego contra Cacturne! – Ordenó May a su primer pokemon.


— ¡Seviper usa neblina y evade! ¡Wobbuffet usa contraataque! –Ordenó Jessy.


— ¡Cacturne evade y balas semilla! – Ordenó James.


— ¡Evádanlo! – Exclamaron Ash y May al mismo tiempo. Cuando sus pokemon se colocaron frente a ellos, Ash y May se miraron y asintieron con la cabeza, como si con solo mirarse, entendieran lo que quería hacer el otro.


— ¡Sceptile, rayo solar! ¡Lucario, esfera de aura! – Ordenó Ash.


— ¡Blaziken, supercalor! – Ordenó May


Dicho esto, los pokemon realizaron lo que sus entrenadores ordenaron, y sus tres ataques se combinaron, formando un ataque increíblemente fuerte que dejo fuera de combate a los tres pokemon del equipo rocket, y mandándolos a volar.


— ¡Nos mandaron a volar otra veeez! – Mientras el equipo rocket desaparecía dando lugar a la típica estrellita, Ash y May regresaron a sus pokemon al interior de sus pokebolas para que descansen y continuaron charlando.


— Veo que nuestra práctica sirvió May, nuestro nuevo ataque combinado fue genial.- Dijo Ash entusiasmado


— Si es cierto, y creo que es muy difícil que alguien pueda detenerlo o esquivarlo.- Respondió May compartiendo el entusiasmo.


— Tienes razón May, ven, vayamos a sentarnos a otra parte del parque un rato más, así después regresamos a casa.- Sugirió Ash


— De acuerdo Ash.- Respondió con una sonrisa.


— ¿Y esa sonrisa May? ¿A qué se debe?- Pregunto el entrenador con curiosidad.


— A nada Ash, solo, estoy feliz de compartir momentos así contigo.- Respondió la coordinadora manteniendo su sonrisa y sonrojándose.



— Es cierto, yo también May, me alegra mucho poder pasar momentos tan lindos junto a ti.- Mencionó el entrenador de Pikachu imitando los gestos de May.


Luego de estas palabras, Ash y May se dieron un tierno beso, y fueron a sentarse bajo un árbol, más precisamente, en la sombra, ya que hacía mucho calor. Luego de un largo rato de conversaciones y más besos, optaron por regresar, pues al día siguiente terminarían de alistar las cosas para su viaje.

Así, pasaron los días y Ash y May emprendieron su nuevo viaje, un viaje que jamás olvidarían, unos minutos después de que arribaron en Johto, Ash y May se dirigieron al

Centro Pokemon para curar a sus pokemon ya que, en el ferry muchos pasajeros los retaron a batallas dobles en grupo (dos entrenadores en cada equipo usando dos pokemon cada uno), a pesar de haber ganado todos los combates, los pokemon de los chicos estaban muy cansados, así que una vez en el Centro Pokemon, le pidieron a la enfermera Joy que los curara mientras ellos hacían una llamada.


— ¿Si, quién habla? -. Cuestionó una voz masculina del otro lado del teléfono, esperando que aparezca la imagen de quién llamaba en pantalla.


— Hola profesor, soy Ash.- Respondió el joven, comenzando a ver el rostro de Oak y de su madre en la pantalla.


— Oh, hola muchacho, ¿Cómo estuvo el viaje? – Preguntó con interés el hombre que le entrego a Ash su primer pokemon.


— Pues muy bien profesor, a decir verdad, muy entretenido.- Comentó soltando una risilla. — Durante todo el viaje en el ferry, nos retaron a batallas dobles en equipo.- Añadió.


— Vaya, vaya, interesante ¿Y cómo les fue? – Preguntó con interés Oak


— Muy bien profesor, hemos ganado todos los combates.- Respondieron Ash y May al mismo tiempo.


— Increíble, por lo que puedo notar, creo que son un gran equipo.- Comentó Oak.

Luego Delia le susurro algo en el oído al Oak, a lo que este abrió los ojos como un plato. — Vaya, vaya, ¿Quién lo hubiera imaginado?- Mencionó luego, a lo que Ash y May respondieron mirando con enfado a Delia.


— Mamá, no era necesario que lo contaras, tenía pensado decirlo el día de mi cumpleaños.- Dijo Ash algo molesto.


— Pero, Ash, para tu cumpleaños falta un poco más de 4 meses.- Respondió Delia sorprendida.


— Si, lo se, ¿Y? No sucederá nada por contarles a mis amigos 4 meses después de que sucediera.- Dijo aun molesto el azabache.


— Ya Ash, no te enojes, no tiene de malo que le haya contado.- Dijo May intentando tranquilizar a su novio.


— Si, lo sé May. Lo siento mamá.- Dijo Ash un poco arrepentido de su mala actitud con su madre. — Es que. No me gusta que cuentes mis cosas a los demas.- Comentó un poco resignado.


— Si hijo, lo sé, y lo siento, es que. Creí que te gustaría que Sam lo supiera.- Se disculpó Delia, angustiada.


— Bien, como ya sabe profesor, May es mi novia, pero por favor, no le cuente a nadie, quiero hacerlo yo mismo el día de mi cumpleaños.- Pidió el entrenador de Pikachu al hombre que le entrego a dicho Pokemon


— Está bien, Ash, tranquilo, no diré nada.- Aseguró el profesor, con tranquilidad.


— Muchas gracias profesor.- Agradeció un Ash ya mucho más tranquilo. — Bueno, ya debemos irnos profesor. Iré a reservar las habitaciones, y luego iremos a cenar, hasta pronto.- Dijo Ash cortando la llamada luego de un “De acuerdo Ash, hasta pronto” de parte de Delia y Oak.


Después, Ash y May se dirigieron a la recepción del centro pokemon para hablar con la enfermera Joy. — Buenas noches enfermera, quisiera encargarle dos habitaciones, por favor.- Pidió Ash demostrando la gran educación que su madre le dio.


— Lo siento Ash, pero sólo me queda una habitación de una cama individual.- Informó la enfermera.


— No importa, la tomamos igual.- Respondió el entrenador proveniente de Kanto.


— “¿En qué diablos piensa Ash?- Pensó May, malinterpretando la decisión de Ash — “Sea lo que sea, lo descubriré, de camino hacia la habitación”.-


— De acuerdo, en ese caso, su habitación es la número 28, se encuentra en el segundo piso, al final del pasillo, a la derecha.- Informó la enfermera entregándole la llave de la habitación, con una sonrisa en su rostro.


— Muchas gracias enfermera.- Respondieron Ash y May para luego dirigirse hacia su habitación.


— Oye Ash ¿Por qué aceptaste esta habitación siendo que somos 2?- Preguntó May con curiosidad.


— Porque así, al menos tendrás donde pasar la noche, y no tendrás que dormir afuera, se que no te agradan mucho los pokemon bicho.- Respondió Ash con una sonrisa.


— Pero. ¿Y tú donde dormirás?- Indagó preocupada la castaña.


— Yo dormiré afuera May, no olvides que traje mi saco de dormir.- Contestó Ash tranquilamente.


— No Ash, hace mucho frío afuera, pescarás un resfriado.- Dijo May aún más preocupada.


— Ya lo se May, no me importa, lo importante es que tu estés bien.- Mencionó Ash con una sonrisa, sorprendiendo a la coordinadora de Hoenn.


— No Ash, no puedo permitirte hacer eso, duerme aquí, después de todo, somos novios. ¿No?- Dijo queriendo convencer a Ash de no hacer la locura que pensaba hacer.


— Si May, esta bien, dormiré aquí en la habitación.- Contestó Ash, calmando un poco a May.


— Eso está mejor, ahora ven vayamos a comer algo.- Propuso con una sonrisa la ojiazul.


— Claro, pero primero, dejemos nuestras cosas ¿Bien?- Aceptó Ash, devolviéndole la sonrisa a May


— De acuerdo mi amor.- Respondió May seguido de una risa al ver la reacción de Ash.


— ¿Eh? ¿Mi amor? ¿Desde cuando me dices así May?- Preguntó Ash muy sorprendido


Un poco más calmada, May respondió — Desde hoy, y te diré así de vez en cuando, ya que eso es lo que eres. Mi amor.-


— E-esta bien May, sólo, no esperes mucho de mi en ese sentido, ya que tu sabes muy bien, que no soy muy bueno en estas cosas.- dijo Ash un poco triste.


— Si Ash, lo sé, pero, eso no debería preocuparte en lo más mínimo, ya que de ese modo, podemos aprender juntos, sólo debes dejar salir tus sentimientos.- Comentó May


— De acuerdo May, gracias.- Contestó un poco mejor Ash — Ven, vamos a cenar.- Propuso luego.


— Claro, vamos.- Aceptó May con una sonrisa y abrazando el brazo izquierdo de Ash y apoyando su cabeza en el hombro del mismo brazo.


— ¿Sabes May? Esto comienza a gustarme cada vez más.- Mencionó Ash con una sonrisa para luego besar la frente de su novia, luego ambos salieron del centro pokemon con dirección a un restaurante. Al llegar, eligieron una mesa para dos junto a una ventana con vista a un parque muy lindo, con muchos árboles y flores de todos tipos y colores. Luego de la cena, Ash y May decidieron tomar un helado en el parque, el cual disfrutaron mucho, una vez terminado su helado, nuestros héroes se quedaron sentados en un banco ubicado debajo de un árbol, hablando sobre las cosas que hicieron en el tiempo que estuvieron separados.


— Oye May ¿Qué has hecho cuando nos separamos, para seguir nuestros caminos? – Preguntó Ash con interés.


— Pues, como dije ese día, continué mi viaje por esta región, siempre encontrándome con Drew, Harley y Solidad y muchos otros coordinadores en cada concurso, pero, como ya sabes no he podido ganar ninguno a causa de no poder concentrarme en la etapa de batallas. Un día, Drew me citó para encontrarnos en Ciudad Malva, y al concurrir, Drew me dijo algo que me sorprendió mucho, y que por el momento, no viene al caso mencionar, luego, descubrí que extrañaba mucho a mis padres, a Max y a ti, así que decidí regresar a Hoenn, y bueno, ahora, aquí estamos.- Contó la oji-zafiro a su novio.


— Oh, ya veo, y… ¿Por qué no viene al caso mencionar lo de Drew? ¿Es algo malo?- Preguntó Ash con curiosidad.


— No Ash, no es eso, es sólo, que no quiero recordar ese momento ahora, quizás otro día te lo cuente ¿Si?- Dijo May, mirando el rostro de Ash con una sonrisa.


— De acuerdo, May, no te obligaré a recordar nada que no quieras.- Contestó Ash, mirando fijamente a May.


— Gracias Ash, ¿Y tú? ¿Qué has hecho en este tiempo?- Preguntó May con interés.


— Pues, yo regresé a mi casa, pasé tiempo con mi madre y mis pokemon, luego me enteré de la región Sinnoh, y viajé hacia allí, en el camino, el ferry se detuvo en la isla Altomare, que se encuentra aquí en Johto , por un día, donde me reencontré con algunos amigos de mi viaje por Johto, al otro día, reabordé el ferry para continuar el viaje hacia Sinnoh, al llegar encontré a Gastly y Abra, quienes ya conoces como Gengar y Alakazam, quienes estaban muy heridos, así que los capture para llevarlos rápido al centro pokemon, y luego decidieron viajar conmigo, luego capturé a Riolu, quien ahora es Lucario, luego junto a Brock conocimos a Dawn, quién quiso viajar junto a nosotros, después de un tiempo alguien comenzó a pedirme en sueños que viajara a Hoenn, fueron Lugia y Mewtwo, luego me reencontré con Max y contigo, y ahora, aquí estamos.- Contó el azabache a la oji-zafiro.

— Vaya, has estado muy ocupado, Ash.- Mencionó la coordinadora, mirando los ojos de su novio.

— Pues, así parece. y no me arrepiento para nada de haber venido, ya que, me reencontré con mis amigos.- Contestó Ash con alegría — Ven May, vamos al centro pokemon, debemos ir a dormir, ya es tarde.- Sugirió el azabache soltando un bostezo.

— Claro, estoy de acuerdo Ash, vamos.- Concordó la coordinadora, incorporándose.

Después de esto, nuestros héroes llegaron al centro pokemon, y se dirigieron a su habitacion a dormir, en espera del siguiente día.


¿Podrá ahora May ganar los listones de Johto? ¿Le contará a Ash lo que le dijo Drew? ¿Qué aventuras se les avecinan a nuestros héroes?


Las respuestas a estas y más preguntas, en el próximo capitulo.




Continuará…
 
Última edición:

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Bueno, después de un tiempito de espera, creo que ya es hora de publicar la conti, así que aqui les dejo el cap. 15 de "Nueva aventura, nuevo sentimiento" espero sea de su agrado, si es así por favor, dejenme sus comentarios/criticas/opiniones, me serían de gran ayuda. Saludos, sin más preambulos, he aqui la conti.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En el capítulo anterior, Ash y May se centraron en disfrutar su último día en Kanto, en Ciudad Verde, aprovechando también para comprar, provisiones y todas las cosas necesarias para su viaje a Johto. También tuvieron un encuentro con el Equipo Rocket, luego de vencerlos, decidieron ir un rato más al parque. Luego los días pasaron, y Ash y May, finalmente viajaron a Johto, finalmente, ambos se contaron mutuamente que hicieron durante el tiempo que estuvieron separados, luego, se fueron a dormir ya que era tarde.


Capítulo 15: Un recuerdo increíble.


El sol se alzaba lentamente por el firmamento, iluminando gentilmente todo a su paso, el césped brillaba a causa del rocío de la noche anterior, los lagos reflejaban su brillo, embelesando a quien veía esa hermosa imagen, los rayos del astro rey se colaban por las ventanas, y, al posarse suavemente en los rostros de nuestros héroes, provocó que estos despertaran, lentamente. La primera en despertar fue May, ya que ella fue quién recibía más directamente los rayos, ya que Ash dormía en su saco de dormir, en el piso. Luego de espabilarse completamente, May optó por despertar a Ash, al despertar, se saludaron con un “Buenos días” seguido de un beso, luego, May se dispuso a ducharse, mientras tanto, Ash la esperaba en la habitación. Una vez que May salió de duchare, fue el turno de Ash, mientras que May lo esperaba. Al salir, ambos fueron a desayunar.


— Esto está delicioso.- Comentó Ash acabando su desayuno.


— Si, es cierto.- Concordó May.


Mientras acababa de desayunar, Ash recibió un mensaje telepático.


—“Ash… Ash… ¿Me oyes?”.- Preguntó una voz masculina en la mente de Ash.


— “Si Mewtwo, te oigo, ¿Sucede algo?”.- Respondió Ash.


— “Pues nada, es sólo, que necesito hablar contigo, en privado”.- Anunció Mewtwo.


— “De acuerdo, en cuanto acabe mi desayuno iré a algún lugar tranquilo, allí te liberaré y hablamos. ¿Te parece bien?”.- Contestó el azabache.


— “De acuerdo Ash”.- Aceptó Mewtwo. Justo en ese momento, May le habló Ash.


— Ash, ¿Sucede algo? Te vez muy pensativo.- Preguntó May, con algo de preocupación.


— No May, tranquila, sólo hablaba con Mewtwo, quiere hablar conmigo en privado.- Respondió el entrenador de Pikachu.


— Oh… Ya veo, entonces ¿Qué harás?- Preguntó May con curiosidad.


— Pues, cuando acabe de desayunar iré al bosque, liberare a Mewtwo y hablaré con él para saber qué es lo que necesita.- Comentó Ash, serio.


— De acuerdo Ash, yo te esperaré aquí.- Contestó la oji-zafiro.

— De acuerdo, en ese caso, enseguida regreso.- Dijo Ash incorporándose, y luego de darle un beso a May, se retiró hacia el bosque.


— “Ten mucho cuidado Ash”.- Pensó la coordinadora, para luego levantarse de su silla, y salir a dar una vuelta por la ciudad.


Al llegar al bosque, Ash liberó a Mewtwo y se adentraron un poco más, para estar más seguros de no ser vistos por nadie. Al llegar a lo más profundo del bosque, Ash y Mewtwo se sentaron debajo de un gran árbol, y comenzaron a hablar.


— Dime Ash, ¿Cómo es que sabes mi nombre?- Preguntó Mewtwo confundiendo al entrenador.


— Ahora que lo mencionas, no lo sé, sólo sé que te vi y supe tu nombre. ¿Por qué?- Respondió un Ash confundido.


— ¿Recuerdas el día que nos conocimos?- Preguntó Mewtwo confundiendo aún más.


— ¿Eh? ¿Nos hemos visto antes? Si es así, no lo recuerdo.- Confesó Ash.


— Si Ash, pero aquella vez, borré los recuerdos de todos los humanos que estuvieron allí, creo… Creo que ya es hora de que recuerdes.- Dijo Mewtwo posando su mano en la frente de su entrenador, luego, Mewtwo fue rodeado por un aura psíquica, que también rodeó a Ash, en ese momento, los recuerdos comenzaron a invadir la mente de Ash, viendo así todo lo que sucedió aquella vez en Isla Nueva, recordó como fue que llego a la isla, los clones, Mew, la batalla de los pokemon contra sus clones, la batalla de Mew contra Mewtwo, como él se interpuso entre el ataque de estos, quedando convertido en piedra, y como, las lagrimas de los pokemon le devolvieron la vida y como Mewtwo se fue de la isla junto con Mew y los clones, recordó absolutamente todo lo sucedido aquella vez.


— Vaya, ¿Fue así como nos conocimos?- Preguntó Ash sorprendido.


— Si Ash, y por esas acciones que haz hecho, fue por las que noté que tu eres un humano noble, y por la que, junto a Lugia, deducimos que ambos queríamos que seas nuestro entrenador.- Dijo Mewtwo remarcando el tú.


—Ya veo, no puedo creer, que durante tanto tiempo no haya tenido ni siquiera un recuerdo de ese día.- Comentó Ash.


— Lo siento, Ash, es que creí que era lo mejor.- Confesó Mewtwo mirando a Ash.


— No tienes porque disculparte amigo, sin duda fue lo mejor, porque si alguien recordaba todo eso, sin duda te buscaría para utilizarte para sus propósitos.- Comentó Ash, posando una mano sobre el hombro de su amigo.


— Si, es cierto, bien, eso es todo Ash.- Anunció Mewtwo.


— De acuerdo Mewtwo, en ese caso regresa.- Dijo Ash regresando a Mewtwo a su pokebola, y luego liberando a Lucario, ya que sentía que Lucario también quería hablar con él.


— Dime Lucario. ¿Por casualidad tu querías hablar conmigo?- Preguntó Ash a su pokemon.


— S-si Ash, ¿Cómo lo supiste?- Preguntó Lucario sorprendido.


— Sinceramente, no lo sé, Lucario, sólo, lo sentí.- Respondió Ash. — Dime ¿Qué sucede?- Preguntó luego.


— Pues… espero que esto no te moleste, pero… Es que me gustaría, formar parte del equipo pokemon de May, es… Es que estuve analizando su aura, y descubrí que la suya es más compatible con la mía.- Respondió Lucario.


— Ya veo, pues… Si eso es lo que quieres, no hay ningún problema Lucario.- Respondió Ash con una sonrisa — ¡Pidgeot sal!- Dijo luego liberando al pokemon volador.


— ¿Sucede algo Ash?- Preguntó Pidgeot.


— No Pidgeot, ¿Podrías hacerme un favor amigo?- Preguntó Ash


— Claro Ash, lo que quieras, dime.- Respondió el enorme ave.



— ¿Podrías ir a buscar a May y traerla aquí, por favor?- Pidió gentilmente a su pokemon.


— Claro Ash, no hay problema.- Respondió Pidgeot alzando vuelo.


Luego de uno segundos, Pidgeot se perdió de vista.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx Con May xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


— “Ash se esta tardando demasiado, espero que esté bien”.- Pensó May preocupada

— “Creo que debería contarle lo que me dijo Drew aquella vez”.- Pensó después recordando lo que le dijo el peliverde.


Después de unos minutos, Pidgeot llegó a donde se encontraba May.


— ¿Pidgeot? ¿Qué haces aquí? ¿Sucedió algo con Ash?- Preguntó May nerviosa.


— Geotto, geot, pidgeot, pid (No May, tranquila, solo me envió a buscarte).- Dijo Pidgeot, luego con su cabeza le indico a May que se subiera, para que entendiera que debía ir con él.


— De acuerdo Pidgeot, si eso es lo que quieres subiré.- Dijo May subiendo al lomo de Pidgeot. — Por favor no vayas muy rápido, no me gusta la velocidaaaad.- Exlcamo May mientras que Pidgeot alzaba vuelo y tomaba velocidad.

— Geotto geot Pidgeot (Lo siento May, pero Ash me pidió que fuera rápido).- Dijo Pidgeot.


Luego de unos minutos de vuelo, Pidgeot y May llegaron con Ash y Lucario.


— ¡Ash! ¿Qué sucede?- Preguntó May preocupada.


— Nada May, le pedí a Pidgeot que fuera por ti, porque hay algo que quiero decirte.- Respondió Ash asustando y preocupando un poco a May.


— ¿Q-qué sucede Ash?- Preguntó May algo asustada.


— Nada May, tranquila, es solo que estuve hablando con Lucario, y me dijo que ha estado analizando tu aura y notó que tu aura es más compatible con la suya que la mía, así que, quiere formar parte de tu equipo pokemon, si tu aceptas, claro.- Le contó Ash a May.


— ¿E-es en serio Ash? Pe-pero ¿Y tú? Te quedarás sin uno de tus pokemon?- Preguntó May sorprendida.


— Si May, es en serio, y no te preocupes por mi, sabes que siempre deseé lo mejor para mis pokemon, si eso lo hace feliz, bienvenido sea. Además seguiré viéndolo cada vez que lo uses en combate.- Respondió Ash con una sonrisa.


Al oír eso, Lucario soltó una sonrisa tierna. Después Ash le dio la pokebola de Lucario a May — Bien May, ahora, Lucario es tuyo, cuídalo mucho, por favor.- Dijo Ash, ensombreciendo sus ojos con su gorra. — Lucario, cuídate mucho amigo, y cuida a May.- Añadió después mirando a Lucario, luego regresó a Pidgeot a su pokebola y comenzó a caminar para retirarse del lugar, pero en ese momento, sin que Ash se diera cuenta Lugia y Mewtwo salieron de sus pokebolas y fueron donde se encontraban May y Lucario, Ash al ver a los pokemon legendarios se detuvo y esperó.


— Lucario, di toda la verdad ¿Por qué decidiste que May sea tu entrenadora?- Cuestionó Lugia con una seriedad escalofriante.


— Verás Lugia, para comenzar por lo que dije, porque noté que el aura de May es más compatible con la mía que la de Ash. Y también porque notó el aura de otro Lucario, que conoce a Ash, que se esta acercando a este lugar, buscando a Ash, porque desea lo mismo que Mewtwo y tú. Que Ash sea su entrenador, es sólo, que no quería decirle eso a Ash, deseaba que sea una sorpresa.- Confesó Lucario sorprendiendo a todos.


— Bien, si eso es cierto, creo que lo mejor sería darte un nombre, ¿No crees Lucario?- Comentó May.


— Ya tengo uno, mi nombre es Yamato.- Confeso Lucario, sorprendiendo a May.


— Vaya ¿Yamato? Ese es un lindo nombre.- Dijo May con una sonrisa. — Pero… ¿Cómo es que ya tienes nombre?- Preguntó luego con curiosidad.


— Verás, cuando era un Riolu, tuve un entrenador antes de conocer a Ash, pero jamás me quiso porque según el, era débil, y cuando un pokemon más fuerte me derrotaba, siempre que había tormenta por las noches, el me liberaba y me golpeaba, por eso es que tenía miedo a las tormentas, y luego, luego de perder una batalla me liberó y me dijo que era libre, que no quería pokemon débiles en su equipo, y ahí fue cuando conocí a Ash, lo único bueno que hizo ese entrenador, Paul, por mi, fue darme un nombre, que es Yamato.- Confesó Lucario, causando que May sienta una enorme lástima por Lucario.


— Ya veo, que historia tan triste Lucario, pero eso ya pasó, ahora estas con humanos que te quieren y que siempre te querrán.- Dijo May, provocando una sonrisa en Lucario.


— Gracias.- Dijo Lucario con una gran sonrisa.


— De nada, Lucario, ahora regresa.- Mencionó May regresando a Lucario a su pokebola.


— Lugia, Mewtwo regresen.- Dijo Ash regresando a los pokemon legendarios.


Mientras tanto en una ciudad no muy lejana, un coordinador de cabellos verdes planeaba como descubrir porque May lo rechazó.


—“Lo primero que debo hacer es encontrarla”.- Pensó el peliverde — ¡Flygon sal ahora!- Exclamó liberando al pokemon dragón. — Bien flygon, ayúdame a buscar a May.- Dijo subiendo al lomo del pokemon.


Después de esto, Flygon alzó vuelo en busca de May


De regreso con May


May se encontraba fuera de una heladería, esperando a Ash que estaba comprando helados.


En ese momento, alguien le habló a May, alguien a quién May no deseaba ni ver, ni escuchar


— Vaya, vaya, ¿Pero a quién tenemos aquí? A la perdedora más grande de Hoenn.- Se burló un joven coordinador de cabellos verdes.


— ¡¿Drew?! ¿Qué haces aquí?- Preguntó May muy disgustada.


— No es obvio, viajamos juntos a esta región para competir en los concursos.- Respondió Drew con sarcasmo


— Ya lo sé, pero en esta ciudad no hay concursos, así que, otra vez ¿Qué haces aquí?- Insistió May.


— Pues, solo quiero saber ¡¿Por qué diablos me rechazaste aquella vez?!- Preguntó Drew exaltado


— Pues, ¿No te parece obvio? Porque eres un incompetente que siempre se ha burlado de mi, y jamás me respeto como mujer ¿Qué te hace pensar que me enamoraría de alguien así?- Preguntó May enfadada


— Niña tonta, te enseñaré a respetarme.- Dijo Drew acercándose a May con la mano alzada para darle un golpe, al llegar hacia donde estaba May, le dio una bofetada, que provocó que la mejilla de May se torne colorada por el golpe, en ese momento, May se llevo una mano a su mejilla.


— Drew… - Susurró, para luego empezar a derramar lágrimas


Para la mala suerte de Drew, Ash vio todo.


— ¡Cobarde! ¿Cómo te atreves a pegarle a una mujer?- Exclamó Ash enojado comenzando a correr hacia Drew y dándole un golpe en el rostro, haciendo que éste caiga al piso. Luego Ash lo levanto del piso y le propinó dos golpes más.


— V-vaya May, no sabía que tenías un perro guardián.- Continuó burlándose Drew luego de escupir un poco de sangre. — Y tu maldito, pagarás por esto.-


— No es mi perro guardián, Ash es mi novio.- Respondió May molesta.


— Así que por ese entupido me rechazaste, no puedo creer que hayas podido llegar a caer tan bajo May.- Se burló de nuevo Drew.


— Si, ¿Y qué problema tienes con eso? Él jamás se burló de mi, siempre me apoyo desde el principio, siempre estuvo conmigo, tanto en los buenos como en los malos momentos, y es una gran persona, que piensa en todos antes que en el, Ash es todo lo contrario a ti, por eso me enamoré de él.- Respondió May para luego marcharse seguida por Ash.


Las palabras de May fueron un duro golpe para el orgullo de Drew, a lo que éste juró vengarse. Unos minutos más tarde, 45 para ser exactos, Ash y May se compraron otro helado en otra heladería, ya que los anteriores Ash los tiró cuando golpeó a Drew, cuando los tomaron, Ash y May se dirigieron a Ciudad Florando, donde se enteraron de un concurso para que May pudiera participar, al llegar Ash y May reservaron una habitación en el centro pokemon y fueron a pasear por el resto de la tarde.

Por la noche, antes de dormir, Ash y May se encontraban en su habitación, de repente, Ash recibió un mensaje telepático por parte de un pokemon, el cuál le pidió que salga afuera un momento.


— May enseguida regreso, alguien me pidió que vaya hacia afuera un momento.- Comentó Ash


— De acuerdo, Ash, aquí te espero.- Respondió May con una sonrisa.


Dicho esto, Ash salio afuera y esperó unos momentos, hasta que de las sombras, un pokemon apareció.


¿Quién será el pokemon que apareció misteriosamente? ¿Qué estará tramando Drew? ¿Cómo le irá a May en el concurso?


Las respuestas a estas y más preguntas en el próximo capítulo.



Continuará…
 

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Bien después de una semana un poco complicada, logré traerles la conti n° 16 de esta historia, espero sea de su agrado, si es así, por favor dejen su "me gusta", o sus comentarios, críticas u opinione, me serían de gran ayuda. Desde ya muchas gracias. Y sin más preámbulos vayamos con la conti.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En el capítulo anterior, Mewtwo le devolvió a Ash los recueros del día en que lo conoció, luego, Lucario le pregunto a Ash si le permitía formar parte del equipo pokemon de May, ya que analizó su aura y notó que el aura de ella es más compatible con la suya que la de Ash, a parte de un motivo extra, a lo que Ash dijo que si, luego libero a Pidgeot y le pidió que fuera por May. También vimos como Ash y May se encontraron con Drew, quien, luego de darle una bofetada a May, recibió unos golpes por parte de Ash. Y, como por la noche, un extraño pokemon le pidió Ash que saliera del centro pokemon por un momento. Veamos que sucede.


Capítulo 16: El nuevo miembro del equipo.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


Por la noche, antes de dormir, Ash y May se encontraban en su habitación, de repente, Ash recibió un mensaje telepático por parte de un pokemon, el cuál le pidió que salga afuera un momento.


— May enseguida regreso, alguien me pidió que vaya hacia afuera un momento.- Comentó Ash


— De acuerdo, Ash, aquí te espero.- Respondió May con una sonrisa.


Dicho esto, Ash salio afuera y esperó unos momentos, hasta que de las sombras, un pokemon apareció.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx Fin FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


— ¿Lu-Lucario? ¿Qué haces aquí? ¿No estabas dentro de tu pokebola? – Preguntó Ash muy confundido.


— ¿Pokebola? ¿De qué hablas Ash? Yo aún no tengo entrenador.- Respondió Lucario confundiendo más a Ash.


— ¿D-de qué hablas? Si hoy por la tarde me dijiste que formar parte del equipo de May.- Respondió Ash al límite de la confusión.


— Eso es imposible Ash, yo acabo de llegar aquí para hablar contigo, vengo del Palacio Cameron, cercano al árbol del comienzo.- Dijo Lucario acabando con la confusión de Ash.


— ¡Lucario, amigo! ¡¿En serio eres tú?! .- Preguntó Ash abrazando a Lucario, victima de la emoción de ver a Lucario después de tanto tiempo.


— Si Ash, soy yo.- Respondió Lucario con una pequeña sonrisa en su rostro.


— ¿Cómo has estado todo este tiempo? –Preguntó Ash con alegría.


— Muy bien, amigo mío ¿Y tú?- Respondió el pokemon con serenidad.


— Pues, muy bien amigo, han pasado muchas cosas interesantes en este tiempo.- Respondió Ash poniendo sus manos en su nuca. — Y dime Lucario ¿A qué se debe tu visita? Has venido desde muy lejos.- Añadió


— Pues, para serte sincero, he estado conversando mucho con Sir Aaron.- Confesó Lucario.


— ¿En serio? Y… ¿De qué hablaron? ¿Puedo saber? –Preguntó Ash con interés.


— Claro. Verás, me ha dicho que era tiempo de que saliera del árbol, que buscara un nuevo entrenador y conociera el mundo. Y bueno, pues, me dijo que el entrenador que le agrada para mi, eres tú Ash, ya que tu aura es pura, y muy compatible con la mía. Y yo estuve de acuerdo con él, ya que tu aura es muy parecida a la de Sir. Aaron, y porque eres el único ser humano que me cae bien y que aceptaría como entrenador, por tu aura pura, porque no tienes malas intenciones y porque tratas a los pokemon como amigos y miembros de tu familia, y no como esclavos.- Contó Lucario con seriedad.


— Ya veo, sólo una pregunta amigo. ¿Estás seguro de que eso es lo que deseas? – Preguntó Ash, deseando que Lucario confirme su decisión.


— Si Ash, no permitiría que nadie más sea mi entrenador.- Respondió Lucario.


— De acuerdo Lucario, antes que nada, muchas gracias por los que has dicho, un gran honor para mi que me digas eso, siento lo mismo que cuando Lugia y Mewtwo me dijeron eso mismo.- Respondió Ash.


— No tienes porque a…. Espera un momento, ¿Has dicho Lugia y Mewtwo? – Preguntó Lucario con los ojos muy abiertos.


— Si así es, Lugia y Mewtwo me dijeron lo mismo que tú acabas de decirme, y ahora están viajando conmigo.- Respondió Ash con una sonrisa.


— Ya veo, será un placer ser compañero de ellos.- Confesó Lucario con una sonrisa.


— Bien, Lucario, por favor, toca el centro de esta pokebola.- Pidió Ash al pokemon aura.


— De acuerdo.- Aceptó Lucario antes de tocar el centro de la pokebola, siendo así rodeado por un rayo de luz rojo, acto seguido fue introducido dentro de la pokebola, luego de que la pokebola terminó de mecerse, Ash liberó a Lucario nuevamente.


— Bienvenido al equipo amigo.- Dijo Ash con una gran sonrisa. — Mañana te presentaré al resto del equipo.-


— Gracias Ash, y de acuerdo, me parece bien.- Respondió Lucario devolviendo la sonrisa.


— Por cierto, Lucario ¿Qué traes en esa mochila? – Preguntó Ash con curiosidad.


— Oh, es cierto, casi lo olvido, ten, Sir Aaron me pidió que tomara esto del castillo y te lo diera, es un agradecimiento por ayudar a salvar el árbol del comienzo.- Dijo Lucario entregándole la bolsa.


— De acuerdo amigo, gracias.- Dijo Ash sacando lo que había en el interior de la bolsa, al ver de que se trataba, Ash se sorprendió, para luego esbozar una gran sonrisa. Sir Aaron le había pedido a Lucario que le llevará a Ash el traje que usó aquella vez en la que ayudó a Lucario a salvar a Mew y al árbol del comienzo. — Vaya Lucario, esto es genial, sin duda lo usaré cuando compita en algún concurso, se que sin duda en algún momento lo haré.- Dijo Ash feliz.


— Esta bien Ash, espero compartir muchos combates y buenos recuerdos contigo.- Dijo Lucario.


— Así será amigo, tenlo por seguro.- Comentó Ash esbozando una sonrisa.


— Oye Ash, creo que es hora de ir a descansar, May se está preocupando por ti.- Sugirió el pokemon Lucha/Acero.


— Si, tienes razón amigo, regresa.- Concordó Ash, introduciendo al pokemon dentro de su pokebola, para luego volver a ir a su habitación. Al llegar, vio May sentada en la cama, definitivamente, muy preocupada.


— Ash ¿Estás bien? ¿Por qué tardaste tanto? – Cuestionó la coordinadora.


— Si May. Lo siento, es que estuve hablando con quién me pidió que salga y el tiempo se nos pasó muy rápido.- Respondió Ash sonriéndole a su novia.


— Oh, esta bien. Y ¿De quién se trataba Ash?- Preguntó con interés.


— De él.- Dijo Ash tomando la pokebola de Lucario de su cinturón. — Sal amigo.-


— ¿Lucario? Pero, pero… Si Lucario estaba en su pokebola cuando saliste.- Mencionó May sorprendida.


— Lo sé, y sigue estando allí.- Respondió Ash — Fíjate tu misma si lo deseas.-


— No Ash, no es necesario, ahora que lo miro bien, este Lucario es más grande que el que por la tarde te pidió formar parte de mi equipo.- Respondió May con tranquilidad.


— Cuanto tiempo, May.- Saludó el pokemon con una sonrisa.


— ¿M-me conoces? – Preguntó May sorprendida — ¿Pero cómo?-


— Simple, tú fuiste con Ash la vez que salvó el árbol del comienzo, y tu aura es casi única, sería casi imposible no reconocerla.- Respondió el pokemon


— Espera un momento, tu… ¿Eres el lucario del árbol del comienzo? – Preguntó May aún sorprendida.


— Así es, May, he estado conversando con Sir Aaron, y el quería que conozca el mundo, junto a un entrenador, y me dijo que Ash le caía bien como nuevo entrenador para mi.- Dijo esbozando una sonrisa a May.


— Vaya, eso es genial.- Respondió May sonriendo.


— Cierto, ahora, si me lo permiten, quisiera conocer al Lucario que te informo a ti May, a Lugia y a Mewtwo que yo venía en camino, por favor.- Pidió Lucario.


— De acuerdo, Lucario sal.- Aceptó May liberando al Lucario más pequeño (el Lucario del árbol del comienzo es un poco más grande que el que ahora pertenece a May).


— Hola Yamato, quiero presentarte a Lucario. El nuevo miembro del equipo de Ash.- Dijo May presentando a los pokemon.


— Vaya, señor Lucario, es un placer conocerlo.- Dijo Yamato haciendo una reverencia.


— ¿Por qué tanto respeto hacia mi?- Preguntó Lucario a Yamato.


— Es… ¿Es que no lo sabe? Usted es una leyenda entre todos los Lucario.- Respondió Yamato sorprendiendo a todos.


— Vaya, eso jamás lo hubiera imaginado.- Respondió Lucario con serenidad.


— Se-señor Lucario, quisiera pedirle, si por favor, podría enseñarme a hacer eso que usted hacía cuando venía hacía aquí.- Pidió el Lucario más pequeño, Yamato.


— Para comenzar, no me digas señor Lucario, sólo dime Lucario. ¿Qué cosa quieres que te enseñe? – Respondió Lucario, sin entender que quería aprender de él el Lucario pequeño.


— Es que cuando sentí su aura, usted estaba en medio del océano, y no había auras a su alrededor, lo que me dio a entender que… ¿Puede caminar sobre el agua?- Mencionó el Lucario más pequeño.


— Oh ya veo, si puedo, no es difícil. ¿Eso quieres que te enseñe Yamato?- Preguntó Lucario con una casi imperceptible sonrisa.


— S-si, por favor señor.- Respondió Yamato.


— Bien, si Ash y May están de acuerdo mañana te enseño, ahora Ash y May deben descansar. ¿Bien? – Respondió Lucario.


— De acuerdo, señor, muchas gracias.- Respondió Yamato.


— Ash, May ¿Ustedes que opinan?- Preguntó Lucario a los entrenadores.


— Por mi esta bien.- Respondió Ash con una sonrisa en su rostro.


— Por mi también.- Contestó May, aunque no sabía de que hablaban.

— De acuerdo, entonces mañana, antes de partir, le enseño lo que quiere.- Dijo Lucario. — Ahora descansen, lo necesitan.- Añadió.


— De acuerdo, Lucario, regresa.- Dijo May regresando al Lucario pequeño a su pokebola.


— Lucario ¿Tu quieres regresar también o prefieres dormir fuera esta noche?- Preguntó Ash al pokemon aura.


— No Ash, quiero acostumbrarme a estar dentro de esas cosas redondas.- Respondió Lucario.


— De acuerdo amigo, en ese caso, regresa.- Contestó Ash regresando a Lucario a su pokebola. — Bien May, a dormir.- Sugirió Ash.


— Claro Ash, pero… Esta vez, ¿Dormirías conmigo? Es que… La otra noche sentí unos ruidos que me dieron mucho miedo, y creo que se avecina una tormenta.- Pidió May sonrojada.


— D-de acuerdo May, si eso quieres, esta bien.- Contestó Ash para luego ir al baño para ponerse su pijama.


Cuando Ash regresó del baño, May hizo lo mismo. Luego se acostaron a dormir, en espera del siguiente día. Esa noche, Ash tuvo un extraño sueño, un sueño en el que veía algo, algo a lo que no le dio mucha importancia, sin saber, que, dentro de no mucho tiempo sucedería.


Al día siguiente, al despertar, Ash lo primero que vio fue el rostro de May, muy cerca, cosa que lo hizo sonrojarse un poco, luego de un rato mirándola dormir, la besó en la frente y se levanto, cuidadosamente, para no despertarla. Después se fue a dar una ducha, al salir, ya vestido con su ropa habitual, despertó a May.


— May, May despierta.- Dijo en voz baja, moviendo suavemente a la coordinadora.


Lentamente, May abrió sus ojos, al ver a Ash, simplemente sonrió y saludo — Buenos días Ash.- Seguido de una sonrisa.


— Buenos días.- Devolvió el entrenador de pueblo paleta, también seguido de una sonrisa.


Después, May se levantó y fue a darse una ducha. Una vez terminó, luego de vestirse, bajo y encontró a Ash en la recepción, ya que habían acordado que mientras ella se duchaba el la esperaría en la recepción para así ir a desayunar.


Una vez desayunaron, ambos se fueron a un lago para que Lucario pudiese enseñarle a Yamato, el Lucario de May, a pararse y caminar sobre el agua. Al llegar al lago, nuestros héroes liberaron a ambos Lucario.


— Oye Lucario ¿Este lugar te parece bien para enseñarle?- Preguntó Ash a su Lucario.


— Si Ash, es perfecto.- Respondió el pokemon


— De acuerdo, feliz práctica.- Respondió Ash con una sonrisa —yo estaré allí sentado con May.- Añadió indicando un árbol que se encontraba a unos pocos pasos.


Luego, Ash y May se dirigieron al árbol indicado por Ash y sentaron, dispuestos a observar a los Lucario.


— Oye Ash ¿Qué es lo que va a enseñarle tu Lucario al mío?- Indagó la coordinadora de Petalburgo.


— Pues al parecer, mi Lucario sabe caminar y estar parado sobre el agua, y el tuyo quiere que le enseñe a hacer eso.- Informó Ash, con calma.


— Me gustaría ver eso junto a ellos ¿Podemos?- Pidió May


— Claro May, vamos.- Aceptó Ash levantándose y ofreciéndole una mano a May.


Así May y Ash se unieron a ambos Lucario para ver como el Lucario de May aprendía lo que quería.


— Bien, lo que tienes que hacer es concentrarte solo en tu aura, para que un poco de ella cubra tu cuerpo, y así podrás caminar sobre el agua, ya que, con el aura cubriendo tu cuerpo, esté será casi tan liviano como una hoja, de esta manera, pisaras el agua y no te hundirás, observa.- Explico Lucario, haciéndole una demostración a Yamato.


Para comenzar, Lucario cerró sus ojos y alzó sus sensores de aura (o como se llamen) y comenzó a concentrarse en su aura por unos momentos, luego una leve cantidad de aura cubrió su cuerpo, que al poco tiempo dejo de verse, pero continuaba allí, ya que Lucario se dirigió al lago, puso un pie en el agua, luego el otro, y allí estaba, parado sobre el agua, como si de una hoja flotando se tratase. Luego de unos minutos Lucario regreso con Ash, May y Yamato.


— Bien, eso es todo lo que tienes que hacer Yamato, pero recuerda, debes utilizar la cantidad correcta de aura, ya que si usas menos te hundirás, y si usas más, también.- Explicó Lucario — ¿Entiendes?-


— Si señor, muchas gracias.- Respondió Yamato, acercándose un poco más al lago, preparándose para comenzar a practicar.


¿Podrá Yamato dominar esta habilidad? ¿Qué sucederá en los concursos de Johto?

¿Competirá Ash en alguno?


Las respuestas a estas y más preguntas en el próximo capítulo.




Continuará…
 
Última edición:

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Me alegra mucho que esta conti haya sido de tu agrado :) en cuanto tenga lista la próxima la publico, saludos.
 

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
En el capítulo anterior vimos como Lucario y Ash se reencontraron, y como el pokemon aura se unió al equipo de Ash. También vimos como Ash y May conversaron y como Yamato, el Lucario de May, le pedía a Lucario que le enseñara a pararse y caminar sobre el agua, cosa que este último aceptó, luego se fueron a dormir. Al día siguiente Ash y May desayunaron, y luego, se fueron al lago, liberaron a ambos Lucario, para que comenzara la práctica de Yamato.


Capítulo 17: Práctica y el primer listón de Johto


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


— Bien, lo que tienes que hacer es concentrarte solo en tu aura, para que un poco de ella cubra tu cuerpo, y así podrás caminar sobre el agua, ya que, con el aura cubriendo tu cuerpo, esté será casi tan liviano como una hoja, de esta manera, pisaras el agua y no te hundirás, observa.- Explico Lucario, haciéndole una demostración a Yamato.


Para comenzar, Lucario cerró sus ojos y alzó sus sensores de aura (o como se llamen) y comenzó a concentrarse en su aura por unos momentos, luego una leve cantidad de aura cubrió su cuerpo, que al poco tiempo dejo de verse, pero continuaba allí, ya que Lucario se dirigió al lago, puso un pie en el agua, luego el otro, y allí estaba, parado sobre el agua, como si de una hoja flotando se tratase. Luego de unos minutos Lucario regreso con Ash, May y Yamato.


— Bien, eso es todo lo que tienes que hacer Yamato, pero recuerda, debes utilizar la cantidad correcta de aura, ya que si usas menos te hundirás, y si usas más, también.- Explicó Lucario — ¿Entiendes?-


— Si señor, muchas gracias.- Respondió Yamato, acercándose un poco más al lago, preparándose para comenzar a practicar.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx Fin FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


Yamato comenzó a concentrar su aura alrededor de todo su cuerpo, al ser su primera vez intentando concentrar tanta cantidad, le costo unos minutos, al terminar, intentó pararse sobre el agua, pero falló, ya que concentró poca aura, por lo que terminó hundiéndose… Al salir del agua le preguntó a Lucario que fue lo que fallo, para poder corregirlo.


— Has concentrado poca aura, Yamato, debes concentrar un poco más.- Respondió Lucario


— Entiendo, lo intentaré de nuevo.- Comprendió el Lucario más pequeño, comenzando a concentrar su aura, al finalizar intento nuevamente pararse sobre el agua, hundiéndose otra vez. — Ahora concentré demasiada, ¿Cierto?- Preguntó saliendo del agua.


— Si, Yamato, espera tengo una idea.- Comentó Lucario.


— ¿Cuál? Dígame señor.- Inquirió Yamato


— ¿Sabes usar la esfera de aura? – Cuestionó Lucario

— Claro.- Respondió Yamato. Comenzando a entender la idea


— Bien, intenta hacer una pequeña.- Pidió Lucario.


— De acuerdo.- Aceptó el Lucario de menor tamaño comenzando a crear la esfera de aura. Al terminar Lucario lo miraba satisfecho.


— Bien, ahora intenta hacer una grande.- Pidió Lucario


— De acuerdo.- Dijo Yamato comenzando a concentrarse para crear una esfera de aura bastante grande.


— Muy bien, por ultimo, intenta crear una esfera de aura de tamaño mediano, concentrándote en tu cuerpo.- Pidió Lucario. Yamato aceptó, y realizando lo pedido por Lucario creo una esfera de aura ni tan pequeña como la primera, ni tan grande como la segunda, era de un tamaño intermedio. — ¿Te has concentrado en tu cuerpo, Yamato? .- Preguntó Lucario


— Si señor.- Respondió Yamato con la esfera de aura aun en su mano



— Bien, entonces esa debe de ser la cantidad de aura necesaria. Ahora distribuye el aura que utilizaste en esa esfera, por todo tu cuerpo e intenta pararte sobre el agua.- Pidió Lucario.


— Entendido.- Aceptó Yamato acatando la orden de Lucario y distribuyendo el aura por todo su cuerpo. Al acabar, intentó pararse sobre el agua, y finalmente, logró permanecer sobre el agua.


— Bien hecho Yamato ¿Recuerdas la cantidad de aura que utilizaste para la esfera? –Preguntó Lucario, con una pequeña sonrisa.


— Si señor.- Respondió Yamato.


— Bien, entonces ahora inténtalo sin crear la esfera, solo recuerda la cantidad de aura y distribúyela directamente por tu cuerpo.- Pidió Lucario, para dar fin a la práctica.


— De acuerdo señor.- Aceptó el más pequeño de los Lucario.


Realizando lo ordenado por Lucario, Yamato canalizo la misma cantidad de aura ,que utilizó para crear la esfera, en todo su cuerpo, luego se paró sobre el agua, logrando permanecer sobre ella.


—Excelente Yamato, ya lo tienes.- Felicitaron Lucario, Ash y May con una sonrisa en sus rostros.


— ¡Si! ¡Muchas gracias a todos!- Agradeció Yamato emocionado.


— No hay nada que agradecer.- Respondieron los tres al mismo tiempo.


— ¿Qué les parece si tenemos una batalla de entrenamiento?- Sugirió Ash.


— A mi me parece buena idea.- Opinó Lucario


— Por mi esta bien.- Concordaron May y Yamato.


— Bien, entonces empecemos.- Mencionó el entrenador de Kanto.


— De acuerdo.- Aceptó May apartándose un poco de Ash junto con Yamato.


Al encontrarse cada uno en sus lugares, comenzaron la batalla.


— Bien May, las damas primero, así que tu tienes el primer movimiento.-


— De acuerdo, Yamato esfera de aura.- Ordenó May, sin perder el tiempo. Yamato obedeció, creando la esfera en su mano y disparándola contra Lucario


— Lucario, salta para evadirlo y acércate, luego ataca con fuerza de palma.- Ordenó Ash, cosa que Lucario intentó, pero no consiguió evadir la esfera de aura ya que al saltar, el ataque siguió su mismo camino.


Luego, al reincorporarse, Lucario atacó con fuerza de palma, tal como Ash ordenó, golpeando a Yamato y debilitándolo bastante.


— ¡Yamato, levántate! ¡Yo sé que puedes! – Exclamaba May alentando a su Lucario, quién al oír los gritos de su entrenadora, se levantó impulsándose con sus brazos y dando una vuelta hacia atrás. —Excelente Yamato, ahora ataca con hueso veloz.- Ordenó May, acto seguido, Yamato se lanzó en un ataque contra Lucario, creando dos huesos de aura, uno en cada mano (o pata xD)


— Lucario, recuerda el entrenamiento que me contaste que tuviste junto a Sir. Aaron, lee su aura para evadir sus ataques y luego usa aura esfera.- Ordenó Ash. Cosa que Lucario obedeció, cerrando sus ojos y levantando sus ¿“sensores”? esquivando cada uno de los ataques de Yamato, luego dio un salto hacia atrás y creo una aura esfera con ambas manos y las disparo contra Yamato, que al ser impactado por ambos ataques, cayo fuera de combate. — ¡Buen trabajo Lucario! Ahora descansa.- Mencionó Ash regresando a Lucario a su pokebola.


— Oye May, ¿Te apetece un helado? – Preguntó un Ash sonriente.


— Claro Ash, me parece una gran idea.- Respondió la Balance devolviendo la sonrisa.


— De acuerdo vamos.- Dijo abrazando a May


Luego de un rato, llegaron al parque, compraron sus helados y se sentaron bajo la sombra de un árbol, hasta que cayó la noche.

Luego fueron al centro pokemon a cenar, al terminar de cenar se fueron a dormir. Al día siguiente, nuestros héroes, después de desayunar, salieron a dar un paseo por Ciudad Malva, en el cual vieron que se celebraría un concurso pokemon, en el cual, para sorpresa de May, Ash también quiso participar.

Al entrar para inscribirse, como era de esperarse, se encontraron con Drew, y con otro entrenador que se acercó a saludarlos en cuanto Drew se alejó.


— Buenos días ¿Ustedes son Ash Ketchum y May Balance, cierto? – Preguntó el entrenador, quién vestía una playera azul marino, con una chaqueta abierta negra, unos jeans grises y unas tenis negras con azul marino. Y llevaba una mochila negra con detalles blancos. Su tez era blanca, cabello y ojos color marrón.


— Si, somos nosotros, ¿Quién eres tú?- Respondieron los mencionados


— Mi nombre es Blake Mizune, los conozco de las ligas y concursos que han transmitido en televisión, es un placer conocerlos.- Respondió el entrenador. — Oh por cierto, soy de la región de Kanto.- Añadió


— Un gusto Blake.- Respondieron Ash y May.


Luego de presentarse, se inscribieron, y se fueron al parque a preparar sus estrategias, cada uno por su parte.


— Salgan todos.- Exclamó Ash liberando a sus pokemon, menos a Lugia y mewtwo que decidió no utilizarlos en el concurso. Al salir, los 4 pokemon formaron un círculo alrededor de Ash, y éste se sentó en el pasto y comentó a sus pokemon que participarán en un concurso. Luego de un rato pensando, Ash finalmente se decidió.


— Bien amigos, en este concurso haremos lo siguiente. Según nos dijo la presentadora, Lilian, son presentaciones y combates dobles. Así que para las presentaciones usare a Pikachu y Lucario, y para las rondas de combate a Sceptile y Pidgeot ¿Les parece bien amigos?- Dio a conocer Ash su estrategia a sus pokemon.


— A mi me parece bien, Ash.- Respondió Sceptile.

— Yo estoy de acuerdo, Ash.- Contestó Pidgeot.

— Me parece buena idea.- Fue la respuesta de Lucario.

— Que así sea, Ash.- Comentó Pikachu.


Por otro lado May también estaba sentada en el centro de un círculo formado por sus pokemon. Decidiendo con que pokemon participar en la presentación y con cuales en las rondas de batalla.


—De acuerdo amigos, como ya sabemos tanto las presentaciones. Así que, para las presentaciones. Usaré a Eevee y Wartortle, y, para las rondas de batalla a Blaziken y Altaria ¿Les parece bien?


Todos los pokemon asintieron, luego, May los regresó a sus pokebolas y se reunió con Ash.


— Bien, ya tengo mi estrategia lista Ash.- Anunció May

— Genial May, yo también.- Dio a conocer Ash.

— Genial, ¿Qué te parece si tomamos una siesta antes del concurso?- Pregunto la coordinadora.

— Es una buena idea May, vamos.- Respondió Ash con una sonrisa.

Dicho esto, nuestros tortolitos se fueron a su habitación del centro pokemon para tomar una siesta, luego de dos horas de descanso, se tomaron una ducha, y salieron del centro pokemon para ir a tomar un té y luego ir al concurso.


Ya en el sitio del concurso, nuestros héroes se encontraron nuevamente con Drew y Blake. Quienes les dijeron que les darían una paliza en las rondas de combate, si es que llegaban a ellas.


Luego de unos minutos, el concurso comenzó.

Todos los coordinadores realizaron sus presentaciones, al acabar la ronda de presentaciones, Lilian anunció a los ganadores de la primera ronda.


— ¡Los ganadores de la ronda de presentaciones son. May, Blake, Ash, Drew, Jesselina, Harley, Solidad, y Zoey. Veamos como será la primera etapa de las rondas de combate.-


Luego de unos minutos, la pantalla mostró como sería la primera ronda de combates.


(Ash vs Solidad, Blake vs Harley, May vs Zoey y Drew vs Jesselina)


Luego de 20 minutos, la primera etapa de combates termino, y ya quedaron los 4 semifinalistas del concurso.


— ¡Bien, ya tenemos a nuestros finalistas del concurso de ciudad malva, felicidades a Ash, May, Drew y Blake!- Anunció Lilian. — Ahora veamos como se llevaran a cabo las semifinales.- Añadió para finalizar su discurso.


Unos minutos después, la pantalla ya mostraba como serían las semifinales.


(Ash vs Drew y Blake vs May)


— ¡El primer combate de las semifinales será entre Ash y Drew, suerte a ambos!- Anunció Lilia, retirándose del campo de batalla.


— ¡Prepárate para perder, estúpido!- Gritaba Drew desde su lado del campo de batalla.


Ash simplemente lo ignoró y llevo sus manos a su cinturón, mas específicamente, a las pokebolas de Sceptile y Pidgeot.


— ¡Absol, Flygon salgan ahora!- Exclamó el peliverde liberando a sus pokemon.


— ¡Sceptile, Pidgeot hora de pelear! - Exclamó el azabache liberando también a sus pokemon.


Mientras tanto, en un centro pokemon en Sinnoh, Brock y Dawn miraban el concurso por televisión.


— Vaya Brock ¿Desde cuando Ash tiene un Pidgeot?- Preguntó con interés Dawn.

— Vaya, es genial, Pidgeot volvió. Verás Dawn, Pidgeot fue el segundo pokemon que Ash capturó cuando comenzó su viaje pokemon en Kanto. Pero cuando evoluciono, luego de la liga pokemon, Ash lo liberó para cuidar una parvada de Pidgey y Pidgeotto de una parvada de Spearow y Fearow que los atacaban, pero como podemos ver, ya volvió con Ash-. Contó Brock.

— Ya veo, se ve muy fuerte.- Mencionó la coordinadora de Sinnoh

— Lo es Dawn, lo es.- Respondió


Ahora nos encontramos en casa de May y Max. Con Norman, Caroline y Max también, viendo el concurso por TV.


— Vaya, Así que ese es el Pidgeot que Ash contó que tenía, se ve muy fuerte.- Comentaron Max y Norman.


— Es cierto.- Contestó Caroline.


De regreso en el concurso.


—“Menos mal que le pedí a Lugia que le enseñe a Pidgeot a usar Aerochorro, será muy útil”.- Pensaba Ash antes de dar su primera orden. — ¡Pidgeot as aéreo contra Absol, Sceptile hoja navaja contra Flygon!- Ordenó el entrenador de pueblo paleta.

— ¡Absol viento cortante contra Sceptile! ¡Flygon tormenta de arena!- Ordenó el peliverde.


Pidgeot logró, gracias al As aéreo golpear a Absol antes de que realice su ataque, y Sceptile gracias a su gran velocidad llego a golpear a Flygon justo antes de que realice el ataque, debilitándolos un poco.


— Demonios ¡Flygon aliento dragon contra Pidgeot! ¡Absol cola de hierro contra Sceptile!- Ordenó Drew


— “Genial es el momento” ¡Pidgeot aerochorro contra Flygon! ¡Sceptile hoja navaja contra Absol!- Ordenó Ash.


Al colisionar los ataques de Pidgeot y Flygon se genero una gran explosión, que cubrio de humo la sala de concursos, el cuál se disipo luego de unos minutos, revelando los marcadores que estaban igualados.


— ¡Absol pulso de agua contra Pidgeot! ¡Flygon ataque de ala contra Sceptile!- Ordenó Drew.


— ¡Pidgeot evádelo! ¡Sceptile detecta!- Ordenó Ash


Los pokemon de Drew atacaron con todas sus fuerzas, pero, Pidgeot logró evadir el ataque de Absol justo a tiempo, y Sceptile con su detección no tuvo mayores problemas.

Cosa que le resto muchos puntos a Drew.


— Vaya ya queda solo 1 minuto de esta intensa batalla ¿Quién será el ganador?- Comentaba Lilian


— Demonios. ¡Flygon lanzallamas! ¡Absol pulso de agua!- Ordenó irritado el coordinador de Ciudad LaRousse.


— ¡Pidgeot elévate y usa aerochorro! ¡Sceptile rayo solar!- Ordenó Ash.


Los 4 pokemon obedecieron a sus entrenadores, y sus ataques golpearon a sus objetivos, debilitándolos bastante y reduciendo los puntos de ambos entrenadores.


— ¡Sceptile combina ataque rápido y hojas navaja contra Flygon! ¡Pidgeot combina ataque rápido y ataque de ala contra absol!- Ordenó Ash sin dar tiempo de Drew a reaccionar, dejando fuera de combate a sus pokemon en el último segundo.


— ¡Increíble el ganador de este intenso combate es Ash! ¡Felicidades Ash, has pasado a la ronda final!- Anunció Lilian finalizando el combate.


¿Quién ganará el próximo combate?

¿Quién se quedará con el Liston Malva?


Las respuestas a estas y más preguntas en el próximo capítulo



Continuará…
 

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Bien, después de mucho tiempo, llegué con la nueva conti, espero sea de su agrado.

En el capítulo anterior, vimos cómo Yamato dominaba la tecnica que Lucario le enseñaba, caminar sobre el agua utilizando su aura. Luego vimos el combate de práctica entre Ash y Lucario vs May y Yamato. El cual ganó Ash. También vimos como Ash y May se encontraron nuevamente con Drew, y conocieron a un entrenador-coordinador de Kanto llamado Blake.


Capítulo 18: El repentino ataque a Ciudad Florando.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


— Demonios. ¡Flygon lanzallamas! ¡Absol pulso de agua!- Ordenó irritado el coordinador de Ciudad LaRousse.


— ¡Pidgeot elévate y usa aerochorro! ¡Sceptile rayo solar!- Ordenó Ash.


Los 4 pokemon obedecieron a sus entrenadores, y sus ataques golpearon a sus objetivos, debilitándolos bastante y reduciendo los puntos de ambos entrenadores.


— ¡Sceptile combina ataque rápido y hojas navaja contra Flygon! ¡Pidgeot combina ataque rápido y ataque de ala contra absol!- Ordenó Ash sin dar tiempo de Drew a reaccionar, dejando fuera de combate a sus pokemon en el último segundo.


— ¡Increíble el ganador de este intenso combate es Ash! ¡Felicidades Ash, has pasado a la ronda final!- Anunció Lilian finalizando el combate.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx Fin FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


— ¡De acuerdo, pasemos a la siguiente ronda de las semifinales May vs. Blake! ¡Que se presenten los coordinadores!- Anunció Lilian, dando inicio a la segunda ronda de las semifinales.


Una vez dicho esto, May y Blake hicieron acto de presencia en el campo de batalla, se saludaron, y dieron inicio a la batalla.


— ¡Typhlosion, Salamence salgan!- Exclamó el entrenador de Kanto, al liberar a sus pokemon.

— ¡Blaziken, Altaria salgan a escena!- Llamó May a sus pokemon.


— Vaya Typhlosion y Salamence contra Blaziken y Altaria, este será un combate interesante.- Comentó Lilian, para los espectadores.


— ¡Blaziken corte elevado contra Typhlosion! ¡Altaria pulso dragón contra Salamence!- Ordenó May.


Ambos pokemon obedecieron, y realizaron los ataques que May ordenó, dando en sus respectivos objetivos, debilitándolos un poco y disminuyendo los puntos de drew.


— ¡Salamence usa vuelo contra Blaziken! ¡Typhlosion evádelo y usa lanzallamas contra Altaria!- Indicó Blake.

Cada pokemon obedeció las indicaciones de sus entrenadores, causando que sus ataques colisionen, pero, para sorpresa de Blake, y de todos los presentes, la confianza y amor de May para/con sus Pokemon, les brindó más fuerza a estos logrando así que sus ataques superen a los de sus rivales y acabaron impactando a Typhlosion y Salamence, debilitándolos un poco.


— ¡Altaria, usa pulo dra…!- Antes de que May pudiera acabar de indicar el ataque, se escucha una explosión, y todo el edificio comienza a temblar.


La oficial Jenny, quien recibió un menaje del cuartel genera, indicó a espectadores, concursantes, y jurados que evacuaran el edificio, ya que estaba siendo atacado. — ¡De prisa, todos evacuen el edificio, Arcanine y Manectric los guiarán a la salida más cercana!- Indico la oficial liberando a su Arcanine, mientras que otros oficiales liberaban a sus Manectric y Arcanine.


Rápidamente, May regresó a Blaziken y Altaria. Acto imitado por Blake. Luego de esto, la coordinadora de Petalburgo se reunió con Ash. Todas las personas lograron evacuar el edificio a tiempo, al salir, notaron que la ciudad estaba repleta de soldados del Team Magma, Aqua y Rocket. En el cielo, se veían un Salamences, un Charizard y un Flygon, que eran montados por los líderes de dichos equipos.


— ¡¿Otra vez ustedes?! Entiéndanlo, ¡Nunca los tendrán!- Exclamó Ash mientras liberaba a Pidgeot, y subiéndose a su lomo. — Por favor Pidgeot, elévate- Pidió Ash a su segundo pokemon capturado.


— ¡Si ya dejen de molestarnos de una vez!- Exclamó May, liberando a Altaria y subiéndose a su lomo. — Altaria, por favor, únete a Pidgeot-. Pidió May a su pokemon alas de algodón.


Una vez, juntos Ash y May pelaron con Maxie, Archie y Giovanni.


— ¡Pidgeot usa aerochorro, Pikachu rayo!- Ordenó Ash, ambos pokemon obedecieron, y lograron impactar a los rivales.


— ¡Altaria aliento de dragón!- Ordenó May. Altaria obedeció, disparando un rayo de su pica de color verde-amarillento, el cual logra golpear a Salamence debilitándolo un poco.


— ¡No se librarán de nosotros tan fácilmente! ¡Hiper rayo!- Ordenó Maxie a su Salamence.

— ¡Tu también usa hiper rayo!- Ordenó Archie a su Flygon.


— ¡Ataca con aliento de dragón!- Indicó Giovanni a su Charizard.


Los 3 ataques se combinaron a mitad de camino, formando uno mucho mas grande y poderoso, que iba en dirección a Pidgeot y Altaria a gran velocidad



— ¡Esquívenlo!- Ordenaron Ash y May.


Pero, debido a la velocidad y gran tamaño del ataque, los pokemon de nuestros héroes no lograron esquivar el ataque y resultaron gravemente heridos.


—Ash, May por favor bajen, ese ataque nos debilitó mucho, y en estas condiciones no podemos resistir sus pesos, lo sentimos- Pidió Pidgeot con vos débil.


—De acuerdo Pidgeot, bájennos- Aceptó Ash.

Una vez que descendieron, y, que Ash y May se bajaron de sus lomos, regresaron a Pidgeot y Altaria a sus pokebolas para que descansen.


— “Demonios, no quería llegar a este punto, pero no queda opción”-. Pensó Ash — “Lugia, Mewtwo ¿Pueden oírme?”-. Cuestionó Ash para sus adentros.


— “Si Ash ¿Qué sucede?” - Respondieron a su llamada ambos pokemon.


— “Disculpen por molestarlos, pero necesitaré su ayuda aquí afuera, Archie, Maxie y Giovanni volvieron a venir por ustedes, y otra vez están en sus pokemon voladores”- Contestó Ash.


— “Ash, no tienes porque pedir disculpas, ni ayuda, tan sólo envíanos al campo de batalla”- Sugirieron las leyendas.


— “No amigos, si lanzo sus pokebolas en cuanto se materialicen los capturaran, intenten salir ustedes solos y colocarse a mi lado, uno de cada lado”- Pidió Ash.


— “De acuerdo Ash, lo intentaremos” -. Respondieron ambos pokemon.


Unos pocos segundos más tarde, Mewtwo y Lugia ya se encontraban fuera de sus pokebolas, junto a Ash y May.


— May, espera aquí ¿Si? No quiero que corras peligro, nosotros nos encargaremos- Dijo Ash, para luego besar a May, subirse en el lomo de Lugia y dirigirse nuevamente al frente de los lideres de los team Rocket, Magma y Aqua, seguidos de Mewtwo.


— ¡Pero Ash!- Exclamó May, en vano. — “Por favor, ten cuidado”- Pensó con mucho

miedo de lo que pueda ocurrirle al azabache.


— “Mewtwo, por favor, estate alerta, y asegúrate de que May no corra peligro ¿Si?- Pidió el azabache.


— “Si Ash, tranquilo, ahora ocupémonos de esos tontos”- Respondió Mewtwo.


— “De acuerdo, usa onda mental, y tu Lugia usa aerochorro”-. Dicho esto, Mewtwo comenzó a crear un campo de energía psíquica a su alrededor y al cabo de unos segundos, la liberó en dirección a los pokemon enemigos. Por otro lado, Lugia creó una esfera de energía naranja frente a su boca.


—“Perfecto Lugia, ahora mantenlo así, y en cuanto te diga lánzalo. ¿Si? Tengo un plan”- Anunció Ash.


— “De acuerdo Ash”- Respondió el pokemon psíquico/volador.


— ¡Esquívalo! – Ordenaron los tres líderes.

Cuando Salamence, Flygon y Charizard, se encontraban lo suficientemente cerca como para que el aerochorro de Lugia los golpee a los tres al mismo tiempo, Ash ordenó a Lugia lanzar el ataque, el cuál llegó justo a tiempo, e impactó a los 3 pokemon, logrando dejar fuera de combate a Charizard y Flygon, y Debilitando mucho a Salamence.


— ¡Maldición! ¡Salamence hiper rayo a máximo poder! A punta a ese mocoso maldito- Ordenó Maxie, susurrando lo último en el oído de Salamence.


Salamence obedeció, disparando un hiper rayo con todo su poder, el cual golpeó a Ash, lanzándolo por los aires.


— ¡Ash! – Exclamó May, horrorizada, comenzando a correr en dirección a donde Ash estaba cayendo, empezando a llorar, dejando muchas lágrimas en el camino.


— ¡Ash! – Exclamaron Lugia y Mewtwo muy enfadados, por el acto realizado por Maxie.


— “¡Mewtwo usa tus poderes psíquicos para detener la caída de Ash, si cae desde esta altura y a esa velocidad morirá! Y luego llévenlo con May a un centro pokemon. Yo me encargo del líder del Team Aqua, luego los alcanzo” Pidió Lugia al pokemon clon.


— “Entendido Lugia, no dejes que te capturen”- Aceptó Mewtwo, para luego realizar lo

pedido por la bestia de los mares


Dicho esto, Mewtwo usó sus poderes psíquicos para detener la caída de Ash y para acercar a May, luego, de este mismo modo, llevaron a Ash al centro pokemon.


— ¡Enfermera Joy!- Llamó la coordinadora a la encargada del centro pokemon


— ¿Qué suced…? ¡Oh por dios! ¡¿Qué le ocurrió a ese chico?!- Preguntó la enfermera Joy, sorprendida por las heridas de Ash.


— A mi novio lo ataco el líder del Team Magma con un hiper rayo de su Salamence- Informó May


— Santo cielo, permíteme, haré todo lo que esté a mi alcance- Dijo la enfermera, llevando a Ash a la sala de urgencias, poco tiempo después Lugia llegó al centro pokemon, bastante herido y se reunió con May y Mewtwo.


— ¡Lugia! ¿Estas bien?- Cuestiono la oji-zafiro, al ver el aspecto de Lugia.


— “Si May, tranquila, sólo estoy un poco cansado”- Contestó Lugia.


— De acuerdo Lugia.- Respondió la coordinadora. — “Demonios, olvidé tomar sus pokebolas del cinturón de Ash”- Dijo para sus adentros la joven.


Al cabo de unas horas, la enfermera Joy regresó.


— Bien, tu novio está un poco mejor, pero tardará en recuperarse por completo. Ahora dime, ¿Por qué lo atacó ese hombre?- Preguntó la enfermera.


— “Porque venía tras nosotros”- Respondieron Lugia y Mewtwo telepáticamente.


— Y ¿Por qué dos pokemon como ustedes, están con un humano?- Preguntó Joy sorprendida.


— “Eso es muy simple. Porque lo elegimos como nuestro entrenador, ya que él es el único ser humano que conocemos, que es noble, que tiene buen corazón y que no tiene malas intenciones, y hemos estado observándolo por largo tiempo, y vimos que no trata a tus pokemon como mascotas, sino que los trata como amigos, como si fueran parte de su familia, por eso, lo hemos citado a la Cascada Meteoro, porque queríamos que el fuera nuestro entrenador y amigo, porque queríamos ser parte de su familia también. Y todo esto, porque nos encontramos y hemos estado hablando por mucho tiempo y llegamos a la conclusión de que ambos queríamos ser los pokemon de un entrenador, de un entrenador con las características de Ash” – Informó Lugia.


— Vaya, eso es increíble. Bien, ahora debo atender a otros pacientes. Si lo desean, pueden pasar a verlo- Anunció Joy, para luego retirarse


— Bien. Lugia, Mewtwo vamos a ver a Ash ¿Les parece?- Preguntó la coordinadora de Petalburgo.


— “De acuerdo, vamos” – Respondieron las leyendas.


Dicho esto, May y ambos pokemon ingresaron a la sala donde se encontraba Ash.


Mientras tanto, en la remota región, Sinnoh, un criador y una coordinadora, a quienes conocemos como Brock y Dawn, regresaban de otro concurso, de cual, la coordinadora resultó ganadora.


— Oye Dawn, estoy preocupado por Ash, hace mucho tiempo que no sabemos nada de él. ¿Crees que debería llamarlo?- Preguntó el criador.


— Pues, yo también estoy preocupada, así que me parece que es una buena idea- Respondió la coordinadora.


Dicho esto, Brock llamó al PokeNav de Ash, sin obtener respuesta alguna.

— No responde, que extraño, creo que llamaré a casa de May y Max- Dicho esto, Brock llamó a la residencia Balance, donde, al cabo de unos segundos respondieron a su llamada.


— Residencia Balance ¿Quién habla?- Cuestionó una voz femenina del otro lado del teléfono.

— Hola señora Caroline, soy Brock ¿Cómo ha estado?- Contestó el criador

— ¡Hola Brock! Cuanto tiempo. Muy bien ¿Y tu?- Respondió la madre de May y Max.

— Muy bien señora. ¿Ash aún se encuentra en su casa?- Preguntó Brock demostrando su preocupación.


— Pues, no Brock, él y May partieron hacia Kanto hace tiempo para pasar algo de tiempo con su madre y sus pokemon. Pero, hace dos días May me llamó y me dijo que estaban en Johto, en ciudad Florando, ¿Por qué no intentas llamarlos al centro pokemon de esa ciudad? – Informó Caroline


— De acuerdo señora, muchas gracias, por favor déle mis saludos al señor Norman- Agradeció Brock para luego cortar.


Luego de esto, Brock y Dawn se dirigieron al centro pokemon más cercano, al llegar…


— Enfermera Joy, ¿Podría, por favor, comunicarme con el centro pokemon de Ciudad Florando, en Johto?- Pidió Brock, amablemente.


— Claro, sígueme, por aquí- Aceptó la enfermera.


Luego de unos segundos, Brock, Dawn y la enfermera Joy llegaron a lo videófonos, y esta ultima marcó el número del centro pokemon de Ciudad Florando.


¿Podrá Brock comunicarse con Ash y May? ¿Se recuperará Ash del ataque que recibió por parte del Salamence de Maxie? ¿Qué sucederá con nuestros héroes?


Las respuestas a estas y más preguntas en el próximo capítulo.



Continuará…
 
Arriba Pie